Issuu on Google+

PLAN DE CONVIVENCIA C.E.I.P. “San Juan de la Cruz”

CÓRDOBA


INDICE 0. INTRODUCCIÓN ...................................................................................................... 4 1.DEFINICIÓN, OBJETIVOS Y COORDINACIÓN DEL PLAN DE CONVIVENCIA. ..... 6 1.1. OBJETIVOS GENERALES............................................................................ 6 1.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS .............................................................................. 6 1.3. COORDINACIÓN DEL PLAN ........................................................................ 7 2.CONTENIDOS DEL PLAN DE CONVIVENCIA. ........................................................ 8 2.1 DIAGNÓSTICO DEL ESTADO DE CONVIVENCIA DEL CENTRO. .................... 9 2.1.1. ANÁLISIS DE LA REALIDAD DE NUESTRO CENTRO. ................................. 9 2.1.2. RECOGIDA DE INCIDENCIAS MEDIANTE UN SISTEMA DE GESTIÓN DE CENTROS EDUCATIVOS. ..................................................................................... 13 3.COMISIÓN DE CONVIVENCIA ............................................................................... 13 3.1.FUNCIONES DE LA COMISIÓN DE CONVIVENCIA ........................................ 14 3.2. PLAN DE REUNIONES.................................................................................... 15 3.3.PLAN DE ACTUACIONES. ............................................................................... 15 4. ACTUACIONES PREVENTIVAS Y PARA LA DETECCIÓN DE LA CONFLICTIVIDAD...................................................................................................... 17 4.1. ACTUACIONES CONJUNTAS DE LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO Y COORDINACIÓN DOCENTE. ................................................................................ 18 4.2. CONJUNTAS DE LOS EQUIPOS DOCENTES Y DE ORIENTACIÓN. ............ 20 4.3. CONJUNTAS DEL TUTOR/A Y EL EQUIPO DOCENTE. INTEGRACIÓN DEL NUEVO ALUMNADO. ..................................................................................... 22 4.4. ACTUACIONES, PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA VIOLENCIA SEXISTA, RACISTA, Y CUALQUIER OTRA DE SUS MANIFESTACIONES. ......... 23 5. AULA DE CONVIVENCIA. ..................................................................................... 24 5.1. OBJETIVOS DE AULA ................................................................................ 25 5.2. CRITERIOS Y CONDICIONES PARA QUE EL ALUMNADO PUEDA SER ATENDIDO EN EL AULA DE CONVIVENCIA POR CONSIDERAR QUE LA APLICACIÓN DE ESTA MEDIDA PUEDA SERVIR PARA MEJORAR SU CONDUCTA............................................................................................................ 25 5.2.1. CRITERIOS DE DERIVACIÓN DEL ALUMNADO ................................... 25 5.2.2. CRITERIOS PEDAGÓGICOS ESTABLECIDOS POR EL EQUIPO TÉCNICO DE COORDINACIÓN PEDAGÓGICA PARA LA ATENCIÓN EDUCATIVA DEL ALUMNADO ATENDIDO EN EL AULA DE CONVIVENCIA Y PROGRAMACIÓN DE LAS ACTUACIONES DEL DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN O DEL EQUIPO DE ORIENTACIÓN EDUCATIVA, SEGÚN CORRESPONDA, ENCAMINADAS A FAVORECER UN PROCESO DE REFLEXIÓN POR PARTE DE CADA ALUMNO O ALUMNA QUE SEA ATENDIDO EN EL AULA ACERCA DE LAS CIRCUNSTANCIAS QUE HAN MOTIVADO SU PRESENCIA EN ELLA............................................................................................ 26 5.2.3. CRITERIOS PEDAGÓGICOS ................................................................. 27 5.3. PROGRAMACIÓN DE LAS ACTIVIDADES PARA FAVORECER UN PROCESO DE REFLEXIÓN EN EL ALUMNADO ................................................... 27 5.4. PROCEDIMIENTO DE DERIVACIÓN, MEDIANTE LA CORRESPONDIENTE RESOLUCIÓN DE LA DIRECTORA DEL CENTRO, DE UN ALUMNO O ALUMNA AL AULA DE CONVIVENCIA. ................................................................................. 28 5.4.1. PROTOCOLO DE DERIVACIÓN ............................................................. 28 5.5. PROTOCOLO DE COMUNICACIÓN........................................................... 29 5.6. HORARIO DE FUNCIONAMIENTO DEL AULA .......................................... 29 5.7. INSTALACIONES Y MATERIAL DIDÁCTICO PARA EL FUNCIONAMIENTO DEL AULA DE CONVIVENCIA. .............................................................................. 29

Plan de convivencia

1


5.8. CRITERIOS DE ASIGNACIÓN DEL PROFESORADO AL AULA DE CONVIVENCIA ....................................................................................................... 30 6. PROCEDIMIENTO DE ELECCIÓN DE LOS DELEGADOS Y DELEGADAS DE PADRES Y MADRES DEL ALUMNADO. .................................................................. 31 6.1. FUNCIONES DE LAS PERSONAS DELEGADAS DE LOS PADRES Y MADRES EN CADA GRUPO. ................................................................................. 31 7. NECESIDADES DE FORMACIÓN DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA. ................ 32 8. REGISTRO DE INCIDENCIAS EN MATERIA DE CONVIVENCIA. ........................ 33 9. MEDIACIÓN EN LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS ......................................... 33 9.1. PROCEDIMIENTO DE MEDIACIÓN Y ÓRGANOS COMPETENTES. .... 33 10. PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN ........................................................................ 34 10.1. ACTUACIÓN E INTERVENCIÓN ANTE CONDUCTAS DE ACOSO ESCOLAR, MALTRATO INFANTIL, VIOLENCIA DE GÉNERO EN EL ÁMBITO EDUCATIVO, O AGRESIÓN................................................................................... 34 11. PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS EN EL PROCESO EDUCATIVO .............. 34 11.1. COMUNICACIÓN Y COOPERACIÓN EDUCATIVA ENTRE FAMILIAS Y PROFESORADO. ................................................................................................... 34 12..TUTORÍA ELECTRÓNICA. .................................................................................. 35 13. JUNTAS DE DELEGADOS Y DELEGADAS DE PADRES Y MADRES DEL ALUMNADO. .............................................................................................................. 35 14. COMPROMISOS EDUCATIVOS. ......................................................................... 36 15. COMPROMISOS DE CONVIVENCIA. .................................................................. 36 15.1 PROCEDIMIENTO PARA LA SUSCRIPCIÓN DE LOS COMPROMISOS EDUCATIVOS Y DE CONVIVENCIA. ..................................................................... 36 16. ACTIVIDADES FORMATIVAS Y DE EXTENSIÓN CULTURAL........................... 37 17.ACUERDOS PARA LA ATENCIÓN DEL ALUMNADO AFECTADO POR LA MEDIDA DISCIPLINARIA DE SUSPENSIÓN DEL DERECHO DE ASISTENCIA AL CENTRO. ................................................................................................................... 37 18. NORMAS DE CONVIVENCIA. ............................................................................. 37 18.1. NORMAS GENERALES DE CONVIVENCIA DEL CENTRO. .................. 37 18.2. NORMAS DE CONVIVENCIA DE AULA. PROCEDIMIENTOS Y PROTOCOLOS A SEGUIR CUANDO SE VULNERAN LAS NORMAS DE CONVIVENCIA. ...................................................................................................... 38 18.2.1 NORMAS PARA EL ALUMNADO. ............................................................... 38 18.2.2. NORMAS PARA EL PROFESORADO. ....................................................... 40 18.2.3. NORMAS PARA LAS FAMILIAS ................................................................. 40 18.2.4. CONDUCTAS CONTRARIAS A LAS NORMAS DE CONVIVENCIA Y SU CORRECCIÓN ....................................................................................................... 41 18.2.5. CONDUCTAS GRAVEMENTE PERJUDICIALES PARA LA CONVIVENCIA Y SU CORRECCIÓN .............................................................................................. 43 18.2.6. PRINCIPIOS GENERALES DE LAS CORRECCIONES Y LAS MEDIDAS DISCIPLINARIAS. CIRCUNSTANCIAS ATENUANTES Y AGRAVANTES. ÁMBITO DE LAS CONDUCTAS A CORREGIR. ................................................................... 46 19. DIFUSIÓN, SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN DEL PLAN DE CONVIVENCIA. ... 47 19.1. MEDIDAS PARA LA DIFUSIÓN DEL PLAN. .......................................... 47 19.2. MEDIDAS PARA EL SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN DEL PLAN. ........ 47 20.ANEXOS................................................................................................................ 48 ANEXO I ................................................................................................................. 49 ANEXO II ................................................................................................................ 50 ANEXO III ............................................................................................................... 51 ANEXO IV ............................................................................................................... 52 ANEXO V................................................................................................................ 53 ANEXO VI............................................................................................................... 54 ANEXO VII .............................................................................................................. 55 ANEXO VIII ............................................................................................................. 59

Plan de convivencia

2


ANEXO IX ............................................................................................................... 64 ANEXO X................................................................................................................ 69 MODELO I .............................................................................................................. 75 MODELO II ............................................................................................................. 76

Plan de convivencia

3


0. INTRODUCCIÓN La normativa de referencia       

Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación en Andalucía. Decreto 19/2007, de 23 de enero, por el que se adoptan medidas para la promoción de la cultura de paz y la mejora de la convivencia en los centros educativos sostenidos con fondos públicos. Decreto 328/2010 de 13 de julio. Decreto 327/2010, de 13 de julio. Orden 228/2010 de 20 de agosto. Orden de 20 de junio de 2011 (BOJA 132)

El Equipo Directivo del CEIP San Juan de la Cruz de Córdoba, conforme a lo establecido en la orden de 20 de junio de 2011, de la Consejería de Educación, por la que se regula el procedimiento para la elaboración y aprobación del Plan de Convivencia de los centros educativos sostenidos con fondos públicos, y al decreto de 238 de 13 de julio presenta este Plan de Convivencia que forma parte del Proyecto Educativo, que se incorporará al Plan de Centro. Debemos hacer ciertas consideraciones, previas al propio Plan, sobre qué es y cómo se entiende la convivencia dentro de la actividad docente y como miembros de la Comunidad Educativa, para lo que comenzamos definiendo convivencia como: “Vida en común con una o varias personas”. De manera más extensa: “Es el arte de vivir en paz y armonía con las personas y el medio que nos rodea, basado en el ejercicio de la libertad y el respeto a la diferencia y la capacidad de los integrantes de una comunidad para elegir y responder por las consecuencias de sus acciones”. O en el ámbito escolar: “La convivencia escolar es la interrelación entre los diferentes miembros de la institución educacional, que tiene incidencia significativa en el desarrollo ético, socio afectivo e intelectual de los alumnos y alumnas. Esta concepción incluye las formas de interacción entre los diferentes estamentos que conforman una comunidad educativa, por lo que constituye una construcción colectiva que es de responsabilidad de todos los miembros y actores educativos con sus derechos y deberes sin excepción” En referencia a cómo se entiende la convivencia dentro de la actividad docente, partimos de que el aprendizaje de los/las no es un proceso aislado e individual que se de solo en los Centros Educativos, sino que cada alumno/a tiene una vida a su alrededor, con diferentes relaciones personales e intragrupales y un desarrollo emocional único. Como expone Rosario Ortega en “La Convivencia Escolar: qué es y cómo abordarla”: “La educación tradicional se ha basado en la creencia de que el conocimiento se transfiere desde los profesores/as a la mente de los alumnos/as. Por esa razón se utilizaba un único canal de comunicación: la llamada explicación, es decir, el profesor hablaba y el alumnado, escuchando lecciones, aprendería. Se suponía que así llegaban a dominar, no sólo lo que el profesor decía, sino también las posibles utilidades de los contenidos, los problemas y ejercicios a los que la explicación daría lugar; se esperaba que el alumnado infiriera más allá de los que se mostraba. Hoy sabemos que el aprendizaje es un proceso complejo, y que la enseñanza no pasa por un único canal de comunicación ni por un solo código. Aunque la palabra

Plan de convivencia

4


nunca dejará de ser el instrumento más poderoso del que disponemos los humanos para comunicarnos y aprender unos de otros, asumimos que el aprendizaje es diverso y la enseñanza debe, por tanto, diversificarse. El logro de conocimientos y el dominio de capacidades exigen muchas actividades y relaciones diversificadas. Para que el alumnado vaya adueñándose de conocimientos, ejercitando sus habilidades y construyendo su personalidad, es necesario que discurra un conjunto tan amplio y diverso de experiencias y procesos, que no deberíamos esperar que ninguna de ellas fuera la única vía de cambio. Muchas de estas experiencias y procesos, que no deberíamos esperar que ninguna de ellas fuera la única vía de cambio. Muchas de estas experiencias no son tareas académicas, o tienen lugar en escenarios que el profesor/a no controla. Aunque no conviene exagerar, ya que la escolaridad obligatoria es todavía la más potente institución socializadora, hay que aceptar que otros agentes educativos han entrado, desde hace algún tiempo, a competir con el viejo modelo transmisivo, basado en el discurso del profesor/a y en la relación de éste con su grupo de alumnos/as. Uno de estos agentes, todavía no suficientemente explorado en su potencialidad educativa, son los compañeros/as”. Por tanto, lograr un buen clima de convivencia en el Centro y en cada aula, va a facilitar o a impedir el desarrollo de la actividad docente, del proceso de enseñanza y aprendizaje, y en definitiva, como fin último de la educación, contribuirá a la formación integral de cada persona. En la actualidad, como se recoge en el Decreto 19/2007, la complejidad de la sociedad en la que vivimos y los cambios constantes a los que se ve sometida, han puesto de relieve la urgencia y pertinencia de dar un nuevo enfoque a los objetivos de la educación. En particular, es necesario introducir en los centros educativos una cultura que facilite el tratamiento eficaz de los conflictos escolares, con el objeto de que éstos no se traduzcan en un deterioro del clima escolar. Establecer la convivencia y restablecerla cuando se ha roto, es una meta y una necesidad para la institución escolar. Para ello se precisan, al menos, tres elementos esenciales: Un conjunto de reglas que la regulen y que sean conocidas por todos, un sistema de vigilancia que detecte los posibles incumplimientos, y, un procedimiento de corrección que actúe cuando se produzcan transgresiones. Santos Guerra afirma que: “La escuela no es una institución coercitiva sino educativa. Si se pretende mejorar la convivencia a través de una mayor vigilancia, de amenazas y castigos severos, se conseguirá mayor orden, pero no un aprendizaje educativo porque, ¿Qué sucederá cuando no haya vigilancia, amenazas o castigos? Lo que ha de importar a la escuela es el aprendizaje de la convivencia basada en el respeto, en la justicia y en la solidaridad, siendo el aumento y la mejora de la participación, una de las formas de mejorar la convivencia. Por otra parte, podemos comenzar por plantear la conflictividad en la escuela partiendo de (tres) aspectos fundamentales:   

Preocupación del profesorado por conductas como disruptivas en clase (que dificultan el desarrollo normal de la misma) y la falta de disciplina y respeto. Preocupación social por agresiones y actos vandálicos. Preocupación del alumnado por el maltrato entre iguales, aislamiento y acoso escolar.

Por último, la elaboración de un Plan de Convivencia, debe ser, no un catálogo de normas y sanciones, sino un instrumento, fruto de las reflexiones y estrategias de todos los sectores de la Comunidad Educativa, con objeto de

Plan de convivencia

5


proponer medidas e iniciativas que favorezcan un clima positivo de convivencia en el que prevalezcan los valores de libertad responsable, tolerancia y respeto a las diferencias, solidaridad y comprensión… y en el que sepamos resolver los conflictos mediante el diálogo y en un clima de paz. De este modo, la propia Comunidad educativa aprenderá a saber abordar y resolver sus conflictos, así como a respetar a los demás en sus diferencias, a ser tolerantes, a compartir y a no permanecer impasibles ante la injusticia y la desigualdad. 1. DEFINICIÓN, OBJETIVOS CONVIVENCIA.

Y

COORDINACIÓN

DEL

PLAN

DE

El plan de convivencia constituye un aspecto del proyecto educativo que concreta la organización y el funcionamiento del centro en relación con la convivencia y establece las líneas generales del modelo de convivencia a adoptar en el mismo, los objetivos específicos a alcanzar, las normas que lo regularán y las actuaciones a realizar en este ámbito para la consecución de los objetivos planteados. 1.1.

OBJETIVOS GENERALES

Los objetivos que se persiguen con el plan de convivencia son los siguientes: 1. Facilitar a los órganos de gobierno y al profesorado instrumentos y recursos en relación con la promoción de la cultura de paz, la prevención de la violencia y la mejora de la convivencia en el centro. 2. Concienciar y sensibilizar a la comunidad educativa sobre la importancia de una adecuada convivencia escolar y sobre los procedimientos para mejorarla. 3. Fomentar en los centros educativos los valores, las actitudes y las prácticas que permitan mejorar el grado de aceptación y cumplimiento de las normas y avanzar en el respeto a la diversidad y en el fomento de la igualdad entre hombres y mujeres. 4. Facilitar la prevención, detección, tratamiento, seguimiento y resolución de los conflictos que pudieran plantearse en el centro y aprender a utilizarlos como fuente de experiencia de aprendizaje. 5. Facilitar la prevención, detección y eliminación de todas las manifestaciones de violencia, especialmente del acoso escolar, de la violencia de género y de las actitudes y comportamientos xenófobos y racistas. 6. Facilitar la mediación para la resolución pacífica de los conflictos. 7. Contribuir desde el ámbito de la convivencia a la adquisición de las competencias básicas, particularmente de la competencia social y ciudadana y para la autonomía e iniciativa personal. 8. Fomentar y facilitar la participación, la comunicación y la cooperación de las familias. 9. Favorecer la cooperación con entidades e instituciones del entorno que contribuyan a la construcción de comunidades educadoras. 1.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS 1. Promover la integración, la aceptación social y personal de todos los alumnos, especialmente de aquellos con un nivel de autoestima, sin discriminación por razón de raza, sexo, edad o por cualquiera otra circunstancia personal o social. 2. Fomentar los valores, las actitudes y las prácticas que permitan mejorar el grado de aceptación y cumplimiento de las normas de organización, convivencia y disciplina de nuestro Centro, avanzando en el respeto a la diversidad, la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la

Plan de convivencia

6


comunidad educativa y en el fomento de la igualdad entre hombres y mujeres, evitando todas las manifestaciones de violencia, especialmente de la violencia de género y de las actitudes y comportamientos xenófobos y racistas. 3. Dar prioridad a aquellas actuaciones preventivas destinadas al conocimiento previo de los derechos y deberes de todos los miembros de la comunidad educativa y de las normas necesarias para una convivencia pacífica y respetuosa. 4. Desarrollar adecuadamente las relaciones entre todos los componentes de nuestra comunidad educativa. 5. Favorecer la detección, tratamiento, seguimiento y resolución pacífica y educativa de los conflictos que se presenten, tomando en consideración las emociones y sentimientos de las personas a través del diálogo y la conversación, para la mejora de las relaciones personales, y aprender a utilizarlos como fuente de experiencia de aprendizaje. 6. Implicar a todos los sectores de la comunidad educativa (profesores, padres/madres, alumnos, P.A.S.) en la difusión, aplicación y seguimiento del Plan de Convivencia, previendo y resolviendo los conflictos dentro y entre los distintos sectores de la Comunidad Educativa. 7. Promover la implicación de las familias. 8. Fomentar la existencia de actividades, espacios y tiempos comunes para facilitar la convivencia entre el alumnado, cimentando las relaciones personales en el respeto mutuo, la comprensión, la solidaridad y la interiorización de las normas de convivencia. 9. Proceder ante los problemas de conducta siguiendo unos principios de actuación coherente que orienten las intervenciones de todos los/las profesores/as, evitando contradicciones que desoriente a los/las alumnos/as. 10. Reducir al mínimo las conductas disruptivas que perturban el clima de clase, analizando sus causas y resolviéndolas, para evitar la conflictividad y disminuir las conductas más graves. 11. Utilizar las medidas punitivas como último recurso para solucionar los problemas de convivencia, y sólo cuando las estrategias motivacionales y educativas no hayan dado resultado o la no intervención pueda generar males mayores. 12. Aprovechar las diversas situaciones que se producen a lo largo del curso escolar para que el Centro se convierta en un espacio de paz, abierto al entorno. 13. Proporcionar una atención específica al alumnado que, por diversas causas, presente comportamientos que alteren la convivencia en el centro y la de aquel otro alumnado que padece sus consecuencias. 14. Promover y desarrollar todas cuantas actuaciones sean necesarias relativas al fomento de la convivencia. 15. Participar en las actividades formativas propuestas para mejorar la puesta en práctica de todo lo argumentado en este Plan. 1.3.

