Issuu on Google+

1


2


Índice

Página

Editorial El tiempo según la burocracia Sistema para elaboración de discursos ¿Qué será de la vida del humor? Diccionario secreto ¿Mentiroso yo? Acabar con el trabajo y fomentar el osio Sobre la estupidez Ebriedades Mentiras venezolanas Fobias Enfermedades típicas de l@s venezolan@s Sobre la estupidez Lección de literatura El gran Leo Sobre la estupidez Exigencias de la oposición AMPUTA POESÍA Sobre la estupidez Algunos libros raros Pequeña romanza sobre el destino Sobre la estupidez Misión 4 x 4 El celular de Hansel y Gretel En el Metro de Caracas Caricaturas

2 3 4 5 5 6y7 8 9 9 10 10 10 11 11 12 13 13 14 15 y 16 17 17 18 19 19 22 23 24 3


Humor o humorismo (del latín: humor, -ōris) es definido como el modo de presentar, enjuiciar o comentar la realidad, resaltando el lado cómico, risueño o ridículo de las cosas.

L

os venezolanos hemos tenido siempre la fama de chistosos, de gente que se ríe hasta en las más difíciles situaciones. A través de los tiempos ha quedado recogido nuestro humor en infinidades de revistas, periódicos, programas audiovisuales, radio y hasta cine. Si venía el papa sacábamos chistes, si había elecciones igual, todo era motivo de esa maravillosa celebración de la risa, todos los acontecimientos bien valían una broma y una carcajada entre amigos. Escuchamos hace ya bastante tiempo una polémica que dividía en dos toletes el mundo del humor: por un lado unos defendían el humorismo y lo diferenciaban de la comicidad, aquel era intelectual, literario y éste era chabacano, de chistes fáciles, morbosos y muy asociado a la televisión. Lo cierto es que sea intelectualoso, populachero o chabacano, el humor mueve a la risa y es una manifestación de la inteligencia humana y de la sensibilidad con la que vemos las relaciones sociales, es decir la risa y el humor son una conexión continua con nuestra realidad, es una lectura de la realidad. En los quehaceres de la venezolanidad, el humor es un eje transversal a toda actividad, este elemento no puede faltar en ningún espacio, así sea una ceremonia de esas acartonadas.

El humor en una forma de comunicación muy efectiva. En Venezuela tenemos una larga historia de humoristas que se tomaron muy en serio su trabajo aunque no le hayamos dado la importancia que se merecen, ell@s y el humorismo en nuestra idiosincrasia.

ISSN: 1690-2718 Depósito Legal: pp200201cs565 Tlf: (0212) 578 07 30 0416 825 40 75 Apartado Postal: 17362 zp. 1015-A Ipostel Parque Central Caracas Venezuela lamanchax@yahoo.com lamanchax@gmail.com http://www.lamanchaweb.blogspot.com

Consejo Editorial Oscar Sotillo Meneses Janette Rodríguez Herrera Francisco Issa Zambrano Gastón Fortis Silva

Colaboradores

J.A.B. cesarR bruTo Rúkleman Soto Oscar Rodríguez Pérez Anthony Alvarado Hanneke Wagenaar (Juana) José javier León Israel Colina Pablo Aquiles Fortis Rodríguez Hernán Casciari Fontanarrosa Quino Bosco Nuez Régulo Rogelio Naranjo María Centeno Palomo Co-responsables Juan Carlos Sotillo Nicanor Cifuentes Gil Maracaibo-Edo. Zulia Leila Medina Jouseline Rodríguez César Santana

Gran Caracas

Solangel Morales Hely Uzcátegui Moisés Mirele Los Teques-Edo. Miranda Oscar Fernández La Victoria-Edo. Aragua Marco Aurelio Rodríguez Catia La Mar Edo. Vargas Dayana López Buenos Aires -Argentina

lamanchax@gmail.com Corrección Colectiva

Agradecimientos A l@s que se saben reir LA MANCHA no se hace responsable de los comentarios emitídos por sus colaboradores.

4


a i c a r c o r u b a l n ú g e s iempo

r a r o l l o n a r Ríase pa

O s c a r S o ti ll o

El t

L

a categoría tiempo ha tenido distintas interpretaciones en el transcurrir de los siglos. Desde el tzolkin maya hasta la relatividad de Einstein, pasando por el cronos griego y la medición mecánica del tiempo hace relativamente poco. Siempre ha habido una preocupación profunda por contar, entender y desentrañar ese concepto complejo, todas las culturas humanas conocidas han intentado a su manera nombrar y dar características propias al tiempo. La inefable cultura gringa ha acuñado la frase “Time is Money”, bueno, ya nos tienen acostumbrados a esas bajezas. Los aborígenes australianos no consideran los tiempos pasados en su idioma, allí todo sucede en el presente. Pero éste no es el tema que nos convoca. Si existiera, o si supiéramos la lógica de otros universos, seguramente cada uno tendría su propio concepto del tiempo, pero no hace falta ir tan lejos ni hacer un ejercicio de extrema imaginación para conseguir un concepto de tiempo bastante particular: aquí mismo en Venezuela tenemos el concepto de tiempo que ha generado la burocracia. Si partimos de que en la sociedad en general, la de los transeúntes, la del pueblo de a pie que trabaja y vive en los territorios de la república, usa un concepto sencillo y aceptado de tiempo, el monstruo que le toca administrar los bienes de la república utiliza un concepto de tiempo endógeno, generado en base a sus insólitas prácticas y dictado con la intención de entenderse a sí mismo, justificar sus desmanes e intentar en una tensión permanente destruir las esperanzas del pueblo, ese mismo que le dio en un tramposos contrato social, la tarea de administrar los bienes comunes. De cada uno de estos conceptos del tiempo ha quedado entre nosotros una fraseología, un compendio de términos, de frases y expresiones que denotan en su conjunto de qué se trata la cosa, el concepto de eterno, de inmortalidad, de dios, de infinito, de la vida y de la muerte, tienen que ver directamente con el concepto de tiempo. El concepto que aquí nos ocupa no podría quedarse atrás y también acuña su terminología propia, en ésta se puede ver reflejada su intención y su basamento. Pasemos sin más preámbulo a revisar el tema:

nidad. Veamos: En este sistema los hechos no transcurren sometidos a un esquema rígido, sino que son arrastrados por fuerzas tremendas que secuestran en un limbo cualquier tarea o actividad, que saldrá liberada de allí sabrádioscuándo.

rrar, donde todo debe concluir satisfactoriamente para dar nacimiento a otro lapso administrativo que nacerá tan torpe y lento como el primero y así hasta el fin de los tiempos. Una gestión puede comprender varios lapsos administrativos, al menos que suceda una catástrofe. La quincena: Aunque utilizada para otro tipo de medición, la quincena es la unidad más importante del sistema de medición del tiempo burocrático. Nada sucede desligado de ésta, nada es más importante que desojar los calendarios hasta verla llegar como el otoño. Esta unidad de alguna manera metafísica rige a todas las demás unidades. La quincena es la reina de las medidas del tiempo, tanto así que este sistema pudiera ser llamado “Sistema de quincenas”.

La gestión: Esta primera unidad de medida tiene la duración exacta de la gestión de un determinado burócrata frente a sus responsabilidades (¿?). Por lo general se piensa que antes de este lapso no existió nada ni existirá después, antes de la gestión todo era caos y oscuridad y después todo será caos y oscuridad y las tinieblas reinarán sobre la faz de la tierra.

La jornada: La quincena se compone de una cantidad determinada de jornadas (no se saben cuántas), la jornada es hermana gemela del día hábil, pero estos dos nunca coinciden, es decir: cinco días hábiles no necesariamente equivalen a cinco jornadas. La jornada es un concepto absolutamente desligado de la tarea, aquella se estira y se encoje para evitar a todo trance cumplir con ésta. El horario de oficina es un engendro abominable ensartado en la jornada que lo divide en dos toletes con el sacrosanto espacio del almuerzo.

El lapso administrativo: Esta es una de las subdivisiones de la unidad anterior y es la que permite crear cada cierto tiempo una especie de Armagedón o fin de los tiempos, un momento parecido al juicio final donde todo tiene que ce-

El sabrádioscuándo: El aporte más maravillosos de este sistema de medición del tiempo es una medida flexible que existe entre las otras unidades, esto no existe en ningún otros sistema de medición del tiempo que haya conocido la huma-

Los agujeros negros: Muy parecido a las medidas flexibles antes explicadas y como si no fuera poco existen también los agujeros negros, estos son bolsones de tiempo muerto que aparecen de pronto sin ningún aviso. Se les da el nombre de vacaciones, permisos, reposos, congreso o algún otro tecnicismo que implica que el tiempo se detendrá de manera indefinida y el trámite quedará atascado sin remedio. La inmediatez: Existen varias medidas del tiempo que se acercan bastante a la velocidad de la luz y a la duración de un nanosegundo: éstas se usan muy a menudo para resolver lo que se esté haciendo antes de la cuatro y media. También se usa para revisar un proyecto importante al que de antemano se ha inscrito en la lista negra o también para inventar una genial excusa ante la inminente llegada de un ciudadano que exige ser atendido y al cual no se le tiene respuesta todavía. El sistema que hemos pretendido explicar anteriormente existe del lector magnético de carnets hacia adentro, del lado de la calle existe otro sistema que diariamente se estrella con aquel. No es difícil imaginar lo que piensa un ciudadano que utiliza el tan primario calendario gregoriano o la vetusta medición cronológica que se basa en meses, semanas, días, horas minutos y segundo. Este pobre infeliz cree toda la vida que alguien lo va a entender cuando resulta que ni sus palabras constan en el monstruoso diccionario de la burocracia. ¬¿Para cuándo dijo que necesitaba ese trámite señor? ¬Para mañana… ¬¿Qué querrá decir eso?

5


MÉTODO PARA HABLAR COMO UN POLITIQUERO

Sistema para elaboración Pruébalo ya de discursos completamente

Usted también puede hablar y parecer todo un experto.

Siga las instrucciones a continuación: Lea una frase cualquiera de la columna 1, seguida de otra cualquiera de la columna 2, a continuación otra de la columna 3, y otra de la 4. Siga su discurso mezclando frases de las diversas columnas (1 + 2 + 3 + 4) sucesivamente hasta que se sienta satisfecho. No hace falta que las frases sean de una misma línea. Cuanto más variaciones hagas, más importante parecerá lo que dices. .

