Page 25

Artículo

José Blas Fernández Sánchez Presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Graduados Sociales.

Vocación Profesional

Nuestra sociedad posee en estos momentos más Facultades que nunca y más Universidades, las cuales entre públicas y privadas forman todo un marco de posibilidades para quienes quieran emprender unos estudios, lo que posibilita que la formación universitaria sea ejemplo para Europa y parte del mundo actual. Sin embargo, la entrada en la Universidad no es uniforme en su estructura vocacional, ya que todos no tienen la misma puntuación para conseguir entrar en la carrera que se desea, por lo que hoy se estudian muchas disciplinas y profesiones, en su conjunto, que no se conocen y lo que es peor, no tienen salida para luego encontrar un puesto de trabajo propio, tanto de sus conocimientos como del sentir vocacional de quienes desean ejercer una profesión en la sociedad civil. Para todo esto y corregir así las lagunas de este lapsus que no se enseña en la universidad, deberían contar con mayor participación de los Colegios Profesionales, Corporaciones de Derecho Público que viven a diario el cometido de sus miembros profesionales y desde donde se sabe y practica el ejercicio de una profesión colegiada, lo que conlleva que quienes se incorporen a un Colegio sepan de antemano a dónde van y qué es lo que les espera, cosa que no conocen mientras realizan los estudios universitarios, porque entre otras cuestiones no se les enseña ni se les dice a los futuros profesionales, por lo que cada vez se hace más necesario que exista un “cordón umbilical” entre Universidad y Colegio Profesional, como ya algunas vienen haciendo, pues un resultado de esta falta de “conexión” es crear “carreras de parados” y de pos-universitarios que no conocen a la profesión a la que se incorporan y fracasan estrepitosamente en ese mundo en el que se inician y lo que es peor, salen condenados a fracasar en la vida, culpándose de ese desconocimiento de la profesión que luego tienen que dejar y que estudiaron sin vocación y sin saber qué era esa carrera, sólo por matricularse y decir que estudian.

Graduados Sociales n.º 89 • 2017

Por ello, los que somos profesionales de unos estudios que has hecho con vocación, exhortamos a todos los futuros universitarios que escojan una carrera que les guste y apasione, que sientan vocación por ella y que se sientan integrados en lo que van a ejercer al cabo de 4 ó 6 años de estudios universitarios. En resumen, preparar a estos alumnos con la asistencia permanente de charlas y encuentros de los Colegios, tanto en los cursos previos al comienzo de la etapa universitaria para una mejor elección de la carrera a estudiar, como posteriormente, en la Universidad y en las distintas facultades de cada ramo para informarles minuciosamente qué es lo que están estudiando y cómo se ejerce esa profesión que han escogido, para que así no exista fracaso y digo más, cada alumno antes de comenzar los estudios debe conocerse y saber si tiene vocación de lo que va a estudiar y que se informe de lo que quiere estudiar, acudiendo a los Colegios profesionales. Seguro que con ello, habrá menos fracaso pos-universitario.

Exhortamos a todos los futuros universitarios a que escojan una carrera que les guste y apasione, que sientan vocación por ella y que se sientan integrados en lo que van a ejercer al cabo de 4 ó 6 años de estudios universitarios. 25

Revista Justicia Social nº 89  
Advertisement