COORDINACIÓN DEL PLAN

1. La dirección del centro designará un profesor o profesora responsable de la coordinación del plan de convivencia. 2. El proyecto educativo podrá disponer, de acuerdo con las disponibilidades de profesorado del centro, que una fracción del horario en el centro de este profesor o profesora se dedique a estas funciones, de conformidad con lo dispuesto en la normativa vigente sobre horario del profesorado 3. La persona titular de la dirección del centro certificará la actividad de coordinación a solicitud de las personas interesadas, una vez finalizado el curso escolar. A tal fin, el modelo de certificación estará disponible en el

Plan de convivencia

7


Sistema de Información Séneca, regulado en el Decreto 285/2010, de 11 de mayo, por el que se regula el Sistema de Información Séneca y se establece su utilización para la gestión del sistema educativo andaluz. 4. La Consejería competente en materia de educación reconocerá la coordinación del plan de convivencia del centro como mérito específico en las convocatorias y concursos dirigidos al personal docente. 2. CONTENIDOS DEL PLAN DE CONVIVENCIA. El plan de convivencia incluirá los siguientes aspectos: 1. Diagnóstico del estado de la convivencia en el centro y, en su caso, conflictividad detectada en el mismo, de conformidad con lo recogido en el artículo 5 de la Orden de 20 de junio de 2010, así como los objetivos a conseguir. 2. Normas de convivencia, tanto generales del centro que favorezcan las relaciones de los distintos sectores de la comunidad educativa, como particulares del aula, y un sistema que detecte el incumplimiento de las normas y las correcciones que, en su caso, se aplicarían, de conformidad con lo establecido en el Capítulo III del Reglamento Orgánico de las escuelas infantiles de segundo ciclo, de los colegios de educación primaria, de los colegios de educación infantil y primaria y de los centros públicos específicos de educación especial. 3. Composición, plan de reuniones y plan de actuación de la comisión de convivencia. 4. Normas específicas para el funcionamiento del aula de convivencia del centro a que se refiere el artículo 8 de la Orden de 20 de junio de 2011. 5. Medidas específicas para promover la convivencia en el centro, fomentando el diálogo, la corresponsabilidad y la cultura de paz. 6. Medidas a aplicar en el centro para prevenir, detectar, mediar y resolver los conflictos que pudieran plantearse, entre las que se incluirán los compromisos de convivencia, a que se refiere el artículo 19 de la citada Orden, las actuaciones preventivas y que contribuyan a la detección de la conflictividad, de conformidad con lo establecido en el artículo 7, y la mediación en la resolución de los conflictos que pudieran plantearse, de conformidad con lo previsto en la sección 2.ª de este capítulo. 7. Funciones de los delegados y de las delegadas del alumnado en la mediación para la resolución pacífica de los conflictos que pudieran presentarse entre el alumnado, promoviendo su colaboración con el tutor o la tutora del grupo. 8. Procedimiento de elección y funciones de los delegados o de las delegadas de los padres y madres del alumnado, de acuerdo con lo recogido en los artículos 9 y 10 de la Orden anterior, entre las que se incluirá la de mediación en la resolución pacífica de conflictos entre el propio alumnado o entre éste y cualquier miembro de la comunidad educativa. 9. La programación de las necesidades de formación de la comunidad educativa en esta materia, según se dispone en el artículo 11. 10. Las estrategias para realizar la difusión, el seguimiento y la evaluación del plan de convivencia en el marco del proyecto educativo. 11. El procedimiento para articular la colaboración con entidades e instituciones del entorno para la construcción de comunidades educadoras. 12. El procedimiento para la recogida de las incidencias en materia de convivencia en el Sistema de Información Séneca, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 12.

Plan de convivencia

8


2.1 DIAGNÓSTICO DEL ESTADO DE CONVIVENCIA DEL CENTRO. El diagnóstico del estado de la convivencia en el centro, a que se refiere el artículo recoge los siguientes apartados: 1. Características del centro y de su entorno que contextualizan la intervención educativa. 2. Aspectos de la gestión y organización del centro que influyen en la convivencia. 3. Estado de la participación en la vida del centro por parte del profesorado, del alumnado, de las familias y del personal de administración y servicios y de atención educativa complementaria, así como de otras instituciones y entidades del entorno. 4. Conflictividad detectada en el centro, indicando tipo y número de conflictos que se producen y los sectores implicados en ellos. 5. Actuaciones desarrolladas en el ámbito de la convivencia y efectividad de las mismas. 6. La relación con las familias y con otras instituciones del entorno. 7. Las experiencias y trabajos previos realizados en relación con la convivencia en el centro. 2.1.1. Análisis de la realidad de nuestro centro. 1. Las características del centro y de su entorno: ubicación, accesos, horarios y recursos materiales. El CEIP San Juan de la Cruz es uno de los centros de Primaria con los que cuenta la ciudad de Córdoba. Está situado en la Calle Priego de Córdoba, s/n. Nuestro Centro cuenta con dos líneas completas de Educación Infantil y Primaria, es decir, tenemos siete unidades de Infantil, doce de Primaria y un aula de P.T. Todas las aulas se encuentran en un mismo edificio de 2 plantas. En la primera se sitúa el anexo (antigua portería) que contiene dirección, jefatura de estudios y secretaría, además del cuartillo de la fotocopiadora, la portería y un aseo. El Centro cuenta con tres patios uno delantero para 1º y 2º ciclo, otro de infantil y otro para 3º ciclo con pistas deportivas. El horario lectivo es de 9 a 14 horas de lunes a viernes. Por las tardes se desarrollan actividades extraescolares (inglés, informática, Inglés infantil y refuerzo educativo), nuestro Centro forma parte del programa educativo “El deporte en la Escuela”, por el que, por las tardes, se desarrollan actividades deportivas en nuestras pistas. Completamos nuestra oferta educativa con dos programas de refuerzo para el segundo y tercer ciclos de E.P.: Plan de Acompañamiento y Extensión del Tiempo Escolar. Desde el curso 2009/10, formamos parte de la red de Escuela TIC 2.0 de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, con lo que contamos con un ordenador cada alumno/a del tercer ciclo de Primaria. El coordinador/a TIC es D: Antonio Carrasco Gil .Todo ello, junto con la información directa de multitud de temas y actividades de nuestra comunidad educativa. 2. Aspectos de la gestión y organización del centro que influyen en la convivencia. Características de la comunidad educativa: estabilidad de las plantillas del personal docente y no docente, características socioeconómicas de las familias, diversidad del alumnado, etc.

Plan de convivencia

9


La plantilla docente 2011/2012, la formamos 31 personas: 8 maestras de Ed. Infantil, 14 maestros/as de Primaria, 2 especialistas de Inglés, 1 de Ed. Física, 1 de Música, 1 de Pedagogía Terapéutica, 1 maestra de AL, 2 maestras de Religión Católica y 1 profesor de Religión Islámica. Semanalmente recibimos la atención del Equipo de Orientación Educativa. Las características socioeconómicas de las familias que acuden a nuestro Centro son de clase media y media-baja. En cuanto a la diversidad del alumnado, en estos últimos cursos escolares, se han ido incorporando al Centro cada vez más inmigrantes, en su mayoría procedentes de Marruecos y de Latinoamérica. El censo de nuestro Centro oscila en torno a los 500 niños/as. 3. Estado de la participación en la vida del centro por parte del profesorado, del alumnado, de las familias y del personal de administración y servicios y de atención educativa complementaria, así como de otras instituciones y entidades del entorno. Partimos de una práctica basada, por un lado, en el diálogo, necesitado de una doble acción: desarrollo de una actitud de apertura, compromiso y aprendizaje de las habilidades sociales adecuadas a la edad, y por otro, de la prevención como medida fundamental para evitar situaciones conflictivas. Tomando lo expuesto como base, las acciones principales desarrolladas por el personal del Centro ante los conflictos son: 1. Divulgación del Reglamento de Organización y Funcionamiento entre los distintos sectores de la comunidad educativa y aplicación del mismo. 2. Información a los alumnos/as sobre el funcionamiento, organización y normas del Centro. 3. Trabajo de tutoría: Debates en clase sobre diferentes aspectos de la Convivencia, análisis de los derechos y deberes,… 4. Solicitud de implicación a las familias para que animen a sus hijos/as a seguir conductas positivas. 5. Participación e implicación de todo el personal del Centro. 6. Aplicación de una metodología participativa y activa en la que el alumno/a sea el protagonista. 7. Mejora de hábitos de escucha y fomento del diálogo manteniendo una actitud de respeto ante la diversidad de opiniones. 8. Reparto de tareas que compense posibles desigualdades. 9. Insistir en la coordinación entre el equipo docente. 10. Análisis y diseño de actuaciones especiales en algunos casos concretos de conflictividad. 11. Realización de actividades que han supuesto un fomento de la convivencia, integración y participación de los alumnos/as en la vida del Centro. 12. Información del estado de la convivencia del Centro al Claustro y al Consejo Escolar. 13. Colaboración de otras instituciones para la creación de un buen clima de convivencia (AMPA, Ayuntamiento, Trabajadora Social, ONGs, etc.). 4. Conflictividad detectada en el centro, indicando tipo y número de conflictos que se producen y los sectores implicados en ellos.

Plan de convivencia

10


En general, la situación de la convivencia en nuestro Centros es buena y satisfactoria, no existen graves problemas de convivencia, el clima es positivo y el sistema de relaciones, tanto dentro de los diferentes sectores de la Comunidad educativa (maestros/as, alumnos/as), como entre ellos (maestros/as-alumnos/as, maestros/as-P.A.S., P.A.S.-alumnos/as, maestros/as-familias), es correcto y respetuoso. El tipo de conducta problemática mas frecuente que aparece en las relaciones del alumnado entre sí, es básicamente la falta de respeto de lo que deriva la necesidad de entrenar las habilidades sociales. Las relaciones entre el profesorado son buenas, realizándose las tareas de coordinación propias y necesarias para conseguir un buen desarrollo de la actividad docente, tanto a nivel de Ciclos como de Claustro en general. Las mayores dificultades en las relaciones entre el profesorado y el alumnado, se producen en situaciones puntuales derivadas del incumplimiento de las normas establecidas y de comportamientos disruptivos en el aula, siendo necesario, en algunos casos, recordar el “respeto” hacia el maestro/a. Las relaciones entre las/los maestras/os y las familias también se valoran, de modo general, como positivas, pues participan en la mayoría de las actividades que se organizan y que van a repercutir positivamente en la mejora de la educación y formación de sus hijos/as. No obstante, cabe señalar, que en algunos casos la implicación familiar en los temas de convivencia es prácticamente nula, y de escasa participación, de dichas familias, en cualquier reunión o ante cualquier información sobre este tema. En definitiva, resumiendo los tipos de conflictos más frecuentes, encontramos:      

Disrupción en el aula: hablar a destiempo, insultar, levantarse sin permiso,… Distracción y falta de atención. Olvido del material para el desarrollo de la clase. Desobediencia a las órdenes educativas y formativas del maestro/asfamilia. Pérdida de respeto entre iguales o a menores durante el recreo o en la entrada y salida del centro. Pequeñas peleas en espacios comunes, insultos sobre determinadas características físicas o de tipo racista.

Las causas de estos conflictos pueden ser:        

Falta de motivación generalizada del alumnado. Dificultades de aprendizaje. Impulsividad y poca reflexión. Falta de herramientas y recursos para resolver los conflictos adecuadamente. Ausencia de un referente de autoridad. Falta de colaboración e implicación familiar en los aspectos escolares. En casos puntuales, falta de responsabilidad de la familia ante el Centro. No disponer de límites y normas claras.

Plan de convivencia

11


Escasa dosificación de la televisión, ordenador, videojuegos,…

5. Actuaciones desarrolladas en el ámbito de la convivencia y efectividad de las mismas. Partimos de una práctica basada, por un lado, en el diálogo, necesitado de una doble acción: desarrollo de una actitud de apertura y compromiso y; aprendizaje de las habilidades sociales adecuadas a la edad, y por otro, de la prevención como medida fundamental para evitar situaciones conflictivas. Tomando lo expuesto como base, las acciones principales desarrolladas por el personal del Centro ante los conflictos son: 1. Divulgación del Reglamento de Organización y Funcionamiento entre los distintos sectores de la comunidad educativa y aplicación del mismo. 2. Información a los alumnos/as sobre el funcionamiento, organización y normas del Centro. 3. Trabajo de tutoría: Debates en clase sobre diferentes aspectos de la Convivencia, análisis de los derechos y deberes,… 4. Solicitud de implicación a las familias para que animen a sus hijos/as a seguir conductas positivas. 5. Participación e implicación de todo el personal del Centro. 6. Aplicación de una metodología participativa y activa en la que el alumno/a sea el protagonista. 7. Mejora de hábitos de escucha y fomento del diálogo manteniendo una actitud de respeto ante la diversidad de opiniones. 8. Reparto de tareas que compense posibles desigualdades. 9. Insistir en la coordinación entre el equipo docente. 10. Análisis y diseño de actuaciones especiales en algunos casos concretos de conflictividad. 11. Realización de actividades que han supuesto un fomento de la convivencia, integración y participación de los alumnos/as en la vida del Centro. 12. Información del estado de la convivencia del Centro al Claustro y al Consejo Escolar. 13. Colaboración de otras instituciones para la creación de un buen clima de convivencia (Ayuntamiento: organización del tráfico en entradas y salidas del Centro). 6. La relación con las familias y con otras instituciones del entorno. Las relaciones entre el CEIP San Juan de la Cruz y las familias y otras instituciones de la localidad son buenas, implicándose en las propuestas que se realizan desde el Centro. Con las familias se establecen la mayoría de las relaciones a través de las tutorías, que se llevan a cabo a lo largo del curso escolar, la Jefatura de Estudios y la Dirección del Centro, teniendo los padres/madres conocimiento, de inmediato, de cualquier asunto significativo que tenga que ver con la conducta del alumno/a. Existe una Asociación de Madres y Padres de alumnos/as, cuya Directiva mantiene un contacto cordial con el Centro, cooperando con el mismo en diferentes actividades. La relación con el resto de instituciones educativas de Córdoba, es buena colaborando mutuamente cuando se solicita.

Plan de convivencia

12


Por último reflejar que el trato con el Ayuntamiento de la localidad es bueno en general, cooperando y financiando actividades que se realizan para los alumnos/as del Centro a lo largo del curso, y efectuando (no con la urgencia que se precisa en algunas ocasiones) la mayoría de las reparaciones o adecuaciones que se les solicitan. 7. Las experiencias y trabajos previos realizados en relación con la convivencia en el centro. Partiendo de la base de que todas y cada una de las actividades, experiencias y trabajos a desarrollados en nuestro CEIP, llevan implícita la relación con la convivencia en el Centro, a continuación se enumeran las más significativas:    

Actividades organizadas en torno a la celebración de Día Internacional de la Paz y la No Violencia el 30 de enero de cada año. Tutorías informales que se realizan a lo largo del horario escolar con el alumnado. Cumplimiento de las normas internas de convivencia y aplicación de las correcciones oportunas. Tutorías con las familias (individuales y de grupo) para tratar temas relacionados con la mejora de la convivencia y del rendimiento escolar de sus hijos/as.

2.1.2. Recogida de incidencias mediante un sistema de gestión de centros educativos. Con objeto de realizar el seguimiento de la situación real de los centros educativos en relación con el nivel de conflictividad en los mismos, éstos harán constar las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia que se hayan producido y las medidas disciplinarias impuestas en el sistema SENECA de gestión de centros educativos, a efectos del cumplimiento de lo establecido en dicho artículo, que prevé la generalización de la utilización de dicho sistema de gestión. El análisis de los datos que se obtengan servirá de base para la adopción de las medidas de planificación de recursos, asesoramiento, orientación, formación e intervención que correspondan a cada centro. La Jefatura de Estudios, tras informar a la comisión de convivencia, en un plazo máximo de treinta días hábiles desde que se produzcan, procederá al registro sistemático de las incidencias en dicho sistema de gestión. 3. COMISIÓN DE CONVIVENCIA El Consejo escolar del Centro constituirá una Comisión de Convivencia integrada por el director o directora, que ejercerá la presidencia, el jefe o jefa de estudios, dos maestros o maestras, dos padres o madres del alumnado . Al ser un Colegio de educación infantil y primaria, la representación del alumnado en la Comisión de Convivencia será sustituida por padres o madres de alumnos o alumnas. Si en el Consejo Escolar hay un miembro designado por la Asociación de Madres y Padres del Alumnado del centro, éste será uno de los representantes de los padres y madres en la Comisión de Convivencia.

Plan de convivencia

13


En el C.E.I.P. “San Juan de la Cruz”, los componentes de la Comisión de Convivencia son:  Directora: Gema Fernández Romero.  Jefe de Estudios: Miguel Ostos Carmona.  Maestra: Isabel Hinojosa Garrido.  Maestro: José Luis Torrado Ruiz.  Madre: Elena Romero Caparros.  Madre: .  Madre:.  Madre: Mª José Ortiz Lucena. A las reuniones de la Comisión de Convivencia relacionadas con el seguimiento y supervisión del plan de convivencia se incorporará la persona responsable de la orientación en el centro, así como la persona designada por el Consejo Escolar para impulsar medidas que fomenten la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. Las comisiones de convivencia de los centros educativos recibirán el asesoramiento adecuado por parte de los respectivos gabinetes provinciales de asesoramiento sobre la convivencia escolar, tal y como se establece en el artículo 44 del Decreto 19/2007, de 23 de enero. 3.1.

FUNCIONES DE LA COMISIÓN DE CONVIVENCIA

De conformidad con lo recogido en el artículo 64.4 del Decreto 328/2010, de 13 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de las escuelas infantiles de segundo ciclo, de los colegios de educación primaria, de los colegios de educación infantil y primaria, y de los centros públicos específicos de educación especial, la comisión de convivencia tendrá las siguientes funciones: 1. Canalizar las iniciativas de todos los sectores de la comunidad educativa para mejorar la convivencia y el respeto mutuo, así como promover la cultura de paz y la resolución pacífica de los conflictos. 2. Adoptar las medidas preventivas necesarias para garantizar los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa y el cumplimiento de las normas de convivencia del centro. 3. Desarrollar iniciativas que eviten la discriminación del alumnado, estableciendo planes de acción positiva que posibiliten la integración de todos los alumnos y alumnas. 4. Mediar en los conflictos planteados. 5. Conocer y valorar el cumplimiento efectivo de las correcciones y medidas disciplinarias en los términos que hayan sido impuestas. 6. Proponer al Consejo Escolar las medidas que considere oportunas para mejorar la convivencia en el centro. 7. Dar cuenta al pleno del Consejo Escolar, al menos dos veces a lo largo del curso, de las actuaciones realizadas y de las correcciones y medidas disciplinarias impuestas. Realizar el seguimiento de los compromisos de convivencia suscritos en el centro. 8. Cualesquiera otras que puedan serle atribuidas por el Consejo Escolar, relativas a las normas de convivencia en el centro. 9. Con objeto de que informen en el ámbito de sus respectivas competencias, la presidencia podrá invitar a las reuniones de la comisión de convivencia a:  La persona responsable de la orientación en el centro.

Plan de convivencia

14


  

3.2.

La persona designada por el Consejo Escolar para impulsar medidas que fomenten la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. La persona responsable de la coordinación del plan de convivencia. El educador o educadora social de la zona educativa.

PLAN DE REUNIONES.

La Comisión de Convivencia tendrá, al menos, cinco reuniones anuales de acuerdo con lo establecido en las funciones que tiene encomendadas: 1. Al inicio del curso donde se abordará la canalización de iniciativas para mejorar la convivencia y promover el respeto y una cultura de paz, así como la resolución pacífica de conflictos. La adopción de medidas preventivas que garanticen todos los derechos de los miembros de la comunidad educativa y el cumplimiento de las normas. Y, desarrollar iniciativas que eviten la discriminación del alumnado contribuyendo a su integración. 2. Una en cada trimestre. En la que se tendrá conocimiento y se valorará el cumplimiento de las correcciones y medidas impuestas. Realizar el seguimiento del plan de convivencia y la coordinación de las actuaciones y medidas contenidas en el mismo. Y, proponer al Consejo Escolar las mejoras que se consideren oportunas para el Plan de Convivencia. 3. Una final en la que se realizará una evaluación del desarrollo del Plan de Convivencia y la memoria del mismo, con un análisis sobre los avances producidos, las dificultades, puntos débiles, etc., y, en consecuencia, formulará las propuestas de mejora que consideren convenientes. 4. Además, se prevé que la Comisión de Convivencia dará cuenta al Consejo Escolar de las actuaciones realizadas y de las correcciones y medidas disciplinarias impuestas al menos con dos reuniones en el curso. Siendo una de ellas no más tarde de mediados del segundo trimestre, para poder realizar un análisis y valoración de dichas actuaciones e introducir las mejoras que se estimen convenientes, y la segunda se realizará después de la reunión final de la Comisión, en la que se presentará un balance general sobre las actuaciones y medidas llevadas a cabo durante el curso y se realizarán propuestas de mejora convenientes para el próximo curso. 3.3.

PLAN DE ACTUACIONES.

