Page 1

A los estudiantes ubevistas. No permitan que falsos dirigentes roben sus espacios de lucha, no permitan que los utilicen como ovejas dóciles, como mercancías. Sean rebeldes con causa, confronten al que los subestima, al que intenta venderlos, al que los convoca para mostrarlos y arrastrarlos ante los burócratas. ¡Ustedes son hijos e hijas del pueblo, carajo!

Órgano de divulgación política del colectivo estudiantil Julio Antonio mella.

Editorial. Vuelve el Combatiente. El combatiente, órgano divulgativo del colectivo de estudiantes revolucionarios Julio Antonio Mella, reaparece en los espacios de la Universidad Bolivariana de la sede Zulia. La situación actual de la vida política venezolana, de la cual no escapa el modelo universitario burgués que aún permanece casi que intacto, amerita de un gran esfuerzo de trabajadores, estudiantes y pueblo, para profundizar la Revolución Bolivariana, en el objetivo de desmontar el Estado burgués, que nos permita avanzar en la liquidación del capitalismo y la construcción del socialismo. Esta lucha pasa por la edificación de un modelo universitario socialista. Es el compromiso del nuevo movimiento estudiantil que necesita Venezuela . Es precisamente en la juventud que el imperialismo nos ha golpeado con más fuerza en los últimos tiempos. El uso del Internet que amplía el poderío de la massmedia con la implementación de redes sociales absorbente del cerebro y la voluntad de los jóvenes constituye una seria amenaza para la formación de revolucionarios y por ende de la continuidad de la lucha antiimperialista de los pueblos oprimidos del mundo. En ese sentido es acertado participar en ese novísima batalla cibernética de las redes sociales. Es necesario que el pensamiento revolucionario socialista aparezca en el Facebook y en el Twitter. Seria un error garrafal no hacerlo. Es otra dimensión de la Batalla de las Ideas.

Carácter del CSE. La acción revolucionaria es más que un fetiche. Necesitamos que sea la principal virtud que constituya la esencia de nuestra lucha, de nuestro funcionamiento como Consejo Socialista de Estudiantes. Ciertamente, la palabra Revolución, en el plano mediático, ha sido perniciosamente vaciada de contenido por muchos que no han entendido su significado, y otros que la han banalizado, entendiendo el peligro que ésta simboliza contra sus intereses aburguesados.

pervivencia política de los colectivos que batallan por la edificación del CSE; debe existir una unión consiente de nuestras tareas como militantes de la revolución, sobre la base de una discusión profundamente crítica de nuestra realidad social, de acciones político-culturales que auspicien el arte revolucionario y su creación, que servirá como arma ideológica contra-hegemónica y emancipadora de comportamientos desvirtuados por la Industria del Entretenimiento (yo la llamaría; Industria de la enajenación y la deshumanización). Semejante articulación exige que la estructura del CSE se rija por el método del Centralismo Democrático, para garantizar la subordinación de la minoría a la mayoría dentro del movimiento.

