Issuu on Google+

Plan pastoral 2010-2013 Colegio Tulio García Fernández

El lugar está preparado “...para que los que entren vean la luz...” (Lc 8, 16)


“No se enciende una lámpara para cubrirla con un recipiente o para ponerla debajo de la cama, sino que se la coloca sobre un candelero, para que los que entren vean la luz. Porque no hay nada oculto que no se descubra algún día, ni nada secreto que no deba ser conocido y divulgado. Presten atención y oigan bien, porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que cree tener” Lucas 8, 16-18 ***


“Un día, el teólogo Borel, en presencia del sacerdote Sebastián Pacchiotti y otros, comenzó a decirme: ‘Antes de exponernos a perderlo todo, es mejor salvar alguna cosa. Dejemos a todos los jóvenes que tenemos y quedémonos únicamente con una veintena de los más pequeños. Mientras seguimos enseñándoles el catecismo, Dios nos abrirá camino y nos ofrecerá oportunidad de hacer algo más’ ‘No es preciso, le respondí, aguardar nuevas oportunidades. El sitio está preparado; tenemos un patio espacioso, una casa con muchos niños, con pórticos, iglesia, sacerdotes, clérigos, todo a nuestra disposición’ ‘Pero ¿dónde está todo eso?, interrumpió el teólogo’ ‘No sé dónde está, pero ciertamente existe y es nuestro’ Entonces el teólogo Borel empezó a llorar y exclamó. ‘¡Pobre don Bosco! ¡Se le ha trastornado la cabeza!’ Me tomó de la mano, me la besó y se marchó con don Sebastián Pacchiotti dejándome solo en mi habitación.” Memorias del Oratorio, Segunda década, capítulo 21 ***


ÍNDICE

Presentación Capítulo I Abrimos el diálogo Capítulo II Armando propuestas Capítulo III Estrechar y reencender Capítulo IV Pensar y tematizar Calendario Programas 1- Encuentro de pastores 2- Declaración de domicilio 3- Paso a paso 4- Imposibles posibles 5- Saltando muros 6- “Queridos hijos...” 7- Al calor del hogar… Otros programas

08 11 15 21 25 30 33 34 35 37 38 39 40 42 44


PRESENTACIÓN

Querida comunidad educativa pastoral:

Luego de un año de intenso trabajo del equipo de animación pastoral; un año de búsqueda, de escucha, de observación y análisis, para intentar descubrir los mejores caminos posibles para nuestro Tulio es que queremos compartir con ustedes la planificación que hemos realizado… Compartimos con uds. los capítulos del plan: una apuesta teórico-práctica acerca de nuestra pastoral en el colegio. “Apostar por él será, a la vez, no apostar por cosas que quedan fuera de él. Este rasgo de parcialidad es lo que lo hace más humano. Es lo que deja abierto al poder del Espíritu de Jesús que mueve la historia desde sus pobrezas”1

Compartimos con uds. los programas que se desprenden de esos capítulos… éstos operativizan las posibles respuestas a las problemáticas pastorales que hemos construido. Les invitamos que ingresen a este texto como una galería de arte… 1   

8

Di Gregorio, Adrián; Etapa de planeación; apuntes.


Cuando ingresamos a una galería de arte entramos y caminamos por sus pasillos y miramos las obras de los autores… En algunas obras nos detenemos porque nos gustan, en otras nos detenemos porque nos desagradan, otras producen preguntas, otras nos aportan cosas… etc… En los capítulos de los programas como si fueran galerías encontrarán ideas, experiencias, intuiciones, sobre nuestra tarea educativo pastoral… Deténganse delante de ellas, contémplenlas… y escuchen aquello que les transmite y evoca… Permítanse pensar delante de estas ideas-intuiciones su propia mirada educativa y pastoral. Creemos que los que estamos en esta institución tenemos todos los elementos para hacer de ella: - Un lugar de profundo crecimiento para los adolescentes - Y un espacio sagrado donde crear lazos de fraternidad Creemos que el lugar está preparado… Esperamos que este plan sea una lámpara más de todas las que ya existen en el colegio, para que ilumine nuestro caminar; así todos los que entremos al Tulio veamos la luz. Gracias. Buena lectura. Buen trabajo. Buena vida. Equipo de pastoral: Eli Orozco, Ely Lara, Goyo Herranz, Ileana Trapaglia, Martín Melgar y Sebastián Cesarini. Agradecemos también a Mónica Almonacid de Gray que participó en la construcción de este plan. 9


