Page 1

20142017

permanente

de formaciรณn

provincial

Plan

PPFP


CONTEXTO El XXI Capítulo general propone revisar los programas de formación permanente para ayudar a comprender mejor la identidad del hermano marista en el mundo de hoy, y promover un crecimiento integral en las dimensiones humana y espiritual (cfr. Doc. XXI Cap. gral., p.35). También da algunas pistas: “Apostamos por procesos y experiencias de formación conjunta, que garanticen una buena formación que nos ayude a ser fieles a las intuiciones de nuestro fundador” (Doc., p. 20) El IV Capítulo provincial ofrece una línea de acción que el Consejo recoge como prioridad: “Potenciar procesos de conversión personal y comunitaria, a través del cultivo de la interioridad, que nos lleven a desterrar el individualismo, a una apertura al entorno y a una espiritualidad encarnada”. El Consejo provincial de Ibérica, en su sesión de julio de 2013, celebrada en Benalmádena, establece dentro de las Prioridades provinciales, una estrategia para 2013-2014 en estos términos: “Diseñar un nuevo plan provincial de formación en el que se priorice el cultivo de las interioridad”. El Plan que aquí presentamos se elabora en respuesta a esas llamadas.

MOTIVACIÓN Adelante, escucha, sueña, camina (la torta cocida y la jarra de agua) “Un ángel le tocó y le dijo: Levántate y come. Elías miró y vio a su cabecera una torta cocida, aún caliente, y una jarra de agua. Comió, bebió y se volvió a dormir. De nuevo

2014-2017

Marco general

plan provincial de formación permanente

A.

3


el ángel del Señor le tocó y le dijo: Levántate y come, pues te queda todavía un camino muy largo. Él se levantó, comió y bebió; y con la fuerza de aquel alimento anduvo cuarenta días y cuarenta noches hasta el monte de Dios, el Horeb” (I Reyes 19, 6-8). Podemos leer este pasaje bíblico como metáfora de nuestro propio proyecto de vida, que es caminar siempre, hasta “llegar a ser adultos en Cristo. De ahí la necesidad de una formación permanente que se prolongue toda la vida y abarque todas sus dimensiones” (C. 110). Nuestra formación dura toda la vida La formación es un proceso que dura toda la vida. No se limita a los años en los que uno se prepara para la primera profesión o la consagración definitiva. Formarse es algo que nunca acaba, o mejor aún: algo que comienza con la primera llamada del Señor y concluye al final de la vida. Por eso mismo es necesario hablar de una formación nunca terminada. (cfr. Juan Pablo II, Vita Consecrata 65-69) La propuesta que ofrecemos de formación permanente quiere ser un instrumento, un medio y un recurso experiencial que ayude a cada marista, hermano y seglar, a crecer como creyente seguidor de Jesús. Además de tender hacia una meta siempre en ascenso, la formación hace referencia a toda la persona, que está en constante devenir, buscando una madurez siempre por completar. Por otra parte, la sociedad, sobre todo en estos tiempos, vive en una permanente dimensión de cambio que nos exige apertura de corazón y pide de nosotros “una renovación continua.” (cfr. Guía 358) Vitalidad y formación Somos conscientes de nuestra realidad provincial actual, tocada por la disminución numérica y el envejecimiento, si bien es claro que el carisma de Marcelino está compartido por un número creciente de laicos comprometidos. Esta realidad puede interpretarse en clave de signo providencial: “el pequeño rebaño está invitado a recuperar su propia tarea esencial de levadura, de fermento, de signo y profecía” (Civcsva 2002. Caminar desde Cristo - Un renovado compromiso de la vida consagrada en el tercer milenio, 13).

4


Como bien sabemos, el primer responsable de la formación personal es cada uno de nosotros. No hay que restar importancia a las ayudas, el apoyo y los planes, pero al final la respuesta personal late en el fondo de cada corazón. Ya desde la formación inicial se nos dice que “bajo la acción del Espíritu Santo y con la ayuda de los formadores cada uno es el artífice principal de su formación” (C. 95). Es una tarea que no podemos eludir despreocupadamente: “tenemos el grave deber de continuar la formación para responder a las llamadas de Dios siempre nuevas” (C. 110). Esta formación exige, por tanto, una fuerte responsabilidad personal. Se pide a cada uno comprometerse con el itinerario, ya que el centro del plan formativo se sitúa en la propia persona, en el ámbito de la fe y de la espiritualidad cristiana, la experiencia vocacional y el descubrimiento y profundización marista. Para ello es importante y necesaria la personalización, y ésta se nutre de la interioridad. Renovación constante para tiempos de cambio continuo Hemos hablado de cambios. Cambios se han producido siempre, como dinámica inexorable de la historia, pero hoy muchos tienen sensación de cambio acelerado, de una realidad que se transforma con un ritmo a veces frenético, complicando las posibilidades de adaptarse a las circunstancias con serenidad. Frenar el vértigo, interiorizar, fijar el norte en Cristo y “volver al corazón, de nuestra vida de hermanos, de consagrados religiosos, para llegar a ser memoria evangélica para el mundo” (Doc. XXI Cap. gral., p.19), ésa es la cuestión. Así mantendremos viva la llama de la renovación: “Una seria formación permanente ayudará para un camino auténtico de renovación en los institutos de vida consagrada, que depende principalmente de la formación” (Caminar desde Cristo, 14).