¿Qué es una Revolución Socialista, sino un movimiento liderizado por las clases oprimidas que se plantea cambios radicales en la relaciones de producción, que consecuentemente, también suscitará cambios sustanciales y dignos en las relaciones sociales y políticas, donde la clase obrera organizada y Es necesario hacer saber, que el CSE será formada en la práctica y la teoría revolucio- una estructura que debe ser creada para ennaria, tiene que ser la vanguardia. frentar políticamente los sectores ya mencionados y sus derivados, que defendiendo La revolución socialista necesita deslastrar- sus intereses, son reacios a la construcción se de los reformismos que la contaminan y de una universidad socialista, y que tenemos la podrían conducir al fracaso de sus objeti- como acción táctica decisiva. Porque son las vos históricos. Los consejos socialistas de cúpulas de tales grupos, que apoderadas de estudiantes como forma de organización de nuestra universidad, también le han desmelos estudiantes revolucionarios que llevan jorado su condición de serla. adelante el proceso de incidir en las universidades en un cambio necesario para partici- Reafirmamos nuestra visión estratégica, par en la transformación de la sociedad; no que no es otra que una universidad realmenescapa a la contaminación ideológica refor- te bolivariana y socialista, sin patrones ni mista que pretende echar por tierra el proce- oasis patronales, que no reproduzca el sisteso de liberación nacional. ma dominante, sino que lo liquide, y que por tanto actúe dentro de la comunidad universiEstructurar una organización estudiantil taria, en la creación de valores y conductas socialista, sin creer que no habrá batalla en que den pie a la construcción del socialismo. contra de grupos reaccionarios y pequeñoburgueses mimetizados en nuestra universi- Finalmente, exigimos la vinculación del dad y al mando de ésta, sería una ingenuidad Consejo Socialista de Trabajadores, del incipolítica y la organización estaría vulnerable piente Consejo Socialista de Estudiantes y a ser utilizada como fuerza política para los colectivos combativos de las comunidadefender intereses opuestos al ideal revolu- des cercanas, para propiciar una plataforma cionario que nos debe caracterizar, ideal que política que responda a las exigencias del mediante el estudio y el trabajo voluntario momento histórico que estamos viviendo, y estamos obligados a seguir para alcanzar la que le dé a la universidad la esencia que praxis política del Consejo Socialista de nunca ha tenido: el escenario de la lucha del Estudiantes. proletariado, y el Pueblo en el combate por la sociedad socialista. Inevitablemente, los ataques de esos sectoFred Rodríguez. res reaccionarios y pequeño-burgueses vendrán, ya lo han hecho en el pasado. Pues entonces, vemos que para hacerle frente a sus posibles arremetidas, necesaria e imprescindiblemente, como regla para la su1


Razones de algunos “revoltosos”. cia, las decisiones más trascendentales son tomadas por la corte, existencialmente burocrática, que la maneja. Abramos un espacio en nuestra memoria para recordar, nuevamente, que las autoridades son impuestas en contra de la voluntad de la comunidad ubevista, ¡peculiaridades de nuestra universidad!, en los “implacables cuestionamientos” de nuestras queridas cúpulas y su servidumbre no era objeto de discusión ninguno de estos problemas.

nazmente contra los enemigos del pueblo; asimilar que nuestros enemigos a derrotar, principalmente, son el imperialismo y la burguesía nacional; destacarnos en el estudio de la teoría revolucionaria; también es tarea nuestra -de los estudiantes ubevistas -desatar una crítica impiadosa contra las estructuras universitarias retrogradas de la UBV y sus defensores: aspectos reaccionarios que atentan contra el avance de la revolución socialista.

Se nos podrá preguntar quiénes son tales grupos de poder, pues entonces, recomendaremos investigar quiénes deciden el andar de nuestra universidad, y tal vez, en su investigación hallarán una Entre varios de esos grupos de respuesta que responderá a dos poder, que nacieron junto con la preguntas. universidad, y su abundante servidumbre se destacaban los discursos de “lamentaciones” y sus cuestionamientos por ¡semejante despropósito! -¡pobrecillos!- cuando ellos son parte de los culpables de la precariedad académica que aflige a nuestra universidad, destructores de su condición de boli- ¡Cúpulas y demás aduladores! les variana, jinetes crueles de una ma- recomendamos que en sus próxiquinaria burocrática-administrativa mas presentaciones repriman su que se place de engendrar cua- índole de desclasados, que sus dros- no calificados, ¡no nos disertaciones orgullosamente antihagamos ilusiones!- para el mer- proletarias y su desprecio a las cado laboral. ¿En qué han conver- acciones revolucionarias sean tido esas cúpulas a nuestra univer- “cualidades” suyas no reveladas – sidad? Lo responderemos con ar- ¡tal vez sean eternamente suyas, gumentos de Núñez Tenorio, en pero no las revelen en algunos “…una universidad que no toma espacios!- para que no sean desconstantes medidas de transfor- preciados por el pueblo y sus estumación de sus estructuras… Una diantes. Si el hacer eso los deja universidad estática, paralizada desprovisto de toda arma discursiburocráticamente, insensible al va, entonces sean demagogos, ¡es progreso universal de las ciencias una buena opción! y al reclamo de las grandes exigencias nacionales”, además de Los estudiantes que aspiramos a ser una universidad antidemocráti- la condición de seres revolucionaca porque está negado que se de- rios, imprescindiblemente, debecida colectivamente su funciona- mos asumir conciencia de clase: miento, cualquier aporte al respec- ser y reconocernos como proletato del profesorado, estudiantado u rios, por tanto, ser militantes que obreros ¡será bien acogido por el desaten la lucha por la causa de viento o la nada!, en consecuen- los pueblos, del proletariado, ir te-

Propuestas del colectivo Julio Antonio Mella.

“¡Revoltosos!”,“¡contrarrevoluciona rios!”,“¡vagos!”,“¡vándalos!”: tales fueron los epítetos predominantes con que calificaron a los integrantes del Movimiento 10 de Mayodel que formamos parte- entre algunos círculos de poder de la UBV sede Zulia, por nuestras acciones del 10 al 14 de mayo del año que transcurre, la principal de ellas: toma de la universidad. No haremos un recuento de lo ocurrido, sino simplemente, reafirmaremos algunas de nuestras razones del porqué lo hicimos y porqué estamos dispuestos a emular acciones similares.

2

¿Desde su fundación a que ha respondido la Universidad Bolivariana de Venezuela? Proponemos que se haga una investigación para ponderar en qué medida la UBV ha contribuido a las transformaciones revolucionarias que se ha planteado la mayoría del pueblo venezolano; proponemos que se inicie una discusión amplia sobre la estructura de la Universidad, para establecer formas de cogobierno democráticas, espacios de participación popular: tribunas proletarias, revolucionarias. Y someter a elecciones directas y secretas a todos los cargos principales de las coordinaciones y sus dependencias. A nuestros profesores(as), sin pretender poseer la razón absoluta, les pedimos que sean revolucionarios, que cada día eleven su nivel cultural. Exigimos una universidad que en sus mallas curriculares y el ejercicio docente abunden los contenidos históricos, filosóficos y científicos, una universidad que propicie en sus estudiantes una concepción científica del mundo, adversaria de cualquier tipo de dogmatismo que limite su capacidad de reflejarse el mundo de manera objetiva. Que sea objetivo suyo dignificar a las culturas originarias.


Exigimos una universidad con méto- cisión respecto a la labor que debe con el estudio, el deporte o partici-

dos pedagógicos integrales, métodos que exploten las distintas habilidades de cada estudiante, que valoren sus condiciones materiales y subjetivas para poder crear planes de progreso para la o el estudiante. Exigimos que la Coordinación de Investigación y Estudios Avanzados haga una exposición exhaustiva, a toda la comunidad ubevista y a las comunidades con que se hace Proyecto, sobre el funcionamiento y los proyectos de investigación que está llevando a cabo, y que sea ésta una actividad ordinaria. Es en este espacio, que posee una importancia significativa por las responsabilidades que le están asignadas, donde se discuten y se desarrollan los procesos de investigación de mayor complejidad y significación de la Universidad, allí debe latir con mayor vigor la ciencia, la producción de conocimiento que debe satisfacer, principalmente, necesidades del pueblo venezolano. Por tanto, su funcionamiento no puede estar negado a la comunidad universitaria, ni mucho menos al pueblo para el que debe trabajar. Proponemos algunos objetos de estudio, por ejemplo: cómo los mecanismos de enajenación del ser humano han sido perfeccionados y recrudecidos, y aportes para su superación; luchas campesinas y obreras en la historia de Venezuela hasta nuestros días; accionar de las transnacionales en Venezuela. Así como muchos otros hechos o fenómenos que merecen ser investigados y conocidos. Exigimos que se inicie una discusión general para evaluar la labor de Proyecto UBV y cómo se puede mejorar, tal discusión es imperiosa. Es bien sabido por todo el colectivo ubevista, que hasta el momento, Proyecto UBV ha sido un fracaso revestido de excelencia en cuanto trabajo se ha podido redactar para cumplir con el “compromiso” académico, sin importar las funestas consecuencias que ello ha acarreado a las comunidades y los estudiantes. Algunos rasgos del fracaso han sido: metodologías ineficaces, impre-

realizar Proyecto, enemistad entre las comunidades y la Universidad, conflictos internos en los PFGS y otros problemas que han destrozado a la unidad curricular que mayor importancia académica y política debiera poseer. Proponemos a toda la comunidad universitaria establecer mecanismos de contraloría para que permanentemente se revisen las cuentas y los gastos de la Universidad; para que se evalúe el rendimiento del profesorado y demás trabajadores (as); para evitar conflictos entre la Universidad y las comunidades circundantes, todo lo contrario, desarrollar trabajos articulados con ellas; para que nuestra universidad sea realmente bolivariana y procu-

rar con recelo que el objetivo de la UBV: engendrar revolucionarios(as) que aspiren a transformar la sociedad, no siga siendo desvirtuado. Exigimos que se erradique la tercerización y todo tipo de explotación laboral en nuestra Universidad; que cada trabajador y trabajadora reciba a tiempo su salario; que todas y todos los trabajadores sean incluidos en los beneficios laborales que se expresan en la ley; que se acaben las prerrogativas patronales, porque no queremos empresas capitalistas disfrazadas de cooperativas, sino, cooperativas que funcionen como tal. Proponemos que se establezca la contraloría estudiantil para las becas, porque ordinariamente hay retraso en el pago de las mismas, clientelismo y discriminación de parte de quienes las otorgan, lo que ocasiona deserción estudiantil y que compañeros(as) que aportan 3

pan políticamente en la Universidad deban irse a trabajar porque no tienen pasaje o dinero para comprar alimentos. Además, nunca se han justificado con pruebas concretas los retrasos del pago. Proponemos que se establezca una extensión de la Universidad en plena ciudad Marabina, eso permitiría una vinculación más entrañable de la universidad y el pueblo en la ciudad, sin relegar la digna y necesaria labor de trabajar y luchar por vincular fraternalmente a la universidad y las comunidades campesinas; además, pudiéramos concentrar una fuerza política revolucionaria mucho más vigorosa y numerosa, al evitar que los hijos e hijas del pueblo sean absorbidos por las becas GEL y utilizados como fuerza política contrarrevolucionaria por la burguesía zuliana. Exigimos que se construyan residencias para los estudiantes que provienen de otras regiones del continente y del mundo, por las precariedades que padecen al momento de hallar vivienda y las indignas condiciones en las que muchos de ellos viven; también, que se les garantice el desayuno, el almuerzo y la cena. Proponemos que se cree una comisión permanente estudiantil que se encargue de atender y solucionar problemas que afecten a esos compañeros (as), camaradas que sufren agudamente la tragedia hecha por el capitalismo para los pueblos de este mundo. Esperamos que las exigencias firmadas por el Movimiento 10 de Mayo y algunas de las autoridades más estas propuestas -apoyadas por la comunidad ubevista- sean cumplidas progresivamente sin atravesarse excusas a su cumplimiento, los Ministerios e Instituciones correspondientes del Estado y las Coordinaciones de la Universidad pueden resolver algunas y apoyar en otras. Si no hicieren nada o fueren en contra de lo que aquí planteamos, los estudiantes y el pueblo los consideraremos enemigos, y como tal los trataríamos.


Por la creación de revolucionarios profesionales. El satisfacer las necesidades sociales ha sido la causa de la creación de las profesiones. Algunas necesidades, artificialmente creadas por el actual régimen de opresión y desigualdades, serán consideradas por el hombre del futuro como inútiles. Mas, otras perduran, perfeccionadas y acondicionadas al momento histórico. Siempre, por ejemplo, tendrán los humanos necesidad del obrero que domine a la naturaleza en la mina, en el mar o en el bosque, podrá ser, y es de desear, que el comerciante, el militar y el embrollador de la justicia, junto con otros varios, desaparezcan, como ya ha desaparecido el clásico patrón de esclavos, el agorero y otros parásitos de épocas pretéritas. (Cierto es que estos han sido sustituidos por el burgués y por el sacerdote. Pero esta misma sustitución anuncia una desaparición próxima.) Hay una profesión que ha existido en otras épocas y que hoy es de primordial importancia en la era agitada en que vivimos. Esta es la de revolucionario profesional. Aunque ignorada esta profesión utilísima es una de las que más importantemente llena la gran necesidad del progreso social. Junto al minero, al sabio inventor, al electricista, al pedagogo, al ferroviario se encuentra, sin duda alguna, el revolucionario. Ora es un Graco, ora un Espartaco, ora un Marat, ora un Robespierre, ora un Bolívar, ora un Marx, ora un Lenin, ora un Sun Yat Sen... Libertador de esclavos, impulsador de la revolución agraria, libertador de la burguesía del yugo feudal o del proletariado del yugo burgués, su tarea, su oficio, su profesión es la misma, aunque en distinto escenario. La principal característica del revolucionario es su comprensión absoluta y su identificación total con la causa que defiende. Las ideas que abraza se convierten en dinamos generadores de una energía social. Los ignorantes acostumbran a calificarlos de «fanáticos» por esta razón. Los reaccionarios, llevados por el odio y el temor, sí colman de insultos al revolucionario. No ha habido en todo el siglo un hombre más insultado que Lenin. Tampoco ha habido otro que se acercara más a la genialidad, la santidad y el heroísmo éticamente considerados que el gran conductor de la III Internacional. El revolucionario profesional si es marxista, por ejemplo, sabe aplicar el marxismo a todos los problemas. Los enemigos se asombran ante la fuerza de su verdad, pero no se atreven a aceptarla a pesar de considerarla cierta y no combatirla abiertamente. Dan la sensación monstruosa de locomotoras avanzando por selvas vírgenes y ciudades populosas. El revolucionario profesional puede llegar al martirio o a lo que es considerado como tal por los extraños. Aún más: cada minuto de su extraña vida sería un minuto en el infierno para muchos otros. Puede morir en la horca, en el suplicio, revivir los sanguinarismos del Circo. Todo lo acepta con la misma naturalidad que el jugador de bolas acepta sus ganancias: es su profesión y nada más. Por esta razón, cuando el público o la «opinión pública» le aplauden cualquiera de sus diarios gestos de heroísmo, se considera tan extrañado como si viera a un público aplaudir al cantor después de oír la voz en un disco de ortofónica. Su acción, como la voz en el disco, no es «suya», es reflejo e inspiración del medio social. Como recuerda Bernard Shaw en Santa Juana, es «arrastrado» quizás sin saber ni por qué. Reconoce lo infinito de la humana obra. Comprende como el Zaratustra el sentido de la tierra. Es santo de esta tierra, héroe de estos hombres y genio de las pequeñeces del momento. No aspira al «trascendentalismo». Tiene orgullo de ser puente para que los demás avancen sobre él. Probablemente no creerá en el superhombre nietzscheano. Pero reconoce el progreso habido del gusano al mono y de este al hombre. De igual manera el materialismo histórico le ha enseñado el paso del feudal al burgués y de este al proletario. Cuando muere, completamente consumido, agotado, como un leño en un incendio, muere satisfecho reconociendo la utilidad de su obra. Se ha quemado violentamente. Pero ha iluminado a muchos y ha calentado un tanto la fría atmósfera social.

ENTRE HUMORES Y RUMORES.

Si eres estudiante es posible que no comprendas tu profesión. Habrás visto si eres sincero, que de nada vale la sabiduría médica si un enorme tanto por ciento de males no lo produce nada más que las miserias y las injusticias sociales. Habrás visto que todas las teorías jurídicas son nada ante el interior de la clase dominante. Habrás visto que de nada valen tampoco las conquistas de la moderna industrialización si la enorme mayoría de la población vive aún las condiciones del abuelo de las cavernas. Entonces, querido camarada, si ninguna de las profesiones anteriores que se cursan en las universidades burguesas te llama, hazte revolucionario. Ve a las cárceles a buscar el doctorado. Si eres obrero, si comprendes que tus 8 a 16 horas de trabajo son una explotación sin límites, comprende que jamás tú ni la sociedad recibirán el beneficio de tu trabajo, si comprendes que a pesar de todas las huelgas siempre serás explotado, hazte revolucionario. Los oprimidos hoy buscan a estos profesionales que llenan la gran necesidad del momento. Es la profesión sin competencia, la profesión triunfante, la profesión que todo hombre honrado debe desempeñar.

Julio A. Mella (La Habana, 1903―México, 1929).

,*Búscanos a través de : www.colectivomella.blogspot.com 4


Combatiente  

Organo informativo del Coletivo Julio Antonio Mella

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you