Page 1

DOVELA 14

Revista del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias. Segunda época. Año 2007

Bloque al Canto:

El coro de la ilusión Sacejo convoca un premio de escultura de 125.000 euros Veteranía de oro

Rafael Alonso y Luis Mori Rosina Gómez-Baeza:

«LABoral es un proyecto necesario»

Valentín Enrique Fernández: «No se puede vivir sin inquietudes»


P De izquierda a derecha, Luis Cano, Óscar Allen y Guillermo Martínez.

© LAURA CUESTA

Editorial

El coro de la ilusión hace ya un año un grupo de aparejadores nos reunimos con la idea de grabar un CD que recogiese una serie de canciones interpretadas por compañeros con aficiones musicales. Tendría como tema principal un himno para el Colegio, ya que se celebraban los 75 años de su fundación. Qué mejor homenaje que el de la música, con la estupenda letra de nuestro vocal de Cultura, Pepe Monteserín, y la melodía de Juan Carlos López. Las voces solistas de Pablo Mori y Ana Villegas levantaron el himno; nosotros tan sólo los acompañamos coralmente en el estribillo. El resultado fue un himno muy digno que, junto al resto de las canciones, vieron la luz en una posterior grabación a la que Pepe bautizó con el nombre de Bloque al canto. Con ese disco, del que no recuerdo exactamente el número de participantes, sobre todo nos divertimos. Tuvimos la enorme ayuda de nuestro productor, el querido Juan Taboada. El resultado fue muy bien acogido por todos los colegiados. En principio ésa era la meta que nos habíamos marcado, pero el gusanillo seguía ahí. Algunos compañeros, entre ellos Ramón Cortina Ð con amplia experiencia en el coro de la Asociación de Amigos de la ÓperaÐ y yo, pensamos que sería una buena idea crear un coro en el Colegio. Inmediatamente nuestro amigo Pepe Monteserín se unió al proyecto como nuestro gran mecenas espiritual. Sabíamos que iba a ser difícil porque nuestro colectivo es a veces poco receptivo a cierto tipo de actividades colegiales, pero intentamos que nuestros compañeros se decidieran a dar el salto y participar. Tras ser aprobada la creación del coro por la junta de gobierno, se envió una circular y se insistió de palabra cada vez que teníamos ocasión. En principio se pensó en un grupo solamente Número 14 • Segunda época Dirección y coordinación: Pepe Monteserín Corrales Edita: Ediciones y Soluciones de Marketing C/ José Mª Martínez Cachero, 10, bajo D. 33013 Oviedo / Tel.: 902 100 567.

formado por aparejadores, pero al ser muy pocos los interesados se decidió abrir las puertas a familiares y personas afines a nuestro colectivo. Nos juntamos un grupo de dieciocho personas, todas con escasa formación musical, pero con mucha ilusión. El siguiente paso era encontrar un director. Finalmente fueron dos: el director, Óscar Allen, y el director musical, Guillermo Martínez, ambos muy jóvenes y excelentemente preparados. Hemos conseguido formar un grupo compacto, pero seguimos necesitando nuevas voces, así que desde aquí aprovecho la oportunidad que me da la revista dovela para invitar a cuantos colegiados y familiares quieran pasar a formar parte de Bloque al Canto. El único requisito es llegar con ilusión y estar dispuesto a pasar un buen rato. El pasado mes de junio realizamos nuestra primera presentación pública durante el acto de entrega de insignias a nuevos y antiguos colegiados que se celebró en el Hotel Reconquista, donde tuvimos una cariñosa acogida. Para este invierno están previstos ya tres conciertos y pretendemos contar con una agenda estable de actuaciones, que suponen también un importante aliciente para todos los que formamos parte de esta aventura. Bloque al Canto es la primera masa coral de un colegio profesional en nuestro país. Somos pioneros y nos sentimos orgullosos de ello. Queremos transmitir esa ilusión a todos aquellos amantes de la música que forman parte de nuestro colectivo. El espíritu del coro es divertirse. Tenemos toda la ilusión, así que… el futuro es nuestro. Luis Cano Vocal de Funcionarios

Ediciones y Soluciones de Marketing • Director: José Álvarez Llamas • Secretaria de redacción: Cristina Díaz Castañón • Reporteros: Paula F. Suárez, Estefanía Díaz Viteri y Ana María Serrano • Fotografías: Juan Menéndez, Elena Lobo, Carlos Fernández Pardellas, Alfonso Suárez, Laura Cuesta Iglesias, Félix Ordóñez, Fran Martínez y Emeterio Suárez. • Portada: Actuación del coro Bloque al Canto en el Reconquista (Juan Menéndez) • Diseño y maquetación: Pandiella y Ocio • D.L.: As-3522/90 • Imprime: Gráficas Eujoa

número catorce dovela 3


Sumario 6

APAREJADOR CON HISTORIA. Veteranía de oro. Rafael Alonso y Luis Mori recibieron la Medalla de Oro por sus 50 años como colegiados. 10 ACTUALIDAD TÉCNICA. Todo a a punto para el visado digital. El Colegio ultima los detalles para poner en marcha este sistema. En 2008 estará operativo. 12 PIEZA CLAVE. Pravia rehabilita su herencia más dulce. La azucarera de la villa praviana será recuperada para albergar, entre otras cosas, la Casa del Salmón. 16 FORMACIÓN. El Código Técnico de la Edificación (cte) continúa a examen. Concluye el primer curso de Peritos Forenses y Judiciales con éxito. CARAS NUEVAS. Visiones. Tres estudiantes hablan de 22 sus proyectos de fin de carrera y de las expectativas depositadas en la profesión. OTRO ÁNGULO. Análisis de la profesión. Críticas, retos y 26 apuestas. Cuatro profesores de escuelas de arquitectura técnica analizan el oficio del aparejador. Apuestan por la especialización y la asunción de riesgos. 30 ENTREVISTA. «LABoral es un proyecto necesario». Rosina Gómez-Baeza es la directora de la Laboral Centro de Arte y Creación Industrial de Gijón. 34 REPORTAJE. Construyendo salud. Dovela visita dos grandes proyectos con peculiaridades por su diseño

6

6 RW Luis Mori y Rafael Alonso nos revelan sus experiencias e inquietudes tras medio siglo en la institución. P Rosina Gómez-Baeza dirigió veinte años la Feria de Arte Contemporáneo arco y ha vuelto a Asturias para hacerse cargo de un proyecto pionero: LABoral.

26

30

Castillo del Bosque La Zoreda Hotel • Spa• Restaurante

Bosque de La Zoreda, 33170 La Manjoya Oviedo - Principado de Asturias Tel.: (34) 985 96 33 33 / Fax: (34) 985 23 10 10 www.castillodelbosquelazoreda.com info@castillodelbosquelazoreda.com

Hotel-Spa-Restaurante CASTILLO DEL BOSQUE LA ZOREDA, es un complejo hostelero que se encuentra situado en pleno corazón del Bosque de La Zoreda del que recibe su nombre. Se compone de un Hotel de 30 Suits ★★★★★, Spa, dos restaurantes a la carta, servicio de cafetería, un comedor privado, todo ello dentro de una edificación centenaria totalmente rehabilitada. En un anexo próximo dispone de varios salones polivalentes con una capacidad para 1.500 personas, donde se pueden celebrar todo tipo de eventos, bodas, banquetes, convenciones, congresos, etc. Está dotado de un parking subterráneo y de un amplísimo aparcamiento exterior, todo ello rodeado de una vegetación variadísima de árboles y plantas autóctonas que llaman la atención del visitante.


P Sacejo Construcciones y Promociones convoca un premio de escultura de proyección internacional para reconocer a los trabajadores del sector de la construcción.

62

42 44

56

53 Q Valentín Enrique Fernández ha sabido simultanear su profesión de arquitecto técnico con varias aficiones. La fotografía, el submarinismo, la armónica y el hockey son algunas de ellas.

56 62 66

arquitectónico y que rinden culto a la imagen: Talasoponiente y Las Caldas Villa Termal. ASESORÍA. Efecto sobre impuestos pagados por el ejercicio profesional. ÁNGULO FOTOGRÁFICO. El Hotel Reconquista vuelve a ser el escenario de la entrega de las medallas a los colegiados que cumplían sus bodas de plata y oro. Viaje de ocio a Burgos. El periplo tenía un variado programa con visitas culturales y actividades lúdicas. El ya tradicional torneo en La Barganiza llega a su quinta edición. El Colegio celebró en abril su junta general ordinaria con un orden del día que fue aprobado por unanimidad. SEGUROS. musaat aprueba sus cuentas anuales y la asamblea general avala la gestión del Consejo de Administración. premaat pone en funcionamiento una nueva tarjeta con más ventajas, todas ellas recogidas en la Guía de Prestaciones y Servicios. PIEZAS SUELTAS. Sacejo Construcciones y Promociones convoca un premio internacional de escultura. Entrevista a Óscar Allen y Guillermo Martínez, los directores del coro Bloque al Canto. FACETAS. Valentín Enrique Fernández. TOMA FALSAS. Homenaje a los trabajadores de la construcción.

número catorce dovela 5


aparejador con historia

Rafael Alonso y Luis Mori

Veteranía de ORO «Espejo y figura a imitar». Así se refería Pedro Jiménez al hablar de los tres galardonados con la Medalla de Oro del Colegio, durante el acto que tuvo lugar el pasado mes de junio en el Hotel Reconquista. El presidente del coaat destacó la labor de Rafael Alonso, Luis Mori y Leopoldo Mosquera como «creadores de este Colegio». Los dos primeros revelan en Dovela sus experiencias e inquietudes, tras 50 años como colegiados.  Paula Fernández 1 Elena Lobo

6 dovela número catorce


APAREJADOR CON HISTORIA

Q El aparejador candasín Luis Mori considera que en esta profesión no se puede prescindir de la formación permanente. TT Rafael Alonso es actualmente el presidente de la Asociación de Jubilados de Colegios Profesionales de Asturias. S Leopoldo Mosquera fue el tercer galardonado con la Medalla de Oro del Colegio. En la imagen, Pedro Jiménez le hace entrega de la placa conmemorativa.

madrugada y parábamos para tomar un café y despejar». Este ovetense inició los estudios de ingeniería industrial. Hizo los tres primeros cursos, pero pronto se dio cuenta de que su verdadera vocación era la construcción, la actividad a la que se habían dedicado su padre y su abuelo. Así que se matriculó en Escuela de Arquitectura Técnica. Durante el último año de la carrera, ingresó en la Escuela Politécnica Superior del Ejército, en el Cuerpo de Ingenieros de Armamento y Construcción, y fue destinado a Sevilla. «Me llamaban el alférez asturiano. Mi función era supervisar todas las obras, así que me sirvió para adquirir experiencia», cuenta Rafael.

De vuelta a Asturias

En 1957 tanto Luis como Rafael regresan a Asturias tras haber finalizado sus estudios. El aparejador ovetense comenzó trabajando en diferentes obras. Incluso llegó a trasladarse a México para ayudar a unos familiares que querían ampliar y modernizar una fábrica en el estado de Puebla. Para él fue una experiencia interesante y novedosa: «No se parecía en nada a cómo trabajábamos aquí, no había proyectos ni se pedían permisos».

cursaban sus estudios en la Escuela de Arquitectura Técnica de Madrid. Y 50 años después, Rafael Alonso, Luis Mori y Leopoldo Mosquera han vuelto a coincidir, en esta ocasión en el Hotel Reconquista con motivo de la entrega de la Medalla de Oro del Colegio. Los tres representan cada uno de los pilares que tenía la profesión en aquel entonces: aparejador funcionario, profesional liberal y aparejador de empresa. Rafael Alonso y Luis Mori conservan buenos recuerdos de su época como estudiantes en la capital española. Eran los difíciles años de posguerra, pero no impidieron a estos dos asturianos disfrutar y aprovechar su estancia en Madrid. Rafael Alonso relata esta etapa universitaria: «Era un ambiente muy ameno y agradable. Nos reuníamos con frecuencia, no sólo los asturianos sino también los estudiantes de otras provincias. Cuando llegaban los exámenes nos juntábamos para estudiar de

© JUAN MENÉNDEZ

coincidieron en las aulas cuando

número catorce dovela 7


APAREJADOR CON HISTORIA Después de unos años Rafael se presentó a unas oposiciones libres al Ministerio de la Vivienda. «Lo hice porque había una plaza para Oviedo y, a pesar de la dificultad de los exámenes, los superé. Fui el primer aparejador por oposición libre del ministerio en Asturias», explica Alonso. En su nuevo cargo, al principio le tocaron tareas «feas» (denuncias, inspecciones…) pero al crearse la Dirección General de Rehabilitación de Viviendas su trabajo se volvió mucho más agradecido: «Recorría casi toda la geografía asturiana para comprobar que esa casona, hórreo o panera que estaban medio cayendo se iban a rehabilitar respetando los materiales y estructuras originales». Aunque natural de Candás, Luis Mori se instaló en Gijón poco después de terminar la carrera, trabajando en un estudio de arquitectura; desde entonces y hasta ahora siempre ha ejercido como profesional liberal. Una de sus funciones era y sigue siendo la de realizar valoraciones; las primeras las hizo para la Caja de Ahorros, fundamentalmente para préstamos hipotecarios. «Entonces en una valoración se emitía, más o menos sabiamente, ‘según mi leal saber y entender…’; era equiparable al ojo clínico de los médicos», asegura Luis. A partir de 1982 aparecen normas técnicas de valoración adecuadamente fundamentadas que hacen las valoraciones más rigurosas. Así pues, este «ojo clínico» se ha sustituido por una normativa de valoraciones que, en su opinión, facilita el trabajo a los profesionales. De todos los proyectos en los que ha participado, Luis Mori destaca las rehabilitaciones del Palacio de Revillagigedo y del Museo Barjola. «Eran obras de gran relieve y muy complicadas, pero contamos con un

La prevención de riesgos laborales es una espada de Damocles que los aparejadores tenemos constantemente encima, porque un accidente puede ocurrir en cualquier momento» (Luis Mori) equipo de profesionales muy competentes, y personalmente quedé muy contento con su desarrollo». Por su parte, Rafael Alonso recuerda su labor en la construcción del actual Hospital Central de Asturias: «Acepté la propuesta de los prestigiosos arquitectos Ignacio Álvarez Castelao y Francisco González para trabajar como único aparejador. Era una obra muy compleja y tenía dedicación exclusiva a ella».

50 años de cambios

Esta larga trayectoria profesional que atesoran ambos aparejadores les ha dado perspectiva para analizar los cambios en 8 dovela número catorce

la profesión. Para Luis Mori los avances en todo el sector de la construcción han sido notables, «por la mejora de los profesionales de los diferentes oficios, la plena vinculación en muchos casos de los promotores en los proyectos de sus arquitectos y, en otros campos, la gran revolución que la informática ha supuesto en la edificación». Señala además como novedad importante la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación que asegurarán la calidad y fiabilidad de las nuevas edificaciones. «También se ha notado el progreso de la profesión en nuestra relación con los ayuntamientos. Cuando

nosotros empezamos, era una época de cierto oscurantismo; ahora en cambio contamos con compañeros que nos dan todas las facilidades y nos resuelven todas las dudas», añade este veterano arquitecto técnico. Rafael Alonso coincide con la opinión de su compañero y asegura que la profesión de aparejador ha cambiado «para mejor». Cuando recibe el boletín mensual del Colegio, Rafael lee por curiosidad la bolsa de trabajo en la que nunca faltan ofertas. «Actualmente nuestra profesión tiene un nivel del que pocas pueden presumir en toda España», sentencia.


aparejador con historia En 1963 Rafael Alonso se presentó a las oposiciones libres al Ministerio de la Vivienda, superándolas con éxito.

Nadie duda de que la construcción se ha convertido en uno de los motores de la economía y el tema de la vivienda ocupa cada vez más páginas en los periódicos y minutos en televisión. Pero Luis Mori resalta las dificultades a la hora de dar un diagnóstico sobre su evolución porque depende de muchos factores, incluida la situación económica internacional. Este aparejador opina que el fomento de las viviendas de precio reducido podrá mantener el mercado y la actividad de la construcción. Otro de los aspectos de la profesión de plena actualidad es la prevención de riesgos laborales. «Es de agradecer la aparición de la ley de 1995 que hace más seguro el trabajo de los diferentes implicados en el proceso constructivo siendo por ejemplo

Actualmente nuestra profesión tiene un nivel del que pocas pueden presumir en toda España» (Rafael Alonso) hoy impensable la caída, antaño frecuente, de trabajadores por el hueco del ascensor», recuerda Luis Mori, que considera este tema una espada de Damocles que los aparejadores tienen constantemente encima, «porque un accidente puede ocurrir en cualquier momento».

También en el Golegio

Rafael Alonso, un jubilado muy activo Aunque lleva once años jubilado, Rafael Alonso no ha dejado de asumir responsabilidades y no tiene tiempo para el tedio. Primero fue presidente de la Federación Asturiana de Tenis y directivo de la nacional, pero una operación lo alejó de las canchas y le impidió continuar practicando este deporte. Desde hace dos años este aparejador ovetense ocupa la presidencia de la Asociación de Jubilados de Colegios Profesionales de Asturias, un cargo que hasta entonces siempre había estado en manos de médicos. Este organismo da apoyo a sus asociados, «especialmente ahora que los mínimos de las jubilaciones están por los suelos y hay gente que lo llega a pasar mal», explica Rafael. Editan una revista, organizan comidas, pero sobre todo viajan; Santo Toribio de Liébana coincidiendo con el año jubileo, o la exposición Las Edades del Hombre en Ponferrada han sido algunos de los viajes en 2007. El presidente de la asociación reconoce que se entretiene con el trajín de organizar estos «recorridos culturales y gastronómicos» y anuncia uno de los destinos para el próximo año, Zaragoza con motivo de la Expo. Con este optimismo y una vitalidad contagiosa, Rafael Alonso recomienda a los que están a punto de jubilarse que no tengan miedo a dar este paso. «He tratado con mucha gente que cuando les llegaba el momento de la jubilación, parecía que se les venía el mundo encima. Yo les animaría a que se muevan, a que viajen, que se apunten a cualquier asociación, incluso al Imserso», aconseja.

Los cambios no sólo han afectado a la actividad profesional de los aparejadores. El propio Colegio también ha sufrido transformaciones a lo largo de los años. Rafael Alonso lo recordó durante el acto de entrega de las Medallas de Oro: «Cuando yo me colegié, trabajaban aquí un oficial y un empleado. Hoy no sé los que puede haber, porque cada vez que me acerco al Colegio conozco gente nueva». Por su parte, Luis Mori agradece el homenaje recibido en el Reconquista, «un acto muy bien organizado y muy emotivo». Además, este veterano aparejador recomienda a los nuevos colegiados, «presumiblemente futuros ingenieros de la edificación», tomarse con mucho interés la carrera profesional y, sobre todo, no olvidar la formación permanente, «porque en los tiempos en que estamos hay que actualizarse continuamente para desarrollar nuestro trabajo de forma eficaz» O número catorce dovela 9


actualidad técnica

Nuevas tecnologías

Todo a punto para el visado digital El Colegio ultima los detalles para poner en funcionamiento el visado digital. La empresa elegida ya está trabajando en el desarrollo de este proyecto que proporcionará mayor comodidad y rapidez a los colegiados. El desarrollo del visado digital ya está en marcha. El Co-

legio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias ha adjudicado este proyecto a la empresa asturiana Seresco S.A, que ya está preparando los programas de acuerdo al diseño planteado. Algunos colegiados y gabinetes técnicos han sido dados de alta en el sistema para poder realizar las oportunas comprobaciones y mejoras si fuera necesario. Los interesados en participar en esta fase de pruebas deberán ponerse en contacto con el Colegio. El objetivo es que el visado digital esté completamente operativo a principios de 2008.

