Page 5

terceros a los componentes del Tribunal de Arbitramento, e incluso a los miembros de la UUUU (su contraparte ante el Tribunal de Arbitramento), quienes no tendrían por qué tener acceso al material clínico producto del ejercicio profesional de la psicóloga PPPP. Al respecto, este Tribunal de Alzada ha evidenciado que a folios 262 a 263 del expediente, obran copia de las historias clínicas provenientes del proceso que se adelantó ante la Cámara de Comercio, las cuales contienen no solo los datos personales de los pacientes, sino también sus antecedentes personales y familiares y los objetivos y planes de tratamiento, entre otros, todo lo cual se allegó ante dicha instancia legal (Tribunal de Arbitramento) sin el conocimiento de los pacientes dueños de las historias clínicas y, en consecuencia, sin su consentimiento. De lo anterior, se desprende que no cabe en este proceso la afirmación de la recurrente, al decir en el numeral 7° que “…si miramos las pruebas que se han aportado a la investigación, ustedes han sobre valorado las pruebas acopiadas que militan en el expediente…” ya que lo que sobresale con una mirada ética, es el enorme tamaño del desconocimiento del obrar ético de la profesional sancionada al afectar a los usuarios que confiaron sus intimidades en el escenario de la valoración y la intervención, esperando que lo ventilado ante la profesional solo fuera utilizado en beneficio que les llevara a resolver las motivos de consulta. No puede abstraerse esta instancia de realizar las siguientes consideraciones éticas, esperando que la Psicóloga PPPP pueda obtener mayor consciencia de la afectación ocasionada no solo a los consultantes de quienes mal usó las historias clínicas, sino a la profesión a la que daña al poner en duda el compromiso de la psicología, con la reserva del secreto profesional establecida no solo en la Ley 1090 de 2006 sino en la Constitución Política de Colombia en su artículo 74 que reza: “ARTICULO 74. Todas las personas tienen derecho a acceder a los documentos públicos salvo los casos que establezca la ley. El secreto profesional es inviolable.” Esta instancia le recuerda a la psicóloga sancionada que, no basta que la norma establezca el deber de la confidencialidad, sino que además hay que tener en mente que la norma tiene como propósito proteger la dignidad de la persona, de manera Auto resuelve recurso de Apelación – Expediente No. 1234 Tribunal Zona Norte Página 5 de 9

Tribunal Nacional Deontológico y Bioético de Psicología tribunal.nacional@colpsic.org.co Celular: 312 591 2966 • www.colpsic.org.co

Profile for Colegio Colombiano de Psicólogos

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016  

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016  

TRIBUNAL NACIONAL COLPSIC APELACIÓN A FALLO SANCIONATORIO DE DICIEMBRE DE 2016

Profile for colpsic
Advertisement