Page 1

COLEGIO COLOMBIANO DE PSICÓLOGOS TRIBUNAL NACIONAL DEONTOLÓGICO Y BIOÉTICO DE PSICOLOGÍA Bogotá, D.C., quince (15) de mayo de dos mil diecisiete (2017) Magistrado Instructor: Magistrados de Sala: Expediente No.: Procedencia: Quejoso: Investigada: Motivo de alzada:

PAULO DANIEL ACERO RODRÍGUEZ FANNY MUÑOZ GONZÁLEZ FERNANDO DÍAZ COLORADO 1234 Tribunal Departamental Deontológico y Bioético de Psicología de Zona Norte QQQQ Psicóloga PPPP Recurso de Apelación contra Fallo Sancionatorio de fecha 12 de diciembre de 2016

I. OBJETO DEL PRONUNCIAMIENTO El Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología, en uso de sus facultades legales, especialmente de las conferidas en la Ley 1090 del 06 de septiembre de 2006 “Por la cual se reglamenta el ejercicio de la profesión de Psicología, se dicta el Código Deontológico y Bioético y otras disposiciones”, y de conformidad con lo preceptuado en el artículo 122 del Acuerdo N° 13 de 2016 versión No. 2, procede a resolver el Recurso de Apelación interpuesto por la señora DDDD, defensora de oficio de la Psicóloga PPPP (investigada), en contra del Fallo de Primera Instancia de fecha 12 de diciembre de 2016, proferido por el Tribunal Departamental Deontológico y Bioético de Psicología de Zona Norte, a través del cual se sanciona a la psicóloga investigada con Amonestación Verbal de Carácter Privado.

Auto resuelve recurso de Apelación – Expediente No. 1234 Tribunal Zona Norte Página 1 de 9

Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología tribunal.nacional@colpsic.org.co Celular: 312 591 2966 • www.colpsic.org.co


II. ANTECEDENTES 1. A través de comunicación recibida por la Abogada Evaluadora de Quejas el 21 de enero de 2016, el doctor QQQQ, en calidad de apoderado de la menor NNNN, y de los señores EEEE y FFFF, presenta escrito de queja en contra de la Psicóloga PPPP. (Folios 1-47) 2. El 26 de febrero de 2016 el Tribunal Departamental Deontológico y Bioético de Psicología de Zona Norte profirió Resolución de Apertura de Investigación Formal en contra de la Psicóloga PPPP. (Folios 87-88) 3. Mediante escrito recibido en el Tribunal Departamental Deontológico y Bioético de Psicología de Zona Norte el 28 de marzo de 2016, la psicóloga investigada presentó diligencia de versión libre y espontánea, aporta pruebas y solicita se le designe un defensor de oficio. (Folios 110-124) 4. El 19 de mayo de 2016 el Tribunal Departamental Deontológico y Bioético de Psicología de Zona Norte profirió Auto de Pruebas. (Folios 125-129) 5. Mediante comunicación fechada 03 de junio de 2016, el Consultorio Jurídico de la Universidad Popular del César, designa a la señora DDDD como Defensora de Oficio de la Psicóloga PPPP. (Folios 162, 165-165) 6. Mediante escrito remitido vía correo electrónico el 19 de julio de 2016, la Defensora de Oficio de la investigada se pronuncia respecto de los hechos materia de investigación. (Folios 183-193) 7. El 28 de octubre de 2016 el Tribunal Departamental Deontológico y Bioético de Psicología de Zona Norte profirió Resolución de Cargos en contra de la Psicóloga PPPP. (Folios 467-481) 8. A través de escrito radicado el 21 de noviembre de 2016, la señora DDDD como Defensora de Oficio de la Psicóloga PPPP presenta descargos. (Folios 487-492) Auto resuelve recurso de Apelación – Expediente No. 1234 Tribunal Zona Norte Página 2 de 9

Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología tribunal.nacional@colpsic.org.co Celular: 312 591 2966 • www.colpsic.org.co


