Page 1

EL ALMOHADÓN DE PLUMAS Y OTRAS HISTORIAS

Reescritura de un cuento clásico de la literatura de terror de América Latina y otras historias.

Proyecto Joven Escritor 2017 – 5º año Colegio ECCOS


Título original: El almohadón de plumas y otras historias Publicado em 2017 por el Colegio ECCOS Colégio ECCOS Rua Bariloche, 91 – Jardim América São José dos Campos – SP – Brasil

Escritores Estudiantes de 5º año - 2017 Maestro Responsable: Laura Duarte Revisión técnica: Katia Popov Ilustraciones: Estudiantes de 5º año www.colegioeccos.com.br Todos los derechos reservados Edición 2017


Índice

Presentación, 4 El almohadón de plumas, por Alice Mayumi y Henrique Kenji, 5 El almohadón de plumas, por André Nakagawa y Rafael Daiki, 6 El almohadón de plumas, por Andrea Osako y Maria Eduarda Caproni, 7 El almohadón de plumas, por Lucas Noronha y Mel Mayo, 8 El almohadón de plumas, por Felipe Aguiar y Manuela Seixas, 9 La cucaracha, por Francesca Avella y Julia Camillo, 10 El almohadón de plumas, por Gustavo Gonçalves y Maria Fernanda Fernandes, 11 El almohadón de plumas, por Julia Alves, Maria Eduarda Marucho, 12 El almohadón de plumas, por Mariana de Carvalho y Maria Clara Castro, 13 El almohadón de plumas, por Luiza Tomaz Maria Fernanda Rabelo, 14 El almohadón de plumas, por Sophia Julia Tiemi, 15 El almohadón de plumas, por Amanda Kaori, Kauã Rosa, Maria Fernanda de Faria, 16 El almohadón de plumas, por Eduardo Barros, Eduardo Simões, Maria Clara Capucho, 17 El almohadón de plumas, por Bruna Watanabe, Erick de Oliveira, Sophia Tiemi, 18 El almohadón de plumas, por Gabriel Ribeiro, Manuella Lippi, Pedro Paloschi, 19 El almohadón de plumas, por Maria Luiza Romani, Mariana Moretti, Rafaela Watanabe, 20 El almohadón de plumas, por Maria Clara de Moura, Miguel Sepúlveda, Patrick Thomas, 21 Nombre de los alumnos, 22


Escritores: - Isabela - Caio Dedicamos este libro a nuestros familiares y amigos.

Agradecemos por el apoyo a nuestros profesores y familiares.


Presentación Movidos por el tema del terror, este año elegimos reescribir el cuento El almohadón de Plumas, de Horacio Quiroga, considerado un clásico en la literatura de terror de América Latina. Horacio Quiroga nació en Uruguay, en 1878, y murió en Argentina, en 1937. Edgar Allan Poe fue una de sus

principales fuentes de inspiración. Ambos escritores tienen en común una tendencia por lo misterioso y lo macabro.

La reescritura implicó un largo proceso. Primero, el contacto con la lectura. Luego, la visualización del vídeo en Stop Motion, realizado en Chile, disponible en https://www.youtube.com/watch?v=lGIkUWv1THc. Selección de vocabulario esencial. Y por último la reescritura. Algunos alumnos optaron por reescribir la historia original. Otros, a partir de la historia prefirieron crear sus propias historias, aunque con los mismos personajes. Aquí está el resultado creativo de los alumnos de 5º año.

¡A disfrutar! Maestra Laura Duarte

4


Escritores: - Isabela - Caio

El almohadón de plumas En una casa había una pareja de jóvenes, ella se llamaba Alicia y él se llamaba Jordán. Un día Jordán salió para cuidar su caballo y Alicia se quedó triste porque no podía salir de casa. Un día Alicia empezó a sentirse mal y su marido la llevó al patio para tomar aire. Cuando volvió, Alicia se acostó en su cama y se durmió. Pronto Alicia comenzó con alucinaciones terribles. Una vez soñó con un cerdo que soltaba bichos por la nariz y le subían por el cuello. Alicia se asustó y dio un grito: -- ¡Aghgggggh! Entonces, Jordán corrió para el cuarto de Alicia, él la tranquilizó y ella volvió a dormirse. Al día siguiente Jordán llamó a un médico, que la examinó y dijo: - ¡Alicia está bien! La señora que trabajaba en la casa fue a arreglar el cuarto de Alicia y le dejó el desayuno. Alicia se sentó en la cama para tomar su café e intentó levantarse, pero ella se desmayó de tanta debilidad. La señora enseguida llamó a Jordán y ayudaron a Alicia a levantarse. Pero, Alicia fue empeorando cada vez más y en cinco días y cinco noches, se murió. Cuando la señora limpiadora estaba arreglando el cuarto de Alicia, encontró manchas de sangre humano en el almohadón. Empezó a llamar a Jordán: -- ¡Señor Jordán! Jordán corrió para ver qué pasaba, cortó el almohadón para ver lo que tenía, y se encontró con un ácaro gigante, que le había sacado toda la sangre a Alicia. 5


