Issuu on Google+

Revista del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias. Segunda época. Año 2005

7


Editorial

ENRIQUE G. CÁRDENAS

«Agradezco a los compañeros la confianza depositada en nosotros y animo especialmente a los más jóvenes a una mayor participación en las actividades colegiales»

Agradecimiento Con esta edición, Dovela entra en su cuarto año. Vaya mi felicitación a todos los que, con su ingenio y dedicación, han conseguido el éxito de esta renovada revista. En los próximos años se van a producir cambios en la profesión, comenzará una nueva etapa en la que estaremos homologados con otros profesionales europeos, se abrirán nuevos campos de actuación profesional y también tendremos más competidores. Habrá que especializarse incrementando nuestra formación postgrado, sin olvidarnos de la ejecución material de las obras, porque el trabajo a pie de obra es fundamental en nuestra profesión, nuestra mejor escuela y lo que nos garantiza el futuro profesional. Para la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior, iniciado con la Declaración de Bolonia, el Ministerio de Educación está tramitando la nueva estructura de las Enseñanzas Universitarias y la regulación de los Estudios Universitarios Oficiales de Grado. Está previsto para el año 2010 completar la renovación de los Títulos Universitarios Oficiales, que sustituirán a los actuales, pero con ser importante

NÚMERO 7 SEGUNDA ÉPOCA

para nosotros la futura titulación, que a los efectos profesionales no afectará al título actual, también lo es nuestra capacitación profesional; tenemos a nuestro favor, como agentes de la edificación, las atribuciones y responsabilidades contenidas en la Ley de Ordenación de la Edificación, el reconocimiento de la sociedad y el prestigio dentro del sector, conseguidos por nuestro trabajo y buen hacer profesional desde hace muchos años. Faltan pocos meses para concluir el mandato de la Junta de Gobierno, en su nombre agradezco a los colegiados la confianza depositada en nosotros al elegirnos, y animo a los compañeros, especialmente a los más jóvenes, a una mayor participación en las actividades colegiales en beneficio de la propia institución y del futuro de nuestra profesión. Y aprovecho esta ocasión para dar mi agradecimiento a todos, especialmente al personal del Colegio, por vuestra colaboración en el desempeño de este cargo. Arsenio Castro Rodríguez, Secretario

Dirección y coordinación: Pepe Monteserín Corrales Edita: Ediciones y Soluciones de Marketing. C/ José M.ª Martínez Cachero, 10, bajo D. 33013 Oviedo / Tel.: 902 100 567

Ediciones y Soluciones de Marketing • Director: José Llamas • Secretaria de redacción: Cristina Díaz Castañón • Reporteros: Susana Lago, Elena Plaza, Patricia del Gallo, Víctor Escandón, Begoña Gutiérrez, Salomé Vega • Ilustraciones: Rubén Megido • Fotografías: Enrique G. Cárdenas, Juan Plaza, Miguel Córdoba, Alfonso Suárez, Juan Carlos Román, Bancoimágenes.com • Diseño y maquetación: Impreso Estudio • D. L.: As-3522/90 • Imprime: Gráficas Eujoa.

NÚMERO SIETE DOVELA 3


Sumario 06. CON HISTORIA. Fernando León Baidal. A sus 75 años, afirma haber vivido una vida plena. Este año pasado de 2004 celebró sus bodas de oro como colegiado. 10. ACTUALIDAD TÉCNICA. Fundación Laboral: dos formas diferentes de entender la prevención. La Fundación Laboral a nivel nacional ha puesto en marcha el plan Línea de Prevención; en Asturias, la FLC puso en marcha en 1997 la figura de los Delegados Regionales de Prevención. Dos medios diferentes para llegar al mismo fin. 14. PIEZA CLAVE. Amistad sólida como la piedra. Carlos Franganillo y Marino Menéndez son amigos desde la infancia en su Salas natal. A pesar de los años, ambos han permanecido unidos hasta el momento, compartiendo amistad y profesión. 20. FORMACIÓN. El Colegio, acreditado para impartir cursos de formación superior en materia de Prevención. 22. CARAS NUEVAS. La distancia que une Alicante y Asturias. Mónica Quintana es ovetense, pero lleva diez años en Alicante, lugar al que se trasladó, en principio, para estudiar la carrera de Arquitecto Técnico. Y allí continúa, buscando el modo de volver al verde Principado. 26. OTRO ÁNGULO. El Colegio vela por la seguridad de los profesionales. Pedro Jiménez, Eliseo Soto y Rafael Riera constituyen la delegación asturiana en MUSAAT y PREMAAT, entidades en las que ocupan cargos importantes. 33. ASESORÍA. Arquitectura Técnica vs. Arquitectura Superior. 34. ENTREVISTA. «La Aparejaduría y la cocina conectan con su audiencia, primero por la vista». José Andrés es de Mieres, tiene 35 años y está triunfando en Estados Unidos con sus platos. Se trata del nuevo cocinero de TVE. 38. ÁNGULO FOTOGRÁFICO. De cántabros y astures. Se trata de una relación fraternal la que existe en los Colegios Oficiales de Cantabria y Asturias. El pasado mes de septiembre una delegación cántabra, encabezada por su presidente, visitó a sus colegas asturianos. 42. SEGUROS. Prestaciones compatibles y nuevo seguro para aparejadores y arquitectos técnicos. 44. PIEZAS SUELTAS. Una historia en imágenes repasa parte del devenir del Colegio a través de los retratos de ocho de sus presidentes. Homenaje asturiano a un gallego querido, el profesor Fernando García Rebull, los alumnos asturianos del actual subdirector de la Escuela de Arquitectura Técnica de La Coruña rindieron un sentido tributo a su antiguo profesor. Asturcons: el Google asturiano de la construcción. Poco más de medio año después de su puesta en marcha, esta herramienta se ha convertido en un útil buscador relacionado con la construcción. Ampliando horizontes, esta vez el viaje del Colegio apunta hacia Egipto. En ¿Pobreza o riqueza? se recogen divertidas confusiones de expresiones que dan lugar a risas y sonrisas. Régimen Jurídico Preventivo en el sector de la Construcción, de Alberto Paramio. 54. REPORTAJE. Cuando el Nalón suena. Todo un homenaje a nuestro río por excelencia firmado por el fotógrafo Arnaud Späni y el escritor y aparejador Pepe Monteserín. 61. FACETAS. Sabor marinero. Fernando Riestra nació en Gijón, pero sus raíces hablan de la cercana Tazones. Aunque siempre tuvo clara su vocación, la canción asturiana y la ópera son dos de sus grandes aficiones. 66. TOMAS FALSAS.

6

14

22 34

54

61


APAREJADORES CON HISTORIA

Fernando León Baidal

Un aparejador Muchas son las personas que tienen 75 años, pero seguro que no hay tantas que los hayan construido tan bien como Fernando León Baidal. Aparejador de profesión, recibió el pasado mes de mayo el reconocimiento a sus bodas de oro como colegiado, pero las siguientes páginas desvelan que también se ha ganado merecidamente la medalla de este noble metal también por otras facetas: la de hijo, esposo, padre, amigo… Todas ellas se pueden resumir en una palabra escrita con mayúsculas, la de ser PERSONA. Por Susana Lago. Fotografías de Juan Plaza.

Natural de Huesca, Fernando León Baidal vivió en Madrid hasta terminar sus estudios de Aparejador. Fue entonces cuando le surgió trabajo en Asturias y no se lo pensó dos veces, «me vine para acá». Su historia tiene algo de rocambolesco, puesto que «mi padre, que era arquitecto, obtuvo una plaza como Arquitecto Provincial de Huesca, así que allí nacimos mi hermano y yo, a pesar de que mi padre era de Lérida. Y luego, también por motivos de su trabajo, nos trasladamos a Madrid. Claro, que a él en su momento le había ocurrido lo mismo, puesto que mi abuelo, que era ingeniero de Caminos, había tenido que venirse de Valencia hasta Lérida, ya que le había salido trabajo allí», explica Fernando, consciente de que su periplo familiar puede resultar, cuando menos, algo complicado de transmitir. Se define como un niño de la guerra y un joven de la posguerra al que le hubiera gustado seguir los pasos de su padre como arquitecto, pero «se me atravesó el dibujo». Cuando concluyó

6 DOVELA NÚMERO SIETE

sus estudios como aparejador «pensaba tomarme un verano sabático, pero me llamó mi hermano desde Sevilla, donde conoció al director de Constructora Asturiana (CASA), que necesitaba gente para un trabajo en Asturias, y no me lo pensé dos veces, dije que sí. Y bueno, obviamente, ni verano sabático ni nada», recuerda resignado, aunque sonriente. En CASA estuvo tres años hasta que tuvo la oportunidad de marcharse, y así lo hizo: «Era una empresa fantástica y siempre se portaron muy bien conmigo, pero la contrata era un trabajo en el que no estaba cómodo, no era lo mío», dice Fernando.

El desequilibrio de la estabilidad El nuevo empleo le dio la oportunidad de estar más cerca de sus intereses iniciales, ligados a la profesión de su padre. «Mi padre era calculista, estaba en la sección de Normas de la Dirección General de Arquitectura, trabajando con temas de estructuras, materiales… Yo había aprendido bastantes cosas con él


APAREJADORES CON HISTORIA

de oro

él sobre ese campo y el trabajo que me propusieron tenía que ver con eso, lo que entonces se llamaba Viguetas Pretensadas. Montaron una empresa centrada en ello y allí me integré», continúa Fernando. Pero en esta ocasión, le sucedía lo contrario que en su anterior empleo, «estaba encantado con mi tarea, pero muy a disgusto en la empresa, que tenía una malísima gestión, así que a los dos años me marché». Corrían malos tiempos para el sector de la construcción, fue el período que se dio en llamar de la estabilidad, «cuando el Gobierno se había quedado sin divisas, y por eso aguanté dos años calculando estructuras. Además, ya estaba casado y necesitaba trabajar». Pero en 1964, la suerte se puso de parte de León Baidal, ofreciéndole la posibilidad de acceder a una plaza en el Ministerio de la Vivienda, más concretamente en el Instituto Nacional de la Vivienda, del que aún hoy muchos inmuebles conservan la placa de autorización en sus portales. «Mi labor era la de inspección de viviendas acogidas, que entonces se hacían mu-

chísimas. Tendríamos cerca de 15.000 expedientes», relata el protagonista de esta historia. Y ahí estuvo hasta que le llegó la hora de jubilarse. Cuando se le pregunta por su mejor momento profesional responde sin dudar que «el de la época en que me dedicaba a las estructuras», en cuanto a que era lo que más le atraía profesionalmente, el campo de la investigación, pero añade que «no tengo queja del resto de mis años de profesión. He trabajado muy a gusto», puntualiza orgulloso.

Arquitecto de vocación, aparejador de profesión De padre arquitecto, a Fernando le hubiera gustado seguir sus pasos, pero entonces el acceso a la Universidad exigía pasar unos cursos preparatorios que, en el caso de la Arquitectura, no eran nada fáciles. «Resultaba normal que los arquitectos terminasen la carrera con treinta años o más, puesto que lo habitual era tener que repetir una o más veces alguno de los dos

NÚMERO SIETE DOVELA 7


Un amigo suyo pintó este cuadro, retratando a su esposa, Malluz, y a sus dos hijos, Mariluz y José Luis.

cursos preparatorios», cuenta Fernando León. «El dibujo no se me daba bien y la economía de los años 40 no nos permitía muchos gastos en casa, así que finalmente ingresé en la Escuela de Aparejadores de Madrid», añade no sin cierta nostalgia sobre lo que pudo ser y no fue. «Pero no me arrepiento en absoluto de haberme hecho aparejador, si no, no habría tenido la vida que tengo, de la cual me siento muy orgulloso». Sin embargo, las inquietudes de nuestro protagonista no acaban ni en la arquitectura ni en la aparejaduría. Tenía otra, nada habitual: «También me habría gustado mucho estudiar Física, sobre todo la rama de la Astrofísica, aunque su complejidad no me ha permitido formarme por mi cuenta y para adquirir esos estudios tendría que haberme marchado a estudiar fuera». Confiesa también que le encanta leer Filosofía y que sus preferidos son los presocráticos, «luego ya me pierdo un poco, y por más que trato de comprender a Kant y otros autores, no llego a entenderles del todo».

De puertas adentro Sus inquietudes profesionales no han mermado otras de sus aficiones, como por ejemplo la de la lectura: «Cuando era crío

El primero de la clase Fernando León Baidal lleva 50 años formando parte del Colegio de Aparejadores, así que es un alumno aventajado. Su perspectiva tiene el valor y el peso que da la experiencia. ¿Cómo ha evolucionado el Colegio a lo largo de estos 50 años? Las cosas han cambiado mucho desde que yo me colegié hasta ahora, pero siempre en positivo. El actual presidente es para mí el mejor de todos los que ha habido hasta ahora, sin que por ello diga o piense que los demás no fueron buenos. Quizá a Pedro le tengo un cariño especial por ser su padre un gran amigo mío. Incluso estuve en su boda. Es una excelente persona y un gran presidente. En materia de política de vivienda en Asturias, ¿cómo han cambiado las cosas desde que usted entró a formar parte de este sector profesional? Cuando yo llegué a Asturias aún quedaban balazos en los inmuebles, restos de la guerra. Entonces, en Oviedo, había sólo tres obras. Imagínese, comparado con hoy día que hay tres, pero en cada calle.

8 DOVELA NÚMERO SIETE

Resulta contradictorio, teniendo en cuenta que el acceso a una vivienda es más difícil hoy que hace cuarenta años, ¿no? Lo que pasa que ahora la gente acude a los bancos para conseguir un préstamo, y así, aunque no posea el dinero en efectivo, puede acceder a la vivienda. Además, en la célula familiar de hoy día suele haber dos sueldos, así que mal o bien, se puede ir pagando. Y luego, claro, de pagar una hipoteca al 20%, como ocurría entonces, a poder pagarla al 2%, como actualmente, pues figúrese la diferencia. Seguridad y economía son dos aspectos a tener en cuenta a la hora de construir un inmueble de calidad… Se puede hacer una construcción segura sin que por ello tenga que ser lujosa. Es más, se debe. Yo he visto miles de viviendas y, por ejemplo, en los años

sesenta, he llegado a ver auténticos desastres, pero también viviendas muy dignas que no eran destinadas a grandes carteras. Recuerdo un incidente con un edificio realizado por un arquitecto amigo mío. Las paredes estaban tan torcidas que yo la llamaba la casa oblonda. Él se defendía diciendo que lo más importante de un edificio es la pintura, que es lo último que se pone y lo primero que se ve. En otra ocasión, a unos técnicos de Mallorca los metieron en la cárcel porque se cayó una casa y claro, hubo que pedir responsabilidades. A raíz de aquello cambió un poco la ley, porque realmente la figura del Inspector de Vivienda podía verificar que un inmueble cumplía con los requisitos que fuese, pero no podía determinar por su aspecto si sus cimientos estaban a punto de derrumbarse o si sus paredes se iban a caer… Por eso yo, en mis


FERNANDO LEÓN BAIDAL APAREJADORES CON HISTORIA

Fernando es aficionado al golf y así lo manifiesta, aunque confiesa que «me gustaría mejorar mi swing».

podía pasarme horas en la biblioteca, devoraba libros porque además de entretenerme, era una diversión gratuita». En eso, dice que se parece a su padre, «bueno, o al menos eso decía mi madre, que éramos los dos igual de callados, siempre leyendo. Y a mí me gusta pensar que tenía razón». Pero Fernando va más allá, y podría decirse que es un hombre universal, puesto que el cine y la fotografía, sus otras dos grandes aficiones le han servido también para cosechar algún que otro premio. En su composición vital queda tiempo también para el deporte: «Siem-

informes, solía poner: «Aparentemente, cumple todos los requisitos…». Les fastidiaba mucho esa muletilla mía, pero realmente, no estaba capacitado, ni yo ni ningún otro inspector de Vivienda, para garantizarlo. Con el peso que dan los años de profesión, ¿qué condiciones considera que ha de reunir un aparejador para ser un buen profesional? Yo creo que en este caso debe aplicarse una ley universal: todo ser humano para ser un buen profesional, tiene que ser persona. Luego, lo demás se aprende. Pero hay que tener sentido común, así se puede llegar a ser bueno en todo lo que uno se proponga. Como decían los clásicos, «el hombre es la medida de todas las cosas», refiriéndose a que cada hombre encuentra su límite y superación en sí mismo. ¿Hay alguna persona que le haya marcado de una forma especial en su vida profesional? Tenía un compañero aparejador que era la persona más buena y más lista que yo he conocido. Él, además de mi padre, fue la persona que más me ha influído: Benjamín Gras Robert.

pre he sido deportista, aunque reconozco que, según las circunstancias, me ha dado por uno u otro deporte». De crío, el fútbol, luego la bici y ahora el golf. «Me gustaría ser mejor golfista, pero bueno, me sirve para entretenerme, y eso es lo que importa», comenta nuestro aparejador con historia. Su casa, ubicada en las inmediaciones de La Barganiza, exhibe fotos que muestran a un Fernando padre y esposo. De su mujer, Mallú, como todos la conocen, dice que es la persona más importante de su vida. Sus hijos son Mariluz y José Luis, de los que también se siente orgulloso. «Ninguno de los dos ha seguido mis pasos como aparejador, pero yo siempre les he dicho que mientras se pudiese, eran libres para elegir lo que querían ser», y así lo han hecho. No tiene nietos, a cambio tiene a Hugo. «En realidad, es el perro de mi hija, pero en verano nos lo deja a nosotros y algún que otro fin de semana también. Es un perro de lo más cariñoso y muy bueno», comenta con una mirada entrañable. Su ilusión siempre ha sido irse a vivir al campo y así lo han hecho, él y su esposa en cuanto han podido. Mallú, de nombre real Mari Luz, y Fernando llevan casados desde 1956, y en dos años cumplirán las bodas de oro. «No sé cómo lo celebraremos, pero sé que será de un modo especial. Nos encanta viajar, a mí sobre todo. Ya cuando cumplimos las bodas de plata, visitamos Inglaterra». Como todo buen viajero, sabe que visitar un lugar no significa conocerlo, y por eso afirma que hay multitud de sitios que aún le quedan por conocer, aunque ya los haya visitado. Entre los lugares por los que ha pasado están China, Japón, Méjico y también ha viajado por Norteamérica. Afirma conocer Europa bastante bien, aunque dice que aún le quedan sitios por explorar, como Alemania y Austria. Así es Fernando León Baidal, una caja de sorpresas, una matriosca que encierra muchas vidas dentro de una sola. A

¿Qué siente que le queda por hacer? Morirme (entre risas). Creo que he cumplido, todo lo que me habría gustado hacer ya lo he hecho. Ahora, pues no estaría mal tener un buen swing, jugar estupendamente al golf… ¿Sabe que se llama igual que un reconocido director de cine? Soy un gran aficionado al séptimo arte, y también a la fotografía, incluso tengo algún premio. También he ganado el segundo premio de un concurso, en 1977, por un documental que rodé sobre cómo los llaniscos retiraban el ocle de la playa. Estuve muchos años en el club Ágora y cuando nos reuníamos compartíamos sesiones de diapositivas, filmaciones… Ahora unas preguntas rápidas: un libro: Las memorias de Pío Baroja. una canción: Los boleros de Machín. un paisaje: Asturias. una fecha: La de mi boda, el 20 de agosto de 1956. una persona: Mi mujer. una filosofía de vida: Conseguir estar tranquilo, o sea, tener lo bastante para vivir sin que tus posesiones te den más problemas que bienestar.


