Page 1

EDITORIAL

Osvaldo Soriano fundó, hace ya muchos años, un imaginario pueblo perdido en algún rincón de nuestra extensa pampa. Lo bautizó como Colonia Vela y le dio algunos personajes que le dieron tanta vida que parecía una pequeña Argentina, con todas sus encrucijadas, enojos y alegrías encerrados en los breves límites de un pequeño pueblo. Tal vez sea ésa la razón por la cual, a la hora de pensar un nombre para una revista que se las viera con la Argentina, pensamos en bautizarla con el nombre de aquel pueblo fantástico. Aunque, sin dudas, pudo mucho también la voluntad de rendirle un merecido homenaje al más goleador de nuestros escritores preferidos. Desde Colonia Vela, les proponemos pensar y discutir sobre nuestro país desde la búsqueda honesta de un horizonte de mayor justicia, sin las justificaciones, las impostaciones, o las chicanas tan comunes en estos tiempos en los que sobran los desencuentros y las trincheras para guerras en las que el enemigo tantas veces se viste de aliado. En este primer número, “Fachos la vigencia de un clásico”, les proponemos un recorrido por algunas de las distintas expresiones que le dan cuerpo a la actualidad de un fenómeno que muy lejos está de ser propio de una época pasada o con personajes apenas pintorescos. El fenómeno facho, de larga trayectoria en nuestro país, se escribe en presente y goza de tan buena salud como la

discriminación o el autoritarismo sobre los que se construye y que vemos a diario. Sobre él tratarán las páginas que siguen. Para quienes llevamos adelante este proyecto editorial, este primer número que sale con mucho esfuerzo y dedicación es apenas un primer paso hacia un camino que hay que descubrir andando, y que sólo tiene sentido de ser transitado si lo hacemos juntos aportando, discutiendo, inventando. Les proponemos, entonces, que se peguen una vuelta por Colonia Vela, porque estamos seguros de que entre todos podemos hacer crecer este pueblo y hacerlo un poco más parecido al lugar que soñamos. Los esperamos para tomarnos unos buenos amargos en la Plaza, unos cafés en el bar del gallego o para comernos unos buenos guisos en el comedor comunitario de la Mirta. No se preocupen por tramitar las visas, ni de traer candado para las bicicletas porque no hacen falta.

@rayovirtual En la Argentina actual, #facho es el que no piensa exactamente igual que yo. (No es mi pensamiento sino el masivo)

@FUBAvicepreside O bien #facho es el que se opone al #Aborto x consid un crimen y está a favor de la pena d muerte #hipocrita

COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 3


HISTORIAS DE TRAPITO Y EL CAPITÁN VETO EN LA CIUDAD.

Tal como había adelantado, Mauricio Macri no dio lugar a la Ley 4.113 -aprobada en diciembre por la Legislatura porteña- que tenía como objetivo regularizar la actividad de los cuidacoches de la ciudad, mediante la creación de un registro de trabajadores mayores de 18 años con ingresos insuficientes y retribuciones voluntarias por parte de los conductores. Así, con la excusa oficial de que “el espacio público es de todos”, nuestro amigo Trapito continuará recorriendo las calles sin reconocimiento gubernamental. Mientras tanto, Mauricio Macri alcanzó el histórico podio de jefe de Gobierno que más leyes vetó.� Y va por más.

“EL DESEMBARCO” CONTRA LOS FACHOS “Fachos feos y sucios van haciendo desastres, por los rincones del mundo sangre, soledad y muerte, por todos lados, es moneda corriente”.

Leon Gieco volvió con actitud y enojo luego de seis años sin discos con canciones nuevas. Inalterable en su coherencia y con letras directas impregnadas de latinoamericanismo.

Antes del comienzo del clásico entre Racing e Independiente en Mar del Plata, los equipos posaron juntos con banderas del INADI, en el marco de la Campaña de Verano 2012 que promueve el respeto por la diversidad y la inclusión, contra la violencia y la discriminación en el fútbol. El partido fue peleado y lo terminó ganando Racing. Pero el diablo siempre mete la cola y la campaña del INADI tuvo un final inesperado: los representantes de la Academia festejaron el triunfo cantando: “Al Rojo me lo cojo oh oh oh…”

VILA Y MANZANO NO VIVEN DEL PASADO

SEDRONAR menos facho

UN TECHO PARA MI PAÍS UNA CARETA PARA MI EMPRESA UTPMP es una ONG que tiene desarrollo en América latina y el Caribe y cuenta con cerca de 420.000 jóvenes voluntarios en todo el continente y en nuestro país suma no menos de 1000. Recibió el premio Derechos Humanos Rey de España en reconocimiento a PAG. 4

su labor y cuenta por ejemplo, con el prestigioso economista Bernardo Kliksberg como principal asesor. ¿Pero quienes se encuentran entre los financistas de esta ONG? Nada menos que Techint y Acindar, verdaderos paladines de los fines nobles y la participación social.

Jose Ramon Granero renunció, pero las buenas lenguas dicen que lo desplazaron, a los efectos del THC es lo mismo, ya que este singular personaje se caracterizó por su tenaz oposición a la despenalización de la tenencia de drogas para uso personal. Defendió con uñas y dientes la ley de drogas y las internaciones compulsivas como castigo penal. Un infumable.

El Diario Uno, en su sección Historias Clasificadas del 6 de Febrero, presenta a un viejito buenazo, de oficio anticuario, enamorado de sus objetos y en armonía con la naturaleza. Se trata de Roberto Usinger, un represor del D2, quien ha sido denunciado por la desaparición forzada de Jorge Roberto Moyano en mayo del ´76. Abuelito facho dime tu… ¿De quien serán los objetos que vendes?

COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 5


GENO CIDAS MILLONARIOS

Informe y entrevistas: Diego Bartalotta y Matias Cambiaggi

IN FO RME CEN TRAL

UNA MIRADA SOBRE LOS GRUPOS ECONÓMICOS La historia tiene sus caprichos. Uno de ellos fue insinuarle a nuestro inconciente colectivo que la Dictadura genocida del ’76 fue una creación solitaria de las FFAA. A pesar, incluso, de todas las evidencias acumuladas que demuestran que muchos de los preparativos del golpe fueron pensados en lugares bastante más confortables que los cuarteles, y por fervientes defensores del credo liberal, de modales bastante menos toscos que los de

nuestros institucionales hombres de armas. Tal vez sea ésa la razón por la cual la Justicia, que al igual que la historia también tiene sus caprichos, ha llegado sólo para castigar a los militares. Pero, ¿qué pasa con los ideólogos del golpe? ¿Cuándo va a llegar la justicia a aquellos que, con modales refinados, no dudaron en exigir el exterminio? ¿Cuándo vamos a ver descolgado el cuadro de los genocidas millonarios?

Jose Alfredo Martinez de Hoz PAG. 6

COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 7


“”

TRES CAS OS EMBLEMATIC OS

La trayectoria de la Argentina se ha modificado después del 24 de Marzo de 1976. Pero esta transición significa un poco más que un simple cambio de gobierno: ella constituye la transformación de la estructura política y económica-social que el país tuvo durante casi 30 años”

UNA BREVE HISTORIA La historia de algunas de las empresas que fueron cómplices de la Dictadura del ´76 resulta una verdadera declaración de principios. Si bien fueron fundadas en distintos años y bajo diversas coyunturas políticas y económicas, todas, sin excepciones, crecieron exponencialmente a partir del genocidio argentino. Y ninguna dejó de enriquecerse desde el regreso de la democracia. El conjunto de estas empresas bien podría dividirse en dos grandes grupos. Las que se enriquecieron a través del desguace del Estado- gracias a los favores de la dictadura primero y de los gobiernos democráticos después- de la mano del ofrecimiento de facilidades para el otorgamiento de créditos, la estatización de deudas, las transferencias encubiertas y las tarifas diferenciales, entre otras. Éste es el caso de los grupos Macri, Clarín y un largo etcétera. Y las que también lo hicieron, pero además sumaron sus esfuerzos como cómplices de la desaparición de personas. Como, según infinidad de testimonios, ocurrió con Acindar, Ledesma, Mercedes Benz, Ford, Dálmine Siderca (integrante de Techint) y Molinos Río de la Plata, entre otras, las cuales colaboraron señalando, aportando logística o hasta vehículos de sus empresas, para la detención de delegados gremiales, en una historia en la que no hay buenos, sino malos y peores. PAG. 8

Chicos: Los libros no muerden. Los que muerden son los hijos de puta.

ACINDAR Sus comienzos se ubican durante los años ‘40, como productora de hierro redondo para la construcción. En 1951, en su primera ampliación, se muda a Villa Constitución en busca de algunas ventajas derivadas de la proximidad con la futura planta industrial del Estado: SOMISA, que produciría semi-terminados para insumos de los laminadores privados, entre los que 1 se encontraba Acindar En 1961 fue autorizada por el gobierno a instalar una acería, para lo cual recibió un conjunto de incentivos promocionales que le fueron retirados, por incumplimiento de sus compromisos, recién en 1968. En 1976, Martínez de Hoz (anterior presidente de Acindar) como ministro de Economía de la dictadura, volvió a aprobar el proyecto de acería de Acindar y le otorgó otra serie de beneficios en el marco de la promoción industrial. En 1978 Acindar culminó el proceso de expansión, integrando la etapa de fundición con la fabricación de acero y la de laminación, y en 1981 absorbe a su principal competidor: el grupo

económico Gurmendi. Según Alfredo Zaiat: “En esos años, Acindar acumuló una descomunal deuda externa por 652 millones de dólares, que luego le transfirió al Estado. A la vez, tuvo acceso a los distintos regímenes de promoción industrial que el sector público instrumentó entre 1974 y 1987, inversiones por un total de 300 millones de dólares que gozaron de beneficios estatales. Recibió avales otorgados por el Tesoro Nacional por 148,5 millones de dólares; gozó también de créditos por 231 millones de dólares del Banade que jamás devolvió; tuvo además una importante protección arancelaria, que le permitió ejercer sin amenaza de competencia externa su poder oligopólico sobre el mercado; y recibió tarifas diferenciales para el consumo energético de sus plantas, lo que implicó 2 otro subsidio relevante” . Sobre el final del año 2011, Arturo Acevedo, presidente de Acindar, entrevistado por el diario Ámbito Financiero realizó estas inquietantes reflexiones: P ¿Usted cree que estaremos por llegar a ser el gran país que siempre pudimos ser y no fuimos? AA.: Es una pregunta bien compleja. El potencial de ser un gran país, Argentina lo tiene desde hace mucho tiempo, pero depende más de las decisiones que tomamos con empresarios, como gobierno, como sociedad, ahí esta la cuestión. 1 En el trabajo “El conflicto de Villa Constitución”, Idep-Ate, abril de 1991, E. Basualdo, C.Lozano y M Fucks desarrollaron ampliamente este tema.

