Page 1

Carta del editor Como es ya sabido todo hombre tiene una necesidad intrínseca; comunicarse. Si hacemos un recorrido a través de la historia notamos que se buscaba la comunicación e interacción por medio de gestos y sonidos. Este sistema se fue perfeccionando con la pintura, la escritura, el lenguaje; hasta llegar a lo que hoy en día conocemos como la Comunicación. El ser humano ha buscado siempre perfeccionar, conocer y adecuar la naturaleza, el cosmos para poder hablar de ello y cubrir su necesidad. Actualmente, la sociedad se encuentra muy adentrada en el mundo cibernético, comunicándose por medio de plataformas como son las redes sociales, espacios de búsqueda e investigación; en donde se hace una mayor inversión del tiempo.

DIRECTORIO Propietario e impresor: Instituto de Comunicación y Filosofía COMFIL Director: Dr. Rafael Gonzáles Beltrán Edición: COMFIL Publicidad: Alejandra Sánchez Peña Diseño Editorial: Willyams Rafael Cortes Reyes Portada: Profesores:

Alejandra Alfaro Sánchez Leticia Gómez Sántiz Javier Lazarín Guillén Marco Silvano García

Al tener una demanda considerable de lectores en la internet, nuestra revista busca interactuar y permear a un mayor numero de seguidores en su modalidad impresa. Revista Interacción tiene como finalidad dar a conocer las investigaciones, reflexiones y posturas del cuerpo docente, así como del alumnado del Instituto de Comunicación y Filosofía (COMFIL). Este proyecto tiene su origen a partir de las inquietudes por expresar, mostrar y comprobar cada uno de los artículos de quienes escriben en la revista. Los escritos presentados a continuación, están previamente seleccionados y divididos en áreas como Filosofía, Comunicación, Sociología, Cultura y más interacción, esto con el propósito de que nuestros lectores se identifiquen con cada una de ellas; cabe destacar que la ultima es un espacio totalmente abierto para aquellos alumnos del COMFIL que están interesados en escribir y ser parte del proyecto. Agradecemos a todas las personas que contribuyen a la elaboración de nuestra revista; tanto a escritores, diseñadores y alumnos quienes hacen de ella una forma de expresión e inquietud por el conocimiento.

Av Taxqueña 1792, Colonia Paseos de Tasqueña, Delegacón Coyoacàn, 04250 Tel. 5646-5332 y 2065-0974 www.comfil.edu.mx

1


la filosofía como herramienta para la vida y la comunicación humana Por: Javier Lazarín Guillén

L

a inteligencia, al igual que la belleza, se solaza

cosas y mirabas a la filosofía como una ciencia que te

contemplándose a sí misma, observó el perso-

ayudaba a pensar y a entender la realidad desde otra

naje del Conde en Los diálogos de San Peters-

perspectiva científica y social.

burgo de Joseph de Maistre; y el espejo de la

inteligencia (como dijo alguna vez Antonio Saborit)

El doctor Aguilar publicó poco, algunas cosas sobre

es la propiedad: el orden, la forma, el ritmo. Es aquí,

Filosofía latinoamericana desde una postura crítica y

en la propiedad donde se sitúan pensadores como el

humanística que a él le gustaba llamar: “angustia filosó-

profesor Gabriel Aguilar Alonso (1935) que tuve opor-

fica”. Su laboratorio científico fue otro, más humano, y

tunidad de conocer, escuchar, y del que aprendí sobre

cercano a la realidad: el salón de clases. Desde aquí

San Agustín y Eduardo Nicol en mis andares (que con-

postuló ideas, conceptos, y perspectivas que nos llevan

tinúan hasta ahora) por los pasillos y salones del Insti-

a pensar que en la ciencia nada está dicho, y que so-

tuto de Comunicación y Filosofía (COMFIL) hace diez

bretodo en el ámbito de la comunicación, lo humano

años atrás.

debe estar por encima de cualquier cosa, porque si no se mira al acto comunicativo como algo que atañe al

Gabriel Aguilar nació en 1935, estudió la licenciatura en

hombre, la generación de conciencia, y la comprensión

Sociología en la Universidad del Valle de los caídos en

de su devenir, cualquier acto informativo y comunicati-

Madrid, España; la licenciatura en Filosofía en la Uni-

vo se vuelve superfluo y no tiene mucha razón de ser.

versidad del Valle de Atemajac, en Guadalajara Jalisco,

El orden, la forma, y el ritmo, eran parte del discurso

México; la licenciatura en Filosofía, en la Universidad

del doctor Aguilar y por eso su nombre es sinónimo de

Pontifica de San Antonio, en Italia; la licenciatura en

propiedad. La inteligencia (como señalé líneas arriba)

Educación Normal Superior de México; la maestría en

se solaza contemplándose a sí misma, por eso cuando

Estudios Latinoamericanos en la UNAM; y el doctorado

compartíamos salón de clase me tocaba (al momento

en Filosofía, en la Universidad Pontifica de San Antonio,

de pasar lista) sentarme en un asiento calientito, que

y el doctorado en Filosofía en la UNAM.

ahora comprendo más, porque ahí se sentaba una

Hablaba también varios idiomas: inglés, francés, italia-

persona, un ser inteligente que al dejar su calor en el

no, hebreo, griego y latín.

asiento mostraba a alguien que pensaba y compartía su saber con la paciencia que solo los que saben tienen,

2

Con todo ese bagaje cultural, el doctor Aguilar formó

y que hoy se sustancia cada vez más poco, debido a

a varias generaciones de pedagogos, filosófos, y comu-

que hoy tenemos que apurarnos para cumplir con los

nicólogos, en la Universidad Intercontinental, el Institu-

programas, los contenidos, y el desarrollo de compe-

to Salesiano de Estudios Superiores, la Universidad la

tencias profesionales que en muchos lugares (no el

Salle, la Escuela Normal Superior, y en sus últimos años

Instituto de Comunicación y Filosofía) nos requieren a

en el Instituto de Comunicación y Filosofía (COMFIL).

los profesores frente a grupo, y donde la “belleza” y

Fue aquí donde yo lo conocí, la manera en que se dio

la “inteligencia” no se solaza a sí misma, sino que se

fue muy curiosa porque lo primero que le dije después

opaca porque en los tiempos actuales se mira mucho

de entrar al salón que me habían asignado justo cuan-

hacia fuera y poco hacia dentro, que es algo que pro-

do el terminaba su clase fue un “buenos días”, y luego

fesores como el doctor Aguilar siempre hacía y del cual

le dije: profesor que calientito dejó el asiento, cosa que

aprendí que el calor muestra lo humano, y pensar no

le dio risa al doctor, que a su vez me dijo: “cuando te

alimenta igual que el pan, pero si nutre mucho más que

dedicas a pensar sabes acomodarte bien en tu silla”.

el, y sobretodo te ayuda a pensar. Lo extraño doctor, y

Con el tiempo, entendí porqué el profesor Aguilar dijo

aunque sé que algo de usted siempre estará en los pa-

esa frase, y aunque yo no he aprendido a sentarme y

sillos del COMFIL, los salones en los que trabajo nunca

ponerme a pensar, y prefiera dar clases de pie y mov-

serán igual porque usted ya no está. Empero, mientras

iéndome de un lugar a otro para que las ideas fluyan

yo siga aquí me encargaré de citarlo y hacerle ver a la

un poco y pueda escribirlas en el pizarrón y debatirlas

comunidad que la filosofía sin usted perdió un aliado,

con los alumnos, recuerdo muy bien que las veces que

pero ganó un referente, y eso, no creo doctor Aguilar,

lo escuché exponer sobre personalismo, San Agustín,

sea un mal final.

o como a través de la expresividad el hombre se co-

Con respeto y admiración: Javier Lazarín Guillén. Profr.

municaba, y la importancia que Eduardo Nicol tenía

Del Instituto de Comunicación y Filosofía; Profr. De la

con respecto a este tema, pude percatarme porque el

Licenciatura en Sociología de la FES-Aragón/UNAM;

doctor Aguilar se sentaba y dejaba “calientito” su lugar.

Profr. De la Mtría en Enseñanza de la Historia, For-

El profesor cerraba sus ojos y se ponía en una especie

mación Cívica y Literaria, y Enseñanza de la Lengua

de trance filosófico frente al cual no sabías que hacer,

y Recreación Literaria, en la Universidad Pedagógica

o lo escuchabas o escribías, eso sí, aprendías nuevas

Nacional (Unidades 094 y 098).


Contenidos E l d e r e c h o a l a i n f o r m a c i ó n......4 M O B Y D I C K.....................6 DOCENCIA Y TECNOLOGÍA: Un reto para los profesores del presente siglo.................8 COMUNICACIÓN Filosofía del Absoluto.......................10 Claroscuros del futbOl........................18 EXPRESAR L A F I L O S O F Í A..................24

FILOSOFÍA

Una introducción a la Sociología del deporte...La importancia de utilizar y encontrar nuevas fuentes de aproximación al entendimiento de la realidad sOcial.........................42

SOCIOLOGÍA L a m u l t i p l i c i d a d d e e x i s t e n c i as e n l a s n o v e l a s d e P i r a n d e l l o..........

La Catedral Metropolitana de la Ciudad de México............

CULTURA

Entrevista con F E R N A N D O R I V E R A C A L D E R Ó N......... ENTREVISTA CON GUILLERMO ESPINOZA....................................56

+INTERACC IÒN

3


COMUNICACIÓN

El derecho a la información

4

El derecho a la información

H

Por Mtra. Alejandra Alfaro Sánchez Docente del COMFIL

ablar acerca de los medios masivos se ha convertido en nuestros días el tema más común entre la plática de cualquier grupo intelectual, político, académico o familiar, como si todos conociéramos a fondo de ellos y de sus posibles repercusiones en cuanto a transmisión de información, sin embargo, el verdadero sentido de lo que denominamos como “medio” es más complejo que el simple hecho de sentarse a ver la televisión, hojear una revista de moda, o bien, escuchar radio mientras trabajamos o elaboramos alguna tarea.

ción para la transmisión de un sinnúmero de mensajes, desafortunadamente el problema no radica en la cantidad de información que estamos recibiendo, sino en el contenido de lo que realmente se está transmitiendo; podríamos preguntarnos qué tipo de información estamos recibiendo y cuál es la que empleamos diariamente en nuestro contexto social, probablemente la respuesta ante este planteamiento nos daría un acercamiento al tipo de receptor que somos en el momento de captar los mensajes a través de los medios.

Pensar en medios masivos, es hacer una relación instantánea a la cantidad de información que se está manejando y el tratamiento que de ésta se hace, de ahí los resultados manifestados en cambios de conducta, de pensamiento, incluso en roles sociales; sin embargo y a pesar de estas situaciones, cuando aparecen los medios también se crea una necesidad de informar a través de ellos, es por eso que la sociedad reclama su derecho de acceso a la información. Vivimos en un mundo en donde las sociedades del conocimiento requieren cada vez mayor información, situación que es aprovechada por los medios de comunica-

No es un secreto que la lucha por la libertad de prensa y la libertad de expresión, han estimu lado y participado en las grandes batallas democráticas contra la cen sura, los derechos humanos, la pobreza, el poder o la esclavitud; estas luchas han contribuido en gran medida a la elaboración y la funda-


El derecho a la información

Actualmente consideramos a los medios de comunicación como las instancias masivas de la comunicación, ya sea la prensa, la radio, el Internet y la televisión en sus acepciones públicas, privadas o comunitarias. Se trata de mecanismos que permiten la diseminación masiva de información facilitando la construcción de consensos sociales, la construcción y reproducción del discurso público y ciertos niveles de interacción principalmente de los nuevos medios independientes, alternativos y en algunos casos los comunitarios.

“...los avances tecnológicos y en materia de comunicación han llevado a las sociedades a obtener cada vez mayor información sobre todo lo que sucede a nuestro alrededor...”

En ese sentido, también sería importante hablar sobre el acceso que se tiene a los medios y la accesibilidad a ellos, ésta última como la capacidad de utilizar los medios de comunicación para enviar y recibir mensajes. Tendríamos que reconocer esta actividad ambivalente de los medios de comunicación contemporáneos como agentes potenciales del cambio en todos los planos de la vida del hombre.

COMUNICACIÓN

ción de nuestras democracias y los principios y legislaciones que prevalecen en la actualidad en términos de derechos a la información y a la comunicación. Así mismo, lograron modelar una intersección de espacios mediáticos en el cual existen diversas formas de medios de comunicación y de instituciones mediáticas. Es aquí en donde nos tenemos que ubicar como grupos receptores, conocer el tipo de mensaje que nos motiva a cambiar de opinión, como por ejemplo los discursos políticos de campaña, el empleo de páginas en Internet que apoyan graves problemas sociales como la bulimia o anorexia entre los jóvenes, o simplemente aquellos relacionados con el consumo de algún producto o servicio, en donde casi la mayoría de nosotros podemos ubicarnos.

Finalmente, nos queda claro que los avances tecnológicos y en materia de comunicación han llevado a las sociedades a obtener cada vez mayor información sobre todo lo que sucede a nuestro alrededor, sin embargo el debate sobre los medios de comunicación está cada vez más implicado en el tema de los derechos a la comunicación y el tipo de información que recibimos constantemente de ellos, que en ocasiones sirve para comprender lo que está a nuestro alrededor, pero en otras no tan certeras, deforma la realidad del mundo en el que vivimos. 5


COMUNICACIÓN

MOBY DICK

MOBY DICK Por Leticia Gómez Sántiz

Moby Dick: es una película muy interesante, ya que nos muestra cómo es que vivimos en un mundo lleno de monstruos, de ballenas, y muchas veces también nosotros nos dejamos vencer por ella. La ballena, para mi significa todas aquellas guerras, discordias, competencias, que existen entre nosotros, y que muchas veces por el capricho de unos cuantos mueren muchos inocentes. En ésta película nos muestra cómo es que el origen del mal no está fuera de la naturaleza, sino dentro de ella misma. Son las fuerzas naturales que no están bajo control de la vida y del pueblo. La ballena, símbolo de lo que hace daño, es también símbolo de la naturaleza entera. Muchas veces vivimos en un mundo de venganza, porque nos emborrachamos de los capri6

chos y, nos volvemos ciegos del dolor cuando no logramos lo que queremos. Somos también ballenas a veces, por tanto, capaces de bien y de mal. Pero eso depende de nosotros. De ahí la necesidad de control para dirigir nuestras energías hacia el bien. El corazón es el motor que sujeta al orden nuestras pasiones y sentimientos. Hace falta amarrarnos al palo mayor de la comunidad y desgastarnos los dientes para evitar que mordamos y destruyamos a los demás. Quién rompe con su pueblo o no se somete a ninguna disciplina ciertamente que se hará daño a sí mismo y a la gente. La competitividad llevada a los extremos prepara a unos a devorar a los otros, que coincidentemente son los más débiles e indefensos. Lo que, desde luego, es la causa de


MOBY DICK

COMUNICACIÓN

discordia de la armonía universal y humana. Cada uno tiene un lugar en la armonía del conjunto. Cancelar o destruir a unos por considerarlos inútiles es preparar la tumba para todos. El tema central de Moby Dick es el conflicto entre el capitán Ahab, patrón del ballenero Pequod, y la gran ballena blanca que arrancó la pierna derecha de Acab, a la altura de la rodilla. Éste, ansioso de buscar venganza, cegado por su capricho, se lanza con toda su tripulación a una desesperada búsqueda de su enemigo Moby Dick tratando de matarla. Un día un marinero descubre a Moby Dick y el capitán ordena capturarla, pero fallan. La obra sobrepasa en mucho la aventura y se convierte en un simbólico sobre el mal incomprensible representado por la ballena, un monstruo de las profundidades, que ataca y destruye lo que se pone en su camino, y también por el capitán Ahab, que representa la maldad irrazonable y caprichosa, que sostiene una venganza personal y arrastra a la muerte inútil a muchos inocentes, solo uno logra salvarse.