ACTUALIDAD TÉCNICA

Fomentar la seguridad laboral

FUNDACIÓN LABORAL: dos formas diferentes de entender la prevención Acabar con la elevada siniestralidad laboral en nuestro país es tarea de todos y en el sector de la construcción saben, desde hace tiempo, que la inversión que exige la puesta en marcha de los mecanismos necesarios para prevenir accidentes, es la más rentable de todas. De ahí que todos los esfuerzos encaminados a hacer del lugar de trabajo una zona segura son pocos. Los accidentes se pagan, y muy caro. Por ello la Fundación Laboral de la Construcción ha redoblado este año sus esfuerzos para mejorar la seguridad poniendo en marcha distintos mecanismos de los que el empresario se pueda servir para conocer los riesgos que corren sus trabajadores en su labor diaria y poder así evitarlos. Unos mecanismos que son diferentes en Asturias y en el resto del país. Por Patricia del Gallo. Fotografías cedidas por la FLC

Como muchos saben, el Principado fue la primera comunidad española que contó con una Fundación Laboral de la Construcción. Fue en 1988. Cuatro años después hizo su aparición otra Fundación Laboral que dirige sus funciones al resto del territorio nacional. Mientras la pretensión de esta última se centra en la formación y la prevención, la asturiana ha querido ir más allá. Una de sus principales diferencias se aprecia en la forma en que una y otra han entendido la labor de prevención. La Fundación Nacional acaba de poner en marcha un programa llamado Línea de Prevención. Se trata de un nuevo servicio gratuito de información y asistencia a través de la red en materia de prevención de riesgos laborales, dirigido fundamentalmente a los profesionales y pymes del sector de la construcción y financiado por la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales. Una de las principales ventajas de este sis-

10 DOVELA NÚMERO SIETE


tema es, para sus responsables, su «amplia accesibilidad», ya que permite al trabajador y al empresario, desde cualquier punto de España, excepto del Principado, y en cualquier momento, acceder a él a través de un ordenador. Se trata, en suma, de una herramienta de consulta e información para el sector, que pretende complementar el papel que desempeñan los servicios de prevención de las empresas. Una de las novedades más importantes que ofrece la Línea de Prevención es la WebConference, o sistema de videoconferencia, que permite una comunicación en tiempo real con el usuario, le ayuda a navegar, a intercambiar ficheros… Sus responsables destacan, pues, de este sistema su carácter tecnológico e innovador que permite a los jefes de obra tener, de manera instantánea, un interlocutor al que consultarle los problemas que surgen en el día a día del trabajo y completar así sus conocimientos y formación en materia de prevención de riesgos. La web www.lineaprevencion.com incluye información sobre la Fundación Laboral para la Prevención de Riesgos Laborales y

El Delegado Regional de Prevención es una figura creada en 1997, cuyo trabajo consiste en la visita periódica a las diferentes obras que existen en Asturias para su seguimiento en lo que a Prevención de Riesgos se refiere Armando Adeba, director general de la Fundación Laboral de la Construcción del Principado de Asturias.

de la Fundación Laboral de la Construcción. También incluye noticias sobre el sector en toda España y eventos que han tenido o tendrán lugar. La comunicación puede realizarse a través de correo electrónico, foro o videoconferencia. Existe además un apartado destinado a la formación en el que figuran catálogos de cursos y vídeos, documentación, fichas técnicas, glosario, guías, estadísticas de siniestralidad, normativa sobre la prevención de riesgos y del sector en general y proyectos. A pesar de las ventajas de este sistema, el planteamiento de la Fundación Laboral de la Construcción (FLC) del Principado de Asturias es bien distinto. Para sus responsables, los problemas de seguridad en una obra no pueden resolverse por teléfono o Internet, sino que tiene que ser un trabajo buscando soluciones in situ.

Puesta en marcha del proyecto PREVEN Para el director general de la FLC asturiana, Armando Adeba, lo fundamental es ser «operativos». Desde el Principado se reconoce que en las pymes asturianas, ni los jefes de obras ni la mayor parte de los trabajadores disponen del tiempo o los conocimientos necesarios para navegar asiduamente por la red en busca de las nuevas normas en materia de prevención o las respuestas a si un andamio está o no bien colocado. Ésa es, para

NÚMERO SIETE DOVELA 11


FUNDACIÓN LABORAL ACTUALIDAD TÉCNICA «la tarea de los Delegados Regionales de Prevención». Por ello esta Fundación defiende la atención personalizada en contra de dejar en manos del empresario o del trabajador el interés por mantener la seguridad. En nuestra región, donde el 80 por ciento de las empresas son de pequeño tamaño y el empresario es uno de los trabajadores, es fundamental el trato y contacto habitual entre delegados y operarios que vigilan constantemente el estado y la seguridad de las obras. Por ello, este año la FLC asturiana ha puesto en marcha un proyecto denominado PREVEN (Plan Estratégico para la Salud y la Prevención de Riesgos Laborales en el Sector de la Construcción) para el período 2004/2007. El primer punto del plan es la ampliación del número de Delegados Regionales de Prevención, que pasan de cuatro a ocho: cuatro por la Confederación Asturiana de la Construcción, dos por MCA-UGT y otros dos por FECOMACCOO. Frente a la división de Asturias en dos grandes zonas, el nuevo acuerdo establece una nueva zonificación en cuatro áreas, Oriente (Norte y Sur), y Occidente (Norte y Sur) y la rotación de estos profesionales en estas zonas cada seis meses. La figura del delegado nació en 1997. Su labor consiste en recorrer periódicamente todas las empresas del sector y una vez allí, tomar nota del estado de la obra, medidas de seguridad, así como de asesorar e informar al empresario de todo aquello que debe mejorar o notificarles las novedades en materia legal que vayan surgiendo en el sector. Esta figura, que no tiene nada que ver con el inspector, ha ido calando poco a poco en el sector. Desde su creación han realizado ya 9.000 visitas y asesorado a 85.000 trabajadores. Además, del éxito de su trabajo dan cuenta las estadísticas, que aseguran que cuando se notifica alguna anomalía en una obra, en un porcentaje muy elevado, se subsana en la siguiente visita. Sin embargo y aunque el balance de éxitos es positivo, en muchos casos el delegado se ve en la obligación de realizar hasta cuatro o cinco visitas para solicitar al empresario una mejora de alguno de los sistemas de seguridad de la obra. Es en esos casos cuando se procede a denunciar el hecho, ya que es patente en nulo interés del responsable por prevenir un accidente. La figura del Delegado de Prevención ha sido, en general, bien recibida en el sector por servir, además, de asesor en todas aquellas cuestiones en materia de obras que el jefe desconozca. Folletos, legislaciones, o explicaciones in situ y a pie de obra, son parte del material y el trabajo de estos profesionales que recorren diariamente Asturias. Dentro del plan PREVEN, otra de las novedades para el delegado regional es la nueva potestad de elevar informes a la Inspección de Trabajo a través de la Comisión en casos especialmente graves. Además, ya entró también en vigor la obligación de las empresas de informar a dicha Comisión en caso de accidente grave o mortal a fin de que los delegados puedan elaborar el informe correspondiente. Cada empresa es diferente, cada empresario también, por ello la Fundación entiende

que la siniestralidad laboral cero, es fruto de un trabajo de campo constante donde la labor de concienciación y formación son importantes, sobre todo teniendo en cuenta que en muchos casos los accidentes se producen por falta de información. El segundo punto del nuevo plan PREVEN puesto en marcha por la Fundación Asturiana consiste en mejorar la formación. Los empresarios y los trabajadores deben conocer los riesgos derivados de la exposición al ruido, a la pintura o a otros materiales. «Esa información debe llegar de viva voz, el trabajador no va a consultar en la red las condiciones de su trabajo, no al menos la gran mayoría. Nosotros tenemos que facilitarle esos conocimientos», afirmó Adeba. En ese sentido los delegados muestran de forma gráfica y sencilla las publicaciones que hace la Fundación, especie de guías donde, de forma sencilla, se explica desde cómo colocar un andamio correctamen-

La concienciación, tanto del empresario como del propio trabajador, es un factor importante a la hora de prevenirposibles accidentes te a cómo mantener en perfecto estado el cuadro eléctrico, y cuál es la legislación que establece que deben estar así. El tercer aspecto que incluye el plan PREVEN consiste en favorecer la renovación de equipos de trabajo para la prevención de riesgos y la salud laboral concediendo hasta el 33% de la inversión realizada y que, de momento, sólo se está desarrollando en Asturias. Un sistema además independiente de las ayudas públicas establecidas por el Plan Renove. Este sistema de subvenciones viene motivado y en estrecha relación con la actividad de los delegados regionales. Son éstos quienes, en sus visitas a las obras, dan cuenta de todas aquellas anomalías que provocan accidentes. Así en 2003, el 34 % de los accidentes se produjeron por caídas a distinto nivel, el 11% por riesgo eléctrico y un 14 % por falta de material como cascos, calzado de seguridad, guantes… Todo ello hace que se plantee la necesidad de facilitar a los empresarios la inversión en este tipo de materiales cuya mejora reduciría, en suma, los índices de siniestralidad. Y es que una gran parte de los accidentes del sector de la construcción, sobre todo los graves o incluso mortales, están causados por la falta o inadecuación de medios de protección de caídas de altura, deficiencias en maquinaria y equipos antiguos o en muy mal estado. Por todo ello la Fundación Laboral del Principado ve en la red, o más en concreto en el proyecto Línea de Prevención, una forma «más fría y distante» de conocer los riesgos del trabajo y poder así evitarlos, y entiende que, a pesar de que también desde esta Institución se permite un acceso libre a la red, donde se muestra esa información, el núcleo duro de la prevención debe estar en el contacto entre delegados, empresarios y trabajadores. Con todas estas medidas incluidas en el Plan PREVEN hasta el 2007, el sector de la construcción pretende facilitar a las empresas su tarea en materia de prevención de riesgos con un objetivo claro: el de reducir la aún dramática cifra de la siniestralidad. A

NÚMERO SIETE DOVELA 13


PIEZA CLAVE

Uña y carne

Carlos Franganillo y Marino Menéndez, socios y amigos pasean por uno de los bancales de extracción, con una vista del corte más superficial de la piedra.

AMISTAD SÓLIDA Se conocen de toda la vida: llevan juntos desde los 14 años, son naturales del mismo concejo, Salas, y estudiaron juntos de internos en Luarca y después la carrera de Arquitectura Técnica en La Coruña. Aunque Carlos Franganillo es un poco mayor que Marino Menéndez, ambos han permanecido unidos desde críos hasta el momento, embarcándose, mano a mano, en las diferentes aventuras empresariales que jalonan su trayectoria como profesionales. Su último proyecto, Calizas Ornamentales de Grado, S. L. Por Elena Plaza. Fotografías de Juan Plaza Comenzaron con un pequeño despacho abierto al público en Salas, y cuentan como anécdota de aquellos inicios, cuando todo son nervios y la ilusión permanente es conseguir los primeros clientes, que un martes, día de mercado, su única

14 DOVELA NÚMERO SIETE

visita fue un cura despistado que iba buscando cebollino para plantar. Pero antes de lanzarse al mundo empresarial, Carlos Franganillo trabajó en un estudio de arquitectura, mientras que Marino Menéndez lo hizo en una empresa.

En cuanto a sus inicios serios como pareja laboral, ambos se remontan a primeros de los años 80, cuando les ofrecieron un solar en Salas. «Así empezamos, perdiendo lo que no teníamos con aquella promoción de pisos», recuerdan. Aún así,


PIEZA CLAVE

COMO LA PIEDRA decidieron seguir construyendo, siempre compaginando la profesión de aparejador con la promoción de viviendas. «Ésa fue la primera empresa que constituimos, asociados con un extraordinario maestro de la construcción y buen amigo, José Antonio González Prado, ya jubilado. Hace unos 14 años fundamos otra con la que promovemos pisos en León y Asturias. Desde entonces nos acompaña como socio en todas nuestras actividades empresariales Manuel Rodríguez (cuñado de Marino) que es ingeniero técnico de minas y responsable de la promotora en León». Añaden que «no teníamos ni dinero ni conocidos. Aún así, estas promociones pequeñas, pero continuas, nos permitieron llegar hasta el día de hoy y afrontar la aventura de esta empresa que se dedica a la extracción de caliza gris y a su posterior transformación en taller».

Se refiere a Calizas Ornamentales de Grado, S. L., que comenzó a dar sus primeros pasos en enero de 2004, aunque su alumbramiento viene de unos años atrás.

De quesos gigantes a mármol Afirma Marino, más dado a la empresa, mientras que Carlos lo es a la profesión, que la cantera «nunca fue una inquietud, pero en una ocasión vimos un anuncio en la prensa en el que se vendía una cantera en Salas, y como éramos de allí fuimos a verla, aunque nos la desaconsejaron. Al cabo de dos años salió otra cosa más interesante en Grado, pasaron tres años de papeleos y ahora tenemos todos los permisos». En este punto su socio recalca que «nunca empezamos ninguna obra nuestra sin tener las licencias, y eso a veces supone esperar bastante tiempo hasta que esté totalmente legalizada». «Al comprar la can-

tera, alguien nos dijo que Asturias tiene un potencial en piedra desconocido, y que era la alternativa a Hunosa. A mí esto me parece una barbaridad», comenta el primero. En la cantera de La Vallina, la que ellos abrieron, se obtiene la caliza Gris Rodiles (Rodiles es el lugar de Grado en el que está ubicada) y la Gris Coralito, que, después de su tratamiento, descubren un tipo de mármol gris similar a otro que sólo se extrae en el País Vasco y Cataluña. Para la extracción no se utilizan explosivos. La razón: la piedra se fisura, y aquí lo que interesa es que el bloque salga entero. Para ello se recurre al taladro y al hilo diamantado, que permite arrancar la roca cortándola en quesitos de grandes dimensiones. Se realiza el taladrado de la roca, horizontal y verticalmente, de tal manera que esos agujeros coincidan en el interior de la masa. Por ellos se introduce un hilo

NÚMERO SIETE DOVELA 15


Perfiles

Carlos Franganillo entre tableros de caliza en los talleres de Pravia.

diamantado que va dando cortes, primero el horizontal y después los verticales. De esta forma obtienen bloques de grandes dimensiones que es necesario trocear en la propia cantera para transportarlos al taller con las dimensiones ajustadas a la capacidad de la maquinaria de corte, fundamentalmente el telar y el cortabloques. En el primero, mediante aserrado se logran tableros de hasta 2,30 x 1,60 metros y de 2, 3 ó 4 centímetros de grueso. Mediante el cortabloques, más versátil, consiguen piezas con un límite de 2,30 x 0,40 x 0,12 metros. En ambos casos el producto resultante presenta un acabado denominado corte de sierra, que se puede modificar mediante el uso de otras máquinas y conseguir acabados abujardados, apomazados, envejecidos, pulidos, escafilados, flameados… Además del acabado, también es necesario adaptar el producto resultante a Aspecto de la nueva nave que se está construyendo para acoger el taller en Grado.

16 DOVELA NÚMERO SIETE

«Queremos dar nuestro agradecimiento a las familias; si no fuera, sobre todo, por las mujeres y su paciencia al principio («ahora ya pasan de nosotros», bromea Carlos), no hubiéramos conseguido salir adelante. Antes no había fines de semana, dejábamos los chollos para esos días y cuando no teníamos oficina utilizábamos la vivienda como tal. Los principios fueron muy sacrificados y nunca nos faltaron ni su apoyo ni sus palabras de ánimo». Ambos, con cerca de la treintena como colegiados, comparten años de amistad y profesión, pero no así de aficiones. Carlos Franganillo, casado con Eloísa y con tres hijos varones (Carlos, Nacho y Manuel), le da a los pedales de su mountain bike en su tiempo libre, «aunque nótanse los años», o a los pinceles, sobre todo a la acuarela, bajo las directrices de Chema, uno de los administrativos del Colegio al que califica de «gran acuarelista». Pero reconoce que últimamente no tiene mucho tiempo para esta afición artística. De momento, tira más por las actividades al aire libre. «Siempre fui aficionado a la bicicleta, pero desde que dejé de


fumar hace 15 años le dedico más tiempo siempre que puedo y si las obligaciones familiares me lo permiten. Si por mí fuera, salía sábado y domingo», explica, mientras va desgranando una y mil anécdotas entre risas, ocurridas en las muchas salidas que lleva en las piernas. A Marino Menéndez, en cambio, desde hace once años que lo descubrió, lo que le tira es el golf. De hecho estamos delante de uno de los árbitros de la primera promoción de jueces regionales de la Federación Asturiana de Golf y presidente del Comité de Competición de La Barganiza. Su hija Marta, actual campeona de Asturias por parejas, también le secunda en esta actividad, mientras que de su mujer, Carmen, casi podría decirse aquello de a la fuerza ahorcan: «Mi mujer tuvo más paciencia que el santo Job, empezó a jugar casi por obligación, y ahora es más aficionada que nosotros». En común tienen, tanto Carlos como Marino, que no cuentan con ningún precedente familiar dedicado a la construcción y que sus hijos siguen caminos dispares: Carlos es periodista, Nacho estudia Telecomunicaciones y Manuel está aún en la escuela, mientras que Marta «está loca» por la Arquitectura.

Marino Menéndez sonríe apoyado en uno de los lotes con el producto final preparado.

Detalles del corte de una de las sierras y de parte del stock (izqda.).

resultante a la demanda del cliente, por lo que, mediante sierras de disco y otras máquinas, se obtienen las piezas que se emplean en la construcción y obras públicas, tales como baldosas, adoquines, bordillos, peldaños, vierteaguas, albardillas y también piezas especiales para decoración y arquitectura monumental. Incluso se está trabajando

NÚMERO SIETE DOVELA 17


PIEZA CLAVE CARLOS FRANGANILLO Y MARINO MENÉNDEZ obtención de plaquetas de un centímetro de grueso, para revestimiento de paramentos interiores, que están teniendo éxito fuera de España. Estados Unidos y el norte de Europa son grandes compradores de piedra española, y Alicante, una zona con gran potencial y tradición en este mercado pero con otro tipo de piedra, exporta incluso a Japón. En cuanto a Asturias, comentan los dos amigos y socios que aquí siempre hubo «mucha tradición de cantería, pero no con esta tecnología de extracción y de acabado del producto», y ponen como ejemplo de empleo de esta piedra en arquitectura monumental el Monasterio de Cornellana (Salas), a cuya materia prima se la conocía como Gris Cornellana. «No teníamos ni idea de piedra, tuvimos que aprender, visitar muchas canteras —sobre todo en Alicante, donde se emplea el mismo sistema de extracción—, comprar fincas, maquinaria, traer a una persona de allí que nos enseñara. Nos fijamos cómo se trabaja en los talleres de Novelda, en la provincia alicantina, y vimos la necesidad de no centrarnos sólo en el mercado regional, sino también en el nacional y en la exportación», relata Marino. De todas maneras, ambos son conscientes del riesgo que entraña este tipo de explotaciones. «Calculamos que tendre-

Caracteristicas físico-mecánicas de la caliza Gris rodiles Resistencia a compresión 111,1 MPa Densidad aparente 2,66 g/cm2 Porosidad abierta 1,3 % Absorción de agua 0,5 % Módulo de rotura 17,1 MPa Módulo de resistencia a heladas 0,01 % Resistencia al desgaste por rozamiento 9,70 mm Módulo elástico 51.425,68 MPa Microdureza Knoop 1.443,56 MPa Resistencia al choque Probetas laboratorio 16,25 cm Probetas comerciales 37,75 cm Carga de rotura para anclajes d1: 16,0 mm; bA: 34 mm; F: 1.900 N

mos una producción digna en tres años, pero eso sólo lo sabremos según se vaya extrayendo; no sabes lo que te va a dar la cantera hasta que estás dentro», comenta Carlos. La edición de FICNI (la Feria de la Construcción del Noroeste Ibérico que se celebra cada dos años en Gijón) de 2004 ya contó con la presencia de Calizas Ornamentales de Grado. Allí exhibieron uno de los tableros pulidos de mármol gris del que más orgullosos se sienten, y allí se pudo contemplar los diferentes productos y

acabados con su propio sello. Además de la cantera en el concejo de Grado, cuentan con unas instalaciones provisionales en Pravia que serán trasladadas hacia el mes de marzo del año próximo a la nueva fábrica que están construyendo en la Recta de Peñaflor. En cuanto a la plantilla, la empresa cuenta, además del director que es ingeniero técnico de minas, con tres operarios en la cantera y cinco en el taller, éstos a dos turnos «porque interesa que la maquinaria no pare, salvo las noches y fines de semana».