Escritores: - Isabela - Caio

El almohadón de plumas Su luna de miel fue un vasto escalofrío. Alicia era rubia, angelical y tímida y su marido tenía un carácter duro. Alicia estaba con una terrible fiebre. Jordán con su arrogancia no quiso llamar el médico. Por eso cada día Alicia se enfermaba más y más. Los días fueron pasando y ella comenzó a tener alucinaciones. En tan solo cinco días y cinco noches Alicia se murió. Un día, después de su muerte, la limpiadora vio sangre en el almohadón de Alicia y llamó: -- ¡Jordán! ¡Jordán! Cinco minutos después Jordán apareció con un cuchillo y cortó el almohadón de plumas. Jordán vio un ácaro gigante que era el que sacaba la sangre a Alicia todas las noches.

6


Escritores: - Isabela - Caio

El almohadón de plumas El día 25 de enero de 1981 un hombre muy guapo y afamado, y también muy querido por las mujeres se casó con una mujer sencilla. Ella no tenía nada de gran valor, pero su corazón era muy puro. Alicia era rubia, angelical, tímida y adoraba la naturaleza. Al contrario, Jordán tenía un carácter fuerte. Antes de casarse, buscaron casa para vivir. Jordán quería una casa elegante y cómoda, Alicia también quería una casa cómoda, pero prefería que fuera rústica. Y como Jordán haría todo por ella, pues él la amaba mucho, eligieron la casa como a Alicia le gustaba. El día del casamiento parecía todo un sueño, maravilloso. Después de volver de la luna de miel se fueron para la casa. No sabían que su destino cambiaría por completo. Llegando a su nueva casa, por la noche, Alicia tuvo su primera alucinación. Meses después Alicia empezó con un resfriado y le contó a Jordán que tenía pesadillas, pero en realidad eran alucinaciones. Veía un cerdo que la miraba y le salían bichos por la nariz, y corrían hacia el cuello de Alicia. Siempre que pasaba eso, Jordán le hacía un té para que ella se tranquilizara, ya que ella se despertaba gritando muy alto, y él se asustaba y quedaba preocupado con su mujer. De tan preocupado, llamó a un médico, pero este le dijo que no entendía qué le pasaba a Alicia. Después de algunos días, ella fue empeorando. Y después de cinco día y cinco noches de su enfermedad, Alicia se murió por fin. Jordán se puso muy triste y, al final, se mató. 7


Escritores: - Isabela - Caio

Jordán y Alicia: incidente en alto mar Jordán y Alicia formaban una linda pareja. Un día, fueron invitados para un crucero para Italia, pero no sabían que se trataba de una trampa para destruir su casamiento. Cuando llegaron al barco, había muchas personas con armas, entonces quisieron salir del barco, pero ya era demasiado tarde, se encontraban en alto mar. Al día siguiente, se quedaron en la proa del barco, para mirar el paisaje. Después, Jordán se fue al baño y Alicia se quedó sola. Ella vio que estaba cerca de dos hombres vestidos de negro y con gafas oscuras. Alicia se asustó al ver dos cosas extrañas en la mano de los hombres, como si fueran armas. Cuando ella se distrajo, los hombres empezaron a hablar entre ellos un poco. Uno se llamaba Rafael, el otro era Marcos. -- Vamos entrar em acción—dijo Rafael. -- Sí, uno, dos, tres, ¡ya! –contó Marco. Alicia empezó a gritar: -- ¡Socorro!!!!!! Marco le tapó la boca a Alicia con un líquido y ella se desmayó. Rafael la lanzó al mar y enseguida llamaron a su jefe Tiago. -- Hola – saludó Rafael. -- ¿Eliminaron a Alicia? —preguntó el jefe Tiago. -- ¡Sí! —afirma contento Rafael: -- Muy bien-- dijo Tiago—Excelente. Ahora basta esperar para ver el susto de Jordán: -- Hasta luego—dijo Rafael. -- Hasta luego—respondió Tiago. Cuando Jordán volvió del baño, se quedó asustado al ver que Alicia no estaba, y empezó a buscarla por todos lados. Un minuto después, Jordán vio a Alicia flotando en el mar. Entonces, llamó a dos amigos de ellos que se encontraban en el crucero, para intentar salvar a Alicia Jordán, Felipe y Lucas saltaron al mar y salvaron a Alicia. Enseguida la llevaron a sala de enfermería y ella se desmayó hasta el día siguiente. Alicia se despertó muy bien. Ahora Jordán y Alicia pudieron aprovechar el viaje a Italia felices. Ya Tiago, Rafael y Marco no tuvieron la misma suerte, los llevaron presos. 8