El plan de actuación de la Comisión de Convivencia se llevará a cabo en función de las competencias o funciones que se le encomiendan desde el artículo 8 del Decreto 19/2007 de 23 de enero: 1. Canalizar las iniciativas de todos los sectores de la Comunidad Educativa para mejorar la convivencia, el respeto mutuo, así como promover la cultura de paz y la resolución pacífica de los conflictos. Las actuaciones que implica esta función pueden ser:    

Plan de convivencia

Establecer vías de comunicación y participación en el Centro. Ofrecer espacios y tiempos para compartir. Analizar y realizar propuestas de mejora sobre aspectos de la vida de nuestro Centro y no favorecen en nada la convivencia. Impulsar el trabajo sistemático en el aula de los contenidos actitudinales, transversales que enseñen como convivir.

15


Promover el derecho y el deber de respeto y tolerancia de todos los componentes de la Comunidad. Fomentar y desarrollar para todos los sectores de la Comunidad Educativa, actividades que inviten a reflexionar sobre valores fundamentales, en especial en el ámbito familiar y escolar.

2. Adoptar las medidas preventivas necesarias para organizar los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa y el cumplimiento de las normas de convivencia del centro. Las actuaciones que implica esta función serían:  

  

Dar a conocer los derechos, deberes y normas de convivencia a todos los miembros de la Comunidad Educativa como medida primera de prevención. Establecer, para que en el Centro se eduque en la convivencia, como medida preventiva segunda el establecimiento de las condiciones necesarias para solventar los conflictos mediante el diálogo, la comprensión, la participación y el consenso. Comprobar que se respeta la diversidad, fomenta la participación, la variedad de opiniones y el diálogo. Concienciar a todos los sectores de la Comunidad Educativa que nuestro ejemplo es la mejor educación en la convivencia. Animar y fomentar la intervención en las estructuras de participación: Asambleas de aula, estructuras de participación docente, asociaciones de Padres y Madres…

3. Desarrollar iniciativas que eviten la discriminación del alumnado, estableciendo planes de acción positiva que posibiliten la integración de todos los alumnos y alumnas. Las actuaciones que implica esta función pueden ser:    

 

Comprobar que el currículo que se lleva a cabo en el Centro es adecuado a las características del alumnado y que respeta la diversidad y fomenta la colaboración. Analizar posibles focos de discriminación social y escolar (por razón de sexo, económica, étnica, comportamiento,…) y en su caso, establecer planes de acción. Analizar los comportamientos y las relaciones del alumnado en los diferentes espacios del Centro. Impulsar metodologías pedagógicas que eduquen en la convivencia, mediante distintos tipos de agrupamientos que ayuden a comprender a los demás y a ponerse en su punto de vista. Desarrollar planes que permitan al alumnado a expresar con libertad sus quejas, sentimientos, emociones, obteniendo el respeto de los demás. Aplicar la autonomía curricular y organizativa del centro para responder ante la heterogeneidad del alumnado.

4. Mediar en los conflictos planteados. Las actuaciones que implica esta función serían: 

Plan de convivencia

Analizar qué ha ocurrido y por qué, dejando libertad para que los afectados se expresen.

16


 

Resolución dialogada y pactada entre los interesados, siempre que sea posible. Interpretar lo ocurrido: oportunidad de la acción, el momento, la situación, consecuencias, reiteración, etc.

5. Conocer y valorar el cumplimiento efectivo de las correcciones y medidas disciplinarias en los términos que hayan sido impuestas. Las actuaciones que implica esta función pueden ser:    

Conocer y valorar el cumplimiento efectivo de las correcciones y medidas disciplinarias impuestas por el director del Centro. El carácter educativo y recuperador de las mismas. Las circunstancias personales, familiares o sociales que se han tenido en cuenta para adoptar dichas medidas. Los cauces para la adecuada información a las familias del alumnado afectado.

6. Proponer al Consejo Escolar las medidas que considere oportunas para mejorar la convivencia en el centro. Las actuaciones que pueden permitir presentar las medidas serían:   

Analizar la situación del centro. Mantener una actitud de distancia y racionalidad ante los problemas. Disponer de asesoramiento y recursos metodológicos para sistematizar el trabajo y garantizar su coherencia.

7. Dar cuenta al pleno del Consejo Escolar, al menos dos veces a lo largo del curso, de las actuaciones realizadas y de las correcciones y medidas disciplinarias impuestas, siguiendo el plan de reuniones. 8. Cualesquiera otras que puedan serle atribuidas por el Consejo Escolar, relativas a las normas de convivencia en el centro. 4. ACTUACIONES PREVENTIVAS Y PARA LA DETECCIÓN DE LA CONFLICTIVIDAD. Las actuaciones preventivas y que contribuyan a la detección de la conflictividad son las siguientes: 1. Actividades de acogida para el alumnado que se matricula en el centro por primera vez y para sus familias, así como actividades que faciliten el conocimiento por parte de todo el alumnado y las familias de las normas de convivencia, tanto generales del centro como particulares del aula, especificando los derechos y deberes del alumnado y las correcciones o medidas disciplinarias que, en su caso, se aplicarían. 2. Actividades para la sensibilización frente a los casos de acoso e intimidación entre iguales, dirigidas a la comunidad educativa. 3. Actividades dirigidas a la sensibilización de la comunidad educativa en la igualdad entre hombres y mujeres. 4. Medidas de carácter organizativo que posibiliten la adecuada vigilancia de los espacios y tiempos considerados de riesgo, como los recreos, las entradas y salidas del centro y los cambios de clase.

Plan de convivencia

17


4.1.

ACTUACIONES CONJUNTAS DE LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO Y COORDINACIÓN DOCENTE.

Actividad

Responsable s Presentación Equipo del plan de directivo, Convivencia. ETCP y tutores/as.

Recursos

Actividad

Responsable s Debate y Órganos de revisión del gobierno, Plan de ETCP, Convivencia. Comisión de Convivencia.

Recursos

Creación y organización del Aula de Convivencia.

Espacio físico del aula y el material necesario para montarla

Órganos de gobierno. Maestros/as responsables.

Elaboración Órganos de una guía gobierno para la recepción del profesorado que se incorpora por primera vez al Centro.

Plan de convivencia

Plan de Convivencia en material impreso y en site.

Plan de Convivencia presentado para el curso.

de Documento s e informacion es del Centro que se dan a principio de curso.

Procedimientos

Temporalizació n Se presentará el plan Primer de Convivencia en Trimestre. sesiones extraordinarias de Claustro y Consejo Escolar. Se entregará copia del mismo a cada uno de los tutores en papel impreso o a través del site. Se entregará copia al AMPA, para que ayude a su difusión entre las familias. Se colgará en nuestra página WEB. Procedimientos Temporalizació n La Comisión de Durante todo el Convivencia realizará curso escolar. un seguimiento y análisis de dicho Plan contrastando su eficacia y modificando los aspectos que sean necesarios. Primer Trimestre.

Se elaborará una guía Primer Trimestre que se entregará a todo el profesorado de nueva incorporación cada curso escolar en el que contemplen aspectos básicos de la organización y peculiaridades del Centro, revisándolo cada nuevo curso.

18


Actividad

Responsables

Recursos

Actuación coherente del profesorado en materia de convivencia evitando ambigüedades.

Órganos de gobierno, EOE, equipos docentes y tutores/as.

Decisión tomada por el Claustro para llevar a cabo una actuación coherente todo el profesorado. Plan de Convivencia.

Información las familias.

a Órganos de Tutorías gobierno, EOE, reuniones. tutores/as.

Celebración de fechas significativas para la mejora de la convivencia: 20 de noviembre “Día de la Declaración Universal de los Derechos de los niños/as” 25(noviembre) Día Internacional de la lucha contra

Plan de convivencia

Órganos de gobierno, EOE, tutores/as, equipo docente.

Procedimiento Temporalizació s n En las primeras Todo el curso. sesiones del Claustro se debatirá sobre la conveniencia de unificar los criterios de actuación para reforzar las conductas positivas de los alumnos y la aplicación de lo expuesto en el Plan de Convivencia en caso de conductas contrarias a las normas.

y Se informará Todo el en las tutorías escolar. con las familias de la actitud de sus hijos/as en el transcurso de la jornada escolar, comentando tanto los aspectos positivos como negativos de su conducta.

Normas de convivencia. Documentación escrita y audiovisual alusiva al tema.

curso

El Equipo Todo el curso, Directivo y la en las fechas Comisión de indicadas. Convivencia, junto al resto de personal del Centro, propone las diferentes actividades que se llevarán a cabo para celebrar esta fecha.

19


la violencia hacia las mujeres”. Diciembre “Campaña del juego, juguete no sexista, no violento”. Análisis de la campaña tras la vuelta de Navidad. 30 de enero “Día de la Paz y la No Violencia”. 28 de febrero “Día de Andalucía”. 8 de marzo “Día Internacional de la mujer”. 19 de marzo “Día del padre”. 23 de abril “Día del libro” (libros por la igualdad). Primer domingo de mayo “Día de la madre”. 5 de junio “Día Mundial del Medio Ambiente”. Cualquier otra que se proponga a lo largo del curso.

4.2. CONJUNTAS DE LOS EQUIPOS DOCENTES Y DE ORIENTACIÓN. Actividad Responsables Recursos Procedimientos Temporalización Programa de EOE, Equipos Programa La psicóloga Se reparte entre refuerzo de docentes. específico en del EOE, los tres trimestres. habilidades el que se reunido con los sociales. explican sus equipos objetivos, y docentes, contenidos. informa del programa y se toman decisiones sobre su realización. Los equipos docentes

Plan de convivencia

20


aplicarán dicho programa con sus grupos. Establecimiento de un clima de clase adecuado desde las primeras semanas para mantenerlo durante todo el curso.

Órganos gobierno, equipos docentes, EOE.

Asambleas de Clase para analizar la marcha de la convivencia.

Tutores/as, equipo docente EOE.

Plan de convivencia

de Normas de Convivencia de este Plan y del ROF.

Cuestionario sobre y convivencia y posterior debate.

Se establecen Primer de forma curso. inequívoca, en la primera semana, los límites que separan las conductas aceptables de las que no lo son mediante un proceso donde el profesor procura recordar las normas y las aplica de forma inmediata. En la primera sesión de Claustros se indica a todos sus miembros que pongan especial énfasis en recordar y debatir las normas de convivencia y, cuando la ocasión se presente, corregir firmemente las conductas que afecten decisivamente al desarrollo del trabajo escolar.

mes

del

El tutor/a aplica Al final del primer y un cuestionario, segundo trimestre. elaborado en colaboración con el EOE, sobre la convivencia en clase. Posteriormente se realiza un debate sobre los temas que afecten a la

21


clase y se sacan conclusiones y acuerdan medidas de mejora. Encuesta para comprobar la valoración de la Convivencia en la Comunidad.

4.3.

Actividad Establecimiento de un clima de clase adecuado desde las primeras semanas para mantenerlo durante todo el curso.

Plan de convivencia

EOE, Comisión de Convivencia, tutores/as.

Encuesta final sobre la valoración de diferentes conductas en clase.

Los tutores Final del pasarán una trimestre. encuesta en la que se reflejará la valoración que da cada uno de los alumnos/as a diferentes situaciones y conductas dadas en la clase a lo largo del curso escolar. Otra al profesorado y a las familias. Analizando los resultados y fomentando un posterior debate.

tercer

CONJUNTAS DEL TUTOR/A Y EL EQUIPO DOCENTE. INTEGRACIÓN DEL NUEVO ALUMNADO. Responsables Órganos de gobierno, equipos docentes, EOE.

Recursos Normas de Convivencia de este Plan y del ROF.

Procedimientos Temporalización Se establecen de Primer mes del forma curso. inequívoca, en la primera semana, los límites que separan las conductas aceptables de las que no lo son mediante un proceso donde el profesor procura recordar las normas y las aplica de forma inmediata. En la primera sesión de Claustro se indica a todos

22


sus miembros que pongan especial énfasis en recordar y debatir las normas de convivencia y, cuando la ocasión se presente, corregir firmemente las conductas que afecten decisivamente al desarrollo del trabajo escolar. Elaboración un Plan acogida.

de Equipos de docentes tutores/as.

Información las familias

Documentos en y los que se explicitan las características y organización del Centro.

Se realizará un Primer Trimestre. plan de acogida que dé a conocer a las familias y al alumnado las características básicas de nuestro Centro y contribuirá a que se sientan parte integrante de nuestra Comunidad Educativa y a fomentar su participación en la misma.

a Todo el Reuniones de Se informará a Durante profesorado tutoría, las familias de curso. asambleas,etc. todo el proceso y seguimiento de la convivencia, normas, objetivos y proceso evolutivo de sus hijos e hijas.

4.4.

todo

ACTUACIONES, PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA VIOLENCIA SEXISTA, RACISTA, Y CUALQUIER OTRA DE SUS MANIFESTACIONES.

En lo referente a las actuaciones para la prevención y tratamiento de la violencia sexista, racista o de cualquier otro tipo, se proponen las siguientes:

Plan de convivencia

23

el


1. Aplicar los principios de actuación, objetivos y medidas propuestas por el “I Plan de Igualdad entre hombres y mujeres en Educación”. 2. Uso equitativo del lenguaje, en masculino y femenino. 3. Participación y contribución de la familia. 4. Aplicar los objetivos, medidas y actuaciones del “Plan para la atención educativa del alumnado inmigrante en la Comunidad Autónoma Andaluza”. 5. Incorporar al proyecto curricular elementos de la historia, lengua, costumbres, expresión artística y demás manifestaciones de las culturas a las que pertenezcan los alumnos/as inmigrantes o de diferentes etnias escolarizados/as en el Centro”. 5. AULA DE CONVIVENCIA. De conformidad con lo recogido en el artículo 23 del Decreto 328/2010, de 13 de julio, los centros docentes podrán crear aulas de convivencia, garantizándose en todo caso que la atención educativa del alumnado que asista a las mismas se realice por profesorado del centro, implicando al tutor o tutora del grupo al que pertenece el alumno o alumna que sea atendido en ellas y al correspondiente departamento de orientación o equipo de orientación educativa, según proceda. El plan de convivencia determinará el profesorado que atenderá educativamente el aula de convivencia dentro de su horario regular de obligada permanencia en el centro. Para la atención del aula de convivencia se podrá contar con la colaboración de otros profesionales del centro o del equipo de orientación educativa, así como del correspondiente educador o educadora social y de otras entidades. En todo caso, corresponde al profesorado encargado del aula de convivencia supervisar las medidas y actuaciones propuestas para el alumnado. En el aula de convivencia será atendido el alumnado que, como consecuencia de la imposición de una corrección o medida disciplinaria por alguna de las conductas tipificadas en los artículos 34 y 37 del Decreto 327/2010 y en los artículos 33 y 36 del Decreto 328/2010, ambos de 13 de julio, se vea privado de su derecho a participar en el normal desarrollo de las actividades lectivas. Este plan de convivencia incluye, en relación con el aula de convivencia, los siguientes aspectos: 1. Criterios y condiciones para la atención del alumnado en el aula de convivencia, profesorado que la atenderá y actuaciones que se desarrollarán en la misma, de acuerdo con los criterios pedagógicos que a tales efectos sean establecidos por el equipo técnico de coordinación pedagógica. 2. Programación de las actuaciones del departamento de orientación o del equipo de orientación educativa, según corresponda, encaminadas a favorecer un proceso de reflexión por parte de cada alumno o alumna que sea atendido en el aula de convivencia acerca de las circunstancias que han motivado su presencia en ella y el reconocimiento de su responsabilidad, para favorecer actitudes y conductas positivas para la convivencia. 3. Horario de funcionamiento del aula de convivencia. 4. Ubicación del aula, instalaciones y material didáctico con el que se cuenta para su funcionamiento. 5. Corresponde a la directora del centro la adopción de la resolución mediante la que se decide que el alumno o alumna sea atendido en el aula de convivencia, previa verificación del cumplimiento de los criterios y condiciones establecidos en el plan de convivencia, garantizándose, en todo caso, el trámite de audiencia a los padres, madres, o a quien ejerza la tutela del alumnado. En la resolución constará el número de días que el alumno o alumna será atendido

Plan de convivencia

24


en el aula de convivencia y el número de horas al día que deberá permanecer en la misma. 5.1.

OBJETIVOS DE AULA

1. Mejorar el clima de convivencia del Centro en todos los espacios escolares (aula, pasillo, patio…). 2. Crear espacios nuevos para aprender a resolver los conflictos de manera pacífica, reflexiva, dialogada y transformadora, enseñando al alumno/a a reflexionar y valorar las causas de su expulsión del aula, estableciendo compromisos de actuación para la mejora de su expulsión del aula, estableciendo compromisos de actuación para la mejora de su vida escolar. 3. Participar en el proceso educativo con principios solidarios. 4. Educar para la vida, es decir, para la integración satisfactoria en la comunidad. 5. Potenciar las relaciones interpersonales de cada participante con su entorno social. 6. Mejorar la conducta del alumnado en cuestión. 7. Generar confianza en medios alternativos a la permisividad violenta y a la expulsión. 8. Atender al alumnado que por problemas conductuales no puede permanecer en su aula. 9. Derivar los casos atendidos a otras instancias del Centro, colaborando, aportando información y opinión a las instancias correspondientes. 10. Hacer de termómetro de la conflictividad en el Centro, analizando los datos recogidos, ya que por ella pasan todos los conflictos y se pueden estudiar no sólo cualitativa sino también cuantitativamente. 11. Mantener relación eficaz con los equipos docentes, ayudando al profesorado a poder realizar su trabajo en un clima de aula adecuado. 12. Ser un cauce de información, manteniendo la confidencialidad necesaria, a la Comisión de Convivencia y aquellas personas y/o entidades que puedan ayudar al alumno y su familia en la mejora de su vida académica. 5.2.

CRITERIOS Y CONDICIONES PARA QUE EL ALUMNADO PUEDA SER ATENDIDO EN EL AULA DE CONVIVENCIA POR CONSIDERAR QUE LA APLICACIÓN DE ESTA MEDIDA PUEDA SERVIR PARA MEJORAR SU CONDUCTA.

La condición básica para que el alumnado sea atendido en el aula de Convivencia es, dependiendo de la gravedad de la acción, el incumplimiento o incumplimiento reiterado de los deberes y normas recogidos en este Plan y que imposibilite el desarrollo normal de las clases y de la buena convivencia de nuestro Centro. 5.2.1.

Criterios de derivación del alumnado

Existirán dos procedimientos para derivar a los alumnos al Aula de Convivencia: 1. Uno de carácter inmediato (o normal) en el que el profesor o profesores que lo deriven lo haga en el mismo momento en que surja el conflicto o en la siguiente sesión en que tenga clase el alumno. En este caso se seguirán los siguientes criterios: a. El número máximo de alumnos en una misma hora será de tres.

Plan de convivencia

25


b. El máximo número de horas que permanecerá un alumno una misma jornada será de tres. c. Se derivarán aquellos alumnos que, con sus conductas estén impidiendo de forma grave el desarrollo de las actividades lectivas y el ejercicio del derecho a la enseñanza y aprendizaje. Motivos por los que se podrán derivar alumnos al aula de convivencia: a. Peleas y/o amenazas entre compañeros b. Falta de respeto hacia el profesor o hacia sus propios compañeros (insultos, engaños, burlas, malas contestaciones, etc.) c. Interrumpir constantemente la clase con comentarios ajenos al desarrollo de la misma. d. Comportamientos homófobos, xenófobos, racistas, etc. e. Búsqueda intencionada de la expulsión 2. Otro de carácter programado (a posteriori) en el que se derivará al alumno cuando la falta sea de carácter grave o cuando haya recibido 3 apercibimientos. En este caso, el alumno será derivado al aula (de acuerdo con el Tutor y Jefatura de Estudios) durante una o varias jornadas completas (hasta cuatro) en lugar de la expulsión del centro. Se le pondrá la fecha de forma que permita organizar todas las tareas que vaya a realizar el alumno durante esas jornadas. El tutor y el Jefe de Estudios decidirán la duración de la permanencia en el aula. El alumno no podrá abandonar el Aula de Convivencia salvo en el periodo de recreo que irá a las dependencias de la Dirección. No se enviarán casos en los que se pueda resolver el conflicto con actuaciones dentro del aula. 5.2.2.

Criterios pedagógicos establecidos por el equipo técnico de coordinación pedagógica para la atención educativa del alumnado atendido en el aula de convivencia y programación de las actuaciones del departamento de orientación o del equipo de orientación educativa, según corresponda, encaminadas a favorecer un proceso de reflexión por parte de cada alumno o alumna que sea atendido en el aula acerca de las circunstancias que han motivado su presencia en ella. Los pasos que se recomiendan seguir con los siguientes: 1. El alumno/a que cumple las condiciones expuestas en el apartado anterior, es enviado al Aula de Convivencia con el informe correspondiente del maestro/a (Ficha para el control de asistencia del alumnado), quedando la parte inferior para cumplimentar por el profesor que en esa hora está en el Aula de Convivencia, indicando las observaciones pertinentes (tipo de material que ha trabajado, actitud que ha mostrado, etc.) 2. Se recogen diariamente los datos anteriores en la hoja resumen (Registro de control de asistencia del alumnado).El último maestro/a del día presente en el Aula de Convivencia la entregará en la Jefatura de Estudios. 3. Se entrega al alumno la ficha de auto-observación explicándole previamente el sentido de ésta y aclarando las cuestiones que incluye.