2014-2017

Cada uno, protagonista y responsable bajo la acción del Espíritu

plan provincial de formación permanente

Entramos en el tiempo nuevo, el del Resucitado, que trasciende los límites de la edad. No es una cuestión de optimismo ni de pesimismo, sino una apelación a la virtud teologal de la esperanza. En ese sentido, encontramos una llamada significativa en nuestras Constituciones: “La vitalidad de nuestra familia religiosa y la fidelidad a su misión, dependen, en gran parte, de la formación de sus miembros” (C. 95).

5


QUÉ ENTENDEMOS POR FORMACIÓN PERMANENTE En lugar de articular una definición, recordemos algunas ideas esenciales. Las Constituciones aluden a la formación permanente como un elemento necesario que nos ayude en nuestro esfuerzo por llegar a ser adultos a la medida de Cristo (cfr. C. 110). Nos dicen, también, que debemos “continuar la formación permanente para responder a las llamadas de Dios siempre nuevas, y vivir más fielmente nuestra vocación en compañía de los hermanos” (C. 110). La Iglesia –como antes hemos visto- nos habla de camino que ha de durar toda la vida, comprometiendo toda la persona, corazón, mente y fuerzas; y alude a la formación como modo teológico de pensar la misma vida consagrada (cfr. Caminar desde Cristo, 15). Nuestra formación abarca aquellas acciones que tienen como finalidad una mejor capacitación para desarrollar la propia vocación y misión. La formación es conversión a la Palabra de Dios, es ir cambiando actitudes para mejor acoger la Palabra, para dejar que nuestra vida se conforme cada vez más con la de Cristo. La Guía de Formación nos dice que ésta es, fundamentalmente, una cuestión de conversión del corazón (cfr. 362). En Vita Consecrata leemos que la formación ha de llevar a la conversión, a una transformación de la mente y del corazón, según la mente y el corazón de Cristo. (cfr. 109) Dentro de nuestra formación personal y permanente, el plan de formación provincial va encaminado a incidir en aquellos elementos institucionales y provinciales que se detectan como prioritarios, bien por su importancia, bien porque se ven como aspectos que queremos abordar y fortalecer en un tiempo determinado. La buena realización del plan provincial de formación permanente traerá como fruto una mayor vitalidad y una vida fraterna más auténtica.

OBJETIVOS Una única meta de formación: entregar nuestra vida a Dios La meta irrenunciable de la formación en la vida consagrada, y por lo tanto en la vida

6


Objetivos específicos El Plan provincial de formación no pretende, ni mucho menos, rebajar este “objetivo unificador” de nuestra formación, sino concretarlo para darle cumplimiento. Este plan se inspira en las prioridades provinciales y surge como un mandato de ellas. De ahí que tenga estos objetivos específicos: 1. Favorecer el cultivo de la interioridad. 2. Profundizar en el conocimiento de nuestra espiritualidad marista, “bebiendo el agua de nuestro propio pozo”. (cfr. Prov 5, 15) 3. Actualización de nuestra vida religiosa. A través de estos objetivos estamos invitados todos a vivir un proceso de transformación interior y de crecimiento personal.

METODOLOGÍA Adaptación a los destinatarios La Guía de Formación propone una atención orientada a las diferentes etapas de la vida del hermano (joven adulto, mediana edad, hermano mayor) haciendo una distribución aproximativa por edades. La praxis formativa de nuestra Provincia, unida a los

2014-2017

Testigos de Jesús desde nuestras comunidades, nuestra vida mira a la evangelización de los niños y jóvenes, siguiendo a Marcelino que sintió la llamada a formar religiosos para educar cristianamente a los niños y jóvenes (cfr. C. 81). Es un reto al que hay que dar respuesta con ánimo y esperanza, incluso en tiempos de intemperie. Y un reto especial que demanda nuevas respuestas en estos momentos de la vida de la Provincia, cuando cada año crece el número de hermanos que afrontan la jubilación.

plan provincial de formación permanente

marista, es “formar hombres capaces de entregar toda su vida a Dios” (C. 95). La Guía de Formación señala que la formación permanente tiene una doble finalidad: el desarrollo de la persona y la construcción del Reino de Dios; y matiza, “la primera va ordenada a la segunda” (Guía, 358). Hacia esa meta caminamos juntos en comunidad.