9. El 12 de diciembre de 2016 el Tribunal Departamental Deontológico y Bioético de Psicología de Zona Norte, profiere Fallo de Primera Instancia a través del cual sanciona a la psicóloga investigada con Amonestación Verbal de Carácter Privado. (Folios 494-511) 10. El 20 de febrero de 2017 la señora DDDD como Defensora de Oficio de la Psicóloga PPPP presenta recurso de reposición y en subsidio de apelación en contra del Fallo Sancionatorio. (Folios 518-534) III. HECHOS Mediante comunicación recibida por la Abogada Evaluadora de Quejas el 21 de enero de 2016, el doctor QQQQ, en calidad de apoderado de la menor NNNN, y de los señores EEEE y FFFF presenta escrito de queja en contra de la Psicóloga PPPP. Refiere el quejoso que la precitada profesional, en el decurso de un proceso de conciliación adelantado por ésta ante la Cámara de Comercio de XXXX, siendo convocada la UUUU, entidad a la cual se encontraba vinculada, aportó sin autorización alguna, las historias clínicas de sus poderdantes, para demostrar su relación contractual con la I.P.S. en mención. IV. DEL RECURSO IMPETRADO CONTRA EL FALLO DE PRIMERA INSTANCIA. Estando dentro del término legal, el 21 de febrero de 2017 la señora DDDD como Defensora de Oficio de la Psicóloga PPPP presenta recurso de reposición y en subsidio de apelación en contra del Fallo Sancionatorio proferido por el Tribunal Departamental Deontológico y Bioético de Psicología de Zona Norte, argumentando, en resumen, que: (Folios 518-534) 

Su representada aportó las Historias Clínicas con el propósito de demostrar las órdenes que recibía de la UUUU.

Auto resuelve recurso de Apelación – Expediente No. 1234 Tribunal Zona Norte Página 3 de 9

Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología tribunal.nacional@colpsic.org.co Celular: 312 591 2966 • www.colpsic.org.co


Los procesos de arbitramento que se adelantan ante las Cámaras de Comercio gozan de reserva, motivo por el cual no se dan a conocer a terceros.

Se sobrevaloraron las pruebas obrantes en el plenario. V. CONSIDERACIONES DE LA SALA PROBATORIA

Procede este Tribunal a resolver el recurso de apelación interpuesto por la señora DDDD como Defensora de Oficio de la Psicóloga PPPP, en contra del Fallo de Primera Instancia de fecha 12 de diciembre de 2016, proferido por el Tribunal Departamental Deontológico y Bioético de Psicología de Zona Norte, a través del cual se sanciona a la psicóloga investigada con Amonestación Verbal de Carácter Privado de la siguiente forma: Frente a lo manifestado por la señora DDDD de la sancionada en su escrito de recurso, este Tribunal de Alzada se permite observar que, al contrario de lo aseverado en el numeral 4° del escrito de apelación, es evidente, de acuerdo al material probatorio que obra en el expediente, que la profesional de la psicología aquí cuestionada, si utilizó como medio de prueba las historias clínicas de algunos de sus pacientes, dentro del proceso que adelantaba contra su antiguo empleador ante la Cámara de Comercio, con el propósito de probar las órdenes de trabajo impartidas por la I.P.S. De otra parte, esta Instancia considera inaceptable la afirmación realizada por la defensora de oficio en el numeral 5° de la apelación, por ser contraria a la verdad y a los principios que rigen el actuar del A Quo, pues no es cierto que, la resolución recurrida y apelada, se haya basado únicamente en “…el dicho de los querellantes…” ya que en el expediente obran más pruebas que las testimoniales que sirven de base para la decisión tomada. De hecho, en el numeral 6° de su escrito de apelación, la propia Defensora de Oficio, al intentar rebatir que se ha violado la confidencialidad, manifiesta que “… los procesos de Arbitramento… tienen reserva del sumario, lo que nos asegura que los documentos que existen en estos expedientes, no serán conocidos por terceros…” como si no considerara como Auto resuelve recurso de Apelación – Expediente No. 1234 Tribunal Zona Norte Página 4 de 9

Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología tribunal.nacional@colpsic.org.co Celular: 312 591 2966 • www.colpsic.org.co