Plan de convivencia

26


4. Mientras el alumno/a realiza esta tarea, el maestro/a responsable del aula de Convivencia en ese momento rellena la comunicación a los padres que entregamos al tutor/a para que le dé curso. 5. Una vez completada la ficha de auto-observación del punto 3, intentamos reflexionar con el alumno sobre lo que allí se indica, mostrando la necesidad de un cambio de actitud que empiece por corregir los hechos que lo han traído aquí. 6. Le pasamos los cuestionarios incluidos en los materiales para conocer y mejorar los sentimientos, eso sí, de uno en uno y haciendo la reflexión correspondiente una vez finalizados, con el objetivo de que según lo que responda, se muestra imprescindible un cambio de actitud. Tanto en éstos como en los siguientes, se pretende que se ponga en la situación de aquellos/as a los que su comportamiento está perjudicando para que compruebe el daño que está haciendo a los demás y a sí mismo. Usemos este planteamiento. 7. Basándonos en la información incluida en la ficha para el control de asistencia del alumnado y la ficha de auto-observación, podemos conocer qué materiales para el auto-conocimiento conviene que cumplimente (incluso puede ocurrir que deba trabajar todos), y siguiendo siempre el procedimiento indicado en el apartado anterior. La variedad de éstos pretende que abarque la mayoría de los casos que nos podemos encontrar: sobre el sentimiento de ira, el respeto, el auto-concepto y reírse de los demás. 8. Anotar en el calendario del alumnado los días y horas que deberá permanecer en el Aula de Convivencia y que dependerán del número de cuestionarios que necesite trabajar. 9. Por último, se le pide que responda al cuestionario compromiso I y/o compromiso II (uno u otro dependiendo de que el hecho haya afectado a personas, materiales o ambos) y/o nuevo compromiso en el caso de que sea la segunda vez que pasa por el Aula de Convivencia. Es importante darle total trascendencia a lo que en éste incluya puesto que todo está enfocado a que cambie de comportamiento y es en este momento cuando se compromete al respecto. Se incluye un cuestionario final que se utiliza por el profesorado para evaluar anualmente el “Aula de Convivencia”. Las fichas de los anexos se adaptarán dependiendo del nivel que curse cada alumno/a que visite el aula, quedando tipificado en cada una de ellas. 5.2.3.

Criterios pedagógicos

Los criterios pedagógicos para la atención educativa del alumnado en el aula de convivencia 1. Compartir con los demás. 2. Rechazar la violencia. 3. Escuchar para atender y aprender. 4. Resolución de conflictos de forma pacífica.

5.3.

PROGRAMACIÓN DE LAS ACTIVIDADES PARA FAVORECER UN PROCESO DE REFLEXIÓN EN EL ALUMNADO

Plan de convivencia

27


1. Todo el equipo Docente dejará actividades para los alumnos por curso, tanto de carácter académico como de orientación y reflexión. Se intentará que dichas actividades sean de carácter lúdico. 2. La Orientadora dejará en el aula actividades relacionadas con habilidades sociales, de escucha, autocontrol, etc. 5.4.

PROCEDIMIENTO DE DERIVACIÓN, MEDIANTE LA CORRESPONDIENTE RESOLUCIÓN DE LA DIRECTORA DEL CENTRO, DE UN ALUMNO O ALUMNA AL AULA DE CONVIVENCIA. 1. Procedimiento para la comunicación a la familia de la resolución de derivación al aula de convivencia, teniendo en cuenta que el trámite de audiencia es preceptivo de conformidad con lo dispuesto en el artículo 9.2 del Decreto 19/2007, de 23 de enero. En este trámite se informará a la familia del número de días que el alumno o alumna será atendido en el aula de convivencia, el número de horas al día que deberá permanecer en la misma y las actividades formativas que realizará. En la resolución adoptada constarán estos extremos. Para este procedimiento se utilizará el Anexo- “Comunicación a los padres”, mediante el que se informará de todos los aspectos indicados para el primer procedimiento. 2. Procedimiento para la comunicación de la resolución a la Comisión de Convivencia del centro y las medidas para garantizar el seguimiento por parte de ésta de la evolución del alumno o alumna en el aula. Para este procedimiento se utilizará el Anexo “Informe Comisión”, mediante el que se informará de todos los aspectos indicados para el mismo.

5.4.1.

Protocolo de derivación El profesor/a que derive a un alumno deberá: 1. Rellenar el informe de envío al aula de convivencia Anexo I (ficha de envío) 2. Encargar un trabajo relacionado con la materia que se esté trabajando en ese momento, accesible para el alumno que va a salir. Dicha tarea será evaluable y lo pondrá en conocimiento del alumno derivado. 3. Excepcionalmente (cuando esté realizando exámenes, o alguna situación parecida) podrá derivar al alumno sin tareas. La profesora encargada esa hora le pondrá tareas. 4. Enviará al Delegado de curso para que contacte con Jefatura de Estudios y que compruebe si es posible la derivación al Aula de Convivencia.

El alumno que se derive deberá: 1. Entregar el informe del profesor que lo envía. 2. Cumplimentar la ficha de reflexión (anexo II) y el compromiso I (anexo III) de reparación. 3. Realizará una actividad relacionada con la convivencia. 4. Realizará las tareas encargadas por el profesor que lo derivó.

Plan de convivencia

28


5. Al terminar la hora se incorporará a su clase con normalidad. 6. En el caso de que el alumno se derive al AC por segunda vez tendrá que cumplimentar la ficha de reflexión II (Anexo IV). El profesor del aula de convivencia deberá: 1. Recoger el informe del profesor que lo envía y registrarlo en el anexo V (registro de control de asistencia del alumno al AC) 2. Intentar reflexionar con el alumno sobre el motivo de por qué esta allí. 3. Explicar al alumno la ficha de reflexión y ayudarle a rellenarla. 4. Desarrollar alguna actividad relacionada con la convivencia o las tareas encargadas por el profesor que lo derivó. Jefatura de Estudios: Se encargará de recoger al alumno en su aula y lo llevará al A.C. En el caso de que J.E. esté atendiendo algún otro problema se encargará algún miembro del Equipo Directivo, si ninguno de los tres pudiera encargarse lo haría cualquier otro maestro/a disponible en ese momento.

5.5.

PROTOCOLO DE COMUNICACIÓN

Por parte del profesor que lo deriva al A.C. 1. Informará a la Jefatura de Estudios y esta a las familias del alumno/a, vía telefónica (inmediato). 2. A continuación se informará al Tutor sobre el compromiso del alumno/a. Por parte del profesor del A.C. Al finalizar la jornada el profesor del A.C. recogerá los registros y los entregará a J.E. Por parte de Jefatura de Estudios 1. Para el alumno que no haya cumplido el compromiso y se derive por segunda vez, J.E. citará personalmente a las familias anexo VI (comunicación a los padres). 2. Para el alumnado que haya recibido tres o más apercibimientos y vaya a pasar 1 ó varias jornadas completas en el A.C., Jefatura de Estudios informará y citará a la familia del alumno según Anexo VI. 3. Se encargará de recopilar todos los registros. 5.6.

HORARIO DE FUNCIONAMIENTO DEL AULA 1. De lunes a viernes de 9:00 a 14:00. Salvo las horas que no haya ningún maestra de guardia o tenga que estar sustituyendo a alguna compañera/o, en cuyo caso serán atendidos por el Equipo Directivo. 2. Los alumnos no saldrán del Aula antes de que suene el timbre de finalización del periodo lectivo. 3. Cuando finalice cada hora de permanencia en el Aula, el profesor encargado será el responsable de que quede en perfecto estado de orden y limpieza.

5.7.

INSTALACIONES Y MATERIAL DIDÁCTICO PARA EL FUNCIONAMIENTO DEL AULA DE CONVIVENCIA.

Plan de convivencia

29


El aula de Convivencia cuenta con las instalaciones habituales de cualquier clase del Centro, contando como material didáctico con todos los Anexos incluidos en este Plan y el proporcionado por el profesorado que derive al alumnado al aula de convivencia. 5.8.

CRITERIOS DE ASIGNACIÓN DEL PROFESORADO AL AULA DE CONVIVENCIA

Serán los asignados por el equipo directivo en función de las necesidades del centro: 1. Profesorado con horas de refuerzo. 2. Equipo Directivo en horas de Dirección.

6. AULA CONVIVENCIA TAREAS A REALIZAR POR LOS MIEMBROS IMPLICADOS PROFESOR QUE ALUMNO/A PROFESOR DEL A.C. JEFATURA DE LO DERIVADO/A ESTUDIOS DERIVA 1. Rellenar el 1. Recoger el 1. Informar a las 1. Entregar el informe informe de informe del familias del del profesor que envío al aula profesor que lo alumno/a, vía lo envía. de envía y telefónica 2. Cumplimentar la convivencia registrarlo en el (inmediato). ficha de reflexión Anexo I(ficha anexo V 2. Recoger los (anexo I) y el de envío) (registro de registros del compromiso I 2. Encargar control de día al finalizar (anexo III) de tareas 2. asistencia del la jornada. reparación. relacionadas alumno al AC). 3. Citar a los 3. Realizará las con la 3. Intentar padres del tareas materia que reflexionar con alumno/a que encargadas por el se está el alumno sobre no haya profesor que lo trabajando el motivo de por cumplido el derivó (evaluables). qué esta allí. compromiso y 4. Realizará una 3. Enviar al 4. Explicar al se derive por actividad Delegado/a a alumno la ficha 2ª vez al A.C. relacionada con la J.E. para de reflexión y o que reúna 3 convivencia buscar al ayudarle a o más 5. Al terminar la hora alumno rellenarla. apercibimient se incorporará a derivado. 5. Desarrollar os su clase con 4. Una vez le alguna actividad normalidad. sea posible relacionada con 6. En el caso de que pasará por el la convivencia o el alumno se A.C. para las tareas derive al AC por informarse encargadas por segunda vez del el profesor/a tendrá que compromiso que lo derivó cumplimentar la del alumno/a. 6. Si le coincide la ficha de reflexión 5. Cuando le 3ª hora, II (Anexo IV). sea posible acompañará al informar al alumno/a a la

Plan de convivencia

30


Tutor sobre el compromiso del alumno.

zona administrativa, y quedará a cargo del Equipo Directivo. 7. Al finalizar la jornada el profesor del A.C. recogerá los registros y los entregará a J.E.

Jefatura de estudios

7. PROCEDIMIENTO DE ELECCIÓN DE LOS DELEGADOS Y DELEGADAS DE PADRES Y MADRES DEL ALUMNADO. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 22.2 del Decreto 328/2010, de 13 de julio, el plan de convivencia contemplará la figura del delegado o delegada de los padres y madres del alumnado en cada uno de los grupos. Las personas delegadas de padres y madres del alumnado en cada uno de los grupos serán elegidas para cada curso escolar por los propios padres, madres, o quienes ejerzan la tutela del alumnado en la reunión que el profesorado que ejerza la tutoría debe realizar con las familias antes de finalizar el mes de noviembre. En la convocatoria de esta reunión deberá hacerse constar, como puntos del orden del día, la elección de delegado o delegada de padres y madres del alumnado, así como la información de las funciones que se les atribuye en la Orden de 20 de junio y en el plan de convivencia del centro. Las asociaciones de madres y padres del alumnado legalmente constituidas en el centro podrán colaborar con la dirección y con el profesorado que ejerce la tutoría en la difusión de la convocatoria a que se refiere el apartado anterior y en el impulso de la participación de este sector de la comunidad educativa en el proceso de elección de las personas delegadas de madres y padres del alumnado en cada uno de los grupos. Las personas delegadas de los padres y las madres del alumnado en cada grupo se elegirán por mayoría simple mediante sufragio directo y secreto, de entre las madres y padres del alumnado de cada unidad escolar presentes en la reunión. Previamente a la elección, las madres y los padres interesados podrán dar a conocer y ofrecer su candidatura para esta elección. En este proceso, la segunda y tercera personas con mayor número de votos serán designadas como subdelegadas 1ª y 2ª, que sustituirán a la persona delegada en caso de vacante, ausencia o enfermedad y podrán colaborar con ella en el desarrollo de sus funciones. En los casos en que se produzca empate en las votaciones, la elección se dirimirá por sorteo. En este proceso de elección se procurará contar con una representación equilibrada de hombres y mujeres. 7.1.

FUNCIONES DE LAS PERSONAS DELEGADAS DE LOS PADRES Y MADRES EN CADA GRUPO.

Las personas delegadas de los padres y madres en cada grupo tendrán las siguientes funciones:

Plan de convivencia

31


1. Representar a las madres y los padres del alumnado del grupo, recogiendo sus inquietudes, intereses y expectativas y dando traslado de los mismos al profesorado tutor. 2. Asesorar a las familias del alumnado del grupo en el ejercicio de sus derechos y obligaciones. 3. Implicar a las familias en la mejora de la convivencia y de la actividad docente en el grupo y en el centro e impulsar su participación en las actividades que se organicen. 4. Fomentar y facilitar la comunicación de las madres y los padres del alumnado con el tutor o tutora del grupo y con el resto del profesorado que imparte docencia al mismo. 5. Facilitar la relación entre las familias del alumnado del grupo y el equipo directivo, la asociación de padres y madres del alumnado y los representantes de este sector en el Consejo Escolar. 6. Colaborar en el desarrollo de las actividades programadas por el centro para informar a las familias del alumnado del grupo y para estimular su participación en el proceso educativo de sus hijos e hijas, especialmente en las recogidas en los artículos 7 y 18 de la Orden de 20 de junio. 7. Mediar en la resolución pacífica de conflictos entre el propio alumnado del grupo o entre éste y cualquier miembro de la comunidad educativa, de acuerdo con lo que, a tales efectos, disponga el plan de convivencia. 8. Colaborar en el establecimiento y seguimiento de los compromisos educativos y de convivencia que se suscriban con las familias del alumnado del grupo. 9. Cualesquiera otras que les sean atribuidas en el plan de convivencia del centro.

8. NECESIDADES DE FORMACIÓN DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 4 i) el plan de convivencia incluirá la programación de las necesidades de formación de la comunidad educativa en materia de convivencia escolar de acuerdo con los objetivos, actuaciones y medidas que se planteen. En particular, se incluirán las necesidades de formación en esta materia de los miembros de la comisión de convivencia, del equipo directivo, del profesorado que ejerza la tutoría y de las personas que realicen en el centro funciones de mediación para la resolución pacífica de los conflictos. Las necesidades de formación del profesorado y del personal de administración y servicios y de atención educativa complementaria serán propuestas al equipo directivo por el equipo técnico de coordinación pedagógica o por el departamento de formación, evaluación e innovación educativa, según corresponda de acuerdo con lo recogido en el Decreto328/2010 de 13 de julio. Las necesidades de formación del alumnado y de las familias podrán ser propuestas por la comisión de convivencia por las asociaciones de padres y madres del alumnado legalmente constituidas en el centro, así como por la Junta de delegados y delegadas del alumnado. De las necesidades de formación que se determinen sedará traslado al correspondiente centro del profesorado para su inclusión, en su caso, en el plan de actuación del mismo. Partiendo del entendimiento de la formación como base de una participación eficaz y efectiva, se propone en este Plan las siguientes necesidades de formación, cuyo apartado dedicado al profesorado, queda reflejado en el Plan de Formación del Profesorado del Centro que se remite al CEP todos los cursos escolares.

Plan de convivencia

32


Profesorado Se propone realizar, a nivel de Centro, cursos sobre “Resolución de conflictos” y sobre “Habilidades sociales”. Familias Se solicitará tanto al CEP, como a otros organismos: AMPA, Ayuntamiento, etc. su colaboración para organizar actividades de formación encaminadas a promover entre las familias una verdadera cultura de paz y para la convivencia.

9. REGISTRO DE INCIDENCIAS EN MATERIA DE CONVIVENCIA. 1. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 13.1.d) del Decreto 285/2010, de 11 de mayo, los centros docentes públicos y privados concertados facilitarán a la Administración educativa, a través del Sistema de Información Séneca, la información referida al seguimiento de las conductas contrarias a la convivencia escolar. A tales efectos, los centros registrarán tanto las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia que se produzcan y sus correspondientes medidas disciplinarias, como aquellas conductas contrarias a la convivencia que comporten la imposición de correcciones a las mismas, así como, en su caso, la asistencia del alumnado al aula de convivencia. 2. El análisis de la información recogida servirá de base para la adopción de las medidas de planificación de recursos, asesoramiento, orientación, formación e intervención que correspondan a cada centro. 3. El plan de convivencia indicará los profesionales responsables y la periodicidad del procedimiento para el registro sistemático de las incidencias, teniendo en cuenta que, en todo caso, deberán recogerse en un plazo máximo de treinta días hábiles desde que se produzcan.

10. MEDIACIÓN EN LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS 10.1.

PROCEDIMIENTO DE MEDIACIÓN Y ÓRGANOS COMPETENTES.

1. De conformidad con lo establecido en el artículo 6 DE LA Orden de 20 de junio, corresponde a la comisión de convivencia la función de mediar en los conflictos planteados en el centro. 2. A los efectos previstos en el artículo 4.f) de la citada Orden el plan de convivencia del centro incluye el procedimiento general para derivar un caso de conflicto hacia la mediación, estableciendo los casos derivables, los agentes que deben intervenir en la mediación, el tipo de compromisos a establecer y el procedimiento a seguir para su resolución y posterior seguimiento. 3. Asimismo, el plan de convivencia incluye el procedimiento para asegurar la comunicación de la aplicación de esta medida a la comisión de convivencia del centro, al profesorado que ejerza la tutoría y a las familias del alumnado implicado. 4. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 70.1.g) del Decreto 328/2010, ambos de 13 de julio, la dirección del centro garantizará la posibilidad de

Plan de convivencia

33


recurrir a la mediación en la resolución de los conflictos que pudieran plantearse. 5. Para el desarrollo de la mediación será preciso tener en cuenta lo siguiente: a. La mediación tiene carácter voluntario pudiendo solicitarla todos los miembros de la comunidad educativa que lo deseen, con la finalidad de restablecer la comunicación, establecer acuerdos entre las personas y proporcionar nuevos elementos de respuesta en situaciones parecidas que se pudieran producir. b. Las personas mediadoras actuarán como facilitadoras del proceso de comunicación y acuerdo entre las partes. c. La comisión de convivencia podrá proponer a cualquier miembro de la comunidad educativa que así lo desee para que realice funciones de mediación, siempre que haya recibido la formación para su desempeño. A tales efectos, el centro deberá contar con un equipo de mediación que podrá estar constituido por profesorado, por la persona responsable de la orientación en el centro, por delegados de padres y madres, por alumnos y alumnas y por padres o madres. Además, podrán realizar también tareas de mediación educadores y educadoras sociales y demás profesionales externos al centro con formación para ello. d. La dirección del centro designará, con la aceptación de las partes en conflicto, las personas que realizarán la mediación, de entre las que formen parte del equipo de mediación del centro. e. Cuando el procedimiento de mediación afecte al alumnado, este procedimiento no eximirá del cumplimiento de las correcciones o medidas disciplinarias que puedan aplicarse por incumplimiento de las normas de convivencia. f. Los acuerdos alcanzados en la mediación se recogerán por escrito, debiendo quedar constancia de la aceptación de las condiciones por todas las partes, así como de los compromisos asumidos y del plazo para su ejecución.

11. PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN 11.1.

ACTUACIÓN E INTERVENCIÓN ANTE CONDUCTAS DE ACOSO ESCOLAR, MALTRATO INFANTIL, VIOLENCIA DE GÉNERO EN EL ÁMBITO EDUCATIVO, O AGRESIÓN.

De conformidad con lo establecido en el artículo 34 del Decreto 19/2007, de 23 de enero, se establecen los protocolos de actuación que se recogen como Anexos I, II, III y IV, en los supuestos de acoso escolar, maltrato infantil, violencia de género en el ámbito educativo, y agresión al profesorado o el personal de administración y servicios y de atención educativa complementaria, respectivamente.

12. PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS EN EL PROCESO EDUCATIVO 12.1.

COMUNICACIÓN Y COOPERACIÓN EDUCATIVA ENTRE FAMILIAS Y PROFESORADO.

1. Los centros docentes tienen la obligación de informar de forma periódica a las familias sobre la evolución escolar de sus hijos e hijas, así como sobre sus derechos y obligaciones y estimularán su participación en el proceso educativo de los mismos. A tales efectos, el profesor que ejerza la tutoría deberá mantener una relación permanente con los padres, madres, o quienes ejerzan la tutela del alumnado.