CAPÍTULO I

ABRIMOS EL DIÁLOGO


En nuestras reuniones de equipo de animación pastoral nos hemos cuestionado muchas veces sobre nuestra identidad, identidad que vamos descubriendo y desplegando. Somos conscientes de que hay una identidad ya marcada por nuestros documentos carismáticos, una identidad “de lo que deberíamos ser”, sin embargo nos encontramos en una realidad que nos empuja a construir una identidad desde lo que nos va pasando, en espacios donde cada uno puede ir narrándose, y escuchando también los relatos de los demás miembros de la comunidad.

Nos encontramos con contradicciones y desacuerdos entre lo que a veces queremos e intuimos como propio del equipo de animación pastoral, con lo que otros equipos, y miembros de la institución esperan o intuyen que debiera ser y hacer la pastoral, lo que pone en evidencia una mirada fragmentada de lo que se entiende por pastoral. Cuando caminamos por los pasillos de la institución y nos encontramos con distintas personas, podemos hacer la experiencia de escuchar críticas, desacuerdos, malestar. Cuando este malestar es expresado como una queja insistente, esta acción no produce ningún cambio, ya que es “un mal que les pasa a los otros, no a mí”, por lo tanto no tengo el control sobre esa dificultad. Para salir de esta trampa vemos necesario construir un clima asentado sobre la seguridad psicológica, que permita contener para la producción de inteligencia, en el contexto de adversidad que se experimenta la acción pastoral. Es importante escuchar la demanda de la escuela porque en el discurso emerge el malestar. Y también es importante enfrentar las discusiones e ir explicitando los criterios sobre lo que es pastoral. 12


En diferentes momentos de comunicación hemos percibido algunos miedos o temores manifestados que necesitamos tener en cuenta al momento de definir y explicitar quiénes somos y qué hacemos: 1º) la paradoja entre el “pensar la pastoral” y el “hacer pastoral”; 2º) el riesgo de llevar adelante un “camino paralelo” al que hace la institución. Hay necesidad y urgencia de unir algunas cuestiones que parecen que van en paralelo o se desarrollan por separado dentro de la misma realidad escolar.

Hoy más que nunca urge en las instituciones educativas-pastorales caminar hacia modos de gestión-animación más democráticos y circulares. Este estilo de autoridad entra en tensión con nuestro pasado institucional donde lo pastoral ha estado fuertemente vinculado a la acción de una sola persona (antes el padre catequista, hoy, quizás, el coordinador laico). Inspirados en la escena de la última cena, creemos que la autoridad puede ser vivida en una dinámica de circularidad donde todos los integrantes de la comunidad van moviéndose por distintos niveles de “guía, igual y servidor”. 13


Objetivos - Crear las condiciones que favorezcan un clima de escucha para generar espacios de diálogo. - Poner en diálogo la cultura eclesial con la cultura juvenil, dando información sobre aspectos religiosos, escuchando las propuestas e inquietudes. - Acrecentar en el equipo una actitud de reflexión-acción sobre nuestras prácticas cotidianas para sostener nuestra identidad. - Propiciar espacios de diálogo y reflexión con los distintos actores institucionales, que nos permita direccionar las tareas. - Definir líneas de acción que favorezcan el estilo de pastoral basado en el diálogo-reflexión y razonamiento.