Respeto al medio ambiente Tanto Carlos Franganillo como Marino Menéndez se refieren a la cantera y su explotación como «ecológica», destacando los estrictos controles que se llevan a cabo por parte de la administración. Por un lado, comentan la gran necesidad de agua para el corte de la piedra en el taller, por lo que están trabajando en una separadora de sólidos al lado del taller para el circuito de agua, y destacan que, a pesar de la necesidad del líquido elemento, «no se vierte nada a ningún cauce, se regenera continuamente» por lo que el consumo es realmente bajo. Por otro lado, se refieren al impacto ecológico, que aunque existe es «pequeño, porque el volumen de extracción es bajo y el rendimiento alto». A este respecto, se ven obligados a presentar un aval de regeneración: «anualmente se presenta un plan de labores, que indica los metros que se va a avanzar, y de acuerdo a ello se define el aval». En cuanto al plan de regeneración, la extracción se realiza en bancadas de unas determinadas dimensiones, y según se avanza, se rellena el terreno que queda por detrás con tierra vegetal, al mismo tiempo que se reforesta bien de manera natural, o con la ayuda del hombre.

Manuel y Aurelio trabajan con unos de los quesitos cortados en la cantera La Vallina, ubicada en Rodiles (concejo de Grado). Su extracción requiere un trato de lo más cuidadoso. Abajo: Carlos y Marino cierran la verja que da acceso a la pista que lleva a la cantera La Vallina, en Rodiles (Grado).

Un consejo Después de los años de experiencia («en lugar de 51 me gustaría tener 26 años para aprovechar todo lo que ahora sé», comenta Marino), ambos socios coinciden en animar a los jóvenes arquitectos técnicos a montar su propia empresa, aún siendo conscientes de «que le tendrán que dedi-

car muchas horas, mucha confianza, mucha paciencia y mucho trabajo», señalando como aliciente que «el mundo empresarial es muy bonito, y aunque da muchos sinsabores, es cautivador, variado, hay libertad y es muy interesante porque intentas hacer, y puedes hacer bien, todo lo que sabes sin mas cortapisas que las que tu te fijes». En este sentido, Marino Menéndez apunta que «con un planteamiento y un proyecto serio se puede conseguir la financiación necesaria para desarrollar una idea. La de empresario es una salida profesional muy digna a esta profesión tan bonita y versátil que tenemos la suerte de disfrutar los aparejadores». Un último consejo para aquellos jóvenes aparejadores que sin medios ni experiencia sientan inquietud por la actividad empresarial: «conocer el medio, la profesión, trabajar en obra, conseguir experiencia, adquirir conocimientos empresariales y de gerencia, plantear y estudiar el proyecto sin prisas, decidirte y después… no dudar». A

NÚMERO SIETE DOVELA 19


FORMACIÓN

Más ventajas para los colegiados

EL COLEGIO, acreditado para impartir cursos de formación superior en materia de Prevención El Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias ha logrado que la Consejería de Industria y Empleo le conceda la acreditación necesaria para poder impartir cursos de formación de nivel superior en materia de Prevención de Riesgos Laborales. Por otro lado, el Colegio sigue con los cursos relacionados con la materia y en noviembre comenzó el Máster Superior en la modalidad de Seguridad en el Trabajo, el VI Curso de Coordinadores de Seguridad y Salud en la Construcción y dos cursos de las especialidades de Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada. Además, también se celebraron el mismo mes unas jornadas jurídico-técnicas relacionadas con la reinterpretación del artículo 1.591 del Código Civil en relación con la L .O. E. Por Víctor Escandón

La Consejería de Industria y Empleo ha concedido la acreditación definitiva al Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias, para poder impartir sus enseñanzas de nivel superior en la Prevención de Riesgos Laborales, tanto en la modalidad de presencial como en la de distancia (semipresencial). Para José Luis García Sambade, vocal de Relaciones Colegiales, esta acreditación es muy importante porque «podemos impartir enseñanzas a cualquier persona a nivel nacional, no es necesario ya que sean sólo colegiados. También contamos con la ventaja de que los cursos los podemos impartir en cualquier lugar de España». El Colegio de Aparejadores empezó a preparar la documentación necesaria para la concesión de la acreditación en junio. A primeros de septiembre presentaron todo el papeleo en la Consejería de Industria y Empleo. La concesión definitiva de la acreditación se produjo el 30 de septiembre, lo que «nos permite organizar mejor y con más libertad los cursos porque al no depender de

20 DOVELA NÚMERO SIETE

otras instituciones, podemos adecuarnos con mayor facilidad a los horarios de nuestros colegiados», aseguraba Sambade. Para el vocal de Relaciones Colegiales, la acreditación «facilita el que todos los colegiados con el Máster Superior en la especialidad de Seguridad en el Trabajo tengan una posibilidad muy asequible de poder cursar las otras dos especialidades —Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada—». La cuarta especialidad existente es Medicina, pero ésta sólo puede ser cursada por médicos. Es necesario recordar que, para poder realizar trabajos en la Administración, conviene contar con más de una especialidad.

Nuevos cursos El Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias sigue realizando cursos relacionados con la Prevención de Riesgos Laborales, ya que según José Luis García Sambade «los continuos cambios en la legislación nos obliga


a estar realizando muy a menudo cursos sobre la materia y a los profesionales mantener actualizados sus conocimientos». Por eso, para el mes de noviembre se impartió el VI Curso de Coordinadores de Seguridad y Salud en la Construcción, que contará con 130 horas presenciales y que continúa con el programa, que comenzó el 14 de marzo, diseñado por el colegio para formar coordinadores de seguridad. El Colegio de Aparejadores también ha llevado a cabo un Máster Superior de Prevención de Riesgos Laborales en la especialidad de Seguridad en el Trabajo, que constará de 170 horas presenciales. Por otro lado, se han realizado dos cursos de 45 horas cada uno en las especialidades de Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada. Ambos comenzaron el día 4 y sirvieron para completar el Máster Superior. Dichos cursos están distribuidos en seminarios de cinco horas, a los que hay que sumar las tutorías. Los especialistas que imparten estos cursos son funcionarios del Instituto Asturiano de Prevención en Riesgos Laborales, funcionarios de la Inspección de Trabajo, técnicos de servicios de prevención propios y ajenos, peritos y aparejadores miembros del Colegio y personal de mutuas de accidentes. La entidad está llevando a cabo también las gestiones necesarias para la celebración de unos cursos relacionados con la patología en la edificación e impartidos por Manuel Muñoz Hidalgo, gran conocedor de la materia y autor de varios libros que «solemos utilizar de orientación para la elaboración de informes peritales», añadía el vocal de Relaciones Colegiales del órgano colegial.

Jornadas técnico-jurídicas Los días 2 y 3 de noviembre, el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos organizó unas jornadas técnico-jurídicas en las que el tema central fue la reinterpretación del artículo 1.591 del Código Civil a la luz de los preceptos de la Ley de Ordenación de la Edificación (L.O.E). Con la aprobación de la L.O.E. se consiguió por primera vez, en un sólo ordenamiento, aglutinar y regular todos los aspectos pertenecientes al denominado proceso de la edificación. Así, hasta la entrada en vigor de esta ley, la responsabilidad civil derivada de la construcción de edificios se encontraba regulada por el artículo 1.591 del Código Civil y por una variedad de normas cuyo conjunto adolecía de serias lagunas en la ordenación del complejo proceso de la edificación, tanto respecto a la identificación, obligaciones y responsabilidades de los agentes que intervienen en el mismo, como en lo que se refiere a las garantías para proteger al usuario. Además, el artículo 1.591 del Código Civil, en principio contemplaba los vicios de construcción, del suelo o de la dirección, relativos a la ruina física del edificio, como generadores de responsabilidad decenal, aunque la jurisprudencia amplió dicha responsabilidad a la denominada ruina funcional. Esta ampliación del concepto de ruina propició abundantes sentencias contradictorias. Por eso, algunos magistrados, entre los que se encuentran Román García Varela, Pascual Sala Sánchez, Pedro González Poveda y Jesús Eugenio Corbal Fernández, consideran plenamente derogado el artículo 1.591 del Código Civil, a pesar de que la L. O. E. no mencione expresamente tal derogación, y reconducida la responsabilidad decenal a los justos términos que inspiraron el precepto del Código Civil. Según José Luis García Sambade, en las jornadas «se mostraron sentencias contradictorias de los magistrados en relación con el tema, ya que en unos casos la L. O. E. deroga el artículo 1.591 del Código Civil, mientras que en otras ocasiones los magistrados siguen aplicando el artículo». A


CARAS NUEVAS

En el «exilio»

La distancia que une Alicante y Asturias Hace diez años hizo las maletas y enfiló el camino que lleva a Alicante para estudiar allí la carrera que quería: Arquitectura Técnica. Mónica Quintana podía haber elegido La Coruña, Burgos, Madrid… pero el hecho de tener familiares hizo que encaminara sus

22 DOVELA NÚMERO SIETE

pasos hacia la capital alicantina. Y allí continúa aún, añorando en la distancia el retorno ansiado a esta Asturias patria querida, buscando la forma de volver, y con un amplio bagaje en la profesión a pesar de sus 28 años. Por Elena Plaza. Fotografías de Juan Plaza


CARAS NUEVAS

«Comencé

a trabajar en la provincia de Alicante quince días después de haber acabado la carrera porque allí es más fácil encontrar trabajo, y mi objetivo era coger algo de experiencia. Fue saliéndome un trabajo detrás de otro y cuando me di cuenta tenía trabajo en serio», explica esta joven ovetense, de nombre Mónica Quintana, cuando se le pregunta por qué no volvió a su tierra natal una vez finalizados los estudios. A ello hay que añadir un poco de novedad por el hecho de continuar fuera de casa, y una pizca de posibilidades laborales, aunque reconoce que esta profesión no adolece de paro en general. «Allí, en Alicante, hay mucho trabajo para nosotros: de hecho no se encuentran aparejadores sin trabajo, sino que se recurre a los que ya trabajan y quieren cambiar de puesto, o a estudiantes o recién diplomados», afirma. Bueno, aquí en Asturias también hay ofertas laborales: «Sí, sí, pero allí ya conocía gente y los trabajos te salen, en su mayoría, por conocidos, a través de compañeros. Las relaciones valen de mucho, y aquí no conozco a nadie», relata. Pero también reconoce que, aunque es «exagerado» la cantidad de ofertas existente, las condiciones «no son la bomba; y si lo son, es porque hay algo detrás». Alicante, o el Levante, puede parecer la meca del trabajo, sobre todo cuando se oye hablar tanto de la cantidad de jóvenes que emigran hacia esta zona de la geografía española (sin olvidar Madrid o Barcelona), y teniendo en cuenta el referente que supone Asturias. A ello hay que sumar la cantidad de veces que Mónica repite a lo largo de la entrevista aquello de que «allí hay mucho trabajo», pero no todo lo que reluce es oro. Y es que ella tiene una teoría muy clara sobre la causa: se trata de la especulación inmobiliaria tan enorme que existe en esta zona, además del boom constructivo que se está dando en toda España. Pero hay algo que distingue a la provincia alicantina, en este caso, de otras regiones como puede ser el caso de Asturias («y eso que el litoral, sobre todo el oriental, se está desarrollando mucho»): los extranjeros. Esto da lugar a otra peculiaridad: las urbanizaciones construidas única y exclusivamente para ellos, amén de que sólo se comercializan fuera del estado español, nunca en el mercado patrio. Es el caso de urbanizaciones de 3.000 viviendas alrededor de un campo de golf, o de aviones fletados por las propias constructoras para traer a estos com-

pradores potenciales, a los que instalan en sus propios hoteles y les llevan de turismo por las diferentes obras. Es normal que entre tantos alguien se anime a comprar. Pero el mercado internacional no acaba aquí, sino que los extranjeros suponen un importante porcentaje de obra por las reformas domésticas que suelen llevar a cabo. «Ellos siempre quieren técnicos que se encarguen de las diferentes reformas o ampliaciones que pretenden llevar a cabo. Y eso lo contrata directamente el extranjero con el técnico. Y si hablas inglés es ya la bomba: puedes trabajar sólo para ellos. Yo no hablo mucho inglés», apostilla, entre risas. Al parecer, los españoles no demandan el mismo tipo de obras.

Asturias en la distancia ¿Cómo se ve Asturias desde fuera, con tantos kilómetros por medio? «Veo que hay mucha construcción, mucho más de lo que imaginaba, y por eso creo que hay bastante trabajo. No creo que este boom en Asturias se vaya a acabar enseguida: el litoral se está desarrollando mucho, considero que hay un futuro importante para la gente de aquí. Aunque tampoco tengo mucho contacto con los profesionales asturianos, ésa es mi idea», responde. Sus visitas a la casa paterna son espaciadas, unas tres o cuatro veces al año, normalmente coincidiendo con las vacaciones tradicionales: las dos últimas en agosto y finales de septiembre, mientras que ahora sueña con que llegue Semana Santa para volver a disfrutar de la tierrina pues, se quiera o no, «al final esto tira». Entonces, ¿para cuándo la vuelta? «Eso depende del trabajo. Aunque hay mucho, es difícil venirte sin nada, pero sí que me lo planteo no muy a largo plazo». ¿Y trabajar como profesional libre? «Es más difícil si no conoces a nadie, digamos si no tienes una cartera de clientes. Es mejor trabajar primero en una empresa, para luego ir por libre, una vez que conoces gente; pero por ahora me echa un poco para atrás el hecho de que no conozco el mundo de la construcción en Asturias». Y en cuanto a las diferencias entre el Principado y Alicante, afirma que el clima allí es «una maravilla, es bastante diferente, lo que cambia el ritmo de vida. Además, es un sitio turístico, y eso también se nota: el invierno es más tranquilo, con buen tiempo, mientras que en verano es el caos, mucho calor… la verdad es que trabajar en esta época del año es un fastidio: no hay donde

NÚMERO SIETE DOVELA 23


esta época del año es un fastidio: no hay donde aparcar, ni comprar… En cambio aquí es mucho más tranquilo, y allí todo es acelerado, se vive más en la calle, pero básicamente es por el clima». En cuanto a las diferencias a nivel constructivo, Mónica observa que en Asturias hay bastante calidad, mientras que en la provincia alicantina esto depende de las zonas. «En las capitales es como aquí, pero en las urbanizaciones es diferente: éstas suelen ser muy grandes, con muchas viviendas y se construyen muy rápido, a bajo coste, y eso se nota en la calidad. Aquí la construcción es más homogénea en

24 DOVELA NÚMERO SIETE

cuanto a calidades, y en Alicante hay dos tipos: para la gente de allí, y para la de fuera que, aunque se está mejorando, es aún bastante baja», puntualiza. A ello hay que sumar un crecimiento urbanístico al que tilda de «exagerado, lo que veo por mi trabajo como técnico municipal es que esto ha provocado que muchos Ayuntamientos pequeños se hallan visto desbordados, por un lado, porque no tienen el personal ni los medios suficientes para poder tramitar planes parciales de urbanizaciones tan grandes. Antes llegaba una megaconstructora y arrasaba con todo, en la Comunidad Valenciana se puede urba-

nizar sin ser propietario de suelo, aunque las leyes autonómicas ya se están modificando en este sentido». Por otro lado, el gran número de extranjeros que se han empadronado en estas urbanizaciones es, en muchos casos, superior al de españoles censados en todo el municipio. En cuanto a la presencia o el contacto con asturianos, comenta Mónica que no hay muchos: la cercanía de otras escuelas respecto al Principado hace que Alicante no sea un destino muy apetecible, y la mayoría de los que hay es porque vienen rebotados de otros centros. Pero lo que sí


CARAS NUEVAS

Sin dar parada Su primer empleo, nada más acabar la carrera, fue el parque temático de Terra Mítica, a través de una empresa de coordinación de seguridad que se encargaba de revisar el montaje de las atracciones. Allí estuvo unos meses, hasta que la llamaron de la Bolsa de Empleo de la universidad alicantina para una constructora-promotora en Alicante, en la que estuvo más de un año. Fue entonces cuando cogió los bártulos y se fue a Madrid para realizar un máster en Restauración Arquitectónica por la Universidad Politécnica (UPM), que se desarrollaba por las tardes, lo que le permitía compaginar estudios con trabajo por las mañanas en una empresa alicantina que estaba realizando reformas en varias oficinas de una entidad bancaria en la capital madrileña. Tras ocho meses retornó a la provincia levantina. Su siguiente parada laboral fue en el Ayuntamiento de Bigastro, como ayudante del técnico municipal, donde trabajaba dos mañanas por semana, mientras que el resto del tiempo lo hacía en un despacho de urbanismo en la cercana Torrevieja. Fue entonces cuando le ofrecieron su actual trabajo como técnico municipal en el Ayuntamiento de Benijófar, a donde acude todas las mañanas. Las tardes desempeña sus labores ejerciendo como profesional libre, pero en obras pequeñas. El pluriempleo, como ella misma cuenta, está a la orden del día. En cuanto a la presencia femenina en la profesión, Mónica comenta que en Alicante «la gente está muy acostumbrada, nadie se extraña de que haya una alta presencia de mujer en obra; es más, ronda el 50% entre hombres y mujeres jóvenes y, de hecho, en la Escuela el porcentaje es bastante similar, aunque casi acaban la carrera más chicas que chicos». Añade que «en esta normalidad influye mucho el hecho de que haya Escuela de Arquitectura Técnica en la región».

Entre piedras

Mónica Quintana alberga la esperanza de un retorno pronto a Asturias, pero no por despecho hacia la tierra alicantina que la ha acogido durante los 10 últimos años, sino por la nostalgia que supone estar lejos de los seres queridos.

La restauración es uno de los apartados de la Arquitectura Técnica que más llama la atención a Mónica Quintana. Tanto es así que durante la carrera eligió esta asignatura como optativa para finalmente irse a Madrid a hacer el máster de Restauración Arquitectónica de la UPM. Aunque no se lo había planteado muy en serio, «surgió por casualidad, buscando por Internet», afirma que sí le gustaría trabajar en este campo, pero en Alicante no es una salida laboral. A pesar de esto, en la actualidad están surgiendo empresas especializadas, «más por patologías de la edificación que por recuperación de sus monumentos». Si nos remontamos un poco más atrás, ya había tenido relación con esta materia en la realización de su proyecto fin de carrera, centrado en Los sistemas constructivos del prerrománico asturiano. Esta parte final de los estudios en Alicante puede hacerse de dos maneras, a través de prácticas o con la realización de un monográfico. Y ¿por qué el prerrománico, que parece un tema bastante alejado del Levante? «Normalmente este monográfico se centra en las construcciones populares de la zona. A mí me apetecía hacer algo diferente, de aquí. Tenía un profesor de Historia de la Construcción con el que hablé y se nos ocurrió este tema». Para su realización se trasladó, obviamente, a Oviedo, obteniendo toda la información de la Biblioteca Pública de la capital asturiana y la del Colegio de Aparejadores y del Archivo de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Principado. A ello hay que sumar la infinidad de visitas a los diferentes templos prerrománicos. En total, medio año de trabajo intensivo para conseguir el pasaporte final que conduce a la ansiada titulación.

ganas de volver, pero es porque llevan poco tiempo: lo de vivir fuera llama la atención, pero el hecho de volver a Asturias va tirando con el paso del tiempo. Personalmente me relaciono más con gente del trabajo y compañeros de la carrera».