Plan de convivencia

34


2. Cada profesor o profesora que ejerza la tutoría celebrará antes de la finalización del mes de noviembre una reunión con los padres, madres, o quienes ejerzan la tutela del alumnado de su grupo en la que se informará, al menos, de los siguientes aspectos: a. Plan global de trabajo del curso. b. Criterios y procedimientos de evaluación del alumnado en las diferentes áreas o materias. c. Medidas de apoyo al alumnado y de atención a la diversidad que se puedan adoptar. d. Organización de la tutoría y de la tutoría electrónica, así como del horario de atención a las familias, que deberá posibilitar la asistencia de las mismas y que se fijará, en todo caso, en horario de tarde. e. Procedimiento para facilitar la relación de las familias con el profesorado que integra el equipo docente que imparte docencia en el grupo y para ser oídas en las decisiones que afecten a la evolución escolar de los hijos e hijas. f. Derechos y obligaciones de las familias, de acuerdo con lo recogido en los artículos 10 y 11 del Decreto 328/2010, de 13 de julio. g. Funciones de las personas delegadas de los padres y madres en cada grupo. h. Compromisos educativos y de convivencia. 3. En la reunión a que se refiere el apartado anterior se procederá a la elección de los delegados de padres y madres del alumnado, de acuerdo con lo previsto en el artículo 9. 4. Al finalizar el curso escolar, el profesorado que ejerza la tutoría atenderá a los representantes legales del alumnado que deseen conocer con detalle su evolución a lo largo del curso y recibir información que oriente la toma de decisiones personales, académicas y profesionales.

13. TUTORÍA ELECTRÓNICA. 1. De conformidad con lo recogido en el artículo 16 del Decreto 285/2010, de 11 de mayo, los centros docentes y las familias intercambiarán información mediante la utilización del Sistema de Información Séneca para apoyar el proceso de enseñanza y aprendizaje del alumnado. 2. De manera particular se favorecerá la tutoría electrónica, mediante la cual el alumnado mayor de edad o los padres y madres o, en su caso, quienes ejerzan la tutela del alumnado menor de edad y el profesorado que ejerza la tutoría podrán intercambiar información relativa a su evolución escolar a través de dicho sistema de información. 3. El plan de orientación y acción tutorial establecerá la organización de la tutoría electrónica para facilitar la comunicación y la cooperación con las familias en el proceso educativo.

14. JUNTAS DE DELEGADOS Y DELEGADAS DE PADRES Y MADRES DEL ALUMNADO. Con objeto de facilitar la participación de los padres y madres del alumnado en los centros docentes, en el reglamento de organización y funcionamiento se contempla la creación de juntas de delegados y delegadas de padres y madres del alumnado. Las juntas de delegados y delegadas de los padres y madres del alumnado estarán constituidas por las personas delegadas de madres y padres de la totalidad de

Plan de convivencia

35


los grupos del centro. Su finalidad será coordinar las demandas y actuaciones de sus componentes y dar traslado de sus propuestas al equipo directivo y a la comisión de convivencia, en los términos que se establezca en el reglamento de organización y funcionamiento.

15. COMPROMISOS EDUCATIVOS. 1. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 10.g) Decreto 328/2010, de 13 de julio, las familias tienen derecho a suscribir con el centro un compromiso educativo para procurar un adecuado seguimiento del proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas. 2. El compromiso educativo estará especialmente indicado para aquel alumnado que presente dificultades de aprendizaje y tiene por objeto estimular y apoyar el proceso educativo de este alumnado y estrechar la colaboración de sus familias con el profesorado que lo atiende. 3. Sin perjuicio del derecho que asiste a todas las familias para suscribir compromisos educativos, los centros ofrecerán la posibilidad de suscribirlo a las familias del alumnado que presente dificultades de aprendizaje, de acuerdo con los criterios que se establecen en el proyecto educativo. En todo caso, esta posibilidad se ofrecerá a las familias del alumnado que curse enseñanzas obligatorias con tres o más áreas o materias no superadas tras la primera o la segunda evaluación.

16. COMPROMISOS DE CONVIVENCIA. 1. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 10.k) del Decreto 328/2010, de 13 de julio, las familias tienen derecho a suscribir con el centro un compromiso de convivencia. 2. El compromiso de convivencia está indicado para el alumnado que presente problemas de conducta o de aceptación de las normas escolares y tiene por objeto establecer mecanismos de coordinación entre las familias y el profesorado y otros profesionales que atienden al alumno o alumna, así como colaborar en la aplicación de las medidas que se propongan, tanto en el tiempo escolar como extraescolar, para superar esta situación. 3. El plan de convivencia concretará las situaciones en que podrá aplicarse esta medida, tratando siempre de potenciar el carácter preventivo de la misma y procurando que sirva para evitar situaciones de alteración de la convivencia o para prevenir su agravamiento. 16.1 PROCEDIMIENTO PARA LA SUSCRIPCIÓN DE LOS COMPROMISOS EDUCATIVOS Y DE CONVIVENCIA. 1. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 21.i) del Decreto 328/2010, de 13 de julio, el proyecto educativo establecerá el procedimiento para suscribir compromisos educativos y de convivencia con las familias. Asimismo, recogerá el procedimiento para realizar el seguimiento por parte del Consejo Escolar del cumplimiento y efectividad de las medidas incluidas en los mismos. 2. Tanto las familias del alumnado como el profesorado que ejerza la tutoría podrán proponer la suscripción de compromisos educativos o de convivencia, de acuerdo con lo previsto en la orden de 20 de junio de 2011 y en el proyecto educativo del centro.

Plan de convivencia

36


3. Los compromisos educativos y de convivencia se adoptarán por escrito y podrán ajustarse a los modelos que se establecen en el proyecto educativo del centro. En ellos se establecen las medidas concretas y la fecha y los cauces de evaluación de la efectividad de las mismas. Asimismo, deberá quedar constancia escrita de la posibilidad de modificar el compromiso en caso de incumplimiento por alguna de las partes o de que las medidas adoptadas no den el resultado esperado. 4. Una vez suscrito el compromiso educativo o de convivencia, el tutor o tutora dará traslado del mismo al director o directora del centro, que lo comunicará al Consejo Escolar. 5. El Consejo Escolar, a través de la comisión de convivencia en el caso de los compromisos de convivencia, garantizará la efectividad de los compromisos que se suscriban en el centro y propondrá la adopción de medidas e iniciativas en caso de incumplimiento.

17. ACTIVIDADES FORMATIVAS Y DE EXTENSIÓN CULTURAL. 1. Se programarán acciones formativas en las que participen las familias y el profesorado, dirigidas principalmente a fomentar la participación de los padres y madres del alumnado en la vida de los centros. Asimismo, el equipo directivo favorecerá la participación del profesorado en las escuelas de padres y madres que se desarrollen en el centro. 2. El centro potenciará la realización de actividades de extensión cultural dirigidas a las familias, que permitan una relación de éstas con el profesorado más allá de la derivada de la actividad académica de los hijos e hijas.

18. ACUERDOS PARA LA ATENCIÓN DEL ALUMNADO AFECTADO POR LA MEDIDA DISCIPLINARIA ASISTENCIA AL CENTRO.

DE

SUSPENSIÓN

DEL

DERECHO

DE

1. La dirección del centro podrá suscribir acuerdos con las asociaciones de madres y padres del alumnado, así como con otras entidades que desarrollen programas de acción voluntaria en el ámbito educativo, para la atención del alumnado al que se haya impuesto la medida disciplinaria de suspensión del derecho de asistencia al centro durante un período superior a tres días lectivos e inferior a un mes. 2. Dichos acuerdos podrán ajustarse al modelo que se adjunta como Anexo VII y en los mismos se concretarán las actuaciones a realizar, entre las que se incluirá, en todo caso, el apoyo al alumnado en la realización de las actividades formativas establecidas por el centro para evitar la interrupción de su proceso formativo. 3. La dirección del centro informará al Consejo Escolar sobre la suscripción de estos acuerdos y su desarrollo. 4. La persona titular de la jefatura de estudios atenderá al desarrollo de estos acuerdos en relación con el cumplimiento de su finalidad y el seguimiento del proceso formativo del alumnado.

19. NORMAS DE CONVIVENCIA. 19.1.

NORMAS GENERALES DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.

1. Respetar las convicciones religiosas, morales, así como la integridad física e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa, evitando

Plan de convivencia

37


discriminar a ningún miembro de la comunidad educativa por razón de raza, sexo, religión o cualquier otra circunstancia social o personal. 2. Tratar con respeto al profesorado del centro y tener un vocabulario correcto con compañeros/as y maestros/as. 3. Seguir y cumplir las orientaciones del profesorado y del personal no docente en el ejercicio de sus funciones. 4. Los alumnos del centro tienen el derecho y la obligación de aprender y dejar que los demás aprendan. 5. Respetar, cuidar, utilizar correctamente el material, libros de texto e instalaciones del centro. 6. Puntualidad y agrupamientos: los alumnos y alumnas del centro deben respetar con exactitud los horarios de entrada, agrupándose con sus tutores en los lugares previamente señalados, permitiéndose sólo retrasos justificados: a. A través de un escrito firmado por el padre/madre, tutor/tutora o la presencia física de alguno de ellos. b. Mediante justificante médico. 7. Respetar el orden en las filas de entrada y salida y no correr ni empujar a los compañeros/as por las escaleras. 8. Respetar las normas establecidas en clase. 9. Está terminantemente prohibido, para el alumnado, usar el móvil. 10. Sólo se permitirán salidas, en horas de clase, con la presencia de alguno de los padres o tutores. 11. Durante las horas de clase no se pueden pasear o estacionarse en los pasillos. El uso de los lavabos durante las clases se debe realizar en caso de verdadera necesidad y en ellos debemos observar normas básicas de higiene como tirar de la cisterna, arrojar los papeles a las papeleras, etc. 12. Respetar y contribuir a la limpieza general del Centro no arrojando papeles o cualquier otro elemento en los pasillos, patios, servicios… 13. En los recreos los alumnos deben jugar o pasear respetando a los demás. Está prohibido jugar de forma violenta, peligrosa. De igual manera ningún alumno/a permanecerá en clase durante el recreo sin la compañía de un maestro/a. 14. Cuidar el mobiliario, material (propio y ajeno) y el resto de instalaciones del Centro. 15. Vestir de forma adecuada, no permitiéndose quedarse en ropa interior (camisetas, etc.) o utilizar gorras y gafas de sol dentro del aula; tampoco se permitirá en el patio e ir desnudo de cintura para arriba. 19.2. NORMAS DE CONVIVENCIA DE AULA. PROCEDIMIENTOS Y PROTOCOLOS A SEGUIR CUANDO SE VULNERAN LAS NORMAS DE CONVIVENCIA. 19.2.1 Normas para el alumnado. NORMAS PROCEDIMIENTOS 1. Las clases comenzarán con - Pedir permiso para entrar y explicar el motivo del puntualidad. retraso - Apuntar el retraso, aviso al padre/madre si reitera. 2. Esperar a que el/la maestro/a de - Aviso. por terminada la clase para recoger. - Volver a sacar el material. 3. Es necesario pedir permiso para - Dar explicaciones antes de sentarse. abandonar el sitio, moverse por el - Permanecer en pie unos minutos si son aula o salir de ella para ir al servicio. reincidentes.

Plan de convivencia

38


4. Cuando vayamos a hablar respetaremos el turno de palabra. 5. Atender y no interrumpir las explicaciones de los/las maestros/as. 6. Hablar con respeto, dirigiéndonos a los compañeros/as por su nombre, sin insultos, apodos o uso de palabras malsonantes, excluyendo toda violencia verbal. 7. Solucionar los problemas y conflictos entre alumnos/as dialogando, pidiendo ayuda al maestro/a en caso necesario. Sin ser acusones. Queda terminantemente prohibido el uso de la violencia física, no habrá peleas. 8.- No se podrán realizar en clase actividades o tareas que no haya pedido el maestro/a, ni permanecer en el aula durante el recreo. 9.- No comer chicles u otros comestibles durante la clase ni en el aula. 10.- Cuidar todo el material del aula (no pintar mesas, sillas, especial cuidado de los ordenadores, etc.), respetando tanto los utensilios propios como los ajenos, velando por su buen estado de conservación. 11.- Mantener el aula limpia siempre, procurando arrojar los desperdicios y papeles a las papeleras. 12.- Ser solidarios en clase, compartiendo el material y sin burlarnos de las respuestas incorrectas de los/las compañeros/as, ni de cualquier otro tipo de circunstancias. 13.- Vestir de manera adecuada, no quedándose en ropa interior. 14.Mantener una postura adecuada en la clase y respetar el turno en las filas. 15.- Pedir permiso antes de tomar algo ajeno y solo será cogido con la debida autorización del dueño/a. 16.- A la hora de desayunar, comerse toda la comida, sin tirarla. 17.- El alumno/a está obligado a cumplir los procedimientos y las

Plan de convivencia

- 10 minutos sin intervenir. - Toda la clase sin intervenir. - Aviso. - Repetir lo último que el maestro/a ha explicado. - Reunión maestro/a-alumno/a al terminar la clase. - Pedir disculpas al ofendido/a - Trabajo escrito sobre los derechos de las personas.

- Disculpas mutuas. - Reunión alumnos/as-maestro/a. - Análisis del problema por el grupo y corrección impuesta tras el diálogo en clase. - Parte disciplinario y comunicación a los padres.

- Retirada del material hasta que acabe la clase. - Tarea adicional para casa.

- Tirar el comestible envuelto a la papelera.

- Reponer el material dañado o pagar la reparación, previa comunicación a la familia.

- Tirar el papel o desperdicio a la papelera. - Limpiar lo ensuciado en clase.

- Pedir disculpas al ofendido y al resto de la clase.

- Volver a vestirse de manera adecuada. - Informar a las familias en caso de reincidencia. - Volver a una postura correcta. - Quedarnos el último en la fila. - Devolver lo cogido. - Reponer el material en caso de deterioro. - Aviso. - Informar a las familias - Parte disciplinario padres/madres.

y

comunicación

a

los

39


correcciones derivadas del incumplimiento de estas normas. El incumplimiento de las mismas determinará una corrección aumentada.

19.2.2. Normas para el profesorado. NORMAS 1.- Puntualidad y coordinación a la entrada y salida. 2.- No ridiculizar, comparar, ni degradar a ningún alumno/a. 3.- Hacer cumplir las normas de convivencia generales del centro y de aula. 4.- Vigilancia de los recreos, haciendo cumplir las normas de convivencia. 5.- Dedicar cuanto tiempo sea necesario para mejorar la marcha de la clase. 6.- Avisar con antelación (siempre que sea posible), de las faltas de asistencia. 7.- Coordinación entre todo el equipo docente. 8.- Atender a las familias, informando de la situación del proceso de educación de su hijo/a. 9.- Participar de manera activa en todas las actividades del Centro.

PROCEDIMIENTOS - Explicación. - Pedir disculpas al ofendido/a delante de la clase. - Repaso del Plan de Convivencia. - Aviso, explicaciones. - Aviso, explicaciones. - Aviso. - Dar explicaciones. - Aviso, explicaciones. - Medidas para solucionar el conflicto. - Aviso, explicaciones. -Testimonio de la familia al equipo directivo. - Explicaciones.

19.2.3. Normas para las familias NORMAS 1.- Cumplir los deberes recogidos en este plan. 2.- Participar activamente en la vida del centro.

PROCEDIMIENTOS - Aviso. - Informe a las autoridades competentes. - Informe de todas las actividades que se realizan en el Centro por diferentes medios. 3.- Acudir a las tutorías. - Aviso. - Reclamo por escrito. 4.- Promover entre sus hijos/as el - Notificación escrita. cumplimiento de las normas de - Divulgación del Plan. convivencia del Centro.

Plan de convivencia

40


19.2.4. Conductas contrarias a las normas de convivencia y su corrección. CONDUCTAS CORRECCIONES ÓRGANOS COMPETENTES a) Los actos que perturben el  Suspensión del derecho de asistencia a esa clase de un alumno o alumna. La normal desarrollo de las aplicación de esta medida implicará:  El profesor/a que está actividades de la clase. - El centro deberá prever, la atención educativa del alumno/a al que se imponga esta impartiendo la clase. corrección. Deberá informarse a quienes ejerzan la Tutoría y la Jefatura de Estudios en el transcurso de la jornada escolar sobre la medida adoptada y los motivos de la misma. Asimismo, el tutor deberá informar de ello al padre, a la madre o a los representantes legales del alumno/a. De la adopción de esta medida deberá quedar constancia por escrito. b) La falta de colaboración  Amonestación oral  Todos los profesores/as del sistemática del alumnado en la centro realización de las actividades  Apercibimiento por escrito  Tutor/a orientadas al desarrollo del  Realización de tareas dentro y fuera del horario lectivo que contribuyan a la  Jefe/a de Estudios currículo, así como en el mejora y desarrollo de las actividades del centro, así como a reparar el daño causado seguimiento de las en las instalaciones, recursos materiales o documentos de los centros docentes orientaciones del profesorado públicos. respecto a su aprendizaje. c) Las conductas que puedan  Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases por un plazo  Jefe/a de Estudios máximo de tres días lectivos. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o impedir o dificultar el ejercicio alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la del derecho o el cumplimiento interrupción de su proceso formativo. del deber de estudiar por sus  Excepcionalmente, la suspensión del derecho de asistencia al centro por un período máximo de tres días lectivos. compañeros. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se d) Las faltas injustificadas de determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo. puntualidad.  El Director/a, que dará cuenta a la Comisión de Convivencia e) Las faltas injustificadas de asistencia a clase. f) La incorrección y desconsideración hacia los otros miembros de la comunidad educativa. g) Causar pequeños daños en las instalaciones, recursos


materiales o documentos del centro, o en las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa.

 

Se consideran faltas injustificadas de asistencia a clase o de puntualidad de un alumno o alumna, las que no sean excusadas de forma escrita por el alumno, o sus representantes legales si es menor de edad, en las condiciones que se establezcan en el Plan de Convivencia del centro. Sin perjuicio de las correcciones que se impongan en el caso de las faltas injustificadas, los Planes de Convivencia de los centros establecerán el número máximo de faltas de asistencia por curso, área o materia, a efectos de la evaluación y promoción del alumnado. Las conductas contrarias a las normas de convivencia prescribirán en el plazo de treinta días naturales contados a partir de la fecha de su comisión, excluyendo los períodos vacacionales establecidos en el correspondiente calendario escolar de la provincia. Las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo, en los casos de suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases o al centro, podrán realizarse en el Aula de Convivencia, de acuerdo con lo que el centro disponga en su Plan de Convivencia.

Plan de convivencia

42


19.2.5. Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia y su corrección. CONDUCTAS MEDIDAS DISCIPLINARIAS ÓRGANOS COMPETENTES k) Realización de tareas fuera del horario lectivo que a) La agresión física contra cualquier miembro de la comunidad contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del educativa. centro, así como a reparar el daño causado en las b) Las injurias y ofensas contra instalaciones, recursos materiales o documentos de los cualquier miembro de la centros docentes públicos. 7. Suspensión del derecho a participar en las actividades comunidad educativa. extraescolares del centro por un período máximo de un mes. c) Las actuaciones perjudiciales para 8. Cambio de grupo. la salud y la integridad personal 9. Suspensión del derecho de asistencia a determinadas de los miembros de la comunidad clases durante un periodo superior a tres días lectivos e educativa del centro, o la incitación a las mismas. inferior a dos semanas. Durante el tiempo que dure la d) Las vejaciones o humillaciones suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las contra cualquier miembro de la actividades formativas que se determinen para evitar la comunidad educativa, interrupción en el proceso formativo. 10. Suspensión del derecho de asistencia al centro durante un particularmente si tienen un componente sexual, racial o período superior a tres días lectivos e inferior a un mes. El Director/a, que dará traslado a la xenófoba, o se realizan contra Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o Comisión de Convivencia alumnos o alumnas con alumna deberá realizar las actividades formativas que se necesidades educativas determinen para evitar la interrupción de su proceso especiales. formativo. 11. Cambio de centro docente. La Consejería garantizará un e) Las amenazas o coacciones contra cualquier miembro de la puesto escolar en otro centro docente. comunidad educativa. f) La suplantación de la personalidad en actos de la vida docente y la falsificación o sustracción de documentos académicos. g) El deterioro grave de las instalaciones, recursos materiales

Plan de convivencia

43


o documentos del centro, o en las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa, así como la sustracción de las mismas. h) La reiteración en un mismo curso escolar de conductas contrarias a las normas de convivencia del centro. i) Cualquier acto dirigido directamente a impedir el normal desarrollo de las actividades del centro. j) El incumplimiento de las correcciones impuestas, salvo que la Comisión de Convivencia considere que este incumplimiento sea debido a causas justificadas.

Plan de convivencia

44


  

Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro prescribirán a los dos meses contados a partir de la fecha de su comisión, excluyendo los períodos vacacionales establecidos en el correspondiente calendario escolar de la provincia. En los casos de suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases o al centro, las actividades formativas, que se determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo, podrán ser realizadas en el Aula de Convivencia, de acuerdo con o que se establezcan en el Plan de Convivencia. Cuando se imponga la corrección correspondiente a la suspensión del derecho de asistencia al centro, el Director/a podrá levantar la suspensión antes del agotamiento del plazo previsto en la corrección, previa constatación de que se ha producido un cambio positivo en la actitud del alumno o alumna.

