Page 7

sancionada debería preguntarse si, en su criterio sería deseable que los demás profesionales actuaran de la misma manera como ella lo hizo en este caso. Desde este Tribunal, se invita a la profesional a reflexionar sobre el respeto a la normatividad de la profesión y a evitar que los conflictos de sus intereses deriven en situaciones que dañen a quienes han depositado la confianza en su profesionalismo e integridad ética. No puede olvidar en ningún momento la psicóloga encartada que las historias clínicas solo están en custodia del profesional y que pertenecen a los usuarios, por lo cual solo pueden ser utilizadas con la autorización de éstos últimos, que se ha de plasmar en el consentimiento informado. A juicio de esta Sala, la manera de actuar de la psicóloga PPPP, amenazó el bienestar de los titulares de las historias clínicas y va en contra del reconocimiento de la profesión, uno de cuyos fundamentos es la confidencialidad. Reconoce esta magistratura que la sancionada pasó por un momento de conflicto ético que la superó, pero le recuerda que nada obedece a fuerzas situacionales insuperables, pues todo acto implica una intencionalidad y por tanto un grado de responsabilidad que es lo que espera este Tribunal que quede reflejado en el desarrollo de la sanción pedagógica que deberá mostrar una clara distinción entre lo privado y lo público. Finalmente, esta instancia conmina a la psicóloga sancionada a comprender en el pleno sentido de la palabra (Percibir y tener una idea clara de lo que se dice, se hace o sucede o descubrir el sentido profundo de algo, entender, alcanzar o penetrar algo. RAE), que nuestra profesión tienen como esencia cuidar de nuestros consultantes. Ahora bien, cuidar al otro es obrar de tal modo que este pueda perseverar en su ser, gracias a un trato que no lo cosifica, sino que da cuenta, en su contenido, de la grandeza del sujeto del cuidado. Todo esto implica, como lo propone Cortina, citando a Gilligan (Cortina, Adela. El mundo de los valores. P. 61) que una muestra de haber alcanzado cierto nivel de madurez moral, no consiste en llegar a ser justo, pues lo justo es sencillamente obrar conforme a las normas y usos de determinado grupo social o comunidad. En realidad se demuestra la madurez ética, (que se esperaría para un profesional de la psicología, que se asume desempeña esta profesión porque tiene un alto grado de compromiso con el cuidado Auto resuelve recurso de Apelación – Expediente No. 1234 Tribunal Zona Norte Página 7 de 9

Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología tribunal.nacional@colpsic.org.co Celular: 312 591 2966 • www.colpsic.org.co

Profile for Colegio Colombiano de Psicólogos

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016  

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016  

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016

Profile for colpsic
Advertisement