Page 37

CULTURA

artísticas nacionales, así como ejecutar una serie de exposiciones y circulación de obras. Los recursos provendrán del Ministerio de Cultura; sin embargo, las instituciones locales deben contribuir con aportes propios para la adecuación de espacios así como el mejoramiento de los recintos donde se llevarán a cabo las actividades, en un trabajo mancomunado donde gana la ciudad, pues quedará como resultado una cualificación de los recintos expositivos de Pereira, que son usados en otras iniciativas frecuentes como Corto Circuito o los diferentes festivales culturales que existen en la actualidad. Esto es sumamente valioso, sostiene Margarita, pues el hecho de que la ciudad sea sede del Salón Nacional de Artistas viene a ser una confirmación de que Pereira es un escenario importante de las dinámicas culturales de la región y el país. Hoy existe una oferta local que hace una década era impensable, donde se combinan a lo largo de todo el año diferentes festivales de teatro, música y literatura, con una programación constante de exposiciones artísticas que rotan cada mes. En otras palabras, en Pereira hay gente que sabe del asunto. El Salón Nacional de Artistas puede ser una oportunidad para que ocurran muchas cosas. A la par de las programaciones oficiales, los organizadores piensan que es posible articular muestras, conciertos, even-

“La idea es que los visitantes vengan, participen como espectadores de las muestras del Salón, pero al mismo tiempo puedan elegir otras actividades culturales que no están en la programación oficial” tos o salones alternativos que atraigan más visitantes desde las regiones. Con este propósito la Maestría en Estética está organizando un seminario nacional en investigación y creación, que se realizará por las mismas fechas de apertura del Salón. Igualmente, el profesor y artista Oscar Salamanca viene impulsando un

evento paralelo denominado Curare, para circular obras de diverso formato. La selección de propuestas que harán parte del Salón Nacional de Artistas corre a cargo de los curadores Inti Guerrero, Víctor Albarracín y Guillermo Vanegas, designados directamente por el Ministerio de Cultura. Por su parte, la

dirección artística del evento será gestionada por Rosa Ángel, muy reconocida en el medio y quien ha trabajado en los últimos años como curadora del Museo de Arte de Pereira. Martha Alzate será la Directora de gestión y relaciones institucionales. Si bien la dinámica de muchos salones anteriores era similar a la de un concurso, donde incluso se otorgaban premios e incentivos económicos a los ganadores de la convocatoria, esta lógica ha venido cambiando, para dar forma a una nueva concepción que pretende ser más bien un balance del momento actual en el campo del arte, en lugar de una competencia entre postulantes. Por ello los organizadores esperan conocer proyectos, trayectorias e incluso recibir propuestas curatoriales que ofrezcan una mirada amplia y diversa de lo que sucede en los escenarios artísticos regionales. También, a partir de la anterior edición número 43, que tuvo como sede a Medellín, el Salón se propuso incluir un componente internacional dando cabida a visiones novedosas de lo que está sucediendo en otras partes del mundo. En consecuencia, esta edición acogerá propuestas de creadores extranjeros. Por ahora solo hay expectativa frente a la explosión de creatividad que adornará pronto la ciudad. No hay sesgos, no hay censuras, no hay límites para la imaginación. Solo una cosa es segura: Pereira será una gran protagonista.

37

Revista comfamiliar edición 28  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you