7


procesos evolutivos de las personas y la realidad del colectivo de hermanos, nos llevan a considerar en el presente Plan tres grupos generales de destinatarios: - Hermanos menores de 45 años - Hermanos entre 45 y 65 años - Hermanos mayores de 65 años Criterios que pueden tenerse en cuenta: a) mantenerse en el grupo inicial del trienio; b) aplicación flexible de las edades, siguiendo las propias mociones interiores del hermano. Formación en clave de conversión La formación ha de entenderse primariamente como cambio del corazón, conscientes de la necesidad de una conversión “que ha de recomenzarse siempre” (C.160). El XXI Capítulo general nos recuerda que “es Dios quien nos convierte, si existe apertura de mente y corazón” (Carta p.15). Por eso entendemos que en la propuesta metodológica de la formación tiene que haber una llamada constante a la conversión. El valor de lo experiencial La práctica formativa de estos últimos años nos mueve a valorar la dimensión de lo experiencial en las propuestas de formación, tanto en el plano personal como en los testimonios compartidos. En esa línea deseamos continuar durante el tiempo de desarrollo de este Plan. Apoyo en la comunidad “La comunidad es el lugar privilegiado donde se ejerce la corresponsabilidad en la formación permanente en cada uno de sus miembros” (C. 110.1). Puede haber carencias y desajustes a la hora de la verdad, pero no se debe desestimar ese elemento comunitario. Hay que tratar de llevar la cuestión de la formación a los Proyectos de Vida Comunitaria, aunque sea de manera sencilla. Eso puede contribuir a unificar y dar continuidad

8


Las Constituciones insisten en la utilización de los medios ordinarios en nuestra formación: estudio personal, oración perseverante, revisión de vida a la luz del evangelio y experiencia adquirida, diálogo con los superiores, acompañamiento espiritual, enriquecimiento en la convivencia comunitaria (cf. C. 110). El Magisterio nos dice que tenemos que aprender a dejarnos formar por la vida de cada día, por las cosas de siempre, ordinarias y extraordinarias, por el cansancio apostólico, en la alegría y el sufrimiento, hasta el momento de la muerte. (cfr. Caminar desde Cristo, 15) Acompañamiento En nuestras reflexiones aparece una y otra vez la cuestión del acompañamiento como paradigma en el que se decide mucho del fruto de la formación. Hay que seguir soñando, experimentando, abriendo cauces para mejorar ese seguimiento: “Se considera, cada vez más, que el acompañamiento es un medio provechoso para el desarrollo humano y espiritual. Si queremos que sea efectivo, hemos de practicarlo con regularidad”. (Agua de la roca, 85)

NÚCLEOS FORMATIVOS Un programa para toda la persona Lo que se piensa en cuestión de formación va orientado a la totalidad de la persona: ”Se necesita un programa que tienda no solamente a la formación de la inteligencia, sino de toda la persona, principalmente en su misión espiritual, para que todo religioso pueda vivir en plenitud su propia consagración a Dios, en la misión específica que Dios le ha confiado” (Guía, 361). Lo cual no significa que haya que abarcar exhaustivamente todos los aspectos concernientes a la vida de un religioso marista. Se trabaja desde una determinada priorización

2014-2017

Aprender a formarse en lo cotidiano

plan provincial de formación permanente

a la propuesta provincial a lo largo del año, evitando contemplarla como una oferta de acciones formativas puntuales e inconexas.

9


de objetivos, abordando los temas desde cuatro planos: antropológico (crecimiento armónico de la persona), bíblico-teológico (prisma de la historia de la salvación), marista (nuestros orígenes y nuestra espiritualidad), y pastoral (participación en la construcción del Reino) Lo esencial siempre presente La gran tarea que tiene hoy la vida religiosa por delante es identificar los elementos irrenunciables de su proyecto de vida. Y en eso, en los elementos irrenunciables, es en lo que tiene que centrarse y concentrarse la formación, tanto permanente como inicial. Sin esos elementos, la identidad será una “identidad líquida”, en cuanto el sentido de pertenencia pierde cohesión y los límites del “yo” corren el riesgo de ser, cada día más, excesivamente flexibles. (cfr. Felicísimo Martínez, Situación actual y desafíos de la vida religiosa, Frontera Hegian 44, p. 55 y ss). Un plan equilibrado de formación tiene en cuenta tanto las necesidades específicas del grupo como los elementos básicos que nunca se han de descuidar. A partir de estos dos criterios proponemos núcleos temáticos que no podemos dejar de lado. La formación orientada a la interioridad favorece estos núcleos temáticos, y van en la línea que seguía nuestro Fundador, que “en la formación de los Hermanos insistía, con frecuencia, sobre la oaración, a la que llamaba el punto capital” (C. 68). En la reflexión teológica actual sobre la vida religiosa, hay tres elementos que se identifican como característicos de la vida consagrada hoy: la espiritualidad, la vida fraterna en comunidad, y la misión. Concreción de temas formativos Como antes hemos adelantado, el Plan provincial de formación permanente contempla, para el trienio 2014-2017, los dos campos derivados de las Prioridades provinciales: - Cultivo de la interioridad, como línea transversal. - Profundización en la espiritualidad marista, con la perspectiva de que el año 2017 se celebra el bicentenario del Instituto.

