Page 1

I Seminario Formativo VOLUNTARIADO PENITENCIARIO

Centro Penitenciario Murcia I

Centro Penitenciario Murcia II

CIS. Guillermo Miranda

Asociaci贸n COLECTIVO PARENTESIS 16-02-2016


¿Cuántas personas internas creéis que hay a nivel NACIONAL?


En la ACTUALIDAD HAY

63.439 personas presas en prisiones Espa単olas.


多DE ESTAS CUANTAS CREES QUE SON MUJERES?


Del TOTAL de 63.436 personas internas

4.901 mujeres 58.535 hombres 92,28%Hombres 7,72% Mujeres


POBLACIÓN RECLUSA PENADA POR GRUPOS DE EDAD, SEGÚN SEXO.

Edades

Hombres

Mujeres

Total

De 18 a 20 años (Penados)

247

8

255

De 21 a 25 años (Penados)

4.188

278

4.466

De 26 a 30 años (Penados)

7.569

575

8.144

De 31 a 40 años (Penados)

16.876

1.465

18.341

De 41 a 60 años (Penados)

19.087

1.664

20.751

De más de 60 años (Penados)

1.931

143

2.074

No Consta(Penados)

3

0

3

49.901

4.133

54.034

Totales


POBLACIÓN RECLUSA SEGÚN SITUACIÓN PROCESAL-PENAL, POR SEXO.

Situación

Hombres

Mujeres

Total

Preventivos

7.404

703

8.107

Penados

49.901

4.133

54.034

Medidas de Seguridad

561

28

589

Penados con Preventivas

669

37

706

Totales

58.535

4.901

63.436

85,2% PENADOS 12,8% PREVENTIVOS 2,04% OTRAS MEDIDAS


Tipología DELICTIVA 1º Delitos CONTRA la el PATRIMONIO y el ORDEN SOCIOECONOMICO 20.552 casos 2º Delitos CONTRA la SALUD PUBLICA 12.291 casos 3º Delitos FALTAS Y VIOLENCIA DE GENERO 4.045 casos

4º Delitos HOMICIDIO Y SUS FORMAS 3.902 casos 5º Delitos CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL 3.096 casos


El DELITO MUJERES Delitos CONTRA la SALUD PUBLICA 1.636 casos

Delitos CONTRA la el PATRIMONIO y el ORDEN SOCIOECONOMICO 1.441 casos Delitos VIOLENTOS 3.609 Hombres

293 Mujeres


64.159 Personas PRESAS en prisiones espa帽olas

Regi贸n de MURCIA

1.722 Personas INTERNAS Regi贸n de MURCIA 1.594 HOMBRES 128 MUJERES

92,56% 7,43%


INTERVENCIĂ“N

Centro Penitenciario Murcia I

Centro Penitenciario Murcia II

CIS. Guillermo Miranda


El PERFIL GENERAL PERFIL GENERAL • • • • • • • • •

Personas que han vivido en AMBIENTES DEPRIMIDOS. ESCASA FORMACIÓN NO CUALIFICACIÓN PROFESIONAL FALTA DE COMPETENCIAS SOCIALES (Ausencia HABILIDADES SOCIALES). % significativo SON ANALFABETAS FUNCIONALES. Sin ESTUDIOS PRIMARIOS o NO FINALIZADOS ALTO Nº PERSONAS EXTRANJERAS ALTO % de DROGODEPENDIENTES Diagnosticados con PATOLOGÍAS PSIQUIATRICAS. Más del 25%


Problemática

 ASPECTO PERSONAL DESCUIDADO  BAJA AUTOESTIMA  DEPENDENCIA PSICOLÓGICA FIGURA MASCULINA  ALTA FRECUENCIA DE EPISODIOS DE ABUSOS SEXUALES Y MALTRATO FAMILIAR Y DE PAREJA  CARGAS FAMILIARES: Supone mayoría casos PROCESO MÁS DOLOROSO que el de los hombres al INVADIR los problemas familiares su existencia: CULPABILIDAD,

ANGUSTIA e INCERTIDUMBRE. RUPTURA PROCESO MADURATIVO y de SOCIALIZACIÓN. Trastornos psíquicos, DEPRESIÓN, ESTRÉS, ANSIEDAD o síntomas PSICÓTICOS


Efectos PRISIÓN

         

     

Pérdida INTIMIDAD FALTA CONTROL sobre la PROPIA VIDA AUSENCIA de EXPECTATIVAS BAJA AUTOESTIMA ANSIEDAD NERVIOSISMO DEPRESIÓN DESPERSONALIZACIÓN Dolores cabeza. Deformación percepción visual. Problemas auditivos. Concentración, monotonía de sonidos. Ruido constante Frecuentes contracturas musculares y dolores Alteraciones del sueño y movimientos rígidos Dificultad elaborar proyecto de vida futuro Constante sensación de peligro y se produce rigidez en las relaciones Consumo «sustancias tóxicas» como forma evasión Infantilización….