De Colegios y añoranzas Como profesional en activo en Alicante, pertenece al Colegio de esta provincia, del que destaca la importancia que le dan a la formación continua —«ésta es una profesión en la que nunca dejas de aprender»— a través de cursos, charlas, conferencias —«todas las semanas hay una»—, visitas

a fábricas, canteras, obras singulares… Otros aspectos que destaca es el fondo bibliográfico, el visado electrónico, en el que se está trabajando para implantarlo en breve, o el alquiler de material topográfico. También vende equipos informáticos, cuenta con una asesoría técnica y un laboratorio de control de calidad, así como diferentes actividades culturales (concursos fotográficos, de pintura, de artículos relacionados con la construcción, viajes, cena de hermandad…). En cuanto a la institución colegial asturiana, Mónica pone un pero, y es que encuentra algunos problemas para acceder a

las ofertas de empleo y a la Bolsa de Trabajo: «hay que colegiarse aquí y poner el Colegio de Asturias como primer Colegio, y yo no puedo hacerlo mientras esté trabajando en Alicante, que es mi primer Colegio. No tengo acceso a la Bolsa de Trabajo por esta razón», explica. El caso es que confía en un retorno rápido al Principado, y no por despecho hacia la tierra alicantina, si no por la nostalgia que supone estar lejos de aquéllos a los que uno quiere. Y es que para muchos es más importante la faceta personal que la profesional. Sobre todo, si ambas son compatibles. A

NÚMERO SIETE DOVELA 25


OTRO ÁNGULO

Una representación segura

ALFONSO SUÁREZ

ALFONSO SUÁREZ

El Colegio vela por la seguridad de los profesionales

Pedro Jiménez, presidente en funciones de MUSAAT, Eliseo Soto, presidente de la Comisión Arbitral de PREMAAT, y Rafael Riera, vocal de Mutua y Seguros del Colegio y miembro de la Comisión de Control del PREMAAT, dan buena muestra de la extensa representación que tiene nuestro Colegio de Aparejadores en materia de seguros, tanto de Responsabilidad Civil (MUSAAT), como de prestaciones sociales (PREMAAT). Ambas entidades desarrollan una actividad de gran importancia para los profesionales del sector, algo de lo que muchas veces no son realmente conscientes hasta que no son víctima de alguna incidencia que les puede llevar incluso a la cárcel. Por eso, tanto Pedro, como Rafael y Eliseo, nos ayudarán a conocer un poco mejor el papel de las mutuas MUSAAT Y PREMAAT. Por Susana Lago 26 DOVELA NÚMERO SIETE


OTRO ÁNGULO

Pedro Jiménez

El pasado mes de septiembre, el presidente del Colegio, , fue elegido como Presidente en funciones de MUSAAT, entidad de la que hasta entonces había desempeñado el cargo de Consejero Económico y Financiero. «Su anterior presidente, Alfredo Cámara, presentó su dimisión y se me propuso a mí para ocupar su cargo, de forma circunstancial, hasta que en junio se celebren elecciones de nuevo», explica. Fotografías de Alfonso Suárez ¿Cuáles son ahora mismo sus funciones como presidente de esta entidad?

Una sociedad tan compleja como MUSAAT no permite fijarte en una cosa concreta, ya que se trata de una compañía de seguros muy acreditada en su sector y con unos activos muy importantes, y aparte de controlar este crecimiento, lo que de verdad nos preocupa es que nuestros asegurados, que son mayoritariamente aparejadores, tengan la cobertura suficiente, que se conciencien del gravísimo riesgo que estamos corriendo con los seguros en función de las responsabilidades que tenemos. Ésta es una gran preocupación, es decir, que la gente no por tener un seguro barato, se crea que está cubierta. El problema es, precisamente, que a veces se tienen coberturas muy bajas, asumiendo riesgos muy importantes, y eso sí que nos preocupa de manera muy seria. Y otro asunto que no descuidamos es el tema de la seguridad y la coordinación en obra. Hay muchos compañeros de profesión, sobre todo los más jóvenes, que se están tirando a la piscina, sin siquiera comprobar si hay agua. En esencia, éstos son los dos ejes de acción de MUSAAT y lo que a mí, como presidente en funciones, me preocupa más en este momento. ¿Qué prestaciones ofrece MUSAAT?

Fundamentalmente, se dedica al seguro de Responsabilidad Civil y el decenal de daños. De las asistencias de tipo social se ocupa PREMAAT, que sería la otra pata aseguradora de la profesión. La cobertura mínima que asegura son 96.000 euros (16 millones de pesetas) y de ahí hasta los 250.000 euros (150 millones de pesetas). ¿Cree que los profesionales son conscientes de la importancia de tener un buen seguro?

Yo creo que sí que son conscientes, aunque no plenamente. Nadie piensa que va a tener un siniestro. Salimos por la calle sin paraguas y sólo lo echamos de menos cuando vemos que empieza a llover. Pues en materia de seguros ocurre un poco lo mismo. Algunos pueden pensar NÚMERO SIETE DOVELA 27


OTRO ÁNGULO UNA REPRESENTACIÓN SEGURA

Acaba de concluir 2004, así que el balance de este año como presidente del Colegio es pregunta obligatoria.

Ha sido un año muy positivo. Al principio, temíamos que hubiera una recesión en la edificación en general pero, lejos de ser así, hemos visado más todavía que el año pasado, lo cual quiere decir que en lo más importante para el colegiado, que es el tema económico, afortunadamente ha sido un buen año. Hay una enorme demanda de aparejadores. De hecho, la nuestra es la primera profesión demandada en todas las universidades y los únicos cambios que se están produciendo son para mejorar. En conclusión, si tenemos trabajo lo suficientemente bien remunerado, pues yo creo que estamos cumpliendo perfectamente el objetivo del Colegio, entidad que hoy por hoy es una balsa de aceite, no hay ningún problema. Esto no quiere decir que ya esté todo hecho, siempre se puede mejorar. Ahora mismo estamos con la promulgación de estatutos propios, ya que aún tenemos los del Consejo. Y seguimos con la dinámica de dar servicio al colegiado y promoviendo también actividades como charlas, mesas redondas...


que la póliza es poco menos que un impuesto, se sienten asegurados cautivos, pero nada más lejos de la realidad. Los problemas llegan cuando alguien se enfrenta a un proceso en el que se ve obligado a pagar cuarenta o cincuenta millones, algo que, desgraciadamente es muy frecuente, llegando a veces a ser mucho peor, porque se establecen incluso penas de cárcel e inhabilitación profesional, además de indemnizaciones. Ahí es cuando el mutualista de verdad se la está jugando y cuando de verdad agradece tener un seguro en condiciones.

Eliseo Soto Fernández es aparejador titulado por la Escuela de Burgos, donde inició sus estudios el año de creación de dicha Escuela. Desempeñó en el COAATPA el cargo de vocal de Mutua y Seguros durante los mandatos presidenciales de Enrique Rodríguez Balbín y Manuel Morales Fernández. Ejerció siempre su profesión en el ámbito de la empresa privada y desde la década de los ochenta dirige su propia empresa de promoción y construcción. Actualmente es miembro del Consejo Social de la Universidad de Oviedo y presidente de la Comisión Arbitral de PREMAAT.

¿Qué papel tiene el Colegio en cuanto a la relación entre el mutualista y la aseguradora?

Los Colegios son fundamentales para nosotros, porque la relación más directa del asegurado no es con MUSAAT, sino con el funcionario que en cada Colegio lleva el tema de Mutua y Seguros. Es una figura importantísima porque es confesor o guía espiritual del Colegiado, en materia de seguros. Respecto de otras compañías aseguradoras, ¿cómo está posicionada MUSAAT?

MUSAAT en Responsabilidad Civil es, posiblemente ahora mismo, la segunda compañía en España. Dentro de los distintos sectores profesionales, el nuestro es el único que tiene una compañía de seguros de esta calidad y tan acreditada. ¿Se presentará en junio para ser elegido presidente de la entidad?

Es un tema que aún no tengo suficientemente reflexionado. De todas formas, existe un riesgo que no sé si quiero correr. Creo que si me presento, saldría elegido. No obstante, el hecho de presentarme y salir elegido supondría dejar la vocalía Económica y Financiera en MUSAAT. Aún así, está dentro de lo posible que me presente. Si resulta elegido, ¿le sería complicado compatibilizar sus funciones de presidente del Colegio con las de MUSAAT?

No, porque yo tengo la buena o mala costumbre de venir todos los días al Colegio, lo que me permite saber todo lo que ocurre aquí, ya sea bueno, malo o regular. El hecho de que dos o tres días al mes tenga que ausentarme para atender mis obligaciones con MUSAAT, no creo que altere mi día a día en el Colegio. Tanto es así, que todos los cargos de MUSAAT son presidentes de Colegio. ¿Y al revés?, quiero decir, ¿el hecho de que salga elegido beneficiaría al Colegio de alguna manera?

Que estemos donde estamos, al menos en prestigio, sí que es una posición beneficiosa. El Colegio de Asturias tiene bien ganada la fama en toda España y sería una pena perderla, claro.

NÚMERO SIETE DOVELA 29


OTRO ÁNGULO UNA REPRESENTACIÓN SEGURA Como presidente de la Comisión Arbitral de PREMAAT, ¿cuáles son sus funciones?

Cuando un mutualista solicita una prestación que esté contemplada en nuestros estatutos y por alguna causa le sea denegada por la Junta de Gobierno de PREMAAT, que es quien en primera instancia resuelve las solicitudes, puede acudir a la Comisión Arbitral. Está formada por tres mutualistas de diferentes zonas territoriales, que como órgano totalmente independiente analiza de nuevo el expediente y emite su fallo, el cual necesariamente debe ser acatado por PREMAAT. Para que se me entienda mejor, podemos decir que la Comisión Arbitral es el Defensor del Asegurado. Yo, como Presidente, tengo la misión de dirigir las reuniones y solicitar la presencia y el asesoramiento preciso, tanto de especialistas en Medicina o en Derecho, en función de la mayor o menor complejidad de las reclamaciones a debatir en cada reunión. También es nuestra obligación presentar a la Junta de Gobierno de PREMAAT un informe anual así como a la Asamblea Anual de Mutualistas. ¿Qué diferencia hay entre MUSAAT y PREMAAT?

Son dos entidades al servicio de los aparejadores y arquitectos técnicos, y ambas creadas por nuestro Consejo General. PREMAAT es mucho más antigua y se creó para atender las necesidades de previsión social, de las que nuestro colectivo carecía y demandaba. Comenzó siendo una mutualidad basada en la solidaridad, de tal forma que cuando uno de los mutualistas fallecía, el resto del colectivo aportaba, mediante derrama, la cantidad de cinco pesetas que se entregaba a los familiares del mutualista fallecido. Posteriormente pasó por distintas etapas, desde funcionar mediante el sistema de reparto simple atenuado, hasta el más cercano en el tiempo sistema de capitalización colectiva, y desde enero del 2003 mediante sistema de capitalización individual, aunque para los grupos Básico y Complementario 1.º se precisa de un período transitorio hasta enero del 2013. MUSAAT es una entidad mucho más joven, creada para cubrir la responsabilidad civil de aquellos aparejadores y arquitectos técnicos que lo deseasen.

Además de sus ocupaciones actuales, Ud. ha sido presidente de SOGEPSA y de ASPROCON y vicepresidente de la CAC. ¿Cómo ve el futuro del sector de la construcción en Asturias?

Por el momento, bien. Yo diría que sorprendentemente bien para la situación general que se vive en nuestra región. En un futuro a largo plazo no soy demasiado optimista. La crisis de Asturias es una realidad innegable, las empresas continúan cerrando o desplazándose hacia otras zonas de España, pero a pesar de ello la construcción continua aumentando su ritmo, se construyen más y más viviendas y todas encuentran comprador. ¿Desde cuándo pertenece al Colegio y a PREMAAT?

Uyyy...—risas—...¡desde hace demasiados años!...Fue justo al terminar la carrera. Por aquel entonces, como decía antes, veía como muy lejana en el tiempo la necesidad de pensar en una mutua que me ofreciera coberturas de previsión social que ni siquiera conocía, pero al casarme comencé a interesarme profundamente por el funcionamiento de PREMAAT y a asistir a sus asambleas...¡y desde entonces PREMAAT me enganchó! ¿Qué otras tareas ha desempeñado dentro del Colegio?

En las Juntas de Gobierno del Colegio que presidieron el fallecido Enrique R. Balbín y mi compañero de estudios, y de pensión, en la Escuela de Burgos, Manuel Morales, desempeñé la vocalía de Previsión, Mutua y Seguros. Fueron dos formidables presidentes que, cada uno en su estilo, lucharon por engrandecer la imagen del Colegio. Balbín fue un presidente que alcanzó un gran prestigio personal en el ámbito nacional y lo supo transmitir a esta institución. Morales puso los cimientos necesarios para la modernización que el Colegio necesitaba en aquellos momentos. De ambos guardo muy gratos e importantes recuerdos.

¿Qué prestaciones ofrece PREMAAT a los mutualistas?

¿Qué opinión le merece el hecho de que el presidente del Colegio, Pedro Ignacio Jiménez, haya sido recientemente nombrado presidente de PREMAAT?

PREMAAT da cobertura a varias contingencias mediante prestaciones y ayudas en forma de renta o en tracto único, dependiendo de la prestación de que se trate y del Grupo en el que el mutualista se encuentre inscrito. Todas ellas se recogen en el Reglamento de Inscripción, Cuotas Prestaciones y Otras Coberturas, y las ayudas

Me parece una elección muy importante tanto para él, a nivel personal, como para el Colegio. Es un cargo de gran relevancia y responsabilidad que sabrá llevar con total acierto y dignidad, como está haciendo con el Colegio. Asturias siempre ha estado muy bien considerada dentro del Consejo Superior de Colegios de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de España, gracias al talante trabajador, honesto, responsable y serio de nuestros representantes, y Pedro Jiménez está en esa misma línea. Sin duda, es un gran presidente para MUSAAT.

30 DOVELA NÚMERO SIETE


en el denominado Fondo de Prestaciones Sociales. Dependiendo del grupo o grupos en los que cada uno esté inscrito, se cubre la jubilación, la invalidez, la defunción, la viudedad, la nupcialidad, la natalidad, accidente e infarto y la incapacidad temporal. Y por el Fondo de Prestaciones Sociales se pueden devengar ayudas de orfandad, orfandad de minusválidos e hijos minusválidos.

Rafael Riera es vocal de Mutua y Seguros del Colegio, además de formar parte de la Comisión de Control de PREMAAT. Éste es su tercer mandato como tal. Realizó sus estudios de Aparejador en la Escuela de Madrid y se colegió en 1966. Durante estos años, además de sus citadas ocupaciones, ha formado parte de otras Juntas de Gobierno del Colegio como vocal de Liberales y Delegado de la zona de Gijón. Fotografías de Alfonso Suárez

¿Qué aspectos, desde su punto de vista, podrían o deberían mejorarse en lo que a la cobertura aseguradora se refiere?

Todo en esta vida es susceptible de mejoras, y por supuesto nuestras mutualidades no son la excepción. Respecto a PREMAAT, sería deseable una mejora sustancial en las prestaciones, pero eso lleva unido la subida de las primas. Los estudios que realizan nuestros actuarios de seguros son extremadamente rigurosos y no permiten, al menos por el momento, elevar las prestaciones. ¿Se perciben las prestaciones en función de las primas pagadas?

Debemos mentalizarnos que, en un sistema como el actual de capitalización individual, cuando devenguemos una prestación estará en función de lo que durante nuestra vida activa hayamos podido capitalizar. Cada uno recibirá en función de lo que haya ido pagando. Al margen de su función dentro de PREMAAT, Ud. desarrolla su actividad profesional en ASPRUSA. ¿Qué cargo ejerce en ella y qué servicios ofrece esta empresa?

ASPRUSA es una empresa asturiana que fundé en los años ochenta con otro socio para la construcción y promoción de viviendas, en la que, como gerente, vuelco mis conocimientos y mi quehacer diario tratando siempre de mejorar en todos los aspectos. Creo que nuestra imagen, como empresa, está a un alto nivel. La construcción es un mundo apasionante en el que nunca se termina de aprender, y nosotros, los aparejadores y arquitectos técnicos, somos profesionales idóneos para ocupar puestos de alta dirección en las empresas del ramo. ¿También depende o necesita de los servicios de la aseguradora?

Por supuesto. Los seguros son algo imprescindible en el mundo actual, y más aún en el complejo ramo de la construcción. Aparte de nuestras responsabilidades como técnicos, la empresa precisa de amplias coberturas tanto en responsabilidad civil, como en todo riesgo de la construcción y, desde hace muy pocos años, en la cobertura de daños decenales. MUSAAT amplió su actuación también a las empresas y con ella tengo asegurados los riesgos empresariales.

Como vocal de Mutua y Seguros del Colegio, ¿cuáles son sus funciones?

Mantener informado permanentemente a todo el colectivo de las novedades y modificaciones existentes en dicho campo, servir de enlace con las aseguradoras de las reclamaciones o aclaraciones que, por parte de los colegiados se soliciten, convocar las Asambleas Territoriales cuando sea necesario, re-

cogiendo en ellas la opinión de los asistentes para trasladarlas a la Asamblea General de Madrid... ¿Desde cuándo ejerce esta labor?

Desde junio de 1997. Al margen de su función como vocal de Mutua y Seguros del Colegio, ¿desempeña alguna otra tarea profesional?

Ejerzo la profesión como profesional liberal y soy delegado en Asturias

NÚMERO SIETE DOVELA 31


de una empresa de Técnicas Especiales de Cimentación.

¿Qué opinión le merece el hecho de que el presidente del Colegio, Pedro Ignacio Jiménez, haya sido recientemente nombrado presidente de MUSAAT?

¿Qué otros representantes tienen el Colegio en las instituciones centrales de Madrid?

Me parece un hecho histórico para Pedro y para el Colegio, un justo premio y reconocimiento a su gran labor, eficacia, seriedad y buen hacer a lo largo de estos años durante los que formó parte de la Junta de Gobierno de MUSAAT, y es un orgullo para el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Asturias al que representa. Conozco cómo se actúa en Madrid y la rigurosidad con que se efectúa la elección para cargos de esta categoría, la más alta junto con la de presidente del Consejo, quizá de más responsabilidad por las cantidades económicas que se manejan. Puede que no seamos conscientes del enorme éxito que eso representa para un Colegio pequeño como el nuestro.

Hay que destacar la enorme representatividad y el peso que el Colegio de Asturias tiene en todas las instituciones de nuestra profesión, pese al tamaño y a ser uniprovincial, lo cual debe suponer un motivo de satisfacción para todo el colectivo. ¿Cómo se llega a esos cargos?

Hay unos plazos de presentación de candidaturas a escala nacional y se eligen por votación individual en las Asambleas que se celebran en Madrid, debiendo cada candidato exponer su programa antes de las votaciones. ¿Desde cuándo desempeña el cargo de la Comisión de Control y cuántos miembros la componen?

Éste es el tercer mandato, que dura tres años. La componen tres miembros, los otros dos son: el presidente del Colegio de

32 DOVELA NÚMERO SIETE

Salamanca y un miembro del Colegio de Zaragoza. ¿Se presentan muchos candidatos?

Es imprevisible, aunque siempre hay más de dos. Este año en la Comisión de Control nos presentamos tres; uno de ellos del Colegio de Cataluña, que inicialmente parecía que iba a obtener el puesto, aunque no fue así, y Asturias, contra todo pronóstico, para alegría y satisfacción de todos los que representa, fuimos reelegidos.

¿Cuáles son las funciones de la Comisión de Control?