10


Formación integral Las Constituciones dicen –y así lo recoge la Guía de Formación al hablar del desarrollo de la persona- que los Superiores mayores “proporcionarán a cada uno los medios para continuar y actualizar su formación espiritual, doctrinal y profesional” (C. 109). El Plan provincial contempla elementos esenciales a la formación. Evidentemente, dada la creciente complejidad de los marcos de evangelización actuales, el hermano -en diálogo con los superiores- tiene la posibilidad de acudir, además, a otras fuentes, bien sea con carácter extraordinario, o bien beneficiándose de las propuestas que hay al alcance de la mano en su entorno.

DESARROLLO Tiempos de intervención formativa Si la formación es una experiencia personal continua, también hay que señalar que hay momentos específicos en que se acentúa el carácter grupal y el sentido de comunidad provincial, donde se une el trabajo de contenidos con la convivencia y la celebración del encuentro. Esos momentos son de diversos tipos: encuentros generales por franjas de edades, encuentros zonales por edades, encuentros de comunidades por zonas, las juntas de superiores, el retiro anual, las jornadas provinciales, cursos para la etapa de jubilación, programas interprovinciales organizados por el Consejo general, etc. Formación compartida En el mensaje final del Proceso de discernimiento sobre la vitalidad y viabilidad de nuestras comunidades se declaraba: “Nuestra Provincia apuesta por hermanos que vivan centrados en Dios desde su consagración y el cultivo de su espiritualidad, en comunión con los laicos”.

2014-2017

- Temática apropiada sobre la vida religiosa, en seguimiento de la llamada de la Iglesia, que va a dedicar el año 2015 a la vida consagrada.

plan provincial de formación permanente

A lo cual cabe añadir:

11


El documento En torno a la misma mesa –recogiendo palabras del XX Capítulo generaldice que “la identidad específica de hermano y laico marista se clarifica y enriquece al compartir vida, espiritualidad, misión y formación” (ETMM, 17). En la formación provincial hay encuentros conjuntos en que conviven laicos y hermanos: grupos maristas de encuentro, grupos de formación compartida, encuentro anual de fraternidades con invitación a hermanos, retiro anual para hermanos y laicos, la formación de los hermanos entre 45 y 65 años abierta al laicado, y otros. Formación de los superiores “Incumbe a los superiores mayores facilitar la formación necesaria a los hermanos que ejercen el servicio de la autoridad” (C. 109.2). El Plan provincial de formación permanente incluye los aspectos que se quieren apoyar en este ámbito y que pueden ayudar a los superiores en su misión de liderazgo, en la animación de los hermanos y el impulso del proyecto de vida comunitaria. Retiro anual “Anualmente hacemos retiro espiritual durante una semana, según las indicaciones del Hermano Provincial” (C.73.2). El retiro anual es un tiempo de gracia que nos brinda la ocasión de reavivar en nosotros el espíritu de la consagración. En el Plan de formación se recogen orientaciones, ritmo y temática de los retiros que la Provincia organiza para los Hermanos. Acompañamiento y preparación para la jubilación Un momento particularmente delicado y retador en la vida del hermano es cuando llega el momento de dejar el trabajo activo en la misión educativa de las escuelas. Es importante entonces “que cada hermano encuentre un apostolado adecuado que le permita sentirse útil e irradiar la alegría y el testimonio de la entrega” (Guía, 407). El Plan provincial de formación prevé acciones de apoyo y sensibilización para los hermanos que se hallan en esta etapa, con el fin de afrontarla de una manera tranquila y creativa, que les ayude a vivir en plenitud su vida personal y como consagrados.

12


TEMPORALIZACIÓN El presente Plan provincial de formación permanente se elabora para un período de tres años. La propia dinámica de cambio que se vive en los actuales momentos desaconseja contemplar plazos más amplios. Ésas son las líneas de trabajo que proponemos para el período 2014-2017. Que María, fuente e inspiración de renovación y guía en nuestro caminar, nos acompañe en este empeño.