MERCEDES BENZ La empresa automotriz Mercedes Benz (hoy Daimler Chrysler) fue fundada en Alemania en el año 1890 y a nuestro país le correspondió el privilegio de haber sido el primer destino elegido por esta empresa en el año 1951, para abrir su primer filial, la cual se estableció, paradojas del destino, en el Partido de la Matanza. La historia de esta empresa es extensa y contiene algunos capítulos inquietantes sobre sus concepciones acerca de la relación entre ética y negocios. Quien más investigó este tema, y realizó importantes hallazgos, fue la periodista alemana Gaby Weber, quien describió, por ejemplo, que gracias a su relación con el nazismo, a partir de la década del ‘30, la empresa Mercedes Benz obtuvo una importante expansión en su producción y sus ganancias a partir de la utilización de mano de obra compuesta

José Martínez de Hoz, ministro

de economía de la dictadura, en la Conferencia Monetaria Internacional, en México, mayo de 1977.

por judíos y polacos reducidos a condiciones de servidumbre. Durante los años ’50, y para no traicionar el estilo de su casa matriz, la filial argentina de Mercedes Benz contrató al criminal de guerra nazi Adolf Eichmann. Ya durante los años ’70, y a partir de distintos testimonios, Weber pudo demostrar también la complicidad entre el Estado, la empresa y la burocracia sindical en la desaparición de personas. Uno de estos testimonios fue el de Héctor Ratto, ex trabajador de la empresa, quien afirmó estar presente cuando el jefe de producción de la fábrica, Juan Tasselkraut transmitió a

las fuerzas de seguridad la dirección del obrero Diego Núñez, quien fue secuestrado ese mismo día y permanece desaparecido. Otro caso ejemplificador es el de Rubén Lavallén, quien estuvo a cargo durante los primeros años de la Dictadura del comando de la Brigada de Investigaciones de San Justo, sede de un centro clandestino de detenciones, y posteriormente contratado en 1978, como encargado de seguridad y vigilancia de la planta de González Catán, ofreciendo un extenso currículum vitae en el que se destacaban su responsabilidad en el secuestro y desaparición del obrero Alberto Gigena, y en la apropiación de una menor registrada como su hija. Durante el año 2011 Mercedes Benz festejó sus 60 años de vigencia en un festejo en el cual abundaron los funcionarios oficiales.

La automotriz promocionó sus nuevos modelos

en Las Vegas con la foto del Che. Si no fueran

viejos conocidos podría pensarse que perdieron hasta la ética en algún casino.

2 Diario Página 12, 6 de Octubre de 2007. COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 9


IN FO RME CEN TRAL

INGENIO LEDESMA El ingenio azucarero Ledesma fue fundado en 1889 en la localidad de Libertador San Martín, Provincia de Jujuy, por la familia Blaquier, miembros de la flamante oligarquía terrateniente conformada durante el siglo XIX. Producía por aquel entonces el equivalente a un 82,87% del presupuesto de la provincia de Jujuy. En la actualidad, el Ingenio que comanda desde 1970 Pedro Blaquier tiene alrededor de 100.000 hectáreas productivas distribuidas en Jujuy, Salta, Buenos Aires y Entre Ríos, y es el principal productor de azúcar del país. Es también el productor número uno de papel, con un 40% de participación en el mercado. Además, es el primer productor y exportador de naranjas del país. Y participa también activamente, en el mercado de etanol.

Según datos de la Bolsa de Comercio, Ledesma obtuvo en el tercer trimestre fiscal del 2011 una ganancia de 152,7 millones de pesos y tiene una facturación anual aproximada de 2500 millones de pesos. Si bien la historia de Ledesma y su vinculación con métodos violentos es extensa, vale la pena recordar su probada participación, junto a los militares, en hechos como las desapariciones durante “la noche del apagón” en julio de 1976 y un año después en la desaparición de Luis Aredez, un ex médico del Ingenio que en 1973 fue elegido Intendente y durante su gestión tomó la revolucionaria medida de exigir, como nunca nadie antes se había animado a hacerlo, el pago de impuestos de la empresa Ledesma al municipio. Pero como en el caso de Ledesma la historia siempre se repite como tragedia, más de 30 años después, durante el 2011, la familia Blaquier volvió a los medios de comunicación a partir de un nuevo hecho de violencia. En este caso, por una salvaje represión que buscaba liberar algunos de sus terrenos de quienes peleaban por un pedazo de tierra. El saldo fue de cuatro muertos y más de 50 heridos. De los 12.500 trabajadores que la empresa empleaba hace 30 años, hoy cuenta con apenas 7.400 trabajadores. Los bajos salarios, la insalubridad en las condiciones de trabajo y la falta de atención médica adecuada se mantienen inalterables.

CLARÍN: UNA SALUDABLE EXCEPCIÓN Desde hace algunos años Clarín vive en el ojo de la tormenta. Se aprobó la Ley de Medios Audiovisuales y el gobierno de los Kirchner, el mismo que le renovó sus licencias, decidió transformarlo en su enemigo principal, atacando a la “corpo” en distintos frentes. Lo destacable del caso es que el enfrentamiento no tiene que ver con su complicidad con la Dictadura, con el vaciamiento del Estado, porque de hecho estas son características que comparten con otros grupos. A pesar de esto y más allá de las motivaciones del gobierno o de su propia construcción mediática, lo cierto es que el desenmascaramiento de Clarín constituye un avance importante hacia la democratización de la palabra, al cual una buena parte de la oposición enfrenta o no apoya por unos pocos segundos de exposición en el multimedios. En una entrevista poco convencional concedida al diario La Nacion en julio del 2010, Pedro Blaquier se definió como “Cristinista” y desde su mansión de 17.000 metros cuadrados en San Isidro, a muchísimos kilómetros de Ledesma, no se privó de recitar un poema de un áspero estilo campero dedicado a la presidenta: “Se ha incrementado la venta/del cerdo vivo o carneado/después de haber escuchado/a Cristina presidenta./Las propiedades del cerdo/eran para mí un enigma,/desde hoy son un paradigma/y la vaca es un recuerdo./Y por potenciar la cosa/como cerdo a toda hora/y gracias a la Señora/hoy tengo novia mimosa./ Por eso soy cristinista/y nada me hará cambiar/ soy cristinista a rabiar/y un convencido activista”3. 3 Diario La Nación 25 de Julio de 2010

PAG. 10

SIN FINAL FELIZ ¿Podrá edificarse un país inclusivo bajo el liderazgo económico de quienes exigieron un genocidio y vivieron siempre del Estado? ¿Serán posible constituir un verdadero proyecto nacional con quienes siempre llevaron sus ganancias fuera del país y pasaron la factura de sus pérdidas a la población? Debieran ser sólo preguntas retóricas sino hubiera tantos dirigentes políticos empeñados en darles una esperanzada respuesta afirmativa.

LAS 100 QUE MÁS VENDEN (Período 2010) en millones de pesos 1

Techint (Ternium+Tenaris)

60.372

13

Molinos Río de la Plata

10.544

17

Ford

9.721

52

Mercedes Benz

4.508

56

Acindar

4.235

81

Ledesma

2.463 Fuente Revista Mercado

COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 11


EN TREVISTA A GABY W EBER

EN TREVISTA A ALEJAN DRO BERC OVICH Alejandro es economista, periodista y ocasional percusionista.

C.V: ¿Cuáles de las empresas que fueron cómplices en la desaparición de personas o que se beneficiaron de alguna forma con la Dictadura se mantienen en la cúpula económica?

Gaby weber es periodista y su trabajo sobre las complicidades de Mercedes Benz con la Dictadura es ya un clásico del periodismo de investigación. Hoy sigue igual de comprometida con la búsqueda de justicia y con su oficio de periodista a la altura de la tradición que nos legó Rodolfo Walsh.

“EN ARGENTINA LAS CAUSAS DUERMEN, PORQUE EL GOBIERNO  NO QUIERE TOCAR LOS INTERESES ECONÓMICOS…” 1 ¿Por qué decidiste investigar el caso de Mercedes Benz? Porque me parece importante investigar no solo a los militares o policías  sino también a los que estaban detrás. No creo que  las dictaduras caigan del cielo porque hay algunos oficiales sádicos. Ellos cumplen órdenes. Por supuesto, hay que juzgar a los autores materiales de estos crímenes, pero  también a los que querían cambiar el modelo económico y aumentar sus ganancias.

2 A lo largo de los años surgieron muchas evidencias que inculparon a directivos de la  empresa y a la burocracia sindical en la  desaparición de personas. ¿En qué estado están  los juicios? ¿Hay algún directivo o gremialista preso?

3 ¿Qué balance investigación?

hacés

de

tu

Mi sensación respecto a la investigación es buena. Me tomó mucho tiempo pero las cosas están claras. Lamento que la televisión alemana no publique mi documental y agradezco que el canal 7 No hay nadie preso. La casa matriz de acá sí lo haya echo. jubiló a Tasselkraut. Él sigue en el país y gozando de su buena jubilación. En  Argentina las causas duermen, 4 En el Juicio por la Verdad iniciado en La Plata, porque el gobierno  no quiere tocar el ex director de Asuntos Jurídicos de Mercedes los intereses económicos, ni siquiera Benz Argentina, Rubén Pablo Cueva, admitió que la Empresa donó "un aparato para neonatología" en los casos de los chicos apropiados4. al hospital de Campo de Mayo, lugar en el cual se realizaban los partos clandestinos, dejando a la vista su clara complicidad con el robo sistemático de bebés. Un caso para investigar es el de Diego Christian Tasselkraut, anotado como hijo de Juan Tasselkraut, con importantes irregularidades: la partida de nacimiento de Diego Christian está fechada el 19 de agosto de 1974. Según la Certificación de Nacimiento -sin fecha- llega al mundo en el Sanatorio Metropolitano. En el formulario del Sanatorio figura la dirección nueva del mismo: Alsina 2184. Pero la dirección está tachada y en forma manuscrita se sobrescribe: Lavalle 1970. En esa dirección del sanatorio había nacido Karina, la hermana mayor de Diego Christian. El Sanatorio Metropolitano se mudó a la calle Alsina en 1975 y más tarde cerró sus puertas. Obviamente, alguien quiso simular que Diego Christian nació en el mismo lugar que su hermana. Pero en 1974, año de nacimiento de Diego, el Sanatorio ignoraba que algún día se iba a mudar a la calle Alsina. No existe un trámite de adopción legal. La partida de nacimiento de Diego está firmada por Nélida Valaris, quien trabajó en el Hospital Militar de Campo de Mayo y atendió partos de militantes detenidas. Ver gabyweber.com

PAG. 12

A.B: Todas, Ledesma hoy no es una empresa oligárquica anquilosada y que hace azúcar en los trapiches viejos del siglo XIX; es una empresa diversificada que mira al futuro y es la principal productora y exportadora de biodiesel en un país que está a la cabeza de los exportadores de biodiesel. Todos ellos son grupos que se han modernizado mucho y que han crecido al calor de los sucesivos gobiernos, tanto en dictadura como en democracia y con este gobierno también. C.V: ¿Cambió algo la relación con esos grupos a partir de este gobierno? A.B: Básicamente sigue igual, antes ponían el Ministro de Economía, hoy ya directamente no, pero sí hay continuidad en otras cosas. Por ejemplo, lo llevan de viaje a Blaquier. Que nombre a los ministros o no, está absolutamente en el plano simbólico, del mismo modo que antes era mucho más natural que el ministro de Economía tomara decisiones autónomamente, representando a sectores que no habían sido votados, hoy hay políticas publicas íntegras definidas por el sector privado, en colaboración con ellos, y tenés casos muy concretos como el de Enrique Martínez, presidente del INTI, al que lo echan diciéndole que tiene que trabajar más con las empresas y menos con los movimientos sociales.

Trabaja en las radios Blue

(100.7) y Metro (95.1) y escribe en @BaeDiario y @CrisisRevista

No me parece que hayan perdido terreno en ese sentido los capitales nacionales para obtener prebendas del Estado; las siguen obteniendo. Tienen los préstamos del Bicentenario al 9,9 % anual que los reciben las mismas empresas que antes pedían represión para sus trabajadores. No hubo acá un castigo económico para las empresas que acumularon en base a la represión o que mejoraron sus balances o revirtieron conquistas de los trabajadores en base a la represión. No hubo castigo a eso, ni

“NO ME PARECE QUE LOS CAPITALES NACIONALES HAYAN PERDIDO TERRENO PARA OBTENER PREBENDAS DEL ESTADO” bajo Alfonsín, ni Kirchner y muchos menos bajo Menem. Parte de lo que uno hoy podría decir que tiene como doble discurso el gobierno es el no hacerse cargo de esto. Del mismo modo que cuando levantan el dedo para señalar a Clarín y su connivencia con la dictadura y ponen la foto de Ernestina con Videla; todos los empresarios que están hoy dialogando con ellos a través de los distintos ministerios son los mismos que en ese momento.