Queridos compañeros Por otra parte,y dados los condicionamientos actuales Asimismo

la realización de las premisas del programa la complejidad de los estudios de los dirigentes

Sin embargo no hemos olvidar que

el aumento constante, en cantidad y en extensión, de nuestra actividad

De igual manera,

la estructura actual de la organización

La práctica de la vida cotidiana prueba que

el nuevo modelo de actividad de la organización,

No es indispensable argumentar el peso y la significación de estos problemas ya que

el desarrollo continuo de distintas formas de actividad

Las experiencias ricas y diversas muestran que El afán de organización, pero sobre todo Los superiores principios ideológicos, condicionan que Incluso, bien pudiéramos atrevernos a sugerir que

nuestra actividad de información y propaganda el reforzamiento y desarrollo20 de las estructuras la consulta con los numerosos militantes el inicio de la acción general de formación de las actitudes

Es obvio señalar que

un relanzamiento específico de todos los sectores implicados

Pero pecaríamos de insinceros si soslayásemos que

la superación de experiencias periclitadas

Por último, y como definitivo elemento esclarecedor, cabe añadir que

una aplicación indiscriminada de los factores concluyentes el proceso consensuado de unas y otras aplicaciones concurrentes

6

nos obliga a un exhaustivo análisis cumplen un rol esencial en la formación exige la precisión y la determinación ayuda a la preparación y a la realización

garantizado de las condiciones financieras y administrativas existentes. de las directivas de desarrollo para el futuro. del sistema de participación general. de las actitudes de los miembros hacia sus deberes ineludibles.

garantiza la participación de un grupo importante en la formación

de las nuevas proposiciones

cumple deberes importantes en la determinación

de las direcciones educativas en el sentido del progreso.

facilita la creación

del sistema de formación de cuadros que corresponda a las necesidades

obstaculiza la apreciación de la importancia ofrece un ensayo interesante de verificación implica el proceso de reestructuración y modernización habrá de significar un auténtico y eficaz punto de partida permite en todo caso explicitar las razones fundamentales asegura, en todo caso, un proceso muy sensible de inversión deriva de una indirecta incidencia superadora

de las condiciones de las actividades apropiadas. del modelo de desarrollo. de las formas de acción. de las básicas premisas adoptadas. de toda una casuística de amplio espectro. de los elementos generadores. de toda una serie de criterios ideológicamente sistematizados en un frente común de actuación regeneradora.


S

iempre hemos pensado que el humor es una forma de inteligencia, eso de combinar las palabras y/o las imágenes con lo lúdico, usando ingredientes de ironía y cinismo no es cosa fácil, pero algunas personas lo tienen naturalmente. En América Latina gozamos de una gran herencia humorística y en nuestro país específicamente ésta ha sido muy fructífera no sólo en lo relativo a la literatura sino que es un componente de nuestra idiosincrasia. El y la venezolan@ común disfrutamos haciendo reír a los que nos rodean y hasta en las peores situaciones hemos escuchado la noticia contada con mucho contenido jocoso. El humor ha sido para nosotros un instrumento de la comunicación, a través del cual se difunde la información y se drenan las cargas de frustración que éstas conllevan, nos “Reímos para no llorar”. Decía Nietzsche “El hombre sufre tan profundamente que ha debido inventar la risa” esto como para sublimar situaciones absurdas hasta de dolor y rabia.

Editorial 58 1ra. quincena de 2008

El humor y su consabida carcajada o risa asociada son como las lágrimas, desempeñan una función de catarsis, algunas personas ante situaciones difíciles no pueden contener la risa nerviosa y generan una especie de humor negro. Para más vaina es conocido el humor de los y las venezolanas a la hora de afrontar penurias, pero hemos notado últimamente que la casta burocrática que gerencia políticas e instituciones, sufre de un mal humor desproporcionado. Pareciera que el humor para ellos es falta de rigurosidad, y embadurnan todo de un acartonamiento y una solemnidad mal entendida que convierte en aburrido cualquier evento o proceso. Como pretenden ser los reyes de la formalidad, el humor les causa alergia, los descompone. Por otra parte hemos visto desaparecer los programas de humor de los canales estatales de radio y televisión y son bastante escasos en los canales comunitarios. Parece que el género humorístico aún no ha escapado de la chabacanería heredada de los formatos de la televisión comercial ramplona, que explota la burla, el sexo, la homofobia y la superficialidad como herramientas para la risa. Está nublado el horizonte de un nuevo humor a la altura de las circunstancias. Y paramos aquí para no ponernos serios.

Diccionario secreto J.A.B.

Abstención: Creencia metafísica muy generalizada según la cual las personas de América Latina creen manifestar su inconformidad con los procesos políticos y los norteamericanos su conformidad. Antropología: Ciencia que explica con muchas palabras lo que todo el mundo sabe y que complica lo sencillo para tener de esta manera que emplear más palabras en su afán explicativo. Artista: Persona muy pálida que usualmente viste de negro y tiene mirada perdida, con el tiempo adquiere alguna particularidad capilar. Muchos logran hacerse pasar por personas normales. BigMac: Laxante de gran poder muy popular en la segunda mitad del siglo XX que debe su éxito a su similitud con una hamburguesa. Carta: Paleoemail. Corbata: Unidad de medida de la inteligencia humana. Disney, Walt: Fundador del partido NAZI norteamericano, se le acredita la frase: si a Ud. no le gustan mis muñecos Ud. no quiere a sus hijos. Se le debe entre otras cosas la ruina de la estética infantil. Feminismo: Ver co-machismo.

altuve

Fiesta: Evento socio-etílico practicado compulsivamente por los habitantes de las ex colonias españolas que consiste en hablar todos a la vez con música ensordecedora y tratar de adivinar cuál es el tema de la conversación mientras se mueve el cuerpo de manera espasmódica y en algunos casos rítmicamente. Quien logra mantener cierta coherencia hasta la mañana siguiente se considera ganador, pero no goza tanto. Goebbels, Joseph: Fundador de la TV comercial venezolana a quien se debe la frase: Crean, sean felices. Historiador: Mentiroso compulsivo que cree que los cuentos de su abuela son mejores que los cuentos de las abuelas de los otros seres humanos. Salud: Primera causa de muerte entre los infelices que sólo viven para tenerla.

7


ENTREVISTA AL historiador de lo no creíble Salvador Aguilar Pérez “ChitO”

¿Mentiroso yo? Solangel Morales y Hely Uzcátegui

No es de Los Teques pero se siente tequeño, nació en Valencia un 8 de octubre de 1933, “día en que llegan los fantasmas a hablar conmigo”. Los Teques es su casa desde 1936 y como él dice hasta después de muerto. Llegó de 3 años, a los 5 conoció al Indio Guaicaipuro, porque vivía cerca de la plaza y su padre lo llevó a conocerlo. Se inició como oyente y echador de cuentos en 1946, en la recordada esquina de La Cruz, en el cruce de las calles Miquilén y Negro Primero, en la bodega-almacén de Don Alberto Serrano, echa su primer cuento, por sugerencia de Don Pablo, el mejor echador de cuentos de ese tiempo. Domina a la perfección la exageración y el embuste, además de la fábula, lo cual lo convierte en un viejo de los de antes. Asegura: si no cuenta no es cuento.

«Hace varios años me invitaron a dar una conferencia sobre Los Teques, porque el intelectual que venía de Caracas no pudo venir …y me contrataron. Se comentaba en la calle que no se podía dar la conferencia, al fin y al cabo la di en el Teatro de la Casa de la Cultura ...había una mesita con un mantel un poco desteñido, sobre la mesa un vaso de agua y como tres personas sentadas y más de 20 sillas vacías. Comencé como a las 6 de la tarde y alguien que llegó dijo: ”Chito le habla a las sillas”. Esa fue mi primera conferencia con los fantasmas. Luego fueron llegando más personas al teatro, al final aplaudieron y les pregunté por qué no se habían sentado si habían tantas sillas vacías y respondieron que las sillas estaban ocupadas». «Los embusteros son teatreros, es diversión, historia, los mentirosos son otra cosa rara, hacen daño. Por cierto el próximo 27 de noviembre, será el II Congreso Mundial de Embusteros, celebrando el 8vo. Aniversario de la Ciudad de Los Teques. Bando de Fundación Ciudad de Los Teques Justo hoy, 29 de noviembre de 1997, año del señor y con la bendición de nuestros reyes, sus Majestades de España, Juan Carlos y Sofía, princesa de Grecia, y bajo la égida del primer congreso mundial de embusteros, henos aquí, en este solar, para a la vera del camino real, llamado “de los españoles” para fundar lo que será la Ciudad de Los Teques, la cual quedará asentada a dos leguas al suroeste de la Villa de Santiago de León de Caracas. La voluntad del señor nos ha traído a estas tierras para que se cumpliera su designio y

8

el santoral de hoy, 29 de noviembre, dice que sus santos se apoderarán de la feligresía que aquí more, con sus nombres y atributos: santa mea culpa y santo lomeo. Suenen pífanos y flautas campanillas y tambores; suenen las trompetas y canten para siempre los pájaros en este lugar celestial. Que vuelvan las neblinas que hemos cortado a golpe de espada y pecho, que se haga por siempre la vida al son de hombres y mujeres en estos espesos mogotes y rastrojos de tan bello lugar, es decir, a fornicar a diestra y a siniestra como siempre ha sido y será por los siglos la obra del señor en este mundo que recientemente ha resultado una pelota o esfera. Me nombró fundador y elijo para alcalde mayor de esta Villa a mi burgomaestre Alberto Aguilar y de Pérez Toro, conde de San Corniel y avanzado del señor. Será sede de la iglesia cincuenta varas al poniente donde regirá la catequización y evangelio de indios, ne-

gros, mulatos y otros. El presbítero de esta expedición y mi confesor de alcoba Don Francisco José del Toro y Luna. Así pues queda fundada la ciudad de Los Teques, donde esta cruz marca la plaza mayor y desde hoy todo ser humano o que se le parezca será llamado Tequeño y tendrá como partido: casa, solar, una caballería de sembradío y mujer. Como fundador me reservo las providencias que me conceden sus majestades de España como son: Fornicar a diario, derecho de pernada, el Ejército y la ultima palabra... Haré de Dios. Don Salvador Chito Aguilar y de Pérez Toro, Conde de la Lagunetica de Montaña Poseedor del tesoro Feldman de Monte Catini. Publíquese. Relator, Escribidor y Amanuense, Don Andrés Aguilar y de Pérez Toro, Marqués de la Casa Verde y el Paraíso». Chávez la Reencarnación de Guaicaipuro según los Petroglifos leídos por Chito.

