Issuu on Google+

DISTRIBUCION GRATUITA

Misi贸n Columbana

1


Al Domingo Mundial de las Misiones, o Domund, que este año celebraremos el 21 de octubre, se le ha llamado “un gran acontecimiento en la vida de la Iglesia,” como “una ocasión de sentir nuestra vocación misionera,” como un “avivamiento de la fe” y como el “gran día del catolicismo.” Instituido por el Papa Pío XI en 1926 el Domund es, sin duda, todo lo anterior, y a la vez es un recordatorio de que todos los pueblos de la tierra debemos vivir juntos, fraternalmente y sin fronteras, el gozo de ser hijos de Dios en un claro universalismo manifestado en una intensa colaboración espiritual y una generosa ayuda material. El Domund es también una mirada universal, abierta al mundo entero, como aquella con la que Cristo abrazaba sin distinción a todos los pueblos y grupos humanos mientras encomendaba a sus discípulos: “Vayan al mundo entero y prediquen el Evangelio.” En especial, debe ser un signo de aliento y de esperanza para que con la confianza que brota de la fe y con la fuerza del Espíritu Santo, el protagonista de la misión, todo cristiano se empeñe en que el mensaje del Evangelio llegue hasta los confines de la tierra. La participación en el Domund es un signo importante para todos los católicos del mundo, los que dan y los 2

que reciben, de que todos nosotros tenemos una vocación misionera. Hagamos conciencia, pues, para vivir nuestra responsabilidad evangelizadora y cooperar con las misiones católicas a través de la oración, los sacrificios, la promoción de vocaciones misioneras, el envío de misioneros y la ayuda material. Con nuestro apoyo, tanto espiritual como económico, muchas manifestaciones de enfermedad, dolor, abandono, opresión, violencia, miseria y hambre podrán superarse. El apoyo espiritual y económico que se hace a las misiones afirma y confirma el deber sagrado que tenemos los miembros de la Iglesia de hacer cuanto esté en nuestras manos para ayudarnos los unos a los otros en las necesidades, como es el deseo de nuestro Señor, y para llevar de manera más eficaz el mensaje de Jesús a los que todavía esperan conocerle. Unámonos, pues, a actividades misioneras durante todo el año, pero en especial durante el mes de octubre, mes de la misión, celebrando desde el centro de la Eucaristía esta fiesta de catolicismo y solidaridad universal. Seamos cooperadores misioneros no únicamente este domingo sino durante todos los días del año. Aportemos con alegría nuestros esfuerzos para que Jesucristo sea conocido por los millones de seres que todavía no le conocen ni le aman. Misión Columbana


SUMARIO Vol. VIII - No. 4

Misión Columbana Volumen VIII - Número 4

2 Carta del Director 4 Consentida del Señor

Miembro de la Asociación de Prensa Católica

Director y Editor Ejecutivo Padre Arturo Aguilar, SSC Editor Jesús Manuel Vargas Gamboa mvargas@columban.org Consejo Editorial Padre Guillermo Morton, SSC Jeffrey Norton Arcelia Ramírez Gladys Muñoz Asistente Editorial Rocío Peinado Misión Columbana (Issn 1558-4917) se publica 5 veces al año en St. Columbans, NE 68056 Tel. (402) 291-1920 www.columbanos.org Copyright © Agosto 2007 The Columban Fathers (Nombre legal) PRINTED IN MEXICO IMPRESORA GALART CD. JUAREZ, CHIH., MEX. Diseño Gráfico y Traducción: Jesús Manuel Vargas Gamboa Fotos: Margarita Reyes Archivo de los Padres Columbanos Se hizo todo lo posible para localizar a los propietarios de los derechos de autor de los manuscritos y gráficos que han sido publicados. El editor se disculpa por cualquier omisión no intencionada en los créditos y estaría de acuerdo, en tal caso, en publicar un reconocimiento en ediciones futuras.

Misión Columbana

5 Reconocimiento 7 Proyecto «Santo Niño»

8 Ser Sacerdote Columbano 10 Comercio Justo 13 Estandartes Bíblicos

16 ¡Sed Santos y Misioneros! 17 Noticias Columbanas 18 Luz Para Compartir

20 ¿Rechaza el Matrimonio? 22 Cartas de los Lectores 3


Consentida del Señor Por Blanca Martínez Gloria sostiene en sus brazos a un niño con parálisis cerebral, paciente del Proyecto «Santo Niño» de la Clínica Guadalupana. “Me siento una consentifamilias humildes de esa Gloria encuentra en zona, que enfrentan diagda del Señor,” dice con fuerte convicción Gloria el servicio y cuidados nósticos como autismo, Lozano, una mujer que ha muscular, parália niños con discapa- distrofia dedicado los años más sis cerebral, y otros. cidades la misión de Su Historia recientes de su vida a atender a niños con Gloria llegó a la su vida y fortaleza necesidades especiales «Clínica Guadalupana» para enfrentar en la «Clínica Guadalupacuando estaba embarana», fundada por un tragedias personales. zada de su quinto hijo, un misionero Columbano y bebé que nació con el las Hermanas de la Caridad de Cincinsíndrome de Down. “Estuve atendiénnati. dome con las hermanas en cuidado preEsta mujer se unió a la labor de las natal. Ellas me cuidaron porque tuve un religiosas al ver las necesidades de embarazo difícil,” compartió Gloria. Una decenas de niños discapacitados que vez que el bebé nació, Gloria siguió no recibían ningún tratamiento o terapia asistiendo a la clínica, pues no sabía especial. cómo atenderlo. La «Clínica Guadalupana» está A los quince meses de edad, el bebé ubicada en Anapra, un asentamiento de Gloria, al que nombró Juan Diego, humano en las afueras de Ciudad falleció y Gloria sintió que su mundo se Juárez, habitado mayormente por desmoronaba. Sin embargo, decidió inmigrantes pobres, en la frontera enlevantarse y seguir asistiendo a la tre México y Texas. La clínica atiende a clínica para retribuir a las religiosas todo alrededor de cuarenta niños, hijos de el apoyo que le dieron desde su 4

