Issuu on Google+

**---

Javier Antonio Mejía Ochoa es quizá uno de los hombres que más sabe de turismo en la región, no en vano ha dedicado varias décadas de su vida a trabajar en ese protagónico sector de la economía. A su empeño y visión en este campo se debe el afianzamiento de múltiples iniciativas que hoy son carta de presentación en el Eje Cafetero de Colombia. Pero su capacidad no descansa y ahora aporta para la concreción de una alianza entre cuatro grandes actores turísticos de la zona. En los últimos tres años se han unido lo que antes era el zoológico Matecaña y ahora Ukumarí, las Aguas Termales de Santa Rosa, la Ruta del Café como un modelo para conocer el paisaje cultural cafetero colombiano y

32

Parque Recreacional Consotá. Juntos han participado en promoción, en las ferias, especialmente la de Anato y varias misiones comerciales. Ese esfuerzo de suma importancia para la región ha sido socializado con la Alcaldía de Pereira, la Gobernación de Risaralda y actores privados, entendiéndolo como una semilla para unir los productos con el fin de generar una oferta conjunta y ahí también empezar a adherir otros atractivos. Como asociados a Cotelco allí la oferta hotelera está incluida y hace parte todo lo que es el alojamiento tanto urbano como rural, la gastronomía, y se trabaja en otros factores, incluyendo por ejemplo el transporte. Las opciones turísticas son muchas. Los planes o paquetes se hacen con una gama de posibilidades muy altas, según el segmento que lo demande. No es lo mismo para colegios, para mayoristas, para el turista aislado, pero incluye lógicamente la posibilidad de que si el comprador quiere ir a Consotá se aloje allí. Pero si quiere alojarse en Consotá, ir a las aguas termales y visitar a Ukumarí, tampoco hay ningún problema, esa es otra opción. Además de elegir entre transporte aéreo o terrestre, o tomar un seguro hotelero o de otro tipo. Pero si se quiere alojar en termales e ir a conocer una finca donde se hace todo el proceso del café, también es otra opción.


Revista comfamiliar edición 28