Escritores: - Isabela - Caio

El almohadón de plumas Era una casa muy antigua con patios claros, pero fríos, con estatuas de mármol y columnas. Ya dentro de la casa todo era penumbra. En ella vivían Jordán, que era de carácter duro, y su esposa Alicia, que era rubia, angelical y tímida. Un día Alicia se enfermó de influenza, después comenzó a sufrir desmayos y así Alicia empezó a empeorar cada día, y hasta que no pudo salir de la cama. Preocupado, Jordán llamó a un médico. Pero el médico no descubría el por qué Alicia estaba enferma. Un día la limpiadora vio que Alicia estaba muy pálida y llamó Jordán. Él pasaba noches enteras despierto, andando por el corredor. Alicia comenzó a tener alucinaciones con un ciervo que le salían bichos de su nariz y boca para matarla. Con miedo ella gritaba de horror. Jordán estaba cada vez más preocupado con ella. Al fin, en tan solo cinco días y cinco noches Alicia se murió. Poco tiempo después de la muerte de Alicia la limpiadora fue a arreglar el cuarto de Alicia. Cuando de repente vio una gota de sangre en la almohada. La limpiadora llamó Jordán, y cuando él llegó vio que la almohada se movía. Entonces agarró la almohada y la llevó a la mesa del comedor, buscó un cuchillo y cortó la almohada. Salió un parasita de dentro del almohadón. El parasita salió rápidamente del almohadón y se corrió para fuera de la casa. Y hasta hoy el parasita continúa aterrorizando la ciudad de Santiago de Chile.

9


Escritores: - Isabela - Caio

La cucaracha Había una vez una pareja que vivía en Wisconsin, EE. UU. (Estados Unidos) Ella se llamaba Alicia, era rubia, angelical y tímida. Él era Jordán, y tenía un carácter duro. Se habían casado hacía 3 meses. Alicia lo quería mucho. Jordán también la quería mucho, pero no demostraba sus sentimientos. Ellos vivían en una casa que tenía estatuas de mármol y columnas. Está casa parecía mal asombrada. Un día, Alicia se enfermó y empezó a tener desmayos, delirios y alucinaciones. Después de algunos días, se murió. Después del entierro, Jordán volvió para casa llorando y vio el espíritu de Alicia y se desmayó. La limpiadora se asustó al ver a Jordán desmayado, y enseguida vio a Alicia, se limpió los ojos y no la vio más, había desaparecido de nuevo. Después, la limpiadora ayudó a Jordán a irse a reposar al cuarto. Por la mañana, la limpiadora se despertó, fue al cuarto de Alicia y empezó a limpiarlo. Cuando se aproximó de la cama y vio la sangre de Alicia en el almohadón de plumas, empezó a gritar: -- ¡Jordán! ¡Jordán! Venga acá.

-- ¿Qué pasa, señora? --Yo vi la sangre de Alicia en el almohadón de plumas. Entonces, Jordán fue a la cocina y llevó un cuchillo hasta el cuarto y cortó el almohadón, y dentro ¡había una cucaracha gigante! Ninguno de los que estaban en la casa sobrevivió. 10


Escritores: - Isabela - Caio

El almohadón de plumas Hace algún tiempo Alicia y Jordán habían viajado, y su limpiadora estaba de vacaciones. Cuando volvieron de viaje, su antigua casa estaba llena de polvo. Es bueno recordar que el polvo está lleno de ácaros. Un día, Alicia se desmayó, y su empleada llamó al médico para haber qué le pasaba. El médico dijo que Alicia estaba muy enferma, entonces le explicó que necesitaba descansar. Al día siguiente, ella se despertó con alucinaciones y se puso a gritar: -- ¡Jordán! Él fue corriendo para el cuarto y le dijo: -- Tranquila, está todo bien.