Plan de convivencia

45


19.2.6. Principios generales de las correcciones y las medidas disciplinarias. circunstancias atenuantes y agravantes. ámbito de las conductas a corregir. Las correcciones y medidas disciplinarias que hayan de aplicarse por el incumplimiento de las normas de convivencia habrán de tener un carácter educativo y recuperador, deberán garantizar el respeto a los derechos del resto del alumnado y procurarán la mejora de las relaciones de todos los miembros de la comunidad educativa. En todo caso, en las correcciones y medidas disciplinarias por los incumplimientos de las normas de convivencia deberá tenerse en cuenta lo que sigue: 1. Ningún alumno o alumna podrá ser privado del ejercicio de su derecho a la educación, ni, en el caso de la educación obligatoria, de su derecho a la escolaridad. 2. La imposición de las correcciones y medidas disciplinarias previstas en e Decreto 19/2007, respetará la proporcionalidad con la conducta del alumno o alumna y deberá contribuir a la mejora de su proceso educativo. 3. Asimismo, en la imposición de las correcciones y medidas disciplinarias deberá tenerse en cuenta la edad del alumnado, así como sus circunstancias personales, familiares o sociales. A estos efectos, la edad del alumnado, así como sus circunstancias personales, familiares o sociales. A estos efectos, se podrán recabar los informes que se estimen necesarios sobre las aludidas circunstancias y recomendar, en su caso, a los padres y madres o a los representantes legales del alumno o de la alumna, o a las instituciones públicas competentes, la adopción de las medidas necesarias. 4. Circunstancias atenuantes. Se consideran circunstancias que atenúan la responsabilidad:   

El reconocimiento espontáneo de la incorrección de las conductas, así como la reparación espontánea del daño producido. La falta de intencionalidad. La petición de excusas.

5. Circunstancias agravantes. Se consideran circunstancias que agravan la responsabilidad:      

La premeditación. Cuando se comete contra un profesor/a. Los daños, injurias u ofensas causados a personal no docente, a los compañeros y compañeras o a los recién incorporados al centro. Las acciones que impliquen discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, convicciones ideológicas o religiosas, discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales, así como por cualquier otra condición. La incitación o estímulo a la actuación colectiva lesiva de los derechos de demás miembros de la comunidad educativa. La naturaleza y entidad de los perjuicios causados al centro o a cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa.

46 Plan de Convivencia


6. Ámbito de las conductas a corregir.  Se corregirán los actos contrarios a las normas de convivencia realizados por el alumnado tanto en horario lectivo, como en el dedicado a la realización de las actividades complementarias o extraescolares.  Asimismo, podrán corregirse las actuaciones del alumnado que, aunque realizadas por cualquier medio e incluso fuera del recinto y del horario escolar, estén motivadas o directamente relacionadas con el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes como tal.

20. DIFUSIÓN, SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN DEL PLAN DE CONVIVENCIA. 20.1.

MEDIDAS PARA LA DIFUSIÓN DEL PLAN.

Este Plan de Convivencia, cobrará sentido cuando, después de su publicación y divulgación, todos los sectores implicados lo interioricen y hagan suyo, siendo un verdadero instrumento para la mejora de la Convivencia cuando sea conocido, valorado y evaluado por toda la Comunidad Educativa. Para la difusión de este Plan de Convivencia establecemos las siguientes medidas: 1. Presentación del Plan a todos los sectores de la Comunidad Educativa: Sesiones de Claustro y Consejo Escolar, apoyo del AMPA,… 2. Realización de documentos escritos que sinteticen el Plan y que se difundirán entre todos los sectores de la Comunidad. 3. Creación y publicación de un apartado específico en la Web del Centro que recoja este Plan. 4. Reuniones informativas para los padres, tanto en grupo como individuales, en las que se informará de la aplicación del Plan. 5. Información en la sesión de acogida del alumnado del Centro y en la incorporación del nuevo alumnado. 20.2.

MEDIDAS PARA EL SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN DEL PLAN.

Será la Comisión de Convivencia quien deba realizar el seguimiento y evaluación del Plan con una periodicidad trimestral, elaborando un informe que incluya todo lo ocurrido en cada trimestre en materia de convivencia, actividades y actuaciones realizadas, su valoración y las propuestas de mejora para el siguiente periodo, teniendo en cuenta además, la inserción de las propuestas y aportaciones del resto de la Comunidad Educativa si procede. Al comienzo de cada curso escolar, la Comisión de Convivencia revisará este Plan, con objeto de incorporar al mismo las propuestas de mejora del curso anterior. La revisión anual del plan de convivencia deberá ser aprobada por el Consejo Escolar, por mayoría absoluta de sus miembros, incluida en el proyecto educativo del centro y remitida a la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería de Educación antes de la finalización del mes de noviembre.

47 Plan de Convivencia


21. ANEXOS. I. II. III. IV. V. VI. VII. VIII. IX.

Registro de control de asistencia del alumnado al aula de convivencia. Ficha de env铆o al aula de convivencia. Ficha de auto-observaci贸n. Comunicaci贸n a los/as padres/madres. Compromiso I. Compromiso II. Nuevo compromiso. Conductas en el aula. Cuestionario. Cuestionario maestros/as. Aula de convivencia

48 Plan de Convivencia


AULA DE CONVIVENCIA ANEXO I Ficha de envío al aula de convivencia DATOS DEL ALUMNADO Apellidos:_____________________________________ Nombre:__________________ Grupo: DATOS DEL PROFESOR QUE LO ENVÍA: Apellidos:______________________________________________ Nombre:________________________ Asignatura:______________________________ Hora:_________________

Fecha:__________________

MOTIVOS POR LOS QUE LO ENVIA

TAREAS A REALIZAR POR EL ALUMNO/A:

49 Plan de Convivencia


AULA DE CONVIVENCIA ANEXO II REFLEXIÓN PARA EL ALUMNADO REFLEXIÓN PARA EL ALUMNADO PARA EL ALUMNADO QUE REALIZA TAREAS FUERA DEL AULA POR 1ª VEZ O POR 2ª VEZ PERO POR UN MOTIVO DISTINTO A LA 1ª

Alumno/a______________________________________________________________ Curso: Grupo: Por favor, contesta con atención a las siguientes preguntas: 1. ¿Qué ha pasado y cuál ha sido tu reacción?

2. ¿Qué has conseguido con ese comportamiento?

3. ¿Qué consecuencias ha tenido mi actuación? 4. Para mi profesor

5. Para mis compañeros

6. Para mí mismo

7. ¿Cómo te sientes?

8. ¿Cómo crees que se puede sentir el profesor/a y tus compañeros?

9. ¿Qué puedes hacer para resolver este problema?

10. A partir de ahora ¿cuál crees que puede ser la manera más inteligente de actuar?

50 Plan de Convivencia


AULA DE CONVIVENCIA ANEXO III

COMPROMISO I Yo,_____________________________________________________para mejorar mi comportamiento me comprometo a:

Alumno/a:

Profesor del Aula de Convivencia

INFORME DEL PROFESOR RESPONSABLE DEL AC Realiza un breve resumen de c贸mo se ha desarrollado la entrevista, si el resultado ha sido positivo o negativo, qu茅 actividad para la mejora de la convivencia ha realizado y si ha hecho las tareas encargadas por su profesor.

51 Plan de Convivencia


AULA DE CONVIVENCIA ANEXO IV REFLEXIÓN PARA EL ALUMNADO

PARA EL ALUMANO QUE REALIZA TAREAS FUERA DEL AULA POR 2ª VEZ O POR MOTIVO SIMILAR A LA 1ª VEZ

Apellidos y Nombre: Curso y Grupo Una vez que ha leído la ficha que rellenaste la última vez contesta con atención a las siguientes preguntas: 1. Escribe tu compromiso de la ficha 1 2. De todo lo que te había planteado ¿Qué ha salido mal? 3. ¿Por qué piensas que ha sido así? 4. ¿Qué puedas hacer para que las cosas salgan mejor?

NUEVO COMPROMISO Para mejorar mi actuación personal me comprometo a:

Fecha:

Firma del alumno/a:

52 Plan de Convivencia


ANEXO V Registro de control de asistencia del alumnado al aula de convivencia Día de la semana: HORA 1º

ALUMNO/A

GRUPO

MAESTRO/A QUE LO ENVÍA

MOTIVOS

MAESTRO/A DEL AC

53 Plan de Convivencia


ANEXO VI

COMUNICACIÓN A LOS PADRES

Estimados padres del alumno/a………………………………………………….: Conforme al artículo………. de las Normas de Convivencia, organización y funcionamiento de este Colegio, le comunico que su hijo/a fue derivado al Aula de Convivencia durante el horario de la asignatura de………………., el día………………… para llevar a cabo las actividades que el profesor de la materia estimó convenientes. Asimismo, le informo de que tiene un plazo de dos días lectivos para pedirme todas las aclaraciones que usted estime convenientes.

En Córdoba, a …………….. de ………………………200_

VºBº El/La Jefe de Estudios

Fdo.: …………………………

El Tutor

Fdo.:

……

54 Plan de Convivencia


ANEXO VII PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN SUPUESTOS DE ACOSO ESCOLAR Características del acoso escolar. El acoso escolar es entendido como el maltrato psicológico, verbal o físico hacia un alumno o alumna producido por uno o más compañeros y compañeras de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Es importante no confundir este fenómeno con agresiones esporádicas entre el alumnado y otras manifestaciones violentas que no suponen inferioridad de uno de los participantes en el suceso y que serán atendidas aplicando las medidas educativas que el centro tenga establecidas en su plan de convivencia y, en todo caso, de acuerdo con lo especificado en los Decretos 327/2010 y 328/2010, ambos de 13 de julio, por los que se aprueban los Reglamentos Orgánicos de los institutos de educación secundaria, y de las escuelas infantiles de segundo ciclo, los colegios de educación primaria, los colegios de educación infantil y primaria y los centros públicos específicos de educación especial. El acoso escolar presenta las siguientes características:  Intencionalidad. La agresión producida no constituye un hecho aislado y se dirige a una persona concreta con la intención de convertirla en víctima.  Repetición. Se expresa en una acción agresiva que se repite en el tiempo y la víctima la sufre de forma continuada, generando en ella la expectativa de ser blanco de futuros ataques.  Desequilibrio de poder. Se produce una desigualdad de poder físico, psicológico o social, que genera un desequilibrio de fuerzas en las relaciones interpersonales.  Indefensión y personalización. El objetivo del maltrato suele ser un solo alumno o alumna, que es colocado de esta manera en una situación de indefensión.  Componente colectivo o grupal. Normalmente no existe un solo agresor o agresora, sino varios.  Observadores pasivos. Las situaciones de acoso normalmente son conocidas por terceras personas que no contribuyen suficientemente para que cese la agresión. Tipos de acoso. La agresión y el acoso pueden adoptar distintas manifestaciones:  Exclusión y marginación social.  Agresión verbal.  Vejaciones y humillaciones.  Agresión física indirecta.  Agresión física directa.  Intimidación, amenazas, chantaje.  Acoso a través de medios tecnológicos o ciber-acoso.  Intimidación, difusión de insultos, amenazas o publicación de imágenes no deseadas a través del correo electrónico, páginas web o mensajes en teléfonos móviles.  Acoso o agresión contra la libertad y orientación sexual.  Acoso sexual o abuso sexual. Consecuencias del acoso.


 Para la víctima: puede traducirse en fracaso escolar, trauma psicológico, riesgo físico, insatisfacción, ansiedad, infelicidad, problemas de personalidad y riesgo para su desarrollo equilibrado.  Para el agresor o agresora: puede ser la antesala de una futura conducta antisocial, una práctica de obtención de poder basada en la agresión, que puede perpetuarse en la vida adulta e, incluso, una sobrevaloración del hecho violento como socialmente aceptable y recompensado.  Para los compañeros y compañeras observadores: puede conducir a una actitud pasiva y complaciente o tolerante ante la injusticia y una percepción equivocada de valía personal. PROTOCOLO Paso 1. Identificación y comunicación de la situación. Cualquier miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento o sospechas de una situación de acoso sobre algún alumno o alumna, tiene la obligación de comunicarlo a un profesor o profesora, al tutor o tutora, a la persona responsable de la orientación en el centro o al equipo directivo, según el caso y miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento de la situación. En cualquier caso, el receptor o receptora de la información siempre informará al director o directora o, en su ausencia, a un miembro del equipo directivo. Paso 2. Actuaciones inmediatas. Tras esta comunicación, se reunirá el equipo directivo con el tutor o tutora de los alumnos o alumnas afectados/as y la persona o personas responsables de la orientación en el centro para recopilar información, analizarla y valorar la intervención que proceda. La realización de esta reunión deberá registrarse por escrito, especificando la información recogida y las actuaciones acordadas. En todos los casos en que se estime que pueda existir una situación de acoso escolar se informará del inicio del protocolo de actuación al Servicio Provincial de Inspección de Educación. Paso 3. Medidas de urgencia. En caso de estimarse necesario, se adoptarán las medidas de urgencia que se requieran para proteger a la persona agredida y evitar las agresiones:  Medidas que garanticen la inmediata seguridad del alumno o alumna acosada, así como medidas específicas de apoyo y ayuda.  Medidas cautelares dirigidas al alumno o alumna acosador. Paso 4. Traslado a las familias o responsables legales del alumnado. El tutor o tutora, o la persona o personas responsables de la orientación en el centro, previo conocimiento del equipo directivo, con la debida cautela y mediante entrevista, pondrán el caso en conocimiento de las familias o responsables legales del alumnado implicado, aportando información sobre la situación y sobre las medidas adoptadas. Paso 5. Traslado al resto de profesionales que atienden al alumno o alumna acosado. El director o directora, con las debidas reservas de confidencialidad y protección de la intimidad de los menores afectados y la de sus familias o responsables legales, podrá informar de la situación al equipo docente del alumnado implicado. Si lo estima oportuno informará también al resto del personal del centro y a otras instancias externas (sociales, sanitarias o judiciales, en función de la valoración inicial).

56 Plan de Convivencia


Paso 6. Recogida de información de distintas fuentes. Una vez adoptadas las oportunas medidas de urgencia, el equipo directivo recabará la información necesaria relativa al hecho de las diversas fuentes que se relacionan a continuación:  Recopilación de la documentación existente sobre el alumnado afectado.  Observación sistemática de los indicadores señalados: en espacios comunes del centro, en clase, o en actividades complementarias y extraescolares.  Asimismo, la dirección del centro solicitará al departamento de orientación o al equipo de orientación educativa que, con la colaboración de la persona que ejerce la tutoría, complete la información. Esto se hará, según el caso, observando al alumnado afectado, contrastando opiniones con otros compañeros y compañeras, hablando con el alumnado afectado o entrevistando a las familias o responsables legales del alumnado.  Si se estima conveniente, se completará la información con otras fuentes complementarias, tales como el personal de administración y servicios, o personal de los servicios sociales correspondientes.  Una vez recogida toda la información, el director o directora del centro realizará un informe con los datos obtenidos, para lo que contrastará la información aportada por las diferentes fuentes. En este proceso se deben considerar los siguientes aspectos:  Garantizar la protección de los menores o las menores.  Preservar su intimidad y la de sus familias o responsables legales.  Actuar de manera inmediata.  Generar un clima de confianza básica en los menores o las menores.  Recoger todo tipo de pruebas e indicadores.  No duplicar intervenciones y evitar dilaciones innecesarias. Paso 7. Aplicación de correcciones y medidas disciplinarias. Una vez recogida y contrastada toda la información, se procederá por parte del director o directora del centro a la adopción de correcciones a las conductas contrarias a la convivencia o de medidas disciplinarias al alumnado agresor implicado, en función de lo establecido en el plan de convivencia del centro, y, en cualquier caso, de acuerdo con lo establecido en el Capítulo III del Título V de los Decretos 327/2010 y 328/2010, ambos de 13 de julio. Estas correcciones o medidas disciplinarias se registrarán según lo establecido en el artículo 12.1 de la presente Orden. Paso 8. Comunicación a la comisión de convivencia. El director o directora del centro trasladará el informe realizado tras la recogida de información así como, en su caso, las medidas disciplinarias aplicadas, a la comisión de convivencia del centro. Paso 9. Comunicación a la inspección educativa. El equipo directivo remitirá el informe al Servicio Provincial de Inspección de Educación, sin perjuicio de la comunicación inmediata del caso, tal como se establece en el Paso 2 de este protocolo. Paso 10. Medidas y actuaciones a definir. El equipo directivo, con el asesoramiento de la persona o personas responsables de la orientación educativa en el centro, definirá un conjunto de medidas y actuaciones para cada caso concreto de acoso escolar. Asimismo, si se considera necesario, podrá

57 Plan de Convivencia


contar con el asesoramiento del Gabinete Provincial de Asesoramiento sobre la Convivencia Escolar y de la inspección educativa. Estas medidas y actuaciones se referirán, tanto a las que sean de aplicación en el centro y en el aula, como a las que sean de aplicación al alumnado en conflicto, que garanticen el tratamiento individualizado tanto de la víctima como de la persona o personas agresoras, incluyendo actuaciones específicas de sensibilización para el resto del alumnado así como para el alumnado observador. Todo ello, sin perjuicio de que se apliquen al alumnado acosador las medidas correctivas recogidas en el plan de convivencia. Con carácter orientativo, se proponen las siguientes medidas y actuaciones para cada caso de acoso escolar:  Actuaciones con la persona acosada: actuaciones de apoyo y protección expresa e indirecta, actividades de educación emocional y estrategias de atención y apoyo social, intervención individualizada por la persona orientadora para el aprendizaje y desarrollo de habilidades sociales, de comunicación, autoestima y asertividad y derivación, si procede, a servicios de la Consejería competente en materia de protección de menores.  Actuaciones con el alumnado agresor: aplicación de las correcciones correspondientes estipuladas en el plan de convivencia, actuaciones educativas en el aula de convivencia del centro, en su caso, o programas y estrategias específicos de modificación de conducta y ayuda personal, y derivación, si procede, a servicios de la Consejería competente en materia de protección de menores.  Actuaciones con los compañeros y compañeras observadores pasivos: actuaciones de desarrollo de habilidades sociales, de comunicación, emocionales y de empatía, campañas de sensibilización así como actividades de mediación y de ayuda entre iguales.  Actuaciones con las familias: orientaciones sobre cómo ayudar a sus hijos o hijas, sean víctimas o agresores, actuaciones para una mejor coordinación y comunicación sobre el proceso socioeducativo de sus hijos o hijas, información sobre posibles apoyos externos y seguimiento de los mismos, así como establecimiento de compromisos de convivencia.  Actuaciones con el profesorado y el personal de administración y servicios: orientaciones sobre cómo intervenir positivamente en la situación y cómo hacer el seguimiento, orientaciones sobre indicadores de detección, así como actividades de formación específica. La dirección del centro se responsabilizará de que se lleven a cabo las medidas y actuaciones previstas, informando periódicamente a la comisión de convivencia, a las familias o responsables legales del alumnado y al inspector o inspectora de referencia del grado del cumplimiento de las mismas y de la situación escolar del alumnado implicado. Paso 11. Comunicación a las familias o responsables legales del alumnado. Se informará a las familias del alumnado implicado de las medidas y actuaciones de carácter individual, así como las medidas de carácter organizativo y preventivo propuestas para el grupo, nivel y centro educativo, observando en todo momento confidencialidad absoluta en el tratamiento del caso. Paso 12. Seguimiento del caso por parte de la inspección educativa. El inspector o inspectora de referencia realizará un seguimiento de las medidas y actuaciones definidas y aplicadas, así como de la situación escolar del alumnado implicado.