Efectos PSICOSOMATICOS

Baja o Nula FORMACIÓN

Falta APOYOS FAMILARES Baja o Nula EXPERIENCIA PROFESIONAL Falta Redes Amigos

TOXICOMANIAS

CRISIS ECONÓMICA

Recursos ECONOMICOS


SISTEMA PENITENCIARIO ESPAÑOL. CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. Ley Orgánica 1/1979, General Penitenciaria .

Reglamento PENITENCIARIO. 9 Febrero 1996 .


Art. 25.2 C.E. Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la REEDUCACIÓN y REINSERCIÓN SOCIAL y NO podrán consistir en TRABAJOS FORZADOS. El CONDENADO a PENA de PRISIÓN que estuviera cumpliendo la misma GOZARA de los DERECHOS FUNDAMENTALES de este capítulo, a EXCEPCIÓN de los que se vean expresamente LIMITADOS por el CONTENIDO del FALLO CONDENATORIO, el SENTIDO de la PENA y la LEY PENITENCIARIA. EN TODO CASO tendrá DERECHO a un TRABAJO REMUNERADO y a los BENEFICIOS correspondientes de la SEGURIDAD SOCIAL, así como al ACCESO a la CULTURA y al DESARROLLO INTEGRAL de su PERSONALIDAD.


Ley Orgánica General Penitenciaria 1/1979. Título PRELIMINAR. Art. 1º “Las instituciones penitenciarias tienen como FIN PRIMORDIAL la REEDUCACIÓN y REINSERCIÓN SOCIAL de los sentenciados a penas y medidas penales privativas de libertad, así como la retención y custodia de detenidos, presos y penados. Igualmente tienen a su cargo una labor asistencial y de ayuda para internos y liberados”.


ENSEÑANZA REGLADA Y FORMACIÓN

PROGRAMAS DE OCIO Y CULTURA

TRABAJO e INSERCIÓN LABORAL

REEDUCACIÓN e REINSERCIÓN SOCIAL Art.25.2 CE

ENTIDADES COLABORADORAS PROGRAMAS DEPORTIVOS

PROGRAMAS ESPECIFICOS DE INTERVENCIÓN


EL TRATAMIENTO PENITENCIARIO. (Ley Orgánica General Penitenciaria. Tit.III Del Tratamiento//Reglamento Peniteciario Tit.V). Los voluntarios en prisión DEPENDEMOS del /la SUBDIRECTOR/A de TRATAMIENTO

EQUIPO de TRATAMIENTO • • • • •

Subdirectora de Tratamiento Psicólogo/a Jurista Trabajador/a Social Educador/a

El tiempo que permanecerá en prisión un intern@ es consecuencia de su detención o del cumplimiento de una condena. Pero este tiempo ha de ser también de preparación para la vida en libertad. La Constitución Española dice que las penas privativas de libertad y la medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social. Siendo la Junta de Tratamiento el órgano encargado de estudiar los problemas y necesidades personales y sociales de los intern@s. Y proponerles un plan de actuación y actividades que pueden hacer en el Centro y que le pueden ayudar a tener una mejor formación profesional o educativa, a trabajar en grupo con otros compañeros, participar en actividades culturales o deportivas, trabajar en los talleres penitenciarios, etc., y las que pueden hacer para mejorar su situación personal y social.


La Clasificación Penitenciaria. (Reglamento Penitenciario. Tit.IV). ¿Qué es la CLASIFICACIÓN PENITENCIARIA?.

Pudiendo el interno recurrir ante el Juez de Vigilancia Penitenciaria en caso de disconformidad.

Es el conjunto de actuaciones de la Administración Penitenciaria que concluyen en una resolución que atribuye al penado un grado de tratamiento clasificación inicial- o bien cambia uno que se había asignado anteriormente-progresión o regresión- y que determina el establecimiento de destino.