«Básicamente, este sistema consiste en tramitar toda la documentación vía internet, sin que sea necesaria la presencia del aparejador en las dependencias del Colegio», explica Valentín Alonso, responsable del área informática. Para ello se emplearán archivos tipo pdf y una firma electrónica denominada de autoconfianza, sin coste para los aparejadores. El Colegio devolverá todos los documentos sellados y visados digitalmente empleando un certificado de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. En un principio se aceptarán informes, memorias técnicas y certificados, y poco a poco se irán incorporando todo tipo de proyectos.

asturcons supera los 3.000 enlaces El buscador de la construcción del Colegio, asturcons, ha cumplido las previsiones al alcanzar, antes de que finalice el año, los 3.000 enlaces. Con el objetivo de ampliar y mejorar el servicio de este directorio, coaatpa está estudiando una nueva reestructuración del programa que proporcione al buscador mayor alcance.

10 dovela número catorce

En esta segunda etapa, la herramienta asturcons pasaría a denominarse Construmécum, un término que sería paralelo al Vademécum en Medicina. Tanto el nombre como los dominios ya han sido registrados. Manuel Argüelles, contador del Colegio, afirma que el objetivo con

este nuevo buscador es «perfeccionar el servicio de información y documentación, especialmente en la primera etapa de aplicación del Código Técnico de la Edificación». Se pretende también que en el desarrollo de esta herramienta, además del Colegio de Asturias, intervengan gabinetes técnicos de otros colegios.


Básicamente, el visado digital consiste en tramitar toda la documentación vía internet, sin que sea necesaria la presencia del aparejador en las dependencias del Colegio», explica Valentín Alonso Requisitos

En cuanto a los requisitos informáticos, el colegiado sólo necesitará disponer de una herramienta que convierta los documentos a archivos pdf (hay muchos programas en el mercado, algunos gratuitos) y conexión de banda ancha. Por su parte, el coaatpa proporcionará al colegiado una llave para que autentifique la información que va a enviar. El Colegio devolverá también los visados vía internet. El responsable del área informática también anunció que actualmente se está

elaborando el protocolo de actuación que hay que seguir para el envío de los diferentes documentos de cada intervención profesional, con el fin de evitar el mayor número posible de rechazos (incidencias) en el origen. Además, se incluirán en la zona del visado digital todos los programas que actualmente funcionan en el denominado programa de gestión remoto, es decir, cálculo de gasto, consulta de expedientes y consultas contables, ganando en sencillez de uso respecto al sistema empleado en la actualidad. O

número catorce dovela 11


PIEZA CLAVE

Recuperación del patrimonio industrial

Pravia rehabilita su herencia más dulce la rehabilitación del emblemático

edificio de la azucarera de Pravia empieza a tomar forma. Esta actuación servirá para recuperar una parte de la villa un tanto olvidada, además de permitir la adecuación del edificio central para diversos usos y del almacén como sede de la Casa del Salmón. Tras un siglo de inactividad el inmueble volverá a cobrar protagonismo. El ayuntamiento praviano se ha encargado del ambicioso proyecto. La parte más innovadora será la del museo del salmón, que se encuadra dentro de la mancomunidad turística del Bajo Nalón, de la que forman parte los municipios de Muros de Nalón, Soto del Barco y Pravia.

La chimenea de la azucarera de Pravia señala como un faro la villa praviana, y culmina un impresionante conjunto arquitectónico que apenas fue utilizado durante dos años. Un siglo después, la azucarera recuperará su antiguo esplendor.  Estefanía Díaz Viteri líticos de nueva construcción, que se integrarán como una parte más del museo, simbolizando las rocas de los ríos. Esas construcciones, negras y sólidas, contrastarán con una cúpula brillante, que sugerirá movimiento para recordarnos al agua. «Uniéndolo todo estará el elemento de la cascada, dinámico, con una cubierta prácticamente a un agua e intentando dar una sensación de escalonamiento, en contraste a los cuatro bloques estáticos; se empezará a desparramar para convertirse en determinados momentos en láminas de agua», narra el arquitecto municipal. Según explica Cinos, a la hora de elaborar el proyecto hubo que tener en cuenta dos aspectos. Primero, que la actuación se iba a realizar en la parte posterior del edificio central, en el antiguo almacén. Eso hacía necesario «vivificar la localización de servidumbre y trasera» del futuro museo. La segunda cuestión que se valoró fue que la superficie del almacén era insuficiente para llevar a cabo todo el programa previsto en la

El elemento más visible de todo el conjunto es la chimenea, que permaneció inalterable hasta hace unos pocos años, cuando un rayo destrozó gran parte. Para su rehabilitación se barajan dos opciones, según nos explica el arquitecto municipal y autor del proyecto, Miguel Cinos. La primera es su reconstrucción total, permaneciendo fieles al diseño original; y la segunda consiste en conservar tan sólo la parte que permanece intacta y hacia arriba colocar una estructura metálica de manera «que se vaya difuminando según ganamos altura, en la línea de los constructivistas rusos». La recuperación de la chimenea será la primera actuación que se lleve a cabo. En la parte posterior del edificio y en torno a ella, se levantarán cuatro bloques mono12 dovela número catorce

© ELENA LOBO

La chimenea, el elemento central

Q El arquitecto municipal, Miguel Cinos, explica el proyecto.


© ELENA LOBO

RR La Casa del Salmón ocupará el antiguo almacén y cuatro bloques de nueva construcción que se levantarán en torno a la chimenea. Q Imagen de la estructura de la azucarera, con las cerchas atirantadas de hierro dulce durante su desmontaje. R Las enormes vigas de madera y las cerchas se han conservado para su restauración.

Casa del Salmón. De esta manera, se realizó «una propuesta más ambiciosa, incorporando una nueva actuación», como es la construcción de los cuatro bloques y de la cúpula representando un manantial, creando así un nuevo espacio anexo al anterior. En total, se habilitarán unos 1.000 m².

Este innovador diseño pretende atraer la atención de todos los que lleguen a Pravia. Su disposición permitirá que los bloques oscuros y la cubierta brillante se vean tanto desde el centro de la villa y la calle de la Industria, como desde la zona del río Aranguín. «Vamos a tapar parcialmente la

fachada posterior, pero daremos otra imagen totalmente distinta a esta actuación», afirma Miguel Cinos. Aún está por decidir qué materiales se utilizarán para los elementos de nueva construcción, pero el arquitecto municipal explica que para los cuatro bloques monúmero catorce dovela 13


pieza clave pravia rehabilita su herencia más dulce P Hace unos meses se desmontó la cubierta.

nolíticos «lo ideal sería pizarra», aunque para no incrementar mucho los costes es probable que se utilice gres. Y para dar sensación de dinamismo a la cubierta se pretende usar chapa galvanizada o zinc, además de utilizar algún elemento de iluminación buscando una gradación y cambio de colores.

Un museo vivo

14 dovela número catorce

El boom del azúcar En 1882 se construyen las primeras azucareras españolas de remolacha, una en Granada y otra en Córdoba. La implantación de este cultivo y la pérdida de las últimas colonias españolas favorecieron el desarrollo de una industria española del azúcar. Desde entonces y hasta mediados del siglo xx se abrieron en nuestro país casi un centenar de azucareras. Los últimos años del siglo xix fueron complicados para estas empresas ya que la crisis de los mercados internacionales hizo que bajara el precio del azúcar. En 1903 la fábrica praviana tuvo que cerrar sus puertas debido a un problema de superproducción. El sector había creado la Sociedad General Azucarera de España, encargada de reorganizar el caos producido por el exceso de factorías. Más de una veintena de fábricas, las menos rentables, se vieron obligadas a cerrar sus puertas, entre ellas la asturiana. La corta historia del azúcar en Pravia acaba de comenzar un nuevo capítulo.

© ELENA LOBO

La Casa del Salmón pretende ser un museo interactivo, por lo que habrá un puesto de precintaje, de manera que los visitantes puedan ver, mientras visitan la exposición permanente, cómo llega un pescador para pesar la pieza. Las instalaciones albergarán además un punto de información turística. En uno de los bloques se pretende recrear la sensación de estar en el agua. La exposición permanente sobre el salmón se ubicará en el antiguo almacén. El visitante podrá conocer la historia de la pesca gracias a útiles y técnicas, como redes o nasas, o ver cómo se preparan las moscas. Los bloques se dispondrán de forma que marquen el recorrido en distintos niveles al visitante desde la entrada; bajando por una rampa se accedería a las exposiciones itinerantes bajo la cubierta. En otra de las construcciones se ubicará la sala de audiovisuales. El rompedor proyecto de la Casa del Salmón contrastará con la recuperación del resto de la azucarera, mucho más conservadora, ya que debe adaptarse a otras necesidades muy diferentes. El edificio central, que tiene una superficie de 5.000 m² —unos 1.500 m² por planta—, será restaurado para ser ocupado por diferentes dependencias de la administración regional y local. La entrada será habilitada como recepción, «iluminada cenitalmente por la cubierta, y en torno a ese vacío se va a hacer la distribución de los distintos elementos», explica Cinos. En este vestíbulo se ubicará también la cafetería. La planta baja y la primera del ala derecha serán destinadas a los nuevos juzgados, que dispondrán de un acceso interior y otro exterior, de manera que puedan funcionar independientemente del resto de dependencias. En total, contarán con unos 900 m². El antiguo edificio de la azucarera contará

también con una sala polivalente destinada a la celebración de actividades culturales. Será uno de los espacios más interesantes ya que se recuperará la cubierta con las cerchas atirantadas, teniendo una altura considerable.


pravia rehabilita su herencia más dulce pieza clave

El elemento más visible de todo el conjunto es la chimenea, que permaneció inalterable hasta hace unos pocos años, cuando un rayo destrozó gran parte

© ELENA LOBO

piezas originales, en la medida de lo posible, tanto en el edificio central, como en el almacén. En este último, que se habilitará como Casa del Salmón, se conservará la cubierta a dos aguas con el elemento del lucernario central que «nos va a llenar de luz esa parte». La recuperación del edificio de la azucarera pretende ser la punta de lanza para revitalizar la parte baja de la villa. Los muros que rodean el inmueble serán derribados y en los alrededores se acondicionará una zona verde con la intención de integrar el conjunto arquitectónico en la localidad, y que deje de ser algo aislado.

© ELENA LOBO

Una impresionante muestra de arquitectura industrial

RR Maqueta del proyecto, con los cuatro bloques de nueva construcción que pasarán a integrarse dentro de la Casa del Salmón. R Recreación de la fachada principal de la azucarera praviana. Q Miguel Cinos con el aparejador municipal, José Ramón Hevia.

Como una catedral

«Cuando llegabas aquí tenías la misma sensación que cuando entrabas en una catedral», asegura Miguel Cinos, en referencia a la impresionante cubierta de la azucarera, que hace unos meses fue

desmontada como primer paso en la recuperación del inmueble. El buen estado de las enormes cerchas de madera atirantadas con hierro dulce sorprendió a todo el equipo técnico, así que está prevista la recuperación de estas

El conjunto arquitectónico de la azucarera de Pravia data del año 1900. Fue construido por un indiano de origen praviano, pero la aventura apenas duró unos años, ya que la fábrica tuvo que cerrar. Con su imponente chimenea y sus característicos ladrillos rojos la azucarera se puede observar desde diferentes partes de la villa. Durante el último siglo la construcción se ha ido deteriorando poco a poco hasta que la actual corporación municipal consiguió sacar adelante el proyecto, que comprende también la urbanización de toda la zona y la edificación de viviendas. Está previsto que próximamente salgan a licitación las obras de la Casa del Salmón, que estarán finalizadas a lo largo del próximo año. Posteriormente, se ejecutará por fases la rehabilitación del edificio central con sus diferentes dependencias, que se alargará durante los próximos años. O número catorce dovela 15


formación

Para aplicar en obra

A vueltas con el nuevo Código Técnico de la Edificación El Código Técnico de la Edificación (cte) continúa siendo el protagonista en las jornadas de formación organizadas por el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos. La nueva normativa entró en vigor en su totalidad el pasado 29 de marzo y es de obligado cumplimiento. Los Documentos Básicos (db) que contiene están siendo analizados por especialistas que, a través de las charlas que organiza el Colegio, tratan de trasladar y explicar los puntos más sustanciosos del texto que afectan directamente a la labor de los aparejadores.  Ana María Serrano 1 Alfonso Suárez Son varios los Documentos Básicos (db) que integran el nuevo texto y el Colegio ha informado en esta nueva remesa de ponencias acerca de los más importantes, de los que requieren una explicación profesional y son más difíciles de entender en solitario. Además de la charla dedicada a ahorro de energía (db-he), de la que se habló en el anterior número de Dovela, se desarrolló una ponencia de cuatro horas de duración sobre el Documento Básico de Seguridad contra Incendios (db-si). Fue impartida por Javier Parras Simón, aparejador de Madrid, y congregó a numeroso público, ya que este tema es muy importante para el gremio. Las ponencias que está llevando a cabo el Colegio están teniendo mucho éxito y prueba de ello es que la lección sobre aislamiento térmico, desarrollada en l pág. 18

El Colegio Oficial de Aparejadores y Ar-

quitectos Técnicos continúa informando a los colegiados de todas las novedades que ha incorporado el Código Técnico de la Edificación (cte). La nueva normativa, que entró en vigor el pasado 29 de marzo y que desde entonces es de obligado cumplimiento, recoge todas las cuestiones que hay que tener en cuenta para desarrollar la obra en virtud de la Ley de Ordenación de la Edificación (loe) y

16 dovela número catorce

R Público asistente a las charlas que ofreció Javier Parres. P Javier Parres, durante la ponencia que desarrolló sobre la seguridad contra los incendios.

de la transposición a nuestro ordenamiento jurídico de la directiva 89/106/cee de productos de construcción.


El reto de la especialización

Concluye el primer curso de Peritos Forenses y Judiciales La formación que imparte el Colegio es cada día de más calidad y el curso de Peritos Forenses y Judiciales que se ha desarrollado a su amparo es buena prueba de ello. El Club de Tenis de Oviedo acogió la ceremonia de entrega de diplomas, a la que no faltó ni el director del taller, el catedrático Martín del Peso, ni tampoco el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), Ignacio Vidau. Ambos elogiaron la labor del Colegio y su apuesta decidida por la formación de sus colegiados.  Ana María Serrano 1 Juan Menéndez El curso de Peritos Forenses y Judiciales

ha sido un éxito que alumnos y profesores no dudan en ensalzar. 35 matriculados y alrededor de 160 horas didácticas han dado para mucho. El sector tiene cada día más claro que para triunfar en el mercado hay que especializarse y conocer ámbitos que estén relacionados con su profesión, aunque no tengan una vinculación directa con cuestiones técnicas. El campo de la legalidad es uno de ellos.

R Los alumnos del primer curso de peritos judiciales que ha organizado el Colegio de Aparejadores, posan en la foto de familia.

El curso de Peritos Forenses, que se clausuró el pasado mes de junio en una ceremonia que tuvo lugar en Oviedo, ha sido un taller de calidad ejemplar y que recuerda el reto al que se enfrenta este gremio. Cada día es más necesario que el aparejador y arqui-

tecto técnico conozca sus límites judiciales, que sepa cuál es su responsabilidad y que sea consciente de que sus informes son vinculantes y resuelven conflictos. Existen muchos casos en los que puede y debe intervenir un técnico. Martín del Peso, director del curso, ha buscado ejemplos para ilustrarlo y para aclarar la responsabilidad legal que han adquirido y de la que deben, por tanto, ser conocedores. «Hay comunidades de vecinos l pág. 19 número catorce dovela 17


FORMACIÓN A VUELTAS CON EL NUEVO CÓDIGO TÉCNICO DE LA EDIFICACIÓN

Algunas ponencias han tenido que celebrarse dos veces debido a la masiva demanda

pág. 16 k colaboración con la firma Isover, tuvo que repetirse debido a la demanda. Los apeos de fachadas y la adecuación de revestimientos monocapa a las exigencias del Código Técnico de la Edificación, fueron otros de los temas tratados en dos nuevas charlas. El Colegio organizó, además, otras dos convocatorias didácticas. En una de ellas se hizo referencia al Documento Básico de protección frente a los riesgos causados por el rayo (db-su8) y, en otra, al Documento Básico sobre la calidad del aire interior y salubridad (db-hs3). El Vocal de Relaciones Colegiales, José Luis Sambade, se encargará de impartir, por otro lado, una nueva conferencia relacionada con el cte. Versará sobre el preceptivo Control y Seguimiento de la Obra según las previsiones de la loe y el cte. Asimismo, el Colegio tiene previsto

RR José Luis Sambade (derecha), junto a uno de los ponentes de los talleres organizados por el Colegio. R Los participantes en el taller dedicado a los incendios atienden a las explicaciones de la ponente.

Una nueva normativa para mejorar la calidad de las obras El Ministerio de Vivienda ha recomendado difundir el contenido del CTE y formar a todas las personas implicadas en el proceso de la construcción. El objetivo de esta nueva normativa es ganar en competitividad. Se pretende fijar determinadas cuestiones a las que tendrán que sumarse obligatoriamente todos los agentes que tienen algo que ver con el desarrollo de las obras. Este nuevo manual también tiene el objetivo de mejorar algunos aspectos de las construcciones más olvidados, como la seguridad laboral o el respeto al medio ambiente. El cte está dividido en dos partes y la segunda la componen los Documentos Básicos en los que tanto hincapié está haciendo el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos. Estos textos formulan métodos y soluciones para hacer frente a las obras, y que tienen que asumir y tener en cuenta, ya obligatoriamente, los aparejadores y arquitectos técnicos.

