Issuu on Google+

¿Qué más da? Lo pasado, pasado está. Siempre he pensado que era una inconformista y una rebelde. Intento recordar pero las gotas de agua chocan contra mi rostro, el viento enfría mi cara pero tengo que seguir volando, porque hacia donde ellas vallan yo tengo que ir. Pero haber como era tengo que recordar. ¡Ya lo tengo! ¿Qué más da? Lo pasado, pasado está. Siempre he pensado que era una inconformista y una rebelde. Y no lo digo por que si. Ainoa, la chica de la que hablo. Era una compañera mía desde los tres años pero nunca me a caído bien. Todo empezó el primer día de colegio. Yo estaba muy nerviosa y no me iba a imaginar que una niña rubia con ojos azules. Resumiendo muy adorable y muy mona, me iba a bajar los pantalones. Pero eso solo fue el principio, en primero de primaria, el 21 de octubre, el día de mi cumpleaños. Me rompió el telescopio, que me había regalado mi mejor amigo Mattewen o como le solemos llamar Matt. Yo intentaba pensar que había sido un accidente. Pero para Ainoa todo eso no era suficiente. El día de mi cumpleaños en cuarto curso le pidió salir a Matt, el respondió que si, aunque no le parecía guapa, ni amable ni maja… pero como era popular salio con ella. Yo pensaba que a Ainoa le gustaba de verdad Matt. Pero también suponía que se tramaba algo. Matt al cabo de unos días dejó de estar conmigo en los recreos, dejó de sentarse conmigo en el comedor para sentarse con… ¡como no Ainoa! Y al final dejo de quedar conmigo por las tardes. Entonces decidí hacerme mas amiga de las chicas de clase y me di cuenta de que eran muy majas no como Ainoa. Aunque en realidad no estaba con todas de hecho solo estaba con cuatro de las catorce que somos en clase, ya que las de más son amigas de Ainoa. Pero a un así Claudia, Carlota, María y Alba son muy majas, Carlota es la que mejor me cae ya que es muy lista muy maja muy amable, muy divertida. Tiene los ojos marrones el pelo marrón y es bastante alta, pero lo que más me gusta de ella es lo maja que es. Pasaron dos años y yo ya estaba en sexto. El día de mi cumpleaños. Ainoa ni se inmuto de que yo estaba en clase y claro por eso yo me alegre mucho, pero en ese momento oí como le decía Matt a Ainoa: - ¿por que todo el mundo le da regalos a mi ex mejor amiga? - Por que hoy es su cumpleaños. - ¿y a mí que más me da? Dijo Matt En ese momento el corazón se me izo trizas, las lagrimas resbalaban por mi rostro y yo lo único que quería hacer era salir corriendo, pero por alguna razón no podía, por ___1___ alguna razón quería saber que le respondía.


Sus palabras exactamente fueron. -Matt porque es tu ángel tu ángel de la guarda. No me podía creer lo que había dicho, la chica a la que más odiaba en el mundo sabía mi mayor secreto. Matt después de esas palabras se quedo mudo, pero Ainoa siguió contándole cosas sobre mí y sobre los ángeles, aunque todas eran mentira pero el tonto de Matt se las creía. Yo no la prestaba mucha atención por que estaba pensando en como ella sabia que yo era un ángel. Aunque hubo una parte que si la oí, una parte en la que ella decía. “Yo la molestaba cada cumpleaños, por que un ángel había matado a mis padres el día que yo cumplí tres años, pensé que había sido ella para vengarse de mi por haberla bajado los pantalones”. Pero ayer me di cuenta de que no podía haber sido ella por que las alas de ángel las con ceden a los cinco años. -¿Como es que sabes tanto sobre ángeles? Pregunto Matt. - porque yo soy uno de ellos. Yo sabia que eso no podía ser verdad. Por que los ángeles se reconocen con solo mirarse. A si que cogí el cuchillo que habían usado para cortar la tarta y fui corriendo hacia ellos, segundos después, el cuchillo estaba clavado en el corazón de Ainoa. Y la verdad es que no era un ángel por que un ángel al morir saca las alas y ella no lo hizo. Matt muy enfadado con migo cogió el cuchillo y… yo al morir enseñe las alas. Matt se fue del colegio llorando y empezó a pensar que había sido un estupido y un idiota por haberme dejado tirada para estar con Ainoa. Que no tendría que haberme matado, y que Ainoa le había mentido por decirle que ella es un ángel cuando en realidad no lo era. Antes de darse cuenta a Matt lo había atropellado un camión. Y al segundo había muerto. Alguien que lea este pequeño relato de mi vida. Que yo intentaba recordar con muchas ganas, pensara, ¿como se ha enterado de la muerte de Matt? La respuesta mas apropiada pera esa pregunta es: Los ángeles incluso muertos siguen cuidando de personas, hasta que ellas mueren. Y yo ahora cuido de cuatro chicas de sexto de primaria que se llaman Henar, Olivia, Bless y Violeta. Cuatro mejores amigas que se pelan continuamente pero que siempre serán mejores amigas.

ELLAS CUATRO JUNTAS DEMUESTRAN QUE LAS AMISTADES REALES NO SON LAS QUE SIEMPRE SON FELICES Y NUNCA SE PELEAN. SI NO LAS QUE SE PELEAN PERO SABEN PERDONARSE. ¡¡¡¡¡¡¡¡FÍN!!!!!!!!

----2----


SEUDONIMO: Cala

MODALIDAD: Iniciaci贸n


Qué más da violeta