Es una película británica de 1956, dirigida por John Huston, pero vale la pena retomarla ya que representa el mundo en el que estamos viviendo...

“Hace falta amarrarnos al

palo mayor de la comunidad y desgastarnos los dientes para evitar que mordamos y destruyamos a los demás.”

“Cancelar o destruir a unos por considerarlos inútiles es preparar la tumba para todos.”

7


COMUNICACIÓN

DOCENCIA Y TECNOLOGÍA

DOCENCIA Y TECNOLOGÍA Un reto para los profesores del presente siglo Por Marco Silvano García El tercer milenio nos ha alcanzado y, junto con ello, distintas formas en las que el ser humano está desarrollando su sistema de comunicación, la tecnología aquella que en algún pasado vislumbrábamos como muy lejano y de ficción hoy es una realidad; los celulares, control remoto para la televisión, sistemas de radiolocalización, Internet, en fin, hoy usted puede tener a su alcance la tecnología más sofisticada para hacer de su vida algo cada vez más cómodo. Bajo el mundo tecnológico, la docencia también se ha visto involucrada, en las universidades es común que cada vez los alumnos cuenten con una computadora portátil y con ella dejen atrás la idea de portar un cuaderno como en antaño lo hacíamos, los jóvenes universitarios actuales viven con

8

una estrecha relación con el Internet, en él organizan sus fiestas, seleccionan amistades, conviven a través de su computadora, de hecho el celular también se ha convertido en un artefacto indispensable para el hombre del presente siglo; es sabido que en nuestro país los jóvenes desafortunadamente no leen ni escriben, pero estas actividades se están desarrollando a través del celular que casi todos tenemos, es de mencionar que están desarrollando un sistema, un lenguaje particular para la escritura de mensajes que al leerlos encontramos tremendas faltas de ortografía, pero lo curioso es que se entienden perfectamente; cabe recordar la intención de Gabriel García Márquez cuando propuso eliminar las reglas de ortografía, por supuesto que la comunidad intelectual rechazó la propuesta, pero el tiempo está


DOCENCIA Y TECNOLOGÍA

Desde las distintas materias que un docente enfrente la tecnología puede ser un excelente apoyo para la estimulación de los sentidos de sus educandos, podemos enseñar por medio de la vista, el tacto, el gusto y en poco tiempo el olfato ya será manejado por los elementos tecnológicos. El tiempo nos alcanzó y el docente debe estar a la vanguardia para satisfacer las necesidades de los humanos del tercer milenio.

...el celular también se ha convertido en un artefacto indispensable para el hombre del presente siglo...

COMUNICACIÓN

dándole la razón y ello se está reflejando en los mensajes de texto en el celular que los jóvenes están utilizando en demasía. Pues bien, la actualidad nos exige a todo aquel que se enfrente a un grupo de adolescentes entender al mundo en el que se desarrollan, es imposible evitar que los profesores no nos actualicemos en lo que a tecnología respecta; tiempo atrás se prohibía la utilización de la calculadora porque reducía la habilidad y se desarrollaba una dependencia, eso es real, pero es importante aún con ello comprender a la modernidad; las nuevas tecnologías dan oportunidad a desarrollar el conocimiento a través de la multimedia.

Entonces, considero necesario que cada docente se prepare en el manejo de información a través de Internet y sepa aplicar didácticas acordes a las materias que imparta, hoy en día casi todas las instituciones tienen Internet inalámbrico y algunos profesores lo consideran inapropiado porque los alumnos a través de éste tienen un sistema de escape y no ponen atención a la clase, pero exactamente de eso se trata aprovechar la familiaridad que tienen estos alumnos, ellos siempre están ahí, entonces tomemos conciencia y aprendamos a utilizar el Internet con fines pedagógicos. Será imposible remar contra corriente.

9


FILOSOFÍA

Filosofía del Absoluto Por el Dr. A. Gabriel Aguilar Los problemas en los diferentes aspectos de la vida del hombre como son las injusticias, el aborto, el libertinaje, la disociación entre teoría-práctica o fe-vida, la despersonalización, la drogadicción, la violencia, el hedonismo, el individualismo, el totalitarismo, etc., pueden ser explicados por una causa, a saber: un desconocimiento y falta de reflexión en lo que es el mismo hombre. Es verdad que no todo problema surge de la ignorancia, pero toda ignorancia produce errores, y si bien se puede conocer algo bueno sin optar por él, es más frecuente que se opte mal por ignorancia o por un conocimiento parcial del ser, y los seres. No es común que se reflexione en uno mismo, y menos aún que se profundice por el camino filosófico en dicho conocimiento, incluso hasta parecería que hay un desprecio por la reflexión filosófica. Claro está que también influyen otros elementos, como son la falta de recursos económicos, el crecimiento exagerado de la población, el marcado utilitarismo de la sociedad actual, el lenguaje elevado

10

de la filosofía, entre otros. Pero el hecho que no se puede negar es que “el hombre no reflexiona sobre el hombre”. Así, una primera afirmación es que el conocimiento es imprescindible (no lo único, porque también influye la voluntad y las circunstancias) en el desarrollo adecuado de la vida. El sentido común lleva a los hombres a aceptar ciertos principios verdaderos. Pero no basta con la aceptación de tales principios, es necesario estudiar y conocer los elementos que llevan a la veracidad de ellos. ¿Por qué es necesario? Porque un convencimiento surge del conocimiento profundo de las cuestiones, de la reflexión constante sla esencia del hombre si no ha dedicado a pensar mucho


tiempo en ello.

“el hombre es cuerpo y alma”, “el hombre es libre” También se admite que el hombre es un ser que vive en sociedad, pero no se sabe porqué, ni se profundiza en las características que la naturaleza del hombre exige de la sociedad. Dígase lo mismo de la felicidad: se acepta que el hombre está hecho para la felicidad y que debe conquistarla, pero no se sabe porqué busca la felicidad, ni a dónde debe dirigirse. Así, pues, el problema no está en los principios generales: “el hombre es cuerpo y alma”, “el hombre es libre”, “el hombre es social”, “el hombre busca la felicidad”, “el hombre ama”, etc., sino en los argumentos de estas afirmaciones.

FILOSOFÍA

Se acepta que el hombre es libre, que “tiene” cuerpo y “tiene” alma, que el hombre vive en sociedad, que es un ser con voluntad, que quiere y ama, que busca la felicidad, etc. pero no se tiene en cuenta que a pesar de que se admite que el hombre es libre, no se sabe qué es la libertad; se dice que el hombre “tiene” cuerpo y “tiene” alma, pero no se tiene en cuenta que este tipo de afirmaciones origina muchos problemas; el hombre no “tiene” cuerpo ni “tiene” alma, sino es una unidad sustancial de cuerpo y alma, donde el cuerpo es la materia y el alma la forma.

fundas y verdaderas en el saber común provoca un desconocimiento de nuestro ser mismo, una ignorancia de lo que somos. Y como toda ignorancia produce errores, nos vemos sumergidos en los errores más graves: materialismo, individualismo, espiritualismo, hedonismo, existencialismo... El problema es, en resumidas cuentas, un desconocimiento del ser del hombre. Sería interesante salir por las calles y preguntar a la gente: ¿Quién eres? ¿Qué eres? ¿Por qué existes? ¿Para qué existes? ¿Todos los hombres son iguales o todos diferentes? ¿Por qué nos movemos? ¿Por qué seguimos siendo los mismos a pesar de los constantes cambios? ¿La realidad cambia constantemente o siempre sigue igual? ¿De dónde brota la movilidad del hombre? ¿Estamos determinados en nuestros actos por la naturaleza o somos libres ante ella? ¿Cómo conjugar la determinación natural y nuestra libertad? ¿La vida del hombre se acaba con la muerte física? ¿Existe el alma? ¿Eres libre? ¿Cuál es el fin último del hombre? ¿Por qué hay tantos problemas en la sociedad si el hombre es un ser social? ¿Por qué hay tantos problemas en el interior del hombre? ¿Por qué sufrimos? ¿Por qué si deseamos frecuentemente el bien elegimos el mal? ¿Existen unas normas morales fijas que debamos cumplir? ¿De dónde brotan tales normas? ¿Puede el hombre conocer la verdad? ¿Por qué creemos en Dios? ¿Estamos obligados a hacerlo?

Esta falta de argumentaciones pro11


FILOSOFÍA

Filosofía del Absoluto

“el obrar sigue a la forma del ser”

pre habrá algunos principios teóricos (falsos o verdaderos) que guíen nuestro actuar. Esto es inevitable.

Aunque no es necesario hacer esta experiencia para conocer con cierto grado de certeza las respuestas de la gente. La realidad es que no nos conocemos. Este es el problema al que nos enfrentamos y al cual vamos a dar respuesta: ¿Cuáles son los fundamentos de ser humano? ¿Por qué es importante conocer lo que somos? El ser humano es un ente dotado de conciencia y voluntad, por lo que puede obrar (y está obligado a hacerlo) con libertad, diciendo por sí mismo el rumbo de toda su existencia. Ahora, “el obrar sigue a la forma del ser”, es verdad, pero el ser del hombre exige que sea libre (porque su forma se lo pide); esta libertad es la capacidad de autodeterminación, que se hace posible por las múltiples potencias que existen en él. La libertad no es la indeterminación, ésta es sólo una de sus características.

Esta investigación tiene como objeto profundizar filosóficamente en los fundamentos del ser humano. el hombre tiene que conocer lo que lo fundamenta como ser tal, para partir de ahí en la construcción del edificio de su vida. Si no se conoce lo que somos, se correrá detrás de lo inmediato, olvidando aquello que es substancial. Así, pues, el objetivo de la investigación es ofrecer los elementos que toda persona debe tener en cuenta para desarrollarse como tal.

El hombre puede hacer esto o aquello perfeccionando su ser o yendo contra su naturaleza. Aunque tiene ciertas inclinaciones naturales, nadie le obliga, radicalmente a seguirlas; no está sujeto completamente al movimiento de la naturaleza. Su vida depende de su libertad. Es pues, importantísimo, que cada persona conozca lo que es el hombre en sus fundamentos para que pueda vivir de acuerdo a lo que es. Su esencia misma le exige conocimientos para actuar. Por lo tanto, independientemente de las ideas que se adopten, siem12

Existen muchas concepciones sobre el ser humano, de las cuales depende el desarrollo personal en los diferentes aspectos de la vida: educación, familia, economía, religión, política, etc. Todo parte de una concepción del hombre. Esto lleva a afirmar que lo que creamos que somos guiará nuestro actuar. Por esto se dice que el fin tiene razón de causa, dado que la finalidad influye y hasta hace surgir la actuación. He elegido el término “fundamentos” para hacer referencia a aquello que es la base del hombre, a lo que cimenta su ser mismo. Así, con este término nos referimos al hombre considerado como un ente que, por su esencia, se eleva sobre los demás entes como una persona que vive en relación con otros hombres, con la libertad y obligación (intrínseca) de actuar bien, buscando la verdad y consciente


Filosofía del Absoluto

Del pensamiento de San Agustín “Siempre es peligroso hablar de Dios sin preparación”, decía el joven maestro de Alejandría, Orígenes. Yo imitaría diciendo que también es peligroso hablar del hombre. La historia de la filosofía está llena de sumos errores sobre Dios y el hombre. Aunque afortunadamente también de grandes aciertos. Dos realidades inseparables que corren la misma suerte de vida o muerte. Si muere Dios, hombre muere; si perece el hombre, perece Dios. Dios es el principio formal del hombre; éste es el lugar de Dios, el único que puede preguntarse por Él, el único que es capaz de negarlo o de adorarlo. Es peligroso hablar de Dios y del hombre, por eso entro con temblor y temor al tema de la periontología y antropología. Nosotros enseñamos en nuestros seminarios, casas de formación o universidades a muchachos de esta época, y convencemos muy poco. Dios aparece en el horizonte vital de nuestros alumnos como una “Idea” demasiado lejana, como un enigma difícil de descifrar.

“Padre, yo no creo en el Dios de Tomás de Aquino, yo creo en el de Francisco de Asís”. El hombre moderno adolece del defecto de Dios, y más, cuando este Dios permanece en la pantalla intelectual, desgarradoramente frío e inaccesible. En un sanatorio un enfermo decía: “Padre, yo no creo en el Dios de Tomás de Aquino, yo creo en el de Francisco de Asís”. Entendemos perfectamente lo que ese hombre quiso decir. Un Dios encontrado con la mente, un Dios que, por arte de magia, aparece en el cúlmen de un razonamiento, no llega a encarnar en la aceptación de los hombres. En cambio, el Dios vital de Francisco, el que amansaba a las fieras y llamaba “hermanas” a todas las criaturas, el Dios humilde del “Poverello”, el Dios vestido de sayal y con el pie descalzo, es más asequible al hambre y a la sed de los hombres.

FILOSOFÍA

de la religación óntica con el Ser Trascendente, fin último de toda su existencia. Por lo tanto, no vamos a referirnos a elementos irrelevantes, sino a lo más necesario que hay en él. No hemos utilizado el término “esencia”, porque además de la esencia está la existencia, que aunque son coprincipios no se identifican.

He aquí el problema que enfrentamos en la actualidad, ya no sólo con los de afuera, sino con nuestros propios alumnos. Hemos enseñado la Periontología como el culmen de la filosofía, como el último picacho de la metafísica. Y es cierto, lo es. Pero esta teología descarnada y desvitalizada, la hemos convertido, quizás, en una serie de principios que hablan en voz alta a la inteligencia, pero que dejan frío al hombre, la mente goza en razonar, en penetrar la penumbra del misterio, en llegar a las fronteras de lo inaccesible; pero el corazón humano no tiene un calor ni una vibración por esa Causa Incausada, por ese Mo13


Filosofía del Absoluto

FILOSOFÍA

tor Inmóvil del Universo. Al contemplar y repasar ahora, en esta época del hombre, nuestros viejos textos, quizás sintamos la sensación de encontrarlos en un mundo totalmente ordenado; todo estaba perfectamente trazado: tesis, cuestiones, subcuestiones, corolarios, escollos, dificultades y una lista un tanto ignominiosa de “adversarios”, enemigos irreconciliables de la verdad. Ahora sentimos un escalofrío, porque todo eso nos deja la impresión de encontrarnos en la antártida del pensamiento, a miles de kilómetros y a siglos de abandono del hombre común y corriente. No, no estoy en contra de la metafísica de dios ni contra los viejos, precisos y siempre actuales maestros del pensamiento. Estoy constatando un fenómeno de hoy, un problema nuestro que tenemos que resolver. Es necesaria, pienso, una revisión profunda de nuestra Periontología. Es necesario hacer de ella una ciencia del corazón y de la inteligencia, de la mente y de la vida. Una ciencia, mejor diría, una vivencia, que fecunde la mente del hombre, ciencia de su limitación, de su dolor, de su angustia desesperada, de su eternidad. Dios y el hombre; el hombre y Dios en una sola página, en una misma problemática y en un mismo misterio. Tendríamos que hacer, parafraseando a Ovidio, el gran desterrado, “que nuestra ciencia de Dios sepa a hombre”. 14


Filosofía del Absoluto

Ahora bien, entre todas las creaturas, el hombre es en sí y para sí mismo la primera creatura, por ser imagen y semejanza de Dios. Hay que comenzar, pues, pues, desde allí nuestra búsqueda, descartando desde luego todo fideísmo, innatismo, tradicionalismo. El hombre es el primer ser de la creación. Pero, ¿qué es el hombre? Alguien dijo que el “problema del hombre se nos impone brutalmente sincero en nuestra época. La inexistencia de su ser maravilloso prueba hasta la saciedad su indigencia, Él solo no se basta para nada”. El hombre es el ser más rico en el universo material, pero su limitación ontológica lo hacen ser existencia de las tinieblas hacia la luz, de la ignorancia a la verdad, de la materia al espíritu. Comienza por el maravilloso acto del asombro ante la diversidad de los seres. Sigue por la escala de los “porqués” que lo hace bucear en las profundidades de la realidad y de la conciencia y también subirá a lo más alto del pensamiento. Por la contemplación de lo dado llega a la visión de lo invisible. Siempre está en marcha, de inquietud en inquietud, de ahí su dimensión infinita como nostalgia de su nadez y finitud. El hombre es envidia metafísica. Ejemplo: La Ilustración nace de un

espíritu de rebelión y de insurrección; todo es crítica implacable, aún los valores anteriormente admitidos, como la religión, la filosofía, la literatura. Aspira a imponer un nuevo tipo de hombre: el mundo es la única patria y es de lo único que debe preocuparse. Se confía optimísticamente en las fuerzas del hombre, para edificar la ciudad del hombre. “El hombre conquistó, dice Windelband, la soberbia conciencia de su propia superioridad y del propio contenido interior”. Así pues, la Ilustración puso como supremo valor del hombre, a la humanidad.