18 dovela número catorce

repetir las jornadas sobre morteros monocapa y adhesivos para baldosas; sistemas de impermeabilización, aislamientos térmicos y acústicos y Autocad avanzado, debido al éxito de asistencia. Siempre con el ánimo de formar lo más posible a los aparejadores interesados, el Colegio organizará un encuentro para hablar sobre los estudios geotécnicos, que ahora son obligatorios en toda obra de edificación. En el encuentro se detallarán las premisas que hay que tener en cuenta para su interpretación. La formación que ofrece el organismo colegial fue en los últimos meses más allá del cte, a pesar de que éste último centró en buena medida su atención por estar de plena actualidad. Así, en lo que va de año, tampoco han faltado jornadas sobre cuestiones que deben conocer los aparejadores y arquitectos técnicos. Es el caso de la charla dedicada a la prevención de blanqueo de capitales o la jornada que tuvo lugar con motivo de la entrada en vigor de la nueva ley sobre las subcontrataciones en el sector de la construcción. Al aparejador le atañe directamente esta última normativa, de reciente promulgación, por ejercer como coordinador de seguridad en la obra. Por otra parte, el Colegio también ha desarrollado, en colaboración con los centros sat (Servicios Avanzados de Tecnologías) del Principado, varias jornadas con el ánimo de informar a los asistentes sobre la Ley Orgánica de Protección de Datos. Además, ha concluido el curso de Peritos Forenses y Judiciales que se impartió durante todos los jueves y viernes desde noviembre del pasado año. El taller formó a los asistentes para una futura actuación ante los juzgados y siempre al amparo de la Ley de Enjuiciamiento Civil. La asistencia a las jornadas que se han desarrollado fue variable. Hubo charlas que congregaron a cuarenta interesados y otras que tuvieron más poder de convocatoria y reunieron a 170 personas. O


FORMACIÓN CONCLUYE EL PRIMER CURSO DE PERITOS FORENSES Y JUDICIALES pág. 17 k que reclaman cuando se pre-

sentan humedades en el edificio. Pero no es lo mismo la labor que se hace desde el punto de vista técnico que cuando se tiene que ir al juzgado y someterse a cuestiones legales», explica. Este catedrático asegura que cada vez es mayor la importancia del perito en el ámbito contencioso-administrativo por las tasaciones, las expropiaciones, etcétera. «Y también es más amplia y compleja la labor pericial para evitar pleitos. Pedimos un informe técnico independiente y vamos a un perito que tenga la formación para saber qué daños hay y qué se puede hacer».

Lecciones de rigor

Las lecciones del taller han servido por todo lo anterior para mucho y eso lo saben los aparejadores y técnicos de otros campos

que han asistido al curso. En la ceremonia de entrega de los diplomas, que estuvo seguida por un almuerzo, todos recibieron la acreditación. Antes, escucharon atentamente las intervenciones del presidente del Colegio, Pedro Ignacio Jiménez, del director del curso, Martín del Peso, y del presidente del Tribunal Superior de Justicia (tsja), Ignacio Vidau. Los tres mencionaron su interés por realizar más ediciones de unas jornadas que consideran necesarias para los técnicos en vista de la demanda que hay en los procesos judiciales de informes especializados. El Colegio de Aparejadores presidido por Pedro Ignacio Jiménez es el único que ha apostado por esta formación en Asturias. «Nos parece un elemento cualitativo en la formación del perito», advierte Del Peso, quien también añade que no es por ahora obligatorio conocer este campo, «pero los peritos ya tienen que estar preparados para

RR Momento de la ceremonia de entrega de diplomas que tuvo lugar en junio en el Club de Tenis de Oviedo. R Rafael Arias se dirige a los asistentes al acto antes de iniciar el almuerzo posterior a la ceremonia.

Los alumnos han mejorado sus conocimientos no sólo en materia civil, sino también en prevención de riesgos laborales

afrontar temas judiciales». «Lo ideal es que el curso se institucionalice y se haga constar quiénes han pasado y quiénes no porque nos parece un elemento cualitativo en la formación del perito. Un curso de esta magnitud, de esta envergadura, nunca se ha desarrollado», añade. Efectivamente, es el primer taller de estas características que tiene lugar en Asturias. Antes, el Colegio había desarrollado conferencias relacionadas con esta misma temática, pero de forma esporádica y sin rango de curso de especialista. En este caso, se han impartido entre 20 y 24 horas lectivas al mes. Los alumnos han mejorado sus conocimientos no sólo en materia civil, sino también en prevención de riesgos laborales. «El taller ha sido amplísimo y muy complejo», asegura el experto en Derecho. Se desarrolló durante todos los jueves y viernes l pág. 21 de noviembre a junio. número catorce dovela 19


(�...)

20 dovela nĂşmero catorce


FORMACIÓN CONCLUYE EL PRIMER CURSO DE PERITOS FORENSES Y JUDICIALES pág. 19 k Las jornadas también han desta-

cado por otros motivos, además de la calidad de la formación. «Hemos estado muy a gusto con todos los alumnos». El reducido número de matrículas ha favorecido la interacción entre profesor y estudiante. De esta forma, los primeros podían atender las dudas con más tiempo y los segundos plantearlas a sabiendas de que no faltaría tiempo para que pudiesen ser resueltas o atendidas. Además, los profesores se han sentido valorados y sorprendidos porque los alumnos acudieran tan responsablemente a clase, a pesar de sus obligaciones laborales.

Elogios de Ignacio Vidau

No sólo de las personas vinculadas de forma más directa al curso han llegado los elogios. También del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (tsja). Su presidente, Ignacio Vidau, tuvo palabras de reconocimiento para el Colegio: «Es el único que siempre demostró un gran interés por la formación de sus colegiados». A su juicio, el taller «servirá para que muchos profesionales aparejadores se preparen para ejercer la pericia en los órganos jurisdiccionales de forma adecuada». El curso tendrá continuidad por «lógica». Y es que la demanda superó a la oferta. «Es interesante y la gente está interesada», recapituló Vidau.

> Ignacio Vidau: «Es una iniciativa muy interesante que habría que extender a otros ámbitos involucrados en lo judicial. Los profesionales podrán acreditar capacidad porque este curso contribuirá a mejorar la calidad y la credibilidad de los peritos. Es un gran patrimonio».

< Martín del Peso: «El Colegio está muy preocupado por la formación. Este curso es una iniciativa que ningún otro colegio técnico ha desarrollado hasta el momento. Son pioneros en un tipo de información personalizada y exhaustiva que se extiende a otros peritos» El presidente del Colegio, Pedro Ignacio Jiménez, por su parte, elogió a los profesores y los alumnos en la ceremonia de entrega de diplomas y, en general, destacó las buenas expectativas del curso. «Este es el primer peldaño y no vamos a

parar», advirtió en relación a la cantidad y la calidad de formación del Colegio. «Es imprescindible este curso para ejercer la pericia con toda la habilidad que debemos aportar como profesionales». Concluyó su discurso dando consejos.

«Hay que ser aparejadores con seriedad y verdad», advirtió antes de dar por concluido el acto de entrega de diplomas, que se celebró en el Club de Tenis de Oviedo y que congregó a la mayor parte de los alumnos. O número catorce dovela 21


Visiones

Los estudiantes de arquitectura técnica tienen claro que la suya es una profesión de estar en la calle. En Asturias, los alumnos universitarios que se decantan por esta opción se ven obligados a irse de la comunidad para poder cursar estos estudios que no ofrece la Universidad de Oviedo. Tres de ellos nos desvelan sus experiencias, cómo afrontan el proyecto de fin de carrera, cómo llegaron a la escuela y sus planes de futuro. Así ven el mundo del aparejador los estudiantes veinteañeros.  Ana María Serrano

22 dovela número catorce

Isaac Molero Álvarez un oficio ilusionante Isaac Molero Álvarez tiene 26 años y un futuro como aparejador. Está haciendo el proyecto de fin de carrera, que tiene ya casi finalizado, y un día y otro se hace la misma pregunta: «¿Volveré a Asturias para trabajar como aparejador?». Es la inquietud que tienen muchos estudiantes de arquitectura técnica que se encuentran en el ecuador de sus estudios. Para Isaac la experiencia de haber estu-

diado lo que le gusta ha sido muy positiva y en la profesión de aparejador ve más ventajas que contratiempos, pero llegar a estos años, a este último episodio como estudiante, le ha costado lo suyo. Es natural de Moreda de Aller y dice que se decantó por estos estudios por una de las tantas vivencias que se tienen de niño. «Vi a mi abuelo materno coger una paleta para hacer una obra en casa y supe que me dedicaría a la construcción. Lo mío es vocación. Siempre quise ser aparejador, incluso antes de saber lo que significaba» revela este joven asturiano. Con 21 años se fue a Burgos a cursar sus estudios en la Escuela Politécnica. Eligió esta universidad por su situación geográfica. Antes, concluidos los estudios en el instituto, optó por matricularse en un módulo: Gestión y Administración Pública. Tres años después se vio en Burgos. «Yo no estaba informado de que la Escuela de Burgos era una de las más duras ni de la preparación o la fama que tiene terminar los estudios allí. Simplemente la elegí porque estaba relativamente cerca de Asturias». Ahora sabe que fue una buena elección. De hecho, los profesores le han

transmitido pasión por su oficio y de esta profesión dice que le gusta «prácticamente todo». «La importancia que tiene la figura del aparejador en la obra, la retribución económica y el desempeño del propio trabajo». Además, le entusiasma saber que en un futuro no muy lejano podrá materializar los proyectos de arquitectos y promotores: «Debe de ser toda una satisfacción», apunta.

Casi sin inconvenientes

© FÉLIX ORDÓÑEZ

caras nuevas

Para Isaac hay pocas cosas negativas del oficio de aparejador. Y si las hay, se pueden controlar. «Tenemos que pasar mucho tiempo fuera, pero no es un inconveniente. Me quedo con lo positivo». Por ahora, con su proyecto de fin de carrera y sus ilusiones, está encantado. En Burgos, todos los alumnos desarrollan un mismo trabajo. «Cinco tutores te marcan las directrices y son a su vez el tribunal de calificación», explica Isaac.


caras nuevas

Lo mío es vocación. Siempre quise ser aparejador, incluso antes de saber lo que significaba», revela Isaac Molero Este año, trabajan en el diseño y ejecución de un centro de educación infantil. A estas alturas, Isaac Molero ya tiene el proyecto perfilado. Le ha llevado muchas horas, y ha tenido que empezar a manejar el nuevo Código Técnico de la Edificación.

«No hemos tenido la oportunidad de diseñar ningún elemento ni estética ni funcionalmente, pero es un proyecto importante a nivel de construcción». «Cada día nos encontramos con un nuevo problema al que dar solución y realmente creo que se

aprende mucho haciendo el proyecto de esta forma», revela. Su gran ilusión es volver a Asturias y ahora parece que ha acabado su historia en Burgos. «Los que vivimos fuera sabemos lo que decimos», dice risueño. O número catorce dovela 23


CARAS NUEVAS VISIONES

Paloma Braña Tiene 23 años y ya está trabajando duro con el proyecto de fin de carrera y dispuesta a concluirlo lo antes posible para dar rienda suelta a su futuro profesional. Paloma Braña vive en Burgos para poder hacer realidad uno de sus sueños: ser aparejadora lo antes posible. Asegura que tiene todavía mucho por hacer, pero es optimista: «Hay muchas salidas profesionales». Paloma estudió arquitectura técnica

porque le llamaban la atención los edificios, cómo podían levantarse aquellas construcciones que rodeaban su casa de Oviedo. «Tu piensas: ‘yo lo haría así y no de esta manera’, e inconscientemente ya estás discurriendo cómo construir. Para los que trabajamos en esto, es lo más apasionante». Fijó su residencia en Burgos hace seis años, pero su intención es volver a Asturias. Cree que aquí no faltarán las oportunidades laborales y apura los meses para aprobar las dos asignaturas que tiene pendientes y el proyecto de fin de carrera, que le está dando más de un quebradero de cabeza. Encuentra dificultades porque asegura que todo es distinto en la práctica. «Tienes que tenerlo todo muy atado. Saber cuál va a ser la estructura del edificio, conocer todos los detalles, hacer bien todos los cálculos... Es diferente a la teoría», señala Paloma Braña. «No sabes por dónde andas». En definitiva, echa de menos más apoyo y, sobre todo, tutorías más individualizadas. «Estamos perdidos en infra-

24 dovela número catorce

© ELENA LOBO

optimismo en obra

Paloma Braña se aburrió «mucho» el primer año de carrera y estuvo a punto de dejar los estudios de aparejador estructuras e instalaciones y sobre todo en electricidad porque no conocemos las normas». Paloma Braña va por su segundo intento. Durante el curso 2006-2007 quiso dejar hecho el proyecto, pero no pudo compaginarlo con las asignaturas que tenía pendientes. «Lo dejé. Este año lo retomé en junio», explica.

Compaginar el trabajo y los estudios

Durante todo el verano también ha estado trabajando y ha hecho las dos cosas. Ahora sí tiene esperanza de acabar, ya que sólo le faltan dos asignaturas. En cuanto las apruebe, ya tiene viaje programado: Oviedo. «He comprobado que aquí hay trabajo y que si quieres, con nuestra profesión, puedes buscar un empleo y trabajar aquí», destaca. Ella está ilusionada con hacerlo, con volver a su ciudad y con plantearse iniciar una nueva vida con un nuevo trabajo en Asturias. «Pienso que oportunidades no faltan». Lo ha comprobado este mismo verano. «Mis jefes me preguntaban si conocía a más gente a punto de acabar la carrera». Es

una prueba de que los aparejadores pueden trabajar en Asturias si quieren y de que el factor suerte existe. «Hay muchas salidas para esta carrera. Trabajo en despacho y en obra y me gusta. Estoy como unas castañuelas», señala, divertida, Paloma Braña. Volverá, pero espera que sus esfuerzos den resultado y que pueda estar lo antes posible viviendo en su región y con empleo. «Lo malo es cuando quieres emplearte en algo relacionado con una rama concreta, pero dentro del sector no hay problemas para encontrar trabajo», dice. De momento, intenta aprender lo más posible del proyecto de fin de carrera: planos de distribución, cálculo de estructura, pilares, aprovechamientos de energía solar, adecuación de todo ello al nuevo Código Técnico de la Edificación... eso es lo que le preocupa. «Nunca pensé que me pudiera gustar tanto esto porque de niña me aborrecía dibujar». El primer año de carrera, incluso confiesa que se aburrió «mucho». Seis años después, está a punto de cumplir uno de los sueños de su vida, ser aparejadora. O


Raquel Larrea de profesiones únicas y beneficios sociales Trabaja en uno de los proyectos de fin de carrera de mayor proyección de la Escuela de Arquitectura Técnica de la Universidad de A Coruña y se siente orgullosa de ello. Ha sido un reto, difícil de asumir, pero que a la avilesina Raquel Larrea le ha traído muchas cosas positivas. torial para ver in situ cómo se podía llevar a cabo la obra. Se trata de una actuación sobre el saneamiento público en Bata y lo hace al amparo de varios organismos e instituciones. Por una parte, de la ong Arquitectos Técnicos Sin Fronteras; por otra, de la Agencia Española de Colaboración Internacional; y también la Federación Española de Religiosos socio-sanitarios. El suyo es un proyecto con vocación de aprendizaje técnico, pero también de contenido social. Raquel Larrea supo a edad temprana que le gustaba el patrimonio arquitectónico y se interesaba por las rehabilitaciones de edificios. «Por estar a pie de obra esta carrera era la que más me interesaba», revela. Los años de instituto pasaron con esa idea en la cabeza y después llegó la hora de decidir dónde cursar los estudios de arquitectura técnica que no oferta la Universidad de Oviedo. A Coruña fue la ciudad elegida por varios motivos. «Por tener mar también», confiesa esta asturiana de Avilés. «La escuela tenía prestigio y eso me gustaba», añade. Hay un abanico enorme de posibilidades para trabajar y muchas salidas profesionales que Raquel Larrea quiere explorar. De momento, se centra en el ambicioso proyecto de fin de carrera sin descuidar otras inquietudes. Está pensando en irse al extranjero a trabajar «por lo menos unos años» y en continuar su formación con máster y cursos una vez concluido su periplo por A Coruña. Por ahora, durante lo que le queda de tiempo para presentar el proyecto, espera poder hacer el Curso de Adaptación Pedagógica (cap). Es una de las cosas que más le gusta de los estudios de arquitecto técnico. Que hay

muchas salidas profesionales y oferta formativa relacionada con la profesión. Pero también otras le disgustan. «No se comprende la dificultad de la carrera y las responsabilidades que tiene que asumir un aparejador». «Se cree que por ser una carrera de tres años es una titulación inferior y no comprenden que la carga lectiva es equiparable a una carrera de cinco años», explica Raquel. En todo caso, ahora está viviendo una situación irrepetible. Dice que afrontar el reto de hacer este proyecto de fin de carrera «fue una de las decisiones más importantes de mi vida». Más que nada, por el trabajo y la implicación que conllevaba y porque está viviendo intensamente lo que es el oficio de aparejador. Está satisfecha. «En otra cultura nunca sabes cómo puedes reaccionar», confiesa, «y descubrir las capacidades que uno posee se hace duro». © FRAN MARTÍNEZ

Entre otras cosas, viajar a Guinea Ecua-

Saneamiento público en Bata (Guinea Ecuatorial)

El proyecto aún no está concluido y todavía hay actuaciones pendientes. Raquel Larrea sabe de memoria su proyecto y no duda en anunciar sus características técnicas: «La actuación abarcará la realización de cursos prácticos sobre letrinas secas, dirigidos a personal local cualificado para evitar el problema de salubridad dimanante de las filtraciones de las letrinas tradicionales hacia los acuíferos. Haremos, finalmente, una letrina seca ecológica como inicio de un nuevo sistema de saneamiento público de los barrios de la

Raquel Larrea se fue a Guinea Ecuatorial a hacer su proyecto fin de carrera. Versa sobre el saneamiento público en Bata ciudad de Bata y de los pueblos y aldeas del interior del país». En suma, es un proyecto novedoso que le ayudará a poner en práctica todos los conocimientos adquiridos en los últimos años de estudios, aunque sabe que todavía hay mucho por hacer y que le queda mucho por aprender porque el plan de estudios «no se ajusta a la realidad». Como la mayor parte de sus compañeros de estudios, cree que, falta práctica, pero también que los aparejadores con el título bajo el brazo, son «únicos e irreemplazables» en obra. «Qué mayor reconocimiento queremos de nuestra profesión». O número catorce dovela 25


otro ángulo

Adecuarse a las nuevas realidades y exigencias

Un análisis de la profesión críticas, retos y apuestas El aparejador y arquitecto técnico se enfrenta a nuevos retos. El plan de estudios y el propio ejercicio de la profesión han cambiado para adecuarse a nuevas realidades y exigencias. Cuatro profesores de distintas escuelas de España, a saber, La Laguna, Burgos, A Coruña y Madrid, dan su opinión sobre una profesión que cada día cobra más importancia. Todos ellos animan a asumir responsabilidades, a exigir reconocimientos y a continuar mejorando.  Ana María Serrano «Hace 30 años nuestro oficio se reducía

a asumir direcciones de obra como ayudante del arquitecto, a colaborar en estudios haciendo mediciones y cálculos y a trabajar como funcionario o docente. Hoy en día, la del aparejador es una profesión multidisciplinar que abarca un amplio campo de actividades». Carlos Junco es profesor titular de Materiales de Construcción de

26 dovela número catorce

la Escuela Politécnica de la Universidad de Burgos y resume con estas palabras el reto al que se enfrenta el gremio. La profesión ha despegado con vuelos de gigante desde hace unos años. El trabajo de los aparejadores dependía en buena medida de los arquitectos superiores por una cuestión de jerarquía, pero los primeros han pasado a tener autonomía y se han

vuelto imprescindibles para el desarrollo de los proyectos de obra. Son una parte significativa del engranaje de la actividad constructora, y los profesionales que saben de ello ensalzan esta realidad. Es el caso de los profesores que imparten clases en las escuelas donde se forma a los aparejadores, que se suman a la idea de que el oficio va a más y de que tiene nuevos retos por asumir.