Tanto la Clasificación Inicial, que se hará previo estudio del interno en un plazo máximo de dos meses, como la progresión o regresión de grado; es realizada por la Junta de Tratamiento.

JUNTA TRATAMIENTO      

Director/a Subdirector/a Tratamiento Subdirector Médico Subdirector Seguridad Jefe Servicios Equipo Técnico

Cada 6 meses como máximo, los internos deberán ser estudiados individualmente para reconsiderar su anterior criterio de clasificación, tomándose la decisión que corresponda, que deberá ser notificada al interno. En ningún caso se mantendrá al interno en un grado inferior o cuando por la evolución de su tratamiento se haga merecedor de su progresión.


¿Cuáles SON LOS GRADOS DE TRATAMIENTO? Primer Grado Internos clasificados de peligrosidad interna o inadaptación manifiesta y grave a las normas generales de convivencia. Aplicándoles normas de régimen cerrado, con medidas de control y seguridad más estrictas.

SEGUNDO Grado Los penados en quienes concurran unas circunstancias personales y penitenciarias de normal convivencia, pero sin capacidad de vivir por el momento en semilibertad.

TERCER Grado Los penados que por sus circunstancias personales y penitenciarias están capacitados para llevar a cabo un régimen de semilibertad


¿En razón a qué criterios pueden ser SEPARACION INTERIOR los intern@s? PREVENTIVO-PENADO SEXO EDAD ESTADO FISICO y MENTAL


Normas Generales voluntario en prisión IDENTIFICACIÓN del VOLUNTARIO El voluntari@ poseerá un carnet de colaborador del Centro Penitenciario. Es el documento que nos habilita para poder entrar en el interior de la cárcel. Este carnet siempre se quedará en el propio centro y para que nos lo den debemos presentar el DNI o el pasaporte. El carnet o la autorización del tipo que sea, debe llevarse en lugar visible y mostrarlo al personal penitenciario que lo solicite. Si en algún momento lo echamos en falta en el módulo debemos buscarlo inmediata y cuidadosamente nosotros mismos. Y si no lo encontramos, comunicarlo al funcionario de vigilancia antes de salir. Para que avise y se busque antes de que registren a los internos/residentes, cuestión desagradable.

TRABAJO en EQUIPO

Objetos del exterior.- No se puede introducir ningún

El trabajo del voluntario se enmarca dentro de un programa de una Organización, nunca aislado. Cualquier problema que se plantee debe comunicarse a la persona responsable del programa que, si fuera necesario, tratará el problema con los responsables de la prisión. La concepción del trabajo en equipo es esencial para que funcionen las actividades.

objeto del exterior para los internos/residentes (caramelos, pasteles, bolígrafos, tijeras, agujas, ropa, calzado...). Los internos tienen acceso a los objetos y servicios de primera necesidad. Además, existe un servicio de Demandaduría para adquirir aquellos objetos que habitualmente no están autorizados. No obstante, si algún interno hace una demanda a un voluntari@ de algún objeto razonable y justificado se debe hablar con el responsable del grupo y utilizar los conductos reglamentarios. Muy relacionado con esto se encuentra el siguiente punto. Tampoco se deben sacar objetos del interior para entregar fuera: diskettes, CDs, regalos para familiares, etc. Cuidado especial con pasar o sacar fotografías o imágenes. También está prohibida la introducción de teléfono móvil y otros instrumentos electrónicos.

No sacar ni introducir cartas ni paquetes. Muy relacionado con lo anterior, el servicio de Correos funciona para los internos igual que para cualquier ciudadano. Si se desea hacer llegar algún paquete a un interno puede hacerse a través del Departamento de Comunicaciones. Tampoco se deben traer o llevar mensajes orales, puesto que podríamos vulnerar situaciones de incomunicación judicial. Es verdad que a veces estos sistemas de comunicación son más lentos que en el exterior. Pero merece la pena respetarlos en beneficio de las actividades y de la organización en general y para evitar problemas al propio voluntario y al interno.


¿Qué cosas no puede introducir el Voluntario en la prisión?. No debéis olvidar que vuestra acción voluntaria, la vais a realizar dentro de una prisión, que cuenta con una serie de normas de funcionamiento estrictas que tendréis que respetar siempre.

 

                

Esas normas se explicarán en los cursos de formación y en las reuniones de seguimiento. ¡PERO EN CASO DE DUDA, PREGUNTARLE A VUESTROS COORDINADORES!, ellos os informarán y aclararán vuestras dudas.

