Page 1

“He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra” “Lasallistas sin Fronteras”

HOJA DE REFLEXIÓN 31 III TRIMESTRE, 2018 Lunes 8

San Jaime Hilario

Realizar los primeros minutos de la

VALOR DEL MES DE OCTUBRE: SERVICIO primera hora antes de iniciar clases.

El 09 de octubre se celebra la fiesta de uno de los 11 santos de la persecución religiosa en la España de los años 30: se trata del hermano de La Salle, Jaime Hilario Barbal Cosán que fue beatificado el 29 de abril de 1990 y canonizado el 21 de noviembre de 1999 por el Beato Juan Pablo II junto a los mártires de Turón. Su vida Manuel nació en el seno de una familia de campesinos del Pirineo de Lérida y toda su vida fue un claro ejemplo de las virtudes de aquellas gentes de su tierra: tenacidad, nobleza y realismo. Antes de ingresar en el instituto de La Salle fue alumno del seminario de La Seu d´Urgell. Estuvo en Manresa, Oliana y Mollerussa, dedicado a la enseñanza, su vocación y el objetivo de los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Cambio su nombre de pila por el de Jaime Hilario en su profesión. Detenido en Mollerusa al estallar la guerra, ingresó en la cárcel de Lleida y luego en el barco prisión “Mahón”, anclado en el puerto de Tarragona. Se conserva el texto de todo el juicio, que tuvo lugar en una de las salas del seminario de Tarragona, donde actuaban los tribunales populares creados en aquellas circunstancias. En estas actas queda claro que la única razón de su condena a muerte es la de ser religioso. Así que, el 15 de enero de 1937, fue juzgado, junto con otros. Aunque podría haber escapado, diciendo que era el jardinero del colegio, no quiso esconder su condición de hermano lasaliano; aunque el abogado pidió el indulto, se le negó, siendo el único condenado de los 25 juzgados aquel día. El 18 de enero, por la tarde, fue fusilado en el cementerio de la Oliva, en Tarragona. Murió diciendo "morir para Cristo es vivir, amigos míos". Al ser condenado a muerte, escribió esta carta de despedida a su familia: “Querido padre (su madre ya había fallecido) y familia: he sido juzgado y condenado a muerte. Acepto contento la sentencia. No me han hecho ningún cargo. Sólo porque soy religioso he sido condenado. No lloréis; no soy digno de lástima. Moriré por Dios y por mi patria. Adiós, os esperaré en el cielo. Manuel Barbal”. Martes 9

Santo Hno. Cirilo y Compañeros Mártires

Fue en el inicio escolar de 1934 - 35 cuando surgió en Asturias la llamada revolución de octubre con carácter antirreligioso. En Turón los niños que acudían a la escuela de los Hermanos eran los hijos de los mineros, principalmente. En la mejor línea lasaliana, les enseñaban gratuitamente, con espíritu de fe y celo, acompañándolos “Desde la mañana hasta la tarde...” y promoviendo con dedicación su formación humana y cristiana. En la madrugada del día 5 de octubre, mientras celebraban la Eucaristía, los Hermanos y el P. Pasionista, fueron detenidos. Fieles a la confesión de su fe y de su ministerio educativo cristiano, cuatro días después, en la madrugada del día 9, eran fusilados en el cementerio del pueblo y sepultados en una fosa común. Se prepararon generosamente al sacrificio con la oración, la confesión y el perdón a sus asesinos. Era una Comunidad joven. Jesucristo fue el centro de sus vidas. Por Él y por la causa de su Evangelio anunciado a los niños pobres, no dudaron en entregar sus vidas y derramar su sangre. Fueron beatificados por el Papa Juan Pablo II el 29 de abril de 1990. Canonizados por el Papa Juan Pablo II, el 21 de noviembre de 1999. La Iglesia honra su fe y su sacrificio y los propone como ejemplo al pueblo cristiano.