14


CAPÍTULO II

ARMANDO PROPUESTAS


Percibimos que nuestras propuestas pastorales parecen ser las mismas; y otro modo de pastoral nos deja una culpa por no atender el calendario, la “fiesta importante” (María Auxiliadora, Don Bosco, etc.) y las actividades relevantes. También sentimos la tensión entre las exigencias y demandas de los agentes, cargadas de vehemencia, y lo que vamos proponiendo, quizás menos visiblemente, pero con mayor convencimiento. En esta tensión sabemos que es necesario pasar a la propuesta, no podemos contentarnos con una herencia por muy rica que sea. Sabemos que tenemos la fundamental tarea de acoger el don de Dios en condiciones nuevas y reencontrar a la vez el gesto inicial de la evangelización: el de la propuesta sencilla y decidida del Evangelio de Cristo. Esta tensión posee un doble movimiento. Uno hacia arriba: que nos hace avanzar, proponer, tomar la iniciativa, no sin dejar de sentir sobre nuestras espaldas el peso de las expectativas. Y otro hacia abajo: cuando retrocedemos en el camino, para desandar caminos recorridos, para cuestionar lo realizado, es el camino que nos permite cuestionar para recomenzar. Por ello, como en el mito de Sísifo, algunas veces avanzamos y otras retrocedemos, unas proponemos y otras nos pensamos-cuestionamos, creemos que este movimiento ascendente y descendente nos permite avanzar con mayor conciencia. 16


Además percibimos que algunas actividades no convocan (recreo eucarístico, retiros) y que es escasa la participación en la vida asociativa de grupos. Podemos sentirnos escandalizados por el pequeño número de chicos que participan en algunas actividades y tener la falsa creencia que el éxito de lo que hacemos tiene que ver con ese número, y que la salvación de las almas de los muchachos tiene que ver con su sola presencia en los espacios pastorales. Más responsable nos parece replantearnos nuestra pedagogía: deseamos una pedagogía que tenga en cuenta la dimensión seductora sea a nivel social o a nivel espiritual; que tenga una tonalidad claramente profética de sociedad e iglesias nuevas. También queremos y anhelamos una comunidad viva y conciente, que además de transmitir enseñanzas, transmita experiencias vitales. Necesitamos hoy devolverles la palabra a los jóvenes, que ellos digan una palabra sobre la vida y sobre la fe. Esto es una invitación a movernos más en el campo de sus expresiones vitales, es decir en el campo de la narrativa. Lo anterior nos posiciona ante el desafió de lograr la síntesis entre fe y cultura, propiciando los valores realzados desde la fe de una manera profunda. El desafío está en reconocer que el joven vive en una realidad fragmentada, en la cual hay una ruptura con los valores transcendentales. En este tiempo vacío de palabras, percibimos la necesidad de proponer la fe desde distintas perspectivas a lo litúrgico. Proponer una fe que esté más ligada a las acciones, una fe más comprometida con la solidaridad y la justicia. Esta necesidad, nos pone de cara a poder redescubrir el poder que tienen los ritos. En particular, en la adolescencia, los ritos de iniciación son ritos que marcan el cambio, la transición. Para esto es necesario conocer los ritos que en nuestra cultura pueden acompañar la palabra, ahondando sobre su poder en la propia vida. En vano será el trabajo pastoral si no tomamos conciencia de los dilemas sociales, espirituales y orales que los adolescentes se ven enfrentados hoy en estos tiempos de transiciones vitales. 17


¿Cómo podemos tomar conciencia de la brecha cognitiva que existe entre los nativos digitales que nacieron después de los 80 y los que hemos aprendido las tecnología digitales, si cada uno decide de forma individual lo que dice y reflexiona, si no dialogamos entre los adultos acerca de los mensajes que damos y la repercusión en los chicos? Es necesario definir qué imagen de Jesús queremos dar, teniendo en cuenta su identidad (el Jesús de los evangelios), y su relevancia (que tiene que ver con el Cristo que necesitan la iglesia, los pueblos, los jóvenes)

La necesidad de cuestionar lo establecido se hace presente en este tiempo, en nuestra institución, porque sabemos que la época del SER ha cambiado y hoy el criterio hermenéutico tiene que ver más con el ESTAR. Esta necesidad ancla su razón de ser en ciertas prácticas pastorales que tienen escasa adhesión. Pero a la vez sabemos que nos topamos con la resistencia que tenemos todos al riesgo que supone la novedad. Iluminados por el mito de la caverna de Platón podríamos decir: que a veces deseamos quedarnos en la seguridad de la caverna. Donde nos mantenemos en la oscuridad engañosa de la nostalgia. Estamos seguros pero dependientes de una historia que fue y que no está siendo. Salir de esta cueva de las sombras es riesgoso por desconocido, pero es una manera de hacer una pastoral en comunicación y participación, en contacto con las personas y las cosas. Estamos convencidos de que es preciso accionar innovaciones que pongan en diálogo nuestra tradición para que recuperemos sentidos o nos constituyamos agentes de cambio de lo que ya no es una respuesta actual. 18