Las armas de fuego, las armas blancas, ya sean reales o de imitación. Los objetos de cualquier material convertidos en arma blanca o de fuego, los objetos punzantes, o cortantes, de fabricación casera, los bolígrafos y los peines metálicos, las perchas metálicas y las pinzas. Los objetos proporcionados por la administración penitenciaria, que se hallen en lugar distinto del autorizado (útiles de cocina, herramientas de talleres, fontanería, albañilería, peluquería barbería), o permitida, así como otros fines distintos a los previstos reglamentariamente. Las barras, las cadenas de hierro, las patas de cama, mesas o sillas, las piedras que pudieran presumirse como objeto contundente. La fruta fermentada o en proceso de fermentación, la bebida alcohólica, los productos de perfumería cuyo contenido acceda los 33cl y los continentes de vidrio. Los calefactores, los infiernillos, los calentadores eléctricos, los termos, los ventiladores, la lámparas de fabricación artesanal, los cables y todo el material eléctrico que no forme parte de la instalación de la celda. El receptor del TV superior a 14” , los aparatos de radio, casetes superiores a 20*30cm que incorporen grabadora, máquina fotográfica, cámaras de video, teléfonos móviles, prismáticos, linternas y tarjetas telefónicas procedentes del exterior. Las monedas y billetes de curso legal. Las sustancias tóxicas o estupefacientes, fármacos, aerosoles de cualquier tipo, pegamento o colas. Jeringuillas y agujas de tatuar. Cuerdas, cordeles o similares elásticos o rígidos, llaves, cerraduras, candados. Ropa o distintivos de los cuerpos de seguridad D.N.I., Pasaporte o Carnet de Conducir. Animales, plantas salvo en programas terapéuticos. Anagramas, pegatinas, pancartas o póster con simbología inconstitucional racista. Ropa de cama, abrigo u otras. Productos alimenticios. Máscaras, caretas o pasa montañas. Cualquier otro artículo que pueda suponer un riesgo para los internos o para el personal penitenciario, menos los que estén preescritos en programa de intervención. Queda prohibida la transmisión de cintas o disquetes.


Normas Generales voluntario en prisión Regalos. El mejor regalo que puede ofrecer un voluntari@ es su presencia, su respeto y su confianza. Por eso no está autorizado a dar dinero ni cualquier regalo que pueda “viciar” la relación. Romper esta regla supone, posiblemente, confundir al otro sobre los objetivos del voluntariado y del programa. Se puede dejar en mal lugar a los otros voluntarios, crear rencillas internas por celos y confundir ante los internos los objetivos de nuestra labor. Como en los puntos anteriores, en el caso de una duda razonable respecto a este punto, se debe consultar al resto del grupo y a su responsable para encontrar soluciones puntuales. Si se hace alguna donación, será al propio centro y siempre por parte de la organización, nunca persona a persona. Y si recibimos algún regalo de algún interno, salvo detalles simbólicos, debe orientarse hacia el equipo de voluntari@s o hacia la organización.

Mediación en conflictos. Quejas. Si en alguna ocasión hay que utilizar mecanismos de queja hacia funcionarios, personal del centro o hacia el propio centro se utilizarán los conductos reglamentarios a través de la organización. Siempre se evitarán las disputas personales entre voluntarios y funcionarios. Estos, generalmente, facilitan nuestra labor y pueden ser una buena orientación para nuestros programas. No obstante, a veces existen profesionales que no entienden el papel del voluntari@. A estos hay que hacerles entender que el voluntari@ autorizado, identificado y cumplidor de su compromiso es personal de pleno derecho del centro. pasar o sacar fotografías o imágenes. También está prohibida la introducción de teléfono móvil y otros instrumentos electrónicos.

Cuidado con tomar partido en disputas entre internos/residentes o entre internos/residentes y funcionarios. Tenemos que estar muy seguros, hablarlo entre el grupo, ser discretos y no dejarnos convencer ingenuamente por los argumentos de una u otra parte. En todo caso, nuestra misión sería tratar de facilitar acuerdos.

Señas. No debe darse el teléfono, la dirección u otros datos personales identificativos a los internos/residentes. La dirección y teléfono del voluntari@ serán los de PARENTESIS. La organización servirá de intermediaria en cualquier contacto exterior.