Misión Columbana


embarazo. “Sentí el llamado de Dios y seguí viniendo. No tenía algo específico qué hacer, así que ayudaba en la limpieza o en lo que se requería,” dijo. Comentó que las religiosas brindaban atención prenatal a mujeres de escasos recursos y a la vez atendían a algunos niños especiales que los padres llevaban por recomendación de Gloria. “Durante el tiempo que traje a mi niño, la gente me preguntaba dónde lo atendía. Así conocí a algunos niños especiales y los traje,” relató. Mientras Gloria era entrevistada se acercó una joven madre con una niña en brazos a la que le decía: “¡Saluda a tu tía Gloria!” “Todos aquí me llaman tía,” aclaró la entrevistada. Luego explicó que las religiosas, al observar la dimensión del problema de los niños discapacitados y su falta de atención, ya sea porque sus padres carecían de asistencia médica gratuita, por falta de dinero o simplemente por ignorancia, decidieron fundar el Pro-

yecto «Santo Niño» dentro de la clínica, dedicado especialmente a dar terapias y asistencia médica a menores con capacidades diferentes. Dolor y Opresión Para llegar a esta etapa en que se encuentra compartiendo su vida y su amor con los más necesitados, Gloria debió pasar por un proceso personal muy duro, en el cual enfrentó serios conflictos. “El Señor me hizo aprender muchas cosas,” compartió Gloria, quien tuvo un encuentro cercano con Dios luego de haber “tocado fondo.” Fue la fe de Gloria la que la sacó de tan difícil situación, así como el impulso y animación de un sacerdote. “Un día el sacerdote nos dijo que miráramos a nuestro alrededor para ver la realidad social de nuestra colonia, donde hay mucha pobreza y marginación.” “Entonces, después de haber permanecido encerrada varias semanas sin querer saber de la vida, ni tan siquiera de mis dos hijos más pequeños, comencé a salir y a

Reconocimiento Por la labor que desempeña en favor de sus hermanos más desprotegidos, en este caso niños con discapacidades del Proyecto «Santo Niño», Gloria Lozano recibió un reconocimiento por parte de la Asociación de Justicia Global el 26 de abril en la ciudad de Santa Ana, Calif. La Asociación por la Justicia Global está formada por miembros de diversas congregaciones religiosas, cuya función primordial es promover la concientización para lograr cambios mundiales en favor de la justicia. Gloria es la cuarta persona en recibir tal reconocimiento. Misión Columbana

5


involucrarme en causas sociales,” comentó. Resurgimiento Luego de ser catequista Gloria se hizo voluntaria en una asociación que ayudaba a la gente pobre con becas, despensas y construcción de viviendas. Cuando Gloria se embarazó y nació su bebé Juan Diego enfrentó varios golpes, ya que se divorció de su esposo y tuvo que hacerse cargo de sus tres hijos, aun con las carencias y desconocimiento de cómo atender a un pequeño con síndrome de Down.

“Esta es una misión muy especial y siento que el Señor me mandó aquí,” afirma mientras frota las diminutas y delgadas piernas de Alfonsito, un bebé de año y medio con parálisis cerebral que recibe masajes e hidroterapia en la clínica. Justo en ese momento Gloria se percata de que su pequeño paciente siente cosquillas cuando toca las plantas de sus pies. “¡Siente cosquillas... el bebé tiene cosquillas!”, comparte eufórica mientras los ojos del bebé se engrandecen. Luego Gloria vuelve a la entrevista y comparte que en su casa, con sus dos hijos adolescentes, enfrenta otra realidad, pero a la cual no tiene miedo, pues sabe que con la ayuda de Dios podrá guiarlos por el camino correcto. “No es que sienta que doy de mi persona, sino siento que recibo mucho de estos niños, simplemente sus sonrisas o sus miradas al sentirse queridos,” agrega. “Nunca voy a valorar lo suficiente todo lo que Dios me Amor y cuidados da Gloria a los pacientes. bendice, toda la grandeza de Sin embargo, a partir de entonces su amor a través de estos niños.” vendría lo mejor de su vida. “Cuando “Me siento feliz en este momento de nació Juan Dieguito me cambió la vida. mi vida,” continúa Gloria para resumir Desde entonces, cada día he aprendido su experiencia en el Proyecto luego de más cosas y el Señor me ha hecho dar un largo suspiro acompañado de valorar más la vida,” dijo Gloria. Su una amplia sonrisa. “Y mi mayor mirada respalda lo que expresa, pues felicidad es mi fe en el Señor,” agrega. hay en sus ojos un brillo de especial Ahora, la esperanza de Gloria es seguridad y de amor por la vida y su continuar en el Proyecto «Santo Niño» entorno. “hasta que el Señor así lo decida. Misión y Esperanza Quiero seguir aquí hasta que me falten “Aquí me siento diferente,” dice Gloria las fuerzas... Sé que la lucha la doy cuando se le pregunta cómo es su vida cada día tomada de la mano del Señor,” dentro del Proyecto «Santo Niño». finalizó. 6