C.V. Otra ventaja es la del esquema impositivo.

A.B: Seguro. El esquema impositivo argentino exime a la renta financiera del mismo modo que vienen eximiéndolos desde la época de la dictadura. La ley de entidades financieras no la cambia el oficialismo a pesar de que tienen activistas que toda su vida militaron por eso, como Carlos Heller, que se queda callado frente a esta realidad y que, al revés vota la ley antiterrorista, que es pedida por los mismos intereses que en su momento colaboraron con esta represión. Creo que en lo económico, esto sigue intacto. Si vos miras la cúpula empresaria en exportaciones o en nivel de facturación

COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 13


Buscar

Inicio

Perfil

Buscar Amigos

Cuenta

ORDENAR

Victoria Donda

Dirigente de Libres del Sur y Diputada electa por el FAP

no tiene casi modificaciones, tiene modificaciones a partir de las sucesivas crisis como por ejemplo en 2001/2002 que desnacionaliza mucho, entonces tiene el caso de grandes insignias como Quilmes, Alpargatas, Loma Negra que se desnacionalizan, pasan a ser brasileñas mayoritariamente, y la irrupción en los `90 de las multinacionales automotrices que también eran antes licenciatarias de grupos nacionales como el grupo Macri o Sevel que en su momento hacían Fiat y Peugeot, que irrumpen como multinacionales con nombre y apellido en el top ten de las empresas, en el top 50 de las empresas. Es más, si uno toma períodos de diez años, la economía Argentina se ha primarizado en este tiempo, en esa primarización siempre pesan las grandes cerealeras a las que no se las tocó. La guerra con el campo y las retenciones móviles estuvo muy bien como planteo económico porque fue a un eje al que nunca ningún modelo se había atrevido tocar, que es la renta agraria, pero no tocó a los pulpos que manejan el comercio granario mundial y que son mucho mas poderoso que La Rural, que las Confederaciones Rurales o Coninagro. Son empresas como Cargill, como Bunge como Deyfruss, que ya tenían la manija en la dictadura abiertamente y la siguen teniendo hoy. Si te ponés a mirar, el flujo de divisas argentino depende mucho de eso. C.V: ¿Son imprescindibles estas empresas para tener un proyecto de país? A.B: No, ninguna empresa es imprescindible, la voluntad de cambio PAG. 14

de un país, tendría que venir por otro lado, por otro tipo de economía. No creo que haya empresas deficitarias o que haya sí o sí que impulsar para garantizar el desarrollo nacional. Creo que hay sectores íntegros de la economía que tendrían que impulsarse para generar el desarrollo local, pero lo puede hacer en asociación del Estado con privados o el Estado mismo. Es equivocada la visión del Estado rehén o la economía rehén de ciertos resortes productivos que no se pueden alterar, porque justamente si hay algo que mostró el kirchnerismo es que hay cosas que se consideran intocables que no lo son, como las AFJP. Estas parecían inmutables, que toda la gente iba a perder su plata, que era algo realmente incambiable porque iba a saltar todo el mundo y no fue así. Hay empresas que han duplicado año a año su facturación, como el caso de Techint bajo el gobierno kirchnerista y de a ratos se convierten en el enemigo por cuestiones coyunturales como un director del Estado, eso no es lo que cambia. Lo que cambia es dónde se produce, qué innovación y procesos garantizan que se hagan acá, con trabajo argentino de calidad, que haya trabajo de cada vez más valor agregado. C.V. ¿La relación del Gobierno con estos grupos da una muestra de que

la redistribución de la riqueza es imposible con el sistema económico actual? A.B. Me parece que la alternativa de una economía tiene que ser sin preeminencia de esas empresas y es muy equivocado pretender tomar de la vieja burguesía nacional, que está involucrada en estos casos criminales, los elementos de una nueva burguesía nacional que para mí es ficticia. Si no nos ponemos a pensar que a nuestro país para llegar a un desarrollo capitalista le falta un elemento clave que es la burguesía, no tenemos forma de estudiar seriamente las alternativas de desarrollo de la economía nacional. Hay cosas que los empresarios argentinos no van a hacer y lo han demostrado, ahí el que tiene que pilotear es el Estado y después si es negocio y siguen existiendo estos capitales veremos de qué forma se pueden integrar al circuito productivo o no. Los empresarios brasileros, por ejemplo, no tienen un PBI brasilero en el exterior como sí tienen los nuestros, los empresarios brasileros no le pidieron a la dictadura un plan de aniquilación como sí pidieron los empresarios argentinos.

Los fachos que siguen vigentes son muchos. Una buena parte de ellos la encontramos entre los que siguen siendo los dueños del país. Algunos, por ejemplo, son los tradicionales dueños de las grandes extensiones de nuestras tierras. Pero también los podemos encontrar entre las empresas que fueron cómplices de la dictadura y que siguen siendo exitosas en la actualidad. Ninguno de ellos hoy está escondido debajo de una piedra. Todo lo contrario. Son los responsables económicos de actual modelo económico Kirchnerista y su constante enriquecimiento es una buena prueba de esta alianza. Yo creo que el fascismo se caracteriza, sobre todo, por ser un ataque a las libertades democráticas y en este sentido, también hay que tener en cuenta que el actual modelo económico tiene muchos aspectos que dan motivos para preocuparnos. La construcción de un estado fuerte, pero en acuerdo con unos pocos grandes grupos económicos por sector productivo, deja en evidencia una contradicción insalvable, si de redistribuir la riqueza se trata. Y si hablamos de democracia, el acceso a condiciones de vida dignas es uno de los principales derechos, consagrado en nuestra constitución. Por eso hay que estar atentos, porque está muy bien que después de tantos años de achicamiento del Estado hoy contemos con un Estado fuerte. Pero esa fortaleza debe ser utilizada para intervenir en la política y en la economía en un sentido de progreso y de redistribución de riquezas, no para fortalecer a quienes siempre fueron socios de las Dictaduras enriqueciéndose a expensas del pueblo.

Me gusta - Comentar - Compartir

Julio Piumato

Secretario de Derechos Humanos de la Confederación General del Trabajo -CGT-

Antes y durante la segunda guerra mundial, nuestro país, sobre todo los representantes políticos y los espacios intelectuales se debatieron entre dos posturas: ser aliadófilo o ser fascista o nazi. Ante esas posturas marcadas, Scalabrini Ortiz y muchos hombres de su generación, se diferenciaron y plantearon la neutralidad ante el conflicto bélico europeo y nos enseñaron que los hechos y categorías internacionales deben ser observados desde los intereses nacionales. Lo que quedó claro en nuestra experiencia es que las categorías foráneas no siempre sirven para analizar nuestra realidad, su aplicación automática ha llevado a sectores progresistas de la política a alinearse con representantes del capitalismo más salvaje (la Unión Democrática con Braden, en contra de Perón). Por ese motivo, ser fascista en Argentina no significa nada si no se analiza al mismo tiempo cuál es la relación de ese sujeto con el imperio: se puede ser altamente demócrata, liberal o socialista y estar comprometido con intereses de sectores concentrados de la economía. Sectores de la intelectualidad al servicio del extranjero usaron el término “Fascista” para caracterizar al proceso peronista. Estos pensadores desconocen que el peronismo, en su concepción política, tiene su razón de ser y su centro de poder en las Organizaciones Libres del Pueblo, que crecen desde las bases hasta la cima del cuerpo social, en un proceso inverso al corporativismo desarrollado en la Italia de Mussolini. Esta característica construcción ascendente del poder, permite que la transformación peronista continúe a pesar de la desaparición física del líder: a pesar de sucesivas dictaduras y políticas neoliberales, el peronismo y las organizaciones libres del pueblo siguen dándole vida al movimiento nacional popular y democrático. Por otra parte, contrariamente a lo que ocurre en regímenes totalitarios, no existe en el movimiento nacional y popular y democrático un enemigo racial o ideológico al que se debe perseguir, sino que el concepto de “comunidad organizada” permite integrar a todos los sectores de la sociedad que breguen por la felicidad del pueblo argentino.

Me gusta - Comentar - Compartir

Gabriel Solano

Dirigente del Partido Obrero y Candidato a Diputado Nacional por el FIP en las elecciones de 2011.

Contemos solamente la deuda externa contraída por la dictadura y asumida como propia por todos los gobiernos desde 1983 hasta la fecha, o que la estructura jurídica actual proviene en gran medida de la dictadura, pues los gobiernos constitucionales le dieron validez a las ´leyes´ creadas entre 1976-1983. El proceso político, que desembocó en la convocatoria a las elecciones en 1983, no fue la expresión de la acción independiente de una parte del pueblo ni de un acto nacional, sino que fue digitado por el imperialismo que se impuso en la guerra de Malvinas. Fue el gran capital internacional, junto con los “capitanes de la industria” y la oligarquía. O sea, la misma clase social que impulsó (y se benefició con) el golpe de estado de 1976, la que dominó desde sus inicios el régimen constitucional. A la luz de éste análisis es que surge con claridad la impostura del kirchnerismo de presentarse como guardián de los derechos humanos, cuando al mismo tiempo reclama para sí la estrategia de reconstruir a la burguesía nacional y defiende a la burocracia sindical que nutrió las filas de la Triple A. La lucha por Justicia implica llevar a la cárcel a los responsables de la desaparición de los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos y también ajustar cuentas con la clase social que se benefició con la dictadura y hoy hace lo mismo con la “democracia”.

Me gusta - Comentar - Compartir COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 15


¿TODOS LOS TAXISTAS SON FACHOS? CONOZCAMOS A UN EXPERTO EN EL TEMA QUE SIEMPRE VIAJA, GRABADOR EN MANO, REGISTRANDO LAS CONVERSACIONES MÁS INCREÍBLES Si hay un estereotipo consolidado, un lugar común difícil de rebatir en Argentina, es el que dice que “Todos los taxistas son fachos”. ¿Quién no les oyó decir alguna vez que “acá hace falta un Mussolini o un Fidel Castro” sin que se les mueva un pelo? Si hasta en un concurso de cortometrajes organizado por el gobierno de la ciudad en la época de Ibarra ganó el los alumnos del colegio Rodolfo Walsh, que hicieron la historia de “un pibe que no quiere ser como el taxista facho”. Nadie quiere ser ni facho ni taxista pero no es tan fácil escaparse, sobre todo en un país donde en una época los taxistas venían con título de ingeniero, o por lo menos eso te decían. Hay excepciones, claro, y algunos se preocupan en remarcarlas. “No podemos generalizar”, “No son todos fachos”, postulan los relativistas de siempre y hay algunos que le ponen garra para demostrarlo, como los alumnos de Éter que hicieron una nota para presentar a la Asociación de Taxistas de Capital, enrolada en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), y le pusieron como título “¿Quién dijo que todos los taxistas son fachos?”, para el agrado de Omar Viviani al que dejaron del lado de los intolerantes. En dicha nota uno de los taxistas, Guillermo Sarranz, intenta justificar al gremio y termina acusando de fachos a los pasajeros: “Todos aquellos que PAG. 16

dicen que somos fascistas no saben lo que tenemos atrás como pasajeros y el desgaste que significa eso” y lo explicita aún más: “La realidad es que el porteño común es racista y discrimina, lo que pasa es que el tachero está más expuesto.” Si bien el tachero porteño es el más utilizado para mostrar este estereotipo el fenómeno parece ser federal. Por ejemplo en el correo de lectores de La Capital de Rosario se produjo hace unos años un intercambio epistolar donde una vecina llamada Amalia Aguirre reflexionaba y llegaba a la conclusión “de que todos los taxistas escuchan Radio 10 porque les viene programada por default y no saben como cambiarla. Y de ahí entonces surge otra explicación: los taxistas no son fachos, se volvieron fachos porque nunca supieron como programar otra radio”.