El VOLUNTARIO PENITENCIARIO COMPROMISO PERSONAL Si se va a faltar por causa justificada, debe avisarse al responsable de grupo lo antes posible.

Puntualidad. El horario de las actividades está ajustado a los horarios de la prisión. Además, la entrada y la salida al Centro pueden ralentizarse en ocasiones. Por estos motivos el voluntario debe ser puntual tanto en la llegada al Centro como en el comienzo y fin de las Actividades.

No juzgar. Los internos/residentes ya están cumpliendo su condena o están en proceso de ser juzgados, por lo que los voluntari@s deben abstenerse de juzgar a la persona por el delito cometido, en el caso improbable de que se conozca. No es útil ni saludable conocer los delitos. Vamos a ver a la persona, no al delincuente. Es bueno reflexionar mucho antes de ser voluntari@ en una cárcel. Hacerse preguntas acerca de mi actitud y de mis prejuicios frente a ciertos delitos. Es mejor no entrar en este medio antes que hacerlo con actitud inquisitiva.


Confidencialidad y discreción. Las informaciones que reciba el voluntari@, especialmente las más íntimas, debe guardarlas como confidenciales. Si se interpreta que alguna de ellas debe conocerse en beneficio de esa persona, se consultará con el grupo y con la persona responsable de Paréntesis para ayudar con la máxima discreción. El voluntari@ no debe cargar a solas con el peso de una confidencia que le cause malestar. Para esos casos hay que acudir al coordinador y al grupo de compañeros voluntarios para buscar una salida eficaz y discreta.

No dar consejos. El voluntari@ no debe dar consejos porque, probablemente, no estará capacitado para ello. Y aunque lo esté por su experiencia, por sus conocimientos o por su profesión, debe abstenerse. El Centro Penitenciario u otras instituciones relacionadas cuentan con profesionales (juristas, educadores, trabajadoras sociales, psicólogos, médicos, etc.) que pueden y deben gestionar cualquier demanda del interno/residente.

Cambios en la actividad. Pedimos al voluntari@ que nos avise con la mayor antelación posible de cambios de horario, de actividad, de situación o si va a dejar su servicio, sea de manera provisional o definitiva, para buscarle sustituto y evitar la desprotección del servicio.

Implicación personal. Hay que poner especial atención a la implicación del voluntari@. Es fácil que la vinculación entre voluntarios e internos sea muy estrecha. Los internos suelen tener muy limitados sus lazos sociales (familia, funcionarios, otros internos) y el voluntari@ amplía estas relaciones. Mal entendida, la implicación personal puede convertirse en un lastre y en un motivo de abandono del voluntariado a medio plazo. El voluntario tiene límites y debe dejarlos claros a la organización y a las personas beneficiarias. O, en otros casos, por el contrario, debe entender que los límites que le imponen en la organización suelen tener su sentido. Iniciar con demasiado impulso y sin reflexión una acción de voluntariado muchas veces significa “quemarse” en pocos días. El voluntario debe evitar llevarse los problemas a casa. En muchas ocasiones, la implicación excesiva trae de la mano la dependencia hacia el voluntari@. El equipo ayudará a repartir los esfuerzos y a que ningún voluntario se crea imprescindible e insustituible. El voluntario no está solo: si la persona marginada demanda ayuda, es más eficaz ofrecérsela desde una organización que de manera individual. La responsabilidad, el compromiso, el afecto, el cariño y el apoyo no pueden traer consigo un daño psicológico para el voluntario ni un sentimiento de culpa. La implicación en los problemas no debe arrastrar al voluntari@ hacia depresiones o al desánimo.


TODOS SOMOS UN EQUIPO

RESPETO

ANTE LA DUDA…PREGUNTA


http://www.institucionpenitenciaria.es/


El Ingreso en Prisión. El ingreso en prisión se efectúa intentando paliar en la medida de lo posible el impacto negativo que sufre la persona. Las formas de ingreso en prisión pueden ser en calidad de: Preso, detenido o penado mediante mandamiento de prisión firmado por autoridad competente o por presentación voluntaria. En el momento del ingreso el interno tiene derecho a comunicar inmediatamente a su familia y abogado su situación, los internos extranjeros tienen derecho a que se ponga en conocimiento de las Autoridades Diplomáticas o Consulares su ingreso en prisión. Se les entrega un folleto informativo en general en el que se recoge como es la vida y la organización del Centro Penitenciario, se les indica sus derechos y deberes, así como las prestaciones y servicios que pueden recibir.