FILOSOFÍA

“...problema del hombre se nos impone brutalmente sincero en nuestra época. La inexistencia de su ser maravilloso prueba hasta la saciedad su indigencia, Él solo no se basta para nada...”

Así la Ilustración ha derrumbado muchas realidades y también la realidad suprema, Dios. Kant la define así: “Salida del hombre de su inmadurez culpable”. Y exige que el hombre “se sirva de su entendimiento sin dirección de otro”. Y recuerda aquella sentencia “sapere aude”, atrévete a saber: es decir, líbrate de toda protección. Y el hombre se libró de Dios por sentirse maduro. Todavía vivimos lo que podríamos llamar “una nueva ilustración”, comenta Heinz Zahrnt, irreversible, de la cual el hombre actual no tiene la culpa. De esta nueva concepción antropológica, autónoma, se pueden sacar algunas conclusiones concernientes a nuestra juventud actual. Para Agustín, pues, el problema central de la metafísica, no se puede tratar objetivamente, desinteresadamente, a distancia. “No es problema”, dirá Marcel, no es un objeto que está frente a mí; es un 15


Filosofía del Absoluto

FILOSOFÍA

La existencia es una búsqueda hambrienta de la verdad acerca de Dios y del hombre. “misterio”, algo que me concierne, que me comprende, que me envuelve. Conocer a Dios es también amarle. Agustín recoge la tradición de oriente y edifica el primer edificio de una filosofía cristiana, y a su vez, Agustín fue recogido por la posteridad. “El predominio del aristotelismo en la escolástica a partir de Santo Tomás aunque no hizo desaparecer el agustinismo... lo fue arrinconando, hasta que fue redescubierto por la filosofía moderna”. Gnoseología de S. Agustín. Angustiosa, dolorosamente. Agustín nos da la solución de su propia vida, es decir, a la vida del hombre. La existencia es una búsqueda hambrienta de la verdad acerca de Dios y del hombre. Él la experimentó y no la encontró en los excesos racionalistas de los maniqueos ni en la Vulgaridad de una vida carnal. La razón autónoma no lo llevó a la verdad, sino a los umbrales del escepticismo. Pero un día encuentra el camino: llega a lo universal, no por abstracción de lo múltiple, sino profundizando en lo individual. Se pregunta el pensador Africano si la razón sola puede resolver el problema del destino humano, si puede conocer el hombre al Bien Supremo. Su respuesta es negativa. El hombre es impotente para hallar por la sola razón de la verdad. ¿Fideísmo? De ninguna mane16

ra. ¿Ontologismo? Tampoco. pero la filosofía es amor de la sabiduría beatificante. Y a ella no puede llegar el hombre solo. La Verdad está dentro de nosotros; no está afuera. Todo lo admiran los hombres fuera de sí, dice el santo, y se olvidan de sí mismos. Agustín no conoce a Dios en las creaturas, analogando como Santo Tomás; él primero encuentra a Dios en el abismo de sí mismo y de ahí sube a la Hermosura, reflejada en las creaturas. No es aquí lugar para exponer pormenorizadamente toda la gnoseología del de Hipona. Recordemos solamente algunos principios, a la luz de las investigaciones actuales: 1) S. Agustín busca a Dios. No lo halla “fuera”. Las cosas no son Dios.


Filosofía del Absoluto Entonces buscará dentro. “De fuera a dentro”. 2) Dentro del alma, no en el alma vegetativa, ni en la sensitiva, sino en el alma que es “memoria”. 3) Descubre en su interior la inmensidad y la riqueza del mundo, la profundidad abismal del espíritu humano. A esto le llama “memoria psicológica” de lo pasado, en la que halla sensaciones y acciones pasadas, conocimientos y verdades que son “imagines rerum”. Pero aquí no encuentra a Dios. 4) Pero hay otra memoria, la metafísica, la memoria de lo presente, el “intimum” del espíritu donde Dios siempre ha estado presente, orientando y finalizando su dinamismo cognoscitivo y volitivo. 5) Así, Dios no es una noción impresa en el alma, sino que es una “presencia” en lo más hondo de ella. El alma es constitutivamente “imagen” de Dios, pero ahí hay una presencia trascendental. Es allí donde lo encontramos, lo conocemos y lo amamos. El hombre es “capax Dei”. “Ipse nobis est initium existendi, ratio cognoscendi et lex amandi”. “Si Sapientia Deus est... verus philosophus est amator Dei”.

17 17


FILOSOFÍA

Claroscuros del futbol Por Eduardo Villegas Megías Debo comenzar confesando que no soy aficionado al futbol, ni a practicarlo, ni a verlo en televisión, ni a revisar en internet la tabla de posiciones de los clubes. Rara vez ojeo la sección deportiva de un diario y sólo en una ocasión he asistido a un encuentro en un estadio, al partido de ida de la final de los Pumas contra Monterrey en 2005. Por adelantado, pues, le pido una disculpa a los muchos conocedores del tema por las imprecisiones en que incurra, resultado de mi ignorancia. En efecto, intentaré descubrir en qué medida se aplica al futbol una hipótesis que desde hace un par de años investigo, a saber, que el juego es una actividad ambivalente. Esto quiere decir que todo juego manifiesta una doble faceta. Por un lado, sería un oasis de felicidad donde, por algunos instantes, se siente uno vivo. A diferencia de las horas de trabajo o los pesados trayectos en automóvil, en que los

18

segundos se arrastran lentamente, los momentos lúdicos son intensos y los sentidos despiertan de su letargo. En este aspecto reconfortante, el juego, en general, es un escape de los problemas cotidianos, gracias al cual la cabeza no termina hecha añicos por las presiones y el estrés. En suma, el juego permite una libertad que la “vida real” nos niega. Sin embargo, existe un lado oscuro, inherente a las mismas acciones e inseparable de ellas. Me refiero a la facilidad con que se instrumentaliza y sirve para mantener las cosas tal como están. Justo la primera faceta, que habla de una libertad ficticia, es la piedra de apoyo para ha-cer creer que somos libres. Los juegos que juega una sociedad determinada serían así una respuesta de las estructuras que ayudan a consolidar. Creo que ambas consideraciones son las caras de una misma moneda y para discutir en un nivel conceptual sobre el juego


es necesario tenerlas en cuenta.

El futbol como modelo 1 Uno de los atributos más importantes del futbol es la imprevisibilidad, el hecho de que ningún partido se tiene ya de antemano ganado. Hay muchos ejemplos de equipos que, por creer tener ya en la bolsa un partido, lo pierden. En el campeonato de España de 1982 le sucedió al conjunto brasileño al enfrentarse con el italiano. Como es imprevisible enseña a ser cauteloso, pues ningún adversario es pequeño. Por ello, el futbol es contrario al totalitarismo y paradigma de pluralidad. Hitler prefería el box y el motociclismo ya que no se confiaba del balón. En los juegos olímpicos de

FILOSOFÍA

Ahora bien, en los siguientes minutos voy a argumentar en qué sentido el futbol es una actividad ambivalente, esto es, que presenta los rasgos luminosos y oscuros que antes he mencionado. Daré inicio con un inventario de las muchas ventajas que se obtendrían de interpretar el futbol como imagen de vida, o la vida como un partido de futbol. Después me ocuparé de las objeciones y los detractores que señalan con toda crudeza la manipulación de que es objeto la industria del entretenimiento y de la que es parte consustancial el futbol. Al final de mi intervención realizaré un balance de estos dos razonamientos contrapuestos no con el propósito de una improbable síntesis, sino para poner en evidencia qué logramos aprender tras contemplar las dos facetas del juego.

1936, los soldados políticos del Führer perdieron contra Noruega 2-0, a pesar de que, según cálculos de los expertos, Alemania tenía las mejores posibilidades. En el mundial de 1938 se repitió la derrota, 4-2 contra Suiza. Ni siquiera en 1942, en pleno Berlín, fue factible controlar el partido contra Suecia y cayó la escuadra nazi 3-2. Los partidos internacionales fueron entonces vetados porque el futbol no se dejaba domesticar por la lógica totalitaria. A Stalin tampoco le gustaba dejar a la suerte el resultado. Por ley había que ganar o no participar. Imaginemos la catástrofe de perder 3-1 contra la Yugoslavia del odiado Tito en los juegos de Helsinki. El balón no se somete a los caprichos de nadie. El juego no acepta un dueño. El futbol es, de esta manera, una crítica al poder que pretende imponer una visión del mundo. Los estilos de juego de los diferentes países reflejan el pluralismo de modos de entender la vida. Nadie posee el juego, sino que es el juego el que posee a los jugadores. Un partido no tiene una realidad sino múltiples realidades, ninguna de las cuales es privilegiada. De ahí que Dios no juegue al futbol ni a los dados con el universo. El que lo sabe y lo puede todo está más allá de cualquier juego porque para jugar se requiere incertidumbre. ¿Qué caso tendría un partido amistoso contra Dios? El jugador perfecto no existe ni es deseable 1.Sigo a Giancristiano Desiderio, Socrate in campo, Saggio sul gioco della vita, Arezzo, Limina, 2005.

19


FILOSOFÍA

Claroscuros del futbol que exista, porque acabaría con el juego, así como la humanidad perfecta de los regímenes dictatoriales ha entrañado la muerte de individuos concretos. Los mortales se equivocan, los dioses, no. El futbol enfatiza la experiencia y no reduce el mundo a una representación, a una forma de hacer política o a un lenguaje. Sólo quien reconoce sus límitaciones aprende. Por supuesto, toda la técnica es útil. Los análisis, las estadísticas y los diagramas en el pizarrón se pueden transmitir y enseñar. En cambio, no se puede enseñar a jugar, se aprende a jugar jugando, tal como no se puede enseñar a pensar, sino que se aprende a pensar pensando. En última instancia, no se trata de tener una teoría de cómo jugar sino de hacerlo. Igual sucede fuera de la cancha. Podemos conocer muchas especulaciones pero lo relevante es cómo actuamos. El futbol estimula el pensamiento porque demanda voluntad firme

para estar listos a entrar en acción. Saber jugar significa conocerse a sí mismo. Hasta aquí las bondades del futbol. Hay que dar paso a una revisión somera de las razones de quienes lo cuestionan. El futbol, opio del pueblo 2 Los estudiosos coinciden en que el juego en general proporciona un alejamiento de la realidad. Hace un rato aludía a una imagen: el juego como oasis de felicidad. Incluso en los deportes extremos en que el jugador se juega la vida misma, es claro que funciona como un escape, puesto que ningún ser humano, ni siquiera el más poderoso, puede controlar la realidad a su antojo, empezando por su cuerpo. Sin embargo, el futbol, como fenómeno de masas, duplica el mundo del trabajo; antes, de acuerdo con el molde de la producción industrial; ahora, siguiendo el esquema del consumo. Los jugadores son obreros intercambiables de una maquinaria en

20


Claroscuros del futbol

Los jugadores son obreros intercambiables de una maquinaria en que cada cual tiene su puesto. La especialización logra maximizar el rendimiento. El tiempo libre de las sociedades contemporáneas no es una ruptura con los ritmos laborales. El fin es producir más goles, lo más barato posible, y venderlos al mayor precio. El futbol es una disciplina. En lugar de liberar de las cargas represivas de la vida en común, exige mayores sacrificios. Ser el mejor sólo se logra con privaciones. Los entrenamientos someten la musculatura y los instintos de los jugadores. Todo se subordina al éxito en la cancha, que conducirá al éxito económico del equipo y los patrocinadores. Es falso que lo primordial sea jugar; lo único que cuenta es la victoria. Para el espectador, la fantasía se atrofia. Las transmisiones televisivas imponen la pasividad. Los comentaristas nos ahorran el esfuerzo de mirar la pantalla. Se toman la molestia de experimentar por nosotros lo que se desarrolla en la cancha. Nos educan de la forma en que las comedias estadounidenses nos evitan la fatiga de reír y lo hacen por nosotros. En el futbol se descarga la agresividad contra sí mismo bajo una fuerte carga machista. Se exaltan los ánimos para fundar identidades ficticias y dirigir el descontento y

el resentimiento hacia un equipo o el árbitro, en vez de encauzar las energías para socavar los fundamentos de un statu quo a todas luces aplastante. No es casual que el deporte institucionalizado y los Estados-nación hayan surgido casi juntos en el siglo XIX. El futbol atiza el nacionalismo, aun cuando cada quien es libre de irle al equipo que más le parezca. Los espectáculos despolitizan, esto es, entretienen, divierten, satisfacen, matan el aburrimiento. El triunfo ofrece la embriaguez que refuerza la creencia de que los fans contribuyeron en algo, aun a miles de kilómetros, portando una casaca del equipo. Por eso se dice “ganamos”; en cambio, la derrota es dolorosa y se reacciona con la negación: “perdieron”.

FILOSOFÍA

ca el mundo del trabajo; antes, de acuerdo con el molde de la producción industrial; ahora, siguiendo el esquema del consumo.

El futbol, juego de nuestro tiempo Conciliar las posturas de las que acabo de dar una muy breve exposición es difícil, imposible quizás. Lo paradójico es que no hablan de dos universos distintos sino de la misma expresión cultural, bajo ópticas fragmentarias. El futbol como modelo de vida, a pesar de su atractivo, suena en momentos ingenuo si se consideran las oligarquías que fiscalizan esa industria deportiva. Por otra parte, el futbol como sistema de dominio no explica a cabalidad por qué esa actividad se ha establecido como la más ejercitada y con mayor número de seguidores en todo el globo. 2. Sigo a Gerhard Vinnai, Fußballsport als Ideologie, Frankfut/M, Europäische Verlaganstalt, 1970.