El #taxifacho

Y, como todo en este mundo híper conectado del siglo XXI, el #taxifacho llegó a las redes sociales, así con hanshtag y todo. Mariano Feuer, más conocido por su cuenta en twitter como @foier, a pesar de ser comunicador social se ha convertido en algo así como un sociólogo del taxista facho, o más bien un antropólogo al que le gusta la observación participante, y cuando sube a un taxi y se la dejan picando el

saca su Ipad y empieza a filmarlos. Y lo hace seguido, ya que calcula viajar 4 o 5 veces por día, lo que da unos 80 viajes al mes. Nos cuenta que esto empezó como un hobby de tiempos pre internetianos cuando con un amigo empezaron a hacerlo y a llamarlo “direccionar al taxista”. “Así como le vas diciendo que vaya por tal calle, es muy interesante cómo podés ir sacándoles tema y guiándolos. Empezamos con taxista que, a nosotros dos judíos, empezó a hablarnos de los judíos: ‛ojo que ganan guita pero son medio garcas´ y qué se yo, y cerró con una frase “histórica” que era: ‛El dueño de los taxis – yo lo manejo- ese sí que la hizo bien con la guita pero es ruso, ruso, ruso, ruso, casi´ y ese cuatro veces ruso casi judío quedó para siempre.”

El facho no es siempre de derecha

Para @foier el taxista más que una ideología particular tiene un “pensamiento “facho”, lo que no es siempre de derecha. En Argentina el término facho se trasladó hacia aquel intolerante que solo acepta su forma de ver las cosas y trata de aniquilar al resto; y pone un ejemplo en el terreno de la política: “Si bien es más utilizado para alguien de derecha, yo no sé si se puede decir que Federico Pinedo, por ejemplo, es “facho”, porque generalmente es un tipo que contesta las cosas en sus debates y tiene argumentos, en cambio Abel Posse, el que estaba con Macri ése si es facho. “ Es ese pensamiento el que lo lleva a ser manipulable: “Y lo que tienen los taxistas es que generalmente los podés

dar vuelta fácil, una de las experiencias del #taxifacho es ir haciéndoles decir una cosa y la contraria cada cinco minutos; te dicen cosas como ‛no, la verdad estos que cortan la calle…´; sí, está bien, pero imagínate si te quedás sin trabajo… ‛no, sí, obvio, porque los del gobierno son unos hijos de puta´… sí pero en el gobierno están haciendo mucho para cambiar eso… ‛sí, están haciendo eso es cierto´. Y entonces van cambiando todo el tiempo según lo que vos le decís, lo que se mantiene es la intolerancia, cuando dice algo está siendo intolerante con lo que dijo medio minuto antes.”

#taxifacho y las radios

Sobre el tema de la radio, eterna compañera del solitario taxista, dice que el tema de Radio 10 se ha ido desdibujando “ el nuevo #taxifacho escucha Ari Paluchi en su vertiente más seria y establecida y Pergolini es alguien que también escuchan mucho los #taxifachos. Cuando tienen La Metro es distinto, el tipo te sale para otro lado, te sale más por otro tipo de charla. Cuando

tienen a Pergolini o a Ari Paluch o a los programas que siguen todavía en Radio 10 o Chiche Gelblung que es la otra, se enganchan muy rápido”

Buscarlos en youtube

Lo mejor, sin duda, para entender este tipo de pensamiento, es verlo en acción y por eso muchas de las grabaciones que hace Mariano las sube a Youtube, y vale la pena buscarlas. La publicidad tiene sus riesgos, hubo uno que tuvo mucha repercusión porque salió en el programa en Perros de la Calle de Andy Kutnezoff y llegó a 5.000 visitas: “A ese no lo gravé en el auto sino en un restaurant donde paran taxistas. Yo voy todos los viernes ahí y el tipo se enteró y vino a encararme y es un gordo pesado, grandote, de esos que tiran “me paro para hablar de Franco”, “A Hitler lo mal entendieron” y un montón de cosas así. Zafamos con el ego, le dijimos que así hubo 5.000 personas a las que les llegó su pensamiento vivo y quedó contento.”

¿Existe el #taxiprogre?

A juzgar por la experiencia de Mariano, los taxistas progresistas son una minoría, según la nota de Éter un 10%, pero cuenta un caso que no ha publicado todavía y es el de un #taxifachosabbatellistahellerista o sea “venía con Heller ‛yo lo voté porque me parecía un tipo informado, y Sabbatella me parece un buen tipo´ y en un momento tira ‛bueno pero el problema acá es que mi viejo vino a Capital desde Mendoza , y dijo acá está un poco más barato, fue y compró en Lugano y ahora yo vivo en Lugano, pero yo no soy como todos los negros que viven en Lugano´ así y asá, se le escapó el #taxifacho. Primero hablaba de Heller y después decía ‛yo no soy así, hablo bien, no me como las eses, no soy de los wachiturros´ se le escapó. Ese voy a ver si lo subo porque es interesante el giro que va haciendo.” Así que ya saben: sin son tacheros, cuídense de @foier, sin son pasajeros, graben su #taxifacho y súbanlo a la red.

PAG. 17


@quinonesurquiza #Facho es un pragmático, totalitario, recto, fanatizado con SUS ideas y no admite otras diferentes, un inflexible

BATALLA DE FACHOS

@MarcelogSansone “Facho” no es el que se fuma Fernandito “Amigacho” antes de ir a los programas de la tele? Cuak! (derrape)

PAG. 18

COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 19


N OTA DE TAPA

FACHOS NOT DEAD /

@3m1l En lenguaje coloquial es una persona déspota e intolerante más allá de su ideología política, al menos en América del Sur ;)

ENTREVISTA A PABLO MARCHETTI

PAG. 20

Pablo Marchetti se encuentra en una nueva etapa: tras abandonar la revista Barcelona –de la cual fue uno de los tres directores durante casi nueve años -, continúa sus participaciones en Duro de Domar, conduce junto a Mauro Federico el programa Quilombo en Radio Splendid y escribe crónicas en el periódico Mu. Con una remera roja con la inscripción Acepto Patacones, Marchetti nos abrió las puertas de su casa del barrio Parque Patricios. Entre mates, Colonia Vela aprovechó para hablar de fachos, su experiencia como militante en el “internacionalismo peronista” y le pidió su versión sobre la salida de la revista Barcelona.

COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 21


Fachos not dead CV: ¿Qué es un facho para vos? PM: Facho es quien se caga en el otro, sin contemplar la posibilidad de que ese otro tenga una lógica distinta, otro tipo de estructura de pensamiento, de prioridades. Facho es quien se caga olímpicamente y se impone, aplasta al otro. El facho cree también en el poder de manera religiosa, y obviamente cree ejercerlo o intenta hacerlo. Por otra parte está el facho idiota al que su falta de ideas le impide desarrollar su potencial, y es un facho al que no le va bien. No a todos los fachos les va bien: hay un facho resentido y reprimido, porque las circunstancias no permiten desplegar el poder que él quisiera. Está

doblar una calle. Ese tipo de actitudes, de ejercicio de poder me parece muy de facho. CV: Decís que hay mucho facho en el poder, ¿reconocés alguno en el Gobierno nacional y de la Ciudad? PM: Sí, claro. Me parece que hay muchos, aunque igualmente no sé si en estos gobiernos hay fachos visibles. No digo que Macri no tenga actitudes fachas –por poner un caso paradigmático del tipo de derecha-, pero lo veo más como un tipo cheto de negocios que un tipo con convicciones fachas. Yo relaciono a los fachos con la fuerza de choque que tienen. En ese sentido, creo que no tenemos al facho típico, tradicional. Qué sé yo, lo vemos hablar a Videla y ahí tenés un típico facho, el monumento al facho. Inclusive porque Videla tiene una cuestión que para mí es muy rescatable –si se puede hablar de algo rescatable en Videla- , pero veo en él a un tipo

NO DIGO QUE MACRI NO TENGA ACTITUDES FACHAS,

PERO LO VEO MÁS COMO UN TIPO CHETO DE

NEGOCIOS QUE UN TIPO CON CONVICCIONES FACHAS. el facho que dice ‘acá en este país hay que fusilar a mil personas en la Plaza de Mayo y se soluciona todo’, hecho al que él mismo no tiene posibilidades de acceder -ni siquiera se anima a pegarle cuatro gritos a alguien- y sin embargo tiene ese tipo de soluciones drásticas. En esos momentos uno agradece que haya un orden social que no lo lleve a acceder a esas instancias de poder. Igualmente, me parece que hay mucho facho que está en el poder. También hay que decir que, así como todos hacemos boludeces sin que necesariamente seamos boludos, se pueden tener actitudes de facho sin ser un facho; permanentemente, de manera cotidiana, ejerciendo pequeños poderes que te da circunstancialmente una correlación de fuerzas muy pequeña o hermética: hablo de manejar un auto y no darle prioridad a un peatón al PAG. 22

movido por convicciones puramente ideológicas. Entonces ahí digo que es un facho hecho y derecho. Es un tipo que a diferencia de Massera, que quiso perpetuarse en el golpe y armar un movimiento político por un lado y por el otro manejar todos los negocios, Videla era un asceta prácticamente, un tipo que sigue viviendo en el mismo departamento donde vivió siempre. Entonces ahí tenés un facho hecho y derecho orgulloso de portar simplemente una ideología fascista. Ahora me parece que todo está más camuflado. No tenés lo que eran los fachos peronistas en los 70, la Triple A, ese tipo de facho. No es que quiera defender esto: desde la derecha peronista que está o no está en el Gobierno nacional (ahora prácticamente está toda) hasta la derecha

más conservadora que está en el PRO, me parece que todos la caretean mucho más. Las políticas fachas siguen siendo exactamente lo mismo. Hoy tenés hasta una centroizquierda aprobando la ley antiterrorista. Ya parece que le están afanando los trapos a los fachos. Heller y Sabbatella votando la ley antiterrorista es una cosa que me parece inconcebible. Más allá de esto, hay una cuestión mucho más de caretearla en los funcionarios de primera línea de los gobiernos, tanto nacional como de la ciudad. Por ahí, yéndonos más hacia las provincias, sin caer en una cuestión despectiva, donde hay valores tradicionales más asentados, tenés esa especie de antiguo facho, patrón de estancia, un Insfrán. Acá tenés un Otacehé, un facho a la antigua, un tipo que bien podría ser un personaje de la derecha peronista filo Triple A de los 70. Un tipo como el diputado Olmedo es un facho tradicional, más populista. Y después tenés el facho conservadorpuritano, como Cynthia Hotton, que sería como la palomita facha. CV: ¿Cómo ves la relación de los fachos con los medios de comunicación? PM: Hay una lógica que, al igual que lo que pasa en la política, la democracia hizo que todo sea mucho más careta. En todo sentido: la derecha y la izquierda también. Si bien hubo un avance muy importante, una cosa que rescato de este gobierno es haber terminado socialmente con la teoría de los dos demonios. Me parece que es el gesto de Kirchner cuando bajó el cuadro –y no quiero caer en la pelotudez de porque bajó el cuadro está todo bien y se justifica absolutamente todo de este gobierno-, pero sí creo que ese gesto y cuando pide perdón en nombre del