Tras comprobar su identidad se les entrega una tarjeta identificativa retirándoles los objetos no autorizados. Se les suministra un lote de productos higiénicos de uso personal que es renovado periódicamente y a demanda del interno

La ley penitenciaria prohíbe el uniforme para los internos por lo que pueden vestir su propia ropa o usar su ropa de cama. En el caso de que el interno carezca de ropa, o no esté en condiciones se le entrega gratuitamente por la Administración tanto ropa personal y calzado, como ropa de cama. Las prendas de vestir son las de uso común en la calle y carecen de cualquier elemento identificativo. Al ingresar el interno es reconocido por el servicio médico y entrevistado por diversos profesionales de la Institución con el fin de detectar sus carencias y necesidades.

Una vez cumplidos los trámites y tras pasar unos días (máximo 5) en el módulo de ingresos, se le adjudica una celda de acuerdo con los criterios de separación y clasificación interior atendiendo al sexo, emotividad, edad, antecedentes, estado físico y mental, y respecto de los penados las exigencias del tratamiento.


Desde el primer momento se cuida que l interno mantenga relación con el mundo exterior autorizándole comunicaciones telefónicas, postales y personales en cualquiera de sus modalidades previstas en la legislación:

COMUNICACIONES INTIMAS o “VIS A VIS”: También tienen derecho a estas con su pareja, al menos una vez al mes, si no disfruta de permisos ordinarios, en una habitación donde tendrá asegurada la intimidad.

COMUNICACIONES POR LOCUTORIOS GENERALES. El intern@ puede comunicar con sus familiares y amigos como mínimo dos días a la semana. La comunicación durará al menos veinte minutos y podrá hacerlo con hasta cuatro personas al mismo tiempo.

Igualmente puede entrevistarse con su abogado cuantas veces sea necesario. Que se celebrarán en locutorios especiales y no podrán ser suspendidas por decisión administrativa.

COMUNICACIONES FAMILIARES. Si no disfruta de permisos ordinarios de salida, el intern@ tiene derecho a recibir a sus familiares o a sus parientes más próximos, al menos una vez al mes, en un local adecuado.


En la celda el preso puede disponer de radio y TV, así como de los objetos personales cuyo uso no este prohibido ,puede también recibir revistas y periódicos, o hacer uso de las que se ponen a disposición de los internos en la biblioteca del centro, que también cede gratuitamente libros para estudio y lectura a todos los internos que lo deseen.

El lavado de la ropa se efectúa en las instalaciones de la prisión también con carácter gratuito, al igual que la asistencia sanitaria, tratamiento farmacológico y la formación educativa, cultural y deportiva.

En el caso de que el interno curse algún tipo de educación a distancia se conceden becas y bolsas de estudio en atención a los medios y recursos del interno.

La Administración se hace cargo de la alimentación del preso. En todas las prisiones existen varios tipos de menú, que adaptados a las características gastronómicas de la zona se alternan semanalmente bajo control médico. Se pueden consumir menús especiales tanto por indicaciones médicas como por razones religiosas o éticas, los presos jóvenes reciben un refuerzo alimenticio. También existen economatos en los que el interno puede adquirir a su costa productos alimenticios suplementarios o de otro tipo. En el caso de que el interno sea indigente, la Administración le proporciona recursos para hacer frente a los gastos de bolsillo.

La dirección del establecimiento admitirá a los hijos menores de tres años que acompañen a sus madres en el momento del ingreso. Si estas desean mantenerlos en su compañía dentro de la prisión acreditarán debidamente su filiación y que dicha situación no entraña riesgo para los menores poniendo en conocimiento del Ministerio Fiscal la decisión adoptada a los efectos oportunos.

Está prohibido el uso de moneda de curso legal, por lo que se está implantando progresivamente el uso de tarjetas informáticas sustitutivas del dinero. También existe un servicio de damandaduría al que el interno puede acudir para adquirir productos autorizados que no se encuentran a la venta en el economato.

Admitido el ingreso de los mismos serán reconocidos por el médico del establecimiento y si este no dispone otra cosa pasarán a ocupara con sus madres la habitación que se les asigne dentro de la unidad de madres.