OTRO ÁNGULO OTRO ÁNGULO

mayores competencias y asumimos nuevos trabajos que antes no existían». Dolores García Vidaurrázaga, profesora de la Escuela de Arquitectura Técnica de A Coruña, también enumera los nuevos

campos de trabajo en los que se empieza a implicar el aparejador: «El sector de rehabilitación, peritaciones, gestión de proyectos, administración pública... tendremos un futuro próspero si sabemos adaptarlos a las nuevas situaciones». El director de la Escuela de Arquitectura Técnica de la Universidad de La Laguna, Walkirio González, es de la misma opinión y se muestra optimista. Aunque sabe que aún hay mucho por hacer: «Tenemos un amplio abanico de posibilidades y somos capaces de afrontar cualquier tipo de actividad». Pero también lanza una advertencia. En virtud de la puesta en marcha del nuevo Código Técnico de la Edificación (cte), «nuestra profesión va a derivar más hacia la gestión, que ya hacemos, y nos vamos a separar de la técnica». «La excesiva burocracia va en detrimento de la calidad», añade.

Superar miedos

© fran martínez

Dolores García: Hay que cambiar el plan de estudios y ampliar las horas dedicadas a las asignaturas más fuertes y a las lecciones sobre legalidad y ética profesional»

l

Carlos Junco: Cubrimos numerosos espacios relacionados con la construcción y tenemos que estar abiertos a nuevos campos» k

© félix ordóñez

«Sobresalen algunos campos en los que, hasta ahora, el aparejador no había trabajado», destaca Carlos Junco. Por ejemplo, en los últimos años son muchos los arquitectos técnicos que han decidido instalarse por su cuenta y dirigir obras y proyectos, o trabajar en actuaciones periciales, cálculos, tasaciones, seguridad y un largo etcétera. Algo que antes no ocurría. Otros, se han aventurado en empresas de construcción, especialmente en las dedicadas a reformas, negocios inmobiliarios, instalaciones... Es decir, los aparejadores están presentes en muchos sectores y han avanzado. La coyuntura ha ayudado a que ello suceda. Así lo cree María Vallier, aparejadora y profesora de la Universidad Alfonso X El Sabio, de Madrid. «La entrada en vigor del Tratado de Bolonia abre nuevas posibilidades aquí y en el extranjero», indica. «Cada vez tenemos

Pese a ello, hay que mirar el futuro con esperanza. El aparejador asume nuevas responsabilidades y «muchas veces estamos más pendientes de la prevención de accidentes y de la seguridad que de la ejecución material de la obra», asegura Walkirio González. número catorce dovela 27


María Vallier: A los alumnos les aporta más una hora de visita a una obra que diez de clase» l

En todo caso el director de la Escuela Politécnica de La Laguna es optimista cuando valora lo que se debe hacer para paliar esta situación de inseguridad. «Hay que superar los miedos y pedir los recursos humanos y materiales necesarios para poder acometer un trabajo de calidad». Para ello hace falta esfuerzo y también, como destaca María Vallier, enfrentarse a las empresas constructoras. «Muchas veces sólo se fijan en la cuenta de resultados y poco en la calidad de la obra», asegura esta joven profesora. La profesión ha cambiado mucho y en la actualidad a los aparejadores se les abren nuevas oportunidades, pero que están ligadas a responsabilidades que hasta ahora no habían asumido. En este sentido, Dolores García reseña que «las responsabilidades jurídicas para nuestro colectivo, incluso de carácter penal, pueden considerarse excesivas», aunque advierte de que esta nueva realidad es beneficiosa para los aparejadores. «No hay demora para encontrar trabajo desde que se acaban los estudios» y además, «los salarios están ajustados, en la mayor parte de las ocasiones, a nuestras funciones». Carlos Junco, de la Universidad de Burgos, se centra en otros aspectos al mirar hacia el futuro: «Cubrimos numerosos espacios relativos a la construcción y hay abiertos nuevos campos de actividad». «Hemos de pensar en la especialización, pues es imposible abarcarlo todo». El trabajo del aparejador suele ser distraído, son peritos que no suelen tener horarios y que están, según advierte Junco, «especialmente estresados debido a su responsabilidad tanto en materia de seguridad laboral como en asuntos relativos a defectos de construcción».

Consejos

Ante esta nueva realidad, los cuatro profesores consultados no dudan en dar algún que otro consejo. Junco asegura que es muy importante ser honrado y advierte de que el camino del aparejador es el de 28 dovela número catorce

la especialización. «Hay trabajos para los que no estamos preparados y por ello resulta obligado el estudio continuado de nuestra actividad profesional». La opinión de Junco coincide con la de María Vallier: «Cada vez existen mayores competencias para los arquitectos técnicos y debemos estar preparados», resume. «Hay que especializarse en tecnología de la construcción, seguridad y gestión. Sólo de esta forma se puede acce-

der a puestos de nivel superior en empresas relacionadas con la construcción, incluida también la industria». Para Walkirio González, la especialización también es obligada y es lo que hay que hacer en un futuro. «Es imposible abarcarlo todo», dice. También se hace necesario superar barreras de otro tipo que afectan al desarrollo del oficio y a las inquietudes y evolución de los arquitectos técnicos como profesionales de

Un oficio que antes no tenía reconocimiento La del aparejador es una profesión que ha tenido que superar muchas barreras. En la actualidad, nadie duda de sus atribuciones, del trabajo que desarrollan, pero hasta hace relativamente poco tiempo este gremio tenía dificultades para ser reconocido en el ámbito de la edificación. Sus tareas no siempre estuvieron claras y no se diferenciaban lo suficiente. Un aparejador estaba por debajo de un arquitecto y no se le reconocía la labor que desarrollaba. En algunas universidades no había ni tan siquiera escuela y las tareas del aparejador eran muchas veces asumidas por los arquitectos superiores. Sin embargo, este realidad ha dado un vuelco. «Todas las profesiones tienen una historia», comentaba Eduardo González en la introducción de su libro dedicado a la arquitectura técnica y, efectivamente, la del aparejador no ha quedado atrás. Hoy en día se les demanda, se les reconoce y forman parte de esas gremios inquietos que tienen oportunidades y ganas de materializarlas.


un análisis de la profesión. críticas, retos y apuestas otro ángulo

© emeterio suárez

la construcción. «En la ejecución de la obra es habitual que el aparejador realice las mediciones y la ejecución de proyecto sin cobrarlo», destaca Vallier. Pero antes de proyectos y obras realizadas, están las escuelas donde se imparte la titulación de arquitecto técnico. Y es que sobre los planes de estudio hay opiniones de todo tipo. De hecho, mucho se ha discutido sobre las asignaturas, si son o no las adecuadas, sobre la necesidad de hacer más funcional la carrera universitaria y dar prioridad a los contenidos prácticos. María Vallier, que da clase desde el año 2001 en Madrid y lleva seis años ejerciendo además como aparejadora, tiene claro que «vale más una visita a obra que diez horas de lección». Dolores García, que es profesora de la escuela de A Coruña desde 1999 también expone carencias. «Se tienen que incrementar las horas lectivas de práctica y la carrera debe pasar a impartirse en cuatro años», advierte no sin recordar que esta idea ya está prevista en el nuevo espacio europeo de educación superior. A pesar de ello, Carlos Junco destaca que se han mejorado las técnicas docentes, sobre todo porque el material del que disponen alumno y profesor es mejor que hace unos años. «Se aporta nueva documentación más tecnificada y se accede mejor a la información». Walkirio González, por su parte, recuerda que la Conferencia de Directores de Escuelas de Arquitectura Técnica lleva tiempo estudiando una propuesta de materias y contenidos formativos que ahora exigen desde Bruselas para adecuar la titulación a la nueva categoría que le corresponde, es decir, Título de Grado de Ingeniero de Edificación. «Se han añadido materias como Química y geología aplicadas y, por fin, una asignatura muy importante: Proyectos técnicos», explica el director de la escuela de La Laguna. La mayor parte de los profesores son optimistas porque se han abierto muchas puertas que hasta ahora permanecían cerradas y eso también se advierte en los planes de estudio. En todo caso, según Carlos Junco todavía hay mucho camino por recorrer para que los planes de estudio se ajusten a las ne-

Walkirio González: Tenemos un amplio abanico de posibilidades y somos capaces de afrontar cualquier tipo de actividad» m

cesidades reales de conocimientos. «Existen ciertos campos que no cubre la formación que se está impartiendo debido a la amplitud de funciones de los aparejadores, especialmente las relativas a gestión empresarial y de obra», asegura. Además, este profesor se atreve a proponer algún cambio. A su juicio, sobran asignaturas que son «meras herramientas informáticas, como AutoCad, Excel, Presto, mecanografía». Por su parte, Dolores García reseña un nuevo reto al que se tienen que enfrentar los mentores del contenido formativo de la carrera universitaria. «Hay que ampliar las horas dedicadas a las asignaturas más fuertes y a las lecciones sobre legalidad y ética profesional», revela.

A pie de obra

Todos los profesores consultados coinciden en que cada vez se hacen más necesarias las visitas a obras. «A lo largo del curso nosotros hacemos al menos una y ése es el día que ves a los alumnos más ilusionados y con más ganas de aprender», aclara María Vallier. «A los alumnos les aporta más una hora de visita a una obra que diez de clase

porque identifican conceptos aprendidos con la realidad de su futuro profesional». Su compañera Dolores García, de la escuela de A Coruña, va más allá. Asegura que en la actualidad «falta» una adecuada interpretación práctica de los conceptos teóricos impartidos y destaca que «se necesita mucha más visita a obra para lograr contactar con la realidad de la profesión». Para esta profesora lo importante es que los aparejadores se puedan implicar en el mundo de la investigación no sólo como personal técnico, sino como propio investigador. «Es inconcebible que en las universidades un aparejador no pueda ser un miembro más de los proyectos de investigación». En la escuela de La Laguna, su director también tiene claro que el aparejador tiene mucho mundo por recorrer: «Nuestra profesión ha evolucionado para bien y lo mejor es que no hemos perdido nuestra identidad histórica. Hemos pasado de maestros de obra a aparejadores, después a arquitectos técnicos y ahora parece inmediato que pasemos a ser ingenieros de edificación», explica. Los retos de los aparejadores están servidos. O número catorce dovela 29


ENTREVISTA

Rosina Gómez-Baeza

«LABoral

Rosina Gómez-Baeza es la directora de la Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, un proyecto innovador que pretende colocar a Asturias en lo más alto, y que la ha traído de vuelta a su tierra, después de veinte años dirigiendo arco, la Feria de Arte Contemporáneo más importante de nuestro país. En esta entrevista nos habla ilusionada de LABoral.  Estefanía Díaz Viteri 1 Elena Lobo

es un proyecto necesario»

El centro está abierto desde el 30 de marzo. ¿Cuál es el balance de estos primeros meses? ¿Cómo ha reaccionado la gente ante un proyecto tan innovador?

Yo creo que el mundo del arte ha aceptado plenamente la orientación del centro, considerándolo necesario, porque cumple con ciertos requisitos actuales de la producción artística y de las industrias creativas del momento, como es asociar la creación a la tecnología. Desde el entorno artístico ha sido tomado como un gran proyecto porque está justificado, es necesario. En España conocemos Hangar, un centro de producción en Barcelona al que tengo un gran respeto, y con el que estamos trabajando; y durante un tiempo fue muy activo ARTeleco. Hemos iniciado además colaboraciones con otros centros de prestigio. LABoral es un centro de recursos y de producción para artistas, que pueden venir a formarse y producir obra. Es un centro también para la investigación: pretendemos incorporar un laboratorio de investigación (no I+D) en el campo de las comunicaciones de la mano del csic y de alguna gran empresa. En el ámbito de la difusión artística hemos empezado ya con talleres infantiles, de hecho este verano se realizaron dos, Arte y Paisaje y Reporteros por un Día. ¿El centro está funcionando ya al 100%?

Las salas están al 100%. Aunque contamos también con centro de recursos y de producción; talleres para la formación; laboratorios para la investigación. Para la muestra existen las salas 1A, 1B, 2A, 2B y las llamadas plataforma. Los programas expositivos inaugurales se mantuvieron hasta el 30 de junio: Labciberespacios y Feedback. Gameworld se extendió hasta el 30 de septiembre. Y los talleres se iniciaron en verano. Extensiones–Anclajes fue una exposición que finalizó el 30 de junio y que se desarrolló en diferentes lugares de Asturias. ¿Es esta descentralización uno de los objetivos de la Laboral?

Sí, pretendemos contribuir a que se inicie o se produzca un diálogo entre los artistas y las distintas comarcas de la geografía 30 dovela número catorce

«Queremos establecer relaciones con asturiana. Es lo que llamamos Off-laboral. Queremos establecer esas relaciones con nuestro entorno, no sólo estar abiertos aquí al público que nos visita, entre el que destacamos los colegios con los que se inició el trabajo en septiembre. Se hizo una encuesta previa en los colegios para saber qué disciplinas les interesaban más; teniendo en cuenta las más votadas, por así decirlo, se ha hecho una programación para los escolares. También se hicieron talleres para profesionales durante el verano. ¿Qué supone o qué significado tiene el hecho de que este centro esté ubicado en Gijón, y no en una gran ciudad?

Yo creo que tiene la gran importancia de estar situado en una región que pugna por la sociedad de la información. El Principado apuesta por la investigación y el desarrollo, por las empresas que


ENTREVISTA

nuestro entorno, con las comarcas asturianas, y no estar sólo abiertos al público» incorporan alta tecnología. El hecho de estar en Gijón, como ciudad, es importante porque formamos parte de este entorno donde se encuentran las escuelas técnicas de la Universidad de Oviedo, y también los hvs de investigación, como el csic. Es muy importante que estemos rodeados por estas personas que son docentes o alumnos, en el ámbito de las tecnologías. Quizás sea más fácil aunar esfuerzos, es decir, conseguir que el artista también se incorpore a esa investigación, y que el artista informático pueda estar colaborando con el técnico. La aportación de la creación, del valor añadido, al desarrollo profesional del técnico es muy deseable y una tendencia. Aquí también tenemos una línea bastante frecuente en este tipo de espacios como, por ejemplo, zkm en Karlsruhe (Alemania); o

Ars Electronic Center en Linz (Austria); o Fact en Liverpool. Ninguna de estas ciudades es capital de un país. Quiere decir que la actividad que se desarrolla es más acorde con un espíritu de colaboración entre distintas disciplinas, es más transdisciplinar. El silencio nos rodea, eso siempre es necesario para el desarrollo de la creatividad, de la investigación, para las relaciones humanas en las que se fundamenta también este proyecto. Ha utilizado la palabra transdisciplinar. Ésta y otras como multidisciplinar, se repiten con frecuencia a la hora de hablar de este Centro de Arte.

Cuando hablamos de multidisciplinariedad estamos hablando de las artes visuales. Si hablamos de arte, lo hacemos de arte y tecnología. Las distintas disciplinas de las industrias creativas número catorce dovela 31


entrevista rosina gómez-baeza son la fotografía, la música, el cine, la televisión, la publicidad, el teatro (ya hemos hecho performances)… Ahí nosotros tenemos la enorme posibilidad de trabajar la arquitectura, en un ámbito de propuestas creativas muy diversas y de acogerlas. LABoral es el único centro en España que se dedica a arte e industrias creativas. Hay otros ejemplos como el moma, el Bobour, el Pompidou, que albergan industrias creativas. El Pompidou se abrió ya en 1977; empezaron como museo de arte moderno e industrias creativas también, así que no estamos inventando nada. Lo que nosotros hemos incorporado es la formación. Ellos no se preocupan tanto por el aprendizaje porque tienen infraestructuras para la formación, como L´Ecóle de Louvre, potentísimas e importantísimas. Nosotros tristemente no tenemos una escuela de este tipo para crear. Apostamos también por ser útiles a la sociedad, no sólo a través de la exposición de obras actuales e interesantes, sino que también pensamos que un centro de arte, como un museo, se debe a la sociedad, de donde mana; tiene que reflejar las preocupaciones de la sociedad, pero tiene además que establecer oportunidades para el diálogo entre el artista, el creador y la sociedad.

Sí. Aunque Asturias tiene una población que ronda el millón de personas, a nosotros lo que nos interesa es que los artistas asturianos vean en nosotros una oportunidad. Hace poco hablaba con Paco Cao, que me decía que estaba totalmente de acuerdo con los programas. Ha habido muchísimas ocasiones, lo hemos visto en el siglo xix, en que España ha estado muy apartada del

¿Qué objetivos se plantea Laboral Centro de Arte y Creación Industrial a medio y largo plazo?

Hacer realidad aquello que nos proponemos: realizar exposiciones de altísimo nivel equiparables a cualquier centro de arte dentro El centro cuenta con varias salas acondicionadas para la exposición. Q Imagen de una de las instalaciones de la muestra inaugural Feedback: N–Cah(n)t del canadiense David Rokeby.

panorama artístico del momento, y aún sigue pasando. Todavía nos falta un gran apoyo para el artista, en general, no sólo en Asturias. No se puede comparar el xix francés con el español. Aparte del impresionismo, postimpresionismo, y demás, que realmente han sido aportaciones muy importantes, en París nació el cubismo, pero con un español, Picasso. Hemos tenido un siglo xix espléndido, empezando por Goya y terminando por el nacimiento de Picasso. Y sin embargo se conoce sólo a través de los grandes nombres, de los grandes genios de la pintura, pero hay otros muchos artistas. Se conocen los franceses, los alemanes o los ingleses, porque el coleccionismo y el Hasta el 15 de octubre se puede visitar mecenazgo en el xix también comenzaron It´s simply beautiful, una exposición a fallar. La Iglesia, con la desamortización sobre la percepción de la belleza, de Mendizábal, la Corona, la aristocracia cuyos comisarios son dos extranjeros: y la nobleza dejan de apoyar la creación, y el ucraniano Peter Doroshenko y el la burguesía no reemplaza ese papel funfrancés Jérôme Sans. damental más que en contadas ocasiones. El peruano José Carlos Mariátegui España se cae y tarda en recuperarse. No es el comisario de Emergentes, una es que no hubiera talentos, que sí los había, muestra sobre la vida artificial que sino que no había apoyo ni social ni emprese podrá visitar en los próximos sarial a la creación artística o a la innovación meses. Banquete se inaugurará en en general. Ésa es la triste realidad.

Lo próximo de nuestra línea de trabajo (arte y tecnología e industrias creativas), que aporten visiones nuevas de la producción artística actual. Pretendemos cumplir en el ámbito de la formación, ofreciendo talleres de interés y necesarios. En el ámbito de la investigación aspiramos a crear un laboratorio de las comunicaciones, algo muy importante, y a establecer una estrecha relación con los artistas y entidades asturianas para contribuir a proyectar la imagen del Principado, y a ese diálogo que estimo necesario con el otro, con el foráneo, ir hacia el exterior, y que el exterior venga hacia nosotros, crear esa relación, esa intercomunicación. Para una de las exposiciones inaugurales, Labciberespacios, se realizó una convocatoria internacional. De entre los 133 trabajos presentados se seleccionó uno asturiano. ¿Goza de buena salud el arte en el Principado? 32 dovela número catorce

febrero de 2008. La austriaca Karin Ohlenschläger y el español Luis Rubio son los responsables de esta exposición sobre arte digital, que viajará también a Austria y Alemania. Para seguir la LABoral: www.laboralcentrodearte.org

¿Y cómo se recupera ese tiempo perdido?