Estado, cosas totalmente insuficientes a la hora de hablar de distribución de la riqueza y todo lo que tiene que ver con los derechos humanos de hoy, hay que reconocerlos como gestos que terminan con la teoría de los dos demonios. Es interesante que a partir de ahí el militante político de los 70 –incluso el que estuvo en la lucha armada- dejó de estar estigmatizado como estaba antes. Pero con la cuestión democrática, así como se licuó el facho de derecha, el de izquierda también. Se empezó a hablar de progresismo: Frente Amplio Progresista. Aborrezco la palabra progresista, me parece un asco. Horrible. O sos de izquierda o sos de izquierda, y punto. Como la derecha no se asume de derecha, y siempre es de centro, la izquierda puede hablar de centroizquierda porque queda bien. Entonces hay una cuestión de ir hacia el centro que tiene que ver con la democracia y todo eso hace que la identidad de los fachos, así como sucede en la política, también suceda en los medios: todo se hace en el nombre de la República y eso te salva de ser un facho. Pero los fachos están ahí. Están los Mariano Grondona, ese facho de siempre, el facho conservador. El facho populista, el facho peronista me parece que perdió un poco la partida, quedó muy demodé. Un Rousselot, por ejemplo, que era un facho de los medios que llegó a ser intendente de Morón. Eso está un poco más desdibujado. Por otra parte, no sé si señalarlo exactamente como facho, pero hay una cosa de progresismo kirchnerista en los medios que tiende a justificar todo. Yo puedo tolerar esto de mirar con un solo ojo y pegarle a Macri, a Clarín, pero me hincha mucho las pelotas y me parece muy jodido cuando se ignora, o directamente se critica y se es hostil con otros sectores que corren al gobierno

HOY TENÉS HASTA UNA

CENTROIZQUIERDA APROBANDO LA LEY ANTITERRORISTA.

YA PARECE QUE LE ESTÁN AFANANDO LOS TRAPOS

A LOS FACHOS. HELLER Y

SABBATELLA VOTANDO LA LEY ANTITERRORISTA ES

UNA COSA QUE ME PARECE INCONCEBIBLE.

por izquierda. Eso me jode bastante. Si le pegás a Clarín y a Macri, bueno está bien, pero cuando le entrás a pegar a Lozano, a Vicky (Donda), me sacan un poco los periodistas progres oficialistas. Sé que hay mucha gente que quiero y respeto mucho que está allí y cree que este gobierno es lo más a la izquierda que puede existir en la sociedad argentina y no niego que exista esa clase de pensamiento. Pero si de ahí se pasa a la hostilidad con otros sectores de izquierda o entroizquierda… no está bueno, por más que esos sectores se encolumnen bajo un nombre tan espantoso como Frente Amplio Progresista. COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 23


CV: ¿Reconocés este tipo de facho hecho y derecho que decís dentro de los medios o está todo muy “licuado” y son personajes en extinción? PM: Lo que te decía es que todo se maquilla mucho más hoy en día. Obviamente, ponés a Eduardo Feinmann y todo lo que estoy diciendo parece ridículo porque es un facho que aparte se jacta de estar en ese lugar. Después le sacás un poquito el maquillaje y obviamente Grondona, Morales Solá, editoriales de distintos medios.

UNA COSA QUE RESCATO DE ESTE GOBIERNO ES

HABER TERMINADO

SOCIALMENTE CON LA

TEORÍA DE LOS DOS

DEMONIOS.

Leer la editorial de La Nueva Provincia, de Bahía Blanca, cuando murió Massera es sublime; contradice todo lo que estoy diciendo. Parecía escrita en el año 77 y estaba escrito en la actualidad. Está todo mucho más maquillado, pero evidentemente sigue habiendo lugares de expresión de los fachos. Así como antes hablaba de lo que respetaba de la cuestión ideológica de Videla, me pasa lo mismo con La Nación, un diario que me produce el respeto que no me sucede con Clarín –que es camaleónico y fue fluctuando de acuerdo a los ánimos de la clase media argentina, entonces cuando había que ser progre porque había una apertura democrática y había que apoyar a los movimientos de derechos humanos, dijeron ´ya fue´ y cambiaron-. En ese sentido La Nación nunca cambió, y me parece que es una auténtica tribuna de doctrina y tiene algunos lugares que son donde el facho vive y muere. Se muere un tipo facho, Amalita Fortabat por ejemplo, y es una orgía mirar los avisos fúnebres de La Nación. Se murió y yo estaba esperando en el puesto PAG. 24

de diarios para que me den los avisos fúnebres calentitos. Se murió Neustadt y había que ir a ver los avisos fúnebres para saber quiénes estaban ahí llorando a esa clase de personaje. Creo que lo que hace de La Nación esta tribuna de doctrina, a la que Clarín nunca le va a llegar ni a los talones, son tres secciones: los fúnebres, la editorial -que es un lugar del facho conservador - y el correo de lectores, donde le dan rienda suelta a gente que dice lo que ellos no pueden decir. En el correo de lectores de La Nación saltó a la fama Cecilia Pando, gran neofacha milica, una mina pendeja que salió a los treinta y pico, que se hizo famosa por mandar una carta diciendo que su marido era el mayor Mercado y lo habían sancionado en el Ejército. Esos lugares me parecen como usinas fachas en los medios. Militante del Internacionalismo peronista CV: ¿Cómo fue tu militancia en el Colegio Nacional de Buenos Aires? PM: Mis viejos tuvieron siempre una visión muy buena del peronismo, si bien eran de izquierda, eran de los que pensaban que no se podía hacer la revolución sin el peronismo. Mi viejo mucha mística peronista se hizo socialista, comunista, para levantarse a mi vieja, que era muy linda y venía de cuna más gorila. Entonces mi viejo andaba con los remos; en eso tengo la herencia. Yo me metí a militar en el peronismo por mística, las fiestas estaban buenas, fumaba porro, había un montón de factores. Empecé en lo que era la UES, en el año 83 cuando estaba en tercer año. La UES era el montonerismo oficial posdictadura, si es que existía tal cosa.

Sacaron el diario La Voz, se aliaron los Saadi con los montoneros, una mezcla rara. En el Colegio Nacional de Buenos Aires era muy loco, porque no existía esta cosa cool nac&pop palermitana que hay ahora de La Cámpora Palermo. Ser peronista en el Buenos Aires era ser un paria, porque obviamente arrasaba Franja Morada, y después movía mucho la izquierda con el PC, La Fede y sus grupetes satélites de independientes filo PC. El peronismo era un lugar para muchachos marginales dentro del Buenos Aires, éramos unos parias borrachines que escuchábamos a Sumo, pero para afuera del colegio seguíamos siendo unos chetos agrandados. Después pasé a estar en la Agrupación 26 de Julio, con el negro Suárez, que es un abogado muy copado. Tipos de Montoneros que rompieron con el PJ y se fueron con un frente de izquierda que se armó primero con el PC, el MAS y otros sectores. Después volví al PJ cuando alguna de esta gente que militaba conmigo se puso detrás de la candidatura de Cafiero en la interna contra Menem. Era una época que Cafiero tenía a Lunatti de ministro en la provincia de Buenos Aires, estaba lo que era el sector de ATE con Germán Abdala, Víctor De Gennaro, Chacho Álvarez, lo que iba a ser el Grupo de los Ocho después. Había todo un rejunte de peronismo más de izquierda que se había puesto detrás de Cafiero con un exitismo total y absoluto de decir ´ganamos y vamos´. No me olvido la noche re borracho mal, hecho mierda porque había ganado la interna Menem. Fue una decepción absoluta. Después del 89 abandoné la militancia política, en los 90 empecé a laburar en La Maga y me refugié en el oficio del periodismo.

ME HINCHA MUCHO LAS PELOTAS Y ME PARECE

MUY JODIDO CUANDO SE IGNORA, O DIRECTAMENTE SE CRITICA Y SE ES HOSTIL CON OTROS SECTORES QUE CORREN AL GOBIERNO POR IZQUIERDA.

Tuve una buena experiencia en el 86, cuando terminé sexto año, me fui a Chile a unos trabajos voluntarios armados por La Fede de allá. Se iba a laburar al sur, a Temuco, con los mapuches. Era la época de Pinochet e iba gente de otros países para darle un marco internacional. Nos detuvieron a todos, estuvimos tres días en un cuartel de bomberos, no sé 500 pibes. Fue por un lado decir estoy en cana en Chile con Pinochet, pero por otro lado era un descontrol, fiesta, galpón, cualquiera, todos durmiendo ahí, pero con mucho compromiso social (risas). Fue alucinante, estaban muchas fuerzas políticas de allá. Me acuerdo de llegar a Santiago y mucho agite: los pibes se iban a cagar a piedrazos con la yuta, yo me imaginé que era todo mucho más clandestino. A la noche fuimos a una peña, vinieron dos pibes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez con pañuelos en la cara, y pensé qué hace este con el pañuelo si es el pibe que acabo de ver. Se puso a leer una proclama y así hacía instrucción militar. Habíamos ido a hacer los trabajos a una zona militante. Yo no, estaba haciendo un pozo para hacerle una letrina a un mapuche. Ese fue mi internacionalismo peronista. Ecos de Barcelona CV: ¿Por qué tu salida de Barcelona? PM: Ellos dieron una respuesta en el correo de lectores donde dicen exactamente lo que pasó. Coincido punto por punto: esas fueron las críticas que me hicieron. A pesar de eso, hay una lectura absolutamente distinta de los hechos; pasó todo eso, me acusaron de eso. Me parece que son cosas que tienen que ver con mi vida, con la cual puedo hacer lo que se me canta. El espíritu de libertad que tiene que ver con lo que yo creía que era eso que llaman “el espíritu de la revista”. Jamás dije “soy el director de la Barcelona”, siempre dije que los directores éramos tres, inclusive en la nota que le di a Noticias y que no les gustó. Después… acusarme de ir en

ME PARECE QUE YO VIVÍ PENSANDO QUE EL

ESPÍRITU ERA OTRO…. EN BARCELONA NUNCA

MEDIMOS EL AFUERA, YO QUIERO SEGUIR POR EL MISMO CAMINO.

ojotas a la asunción de Cristina… o con una remera que decía YO ♥ VD… o sea… no veo cuál es la acusación. Las cosas que pasaron son exactamente las que se dicen ahí. Pero bueno, si les parece y decidieron expulsarme, está todo bien. Siempre Barcelona fue una construcción colectiva donde yo era uno más, si todos los integrantes decidieron que lo que hice fue gravísimo, qué sé yo, es así. Es muy loco porque siempre nos jactamos de llegar a los contenidos por consenso, nunca votábamos para llegar a una conclusión acerca de lo que publicábamos. Ahora esto se votó y eso es ir en contra un poco de lo que fue la lógica de la revista. Pero está todo bien, no me voy a quedar en un lugar donde todos creen que estoy haciendo el mal. Ahora, me parece que yo viví pensando que el espíritu era otro o estuve completamente en desacuerdo en unas cosas al principio pero después se visibilizaron cuando esas cosas que hice siempre se hicieron públicas o tuvieron una trascendencia mediática. Yo siempre anduve en ojotas, por ejemplo, no ando midiendo esas cosas y nunca las hice. Se dio la casualidad que estoy de novio con una diputada y salí y había gente. En Barcelona nunca

medimos el afuera, yo quiero seguir por el mismo camino. Lo mismo pasó en Radio Nacional: el día que me voy de Barcelona me llamó María Seoane y pensé que me iba a putear por todo el quilombo que tuve con Barragán, creí que la habían llamado de La Cámpora, me estaba haciendo una película y pensaba en decirle ‘che, yo me voy, que sigan los chicos haciendo el programa’. Justamente la bronca era porque no iba hace un par de días a la radio y me dijo que no les interesaba el programa sin mí. Cuando yo me fui, no le renovaron el programa a Radio Barcelona. Esta es la verdad: no hubo una censura. Así como digo que me parece una cagada hacia donde está llevando el gobierno el 54% de los votos, dentro de los cuales había mucha gente piola que cree y votó a Cristina por el modelo nacional y popular, y pensaba que se venía la profundización pero se encontró con represión y ley antiterrorista, digo que a nosotros no nos censuraron en Radio Nacional. Nosotros teníamos para firmar el contrato. Quiero ser claro y justo en esto. Estuvimos dos años en la radio haciendo lo que nosotros queríamos hacer, en la línea de Barcelona, y nunca nadie nos dijo nada. COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 25


MILITAN CIAS

“YO MILITÉ CON BIONDINI” COLONIA VELA ENTREVISTO A UN EX MILITANTE DEL NACIONALISMO ARGENTINO CON DOBLE S, EN UNA CHARLA IMPERDIBLE PARA CONOCER UN FENOMENO DEL PRESENTE QUE HUELE A VIEJO.