21


FILOSOFÍA

Claroscuros del futbol que cada cual tiene su puesto. La especialización logra maximizar el rendimiento. El tiempo libre de las sociedades contemporáneas no es una ruptura con los ritmos laborales. El fin es producir más goles, lo más barato posible, y venderlos al mayor precio. El futbol es una disciplina. En lugar de liberar de las cargas represivas de la vida en común, exige mayores sacrificios. Ser el mejor sólo se logra con privaciones. Los entrenamientos someten la musculatura y los instintos de los jugadores. Todo se subordina al éxito en la cancha, que conducirá al éxito económico del equipo y los patrocinadores. Es falso que lo primordial sea jugar; lo único que cuenta es la victoria. Para el espectador, la fantasía se atrofia. Las transmisiones televisivas imponen la pasividad. Los comentaristas nos ahorran el esfuerzo de mirar la pantalla. Se toman la molestia de experimentar por nosotros lo que se desarrolla en la cancha. Nos educan de la forma en que las comedias estadounidenses nos evitan la fatiga de reír y lo hacen por nosotros. En el futbol se descarga la agresividad contra sí mismo bajo una fuerte carga machista. Se exaltan los ánimos para fundar identidades ficticias y dirigir el descontento y el resentimiento hacia un equipo o el árbitro, en vez de encauzar las energías para socavar los fundamentos de un statu quo a todas luces aplastante. No es casual que el deporte institucionalizado y los Estados-nación hayan surgido casi 22

juntos en el siglo XIX. El futbol atiza el nacionalismo, aun cuando cada quien es libre de irle al equipo que más le parezca. Los espectáculos despolitizan, esto es, entretienen, divierten, satisfacen, matan el aburrimiento. El triunfo ofrece la embriaguez que refuerza la creencia de que los fans contribuyeron en algo, aun a miles de kilómetros, portando una casaca del equipo. Por eso se dice “ganamos”; en cambio, la derrota es dolorosa y se reacciona con la negación: “perdieron”. El futbol, juego de nuestro tiempo Conciliar las posturas de las que acabo de dar una muy breve exposición es difícil, imposible quizás. Lo paradójico es que no hablan de dos universos distintos sino de la misma expresión cultural, bajo ópticas fragmentarias. El futbol como modelo de vida, a pesar de su atractivo, suena en momentos ingenuo si se consideran las oligarquías que fiscalizan esa industria deportiva. Por otra parte, el futbol como sistema de dominio no explica a cabalidad por qué esa actividad se ha establecido como la más ejercitada y con mayor número de seguidores en todo el globo. Mi sospecha es que el futbol es el juego de nuestro tiempo y estamos encadenados a él como modelo, con sus presuntas ventajas y perjuicios.


Claroscuros del futbol

D A D I C I L B U P

23


FILOSOFÍA

EXPRESAR LA FILOSOFÍA Por Esteban de Jesús Rodríguez Migueles

Habéis de temblar ante cada virtud. Él… por no perturbar el espectáculo encantador de la libertad…deja que el triste cortejo de los males recorra con estrépito el Universo… y al que todo lo ha hecho, no se ve, y se oculta modestamente en leyes eternas, a las cuales, no a él, contempla el espíritu libre. “¿Para qué sirve un Dios?” Dice él: “el mundo basta.” Y ninguna devoción humana lo ensalza más que esta blasfemia del espíritu de la libertad. Friedrich Schiller, Don Carlos, acto III, escena X.

tu de la libertad? A continuación trataremos de abundar sobre esta “blasfemia”. Un problema que la tradición y la cultura en occidente han comprendido como su prejuicio fundamental, a saber, pensar al hombre diferenciado ontológica y epistemológicamente como animal racional o animal metafísico y en función de ello animal para la libertad; prurito intelectual y existencial que ha trabado un profundo apego, amor o deseo en el hombre seduciéndolo, por un lado, y abrumándolo, por el otro. Sobretodo nos preocupará la actualidad de otra pregunta que intima con el carácter dialéctico de la primera inquietud: ¿Qué es filosofía? ¿En qué consiste el amor por el saber? Nunca nos convencerá por completo su definición etimológica, aunque sea ésta la que diga quizás más en su memoria de lo que refiere la palabra misma en un presente inoculado. I

¿Qué familiaridad hay entre el nacimiento de la filosofía y el espíri-

Amar la sabiduría. No cualquier amor, no cualquier sabiduría.

Contemplad a vuestro alrededor cuán grande es la naturaleza, sólo por la libertad…y cuán rica también por ella. Él arroja al gusanillo en una gota de rocío, y lo deja revolverse con holgura en medio de la muerte y la destrucción…Vuestras obras ¡cuán mezquinas son y cuán miserables! El ruido de una hoja asusta a Dios.

24


en señor y amo de una naturaleza, que inicialmente se muestra como soberbia amenaza para él. “Aufklärung ist der Ausgang des Menschen aus seiner selbstverschuldeten Unmündigkeit“ (Vid. “¿Qué es la Ilustración?” en Ensayos sobre la paz, el progreso y el ideal cosmopolita, Madrid, Cátedra, 2005, p. 21) Desde el comienzo esta definición se presentaba como un gran problema para la humanidad y todo lo que no fuera humanidad. Desde Aristóteles hasta los filósofos modernos, la razón fue el rasgo definitorio de lo humano, antes incluso, que su acción o su estancia singular en el mundo. No obstante, el cumplimiento del pensar se expresa en su propio carácter inconcluso y agonístico. En la confiada finitud el terror de la interioridad acosa la re-presentación confinando pretendidamente a la realidad a una cárcel antropocen-

FILOSOFÍA

Sin contentarnos absolutamente con este significado, abreviamos una posible provocación: la filosofía se expresa originalmente como posibilidad básica de existir, es más que una particular sabiduría, probablemente situarla como una amistad originaria convendría mejor al término. Afinidad a partir de la cual, el hombre dialoga con el océano más diverso y profuso de voces, la expresión más radical, heterogénea y honda de la verdad que canta su silencio y que ama ocultarse, como bien refiere Heráclito: “La naturaleza cada día es única” [808 (22 B 106)] y “A la naturaleza le place ocultarse” [821 (22 B 123)]. Posibilidad, como veremos, es también afinidad e inclinación voluntaria, es decir, su ejecución contempla o precomprende un acto de libertad. No obstante, ¿cuál es la particularidad de esta especie o “fauna” de amantes del saber? como la llamara Ortega y Gasset (Vid. ¿Qué es la filosofía?, Espasa Calpe, 1973) y en última instancia ¿a qué amistad se refiere esta actividad y a qué sabiduría o entender? La filosofía también ha sido definida, sobre todo durante los procesos políticos y sociales, revolucionarios e independentistas, en Europa y América, como un acto consciente de y para la emancipación. Así, Immanuel Kant (1784), apóstata de la Ilustración y del hombre moderno, vería en la filosofía el umbral en construcción a través del cuál el hombre, como ser posible, podría salir por vía de la crítica de aquélla autoculpable minoría de edad para convertirse

25


FILOSOFÍA

EXPRESAR L A FILOSOFÍA trista, en cuyas celdas habita también la imagen del sí mismo que se vuelve contra el hombre, y quien responde con una capacidad venida a ser instrumento: el lenguaje. El hombre está en el mundo, y aún así puede vislumbrar elementos que lo traspasan. El hombre a través del pensamiento de su propia idea, como a través del espejo, puede modificar el mundo. Al ser consciente de este factor, el saber que es poder embriagó al amo, el Yo se convirtió en totalidad y el todo se subsumió al engranaje de su apremiante maquinaria abstracta, autorreferente y sistemática. Ahora debemos decir algo e insistir sobre el carácter histórico de la expresión “filosofía”, misma que ha correspondido a distintas épocas y cronotopos específicos corrompiendo su sentido en muy variadas ocasiones. La cuestión por desentrañar, a saber ¿qué es filosofía? o más convenientemente cómo se expresó originariamente la filosofía ha llevado por sendas distintas, y, aun así, comunes a los pensadores de todos los tiempos. Esta interrogante ha sido siempre una cuestión primaria. Desde Jonia hasta nuestros días. Según Jaspers se trata de la búsqueda de la verdad, no la posesión de ella. Filosofar querría 26

decir, entonces, el pasar por un camino con preguntas que lo trazan y desdibujan simultáneamente, preguntas más esencialmente prevenidas que las respuestas. Toda respuesta, en último término, se convertiría, a raíz de la investigación problemática misma, en una pregunta renovada y robustecida. Para Whitehead, por ejemplo, la filosofía se resumía en un intento por expresar la infinitud del universo en los términos limitados del lenguaje. Más hacia atrás, Marx la pensó como una de las formas de la conciencia social determinada por las relaciones económicas de la sociedad; Comte pensó a esta actividad como una teoría de los hechos de la experiencia y de sus relaciones; Hegel en sus consideraciones dialéctico-negativas pensó a la filosofía como aquella consideración pensante de las cosas que se identifican con el espíritu absoluto en el estado de su completo autodesarrollo. Por su parte, Immanuel Kant veía en esta peculiar tarea la formulación teórico-práctica de cuatro interrogantes básicas apuntadas toda ellas en el ideario del pensamiento crítico-trascendental: ¿qué puedo saber; ¿qué debo hacer?; ¿qué puedo esperar? y ¿qué es el hombre? Locke supuso que la filosofía era el estudio del origen de las ideas en la mente humana, y


EXPRESAR L A FILOSOFÍA

Consideremos un detalle de esta magna pintura para nuestra discusión ulterior, collage variopinto de corrientes, tendencias y posturas filosóficas. A excepción de los dos últimos pensadores, todos los anteriores forman parte de una tradición literaria en la que a partir de Platón se inaugura la dialéctica escrita, el pensamiento vuelto diálogo, tratado, lección o manifiesto. Todos los filósofos mentados, a excepción de Tales y Heráclito, escri-

por supuesto, no podríamos definir tan sólo como una colección progresiva de saber enseñado y aprendido mediante técnicas pedagógicas adecuadas. La ciencia ha sido entendida, más bien como investigación o búsqueda, pasión del preguntar, entusiasmo del descubrir al dar críticamente cuenta, bajo las demostraciones y fundamentaciones prescritas, de algo, de cierta forma, bajo ciertas condiciones y con un método específico. Pero, ¿es la filosofía, en realidad una especialidad entra otras o se distingue por su universalidad? y, además, ¿es, acaso, la filosofía la que funda y fundamenta a las demás áreas del conocimiento o ciencias? En todo caso representan estas preguntas, presuposiciones generales que la cultura ilustrada refrendó sin embargo alguno, la filosofía es en todo caso una ciencia, a decir de la Modernidad. Heidegger, empero, nos dice que una de las características de la filosofía moderna desde René Descartes ha sido tratar en múltiples ocasiones de elevarse al rango de una ciencia, “ser la ciencia absoluta”. La definición de filosofía contiene en sí misma una equivocidad inexorable. La filosofía no es una ciencia,

FILOSOFÍA

Descartes por su lado, la entendió como aquel saber que debería averiguar los principios de todas las ciencias y, en cuanto filosofía primera, ocuparse de la dilucidación de verdades últimas y en particular de Dios. Bacon la definió como una ciencia de la investigación de la naturaleza y de sus causas, mientras que Santo Tomás la concibió como el estudio del ser en general en sus primera causas y últimos principios a la luz de la razón, siguiendo tal vez las enseñanzas de su maestro Aristóteles, quien pensó a esta actividad como la investigación de las causas y principios de las cosas. Platón vio en ella la ciencia de las formas o de las ideas, Heráclito se investigó a sí mismo, y se tiene noticia de que Tales de Mileto predijo un eclipse de Sol en tiempos de Darío.

Heidegger, Martin, Introducción a la Filosofía, Valencia, Cátedra, 1999, p. 29.

1

27


FILOSOFÍA

EXPRESAR L A FILOSOFÍA no porque no se pueda aproximar al ideal de una ciencia, ni porque adolezca de aquello por lo que la ciencia se autodefine. La filosofía, a diferencia de la ciencia, no tiene un sentido derivado, sino que más bien, le conviene uno original o germinal. bieron su pensamiento. La añeja polémica entre los antiguos y los modernos, podría arrojarnos algunas claves sobre este vericueto ya en sí mismo dispuesto como cuestión filosófica. La filosofía antigua entendió a las ciencias como multiplicidad de perspectivas y filosofías, a diferencia de la filosofía moderna que definió a la filosofía como una ciencia, tal como acabamos de ver en las opiniones de los filósofos que enlistamos. El problema se concentró –a decir de Heidegger– en diferenciar a la filosofía de las demás ciencias, que, por supuesto, no podríamos definir tan sólo como una colección progresiva de saber enseñado y aprendido mediante técnicas pedagógicas adecuadas. La ciencia ha sido entendida, más bien como investigación o búsqueda, pasión del preguntar, entusiasmo del descubrir al dar críticamente cuenta, bajo las demostraciones y fundamentaciones prescritas, de algo, de cierta forma, bajo ciertas condiciones y con un método específico. Pero, ¿es la filosofía, en realidad una especialidad entra otras o se distingue por su universalidad? y, además, ¿es, acaso, la 28

La definición de filosofía contiene en sí misma una equivocidad inexorable. filosofía la que funda y fundamenta a las demás áreas del conocimiento o ciencias? En todo caso representan estas preguntas, presuposiciones generales que la cultura ilustrada refrendó sin embargo alguno, la filosofía es en todo caso una ciencia, a decir de la Modernidad. Heidegger, empero, nos dice que una de las características de la filosofía moderna desde René Descartes ha sido tratar en múltiples ocasiones de elevarse al rango de una ciencia, “ser la ciencia absoluta”. La definición de filosofía contiene en sí misma una equivocidad inexorable. La filosofía no es una ciencia, no porque no se pueda aproximar al ideal de una ciencia, ni porque adolezca de aquello por lo que la ciencia se autodefine. La filosofía, a diferencia de la ciencia, no tiene un sentido derivado, sino que más bien, le conviene uno original o germinal. A este respecto, Heidegger opina que la filosofía es más original que cualquier ciencia porque toda ciencia tiene su raíz en la filosofía, nace o comienza emanando de ella. Por el contrario, la tendencia ilustrada moderna, definió a la filosofía atendiendo a la idea de ciencia y dirigiéndose principalmente a la matemática, se defendió a ultranza el sueño de la abstracción frente al desafío del enigma. II Sabemos que al referirse al saber filosófico, los griegos ocupaban el


EXPRESAR L A FILOSOFÍA

Solemos traducir philosophía como “amor a la sabiduría”. Desde el

principio mostramos nuestra insatisfacción al tomar exclusiva latamente esta definición, pues no es posible dejar tan a la ligera esta etimología. Habría, en todo caso, como hizo Heidegger, que cavar más a fondo sobre la historia de la palabra para comprender en ella una cosmovisión distinta a la que la transmisión de sentido ha donado, en versión manipulada y dogmática, al mundo contemporáneo. Primero Heidegger nos invita a concentrarnos en la etimología de la palabra sophía. Los griegos entendieron a la sophía, antes que nada, como un adjetivo sophós, “aquél que tiene el gusto correcto” o “aquél que tiene olfato e instinto para lo esencial” o “aquél que sabe qué hacer inmediatamente en alguna circunstancia determinada” o “aquél que entiende a fondo algo”. Este término, en realidad, se dice originalmente del trabajo artesano, tiene un vínculo muy estrecho con términos hermanados semántica y cotidianamente como lo son poiesis y mimesis. El sabio, en la Grecia Antigua, sería, entonces aquella persona que tuviera un entender a fondo sobre algo, más allá de la teoría o de la abstracción

FILOSOFÍA

plural (philosophíai) y menos comúnmente (pilosophía). Esto quiere decir, que al hablar de filosofías, los griegos comprendían el complejo total de saberes que componían la sabiduría general tanto práctica como teórica. Desde la matemática, hasta la medicina. Fue hasta Aristóteles, quien definió a la filosofía primera como proté philosophía en sentido original, que se singularizó la empresa, haciéndose desde antiguo evidente el error que supuso la gestión racionalista de Descartes, idealizar e identificar a la matemática como meditación de prima philosophia resistematizando el contenido total de la filosofía transmitida desde la tradición escolástica. De aquí en adelante –nos comenta Heidegger–, se pensaría a la filosofía in strictu sensu como ciencia fundamental. Todavía la Crítica de la razón pura de Kant, tiene como referencia los Principia Mathemática de Isaac Newton y Los Trece libros de Los Elementos de Euclides. Lo que resulta aún más paradójico es que la filosofía antigua haya tenido una intención opuesta a los decisivos principios de la filosofía occidental en general. Aunque hay que reconocer también el ánimo revolucionario de la filosofía de Immanuel Kant, pues, fue a partir del giro epistemológico de la razón, que él mismo refundó e inspiró, que hizo posible la reformulación de la metafísica, rompiendo el vínculo entre el ideal matemático del conocimiento y la metafísica tradicional.