58 Plan de Convivencia


ANEXO VIII PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN CASO DE MALTRATO INFANTIL Características del maltrato infantil. De acuerdo con el artículo 3 del Decreto 3/2004, de 7 de enero, por el que se establece el sistema de información sobre maltrato infantil en Andalucía, se entenderá por maltrato infantil cualquier acción, omisión o trato negligente, no accidental, por parte de los padres o madres, cuidadores o cuidadoras o instituciones, que comprometa la satisfacción de las necesidades básicas del menor o la menor, e impida o interfiera en su desarrollo físico, psíquico y/o social. Tipología del maltrato.  Maltrato físico: cualquier acto, no accidental, ocasionado a un menor o una menor por su progenitor o progenitora o sustituto o sustituta que le provoque daño físico o enfermedad, o le coloque en situación de riesgo grave de padecerla.  Maltrato psicológico/emocional: las personas adultas del grupo familiar manifiestan de forma reiterada una hostilidad verbal hacia el menor o la menor, a través de insultos, desprecio, crítica o amenaza de abandono y un constante bloqueo de las iniciativas infantiles de interacción (desde la evitación hasta el encierro). Asimismo, puede producirse abandono psicológico/ emocional a través de una ausencia persistente de respuesta a las señales, expresiones emocionales y conductas procuradoras de proximidad e interacción iniciadas por el menor o la menor y una falta de contacto o de expresividad emocional en las interacciones mutuas, por parte de una figura adulta estable.  Maltrato pasivo por negligencia o abandono físico/cognitivo: las necesidades físicas y psicológicas básicas del menor o la menor (alimentación, vestido, higiene, protección y vigilancia en las situaciones potencialmente peligrosas, educación y cuidados médicos) no son atendidas temporal o permanentemente por ningún miembro del grupo que convive con él.  Abuso sexual: cualquier clase de contacto o interacción sexual de una persona adulta con un menor, en la que la persona adulta, que por definición goza de una posición de poder o autoridad sobre aquel o aquella, lo utiliza para la realización de actos sexuales o como objeto de estimulación sexual. También se contempla su comisión por personas menores de 18 años, cuando sean significativamente mayores que el menor o la menor-víctima o cuando estén en una posición de poder o control sobre este o esta.  Corrupción: cuando la persona adulta incita al menor o la menor a la realización o implicación en conductas antisociales, autodestructivas o desviadas, particularmente en las áreas de agresión, sexualidad (contempladas ya en el abuso sexual) o uso de sustancias adictivas, dificultando la normal integración social infantil y pudiendo producir una incapacidad para las experiencias sociales normales.  Explotación laboral: los padres, madres o cuidadores y cuidadoras asignan al menor o la menor con carácter obligatorio, y para la obtención de beneficios económicos o similares, la realización continuada de trabajos (domésticos o no) que exceden los límites de lo habitual, deberían ser realizados por personas adultas e interfieren de manera clara en sus actividades y necesidades sociales y/o escolares.

59 Plan de Convivencia


 Síndrome de Munchaüsen por poderes: los padres, madres o cuidadores y cuidadoras someten al niño o la niña a continuos ingresos y exámenes médicos, alegando síntomas físicos patológicos ficticios o generados de manera activa por ellos mismos (mediante la inoculación de sustancias al niño o la niña, por ejemplo). Como consecuencia, el menor o la menor se ve sometido a continuos ingresos, exámenes médicos y pruebas diagnósticas molestas e innecesarias y que, incluso, pueden ser perjudiciales para su salud física y mental.  Maltrato prenatal: abuso de drogas o alcohol durante el embarazo, o cualquier circunstancia vital de la madre que se haga incidir voluntariamente en el feto, y que provoca que el bebé nazca con un crecimiento anormal, patrones neurológicos anómalos, con síntomas de dependencia física de dichas sustancias, u otras alteraciones imputables a su consumo por parte de la madre.  Retraso no orgánico en el crecimiento: también denominado retraso psicosocial del crecimiento, se refiere al diagnóstico médico de aquellos niños que no incrementan su peso con normalidad en ausencia de una enfermedad orgánica. Sin embargo, se produce una ganancia sustancial de peso durante la estancia en el hospital o bien hay una recuperación del retraso evolutivo cuando el niño dispone de un ambiente de cuidados adecuados. Aparece por lo general en niños menores de dos años y se caracteriza por la desaceleración o retraso del desarrollo físico, sin que exista un cuadro clínico que lo justifique. También puede producirse un funcionamiento emocional y del desarrollo deficientes.  Maltrato institucional: cualquier programa, legislación, procedimiento o actuación u omisión por parte de organizaciones o instituciones públicas o privadas o bien procedente del comportamiento individual de un profesional que conlleve abuso, negligencia, detrimento de la salud, del desarrollo y de la seguridad o que viole los derechos básicos de los menores Los indicadores y niveles de gravedad en función de la tipología del maltrato se encuentran descritos en el Manual de instrucciones para la cumplimentación y tramitación de la hoja de detección y notificación del maltrato infantil, editado por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social. Clasificación del maltrato en cuanto a la gravedad. 

Casos de maltrato leve: cuando la conducta maltratante no es frecuente y su intensidad es mínima. Los efectos del maltrato recibido no han provocado daños en el menor o la menor ni se prevé que se produzcan. Si se ha producido daño, éste no es significativo, por no requerir intervención o tratamiento especializado. En estas circunstancias se procurará, siempre que sea posible, la intervención con las familias o responsables legales del menor o la menor, desde el propio ámbito que haya detectado el maltrato, en colaboración con los servicios sociales correspondientes, los cuales prestarán el apoyo y asesoramientos necesarios. Casos de maltrato moderado: cuando el maltrato recibido, por su intensidad o frecuencia, ha provocado daños en el menor o la menor, o se prevé que puedan producirse en su futuro desarrollo. Por tanto se requiere de algún tipo de intervención o tratamiento especializado, así como el establecimiento de un plan de intervención interdisciplinar y personalizada por parte de los servicios sociales correspondientes, en coordinación entre otros, con los servicios educativos y sanitarios, para salvaguardar la integridad del menor o la menor dentro de su núcleo familiar.

60 Plan de Convivencia


 Casos de maltrato grave: cuando los efectos del maltrato recibido puedan hacer peligrar la integridad física o emocional del menor o la menor, o provocar daños significativos en su desarrollo, o existe un alto riesgo de que puedan volverse a producir los episodios de maltrato, o bien el niño o niña es muy pequeño o padece algún tipo de enfermedad o discapacidad que lo hacen especialmente vulnerable. Estas circunstancias podrán implicar la adopción de una medida protectora por parte de la Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de protección del menor, o en su caso, la derivación a los servicios sociales correspondientes para un tratamiento especializado en el medio. PROTOCOLO Paso 1. Identificación y comunicación de la situación. De acuerdo con la Ley 1/1998, de 20 de abril, de los derechos y la atención al menor, y sin perjuicio del deber general de denuncia previsto en la normativa estatal de aplicación, cualquier persona o entidad y, en especial la que por razón de su profesión o finalidad tenga noticia de la existencia de una situación de maltrato, deberá ponerlo en conocimiento de cualquier autoridad, que inmediatamente lo comunicará a la Administración competente, Autoridad Judicial o Ministerio Fiscal. Por tanto, cualquier miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento o sospechas de una situación de maltrato infantil tiene la obligación de ponerlo en conocimiento del equipo directivo a través de las vías ordinarias que el centro tenga establecidas para la participación de sus miembros. Paso 2. Actuaciones inmediatas. Tras esta comunicación, se reunirá el equipo directivo con el tutor o tutora del alumno o alumna afectado y la persona o personas responsables de la orientación en el centro, para recopilar información, analizarla y valorar la intervención que proceda. La realización de esta reunión deberá registrarse por escrito, especificando la información recogida y las actuaciones acordadas. En todos los casos en que se estime que pueda existir una situación de maltrato infantil, se informará del inicio del protocolo de actuación al Servicio Provincial de Inspección de Educación. Paso 3. Servicios médicos. Cuando se sospeche de la existencia de lesiones, algún miembro del equipo directivo acompañará al menor o la menor a un centro sanitario para su valoración clínica, informando posteriormente a la familia de la actuación realizada. En cualquier caso, se solicitará un informe o parte de lesiones, que se adjuntará al informe realizado. Paso 4. Evaluación inicial. La dirección del centro solicitará al departamento de orientación o equipo de orientación educativa que corresponda la evaluación inicial del caso, en la que colaborará el tutor o tutora o el equipo docente, con la información que haya obtenido del menor o la menor, y de su familia. Esta información se recabará, según el caso:  Observando al menor o la menor.  Contrastando opiniones con otros compañeros y compañeras.  Hablando con el menor o la menor.

61 Plan de Convivencia


 Entrevistando a la familia. Si se estima conveniente, se contactará asimismo con los servicios sociales y con cualquier otra fuente que pueda aportar alguna información. En este proceso se deben considerar los siguientes aspectos:  Garantizar la protección del menor o la menor.  Preservar su intimidad y la de su familia.  Actuar de manera inmediata.  Generar un clima de confianza básica en el menor o la menor.  Recoger todo tipo de pruebas e indicadores.  No duplicar intervenciones y evitar dilaciones innecesarias. 

Paso 5. Hoja de Detección y Notificación del maltrato infantil. A través de la información recogida, se determinará el nivel de gravedad del maltrato caso de existir, y se cumplimentará un ejemplar de la Hoja de Detección y Notificación, contemplada en el Sistema de Información sobre Maltrato Infantil en Andalucía, según lo establecido en la Orden de 23 de junio de 2006, por la que se aprueban los modelos de la Hoja de Detección y Notificación del Maltrato Infantil. La citada Hoja de Detección y Notificación presenta dos modalidades, la versión impresa y la informática, a la cual se puede acceder a través del Sistema de Información Séneca, o directamente a través de la web SIMIA, a la que puede accederse desde la página web de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, a través del siguiente enlace: https://www. juntadeandalucia.es/igualdadybienestarsocial/simia, en el cual es posible realizar su cumplimentación y envío automático a los Servicios de Protección de Menores de las Delegaciones Provinciales de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, para los casos que se consideren graves. Esta Hoja consta de tres ejemplares, el primero de los cuales será conservado por el centro educativo, mientras que los otros dos se remitirán de forma conjunta a los servicios sociales correspondientes de acuerdo al nivel de gravedad del maltrato. Los tres disponen de la misma clave para la identificación inequívoca del caso. La Hoja de Detección y Notificación dispone de una serie de apartados a cumplimentar por el centro educativo, referidos a los datos de identificación del menor o la menor, la fuente de detección, la instancia a la que se comunica el caso, la tipología e indicadores del maltrato, la valoración de su nivel de gravedad, el origen del maltrato, así como las observaciones que se consideren pertinentes. Otros apartados de la Hoja de Detección y Notificación son para uso exclusivo de los servicios sociales competentes (órgano que propone la inscripción, provincia y fecha de la propuesta). Una vez cumplimentada la Hoja, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 8 del Decreto 3/2004, por el que se establece el Sistema de Información sobre Maltrato Infantil en Andalucía, se procederá del modo siguiente:  El centro educativo conservará para sí el primer ejemplar, correspondiente al Servicio o Centro Notificador, y enviará los dos restantes a los servicios sociales de la Corporación Local competente, en el caso de que el maltrato se considere leve o moderado, o bien al Servicio de Protección de Menores de la Delegación Provincial de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, cuando se haya valorado como grave.  Cuando se haga uso de la versión informática de la Hoja, si el maltrato es leve o moderado, se imprimirán los tres ejemplares de la misma para su posterior envío por correo normalizado de acuerdo a lo mencionado en el párrafo anterior.

62 Plan de Convivencia


 En los casos graves se podrá realizar, asimismo, el envío telemático a la Delegación Provincial, y se conservará, previa impresión, el ejemplar correspondiente al profesional que notifica. Todo ello no es incompatible con la utilización de cualquier medio de comunicación que se estime necesario, especialmente en los casos de urgencia donde pueda estar en peligro la integridad del menor o la menor. Paso 6. Derivación en función de la gravedad. Según lo dispuesto en la Orden de 11 de febrero de 2004, por la que se acuerda la publicación del texto íntegro del Procedimiento de Coordinación para la Atención a Menores Víctimas de Malos Tratos en Andalucía, el centro actuará de la siguiente forma, atendiendo a la gravedad de la situación detectada:  Casos de maltrato leve: pueden ser resueltos a través de actuaciones planificadas por el propio centro educativo. La dirección lo notificará a los servicios sociales de la Corporación Local mediante el envío de la Hoja de Detección y Notificación y del informe realizado sobre el caso, para su conocimiento, conservando en su poder su propio ejemplar.  Casos de maltrato moderado: la dirección lo notificará a los servicios sociales de la Corporación Local mediante el envío de la Hoja de Detección y Notificación y del informe realizado sobre el caso, para su estudio e intervención; y al Servicio Provincial de Inspección de Educación, conservando en su poder su propio ejemplar.  Casos de maltrato grave: la dirección lo notificará al Servicio Provincial de Inspección de Educación, al Servicio de Protección de Menores de la Delegación Provincial de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, y en su caso, al Juzgado de Guardia del partido judicial correspondiente adjuntando los informes técnicos pertinentes, conservando en su poder su propio ejemplar.  Casos urgentes: se efectuará una notificación inmediata a la Delegación Provincial de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, Autoridad Judicial o Ministerio Fiscal, además de a todas las instituciones anteriores. Asimismo se tomarán las medidas oportunas para garantizar la atención que el menor o la menor requiera, tales como su acompañamiento a centros sanitarios, o la petición de protección policial. Evaluación y seguimiento. En todos los casos de maltrato, haya sido necesaria o no la intervención de agentes externos al centro educativo, el equipo directivo realizará un seguimiento de la situación y de las condiciones en que se encuentre el alumno o alumna afectado. Para ello, periódicamente realizará un análisis de la situación basándose en los indicadores que detectaron la situación, recabando la información que fuera necesaria. De volver a detectarse una situación de maltrato, volvería a iniciarse el proceso, siempre en este siempre en este caso notificándolo a las autoridades competentes.

63 Plan de Convivencia


ANEXO IX PROTOCOLO DE ACTUACIÓN ANTE CASOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO EN EL ÁMBITO EDUCATIVO Características de la violencia de género. Se entiende por violencia de género aquella que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre estas por el hecho de serlo. Esta violencia comprende cualquier acto de violencia basada en género que tenga como consecuencia, o que tenga posibilidades de tener como consecuencia, perjuicio o sufrimiento en la salud física, sexual o psicológica de la mujer, incluyendo amenazas de dichos actos, coerción o privaciones arbitrarias de su libertad, tanto si se producen en la vida pública como privada. En relación con el ámbito escolar, el artículo 14 de la Ley 13/2007, de 26 de noviembre, de medidas de prevención y protección integral contra la violencia de género, dispone que las personas que ejerzan la dirección de los centros educativos y los consejos escolares adoptarán los protocolos de actuación y las medidas necesarias para la detección y atención a los actos de violencia de género dentro del ámbito escolar. Tipos de violencia de género. 

Violencia física: cualquier acto de fuerza contra el cuerpo de la mujer, con resultado o riesgo de producir lesión física o daño, ejercida por quien sea o haya sido su cónyuge o por quien esté o haya estado ligado a ella por análoga relación de afectividad, aun sin convivencia. Asimismo, se consideran actos de violencia física contra la mujer los ejercidos por hombres en su entorno familiar o en su entorno social y/o laboral. Violencia psicológica: toda conducta, verbal o no verbal, que produzca en la mujer desvalorización o sufrimiento, a través de amenazas, humillaciones o vejaciones, exigencia de obediencia o sumisión, coerción, insultos, aislamiento, culpabilización o limitaciones de su ámbito de libertad, ejercida por quien sea o haya sido su cónyuge o por quien esté o haya estado ligado a ella por análoga relación de afectividad, aun sin convivencia. Asimismo, tendrán la consideración de actos de violencia psicológica contra la mujer los ejercidos por hombres en su entorno familiar o en su entorno social y/o laboral. Violencia económica: la privación intencionada, y no justificada legalmente, de recursos para el bienestar físico o psicológico de la mujer y de sus hijas e hijos o la discriminación en la disposición de los recursos compartidos en el ámbito de la convivencia de pareja. Violencia sexual y abusos sexuales: cualquier acto de naturaleza sexual forzada por el agresor o no consentida por la mujer, abarcando la imposición, mediante la fuerza o con intimidación, de relaciones sexuales no consentidas, y el abuso sexual, con independencia de que el agresor guarde o no relación conyugal, de pareja, afectiva o de parentesco con la víctima.

64 Plan de Convivencia


PROTOCOLO Paso 1. Identificación y comunicación de la situación. Cualquier miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento o sospechas de una situación de violencia de género ejercida sobre una alumna, tiene la obligación de ponerlo en conocimiento del director o directora del centro, a través de las vías ordinarias que el centro tenga establecidas para la participación de sus miembros. En cualquier caso, el receptor o receptora de la información siempre informará al director o directora o, en su ausencia, a un miembro del equipo directivo. Paso 2. Actuaciones inmediatas. Tras esta comunicación, se reunirá el equipo directivo con el tutor o tutora del alumnado afectado, la persona responsable de coeducación y la persona o personas responsables de la orientación en el centro, para recopilar toda la información posible sobre el presunto acto violento, analizarla y valorar la intervención que proceda. La realización de esta reunión deberá registrarse por escrito, especificando la información recogida y las actuaciones acordadas. En todos los casos en que se estime que pueda existir una situación de violencia de género se informará del inicio del protocolo de actuación al Servicio Provincial de Inspección de Educación. Con la finalidad de asegurar la necesaria coordinación institucional y procurar una intervención integral ante estos casos, el Servicio Provincial de Inspección de Educación informará del inicio del protocolo de actuación a los servicios especializados en materia de violencia de género. Paso 3. Medidas de urgencia. En caso de estimarse necesario, se adoptarán las medidas de urgencia que se requieran para proteger a la alumna afectada y evitar las agresiones:  Medidas para garantizar la inmediata seguridad de la alumna, así como medidas específicas de apoyo y ayuda.  Medidas cautelares con el agresor o agresores, en caso de ser alumno o alumnos del centro, considerándose entre ellas la no asistencia al centro, si el caso lo requiere. Paso 4. Traslado a las familias o responsables legales del alumnado. El tutor o tutora o la persona o personas responsables de la orientación en el centro, previo conocimiento del director o directora del centro, con la debida cautela y mediante entrevista, pondrán el caso en conocimiento de las familias o responsables legales del alumnado implicado, aportándoles información sobre la situación y sobre las medidas adoptadas. Paso 5. Traslado al resto de profesionales que atienden a la alumna víctima de violencia de género. El director o directora, con las reservas debidas de confidencialidad, protección de la intimidad de los menores afectados y de la de sus familias o responsables legales, podrá informar de la situación al equipo docente del alumnado implicado.

65 Plan de Convivencia


Si lo estima oportuno informará también a otro personal del centro y a otras instancias externas (sociales, sanitarias o judiciales, en función de la valoración inicial). Paso 6. Recogida de información de distintas fuentes. Una vez adoptadas las oportunas medidas de urgencia, el director o directora del centro recabará la información necesaria relativa al hecho de las diversas fuentes que se relacionan a continuación:  Recopilación de la documentación existente sobre el alumnado afectado.  Observación sistemática de los indicadores señalados: en espacios comunes del centro, en clase, o en actividades complementarias y extraescolares.  Asimismo, la dirección del centro solicitará al departamento de orientación o equipo de orientación educativa que, con la colaboración del tutor o tutora, complete la información. Esto se hará, según el caso, observando al alumnado afectado, contrastando opiniones con otros compañeros y compañeras, hablando con el alumnado afectado o entrevistando a las familias o responsables legales del alumnado. Si se estima conveniente, se completará la información con otras fuentes complementarias, tales como el personal de administración y servicios, o personal de los Servicios Sociales correspondientes.  Una vez recogida toda la información, el director o directora del centro realizará un informe con los datos obtenidos, para lo que contrastará la información aportada por las diferentes fuentes. En este proceso se deben considerar los siguientes aspectos:  Garantizar la protección de los menores o las menores.  Preservar su intimidad y la de sus familias o responsables legales.  Actuar de manera inmediata.  Generar un clima de confianza básica en los menores o las menores.  Recoger todo tipo de pruebas e indicadores.  No duplicar intervenciones y evitar dilaciones innecesarias. Paso 7. Aplicación de correcciones y medidas disciplinarias. En caso de que la persona o personas agresoras sean alumnos del centro, una vez recogida y contrastada toda la información, se procederá por parte del director o directora del centro a la adopción de correcciones a las conductas contrarias a la convivencia o de medidas disciplinarias al alumnado agresor implicado, en función de lo establecido en el plan de convivencia del centro, y, en cualquier caso, de acuerdo con lo establecido en el Capítulo III del Título V de los Decretos 327/2010 y 328/2010, ambos de 13 de julio. Estas correcciones o medidas disciplinarias se registrarán según lo establecido en el artículo 12.1 de la presente Orden. Paso 8. Comunicación a la comisión de convivencia. Sin perjuicio del principio de confidencialidad y de la obligada protección de la intimidad de los menores y las menores, y la de sus familias, el director o directora del centro trasladará el informe realizado tras la recogida de información así como, en su caso, las medidas disciplinarias aplicadas, a la comisión de convivencia del centro.