2014-2017

Junto al plan general para hermanos mayores de 65 años, la Provincia ofrece un acompañamiento complementario para los hermanos de Santa María de Lardero y Nuestra Señora de la Roca, sobre la base de la espiritualidad, el intercambio, la humanización de la salud y asesoría terapéutica, el seguimiento de la marcha del Instituto y la Provincia, y la confraternización. Un Equipo de coordinación de hermanos mayores, que interactúa con la Comisión de vida consagrada, desarrolla anualmente un plan de atención específica en ambas comunidades.

plan provincial de formación permanente

Formación en las casas de hermanos mayores

13


B.

Intervenciones formativas Formación por edades HERMANOS MENORES DE 45 AÑOS

CURSO 2014-2015: LA VIDA CONSAGRADA – RETO Y PROFECÍA Objetivos: - Dar pistas a los hermanos para poder afrontar este momento de la vida en el que surgen preguntas a nivel existencial y replanteamientos vocacionales.

- Potenciar la dimensión carismática y personal, asumiendo la propia responsabilidad vocacional más allá de la dimensión institucional más estructurada.

- Transmitir con nuestro ser de consagrados los valores del Reino.

Encuentro 1: La crisis de la mediana edad en la vida religiosa. Encuentro 2: Nuevos retos de nuestra misión. Encuentro 3: Profecía de la vida religiosa. CURSO 2015-2016: EXPERIMENTAR LA FRATERNIDAD COMO LUGAR TEOLÓGICO Objetivos: - Profundizar en la relación entre una vida sana, una psicología sana y una espiritualidad sana.

14


- Visitar comunidades religiosas que cuidan de manera especial su vida de oración y sean reflejo en su fraternidad y compromiso por el Reino. Encuentro 1: La oración me lleva al hermano. Oración encarnada. Encuentro 2: Hogar y hostal. Ángeles y demonios de la vida comunitaria. Encuentro 3: Un estilo de vida en común. (Proyección de futuro compartiendo el testimonio de una comunidad renovada). CURSO 2016-2017: EN TORNO A LA MESA DE LA VALLA Objetivos: - Conocer las últimas investigaciones sobre nuestros orígenes.

- Estudio del proyecto de nuestras nuevas Constituciones.

- Lectura y comentario de algún texto nuevo sobre actualización de nuestra espiritualidad marista.

- Comprometernos en nuestra renovación de ser hermanos hoy.

Encuentro 1: Conocer nuevos aspectos de nuestros orígenes a partir de los últimos estudios históricos realizados. Encuentro 2: Información sobre el proyecto de nuestras nuevas Constituciones, haciendo hincapié en los elementos de renovación. Vida de familia. Encuentro 3: Presentación de elementos originales y propios de nuestra espiritualidad. Una nueva forma de ser hermano. Responsable: el propio grupo de hermanos, junto con el hermano coordinador de esta etapa. Agentes:

ponentes que busca la CVC.

Seguimiento: el Hermano Provincial y CVC.

2014-2017

- Potenciar la fraternidad de las pequeñas virtudes actualizadas, que nos ayuden a hacer comunidades más evangélicas.

plan provincial de formación permanente

15


HERMANOS ENTRE 45 Y 65 AÑOS CURSO 2014-2015: LA VIDA CONSAGRADA – RETO Y PROFECÍA Objetivos: - Dar claves a los hermanos que repercutan en un mayor deseo de dedicar espacios y tiempos a la experiencia silenciosa de Dios

- Redescubrir el valor de la disponibilidad y generosidad entregada de los votos como medios de hacer crecer la Buena Noticia.

- Potenciar la vivencia de los valores del evangelio, como medio de ir construyendo un mundo más justo, humano y fraterno.

Encuentro 1: La vida interior, clave del consagrado. Taller de lectio divina. Encuentro 2: Entregados por el Reino (votos). Encuentro 3: Testigos de nuevos valores. CURSO 2015-2016: EXPERIMENTAR LA FRATERNIDAD COMO LUGAR TEOLÓGICO Objetivos: - Insistir en las claves teológicas y espirituales que dan sentido a la vivencia comunitaria.

16

- Ayudar a los hermanos a comprenderse dentro de la dinámica de relaciones que se dan en una comunidad, y a comprender a otros hermanos que se hallan en una etapa vital diferente.

- Ofrecer luz sobre algunas dificultades personales que influyen en la dinámica comunitaria: falta de sueño, timidez excesiva, falta de asertividad, alcoholismo, activismo, enamoramiento, etc.

- Potenciar la vida comunitaria como medio de crecimiento humano y espiritual.