Objetivos - Alentar en el equipo la actitud reflexiva sobre las propias prácticas educativo-pastorales, caminando hacia una pastoral más conciente y con sentido. - Caminar hacia una pastoral más razonable , que haga de ella una acción creíble y coherente. - Cuidar en la propuesta pastoral la integración fe y vida, promoviendo una espiritualidad desde lo cotidiano. - Resignificar el mensaje de fe, las celebraciones y demás actividades pastorales desde las claves del sentido, la vida, la felicidad y lo juvenil. - Poner en diálogo la cultura eclesial con la cultura juvenil (dando información sobre aspectos religiosos, escuchando las preguntas e inquietudes, etc)

19


20


CAPÍTULO III

ESTRECHAR Y REENCENDER


Este capítulo es una invitación a construir lazos de comunidad y de amor fraterno entre todos los actores institucionales. Es un desafío a superar los muros que nos separan, y de esta manera reconocer la riqueza de las diferencias y las innumerables cosas en común que tenemos. Por eso es necesario crear espacios de participación flexibles y toma de decisiones compartidas caminando hacia una mayor implicación de todos, para crecer en responsabilidad institucional, donde chicos y grandes nos hagamos cargo de lo que asumimos y vayamos así constituyéndonos en sujetos educadores-pastores, aprendices-ovejas, en una comunidad educativo-pastoral, donde se haga realidad el “todos somos y hacemos pastoral” que tantas veces decimos y escuchamos.

En nuestra institución durante mucho tiempo se ha debatido y reflexionado sobre el ámbito pastoral y su relación con el carisma salesiano, a su vez, se han realizado innumerables acciones pastorales, a veces en busca de objetivos utópicos, difusos e irreales; en consecuencia se ha perdido de vista el contexto en el cual viven los destinatarios de nuestra actividad, tanto adultos como jóvenes, un contexto del cual se habla mucho pero se conoce poco y que interroga constantemente nuestra práctica. Dada la problemática que se nos presenta es de vital importancia reencender el espíritu de Don Bosco, volver a las raíces y crecer juntos en el evangelio.

Consideramos que la implicación de todos reenciende el espíritu evangélico de comunidad y destierra la idea de que la pastoral nace y termina en la figura del coordinador del área, creyendo que su oficina es el lugar de las soluciones mágicas. 22


Si observamos que nuestros jóvenes participan poco en la vida asociativa y de los grupos, no podemos caer en la tentación de decir “los chicos de antes eran mejores”, estaríamos perdiendo de vista las necesidades reales de nuestros destinatarios. Quizás la poca participación en las propuestas pastorales se deba a que nuestros jóvenes se encuentran distanciados de lo que se propone como “doctrina sana”, por lo que se nos dificulta el acompañamiento de las transiciones vitales no sólo de los chicos, sino también de los adultos, dificultando así definir los destinatarios más urgentes.

23


Es necesario volver a dirigir nuestra mirada a los jóvenes, reconociendo sus necesidades y empatizando con ellos en lo cotidiano, inspirados en Don Bosco e invitados a seguir su camino. El acompañamiento implica compartir gustos e intereses con los jóvenes. En ocasiones hay mucha burocracia y poco acompañamiento, en esto los jóvenes agudizan sus problemas de conducta, será importante la valorización de aptitudes y actitudes que genere un cambio positivo; cambios que generen la oportunidad de que los educadores aporten efectivamente al crecimiento de los chicos en la vida misma. Creemos que es necesario valorar el patio como lugar de encuentro ya que engendra afecto, y el afecto, confianza, lo que implica presencia, asistencia, escucha, guía, vigilancia, cariño, aunque también presente la necesidad de convivir con sanos límites que han de plantearse y realizarse en la perspectiva de un proyecto en común.