Ella se tranquilizó, pero como parecía un poco mejor, él no llamó al médico. Infelizmente, después de cinco días y cinco noches, ella se murió sin explicación, no se sabía por qué había muerto. Entonces, al día siguiente, Jordán y la limpiadora vieron una mancha de sangre en el almohadón en que Alicia dormía y decidieron abrirlo. Allí vieron que dentro del almohadón había un ácaro gigante, que le había absorbido la sangre a Alicia hasta su muerte. 11


Escritores: - Isabela - Caio

El Almohadón de Plumas En la ciudad de Cancún, vivía una pareja muy bonita. Sus nombres eran Alicia y Jordán. Alicia era rubia, angelical y tímida. Jordán tenía carácter duro, era de estatura alta y no era comunicativo. Un bello día, Alicia amaneció enferma. Jordán, como un buen conjugue, se quedó preocupado y llamó al médico. El médico no logró identificar la enfermedad. Jordán, se quedó muy preocupado. Así pasaron tres días y Alicia estaba cada vez peor. Poco tiempo después, Alicia comenzó a tener alucinaciones, veía la imagen de un cerdo extraño delante de ella, al cual le salían bichos de la nariz que atacaban a Alicia. Jordán llamó el médico una vez más, pero él dijo que era un caso inexplicable. Alicia murió por fin. Al día siguiente, Joana, la limpiadora, fue a arreglar el cuarto de Alicia, cuando vio gotas de sangre en el almohadón. Fue corriendo hasta Jordán con el almohadón. Jordán lo abrió con un cuchillo y encontró dentro un ácaro enorme. Jordán se quedó quieto y se puso a llorar. Acababa de comprender lo ocurrido.

12


Escritores: - Isabela - Caio

El almohadón de plumas Era una casa antigua, con estatuas de mármol, columnas magnificas y un patio. Allá vivía una joven rubia, angelical y tímida llamada Alicia. Con ella vivía su esposo Jordán, quien era muy duro y de carácter fuerte. Un día ella amaneció gripada y fue empeorando cada día. Una mañana, ella amaneció desvanecida. Jordán llamó un médico para ver qué le pasaba a Alicia. El doctor pensó que era una anemia muy grave. Después, ella comenzó a tener alucinaciones. Un día vio un cerdo que dentro de él salían de sanguijuelas. Ella se quedó desesperada y dio un grito de horror. Todas las noches eran aterrorizantes. Por fin, Alicia murió. Al día siguiente, por la mañana, la empleada fue a arreglar el cuarto y vio gotas de sangre en el almohadón. Ella se asustó y llamó a Jordán. Cuando él agarró el almohadón, este se movió. Jordán lo cortó y de dentro salió una especie de ácaro que gigante había absorbido toda la sangre de Alicia.

13


Escritores: - Isabela - Caio

El almohadón de plumas Había una pareja llamada Jordán y Alicia. Recién habían vuelto de su luna de miel. Alicia estaba apasionada y Jordán estaba encantado por ella. Él vivía en una casa grande, qué tenía una limpiadora. Un día lluvioso, Alicia se despertó muy resfriada. La limpiadora le llevó un té de camomila. Alicia tomó el té, pero no se sintió bien y volvió a dormir. Jordán, preocupado, llamó al médico. Cuando el médico llegó, fue enseguida al cuarto de Alicia, la examinó, dijo que ella no tenía nada, y se fue. De noche, Alicia tuvo alucinaciones. Soñó con una gallina que ponía huevos, de donde salían unos bichos extraños que atacaban a Alicia. Ella empezó a gritar y Jordán fue corriendo a ver que le pasaba. Cuando llegó, Alicia estaba caída en el suelo. Alicia ya estaba muerta. Jordán lloró mucho. La limpiadora también. Al día siguiente, la limpiadora fue a limpiar el cuarto de Alicia cuando vio algo que se movía debajo de las cubiertas. Ella gritó: -- ¡Señor Jordán! ¡Venga!

Jordán fue corriendo, y con un cuchillo abrió la cubierta y descubrió un bicho extraño y grande, que había matado a Alicia.