Encuentro 3: Exposición de una comunidad religiosa “inspiradora” de fraternidad. CURSO 2016-2017: EN TORNO A LA MESA DE LA VALLA Objetivos: - Conocer las últimas investigaciones sobre nuestros orígenes.

- Estudio del proyecto de nuestras nuevas Constituciones.

- Lectura y comentario de algún texto nuevo sobre actualización de nuestra espiritualidad marista.

- Comprometernos en nuestra renovación de ser hermanos hoy.

Encuentro 1: Conocer nuevos aspectos de nuestros orígenes a partir de los últimos estudios históricos realizados. Continuadores de Marcelino hoy. Encuentro 2: Información sobre el proyecto de nuestras nuevas Constituciones, haciendo hincapié en los elementos de renovación. La vida en sencillez. Encuentro 3: Presentación de elementos originales y propios de nuestra espiritualidad. Abandono, compromiso y Nisi Dominus. Responsable:

el Hermano coordinador de esta etapa.

Agentes:

ponentes que busca la CVC.

Seguimiento:

el Hermano Provincial y CVC.

2014-2017

Encuentro 2: Ángeles y demonios de la vida comunitaria. La mediocridad, el acomodarse, etc.

plan provincial de formación permanente

Encuentro 1: Oración y fraternidad.

17


HERMANOS MAYORES DE 65 AÑOS CURSO 2014-2015: LA VIDA CONSAGRADA- RETO Y PROFECÍA Objetivos: - Ofrecer un contenido actual y “contextualizado” a lo que supone en la tercera edad ser pobre, casto y obediente.

- Reforzar el sentido liberador de los consejos evangélicos, como medios para reflejar los valores del Reino.

- Identificar las dificultades y las oportunidades que supone vivir en castidad, pobreza y obediencia después de los 65 años.

- Acoger los votos como un regalo de Dios que nos estimula a seguir caminando gozosos y fieles en la vivencia de nuestra vocación.

Encuentro 1: Pobreza o el arte de no llenarse de lo innecesario. Encuentro 2: Castidad o el arte de afinar el corazón. Encuentro 3: Obediencia o el arte de afinar el oído. CURSO 2015-2016: EXPERIMENTAR LA FRATERNIDAD COMO LUGAR TEOLÓGICO Objetivos: - Identificar las dificultades, culpabilidad, rigideces, miedos, imágenes insuficientes de Dios, ídolos que impiden un avance en la vida espiritual.

- Conocer nuevos modos, métodos, materiales que favorezcan el cultivo de la interioridad.

- Animar a desarrollar la vivencia de las virtudes claves del cristiano.

Encuentro 1: Oración, soledad y vida fraterna. Encuentro 2: Ángeles y demonios de la vida espiritual tras la jubilación. Encuentro 3: El empleo del tiempo para crecer en fe, esperanza y caridad.

18


- Estudio del proyecto de nuestras nuevas Constituciones.

- Lectura y comentario de algún texto nuevo sobre actualización de nuestra espiritualidad marista.

- Comprometernos en nuestra renovación de ser hermanos hoy.

Encuentro 1: Conocer nuevos aspectos de nuestros orígenes a partir de los últimos estudios históricos realizados. Encuentro 2: Información sobre el proyecto de nuestras nuevas Constituciones, haciendo hincapié en los elementos de renovación. Fieles y renovados en el carisma. Encuentro 3: Presentación de elementos originales y propios de nuestra espiritualidad. Formados en la escuela de María. Responsable: el Hermano coordinador de esta etapa. Agentes:

ponentes que busca la CVC.

Seguimiento: el Hermano Provincial y CVC.

NOTA: Todas las franjas trabajan en el curso 2016-2017 temas semejantes. Sugerimos cambiar la dinámica en algún encuentro para que la reflexión sea por zonas integrando todas las edades.

2014-2017

Objetivos: - Conocer las últimas investigaciones sobre nuestros orígenes.

plan provincial de formación permanente

CURSO 2016-2017: EN TORNO A LA MESA DE LA VALLA

19


Juntas de superiores Objetivos: - Apoyar a los superiores en su misión de animación de la comunidad.

- Acompañar los Proyectos de Vida Comunitaria.

- Favorecer la convivencia y el compartir entre los superiores.