Misión Columbana


Por Blanca Martínez

La Clínica Guadalupana, en la cual opera el Proyecto «Santo Niño», fue fundada a instancias del sacerdote Columbano Guillermo Morton, en el año 2002, cuando el misionero daba su servicio pastoral en Anapra, México. El misionero invitó a religiosas de las Hnas. de la Caridad, radicadas en El Paso, Texas, a atender a personas de Anapra que requerían servicios médicos básicos, de tal forma que ellas aceptaron. Empezaron dando cuidado prenatal a las mujeres y fisioterapia a personas que habían tenido lastimaduras por accidentes de trabajo. Las religiosas encargadas de la clínica son Janet, Carol, Peggy y Ann. Janet es doctora, Carol es terapeuta con licencia, mientras que Peggy es enfermera, de tal forma que entre todas unen sus habilidades para dar la mejor atención posible. Las religiosas son auxiliadas por al menos diez voluntarios que se hacen presentes en diversas épocas del año, algunos de ellos estudiantes norteamericanos que se quedan en la frontera por temporadas largas para apoyar el trabajo con los niños especiales. Los servicios de terapia se ofrecen los lunes, martes y jueves, y los sábados cada quince días. Es mucha la demanda de servicios que tienen, sobre todo el Proyecto «Santo Niño.» La clínica se sostiene gracias a aportaciones de fundaciones y a donativos de bienhechores particulares que regularmente aportan su granito de arena para lograr que tanto la clínica como el proyecto sigan beneficiando a familias necesitadas, y sobre todo a los niños especiales que son prácticamente ángeles de Dios en la tierra. Las Hnas. de la Caridad de Cincinnati Janet Gildea, Carol Wirtz, Peggy Deneweth y Ana Dorenbusch, y el Padre Guillermo Morton, Misionero Columbano, fundadores de la Clínica Guadalupana y del Proyecto «Santo Niño.»

Misión Columbana

7


Ser Sacerdote Columbano Por el Padre G. Chris Sáenz Sacerdote Misionero Columbano en Chile

Este pasaje de los Fui ordenado como Con citas bíblicas el Evangelios es particularsacerdote misionero Columbano en el año 2000. Padre Chris Sáenz mente único debido a que Jesús es convencido por Durante varios años he ilustra sus la contundencia de los estado ejerciendo mi experiencias como argumentos de alguien ministerio en Chile, labor que me ha proporcionado misionero del pueblo más; en este caso por los de una mujer pagana. incontables experiencias Mapuche en Chile. Como sacerdote mique me han hecho reflesionero y a pesar de toda xionar sobre mi vocación. mi educación teológica, de mis viajes y He seleccionado cuatro citas bíblicas experiencias, constantemente me que han dado gran significado a mis sorprendo por la manera en que soy experiencias como sacerdote misioaleccionado por personas que no nero. De esta manera espero poder poseen las ventajas de mis estudios y explicar lo que para mí significa ser un viajes. Con frecuencia sus palabras misionero Columbano. están llenas de sabiduría. Son lecciones Durante una de sus predicaciones de humildad las que he recibido, pero Jesús declaró que él “... había sido Jesús les pide a sus discípulos que enviado sólo para las ovejas persean humildes como él lo fue. didas de la casa de Israel”; la “Tengo otras ovejas que no son de respuesta de la mujer cananea fue este corral. A ellas también las aguda: “pero hasta los perritos llamaré y oirán mi voz; y habrá un comen las migas que caen de la solo rebaño como hay un solo pasmesa de sus amos.” (Mateo 15, 21tor.” (Juan 10, 16). Cuando me trasladé 28). Fue por este diálogo por el que de la parroquia de Puerto Saavedra a Jesús, en su humanidad, abandonó sus la unidad pastoral de Wapi, un área prejuicios culturales y por el cual habitada por indígenas mapuches, transformó su visión misionera. 8