«En la plaza Guaicaipuro de Los Teques habían tres petroglifos, digo habían por que quedan dos, el otro se lo llevaron hace algún tiempo a Miraflores. Le he escrito una carta al Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, pidiéndole que lo regresen a la Plaza que es donde debería estar. Petroglifo 1 Es la planificación de la batalla asimétrica. Que fue preparada por Guaicaipuro, teniendo como adjunto al Cacique Terepaima, en esa batalla se utilizaron bombas lacrimógenas para anular la acción de perros y caballos. Fue una estrategia perfecta que le sirvió de base a Ezequiel Zamora 300 años después, para la planificación de la batalla de Santa Inés, cuando pasaba con los indios por esos cerros. Petroglifo 2 El otro petroglifo es una profecía indígena que establece que Guaicaipuro se mar-


chó, pero que va a regresar para darnos la libertad. En esa piedra se demuestra que Hugo Chávez Frías es la reencarnación de Guaicaipuro. Chávez aparece en 1992 a quinientos años de la llegada de Colón a nuestro continente, tiene 38 años, la misma edad que tiene Guaicaipuro cuando desaparece, Guaicaipuro tiene 18 años al frente de los ejércitos indígenas, Hugo tiene 18 años en el ejército, Chávez gana las elecciones en 1998, fecha en la que se cumplen 500 años de la llegada de Colón a Macuro, en el Oriente venezolano. El Petroglifo dice que Guaicaipuro va a regresar de donde está, a darnos la libertad, el Presidente nos la da en 1999 con la Constitución. Guaicaipuro tiene una noche trágica en abril del año 1568; Hugo Chávez tiene una noche trágica en abril del 2002. El Cacique Guaicaipuro es traicionado esa noche por un Cacique Indígena que había sido domesticado, y el Presidente es traicionado por un indígena Wayu que es el Gral. Manuel Rosendo, un hombre de su más entera confianza. Guaicaipuro era un brujo mayor. Chávez es un brujo mayor como lo demostró en el estado Amazonas, cuando los indígenas le rindieron homenaje y al tabaco no se le cayó la ceniza. Eso es una señal. Guaicaipuro para reafirmar su poderío tuvo que vencer en un combate a muerte al hijo del Cacique Maracay. Chávez para ratificar la presidencia de la República tuvo que matar políticamente a Francisco Arias Cárdenas. La fama de Guaicaipuro recorría todo el continente, igual sucede actualmente con Chávez, Guaicaipuro dominaba la levitación y estaba en todas partes a la vez; el Presidente de Venezuela está en todas partes a la vez con su camastrón. Guaicaipuro era híbrido mitad tequio mitad aragua, Chávez es híbrido mitad indio mitad negro. Chamuel el adivino parasicólogo de el nacional dice que “Chávez va por la octava reencarnación”. Berenice Gómez (La Bicha) pone en boca de María la bruja de la plaza que Hugo es la segunda reencarnación de una obra que comenzó hace bastante tiempo. El 4 de febrero de 1992 después de haber escuchado al “sabio constitucionalista David Morales Bello” pedir la pena de muerte a los golpistas. Yo, Chito Aguilar fui a la Plaza Guaicaipuro y en presencia de un viejito que andaba por ahí, felicite a Guaicaipuro por haber regresado en Chávez y él me respondió con 2 lágrimas de neblina.

Petroglifo 1

Petroglifo 2

9


10


Acabar con el trabajo y fomentar el osio cesarR bruTo

mí no me gusta meterme en vidas agenas siempre respeto las ideas de los otros, pero si usté un día llega al gobiernO yo le aconsejo que haga todo lo que pueda para acabar con el trabajo humano, ques una de las plagas y visios mas asquerosos y mortales que aplastan a la humanidá desde las oscuras noches de la prehistoria para no ir mas lejos. Cómo será de horrible ese visio, vea, que cuando alguien trabaja enseguida se conpara con animales, y a cada rato usté encuentra tipos que se quejan disiendo: “Estuve sinchando como un buey!” O se lamantan a gritos: “Me hisieron tirar como un burro!” O se desesperan esclamando: “¡Estuve sudando como un caballO!” O sea que todas esas quejas demuestran que el trabajo no es un plaser, sino un castigo; y si el trabajo es un castigo, el trabajo no le puede gustar a nadies, salvo que sea un masorquistA... ¡Y si un tipo se masorquea, que se masorquee él solo, pero que no venga a haser masorquismo con nosotros! La rabia que da es que a todos nos enganiaron desde chicos disiéndonos quel trabajo es lindo, quel trabajo es alegre, que el trabajo da salú.... ¡Y esa es una brutA mentira, porque casi siempre atrás del trabajo viene el cansansio, y atrás del cansansio la debilidá, y atrás de la debilidá la falta denerjía, y cuando viene la falta denerjía se produce la desmoralisasion de la persona!... Y no es que lo diga yo, que no soy nadies: si usté entra en una oficina no ve mas que tipos llenos de preocupasión y con el seño frunsido; y si entra en una fábrica verá que todos los obreros tienen la misma preocupación y el mismo frunsimiento en el mismo sitio... ¡Y los patrones les gritan a los capatases, y los capatases les gritan a los obreros, y los obreros les gritan a los delegados de los sindicatos, y los delegados de los sindicatos declaran sendas huelgas! Lo cual quiere desir, a ojo de cubetero que las huelgas y las broncas vienen porque la jente trabaja... ¡y en cambio si la jente se quedara en su casa descansando se acabarían los problemas y todos estarían felises y contentos! A lo mejor usté es un retrógado mental y piensa para sus adentros que yo estoy equivocado, porque todos tenemos que trabajar para comer... ¡Y esa es otra idea falsa, apócrifa y mentirosa por donde la mire! Por lo pronto, no es sierto que sea necesario trabajar para

comer, porque yo conosco miles de tipos que comen y no trabajan ¡y precisamente los que mas trabajan son los que menos comen!... Y otro enfoque equivocado consiste en desir que usté para comer tiene que trabajar, o sea que es a la inversa: ¡por culpa del trabajo es que a usté le viene el hanbre! En cambio, si usté se queda quieto, su cuerpo no tiene desgaste; y si su cuerpo no tiene desgaste, su cuerpo no presisa calorías; y si su cuerpo no presisa calorías, su cuerpo no presisa comer; y si su cuerpo no presisa comer... ¿me quiere decir para qué tiene que sacrificarse trabajando? Ademas ¿quiere que le diga otra cosa que a usté le va a poner los pelos de punta, si es que tiene pelos y sino pasiensia? ¡Todo el mundO se enloquese trabajando y produsiendo a rajasincha, y nadie ni nadies aprovecha lo que produse o sea que trabaja al cuete!... Dígame una cosa: cuando usté piensa en noruegA ¿qués lo primero que piensa de noruegA? Lo primero que le viene a la cabesa es el bacaladO, y lójicamente piensa que los noruegos se dan unos atracones de bacaladO hasta que se les sale por las orejas... ¡Pero no! El bacaladO noruego es para esportar al estrangero, y a los noruegos que lo pescan no les queda ni la cola! Y el caviar ruso es tremendamente esquisito... ¡pero para que un ruso coma caviar presisa reseta médica! Y los quesos de holandA son fenómenos ¡pero los holandeses tiene que ir al puerto si quieren oler sus quesos cuando se los llevan a otros paises! Y el güiski escosés es recontrafamoso en todo el mundO ¡pero en escosiA toman berreta! y ademas los escoseS ni siquiera pueden esconder un frasco abajo de la ropa, porque los tipos usan polleras cortas, y usando polleras cortas es fásil que se les vean las botellas... En serio se lo digo: todo el mundO produce cosas ricas, pero casi nadies las apróvecha: la langosta chilenA es una locura, pero el chileno sólo conose una langosta: la que vuela; y la naranja paraguayA es presiosa ¡pero hay paraguayos que a sus naranjas no les ven ni el ombligo” Y el basiL manda cargamentos de fruta a todas partes ¡pero hay brasileroS que no saben ni como se pela una banana! Y si un polaco quiere tomar vodkA tiene que

ir a italiA, y si un italiano quiere tomar vino quianti tiene que irlo a pedir a suisA, y si un suiso quiere un reloj tiene que ir al japóN, y si un japonés quiere una radio japonesa tiene que venir a larjentina!... Incluso, ¿quiere que le diga otra cosa? Hay gobernanteS quen vez de invitar a la jente a que descanse y viba tranquila, los insitan a deslomarse trabajando con la ilusión de quel trabajador de haora vive mejor quel trabajador de antes... ¡Y esa es otra mentira estruendosa, porque el honbre de haora en vez de trabajar menos trabaja mucho mas quel honbre de antes! Fíjese quel honbre antiguo trabajaba de sol a sol, o sea que cuando salía el sol el tipo cachaba la herramienta, y cuando se ponía el sol el tipo tiraba la herramienta y que trabage aureliO; pero un día el honbre pensó para sus adentros: “¿Por qué tengo que trabajar de sol a sol, si yo puedo trabajar menos?” ¡Y tras cartón luchó y luchó hasta conseguir la jonada de 8 horas, o sea 48 horas semanales! Pero al poco tiempo se le volvió a frunsir el entresejo, y dijo: “¿Y por qué voy a trabajar el sábado todo el día?” ¡O me dan sábado inglés, o no trabajo nada!” Y a fuerza dentusiasmo, dinamismo y tronpadas el honbre consiguió sábado

inglés, 44 horas semanales, vacasiones pagas, aguinaldo, salario familiar obligatorio, jubilasión, descanso por maternidá... Bueno: no para él la maternidá sino para su seniora, naturalmente... ¿Y sabe usté cuál fue el resultado de todo esto? Vea, no le miento: uno de los linotipistaS que compuso este libro es amigo mío, vibe en mataderoS, se levanta a las 6 de la maniana y trabaja hasta las 12 en una imprentA; después va a otro sitio y labura de 2 a 8 de la noche, y después de las 8 corre a laburar de mosO en un cafetín hasta la una de la maniana... Y todavía de yapa aprovecha los sábados, domingoS y feriados para haser horas estras, o haser changas, o haser mudansas o haser lo que le cante la miseria... En una palabra: ¡aquel honbre de lantigüedá que trabajaba de sol a sol era un piola bárbaro conparado con el honbre de haora que trabaja de sol a sol y de luna a luna, y siempre está buscando otro laburo porque no le alcansa la guita! O sea que yo entonces pienso lo siguiente: si trabajando poco, la plata no alcansa, y trabajando mucho tampoco alcansa la plata... ¡No trabagemos nada de nada, y por lo menos no nos cansamos, ni nos hasemos mala sangre, ni nos ronpemos la ropa!

11


Ebriedades

Sobre la estupidez metodológica Esta estupidez abunda en el campo de las ciencias, y más específicamente en el campo académico; pues los profesores universitarios se han acostumbrado tanto a la regularidad, que andan buscando recetas mágicas en todos los espacios que visitan. Una de las preguntas típicas que me hacen cada vez que doy una conferencia es: ¿y eso que acaba de exponer usted, para que nos sirve? Y yo respondo: no sé, no me importa, no doy recetas, averígüelo usted, etc. Pero creo que de ahora en adelante les responderé: “para nada”. Incluso veo en ellos una suerte de angustia, que podríamos llamar angustia metodológica, que al parecer solo se calma con una receta, es decir; paso 1: abre tu estúpida mente paso 2: el mundo no es sólo una suerte de cuestiones predecibles. paso 3: invita a personas formadas en distintas áreas a trabajar en equipo. paso 4: Atrévete a ir más allá de lo que sabes. paso 5: Atrévete a equivocarte. paso 6: Acepta lo irregular en tu vida. paso 7: Olvídate de todos los pasos anteriores y comienza a vivir.