14


Escritores: - Isabela - Caio

El almohadón de plumas En una casa vivía una pareja. Él se llamaba Jordán, tenía carácter duro, era de alta estatura y no se comunicaba. Alicia era muy diferente, era rubia y tenía un carácter, angelical y tímida. La casa tenía columnas, estatuas de mármol. Dentro había un brillo glacial. Había leves rasguños en las altas paredes y una sensación de desapacible frío. Un día Alicia empezó a enfermarse, con fiebre muy alta. Todos los días Alicia se sentía tan mal que se acostaba. Jordán llamó al médico, pero no sabía lo que Alicia tenía. Alicia comenzó a tener desmayos y alucinaciones, pero ningún médico descubría el por qué. Cada día ella se quedaba más pálida y desnutrida, hasta que se murió. Un día, la limpiadora fue a arreglar el cuarto de Alicia y encontró dos gotas de sangre en el almohadón y llamó Jordán: -- ¡Señor! Jordán agarró el almohadón y lo llevó para sala, lo abrió y encontró un bicho, que en cinco días y cinco noches venia absorbiendo la sangre de Alicia hasta su muerte.

15


Escritores: - Isabela - Caio

El almohadón de plumas En la casa vivía Jordán, Alicia y una empleada. Jordán y Alicia estaban casados. Jordán era un hombre muy serio, pero tenía un amor muy grande por Alicia. Alicia era angelical, tímida y le gustaba tricotar. Y la empleada...era quieta. Alicia se enfermó, se sentía cansada. Y cada día que pasaba empeoraba, quedaba más pálida, mareada y muy cansada.

Una vez, al intentar levantarse se mareó y se cayó de la cama. Más tarde, Jordán llamó al médico para ver qué tenía Alicia. Pero él médico no le encontró nada… apenas una gripe. Pronto Alicia empezó a tener alucinaciones. Muy asustada gritó aterrorizada, y Jordán se acercó a tranquilizarla: -- Alicia, soy yo. Pero Alicia siguió empeorando y al día siguiente se murió. La limpiadora estaba arreglando el cuarto y encontró el almohadón de plumas de Alicia y gritó: --¡Señor! ¡Señor! ¡Venga aquí! Jordán de prisa fue a ver lo qué pasaba. Llevó el almohadón para la cocina y lo cortó. ¡Del almohadón salió un bicho muy raro! Y Jordán lo mató. Pero la historia no terminó allí para Jordán. Pues, durante varios años, el fantasma de Alicia pasó a asustarlo con frases malignas. Se oía su voz que decía: -- ¡Jordán, volveré! —y luego se escuchaba una risa maléfica… 16


Escritores: - Isabela - Caio

El almohadón de Plumas Alicia era una mujer muy rubia, angelical y tímida. Ella tenía un marido, Jordán, quien la amaba profundamente, pero no lo daba a conocer. Un día Alicia se enfermó y Jordán se quedó mal, preocupado. Decidió llamar a un médico y a la ayudante. El médico dijo: --Ninguna señal de enfermedad grave, nada de vómitos, ni estornudo, ella me parece normal. A pesar de la normalidad de que el médico había hablado, Alicia seguía empeorando. Una noche ella empezó a tener alucinaciones, con un cerdo del cual salían unos bichos de la boca y se le subían al cuerpo de Alicia. Ella soltó un grito y Jordán fue atrás de ella diciendo: -- ¡Alicia! ¡Alicia! Soy yo, ¿está todo bien? Alicia no respondió. Al día siguiente la ayudante la despertó y le ofreció el desayuno, pero Alicia no quería. A la mañana siguiente, Jordán llamó a un especialista en influenza y le pidió que preparara una inyección, y el médico así lo hizo. Pero ese médico, desconocido de ellos, era muy extraño. Al principio, Jordán no confió mucho en el médico, pero después empezó a confiar. Después de aplicarle la inyección a Alicia, encontraron un ácaro gigante en el almohadón donde ella dormía. Una semana después ella se murió debido a la inyección del extraño médico. En realidad, Alicia murió porque tenía alergia a una substancia presente en la inyección, que ella no conocía, pero el médico sí conocía. 17