Objetivos - Crear las condiciones que favorezcan un clima de escucha para generar espacios de diálogo. - Que los jóvenes se sientan acompañados en su realidad cotidiana. - Cuidar en la propuesta pastoral la integración fe-vida. - Poner en diálogo la cultura eclesial con la cultura juvenil. 24


CAPÍTULO IV

PENSAR Y TEMATIZAR


“Habían pensado con algún fundamento que no hay castigo más terrible que el trabajo inútil y sin esperanza” ***

26


La historia de nuestro colegio nos llena de orgullo, nos conmueve, pero también muchas veces nos condiciona y paraliza. Parte de nuestra memoria está marcada por personas que con generosidad entregaron su vida y gastaron sus energías en estos patios; que le dieron al colegio el “status” que hemos recibido como legado, y que en ocasiones vivimos como algo que hemos ido perdiendo y haciendo, de esta manera, que “el tulio ya no sea el de antes”. Como Equipo de Animación Pastoral nuestro origen es reciente y este contexto histórico-institucional ha condicionado nuestro nacimiento, asumiendo, consciente o inconscientemente, modos de ser, pensar y actuar que han ido constituyendo nuestra identidad institucional.

Es bueno que tomemos conciencia de la brecha cognitiva que existe entre los nativos digitales que nacieron después de los 80 y los que hemos aprendido las tecnología digitales. Esta brecha marca el modo de relación entre adultos y adolescentes. Y nos ayudará a comprender que nuestros adolescentes (milenials) se están introduciendo a la cultura, también a la fe, a través de intermediarios digitales y no a través del papel y la imprenta. La distancia entre los adultos y adolescentes puede hacer que nuestro lenguaje de educadores sea difícil de descifrar, por eso debemos reflexionar sobre nuestros mensajes, sus modos y contenidos.

La realidad de la escuela muchas veces nos agobia y nos estresa, la vida se revela compleja. Llegamos a sentirnos en múltiples tareas, sin un marco que nos oriente en la dirección de nuestro accionar pastoral, como quien hace de todo pero no hace nada. Esta multiplicidad de tareas hace que no podamos entregar todas nuestras energías a lo explícitamente pastoral. 27


Para conocer el mundo adolescente, empatizar es un buen punto de partida. Planteando con firmeza lo que no funciona es un camino de clarificación, que devuelve la confianza al adolescente. Permitir que los chicos afronten las acciones, decisiones y cambios sociales que consideran necesarios en el mundo que viven nos permite cambiar el paradigma “del tiempo invertido en papeles” a un tiempo “destinado a acompañar”.

Sabiendo que nuestros mensajes pastorales tienen siempre una imagen de Dios detrás. Es necesario aclarar qué imagen de Jesús queremos mostrar. El teólogo Walter Kasper dice que para que la imagen de Jesús sea presentada en los distintos tiempos, debe ser fiel a la identidad del Jesús de los evangelios como a lo que los jóvenes, los pueblos, la sociedad considera relevante.

Como educadores es necesario que acompañemos la acción pastoral promoviendo en los jóvenes una fe más celebrativa y vivencial, donde la integración entre fe y vida sea una realidad que parta del compromiso, el servicio y la participación. Para esto es necesario salir de la “queja” e implicarse, para ir más allá del “por qué” de la poca participación en los recreos eucarísticos y retiros o las pocas confesiones. Lo anterior es un síntoma que nos pertenece también como adultos.

Comprender la vida linealmente nos hace pensar que tenemos dos opciones: avanzar o retroceder, los errores son retrocesos y los aciertos son avances. Esta mirada lineal reduce nuestros horizontes de sentido al éxito o al fracaso. En cambio, comprender los procesos vitales de manera espiralada es entender que aciertos y errores son posibilidad de crecimiento. Que hay tiempos en la vida que son para hacerse preguntas, para que luego se incube una respuesta. En la vida siempre crecemos, porque nunca somos los mismos, a lo sumo podemos intentar detener el crecimiento. 28


Objetivos - Queremos que los jóvenes se sientan acompañados en su realidad cotidiana. - Cuidar en la propuesta pastoral la integración entre fe y vida, promoviendo una espiritualidad desde lo cotidiano. - Resignificar el mensaje de fe desde las claves del sentido, la vida y la felicidad. Haciendo de nuestras celebraciones una expresión festiva y juvenil. - Poner en relación la cultura eclesial con la cultura juvenil. Dando información sobre aspectos religiosos, escuchando las preguntas e inquietudes.