terceros a los componentes del Tribunal de Arbitramento, e incluso a los miembros de la UUUU (su contraparte ante el Tribunal de Arbitramento), quienes no tendrían por qué tener acceso al material clínico producto del ejercicio profesional de la psicóloga PPPP. Al respecto, este Tribunal de Alzada ha evidenciado que a folios 262 a 263 del expediente, obran copia de las historias clínicas provenientes del proceso que se adelantó ante la Cámara de Comercio, las cuales contienen no solo los datos personales de los pacientes, sino también sus antecedentes personales y familiares y los objetivos y planes de tratamiento, entre otros, todo lo cual se allegó ante dicha instancia legal (Tribunal de Arbitramento) sin el conocimiento de los pacientes dueños de las historias clínicas y, en consecuencia, sin su consentimiento. De lo anterior, se desprende que no cabe en este proceso la afirmación de la recurrente, al decir en el numeral 7° que “…si miramos las pruebas que se han aportado a la investigación, ustedes han sobre valorado las pruebas acopiadas que militan en el expediente…” ya que lo que sobresale con una mirada ética, es el enorme tamaño del desconocimiento del obrar ético de la profesional sancionada al afectar a los usuarios que confiaron sus intimidades en el escenario de la valoración y la intervención, esperando que lo ventilado ante la profesional solo fuera utilizado en beneficio que les llevara a resolver las motivos de consulta. No puede abstraerse esta instancia de realizar las siguientes consideraciones éticas, esperando que la Psicóloga PPPP pueda obtener mayor consciencia de la afectación ocasionada no solo a los consultantes de quienes mal usó las historias clínicas, sino a la profesión a la que daña al poner en duda el compromiso de la psicología, con la reserva del secreto profesional establecida no solo en la Ley 1090 de 2006 sino en la Constitución Política de Colombia en su artículo 74 que reza: “ARTICULO 74. Todas las personas tienen derecho a acceder a los documentos públicos salvo los casos que establezca la ley. El secreto profesional es inviolable.” Esta instancia le recuerda a la psicóloga sancionada que, no basta que la norma establezca el deber de la confidencialidad, sino que además hay que tener en mente que la norma tiene como propósito proteger la dignidad de la persona, de manera Auto resuelve recurso de Apelación – Expediente No. 1234 Tribunal Zona Norte Página 5 de 9

Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología tribunal.nacional@colpsic.org.co Celular: 312 591 2966 • www.colpsic.org.co


que desconocer esa dignidad es desconocer al ser humano como humano y por ello, falla al no realizar el correspondiente consentimiento informado, previo a disponer de las historias clínicas de sus consultantes fuera del escenario clínico propio de su ejercicio profesional, pues nunca les consultó respecto de acciones que no solamente les involucraban, sino que les afectan. Con ello trata indignamente a sus usuarios, pues la dignidad no es una cualidad o atributo de la persona ni depende o es consecuencia de lo que hagan las personas, sino que la dignidad es una condición inalienable y un componente del ser, por lo tanto, responder a ella no es una opción del profesional de la psicología, sino una obligación. Por otra parte, al revisar el caso, este Tribunal encuentra que el obrar de la psicóloga PPPP desconoce el principio de responsabilidad, principio que nos invita a responder maduramente a las preguntas difíciles. La profesional sancionada al verse cuestionada por una circunstancia de la vida, no respondió adecuadamente y prudentemente, sino que usó elementos propios de su ejercicio profesional para resolver cuestiones meramente personales sin medir las consecuencias de ello y al reiterar en la apelación que no fue así, solamente da muestra que aún no reflexiona sobre el impacto de sus acciones al no considerar terceros a los árbitros y demás intervinientes de un proceso de arbitramento. En el caso de las historias clínicas, son terceros todos aquellos que no tengan nada que ver con la intervención que realiza el profesional con el o los consultantes. De igual manera, para esta instancia, es evidente el desconocimiento de la profesional PPPP del principio de no maleficencia que nos llama a evitar lesionar la integridad de los consultantes como seres humanos. La violación de este principio se materializa al desconocer el principio derivado de la autonomía, al no acudir al consentimiento informado, que obliga a los psicólogos a mantener informados a los usuarios de los propósitos de las intervenciones y del uso de la información que éstos le suministran en un escenario de confidencialidad. Atender al principio de no maleficencia, significa, entre otras cosas, reconocer que, en el ejercicio de la profesión, hay un ejercicio de poder y que en él, el consultante se encuentra en una situación desventajosa y, acudiendo a una reflexión con trasfondo kantiano, la

Auto resuelve recurso de Apelación – Expediente No. 1234 Tribunal Zona Norte Página 6 de 9

Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología tribunal.nacional@colpsic.org.co Celular: 312 591 2966 • www.colpsic.org.co


sancionada debería preguntarse si, en su criterio sería deseable que los demás profesionales actuaran de la misma manera como ella lo hizo en este caso. Desde este Tribunal, se invita a la profesional a reflexionar sobre el respeto a la normatividad de la profesión y a evitar que los conflictos de sus intereses deriven en situaciones que dañen a quienes han depositado la confianza en su profesionalismo e integridad ética. No puede olvidar en ningún momento la psicóloga encartada que las historias clínicas solo están en custodia del profesional y que pertenecen a los usuarios, por lo cual solo pueden ser utilizadas con la autorización de éstos últimos, que se ha de plasmar en el consentimiento informado. A juicio de esta Sala, la manera de actuar de la psicóloga PPPP, amenazó el bienestar de los titulares de las historias clínicas y va en contra del reconocimiento de la profesión, uno de cuyos fundamentos es la confidencialidad. Reconoce esta magistratura que la sancionada pasó por un momento de conflicto ético que la superó, pero le recuerda que nada obedece a fuerzas situacionales insuperables, pues todo acto implica una intencionalidad y por tanto un grado de responsabilidad que es lo que espera este Tribunal que quede reflejado en el desarrollo de la sanción pedagógica que deberá mostrar una clara distinción entre lo privado y lo público. Finalmente, esta instancia conmina a la psicóloga sancionada a comprender en el pleno sentido de la palabra (Percibir y tener una idea clara de lo que se dice, se hace o sucede o descubrir el sentido profundo de algo, entender, alcanzar o penetrar algo. RAE), que nuestra profesión tienen como esencia cuidar de nuestros consultantes. Ahora bien, cuidar al otro es obrar de tal modo que este pueda perseverar en su ser, gracias a un trato que no lo cosifica, sino que da cuenta, en su contenido, de la grandeza del sujeto del cuidado. Todo esto implica, como lo propone Cortina, citando a Gilligan (Cortina, Adela. El mundo de los valores. P. 61) que una muestra de haber alcanzado cierto nivel de madurez moral, no consiste en llegar a ser justo, pues lo justo es sencillamente obrar conforme a las normas y usos de determinado grupo social o comunidad. En realidad se demuestra la madurez ética, (que se esperaría para un profesional de la psicología, que se asume desempeña esta profesión porque tiene un alto grado de compromiso con el cuidado Auto resuelve recurso de Apelación – Expediente No. 1234 Tribunal Zona Norte Página 7 de 9

Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología tribunal.nacional@colpsic.org.co Celular: 312 591 2966 • www.colpsic.org.co


del ser humano que es su consultante) cuando cada accionar profesional implica un desempeño compasivo, cuidadoso y responsable por aquellos que demandan o dependen de su saber traducido en ejercicio profesional.

En mérito de lo expuesto, la Sala Probatoria del Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología, RESUELVE PRIMERO:

CONFIRMAR en todas sus partes el Fallo de Primera Instancia de fecha 12 de diciembre de 2016, proferido por el Tribunal Departamental Deontológico y Bioético de Psicología de Zona Norte, a través del cual se sanciona a la Psicóloga PPPP con Amonestación Verbal de Carácter Privado, de conformidad con lo expuesto en la parte motiva de esta providencia.

SEGUNDO:

NOTIFICAR la presente decisión a la Psicóloga PPPP identificada con cédula de ciudadanía No. ----------- y Tarjeta Profesional No. ------- expedida por el Colegio Colombiano de Psicólogos o a su defensora de oficio, y comunicarla al doctor QQQQ.

TERCERO:

Contra la presente decisión no procede recurso alguno.

CUARTO:

ORDENAR remitir el proceso al Tribunal Departamental Deontológico de origen.

Auto resuelve recurso de Apelación – Expediente No. 1234 Tribunal Zona Norte Página 8 de 9

Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología tribunal.nacional@colpsic.org.co Celular: 312 591 2966 • www.colpsic.org.co


COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE

PAULO DANIEL ACERO RODRÍGUEZ Magistrado Instructor

FANNY MUÑOZ GONZÁLEZ Magistrada de Sala

FERNANDO DÍAZ COLORADO Magistrado de Sala

**** Los nombres han sido cambiados para preservar la identidad de las partes.

Auto resuelve recurso de Apelación – Expediente No. 1234 Tribunal Zona Norte Página 9 de 9

Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología tribunal.nacional@colpsic.org.co Celular: 312 591 2966 • www.colpsic.org.co

Profile for Colegio Colombiano de Psicólogos

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016  

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016  

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016

Profile for colpsic
Advertisement