Escritores: - Isabela - Caio

El almohadón de plumas Era una casa con patio blanco y silencioso y columnas. Allí vivía una chica llamada Alicia, que rubia y angelical. Hija de un hombre, Jordán, muy frio y callado, y de Luna, una mujer muy dulce y con apariencia joven. También vivía con ellos el abuelo de Alicia, Josefino, que era médico. Una noche muy fría y oscura, Alicia se sintió mal. Jordán llamó a Josefino. Él la examinó, pero no descubrió nada. Al día siguiente Alicia no había mejorado nada. Luna y Jordán fueron al cuarto y le preguntaron: -- ¿Estás bien, Alicia? Ella respondió afirmativamente, con un gesto con la cabeza, pero no estaba bien. Esa misma noche, Alicia volvió a sentirse mal, se desmayó, y durmió por dos noches. Jordán y Luna les parecía extraño aquel estado de Alicia, pero no podían hacer nada. Cada día Alicia se ponía peor, pero todavía estaba viva. A la semana siguiente, Alicia volvió a sentirse mal, no lograba dormir, y por las noches tenía alucinaciones. Una noche, tuvo una alucinación horrible: ¡vio un monstruo sin cabeza! Ella dio un grito muy alto, entonces Jordán y Luna se dirigieron asustados al cuarto de Alicia, y Luna le preguntó: --¿Hija, tú estás bien? Alicia le respondió bajito: --Sí, mamá, sí. Al día siguiente Alicia ya no quería salir del cuarto. Jordán llamó nuevamente al médico para que la examinara. Cuando Josefino llegó, la examinó cuidadosamente, pero ¡no le encontraba nada! Jordán y Alicia cada vez más preocupados. Desafortunadamente, por la mañana, Alicia ya estaba muerta… Jordán vio la ventana abierta, un movimiento… inmediatamente fue a ver que había, y fue entonces que vio una víbora. Volvió a mirar a Alicia muerta, y vio que ella tenía una marca de dientes en su cuello. 18


Escritores: - Isabela - Caio

El Almohadón de Plumas

Era una vez una mujer llamada Alicia, una joven muy bonita y de corazón puro. Su marido llamado Jordán era frío y serio, pero amaba profundamente a su esposa. Estaban recién casados y pasaban su luna de miel en una posada. El lugar era frío y silencioso, sus paredes eran blancas como hielo. Un día Jordán se dio cuenta que Alicia estaba enferma, y llamó a un médico. Después de examinarla, el médico le dijo a Jordán que Alicia había cogido una influenza. Pasaron días y días y cada noche ella se quedaba más pálida y sin fuerzas para levantarse de la cama. Alicia empezó a tener alucinaciones, cada vez peores. Los días iban pasando y Alicia se sentía cada vez peor. Por fin, Alicia murió. Jordán lamentaba profundamente su muerte. De repente, mirando el almohadón de la cama de Alicia, Jordán vio que algo se movía. Agarró la tijera y cortó él almohadón, entonces miró un escarabajo gigante que había mordido Alicia sin dejar que nadie lo detectase.

19


Escritores: - Isabela - Caio

El escarabajo Alicia y Jordán se casaron en Abril. Ella lo amaba. Él también la amaba, pero no lo demostraba. Jordán y Alicia salían siempre a pasear por el jardín. Pero un día, ellos se sentaron y Alicia comenzó a sentirse mal. Al día siguiente, ella intentó levantarse y se desmayó. Entonces, Jordán llamó al médico, pero este no tenía explicación para el malestar de Alicia. Después de tres días ella comenzó a tener alucinaciones. Vio un animal que le salían lombrices por la boca y se le subían al cuerpo de Alicia. Ella se asustó y dio un grito de terror: --¡Jordán! Él le dijo: -- Alicia, tranquila. Soy, yo. Jordán arregló a Alicia en su cama y esperó que se durmiera. Al día siguiente, Alicia estaba muy pálida, y Jordán llamó al médico nuevamente. El médico le dijo que Alicia no tendría muchos días de vida. A partir de ese momento, Jordán se dedicó a cuidarla para aprovechar los últimos días con Alicia. La llevaba al jardín, el lugar más lindo de la casa, y no se cansaba de decirle cuanto la amaba. Pero, después de tres días, Alicia se murió. Cuando la limpiadora fue a arreglar el cuarto de Alicia, vio que el almohadón estaba sucio de sangre. Llamó a Jordán y él fue a ver que había dentro del almohadón y lo abrió con un cuchillo. Jordán se asustó al ver que había un escarabajo gigante que estaba poniendo huevos em el almohadón. Ciertamente era lo que le secaba la sangre a Alicia día, tras día. 20