Colonia Vela: ¿Por qué empezaste a militar con Biondini? Mi primera experiencia política fue en el peronismo y de la mano de una familia que había  militado en el CdeO (Comando de Organización) durante los ‘70 y que lentamente me fue asociando la figura de Perón con el Fascismo y el Nacional Socialismo. De ahí pasé a juntarme con tipos que militaban por la libertad de Seineldín y de ahí hasta Biondini el camino no fue tan largo… Colonia Vela: ¿Cómo fue la experiencia? ¿Cuáles eran las características de esa militancia? El primer acercamiento fue en un acto PAG. 26

donde hablaba Biondini. Yo fui de jean, zapatillas, medio barbudo y era como un sapo de otro pozo (la verdad es que me miraban mal). Los jóvenes de  ahí  eran todos súper formales y buscaban copiar el estilo de las juventudes hitlerianas. Los más viejos andaban de traje y corbata, pero  también  tenían  gestos y modos forzados. Cuando terminó me junté a charlar con un par de flacos de mi edad y quedamos en otro encuentro.  De ahí en más las cosas se fueron dando y un día me vi tomando una especie de juramento vestido con camisa color caqui,  pantalón  negro, zapatos, pelo cortado “media americana”, brazalete rojo con esvástica  renga y saludo

romano. El trato entre nosotros era de “usted” y llamándonos  “camaradas”. Había  una verticalidad y hermetismo extremos. Éramos pocos y nos conocíamos todos, había un par de tipos medianamente inteligentes pero que siempre terminaban derrapando con los mismos temas: armas, segunda guerra mundial, xenofobia, holocausto, un imperialismo argentino bastante lejano, el destino manifiesto para que Argentina sea potencia mundial y la  clásica  homofobia.  Lo mas “pintoresco” era el rol de Biondini en todo eso. El tipo se hace llamar “Kalki”, que  según  la  tradición  hindú, es la última  encarnación  del dios Vishnú y  vendrá  montado en un caballo blanco, blandiendo una espada para matar a toda la humanidad e iniciar una nueva  era de verdad. Siempre andaba con un halo de misterio encima, tirando mini datos sobre reuniones con garcas conocidos del ambiente (gorilas prominentes y ex militares) y  pronósticos  de grandes avances que nunca terminaban en nada. Colonia Vela ¿Por qué decidiste irte de ese lugar y cómo lo ves desde la distancia? En primer lugar, yo nunca fui racista porque la  trilogía  “San  Martín, Rosas, Perón” era la referencia obligada de cualquier nacionalista, y ninguno de los tres hablaba mal de los descendientes de pueblos originarios, ni los afroamericanos. Eso siempre me empujó a tener discrepancias con algunos “camaradas” donde llevaba las de perder, porque la xenofobia era parte de la línea del partido y no  había  lugar para debates. Recuerdo que en aquellos tiempos estaban a pleno las ollas populares, y una de mis más grandiosas ideas fue proponer hacer

una olla popular para acercarnos a la gente... ¡O armar un centro cultural! Todas ideas que fueron tomadas a risa en un principio y que luego de mi insistencia empezaron a convertirme en un paria dentro del partido, con la consecuente quita de responsabilidades y censura.  Para mí fue un aprendizaje y me llevó a ver otras cosas y a cuestionarme aspectos fundamentales de mi  ideología. Mientras militaba con Biondini  leía  a Jauretche, Galasso y otros grosos sin caer en la cuenta de que “mi palo” era la izquierda. Mucho tiempo  sentí  vergüenza por haber militado con esta gente. El impulso para retomar la militancia me lo dio Jauretche, cuando me topé con una frase que me marcó mucho y que  sirvió  de base para todo lo que vino después: “Al revés de tantos políticos, yo subí al caballo por la derecha y termino bajándolo por la izquierda”. Ahora lo tengo al Che Guevara  mirándome  desde el living de mi casa y siento que cada vez que cuento mi historia y con cada paso que doy junto a mi pueblo le estoy mojando un poquito la oreja a los verdaderos enemigos de la Patria.  

@GonzaloLuis #Facho dícese del individuo que es represor en lo cultural, liberal en lo económico y conservador en lo político

@nadieduerma un sujeto que por motivos que se desconocen , se cree de raza, clase y/o cultura superior y actúa en consecuencia.

@AdrianTerri Un #facho es un tipo que supone que todos deben actuar como él dice, aunque él mismo diga lo contrario, es #hipócrita

COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 27


territorio el accionar de los grupos de choque informales es una constante que conocieron, en carne propia, todos los que en algún momento lo contradijeron. Sin embargo como hay quienes no escarmientan con los golpes, hay otros personajes en este dispositivo, más formales e institucionalizados, que también le responden como la policía y algunos jueces, hermanados con el Ejecutivo municipal en una relación que sólo 20 años ininterrumpidos de ejercicio del poder pueden amasar. De una u otra de estas variantes disciplinadoras pueden dar fe un amplio espectro de organizaciones y vecinos.

Macri y Otacehé parecen gobernar en épocas y países distintos, pero son más parecidos de lo que muchos piensan. Debajo de las apariencias y estilos son dignos hijos del mismo fenómeno facho.

Pero no todo es garrote en Merlo. También hay zanahorias y todas las reparte el vasco sin esconder la mano, a partir de un aceitado mecanismo clientelar, nutrido de un numeroso plantel de punteros barriales que peinan a diario el mapa del partido en todas sus cuadrículas.

Por Matias Cambiaggi (UN VIAJE DESDE OTACEHÉ A MACRI) Uno a Merlo El vasco y su esposa, miran hacia la cámara. Están sentados, uno al lado del otro, en el sillón de su casa. A su lado, un pequeño árbol navideño, con sus luces titilantes, completa la cálida escenografía del hogar. Respiran, se acomodan y se dan la mano. Están listos para grabar su mensaje navideño: - Queridos vecinos y vecinas de Merlo, queremos desearles junto con Mónica, de familia a familia, que tengan unas muy felices fiestas y lo que queremos todos los argentinos: paz, trabajo, libertad y valores familiares. Merlo es el oeste profundo. Como gran parte del conurbano, vivió su crecimiento exponencial de la mano PAG. 28

de las migraciones internas, durante la segunda mitad del siglo XX y hoy cuenta con algo más de quinientos mil habitantes, mayoritariamente trabajadores y en gran medida identificados con la tradición peronista de aquel general de sonrisa ancha que los interpeló por primera vez. Tal vez por eso se forjó a imagen y semejanza del mito de la Comunidad Organizada, aunque sea tan organizada como la dejan los vaivenes del país y tan comunidad como lo hacen los del tiempo. Pero es sabido que nada hay tan persistente como los mitos y el vasco Othacehé lo sabe mejor que nadie porque es hijo, padre y dueño de este territorio y sus

mitos desde hace 20 años, a través de reelecciones continuas. Tan continuas, que parece el dueño de la calesita, de los caballitos y de la sortija que no le presta a nadie, en un juego tan circular que marea. Durante sus años de gestión desarrolló un estilo de conducción patriarcal en el cual los vecinos de Merlo son la gran familia que está bajo su cuidado, por lo cual es él quien decide, entre otras cosas, a qué hora hay que ir a dormir, con quiénes hay que juntarse y con quiénes no. Pero como los desobedientes son una constante en todas las familias y el vasco, un abanderado del orden, nunca fue partidario de la pedagogía, en su

En la política el valor principal para muchos, más allá de los territorios y las pertenencias, es la continuidad. Por eso, el vasco, al garrote y la zanahoria sumó otro aspecto importante: el olfato político para conocer la sensibilidad de su territorio y definir sus alineamientos. El último gran movimiento del vasco lo llevó a transformarse en uno de los primeros barones del conurbano en jurar fe kirchnerista, desafiando la lealtad partidaria cuando la consigna era “jugar por afuera”, para darle continuidad, de este modo, a su saga personal, esquivando con éxito los arrebatos de los tiempos de tormentas. Y salir seco. Siempre seco. Uno a Once Periodista: -¿Qué respuesta tiene para los trabajadores del subte que están pidiendo pases a planta, recomposición salarial…? Asesor (le sopla al oído al jefe de Gobierno): - La concesión depende del gobierno nacional.

Macri- Esos son temas que no dependen…insisto la concesión depende del gobierno nacional. Periodista: - Pero ellos dicen que depende de la Ciudad, dicen que hay una mesa… Asesor (le vuelve a soplar al oído al jefe de gobierno): -Hay una mesa de negociación abierta. Macri (impaciente): -Hay una mesa de negociación abierta. Nosotros hemos sido los que hemos ido transformando el trabajo precario de los cuatrochononunodoscinconuneve en trabajo de planta permanente mientras seguimos (inentendible) que la gente trabaje más y mejor, porque todos tenemos que esforzarnos en darle una buena atención a los vecinos de Buenos Aires. Buenos Aires sobrelleva entre otras dificultades, un problema de personalidad no siempre bien resulto: ser al mismo tiempo ciudad autónoma y capital federal. Es por eso carne de diván y al mismo tiempo. La cabeza de Goliat, como la llamó Martínez Estrada, que en cada una de sus migrañas sacude a las casi tres millones de personas que viven en ella y a esos otros millones que la visitan a diario, atravesando las demarcaciones que estipula y custodia la avenida del General unitario Paz. Territorio de modas pasajeras, de volatilidad en el voto, de las industrias culturales, de la city financiera, de los grandes medios de comunicación y, en parte por eso, refugio casi obligado de infinidad de escritores, músicos y cultores de otras tantas disciplinas porque si Buenos Aires es la cabeza, los ojos y las orejas vienen en el mismo combo. Porque en el país que nunca fue federal, Buenos Aires siempre fue el dueño de todo, incluso del puerto, incluso de Dios. Porque aunque muchos duden de su existencia, todos saben donde atiende. Los porteños son hijos de esta historia y este presente, con sus buenas y sus malas, como todos los demás, pero en mayor escala y a veces en forma desaforada.

