Page 36

‘Dios me susurró en el corazón’

Desde el principio, mis padres sembraron las semillas de mi

Por medio de Dios, conocí a las hermanas de la caridad de Our

vocación. Habían prometido a Dios que apoyarían la vocación de

Lady Mother of the Church de Baltic, Connecticut, y tuve la

sus hijos, fuera cual fuera. Tanto mi madre, que participa activa-

ocasión de visitarlas un mes después. Durante esta visita, me

mente en la iglesia, como mi padre, que es Caballero de Colón, se

sentí llena de paz, alegría y amor. Mientras estaba con ellas,

sienten agradecidos por mi vocación.

supe que había llegado a mi hogar.

A los 11 años escuché por primera vez el llamado de Dios para ser

Es necesario poseer un corazón generoso y un amor sin límites

hermana religiosa. En la procesión del ofertorio se cantaba

para ser hermana religiosa. Cuando Dios nos llama a una

“Habla, Señor, Te escucho”, y el Señor me susurró en el corazón.

unión mística con Él, nos reta a ver a Jesús en todos nuestros

Se lo dije a mi familia muy entusiasmada. Durante mi adoles-

semejantes.

cencia, creció la conciencia de mi vocación a la vida consagrada, y me impacientó tener que esperar a que se mostrara la volun-

Ser novia de Jesús es una hermosísima vocación, que debe

tad de Dios en mi vida. A los 16 años, le pregunté a mi madre

aceptarse respondiendo con un “¡Sí!” lleno de alegría.

con cierta exasperación: “¿No crees que Dios y yo ya debimos haberlo resuelto para ahora?” En el fondo de mi corazón sabía que Jesús me llamaba a ser su novia.

M ANTENGA vIVA LA FE www.kofc.org

SISTER JOAN CLARE GULDEN, SCMC Sisters of Charity of Our Lady, Mother of the Church Willimantic, Connecticut

Por favor, haga todo lo posible para alentar las vocaciones sacerdotes y religiosas. Su oraciones y su apoyo son muy importantes.

Columbia Junio 2008  

Columbia Junio 2008 - CABALLEROS DE COLÓN — EDICIÓN EN ESPAÑOL

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you