Temporalización: Habrá tres sesiones en el año, de dos días. Metodología:

Experiencial

Formativa

Compartir en pequeños grupos y en la asamblea

Oración de la tarde cuidada especialmente

Concreción y practicidad. Ses. 2014-2015 2015-2016

20

2016-2017

- PVC y líneas de fuerza para - PVC y líneas de fuerza para - PVC y líneas de fuerza para el año el año el año - Búsqueda de un nuevo - Aspectos para crecer en - Carisma de Marcelino hoy estilo de animación comula vida comunitaria (lugar - Testimonio de carisma nitaria teológico) compartido - Testimonio de vida interior - Testimonio de vida comunitaria

- Comunidad “en salida” y - Vida comunitaria y sencillez - La vocación de hermano liderazgo compartido - Testimonio de vida hoy - Testimonio de vida interior comunitaria - Testimonio de carisma compartido

- Misión de la persona que lidera - Evaluación de las Juntas del año y ecos de los PVC como herramienta de construcción comunitaria. - Convivencia final

- Comunidades abiertas a compartir - Evaluación de las Juntas del año y ecos de los PVC como herramienta de construcción comunitaria. - Convivencia final

- Maristas del siglo XXI - Evaluación de las Juntas del año y ecos de los PVC como herramienta de construcción comunitaria. - Convivencia final


El plan de encuentros zonales busca dar consistencia a los encuentros entre comunidades presentando una estructura propia para estos encuentros: - Media jornada formativa en el primer trimestre. - En el segundo trimestre una jornada en ambiente de retiro. - El tercer encuentro será de carácter convivencial. Objetivos generales - Celebrar la vida marista que hay en nuestra zona. - Convivir entre nosotros, comunicarnos en un plano formativo con temática relativa a la vida religiosa. - Formarnos y sensibilizarnos en aquellos aspectos que la Provincia considera necesario. - Ser receptivos ante formas concretas de vida religiosa y cuestiones prácticas que pueden ayudarnos a vivir con más coherencia. Objetivos para el período 2014-2017 - Comunicarnos con los miembros del Consejo general que nos visitan y recibir formación e información de ellos. - Prepararnos para el bicentenario de la fundación del Instituto. - Aportar, según la dinámica que se nos indique, nuestras reflexiones sobre las nuevas Constituciones. - Sensibilizarnos ante el problema que implica la crisis en muchos hogares, entre los que se encuentran los de nuestros alumnos. - Conocer cómo es el empleo del dinero en nuestra Provincia en este contexto (Solidaridad provincial).

2014-2017

Estructura de funcionamiento

plan provincial de formación permanente

Encuentros de comunidades por zonas

21


- Reflexionar sobre cómo influyen los medios de comunicación en la calidad de la vida religiosa a nivel personal y comunitario. - Buscar modos de comprometernos a nivel local y zonal con las acciones del Plan de Pastoral Vocacional de la Provincia. - Conocer los últimos estudios sobre la persona de Marcelino. Temas sugeridos para los encuentros 1. Presentación del proceso de vinculación y pertenencia del laicado marista. (CLM) 2. Reunión con los Consejeros generales que nos visiten. 3. Compartir el diálogo tenido en nuestras comunidades sobre el trabajo que realicemos en torno al plan de las nuevas Constituciones. 4. Marcelino Champagnat. Nuevos estudios. 5. La situación económica actual. 6. Líneas provinciales de Pastoral Vocacional y compromiso local.

Retiro anual de hermanos Objetivos - Reavivar en nosotros el espíritu de la consagración (C. 73). - Intensificar el encuentro con Jesús, personal y comunitario. - Encontrar espacios para la revisión de vida (proyecto personal). Tiempo La Comisión de Vida Consagrada prepara los retiros provinciales de hermanos, de una semana de duración, prioritariamente en verano, aunque puede darse la oportunidad en Semana Santa.

22


En el día hay dos conferencias, una en la primera parte de la mañana y otra por la tarde, con sugerencias para reflexionar y orar. Se desarrollarán talleres de oración que ayuden a poner en práctica diferentes formas de meditar y rezar. Hay la posibilidad de tener un día de desierto, con preparación previa y apoyos. Tanto el animador del retiro como el H. Provincial facilitan el acompañamiento y la revisión del proyecto personal de vida, estableciendo tiempos para realizarlo. Las oraciones Se realizan con ritmo sosegado, tratando de favorecer la interiorización y el compartir. Son momentos comunes de oración: la oración de la mañana, la oración mariana, la Eucaristía con las vísperas, y la Adoración del Santísimo. El resto de la jornada es tiempo para la reflexión y la oración personal. Se fomenta un ambiente de silencio y paz que favorezca el encuentro con el Señor. El desayuno y la comida son en silencio con una música serena de fondo. En la cena se favorece la comunicación fraternal. Celebraciones especiales Durante el retiro hay una celebración de recuerdo por los hermanos y seres queridos difuntos, de manera particular por los fallecidos en el último año. Se tiene la celebración de la reconciliación, facilitando la confesión personal. En la Eucaristía del último día se renuevan los votos religiosos. Temática Trata de estar en consonancia con la vivencia del año, bien por la ambientación

2014-2017

Se comienza al atardecer del primer día con la ambientación, y se concluye el último día con la Eucaristía de renovación de votos y la comida de fraternidad.

plan provincial de formación permanente

Metodología

23


eclesial, de la congregación, la Provincia o los temas abordados en la formación. 2015: Vida consagrada 2016: Vida fraterna 2017: Espiritualidad marista - Año de la Vida consagrada. - La vida en fraternidad. - Renovación: un nuevo co- Realización del Proyecto - Llamados a ofrecer el rostro mienzo, crecer por dentro. personal. mariano de la Iglesia. - Vivir en presencia de Dios. - Desarrollo de la interioridad.