CALENDARIO: planificació Marzo

Abril

Mayo

Junio

2011

2010

Febrero

Declaración de domicilio

“Queridos hijos, ard

2012

Kerigma

Hoy puede ser un gran día

El espíritu visita nuestras aulas Kerigma

Hoy puede ser un gran día

Menú a la carta

2013

Conexión MJS

Un bicho diferente Kerigma

Hoy puede ser un gran día


ón de programas por año Julio

Agosto

Setiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

Encuentro de pastores Declaración de domicilio

Paso a paso Imposibles posibles

do en deseo de hacerles una visita” Saltando muros Al calor del hogar El pan del cielo

Paso a paso Con los pies en la tierra Hoy puede ser un gran día Saltando muros

Paso a paso Saltando muros Hoy puede ser un gran día


PROGRAMAS


PROGRAMA Nº 1

Encuentro de Pastores Descripción Este programa consiste en crear un espacio de diálogo con el Equipo directivo de nivel para comunicar el plan de pastoral, y escuchar resonancias, compartir pareceres, y, finalmente, obtener el consenso para seguir caminando. Destinatarios Equipo Directivo de nivel Equipo de Animación Pastoral Responsables El Equipo de Animación Pastoral Coordinador de Animación Pastoral Metas Meta inicial: Cerramos el Plan Pastoral Meta 2: Comunicamos el Plan Pastoral a Adrián di Gregorio para recibir reflejos Meta 3: Acordamos en el Equipo de Animación Pastoral el modo de realizar el encuentro con el Equipo Directivo (martes 19 de octubre – 20.00hs) Meta 4: Acordamos con el Equipo Directivo fecha de encuentro (viernes 29 de octubre) Meta 5: Realizamos el encuentro Meta 6: Logramos el consenso con el Equipo Directivo Meta final: Diseñamos el Plan Tiempo: 3 semanas (sábado 16 de octubre – viernes 5 de noviembre)

34


PROGRAMA Nº 2

Declaración de domicilio Descripción Serán jornadas de diálogo entre los profesores de religión y aquellos que deseen del equipo de pastoral, con el objetivo de compartir el lugar o domicilio desde el cual cada uno comparte la fe con los adolescentes. Así cruzar miradas que nos permitan concientizarnos más y profundizar la educación en la fe, procurando que sea acorde a la cultura que los adolescentes habitan y conectada al evangelio de Jesús. De esta manera renovar nuestra actitud y formas de encarar esta materia en el espacio áulico. Destinatarios Los profesores de Religión y miembros del equipo de animación pastoral que les interese participar Responsables Martín Melgar y jefe de departamento Metas Meta inicial: acordar con los profesores de religión un día para compartir desde su experiencia de la educación en la fe Meta 2: “¿Dónde vives?” - Encontrarnos para compartir: Indagando sobre preguntas, cuestionamientos, seguridades, aportes de la materia a los adolescentes, provocaciones al cambio. Creando un espacio de recepción y acogida de las experiencias de los docentes. Acordar cuáles son las problemáticas más urgentes que nos gustaría ahondar, para encarar en la próxima reunión Meta 3: “Hasta donde Dios ME quiera llevar” - Afrontar las grietas según las experiencias compartidas. Valiéndonos de textos iluminadores, lecturas orientadoras, autores Meta 4: “Hasta donde Dios NOS quiera llevar” – Compartir los caminos recorridos con la comunidad, haciendo una jornada – eco, con algún especialista 35


Meta 5: “Nuestro domicilio” - Realizar Acuerdos que nos ayuden a aterrizar la declaración de domicilio común que hemos hecho. Decisiones que den nuevas tonalidades a nuestras planificaciones, a nuestras clases, al trato entre el adulto y el adolescente Meta final: “Mirando para adelante” - evaluar y ver qué necesidades deben responderse Tiempo: 1 reunión antes de terminar el 2010: “¿Dónde vives?” 1 o 2 reunión en febrero “Hasta donde Dios ME quiera llevar” 1 reunión abierta en marzo o abril “Hasta donde Dios NOS quiera llevar” 1 reunión después de la anterior: “Nuestro domicilio” 1 reunión Junio: “Mirando para adelante”