Todo cambió a través de la creación de centros de arte y museos. arco ha hecho mucho, pero sobre todo el periodo de democracia. Nació en 1982 y a mediados de los años ochenta se crea el Centro de Arte Reina Sofía. A partir de ese momento surgen muchísimos centros de arte y museos, y además se recoge en la Constitución el


rosina gómez-baeza entrevista

LABoral va a ser muy importante para la imagen no solamente de Asturias, sino también de España» acceso a la cultura, que es un derecho del ciudadano y una obligación de los poderes públicos. Es decir, estos últimos tienen que aprehender esas necesidades, permitiendo el crecimiento de la autonomía, de la objetividad a la hora de planificar los programas culturales de las ciudades y las comunidades. Éstas son ahora muy importantes en la configuración de espacios para el arte. La eclosión de centros se debe en parte al desarrollo de las autonomías. ¿Qué relación tiene o pretende tener LABoral con otros países?

Tenemos toda, a través de las exposiciones. Eso me decía desde Flash Art, [una importante revista de arte]: que las exposiciones eran maravillosas y de una gran calidad, pero preguntaban porqué se habían escogido comisarios extranjeros. Pues simplemente para explicitar nuestro deseo de trabajar internacionalmente. Hemos trabajado con Christiane Paul, del Museo Whitney de Nueva York; con Jemima Rellie, del Tate de Londres; con el Museum of The Moving Image de Nueva York; con Ars Electronica; con V2... También vamos a trabajar con Zaq y con distintos centros. En la era digital no se puede no trabajar internacionalmente. El entorno en el que se sitúa la LABoral es impresionante. ¿Cómo influye eso en el trabajo? Existen unas salas de exposición de las que pocos pueden presumir…

Absolutamente. Tiene sus dificultades para exponer obra porque hay que trabajar el espacio de una manera muy determinada, pero al mismo tiempo dando rienda suelta a las propuestas tanto de los artistas como de los diseñadores. Es una gran oportunidad también para la arquitectura efímera, y ese diálogo entre el espacio y la arquitectura, mediando el artista, va a ser muy enriquecedor para nosotros. ¿Qué relación piensa establecer la LABoral con los arquitectos y arquitectos técnicos?

Nosotros, de hecho, ya estamos trabajando con arquitectos. La primera exposición se ha hecho con Thomas Leeser. Durante la Semana Negra tuvimos la intervención del grupo fam [Fascinante Aroma a Manzana], un grupo de arquitectos, entre los que se encuentra un asturiano, encargado de realizar el monumento a las víctimas del 11-M que hay en Atocha. Yo los conocí en arco, donde fueron los terceros de un concurso. Usted fue durante veinte años la directora de arco, la feria de arte contemporáneo más importante de nuestro país. ¿Cómo ha sido el cambio de volver a su región natal y a empezar un proyecto desde cero?

De vuelta a Asturias Rosina Gómez-Baeza es asturiana, aunque muy joven dejó el Principado para estudiar en el Reino Unido. Allí se licenció en Literatura y Filología Inglesa por la Universidad de Cambridge. Estudió Pedagogía en la Escuela Politécnica de Londres e Historia y Civilización Francesa en la Universidad Católica de París. Tras ejercer como profesora y traductora, Gómez-Baeza comenzó a trabajar en la organización de congresos y exposiciones. En 1979 llegó a IFEMA, donde dirigió y creó numerosas ferias, llegando a

ser directora comercial ejecutiva y de desarrollo de dicha institución madrileña. En 1986 es nombrada directora de arco, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo más importante de nuestro país, situándola en primera línea y convirtiéndola en todo un fenómeno social. Rosina Gómez-Baeza participa también en cursos, conferencias y debates en torno al mundo del arte. Mentora del proyecto del Centro de Arte y Creación Industrial, fue elegida para dirigir LABoral. Así, se enfrenta a un nuevo reto con la ilusión del primer día.

Hasta ahora ha sido estupendo, con las dificultades que se imaginará, que tampoco hay que minimizarlas. Pero por otra parte, estamos muy satisfechos hasta la fecha de los resultados obtenidos. La gestión cultural es similar en ciertas cosas: hablamos de arte y de artistas. Aquí tengo un contacto más cercano con el artista, con las galerías; muchísima más implicación en la producción de las exposiciones. El trabajo en el ámbito de la formación es más estable, porque aquí existe la posibilidad, por ejemplo, de crear talleres, algo que en arco no correspondía. arco fue algo muy importante como punto de encuentro. Es algo que quiero aportar aquí también, esa necesaria dinamización de la escena artística. Otra diferencia es que en arco tenía menos problemas económicos. El equipo estaba ya rodado, y aquí hemos tenido que ir a concurso… Pienso que el reto de crear esto aquí es que sea un centro que funcione y que contribuya a la creación de una escena artística, innovadora, actual, puntera. Todo esto va a ser muy importante para la imagen no solamente de Asturias, sino de España. O número catorce dovela 33


reportaje

Centros termales

© JUAN MENÉNDEZ

Construyendo salud

¿Cómo conjugar salud y tiempo de ocio? Una posible respuesta la tienen los balnearios, spas y centros de talasoterapia, opciones cada vez más de moda entre quienes practican el culto al cuerpo y el bienestar personal. Una concepción muy peculiar que incide a la hora de construir los edificios que albergarán estos centros termales. Dovela se acerca a dos grandes proyectos que se están desarrollando actualmente en Asturias: Talasoponiente y Las Caldas Villa Termal.  Paula Fernández 1 Juan Menéndez / Elena lobo 34 dovela número catorce


Concepciones radicalmente opuestas

© JUAN MENÉNDEZ

das sigue siendo un pequeño núcleo que apenas supera el centenar de habitantes y con un privilegiado entorno. El motivo para esta ubicación es evidente: el manantial de aguas minero-medicinales, emanadas a través de la roca caliza de una gruta natural. Sus propiedades terapéuticas, conocidas desde hace siglos, llevaron a la creación del balneario que hoy está siendo restaurado y que es el eje del gran complejo. Tras la rehabilitación, la Casa de Baños, que data del siglo xviii, albergará los servicios balneoterápicos con 25 cabinas de tratamientos individualizados, entre otras instalaciones. En el patio interior del edificio, los vasos de las diferentes piscinas se alojan bajo un cerramiento de madera y cristal. Además, Las Caldas ofrecerá a los usuarios un club termal con cinco piscinas, saunas, termas y zonas de relax; así como una exclusiva zona hidrosensorial. A través de un gran vestíbulo acristalado l

© JUAN MENÉNDEZ

Q En el antiguo casino de Las Caldas, un edificio del siglo xix y obra del arquitecto Juan Miguel de la Guardia, se emplazará la zona de restauración. P El jefe de obra Juan Manzano, en la entrada del manantial de Las Caldas. S Un entramado de madera y cristal cubrirá la piscina climatizada. U La actual pasarela es una reproducción exacta de la original; incluso se han recuperado algunos de los detalles ornamentales.

© JUAN MENÉNDEZ

pero con una misma filosofía: proporcionar al usuario mayor calidad de vida a través de los beneficios del agua. Éste es el elemento fundamental tanto en Las Caldas Villa Termal como en Talasoponiente. Hasta aquí los parecidos, y comienzan las diferencias entre estas dos grandes obras que se están ejecutando en Asturias: la primera se trata de la rehabilitación de un antiguo balneario, adaptándolo a las necesidades turísticas actuales; mientras que en la segunda obra se está construyendo, desde cero, un moderno e innovador centro de talasoterapia. En una finca de más de 80.000 metros cuadrados se ubicará la futura Villa Termal, un enorme complejo situado a tan solo ocho kilómetros de Oviedo, en una zona eminentemente rural. Y es que, a pesar de su cercanía a la capital asturiana, Las Cal-

número catorce dovela 35


REPORTAJE CONSTRUYENDO SALUD

© JUAN MENÉNDEZ

© JUAN MENÉNDEZ

Q La Casa de Baños está siendo rehabilitada para acoger parte de los servicios del balneario. S El balneario se someterá a una minuciosa reconstrucción para adaptarlo a las necesidades actuales.

36 dovela número catorce

k que deja a la vista la roca del exterior se accede al hotel, una construcción totalmente nueva anexa al balneario. El establecimiento dispondrá de 170 habitaciones —de las cuales 25 son suites— con cafetería en la primera planta y recepción en la planta baja. Justo en frente, al otro lado de la carretera que atraviesa el pueblo de Las Caldas, se levanta el antiguo casino que también está siendo rehabilitado. Una pasarela peatonal acristalada —reproducción exacta de la original— comunica ambos espacios. El antiguo casino albergará la zona de restauración: dos restaurantes —uno a la carta y otro dietético—, diversos comedores y salones para congresos con tabiques móviles que permitirán mayor dinamismo y adaptación a las necesidades de los huéspedes. Desde aquí se puede


© JUAN MENÉNDEZ

Las Caldas, un edificio con historia Los beneficios de las aguas de Las Caldas son conocidos desde hace siglos. Ya en el xvii Luis Alfonso de Carvallo hacía referencia a la eficacia de los baños para tratar numerosas enfermedades. En la época de la Ilustración, el balneario se convierte en una de las instituciones sociales y sanitarias más importantes de Asturias gracias a la construcción de la Casa de Baños, cuyas obras fueron dirigidas por el arquitecto Manuel Reguera siguiendo un proyecto de Ventura Rodríguez. Este edificio estaba destinado a las clases más desfavorecidas, al igual que otros que se levantaron posteriormente, como el hospital para pobres y militares, o diversas fondas y pensiones. En el siglo xix, el empresario José González Alegre convierte Las Caldas en un complejo de ocio y salud destinado a otro tipo de clientela: la burguesía. Con este fin se construyen frente a los baños un hotel y un casino —obras de los arquitectos Javier Aguirre y Juan Miguel de la Guardia, respectivamente—, dando lugar a un conjunto monumental que ha llegado casi intacto hasta nuestros días.

Tenemos que mantener los aspectos formales y patrimoniales de un conjunto arquitectónico de gran valor y, al mismo tiempo, adaptarlo a las nuevas necesidades y convertirlo en un edificio moderno con todas las comodidades» (Juan Manzano)

R El salón de los espejos es una espectacular estancia que también está siendo restaurada.

acceder al extenso jardín romántico, que también será objeto de recuperación. Un lugar a destacar en este edificio es el impresionante salón de los espejos, una enorme habitación que aun conserva las pinturas murales, molduras y lámparas.

Las dificultades de la obra

Juan Manzano lleva trabajando 18 años para la constructora Ceyd, y desde hace más de dos es el jefe de obra en el balneario de Las Caldas. Aunque había participado en otros proyectos de reforma y rehabilitación integral de edificios, en su opinión, esta «es una obra de especial complejidad» y requiere una dedicación total. Una de las principales dificultades a las que se enfrenta Manzano en esta obra es la de conjugar un edificio que ya existe con los cambios y novedades que hay que introducir. «Tenemos que mantener los aspectos formales y patrimoniales de un conjunto arquitectónico de gran valor y, al mismo tiempo, adaptarlo a las nuevas necesidades y convertirlo en un edificio moderno con todas las comodidades», explica. Además, el jefe de obra apunta otra complicación derivada de la singularidad del proyecto: el mantenimiento de las número catorce dovela 37


REPORTAJE CONSTRUYENDO SALUD

Comenzar desde cero

Si Las Caldas se localiza en un entorno rural, Talasoponiente se levanta en pleno centro urbano de Gijón. Ésta es otra de las diferencias. Ubicado entre la playa de Poniente y el puerto deportivo, se trata de un edificio de planta completamente nueva y que tendrá capacidad para unos 1.700 usuarios. El proyecto, diseñado por Naos Arquitectura de A Coruña, propone un edificio con forma de proa curva orientada hacia el mar, pared acristalada hacia la playa, y un espacio abrigado y soleado hacia el sur. Los materiales que lo componen juegan un 38 dovela número catorce

R Esta maqueta virtual muestra cómo será la disposición final de Talasoponiente. P Obras en una de las piscinas de la zona lúdica.

papel muy importante en la configuración visual de Talasoponiente: grandes piezas de pizarra verde, mármol blanco y vidrio. En total este centro ocupa 10.000 metros cuadrados de superficie construida, estructurados en cuatro niveles que se corresponden también a una división funcional. En la planta baja se encuentra la zona lúdica, un amplio espacio de más de 1.200 metros cuadrados dedicado a los juegos acuáticos: piscinas, tobogán, zona para bebés… También se hallan aquí parte de los servicios del centro de talasoterapia como las piscinas activa y de relajación, o el jacuzzi. La parte de tratamientos de estética y belleza, así como la clínica de fisioterapia, están ubicadas en el semisótano, al lado de las instalaciones y maquinaria que hará posible el funcionamiento de Talasopo- l

© ELENA LOBO

aguas minerales, bicarbonatadas cálcicas con una mineralización débil e hipotónicas, emanadas a una temperatura de 40 °C. «Esto implica que cualquier actuación que llevemos a cabo en las zonas próximas al manantial, especialmente cimentaciones, debe hacerse con sumo cuidado para no alterar las cualidades de las aguas».


© ELENA LOBO

© ELENA LOBO

REPORTAJE CONSTRUYENDO SALUD

© ELENA LOBO

RR Los arquitectos Juan Barthelemy y Begoña Viejo, en la terraza de la planta superior. R La zona lúdica, en la planta baja, está dedicada a los juegos acuáticos. Q En el semisótano se hallan las instalaciones y la maquinaria necesaria para el funcionamiento del centro.

número catorce dovela 39


© ELENA LOBO

REPORTAJE CONSTRUYENDO SALUD

k niente. En la primera planta, además de un complejo deportivo y de mantenimiento con vistas al espacio de piscinas lúdicas y a la playa, se encuentran más servicios del centro de talasoterapia: la zona de saunas de calor y baños húmedos (finlandesa y nudista, romana y japonesa) y la zona de cromoterapia y músicoterapia. La planta superior albergará un restaurante panorámico con acceso independiente. En el

40 dovela número catorce

R Las fachadas de Talasoponiente están casi totalmente cubiertas de pizarra verde.

exterior del inmueble, una terraza rodea gran parte del edificio y dispone de una lámina de agua conectada con el interior, solarium y acceso directo a la playa de Poniente.

Trabajando a contrarreloj

Desde el pasado mes de agosto Begoña Viejo se encarga de la Dirección Facultativa de esta compleja obra. También forman parte de su equipo Pelayo Díaz (Arquitecto Técnico), Paula Aller (Arquitecto Técnico en colaboración) y José Manuel Alonso (Ing. Tec. en Topografía y Técnico Superior Máster en Prevención de Riesgos Laborales). Esta joven arquitecta gijonesa reconoce la dificultad de asumir una obra que está en ejecución. «Hay mucho hecho que hay que revisar, y también mucho que queda por hacer». Además, aquí se trabaja contrarreloj: «Es fácil tirar hacia delante, pero para adoptar determinadas decisiones hay que tomarse su tiempo y valorar todos los factores, no perdiendo nunca de vista la calidad final buscada». Aunque es casi una recién llegada, Begoña Viejo se conoce la obra a la perfección. No en vano, implementa al máximo la alta capacidad operativa de su equipo y la propia para que todo marche. «Un proyecto de estas dimensiones, con muchos sectores implicados, exige mucha coordinación y una colaboración permanente con el jefe de obra», asegura. Juan Barthelemy es el técnico que conduce la jefatura de obra de la empresa constructora Contratas Iglesias —una de las l


REPORTAJE CONSTRUYENDO SALUD

El sistema de cimentación en Talasoponiente Los 4.000 metros cuadrados que aproximadamente ocupa el centro de Talasoponiente fueron sometidos a un peculiar sistema de cimentación: el micropilotaje. En este caso la técnica consistió en introducir barras de acero —aproximadamente 700 micropilotes— hasta tocar con el fondo rocoso más sólido, para llegar luego a una profundidad de seis o siete metros. El sistema ha supuesto cambios en el proyecto original, que sólo contemplaba la creación de un dique mediante una gran losa. Gracias al

refuerzo del micropilotaje, el edificio podrá soportar el flujo y reflujo de unas 25.000 mareas —es decir, dos cada día— durante los 30 años de concesión como mínimo. Además, la peculiar ubicación de Talasoponiente —casi totalmente rodeado de mar— también influyó en el desarrollo de labores como la de hormigonar, para las cuales, las tablas de mareas se convertían en motivo de consulta permanente.

Un proyecto de estas dimensiones, con muchos sectores implicados, exige mucha coordinación y una colaboración permanente con el jefe de obra» (Begoña Viejo)

R Imágenes aéreas del estado de las obras en junio y septiembre de 2006. k compañías que forman la ute Talasoponiente—. Lleva trabajando aquí desde que comenzaron las obras en julio de 2005. Para este arquitecto argentino la mayor complejidad del proyecto reside en hacer compatible una oferta tan variada dentro de un mismo espacio. Además, «la incorporación de la talasoterapia lo hace aún más novedoso porque no todos los centros termales tienen la posibilidad de incluir el agua de mar en sus servicios, acompañada del marco que representan la ciudad de Gijón y el mar Cantábrico», explica Barthelemy. O

número catorce dovela 41


ASESORÍA

Sociedades profesionales

Efecto sobre impuestos pagados por el ejercicio profesional consideraciones sobre las sociedades y su efecto en los impuestos pagados por la actividad profesional desarrollada La nueva regulación sobre sociedades profesionales de la Ley 2/2007 plantea una serie de cuestiones tributarias que deben tenerse presentes. Si bien es cierto que esta norma fundamentalmente pretende otro tipo de objetivos no tributarios, no es menos cierto que la normativa suscita una serie de reflexiones acerca de su efecto sobre los impuestos pagados finalmente por el ejercicio profesional. Las situaciones que pueden darse, como muchas veces ocurre con el sistema impositivo, son variadas y con frecuencia lo que es bueno para uno, no es recomendable para todos, por lo que procede estudiar cada situación antes de tomar determinadas decisiones en este sentido.  Alberto Martín Baragaña (Astureco PFS Asesores, S. L.) El ámbito de aplicación de la Ley de sociedades profesionales

El primer aspecto a destacar es que desde el punto de vista tributario la normativa tributaria societaria es aplicable tanto a las sociedades profesionales como a las mercantiles en general. De esta forma, la terminología utilizada no debe confundirnos y llevarnos a suponer que estamos ante unas sociedades con un tratamiento fiscal diferente y mucho menos pensar en algún

42 dovela número catorce

tipo de similitud con las de profesionales a las que hace unos años se les aplicaba el régimen de transparencia fiscal. La imposición societaria se aplica por igual y con mismos tipos impositivos. La nueva regulación trata fundamentalmente de evitar que mediante la interposición de sociedades mercantiles se debilite el nexo de responsabilidad del profesional, de ahí la expresa declaración de responsabilidad solidaria de los profesionales y la

exigencia de un alto grado de participación de éstos en la sociedad, así como la limitación del objeto social. No cabe, según la nueva normativa aplicable, mezclar actividades que por la propia naturaleza de las empresas pudieran en principio coexistir. Este hecho limita las ventajas que suponen en muchos casos las sociedades, para mantener en las mismas fondos que financien nuevas actividades. El profesional que presta sus servicios a través de una sociedad profesional participa en ella para ese objetivo y no puede con ello mantener fondos en la misma para otras cuestiones, como la promoción o intermediación inmobiliaria, para las que, en su caso, podría constituir otras sociedades, al igual que cualquier otro individuo no profesional. Cuestión distinta son las sociedades de medios, es decir y dicho de forma simple, aquellas sociedades de apoyo que facilitan medios materiales a profesionales u otras empresas, pero que no facturan servicios profesionales a los que es de aplicación la Ley 2/2007 de Sociedades Profesionales. En efecto, una delimitación negativa de las mismas nos lleva a situar fuera del ámbito de la Ley 2/2007 a las sociedades de medios para compartir costes y a las sociedades de intermediación.