Misión Columbana


inicié un nuevo proyecto Columbano. Iba a ser el primer sacerdote en más de cien años que viviría de tiempo completo en esa región. Para mi llegada la gente había preparado una ceremonia de bienvenida. Uno de los dirigentes parroquiales se paró y declaró a las demás personas: “Hoy es un día de júbilo porque nuestro sacerdote ha decidido vivir con su gente.” Yo quedé enmudecido. Los mapuches me habían aceptado como uno de ellos y como su pastor. “A donde tú vayas, yo iré; y donde tú vivas, yo viviré; tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios.” (Rut 1, 16). Un par de años después, cuando mi misión en Wapi iba El Padre Chris (a la derecha) acompañado de a concluir, acudí a visitar a una otro misionero y de mujeres mapuches. familia. Durante la visita, la español durante tantos años y de abuelita empezó a llorar. Escuché a convivir en otras culturas, mis alguien preguntar la razón por la que manerismos y mis acciones son hoy ella estaba llorando. “Está muy triste muy diferentes. Ahora hasta hablo porque el Padre Chris se va de Wapi,” inglés con un poco de acento. Cuando fue la respuesta. Durante la fiesta de regreso a casa en los Estados Unidos, despedida, uno de los dirigentes los que no me conocen piensan que soy parroquiales tomó la palabra: “El Padre extranjero porque hablo inglés con un Chris se va, pero no quiero decir nada acento “extraño.” En ocasiones, hasta más porque si hablo voy a llorar.” Al mi propia gente no me ve como uno de escuchar estas palabras me di cuenta ellos. En Chile me siento más en casa. que yo también sentía una gran tristeza ¿Por qué soy Columbano? y un gran amor por ellos. Yo he Soy Columbano porque continuaaceptado a los mapuches: ellos son mi mente estoy siendo animado a renopueblo, su tierra es mi tierra, y su fe es varme como persona y sacerdote. He mi fe. llegado a amar y a sentirme en casa en “En verdad les digo: ningún profeta es bien recibido en su patria.” otra cultura. A la vez, este amor y esta (Lucas 4, 24). De manera un tanto aceptación me han sido devueltos al divertida me he dado cuenta que mi ciento por uno. El ser un sacerdote experiencia misionera me ha misionero Columbano ha hecho que transformado. Después de hablar esto sea posible. Misión Columbana

9


Desde que la civilización ha existido, el hombre y las comunidades han intercambiado y comercializado sus productos para satisfacer sus necesidades, y también han compartido sus excedentes. Hoy, ese sistema se ha trastocado. El comercio actual se basa más en la avaricia y en las ganancias. Los llamados “acuerdos de libre comercio” sólo sirven para proteger las inversiones y el enriquecimiento de las grandes corporaciones. Esos acuerdos imponen limitaciones a los gobiernos para autodeterminar sus políticas económicas y rechazan protecciones o apoyos para obreros, inmigrantes o el medio ambiente. La Biblia está llena de advertencias sobre el dejarse dominar por la avaricia. En el libro del Éxodo, Dios hace llover maná del cielo para alimentar a los israelitas que peregrinan por el desierto, pero también les ordena que tomen sólo lo que necesitan para un día y les prohíbe acaparar los dones que Él les da. Los que no acatan su orden, al siguiente día encuentran el alimento podrido y lleno de gusanos (Éxodo 16). En el libro de Revelaciones, durante la caída de Babilonia, un ángel poderoso proclama: “Tus comerciantes eran los más poderosos de la tierra y tus brujerías han seducido a las naciones” (Rev 18, 23). Debemos acatar estas advertencias y rechazar la cultura del consumismo. Los cristianos hemos sido llamados a comprometer al mundo a ejercer un comercio que sea justo y respetuoso, tanto de las vidas de nuestros hermanos como de la belleza y santidad de la Creación. Amy Woolam-Echeverría Oficina Columbana de Justicia y Paz 10

Misión Columbana


Comercio Íntegro y Ético El comercio es una parte importante e integral de las relaciones entre los países. Sin embargo, como gente de fe que somos, nos preocupa el que los tratados de libre comercio sean negociados para potenciar el avance de las élites ricas y poderosas, a la vez que se margina a un número siempre creciente de pueblos pobres. Creemos que los tratados de comercio deben tomar en cuenta a los miembros más vulnerables de la sociedad y no ponerlos en mayor riesgo, respetando y conservando la integridad de la creación.

la agricultura en pequeña escala, corrientes crecientes de migración, aumento de precios y disminución de salarios. Las repercusiones de este modelo comercial son a menudo sentidas primero y más duramente por los miembros pobres y marginados de la sociedad. Por ejemplo, las comunidades campesinas pobres de los países en desarrollo no pueden competir con los productos agrícolas subsidiados de los Estados Unidos. Los medios de subsistencia de los campesinos se ven amenazados al caer barreras comercia-

“Los campesinos pobres de países en desarrollo no pueden competir con los productos agrícolas subsidiados de los Estados Unidos... Los medios de su subsistencia se ven amenazados al caer barreras comerciales, obligando a muchos a emigrar.” Nuevos tratados de libre comercio (TLCs) están siendo negociados a partir de la implementación en 1994 del TLC de América del Norte, y cada uno busca extender aún más el poder y los privilegios de las grandes corporaciones multinacionales. Las consecuencias negativas motivadas por las ganancias, tanto aquí en el país como en el extranjero, son cada vez más obvias: pérdida de empleos, degradación del medio ambiente, afectación de Misión Columbana

les, obligando a muchos a tomar la difícil decisión de emigrar. Mientras tanto, la mano de obra es tratada como un artículo más sujeto a ser comercializado y explotado, y luego desechado en búsqueda de ganancias, con una completa indiferencia a los derechos que tiene el trabajador a un salario justo, a ser sindicalizado, y a condiciones de trabajo seguras y salubres. También el medio ambiente es visto 11