Schopenhauer, Arthur, “Sobre la necesidad metafísica del hombre” en El mundo como voluntad y representación II (Complementos), trad. Pilar López de Santa María, Madrid, Trotta, 2005, p. 198. 3 Ibidem, p. 226. 4 Aristóteles, Metafísica, Madrid, Biblioteca Clásica Gredos, 2003, 980 A 21-24. “Todos los hombres por naturaleza desean el saber. Señal de ello es el amor a las sensaciones. Éstas en efecto, son amadas por sí mismas, incluso al margen de su utilidad y más que todas las demás, las sensaciones visuales. […] Pues, por la admiración comenzaron los hombres ahora y al principio a 2

filosofar.”

29


FILOSOFÍA

EXPRESAR L A FILOSOFÍA matemática, pero sin deslindarse completamente de ella en algún caso. El trabajo manual remite a una relación básica con las cosas, es decir, es un entender que puede definirse como encontrar-se en y con el mundo de manera particular, esto es, de manera originaria. Cicerón creyó fervientemente que la filosofía había sido denominada por pertenecer a todo lo que es una comprensión de las cosas en lo que éstas propiamente son y a todo entenderse a fondo en ellas (Ominis rerum optimarum cognitio atque in iis exercitatio philosophia nominata est). En el caso de la philía, debería comprenderse como una afinidad, amistad peculiar con las cosas, un esfuerzo particular que lleva al hombre a amar la propia esencia de las cosas, el propio entender básico y existencial con las cosas, la naturaleza, Dios, el universo y el mundo. Es en Heráclito que encontramos por vez primera un documento, dentro de los fragmentos apócrifos del filósofo, que menciona al actor de dicha actividad y reza de la siguiente manera: “Es necesario que los varones, amantes de la sabiduría, se informen de muchas cosas” [831 (22 B 35)]. Lo que nos llama sobremanera la atención es que ya desde el periodo presocráctico del pensamiento filosófico (ss. V-IV a. C.) esta particular práctica del saber se comprendiera como necesidad o naturaleza. Este elemento nos lleva seguramente a suponer y confirmar la naturaleza del quehacer filosófico como una inclinación voluntaria, pero asimis30

mo natural y necesaria. Tarea voluntaria, porque describe en sí misma una posibilidad básica de la existencia humana. Necesaria, porque invoca aunque libre, la tarea básica de existir. En síntesis, podríamos aducir en este momento del trayecto, que la filosofía se puede definir como aquella posibilidad básica de existir. Por su objeto, fue definida en Grecia como “el conocimiento de los entes en cuanto entes, de las cosas divinas y las cosas humanas”. Por su fin, como “la meditación sobre la muerte y la asimilación de lo divino en cuanto que es posible al hombre”. El amor por el saber, supone como amor una inclinación voluntaria hacia aquello oculto, el conocimiento de lo que existe. Inclinación por una interacción con la heterogeneidad del mundo, afinidad epistemológica, ontológica, ética, estética, teológica y seguiría la lista de disciplinas filosóficas, describiendo distintos tipos de amor según la multiplicidad de objetos amados: la posibilidad de conocer, el ser, la acción humana, la belleza, Dios. Libre elección por interactuar con la verdad del mundo, el sí mismo y el otro (los otros) en su descubrimiento y autodescubrimiento erótico. Expresar la filosofía significa, de este modo, amar la verdad. Arthur Schopenhauer, tal vez el más intuitivo de nuestros filósofos, fue capaz Colli, Giorgio, El nacimiento de la filosofía, Barcelona, Tusquets, 1980, p. 11. 6 Ibid., p. 13. 7 Op. cit., “Sobre la necesidad metafísica del hombre”, p. 212. 5


EXPRESAR L A FILOSOFÍA le otorgó su distinción entre los demás seres, distinción que derivó al final en poder y en control.

de observar a detalle esta característica de la humanidad. “Con excepción del hombre, ningún ser se asombra de su propia existencia, sino que para todos ésta se entiende por sí misma, hasta tal punto que ni la notan.” Mas adelante, casi al final de su ensayo se expresará diciendo: “Finalmente, y por lo que a las obligaciones de la metafísica respecta, solo tiene una, ya que es de tal clase que no admite a ninguna otra junto a sí: la obligación de ser verdadera. […] Por lo tanto, una filosofía dada no tiene otra medida de valor más que la verdad. Por lo demás, la filosofía es esencialmente saber del mundo: su problema es el mundo: sólo con él tiene que ver, y deja a los dioses en paz, esperando a cambio que también ellos la dejen en paz a ella.” La tarea del filósofo se encuentra entre la mirada de dos situaciones límite, la finitud y la infinitud, la paradoja que nace del tránsito necesario y posible entre venir al mundo y dejar el mundo, la vida y la muerte, descripción de una tensión dialéctica entre la metafísica y la física, la conciencia entre la finitud de toda existencia y la inmortalidad pregonada por los grandes sistemas dominadores de la creencias y las convicciones de la humanidad. El gran prejuicio de Occidente, dogma que ha visto la sobrevaloración de su origen en Aristóteles, consiste en haber supuesto la siguiente implicación: la aparición de la razón en el hombre,

La reflexión se alió al asombro, la disposición metafísica propiamente dicha consistiría ante todo en ser apto para asombrarse de lo habitual y lo cotidiano. Es aquí donde el conflicto de la representación tiene su aparición y se convierte en un problema mayúsculo, la totalidad de los fenómenos, es decir, la única posibilidad epistémica del hombre en cuanto a objeto de conocimiento. El hombre se sorprendería de sus obras, y la razón comenzaría a preguntarse qué es ella misma, la razón como objeto y sujeto, supondrá más adelante Hegel, la substancialización de la razón, el ser identificado con el pensar. La razón se enfrentaría a la finitud, a la angustia por el fin, a la muerte, momento en el que, a decir del propio Schopenhauer el asombro es mayor, pues la finitud existencial de la que sólo puede ser consciente el hombre se vuelve razón de su propia búsqueda, dando lugar al carácter autorreferencial de la filosofía y de la propia condición humana encerrada sobre sí misma. Esta propuesta consigue atraer nuestra atención, sobre todo porque plantea más allá de soluciones conformistas o maniqueas, una problematización idónea: el impulso de la reflexión filosófica como interpretación metafísica del mundo nace a partir de una inquietud originaria por la muerte, el padecimiento de la vida y los síntomas que derivan de esta enfermedad mortal.

FILOSOFÍA

“Con excepción del hombre, ningún ser se asombra de su propia existencia, sino que para todos ésta se entiende por sí misma, hasta tal punto que ni la notan.”

31


EXPRESAR L A FILOSOFÍA

FILOSOFÍA

Los orígenes de la filosofía, y, por tanto, de todo el pensamiento occidental, son misteriosos. El esfuerzo de Schopenhauer, así como de Kant, y en general de todos los filósofos modernos, desde la Antigüedad hasta Hegel, ha sido desligar el conocimiento y las preocupaciones filosóficas del abuso teísta o religioso de la “necesidad metafísica del hombre” como la llamara el autor del Mundo como Voluntad y Representación. Este intento ha consistido no solamente en una secularización instrumental, sino a la vez en una búsqueda por la autenticidad del pensamiento y la actividad filosófica. Según estos autores la diferencia central entre varios estilos o tipos de metafísica se resumiría en contraponer a la metafísica filosófica frente a una metafísica de corte teísta, la primera exigiría reflexión, instrucción, esfuerzo y vocación crítica y autocrítica; mientras que la segunda, dado el carácter de su acreditación externa por la Revelación, referiría a una autoridad y a un dogma de fe para llevar por el camino de la creencia incuestionable a la mayoría de los hombres. Pero, detengámonos por un momento en esta separación artificiosa. ¿En realidad la filosofía ha quedado gravemente desligada de la religión o de la metafísica como quisiera? ¿No se trata en el fondo de la enarbolación de un dogma por otro? ¿Qué esconde esta extraña dialéctica? Para tratar esta cuestión, anidada por igual, en la 32

pregunta inicial sobre el nacimiento de la filosofía, Giorgio Colli nos comenta, casi al principio de su obra: “Los orígenes de la filosofía, y, por tanto, de todo el pensamiento occidental, son misteriosos. Según la tradición erudita, la filosofía nació con Tales y Anaximandro: en el siglo XIX se buscaron sus orígenes más remotos en fabulosos contactos con las culturas orientales, con el pensamiento egipcio y con el indio. Por ese camino no se ha podido comprobar nada, y nos hemos contentado con establecer analogías o paralelismos” o como hiciera Schopenhauer con esclarecer tajantemente la diferencia entre los distintos tipos de metafísicas, el auténticamente filosófico y las metafísicas dogmático-religiosas. Lo cierto y -como dice Colli– “sobre todo lo que es característico de los griegos es el aspecto teórico ligado a la adivinación. La adivinación entraña conocimiento del futuro y manifestación, comunicación de dicho conocimiento.” Esto nos trae de regreso a la pregunta planteada al principio de este ensayo: ¿qué relación existe entre la necesidad metafísica, originaria al nacer la filosofía y el espíritu de libertad que habita en el ser mismo del hombre? Ya Immanuel Kant había esbozado una advertencia teórica al respecto. Como bien, observara su más fiel discípulo y crítico, Arthur Schopenhauer: “Tal diferencia se asiente en general sobre la distinción kantiana entre fenómeno y cosa en sí. Precisamente porque Kant consideró la última como estrictamente inexpliOp. cit., pp. 93-94.

8


EXPRESAR L A FILOSOFÍA

tránsito no debe subestimarse en ningún sentido como se ha visto al desentenderse del valor retórico del conocimiento o viceversa del sentido filosófico de las palabras. La interioridad de los dialogantes 9

Ibid., p 97.

en una discusión pública o privada trataría de llevarse a la escritura, considerando la pérdida de vitalidad subsecuente. “Hemos visto – relata Colli –que en Gorgias la dialéctica, al menos parcialmente, da señales de convertirse en literatura. Pero sólo con Platón se declara el fenómeno abiertamente. Ese fue un gran acontecimiento, y no sólo en el ámbito del pensamiento griego.

FILOSOFÍA

cable, no había, según él, ninguna metafísica sino mero conocimiento inmanente, es decir, mera física que solo puede hablar de fenómenos y, junto a ella, una crítica de la razón que tiende hacia la metafísica. […] Expone cómo una misma acción puede ser perfectamente explicada, por un lado, como nacida con necesidad del carácter del hombre, del influjo de los motivos experimentados en el curso de su vida y del que ejercen los actuales; pero, por otro lado, se la puede considerar como la obra de su voluntad libre.” Aun así, opinamos del lado de Colli, que para reconocer con mayor cautela el nacimiento del saber griego, incluso anterior a la locura, el mito puede darnos pistas más remotas sobre el origen de la filosofía. La Ilustración se acobardó ante el inextricable trenzado de símbolos y la multivocidad que desmayó a la razón unívoca. Antes de Apolo (Dios de la belleza, la Cítara, la forma y la luz) habría que saltar sobre la aventura humana en la que se adelantó Odiseo en su regreso a Ítaca, investigar sobre la civilización micénico-minoica, observar jugar a Dionisos (Dios del vino, la embriaguez, la locura y la oscuridad) en Creta siendo arquitecto de la nada y a Ariadna recorrer su laberinto protéico.

Platón inventó el diálogo como literatura, como un tipo particular de dialéctica escrita, que presenta en un cuadro narrativo, los contenidos de discusiones imaginarias a un público indiferenciado.” Viene a colarse una serie de preguntas que casi de manera directa aluden al problema sobre el que nos interesa abismar, la expresión de la filosofía: ¿Por qué llamó, entonces a este nuevo género literario “filosofía”? ¿No fue desde un principio un auténtico “amor por el saber”, aun siendo oral su manifestación? ¿El carácter escrito daría, entonces, el verdadero estatuto al pensamiento filosófico y a la actividad filosófica, el estatuto de su perdurabilidad, su autoconservación, su legitimidad, su vigencia y su trasmisión asegurada de generación en generación, como una especie de deseo innato por perpetuarse? Y, sin embargo, ¿no está en su transformación, el más fino detalle de su origen? Del diálogo se pasaría al tratado, abreviatura “democrática” de la exposición de aquellos tópicos, antes 33


FILOSOFÍA

EXPRESAR L A FILOSOFÍA limitados a la lectura de los interlocutores y algunos acompañantes, entorno a las consideraciones sobre las condiciones que hacen posible a todo ente ser ente, y a todo ser aparecer como fenómeno, abstracciones racionales envueltas en la grafía material y accesible a un mayor número de personas. Colli reconoce que pensar las condiciones preliterarias del pensamiento representa un problema, sobre todo si provenimos de una tradición que elogió a la palabra escrita antes que a la magia mítica de la palabra hablada, menos domeñable. Paradójicamente, descubre este autor que es Platón mismo quien nos podría ayudar a desentrañar el conflicto referente al origen preliterario del la sabiduría griega. ¿Deberemos creer al mito que Platón incluye en su diálogo Fedro sobre la invención o donación divina de la escritura de parte del dios egipcio Theuth al faraón Thamus y a las repercusiones dañinas que podría tener este instrumento sobre la memoria humana? ¿Por qué negar en términos generales a la escritura la capacidad de expresar pensamientos genuinos y serios? ¿Es un asunto que tiene que ver más con la letra o con la disposición misma del discurso o con el discurso en sí mismo, al cual sería 34

inadecuado confiar el pensamiento y la verdad, en constante cambio y disolución y jamás obtenida permanentemente? De algo podemos estar seguros, la expresión de la filosofía no se reduce a su escritura, es un elemento que constituye parte de su manifestación, no obstante, la lectura y la interpretación activa de los fragmentos filosóficos resignifica siempre cualquier pensamiento, el escrito aislado y comprendido como reliquia únicamente archiva el conocimiento, más no lo recrea ni lo modifica, menos podríamos conjeturar que llegara a transformar el mundo que observa, critica y confronta. Anterior a la escritura filosófica está el ejemplo de Sócrates, de quien no tenemos noticia de algún escrito. Sócrates, a disgusto de la opinión de Nietzsche, no sólo fue el autor intelectual de la decadencia griega y del pensamiento trágico en Europa, sino un pensador que personificó todavía a la actividad filosófica como una vocación y actitud de vida, fue sabio por su vida –nos comenta Colli–. La escritura y la preeminencia teórica de la reflexión filosófica se pueden comparar al cierre que ordena al mundo, como razón que rige sobre la realidad. La abertura real que supuso la procedencia de Caos en la


EXPRESAR L A FILOSOFÍA

mitología, no se limita a la división mítica entre Cielo y Tierra, Uranos y Gea; Caos permanece, como el fuego eternamente vivo que se enciende según medidas y se apaga según medidas, sobre el que se tiene noticia, Heráclito meditó. De alguna manera la palabra filosófica es una palabra que no es indeleble, se borra y se reescribe cotidianamente en la historia del mundo y de los hombres al compás de la reflexión, la interpretación y la modificación del mundo y de los hombres sobre diversos horizontes y perspectivas. El demonio literario que habita en Platón, idealiza la figura del filósofo, aun criticando la mimesis artística y la escritura, él se caracterizó por ser el padre del sentido Heidegger, Martin, Introducción a la Filosofía, Valencia, Cátedra, 1999, p. 29. 10

La contundencia de la palabra filosófica ha marcado con su huella, que es un acto de pregunta y de respuesta simultáneamente inconmensurables, el campo húmedo de la naturaleza dormida, el hombre ha entrado sin percatarse en un sueño que yerma el mundo, y la ilusión de la que es responsable ha tomado rumbos inhóspitos que definen lo surcos de su laberinto. Hasta la actualidad el camino de esta embrollada aventura parece no hallar fin, a reserva de la felicidad que el desafío mismo representa. Esta radicalidad se ve opacada en el momento en que se deja a un lado la tensión entre su acto, el acto originario de preguntar y la respuesta polémica. Parece que sucedió lo mismo cuando se profanaron las prácticas religiosas y la ofrendas a Apolo y Dionisos, cuando murió el coro griego y se escribió o enseñó filosofía en la Universidad, cuando el ministerio instruyó a los profesores y los profesores siguieron el mandato de sus superiores. Parece que el paso de la tradición oral a la tradición escrita está marcado políticamente, historia de un olvido con propósitos de abandono

FILOSOFÍA

literario material de la filosofía. El fundador de la Academia trasladó a expresión escrita el drama de la existencia y del pensamiento.