Los impuestos resultantes son diferentes según las circunstancias del profesional

El profesional ejerciente como persona física tributa el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) según la escala de gravamen del impuesto, que es de carácter progresivo y tiene, por ello, cuatro tramos que van desde el 24% al 43%. Sin embargo, en el caso de realizar la actividad profesional a través de una sociedad, el beneficio tributaría por el Impuesto de Sociedades por los primeros 120.000 euros aproximadamente al tipo fijo del 25%, y por el resto al tipo fijo del 30%. En principio, parece existir un claro ahorro impositivo derivado de la facturación de los trabajos a través de una sociedad, sin embargo, esa menor tributación se complementa posteriormente con la tributación por IRPF si se distribuye el beneficio. En ese caso cada socio tendría que pagar un gravamen adicional al impuesto societario por el IRPF al tipo fijo del 18% sobre los dividendos que éste reciba. Observando el efecto conjunto de ambos impuestos vemos como la suma de 25% más 18% nos lleva a una tributación no inferior al 43%, que es coincidente con el tipo marginal aplicable a un profesional individual. Así, un profesional que tributara a tipo marginal de IRPF (43%) no tendría un perjuicio en su tributación al constituir una sociedad profesional e incluso podría beneficiarse de algunas ventajas de tal decisión. La primera de ellas surge como consecuencia de la posibilidad de incorporar a la sociedad socios no profesionales, si bien es cierto que todos estos socios tributarán en su imposición total (societaria más personal) a tipo fijo (suma que hemos indicado antes del 25% más el 18%), por lo que no cabe aprovecharse de socios con menores tipos marginales. Otra ventaja está en la posibilidad de tener dentro de la sociedad determinados activos y mantener en la misma un pequeño ahorro resultante

La nueva normativa evita que mediante la interposición de sociedades mercantiles se debilite el nexo de responsabilidad profesional de la actividad (con lo que la imposición se mantendría al menos temporalmente en un 25%).

Conclusiones

La normativa comentada plantea la necesidad de adecuar las sociedades existentes, pero exige además una reflexión sobre la forma de conseguir la tributación más favorable dentro de las permitidas por la legislación tributaria. En muchos casos, además, la exclusividad del

objeto social de las sociedades profesionales nos llevará a tener que separar actividades que hasta ahora podían ser realizadas a través de una sociedad mercantil con un objeto social mucho más amplio Por último, debemos destacar las particularidades exigidas a las sociedades profesionales en la transmisión de participaciones, siendo este otro elemento a valorar y estudiar en la búsqueda de la solución más favorable. O

número catorce dovela 43


Ángulo fotográfico Entrega de insignias

Encuentro de jóvenes y veteranos Una vez más el Hotel Reconquista fue el escenario donde tuvo lugar una emotiva ceremonia en la que se homenajeó a los colegiados que celebraban sus bodas de plata y oro, y se dio la bienvenida a los de reciente entrada. Con motivo del 75 aniversario se distinguió además a todos aquellos que han tenido un peso importante en la historia de la institución, incluyendo a la Comisión encargada de los actos de dicho aniversario. El coro del Colegio Bloque al Canto hizo su presentación pública con un pequeño concierto que entusiasmó a los presentes.  Estefanía Díaz Viteri 1 Juan Menéndez El presidente, Pedro Jiménez, fue el encargado de abrir el acto dando la bienvenida a los nuevos colegiados, a quienes dijo que llegaban a su «segunda casa», ya que el Colegio «no está solamente para visar, sino que hay que involucrarse, vivirlo y en él podéis encontrar un gran apoyo». «La puerta de mi despacho y la de todos los miembros de la junta de gobierno está siempre abierta», afirmó. Jiménez se dirigió a la nueva generación de aparejadores recordándoles que han elegido una «profesión muy cambiante, que conlleva un gran responsabilidad». El presidente recordó que se vive una etapa «de preocupación fruto de un momento dulce de la construcción», lo que ha llevado a que se tomen «con ligereza ciertos casos». «Se están firmando contratos con grandes empresas, que cuentan con un seguro que cubre todo. Es un contrato de obra viva, es decir, tiene vigor mientras dure la obra, pero no es válido para nuestra responsabilidad civil», explicó. Ante esta posibilidad Pedro Jiménez recordó que «el Colegio tiene un gran servicio de juristas» donde se pueden estudiar 44 dovela número catorce

R Pedro Jiménez, Arsenio Castro, Pepe Monteserín y Rafael Riera durante el inicio del acto.

los contratos y no quiso dejar de hacer una advertencia: «Hasta hace muy poco tiempo nuestras responsabilidades se resolvían normalmente por vía civil, pero últimamente se nos está demonizando. Ahora desgraciadamente hay casos en el que se nos está demandando por vía penal».

El presidente quiso felicitar a los colegiados que celebraban 25 y 50 años en la profesión. Se dirigió a los más veteranos, «los creadores de este Colegio», quienes han sido y siguen siéndolo «espejo y figura a imitar». «Con vuestra dedicación al Colegio, vuestro paso por directivas anteriores y vuestro trabajo, hemos llegado a esta realidad, que creo que es magnífica. Os lo debemos a vosotros, a los que habéis sembrado para que otros l pág. 46 recojan», dijo Jiménez.


colegiados/as de reciente incorporación: • Raquel Álvarez Nozal • Maite Busto Valdés • José Ángel Flórez González • Rafael Ligorit Palmero • Manuel Emilio Sierra García • Manuel Ángel Sánchez Ocampos • Óscar Miguel Ayarza Arribas • Manuel Pereiras Méndez • Rubén Cueto Ferrao • Jorge Lorenzo Fernández • Sergio Sánchez Gómez • Sergio Campillo Fernández • José Miguel González Álvarez • Paula Egüen García • José Luis Fernández Yánez • José Luis Neira Fernández • Daniel Méndez Fernández • Natalia López Rodríguez • Lucía Amor Martínez • Iñaki Pérez González • Antonio José Martínez Salvador • Iria-Anxela Carreira González • Rubén Gómez Pombo • María Emma Fernández García • Hugo Suárez Conde • Viviana González Pérez

RR Los nuevos aparejadores, en el Hotel Reconquista. R Luis Mori, Rafael Alonso y Leopoldo Mosquera (de izquierda a derecha) fueron homenajeados por su medio siglo en la profesión.

colegiados con 50 años de profesión: • Luis Mori García • Rafael Alonso González • Leopoldo Mosquera Froix

número catorce dovela 45


ÁNGULO FOTOGRÁFICO ENTREGA DE INSIGNIAS

Clausura de actos del 75 Aniversario. Homenaje a los colegiados: • Gerónimo Lozano Apolo • Manuel Fernández Neyra • Luis Mori García • Rafael Alonso González • Leopoldo Mosquera Froix • Iván González Álvarez • Luis Miguel Cano Díaz • Florentino Sión Fernández • Pepe Monteserín Corrales

colegiados con 25 años de profesión: • Joaquín Rodríguez Escribano • Luis Julián del Pozo Fernández • Marcelino Corte Buelga • José Manuel Díaz Patón • Rafael Emiliano Velasco Sáinz • Juan José Argüelles García • Valeriano Rodríguez Vega • Mario Sánchez Menéndez • Ana María Gutiérrez Palacio • Emilio Fernández Carcedo • Manuel Roza Pantiga • Gonzalo Mier Suárez • Juan José Heredia Álvarez • Manuel Fernández Fernández • Gerardo García Menéndez • José Ramón Obaya Cueva • José Manuel Pérez Vecino

pág. 44 k Los primeros en recibir su in-

signia fueron los colegiados de reciente incorporación. A los que cumplían 25 años en la profesión les esperaba un diploma y la insignia de oro del Colegio.

46 dovela número catorce

RR Los aparejadores que cumplían sus bodas de plata en el Colegio. R Gerónimo Lozano fue distinguido por su trayectoria profesional, en la que destaca su labor didáctica. P El trabajo desarrollado en el Colegio por Manuel Fernández Neyra fue reconocido en este homenaje.

Para alguno había varios motivos de alegría, como para Julián del Pozo, que celebraba además las bodas de plata en su matrimonio y la suerte de haber recibido un jugoso premio en la lotería.


Esculturas para 75 años

RR El coro del Colegio Bloque al Canto hizo su presentación pública. R Los miembros de la Comisión del 75 aniversario fueron también distinguidos por su labor. De izquierda a derecha: Pepe Monteserín, Florentino Sión, Iván González y Luis Miguel Cano.

Los homenajeados por sus 50 años como colegiados, Luis Mori, Rafael Alonso y Leopoldo Mosquera, recibieron placas conmemorativas. Además, durante la ceremonia fueron distinguidos

Eugenio López fue el artista elegido para realizar una escultura conmemorativa del 75 aniversario del Colegio. En la imagen se pueden ver varias piezas durante el proceso final de su elaboración. Los aparejadores que cumplían 50 años de profesión y los homenajeados por su trayectoria y trabajo, se llevaron a casa esta obra llamada Esférica.

varios aparejadores por su trayectoria profesional, así como los miembros de la comisión encargada de coordinar los actos celebrados con motivo del 75 aniversario de la institución. Entre los primeros se encontraban Gerónimo Lozano y Manuel Fernández Neyra, además de los tres colegiados distinguidos con la insignia de los 50 años.

El acto finalizó con la presentación pública del coro del Colegio, Bloque al Canto, que fue introducido por el vocal de Cultura, Pepe Monteserín. La agrupación, dirigida por Óscar Allen y con la dirección musical de Guillermo Martínez, sorprendió a los presentes con un variado repertorio y el acompañamiento de un cuarteto de cuerda. Un broche de oro para una emotiva ceremonia. O número catorce dovela 47


Ángulo fotográfico Una odisea con final feliz

El grupo de excursionistas posa en la Cartuja de Miraflores, uno de los reclamos históricos más emblemáticos de Burgos. La capilla y la iglesia datan del siglo xv.

Burgos, periplo con encanto El Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos continúa organizando viajes de ocio para los colegiados y sus familiares y allegados. El pasado mes de mayo tocó Burgos. El grupo de excursionistas vivió un viaje con sabor a cultura. No faltó ni el patrimonio ni la gastronomía, ni tampoco los sustos.  Ana María Serrano 1 Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado Asturias

El último viaje organizado por el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Asturias resultó ser «una odisea», pero con final feliz. El destino elegido fue Burgos y para llegar a esta ciudad hubo que superar un pequeño percance que amenazó incluso con la suspensión del periplo. Todo se quedó en un susto. La fecha de salida estaba prevista para una de las jornadas de huelga del transporte 48 dovela número catorce

público en Asturias. La ausencia del servicio, al que previamente había recurrido el Colegio para organizar el viaje, fue sólo una parte protagonista de la actividad, pero por lo anecdótico. La organización solucionó el contratiempo con prisas y las menores incidencias para los participantes. El viernes el grupo llegó a su destino, tal y como estaba previsto. Y es que el Colegio

había decidido mantener el día de salida pese al contratiempo. Primero se pensó en alquilar dos monovolúmenes que pudieran hacer el trayecto; pero la excesiva demanda de este servicio hizo que la idea no se tornara en solución. El tren se presentó como segunda alternativa, aunque la falta de combinaciones hizo que se rechazara también esta solución.


ÁNGULO FOTOGRÁFICO

Los colegiados y sus acompañantes tuvieron la oportunidad de conocer el Monasterio de La Cartuja de Miraflores, su historia y también sus encantos arquitectónicos Tres taxis a León

«Al final tuvimos que coger tres taxis a León y después emprender ruta a Burgos ya en autobús», reseña Urbano Pastrana, técnico de Control de Visados del Colegio. Pese a todo, el viaje no se hizo ni pesado ni largo. Más bien al contrario. Al principio hubo nervios, pero la aventura acabó con sonrisas, felicidad y sensación de descanso. En cuanto llegaron a Burgos, todos se olvidaron de los incidentes que habían surgido al inicio del periplo. El programa de visitas organizado por el Colegio era muy interesante y se pudo cumplir a la perfección y, por cierto, con buena meteorología como acompañante.

Sorpresa grata

El sábado por la mañana realizaron una visita al Monasterio de San Juan de Ortega, que sorprendió gratamente a los excursionistas. Las atenciones y la amabilidad del párroco y el interés de los colegiados por sus explicaciones hicieron la visita más amena de lo que se intuía al principio. Para la hora del almuerzo había planes previstos. Estando en la ciudad burgalesa,

El grupo de participantes disfrutó de la gastronomía burgalesa y degustó la típica olla podrida

R En los yacimientos de la Trinchera del Ferrocarril, otra de las visitas programadas por el Colegio. Q El técnico de Control de Visados, Urbano Pastrana, entrega al párroco del Monasterio de San Juan de Ortega la placa del 75 aniversario del Colegio en recuerdo de la visita.

era obligado comer el plato típico, la llamada olla podrida, un cocido de renombre en el mundo de la gastronomía nacional, y así lo hicieron todos los componentes del grupo. Por la tarde, tampoco había tiempo que perder. El Monasterio de La Cartuja de Miraflores, que data del siglo xv, fue la siguiente visita. Los colegiados y sus acompañantes tuvieron la oportunidad de conocer su historia y también sus encantos arquitectónicos. La catedral de Burgos tampoco faltó en el programa. El edificio de la nueva Escuela de Arquitectura Técnica, compartido con Ingeniería de Minas, fue otro de los lugares de visita que se habían previsto y que no decepcionaron al grupo de excursionistas. Todos disfrutaron de la visita y esperan, de hecho, repetir. «Si es que empezó a llover cuando nos fuimos», revela Urbano Pastrana entre risas en un intento de transmitir lo agradable que fue la estancia en Burgos. El viaje también sirvió para entregar la placa conmemorativa del XXV aniversario del Colegio al Monasterio de San Juan de Ortega, en recuerdo de la visita. O número catorce dovela 49


Ángulo fotográfico Campeonato de golf t Junta General

El Colegio celebra su V Torneo en La Barganiza clasificación en la barganiza 1ª Categoría Ovidio Moro Rodríguez

37 puntos

José Manuel Rodríguez Ramos

35 puntos

Anselmo Arregui Alonso

35 puntos

José Antonio García Prendes

34 puntos

José Manuel Sánchez Álvarez-Pedrosa

34 puntos

© ALFONSO SUÁREZ

2ª Categoría

Los primeros cinco clasificados de cada categoría formaron el equipo que viajó al campo de golf de Lerma para representar al coaatpa en el III Campeonato triangular contra las selecciones de Cantabria y Burgos, celebrado el pasado 6 de julio. En esta ocasión, Asturias no pudo revalidar sus dos victorias anteriores frente a Cantabria, “un merecido vencedor que, además, ocupó los tres primeros puestos individuales”, aseguró el contador del Colegio y participante, Manuel Argüelles. Este año el organizador fue el Colegio de Burgos y su secretario, Luis Galán, era el responsable principal. Los jugadores y acompañantes se alojaron en el parador de Lerma, y para estos últimos se dispuso un recorrido turístico por la zona de la Ribera (Covarrubias, desfiladero de Yecla y Santo P Algunos de los participantes en el Trofeo de Golf en Asturias. 50 dovela número catorce

© ALFONSO SUÁREZ

El club de golf La Barganiza acogió el pasado 10 de mayo el Trofeo de Golf del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias, que este año alcanzó su quinta edición. Al finalizar el torneo, los participantes asistieron a una merienda-cena en el restaurante del club.

José Luis Álvarez Martínez

42 puntos

Juan Carlos Vizoso Gómez

34 puntos

Manuel Argüelles Fernández

32 puntos

Jorge Luis Medina Rodríguez

31 puntos

José Antonio Rodríguez Alonso

31 puntos

resultados campeonato triangular 1º Colegio de Cantabria

309 puntos

2º Colegio de Asturias

283 puntos

3º Colegio de Burgos

281 puntos


ÁNGULO FOTOGRÁFICO

El Colegio, al día © ALFONSO SUÁREZ

El salón de actos de la sede del Colegio acogió el pasado 23 de abril la junta general ordinaria. El orden del día contenía cuatro puntos que fueron aprobados por unanimidad. En concreto, se dio lectura y se aprobó el acta de la anterior junta general; también se aceptó la memoria de la labor realizada en 2006 y el ejercicio colegial del pasado año. En el cuarto punto, se aprobó la propuesta de la junta de gobierno de devolución íntegra de las cantidades resultantes de la rectificación de ingresos por intervención profesional. Una vez finalizado este acto , tuvo lugar una junta general de carácter extraordinario en la que se abordaron las correcciones técnicas al articulado de los Estatutos Particulares del

Colegio requeridas por el Principado de Asturias, así como la creación de la Fundación Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Asturias. O

Domingo de Silos). En el mismo parador se celebró una cena y la entrega de premios, a la que asistieron los presidentes de Cantabria y Burgos. Manuel Argüelles quiso destacar que «representar al Colegio es uno de los premios de golf más importantes a nivel aficionado, pues incluye dos días con alojamiento, regalos, comidas, cenas…». El contador del coaatpa también recordó que estos eventos son posibles gracias al apoyo de las marcas patrocinadoras: Banco Herrero y Juan Roces Prefabricados de Hormigón, en el torneo de La Barganiza; y Cerámica Saloni, en el torneo celebrado en Lerma. O

© ALFONSO SUÁREZ

RR La entrega de premios tuvo lugar en el restaurante del club de golf La Barganiza. R El campo de golf de Lerma en Burgos acogió el III Campeonato triangular.