36


PROGRAMA Nº 3

Paso a paso Descripción Este programa consiste en replantearnos como equipo las dificultades que atraviesan nuestros alumnos para ofrecerles junto al DER y el DOE un acompañamiento real en el camino de la fe para llegar a Dios desde experiencias concretas y vitales. Revitalizando las convivencias por curso y otros momentos que se crean oportunos. Destinatarios Equipo de Animación Pastoral El DER y el DOE Nuestros alumnos Responsables El Equipo de Animación Pastoral El DER y el DOE Metas Meta inicial: Acordamos en el Equipo de Animación Pastoral el modo de realizar el encuentro con el DER y el DOE Meta 1: Acordamos con el DER y el DOE la fecha de encuentro Meta 2: Delimitamos las responsabilidades de cada equipo y proyectamos Meta 3: Ejecutamos los proyectos Meta final: Evaluamos y rediseñamos los proyectos Tiempo 1 año

37


PROGRAMA Nº 4

Imposibles posibles Descripción Este programa consiste en crear un espacio de diálogo y reflexión con el Equipo de preceptores y el DOE, cuyo objetivo será pensar los modos de nuestro acompañamiento y definir el sentido de las normas de convivencia, desde el sistema preventivo y la espiritualidad salesiana. Destinatarios Equipo de preceptores DOE Responsables El Equipo de Animación Pastoral – Coordinador del DOE y jefe de preceptores Metas Meta inicial: comunicamos al equipo directivo la idea del programa Meta 2: acercamos el programa a los responsables de cada área para acordar el modo y tiempo de trabajo Meta 3: Definimos con el jefe de preceptores y el coordinador del DOE los proyectos del programa Meta 4: Acordamos con el DOE y el equipo de preceptores la fecha del primer encuentro Meta 5: Realizamos el primer encuentro Meta 6: los coordinadores de área comparten lo trabajado con el equipo de nivel Meta final: el DOE y los preceptores preparan el segundo encuentro Tiempo Año 2011, mes de abril 1 año 38


PROGRAMA Nº 5

Saltando muros Descripción Este programa consiste en pensar propuestas de aprendizaje solidario para los distintos cursos. Destinatarios Alumnos nivel secundario Responsables Equipo de Animación Pastoral Otros educadores Metas Meta inicial: Proponemos actividades que fomenten el aprendizaje en servicio Meta 2: Establecemos una secuencia de actividades solidarias que abarque todo el trayecto educativo adaptado a la edad de los alumnos Meta 3: Compartimos las propuestas con los distintos actores institucionales involucrados en el seguimiento cotidiano y educativo de los alumnos. Meta final: Ejecutamos las actividades propuestas según objetivos y tiempos establecidos en la secuencia de actividades Tiempo 3 a 6 meses*

*Sujeto al tiempo definido por cada actividad. Adaptadas a la duración general del Plan 39


PROGRAMA Nº 6

“Queridos hijos, ardo en deseos de hacerles una visita” (Carta de Don Bosco a los hijos de América, 1877)

Descripción Organizar y proponer un itinerario de talleres formativo para los adultos de nuestra institución, sobre salesianidad: sistema preventivo, vida de Don Bosco, sueños, cartas significativas, etc. Reencendiendo lo que algunos educadores ya conocen por su experiencia y brindando espacios donde los nuevos puedan acercarse a las fuentes de nuestra espiritualidad. Destinatarios Adultos educadores de la comunidad educativo-pastoral Responsables Gregorio Herranz Daniel Battig Fernando Llomplat Martín Melgar Metas Meta inicial: Compartimos en el equipo de animación pastoral algunos criterios para la organización y animación del programa Meta 2: Comunicamos al rector la idea del programa para complementar con proyectos institucionales previos sobre la misma temática Meta 3: Constituimos el equipo referente que organice y anime le itinerario Meta 4: El equipo se reúne para organizar y proyectar el itinerario Meta 5: Invitamos y motivamos a la comunidad a la participación Meta 6: Realizamos el itinerario en las distintas fechas pro40


yectadas Meta 7: Evaluamos Meta final: Repensamos la propuesta para el año siguiente Tiempo 1 año Etapa 1: Antes que termine el 2010 Acuerdo con el Rector. Constitución del equipo referente Etapa 2: Febrero de 2011 Reunión del equipo referente para proyectar. Etapa 3: Durante el ciclo lectivo 2011 (puede ser cuidando los “meses fuertes”: Mayo y Agosto) Concreción de los encuentros y evaluación