35


FILOSOFÍA

EXPRESAR L A FILOSOFÍA de la pregunta por el ser y por responder también ¿quiénes somos originariamente? Aún así parece que existe una presuposición teórica muy apresurada al someter el carácter de la filosofía a una identidad, aquélla se referirá desde antiguo a lo auténticamente germinal, el principio, la nada o el prejuicio totalitario y original del propio carácter filosófico. La palabra funda, enmienda, oculta. Funda civilización y cultura, enmienda el error del comienzo, oculta el miedo por lo que será posible esperar en la situación finita desde donde como alaridos de angustias irreprimibles brota la voz silenciosa del amante del saber: por esta razón el filósofo crea míticamente la memoria del suceso, pero más allá del regreso, el recuerdo de lo aún no acontecido, el invento de una confrontación temida por la que la necesidad metafísica del hombre lo arrebatará de sí mismo. Siempre está por venir, su presente se escapa, su pasado ha sido, su futuro es incierto. Amar es hacer filosofía y hacer filosofía es expresar el amor hacia la profundidad de lo ignoto, el misterio de un destino inesperado, lo completamente otro, la diferencia que nos constituye originariamente: Dios, el sí mismo, el mundo, lo otro, el Todo, 36

la Nada. Elementos seductores de la radicalidad del pensar. ¿Está justificada esta tentación por pensar el Todo? Y más aún, se ha pensado en las repercusiones teóricas y prácticas de llevar a cabo tal odisea siempre contradictoria? Pero, pensar el Todo necesita del lenguaje. El problema: pensar la infinitud del cosmos con los términos finitos de un determinado lenguaje, como opinaba Whitehead. ¿Cuál es este lenguaje? ¿Cómo nombrar las esencias sin rebajar su calidad original? ¿Cómo mentar los nombres de Dios? [Dar el nombre. Dar la muerte. Morir.] El pensar devela lo que está oculto, es decir, olvida y reinventa. La filosofía ha presumido durante el tiempo que hace a su historia hablar de buscar alrededor, en el transcurso y al interior de un círculo particularmente vi-


EXPRESAR L A FILOSOFÍA

cioso, un sentido determinado de verdad (aletheia). En esta presunción que desoculta está la gloria del pensamiento, pero también su inexorable drama. ¿Qué es filosofía? ¿Amor por la sabiduría? ¿Amor germinal por la verdad? Pregunta incontestable que deviene ella misma otra pregunta para sí, abriendo el umbral de la autorreferencialidad de su camino, el andar errante del hombre, su mundo y lo desconocido. Cierto es que describe su paso el de una amistad malograda siempre con las cosas, un esfuerzo que colapsa en la propia esencia de las cosas, amar es, sin embargo, la característica que le otorgará a esta tarea su profundidad más original.

y problematizado en y a través del presente escrito. Hemos confrontado para ello el pensar de tres autores fundamentales en la historia del pensamiento en Occidente, confluencia entre variadas tradiciones y corrientes filosóficas: Giorgio Colli, Arthur Schopenhauer y Martin Heidegger. Según, el filósofo italiano -coeditor junto con Mazzino Montinari de la edición de las “Obras de Friedrich Nietzsche”- el origen de la filosofía proviene de un lugar inhóspito, la locura entendida como manía religiosa. Mientras que para Schopenhauer, está ya ínsita en el hombre la necesidad metafísica y para el maestro de Alemania, Martín Heidegger, es una inclinación que viene de antiguo perfilándose como posibilidad básica de existir. ¿No es, acaso, que el sentido mismo de la vida plantea las preguntas últimas, aquéllas que visten la esencia del mundo y del hombre?

Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos, te pareces al mundo en tu actitud de entrega, mi cuerpo de labriego salvaje te socava, y hace saltar el hijo del fondo de la tierra. Así inaugura Pablo Neruda sus Veinte poemas de amor por los años 1924-1926. ¿Dónde anida el gran misterio sobre el nacimiento de la filosofía? Éstas son algunas preguntas que se han transformado

Parece que la filosofía ha insistido a lo largo de su proceder en una sola aspiración cuyo rostro es un error fundamental: sistematizar la fragmentación del mundo y la realidad, incluyendo aquí. Sus límites, aquéllos que marginan (el sujeto de conocimiento y la abstracción como operación mental privilegiada) y lo propiamente marginado (la diferencia, lo otro, el objeto de abstrac-

FILOSOFÍA

“...el origen de la filosofía proviene de un lugar inhóspito, la locura entendida como manía religiosa...”

37


EXPRESAR L A FILOSOFÍA “La filosofía anhela la verdad, pues anhela la vida y la autoconservación de la pregunta por sí misma.” ción) y su propia aniquilación. La prolongación de su fin se anticipó desde un principio, el mito y la religión griega tienen en ese sentido una de las claves más desafiantes del pensamiento filosófico, su operación dialéctica, la tensión de su devenir todo y nada, pensamiento, lo pensado, el ser y las cosas. Se manifiesta uniendo y separando las piezas perdidas de una revelación eternamente inconclusa. Fomentar el enigma que despierta el propio acto de filosofar enmienda una posible conexión entre la adivinación, la magia y el mito. La filosofía anhela la verdad, pues anhela la vida y la autoconservación de la pregunta por sí misma. El pensamiento tiene un claro fondo religioso, de ahí que la mayor parte de sus interrogantes iniciales hayan tenido una relación intrincada con fuerzas que superaban su comprensión, Dios y la naturaleza, son dos ejemplos, elementos que ha tratado, a lo largo de su historia, de apartar como sí, estos refirieran en sí y por sí mismos a una solución que atemoriza al filósofo. Es la razón de su combate, atacar todo aquello que priva a la verdad de su auténtico ocultamiento. El uso de la metáfora es también, 38

un indicio de este pathos germinal que une al adivino con el sabio, al sacerdote con el sabio, al observador de la naturaleza con el sabio. El esfuerzo de la filosofía y la cultura en Occidente se puede resumir en un intento segregacionista por encontrar lo particular o específico en cada actividad, sin poder comprender la multiplicidad que significan tantas las diversas creencias y prácticas como los diversos saberes. La razón que investiga se modifica a sí misma, le resulta insoportable el hecho de que hasta para ella, y principalmente para ella, esté oculto su propio sentido. Al parecer la filosofía se ha comprendido a sí misma, igualmente, como un intento fallido por recuperar algo perdido, la nostalgia del ser que olvidó el hombre en su desenfrenado avance histórico. Un objetivo de la aurora filosófica es el de introducir por medio de la palabra al hombre hacia el mundo, sin embargo, más allá de la palabra, el hombre descalzo de cualquier gramática o categorización o conceptualización o imagen, atraviesa el mensaje de su propio reflejo. La filosofía ha de introducir al hombre con el hombre, al hombre con el mundo, pero sin estacionarse en la representación, puede


EXPRESAR L A FILOSOFÍA “...la filosofía surge de una disposición retórica acompañada de un adiestramiento dialéctico, de un estímulo agonístico incierto sobre la dirección qué tomar...” ser también el umbral de una experiencia mágica. Tradicionalmente el saber como poder sometió esta tarea y a quienes la ejecutaron. Pero, antes de ser poder y de autodenominarse como saber, la filosofía tuvo como fuente y rasgo indeleble a la locura, otra especie de sentido común. Respuesta y palabra, pregunta ideal que parte de las circunstancias históricas hacia la transformación material del mundo y la inocente creencia en la proyección de una esperanza que ha tenido desde siempre una peculiar expresión: la amistad [philos/ philein]. Introducir a la filosofía es por sí mismo un problema sin solución, como acertadamente opinó Martin Heidegger. Colli concluiría diciendo que “la filosofía surge de una disposición retórica acompañada de un adiestramiento dialéctico, de un estímulo agonístico incierto sobre la dirección qué tomar, de la primera aparición de una fractura interior en el hombre del pensamiento, en que se insinúa la ambición veleidosa al poder mundano, y, por último, de un talento artístico de alto nivel, que se des-

carga desviándose, tumultuoso y arrogante, hacia la invención de un nuevo género literario.” Introducir significa expresar por vez primera ¿cómo expresar por vez primera a esta criatura compleja que llamó alguna vez Pitágoras philosophos? Resultó de un enigma, de un misterio obstinado y todavía continúa sin haber respuesta precisa para el embrollo que nos convoca, y será una cuestión de instantes, razón de lo efímero, quimera de lo real, el hecho de no poder amarrar la letra con sangre, ni con tinta, pensamientos fugitivos que se alojan en oscuras cavernas, sombras de una luz que se fuga yendo y viniendo del fin al principio y del principio al fin. Sigamos, pues, padeciendo la vital inversión paradójica, sufriendo, sintiendo y disfrutando el no tener la respuesta en la inmediatez de nuestros sentidos, de saborear y olfatear la pregunta por lo oculto mientras el alba dure y el ocaso se prolongue, el río de plata que la luna nos trajera, porque como cantaba el tango de Carlos Gardel “yo sueño con el pájaro que añoro y que nunca volverá.”

39


SOCIOLOGÍA

Una introducción a la Sociología del deporte: La importancia de utilizar y encontrar nuevas fuentes de aproximación al entendimiento de la realidad social. Siguiendo al eminente sociólogo e historiador: Immanuel Wallerstein, podemos percatarnos que después de la segunda guerra mundial, las Universidades y centros de enseñanza profesional, comenzaron a preocuparse por entender los mecanismos sociales, políticos, y económicos, que dieron origen al conflicto bélico, a la unión de los países aliados que se opusieron a los intereses del Tercer Reich, y a la preeminencia y lugar, que tras el triunfo, iban a tener los estadounidenses en el mundo moderno. La creación de institutos de investigación, el papel de los profesores especializados, y los grupos interdisciplinarios, fueron a partir de este momento, muy importantes para la comprensión y crítica de la realidad social moderna. Dentro de las líneas de investigación que surgieron durante el periodo, debemos, para los fines de este escrito, destacar la aportación que la Sociología contemporánea

40

Por Javier Lazarín Guillén

ha realizado, y nos enfocaremos concretamente en este caso a la Sociología del deporte. Sobre la Sociología del deporte Las investigaciones sociológicas en el campo del deporte tienen la finalidad de sacar a la luz aspectos antes desconocidos o conocidos de una manera vaga. Su objetivo es afianzar el conocimiento de la realidad social partiendo de la idea de que el deporte no es ajeno al hombre y la sociedad. Siempre es necesario ubicarnos en un texto y contexto social específico, y si debemos hacerlo con el deporte moderno, los estudiosos suelen remontarse al siglo XVIII. Recordemos que esta época que es conocida como la Ilustración, evidencia en la mayoría de los lugares en los que se asentó, que el uso de la razón, la instauración de la idea de progreso a través del avance material, el uso de la ciencia, la autocontención, y el impulso de la sociedad, y los baluartes de la modernidad: familia, riqueza,


SOCIOLOGÍA

propiedad, libertad, debían ser la constante del mundo moderno. La mayoría de los deportes de hoy, tienen entonces, un antecedente ilustrado, y al igual que las prácticas clásicas, medievales, y renacentistas, entrañan y evidencian factores de competitividad. Empero, a diferencia de la antigüedad, son competiciones que implican también el uso de la fuerza corporal y de habilidades logísticas, pero al ser parte del iluminismo están llenas de reglas que se imponen a los contendientes que no deben sufrir daños físicos al realizar la actividad. Deben ser sensatos, y los ganadores serán los más preparados física y mentalmente. Dicho esto, podemos percatarnos que los distintos tipos de sociedad, sus intereses, representaciones sociales, imaginarios, y fines, pueden ser estudiados y analizados a través del deporte, sus prácticas, y apoyos estatales. Recordemos que cuando

el gran latinoamericanista Eduardo Galeano escribió su libro sobre el fútbol o el historiador y periodista Ryszard Kapuscinsky realizó su crónica sobre la guerra del fútbol, nos hicieron percatarnos que cada vez más personas practican u observan en su tiempo libre competiciones de habilidad y fuerza corporal que conocemos como deporte, empero, según el tipo de sociedad y el grado de avance material y psicosocial, se valida o no el papel del deporte y su lugar en la vida material. Los deportes y el consumo o practica de los mismos son directamente proporcionales al tipo de sociedad que les da forma, cabida, y sentido. Es por eso que algunos deportes modernos son más violentos que otros, o se practican en contextos sociales, económicos, y políticos que tenemos bien ubicados. Por ejemplo, el “rugby”, el “americano”, la “lucha”, el “box”, el “full contact”, el “hockey”, y el “fútbol”, pertenecen a realidades especificas y determinadas por el progreso 41


SOCIOLOGÍA

Una introducción a la Sociología del deporte: La importancia de utilizar y encontrar nuevas fuentes de aproximación al entendimiento de la realidad social.

material e históricos, y son utilizados como identidad y representación social. En todos ellos existen reglas que deben respetarse, ya que son un ejemplo del proceso civilizador, pero también son utilizados como distractor, relajador de las costumbres, y para la descomposición social. No olvidemos que la mayoría de los deportes son muy vistos por la población, pero se practican poco. La audiencia mundial prefiere verlos por televisión, escucharlos por radio, o checar los periódicos, mientras, consumen alimentos chatarra, bebidas diversas, y otras cosas por el estilo. Podemos con esto analizar procesos de descomposición social que pueden ayudarnos a entender los distintos bosquejos sociológicos y escenarios en los que se mueve el actor social de hoy.

42

En el transcurso del siglo XX, “los ejercicios corporales competitivos en forma altamente regulada” que llamamos, deporte se convirtieron en representaciones simbólicas de competición no violenta, no militar, entre las naciones, pero nunca dejaron de ser un ejercicio de competición que excluya el hecho de que al final, lo importante es ganar y mostrar la superioridad que se tiene ante el otro, que sigue viéndose como el inferior y perdedor. Así entonces, en las sociedades industrializadas el deporte tiene una función muy importante: la de proporcionar ejercicio físico (aunque sea de manera simbólica o ficticia a través de los medios) a una población con un gran número de ocupaciones sedentarias, y con falta de tiempo y oportunidades para realizar actividades que los hagan


Una introducción a la Sociología del deporte: La importancia de utilizar y encontrar nuevas fuentes de aproximación al entendimiento de la realidad social.

Al final, lo importante sigue siendo ganar, y la sociedad reconoce y premia al que lo logra, es por eso que hay algunas personas que pueden dedicarse al deporte como modo de vida, y por eso son apoyados por los estados (salvo en países como el nuestro, que por lo regular se les toma en cuenta hasta que destacan), la industria cultural, y la mercadotecnia. Estos personajes salen del promedio, y con sus triunfos, simbólicamente, dan voz y representatividad social a los que son como ellos, pero se dedican a trabajar en otras cosas muy ajenas al mundo del deporte, y que también forman parte de la economía de mercado que les introyecta la idea de que el triunfo de unos al final es de todos. Dicho esto, podemos ver que el deporte hoy en día ha cobrado fuerza como una de las principales fuentes de emoción agradable, y que se ha convertido en uno de los principales medios de identificación colectiva, y que ha llegado a constituirse en una de las claves que dan sentido a las vidas de mu-

chas personas que necesitan salir de lo que Eric Dunning llamó alguna vez “la rutinización universal”. Es por eso que el deporte se ha convertido en una especie de religión seglar que ocupan un lugar preeminente en una época cada vez más profana. Probablemente es el carácter oposicional por naturaleza del deporte, o sea, el hecho de ser una lucha por el triunfo por sobre todas las cosas, lo que explica su lugar e importancia como centro de la identificación colectiva. Esto significa que se presta a la identificación de grupos, o a la de nosotros como grupo que nos da una variedad de niveles, regiones, identidades variables, y patrones de consumo, que son muy útiles para que los estudiosos podamos hacer análisis más concretos de la realidad social contemporánea. Como ejemplo de esto tenemos los juegos Olímpicos o la Copa del Mundo. En ellos, el deporte puede ser un sustituto viable de la guerra, pero evidenciará de alguna u otra forma la superioridad de unos sobre otros. Ese es el objetivo. Amén de que son un gran negocio. Es por eso que desde las ciencias sociales debemos reflexionar sobre estos temas que no deben ser vistos como ajenos al quehacer intelectual. Es necesario abrir nuevas puertas a la investigación para así llegar a mejores esclarecimientos sobre la época actual. Los invito pues a hacer sociología del deporte.