Asistentes a la Junta General. En la mesa, los miembros de la Junta de Gobierno; de izquierda a derecha, el secretario, Arsenio Castro, el presidente, Pedro Jiménez, el tesorero, Faustino Iglesias, y el contador, Manuel Argüelles. número catorce dovela 51


52 dovela nĂşmero catorce


PREMAAT

Nueva tarjeta

Más ventajas para los asegurados Los mutualistas de premaat recibirán en las próximas semanas en sus domicilios una nueva tarjeta acreditativa de su pertenencia a la mutualidad. Con ella podrán disfrutar de las ventajas exclusivas recogidas en la Guía de Prestaciones y Servicios y que anualmente se negocian con distintas entidades de los más diversos ámbitos. La tarjeta está personalizada

con el nombre y apellidos del mutualista, así como con el número de socio que deberá facilitarse en algunas ocasiones, al solicitar los servicios concertados. Es personal e intransferible y aunque, en la mayoría de los casos, los familiares directos del mutualista podrán beneficiarse de los acuerdos alcanzados, debe ser el titular el que haga uso de ella. El carné se emite una sola vez por tiempo indefinido y no cuenta con una fecha de caducidad, por lo que debe conservarse como una credencial de su pertenencia a premaat. Este año se han mantenido los conciertos en el Área de Salud, tanto con la Seguridad Social, como con Sanitas, h. n. a. Salud y fiatc Seguros. También seguirán vigentes los convenios con Avis, Grupo sch, Open Center, Conjunto Residencial Dr. Pérez Mateos y grupo Sol Meliá. Pero además, hay interesantes novedades entre las que destaca el acuerdo de colaboración alcanzado entre premaat y el grupo Paradores de Turismo de España, mediante el cual se obtienen unas condiciones ventajosas para los mutualistas y sus familiares que deseen alojarse en cualquiera de estos establecimientos. Se han negociado una serie de tarifas distintas para cada uno de los 89 Paradores Nacionales que vienen a suponer un descuento medio del 15% sobre las tarifas oficiales con las que cuenta el grupo. El convenio alcanzado también recoge un descuento del 25% en cada cama supletoria y

R Con la tarjeta premaat se pueden obtener descuentos en cualquiera de los Paradores Nacionales como el de Cardona (Barcelona).

cuna gratis para niños de hasta dos años. La oferta es válida de domingo a viernes, ambos inclusive, durante todo 2007. Los beneficiarios del convenio deben identificarse como mutualistas o empleados de las Instituciones de la Arquitectura Técnica en el momento de realizar su reserva en la Central de Reservas de Paradores vía email (reservas@parador.es) o directamente en cada parador. Una vez en el establecimiento deberán mostrar el carné. La forma de pago se realizará en cada parador por el beneficiario. Otra de las novedades es el convenio firmado con Securitas Direct, la empresa líder en el sector de la seguridad privada y que

alcanza ya una cuota del 7% del mercado internacional de alarmas. La compañía, que garantiza además una amplia colaboración con las Fuerzas de Seguridad del Estado, ofrece a todos los mutualistas un descuento del 12,5% en toda su gama de productos. La oferta de ocio de la Guía de Servicios se ve completada con un acuerdo con Parques Reunidos que contempla un descuento en la entrada de sus instalaciones. También se ha negociado una tarjeta preferente para el madrileño Parque de Atracciones, que debe recortarse de la Guía de Prestaciones y Servicios. Esta tarjeta supone un descuento de cinco euros en la compra del calco de adulto, para el portador y dos acompañantes, que da derecho al disfrute de todas las atracciones; y del 10% en cualquier tienda del Parque (excepto fotografía). Además, con esta tarjeta preferente, el titular y dos acompañantes podrán disfrutar de un 15% de descuento en el billete de ida y vuelta en el Teleférico de Madrid. La tarjeta se podrá utilizar todas las veces que se desee durante 2007. O Buzón de los asegurados: premaat ofrece a los asegurados resolver sus dudas a través de la revista. Los colegiados deberán remitir sus consultas por escrito a: Rafael Riera Cadavieco, vocal de Mutua y Seguros. C/ Principado 8, principal dcha. 33007 Oviedo.

número catorce dovela 53


MUSAAT

Asamblea General Ordinaria

Aprobadas las cuentas anuales y la gestión del Consejo de Administración La Asamblea General Ordinaria de musaat, celebrada el pasado 23 de junio, aprobó las cuentas correspondientes al ejercicio 2006, la gestión del Consejo de Administración, el establecimiento de la financiación de la Fundación musaat y la ratificación de la misma. Por otro lado, Josep María Llesuy Parrimond fue elegido como nuevo vicepresidente de la Entidad, mientras que Pedro Ignacio Jiménez Fernández y Jesús Ezquerro Suberviola renovaron sus cargos como vocal de Asuntos Económicos y vocal nº 4, respectivamente. musaat goza de un perfecto estado de salud. Eso es lo que se desprende tras la celebración de la Asamblea General Ordinaria, celebrada el pasado 23 de junio en la sede social, donde se dieron a conocer, con su posterior aprobación, las cuentas anuales de la Mutua y la gestión del Consejo de Administración. Cabe destacar que la compañía cerró el ejercicio 2006 con cifras positivas, concretamente en algo más de 17,5 millones de euros, con lo que musaat conserva, según palabras de su presidente, José Arcos Masa, «la buena trayectoria como compañía de seguros, manteniendo con solvencia las garantías suscritas con sus asegurados». A pesar de que se percibe en el sector de la construcción una cierta ralentización en su proceso evolutivo, la Mutua tuvo un crecimiento en el volumen total de primas de un 23,84%, cifra más que significativa en comparación con los últimos años, situándose la recaudación por esta partida en casi 170 millones de euros (por los 137,27 millones del año pasado) obtenida «gracias al esfuerzo de todos los que componen la Mutua, que sin duda verán este buen resultado del año reinvertido en ventajas y beneficios para nuestros mutualistas», señaló Arcos Masa. Otro dato importante es el de las inversiones financieras, partida que alcanzaba a 31 de diciembre de 2006 un montante de 451,04 millones de euros, lo que supone un incremento del 14,57% sobre el cierre del ejercicio anterior. Una vez más, la favorable 54 dovela número catorce

Público de la Asamblea General Ordinaria.

fundación musaat Otro impulso para reducir la siniestralidad es la Fundación musaat, que nace con la necesidad de emprender, incentivar y promover iniciativas tales como la prevención de accidentes laborales o conseguir una mayor calidad en la edificación. Para ello, la Fundación investigará en campos como la innovación, la sostenibilidad, la mejora de la eficiencia energética y el fomento del respeto al medio ambiente en la edificación, concienciando a la sociedad del importante papel que desempeña la arquitectura técnica en estas áreas. En estrecha colaboración con las instituciones que representan a los Aparejadores y Arquitectos Técnicos (el Consejo General, los Consejos Territoriales, los Colegios Oficiales y premaat) la Fundación respaldará y financiará proyectos como cursos de formación, conferencias, acciones en pro de la investigación, que estén en consonancia con estos fines.


Indycce OCT

El Consejo de Administración de MUSAAT

Nuevo presidente y renovación de cargos Durante la Asamblea General Ordinaria se procedió a la elección de tres cargos de su Consejo de Administración: vicepresidente, vocal de Asuntos Económicos y Financieros y vocal nº 4. Para estas dos últimas vocalías no se habían presentado candidaturas, por lo que se proclamó a los actuales cargos: Pedro Ignacio Jiménez Fernández seguirá siendo vocal de Asuntos Económicos y Financieros y Jesús Ezquerro Suberviola continuará como vocal 4º del Consejo de Administración. Al cargo de vicepresidente de musaat se presentaron Josep María Llesuy Parrimond y Esteve Aymá i Pedrosa; y resultó elegido el primero de ellos con un 67% de los votos.

evolución de los mercados financieros ha supuesto una importante apreciación de la cartera de acciones con cotización oficial y de fondos de inversión. Pedro Ignacio Jiménez Fernández, vocal de Asuntos Económicos y Financieros, dio a conocer en profundidad las cuentas económicas. El Fondo Mutual, tras la aprobación en la anterior Asamblea de incrementarlo en 2,5 millones de euros con cargo a los resultados obtenidos, queda establecido en 20 millones de euros. Durante 2006, los Fondos Propios, que volvieron a dejar cifras significativas, se situaron en más de 53,4 millones de euros, lo que supone un 50,8% más con respecto al ejercicio anterior. En cuanto al Margen del Solvencia, «este año más que nunca mantenemos una posición claramente positiva», señaló Jiménez Fernández, «con un superávit que supera ya los 40 millones de euros, concretamente 44,56», lo que permite asegurar con las máximas garantías las responsabilidades suscritas con los mutualistas.

Seguro Decenal de Daños

El seguro Decenal de Daños a la Edificación, gran apuesta de la compañía para 2007, continuó durante 2006 al alza. No en vano, y según señaló José Arcos Masa, el número de pólizas contratadas ha superado ya las 15.000, así como la suma de las primas obtenidas, situándose en más de 13 millones de euros. El presidente de la Mutua destacó de este seguro «el alto ratio de consecuciones que obtiene allí donde las características del mismo son conocidas, a las que hay que sumar la ventaja de las nuevas tarifas para el 2007, que no suponen en modo alguno una merma de las condiciones habituales, ni tampoco del respaldo reasegurador». Arcos Masa insistió en que estas nuevas tarifas han sido avaladas por los resultados de un estudio actuarial e incidió en el hecho de que cuentan con el apoyo de las reaseguradoras en el objetivo que tiene musaat de lograr «una política de precios más justa».

El relanzamiento del seguro Decenal de Daños también ha supuesto que aumenten las buenas sensaciones en torno a Indycce oct para el próximo ejercicio 2007. Esta empresa perteneciente al Grupo musaat, que tiene en posesión el Certificado aenor, obtenido en 2004, cuenta con el apoyo de compañías reaseguradoras. Ya en la Asamblea del año pasado el presidente de musaat, y en definitiva todo el Consejo de Administración, tenían muy buenas expectativas de negocio puestas en esta compañía. Durante el ejercicio pasado, esta empresa de Auditoría de Riesgos en la Edificación (oct) ha afianzado su posición en un sector que tiene un perfil complicado, además de ser extremadamente competitivo. En cuanto a las otras empresas del Grupo, Serjuteca continúa en su labor de obtener la mejor de las defensas posibles para el colectivo, Gesmuser realiza inversiones materiales y gestiona todos los alquileres y ventas de los inmuebles de la Mutua y Sercover, por su parte, ofrece a los mutualistas aquellos seguros que la Entidad no opera. Todas ellas cerraron el ejercicio 2006 con cifras positivas.

Peritos de acción rápida

José Arcos Masa también se refirió a los peritos de acción rápida, iniciativa puesta en marcha hace dos años y que tiene como principal objetivo llevar a cabo una peritación inmediata del siniestro, que establezca un informe pericial exhaustivo con el que poder delimitar responsabilidades a la hora de conseguir la mejor de las defensas jurídicas. Gracias a la labor de estos profesionales y a las conclusiones obtenidas, musaat dispone de una base de datos cualificada que impulsa acciones de prevención entre el colectivo, lo que a buen seguro hará rebajar la siniestralidad, partida que se mantuvo durante 2006 en los mismos baremos que en el ejercicio pasado. O Buzón de los asegurados: musaat ofrece a los asegurados resolver sus dudas a través de la revista. Los colegiados deberán remitir sus consultas por escrito a: Rafael Riera Cadavieco, vocal de Mutua y Seguros. C/ Principado 8, principal dcha. 33007 Oviedo.

número catorce dovela 55


Piezas sueltas Arte y construcción

SACEJO (SCP) convoca un premio de escultura de 125.000 euros La empresa Sacejo Construcciones y Promociones ha convocado un premio de escultura con el objetivo de llamar la atención sobre la necesidad de dignificar el sector de la construcción. Pretende ser un reconocimiento a los trabajadores y profesionales de una rama de la actividad económica que en Asturias representa el 19,89% del Producto Interior Bruto (PIB) y da empleo, de forma directa e indirecta, a cerca de 60.000 personas, según la Confederación Asturiana de la Construcción. La escultura ganadora se reproducirá en un espacio privilegiado. El premio está dotado con 125.000 euros.  Ana María Serrano 1 Elena Lobo

El Premio Internacional de Escultura

Sacejo ya está en marcha. Ha nacido a lo grande, con gran acogida y con un objetivo y también un deseo: revertir parte de los beneficios empresariales de la compañía en la sociedad, por un lado; y rendir tributo de reconocimiento a los trabajadores y profesionales de un sector que desde esta empresa asturiana se cree «olvidado e injustamente valorado», por otro. El certamen tiene proyección internacional e intenta llamar la atención de artistas con renombre. Intenta, en definitiva, tener la mayor repercusión posible en la sociedad y ejercer de efecto llamada sobre el sector de la construcción. El premio único está dotado con 125.000 euros y la escultura ganadora se convertirá en un monumento de grandes dimensiones que se ubicará en un lugar público y llevará por nombre Homenaje de reconocimiento público a los trabajadores del sector de la construcción. En Sacejo entienden que la construcción es un sector productivo más de la sociedad que ejerce de motor de arrastre de la economía. Sin embargo, en los últimos años ha acaparado la atención de muchos sólo por los escándalos urbanísticos; todo lo que de positivo tiene la actividad constructora ha quedado relegado. Y las cifras, hablan por sí solas, según quiere recordar Sacejo. Sólo en Asturias representa cerca del 20% del Producto Interior Bruto (INE 2000/2006) y genera cerca de l pág. 59

56 dovela número catorce

La empresa reconocerá además la labor de otros dos artistas con sendos accésit de 5.000 euros


Piezas sueltas

Q Juan García González es el promotor de la iniciativa. Ha estado ligado al sector de la construcción toda su vida.

que concurren en este colectivo de tanta trascendencia social. ¿Por qué ahora?

No ha habido ninguna motivación especial a la hora de elegir el momento de la convocatoria. Teníamos en mente el proyecto desde varios años atrás, hemos ido perfilando los detalles y la conveniencia del mismo y finalmente lo hemos puesto en marcha cuando la ocasión nos ha parecido más propicia. ¿Ha recibido ya muchas felicitaciones por la iniciativa?

«Esta actividad es tan responsable y respetuosa como cualquier otra» Juan García González ha desarrollado toda su vida profesional en el sector de la construcción y sabe manejarse en este mundo. Su actual filosofía empresarial la ha cultivado con los años, con el esfuerzo, con la vida. Asegura que el premio del que es promotor se gestó en familia, con el respaldo y las aportaciones de sus dos hijos y de su esposa. Tiene 62 años y es natural de Cazorla (Jaén). De allí surge el nombre de la empresa: Sacejo, «un infinito paraje de pinos, de espliego invadiendo los sentidos, de inaccesibles y verdes montañas, y de luz y cielo resplandecientes, todo ello inmerso en el otro paraíso gemelo de Asturias, en el Parque Natural de la Sierra de Cazorla». Llegó a Asturias con nueve años y ahora ésta es su otra tierra. Lo demuestra con la convocatoria del premio. ¿Cómo surgió la idea de convocar un Premio Internacional de Escultura?

Es consecuencia de una determinada política empresarial. En la medida de nuestra posibilidades, nos parece justo revertir a la sociedad parte de los benefi-

cios que generamos gracias a comerciar con ella, contribuyendo, además, a potenciar la cultura y la solidaridad. Que la convocatoria del Premio se dedique a los trabajadores y profesionales del sector de la construcción representa el deseo de reconocer y ensalzar los méritos

Hemos recibido felicitaciones, en efecto. Esta convocatoria es una apuesta arriesgada y valiente, que hemos hecho nuestra y por tanto la aceptamos y asumimos para bien o para mal. Muchos colegas del sector nos han comentado que la iniciativa es merecedora de aplauso porque el reconocimiento a los trabajadores, mediante esta alegoría pública, contribuirá a sensibilizar a la sociedad hacia quienes tanto contribuyen a su bienestar. Que esta iniciativa, por otro lado, sea motivo de futuros impulsos de otras empresas o colectivos, nos llenaría de satisfacción. ¿Por qué una escultura?

Venimos participando en otras actividades de carácter social y cultural siguiendo la filosofía empresarial ya comentada. En esta ocasión y con este motivo, nos hemos decantado por la escultura porque creemos que la fuerza alegórica de dinamismo y el alegato al esfuerzo y a la vida que se haya inmerso en la esencia del trabajo de crear y construir, se transmite y se percibirá mejor, con más contundencia, por la ciudadanía. En definitiva, creemos que la escultura se presta más y mejor a la imagen de creatividad y esfuerzo que se contienen en la actividad constructora. En la documentación que acompaña las bases se dice que el premio pretende «dignificar el sector». ¿Qué ocurre en la construcción?

Esta actividad tiene un efecto arrastre sobre la economía que nadie discute. t

número catorce dovela 57


Piezas sueltas Arte y construcción

mos que la obra debería tener una cierta magnificencia para trasladar a la ciudadanía la relevancia del reconocimiento que pretendemos. Y bajo esa premisa tuvimos que abrirnos a la generosidad y con ella a la posibilidad de que concurran el mayor número posible de autores. Como empresa, reconoceremos que hemos dado un paso económico importante, ante el cual, por encima de todo, nos sentimos orgullosos, especialmente porque con ello contribuimos a hacer justicia al colectivo y a erradicar esa falta de reconocimiento público. ¿La convocatoria está teniendo repercusión?

Con nuestra aportación económica queremos que la obra tenga una cierta magnificencia y haga justicia a la falta de reconocimiento público a los trabajadores y t profesionales del sector» No sólo no se discute sino que se pondera política y socialmente de forma relevante, considerándolo, sin esconderse, motor de la economía y el desarrollo. Sin embargo, el colectivo, desde el punto de vista del reconocimiento público, está olvidado. Y no sólo olvidado sino estigmatizado porque se vincula a sus trabajadores con ausencia de rigor y escasa capacitación profesional. Nosotros rechazamos rotundamente esa visión distorsionada de la realidad y nos hemos propuesto aportar una pequeña contribución, un grano de arena, para que la sociedad perciba que el sector de la construcción es tan profesional, responsable y capaz como cualquier otro, sin ningún menoscabo. El hecho de que sea un sector de compleja y atomizada estructura empresarial y en ocasiones con efectos mediáticos muy negativos, no puede justificar que nuestros trabajadores y profesionales no tengan una manifestación de reconocimiento en una plaza pública. ¿Qué pueden hacer los empresarios ante esta realidad?

58 dovela número catorce

Decir a la sociedad, de forma sistemática, que unos pocos malos, o unos advenedizos aterrizados transitoriamente aquí, no hacen el sector, que son insignificantes y que ha de verse a los verdaderos empresarios y a todos trabajadores y profesionales como un conjunto de voluntades capaces de dar respuesta satisfactoria al cometido de crear riqueza y bienestar. ¿Hacen falta más iniciativas de este tipo?

No comparamos nuestro proyecto con otros. Pero creemos que en España no se ha hecho por ahora nada en esta línea, al menos que tengamos conocimiento. Animamos desde aquí a que otros empresarios del país se planteen algo de esta naturaleza. Será la forma de acercar nuestra actividad y la de los trabajadores y profesionales que la acompañan hacia una percepción más humana de nuestro trabajo. La dotación económica del premio es muy importante: 125.000 euros.

En efecto, así nos lo han comentado quienes se mueven en estos ámbitos. Al fijar el alcance del premio nos propusi-

Estamos realmente sorprendimos de la respuesta. Hemos recibido llamadas y correos electrónicos de artistas de medio mundo interesándose por el premio.

Ni esquinas ni sótanos ¿Tienen alguna preferencia para ubicar el monumento?

Esperamos que sea en Asturias porque somos una empresa asturiana, que generamos nuestra actividad y nuestros resultados aquí y aquí debería enclavarse. Pero lo que no haremos será donarla a una institución y permitir que quede almacenada para siempre en un sótano o que se ubique en cualquier esquina irrelevante. Creemos que la obra será una escultura importante, de notable relieve, y como tal merecerá un lugar adecuado porque al fin y al cabo formará parte del patrimonio cultural de la población donde se instale. Apostarán por un lugar privilegiado.

Tenemos que hacerlo porque queremos que el monumento sea una llamada de atención y un acercamiento a la sociedad. Por tanto, llegado el momento de la donación, estaremos obligados a gestionar el lugar más idóneo para la escultura y el compromiso de mantenimiento más respetuoso con la obra. Y no sólo por nosotros y nuestra contribución económica sino porque debemos defender los intereses del propio autor y de quienes pueden sentirse representados con el espíritu contenido en la escultura.