DERECHOS Y DEBERES DE LOS VOLUNTARIOS. (Ley 5/1996, de 15 de Enero, del Voluntariado). Todo voluntario social, en el ejercicio de su función social, humanitaria, de promoción y de ayuda al desarrollo a las personas y a los pueblos más necesitados, tiene además de los derechos normales de cada ciudadano, los siguientes derechos y deberes.

Los voluntarios tenemos una serie de derechos. Que debemos exigir en caso de que no se cumplan, a los responsables de nuestra asociación.

Pero también unos deberes, que tendréis que respetar.

DERECHOS DEL VOLUNTARIO:     

   

Recibir información, formación, orientación y apoyo para el correcto desempeño de las tareas que le sean asignadas. Ser tratado sin discriminación, respetando su libertad, dignidad, intimidad y creencias. Participar en la elaboración, diseño, ejecución y evaluación de los programas en los que colabore. Participar activamente por cauces democráticos en su Organización. Ser asegurado contra los riesgos que puedan desprenderse del trabajo voluntario, incluyendo las responsabilidades civiles frente a terceros. Ser reembolsado por los gastos realizados por sus actividades voluntarias. Disponer de una acreditación identificativa de su condición de voluntario. Realizar sus actividades en condiciones de seguridad e higiene similares a las legalmente contempladas para personal asalariado. Obtener el respeto y reconocimiento por el valor social de su contribucíón.

DEBERES:        

Cumplir los compromisos adquiridos con las organizaciones en las que se integren respetando los fines y normativas de las mismas. Guardar confidencialidad de la información recibida y conocida en el desarrollo de su actividad voluntaria. Rechazar cualquier contraprestación material que pudiera recibir del beneficiario o de otras personas. Respetar los derechos y creencias de los beneficiarios de su actividad voluntaria. Cumplir de forma diligente los compromisos adquiridos como voluntario. Participar en las tareas formativas, generales y específicas que establezca la organización en la que se integre. Cumplir las instrucciones que se impartan en el desarrollo de las actividades encomendadas. Utilizar debidamente la acreditación y distintivos de la organización.


¿Qué cosas no puede introducir el Voluntario en la prisión?. No debéis olvidar que vuestra acción voluntaria, la vais a realizar dentro de una prisión, que cuenta con una serie de normas de funcionamiento estrictas que tendréis que respetar siempre.

 

                

Esas normas se explicarán en los cursos de formación y en las reuniones de seguimiento. ¡PERO EN CASO DE DUDA, PREGUNTARLE A VUESTROS COORDINADORES!, ellos os informarán y aclararán vuestras dudas.

Las armas de fuego, las armas blancas, ya sean reales o de imitación. Los objetos de cualquier material convertidos en arma blanca o de fuego, los objetos punzantes, o cortantes, de fabricación casera, los bolígrafos y los peines metálicos, las perchas metálicas y las pinzas. Los objetos proporcionados por la administración penitenciaria, que se hallen en lugar distinto del autorizado (útiles de cocina, herramientas de talleres, fontanería, albañilería, peluquería barbería), o permitida, así como otros fines distintos a los previstos reglamentariamente. Las barras, las cadenas de hierro, las patas de cama, mesas o sillas, las piedras que pudieran presumirse como objeto contundente. La fruta fermentada o en proceso de fermentación, la bebida alcohólica, los productos de perfumería cuyo contenido acceda los 33cl y los continentes de vidrio. Los calefactores, los infiernillos, los calentadores eléctricos, los termos, los ventiladores, la lámparas de fabricación artesanal, los cables y todo el material eléctrico que no forme parte de la instalación de la celda. El receptor del TV superior a 14” , los aparatos de radio, casetes superiores a 20*30cm que incorporen grabadora, máquina fotográfica, cámaras de video, teléfonos móviles, prismáticos, linternas y tarjetas telefónicas procedentes del exterior. Las monedas y billetes de curso legal. Las sustancias tóxicas o estupefacientes, fármacos, aerosoles de cualquier tipo, pegamento o colas. Jeringuillas y agujas de tatuar. Cuerdas, cordeles o similares elásticos o rígidos, llaves, cerraduras, candados. Ropa o distintivos de los cuerpos de seguridad D.N.I., Pasaporte o Carnet de Conducir. Animales, plantas salvo en programas terapéuticos. Anagramas, pegatinas, pancartas o póster con simbología inconstitucional racista. Ropa de cama, abrigo u otras. Productos alimenticios. Máscaras, caretas o pasa montañas. Cualquier otro artículo que pueda suponer un riesgo para los internos o para el personal penitenciario, menos los que estén preescritos en programa de intervención. Queda prohibida la transmisión de cintas o disquetes.