principalmente como una potencial fuente de ganancias, abriendo las puertas a la privatización y explotación de las vías fluviales, los bosques, las minas, los depósitos de petróleo y gas, y otros recursos naturales. Hasta las semillas, las plantas y los conocimientos tradicionales se convierten en recursos redituables que son explotados y patentados, robando así a las comunidades sus herencias culturales y ecológicas. La salud también se ve atacada debido a que las estrictas protecciones a patentes evitan que muchos habitantes de países en vías de desarrollo tengan acceso a medicamentos que

pueden salvarles la vida en enfermedades curables, al evitar la entrada al mercado a las alternativas genéricas. Los derechos de campesinos y trabajadores, la dignidad en el trabajo y una distribución justa de las ganancias deben ser respetadas por los tratados comerciales, mientras que el desarrollo sustentable y el cuidado del mundo natural deben tener precedencia sobre las ganancias corporativas. Los Misioneros Columbanos enfatizamos que la integración económica no es el fin en sí mismo, sino que, basada en principios de justicia, igualdad y solidaridad, debe ser el medio que promueva el bienestar de todos.

Preguntas para discusión: • ¿De qué manera se ha visto afectada su comunidad por los tratados de libre comercio? Piense en problemas por la falta de empleos, inmigración y ambientales, así como en cuáles reglamentos estatales y locales han sido cambiados por tales acuerdos. • ¿Qué tipo de política comercial promueven sus candidatos a puestos federales, estatales y locales? ¿Qué efecto puede tener en el futuro esa política en su comunidad? • ¿Qué temas relacionados con el comercio son más importantes o conciernen a su comunidad? ¿Qué constituye para usted un comercio “justo”? Sitios web de utilidad: • www.columban.org/jpic/ Economic_Justice.html • www.tradejusticeusa.org • www.afsc.org/trade-matters/ default.htm (en español) Acción sugerida: Pídale a sus candidatos que apoyen la resolución H. Res. 115 que define principios éticos para el comercio. Al declarar que el comercio opera bajo una lógica económica, pero sin una ética, esta resolución sugiere cinco estándares básicos para evaluar los tratados de comercio. 12

Misión Columbana


Estandartes Bíblicos Artículo y fotos por el Padre Paul McMahon

El Maestro Tony dirige talleres que enseñan a grupos de la diócesis de Hyderabad cómo crear estandartes que reflejen pasajes de las Sagradas Escrituras.

enseñanza y supervisión Fueron los vibrantes Catequista en parro- de un catequista parrocolores de los estandartes, tan característicos de quia Columbana de quial del pueblo de Badin, en la provincia Sindh al la tribu Parkari Kohli, los Pakistán enseña a sur de Pakistán, conocido que captaron de forma como el Maestro Tony. inmediata mi atención. otros a crear arte El Maestro Tony, un Luego palpé la textura vibrante que celebra miembro de la tribu de la tela, ¡las imágenes la Palabra de Dios. Parkari Kohli que ha eran tan reales y tan tantrabajado como catequisgibles! Al tocarlas podía ta durante más de treinta y siete años, sentir el laborioso trabajo y la manera es sastre por profesión. en que la fe cristiana era expresada en La costura y la sastrería han sido cada puntada. oficios populares en la provincia Sindh Los estandartes eran producto de la Misión Columbana

13


El hombre rico y Lázaro.

Jesús llama a sus discípulos.

durante miles de años, debido a la abundancia de cultivos de algodón que se dan en esta región. Él compartió conmigo cómo fue que Alicia Keenlyside, misionera laica de los Misioneros de Mill Hill, les había animado a él y a otros a aprender el

arte de producir estandartes. Alicia, ella misma una artista, proporcionó los patrones de los personajes bíblicos y enseñó a la gente a trabajar unidos para crear los bellos estandartes cristianos. El objetivo de ella era congregar a

La cena en Emaús.

El lavatorio de los pies.

14

Misión Columbana


los hombres y a las mujeres cristianos de la tribu Parkari Kohli en una convivencia de fe y de amistad, reflexionar sobre alguna escena bíblica para luego trabajar juntos la tela y darle vida a la escena como estandarte. El Maestro Tony aprendió rápidamente. Con la ayuda de Alicia pronto enseñó a otros el arte de hacer estandartes. Hoy, él y otros enseñan regularmente

para formar el estandarte. Cuando el Maestro Tony no está supervisando los talleres, enseña a jóvenes en su casa. Todas las tardes se puede encontrar a gente joven como Kavita, Lachmi y Jamna sentadas en el suelo y rodeadas de retazos de telas multicolores, hilos y tijeras, dando vida lenta y pacientemente a un nuevo estandarte.