Pastoral Lasallista de Panamá

Miércoles 10

Busca dentro de ti

Cuentan que un día estaba Mullah en la calle, en cuatro patas, buscando algo, cuando se le acercó un amigo y le preguntó: – Mullah, ¿qué buscas? Y él le respondió: – Perdí mi llave. – Oh, Mullah, qué terrible. Te ayudaré a encontrarla. Se arrodilló y luego preguntó: – ¿Dónde la perdiste? – En mi casa. – Entonces, ¿por qué la buscas aquí afuera? – Porque aquí hay más luz. Aunque les parezca cómico, ¡eso es lo que hacemos con nuestra vida! Creemos que todo lo que hay que buscar está ahí afuera, a la luz, donde es fácil encontrarlo, cuando las únicas respuestas están en el propio interior. Salgan a buscarlas afuera, que jamás las hallarán… de Leo Buscaglia, libro: “Vivir, amar y aprender”. Jueves 11

Todo acto genera consecuencias

Ese año las lluvias habían sido particularmente intensas en toda la región. Una gran corriente del río se llevó la choza de un campesino, pero cuando cesaron, habían dejado en la tierra una valiosa joya. El buen hombre vendió la alhaja y con la suma que le entregaron reconstruyó su choza y el resto se lo regaló a un niño huérfano y desvalido del pueblo. La riada había arrasado también otro poblado y un campesino, para salvar la vida, tuvo que encaramarse a un tronco de árbol que flotaba sobre las turbulentas aguas. Otro hombre, despavorido, le pidió socorro, pero el campesino se lo negó, diciéndose a sí mismo: “Si se sube éste al tronco, a lo mejor se vuelca y me ahogo”. Los años pasaron y estalló la guerra en ese reino. Ambos campesinos fueron alistados. El campesino bondadoso fue herido de gravedad y conducido al hospital. El médico que le atendió con gran cariño y eficacia era aquel muchachito huérfano al que él había ayudado. Lo reconoció y puso toda su ciencia y amor al servicio del malherido. Logró salvarlo y se hicieron grandes amigos de por vida. El campesino egoísta tuvo por capitán de la tropa al hombre a quien no había auxiliado. Le envió a primera línea de combate y días después halló la muerte en las trincheras. Las consecuencias siguen, antes o después, a los actos. La generosidad engendra generosidad y el egoísmo, egoísmo. Debemos cultivar los cuatro bálsamos de la mente: amor, compasión, alegría por la dicha de los otros y ecuanimidad. Viernes 12

Nuestra Señora del Pilar, patrona de la hispanidad El día 12 de octubre la nación hispana se reviste de fiesta por celebrar dos de los hechos más prodigiosos de su historia que la Providencia quiso que concurrieran en la fecha pero no en el tiempo: por un lado, la venida en carne mortal de la Virgen María para consolar a Santiago apóstol; por otro lado, la llegada a América de las tres carabelas capitaneadas por Cristóbal Colón, descubriendo, España, así un nuevo continente. Doble motivo, por tanto, para hacer fiesta hoy en España y recordar a los pueblos hermanos de Hispanoamérica, pues en definitiva es el aniversario del encuentro de dos mundos puestos en manos de la Madre de Dios. Oremos: Virgen bendita del Pilar, guarda a tus hijos hispanos en medio de los vaivenes y a despecho de los ataques de sus enemigos, pues tu bendito Pilar, gastado de besos, cifra sus inconmovibles esperanzas. Mira por esta raza hispano-americana, que ha dado al mundo tantos varones ilustres y al cielo tantos Santos. «Bendita y alabada sea la hora en que María Santísima vino en carne mortal a Zaragoza. Por siempre sea, por siempre sea bendita y alabada».

Reflexión #31 Del 8 al 12 de OCTUBRE de 2018  

Colegio De La Salle Panamá Centroamérica-Panamá

Reflexión #31 Del 8 al 12 de OCTUBRE de 2018  

Colegio De La Salle Panamá Centroamérica-Panamá

Advertisement