LOS INTERN@S. LA VIDA EN PRISIÓN.


¿Cuáles SON los DERECHOS de los INTERNOS? A que la Administración Penitenciaria vele por su vida, su integridad y su salud. A que se preserve su intimidad, sin perjuicio de las medidas exigidas por la ordenada vida en el Centro, y su dignidad. Derecho a ser designado por su propio nombre y a que su condición sea reservada frente a terceros. Ejercer sus derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales, si no son incompatibles con la causa que ha motivado su estancia en prisión. Disfrutar de las ayudas públicas que pudieran corresponderle. Las relaciones con el exterior tal como han sido organizadas. Participar en las actividades del centro. Los beneficios penitenciarios. Recibir información personal y actualizada de su situación personal y penitenciaria. Formular peticiones y quejas ante las autoridades competentes. Recibir el tratamiento penitenciario adecuado. Realizar un trabajo remunerado dentro de las posibilidades de la Administración.


¿Cuáles SON los DEBERES de los INTERNOS? Permanecer en el Centro a disposición de la Autoridad Judicial o para cumplir condena. Cumplir las normas de régimen interior del Centro, obedecer las órdenes y colaborar activamente para conseguir una convivencia ordenada. Respetar a los propios compañeros, a los funcionarios y a las personas que se encuentren en el Centro. Observar una adecuada higiene, corrección al vestir y acatar las medidas higiénicas y sanitarias establecidas. Realizar las prestaciones personales obligatorias impuestas por la Administración Penitenciaria para el orden y limpieza de los establecimientos. Participar en las actividades formativas, educativas y laborales para la preparación de la vida en libertad.


Régimen Disciplinario y de las Recompensas. (Tít. X del Reglamento Penitenciario). 

Mantener una buena conducta y participar en las actividades del Centro, da derecho a recompensas o beneficios penitenciarios, como comunicaciones extraordinarias, premios, notas meritorias ,etc. Sin embargo no cumplir las normas o cometer alguna de las faltas leves, graves o muy graves que hay como:

          

Iniciar, organizar o participar en motines o desórdenes colectivos violentos. Agredir, amenazar o coaccionar gravemente a cualquier persona. Faltar al respeto y consideración debida al personal penitenciario u otras personas. Desobedecer las órdenes recibidas de Autoridades o personal penitenciario. Intentar o consumar la fuga o, cooperar o facilitar la fuga a otros internos. Causar, a propósito, daños en las dependencias o materiales del Centro, en las cosas de otras personas, así como robarlas. Introducir o poseer en el Establecimiento objetos prohibidos por las normas de régimen interior. Atentar contra la libertad sexual de las personas. Divulgar noticias, o datos falsos que afecten a la seguridad del Centro. Maltratar a los otros intrnos. Despreciar a los compañeros por ser de otra raza. Consumir alcohol, drogas tóxicas o cualquier otra sustancia no autorizada dentro del establecimiento


Pueden llevar a iniciarse un PROCEDIMIENTO SANICIONADOR, contra el intern@, que le será comunicado por escrito. Para defenderse puede decir lo que piense que es mejor en cada caso. Y recurrir ante el Juez de Vigilancia en el tiempo y en la forma que le digan en la comunicación de la sanción.

SANCIONES.   

Aislamiento en celda, hasta catorce días. Aislamiento de hasta siete fines de semana. Pérdida de permisos de salida hasta dos meses.

Limitación de las comunicaciones orales al mínimo tiempo reglamentario, durante un mes como máximo. Prohibición de paseos y actos recreativos, hasta un mes como máximo. Amonestación.

 


No todos nos dan de lado. Voluntariado ¡divino! os quiero de corazón, no yo sola, muchachitos sino toda la prisión. Creo que nunca olvidaremos, que nos habéis demostrado que aunque estamos en prisión; no todos nos dan de lado. Que nos habéis ofrecido vuestra vida y amistad. Y seguís viniendo día a día para podernos animar.

Por eso todos nosotros le pedimos al Señor ¡protege al voluntariado y dale tu bendición!. Mª Luz B


多Aceptas el RETO?

Charla general voluntarios 2016  

Información CHARLA VOLUNTARIADO Febrero 2016

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you