Título: Ebriedades Autor: Gonzalo Fragui Editorial: Librería Ifigenia y El perro y la rana 214 paáginas Febrero de 2011

Esta media página de La mancha

está plenamente justificada por el acto sencillo de reseñar y comentar el libro Ebriedades de Gonzalo Fragui. Esta segunda edición aparece en marzo de 2011 bajo los sellos de Librería Ifigenia y El perro y la rana. Ya conocíamos la primera edición merideña y la habíamos disfrutado junto a los amigos. Para los editores, este libro pertenece al género de la narrativa, ya que han desaparecido de un tiempo para acá las colecciones de humor. Gonzalo se extiende profusamente en un tejido de anécdotas, ocurrencias, situaciones diversas donde los escritores y poetas que han circunnavegado su amistad quedan al desnudo y a la vista de todos. No dudamos que este género anecdótico humorístico es profundamente poético y sofisticadamente narrativo, digamos que es un género híbrido en lo técnico escritural y en lo emocional. En

Sobre la estupidez necesaria Esta estupidez es tan defensora de su gremio que quien la propone la cree imprescindible. Por supuesto que quien la propone debe ser tremendamente estúpido. De seguro habrán escuchado por ejemplo al médico: “si no sigue este tratamiento sé va a morir”. El economista: “Este es el plan que nos sacará de la crisis”, o “estamos mal pero vamos bien”, al político: “éstas son las políticas que nos llevarán al desarrollo”, al religioso: “éste es el camino a la salvación”, al militar: “no hay otra opción que la guerra”, al científico: “todo depende de cómo se use”, al educador: “ésa es la única forma de resolver ese problema”. Y por aquí podríamos seguir con más estupideces de este tipo. Estupideces que hacen creer al estúpido que las oye que es ésta la única opción. Una cosa sí queda clara en todo esto, y es que para que una estupidez de éstas tome fuerza y cuerpo, debe haber por lo menos un estúpido que la crea. Y ese estúpido eres tú.

que hacemos con ellos son y sirven sólo para eso; peor aún lo es el creer que éstos son inocentes y no llevan una intencionalidad oculta. Pero más estúpido es lo que denomino el síndrome ingenieril. Éste consiste en manejar todo lo que se hace desde esta perspectiva utilitarista, y es por ello que las ideas y la planificación concienzuda sólo son posibles en las mentes de los filósofos. En consecuencia las políticas públicas desde esta visión sólo son una gran cadena de ensayo y error. Cosa que se ha transformado en ensayo y error, error, error… La culpa de todo esto no es de los ingenieros, sino de los estúpidos que les hemos hecho creer que ellos sí saben lo que hacen. Entre dos candidatos presidenciales, uno estúpido y el otro super-estúpido. Estoy seguro que elegirías el más parecido a ti.

12

altuve

Sobre la estupidez utilitaria Es una inmensa estupidez el creer que los objetos y lo

214 páginas Gonzalo hace un viaje desde Omar Khayyám, pasando por Humphrey Bogart hasta los más cercanos Aquiles Nazoa, Antonio Trujillo, Hermes Vargas y Ludovico Silva. Todo el viaje está construido alrededor de las ebriedades, la bebedera, la echadera de palos que en estas páginas adquiere un valor superlativo de ritual universal. El mismo Gonzalo en un prólogo casi abstemio confiesa que este libro no es una apología al licor, pero tampoco un catecismo para hacer la primera comunión. Lo que Fragui destaca y es quizá el alma del libro es que es un libro para compartir, un libro para meterle mano, y así ha sido porque he visto a muchos ciudadanos comprar una docena para regalarle a sus amigos. A Gonzalo le decimos que el viaje a Mérida para andar en bicicleta por los pueblos del sur sigue en planes.


1.¡Dame tu número y yo te llamo... 2.¡Una birra y nos vamos! 3.¿Yooooo? con esa(e)... ¡jamás! 4.¡Tan, tan rascao, nunca estuve! 5.¡Te juro que no me acuerdo de nada! 6.Pero si yo apenas la saludé... 7.¡A mí nunca me llegó ese mensaje! 8.¡Reviso mi correo y me desconecto, ya! 9.¿Cumbia y vallenato, yo?... ¡jamás!!! 10.Pa’ ese antro, ¡nunca!... 11.¿Quéeeeee? me entero! 12.¿Y qué se siente fumar eso??? 13.Mi amor, ¡no te va a doler! 14.¡Di como diez vueltas y no te vi!!! 15.Ese teléfono sonaba ocupao’ todo el tiempo 16.Qué lindo te quedó el corte... 17.¡Yo bebo poco, gracias! 18.Voy en 5 minutos. 19.Paso por ti en 10 minutos, espérame afuera. (jajajaja) 20.Me queda un solo cigarro... 21.¡Me iba a comprar uno cero Km, pero este me gustó más!!! (claro) 22.Yo fui el que terminó con ella... 23.Ya vengo, voy a dar una vueltica... 24.¡nos vemos allá!!! 25.¡No gracias! yo ya comí... 26.Es sólo un amigo(a)... 27.¡Cuando llegué, ya habían cerrado! 28.Dormimos juntos pero no pasó nada...

29.¡Hoy no, me duele la cabeza!! 30.Había maaaadre cola... 31.Quieres decir, mi ex... 32.Te debo el regalo... 33.Este año sí me pongo a estudiar... 34.¡Estuvo fácil ese examen!!! 35.¡Arrechera, arrechera, no le tengo! 36.¡Te juro que no se lo cuento a nadie!!! 37.Al fin y al cabo, ni quería ir… 38.¿Anís, Cocuy, Superior???? ¡guácala!!! 39.¡Te ves bella(o)!!! 40.¡Verga, cantas arrechisimo!!! 41.¡A mi también me encanta esa canción!!! 42.¡Estoy cansada...ahora bailamos! 43.¡No, yo tampoco me quiero ir!!! 49. ¡No parece que tuvieras esa edad... 50. Que se vaya, no me importa… 51. Te extraño... 52. La otra ronda la pago yo!!! 53. No bebo más nunca... 54. ¡Hoy si es verdad que no salgo!!! 55. Iba pasando por aquí de casualidad... 56. Yo pensaba que cumplías años mañana... 57. Yo la veo como una niña... 58. ¡Ese es un carajito pa’ mi!!! 59. ¡Yo también te amo!!! 60. ¡Mi alma, el(la) no me gusta, que te pasa!!!

Por lo menos tres de éstas has dicho alguna vez en tu vida.

Tostyfobia: Miedo a que las hordas chavistas lleguen y le roben el tostyarepas. Muy parecida a la microfobia donde el miedo es depositado en el hurto del microondas. Neurofobia: Miedo a que el prójimo pueda tener igual o más ideas que uno. Mayofobia: miedo a quedarse sin mayonesa en el refrigerador por más de tres días. Comunifobia: Miedo a la solidaridad. Alterfobia: miedo al otro, al que es distinto a uno. Cheguefobia: Miedo a la imagen del Che Guevara. Esta fobia se origina en la absoluta ignorancia de la biografía del referido personaje. Castafobia: terror a ser confundido con alguien de otra clase social. Quincefobia: miedo a ser despedido del empleo. Esta fobia es complementaria a la ultifobia. Restofobia: temor profundo a no tener suficiente dinero a la hora de pagar en un restauran. Acondifobia: miedo mortal a que descontinúen el champú y el enjuague que realmente le deja el pelo sedoso. Escofobia: miedo a no conseguir más el güisqui barato al que se ha acostumbrado. Coofobia: Pánico a las cooperativas.

Un importante grupo de Sociedades Científicas a nivel mundial, está estudiando una serie de síndromes que típicamente aparecen en Venezuela. Algunos de ellos se mencionan a continuación:

Soponcio: Padecimiento de personas mayores y que depende del estrato social, mantiene el nombre de “soponcio” si ocurre en personas adineradas, pero no se sabe por qué se llama “caligüeva” si ocurre en pelabolas.

Quebranto: Misteriosa elevación de la temperatura corporal no lo suficientemente alta como para ser considerada fiebre, pero sí lo bastante seria como para faltar al trabajo o al colegio.

Cogió un aire: Esto sí es verdad que tiene locos de metra a todos los científicos de Harvard, porque hasta los momentos no se explican cómo es la fisiopatología de la vaina esta: ¿Cómo uno se puede coger a un elemento gaseoso (aire)?- Y el aire, ¿se deja coger así no más? Y si se deja coger, ¿por dónde?

Patatús: Ataque súbito de loquetera de origen desconocido, el cual puede ser objeto de una hospitalización para su observación. Generalmente le da a personas de 50 años en adelante. Yeyo: Cualquier trastorno repentino que sea lo suficientemente grave como para ir al médico, tomar remedios y faltar al colegio, trabajo o bochinches. Puede utilizarse como sinónimo de patatús. Chichón: Protuberancia craneal usualmente causada por un coñazo o un trancazo con algo duro. Empacho: Desorden digestivo también conocido como barro flojo y ocasionado por una “comida pesada” después de una “palamentazón” como por ejemplo: hallacas, pan de jamón, pernil, ensalada y dos botellas. La Sociedad Venezolana de Gastroenterología recomienda para estos casos “Sal de Frutas ENO” (el Alka Seltzer nunca es igual). Cuerpo pesao: ¿Cómo explicarle a otro ser humano no nacido en Venezuela qué coño es sentirse con el cuerpo pesao? Es una vaina así como que el tronco va para un lado, los brazos pesan una bola y de paso las piernas no te dan ¿quién entiende eso? Zarpullío: Erupción extraña compuesta por un poco de pepitas que salen generalmente después de haber comido una empanada de cazón en El Palito. Roncha: Las pepitas anteriores pero amuñuñadas y que pican que jode.

Bolas acatarradas: Es el único tipo de catarro que no es contagioso, y se produce por lo general al tener cerca a una persona que lo que hace es joder.

También están en estudio una serie de causas de mortalidad general que sólo ocurren en personas nacidas en Venezuela, a saber: Le dió una vaina: No tiene lugar del cuerpo específico, el hecho es que esa “vaina” se lo llevó. Le dio nervios: Todo el mundo tiene nervios, pero en Venezuela, los nervios “dan”. Se refiere a cuando una situación genera confusión, miedo, angustia. Es peligroso porque puede terminar en patatús. Una güevonada rara: Contrariamente a lo que parece etimológicamente, no tiene nada que ver con el órgano que están pensando, ni con el huevo. Al igual que “la vaina”. Puede dar en cualquier parte del cuerpo. Una matada: Caídas aparatosas, generalmente en sitios públicos, de las cuales quienes la sufren, a pesar de lo estrepitosas, se paran rapidito, como si nada hubiera pasado. Estar jodío: Estar mal, con algún dolor generalmente en alguna o todas las partes del cuerpo, pero también atribuible al dolor de estar pelando bolas.

13


Sobre la estupidez de la formación En este mundo estúpido, el que obtiene siempre las máximas calificaciones es aquel estúpido y/o estúpida que es capaz de reproducir las lecciones de la sociedad estúpida que lo lleva a la escuela. Un estúpido sobresaliente, no sólo es lo que ya dijimos sino que además es el rey y/o reina de los alienados. En consecuencia cree que lo que hace es lo mejor y si eso le da un mejor estatus, entonces siente que no cabe duda de eso. Pues el estúpido sistema capitalista los necesita así para crecer y mantenerse en los mejores lugares sin oposición. Por otro lado los estúpidos que nos oponemos a todo esto, no nos va mejor que a los anteriores. Y no pocos deseamos a veces no haber consumido de la manzana del conocimiento o el no haber elegido la píldora roja de “The Matrix”. En consecuencia esa píldora azul o también llamada la píldora de la idiotez, no deja de ser tentadora. Sobre todo cuando observamos a los imbéciles que están en las posiciones de poder y que en consecuencia, dirigen nuestros destinos aunque no tengan idea de qué es eso. En conclusión para ser calificado por una sociedad estúpida como el más brillante, debes ser en realidad el más estúpido de los estúpidos. Pues solo eso valorarán como extraordinario. Ante la formación alienante preferimos la deformación liberadora.