Como su propia palabra indica, debe fiscalizar los movimientos económicos, gastos, inversiones, ventas, compras... que realiza el Consejo de PREMAAT, teniendo que aprobarlos, para lo cual nos reunimos dos veces al año en Madrid. Hoy, es la Comisión más importante y de más responsabilidad dentro de PREMAAT. A


ASESORÍA

La inexistente titulación Superior

Es una constante, comprobada en muchos y distintos ámbitos, la atribución de superioridad que por sistema se viene otorgando al título de Arquitecto —también, aunque en menor grado, en las Ingenierías— respecto de la titulación de Arquitecto Técnico. El problema no está tanto en la terminología popular y el empleo de dicho calificativo (superior) en la calle, sino en que dicho uso está igualmente arraigado y consolidado en ámbitos en los que, por su especialidad y por su obligatorio conocimiento de las leyes y demás normativa, no es tolerable en absoluto. Por Enrique Castaño Fernández, letrado C. O. A. A. T. P. A. Es totalmente común y frecuente el que, por ejemplo, en resoluciones judiciales, y de ello tenemos plena y habitual constancia los abogados que nos movemos en el campo del Derecho Inmobiliario y de la Construcción, se dé mayor preponderancia y valor a opiniones, dictámenes e informes realizados por Arquitectos respecto de los redactados por Arquitectos Técnicos, incluso sin entrar en consideraciones en cuanto a la materia del informe, por el simple hecho, y así se plasma por escrito, de que la opinión del Arquitecto, como técnico superior, está dotada de mayor rigor y veracidad que la de sus colegas de «menor grado, titulación y conocimientos». Esta constante tiene su reflejo, además, en la terminología al uso, denominándose al Arquitecto como arquitecto superior, cuando dicha titulación, así expresada, no sólo es inexistente sino que también es falsa. El problema denota su gravedad cuando se comprueba que igualmente deja su impronta en la propia normativa legal, es decir, cuando se incluye dicha titulación inexistente (o se interpreta la referencia a la misma) en leyes y normativas, redactadas y aprobadas por personas que, en su función de legisladores, deben tener pleno conocimiento de que no existen Arquitectos superiores y que los Arquitectos Técnicos disponen, igualmente, de un título superior. Así, como claro y flagrante ejemplo de lo que manifestamos, el Reglamento de Gestión Urbanística (R. G. U.), en su artículo 107.2 b), determina que, en cuanto a los proyectos de reparcelación, los mismos deben ser redactados por técnico titulado superior, interpretándose en numerosas ocasiones por Ayuntamientos y demás organismos a los que afecta dicha norma, que el técnico no puede ser otro que el supuesto Arquitecto superior, rechazándose otros en los que el redactor sea un Arquitecto Técnico. Pues bien, el Tribunal Supremo, en su reciente sentencia de fecha 28 de Abril de 2004, dictada por la Sección 5ª de la Sección de lo Contencioso-Administrativo, siendo su ponente Segundo Menéndez Pérez, ha venido a clarificar una serie de puntos (que para algunos ya estaban absolutamente claros) tanto sobre la repetida inexistencia de título universitario denominado Arquitecto superior como sobre la inclusión de los Arquitectos Técnicos dentro de los títulos de enseñanza superior universitaria, clarificación a la que se llega al juzgarse por el Tribunal la impugnación por parte de un Colegio de Arquitectos del acuerdo de aprobación por un Ayuntamiento valenciano de un proyecto de reparcelación redactado por Arquitecto Técnico. Dicho Colegio consideraba en su recurso que el Arquitecto Técnico no era competente para la redacción del citado proyecto, precisamente por la limitación que establecía el ya comentado artículo 107.2 b/ del R.G.U., es decir, la necesidad de redacción por técnico titulado superior, algo que el Colegio de Arquitectos identificaba de forma clara únicamente

Arquitectura Técnica vs. Arquitectura «Superior»

con sus colegiados y, en cualquier caso, nunca con los Arquitectos Técnicos. Sin embargo, la sentencia del Tribunal Supremo, no considera óbice alguno la expresión de dicho artículo (técnico titulado superior) para estimar la idoneidad de los titulados en Arquitectura Técnica, toda vez que estima que éstos también están en posesión de títulos de enseñanza superior, y ello por dos razones: a) Porque la Ley 14/1970, de 4 de Agosto, General de Educación y anterior al R.G.U., integró las enseñanzas técnicas en las Universidades, que es la institución a la que corresponde por Ley el Servicio Público de Educación Superior. b) Porque a raíz de la promulgación de dicha Ley 14/1970, se suprimió la denominación, que había nacido con la Ley de Enseñanzas Técnicas de 20 de Julio de 1957, de Escuelas Técnicas de Grado Medio, supresión que igualmente alcanza a la denominación de titulado superior. Ello se explica al estructurarse los estudios universitarios en ciclos: la superación del primero da derecho a la obtención de los títulos de Diplomado Universitario, Arquitecto Técnico e Ingeniero Técnico, y la del segundo a los de Licenciado, Arquitecto e Ingeniero, los cuales se deben expresar, como indica textualmente el fundamento de derecho cuarto de la sentencia, «Sin el sobrenombre de superior (Artículos 30 y 37 de las Leyes Orgánicas 11/1983 y 6/2001, respectivamente)». En definitiva, según sigue indicando la sentencia, y siempre respecto del artículo 107.2.b) del R.G.U. que hemos tomado como ejemplo, la expresión técnico titulado superior no puede entenderse como excluyente de los titulados técnicos universitarios de primer ciclo, como los Arquitectos Técnicos, entre otras razones porque también estos están en posesión de enseñanzas superiores y, como cuestión más importante a los efectos de este escrito, «porque la denominación de los títulos de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional no añade a la de los técnicos de segundo ciclo el sobrenombre de superiores». Es, pues, clarificante el tratamiento y conclusiones que la sentencia que nos ocupa ha hecho del tema, aún cuando esta cuestión debería estar solucionada de forma más simple desde hace ya muchos años, y ello en especial para aquellos ámbitos o sectores (judicial, legislativo, autonómico, municipal, ...) en los que la aplicación de una normativa tan evidente en cuanto a su única y exclusiva posibilidad de interpretación, debe ser prioritaria, ya que no es de recibo la utilización de expresiones de títulos que no existen y, mucho menos, basarse en ellos y en su supuesta superioridad sobre otros para juzgar, legislar y conceder o negar derechos y obligaciones. Algo que, además, debe hacerse extensivo a los propios Arquitectos o, más bien, a su organización colegial, para que dejen de considerar que titulaciones que son simplemente diferentes puedan ostentar superioridad o inferioridad la una sobre la otra. A NÚMERO SIETE DOVELA 33


ENTREVISTA

Con mucho gusto

José Andrés: «La aparejaduría y la cocina conectan con su audiencia, primero por la vista» Desde hace trece años reside en la capital de EE. UU., donde da de comer, cada día, a jefes de Estado, presidentes de gobierno y de organismos internacionales, que dirige. Su última creación se llama Minibar, un pequeño restaurante de sólo 12 comensales en el que despliega toda su creatividad con un revolucionario menú degustación de 35 platos, que entre otras personalidades ha probado, e incluso repetido, Laura Bush. Por Begoña Gutiérrez. Fotografías de Miguel Córdoba (Enfoque)

José Ramón Andrés Puerta nació en Mieres hace 35 años y, sobre todo, se siente asturiano, aunque a los doce se trasladó con toda su familia a Barcelona, donde se convirtió en el discípulo aventajado de Ferrán Adriá. De ahí dio el salto a Nueva York como becado en el mejor restaurante de América y después, con esfuerzo y sin perder la naturalidad de sus orígenes, se ha convertido

34 DOVELA NÚMERO SIETE

en un referente indiscutible en la actual cocina internacional. Este año le veremos en TVE enseñando a cocinar a los españoles. ¿Cómo es su programa y qué quiere aportar?

Nosotros intentamos dar un enfoque diferente de lo que se ha hecho hasta ahora. Quiero decir que no sólo quiero mostrar cómo hacer un plato, también quiero ex-

plicar el porqué se hace así. Quiero explicar el contexto donde se hace, hablar sobre las tradiciones, la geografía, la historia, la ciencia y cómo todo esto afecta a la cocina. Quiero salir a la calle, fuera de los fogones, y enseñar de dónde sale la materia prima que usamos para cocinar. Llevar a la gente a los mercados, a las bodegas. Tomar contacto con los elementos.


ENTREVISTA

El joven cocinero mierense José Andrés presentará un programa culinario en TVE. Lleva trece años viviendo en Estados Unidos, donde está triunfando con cinco restaurantes de diferentes estilos. Su éxito se encuentra, entre otras cosas, en la introducción de la tapa española.

¿Invitará a personas conocidas a su programa?

Sí, porque la cocina de un país no es sólo de los chefs de cocina. Así en el primer programa viene la actriz Ana Duato, que me va a enseñar en el mercado donde hace la compra. El hecho de vivir en EEUU influye en su forma de entender la cocina. ¿Veremos en su programa de televisión menús de otros países?

Haremos cocina española porque la audiencia es española, pero eso no nos limitará; podemos y debemos aprender de las tradiciones de cada cultura. Me considero un internacionalista ferviente. Mis socios y yo tenemos varios restaurantes con diferentes tipos de cocina: en el Jaleo hacemos tapas españolas clásicas con toques modernos; Café Atlántico, cuya cocina incorpora tradi-

ciones de todas partes de Latinoamérica como República Dominicana; el restaurante Zaytinya, de cocina mediterránea, griega y turca; y el restaurante Oyamel, que es nuestra cocina mexicana, en la que jugamos con las tradiciones pre-hispánicas, coloniales y modernas de México. EEUU es un país muy joven y casi todos tienen sus raíces en otra parte del mundo, en las que se inspiran.

NÚMERO SIETE DOVELA 35


ENTREVISTA JOSÉ ANDRÉS

A los doce años ya preparaba platos complicados para su familia. ¿Es una tradición familiar la cocina? ¿En quién se ha inspirado?

Mi padre invitaba a amigos y familia a comer paella y me dejaba a mí al cuidado de la temperatura. No me gustaba, porque me parecía lo menos importante a la hora de hacer la paella, pero con el tiempo me he dado cuenta de la importancia que tiene

36 DOVELA NÚMERO SIETE

la temperatura en cualquier guiso, es la clave de la cocina. Nació en Asturias, pero pronto se trasladó con su familia a Barcelona. ¿En su casa se sigue cocinando comida asturiana?

Por supuesto, sigo cocinando fabada, fabes con almejes y otros platos de la tierra. He crecido con la comida asturiana y sigue siendo mi referente gastronómico.

Ha dicho que el mejor queso del mundo es el Cabrales. ¿Les gusta en Washington este tipo de queso?

Sí, les gusta mucho el queso de Cabrales. Una de las tapas más populares en Jaleo es una que combina dicho queso con una cebolla asada. Son cebollas tipo Vidalia, una cebolla dulce que cultivan en los EE. UU. La primera vez que la probé


en el que hay muchos jóvenes que quieren seguir sus pasos?

Trabajar en equipo, humildad, organización, una mente abierta y disposición a aprender o compartir información. Lleva muchos años en EE.UU. ¿No ha pensado regresar y abrir sus restaurantes en España?

De España no me he ido nunca, aunque mis negocios estén en América. No creo que ponga restaurantes porque con el programa de televisión por ahora es suficiente y, además, yo lo que quiero es venir a España a comer y disfrutar. ¿Cuál es el último premio que ha recibido?

La revista de gastronomía Le petit, de 7 millones de tirada, me ha concedido el premio al Chef del Año, y es una cosa tremenda, porque esto se lo han concedido a reputadísimos chefs de cocina de toda la vida. Así que este premio considero que no sólo me lo han dado a mí, sino a toda la gastronomía española, y gracias principalmente a Ferrán Adriá, que ha abierto mucho camino. Haber sido discípulo de Ferrán Adriá le ha dejado una marca indiscutible en su manera de cocinar. ¿Cómo definiría su aportación?

Una pasión por la creación y la enseñanza y, por supuesto, el deseo de compartir el conocimiento. ¿El buque insignia sigue siendo Jaleo?

Ya es más un helipuerto. Ahora mi buque insignia es el Minibar, un sitio donde me siento libre y donde hago lo que quiero. Sólo damos de comer a 12 personas, entre ellos el mundo gastronómico americano, que viene en masa, aunque sólo dejamos hacer reserva durante 60 días para no hacerlo imposible. Se degustan 35 platos en los que despliego todo lo que me apetece hacer en la cocina, con más gente sería imposible, aunque el éxito nos va a obligar a ampliar un poco. ¿El presidente de EE. UU. ha comido en su restaurante?

A pesar de los años fuera de Asturias (con 12 se trasladó a Barcelona con toda la familia), la cocina tradicional asturiana sigue un referente para José Andrés.

supe que era una pareja perfecta para el Cabrales. Mis clientes están de acuerdo. Su especialidad es la comida latina. ¿Le parece más creativa que la anglosajona?

No diría eso, cada cultura tiene sus propias tradiciones de las que podemos aprender algo. ¿Cuáles son las cualidades que necesita un cocinero para triunfar en el mundo de la restauración en un momento como el actual,

George Bush no, porque sale poco y no creo que una persona como él se lo fuera a pasar bien en un restaurante como el Minibar. Su mujer creo que ha venido alguna que otra vez y que lo ha disfrutado bastante, porque si no, no hubiera regresado. Entre famosos, los políticos, todos o casi todos. Clinton dijo en un discurso del 98: «José Andrés, uno de los mejores cocineros de América», y me dio un abrazo. ¿Qué famoso le ha impactado más al hacer alguna crítica o algún halago acerca de su comida?

A mí lo que más me impacta es cuando un compañero de la profesión o un amigo te dice que la comida es buena. El otro día estuvo George Cloony, y Bruce Springsteen me dijo que había comido muy bien. También estuvo Michael Stipe, el cantante de REM. ¿De qué plato se siente más orgulloso?

De una versión de un plato americano

que consiste en una sopa de patatas y almejas, muy propio de Boston. Cuando quiero hacer comida creativa en el Minibar, me tengo que acercar a la comida americana, porque está dirigido a ellos. La idea que tenemos los europeos de los americanos es que no saben comer. Sin embargo, los grandes chefs de cocina triunfan en América. ¿Cómo lo explica?

La realidad es que se trata de una cultura joven y todavía su propia tradición culinaria está en desarrollo, pero ellos tienen hambre y no sólo de comida, sino de aprender y de conocer. Cuando llegué a América como joven cocinero, conocí a Clemente Bocus, cocinero y dueño de un pequeño restaurante en Nueva York. Extrañaba mucho a mi familia y a mis amigos. Para sentirme mejor, comía con frecuencia en su restaurante. Clemente me dio todo tipo de consejos. Sobre todo me alentó a servir comida española auténtica, sin americanizar. Me advirtió que nunca subestimara la capacidad del público americano por abrazar algo nuevo. «Si es bueno, les va a gustar», me dijo. ¿Encuentra alguna relación entre la aparejaduría y la cocina?

Ambas artes hablan un idioma visual. Lo que quiere decir es que conectan con su audiencia primero por la vista. Por ejemplo, en un edificio puedo tocar las paredes y sentir la textura, pero antes veo el color y el grano de la piedra. Veo el tamaño y la forma del edificio. Mirando la simetría o la asimetría de la estructura, decidiendo si me siento achicado por la escala, lo mismo que con la cocina. Antes de probar algo lo miras. Juzgas la composición en el plato, el color, el tamaño… Primero se come por los ojos. El trabajo de aparejador requiere mucho tiempo. ¿Esto es determinante a la hora de cocinar?

¡El tiempo es la importancia suprema en la cocina! Su importancia sólo es comparable con la importancia de la temperatura. Controlando la temperatura y el tiempo, se consigue el éxito de la cocina. Puedes tener grandes ingredientes, el mejor equipo, la tecnología más avanzada e ideas creativas, pero sin el control de esos dos elementos tienes grandes problemas. ¿Qué menú asturiano recomienda para una buena ocasión?

Una buena fabada asturiana o fabes con almejes. Tiene tres hijas. ¿Seguirán sus pasos?

No sé, pero he tratado de impartirles mi amor por la cocina. Cada domingo vamos juntos a un pequeño mercado biológico de Dupont Circle y elegimos productos para pasar el resto del domingo cocinando un plato que ellas previamente han elegido entre los libros de la estantería de la cocina. ¡Lo pasamos en grande! A

NÚMERO SIETE DOVELA 37


Ángulo fotográfico Estrechando lazos

De cántabros y astures El pasado mes de septiembre, nuestro Colegio recibió una visita especial: la de sus colegas cántabros. Aprovechando los últimos coletazos de las fiestas mateínas ovetenses, ambos colectivos de aparejadores estrecharon lazos, como es habitual en estos actos, y programaron nuevas actividades de intercambio, como el futuro Campeonato de Golf, cuya primera edición tendrá lugar en Cantabria en el mes de junio. Por Elena Plaza. Fotografías de Alfonso Suárez / Juan Carlos Román El 17 de septiembre la delegación cántabra desembarcó en la sede ovetense del Colegio, visita que se prolongó durante la jornada del 18. Entre las actividades desarrolladas estos dos días, cabe destacar la reunión mantenida entre los principales responsables de ambos colectivos profesionales (por parte del Colegio de Cantabria asistieron al encuentro seis miembros de la Junta de Gobierno y el gerente), así como la visita al Museo de la Minería, en El Entrego. A ello hay que sumar las gastronómicas. Este viaje tuvo como motivo la devolución de la visita que el Colegio de Asturias había efectuado al de Cantabria. «En estas visitas se pretende intercambiar conocimientos, programas, publicaciones, estudios… al objeto de no repetir en lo posible el mismo trabajo los dos Colegios y, por tanto, poder beneficiarse el uno de los trabajos o conocimientos del otro y obtener, lógicamente, un mayor rendimiento en la gestión colegial», explica Miguel Ángel de Berrazueta, presidente cántabro. Como acuerdos adoptados, aunque «sin formalismos, podemos indicar el apoyo de los dos Colegios a la Guía de Empresas que, con criterios y objetivos distintos, hemos iniciado ambas

38 DOVELA NÚMERO SIETE

instituciones; mantener el apoyo institucional mutuo que desde hace muchos años venimos ejercitando de cara al Consejo General; seguir intercambiando información y conocimientos y, en cuanto

Pedro Jiménez, presidente del Colegio asturiano, Miguel Ángel de Berrazueta, su homólogo cántabro, sellan en un apretón de manos la fraternal relación que une a ambos órganos colegiales desde la década de los 70.


ÁNGULO FOTOGRÁFICO

La Corrada del Obispo, en Oviedo, fue el restaurante elegido por los aparejadores asturianos para llevar a sus colegas cántabros a comer el primer día de visita.

a la parte lúdica se refiere, establecer un campeonato de Golf entre los dos Colegios, cuya primera organización corresponderá al cántabro el próximo mes de junio en el campo de Golf de Pedreña».

Una relación duradera Los orígenes de esta relación de hermandad hay que buscarlos en los años 70. «La afinidad entre ambos Colegios se debe a su proximidad geográfica, la buena relación que siempre ha existido entre los miembros de sus juntas de gobierno, el carácter que ambos tienen en cuanto a Colegio uniprovincial se refiere y a una relación ya histórica, que se inició en la década de los setenta siendo presidente del Colegio de Asturias, Enrique Rodríguez Balbín, y de Cantabria, Manuel Carrión, que junto con el Colegio de León, presidido

Jornadas periciales Los días 4 y 5 de noviembre el Parador Palacio de Eguilor, situado en el pueblo de Limpias (Cantabria), el Colegio de esta región celebró las Jornadas Jurídico-Técnicas, bajo el título El Dictamen Pericial en Patologías de la Construcción, enmarcado en el convenio entre el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España y el Consejo General del Poder Judicial. En estos encuentros se contó con la asistencia de catorce jueces, dos magistrados del Tribunal Supremo, José Almagro y Román García Varela, 18 Arquitectos Técnicos y el Presidente del Consejo General de la Arquitectura Técnica, José Antonio Otero Cerezo. Las Jornadas fueron inauguradas por César Tolosa, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, impartiéndose un total de seis ponencias y una mesa redonda: • La prueba pericial en la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil. Ponente: José Arsuaga Cortázar, magistrado-juez del Juzgado de 1ª instancia nº 1 de Santander. • Terminología de la construcción. Ponente: Ricardo Solana Revuelta, arquitecto técnico del Colegio de Cantabria. • Interpretación jurisprudencial del articulo 1.591 del Código Civil. Ponente: Joaquín Tafur López de Lemus, magistrado de la Audiencia Provincial de Cantabria. • Exposición de las patologías más habituales en los edificios. Ponente: Francisco Poves Ferrer, arquitecto técnico del Colegio de Cantabria.

• Novedades introducidas por la Ley 38/99, de Ordenación de la Edificación y del Mercado Inmobiliario. Ponente: José A. Otero Cerezo, presidente del Consejo General de la Arquitectura Técnica de España. • Responsabilidades de los agentes intervinientes en el proceso de la edificación. Ponente: Román García Varela, magistrado de la Sala 1ª del Tribunal Supremo. • Mesa redonda con la intervención de todos los ponentes y la incorporación de José Almagro, magistrado de la Sala 1ª del Tribunal Supremo. Las conclusiones a las que se llegó fueron las siguientes: 1. Respecto de las ponencias técnicas, por parte de los Jueces se manifestó su satisfacción por haberles sido de mucho provecho, apreciación que se vio reforzada por la serie de intervenciones y preguntas que realizaron al finalizar las mismas; destacando como tema estrella la problemática relativa a las humedades de condensación. 2. Respecto de las ponencias jurídicas cabe destacar la diferencia de criterios que mantenían tanto los ponentes como los jueces que asistieron en cuanto a la derogación del artículo 1.591 del Código Civil. 3. Respecto de los asuntos que presentaron mayor interés a los Arquitectos Técnicos asistentes, fueron lógicamente los relativos a los problemas que se plantean con las provisiones de honorarios y respecto de la parte jurídica, la problemática del artículo 1.591.