SOCIOLOGÍA

salir de su cotidianeidad, y obtener así un poco de satisfacción que les sea útil para controlar de forma suficiente, uniforme , y estable, sus impulsos libidinales, afectivos, y emocionales más espontáneos. En otras palabras, con el deporte se logra el autocontrol individual, que es lo único que puede garantizar el éxito social y la supervivencia del hombre que habita el contexto histórico de hoy.

43


CULTURA

La multiplicidad de existencias en las novelas de Pirandello Por Evelia Hernández Muñiz

P

aralela a la experiencia lírica de D’Annunzio y de Pascoli se desarrolla la de los narradores que vivieron entre fines del siglo XIX y los primeros años del s. XX; marcada también por la inquietud de los tiempos, la nueva narrativa no surge en un terreno social, sino individualista. El humorismo, la ironía y el análisis funcionan como reactivos respecto a la materia burguesa e iluminan la posición decadentista del escritor: esto se observa en Pirandello , Svevo y, en menor medida, Panzini. Luigi Pirandello (nacido en Agrigento en 1867 y muerto en 1933) adquirió fama —no sólo en Italia, sino en todo el mundo— en los últimos años de su vida, ósea, en el momento en que se dedicó preferentemente al teatro, con una novedad y originalidad de temas, planteamientos y procedimientos técnicos que imponía al público, obligándolo a salirse del acostumbrado repertorio de esquemas con-

44

vencionales; mas Pirandello llegó al teatro tras una larga producción de novelas y relatos. De la novelística pirandelliana destacan: L'esclusa que apareció por primera vez en las columnas de La Tribuna (1901), editado posteriormente en 1908; Il turno (1902); Il fu Mattia Pascal (1904) que apareció por primera vez en la revista La nuova antologia; I vecchi e i giovani escrita en 1913 y Uno, nessuno y centomila (1925-26). En cuanto a las narraciones cortas, el escritor intentó escribir 365 cuentos para recopilarlos en Novelle per un anno; sin embargo, sólo escribió 240. Igualmente, Pirandello escribió poesía, recopilada en cinco compendios: Mal Giocondo, Pasqua di Gea, Elegie Renane, La Zampogna, Fiore di Chiave. También editó ensayos, de los cuales destaca: L’ Umorismo (1908), puesto que en


Es importante destacar que los argumentos de su arte fueron siempre los mismos, desde la poesía al cuento, la novela y el teatro, lo único que cambió fue el género. La mayoría de los temas son: locura, desdoblamiento de la personalidad, la pérdida de la identidad y el relativismo de lo que creemos saber. La genialidad de Luigi Pirandello, por tanto, consiste en el trabajo de fragmentación o descomposición de la personalidad humana; ya que esto se convierte en un discurso filosófico, que a través de la narración de situaciones, induce al lector a la introspección de la propia psique; así, el autor consigue expresar el mundo (interior e exterior) humano y definirlo en novelas de gran trascendencia: como resultado, surgen obras que cuestionan, ejemplifican y derivan todas las posibilidades de la individualidad del hombre.

I processi di scomposizione inagurati, già col Fu Mattia Pascal, a carico del personaggio e poco dopo teorizzati nell’Umorismo, qui toccano la loro rappresentazione formale estrema, almeno per Pirandello: fino allo sbriciolamento della trama in tanti sbalzi e andirivieni, soste riflessive, digressioni saggistiche improvvise, soliloqui,dicese in platea (tra i lettori) e risalite sul palcoscenico, che sono tante quante sono le tappe in cui si sviluppa e si aggruma la <<follia>>(...)

CULTURA

éste se exponen los principios de su arte dramático. Entre los años 1921 y 1933 realizó una amplia producción teatral que incluye: Vestire gli ignudi (1923), Ciascuno a suo modo (1924), Questa sera si recita a soggetto (1930), Sei personaggi in cerca d’ autore (1921) y Enrico IV, las cuales fueron consideradas sus más grandes obras dramáticas.

Los personajes de Pirandello son quienes expresan este conflicto, generalmente, pertenecen a la burguesía; personas ordinarias que, por diversas razones, se dan a la tarea de salir de lo común: verse vivir desde fuera de sí mismos. Es por esto que comienzan a entender, analizar la vida y los propios sentimientos; de tal forma, el análisis propuesto por el autor surge en la individualidad de la persona. Pirandello centró su atención en el contraste entre la vida interior del hombre y las apariencias exteriores, en la convicción de que existe una gran diferencia entre cómo somos realmente y cómo nos perciben los demás. Es, en este punto, donde se manifiestan los contrastes de existencia humana. 45


CULTURA

La multiplicidad de existencias en las novelas de Pirandello

Para demostrar esta idea, me referiré a dos novelas de dicho autor: Il fu Mattia Pascal y Uno, nessuno e centomila. En estas narraciones, se pueden observar tres tipos de existencia humana: la individual, la social y la simbólica. La individual se construye a partir de imágenes, percepciones y experiencias propias, erigiéndose como un lugar de representaciones objetivas y subjetivas de cada sujeto. Precisamente la existencia individual es lo que proporciona sentido a la realidad: ya que, de forma íntima, cada persona crea el significado y la esencia de su vida. Igualmente cobra importancia porque la personalidad individual, delata permanentemente quiénes somos, cómo somos, cómo nos sentimos, en qué creemos, de dónde venimos, qué buscamos e incluso qué ocurre a nuestro alrededor. Un ejemplo es Vitelangelo Moscarda (el personaje principal de Uno, nessuno e centomila) que tenía una determinada percepción de sí mismo. Avevo ventotto anni e sempre fin allora ritenuto il mio naso, se non proprio bello, almeno molto decente, come insieme tutte le altre parti della mia persona. Per cui m’era stato facilmente ammettere e sostenere quello che di solito ammettono e sostengono tutti coloro

46

che non hanno avuto la sciagura di sortire un corpo deforme: che cioè sia da sciocchi invanire per le proprie fattezze. Sin embargo, su existencia individual se ve afectada por la existencia social, puesto que a partir de un comentario superficial de su esposa sobre sus defectos, que él ignoraba, siente una inestabilidad con respecto a su existencia individual: “Cosí volevo io esser solo. Senza me. Voglio dire senza quel me ch’io già conoscevo, o credevo di conoscere. Solo con un certo estraneo, che già sentivo oscuramente di non poter piú levarmi di torno e ch’ero io stesso: l’estraneo inseparabile da me.” “-Perché, quand’uno pensa

d’uccidersi, s’immagina morto, non piú per sé, ma per gli altri?”

En este punto, arrancan las reflexiones que se tornan filosóficas, puesto que Vitangelo concluye que ese extraño que está en su interior, es un ser insólito desde su punto de vista porque no se reconoce a sí mismo como lo vislumbran los demás; entonces, descubre que no se trata de un solo hombre, sino de muchos: el que cada persona ve en él. Voi credete di conoscervi se non


La multiplicidad de existencias en las novelas de Pirandello

En consecuencia, la existencia social adquiere trascendencia, puesto que el valor que nos dan los demás, afecta directamente en nuestra identidad: “Mi si fissò invece il pensiero ch’io non ero per gli altri quel che finora,dentro di me, m’ero figurato d’essere.” Los juicios ajenos, por tanto, constituyen otra parte de la personalidad ya que la pueden condicionar, censurar o configurar; de hecho, el comportamiento del individuo se rehace a partir de las percepciones (superficiales o transcendentales) ajenas. De esta manera, la persona reconoce que es un sujeto dentro de un mundo y que debe establecerse en él, junto con otros seres, con otras consciencias a las que debe incluir en sus ideales, convirtiéndose en-

tonces en un ser para los demás: “-Perché, quand’uno pensa d’uccidersi, s’immagina morto, non piú per sé, ma per gli altri?” “Vitangelo (…) dovrà cioè varcare la vita sociale fino ai confini della vita universale; e cancellare la propria minuscola identità di uomo, fino al confine in cui l’uomo diviene cosa fra le cose (...)”

CULTURA

vi construite in qualche modo? E ch’io possa conoscervi, se non vi costruisco a modo mio? E voi me, se non mi costruite a modo vostro? Possiamo conoscere soltanto quello a cui riusciamo a dar forma. Ma che conoscenza può essere?È forse questa forma la cosa stessa? Sì, tanto per me, quanto per voi; ma non cosí per me come per voi: tanto vero che io non mi riconosco nella forma che mi date voi, né voi in quella che vi do io(...)

No obstante, dichas formas de existir no son las únicas en la obra de Pirandello, pues también está la existencia simbólica, la cual se forma por los documentos que cualquier persona necesita para funcionar en una unidad social. Ya que las existencias tanto social como individual son realidades imperceptibles, que no sustentan la identidad de una persona; por lo cual, el estado otorga a los sujetos una presencia “fundamentada”. Para ejemplificar este concepto me referiré a Il fu Mattia Pascal, ya que el protagonista de dicha novela es víctima de los términos de una sociedad; Adriano Meis liberado de sus existencias anteriores (social e individual: ser Mattia Pascal), se encuentra con el problema de tampoco tener una existencia simbólica, por lo que no tiene una personalidad específica y mucho menos goza de los derechos de un 47


CULTURA

La multiplicidad de existencias en las novelas de Pirandello

48

individuo tangible. “Possono rubarmi tutto, levarmi fin la camicia di dosso; e io, zitto! Che diritto ho io di parlare? La prima cosa che mi domanderebbero, sarebbe questa: « E voi chi siete? (...)».” Tal vez esta existencia — a pesar de que es la más frívola; puesto que sólo indica un nombre, estado civil, etc. y no revela quién somos verdaderamente — sea la más importante para un ser social porque no puede omitirla. Potevo far mia Adriana? Ma nella gora del molino, là alla Stìa, ci avevano buttato me quelle due buone donne, Romilda e la vedova Pescatore,- non ci s'eran mica buttate loro! E libera dunque era rimasta lei, mia moglie; non io, che m'ero acconciato a fare il morto, lusingandomi di poter diventare un altro uomo, vivere un'altra vita. Un altr'uomo, sì ma a patto di non far nulla. E che uomo dunque? Un'ombra d'uomo! E che vita? Finché m'ero contentato di star chiuso in me e di veder vivere gli altri, sì, avevo potuto bene o male salvar l'illusione ch'io stessi vivendo un'altra vita (...) se pur l'amore fosse stato in lei più forte di tutto, più forte d'ogni riguardo sociale... ah povera Adriana, e come avrei potuto io chiuderla con me nel vuoto della mia sorte, farla compagna d'un uomo che non poteva in alcun

modo dichiararsi e provarsi vivo? Che fare? che fare? De esta manera, Pirandello muestra como cada individuo elabora su propia vida, pero este trabajo no es del todo libre pues está sujeto a todos los requisitos sociales, los cuales limitan al hombre. Pirandello estudió el ser interior que se fracciona en muchos, mientras que para la sociedad no es más que uno: el título de su última novela (Uno, nessuno e centomila) ejemplifica exactamente esta idea. El escritor expone lo diferente que es el comportamiento humano ante la vida social y ante su vida individual regida por su razón y sentimientos, igualmente muestra la conmoción de quien en silencio consigo mismo se separa de las apariencias, “máscaras”, rutinarias y comienza a albergarse en su propia realidad. En la actualidad, se han agudizado los conflictos entre el individuo y la sociedad; puesto que el crecimiento social ha forzado al hombre a aislarse y a encerrarse más en sí mismo. Por tanto, la narrativa de Pirandello no es una ficción, ni un relato lejano a nosotros, al contrario es una situación que sigue y seguirá vigente en el hombre.


La multiplicidad de existencias del futbol e n l a sClaroscuros novelas de Pir andello

CULTURA

D A D I C I L B U P

49


CULTURA

La Catedral Metropolitana de la Ciudad de México Por Armando Castañeda Chávez

La ciudad de México, mejor conocida como la ciudad de los palacios, encontramos uno de los edificios más hermosos tanto en su interior como su exterior la cual resguarda muchas historias desde su construcción. La Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, una imponente construcción, es uno de los emblemas por el tipo de construcción y por todo aquello de lo que a sido testigo silencioso. Ahora que estamos por festejar los 200 años de ser un país independiente y 100 años del acontecimiento revolucionario donde se busco la igualdad y el respeto a la persona humilde y sen50

cilla (campesinos). Este recinto recibe a todo visitante sea nacional o extranjero y se puede visitar las torres de la catedral, en el cual narran anécdotas de estas y las campanas que se encuentran en ellas. Cada una de estas tiene su nombre, una de ellas lleva el nombre de la Virgen de Guadalupe y es de las más grandes y las construcciones de las torres son una magnifica obra arquitectónica. Conozcamos un poco sobre como fue la construcción de la Catedral, en 1524 Hernán Cortés mandó construir una primera iglesia en los terrenos que hoy ocupan la Catedral. Esa pequeña iglesia se


La construcción de las torres; desde 1642 se colocó el basamento de la torre oriente y en 1672 el primer cuerpo de la misma, las torres se construyen entre 1787 y 1791, en su construcción participaron los arqui-

CULTURA

convierte en Catedral pero pronto resulta insuficiente por lo que en 1571 el arzobispo Don Pedro Moya, tercer arzobispo de México y el virrey Martín Enriquez colocan la primera piedra de la actual Catedral. El 22 de diciembre de 1667 se termina el interior del edificio y entre1792 y 1813 el escultor y arquitecto valenciano Manuel Tolsá dio fina los trabajos del exterior de la Catedral, añadiendo elementos de estilo neoclásico: cambió la linternilla de la cúpula, colocó la balaustrada y realizó las esculturas de la Fe, la Esperanza y la Caridad.

tectos Juan Serrano, Juan Lozano y José Damián Ortiz de Castro. Las torres tienen aproximadamente 67 metros de altura y cada torre tiene espacio para 28 campanas, dando un total de 56 espacios; pero actualmente alberga solo 30 campanas, siendo la torre poniente mayor número de ellas. Y la más antigua se fundió en 1578 y se le conoce como Santa María de la Asunción, es llamada popularmente como “Doña María”; con un peso aproximado de 7 toneladas, la más reciente se realizó en el 2002 con motivo de la canonización de Juan Diego la cual lleva su nombre y la campana mayor recibe el nombre de Santa María de Guadalupe, fundida en 1791 con un peso aproximado de 13 toneladas. Las campanas tienen una finalidad y funcionamiento como lo es: el toque de campas, toques en fechas memorables, reglas sobre las campanas, la campana en la historia, material y color, simbolismo del sonido de campanas, oración de bendición. Pero si quieres saber sobre esos secretos de las campanas que hay en la Catedral, visita y recorre la Plaza de la Constitución y la historia que ella nos ofrece. ¡Conoce y vive el Distrito Federal!