Sobre la estupidez intelectual Hay estúpidos que se creen intelectuales, que miden la intelectualidad y la calidad de ésta, no por lo que dicen ni cómo lo dicen, sino por la cantidad de estupideces que pueden colocar en un texto, en tal sentido mientras más escribas será mejor, según estos estúpidos. Incluso algunos estúpidos de estos que se creen académicos, evalúan los trabajos de sus estudiantes de esta forma. Conminando a futuros intelectuales a reproducir este estilo de estupidez. Si no lo hacen son reprobados.

Sobre la estupidez de la investigación Una investigación que no se repregunta, que no cuestiona sus métodos, que sólo cree que es buena e incluso la mejor porque tiene más aparatos con muchos botones y luces de colores, porque tiene investigadores que han realizado posgrados en las universidades donde han diseñado esos aparatos de muchos botones, son herederos de una idiotología que rinde culto al Dios tecnocientífico. Una mirada a la tecnología desde la lógica de la dominación/dominada, ofrece una perspectiva muy reducida de análisis, y puede llevarnos a un callejón sin salida. Esa búsqueda desesperada por el aparato más nuevo o por la herramienta de última generación, sólo beneficia a quien vende, los demás son estúpidos esnobistas, por otro lado los conservadores o los románticos híbridos que por ejemplo le colocan el sonido de la máquina de escribir al teclado de la computadora, no son menos estúpidos.

Sobre la estupida originalidad Esta estupidez de la originalidad se oye en muchos campos de la vida cotidiana, pero sobre todo en el de las artes. Esa búsqueda de lo original, los lleva a cometer las estupideces más atroces. Muchas de las cuales van en contra de lo que ellos mismos creen. Según Wittgenstein; la originalidad no existe. Sin embargo en un mundo estúpido la originalidad es necesaria para encontrarle sentido al sinsentido que llaman vida.

14

Según Nietzsche: El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa. Concepción que lo aproxima a la filosofía cínica y que establece que el humor es, en el fondo, un tipo de catarsis o contraveneno espiritual.


L

eoncio Martínez mejor conocido por su apodo de Leo fue un caricaturista, humorista y poeta caraqueño nacido en 1889. Fue colaborador de El cojo ilustrado, La linterna mágica, La voz del pueblo y fundador junto a otros del periódico Pitorreos y Fantoches, ambos cerrados por la dictadura gomecista. Leo fue un cronista gráfico de las costumbres caraqueñas y un retratista del pueblo llano, sus dibujos han conservado para la historia las costumbres, los dichos, las maneras y los personajes de una Caracas que ya se ha ido. A decir de Aquiles Nazoa “…Descubre el lápiz de Leo la vitalidad de un pueblo cuya sonrisa parece decirnos que la esperanza es lo último que se pierde”. El gran Leo murió en Caracas el 14 de octubre de 1941 por complicaciones generadas a raíz de los ataques que le propinara una banda de fascistas.

bailes de salon

QUIMERAS POÉTICAS

loteria de muñequitos

–¿Ese niño es suyo? –Sí, señora, es el maraco de la casa. –¿Y esa muchacha, que viene ahí bailando? –También: esa es la maraca.

–!Yo soy un gran improvisador¡ –Bueno; improvisa dos fuertes e invítame a comer.

–¡El cometa! –¿El cometa o la cometa? ¿masculino o femenino? – No sé: levántale la cola y vea.

15


Sobre la estupidez de la adulancia Todos sabemos que la estupidez habita en todo y en todos, sin embargo en los estúpidos que son producto de la adulancia, se crea en ellos una sensación ficticia de superioridad y en consecuencia los hace más estúpidos de lo que habitualmente son. Alguien podría decir que estas personas no eran así y que sólo se transformaron luego de obtener un cargo de responsabilidad. Eso es un error, pues un estúpido será siempre un estúpido; que no se haya manifestado es solamente porque poseía una estupidez latente que sólo esperaba una situación especial para emerger. Por otro lado, los adulantes son tanto, o más estúpidos que los adulados. Ellos creen que estimulando y parasitando a su estúpido, lograran lo que desean. Esto es parcialmente cierto. Pero los adulados no son eternos y además éstos se cansan rápido de sus aduladores y suelen cambiarlos cuando éstos ya no los satisfacen, como lo hacen con cualquier objeto. No pretendo dar un curso aquí de autoestima ni mucho menos hablar de autoayuda. Eso sí sería merecedor del estúpido de oro. O cualquier otra estúpida premiación que los estúpidos se inventen.

Sobre la estupidez paradigmática Esto se refiere a todo estúpido que sólo se siente bien con aquellos que comparten las mismas estupideces. Si se encuentran con otros que refiriéndose al mismo tema adoptan otro enfoque, consideran a estos últimos estúpidos y buscan ridiculizarlos en público, pues ellos en el peor de los casos, se creen los dueños de la verdad. Los estúpidos intelectuales por ejemplo, se valen de la retórica y el discurso argumentativo para demostrar su supuesta supremacía ante aquellos estúpidos que piensan diferente o que simplemente no piensan. Incluso aquellos que en algún momento se sintieron relegados por este hecho. Hoy día se agrupan y se erigen en nuevas tribus defensoras de la consigna “quítate tú para ponerme yo”. Es tan estúpida esta situación, que algunos han creado su propia definición de paradigma para encajar mejor en dicha estupidez.

Exigencias de la oposición

para dialogar con la Revolución

-Que la cédula de identidad venga en diferentes diseños para poder elegir (algunas proposiciones: Winni Pooh, arcoiris, barras y estrellas, Elvis Presley) -Que en la misión Robinson eliminen del alfabeto la letra Ñ para que a los gringos se les haga más fácil hablar espanol. -Que en las próximas elecciones sólo participen ellos (a ver si así ganan). -Que las próximas máquinas electorales sean vendidas por Marcel Granier y las auditorías sean dirigidas por Globovisión. -Qué Chávez sólo trabaje cuatro horas al día. -Que se suspenda de inmediato cualquier reimpresión de la Constitución Bolivariana. -Que prohíban la entrada al sagrado recinto del Teresa Carreño de gente alegre y bullera. -Que la Plaza Altamira sea demolida para olvidar tan rotundo fracaso. -Que se nombre Ministro del queso a Ratón Pérez. -Que se declare ilegal ganar tantas elecciones. -Que Chávez les explique cómo fue eso de las UBES y las patrullas. -Que Aló Presidente sea transmitido por todos los canales para poder subir el rating. -Que CONATEL queme todos los archivos del 11, 12 y 13 de abril de 2002. -Que las marchas de apoyo a la revolución se hagan en tres partes para que no ver tanta gente. -Que los módulos de atención primaria sean sustituidos por Mac Donald´s. -Que Ronald Mac Donald sea nombrado ministro de cultura. -Que se le cambie el nombre a la misión Vuelvan Caras por Turn Face Back Mision -Que HalleyBurton se haga cargo de la misión barrio adentro.

En esta ironía que llamamos vida, encontramos a muchos académicos que se esfuerzan por presentarnos una aparente mirada distinta que se origina en el pensamiento filosófico e ideológico de izquierda. Pero contradictoriamente, los que se han dedicado a estudiar las contradicciones, son los seres más contradictorios. Te hablan de nueva educación, y siguen dictando clases magistrales, te dicen que se deben modificar los procedimientos de planificación y evaluación, pero siguen siendo aplicadores del castigo de la nota, en el debate; te dicen que son de izquierda pero no les gusta que sus estudiantes se declaren marxistas por ejemplo. A veces parece que la tónica es negarse a todo. Pero si te niegas a todo tampoco les parece. Son seres de otro planeta que al parecer han sufrido muchas frustraciones y pretenden desahogarse con su entorno. Al final de esto te dicen que son felices y que es mejor dejar de lado las ideologías.

16

-Que la plaza Altamira no sea declarada monumento al fracaso.

altuve

Sobre la estupidez de la complacencia académica


AMPUTA se pronuncia con propuestas ante demanda impuesta por ciudadano ofendido en Venezuela

Oscar Rodríguez Pérez (corresponsal exclusivo ante la comunidad europea)

E

n primicia exclusiva para la prestigiosa revista alternativa La Mancha, obtuvimos el pronunciamiento oficial de la Asociación Mundial de Putas Asociadas (AMPUTA) ante la medida judicial solicitada en contra de un ciudadano comunicador de los medios institucionales, por parte de un ciudadano empresario de los medios privados de cuyo nombre no queremos acordarnos. Recién salido de la redacción de la Asamblea General reunida en un discreto lugar de la ciudad de Amsterdam, Holanda, las delegadas de AMPUTA nos cedieron copia del documento, con las propuestas esenciales, comprometiéndonos a divulgar la totalidad de tan histórico enunciado. Es como sigue: “Amsterdam, Holanda, julio de 2011. La Asamblea General de carácter extraordinario, realizada en el seno del comité central de la Asociación Mundial de Putas Asociadas (AMPUTA), se pronuncia ante la diatriba judicial habida en el país Venezuela, interpuesta por el ciudadano FULANO DE TAL (a quien denominaremos, a partir de este momento, el DEMANDANTE), de oficio empresario de los medios privados de comunicación, en contra del ciudadano ZUTANO DE CUAL (a quien llamaremos el DEMANDADO) de oficio comunicador de los medios institucionales de ese país y conductor de un programa televisivo de proyección intercomunal denominado YA USTEDES SABEN. Por afectar los intereses sociales de nuestras asociadas en ese país y en todo el mundo, y sobre todo los intereses y moral de nuestros hijos, creemos pertinente pronunciarnos políticamente ante este pleito que llama a la reflexión de la comunidad internacional. Pensamos que la intencionalidad de todo

este asunto, se remite a la utilización a todas luces inadecuada, por parte del DEMANDADO, de la denominación “hijo de puta”, hecha en su programa televisivo, para criticar ciertos defectos y vicios políticos de carácter ético y moral del DEMANDANTE. Creemos al respecto, que desde nuestra prestigiada Asociación, debemos contribuir de manera mediadora y civilizada a la solución del problema y así satisfacer a ambas partes y encontrar una conciliación pronta y beneficiosa para ambos y para nuestra Asociación. Haciendo un análisis acucioso de los motivos por los cuales el DEMANDANTE fue impuesto del apelativo ya escrito en este documento, cuestión que (insistimos) afecta grandemente los interese de nuestra Asociación, creemos que el DEMANDADO tiene justificadas razones para utilizar los apodos más extravagantes que escoja contra el DEMANDANTE, debido a la participación de éste en contra de la constitucionalidad y del pueblo de ese país, quienes deben sentirse justificadamente ofendidos, sin embargo, nuestra Asociación insiste en creer que este apodo debe ser cambiado por otro del gusto y predilección del DEMANDADO, con la finalidad de subsanar las lesiones morales que tienen lugar hacia nuestra Asociación en todo este desagradable asunto. Para este objetivo proponemos al DEMANDADO algunos alias que le satisfagan en su encono militante y aminoren la indignación del DEMANDANTE, y pueda escoger uno de éstos o varios o todos si le da la gana, con la finalidad de facilitar una pronta mediación y la solución pacífica del conflicto. Los motes propuestos por nuestra Asociación al DEMANDADO y sus definiciones respectivas, consultados democráticamente con todas nuestras asociadas en todo el mundo (no sin antes, todas cagarse de la risa del asunto), son los siguientes:

ACNÉ: Por fuera se ve temible y por dentro es aguado. ÁNGULO RECTO: Lo usan en el Pentágono. AVIÓN A CHORRO: Se oye burda y sólo se le ve el humo. BOLETA DE EXCARCELACIÓN: Sólo sirve para irse. BOLLITO DE AYER: Cae pesado. BORRACHO E’PLAYA: Ofende con risita. BRUJA MALA: Vuela bien feo. BUCHE Y PLUMA: Mote arcaico de supina obviedad. CAPERUCITA ROJA: Tiene vocecita de “yo no fui”. CARRO E’MALANDRO: Siempre le falta un repuesto. CURSO FLOJO: Le encanta un saboteo. EDIFICIO VIEJO: Tiene problemas en la azotea. GUATE’ PERRO: Lo recogen para botarlo. GALLINA VIEJA: No arrima una pa’l mingo. HUEVO TIBIO: Si se enfría, nadie lo pasa. LAMPARITA: Lo encienden cuando conviene. LATA DE SARDINA: Abierto ya no sirve. LOBO FEROZ: Protagoniza con mentiras. LUNA NUEVA: Nadie lo ve. LUZ DE BENGALA: Su brillo se consume rápido. LOCO EN TERMINAL Nadie le pone cuidado. MAL BAÑAO: Se perfuma, se peina pero siempre luce chorreado. MARIONETA: Alguien le mueve los hilos. MEDIA SUCIA: Nadie se lo pone. MOJON DE CAÑERÍA: Atravesado y frágil. MONDONGO PICHE: Ni los perros se lo comen. PAN FRIO: Se vende barato. PAN DURO: Se lo comen si no hay más nada. PENDEJO AL CUADRADO: Cree que el pueblo es pendejo. (paráfrasis a Facundo Cabral) PERRO E’QUINTA: Cuida la Casa Blanca de Washinton. RADIO PICÓ: Pocos se acuerda de’l. SAYONA: Al principio aparenta docilidad. SELVA VIRGEN: Se engorila de nada. SEMAFORO EN SABANA: Nadie lo toma en cuenta. TROPA SUELTA: Se le sale la clase. Culminadas las propuestas, el comité central de AMPUTA ha decidido por unanimidad mundial, obligar al ciudadano DEMANDADO a cambiar el apodo utilizado con encono en contra del ciudadano DEMANDANTE, por algunas de las proposiciones antes expuestas e instamos al DEMANDANTE a aceptar la propuesta elegida por el DEMANDADO, en función de la paz, la armonía y el más alto sentido de convivencia social en democracia. En caso contrario, AMPUTA se reserva el derecho de demandar al DEMANDADO,

por atreverse a relacionar a sus asociadas y a los hijos de éstas con las marramucias sociales y políticas cometidas por el DEMANDANTE. Post Scriptum. Cualquier parecido de estos hechos, con otros sucesos análogos o similares que estén ocurriendo o hayan ocurrido en el país referido o en cualquier otro país del mundo es pura y simple coincidencia. (Firmas ilegibles)”

¡Según Farruco “Caracas no tiene problemas de tráfico...”! ...que buen chiste 17


ANTHONY ALVARADO

Pueblo Nuevo de Paraguaná 1982. Licenciado en Educación mención Lengua, Literatura y Latín por la Universidad Francisco de Miranda. Poeta, ensayista, promotor cultural. Pertenece a la Fundación Literaria León Bienvenido Weffer, al grupo Tiquiba. Ha publicado “Piedras sobre la cruz” (coautoría), “Antología de la cueva” (coautoría), “Introducción al manifiesto de los muertos” (plaquette). Artículos y ensayos en revistas de Falcón y el país.

Siempre intentando reproducir su accidente y su herida, y sin amago de practicar los gestos. En absoluto desacuerdo con la sociedad en la que habita, ha construido un refugio improvisado bajo un techo de palmas y hojas secas, donde desperdigará el polvo acumulado de su antiguo apartamento para recrear la peste o, mejor para tejer un cuadro informalista que expondrá a un lado de la avenida donde será acabado por los escupitajos de los conductores.

MIS MODALES YA NO TIENEN REMEDIO Vivo atado a modales de simio. Salto huecos en la avenida, en las aceras me dejo llevar por la muchedumbre como en manada, hago malabares en el tendido eléctrico, le rasco la espalda y le extraigo los piojos, al jefe de la cuadra para que no me deje sin trabajo. Subo las escaleras a cuatro patas, -creo que la ciática me dará una certificación y me elevará a la condición de jorobado-. Me entrometo en los festines sociales donde otros, igual de simios, me dan pelea por las sobras. Sus modales no son los más indicados para una fiesta, llevan los cabellos cortos, el rugido ronco por los aerosoles del asma, un perfume barato que disimula olores residuales. En ninguna ocasión mi conducta de simio me ha sacado de aprietos, si no bastara, vivo bajo estricta vigilancia de la ley. Considéreseme un ciudadano alterno, pero ¡por favor! no quiera parecérseme.

18

Luisa Amanda Herrera

LA HERIDA EN LA PINTURA Y EL FINAL EN LA AUTOPISTA


HANNEKE WAGENAAR (JUANA) de CACRI JAZZ

IMPERIALISTA Se me alteraron las llaves el tudel se me aflojó el latón de mi cuerpo se tensó ¡Escuche a un funcionario de cultura decir que yo era un imperialista! ¿Cómo? ¡Yo, un saxo! ¡Un saxofón! ¿Instrumento del imperio? Relegado desde mi fabricación allá por los mil ochocientos y tanto No me querían ni en las orquesta sinfónicas Era demasiado agitador demasiado sensual demasiado bocón Orejas sordas, bocas mudas cuerpos impregnados de ignorancia esoso son mis jueces los que me critican, los que me juzgan ajenos a mi dolor desconocedores de mi historia Salí a la calle vendido como escoria barata en tiempos de la segunda guerra cuando los negros, si podían me compraban y entonces yo los ayudaba por las noches a matar el hambre En bares... en burdeles... en la calle Vomitando jazz, jazz, jazz sonando intestino sacándome las entrañas, gritando complaciendo, entreteniendo Bañado en sudor y saliva pertencientes a mi dueño de turno cañas rotas, labios partidos notas lastimeras

Oscar Sotillo Meneses

¿Cómo voy a ser un imperialista? si mi cuerpo sirve para arropar a músicos negros surgidos de la miseria de un pueblo oprimido No pertenezco a una clase elitesca aunque hay quienes aseguren que me han visto en Las Vegas enchapado en oro con incrustaciones de diamantes Pero ese... no soy yo.

19


Sobre la estúpidarisa

Dicen los entendidos que la risa es muy buena, y que incluso ayuda a sanar. Otros dicen que es mejor reír que llorar. Sin embargo reír en exceso no es muy bueno que se diga y reír por cualquier cosa estúpida que se nos ponga delante, sólo sirve para delatar lo estúpido que se es. Un estúpido disimulado se ríe de forma cautelosa, un estúpido descarado o despreocupado, se ríe sin restricciones. Es por eso que hay distintos tipos de risas, éstas van desde la risa que parece llanto, pasando por un tipo de risa que parece hipo, la risa que imita a algún animal hasta llegar a la que parece un grito. Todas son reflejos de un tipo particular de personalidad estúpida. Por supuesto conociendo el mundo sicótico en el que vivimos, aquellos que más se ríen son en consecuencia los seres más tristes. Pero eso no es nada nuevo, todos los estúpidos seres humanos son así. No me puedo despedir sin decir que también hay un tipo particular de risa que me llama especialmente la atención. Esta es, el tipo de risa que da risa. Esta es la más estúpida de todas, pues promueve una reacción en cadena en todos los estúpidos del mundo. Tal vez sea por eso que en las estúpidas series cómicas gringas, aún usen las risas grabadas. Son tan estúpidos estos señores que alguien tiene que decirles cuando reír, y a pesar de eso dicen ser felices.

Historia universal de la astucia

Venezuela está loca loca loca

León Azpurua compila una serie de hechos históricos increíbles pero ciertos, falsificaciones más caras que los originales, batallas falsas, monstruos inventados, y grandes fraudes etc…

Este compendio recoge de manera facsimilar y agrupados temáticamente los originales titulares y comentarios de periódicos nacionales. No son inventos, son de verdad verdad.

Segunda Antología del disparate

Código de ética del periodista venezolano

Sobre la estúpida Infelicidad

Un estudio estadístico reciente en Venezuela, indica que los pobres son relativamente más felices que los ricos, porque los primeros con sólo tener satisfechas sus deudas son felices, en cambio los ricos mientras más tienen más quieren. En tal sentido si un año van una vez al extranjero el próximo quieren ir más, si sus vecinos tienen algo que ellos no lo quieren y así sucesivamente. Por otro lado según una investigación realizada en estados unidos, la pregunta generadora fue: ¿el dinero puede ayudarnos a ser más felices? La indagación demostró que la falta de sustento económico llega incluso a hacer infeliz a las personas, si la calidad de vida baja, también el bienestar emocional. En cambio, conforme aumentan los ingresos de los individuos, su satisfacción con la vida se incrementa. Si tomamos en cuenta que todos los estudios son estúpidos, ya conocen mi opinión. Sin embargo puedo decirles que sin dinero no se puede vivir, y con mucho ya es un problema.

Díez Jiménez recoge en esta original compilación cientos barbaridades que sus alumnos redactaron como respuesta en exámenes.

Uno de los libros más insólitos creados y editados en Venezuela. No lo vamos a comentar, léalo usted mismo y díganos si en alguna oportunidad ha servido para algo.

Sobre la estúpida genialidad

Siguiendo la lógica de este discurso, es obvio que la genialidad en una sociedad estúpida se refiere a aquella persona que puede reproducir con mayor facilidad las estupideces que sorprenden a la mayoría de los estúpidos. Irónicamente aquellos seres que se revelan desde muy temprana edad, con demostraciones convincentes de interesantes argumentos y/o conceptos, no son vistos como geniales. En tal sentido un niño que aprende a sumar más rápido de lo esperado es un genio, pero uno que aprende a analizar y a cuestionar lo establecido, es un rebelde al que se le augura un futuro de transgresiones y muy probablemente una muerte violenta. Esa es la genial sociedad en la que vivimos en la que la diferencia es un pecado o un objeto de circo. En los niños genios descubrimos una tremenda capacidad adaptativa al orden estúpido establecido y además una impresionante memoria. Fuera de eso lo que queda son los autistas genios o Savants, capaces de resolver complejos algoritmos e incapaces de cepillarse los dientes.

20

Explicación de los sueños y pesadillas Este libro es un pequeño diccionario anónimo para interpretar de manera correcta los sueños y las pesadillas. Contiene además el oráculo de los amantes sacado de las fases de la luna.

