Page 1

“He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra” “Lasallistas sin Fronteras”

HOJA DE REFLEXIÓN 16 II TRIMESTRE, 2018 Valor del mes de junio: SOLIDARIDAD LUNES 25

SAN JUAN BAUTISTA

Ayer (24 de junio) en la Iglesia se celebró la solemnidad de San Juan Bautista, el único santo al cual se le celebra la fiesta el día de su nacimiento. San Juan Bautista nació seis meses antes de Jesucristo (de hoy en seis meses - el 24 de diciembre - estaremos celebrando el nacimiento de nuestro Redentor, Jesús). El capítulo primero del Evangelio de San Lucas nos cuenta sobre este hecho, algunos datos relevantes del texto bíblico: “María, al saber que Santa Isabel esperaba un niño, llena de gozo corrió a ponerse a disposición de su prima para ayudarle en aquellos momentos. Habiendo entrado en su casa la saludó, en aquel momento, el niño (Juan) saltó de alegría en el vientre de su madre, porque acababa de recibir la gracia del Espíritu Santo al contacto del Hijo de Dios que estaba en el vientre de la Virgen”. ORACIÓN: Eterno Padre, a ejemplo de San Juan Bautista, concédenos la gracia de exultar de alegría por nuestro encuentro contigo, llénanos del Espíritu Santo y danos la posibilidad de preparar el corazón de las personas, para que su encuentro contigo sea especial, profundo, significativo y transforme sus vidas. MARTES 26

SER SOLIDARIOS

La ayuda al prójimo es una tarea de todos los días, lo único necesario es la voluntad de tenderle una mano a quien lo necesite. No existe un manual, es cuestión de sentimiento y consciencia, por tanto, sólo debes atreverte y darte la oportunidad de sentirte útil a la gente que necesita más que tú. Siempre tratemos de ponernos en el lugar del otro. Recuerda que no solamente hay necesidades tangibles o económicas; también existen situaciones en las cuales tu forma de ayudar al prójimo trasciende porque va más allá de tus límites. Cuando ayudas a alguien tienes que hacerlo realmente de corazón; nunca actúes para que te vean o para querer "ganarte el cielo". Cuando tendemos una mano debemos estar convencidos de que el reconocimiento debe ser interno, y la recompensa es la satisfacción de haber hecho el bien sin esperar nada a cambio. No siempre tienes que ir lejos de tu lugar de residencia para ayudar a alguien; día a día vemos seres humanos necesitados de un consejo, de un plato de comida, de una medicina o, simplemente, de que alguien le escuche. La mejor manera de ayudar es estar atento a las personas que necesitan de nuestro apoyo, a veces ni hace falta buscarlas, sino simplemente basta con observar nuestro entorno. También podemos unirnos a otro grupo de personas o fundaciones que se dedican a colaborar con la comunidad de las más diversas maneras. Como indica Madre Teresa de Calcuta: “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”. MIÉRCOLES 27

EL EXAMEN FINAL

(Mateo 25: 35-40) …Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento; necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la cárcel, y me visitaron”. Y le contestarán los justos: “Señor, ¿Cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos como forastero y te dimos alojamiento, o necesitado de ropa y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y te visitamos?” El Rey les responderá: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aún por el más pequeño, lo hicieron por mí”. Palabra de Dios.


Pastoral Lasallista de Panamá Este pasaje de la Biblia se nos muestra cómo debemos relacionarnos con nuestro prójimo. La Palabra también nos enseña que el segundo mandamiento más importante es: "ama a tu prójimo como a ti mismo", pero ¿Qué significa esto? Significa que debemos pensar en nuestro prójimo como en nosotros mismos, que debemos procurar el bien de aquellos que lo necesitan, como si fuéramos nosotros mismos los que necesitamos. Ayudar al prójimo debe ser una constante en nuestra vida, pues las Sagradas Escrituras nos muestran que cuando ayudamos a los demás es como si lo ayudáramos directamente a Dios, presente en el interior de nuestros hermanos que más sufren. Algunos hermanos suelen decir que desean tener una vida de servicio al Señor, y se piensa que servirle a Dios solo puede ser en los ministerios de la iglesia; pero si analizamos la situación que nos rodea, nos podremos dar cuenta que el servicio a Dios va más allá, por ejemplo; en las calles, en las zonas rurales, en los hospitales, en las cárceles… existe una gran variedad de necesidades. Debemos hacer conciencia que, como cristianos, nuestro deber es ayudar a quienes lo necesitan; sirviendo a nuestro prójimo, estaremos sirviendo a Dios. JUEVES 28

HACIA UNA CIUDADANÍA GLOBAL

Hay muchas maneras de ayudar a los demás. Un gesto como sonrisa en el momento adecuado, un saludo oportuno, un golpecito en la espalda; puede tener efectos que quizá no imaginas. Pequeños gestos como estos, mejoran nuestro entorno, ¿qué nos cuesta? Nada. A veces incluso lo hacemos y no nos damos cuenta. Como éstas existen muchas otras cosas que podemos hacer en nuestro día a día, para ayudar a los demás, para mejorar un poco nuestro mundo y, sobre todo, para ser más felices y hacer más felices a los demás. En muchos casos este tipo de gestos son el origen de importantes iniciativas que se enmarcan en lo que ahora conocemos como ciudadanía global, un concepto que busca consolidar redes de personas en el mundo que contribuyan a mejorar las condiciones del entorno en los que se desenvuelven. La Ciudadanía global es una corriente social que impulsa un nuevo modelo de ciudadanía comprometido activamente en la consecución de un mundo más equitativo y sostenible. Para construir una corriente de ciudadanos y ciudadanas globales, responsables con la humanidad y el planeta, es preciso asentar los fundamentos desde la escuela con un nuevo modelo educativo, más humanista, basado en el diálogo y la convivencia, que construya la escuela-comunidad, preocupada por la justicia, abierta al entorno y al mundo. Es la lucha de nuestro Colegio De La Salle que, entre sus principales características; tiene como centro a la persona, se fundamenta en los valores evangélicos y nos motiva a ir más allá de las fronteras. VIERNES 29

SAN PEDRO Y SAN PABLO APÓSTOLES

Cada 29 de junio, en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, apóstoles, recordamos a estos grandes testigos de Jesucristo y, a la vez, hacemos una solemne confesión de fe en la Iglesia una, santa, católica y apostólica. Pedro, el amigo frágil y apasionado de Jesús, es el hombre elegido por Cristo para ser “la roca” de la Iglesia: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” (Mt 16,16). Aceptó con humildad su misión hasta el final, hasta su muerte como mártir. Su tumba en la Basílica de San Pedro en el Vaticano, es meta de millones de peregrinos que llegan de todo el mundo. Pablo, perseguidor de cristianos que se convirtió en Apóstol de los gentiles, es un modelo de ardiente evangelizador para todos los católicos porque después de encontrarse con Jesús en su camino, se entregó sin reservas a la causa del Evangelio. Hoy, solemnidad de San Pedro y San Pablo, se celebra el Día del Papa; ¡Felicidades Papa Francisco! Gracias por ser un auténtico reflejo del amor de Dios para la Iglesia y para toda la humanidad.

Reflexión #16 del 25 al 29 de junio de 2018  

Colegio De La Salle Panamá Centroamérica-Panamá

Reflexión #16 del 25 al 29 de junio de 2018  

Colegio De La Salle Panamá Centroamérica-Panamá

Advertisement