41


PROGRAMA Nº 7

Al calor del hogar Descripción Este programa consiste en planificar un espacio de encuentro con los docentes de la institución; que tenga las características de una jornada de participación flexible y voluntaria, con el deseo puesto en que sea una invitación a construir lazos de comunidad y de amor fraterno entre todos los actores institucionales. La intencionalidad está puesta en el desafío que genera el construir nuevas formas de mirar y de tomar decisiones en función del rol. Para concretar esta jornada con el Equipo de Animación Pastoral, definiremos la temática a abordar; esperando que redunde en un enriquecimiento personal y una implicancia de todos. Propondremos a los docentes encontrar un tiempo que les permita retirarse de la cotidianeidad y obligaciones, para permitirnos un momento para pensar y pensarnos, que nos permita reencender y estrechar los vínculos tal cual se definió en el capítulo tres. Destinatarios Docentes y directivos de la institución, preceptores, administrativos y otros interesados Responsables Los referentes serán Ely Lara y el asesor de pastoral P. Martín Melgar. Tendrá participación de apoyo y colaboración en la organización el resto del Equipo de Pastoral Metas Meta inicial: definimos con el equipo de pastoral la temática central del encuentro Meta 1: cursar la invitación a los docentes Meta 2: comprometemos a la persona que será el guía responsable del desarrollo de la temática (Martín Melgar y Ely Lara) 42


Meta 3: dise帽amos la jornada: definiendo el lugar del encuentro, las estrategias metodol贸gicas y otros detalles que hacen a la organizaci贸n en general Meta 4: desarrollamos la jornada Meta 5: evaluamos la jornada con los participantes y en el Equipo de Pastoral Tiempo Se concretar谩 en el mes de agosto

43


Otros programas... El Espíritu visita nuestras aulas Descripción: Dialogar con los coordinadores de área, sobre la clave pastoral con que abordar el currículum. Si quieres te acompaño… Descripción: Generar espacios abiertos de reflexión para los chicos sobre el acompañamiento y los referentes adultos que pueden acompañarlos. Con los pies en la tierra Descripción: Dejarnos ayudar y dialogar con la administración, armar un presupuesto de pastoral, generar espacios de intercambio y reflexión con las personas de administración. El pan del cielo Descripción: Resignificar junto con los ministros de la eucaristía el recreo eucarístico. Hoy puede ser un gran día Descripción: Abrir la participación en los buenos días, a alumnos y adultos. Kerigma Descripción: Dialogar con aquellos adolescentes que no poseen la iniciación cristiana e iniciar juntos un camino de catecumenado en diálogo con la parroquia. Conexión MJS Descripción: Crear un espacio de diálogo con referentes del mjs y ofrecer puertas para que se presenten los grupos y abrir la participación de nuestros alumnos a los grupos juveniles. 44


Un bicho diferente Descripción: Dedicar un tiempo a pensar la cultura adolescente (modos de actuar, pensar, costumbres…) con aquellos adultos que deseen participar. De esta manera renovar la relación adulto adolescente en nuestra institución. Menú a la carta Descripción: seguir pensando algunos programas más según necesidades del plan pastoral.

45


Este libro se terminó de imprimir en el mes de febrero de 2011 en la ciudad de San Miguel de Tucumán. Los textos fueron ilustrados con dibujos del ilustrador argentino Kioskerman (www.kioskerman.com.ar) Agradecemos al equipo directivo el acompañamiento durante este tiempo; a Adrián Di Gregorio, tutor del proceso, a Bruno Juliano que nos ayudó en el diseño.


Plan pastoral 2010-2013 Colegio Tulio García Fernández San Miguel de Tucumán, febrero de 2011


El lugar está preparado