Por eso Macri. Por eso Macri otra vez. Reelegido en la capital del vértigo. A pesar de sus pocas palabras, a pesar de que muchas de las pocas que dice no son suyas, sino de su asesor estrella. Incluso a pesar de que hay otras tantas que son tan increíbles como sus historias de marías y cachos. Porque en todo caso, Macri, más que un hombre de palabras es un hombre de imágenes. Sin embargo la única que no cultivó, tal vez por sus reiterados enfrentamientos con su padre o sus divorcios, fue la de la familia. Sin embargo, a pesar de lo que pudiera pensarse, no fue un inconveniente para conquistar el clásico voto conservador de una parte de los porteños. Menos aún para conquistar una parte del voto progresista de una parte de los porteños y tampoco para conquistar una buena parte de todos los votos que había en el medio. También es un hombre de empresa. Por eso gobierna a través de Departamentos. El de Marketing, el de Recursos Humanos o el de Vigilancia Privada que incluye emprendimientos oficiales y extraoficiales como la Metropolitana, sus espías y la extinta UCEP, con sus picanas, sus micrófonos y sus palos respectivamente. Las zanahorias no forman parte de ningún departamento porque están tercerizadas. Macri las reparte, igual que tantos otros, pero esconde la mano. Porque eso no es Pro, porque eso es lo viejo o simplemente porque no se mezcla con los negros. Para el vecino de Barrio Parque alcanza, como buen gerente de sucursal, con que aparezca para los sorteos de bicicletas y electrodomésticos de fin de año. A pesar de todo, Macri fue y es, en alguna medida, la renovación, si de nombres y trayectorias se trata. Aunque ésta sea una renovación berreta que con sus discursos viejos del fin de la historia, de la segregación y de las bondades de la mentalidad empresarial, no traiga nada nuevo. Todo eso le alcanzó. Eso y los globos. Eso y los límites de sus oponentes. Todo eso que no es poco. COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 29


EL PENSAMIENTO AUTORITARIO Por Gustavo Ferreyra

Creo que el pensamiento autoritario es aquel que pretende imponer cierta uniformidad en la escala de valores, cierto absoluto en la subjetividad y en el orden social. Esa “uniformidad” en realidad suele ratificar diferencias ya existentes (estamentales, de clase, raciales, religiosas, etc) como en los conservadurismos más o menos fascistoides, o toma a los enemigos del igualitarismo como los diferentes a erradicar (el comunismo como un tour de force). Se suele asociar el autoritarismo al Estado, al poder de los órganos políticos, sin embargo la vida social misma ha sido creadora de una autoridad que rige nuestras vidas necesariamente. Quiero decir que cualquier vida social supone la eventualidad de “estar en el campo de la vergüenza”. El límite entre la autoridad moral de la sociedad y el autoritarismo es a veces difuso, lábil, no tan sencillo de establecer. La forma de pensar media de los individuos en una determinada formación social puede tenerse por autoritaria en otra formación histórica-social. En términos relativos, cualquier sociedad tradicional, patriarcal, nos parece autoritaria. Aun así, las sociedades modernas disfrazan de alguna manera el autoritarismo mercantil, que cada vez más prescinde del Estado. Pensar lo que sea pero no más allá de la mercancía, de la ley del valor. Marcuse, me parece, desnudó

muy bien el autoritarismo moderno, que ya no requiere de una fuerte imposición estatal. Hoy es perfectamente posible estar “en el campo de la vergüenza” siendo partidario de un gobierno (Argentina en el 2008-2009, Bolivia, desde la asunción del MAS). Desde la literatura ha habido en el siglo XX muchos gritos contra cualquier autoridad (dadaístas, surrealistas, nadaístas, etc.), pero se ha demostrado una y otra vez que es imposible carecer de parámetros, siquiera para quebrarlos a través de la experimentación. Porque en el arte lo nuevo surgió muchas veces desde formas remotas que se yuxtaponen a otras formas contemporáneas. No creo que haya autoritarismo artístico por fuera de los regímenes autoritarios. Si, en la literatura por ejemplo, existen autores que han adherido a idearios autoritarios no necesariamente estos se traducen en un tipo de obra o de personajes. Louis Ferdinand Céline es el paradigma del anarquista, portador de lo nuevo, gran destructor del mundo y al fin, quizá por esto mismo en la Francia burguesa de mediados del siglo, un pro-nazi que huye a Alemania con el gobierno de Vichy. Es absolutamente incapaz en su obra de escapar de lo patético y en sus personajes el autoritarismo está hecho de plumas que vuelan con el viento.

Es un escritor nacido en la ciudad de Buenos Aires. Es licenciado en Sociología y se desempeña como docente en la Universidad de Buenos Aires y en bachilleratos para adultos. En el año 2010 recibió el Premio Emecé de Novela. Colabora en diversos medios periodísticos de Argentina y de España.

Obras publicadas: •

El Amparo, novela, 1994, Ed. Sudamericana.

El Perdón, relatos, 1997, Ed. Simurg.

El Desamparo, novela, 1999, Ed. Sudamericana.

Gineceo, novela, 2001, Ed. Sudamericana.

Vértice, novela, 2004, Ed. Sudamericana.

El Director, novela, 2005, Ed. Losada.

Piquito de oro, novela, 2010, Seix Barral.

Dóberman, novela, 2010, Emecé.

http://librosdegustavoferreyra.blogspot.com

@alejandromintz #facho persona de ideales extremistas, tradicionalista e impetuoso en los valores propios de su clase, o grupo social

PAG. 30

COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 31


EL BOQU ETE

La Galle lleva más de diez años de encierros entre las cárceles de Brasil y Argentina y escribió estas líneas desde el Penal de Ezeiza mientras espera recuperar su libertad. A poco de comenzado el 2012 la Corte hizo lugar a un pedido de

Por Karina “La galle” Germano

VIAJECITO

Ezeiza, mayo de 2009 Desde mi situación de encierro, consigo que por una vez respeten la  ley que ellos mismos imponen, logrando que me autoricen a acudir a un tratamiento odontológico particular afuera de  la  unidad. Ya que los arreglos que cubren desde el Servicio Penitenciario Federal no son los adecuados para mi dentadura, claro está que no es mi deseo extraer cada pieza recuperable de mi boca, para ser una desdentada más, como suelen estigmatizarnos a las personas que nos encontramos privadas de la libertad. El turno que logré conseguir, después de un largo período burocrático, fue para el 7 de mayo de 2009 a las diez de la mañana en Capital Federal. Sobre este día se basa mi relato real. A las dos de  la  madrugada, se me notifica que aún no es seguro pero creen entender que saldré a las cuatro y media de la mañana, junto con las PAG. 32

chicas que van de comparendo o se audiencian en juzgados. Como no me lo aseguran vuelvo a la  cama a continuar con mi sueño, hasta las cuatro y cuarto que me despierto por los gritos que hacen resonar mi apellido, con apuro ya que las demás están afuera esperando a que vaya, así el carro de traslado nos pueda distribuir en los lugares correspondientes. Comienza la  odisea denominada “La calesita”, ya que a esas horas nadie debe estar aún en ningún lugar determinado. Siendo alrededor de quince las mujeres que nos encontramos aglutinadas en el retén, nos dividen en dos carros, uno para provincia y otro para Capital. A mí me toca el de provincia, aunque mi destino sea  la  Capital, pero tienen seis horas para llegar. El paseo arranca en un carro donde, con unas esposas que empiezan a ser parte de mí por un período indeterminado, viajo con cuatro chicas más y un muchacho que viene de no sé dónde hace un montón de horas. Llegamos al Complejo (unidad vecina

a la mía en Ezeiza). Allí después de un rato nos vuelven a distribuir. Continúo con personas destinadas a los juzgados de Lomas de Zamora, siendo  la  única que voy a Capital. Seguimos viaje en este nuevo carro hasta la Unidad de Devoto, que se trata de la base de traslados, y sea contramano o no, TODOS debemos pasar por allí. Claro que llegando a las seis de la mañana, los más experimentados sabemos que tendremos que esperar al cambio de guardia de las ocho. Con las nuevas distribuciones de personas, me llevan hacia un carro destartalado, pareciendo cumplir la función de leonera, hasta que las siguientes autoridades jerárquicas de tanto soldadito dando vueltas decidan cómo distribuir a las personas. Allí coincido con un joven de 19 años, que llega en silla de ruedas -con un balazo en su columna- y con sondas. Los guardias permiten quitar las esposas de uno de los muchachos para que lo suba en brazos al carro, en vez de trasladarlo

a su respectivo juzgado en ambulancia como correspondería en su caso. Dentro del ir y venir de presos, me llevan sola a una ambulancia, de la cual al rato, sin nueva explicación, me sacan para subirme a un carro grande y viejo. Al subir observo que esta vez mis acompañantes de viaje son dos hombres: uno joven y esposado y el otro -que llama mi atención- anciano de cabello canoso, con una chaqueta de cuero, zapatos negros (indumentaria impensable para cualquier persona privada de su libertad), siendo lo más extraño de todo el hecho de no encontrarse esposado. A mi llegada interrumpen la  conversación que mantenían, pero cuando paso, por orden de la agente femenina que me trae, hacia la parte trasera del vehículo, llego a oír que el joven le recomienda que no mencione su causa y alegue “motivos humanitarios”. Ante mi sorpresa con tales personajes, mi imaginación comienza a suponer realidades que me producen escalofríos. Seguido de un mutismo, el carro arranca por fin siendo casi las nueve de la mañana. Decido cerrar mis ojos para no seguir presenciando lo que imagino son mis compañeros de trayecto. Llegamos a uno de los destinos, donde baja el joven, no sin despedirse con demasiado respeto del mayor, quien le encomienda transmitir sus saludos al Turco. Otra vez los escalofríos me

su defensa y le otorgaron

la

libertad condicional. Si te interesa conocer su historia y sumarte a la campaña que exige por su libertad: lagallealacalle. blogspot.com

inundan, no queriendo creer lo evidente. Continuamos ruta, hasta que vislumbro el barrio que conozco, llegando así a mi destino: el consultorio odontológico. Respiro profundo y me bajan. Después de mi tratamiento de conducto, con la anestesia aún en mi boca, antes de volver al carro, pregunto a mis vigilantes si el señor canoso continúa dentro. Me responden que sí, indago el porqué dicho señor no va esposado -como yo- y la  respuesta que recibo es lo que ya sabía y no quería creer: se trata de un preso por delitos de lesa humanidad. Intento explicar a esos mandados que yo no puedo ser compañera de viaje de esa escoria, por ser hija de un desaparecido, además de presa política, cuando a uno de ellos se le ocurre ser chistoso, y comenta que su papá también es un desaparecido porque fue a comprar cigarrillos y jamás regresó. Le increpo que no estoy de bromas y que no voy a volver con semejante compañía. Me llevan al carro nuevamente, ya son las doce y media, continúo con esas esposas que siguen siendo parte de mí. Me introducen, está el canoso que sigue fumando como si nada. Arranca el vehículo, no tarda en llegar al siguiente destino, donde lo bajan. Aprovechando su ausencia me dirijo al sargento que allí se encuentra, le expongo la situación y le exijo volver a mi unidad de detención en otro carro. Le digo que no estoy

dispuesta a seguir viaje con ese esbirro. Me comenta que se trata del general Cau, que lo acusan de torturador, pero que no tiene nada que ver porque lo incriminan sólo por una descripción física y Cau alega que se encontraba en Paraguay, que el otro (el joven que bajó primero) era un policía acusado de delinquir, pero que este anciano no es peligroso. Le vuelvo a explicar mis razones: que ni siquiera nos llevan en iguales condiciones, que la amarrocada soy yo -no él-, que me consiga otro carro o me deposite en alguna leonera, que yo espero lo que haga falta, que no viajo más con esa basura. Este sargento me tomó en serio, fue educado y llamó por teléfono informando, solicitando otro vehículo. Me tranquiliza, diciéndome que hay que esperar y que seguirán manteniendo al general en el médico forense hasta que me lleven a mí. Al rato largo, llega una combi nueva, con un chofer y una agente femenina, me cambian con el chico de armas largas, corridas y demás, para arrancar a toda velocidad -con sirena incluidahacia la Unidad 3 de Ezeiza, en donde me encuentro. Al llegar me entero de que  la  excusa puesta por esta agente es que un vehículo sospechoso seguía  la  combi donde me traían, mientras recupero  la  libertad de mis muñecas siendo las tres de la tarde. COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 33


