Page 1

“He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra” “Lasallistas sin Fronteras”

HOJA DE REFLEXIÓN 22 II TRIMESTRE, 2018 Valor del mes de agosto: ALEGRÍA LUNES 06

ESTE ES MI HIJO AMADO En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con ellos solos a una montaña alta, y se transfiguró delante de ellos. Sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrador, como no puede dejarlos ningún batanero del mundo. Se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús. Entonces Pedro tomó la palabra y le dijo a Jesús: «Maestro, ¡qué bien se está aquí! Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.» Estaban asustados, y no sabía lo que decía. Se formó una nube que los cubrió, y salió una voz de la nube: «Éste es mi Hijo amado; escuchadlo.» De pronto, al mirar alrededor, no vieron a nadie más que a Jesús, solo con ellos. Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: «No contéis a nadie lo que habéis visto, hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos.» Esto se les quedó grabado, y discutían qué querría decir aquello de «resucitar de entre los muertos». Palabra de Dios

MARTES 07

EL SACRAMENTO DEL PERDÓN

"Si fuera sacerdote, querría conquistar muchas almas", dijo una vez a su madre Juan Bautista María Vianney conocido como el Santo Cura de Ars, cuya fiesta se celebra el 4 de agosto. Nace el 8 de mayo de 1786 en Dardilly, en las cercanías de Lyon (Francia), el 8 de mayo de 1786, fue un presbítero francés proclamado patrono de los sacerdotes católicos, especialmente de los que tienen cura de almas (párrocos). Su humildad, su predicación, su discernimiento espontáneo, y su capacidad para generar el arrepentimiento en los penitentes por los males cometidos; fueron muy reconocidos. Administrador del sacramento de la penitencia durante cuatro décadas, llegó a confesar entre dieciséis y dieciocho horas por día durante trece años, desde 1830 hasta que enfermó en 1843. Se le considera uno de los grandes confesores de todos los tiempos. De él escribió Juan Pablo II “Me impresionaba profundamente, en particular su heroico servicio de confesonario. Este humilde sacerdote que confesaba más de diez horas al día comiendo poco y dedicando al descanso apenas unas horas, había logrado, en un difícil periodo histórico, provocar una especie de revolución espiritual en Francia y fuera de ella. Millares de personas pasaban por Ars y se arrodillaban en su confesonario”. El jueves 4 de agosto de 1859, con paz celestial, a las dos de la madrugada, mientras un joven cercano rezaba las hermosas palabras «que los santos ángeles de Dios te salgan al encuentro y te introduzcan en la celestial Jerusalén», suavemente y sin agonía, el Cura de Ars entregó su alma a Dios.


Pastoral Lasallista de Panamá

MIÉRCOLES 08

DIALOGAR CON DIOS Santo Domingo de Guzmán nació en España, alrededor del año 1170 en una familia noble. Su padre don Félix de Guzmán y su madre fue la Beata Juana de Aza. En Palencia recibió una buena educación en diversas materias y se entregó de lleno al estudio de teología. Según la tradición, respaldada por numerosos documentos pontificios, cierta noche Santo Domingo mientras se encontraba en oración tuvo una revelación en la que la Virgen fue en su ayuda y le entregó el Rosario como un arma poderosa para ganar almas. La Virgen a su vez le enseñó a recitarlo y le pidió que lo predicara por todo el mundo para que se obtengan abundantes gracias. El Santo salió de la capilla lleno de entusiasmo con el rosario en la mano y, efectivamente, lo impulsó por todas partes, obteniendo muchas conversiones. "Recen en familia, en grupos, recen en privado. Inviten a todos a rezar, no tengan miedo de compartir la fe, nada es más importante. El mundo está en crisis, nuestras fuerzas humanas no son suficientes..." Santo Domingo de Guzmán

JUEVES 09

TESOROS HUMANOS

Hoy es el día Internacional de las poblaciones Indígenas. Los pueblos indígenas representan una gran diversidad, han heredado prácticas culturales y formas únicas de relacionarse con la gente y con el medio ambiente. Contienen, además, rasgos sociales, culturales, económicos y políticos que son distintos de los predominantes en las sociedades en las que viven. Pese a sus diferencias culturales, los pueblos indígenas de todo el mundo comparten problemas comunes a la hora de proteger sus derechos como pueblos diferentes. Las poblaciones autóctonas han buscado durante años el reconocimiento de sus identidades, su forma de vida y el derecho sobre sus territorios tradicionales y recursos naturales. Pese a ello, a lo largo de la historia, sus derechos han sido siempre quebrantados. En la actualidad, se encuentran sin duda entre las poblaciones más vulnerables y perjudicadas del mundo. La comunidad internacional reconoce ahora que se necesitan medidas especiales para proteger sus derechos y mantener sus culturas y formas de vida. El pasado año celebramos el 10º aniversario de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, que constituyó gran acontecimiento y un punto de referencia en cuanto a la cooperación y la solidaridad entre los pueblos indígenas y los Estados Miembros que ha sentado los cimientos de una nueva alianza para la acción en las Naciones Unidas y en todo el mundo.

VIERNES 10

UNA ALEGRÍA DESCONOCIDA

Es importante vivir siempre el aquí y el ahora, metámonos de lleno en cada cosa que hacemos. Se puede conocer la voluntad de Dios al observar sus mandamientos, realizar los deberes del propio estado, escuchar la voz de la conciencia que es donde habla Dios, y hacer todo con la mayor perfección posible. Por ejemplo; una joven al realizar sus funciones, un niño en el colegio, una mamá al cocinar, el padre lleno de ocupaciones, un profesor, el enfermo en su cama, la ancianita, el policía, la artista, el barrendero, el misionero, el escritor, la mucama, el mozo, el deportista, la bailarina… todos pueden hacerse santos, porque todos pueden hacer la voluntad de Dios. El cristiano si vive bien en la acción que tiene que hacer en el presente, aprovecha la gracia que Dios le da precisamente para el presente. Si se vive así un instante tras otro, se prueba una alegría interior antes desconocida, no es exagerado decir: “Un anticipo de la felicidad del cielo”. Esto es lo que impulsa a la persona a vivir la nueva vida con una intensidad cada vez mayor, ofreciendo a Dios cada acción con la íntima intención de hacerla por Él y realizándola a la perfección como sugiere la voz interior. Es una vida sobrenatural, espléndida, colmada de felicidad que pone fuego en las venas y no nos deja en paz cuando nos damos cuenta de que hemos hecho algo con otras intenciones, entonces se despierta la tensión a la santidad conscientes de que el momento que pasa no volverá más. De esta manera el mundo alberga santos en camino que, si perseveran, serán santos por la eternidad.

Reflexión #22 Del 06 al 10 de agosto 2018  

Colegio De La Salle Panamá Centroamérica-Panamá

Reflexión #22 Del 06 al 10 de agosto 2018  

Colegio De La Salle Panamá Centroamérica-Panamá

Advertisement