Notas sobre las bases Las bases del galardón, que ya ha sido presentado de forma oficial, se pueden consultar en la página web www. premioesculturasacejo.es. Está permitido utilizar todo tipo de materiales y sólo se presentará una obra por artista o colectivo de artistas. Los participantes deben adjuntar obligatoriamente un presupuesto para la realización de la obra, y el límite de entrega de las propuestas es el 31 de octubre. Se deben dirigir a Sacejo Construcciones y Promociones, S. A. Su dirección es: C/ Emilio Alarcos, 8, bajo. 33001 Oviedo (Principado de Asturias). La empresa ha previsto, además de un primer y único galardón, dos accésit de 5.000 euros con el objetivo de incentivar la participación y con ello poder premiar otros trabajos de interés. El fallo del concurso y la entrega de premios tendrá lugar en noviembre del presente año. Forman el jurado el escultor Martín Chirino, los críticos de arte José Marín-Medina, Luis Feás, Ángel Antonio Rodríguez y Rubén Suárez; el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias (que ha designado a su decano, Ángel Noriega Vázquez y a su secretario, Felipe Díaz de Miranda Macías) y el presidente de Sacejo Construcciones y Promociones, Juan García. La escultura, incluida su construcción, será donada a una institución pública siempre que ésta, previa y formalmente, se haya comprometido a darle la ubicación y el mantenimiento adecuados.

Q La actividad constructora representa para Asturias el 19,89% del PIB y da trabajo a cerca de 60.000 personas. pág. 56 k 60.000 puestos de

trabajo, incluyendo los inducidos. Sacejo Construcciones y Promociones (scp) pretende con esta iniciativa hacer justicia a los trabajadores y profesionales del sector, a un colectivo multidisciplinar de trascendental importancia social que, a su entender, tiene más valores y esencias positivas que negativas. «Los peones, el último eslabón de una compleja cadena productiva, también tienen una formación. No cualquiera está facultado para desarrollar ese oficio», señala Juan García, su promotor. Una idea que pretenderá recordar y hacer valer el monumento que resultará de este premio único de proyección mundial y que llega después de un concurso de escultura pionero en España. O

número catorce dovela 59


Piezas sueltas Los artífices de Bloque al Canto

«Suplen las carencias musicales con ilusión» Óscar Allen y Guillermo Martínez son los culpables de que el coro del Colegio haya evolucionado de una manera notable en unos pocos meses, además de dos jóvenes músicos que acumulan ya un importante currículum en sus respectivas carreras. Su trabajo con Bloque al Canto les reporta no sólo una enorme satisfacción, sino también muy buenos momentos.  Estefanía Díaz Viteri 1 Laura Cuesta Iglesias / Alfonso Iglesias

D. ¿Cuándo empezaron los ensayos y cuál ha sido la evolución del coro en estos meses? G. M. Empezamos en febrero, aunque no todos, porque algunas personas se han ido incorporando escalonadamente. Ó. A. La verdad es que no esperábamos que pudiéramos obtener ese resultado en tan poco tiempo. No hemos llegado todavía al máximo objetivo, aunque sí es verdad que la evolución ha sido más rápida de lo que podíamos esperar, pero sobre todo por la ilusión que tienen. Las carencias musicales las suplen con ilusión. 60 dovela número catorce

Antes de iniciar el descanso estival, Bloque al Canto realizó dos pequeños conciertos. El primero de ellos, muy informal, tuvo lugar en la iglesia de los Santos Apóstoles, donde ensayan habitualmente, y sus espectadores fueron los miembros de la parroquia. La segunda ocasión en la que se enfrentaron al público, esta vez de manera más oficial, fue durante la tradicional ceremonia de entrega de insignias en el Hotel de la Reconquista. Allí estrenaron también sus trajes de la Boutique Bernardo. D. En el acto de entrega de insignias celebrado el 8 de junio el coro realizó un pequeño concierto. ¿Cómo fue? Ó. A. Todo fue muy bien, el único pero que se puede poner es que tienen un poco

Óscar Allen es el director de Bloque al Canto

© LAURA CUESTA

Dovela. Óscar Allen es el director y Guillermo Martínez el director musical. ¿Cuál es la labor de cada uno? Óscar Allen. Las labores están diferenciadas pero a la vez nos entrometemos cada uno en la del otro. Yo soy el director a todos los efectos, el que dirijo cuando cantan. Guillermo Martínez. Yo hago una labor un poco más de puertas adentro, en los ensayos procuro colaborar con el piano. Hacemos parciales cuando es necesario, es decir, repartimos las voces para hacer el trabajo con mayor agilidad. En cada ensayo hay un fragmento al principio de unos veinte minutos de técnica respiratoria y vocal, y eso lo vamos alternando. Ó. A. Jugamos también con el efecto psicológico de no cansar al coro, y por eso vamos rotando.

tiempo. Está previsto que próximamente se incorporen un barítono, dos tenores y un bajo.

G. M. Para nosotros es completamente terapéutico ir a sus ensayos después de una rutina más cargada y con más exigencias artísticas. Es como un juego, lo disfruto mucho. D. Pero Bloque al Canto sigue buscando nuevas voces. G. M. Necesitamos sobre todo voces masculinas, porque ahora mismo forman parte del coro 19 chicas y 12 chicos. Hemos alcanzado un número consolidado en poco

de miedo a la hora de enfrentarse al público, aunque es muy de admirar que señores mayores lo hagan por primera vez. En términos generales fue muy positivo. G. M. Valoramos también la respuesta del público, que es la última meta, pero la experiencia fue muy buena. D. Entre el repertorio destacaron unos curiosos cantos de los indios brasileños Kraó. ¿De dónde surgió esa propuesta y cómo la acogieron los miembros del coro?


Piezas sueltas Espíritu de colaboración

R Un momento del pequeño concierto que ofreció la agrupación en la iglesia de los Santos Apóstoles. Q Guillermo Martínez, director musical del coro del Colegio.

© LAURA CUESTA

puramente vocales, se olvida de los temores y disfruta más. Es un dos por uno: para el público y para soltar al coro.

G. M. Es un tipo de repertorio no muy frecuente entre los coros españoles y forma parte de una línea artística alternativa, que podríamos comparar, en su ámbito, al cine de autor. Se juega un poco con las reacciones del público: presentar sonidos y una escenografía no esperada. Además, en cuanto distraes al coro con elementos que no sean

D. Pero el repertorio fue muy variado, porque se escuchó también música tradicional asturiana o, por ejemplo, alguna pieza en inglés. G. M. Intentamos abarcar un abanico bastante amplio en cuanto a tipos de géneros. Hicimos algún coro de ópera, algo de música gospel, los cánticos de los indios Kraó, folklore asturiano… Se trata de darles todas las opciones en cuanto a repertorio. Nosotros tenemos un programa más o menos establecido de obras por las que hay que pasar para ir evolucionando, pero también nos conviene dar algún dulce para

que estén contentos y cumplir el propósito de pasarlo bien el coro y el público. Ó. A. En cuestión de interpretación les digo siempre en los ensayos que tienen que saber cuándo cantan una pieza u otra, qué quieren decir con cada una… D. Acaban de retomar los ensayos después del verano. ¿Qué objetivos se marcan para los próximos meses? Ó. A. Sobre todo un trabajo más técnico, más duro para ellos, aunque se nota que están muy predispuestos. G. M. También pretendemos consolidar la forma de coro de voces mixtas, que es de cuatro voces. Hemos ido subiendo desde una a tres, y ahora queremos consolidar esas cuatro e intentar afrontar nuevos retos técnicos. Para ello próximamente esperamos contar con jefes de cuerda que puedan desarrollar el trabajo con estas voces a nivel estanco. A mí me gustaría que este año se consolidase una agenda de conciertos a nivel regional, e incluso salir de Asturias. O número catorce dovela 61


FACETAS

Valentín Enrique Fernández

Valentín Enrique Fernández es aparejador, pero podría haberse hecho profesional de alguna de las aficiones que ha practicado. Hace submarinismo, le encanta la fotografía, ha tocado la armónica y jugado al hockey. «No se puede vivir sin inquietudes», dice. Tiene 72 años y todas sus pasiones continúan vivas. Él es un hombre «lanzado».  Ana María Serrano 1 Elena Lobo / Valentín Enrique Fernández

Cuestión de ingenio «nunca se deja de aprender». Es una de las máximas que Valentín Enrique Fernández tiene presente. Después de 72 años guarda aventuras y anécdotas que contar y todas ellas con chispa, con encanto particular. La suya ha sido una vida de ingenio, de aventura, de pasión por conocer. Este aparejador no sólo se ha dedicado a la arquitectura técnica sino que, a su amparo, ha cultivado numerosas aficiones que le han hecho encontrarse con aventuras insólitas. Del submarinismo al canto, pasando por el hockey, la armónica y la fotografía. Ahora, ya jubilado de la Escuela de Artes y Oficios, pasa su tiempo entre sus obligaciones como aparejador —una profesión que continúa ejerciendo por libre— y cultivando sus aficiones, de las que dice haber aprendido mucho. Con ellas se ha divertido y también ha agilizado su ingenio. «Cuando apremia la necesidad, aflora la imaginación. Lo que pasa es que hoy en día la gente tiene de todo», advierte. A los 22 años fabricó, literalmente, su primera máquina de fotos y se aficionó a inmortalizar momentos. Coleccionaba instantáneas funcionales, creativas, que sólo pretendían recoger momentos irrepetibles... Entonces, corrían los años cincuenta y Valentín Enrique había llegado a Barce62 dovela número catorce

R 1960. Valentín Enrique, primero por la izquierda, con unos amigos durante su época estudiantil en la Ciudad Condal donde él mismo se financió los estudios de arquitectura técnica.

lona después de cursar sus estudios de delineante en Oviedo. Tenía una ilusión que cumplir: ser aparejador; y algunas trabas: poca ayuda económica. «Me financié yo solo los estudios», recuerda. Y empezó a hacerlo con una cámara fotográfica. Con ella podía hacer «pequeños negocios» y sacar algunos fondos para financiar parte de sus estudios. Se le ocurrió fotografiar sus apuntes, bien detallados, y vender copias. Como el precio de las cámaras era entonces prohibitivo, hizo la suya propia.

Le bastó una caja ampliadora y dos lentes para ponerse a fotografiar. Aquellos apuntes, pulidos y en papel fotográfico, hicieron historia en la escuela de Barcelona. Los sábados y domingos Valentín Enrique pasaba a limpio sus detalladas notas, las fotografiaba y los lunes vendía las copias en los pasillos de la facultad. «El proceso era muy fácil», cuenta. Y sacó sus primeros dineros gracias a materializar sus ideas. Empezó a comprobar que las metas se cumplían con esfuerzo y que, a la larga, el trabajo se reconocía. Hizo el primer mapa turístico de Asturias y lo vendió por 14 pesetas. Él y su socio ganaron 200. Entre «chollo» y «chollo» consiguió los fondos suficientes para graduarse en cuatro años y pronto se puso a trabajar como aparejador. Lo hizo en Oviedo, donde empezó a cultivar otro tipo de aficiones: además de la fotografía, el submarinismo, el hockey, la armónica,... «No se puede vivir sin inquietudes», dice cuando recuerda años anteriores.

El fotógrafo asturiano

Fernández, el fotógrafo, como le llamaban sus compañeros de la primera promoción de aparejadores de Barcelona con escuela propia, pronto se hizo un hueco en el mer-


FACETAS

f

R Valentín Enrique Fernández sostiene una fotografía de sí mismo con los bártulos de pesca. QQ La escuela de arquitectos técnicos de Barcelona, cuando se inauguró en 1960, fotografiada por Fernández, el fotógrafo.

cado laboral. De Barcelona traía muchas cosas que contar y también impaciencia por poner en práctica todo lo aprendido durante cuatro años de estudio. «En la Dictadura no se encontraba trabajo tan rápido como la gente piensa». Pese a ello, este aparejador tuvo suerte. Trabajó en uno de los primeros proyectos para remodelar la ciudad de Oviedo. Formaba parte del equipo encargado de derribar Santa Clara para hacer el actual edificio de Hacienda. «Sudé tinta porque cuando salías de la escuela sabías mucho de teoría, pero poco de práctica», dice. En 1959 comenzó a practicar el submarinismo. Como su mujer es de Llanes, «siempre que podíamos hacíamos una escapada al Oriente», y allí comenzó su acercamiento al número catorce dovela 63


FACETAS VALENTÍN ENRIQUE FERNÁNDEZ agua. «Empecé a mojar un poco la barriga y después seguí hasta convertir el submarinismo en una de mis aficiones», asegura. También en estos periplos por el Oriente surgió el ingenio de Valentín Enrique Fernández. «Nos inventamos un tubo de goma con trozos de cámara de bicicleta para bucear. Cuando no hay parné hay que usar el celebro». La anécdotas también salen al paso cuando rememora la historia de su vida. En el paseo de San Pedro y a unos doce metros de profundidad, buceando como en tantas ocasiones ha hecho, ocurrió una de ellas. «Estaba haciendo fotos con una cámara con sombrilla. Tenía que ir metiendo en el casquillo las bombillas para el flash y mis dedos estaban ateridos de frío. Cuando fui a poner una, se me escapó. Mi reflejo fue mirar para atrás, pero la bombilla salió, lógicamente, como un cohete para arriba. Empecé a reírme de mí mismo y tragué agua de lo lindo. Pensé que no salía de aquella», confiesa. Es una de sus muchas aventuras bajo el agua, porque tiene más y no tan divertidas. También ha vivido algún susto en el fondo del mar. Bucear no tiene riesgo, pero no conviene hacerlo con marejada «por las corrientes», explica Valentín. «Un día fui con un amigo y había bastante oleaje. Yo iba delante y él detrás y de repente desapareció. Me puse muy nervioso. Di tantas vueltas que estuve a punto P 1963. Obras de derribo y retirada de escombros en Santa Clara, en Oviedo. La foto es de Valentín. S El aparejador posa en las instalaciones del Colegio.

Más personal Aunque estuvo hasta los nueve años en Madrid, Valentín Enrique Fernández se siente asturiano. Asturias es la tierra en la que ha disfrutado y que le ha servido de escenario para practicar sus aficiones y también para desarrollar su profesión de aparejador. Su madre era de Oviedo y su padre de La Felguera. Vivió en Madrid con ellos hasta los nueve años. Después toda la familia se trasladó a la capital asturiana, donde se afincó. Está casado y tiene tres hijos.

64 dovela número catorce


V 1959. Varios alumnos de la escuela de Barcelona, en una visita a una obra organizada por los profesores. «Era la escuela de ingenieros que estaban construyendo al lado de la nuestra y llamaba mucho la atención porque empezaron a hacerla inclinada». R Vestido de soldado, durante la procesión del Corpus Cristi en Oviedo, en 1957. Q Valentín Enrique, tercero por la izquierda, con el grupo que fundó en 1955, el Quinteto de la Praviana. Todos ellos eran devotos de la armónica. De entonces guarda muy buenos recuerdos. Aún conserva las armónicas.

de quedarme sin oxígeno. Resulta que se había vuelto sin comentarme nada. Desde entonces, prefiero ir solo».

Un quinteto que triunfó

Valentín Enrique tiene más pasiones que el mar. La música es otra. En 1955 fundó el Quinteto de la Praviana junto a otros compañeros también devotos de la armónica. «Tuvimos bastante éxito», reseña. «Un día fuimos a grabar a Radio Asturias y cuando faltaban tres o cuatro minutos alguien tocó el magnetofón. No era una cinta, sino un hilo de acero. Se salió el alambre y casi se va todo al garete, pero al final pudimos escucharnos», confiesa. Se presentaron a muchos certámenes, pero mientras este aparejador estuvo en el grupo «sólo ganamos 300 pesetas y algún bocadillo». La suerte acabó por sonreir, pero cuando Valentín Enrique ya estaba lejos, «en la mili». El quinteto triunfó en

un certamen musical celebrado en la ciudad italiana de Pavía. «Lograron el primer premio en armónica y no pude vivir aquellos momentos», revela. Del Quinteto de la Praviana se queda con el recuerdo de los viajes y de sus amigos. Tocaron en Oviedo, en Gijón, en León y en muchos sitios y aún hoy conserva armónicas.

84 kilómetros en patines

Su afición al hockey también le dio buenos momentos. «Empezamos a patinar en los años cincuenta en la Corrada del Obispo y luego ya se creó la Escuela de Cibeles». Estuvo fichado de reserva en el equipo, pero una vez más la mili interrumpió sus sueños. No se olvidó de ellos. Cuando acabó el servicio militar no dudó en volver a coger sus patines, aunque esta vez de otra forma. Lo hizo por una promesa. «Fui de Oviedo a Covadonga en seis horas. Hice 84

kilómetros por aquellas carreteras de antes que eran interminables». El servicio militar obligatorio también tuvo mucho que ver en esta hazaña. «Cuando supimos en Salamanca que nos tocaba Oviedo de destino un compañero planteó ir a ver a la Virgen de Covadonga para darle los agradecimientos». «Algunos propusieron ir en bici y yo, como no tenía bicicleta, me cogí los patines y me puse en ruta». «Siempre fui muy lanzado». Ahora, entre sus muchos recuerdos, conserva las fotografías de todos esos momentos que decidió inmortalizar. En blanco y negro, en sepia, en color. Instantáneas que traen a la mente momentos de diversión, de hastío. De momentos con sus amigos, con su familia. De agradables viajes y anécdotas. Todas esas estampas en papel dicen algo de los 72 años de vida y aventura de Valentín Enrique. Y las que están por hacer aún dirán mucho más. O número catorce dovela 65


por Pepe Monteserín

RIVAS RICO

Tomas falsas

Homenaje a los trabajadores de la construcción

Rob Gonsalves es un pintor canadiense, de realismo mágico. Nació en Toronto, Canadá, en 1959. Dicen que tiene influencias de Dalí y que pretende aunar en sus obras la realidad y la imaginación, pero a quien de verdad evocan sus dibujos es al artista holandés M. C. Escher, maestro de las transformaciones, del arte de las teselas, de las perspectivas difíciles e imposibles, capaz de revolucionar una figura para convertirla en otra.

66 dovela número catorce

Traigo aquí la obra Acrobatic Engineering, de Gonsalves, alegoría pintiparada para llamar la atención sobre el premio de escultura que convoca la empresa sacejo, y del que damos información en este número de Dovela. El premio, según Juan García, presidente de la empresa y alma de la iniciativa, quiere «rendir tributo de reconocimiento a los trabajadores y profesionales de un sector que desde esta empresa asturiana se cree olvidado e injustamente valorado».


El poeta latino Horacio pregunta en una de sus Epístolas: —¿Sabéis, oh, amigo, cuál es la gracia que pido a los deseos? Y se contesta: —Que me conserven lo poco que tengo; y, todavía, no tanto. ¡Que no me falten, jamás, los libros!

Algunos libros editados por el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Asturias. Consultad su precio

COLEGIO OFICIAL DE APAREJADORES Y ARQUITECTOS TÉCNICOS DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS

Dovela 14  
Dovela 14  

Revista del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias. Número 14. Segunda época. Año 2007

Advertisement