NÚMERO SIETE DOVELA 39


en aquel entonces por Manuel Villa, formaron una asociación colegial muy similar a la que tenemos establecida actualmente cántabros y asturianos, orientada a alcanzar una representación y un apoyo [1] La pareja de gaitero y tamboritero amenizaron la espicha que tuvo lugar en Casa Quelo, en Tiñana. [2] En el llagar, los cántabros pudieron disfrutar de una de las más entrañables tradiciones asturianas: la espicha. [3] Uno de nuestros compañeros escanciando ante la atenta mirada de la mesa contigua.

más fuerte de cara al Consejo General», rememora Berrazueta. En cuanto a las diferencias más destacadas en materia de organización entre ambos órganos colegiales, afirma el presidente cántabro que «son mínimas, pudiendo destacar como más importantes las que se refieren a asuntos económicos y sin que se pueda precisar cuál de las dos posturas puede ser la más correcta». Haciendo un breve repaso de la profesión en la vecina Cantabria, comenta el máximo responsable colegial que «dada la buena salud que goza la actividad de la

Perfil de Miguel Ángel de Berrazueta

1 2 3

40 DOVELA NÚMERO SIETE

El apellido Berrazueta proviene de la localidad guipuzcoana de Urnieta, aunque su presencia en Cantabria se remonta al 1700. Así lo asegura Miguel Ángel de Berrazueta, presidente del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de la vecina comunidad, que atesora en su haber varios documentos familiares que así lo atestiguan. Comenta que su dedicación a este cargo de máximo responsable colegial es vocacional. Y algo de cierto debe de tener, ya que ha pasado 15 de los 32 años que lleva como colegiado desempeñando el cargo de presidente, mientras que durante 28 ha pertenecido de algún modo a la Junta Directiva —como responsable de la Bolsa de Trabajo, de temas económicos y ahora como máximo responsable. Este cargo lo comparte también con el de concejal del Partido Regionalista de Cantabria, que hace oposición en el Ayuntamiento de Santander, gobernado en mayoría absoluta por los populares. Aparejador municipal en el mismo Consistorio en el que desarrolla su labor política, obviamente en la actualidad está en «servicios especiales». Con anterioridad ha desempeñado su trabajo como profesional en todas las actividades, salvo en la docencia, y confiesa que la que más le ha satisfecho es su experiencia como perito judicial.


ESTRECHANDO LAZOS CON HISTORIA

4 5

6

[4] El grupo de visitantes posa en la entrada del Museo de la Minería, en El Entrego. [5] Un mundo dentro de cada una de las vitrinas del museo. [6] Los visitantes salen de la galería visitable del antiguo pozo San Vicente. [7] Ambos presidentes posan delante de la máquina G. H. H., la última máquina de vapor de España, en la explanada de acceso al Mumi.

7

edificación en nuestra comunidad, lo cual es extensible al Principado de Asturias, existe, en primer lugar, una cierta calma entre los colegiados al no faltarles el trabajo y carecer, por tanto, de compañeros en situación de desempleo, y en segundo lugar, y como consecuencia de lo anterior, los resultados económicos del Colegio son satisfactorios».

Al igual que ocurrirá en Asturias, en el mes de junio, y de acuerdo con la normativa estatutaria, el Colegio de Cantabria celebrará elecciones a todos los cargos de la Junta de Gobierno, «sin que se conozcan en el momento actual las inquietudes de los compañeros en esta materia debido al tiempo que falta par su celebración», añade el actual presidente. A

NÚMERO SIETE DOVELA 41


PREMAAT

Compatibilidad entre prestaciones

El Tribunal Supremo ha estimado el recurso interpuesto por Premaat y las mutualidades de abogados y procuradores contra el artículo 17 del Reglamento de Mutualidades El alto tribunal ha anulado parcialmente el artículo del Reglamento de Mutualidades que introducía la incompatibilidad entre las prestaciones de mutualidades de previsión social alternativas y las del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. El Tribunal Supremo (TS) ha estimado el recurso contenciosoadministrativo interpuesto por PREMAAT y las mutualidades de abogados y procuradores contra el último párrafo del epígrafe 2 del artículo 17 del citado Reglamento. Ilustración de Rubén Megido

El párrafo

, dejado ahora sin efecto por el TS, establecía textualmente que «las prestaciones dispensadas como entidades alternativas serán incompatibles con las establecidas en el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos». Se da la circunstancia de que el mencionado párrafo fue incorporado en el último momento al texto normativo que regula a las entidades de previsión social, con posterioridad a los trámites preceptivos, es decir, tras el debate con el propio sector, el análisis de la Junta Consultiva de Seguros y el dictamen del Consejo de Estado. Por lo tanto, el añadido no fue conocido por las mutualidades hasta su publica-

42 DOVELA NÚMERO SIETE

ción en el Boletín Oficial del Estado, puesto que nunca se había plasmado en los diferentes borradores del Reglamento. El fallo del TS señala que «la previsión impugnada o bien carece de fundamento o establece una incompatibilidad contraria a la Ley». «En cualquier caso —añade más adelante el fallo— el precepto parece olvidar que la naturaleza complementaria de las mutualidades de previsión social no desaparece cuando éstas cumplen su función como entidades alternativas, ocasionando con ello una notable equivocidad de su contenido e imponiendo aparentemente, más allá de su tenor literal, una inexistente incompatibilidad de prestaciones, lo cual, por otra parte,

resultaría inadmisible por el rango reglamentario del párrafo impugnado, que le impide en todo caso imponer una incompatibilidad de prestaciones no prevista en la propia Ley de Ordenación y Supervisión del Seguro Privado». Precisamente, en este criterio de que el párrafo anulado del artículo 17 del Reglamento podría oponerse a la propia Ley, una normativa de rango superior, se fundamentó el recurso interpuesto en su momento por PREMAAT y las mutualidades de previsión social de abogados y procuradores. El recurso de las tres entidades profesionales se interpuso el 14 de marzo de 2003 y fue admitido a trámite el 20 de mayo del mismo año. El TS ha emitido poco más de un año después, el pasado 22 de junio, su fallo, que acaba de ser dado a conocer a las partes. Una vez conocido el fallo, las tres mutualidades profesionales autoras del recurso han manifestado su satisfacción por el contenido. En opinión del presidente de PREMAAT, Rafael Cercós, la sentencia viene a disipar las dudas creadas por el polémico párrafo. En su opinión, el texto anulado ahora «constituía una innovación normativa respecto de su norma de cobertura, estableciendo incompatibilidad de prestaciones que, en modo alguno, figuraba en la Ley de Ordenación y Supervisión del Seguro Privado, produciendo una inseguridad jurídica en cuanto a las diferentes interpretaciones que se podían derivar del mismo». Según Cercós, el citado párrafo había creado una indeseada preocupación entre los mutualistas de PREMAAT y, por supuesto, en la propia entidad. «La resolución pone de manifiesto —añade— lo que siempre hemos mantenido: la absoluta compatibilidad entre las prestaciones dispensadas por PREMAAT como entidad alternativa de prestación social y las establecidas por el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (R. E. T. A.)». A

Buzón de los asegurados: premaat ofrece a los asegurados resolver sus dudas a través de la revista. Los colegiados deberán remitir sus consultas por escrito a: Rafael Riera Cadavieco, vocal de Mutua y Seguros. C/ Principado 8, principal dcha. 33007 Oviedo.


CON HISTORIA

MUSAAT

Productos

Sociedades de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, un nuevo seguro pensado para el colectivo En respuesta a la creciente demanda del colectivo y como consecuencia de la constitución de sociedades profesionales, MUSAAT ha elaborado un seguro de Responsabilidad Civil para Sociedades de Aparejadores y Arquitectos Técnicos. Éstas son sus características más destacadas. Ilustración de Rubén Megido

Este nuevo producto tiene por asegurada a la sociedad profesional de Aparejadores y Arquitectos Técnicos y cubre la responsabilidad civil de estas sociedades como consecuencia de daños materiales, personales y sus perjuicios directamente derivados ocasionados a terceros durante la vigencia de la póliza, a raíz de la prestación de servicios profesionales en los campos de la arquitectura técnica a cargo de los Aparejadores y Arquitectos Técnicos (socios o trabajadores por cuenta ajena) que tengan la póliza individual de Responsabilidad Civil Profesional con MUSAAT en vigor y se hallen al corriente de pago. Las garantías que contempla la póliza son las de responsabilidad civil profesional, responsabilidad civil de explotación y responsabilidad civil patronal. Estas dos últimas se limitan a 150.000 euros por siniestro y a 60.000 euros por víctima. En cuanto a las franquicias, existe una franquicia mínima únicamente aplicable a la cobertura de la responsabilidad civil explotación que asciende a 600 euros por siniestro. La delimitación temporal incluye reclamaciones formuladas durante la vigencia de la póliza relativas a la responsabilidad civil exigible al asegurado por la prestación de servicios profesionales en los campos de la arquitectura técnica, de donde resulta que cualquier reclamación efectuada con posterioridad a la vigencia del contrato y por razón de la responsabilidad civil exigible al asegurado quedará fuera del ámbito de la cobertura pactada. Las condiciones para suscribir este seguro son estar constituidos como sociedad de Aparejadores y Arquitectos Técnicos asegurados en MUSAAT mediante póliza individual y al corriente de pago. En las sociedades podrán estar como socios o trabajadores por cuenta ajena, no técnicos como familiares, hijos... que

no ejerzan la actividad asegurada. Asimismo, no quedará cubierta la sociedad por la intervención de técnicos distintos a Aparejadores y/o Arquitectos Técnicos. A

Buzón de los asegurados: musaat ofrece a los asegurados resolver sus dudas a través de la revista. Los colegiados deberán remitir sus consultas por escrito a: Rafael Riera Cadavieco, vocal de Mutua y Seguros. C/ Principado 8, principal dcha. 33007 Oviedo.

NÚMERO SIETE DOVELA 43


Piezas sueltas Galería de fotos

Una historia en imágenes Son todos los que están, pero no están todos los que son. El más veterano de los colegiados, Aquilino Reguera, ha colaborado en la realización de este reportaje, aportando parte de sus recuerdos en su elaboración, haciendo un repaso por los mandatos de ocho de los presidentes del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Asturias. Precisamente en su sede se encuentra una colección de ocho cuadros de otros tantos presidentes habidos a lo largo de sus casi 75 años de vida. Por Elena Plaza. Reproducciones de Enrique G. Cárdenas

Doce meses le faltan al Colegio para cumplir sus bodas de platino, es decir, los 75 años de existencia. En sus instalaciones se puede contemplar la colección de retratos de algunos de los profesionales que encabezaron el discurrir de su historia, desde que allá, por 1931, se creara la Asociación Regional de Aparejadores Titulares de Obras, embrión del posterior Colegio de Aparejadores de Asturias. Ésta es la nueva denominación que adopta en los años 40, y que de nuevo se modificará en la década de los 60. La Asociación Regional de Aparejadores Titulares de Obras se crea en Oviedo el 27 de abril de 1931. A su fundación asistieron 12 profesionales, que acordaron sumarse a la Federación Nacional de Aparejadores de España. La asociación como tal sufriría posteriormente un parón profesional con motivo de la Guerra Civil española, retomando sus labores una vez terminada ésta, en 1939. Al año siguiente tiene lugar el primer cambio de nombre, mientras que el segundo se produce tras la aprobación de la Ley 2/64, de 29 de abril, de Reorganización de las Enseñanzas Técnicas, adoptando el definitivo de Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Asturias. De toda esta trayectora, Aquilino Reguera destaca el hecho de que cuando él llegó a Asturias por motivos laborales en el año 58, había 120 colegiados y en la actualidad son 1.200, de los que 119 son mujeres, «que lo acabo de contar el otro día». También destaca el gran compañerismo que existe en el Colegio y, «en general, tratamos de ayudarnos unos a otros». Recuerda en este punto a un compañero ya fallecido, Peña: «me decía que él firmaba la obra y que fuera yo quien la hiciera. Esto mismo le dije yo tiempo después a Neyra y hoy hay en las obras un aparejador que firma el proyecto de obra, otro que construye, otro que vende los productos, otro que pertenece a una casa instaladora… Así hay aproximadamente en cada obra siete u ocho aparejadores, dos de ellos ligados directamente con su ejecución. Éste es el gran trabajo de todos los compañeros». De esta manera Aquilino Reguera, uno de los colegiados de mayor antigüedad del Colegio y que en su día fue el aparejador más joven de España, resume una parte de la historia de la entidad a la que pertenece, y en la que sigue colaborando: diariamente va a la biblioteca de la sede, donde bucea entre los libros de modo que exista una guía de lectura con la que asesorar a los compañeros en la realización de posibles trabajos e informes.

44 DOVELA NÚMERO SIETE

1 2


3 5

4

1. Amador Fernández Fernández Se dio de alta en el Colegio en 1939, cuenta Aquilino Reguera, quien afirma haberse convertido, con el paso de los años, en un ratón de biblioteca. Nuestro informante no llegó a conocerle.

2. Eduardo Menéndez de Blas Fue aparejador de Hacienda y tuvo «mucho mérito», afirma Reguera, porque también era aparejador de Lugo de Llanera. «No tenía coche e iba en tren y andando. Él fue quien abrió camino para que hubiera más aparejadores en Llanera». Bromea Aquilino contando que los arquitectos técnicos de aquella época eran «semidioses, porque los dioses eran los arquitectos».

3. Antonio Morales Elvira En el Colegio todo el mundo sabe de él, entre otras cosas porque falleció en el tren que le traía de Madrid. Tiene un hijo que ha seguido sus pasos profesionales. De él dice Reguera que «más que aparejador era una buena persona. Era constructor y propietario, lo que hoy se llama promotor. Fue diputado en la Diputación y trataba de ayudar a todo el mundo».

4. Gonzalo Fernández Valdés Trabajó en el Ayuntamiento de Avilés y era uno de los tres aparejadores que había desde la Villa del Adelantado hasta Estaca de Bares, en la provincia de La Coruña.

5. Enrique Rodríguez Balbín De todos los presidentes del Colegio, quizás sea Balbín del que Aquilino guarda mejores recuerdos, ya que fueron

NÚMERO SIETE DOVELA 45


Piezas sueltas Galería de fotos

6 amigos y compañeros. «Con él hice la obra más rápida de mi vida profesional: la fábrica de Coca-Cola en Colloto, que la levantamos en seis meses», comenta, al mismo tiempo que añade que era «trabajador, estudioso y buen socialista». Destaca también nuestro informante que «tenía obsesión con los libros».

6. Manuel Morales Fernández Sobrino del Morales Elvira, su padre era constructor, mientras que él se dedicó a la carrera de aparejador. Ahora trabaja en el Ayuntamiento de Oviedo como Jefe de Bomberos. «Es un hombre muy hábil, un hombre de bien».

7. Ángel Bueres Santa Eulalia «Empezó como todos, haciendo lo que podía», recuerda Aquilino Reguera. «Es lo que se dice un paisano, y sabe de relaciones». En la actualidad colabora con el RIDEA (Real Instituto de Estudios Asturianos).

8. Pedro Ignacio Jiménez Fernández «Es habilidoso, de relaciones públicas (le viene de familia, ya que creo que tiene algo de parentesco con Bueres). Está muy bien considerado en Madrid y entre los compañeros», reseña Reguera. A

46 DOVELA NÚMERO SIETE

7 8


Homenaje Piezas sueltas

Sentido homenaje a Fernando García Rebull Salgado El pasado 10 de septiembre el Hotel Principado de Oviedo fue testigo de un sentido homenaje al subdirector de la Escuela Universitaria de Arquitectura Técnica de La Coruña, Fernando García Rebull Salgado. La iniciativa partió de dos exalumnos, Pablo Díaz y Carlos Roces. ¿El motivo? «Lo buen profesor que fue y lo bien que acogía a sus alumnos, brindándonos su ayuda para todo lo que necesitásemos. A pesar de ser gallego, tenía especial debilidad por sus alumnos asturianos», comenta Carlos Roces. Impartió las asignaturas de

Física y Ampliación de Física. En los años setenta fue director de la Escuela de La Coruña y actualmente es su subdirector. El Colegio de Aparejadores de Asturias le regaló un obsequio y Carlos Roces le leyó un poema. A En la foto: Clara (vocal de Asalariados del Colegio), Fernando García Rebull Salgado, y Pablo Díaz entre otros asistentes. Derecha: poesía en la que los alumnos de Fernando Rebull le agradecían sus años de docencia.

NÚMERO SIETE DOVELA 47


Piezas sueltas Herramienta virtual

ASTURCONS, el Google asturiano de la construcción Con poco más de medio año de vida, Asturcons se ha convertido en una de las herramientas más útiles para el colectivo de arquitectos técnicos, y no sólo de Asturias, sino también de la vecina Cantabria. La valoración de estos meses que realiza su responsable, Manuel Argüelles, es totalmente positiva, a pesar de reconocer que está en fase de construcción, puesto que es una herramienta viva, con continuas incorporaciones y modificaciones. Por Elena Plaza

Se trata

de un directorio no comercial en el que se puede encontrar todo tipo de empresas relacionadas con la construcción, al mismo tiempo que organismos y asociaciones, tanto asturianas como nacionales, y no sólo eso, sino que también permite el acceso a todo un compendio de legislación temática así como información de interés para nuestro colectivo. Como la gran mayoría de nuestros colegiados sabrán, se puede acceder a esta página a través de la propia web del Colegio o por el dominio propio, www.asturcons.org. A modo de recordatorio, esta iniciativa vio la luz el pasado mes de junio, al mismo tiempo que la página del COAAT era reestructurada (formato, diseño y ampliación de la zona pública) con el fin de dar un mayor servicio.

Catálogo virtual Asturcons busca, entre sus objetivos, eliminar los catálogos en papel que, con el tiempo, quedan obsoletos y ocupan espacio, al mismo tiempo que acumulan polvo, perdiendo su operatividad. Con este portal de catálogos, la información está permanentemente actualizada, teniendo un mayor acceso a estas empresas. Esta iniciativa nació de «los favoritos de Internet, donde tenía lo que buscaba a menudo, y si no, a tirar de catálogo. Si te interesaba, llamabas a la empresa en cuestión», explica su creador, Manuel Argüelles.

48 DOVELA NÚMERO SIETE

Una vez en el apartado privado, de acceso exclusivo para colegiados, se puede consultar las últimas circulares enviadas, e incluso un histórico de éstas. También cuenta con un importante buscador, como se puede observar en el detalle de la imagen de la derecha.


Herramienta virtual Piezas sueltas

La lista general es «el mejor ejemplo de lo que es Asturcons», afirma Argüelles: Dividido en 79 capítulos según sectores y clasificado por empresas y organismos, asociaciones e instituciones asturianas y nacionales, los únicos elementos discriminatorios en esta selección es que las empresas tengan página web y que ésta tenga una versión en castellano. Consciente de que para muchos hacer una página puede resultar caro o complicado, el Colegio ha llegado a un acuerdo con la empresa Connectia, con la que él mismo trabaja, para realizar webs sencillas según tres modelos bajo demanda. «El precio es de 99 euros al año, que supone el registro del dominio y que es lo que se gasta en tarjetas», apunta el Contador del COAAT. En esta lista, el usuario encontrará una breve explicación sobre a qué se dedica la empresa, así como un enlace a su web y otro enlace, a través de una captura, al apartado de la página en el que explica el a qué nos dedicamos. El éxito de Asturcons es tal en este corto espacio de tiempo, que otros organismos y empresas ya lo están incorporando a sus propias páginas como enlace. Es el caso de la Confederación Asturiana de la Construcción o los Promotores de Gijón, entre otros. Otro apoyo importante a destacar es el del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Cantabria, aunque el interés de Argüelles es que sea el Consejo General el que «tire por ello. Para Asturias esto ya está resuelto, pero lo que interesa es ampliar la funcionalidad de Asturcons, y que dé beneficios a la larga, convirtiéndose en un portal de referencia y que admita publicidad, como pasó con Google, para facilitar su mantenimiento, porque hay que recordar que el Colegio no es una empresa informática». A partir de ahí, considera que cada Colegio podría encargarse de recabar su propia información, como ya ha hecho el asturiano. También es importante, recalca, que los propios colegiados «sepan lo que tienen, que conozcan todos los recursos a su alcance». En este sentido, Argüelles ofreció a mediados de diciembre una segunda presentación en la que se explicaba el funcionamiento de Asturcons.

u La parte privada también ofrece una importante recopilación de legislación y normativa de interés para todos los profesionales del sector. s Una vez dentro de Asturcons, ejemplo de una búsqueda. v En la captura se puede observar un ejemplo de presentación de una consulta realizada.