Kavita, Lachmi y Jamna ensamblan las diferentes partes de un estandarte de Jesús Resucitado. a diferentes grupos de la diócesis de Hyderabad cómo transformar retazos de tela en bellas imágenes de las Escrituras. Primeramente los participantes reflexionan sobre el pasaje bíblico seleccionado, compartiendo entre sí cómo ese determinado pasaje se relaciona con sus vidas. Luego cada persona recibe un patrón de uno de los personajes principales, los cuales, una vez terminados, son unidos con costura Misión Columbana

Los estandartes del Maestro Tony han sido exhibidos en muchos países, quedando las personas que los han observado maravilladas por los detalles del bordado. Pero de más importancia es el hecho de que los estandartes del Maestro Tony son utilizados entre su propio pueblo para dar testimonio del mensaje evangélico y para compartir que la Palabra de Dios es una presencia viva entre ellos. 15


“¡Sed santos, sed misioneros!” El Papa Benedicto XVI invita con fuerza a los jóvenes a ser misioneros y a guiar con fervor a otros a Jesucristo. En su reciente visita a Aparecida (Brasil), el Santo Padre Benedicto XVI anunció, entre otros temas, la necesidad de promover las misiones: “Todo bautizado recibe de Cristo, como los apóstoles, el mandato de la misión: ‘Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación.’ Ser discípulos y misioneros de Jesucristo y buscar la vida en Él supone estar profundamente enraizados en Él.” Además, el Papa ha hecho recientemente un llamado a los jóvenes para que asistan en masa a las siguientes Jornadas Mundiales de la Juventud, en julio de 2008, en Sídney (Australia), y se conviertan en misioneros, comprometiéndose a llevarle un joven a Cristo. “Queridos jóvenes, divulgar el Evangelio y atestiguar la fe es hoy en día más importante que nunca. Algunos creen que presentar el tesoro precioso de la fe a quienes no la comparten significa ser intolerante, pero eso no es cierto, ya que ofrecer a Cristo no implica imponerlo,” afirmó el Papa. “Que cada uno de vosotros tenga el valor de prometerle al Espíritu Santo que le llevará un joven a Jesucristo,” 16

solicitó. “Pero para lograr este objetivo, queridos amigos, ¡sed santos, sed misioneros!,” prosiguió. “Tenéis que estar dispuestos a arriesgar vuestras vidas para explicar

Llegada a Colonia, Alemania. la verdad de Cristo... para proclamar la resurrección de Cristo en cada confín de la tierra,” solicitó. “Os espero en julio de 2008 en Sídney. Venid todos como símbolo de esperanza y de apoyo fundamental a la Iglesia de Australia que se prepara para acogeros,” invitó. La próxima Jornada Mundial de la Juventud se celebrará en Sídney, del 15 al 20 de julio de 2008. Misión Columbana


Sacerdote Columbano es Ordenado en las Filipinas La Sociedad Misionera de San Columbano ha recibido entre sus miembros a un nuevo sacerdote. El Padre Jovito Dalis, de la ciudad de Ozamiz, en las Filipinas, fue ordenado el 4 de enero por el Arzobispo Jesús Dosado, en la catedral de la Inmaculada Concepción, en esa misma ciudad. Amigos, familiares y misioneros Columbanos asistieron a la solemne ordenación del Padre Dalis. Por ahora, el P. Dalis ha sido asignado como vicario en una parroquia de Agusan y después de un año será enviado a otro país para llevar a cabo el trabajo misionero de los Columbanos. Bienhechores Ayudan a Escuela en Pakistán Los niños y jóvenes que asisten a la escuela católica San Pablo, en la ciudad de Lahore, Pakistán, reciben una mejor educación con el generoso apoyo de nuestros benefactores, nos informa el Padre Liam O’Callaghan. Los donativos recibidos se utilizaron para comprar equipo nuevo, incluyendo mesabancos para el laboratorio, libros para la biblioteca, en hacer reparaciones y para pagar becas y libros de texto de los estudiantes más pobres. Reconocimientos a Nuestra Revista El pasado mes de mayo se llevó a cabo la convención anual de la Asociación de Prensa Católica de Estados Unidos y Canadá, en la ciudad de Nueva York. Durante dicha convención se otorgaron tres reconocimientos en diversas categorías a nuestra revista «Misión Columbana.» Los premios son: Tercer Lugar por “Mejor Artículo Principal,” Tercer Lugar en “Semblanza de un Personaje,” y una Mención Honorífica por “Mejor Historia.” Nuestro sitio web también fue reconocido con un Tercer Lugar en la categoría “Mejor Sitio Web en Español.” Usted puede visitarlo en www.columbanos.org Misión Columbana

17


Elma Guia, misionera laica Columbana de las Filipinas, acompañada de niños de la tribu indígena Atayal, en Taiwán, a quienes enseña el idioma inglés.

Luz para Compartir Por Elma Guia El pasado mes de junio Aunque yo ya había Dos incidentes ayu- estado en las montañas inició mi apostolado con el pueblo aborigen Atayal, en dan a una misionera una vez, me quedé imlas montañas de Taiwán, presionada al ver de junto a Vida Amor Hequi- laica a comprender su nuevo los precipicios, las lan, otra misionera laica, propósito de ayudar a piedras y las rocas desque al igual que yo, procepeñadas, por las fuertes tribus aborígenes de de las Filipinas. El viaje corrientes de los ríos y de la ciudad de Hsinchu a por los árboles que haen Taiwán. las montañas en Miaoli, bían sido arrancados de nos lleva tres o cuatro raíz por los fuertes vienhoras. Es allí donde los misioneros tos de la tormenta. Columbanos están ubicados, sirviendo Con el corazón latiéndome aprea ocho aldeas aborígenes. suradamente observé a una anciana En el primer día de nuestro aposque tosía fuertemente debido al humo tolado abordamos un autobús con desde los cigarrillos. Traté de abrir una tino a las montañas. El viaje se desaventana para que entrara algo de aire rrolló bajo lluvias intensas, por caminos fresco, pero la lluvia aún caía con peligrosos y con un sofocante y fuerte fuerza. No tuve otra opción sino la de humo de cigarrillos, emitido por los aguantar la situación. jóvenes que iban a bordo del autobús. Los jóvenes no parecieron darse 18