@sgando facho, corporativismo estatal, totalitario, economía dirigista, victimista, enemigos x propaganda, capitalismo d estado

ESTRELLA DE INVIERNO Juan Diego Incardona

Juan Diego Incardona escribió entre otros libros: Villa Celina, Rock Barrial y El Campito y desarrolla un trabajo muy

@JuanEter #Facho es el que califica, porque el que califica no argumenta, #facho al ser un adjetivo es un oxímoron en si

Estoy solo, soy un sereno en un campo de concentración; en medio de las ventanas oscuras brilla mi cuarzo rosa estrella del invierno en una edificación antigua de la ESMA; las palomas entran confundidas a los ambientes y tengo que ayudarlas a salir; en el silencio retumba la gotera y en la caja de alfajores Guaymallén, Eulogia, la gatita, sueña los sueños del león; por la ventana entran las palabras de los árboles; entonces hablo con los árboles que lloran sangre -los cuerpos no están pero quedó la sangre y fotos en blanco y negro en todas partes. Los baldes de la Moni y de la Piqui me miran cuando el largo pasillo silencia sus pasos que ensucian lo que acaban de limpiar debido a las suelas embarradas en la Oculta. El pasillo se las traga a las dos en cualquier pasaje de sus vidas y entonces ellas sueñan como también sueña Eulogia pesadillas en una jaula transportada por un camino largo entre vehículos quemados a través de la Argentina en pastos altos; como una noche en pastos altos donde no se sabe si hay muertos enterrados y donde estoy solo con fantasmas, ¿alguien puede escucharme acá? A la noche bailo con los desaparecidos, ceno con los desaparecidos, juego a las cartas con los desaparecidos: ella, por ejemplo, me sugiere un paisaje, me recomienda personajes; es una chica que no sé cómo se llama, tendrá veintipico de años y es muy linda, siempre la saludo cuando los jueves paso cine en el microcine Ernesto Che Guevara; pero en realidad estoy solo, no quiero ir a ninguna fiesta, prefiero, loco, o masoquista, divagar en la neblina venenosa, por más que me destruya y a lo lejos

brille luces malas; no es siquiera oro viejo del tesoro, es solamente oro de los tontos, piedras de Santa Casilda, piritas, con los diablos tan pobres que esconden la cola ante la vista de los hermosos, los muy hermosos, sofisticados de la endogamia política y la revolución casi justicia social. Cuando ellos se vayan de la fiesta, sus citas puntuales —Scalabrini, Cooke, Perón— serán cartones a tracción humana al costado de Libertador hacia el norte, porque, al fin y al cabo, el mundo fue y será… y una sombra ya pronto serán y entonces vendrán al único cementerio del mundo donde faltan los cuerpos. Estoy solo, en una soledad definida tan sólo por mi humanidad pues los animales, las plantas y todos los espectros me acompañan; Vean, estoy, escucho música debajo del gran puente grúa en cuyos rieles anidan murciélagos; levanto el volumen y entonces las criaturas vuelan alrededor, soy un nuevo acróbata del circo del aire, doy vueltas como una nota musical; se me cae la piel, cae la carne, se me caen los huesos y ya no queda nada para la fuerza de gravedad; en matrimonio con la nada, mi pobre belleza se derrite a la hora del reloj de plastilina, Eulogia se despierta y no me encuentra, sale de la caja de alfajores, pega un salto y se sube al entretecho, avanza entre los caños y los cables, se mete en su hueco debajo de la viga y allí perdura, entre dos dimensiones, lejos de los perros.

destacable como responsable del área de letras del Ecunhi, (Espacio Cultural Nuestros Hijos) que funciona en la Ex ESMA. PAG. 34

COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 35


UN PACTO PARA ANIQUILAR Por Mariano Zamorano

El 5 de octubre de 1975, bajo el interinato presidencial de Ítalo Luder, se firmaron los decretos 2770, 2771 y 2772 mediante los cuales se creó el Consejo de Seguridad Interior y quedó establecido un acuerdo entre el gobierno y las Fuerzas Armadas con el fin de “aniquilar el accionar de los elementos subversivos en todo el territorio del país”. A pesar de que con sus firmas habilitaron la persecución y ejecución de miles de asesinatos, los responsables nunca fueron condenados. Hoy casi nadie se acuerda de ellos. Colonia Vela los buscó uno por uno: Ítalo Argentino Luder: presidente interino al momento de la firma de los decretos, en 1983 fue candidato a presidente por el PJ y algunos años más tarde, durante la primera presidencia de Carlos Menem, fue ministro de Defensa y embajador en Francia. Murió el 25 de mayo de 2008, a los 91 años. Padecía Alzheimer. Murió tranquilo en su casa. Como si no recordara nada. Manuel Arauz Castex: ministro de Relaciones Exteriores y Culto hasta el golpe de estado de 1976, murió en enero de 2001, a los 85 años. Durante su

PAG. 36

gestión como ministro le entregó al Papa Paulo VI una adhesión a su mensaje para la Jornada Mundial de Paz de 1976. Su última misión fue como apoderado de María Estela Martínez de Perón durante la década del ochenta. Dios lo supo recompensar. Tomás Salvador Vottero: ministro de Defensa en octubre de 1975, murió en 1978, a los 69 años. El 16 de diciembre de 1974 declaró que “ante la lucha total, sofisticada y compleja, despiadada, diabólica y criminal promovida por la subversión armada” la única alternativa era “el exterminio total del enemigo”. Seguro murió enojado. Carlos Ruckauf: firmó los decretos de aniquilamiento como ministro de Trabajo. Desde 1983 hasta hace muy pocos años ejerció infinidad de cargos como funcionario público nacional o provincial. En las últimas elecciones presidenciales de 2011 fue candidato a diputado bonaerense del Frente Popular, pero el partido de Eduardo Duhalde no llegó a obtener los votos necesarios para que ocupe una banca. Sin embargo, Ruckauf debe seguir alerta, operando en la oscuridad y esperando su momento. Carlos

Emery:

ocupó

el

cargo de Ministro de Bienestar Social en 1975 y desde aquel momento quedó escondido debajo de una piedra. El conocimiento de su fallecimiento ocurrió en 2006, cuando el juez mendocino Raúl Acosta pidió su indagatoria por la desaparición de Héctor Alejandro Fagetti Gallego. No pudo concurrir. Antonio Cafiero: avaló los decretos con su firma como ministro de Economía. En la actualidad tiene 89 años y es presidente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPAL), del Instituto de Altos Estudios Juan Perón y director de la revista Movimiento. En diciembre publicó Militancia sin tiempo, su 17º libro, prologado por la presidenta Cristina Fernández –quien destacó el “poderoso testimonio del valor de la militancia y del compromiso político” que poseen las memorias de Cafiero-.

@yiyofiezzi Facho es aquel que le dice a los progres que sus derechos terminan donde empiezan los de su progimo

Ángel Federico Robledo: ministro del Interior durante 1975. En sus notas necrológicas los diarios Clarin y La Nación lo destacaron como “prototipo de la moderación” y con “clara vocación de diálogo”. Hoy conversa con los gusanos. Murió el 15 de noviembre de 2004. COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 37


Por Tania Parodi

¿QUÉ HAY DE NUEVO VIEJO?

el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri ya en el 2007 había comenzando a delinear. Argumentando que venía a “dar respuesta a la demanda de los vecinos porteños que quieren vivir seguros, en paz”, la creación de la

Presentada como una nueva fuerza de seguridad que viene a responder la demanda de los vecinos porteños, en lo que lleva de estos primeros tres años, la Policía Metropolitana no pudo revertir la conceptualización que la define como la institución que forma parte del aparato represivo del Estado. Los primeros hechos delictivos en los que intervino como fueron los desalojos de vendedores ambulantes en Liniers en junio de 2009 y posteriormente, su actuación en el conflicto por la toma del Parque Indoamericano, en diciembre del 2010, o el asesinato de Bruno Pappa en el barrio de Chacarita en septiembre de 2011, dejó entrever

en los Estados Unidos e Israel, o participaron de un seminario organizado por la International Law Enforcement Academy (ILEA) en El Salvador. Estas competencias entran en tensión si se recuerda las atribuciones que la Policía Metropolitana tiene en términos de persecución de delitos, según su ley de creación Nro.2894 dado que la Ciudad tiene competencias en contravenciones y otros delitos transferidos por el Estado Federal que no son referidos a delitos complejos y criminalidad económica. Por otro lado, es necesario pensar a esta “nueva” fuerza de seguridad dentro del Plan Integral de Seguridad Pública que

Policía Metropolitana fue una respuesta “efectista” a este reclamo: una nueva fuerza que patrulla las calles, que opera como factor disuasivo del delito callejero y que junto con las cámaras de video instaladas en diferentes puntos de la ciudad de Buenos Aires y monitoreadas desde el Centro de Monitoreo Urbano por ella, auspicia a vivir en un territorio donde pareciera que “a mayor control, mayor seguridad”. Habrá que esperar un poco más, para ver si esta fuerza de seguridad creada por el Poder Legislativo con una impronta preventiva, comunitaria y de proximidad con los vecinos, acredita idoneidad democrática. Por ahora parece peor de lo mismo.

@_IgnacioGabriel El facho es represivo, esquemático, retrógrado, odia a los jóvenes y lo representan, y tiene traumas de la infancia.

@villasarmiento persona autoritaria, q impone su verdad única a cualquier costo. Odia a zurdos y “negros”, se inca ante poderosos.

RADIOGRAFÍA DE LA POLICÍA METROPOLITANA:

que “varios de sus miembros están capacitados en “lucha antisubversiva”, “guerrilla urbana” e “inteligencia” en la época de la dictadura”. Y otros han realizado adiestramientos en “combate al narcotráfico” y en “antiterrorismo”

PAG. 38

que sus procedimientos de actuación respondían a viejas prácticas ejercidas por la policía en nuestro país. Algunos defensores de esta institución policial, amparados en estrategias de poder que buscan sostener la impunidad de aquellos agentes que actuaron secuestrando, torturando y asesinando a ciudadanos durante el Terrorismo de Estado, afirmaron que los “errores” cometidos eran resultado de la “escasa” experiencia que tenían sus oficiales. Sin embargo, la Comisión de evaluación de la incorporación de personal proveniente de otras fuerzas de seguridad a la Policía Metropolitana que revisó durante el año 2010 los legajos

de los primeros agentes que se habían incorporado, en su informe dijo lo contrario: en algunos casos, los legajos no contenían las fojas de servicio, es decir el documento imprescindible para conocer la situación de revista a lo largo de la carrera policial en la fuerza de origen (servicio efectivo, pasivo, en disponibilidad), aún en aquellos casos en que se trató de personal policial que había prestado servicios en el período de la dictadura (1976-1983) y por otro lado, 27 casos de ingresantes con experiencia policial provenían del escalafón de inteligencia de la Policía Federal Argentina, pudiéndose verificar, según el dicho informe

COLONIA VELA - MARZO / ABRIL 2012

PAG. 39

Revista Colonia Vela Nº 1  

Fachos: La vigencia de un clásico

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you