Refranes de un presidente José Finol Suárez se dedicó a compilar los refranes y dichos que el ex presidente Herrera Campins dijo en alocuciones, discursos y ruedas de prensa. Increíble: el prólogo es de Roberto Luckert


Pequeña romanza sobre el destino José javier León La Mancha 58

A César Lares y Edgar Hernández

T

al vez sea algo manido, pero en mí fue como una revelación: el humor y el cinismo van juntos. Veamos de cerca el cinismo, y por ende, al cínico. ¿Qué ha descubierto? Que haga lo que haga la certeza del sin sentido asoma en todos sus pasos, que el polvo del tiempo ocultará todas sus huellas, que nada existe más allá del límite, de cualquier límite. De ahí su risa, su carcajada, su blasfemia. Se eleva el cínico por sobre los asuntos humanos y sobre ellos derrama su causticidad, porque sabe que toda opción se convierte tarde o temprano en la misma, no importa lo opuesto de sus signos. Como las líneas paralelas que se juntan en el infinito, o como aquella línea recta que se encuentra consigo misma, también en el infinito. El cínico, que esto sabe, opta o elige, pero su opción queda invalidada por la conciencia de que poco importaba ésta o cualquier otra decisión. A veces elige las dos, incluso al mismo tiempo, mas no para desafiarlas, sino para jugar un juego decidido de antemano, en el que las dos opciones demuestran su arena y su nada. Sin embargo, ¡quién duda que elige! Cualquiera asegura haber elegido y hasta dar la vida por su opción, no obstante la vida misma se encarga de retornarlo al punto de donde partió para enfrentarlo con el rostro de otrora y descubrir que nada en verdad cambió, que su opción no logró modificar sustancialmente su ser, su estar, su vida. Diremos que eso es falso, que sí optamos, que sí nos construimos paso a paso, mas insisto, ¿qué habría ocurrido con nuestra vida de hoy de haber elegido justamente lo contrario al momento, ayer, de una decisión? O elegimos fatalmente (entonces el destino existe) o elegimos al azar. Podemos decir que elegimos-forzados-por-las- circunstancias, entonces, no elegimos, sino que estamos en manos de fuerzas en definitiva superiores. Podemos –y esto es peor para nosotros- decir que no tuvimos otra opción. Podemos decir, también, que nos pareció justa la decisión en ese momento y lugar; entonces, la sensación de justicia de dónde nos viene, ¿no es acaso de las circunstancias?, así el ciclo de la fatalidad se instala de nuevo. ¿Qué dice, a todas estas, el cínico? Opta por cualquiera, por las dos opciones, una primero, luego la otra, o bien, las dos al mismo tiempo, esto es, decide jugar (con él y con los otros). Quien cree decidir, en otras palabras, nada decide, se ilusiona (como decir que se miente), pero finalmente toma el camino que ha sido despejado de antemano por las circunstancias… Es aquí o antes, cuando el cínico borra las circunstancias al optar por la rosa de los vientos, por el azar, por lo impensado (lo que no piensa ni puede pensar –ni- él mismo. Si lo hubiese pensado habría caído en manos de las circunstancias y el destino habría abierto –cavado- su fosa.) O bien, lo pensado por nadie. Su opción, pues, no es otra que el disparate. ¿Cómo encontrar esa senda? En la nada, esa nada que se va abriendo y despejando a medida que las cosas existen y se borran, una nada viva, palpitante, que no admite un solo pensamiento, que no admite una sola

opción (en su tierra de nadie no admite coordenadas, toda dirección es la misma, tundra de signos, desierto de muros abatidos.) Cuando elegimos creemos someter el tiempo a una virtual detención sólo porque somos nosotros los que nos detenemos, como quien para de pronto de respirar y luego, con un bufido, suelta el aire. Tal detención es imposible pero nos valemos, quien lo duda, de vanas estrategias de ilusión. El cínico, que esto sabe, no opta, es decir, no se detiene y, muy al contrario avanza silbando hacia (la) nada, en dirección alguna, sin que ningún paso devenga huella, pasado, historia. El cínico no tiene historia y a sí mismo se desconoce. Tal vez, en algún momento de su vida con sí mismo tope, entonces se descubre sin pasado ni historia, pero también sin opción. Quien lo ve o ha visto, hasta ese momento, dejará de conocerlo (y de verlo) y si corre –literalmentecon suerte, tal vez logre alejarse sin que su fantasma (el del cínico) lo persiga hasta su enloquecimiento. De esto el cínico, que ha borrado al otro para siempre, ni cuenta se da, y cualquiera de nosotros diría que carece de sentimientos o que es inhumano. Esto lo pensamos porque creemos que lo humano tiene sentido, pasado, presente, futuro. Otros dicen que se equivoca, y que sólo el cínico puede dar fe (pero su testimonio es la risa) de su error, de su ilusión, de su apego casi insensato a la vida. Pero ¿por qué sigue vivo, el cínico? Porque la

muerte sería una opción, común y hasta desabrida. Y de lo que se trata es de no optar… Además, la muerte tiene la naturaleza de no ofrecerse, ciertamente, como opción, porque es una y única y todo sueño de opción humana es al menos doble, en realidad múltiple, nunca una y única. Toda opción única es como la muerte o la finge. De ahí proviene la pura sensación de carga pesada que experimentamos ante esas opciones en las que sentimos –erróneamente- que no tenemos otra opción y que sólo resta el salto al vacío. En estos momentos el cínico, que conoce el límite puesto que allí vive, sabe que ninguna opción es tal una y única (salvo la muerte) y justo entonces su risa desborda toda razón, todo comedimiento. Cuando la única opción es saltar al vacío, decide las llamas, abrasarse, el derrumbe. Jamás la salvación como una y única opción, al fin y al cabo muerte postergada. El cínico jamás viaja a Ispahán , no por temerario sino porque esa fábula no fue escrita para él. Huir es una opción y la fábula en ese sentido acusa una visión del destino extrema, propia de un monoteísmo sin fisuras. Esa estratagema encuentra tierra estéril en el cínico. Tendrá pues, que venir la muerte a buscarlo y, como siempre ante las opciones, saludará (la muerte o el cínico indistintamente –fijos ambos en un presente sin orillas-) su llegada, su encuentro, su revelación, como quien de súbito despierta.

21


MARACAIBO EXPORTARÁ HUECOS

Sobre la estúpida gramática

Así como para aprender un nuevo idioma no es indispensable conocer a la perfección la gramática de ese país, (pues ni los escritores de dicha nación la conocen), tampoco lo es para aprender a escribir. Por supuesto que eventualmente se tendrá que aprender pero la gramática en la enseñanza primaria corta la inspiración del futuro escritor.

Sobre elfuera estúpido mundo de contexto

Las lecturas y/o interpretaciones fuera de contexto, pueden conducir a conclusiones estúpidas. Para los estúpidos el mundo está permanentemente fuera de contexto. Ellos viven en un eterno error, muchos de ellos son un error que respira.

Sobre la estúpida dependencia

La dependencia existe y ha existido en la humanidad a través de diversas formas de manifestación. La hay como es el caso del embrión o feto en el útero materno, pasando por el nacimiento, incluso hasta la adolescencia y/o la adultez, en el caso de padres protectores y/o sobre protectores. Pero también existe la estúpida dependencia a la pareja, al trabajo, a un nivel de vida, a un tipo particular de comida, a los objetos en general, a las drogas, al peligro, a la soledad, etc. Se es dependiente si no se puede renunciar a dicha condición, incluso cuando se sabe conscientemente que ésta no es nada beneficiosa para su salud y/o para su equilibrio emocional. De allí que entre al top ten de las diez cosas más estúpidas de la especie humana.

Sobre la estúpida burocracia revolucionaria Hay algunos estúpidos que creen que la burocracia en el sistema que sea es necesaria y contraponen a dicho proceso lo que llaman burocratismo. Lo curioso es que los supuestos críticos de la burocracia, terminan estableciendo más burocracia en lugar de reducirla. Y hasta para eliminar las normas hay que llenar más formas requisitorias. Entonces ¿Qué tiene de revolucionario la burocracia?

Sobrecreerse la estupidez de humorista La gran estupidez, (o podríamos también llamar el colmo) de ser o creerse humorista, es que ya cualquier estupidez no les causa gracia. Y se convierten en cazadores de estupideces exquisitas, ya que las estupideces cotidianas y/o simples les resultan poco risibles. Esto por supuesto, también es estúpido.

Oscar Fernández 22

Misión 4 x 4 Aunque es la capital del estado petrolero de Venezuela por excelencia, Maracaibo vive uno de sus mejores momentos en cuanto a huecos en las calles se refiere. Más de un millón de huecos distribuidos indiscriminadamente por todo el municipio lo certifican. El Instituto Nacional de Estadísticas dijo que ninguna otra ciudad en el país, cuenta con más huecos en las calles, razón por la cual encabezan ese listado y los opositores lo celebran. En tal sentido, la oficina de “planificación” de la Alcaldía ha asegurado que seguirá asfaltando las calles con la extraña mezcla de fororo, café y “corn flakes”. Algunos expertos dicen que la mezcla es exitosa en zonas secas o xerófitas, pero cuando al clima le da por llover no le importa el daño que le pueda hacer a todos los vehículos automotores, razón por la cual lo consideran un inconciente. Por otra parte, hay ofertas de países centroamericanos y africanos para comprar huecos. El propósito es que el país comprador no invierta en hacerlos sino en comprarlos hechos, porque se pierde mucho dinero en el proceso de fabricación y se generan empleos temporales de muy corto plazo. Sin embargo, China está interesada en los huecos porque a través de ellos podrán establecer comunicaciones y viajes más rápidos hacia Latinoamérica. Las conversaciones se han dado pero las traducciones han sido lentas. La alcaldesa del municipio pro-secesionista Trejo de Rosales en vista a las demandas de la población, lanzará en los próximos días la “Misión 4 x 4”, con la cual cada ciudadano recibirá un vehículo con tracción en las cuatro ruedas y así resolverá este problema de raíz. Afirmó que “la gente no tiene los vehículos adecuados para andar por la ciudad. Estamos seguros que con esta política resolveremos la situación y podrán pasear por la geografía del municipio sin ningún tipo de contratiempos; es decir, con

Israel Colina

más tiempo y con menos contras”. Recalcó que quienes quieran censarse para la “Misión 4 x 4” pueden dirigirse a la Plaza Bolívar de Maracaibo los fines de semana y serán llamados en los próximos días. “Ya sostuvimos conversaciones con la empresa Chrysler y Toyota y todo va sobre ruedas”. Al ser interpelada por los periodistas acerca del porqué las calles estaban como estaban y no recibían mejor tratamiento, alegó que “debido al acaparamiento y escasez del café, el fororo y el corn flakes es difícil mantener las vías en óptimo estado”. Por su parte, las dependencias de turismo del ayuntamiento han asumido con gallardía la condición y han preparado dos tipos de viajes en un mal llamado “tranvía” (en este caso, quien ha estado en Maracaibo, sabe que es una buseta con caparazón de tranvía que hace las veces de tranvía no sobre rieles, sino sobre calles ahuecadas y que para reforzar la identidad zuliana tiene paradas principales en los centros comerciales o “moles”). Las rutas de turismo de aventura instituidas son: a. Viajes de dos horas por cráteres en calles de urbanizaciones, barrios, avenidas principales y transversales. Bs. 20 b. Viajes de cinco minutos por dos o tres calles totalmente asfaltadas. Bs. 50 La gente prefiere la opción “b” debido a que es difícil encontrarse con una calle sin huecos, por lo tanto la consideran una aventura superior. Quienes conocen Maracaibo y tienen carro particular, disfrutan gratuitamente de esa calle dirigiéndose a la Urbanización Monte Bello, por un costado del Centro Comercial Caridad del Cobre en la zona norte y durante dos minutos a 20 Km/h pueden recorrer 100 metros de asfaltado. Algunos maracaiberos piensan montar en la acera, una grita en homenaje a San Asfalto por cuanto consideran esta arteria vial como un “milagro”.


23


El celular de Hansel y Gretel

A

Hernán Casciari La Mancha 66

Pablo Aquiles Fortis Rodríguez

noche le contaba a la Nina un cuento infantil muy famoso, el Hansel y Gretel de los hermanos Grimm. En el momento más tenebroso de la aventura los niños descubren que unos pájaros se han comido las estratégicas bolitas de pan, un sistema muy simple que los hermanitos habían ideado para regresar a casa. Hansel y Gretel se descubren solos en el bosque, perdidos, y comienza a anochecer. Mi hija me dice, justo en ese punto de clímax narrativo: “No importa. Que lo llamen al papá por el celular”. Yo entonces pensé, por primera vez, que mi hija no tiene una noción de la vida ajena a la telefonía inalámbrica. Y al mismo tiempo descubrí qué espantosa resultaría la literatura —toda ella, en general— si el teléfono móvil hubiera existido siempre, como cree mi hija de cuatro años. Cuántos clásicos habrían perdido su nudo dramático, cuántas tramas hubieran muerto antes de nacer, y sobre todo qué fácil se habrían solucionado los intríngulis más célebres de las grandes historias de ficción. Piense el lector, ahora mismo, en una historia clásica, en cualquiera que se le ocurra. Desde la Odisea hasta Pinocho, pasando por El viejo y el mar, Macbeth, El hombre de la esquina rosada o La familia de Pascual Duarte. No importa si el argumento es elevado o popular, no importa la época ni la geografía. Piense el lector, ahora mismo, en una historia clásica que conozca al dedillo, con introducción, con nudo y con desenlace. ¿Ya está? Muy bien. Ahora ponga un teléfono móvil en el bolsillo del protagonista. No un viejo aparato negro empotrado en una pared, sino un teléfono como los que existen hoy: con cobertura, con conexión a correo electrónico y chat, con saldo para enviar mensajes de texto y con la posibilidad de realizar llamadas internacionales cuatribanda. ¿Qué pasa con la historia elegida? ¿Funciona la trama como una seda, ahora que los personajes pueden llamarse desde cualquier sitio, ahora que tienen la opción de chatear, generar videoconferencias y enviarse mensajes de texto? ¿Verdad que no funciona un carajo? La Nina, sin darse cuenta, me abrió anoche la puerta a una teoría espeluznante: la telefonía inalámbrica va a hacer añicos las nuevas

24

historias que narremos, las convertirá en anécdotas tecnológicas de calidad menor. Con un teléfono en las manos, por ejemplo, Penélope ya no espera con incertidumbre a que el guerrero Ulises regrese del combate. Con un móvil en la canasta, Caperucita alerta a la abuela a tiempo y la llegada del leñador no es necesaria. Con telefonito, el Coronel sí tiene quién le escriba algún mensaje, aunque fuese spam. Y Tom Sawyer no se pierde en el Mississippi, gracias al servicio de localización de personas de Telefónica. Y el chanchito de la casa de madera le avisa a su hermano que el lobo está yendo para allí. Y Gepetto recibe una alerta de la escuela, avisando que Pinocho no llegó por la mañana. Un enorme porcentaje de las historias escritas (o cantadas, o representadas) en los veinte siglos que anteceden al actual, han tenido como principal fuente de conflicto la distancia, el desencuentro y la incomunicación. Han podido existir gracias a la ausencia de telefonía móvil. Ninguna historia de amor, por ejemplo, habría sido trágica o complicada, si los amantes esquivos hubieran tenido un teléfono en el bolsillo de la camisa. La historia romántica por excelencia (Romeo y Julieta, de Shakespeare) basa toda su tensión dramática final en una incomunicación fortuita: la amante finge un suicidio, el enamorado la cree muerta y se mata, y entonces ella, al despertar, se suicida de verdad. (Perdón por el espoiler.) Si Julieta hubiese tenido teléfono móvil, le habría escrito un mensajito de texto a Romeo en el capítulo seis: M HGO LA MUERTA, PERO NO STOY MUERTA. NO T PRCUPES NI HGAS IDIOTCES. BSO. Y todo el grandísimo problemón dramático de los capítulos siguientes se habría evaporado. Las últimas cuarenta páginas de la obra no tendrían gollete, no se hubieran escrito nunca, si en la Verona del siglo catorce hubiera existido la promoción “Banda ancha móvil” de Movistar. Muchas obras importantes, además, habrían tenido que cambiar su nombre por otros más adecuados. La tecnología, por ejemplo, habría desterrado por completo la soledad en Aracataca y entonces la novela de García Márquez se llamaría ‘Cien años sin conexión’: narraría las aventuras de una familia en donde todos tienen el mismo nick (buendia23, a.buendia, aureliano_goodmornig) pero a nadie le funciona el messenger. La famosa novela de James M. Cain —’El cartero llama dos veces’— escrita en 1934 y llevada más tarde al cine, se llamaría ‘El gmail me duplica los correos entrantes’ y versaría sobre un marido cornudo que descubre (leyendo el historial de chat de su esposa) el romance de la joven adúltera con un forastero de malvivir.

Samuel Beckett habría tenido que cambiar el nombre de su famosa tragicomedia en dos actos por un título más acorde a los avances técnicos. Por ejemplo, ‘Godot tiene el teléfono apagado o está fuera del área de cobertura’, la historia de dos hombres que esperan, en un páramo, la llegada de un tercero que no aparece nunca o que se quedó sin saldo. En la obra ‘El jotapegé de Dorian Grey’, Oscar Wilde contaría la historia de un joven que se mantiene siempre lozano y sin arrugas, en virtud a un pacto con Adobe Photoshop, mientras que en la carpeta Images de su teléfono una foto de su rostro se pixela sin remedio, paulatinamente, hasta perder definición. La bruja del clásico ‘Blancanieves’ no consultaría todas las noches al espejo sobre “quién es la mujer más bella del mundo”, porque el coste por llamada del oráculo sería de 1,90€ la conexión y 0,60€ el minuto; se contentaría con preguntarlo una o dos veces al mes. Y al final se cansaría. También nosotros nos cansaríamos, nos aburriríamos, con estas historias de solución automática. Todas las intrigas, los secretos y los destiempos de la literatura (los grandes obstáculos que siempre generaron las grandes tramas) fracasarían en la era de la telefonía móvil y del wifi. Todo ese maravilloso cine romántico en el que, al final, el muchacho corre como loco por la ciudad, a contra reloj, porque su amada está a punto de tomar un avión, se soluciona hoy con un SMS de cuatro líneas. Ya no hay ese apuro cursi, ese remordimiento, aquella explicación que nunca llega; no hay que detener a los aviones ni cruzar los mares. No hay que dejar bolitas de pan en el bosque para recordar el camino de regreso a casa. La telefonía inalámbrica —vino a decirme anoche la Nina, sin querer— nos va a entorpecer las historias que contemos de ahora en adelante. Las hará más tristes, menos sosegadas, mucho más predecibles. Y me pregunto, ¿no estará acaso ocurriendo lo mismo con la vida real, no estaremos privándonos de aventuras novelescas por culpa de la conexión permanente? ¿Alguno de nosotros, alguna vez, correrá desesperado al aeropuerto para decirle a la mujer que ama que no suba a ese avión, que la vida es aquí y ahora? No. Le enviaremos un mensaje de texto lastimoso, un mensaje breve desde el sofá. Cuatro líneas con mayúsculas. Quizá le haremos una llamada perdida, y cruzaremos los dedos para que ella, la mujer amada, no tenga su telefonito en modo vibrador. ¿Para qué hacer el esfuerzo de vivir al borde de la aventura, si algo siempre nos va a interrumpir la incertidumbre? Una llamada a tiempo, un mensaje binario, una alarma. Nuestro cielo ya está infectado de señales y secretos: cuidado que el duque está yendo allí para matarte, ojo que la manzana está envenenada, no vuelvo esta noche a casa porque he bebido, si le das un beso a la muchacha se despierta y te ama. Papá, ven a buscarnos que unos pájaros se han comido las migas de pan. Nuestras tramas están perdiendo el brillo —las escritas, las vividas, incluso las imaginadas— porque nos hemos convertido en héroes perezosos.


GUATEQUE REPANO: ORLANDO, CÉSAR Y DANIEL

En el metrohaydemuchas Caracas vacas ¿Dónde nació la idea de cantar en el Metro? La idea nace de varios puntos, primero de la necesidad de tener dinero, el rebusque para sobrevivir y segundo la necesidad de proyectar las ideas que desde hace mucho tiempo venimos plasmando en música, es muy interesante para nosotros tener el contacto directo con la gente, la gente te aplaude y le ves la cara, ellos también te están viendo, y le puedes cantar a alguien específicamente. Pero lo mejor es tener la oportunidad de proyectar los problemas que se viven a diario en el Metro, el mal comportamiento del usuario y usuaria. Algunas personas se hacen los dormidos y no le dan el puesto a los abuelitos y las abuelitas, eso pudiera parecer cómico pero dice mucho de lo que estamos viviendo en nuestra sociedad: no hay conciencia y la herramienta que tenemos nosotros es la música y el talento para componer, metiéndole un poco de humor al día a día de la gente que usa el sistema del Metro. Por ahí va la cosa. Nosotros le ponemos un poco de sarcasmo y humor al mensaje para que sea más directo, sólo un poco de sarcasmo porque si es mucho la gente se pudiera poner brava y si somos pura risa y pura burla no llega el mensaje, por eso mezclamos el sarcasmo y el humor para que llegue el mensaje y se relaje. Le dices pórtate bien niño malo y le haces cosquillas. ¿Y la institución? La actitud de los empleados del Metro ha sido muy opresora, nosotros le llamamos la “dictadura subterránea”. Porque parece que no hubiera Constitución, ni Revolución. Las normativas son más importantes que la gente. Yo entiendo que el mendigar esté prohibido en el Metro, pero tienen que diferenciar lo que es cultura y lo que es mendigar. Nosotros estamos apoyando el trabajo del Metro y ellos nos sacan fotos sin nuestro permiso, vienen los policías armados y nosotros con instrumentos y la conciencia en la mano. Los usuarios y usuarias nos defienden de esos opresores culturales. Los que más nos defienden son la gente mayor que son los más afectados por la falta de conciencia que tienen algunos caraqueños.

Metro de CaraVacas En el Metro de Caracas Nos comportamos como vacas Empujando al compañero, Porque yo soy el primero. muu y remuu No dejes la basura No eches el tique en el suelo Si no te cabe en el bolsillo Llévatelo en el sombrero muu y remuu The number one, The number one Yo soy supermán Yo empujar a diario a muchas personas muu y remuu Cuidao` señora que estoy apurao` No me importa señor que tenga bastón No me importa señora que esté embarazada muu y remuu No te hagas el dormido dale el puesto a la abuelita. Algunos son falta de respeto Otros con cruces en el pecho Coro Hay muchas vacas aquí en Caracas Donde sea hay muchas bestias Estación: El principio de nuestra extinción.

25


Palomo

26

MarĂ­a Centeno

Rogelio Naranjo

RĂŠgulo

Bosco

Quino

Nuez

Fontanarrosa


27


28


LA MANCHA 115