In crescendo A pesar del poco tiempo de vida que tiene este catálogo virtual que es Asturcons, al cierre de este artículo ya superaba los 2.100 enlaces, de los que en torno al 18% suponen

NÚMERO SIETE DOVELA 49


Ésta es la Lista General de Asturcons, clasificada en 79 capítulos y 4 subcapítulos.

enlaces asturianos, mientras que los nacionales representan cerca del 82%. En cuanto a los enlaces por empresas, el porcentaje supera el 81%, siendo el resto relativo a asociaciones, organismos e instituciones. De todos ellos, más del 16% se refiere a empresas asturianas y un 65% a empresas nacionales. Un 2,35% del total de enlazados son asociaciones asturianas y un 16,17% son nacionales. En cuanto a la web del Colegio, se ha dado más importancia al apartado público, donde se pueden encontrar noticias, un histórico de éstas, el directorio del Colegio (en el que aparezcan aquellos que quieran, en virtud de la protección de datos), las actividades, una galería virtual, legislación, diferentes enlaces de interés y una relación de actos culturales. En el apartado privado, los colegiados pueden consultar las circulares, aunque se

4 subcapítulos

79 capítulos

sigue manteniendo la versión en papel, así como un historial de circulares, un buscador, acuerdos con diferentes entidades, ofertas de trabajo, biblioteca, de interés colegial y lo que Argüelles denomina como la «estrella» de este apartado: una recopi-

lación de la legislación y normativa, como normativa asturiana municipal y provincial, así como la nacional, enlaces al BOPA y al Código Autonómico del Principado, al BOE, un listado de normativa y las Normas Básicas de la Edificación. A


Viaje a Egipto Piezas sueltas

Ampliando horizontes Egipto es el destino elegido por el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos para este año recién estrenado. Nueve días de ensueño, de los que cuatro transcurrirán en un estupendo por el río Nilo, más otros tres en la ciudad de El Cairo, conforman el plan de viaje para esta nueva edición. Por Elena Plaza

Se trata ya de toda una tradición dentro del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos. Hablamos de los viajes anuales, gracias a los cuales un buen número de colegiados ha recorrido una parte considerable del mundo. El programado para este año está dedicado a Egipto, y ya ha despertado tanto interés, que la organización está realizando una encuesta para crear dos grupos: el primero de ellos tendría lugar a finales de abril y el segundo en el mes de septiembre. El viaje tendría nueve días de duración, de los cuales cuatro se emplearían en un viaje en barco por El Nilo, mientras que los tres restantes (hay que descontar dos para los trayectos de ida y vuelta) transcurrirían en El Cairo. El vuelo partiría de Asturias hacia Luxor, con escala en Madrid, y el precio rondaría los 1.600 euros, aproximadamente. En cuanto al crucero por el grandioso río egipcio, se han establecido diferentes

escalas, haciendo paradas en lugares de interés como Komombo, Assuan o Abusimbel, entre otras. El viaje al completo contempla visitas al Valle de los Reyes, al templo de Ramsés II o a la presa de Assuan, además de las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos y a la mezquita de alabastro, entre otros muchos ejemplos visitables en la capital egipcia. A ello hay que sumar otro tipo de espectáculos, como son los relacionados con el folclore y la danza del vientre, típicos del país. Vamos, todo un caramelo para aquellos a los que les guste via-

jar o tengan una especial debilidad por este país africano. El viaje está contratado con El Corte Inglés y está abierto para todos los colegiados, así como sus familiares o amigos. En cuanto a las plazas, el ideal se situaría en torno a las 40 personas, un grupo fácil de manejar en una actividad de este tipo. Entre las ventajas, se encuentra la mayor flexibilidad a la hora de organizar la visita a los lugares destacados. La visita a Egipto se suma así, por fin, a la lista de países visitados por este colectivo viajero, que en estos últimos siete años ya estuvo en Cuba, Italia, Laponia y Rusia. El país africano ya se planteó para el mes de mayo de 2003 pero tuvo que cambiarse por la visita al norte de Finlandia al coincidir con la Guerra del Golfo A

Arriba: aquí están los aventureros que visitaron Rusia en el último viaje organizado por el Colegio. En esta foto, el grupo posa en la moscovita plaza Roja. Entre ellos podréis ver al propio presidente. A Putin no, a Jiménez. Derecha: un paseo en barco por el río Moscova del grupo de viajeros. Al fondo se encuentra el palacio presidencial del Kremlin.

NÚMERO SIETE DOVELA 51


Piezas sueltas El lenguaje

¿Pobreza o riqueza? Nuestro vocal de Cultura, Pepe Monteserín, se ha tomado la molestia de recopilar unas cuantas joyas del vocabulario que a menudo se gasta «a pie de obra». Entre otros, agredece la ayuda, en su recopilación, de Rafael Riestra y Faustino Iglesias. La siguiente lista —en la que seguro reconoceremos algún que otro pecadillo verbal cometido por nosotros mismos— da buena cuenta de ello. – Tengo cagarates, tengo cataratas. – Merzulina, merlucina. – Restifico, rectifico. – Almojor, a lo mejor. – Restituyente, reconstituyente. – Semáfaro, semáforo. – Destornillo de risa, desternillo de risa. – Sifilítico, filatélico

– Riego por expresión, riego por aspersión. – Es un alfabeto, es un analfabeto. – Entre la espalda y la pared, entre la espada y la pared. – Vida marítima, vida marital. – Ventanas de PNV con pómulos amarillos, ventanas de PVC con pomos dorados. – Formiga, formica. – Estacada de carambolas, tacada de carambolas. – Comparativa, cooperativa. – Zapatos de chalot, zapatos de charol. – Polispan, porespan. – Sosfrotaria, usufructuaria. – Jamón de acebo, jamón de recebo. – Eterno en el colegio, interno en el colegio. – Lengua vespertina, lengua viperina. – Tengo la oreja detrás de la mosca, tengo la mosca detrás de la oreja. – Estoy en espuertas, estoy en puertas. – Estoy gordo como una tapia, estoy sordo como una tapia.

– Zancanilla, zancadilla. – Mascarota, bancarrota. – Chocheando, cuchicheando. – Terreno fandangoso, terreno enfangado. – Volvió de viaje refollante de salud, rebosante de salud. – No tienen hijos porque es imponente, impotente. – Es para rascarse las vestiduras, rasgarse las vestiduras. – Es muy premeditado, precipitado. – Toma tanta drogaína, que va a morirse de sobrediócesis, toma tanta heroína, que va a morir de sobredosis. – Hay unas garrafas de viento terribles, hay unas ráfagas de viento... – No te imaginas lo que duele un cólico frenético, nefrítico. – Me gusta ir muy alicatado, acicalado. – Ni lo sé ni falta que me importa, ni lo sé ni me importa. – No por mucho amanecer, se madruga más temprano, no por mucho madrugar, amanece más temprano.

Servido directamente de nuestra PROPIA CETÁREA y preparado según recetas tradicionales e innovadoras, para que usted elija como quiere regalar su paladar con los sabores mas puros de nuestro mar. Bogavante, nécoras, centollo, langosta, cigalas, almejas, percebes,... sólos o acompañados por los más exquisitos arroces, espárragos, o en cremas y sopas de textura delicada, con las mejores esencias de nuestro mar

HOTEL RESTAURANTE - MARISQUERIA

Alto Buenavista s/n. Tlfno: 985 23 24 50 (Oviedo) 52 DOVELA NÚMERO SIETE


Legislación al día Piezas sueltas

– Armarios empotronados, armarios empotrados. – Fosa séptima, fosa aséptica. – Amónimas, nóminas. – Acuerdos por numanidad, acuerdos por unanimidad. – Aspirina fluorescente, efervescente. – Vacuna antibritánica, antitetánica. – Nada en la ambulancia, nada en la abundancia. – La herida supera, supura. – Tose y echa flamas, flemas. – Rulaba el viento, ululaba el viento – Frecuencia inmaculada, frecuencia modulada. – Carne con munición, guarnición. – Vuelo chester, charter. – Avisan de que hay gallarda, galerna. – Paderón, paredón. – Me duele la columna vertical, vertebral. – Caja de ampichas, ampollas. – Flas, fax. – Huellas genitales, digitales. – Trato vejestorio, vejatorio. – Testículos, fascículos. – Clases de adicción, dicción. A

RÉGIMEN JURÍDICO PREVENTIVO en el sector de la Construcción Se trata

del nuevo libro auspiciado por el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias. Concebido con formato y papel biblia, como el propio presidente Pedro Jiménez señala en el prólogo, este libro-guía está firmado por Alberto Paramio y pretende mostrar el ámbito de aplicación del Real Decreto 1627/97, de 24 de octubre. «Un manual imprescindible» para todo arquitecto técnico.


REPORTAJE

Uno más en la biblioteca

CUANDO EL NALÓN SUENA

54 DOVELA NÚMERO SIETE

Decir Nalón es decir Asturias, ¿quién no lo piensa? El río, nuestro río, es tan emblemático como los hórreos, la sidra o el Urriellu. Y a él han vuelto sus ojos el fotógrafo Arnaud Späni y el escritor Pepe Monteserín para dar forma al libro Los poetas nunca han sabido en qué piedra nace, ni en qué mar se desangra roto en soles. Río Nalón. Una nueva obra bajo el sello editorial del propio Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias. Por Elena Plaza. Fotografías de Ramón Jiménez.


REPORTAJE

Pedro Jiménez, presidente del Colegio, entre Arnaud Späni (a la izquierda) y Pepe Monteserín (a la derecha), durante la presentación del libro Los poetas nunca han sabido en qué piedra nace, ni en qué mar se desangra roto en soles. Río Nalón. Derecha: el vocal de Cultura del Colegio y coautor del libro, Pepe Monteserín, durante su discurso en la presentación celebrada el pasado mes de diciembre en el salón de actos de la sede. Izquierda: Descenso folclórico del Nalón (Laviana), fotografía de Arnaud Späni que aparece en el libro.

De entre

los muchos ríos que cruzan Asturias destaca, sin duda alguna, uno: el río Nalón. Río de minería, de señorío y de marinería. Con estas palabras lo definió el propio presidente del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, Pedro Jiménez, en la presentación del libro de fotografías Río Nalón, editado por el propio órgano colegial y en el que también colabora su vocal de Cultura, Pepe Monteserín. Decir Nalón es decir Asturias. En él se resume una parte de este país, el que atraviesa desde Caso hasta Muros del Nalón; un compendio de este paraíso que es el Principado, como muestra el río a cada revuelta. Eje vertebrador del desarrollo de esta región, parte de unos inicios obvios como cauce fluvial (pesca de agua dulce y fuente de regadío), para más tarde jugar un importante papel como medio de transporte del carbón, pilar fundamental en la economía de esta bendita tierra. Hoy, cuando la industria muere y el turismo parece ser el tronco que flota al que todos se agarran, los ojos vuelven a fijarse en él, recuperando espacios otrora perdidos anhelando ver

NÚMERO SIETE DOVELA 55


REPORTAJE CUANDO EL NALÓN SUENA

Presencia municipal

Asistentes a la presentación del libro, entre los que se encuentran familiares de Arnaud Späni y Pepe Monteserín

de nuevo saltar los salmones en su curso, mientras que las angulas, preciado tesoro, hace tiempo que se han instalado en su desembocadura. Las aguas puras y limpias van ganando, de nuevo, terreno a aquellas negras de minerales, símbolo de desarrollo y riqueza de tiempos no tan lejanos.

¿En qué piedra nace? Diciembre fue el mes elegido para presentar el libro de fotografías Río Nalón, firmado por Arnaud Späni, y del que es coautor Pepe Monteserín. Más de un año fue el tiempo empleado en su realización, aprovechando una idea original de la Productora de Programas del Principado, que le propuso a nuestro vocal de Cultura la realización de un guión para un reportaje sobre el río, Cuando el Nalón suena, cuyo DVD fue entregado a los colegiados asistentes al acto. Esta idea fue acogida

56 DOVELA NÚMERO SIETE

En su intervención, Pepe Monteserín calificó al Nalón como «río progresista. De los trece concejos que atraviesa, todos los municipios son de izquierdas, salvo el de Oviedo, donde entra por dos veces, como si el río quisiera convertirse en conservador». Todos ellos están gobernados por PSOE, salvo los de Caso y Grado (IU) y Oviedo (PP). De los trece concejos (Caso, Sobrescobio, Laviana, San Martín del Rey Aurelio, Langreo, Oviedo, Ribera de Arriba, Grado, Las Regueras, Candamo, Pravia, Soto del Barco y Muros del Nalón) por los que pasa el Nalón, acudieron a la presentación del libro los alcaldes de Pravia, Antonio de Luis Solar, Soto del Barco, Jaime José Menéndez Corrales, y de Caso, Elías Rodríguez, así como la concejala de Educación de San Martín, Nieves Cotallo, y la teniente de alcalde de Muros, Carmen Álvarez, mientras que otros concejos mandaron sendas delegaciones en representación, como es el caso de Langreo. Todos ellos valoraron de manera positiva la publicación de este libro tanto por lo que tiene de merecido y reconocimiento hacia el río y sus favores a la sociedad (no hay que olvidar que abastece a un gran porcentaje de la población asturiana, la de la zona central), como por lo que supone para los concejos afectados. Es el caso de Soto del Barco, como se encargó de recordar su alcalde: «para nosotros todo lo que esté relacionado con el río supone algo bueno y positivo, sobre todo teniendo en cuenta que los concejos del Bajo Nalón estamos en plena promoción y desarrollo de obras de conservación de tipo medioambiental o de recuperación de espacios naturales». Por su parte, el alcalde de Pravia, concejo del que es natural Monteserín, agradeció la colaboración de su paisano. Para Antonio de Luis Solar «el Nalón refleja la esencia del Principado, todo lo que no se expresa en palabras pero sí en una imagen, y más como las de Arnaud. Si a ello añadimos el conocimiento de cada rincón, del paisanaje, de todo lo que rodea a ese río y lo que aporta, el resultado es francamente espléndido. Creo que hay que destacar que la iniciativa surja del Colegio de Aparejadores, mostrando una sensibilidad que muchas veces haría falta en otros ámbitos». Elías Rodríguez, alcalde de Caso, se sumó también a las felicitaciones, al mismo tiempo que aprovechó para «reivindicar solidaridad para mi concejo por esa generosa prestación del líquido elemento a la población de Asturias». Para el concejo de San Martín del Rey Aurelio, es muy importante recuperar el río, «teniendo en cuenta su tradición salmonera, lo que sería muy importante para nosotros», señaló Nieves Cotallo, concejala de Educación, a lo que añadió que «turísticamente, el río tiene mucho futuro, sabemos que la minería se está terminando, y sería uno de los bienes sobre los que habría que trabajar». Si importante es la recuperación del río en su parte alta, no lo es menos (y en ello se lleva t


Monteserín firma los libros de los alcaldes de Pravia y Soto del Barco, Antonio de Luis Solar y Jaime José Menéndez Corrales, respectivamente. Todos los representantes de los concejos por los que pasa El Nalón, asistentes a la presentación del libro coincidieron en valorar de manera positiva la publicación de este libro, tanto por lo que tiene de merecido y reconocimiento hacia el río y sus favores a la sociedad (no hay que olvidar que abastece a un gran porcentaje de la población asturiana, la de la zona central), como por lo que supone para los concejos afectados.

NÚMERO SIETE DOVELA 57


REPORTAJE CUANDO EL NALÓN SUENA

t trabajando tiempo) la parte baja. Y así se encargó Menéndez Corrales, regidor de Soto del Barco, de recordarlo: «Desde el aspecto más negativo de ser el último concejo junto con Muros, por lo que recibimos toda la porquería, siempre definí tanto mi concejo como el de nuestros vecinos como la cloaca del Nalón. Fuimos los paganos de esa situación de desarrollo de las partes medias del río. Afortunadamente, hoy en día se están dando pasos para la recuperación y regeneración del río». En cuanto al concejo casín, que forma parte del Parque Natural de Redes con Sobrescobio, espacio reconocido como Reserva de la Biosfera en 2001, recuerda su primer edil que uno de los motivos fundamentales para la declaración como espacio natural protegido es, precisamente, «la calidad de las aguas, de ahí que seamos la reserva acuífera de Asturias, o de una gran parte de Asturias, por mantener nuestro río Nalón en condiciones óptimas para la utilización de esas aguas por la población. Cuando se declaró el Parque Natural, todas las fuerzas políticas, tanto parlamentarias como

Entre el público que asistió al acto se encontraba el poeta langreano Ricardo Labra, el alcalde de Pravia, Antonio de Luis Solar, o representantes del Ayuntamiento de Langreo.

en su momento de manera muy favorable en el Colegio, como explicó su presidente: «A la Junta de Gobierno nos pareció una idea extraordinaria porque es un río emblemático, que nos define como río y como asturianos». De Späni afirmó Jiménez que «no es un fotógrafo, porque fotografías las hace cualquiera, y más con esos cacharros (las máquinas digitales), que los odio con toda mi alma. Arnaud es algo más que eso, es un artista, sus instantáneas son magníficas». En cuanto a Monteserín, señaló que «es el escritor sincero, el humorista por excelencia, un poco Quevedo, que quizá ve más de lo que se imagina». En el acto de presentación, también estuvieron presentes algunos de los alcaldes de los concejos regados por el Nalón, así como otros representantes municipales. Por ellos, el presidente comentó que «este libro es el aldabonazo para recordar aquel río degradado y mostrar cómo está ahora. Esperamos que lo que muestra el libro sirva de acicate, de estímulo, para seguir con su conservación». Como colofón a su discurso, el máximo representante de los aparejadores y arquitectos técnicos agradeció «a los compañeros que nos permitan hacer este tipo de cosas. Nosotros, seguiremos con nuestra apuesta fuerte por Asturias y la cultura». El propio Monteserín fue el encargado de explicar cómo surgió la idea de Los poetas nunca han sabido en qué piedra nace, ni en qué mar se desangra roto en soles. Río Nalón (título completo del libro) a raíz de la propuesta de Cuando el Nalón suena. En el DVD, con una duración de 90 minutos dividido en tres partes, se realiza un recorrido desde la Fuente de La Nalona, en el puerto de Tarna (Caso), hasta su desembocadura en San Esteban de Pravia (Muros del Nalón), coincidiendo con el curso Alto, Medio y Bajo del propio río. «Teníamos la labor de publicar el libro del año en el Colegio y pensé que estaría bien adaptar el guión con fotografías». El siguiente paso fue ponerse en contacto con Arnaud Späni, del que le había llamado la atención su trabajo, que tuvo total libertad a

58 DOVELA NÚMERO SIETE

municipales, éramos conscientes de que estábamos tomando el último tren que podíamos tomar de cara al futuro, para situar a estos municipios en unos niveles de servicio deseables. Considero que esta declaración ha supuesto la ralentización del envejecimiento de estos concejos y la creación de nuevas perspectivas económicas». Y mientras, ahí sigue el río, corriendo montaña abajo, hasta encontrarse, de nuevo, con el eterno abrazo de la mar.


AVILÉS GIJÓN Soto (Soto del Barco)

A

EO

Pravia

NA

RC

EA

N AV I

Grado

Grullos (Candamo) Santullano (Las Regueras) SEL

OVIEDO

LA

Trubia (Oviedo) Tudela Veguín (Oviedo) La Felguera (Langreo) Soto de Ribera (Ribera de Arriba) Sotrondio (S. Martín Olloniego (Oviedo) Sama del Rey Aurelio) (Langreo) La Polina (Sobrescobio) Pola de Laviana (Laviana) Arrobio (Caso) NA

N

Tarna (Caso)

L E Ó N

Arriba: dibuj0 del trayecto del río Nalón a su paso por las distintas localides y concejos. Sobre estas líneas: Pedro Jiménez con la concejala de Educación de San Martín del Rey Aurelio. Derecha: Elías Rodríguez, regidor de Caso, concejo en el que nace el Nalón.