Coordinación El H. Provincial es el responsable último de los Retiros (C. 73.2). La Comisión de Vida Consagrada: - busca el animador o sacerdote del Retiro, de acuerdo con el H. Provincial;
 - se hace presente, a través de alguno de sus miembros, en cada retiro, asumiendo su coordinación.

Acompañamiento en la etapa de jubilación Propuesta estructurada sobre una base de dos encuentros de cuatro días, en los que se incluye una tarde de ocio compartido. Con idea de realizarlo de manera cíclica en espacios de dos años. Destinatarios

Hermanos entre 63 y 69 años.

Objetivos - Sensibilizar a los hermanos para que afronten esta etapa de una manera serena

24


- Animar a tomar otro ritmo de vida, que ya no ha de estar basado estrictamente en el hacer. Ahora es tiempo de cuidar más la interioridad, de cultivar las aficiones, de ser elementos de armonía en la comunidad. - Ayudar a los hermanos a crecer en su dimensión física, psíquica y espiritual. Metodología Fundamentada en un buen marco teórico, iluminado desde la teología y la psicología. Activa, con dinámicas de grupo. Tiempos tranquilos para interiorizar y compartir en un ambiente fraterno. Acompañamiento

CVC y Equipo de Frontera-Hegian (ITVR Vitoria).

2014 - 30 de junio a 3 de julio (Alcalá) - El horizonte es bruma, es cielo y es escarcha: La misión en la etapa adulta de la vida religiosa. (Fidel Aizpurúa, 30 junio) - Nuestra vida: partida y entregada. Actitudes que mantenemos a lo largo de la vida. El arte de gestionarnos emocionalmente. (Vicky Irigaray, 1, 2 y 3 julio)

2016 (tiempo de verano) (El plan se elaborará a la luz del desarrollo del primer cursill1o)

2014-2017

- Mantener viva la llama de la misión evangelizadora.

plan provincial de formación permanente

y creativa, que les ayude a llevar una vida plena como personas y como consagrados.

25


Índice A. Marco general

26

Contexto Motivación Qué entendemos por formación permanente Objetivos Metodología Núcleos formativos Desarrollo Temporalización

3 3 3 6 6 7 9 11 13

B. Intervenciones formativas Formación por edades Hermanos menores de 45 años Curso 2014-2015: la vida consagrada – reto y profecía Curso 2015-2016: experimentar la fraternidad como lugar teológico Curso 2016-2017: en torno a la mesa de la valla Hermanos entre 45 y 65 años Curso 2014-2015: la vida consagrada – reto y profecía Curso 2015-2016: experimentar la fraternidad como lugar teológico Curso 2016-2017: en torno a la mesa de la valla Hermanos mayores de 65 años Curso 2014-2015: la vida consagrada- reto y profecía Curso 2015-2016: experimentar la fraternidad como lugar teológico Curso 2016-2017: en torno a la mesa de la valla Juntas de superiores Encuentros de comunidades por zonas Retiro anual de hermanos Acompañamiento en la etapa de jubilación

14 14 14 14 14 15 16 16 16 17 18 18 18 19 20 21 22 24


El Plan provincial de formación permanente 2014-2017 se terminó de redactar el día 18 de mayo de 2014. Su elaboración corrió a cargo de los miembros de la Comisión de vida vonsagrada: H. Ambrosio Alonso Díez H. Julián Angulo Peña H. Carlos Martín Hinojar, Coord. H. Manuel Mesonero Díez H. Raúl Rodríguez Martínez H. Teodosio Sánchez Sáez El Consejo provincial lo aprobó en su sesión de 23 y 24 de mayo de 2014.


Provincia Ibérica

Comisión de vida consagrada

Avda. Jesuitas, 34 28806 Alcalá de Henares - Madrid Tel. 91 889 1334 www.maristasiberica.es @maristasiberica

Profile for Comisión Vida Marista

Plan de formación permanente 2014-17  

Provincia Ibérica Marista

Plan de formación permanente 2014-17  

Provincia Ibérica Marista

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded