Issuu on Google+

La

del

Comarca Lagunera


Editorial Con la cuarta publicación de esta gaceta Los Nadies estamos llegando al primer aniversario de nuestra conformación. El colectivo emerge de la coyuntura de las elecciones presidenciales del año pasado, misma que propició también la creación del ya prácticamente inexistente #YoSoy132, al menos aquí en La Comarca. Consideramos digno de celebrar que como organización se ha superado una coyuntura, que no desaparecimos después de sosegados los ánimos antiPRI, antiPeña, y que lo nuestro ha ido más allá de un encabronamiento momentáneo, sino que se trata de algo más sólido, más fundamentado. El cómo hacer permanecer a un colectivo de esta naturaleza en esta tierra de terregales lo hemos ido aprendiendo cada integrante. Ahora sabemos el valor de la valiente autocrítica y del razonamiento crítico que se va esgrimiendo mediante la confrontación de percepciones e ideas; sabemos lo importante que son las lecturas y los círculos de estudio para la madurez teórica y política, misma que nos otorga la madurez para medir alcances y consecuencias de alguna determinada acción práctica. En fin, se trata pues de una colectividad que hemos formado y que a la vez nos ha formado. El pequeño gusto por el primer año no nos borra la memoria histórica, pues no dejamos de olvidar el llamado “Halconazo” o “Jueves de Corpus”. Casi 3 años después de la matanza de Tlatelolco de 1968, exactamente el 10 de junio de 1971, una nueva manifestación de estudiantes apoyados por organizaciones sociales se lanzó en una marcha pacífica en la ciudad de México en demanda de libertad para los presos políticos y en rechazo a una nueva Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Nuevo León, que precisamente quitaba autonomía a la escuela. Eran alrededor de las 5 de la tarde cuando un grupo paramilitar después identificado como Los Halcones, dirigidos por Manuel Díaz Escobar y creados con el consentimiento del entonces presidente

Luis Echeverría, atacó violentamente a la marcha de manifestantes. Al día siguiente se habló de 70 cuerpos de estudiantes, pero a la fecha se desconoce la cantidad exacta de muertos y de desaparecidos; por supuesto, el crimen sigue impune. Y mientras que acá en La Laguna nos tenemos que tragar de nuevo las horribles e insultantes campañas políticas, en Xalapa, Veracruz unos ciudadanos han postulado a la alcaldía a un gato, se trata del candigato Morris, quien promete acabar con las ratas del país. Y es bajo este contexto en que presentamos en este número un par de artículos que hacen un llamado sincero a no votar, mas no a quedarse sólo allí, sino también un llamado a salir y organizarse: No votes, organízate y lucha. También encontrarán en estas páginas la tercera y última parte de una reflexión hecha por una compañera sobre el tema de resistencias y revolución, además agradecemos la colaboración de Paola Klug, compañera que nutre este número con un relato breve. Dejamos entonces nuestra Grieta, con la esperanza de que se vayan abriendo más.

Contacto http://grietadeldesierto.wordpress.com/ losnadieslaguna@gmail.com Colectivo "Los Nadies" Región Laguna


artículo

Votar es como Libertad El sistema electoral mexicano nos ha hecho creer que la democracia consiste en el acto individual de asistir el día de las elecciones a emitir nuestro voto o en su defecto anularlo. Pero ¿para qué votar? En los últimos años se ha hecho más evidente que el sistema “democrático” mexicano no funciona: los muertos votan, hay robo de urnas, se compran votos (con nuestros impuestos) a cambio de despensas, dinero, material para construcción, tortas, etc. Los partidos políticos (todos) han demostrado que sin importar cuál de ellos se encuentre en el poder, no están dispuestos a realizar cambios profundos para favorecer a la clase trabajadora (campesinos, obreros, jefas de familia etc.), y se muestran serviles a los intereses de los poderosos. Hemos visto hasta el cansancio —tanto a nivel nacional como local— la falta de principios éticos y políticos de los gobernantes: los candidatos chapulinean de un partido a otro (o crean uno nuevo) hasta llegar al poder (así repitan 2, 3 o las elecciones que sean necesarias), se aprovechan de la necesidad de la gente y al final todas las promesas de campaña quedan en el aire.

callar

¿Acaso nos dijeron que subirían el precio de la gasolina, o que aumentarían el IVA a los alimentos?, ¿nos informaron sobre las consecuencias de la reforma laboral o la educativa? No, no lo hicieron. ¿A quién perjudican estas medidas? Si bien, se ha considerado al voto nulo como una forma de protesta de los ciudadanos al no sentirse representados por ninguna de las opciones electorales, al anular le estamos dando legitimidad a un sistema político“democrático” caduco. La democracia es más que eso, trasciende incluso la jornada electoral. La democracia consiste en participar activamente en la vida política de nuestro país, informándonos, organizándonos, opinando, proponiendo, actuando, pero sobre todo exigiendo. Como bien dicen los Zapatistas, tu voto avala la podredumbre, pues incluso aunque anules estás reconociendo esta forma de hacer política.

Por eso yo NO voto y NO me callo, este sistema no funciona, no para la clase trabajadora.

“Si votar cambiara algo, lo harían ilegal” Emma

Goldman.


análisis regional

l e c r á mio c a L bino del Bun Alonso El próximo 7 de julio se llevará a cabo la jornada electoral en Torreón, Coahuila, Gómez Palacio y Lerdo, Durango, y mientras que en su afán por vendernos un sistema electoral limpio y confiable los medios de comunicación nos inundan con comerciales promoviendo el voto, nosotros nos damos cuenta de la farsa democrática que significa el IFE. Para percatarnos del falso ejercicio democrático basta con ver la supuesta alternancia política de las últimas décadas en estas tres ciudades. En Torreón desde los años 70 se habían “elegido” a alcaldes priistas, y fue en 1997 en que vino uno panista, volviendo a gobernar ese partido en un par de ocasiones ya en la primera década de los 2000. En Lerdo no parece muy diferente la situación; después de una sucesión de alcaldes priistas es en 1995 en que llega al poder una alcaldesa panista, y el partido logra repetir en dos periodos más. Ambas ciudades en la actualidad se encuentran gobernadas por alcaldes priistas. Pero es en Gómez Palacio donde el voto de la gente no ha saltado de partido en partido, sino que se ha quedado en un mismo lugar, pues desde su fundación esta ciudad ha estado en

poder del PRI. Un grueso de la población lagunera (y nacional) no ha podido salir de los pares dicotómicos (PRI-PAN). Y no se trata de salir de ellos y elegir a una tercera, cuarta o quinta opción, pues eso implicaría continuar dentro del jueguito capitalista y legitimar a éste mediante el voto, cuya función única es readministrar los privilegios políticos-empresariales. México cuenta con una derecha necia y con una izquierda electoral servil, por eso aunque votemos PRD, PT o Movimiento Ciudadano sólo estaremos optando por capitalismo A o B. Para muestra la coalición PAN-PT en Durango capital. No podemos seguir atrincherándonos en una casucha tan débil como lo es el voto, ni tampoco seguir usando el voto de castigo, el votar a los que nos dan asco por no votar a los que ya nos dieron miedo. Ir a votar se ha convertido en un ritual sin sentido, es ir a depositar boletas por un candidato que nos fue presentado ya cocinado, armado, que fue elegido por otros, por una elite política de acuerdo a sus intereses. El pueblo mexicano no elige, sólo vota. Depositamos boletas como confirmando nuestra sumisión, como dando permiso a los explotadores de que nos exploten. El político es el mejor amigo del hambre, dicen por allí. Retomando el epígrafe, el problema es que ahora los que provocan miedo y los que provocan asco se han fusionado y ya no se distinguen uno del otro. Entonces, ¿qué queda? Perder el miedo a salir de esta cárcel del binomio y perder el asco a la política de abajo, a la popular, porque creemos en la política pero no en ésta. No votar pero organizarse y luchar, porque una golondrina no hace verano es necesario salir a las calles, crear lazos de solidaridad con otras personas.

Votábamos a los que nos daban asco para evitar a los que nos daban miedo

Dicho popular


artículo

Del pueblo mexicano y otras historias

Paola Klug http://paolak.wordpress.com/

Hubo una vez un pueblo guerrero que peleaba siempre; luchaban unos contra otros demostrándose a sí mismos una y otra vez su fuerza y su coraje. Conquistando y golpeando con el puño, con la flecha, con la maza. Un día llegaron otros pueblos de lejos y los invadieron; los más valientes y fuertes cayeron defendiendo a su pueblo, unos más huyeron a las montañas y empezaron la resistencia, otros más se quedaron en sus casas y fueron sometidos, humillados y avasallados. Con el tiempo, quienes gobernaban decidieron cambiar las cadenas con las que dominaban a quienes sobrevivieron. Les inventaron vírgenes y santos, les hablaron de otra vida después de esta vida en donde serían recompensados si obedecían las reglas y castigados eternamente si se quitaban el yugo. Los llenaron de miedo, de remordimiento y de culpa.

Años después los rostros de los gobernantes cambiaron, y también cambió la forma en la que todos vivían. Pero ellos eran listos, sabían que no podían mantener eternamente al pueblo trabajando de sol a sol, con miedo en el corazón y sin pan en el estómago. Entonces llegó el radio para entretener al pueblo. Todos los días a la misma hora hombres y mujeres sintonizaban las radionovelas, para escuchar a la pobre casarse con el rico. O al forajido hacer justicia con su propia mano pidiéndole a Dios no ser atrapado. O al pirata enamorando a la millonaria, y entonces todos sonreían, eran felices porque aquella muchacha pobre ya no era tan desgraciada como ellos. Después llegó la televisión y la forma de entretenerlos fue más dura para todos. Ahora veían a hombres y mujeres de otro color de piel y de cabello hablándoles de lo que era bello y lo que era bueno.


Las mujeres de trenza azabache ya no eran princesas ni curanderas, ahora se les llamaba sirvientas y solo aparecían en la novela para servir mesas. Los hombres morenos ya no eran guerreros jaguar, ni sacerdotes ahora eran jardineros o choferes, cuando mucho soldados muertos de hambre. Ahora las pobres eran rubias y blancas como lo eran las ricas, los campesinos tenían bigotes rojizos y los obreros tenían los ojos verdes. El pueblo comenzó a odiarse porque eran pobres pero no se parecían a los de la tele, y quisieron cambiar para ser como ellos. Y se compraron la ropa y el jabón y los carros que los artistas les decían que debían usar. Pero los hombres ya no estaban tan interesados en ver esos programas en la televisión, y los gobernantes comenzaron a preocuparse por ello. ¿De qué manera podrían entretenerlos de tal manera que por un momento olvidaran lo patética y depresiva que era su vida? ¿Cómo podían distraerlos para que evitaran pensar en huelgas o en luchas que atentaran contra el sistema? Necesitaban hacerlos sentir parte de algo. No podían permitirse que en los hombres brotara nuevamente la llama ancestral del guerrero, que brillara en sus ojos la voluntad de vivir. Y entonces apareció en los televisores el futbol. Millones y millones de pesos se gastaron en estadios, templos del deporte nacional. Y los hombres se unieron con el alma a los equipos que comenzaron a aparecer, ellos tenían tan pocas victorias en sus vidas que fueron felices cuando su equipo ganaba y peleaban a morir cuando su equipo perdía. Fue entonces cuando todo aquello que alguna vez representó a este pueblo se perdió entre comerciales, programas deportivos y telenovelas. Y aunque el pueblo negaba que la dominación mediática lo tuviera sometido no podía explicar por qué se había prestado a negarse por años a sí mismo.


ilustración Rini Templeton

VIENTOS DEL PUEBLO Víctor Jara De nuevo quieren manchar mi tierra con sangre obrera los que hablan de libertad y tienen las manos negras.

Ahora quiero vivir junto a mi hijo y mi hermano la primavera que todos vamos construyendo a diario.

Los que quieren dividir a la madre de sus hijos y quieren reconstruir la cruz que arrastrara Cristo.

No me asusta la amenaza, patrones de la miseria, la estrella de la esperanza continuará siendo nuestra.

Quieren ocultar la infamia que legaron desde siglos, pero el color de asesinos no borrarán de su cara.

Vientos del pueblo me llaman, vientos del pueblo me llevan, me esparcen el corazón y me aventan la garganta.

Ya fueron miles y miles los que entregaron su sangre y en caudales generosos multiplicaron los panes.

Así cantará el poeta mientras el alma me suene por los caminos del pueblo desde ahora y para siempre.


análisis regional

Resistencias y Revolucion La difícil construcción de una utopía Dolores Bíder

Ésta es la parte final de un conjunto de tres artículos interdependientes que tienen en común el tema de resistencias y revolución: en el primero afirmamos la necesidad de construir movimientos sociales populares y antisistémicos como punto inicial para destruir al capitalismo y construir una sociedad nueva; en el segundo se analizó la importancia de la crítica como elemento fundamental para la acción política del grupo; en esta tercera parte ofreceremos algunas características sobre lo que para nosotros implica la revolución, palabra que hemos utilizado cotidianamente, y que sin caracterizarla puede quedar en la ambigüedad. Partimos de un hecho claro, estamos en una sociedad capitalista, sus efectos catastróficos los vemos, escuchamos y vivimos diariamente, ya sea de manera directa o indirecta; este sistema ha impregnado las relaciones sociales, culturales, políticas, económicas, ambientales y tecnológicas dando como resultado un mundo donde unos pocos tienen el control político y económico (acumulando riquezas), mientras la mayoría es sometida a las decisiones del pequeño grupo mencionado (despojados).

Así cuando hablamos de revolución nos referimos a la destrucción del capitalismo en su totalidad; no hablamos de una reforma laboral, tampoco de bajar los costos escolares o de salud, de reducir las distancias entre clases sociales, mucho menos de que los gobernantes sean “un poquito” mejores, lo que planteamos es la desaparición de todas las relaciones capitalistas y la construcción de una sociedad distinta, autónoma, libre, es decir, corresponsable, solidaria. Una sociedad sin clases. Esta revolución, según nosotros, tiene como base la eliminación de la explotación del hombre por el hombre, de la propiedad privada de los medios de producción, del patriarcado, matriarcado y cualquier forma de opresión individual, familiar, gubernamental y religiosa, además de la discriminación de cualquier tipo. En síntesis, como plantea Fidel Castro: “Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado…; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos…; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio…; es no mentir jamás ni violar


Actualmente el capitalismo es cada vez más salvaje. Algunos creen que es necesario luchar mediante la guerrilla, otros mediante el trabajo de base exclusivamente, algunos más que hay que votar para lentamente ocupar los puesto públicos y con ello cambiar el sistema. Nosotros respetamos esas ideas, algunas las compartimos en otras nos sentimos lejanos. Como hemos comentado, creemos en un movimiento social popular y antisistémico que se articule internamente mediante la crítica y su método de trabajo involucre de manera paralela el trabajo de base y la acción directa, y que su objetivo final sea ante todo una sociedad sin clases. En general para nosotros ésa es la revolución. Por cierto, el pueblo no vota, se organiza y lucha. No más PRI, PAN, PRD, MC, PT, PV, PANAL, MORENA y demás partidos. Un pueblo organizado, informado y combativo es un pueblo libre.

Aretzy Gallegos

principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y de las ideas…, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo” (Discurso 01-05-00). En lo práctico, será necesario que la revolución involucre la solidaridad y la corresponsabilidad que J. Holloway expresa mediante la recuperación del flujo social de haceres (2010), esto se explica mediante el reconocimiento de que todo lo que hacemos como seres humanos es producto de lo que otra persona hizo y a la vez produce lo que otra persona hará, esto genera un esquema horizontal y solidario, que involucra la corresponsabilidad entre las personas en cuestión estructural para la construcción de una sociedad libre. Por supuesto todos estos cambios deberán venir desde abajo y a la izquierda, construidos por el pueblo, el pueblo trabajador, el proletario, entendido como aquél que trabaja, sea cual sea su actividad, pero que no cuenta con los medios de producción.


La exclusión social en México análisis nacional

Sta´Ku

El alcance de los programas sociales I

Los impactos provocados por las formas de producción, por las instituciones, los valores y las políticas económicas características del modelo neoliberal en los distintos países, han generado a lo largo del tiempo altos niveles de inseguridad e incertidumbre, principalmente en los sectores de bajos ingresos. Ante la falta de empleo, educación, salud y alimentación como parte de las condiciones básicas de subsistencia, la exclusión social se ha constituido como un rasgo social predominante en América Latina, introduciendo en la sociedad la incapacidad para enfrentar estos impactos, neutralizarlos u obtener un beneficio de ellos. En México la exclusión social y la pobreza crecen a la par de las políticas sociales establecidas a través del Estado. La cifra actual de personas viviendo en pobreza extrema es de 7.4 millones, a pesar de que existen alrededor de 2,000 programas sociales orientados a combatir sus efectos. Algunas dependencias incluso rebasan los 500

millones de pesos (principalmente la Secretaría de Agricultura y del Trabajo y Prevención Social). No es difícil preguntarse ¿entonces qué sucede, qué es lo que anda mal?, ¿son los programas, las instituciones, es el gobierno, es todo junto? Seguramente sí, sin embargo lo intentaremos explicar en el siguiente apartado. Lo que sí, es que suena paradójico la afirmación de que el modelo neoliberal produce la exclusión social con diferentes mecanismos a la vez que desarrolla formas de defensa que al final han demostrado que sólo legitiman el Estado, e incluso intensifican las distintas formas de exclusión, fraccionando la pobreza y estableciendo condiciones para otorgar apoyos, defendiendo y justificándolo con el llamado “desarrollo”. Sin embargo, por lo pronto quisiéramos hacer algunas referencias conceptuales sobre a qué nos referimos con exclusión social y pobreza compleja.


vez que lo provoca genera mecanismos para “controlarlos” a través de los “apoyos” de los programas sociales, aunque se ha demostrado que sólo el 10% de los apoyos se utilizan como deberían. ¿En dónde está el 90% restante? Por otro lado, la pobreza no sólo se manifiesta en la ausencia de recursos económicos, sino que a su vez imposibilita a las personas a obtener un desarrollo personal, social y cultural hacia su propia identidad, pues no se trata de una simple marginación o una falta de integración, sino que estos sectores son considerados por el sistema capitalista como insuficientes, manteniéndolos al margen, en la periferia, pues no son los suficientemente “visibles” para ser tomados en cuenta. Aretzy Gallegos

La exclusión social se refiere a la condición social colectiva que experimentan sectores sociales concretos, producto de marcos normativos (leyes) y prácticas institucionales, tanto públicas como privadas, que impiden la realización de sus potencialidades humanas, el acceso a los derechos que los asisten y las oportunidades de prosperidad económica y material , que a su vez genera el empobrecimiento de la vida y el desarrollo de identidad de las personas (Sen, 2000). En México existe una gran cantidad de gente excluida de la participación económica y social (incluso democrática); hay un fuerte debilitamiento en el acceso a un empleo estable, a una vivienda, a la educación, servicios de salud y a un medio ambiente sano, incrementándose la inseguridad, la migración y la degradación ambiental, esto resultado de la concentración y formas de distribución de la riqueza, por lo que la pobreza compleja y la exclusión social se observan como fenómenos simultáneos de carácter estructural , ya que el sistema capitalista se sostiene de la pobreza misma. Por un lado los trabajadores representan mano de obra barata para la producción, sin embargo por otro lado también serían un problema para las transnacionales pues significa a la vez menos consumo, ya que no se cuenta con los suficientes recursos económicos para hacerlo, es por eso que a su


Aretzy Gallegos

relato

Rubén Luis Britto (Caracas, Venezuela, 9 de octubre de 1940) Traga Rubén no brinques Rubén sóplate Rubén no te orines en la cama Rubén no toques Rubén no llores Rubén estate quieto Rubén no saltes en la cama Rubén no saques la cabeza por la ventanilla Rubén no rompas el vaso Rubén, Rubén no le saque la lengua a la maestra Rubén no rayes las paredes Rubén di los buenos días Rubén deja el yoyo Rubén no juegues trompo Rubén no faltes al catecismo Rubén amárrate la trenza del zapato Rubén haz las tareas Rubén no rompas los juguetes Rubén reza Rubén no te metas el dedo en la nariz Rubén no juegues con la comida no te pases la vida jugando la vida Rubén. Estudia Rubén no te jubiles Rubén no fumes Rubén no salgas con tus amigos Rubén no te pelees con tu hermana Rubén, Rubén no te montes en la parrilla de las motos Rubén estudia la química Rubén no trasnoches Rubén no corras Rubén no ensucies tantas camisetas Rubén saluda a tu tía Paulina Rubén no andes en patota Rubén no hables tanto, estudia la matemática Rubén no te metas con la muchacha del servicio Rubén no pongas tan alto el tocadisco Rubén no cantes serenatas Rubén no te pongas de delegado de

curso Rubén no te comprometas Rubén no te vayas a dejar raspar Rubén no le respondas a tu padre Rubén, Rubén córtate el pelo, coge ejemplo Rubén. Rubén no manifiestes, no cantes el Belachao Rubén, Rubén no protestes profesores, no dejes que te metan en la lista negra Rubén, Rubén quita esos afiches del cheguevara, no digas yankis go home Rubén, Rubén no repartas hojitas, no pintes los muros Rubén, no siembres la zozobra en las instituciones Rubén, Rubén no quemes caucho, no agites Rubén, Rubén no me agonices, no me mortifiques Rubén, Rubén modérate, Rubén compórtate, Rubén aquiétate, Rubén componte. Rubén no corras Rubén no grites Rubén no brinques Rubén no saltes Rubén no pases frente a los guardias Rubén no enfrentes los policías Rubén no dejes que te disparen Rubén no saltes Rubén no grites Rubén no sangres Rubén no caigas: No te mueras, Rubén.


Nº4, junio 2013