NÚMERO SIETE DOVELA

59


REPORTAJE CUANDO EL NALÓN SUENA

Arnaud Späni, el autor de las imágenes del libro, atareado firmando ejemplares.

la hora de realizar su parte, ya que el trabajo fotográfico es la manera de contar el río del fotógrafo, y el literario del escritor. Dos visiones para un solo ser. Para Monteserín, el protagonista auténtico, junto al río, es Arnaud: «Él dijo que no quería ceñirse a mi guión, si no contar el río a su manera». Y aquí está su espléndido trabajo. Este fotógrafo, que antes fue ingeniero, nacido en la República Centroafricana, cambió la ingeniería por la fotografía tras el fallecimiento de su hermano Nicholas, fotógrafo de profesión. «Dejó su carrera para dedicarse a la fotografía; yo dejé todo para ser yo, y él dejó todo para ser otro. Le admiro por ello», explicó Monteserín. Por su parte, Arnaud le corrigió, señalando que hay cuatro protagonistas, refiriéndose al Colegio en su papel editor, y al propio río, del que esa misma mañana había recogido una muestra de aguas a la altura de Las Caldas, además de los dos autores. Al mismo tiempo, calificó a Pepe Monteserín como «el mejor compañero de viaje». En su discurso destacó la im-

60 DOVELA NÚMERO SIETE

portancia que los ríos y el agua han tenido históricamente para las civilizaciones y su desarrollo. «Este río lo he vivido de principio a fin, desde su nacimiento hasta su envejecimiento y muerte, o reencarna-

ción», señaló el fotógrafo, que concluyó, diciendo que «soy consciente de que cada uno tiene su río, y yo tengo retenido en mis pupilas y en mi memoria el río de mi infancia, el Níger». A


Fernando Riestra

FACETAS

Sabor marinero Fernando Riestra nació en la villa de Jovellanos hace 60 años. Fue el segundo de tres hermanos y aunque siempre tuvo clara su vocación, nunca dejó de lado una gran habilidad: la música. Amante de la canción asturiana y la ópera, reconoce que si se hubiera preparado adecuadamente podría haber llegado alto. Por Salomé Vega. Fotografías de Enrique G. Cárdenas

NÚMERO SIETE DOVELA 61


FACETAS FERNANDO RIESTRA

La carrera profesional de este gijonés ha estado muy ligada a la figura de su padre, Florentino Riestra, constructor de profesión. Estuvo a pie de obra desde muy pequeño, pero no fue hasta los catorce años cuando comenzó a trabajar durante los veranos a las órdenes de su padre. Aquel esfuerzo le permitió aprender el oficio al que se ha dedicado durante toda su vida. Con 18 años marchó a Madrid a estudiar la carrera de aparejador. Dos años después, cuando contaba con 20 y con el apoyo económico de su progenitor, comenzó a compaginar los estudios con el trabajo. En esa época emprendió el que fue su primer proyecto, un edificio con dos plantas y bajo. Arrancaban así los primeros pasos de una fructífera carrera, cuyas bodas de plata ha celebrado este año. Sin embargo, Fernando escondía otro talento: la música. Una afición que, aunque conocida en su entorno más cercano, no llegó a desarrollar hasta la madurez. Hace tres años decidió plasmar sus canciones en un disco; lo tituló Sabor Marinero. Se le ocurrió grabarlo para regalárselo a los amigos. Dice que si el tiempo se lo permite no será el último.

62 DOVELA NÚMERO SIETE

Fernando Riestra se declara un amante de la música, sobre todo de la canción asturiana y de la ópera, pero las circunstancias vitales hicieron que Fernando Riestra siguiera otros derroteros. Aún así, y después de los años, acabó dando el salto al mundo musical y ha grabado un CD, Sabor Marinero, en el que hace un repaso por parte de la lírica tradicional del Principado. Aunque vive en Gijón (en la imagen posa en el puerto deportivo de la Villa de Jovellanos), Fernando Riestra está muy ligado a la también localidad marinera de Tazones, a la que le ha dedicado una canción, compuesta por él mismo. De allí procede buena parte de su familia y allí tiene una obra en la actualidad. ¿Recuerda cuándo comenzó su afición a la música?

Siempre me gustó cantar. De pequeño escuchaba mucho la radio y con ocho años imitaba a Antonio Molina, hacía muy bien el falsete. Sólo cantaba fragmentos de canciones porque no conseguía aprendérmelas enteras. ¿Le pedían en casa que cantara?

La verdad es que yo era muy tímido y esa timidez me impidió dedicarme a la música. Sólo me atrevía a cantar cuando me animaban, sobre todo con los amigos. ¿La timidez era tan grande como para no intentar dedicarse a ello?

Reconozco que tengo buena voz, pero en esa época no tuve a nadie que me enseñara o me guiara en el mundo de la can-

ción. Si cuando llegué a Madrid con 18 años alguien me hubiera dado la oportunidad de trabajar la voz, podría haber alcanzado un buen nivel musical. ¿Alguna vez se planteó dedicarse profesionalmente a la canción?

En aquel entonces la música no era un objetivo: en casa no había músicos, había constructores. Además, en esa época no estaba bien visto dedicarse a la canción. Cuando llegué a Madrid, ni siquiera cantaba. ¿Por qué?

Yo cantaba cuando me animaban los amigos y allí las relaciones sociales eran diferentes. La gente entraba, salía, iba y venía... ¿Los estudios de aparejador ocupaban todo su tiempo? t


FACETAS

Tazones en el corazón Plácido Domingo, Pavarrotti o José Carreras. La voz de un tenor es lo máximo por su educación, intensidad y fuerza. ¿Para retomar la canción se preparó de alguna forma?

Preparé la vocalización, pero nunca realicé estudios de música. ¿Su familia le ha apoyado en esta afición?

Sí, tengo cuatro hijos, de dos matrimonios, y siempre han estado conmigo en esto. ¿Qué le dice la gente de su disco Sabor Marinero?

Yo me doy por satisfecho con que a la persona que lo escuche sólo le guste una canción, pero por la experiencia que tengo siempre suelen gustar tres o cuatro. Los niños se quedan encantados con la letra de una canción que habla de marineros que cabalgan sobre el mar.

Hay una canción, Tazones, qué maravilla, compuesta por usted. ¿Por qué Tazones?

Es el pueblo de mis antepasados, de allí era mi padre. Esta canción va dedicada a ellos, al pueblo de Tazones, a sus casas, a su paisaje, al mar… ¿De dónde viene el apodo El Nietu con el que aparece en el disco?

El disco va dirigido a mis ascendientes, a mi bisabuelo Francisco Riestra, a mi abuela Rogelia Riestra y sobretodo a mi padre, Florentino Riestra García, pero el apodo es por mi abuela, Trinidad Sastre Portal, que cantaba muy bien, mejor que yo. ¿Le gusta pasar tiempo allí?

Yo vivo en Gijón; es mi hermano el que conserva una casa, pero ahora voy más porque tengo una obra allí. ¿Tiene más familiares en Tazones?

No, ya no. ¿Le apoyó su padre en esto de la música?

Mi padre murió antes de que yo empezara a cantar. Él se alegró mucho cuando elegí estudiar la carrera en Madrid, disfrutó con todas mis obras. ¿Contaría con su beneplácito si en lugar de estudiar para aparejador hubiese elegido dedicarse a la música?

Estoy seguro de que si yo hubiera elegido la música como profesión, mi padre me hubiese apoyado, como lo hizo siempre. ¿Tiene pensado editar más discos?

Ahora estoy preparando otro. ¿Y qué tipo de canciones está preparando?

Aún no las he decidido, pero quiero recoger canciones antiguas, de compositores asturianos, pero que no estén ni hayan estado nunca en el mercado. También me gustaría recopilar, aunque ese sería otro proyecto, canciones que hablen de pueblos de Asturias. ¿Es usted fan de alguien?

No, no me considero fan de nadie. ¿Pero le gustará algún tipo de música?

Sí, me gusta, como voz universal, la del tenor, y sobre todo las romanzas. Me gustan fundamentalmente Alfredo Krauss,

El disco compacto de Fernando Riestra, Sabor Marinero. En él se incluyen algunas de las canciones más populares del cancionero asturiano.

NÚMERO SIETE DOVELA 63


FACETAS FERNANDO RIESTRA

«En aquel entonces la música no era un objetivo: en casa no había músicos, había constructores» aquella me quedé con un piso para vivir y vendí el resto. La segunda obra fueron seis viviendas. ¿Por qué empezó a trabajar?

Porque vi que me iba a costar tiempo alcanzar el nivel para aprobar la selectividad de Aparejadores. ¿Cuánto tiempo tardó en terminar la carrera?

Seis años, pero no creo que el tiempo sea importante. Hay mucha gente que lo saca todo año por año, pero sin pisar una obra. ¿Por qué regresó a Gijón?

Cuando volví, me asocié con mi hermano y mi hermana y entre los tres fusionamos la empresa de mi padre, Florentino Riestra S. A. Empecé a ejercer en la empresa y como aparejador liberal. Cuando volvió a Asturias, ¿recuperó su afición por la canción?

No exactamente. Lo de la canción empezó hace quince años, durante una Nochevieja. Estábamos en el hotel Bellavista de Gijón, el chico de la orquesta pidió un voluntario para que saliera a cantar y me lancé. Canté Campanines de mi aldea, del compositor sierense Rafael Moro del Collar. Sólo un fragmento porque, como ya te dije, no era capaz de aprender una canción entera. Cuando terminé el trozo que sabía, la orquesta siguió tocando, y el chaval me pedía que siguiera, pero no me acordaba de más, así que bajé del escenario.

De pequeño, Fernando Riestra escuchaba mucho la radio y con ocho años imitaba a Antonio Molina, con su voz de falsete. La primera canción con la que se atrevió Riestra en público fue Campanines de mi aldea.

¿Cómo fue la reacción del público?

La gente aplaudía y pedía más, pero yo no sabía más. ¿Eso le animó a seguir adelante?

t El año que yo me fui a Madrid cambiaron el plan de estudios para acceder a Aparejadores. Antes te pedían la reválida de cuarto, quinto, sexto, séptimo y la reválida de séptimo para poder acceder a la selectividad de Aparejadores; pero ese año con la reválida de cuarto y el preparatorio de peritos industriales ya podías acceder a la selectividad. Ese cambio a mí me perjudicó porque no se pueden sintetizar quinto, sexto y séptimo en un solo año, que era lo que duraba el preparatorio de peritos. Recuerdos de estudiante ¿Le resultó difícil la carrera?

El cambio de plan hizo que llegara con menos preparación y, aunque yo había trabajado en la obra, hay muchas cosas que tienes que estudiar para conseguir el título

64 DOVELA NÚMERO SIETE

pero que después, en el trabajo diario, no utilizas. ¿El de aparejador acaba siendo un oficio?

Por supuesto, como en cualquier cosa lo más importante es que te enseñen la verdad. Yo aprendí de mi padre cosas que después me resultaron muy útiles. ¿Por ejemplo?

Pues cómo comprar un solar, manejar y dirigir a la gente, comprar los materiales. Eso son cosas que se aprenden trabajando desde abajo. ¿Esos conocimientos adquiridos a pie de obra le facilitaron la realización de los primeros proyectos en Madrid?

Mi padre me había enseñado lo necesario y en aquella época no se precisaba mucho dinero para hacer una obra. Yo sólo necesité ayuda para la primera: eran dos plantas y un bajo; tenía 20 años y de

Fue el principio. Tiempo después me encontré, por casualidad, con el chico de la orquesta en una sidrería por la que iba mucho: era Argentino Costales, Tino, actual director musical de la Sonatina Gijonesa. De joven tocaba en el Marieva para las bodas; él fue el que me metió en esto. Me pidió que grabara con él unas canciones, para tenerlas, sólo porque le gustaba mi voz. Y le dije que sí. Así que me comprometí a aprender cuatro temas enteros. No uno, sino cuatro. ¿Cómo consiguió aprender las canciones?

Aunque ya había fallecido, conté con la ayuda de un amigo mío, José González, El Presi, que fue un figura de la música asturiana. Me gustaban mucho sus canciones, así que las escuchaba y escribía la letra en papel para aprendérmela, después interpretaba las canciones. No lo imitaba, lo hacía con mi estilo.


FERNANDO RIESTRA FACETAS ¿Y la primera vez que cantó en público?

Lo pasé muy mal. Después de aprender esas cuatro canciones, la primera vez que canté con Tino, fue delante de 200 personas. A mí me habían dicho que sólo era una cena de amigos, y cuando llegué me encontré con toda aquella gente. Estaba muy nervioso, pero canté. Y después empezaron a llamarme para actuar en otros sitios.

¿Siguió cantando con Argentino Costales?

Con él estuve otros dos años, después nos separamos. A partir de ahí me acompañó a la guitarra Isidro Zoreda, componente y uno de los fundadores de la Sonatina. Fue director musical hasta que se retiró en el año 2001. ¿Hay alguna actuación que recuerde especialmente?

Me llamaban, sobre todo, para festivales y galas benéficas. Eran actuaciones esporádicas por las que no percibía ningún dinero. Una vez asistí a un Festival para la tercera edad en el Teatro Arango, no iba a actuar, pero me pidieron que cantara Campanines de mi aldea y accedí. Canté acompañado de un guitarrista y creo que ese día las canté como nunca. ¿Por qué tiene esa sensación?

No era mi voz, aquella gente se identificaba con la letra de la canción, algunos incluso lloraban. ¿De que habla la letra de la canción?

Estamos cerca de ti para llevarte muy lejos

Es una canción que cantaba El Presi y él, como figura de la canción asturiana, iba mucho a países latinoamericanos donde había miles de asturianos que se habían visto obligados a emigrar, pero que estaban deseosos de recordar la tierrina. De eso trata el tema, de cuando salí de Asturias. Muchas de las personas que estaban en el teatro aquella noche cuando canté les Campanines habían estado fuera durante años y conocían lo que significaba la canción, por eso se emocionaban al escucharla. ¿Consiguió memorizar más canciones?

Sí, claro, voy por unas cuarenta y continúo aprendiendo. ¿Sigue cantando en este tipo de galas?

Hace diez años que ya no canto en festivales. Ahora sólo canto para los amigos, en las sidrerías, porque yo soy sidrero: ni vinotero, ni cafetero, sidrero. ¿Le hacen sus amigos los coros?

Viajes y vacaciones planificados hasta el último detalle por expertos profesionales.

No, yo nunca he cantado a coro, soy solista. Ellos no me hacen peticiones, yo canto y ellos me escuchan.

Todos los servicios que necesitas para tus viajes y vacaciones. Programas especiales para Viajes de Novios y Banquetes de Boda. Cursos de idiomas en el extranjero. División de Empresas, Congresos, Convenciones e Incentivos.

¿Cómo surge entonces la idea de grabar un disco?

Ventajas en la forma de pago: Con la Tarjeta de Compra El Corte Inglés y otras tarjetas de crédito aceptadas. Pago aplazado* en tres meses sin intereses. * En programaciones. Financiación ofrecida por Financiera El Corte Inglés E.F.C.,S.A.

Para viajar cómodamente, con la máxima calidad garantizada, tu primer destino es nuestra agencia de viajes.

902 400 454 - www.viajeselcorteingles.es

OVIEDO: Hipercor Salesas, General Elorza 75 - Tel.: 985 210 525 • Centro Comercial Uría, Uría 15 - Tel.: 985 253 015 • Empresas, Uría 36-38 Entlo. - Tel.: 985 210 997 • Plaza de la Gesta 3 1º - Tel.: 985 963 253 GIJÓN: Hipercor, Ramón Areces 2 - Tel.: 985 150 833 • Avenida de Castilla 15 - Tel.: 985 195 809 • Cabrales 5 - Tel.: 985 350 816 • Empresas, Celestino Junquera 2 Oficina 38 - Tel.: 985 176 046

Se me ocurrió grabar unas canciones para esos amigos con los que me reunía y que les gustaba escuchar mis canciones. Ya había empezado a trabajar en un estudio de grabación de Oviedo cuando me encontré al dueño de la sidrería El Cartero, él me pidió que le grabara una cinta para celebrar el 75 aniversario del local. En ese lugar pasamos muchos ratos tanto yo como otros miembros de mi familia, así que no me pude negar, y el trabajo que yo había empezado un mes de septiembre lo terminé en dos meses, para Navidad. Fue una edición limitada, con nueve temas, en principio para los clientes de la sidrería. Después salió a la venta sin el anagrama de El Cartero. ¿Qué tipo de canciones hay en el disco?

Todas pertenecen a compositores asturianos que yo conocí personalmente. Hay canciones de Casimiro Álvarez, antiguo locutor de radio Gijón, de Antolín de La Fuente y de los ya mencionados Falo Moro y El Presi. Son pasodobles, pasacalles y maestranzas. A

AVILÉS: Severo Ochoa 20 - Tel.: 985 527 273 • Corte Inglés Avilés, Ctra. de Grado s/n - Tel.: 985 129 910 MIERES: La Vega 5-7 - Tel.: 985 456 666 • LA FELGUERA: Calle del Norte 34 - Tel.: 985 681 807

NÚMERO SIETE DOVELA 65


RIVAS RICO

Tomas falsas

por Pepe Monteserín

—¿Tienen hijos? —le pregunté a Justa. —Cá, nosotros practicamos el córpore in sepulto.

66 DOVELA NÚMERO SIETE

FORMA

Justa, una clienta de lengua vespertina, con un anzuelo en el ojo, pero muy alicatada ella, nos compró un chalet junto al mar y empeñóse en que le instaláramos armarios empotronados, persianas herméticamente abiertas, riego por expresión, fosa séptima, bote sinfónico en el aseo, suelo de zoqueta, cocina de fornica y luz genital en la escalera, o sea, una clarapolla. Le construimos la casa, en fin, a todo alcanfor, con árboles y todo, plegados de pájaros, tal y como hizo constar en las cápsulas del contrato. Aunque la señora nadaba en la ambulancia, cada fin de mes, al preparar las certificaciones, me sacaba a la pilastra, hecha una Basilisa, me ponía entre la espalda y la pared, a mí, que padezco de la columna vertical, a mí, que me dejo la piel en el pellejo, y se rascaba las vestiduras si no le deshuesaba bien las cuentas. Un día borrascoso me citó en la obra con su bufé de abogados; trató de avasallarme, y, como me hice el sordo entre aquellas garrafas de viento, me mandó al ornitólogo. En otra ventolera, le dio un cólico frenético; tosía y echaba flamas, menos mal que encontré en nuestro botiquín una caja de ampichas restituyentes. A pesar de su trato vejestorio nos hicimos amigos; en el fondo del mar era buena persona. Tampoco veía bien, la pobre. «Mañana iré a Londres a operarme de cagaratas», me dijo una vez. Cogió un vuelo chester, previa vacuna antibritánica, y allí aprovecharon para rehabilitarle también la basílica biliar y, en una operación a piernas abiertas, instalarle un paipay. Ya de vuelta, refollante de salud, me invitó a comer en un restaurante de mucho chaqué. Pidió unas entradas de jamón de acebo, luego merzulina con molúsculos; de segundo, carne con mucha munición y ensalada, que yo le enderecé; al final, para tomarse una aspirina fluorescente pidió un BMW doble. Al parecer, llegó a casa a cuatro gatas. En la sobremesa me dijo que, cuando lo conoció, su esposo tenía un pie delante y otro detrás; ella era la propietaria de la «Carnicería Justa, especialista en bacalao», al lado de Correos. Un martes, cerrado por descanso dominical, ocurrió un hecho que les sesgó la vida: una multitud de chorizos entraron a robarles; cuando saltó la alarma se presentaron estupefactos los antiturbio y, a pesar de que los rapaces dejaron sus huellas genitales en la puerta, colgaron el cartel de «Liquidación total por cambio de giro». Ahora, con un confesionario de coches, viven como majaras. Y como les gusta mirar las cosas con lupa y están al lado de Correos, se hicieron sifilíticos para ocupar el tiempo libre.

ENRIQUE G. CÁRDENAS

Las cuatro fachadas orientadas al Sur

NOTA: este artículo fue publicado en mi columna habitual de La Nueva España, el 24 de noviembre de 2004. Lo dediqué «a Falo Riera y a mis amigos de la construcción», puesto que la mayor parte de los simpatiquísimos dichos que utilizo me los había proporcionado Falo, en la larga lista que incorporamos a nuestra Dovela. También utilicé otras expresiones que escuché directamente o me contaron otros amigos, entre ellos nuestro compañero Faustino Iglesias, amén de algunos toques de mi cosecha.



Dovela 7