Misión Columbana


encendí la espiral contra los mosquitos cuenta de la incomodidad que le que Giway estaba sosteniendo. Al causaban a sus compañeros de viaje señalar el fuego murmuré suavemente debido a que platicaban felizmente enhuo; ella sonrió y contestó lazhu (vela) tre sí, gritando y moviéndose de lugar todo el tiempo. El autobús estaba lleno de humo, de olores y de ruido. Al mirar por las ventanas me quedé maravillada por la belleza de la naturaleza: con las montañas a ambos lados del camino, con los diferentes colores de las flores y con los diseños artísticos y coloridos de los aborígenes que observaba a lo largo del camino. Afortunadamente, después del largo viaje llegamos a la aldea de Shilin sin sufrir rasguño alguno. Fuego y Vela Elma Guia y Vida Amor (ambas a la derecha), aAl día siguiente tuve otro compañan a una pareja de campesinos. momento especial con una niña y tocó la vela con su mano. Las dos de diez años llamada Giway. Ella y otros sonreímos. tres niños me pidieron permanecer en Al reflexionar sobre estas expeuno de los salones para leer libros. riencias me di cuenta que había un A los diez minutos, Giway se acercó mensaje especial para mí. Mis ena mí, hablando rápidamente en mancuentros con la anciana, los jóvenes del darín. Apenas sí podía entenderla, así autobús y con la pequeña Giway me que le pedí que hablara más lentamente decían algo a mí, una misionera laica debido a mis limitaciones del idioma. Columbana de las Filipinas: que a pesar Con sencillez y pacientemente, ella me de mis debilidades y limitaciones aún repitió con lentitud lo que me acababa tengo una “luz” que puedo compartir de decir. Sólo pude entenderle la con la gente de las montañas. palabra dahuoji. Cuando Giway me dijo lazhu no sólo Yo sabía que huo significaba “fuego.” me estaba enseñando la palabra para Sentí frustración debido a que no podía vela, sino también recordándome el entender lo que ella intentaba decirme. propósito de mi vida al acompañar a Con una sonrisa me mostró una este pueblo aborigen. El estar con ella plaquita espiral contra los mosquitos y durante un breve momento fue un me explicó a señas lo que necesitaba. recordatorio de Dios de que hay belleza Sólo entonces me dí cuenta que quería en ser misionero y que los retos son un encendedor o cerillo con el cual parte de mi viaje. encender la plaquita espiral para repeler Gracias a mi pequeña maestra y a los mosquitos. amiga aprecio más la sencillez de un Sonreí y dije: “Wo ting dong le!” (“¡Ya niño, que, creo yo, cada misionero debe entiendo!”) No pude encontrar un poseer para ser verdadera “luz” para encendedor o cerillo así que prendí una otros. vela con el fuego de la estufa y luego Misión Columbana

19


¿Rechaza usted el matrimonio? Tomado del libro «Asómese», por Manuel Talamás Camandari

© Reproducido con autorización del autor.

Asómese usted al rechazo del matrimonio. Es uno de los más detestables signos negativos de nuestro tiempo. Forma parte del derrumbe de nuestro mundo. Quienes rechazan el matrimonio, lo sustituyen por la llamada unión libre entre el hombre y la mujer. Unión libre significa que el hombre y la mujer conviven maritalmente sólo mientras ambos lo quieran. Es una unión, pues, sin compromisos: sin compromiso de un amor indisoluble. Sin compromiso de mantener la unión tanto en lo próspero, como en lo adverso, en la salud, como en la enfermedad. Y en buen número de casos, aun sin compromiso de tener hijos. O, si los tienen, sin compromiso de integrar un completo y permanente principio de educación en un 20

ambiente hogareño propicio. El rechazo del matrimonio, con su pretendido sustituto, que es el amor libre, es producto de varios factores: Es la última consecuencia lógica de la admisión mental y legal del divorcio; pues muchos piensan, no sin razón: “si estamos abiertos al divorcio, ¿para qué nos casamos? Basta con que vivamos juntos hasta que queramos, y sin líos ni gastos legales nos podremos separar.” Es consecuencia también de entender mal la libertad humana. Porque es un error pensar que cuando usted acepta consciente y libremente un compromiso para toda la vida, pierde su libertad en ese campo. Es todo lo contrario: no la pierde, sino que la está ejerciendo. Usted no hace uso de su libertad cuando, ante las grandes decisiones que debe tomar para definir el rumbo Misión Columbana


y el sentido de su vida, prefiere mantenerse en posibilidad permanente de decir sí y no cada día. Eso simplemente significaría que usted no ha tomado ninguna verdadera decisión; en otras palabras, que no ha hecho uso de su libertad. En tal caso, ¿quién podría confiar en usted? En cambio, cuando usted da libremente un sí para aceptar un compromiso para toda su vida, todo el compromiso y toda la vida que el compromiso dura quedan marcados por la libertad con que usted obró. Tome nota de lo siguiente: “Cristo Jesús no fue sí y no; en Él no hubo más que sí. Pues todas las promesas hechas por Dios han tenido su sí en Él...” (2 Cor 1, 19). El rechazo del matrimonio y la aceptación del amor libre es también efecto de una concepción errónea de