66 Plan de Convivencia


Paso 9. Comunicación a la inspección educativa. El director o directora del centro remitirá asimismo el informe al Servicio Provincial de Inspección de Educación, sin perjuicio de la comunicación inmediata del caso, tal como se establece en el Paso 2 de este protocolo. Paso 10. Medidas y actuaciones a definir. El equipo directivo, con el asesoramiento de la persona responsable de coeducación, y la persona o personas responsables de la orientación educativa en el centro, definirá un conjunto de medidas y actuaciones para cada caso concreto de violencia de género en el ámbito educativo. Asimismo, si se considera necesario, podrá contar con el asesoramiento del Gabinete Provincial de Asesoramiento sobre la Convivencia Escolar y de la inspección educativa. Igualmente, para cualquiera de las medidas y actuaciones definidas, se podrá solicitar asesoramiento específico y apoyo profesional del centro municipal de la mujer, o del centro provincial del Instituto Andaluz de la Mujer. Estas medidas y actuaciones se referirán a las intervenciones a realizar mediante un tratamiento individualizado, con la alumna víctima y con el alumno o alumnos agresores. Asimismo, si el caso lo requiere, se incluirán actuaciones con los compañeros y compañeras de este alumnado, y con las familias o responsables legales. De manera complementaria, se contemplarán actuaciones específicas de sensibilización para el resto del alumnado del centro. Todo ello, sin perjuicio de que se apliquen al alumnado agresor las medidas correctivas recogidas en el plan de convivencia. Con carácter orientativo, se proponen las siguientes medidas y actuaciones para cada caso de violencia de género en el ámbito educativo:  Actuaciones con la alumna víctima de violencia de género: actuaciones de apoyo y protección expresa e indirecta, actividades de educación emocional y estrategias de atención y apoyo social, intervención individualizada por la persona orientadora para el aprendizaje y desarrollo de habilidades sociales, de comunicación, autoestima y asertividad y derivación, si procede, a servicios de la Consejería competente en materia de protección de menores.  Actuaciones con el alumno o alumnos agresores: aplicación de las correcciones y medidas disciplinarias correspondientes estipuladas en el plan de convivencia, actuaciones educativas en el aula de convivencia del centro, en su caso, o programas y estrategias específicos de modificación de conducta y ayuda personal, y derivación, si procede, a servicios de la Consejería competente en materia de protección de menores.  Actuaciones con los compañeros y compañeras del alumnado implicado: actuaciones de desarrollo de habilidades sociales, de comunicación, emocionales y de empatía, campañas de sensibilización para la igualdad de género y de prevención y rechazo de la violencia, así como programas de mediación y de ayuda entre iguales.  Actuaciones con las familias: orientaciones sobre cómo ayudar a sus hijos o hijas. En el caso de la víctima, orientaciones sobre cómo abordar el hecho en el ámbito familiar e información sobre posibles apoyos externos y recursos institucionales disponibles para recibir ayuda psicológica y asesoramiento jurídico. En el caso del alumnado agresor, orientaciones sobre cómo educar para prevenir, evitar y rechazar todo tipo de violencia y, en especial, la

67 Plan de Convivencia


violencia de género, e información sobre programas y actuaciones para la modificación de conductas y actitudes relacionadas con la violencia de género. Actuaciones con el profesorado y el personal de administración y servicios: orientaciones sobre cómo intervenir ante una situación de violencia de género y cómo desarrollar acciones de sensibilización, prevención y rechazo de la violencia, así como actividades de formación específica. La dirección del centro se responsabilizará de que se lleven acabo las actuaciones y las medidas previstas, informando periódicamente a la comisión de convivencia, a las familias o responsables legales del alumnado, y al inspector o inspectora de referencia, del grado del cumplimiento de las mismas y de la situación escolar del alumnado implicado.

Paso 11. Comunicación a las familias o responsables legales del alumnado. Se informará a las familias del alumnado implicado de las medidas y actuaciones de carácter individual, así como las medidas de carácter organizativo y preventivo propuestas para el grupo, nivel y centro educativo, observando en todo momento confidencialidad absoluta en el tratamiento del caso. Paso 12. Seguimiento del caso por parte de la inspección educativa. El inspector o inspectora de referencia realizará un seguimiento de las medidas y actuaciones definidas y aplicadas, así como de la situación escolar del alumnado implicado.

68 Plan de Convivencia


ANEXO X PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN CASO DE PROFESORADO O EL PERSONAL NO DOCENTE

AGRESIÓN

HACIA

EL

Caracterización. Este protocolo pretende articular los mecanismos de protección, asistencia y apoyo al profesorado o al personal que ejerce sus funciones en el ámbito de la enseñanza. En Andalucía, con fecha 3 de septiembre de 2010, se formalizó un protocolo marco de colaboración entre la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y el Ministerio Fiscal en la Comunidad Autónoma de Andalucía, para la coordinación de actuaciones ante determinados supuestos en el ámbito escolar, donde se incluía las agresiones al profesorado. Para la aplicación y desarrollo de lo establecido en el mencionado protocolo marco de colaboración se tendrá en cuenta lo que sigue: a) Conductas protegidas:  Agresiones.  Intimidaciones graves.  Resistencia activa grave.  Cualquier otra conducta que tuviera la consideración de delito o falta en el Código Penal. Las conductas descritas pueden ser cometidas por el alumnado o por cualquier persona que tenga relación con el mismo. b) Sujetos protegidos: La protección jurídica irá dirigida al profesorado y al personal de administración y servicios y de atención educativa complementaria de los centros públicos, en el ejercicio de sus funciones. También irá dirigida al profesorado de los centros docentes privados concertados. Este protocolo se aplicará al profesorado y personal descrito, en el ejercicio de sus funciones, independientemente de que el hecho se produzca en el interior del centro docente o fuera del mismo. PROTOCOLO Paso 1. Primera actuación ante una situación de agresión. Ante cualquier posible agresión al personal del centro procede mantener la calma, tratar de contener la situación y, en último extremo, responder exclusivamente mediante el empleo de medios de legítima defensa y solicitar ayuda. El auxilio y presencia de los compañeros o compañeras u otras personas cercanas servirá en un primer momento para contener y/o acabar con la situación de violencia, además de que puedan actuar como testigos de los hechos si ello fuera preciso. Paso 2. Solicitud de ayuda externa. En el caso de que, a pesar de los intentos de disuadir al agresor o agresores, la situación de violencia persista, se pasará a reclamar ayuda inmediata a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, bien sea a la Policía Local, Policía Nacional o Guardia Civil para que se personen en el centro o lugar donde se desarrollen los hechos que motivaron la actuación.

69 Plan de Convivencia


Paso 3. Comunicación al equipo directivo y a la inspección educativa. Cualquier miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento de una situación de agresión tiene la obligación de ponerlo en conocimiento del director o directora del centro o, en caso de ausencia, de otro miembro del equipo directivo. El director o directora, o el equipo directivo notificará inmediatamente el hecho al inspector o inspectora de referencia del centro quien, en función de la gravedad de los hechos, se personará en el centro o, al menos, atenderá al profesional agredido vía telefónica. Paso 4. Servicios médicos. En caso de agresión a un profesional, si fuera necesario, éste se dirigirá, acompañado de algún miembro del equipo directivo del centro, al correspondiente Servicio de Medicina Preventiva o al Servicio de Urgencias, donde se procederá al reconocimiento y a las actuaciones pertinentes, por parte de los facultativos de los servicios médicos. En cualquier caso, se solicitará un informe o parte de lesiones. ACTUACIONES DE LA INSPECCIÓN EDUCATIVA 1. Contacto con el profesional agredido. El inspector o inspectora de referencia del centro, cuando tenga conocimiento de que se ha producido una situación de agresión hacia un profesional, en función de la gravedad de los hechos se personará en el centro o atenderá al profesional agredido vía telefónica. 2. Ofrecimiento de asistencia jurídica. En el caso del personal de centros públicos, el inspector o inspectora de referencia del centro le ofrecerá asistencia jurídica, según lo establecido en los artículos 11.5 y 16.2 del Decreto 327/2010, de 13 de julio, en los artículos 9.5 y 14.2 del Decreto 328/2010, de 13 de julio, y en la Orden de 27 de febrero de 2007, por la que se regula la asistencia jurídica al personal docente de todos los niveles educativos, a excepción del universitario, dependiente de la Consejería de Educación, y se establece el procedimiento para el acceso a la misma. Esta asistencia jurídica se proporcionará tanto en los procedimientos judiciales iniciados frente al personal docente, como en aquellos otros que éste inicie en defensa de sus derechos frente a actos que atenten contra su integridad física o provoquen daños en sus bienes. La inspección educativa informará sobre la asistencia jurídica que podrá articularse, en función de la opción de quienes resulten interesados, por las siguientes fórmulas: a) A través de Letrados adscritos al Gabinete Jurídico de la Junta de Andalucía, de conformidad con lo establecido en la Disposición Adicional Segunda del Decreto 450/2000, de 26 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización y Funciones del Gabinete Jurídico de la Junta de Andalucía y del Cuerpo de Letrados de la Junta de Andalucía. Quienes resulten interesados en el uso de esta fórmula deben conocer que la asistencia jurídica por parte de los Letrados adscritos al Gabinete Jurídico de la Junta de Andalucía se proporcionará exclusivamente para aquellos procedimientos judiciales que se diriman contra ellos y conforme a las previsiones de la antedicha disposición adicional segunda.

70 Plan de Convivencia


b) A través de profesionales que facilite la Consejería de Educación. c) A través de profesionales elegidos por la persona interesada, en la forma prevista en el artículo 8 de la Orden de 27 de febrero de 2007. Asimismo, la inspección educativa le informará sobre el procedimiento para cursar la solicitud de asistencia jurídica que se presentará en la correspondiente Delegación Provincial de Educación, con la siguiente documentación:  Solicitud, según modelo previsto en el Anexo I de la citada Orden.  Informe de la dirección del centro, según modelo previsto en el Anexo II de la Orden, en el que se recoja una descripción detallada de los hechos.  En su caso, copia de la citación judicial correspondiente donde conste el tipo de trámite procedimental para el que se requiere la presencia del profesional letrado.  Pruebas y documentación que contribuyan al esclarecimiento de los hechos, en particular las que acrediten que los hechos se produjeron en el desempeño de la actividad docente o como consecuencia de ella. Estudiada la solicitud y demás documentación aportada, la persona titular de la correspondiente Delegación Provincial de Educación dictará Resolución, previo informe del Gabinete Jurídico de la Junta de Andalucía, en un plazo que permita hacer efectivo el ejercicio del derecho cuyo reconocimiento se requiere. 3. Ofrecimiento de apoyo psicológico. En el caso del personal de centros públicos, el inspector o inspectora de referencia del centro orientará e informará al personal afectado y, si fuera preciso, arbitrará las medidas necesarias, a fin de que la persona interesada reciba asistencia psicológica, que se podrá articular mediante una de las siguientes modalidades: bien a través del área de apoyo a la función tutorial del profesorado y de asesoramiento sobre la convivencia escolar del correspondiente Equipo Técnico Provincial para la Orientación Educativa y Profesional, o bien a través de la intervención de profesionales externos, en el marco de los correspondientes acuerdos que la Consejería de Educación pueda suscribir para esta finalidad. Asimismo, la inspección educativa le informará sobre el procedimiento para cursar la solicitud de asistencia psicológica, en la que se podrá hacer constar la modalidad elegida para ello, y que se presentará en la correspondiente Delegación Provincial de Educación, acompañada de informe de la dirección del centro, en el que se recogerá una descripción detallada de los hechos. Junto con la solicitud podrá aportarse también cuanta documentación acredite que los hechos se produjeron en el desempeño de la actividad docente o como consecuencia de ella. Estudiada la solicitud y demás documentación aportada, la persona titular de la correspondiente Delegación Provincial de Educación dictará Resolución autorizando la asistencia psicológica solicitada, en un plazo que permita hacer efectivo el ejercicio del derecho cuyo reconocimiento se requiere. 4. Informe a la Delegación Provincial de Educación. Por último, el inspector o inspectora de referencia del centro recabará la información necesaria para su traslado a la persona titular de la Delegación Provincial de Educación. El informe especificará, en su caso, los daños materiales producidos, incluido el posible daño patrimonial sufrido por la Administración o su personal a consecuencia de destrozos, sustracciones e incluso por la incapacidad laboral del profesional agredido. También se harán las recomendaciones de índole administrativo que se pudiesen adoptar. A dicho informe se adjuntará, en su caso, el informe o parte de lesiones de

71 Plan de Convivencia


los servicios médicos para su traslado a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de la Delegación Provincial de Educación. ACTUACIONES DE LA DIRECCIÓN DEL CENTRO 1. Recogida de la información. El equipo directivo recabará la información necesaria relativa al hecho de las diversas fuentes que se relacionan a continuación, realizando un informe con los datos obtenidos:  Profesional agredido.  Identificación del agresor o agresora.  Testigos.  Tutor o tutora, en el caso de que la agresión haya sido cometida por un alumno o alumna.  Otros profesionales que tengan relación con la situación de agresión.  Otro personal del centro o de la comunidad educativa que tenga contacto o relación con el agresor o agresora. 2. Canalización de la denuncia. A fin de agilizar su tramitación procesal, las denuncias serán canalizadas por la dirección del centro a las secciones de menores de las correspondientes fiscalías provinciales, mediante la cumplimentación del modelo 1, adjunto al presente protocolo, incorporando el parte de asistencia médica si lo hubiera, en el caso del alumnado menor de edad. En el supuesto de personas mayores de 18 años, la denuncia, que se realizará de acuerdo con el modelo 2, se trasladará al Juzgado de Guardia o a los Cuerpos de Seguridad del Estado. A estos efectos, y según lo dispuesto en la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, hay que distinguir dentro del alumnado dos franjas de edad:  Hasta 14 años no se les exigirá responsabilidad con arreglo a la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, sino que se les aplicará lo dispuesto en las normas sobre protección de menores previstas en el Código Civil y demás disposiciones vigentes.  De 14 a 18 años son responsables penalmente conforme a la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, correspondiendo la instrucción del expediente a la Fiscalía de Menores y su enjuiciamiento al Juez de Menores. En el caso de personas de 18 o más años su instrucción corresponde, conforme al artículo 14 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, a los Jueces de Instrucción y su enjuiciamiento al Juzgado de lo Penal o a la Audiencia Provincial. 3. Información a las familias del alumnado implicado. Si el agresor o agresora fuera un alumno o alumna del centro, el director o directora del centro procederá a comunicar los hechos a sus familias. 4. Aplicación de medidas disciplinarias. Si el agresor o agresora es un alumno o alumna del centro, se procederá a la adopción de medidas disciplinarias en función de lo establecido en el plan de convivencia del centro, y, en cualquier caso, de acuerdo con lo establecido en los Decretos 328/2010 y 327/2010, ambos de 13 de julio, por los que se aprueban los

72 Plan de Convivencia


Reglamentos Orgánicos de los institutos de educación secundaria, y de las escuelas infantiles de segundo ciclo, los colegios de educación primaria, los colegios de educación infantil y primaria y los centros públicos específicos de educación especial. 5. Comunicación a la comisión de convivencia. El director o directora del centro trasladará el informe realizado tras la recogida de información así como, en su caso, las medidas disciplinarias aplicadas, a la comisión de convivencia de centro, para su conocimiento. 6. Comunicación a la inspección educativa y otros servicios de la Delegación Provincial. El director o directora del centro remitirá asimismo el informe al Servicio Provincial de Inspección de Educación, todo ello sin perjuicio de la comunicación inmediata del suceso. Si existiese parte de lesiones y/o incapacidad laboral del profesional agredido, la dirección del centro comunicará también estos hechos a la Asesoría Médica de la Delegación Provincial de Educación. 7. Registro informático. En caso de agresión a un profesional, los datos específicos de cada incidente se registrarán según lo establecido en el artículo 12.1 de la presente Orden. ACTUACIÓN DE LA DELEGACIÓN PROVINCIAL DE EDUCACIÓN La persona titular de la correspondiente Delegación Provincial de Educación comunicará al centro el rechazo de la agresión y pondrá a disposición del mismo y de sus profesionales aquellas medidas de apoyo que se estimen convenientes. Como acción preventiva, tras mediar una agresión y a petición del profesional, la persona titular de la Delegación Provincial podrá determinar su adscripción temporal a otro centro de trabajo. GUÍA DE ORIENTACIÓN JURÍDICA La finalidad principal de esta guía es la de orientar a los profesionales en las acciones legales que puedan emprenderse en cada situación y caso. 1. Jurisdicción. De la ejecución de las infracciones que se contemplan en este protocolo de actuación pueden nacer dos tipos de acciones, lo que obliga a precisar ante qué jurisdicción pueden ejercitarse las mismas:  Acción Penal: en tanto que se encuentran tipificadas en el Código Penal, como delito o falta para el castigo del culpable o la culpable, y únicamente puede ejercitarse ante la jurisdicción penal.  Acción Civil: en los supuestos en que se hayan producido daños y perjuicios, y con el fin de conseguir la restitución de la cosa, la reparación del daño y la indemnización de perjuicios causados por el hecho punible. La acción civil derivada de un ilícito criminal puede ejercitarse conjuntamente con la penal, o bien separadamente ante la jurisdicción civil. Por tanto, cuando un profesional sufra algún tipo de infracción penal de la que se deriven daños y perjuicios, podrá ejercerse no sólo la acción penal para el castigo del culpable o la culpable, sino también la acción civil para reclamar la indemnización que corresponda, bien dentro del propio proceso penal, o bien separadamente ante la jurisdicción civil, teniendo en cuenta en este último supuesto que si el proceso penal

73 Plan de Convivencia


se encuentra ya iniciado, no se podrá promover pleito alguno hasta que aquel no haya concluido mediante sentencia firme. 2. Inicio del procedimiento. Puede iniciarse mediante denuncia o mediante querella:  Denuncia: Consiste en hacer una declaración de conocimiento sin que por ello se efectúe una calificación jurídica de los hechos, ni se pida la incoación de proceso penal, ni se asuma la condición de parte en éste, ni se pida la práctica de diligencias. Resulta mucho más ágil, ya que no requiere especiales requisitos formales para su admisión.  Querella: A diferencia de la denuncia, es un acto del ejercicio de la acción penal mediante el cual el querellante asume la cualidad de parte acusadora a lo largo del procedimiento. Debe formularse siempre por escrito ante el órgano jurisdiccional competente. Además, los atestados que redacten los funcionarios de la policía, a consecuencia de las averiguaciones que hubiesen practicado cuando son requeridos desde el propio centro docente, tendrán la consideración de denuncia. 3. Plazo. La responsabilidad penal se extingue por prescripción del delito o falta, por lo que la acción penal debe promoverse con anterioridad al transcurso de los plazos de prescripción que se establecen, fundamentalmente, en función de la duración de la pena que la ley señale para el delito o falta cometidos. Concretamente, en el caso de las faltas, el plazo de prescripción establecido por el Código Penal es de seis meses. 4. Pruebas. Por último, hay que recordar que en materia penal rige el principio de presunción de inocencia, por lo que el denunciante debe procurar acudir al juicio con pruebas suficientes para poder enervar dicha presunción. En este sentido resulta de gran utilidad:  La declaración de testigos.  Los partes de asistencia sanitaria, en el caso de agresiones físicas. Es recomendable que en todos los supuestos en que se produzcan agresiones físicas, el profesional sea asistido, de forma inmediata, por un facultativo.

74 Plan de Convivencia


MODELO I A LA FISCALÍA DE MENORES Don/Doña ............................................................................, con DNI núm. ....................................., con teléfono de contacto.........................., al amparo de lo dispuesto en el artículo 773.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, por medio del presente escrito, al que se acompaña la siguiente documentación: a) b) c) formulo DENUNCIA por los siguientes HECHOS Primero. Como director/a del centro docente .................................................., sito en la C/ ..........................................., de ................., expone que el alumno/a .................................... ............., de ............... años de edad, que cursa .........................(detallar el hecho ocurrido) ........................................................... ........................................................................................................ ....................................................................................................... Segundo. Tales hechos fueron presenciados por: Don/Doña ......................................................................,con DNI núm. ..........................., y con domicilio a efectos de notificaciones en .......................................................................... Don/Doña ......................................................................,con DNI núm. ..........................., y con domicilio a efectos de notificaciones en .......................................................................... Por todo ello, como director/a del centro docente, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 6 de la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, de responsabilidad penal del Menor, interesa a esa Fiscalía la práctica de las diligencias oportunas para la averiguación de los hechos y la identificación de las personas criminalmente responsables. En ....................., a ......... de ............................ de ........... El director o directora,

Fdo.: .................................................................

75 Plan de Convivencia


MODELO II AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN O A LOS CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO Don/Doña ............................................................................,con DNI núm. ..................................., con teléfono de contacto.........................., al amparo de lo dispuesto en el artículo 773.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, por medio del presente escrito, al que se acompaña la siguiente documentación: a) b) c) formulo DENUNCIA por los siguientes HECHOS Primero. Como director/a del centro docente .................................................., sito en la C/ ..........................................., de........................, expone que la persona ...................................... ..........., de ............... años de edad, que cursa .........................,mayor de edad, (detallar el hecho ocurrido) ........................................................................................................................................... ............................................................................................................................... Segundo. Tales hechos fueron presenciados por: Don/Doña ......................................................................, con DNI núm. ..........................., y con domicilio a efectos de notificaciones en .......................................................................... Don/Doña ......................................................................, con DNI núm. ..........................., y con domicilio a efectos de notificaciones en .......................................................................... Por todo ello, como director/a del centro docente, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 14 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, aprobada por Real Decreto de 14 de septiembre de 1882, interesa a esta Fiscalía la práctica de las diligencias oportunas para la averiguación de los hechos y laidentificación de las personas criminalmente responsables. En ....................., a ......... de ............................ de ........... El director o directora, Fdo.: .................................................................

76 Plan de Convivencia


Plan de Convivencia C.E.I.P. "SAN JUAN DE LA CRUZ"