Escritores: - Isabela - Caio

El caso radioactivo Un día, en la ciudad de West Roxbury se realizaba un test nuclear, el test Fallout, en una usina muy famosa. El test presentaba un gran riesgo: bastaba un error para producir una explosión nuclear. Alicia era una joven casada con Jordán. Ella trabajaba en casa. Él era mecánico en una fábrica de autos. Eran muy felices. Aquel año, 2050, había muchas cosas modernas como la máquina Mr.Handy, que ayuda en las tareas domésticas, y los autos futurísticos Corvega. También había armaduras Power Armor, a las que solamente los soldados del gobierno tenían acceso. Estas eran muy fuertes. Un día Alicia recibió un aviso sobre riego de explosión, inmediatamente se fue para New Vegas. Jordán desconocía el peligro. Cuando volvió a su casa, no encontró a Alicia. La buscó, pero no la encontró. Puso la televisión, y vio el aviso: ¡TODOS LOS QUE ESTAN EN WEST ROXBURY HUYAN! ¡RIESGO ALTO DE EXPLOSION NUCLEAR! Pero, ya era demasiado tarde para que Jordán pudiera escapar... BOOM! Hubo la explosión y Jordán rápidamente entró en una nevera para intentar protegerse, y en menos de cinco segundos la explosión lo alcanzó. Pasado un tiempo, Jordán abrió la nevera y vio todo despoblado y destruido. Miró su barrio, Sanctuary Hills, y buscó a sus vecinos, pero no encontró a nadie. Buscó sobrevivientes, pero tampoco encontró ninguna persona en su camino. Solo encontró un perro, cerca del puerto de camioneros Red Rocket. Enseguida, Jordán encontró la fábrica Corvega y una armadura muy fuerte de hierro. Entró en la armadura, que estaba contaminada por la explosión. Entonces, personas malvadas intentaron matar a Jordán, quien corrió para fuera de la fábrica, pero cuando se dio cuenta la armadura ya lo había contaminado y se murió… New Vegas Alicia estaba preocupada. Mandó un helicóptero atrás de Jordán en West Roxbury y lo encontró, pero ya estaba muerto. Se llevaron el cuerpo para New Vegas. Hicieron un funeral y Alicia lloró durante muchos días, pues no pudo siquiera tocarlo, ya que él estaba contaminado. Y West Roxbury siguió devastado y destruido, apenas habitado por monstruos mutantes, barras bravas, bandidos y algún otro sobreviviente. 21


Participaron de la reescritura de El Almohadón de Plumas y otras historias 5º año – Período de la mañana

5º año – Período de la tarde

Alice Mayumi Nishizawa André Nakagawa Oliveira Andréa Osako Kudo Felipe Aguiar Carvalho Francesca Avella Cimino Meirelles Gustavo Gonçalves Lopes Henrique Kenji Uchiyama Júlia Alves De Amorim Cruz Júlia De Oliveira Camillo Julia Tiemi Kageyama Tano Lucas Noronha De Lima Luisa Tomaz Isikawa Manuela Seixas Alves Arantes Maria Clara Castro Oliveira Maria Eduarda Caproni Ferraz Maria Eduarda Marucho Maria Fernanda Marques Fernandes Maria Fernanda Rabelo Pinto Mariana De Carvalho Almeida Mel Mayo Gonçalves Margherita Rafael Daiki Ando Sophia Abreu Fleger

Aline Duarte Vieira Amanda Kaori Umeda Uematsu Bruna Watanabe Oliveira Eduardo Moreira Barros Eduardo Simões De Mello Erick De Oliveira Ribeiro Gabriel Ribeiro Silva Kauã Rosa Ribeiro Lana Narumi Takano Manuella Lippi Paschoalin Itacarambi Magalhães Pen Maria Clara De Souza Capucho Maria Clara Silva De Moura Maria Fernanda De Faria Souza Maria Luiza Romani Mariano Mariana Moretti Novaes Miguel Sepulveda Miranda Patrick Thomas Figueiredo Ahlgrimm Pedro Paloschi Marques Rafael Azevedo Sene Rafaela Watanabe Oliveira Sophia Tiemi Hoshi Brito De Paula

22

Profile for Colégio ECCOS

El almohadón de plumas y otras historias - 5º año - 2017  

El almohadón de plumas y otras historias - 5º año - 2017  

Advertisement