Misión Columbana

la vida y del amor. Y es efecto también de darle a las relaciones sexuales y a su consiguiente placer una supremacía que no les corresponde, cuando el hombre y la mujer tratan de disfrutarlas desligadas de todo serio compromiso. Dios no proyectó el sexo como simple pasatiempo, sino como estímulo e instrumento para aceptar y cumplir un noble compromiso: integrar un matrimonio indisoluble, base de una familia estable. Asómese, pues, al rechazo del matrimonio, y convénzase que el amor libre no lo hace mejor, sino peor persona. Don Manuel Talamás Camandari fue el primer obispo de la Diócesis de Juárez, México, y fue autor de varios libros de reflexión cristiana. Falleció el 10 de mayo de 2005.

21


Reverendo Padre Arturo: Le mando una pequeña contribución pero que va de corazón. Deseo seguir ayudando a sus misioneros y por tal razón le informo que recientemente me he casado y que mi apellido ha cambiado así como mi dirección. Me gustaría que me enviaran de las pequeñas etiquetas personalizadas que me han mandado. Adjunto mi nueva dirección. También desearía que me mandaran un crucifijo pequeño y ya bendito. Muchas gracias por atender mi petición. Cecilia Hernández Sun Valley, Calif. Estimada Cecilia: Primeramente deseo felicitarla y a su marido por su reciente matrimonio. Que Dios les bendiga en su nueva vida de casados. También deseo agradecerle su donativo y su amable disposición para seguir ayudando a nuestros misioneros. Dios le recompensará con creces su generosidad. Pronto recibirá usted los artículos que me solicitó, incluyendo las etiquetas con su nueva dirección. Apreciables Padres Columbanos: Les agradezco todas las gentilezas que han tenido para conmigo en el pasado y aprovecho la oportunidad para pedirles una oración ya que el día 8 de mayo fue mi cumpleaños. Josefina Rivera Brooklyn, NY Estimada doña Josefina: Siempre es para nosotros un honor atender las necesidades de nuestros amigos y bienhechores. Le informo que mensualmente celebramos una misa especial por todos nuestros benefactores que cumplen años en ese mes. Que nuestro Padre le otorgue muchos años más de vida llenos de salud y bienestar. 22

Padre Arturo: ¡Felicidades por su nombramiento de Padre Provincial! Reciba nuestro sincero amor y aprecio. Deseo informarle que fue gracias a un grupo de seminaristas Columbanos que auxiliaban en nuestra parroquia de la Preciosa Sangre, ubicada en un barrio pobre de Chicago, que recibimos por primera vez su revista. Aunque ya no contamos con la ayuda de los seminaristas continuamos recibiendo la revista. Nos sentamos a leerla y reflexionamos sobre el contenido. Ojalá y nunca cambien el formato, ¡es tan fácil llevarla a todos lados! Dios bendiga su misión. Carlos y Mary Berrout Berwyn, Illinois Estimados señores Berrout: Muchísimas gracias por su felicitación así como por sus gentiles palabras respecto a nuestra revista. En cada edición nos esforzamos por informarles, instruirles en cuestiones de fe, y motivarles a asumir su vocación evangelizadora que recibimos todos cuando fuimos bautizados. Es probable que los seminaristas a los que se refiere hayan tenido que viajar a tierras de misión por dos años para discernir más firmemente su vocación misionera, trabajando en algún país donde es necesario llevar el Evangelio de Jesús. Estoy seguro que ellos estarán pidiendo por todos ustedes en sus oraciones y misas diarias. Gracias por su amable carta. Favor de dirigir sus cartas a: Padre Arturo Aguilar P.O. Box 10 St. Columbans, NE 68056 Las cartas recibidas y publicadas podrán ser editadas por razones de espacio y claridad.

Misión Columbana


Misi贸n Columbana

23


79910 Columban Fathers

PAID

NON-PROFIT ORG. U.S. POSTAGE

MISIONEROS COLUMBANOS

THE COLUMBAN FATHERS P.O. BOX 10 ST. COLUMBANS, NE 68056

Si estás interesado en el sacerdocio misionero, llama o escribe a: Padre Guillermo Morton, SSC P.O. Box 10 St. Columbans, NE 68056 Estados Unidos de América Teléfono: (402) 291-1920

24

e-mail: vocations@columban.org www.columban.org/vocation Si te interesa ser religiosa misionera, llama o escribe a: Hna. Grace DeLeon, SSC Coordinadora de Vocaciones 2500 S. Fremont Ave. #E Alhambra, CA 91803-4200 – E.U.A. Tel. (626) 458-1869

Misión Columbana


Mision Columbana - September 2007