51


+INTERACC IÒN

Entrevista con

FERNANDO RIVERA CALDERÓN Por Addy Flores

L

os periodistas son personas que dedican su vida a la búsqueda constante de la notica, develan verdades, escuchan y muestran las injusticias que en su mayoría quedan ocultas a la población, pero que muchas veces

52

por su misma labor, se convierten en la noticia misma. En los últimos años han ubicado a la región de América Latina, pero principalmente México como una de las más peligrosas para ejercer esta profesión. La organización "Campaña


¿Qué te llevó a querer estudiar periodismo? “Me gustan mucho las historias y escribir. En ese entonces sentía que los escritores no podían tener una escuela en la que se les enseñe a escribir; pero sí puedes hacerlo a través del periodismo. Te caerca a las historias te permite relacionarte con ellas y aprender a contarlas. No es como un escritor que hace un libro cada veinte años. El periodismo es una disciplina ya que tienes que entregar la nota y hacerlo bien. Fue todo un reto convertir en un ejercicio cotidiano lo que a mí me gustaba hacer, que es: escribir.” ¿Alguna vez sentiste miedo al querer ejercer tu profesión? “No, porque me gusta el riesgo y es una profesión que tiene evidentes riesgos, pero a mí me gusta, es parte de mí. Es lo padre del periodismo porque estás tan cerca de las cosas que a veces te pueden pasar a ti”. ¿Qué es lo más riesgoso que has hecho en tu carrera? “Muchas, muchas cosas, pero lo que creo que fue lo más riesgoso que he vivido fue durante el huracán Gilberto en Oaxaca: las carreteras estaban bloqueadas, y el camarógrafo y yo tuvimos que tomar una lancha para llegar a una po-

blación que estaba incomunicada. A media noche estábamos en mar abierto y chocamos con un tronco y la lancha se descompuso. La verdad yo pensé que no la librábamos”.

“El periodismo es una disciplina ya que tienes que entregar la nota y hacerlo bien”.

+INTERACC IÒN

por un Emblema de Prensa" (PEC) cuenta al menos 45 periodistas asesinados en todo el mundo este año, lo que significa un aumento de casi el 50 % en cuatro meses.

¿Has recibido amenazas? “Sí, desde intimidaciones y hasta amenazas de muerte. Pero estamos de acuerdo que es inherente a un periodismo independiente, crítico y duro. Son episodios muy violentos de intimidación en la vida, que desafortunadamente sí los cumplen. En mi caso no prosperó más allá de las amenazas, pero hay compañeros que sí lo han tenido que enfrentar.” ¿Has tenido que callar algo por tu seguridad o la de tu familia? “No necesariamente he tenido que callar algo, pero durante el tiempo que estuve amenazado, no hablé del tema por nuestra seguridad. Pero fue algo que tuvo que ver directamente con mi persona, tenía que evitar hacer público lo que me estaba pasando. ¿Alguna vez te tuviste que enfrentarte a alterar u omitir información por tu seguridad? “No, jamás, al contrario creo que 53


+INTERACC IÒN

Entrevista con F E R N A N D O R I V E R A C A L D E R Ó N

mucho de lo que yo siempre he criticado del periodismo es que siempre se manipula o se altera la información y afortunadamente no le he hecho y nunca lo voy a hacer.” ¿Cuál es tu postura respecto de la nueva ley de protección a los periodistas? “Son leyes muy insuficientes, que no termina de brindar una protección real. Actualmente tenemos a Lidia Cacho con un problema muy similar y vive exiliada de México por miedo a que la puedan atrapar en cualquier momento. Y tiene que venir a escondidas para hacer su trabajo. Es bueno que ya estén tomando medidas legislativas, pero ¿Cuántos periodistas más deben de morirse para que las leyes se apliquen? Ya que el hecho de que ahora existan no implica que se estén llevando a la realidad. Tú sabes que en este país el periodismo es mucho más difícil que en cualquier otro, y así es de fácil que te maten.”

“...leyes muy insuficientes, que no terminan de brindar una protección real.”

¿Qué crees que sea lo que se busca con esta nueva ley? “Proteger a los periodistas, pero con toda la insensibilidad de los legisladores. Creo 54

“¿Cuántos periodistas más deben de morirse para que las leyes se apliquen?”


Entrevista con F E R N A N D O R I V E R A C A L D E R Ó N

¿Consideras que el gobierno busca tener control sobre la información que los periodistas manejan? “A eso se dedica; encuentran cualquier coartada legar para así ejercer control sobre nosotros, los periodistas, pero eso es algo que se ha dado a lo largo de la historia de nuestro país. Por un lado el gobierno que desea controlarlo todo y por el otro los medios que una de dos: o se ponen de tapete, o realmente buscan hacer un periodismo diferente y real.” A tu parecer ¿Quién aplica más presión de censura, los medios o el gobierno? “Pues eso depende de la época: Antes era el gobierno, ahora censuran más los mismos medios, porque el poder económico que poseen.”

“Este sexenio será uno de los más difíciles que vamos a vivir como periodistas. Estará lleno de control sin mencionar la inminente represión.”

¿Cuál crees que sea el límite de la labor periodística? “Pues los límites de la ética. La mira debe de estar en los temas que importan, que son: no pasar por encima de los demás, ni sobre sus libertades, ni sobre sus derechos. Pero lamentablemente es un sentido ético que la mayoría de los periodistas no poseen.”

+INTERACC IÒN

que no están atendiendo los problemas reales, pues los periodistas seguimos en peligro. Yo no veo la aplicación de esta ley en la realidad, más bien creo que es para que los diputados queden bien y nosotros… seguimos igual.”

Según el comité para Protección de periodistas (CPJ, siglas en inglés) México Ocupa el octavo lugar en el mundo en donde los periodistas son asesinados en un forma constante. En suma, hoy vivimos una transición democrática, y el periodista Fernando Rivera Calderón concluyo diciendo: “Este sexenio será uno de los más difíciles que vamos a vivir como periodistas. Estará lleno de control sin mencionar la inminente represión. El periodismo en México está muy debilitado por los monopolios mediáticos, por la gran concentración de poder y hay muy poco margen de hacer un periodismo importante, trascendente y real. En tanto no se acabe la censura y quede una razonable e inteligente libertad de crítica a los personajes públicos y a las situaciones que lo ameritan, no podremos avanzar como sociedad y menos aún como nación”.

55


+INTERACC IÒN

Entrevista con GUILLERMO ESPINOZA

OMAR ALEJANDRO JÁUREGUI

calientes, de Jalisco; en TVC noticias, Tv x cable y en México al día. Fue uno de los reporteros que cubrieron la nota de estos desastres en Tabasco, o las marchas de Luz y Fuerza del Centro. Y que ahora, se encuentra iniciando un nuevo proyecto dentro de su carrera profesional en Efekto TV como reportero.

Ser reportero no es tarea fácil, en noviembre de 2007, el estado de Tabasco sufrió graves daños debido a las inundaciones que se generaron gracias al desbordamiento del río Usumacinta y del río Grijalva que atraviesan este estado, junto con el estado de Chiapas que de igual manera sufrió las inclemencias del clima. Evento que varios reporteros de periódicos, revistas, radio y televisión, cubrieron, ante el temor de cocodrilos que se escaparon de la reserva natural de Tabasco y las inundaciones que alcanzaron los cuatro metros de altura. Así como este evento, podemos enumerar más, el caso de Luz y Fuerza del Centro, el caso de San Salvador Atenco, entre otros. Que ponen en peligro la vida o la integridad física de estos periodistas. Guillermo Espinosa, reportero con doce años de trayectoria y que ha laborado en el canal 4 de Aguas56

POR

¿Por qué decidió ser reportero? Mira, te contaré como comenzó mi carrera. Yo empecé en la cuestión de la comunicación como asistente de ayudante en un canal de televisión de cable en un municipio en Aguascalientes. Ahí me gustó la cuestión de poder a través de tí, informar a la gente lo que estaba en el acontecer. Me gusta mi carrera, mi trabajo, porque tú eres el primero que realmente se entera de lo que va a pasar antes que otra persona y el que tú lo des a conocer a la gente ya es como un valor que le das a tu persona de alguna manera. Esa es una filosofía muy personal por la que quise ser reportero. ¿Alguna anécdota que recuerde al realizar su trabajo, en donde haya estado en riesgo su vida o su integridad física? Claro que sí, estuvimos trabajando en las inundaciones de Tabasco en


¿Cómo se maneja la información en los medios de comunicación respecto a los temas que involucran al gobierno? Te lo voy a decir desde los dos puntos de vista, de donde estoy y de donde estaba antes. Los medios de comunicación no deben ser opacados por el gobierno. Tú debes de externar lo que está sucediendo. La nota hoy en día se vende por la nota roja, la sangre, que es lo que le llama la atención de la gente. Los medios de comunicación lo que deberíamos de hacer es hacer la nota respecto al tema que está sucediendo. Por ejemplo, ahorita está en boga la reforma laboral, y no se trata de decir solamente que “x” partido tomó la tribuna, sino de ver el motivo por el cual no la quieren. Y esto, es cosa que no nos dicen. Y creo yo, que dentro de tu trabajo, debes de tener la imparcialidad en lo que hagas, de alguna

manera antigubernado, no te apartidista, ayuda. mental, y en algunas ocasiones antirreligioso en cuanto a la chamba, yo por ejemplo me considero católico, voy a la iglesia cuando creo que es necesario y cuando hace falta, pero muchas veces las acciones que hacen los que dirigen la Iglesia, no van de acuerdo con lo que tú piensas o crees. Por eso debes de ser anti todo, porque cuando eres anti todo, puedes reflejar a la gente qué es lo que pasa.

+INTERACC IÒN

noviembre de 2007, me tocó cubrir quince días, lo que implicó ingresar a las zonas que estaban más inundadas, donde con el agua arriba de la cintura, nos empezaron a gritar que había cocodrilos que se habían salido de las reservas ecológicas de Tabasco y que pues había riesgo. Lo curioso, lo que nos llamó la atención, es que vimos el cocodrilo a 3 o 4 metros de donde estábamos nosotros.

¿Cuál es su postura ante las elecciones presidenciales pasadas y los movimientos generados a raíz de las mismas? Estas son las segundas elecciones que me tocan cubrir. Te cuento esto, porque en estas elecciones hubo más votos que en las elecciones pasadas. En las elecciones pasadas, la pugna era por más de 250,000 votos, era menos del 1%. Ahora fueron 3, 000,000 de votos más. Siendo apartidista, te digo dos cosas, que aquí la gente decidió participar más en las elecciones, por la razón de tomar decisiones, para castigar al gobierno, lo que se conoce como voto de castigo o simplemente porque querían cambiar su realidad. Y que ahora haya 3, 000,000 de votos más, creo que ahí la gente ya tomó su decisión. Fue el 75% del padrón electoral de México los que votaron. Y si es que hubo compra de votos, las autori57


+INTERACC IÒN

ENTREVISTA CON GUILLERMO ESPINOZA dades ya dijeron que no hubo elementos suficientes que comprueben que hubo compra de votos, bajo las leyes que existen. ¿Qué opina respecto a la reforma laboral? Yo no he estado muy metido en el tema, pues no es mi fuente, te soy honesto. Pero por lo poco que yo he escuchado, el hecho de haber cambiado cosas que hace cuarenta años no se hacían, ya es algo muy importante y lo más importante de esto, es que si se les va a ayudar a los jóvenes que están buscando trabajo, yo creo que está bien. Aunque mi punto de vista, creo que debería de haber más cosas, a lo mejor, hablándote del sector periodístico, si debería haber una reforma en esa cuestión hacia los que trabajamos en la comunicación, porque muchos no tenemos seguro social, ni tenemos seguridad social. Así que desde la fuente que yo cubro, esa sería mi postura. Sé que usted cubría fuentes como la Armada de México y La Marina. ¿Qué opina sobre el papel de estas instituciones en la sociedad? Fíjate que estas dos instituciones, de todas las que hay, y aunque la gente ha de pensar que son corruptas, esas dos instituciones son de las más rectas de todas las que hay. Porque aunque puedan tener sus defectos, son las más rectas por la disciplina que manejan. Sobre todo, porque de alguna manera protegen al país, porque ni la policía lo hace. Para mí, la Marina es la más recta de todas. 58

“...te dan a entender que baja la criminalidad, y de alguna manera, tú debes de creer en esas autoridades que dicen que la criminalidad está bajando.”

Ante la inseguridad latente en nuestro país generada por la estrategia del señor presidente Felipe Calderón, de combatir al narcotráfico. ¿Qué nos puede decir usted respecto a esta guerra, la inseguridad en la que se encuentra el país y el control de los grupos delictivos durante el tiempo del gobierno del PAN, a diferencia del PRI? Una buena pregunta y fuerte. Te voy a dar mi punto de vista personal, desde esta trinchera, yo entiendo que 70,000 gentes murieron, no se si sean delictivos o inocentes; pero sí creo que la rivalidad que hay entre las organizaciones criminales, es la que ha ocasionado todas esas muertes, porque el Ejército, las fuerzas armadas o la Marina, no salen a pelear, no salen a matar a la gente. Lógico que si se encuentran, va a haber un enfrentamiento, porque también ha habido bajas de la Marina. No dudo que haya gente inocente que haya perdido la vida en estos enfrentamientos, y es lamentable. El presidente, o el gobierno, manejaron este término de “guerra” por abatir, o combatir, no una guerra como de un país con otro país. A la mejor, ese término fue mal empleado y que estas rivalidades han causado las muertes. Creo que combatir al narcotráfico fue una buena y fuerte decisión por parte del gobierno, pues los resul-


ENTREVISTA CON GUILLERMO ESPINOZA

Respecto a este tema de la seguridad, ¿qué opina de la contratación de un estratega extranjero por el presidente electo Enrique Peña Nieto, en materia de seguridad? Es como cualquier otra empresa, tú tienes a una persona que te va a dar orientación sobre un tema en particular, pues es válido. Es válido que el presidente electo, quiera tomar sus orientaciones de esta persona, pues ha sido considerado el policía número uno del mundo. Si esa calificación lo hace ser el número uno en asesorar al equipo de la presidencia que va a entrar, es válido. Lo que sí no sería válido, es que se meta, que se tomaran decisiones de él, o que estuviera en un cargo público. Las decisiones se deben tomar de un mexicano y no de él.

“La disciplina te pone en una disponibilidad... Debes de ser entregado a este trabajo, debes leer muchas noticias, ver en internet qué sucede...”

¿Qué les recomendaría a los estudiantes de Comunicación que al término de su carrera les gustaría dedicarse a la labor periodística?

No se si pueda hacerte un resumen de doce años, pero lo que aprendes en este trabajo, no lo ves en otro trabajo. Un ejemplo, entrar a los Pinos, ya te cambia, o a una conferencia en el Palacio Nacional con el Secretario de Hacienda. Esto les recomiendo, el trabajo debe ser muy disciplinado. Nosotros no tenemos horario, si me citan a las seis de la mañana y trabajar todo el día y por la noche cubrir una guardia, o días en que cubres dos eventos y te vas a tu casa. La disciplina te pone en una disponibilidad. Debes de ser entregado a este trabajo, debes leer muchas noticias, ver en internet qué sucede, sobre todo si tienes un sector importante que tú cubras. Tienes que estar al día. Y por último, también estar consciente que en esta carrera sacrificas muchas cosas, sobre todo a tu familia. Pero también creo que cuando ves una nota, y esa nota le puede ayudar a una sola persona, te das cuenta que tu trabajo está cumplido. Y si llega a miles de personas, pues qué mejor. La dedicación es lo más importante y es muy padre este trabajo.

+INTERACC IÒN

tados que han dado la Secretaría de Gobernación, te dan a entender que baja la criminalidad, y de alguna manera, tú debes de creer en esas autoridades que dicen que la criminalidad está bajando.

De esta manera, el actual reportero de Efekto TV, Guillermo Espinosa, concluyó la entrevista, recomendando a los estudiantes de comunicación la importancia de la responsabilidad dentro de la profesión del periodista, así como los riesgos que como reportero puede enfrentar y de lo gratificante que es el oficio al enterarte de todo lo que pasa antes que nadie y poder darlo a conocer a la nación. 59 59

Revista interacción pdf