Page 1

2013: ¿UN AÑO DE MOVILIZACIONES EN EL PEDA? Antes de hacer un balance de la movilización de este año, sería bueno que nos preguntásemos cómo comenzó todo esto… ¿Cómo fue que llegamos a estar en paro general por más de dos meses? Bueno, la respuesta parece simple: todo comenzó a partir de movilizaciones internas –atomizadas- de algunas carreras, entre las cuales, Castellano se posiciona por sobre las demás. A partir de esto se genera un proceso de movilización ascendente, en la cual distintas carreras comienzan a paralizarse para solidarizar con castellano, por sus demandas internas y apelando también a la falsa movilización nacional (en rechazo a la requintilización, de este modo desde el Pleno de Federación se levanta un petitorio que presume dar respuestas a las problemáticas estudiantiles, bajo la consigna: “triestamentalidad y democratización del espacio universitario”. Luego de algunas semanas de paralización el nuevo petitorio fue aprobado sin mayor debate y presentado a las autoridades en representación de todo el estamento estudiantil, pese a la oposición, poca profundización de determinados puntos y peor aún, a la falta de discusión y propuestas por parte de algunas carreras, se termina por neutralizar el espacio de discusión en el Pleno de Federación, espacio que finalmente se limitó a: adherir o no a dicho petitorio y, por lo tanto, a la paralización general del ex-pedagógico. Rápidamente la movilización se posicionó, copias del petitorio corrían de mano en mano, los plenos eran cada vez más seguidos y extensos, pero, extrañamente para algunos, las discusiones eran cada vez más infructíferas. De esto último, surge el primer punto importante al momento de analizar el proceso de esta movilización: la falta de discusión. La movilización se toma como un fin en sí misma, la cual se sustentaba en una masividad ficticia, en una movilización por movilización. Al analizar las condiciones en que se dio la movilización estudiantil de este año, es necesario hacer nuevamente el llamado a MOVILIZARSE, pero ahora con un fin y una proyección clara, una movilización que sí pretenda y aspire a cambiar y mejorar las condiciones en que actualmente vivimos. Porque hay que ser sinceros: por falta de claridad y proyección este año se desvalidaron aún más los espacios de organización estudiantil (el de la asamblea especialmente). Es necesario que retomemos la experiencia del año 2011, determinemos cuáles han sido nuestros errores y comencemos a trabajar con el fin de lograr levantar una movilización como mecanismo real de disputa para que construyamos de una vez por toda una nueva universidad, esa nueva universidad que todos dicen querer y dejemos de vivir en la nostalgia de lo que alguna vez fue ese “peda combativo”. Si bien las recetas para las movilizaciones efectivas no existen, sí podemos aprender de las experiencias anteriores. Por ejemplo, en las condiciones orgánicas actuales del peda, no estaría de más recordar que la organización y la movilización se deben comprender –y vivir- como algo permanente, no como algo cíclico y antojadizo, es tiempo de que comencemos a reivindicar la organización y la movilización con proyección, pues en el proceso de transformación los factores movilización y construcción permanente se hacen indispensables. Ahora nos preguntamos si… ¿realmente “ganamos” algo? Luego de la movilización que vivimos, podemos decir que si tenemos una ganada concreta, ya que la movilización termina por modificar el escenario de la administración de la universidad, la cual integra a los estudiantes, a través de la asistencia y participación a los diferentes Cuerpos Colegiados. Esto puede resultar muy provechoso si como estudiantes somos capaces de copar estos espacios desde la crítica y por sobre todo desde la disputa; pero no hemos reparado aún en que nos tendremos que enfrentar a un problema fundamental: que la organización estudiantil se subordina a los tiempos y a temas definidos por la institución, lo que puede resultar peor aún en el contexto actual de despolitización y desorganización de nuestro espacio.


Ciertamente el problema no es participar en esos espacios (aunque así lo parezca en este escrito), sino que la forma en que lleguemos a hacerlo. Resulta muy diferente que nos presentemos con una organización sólida y asambleas permanentemente consolidadas, a que nos presentemos para simplemente seguir fomentando la gobernabilidad de la Universidad. El llamado ahora es claro: si vamos, debemos hacerlo para confrontar y disputar con aquellos que han mantenido nuestra universidad tal cual como hoy la conocemos, cuestionando su utilidad y los efectos que produce la organización estudiantil, para que a través de este proceso logremos apropiarnos de estas instancias. Es por esto que como estudiantes necesitamos discutir y decidir cómo será nuestro funcionamiento, la forma en la cual tomaremos nuestras decisiones, las que definirán nuestra circulación dentro de la universidad. La organización estudiantil debe dejar de ser funcional a la gobernabilidad de la universidad, dejar la política del consenso y actuar a través de la crítica y la disputa de los espacios. Es necesario cuestionarnos nuestra forma de movilización y organización, pues pese a estar en la universidad, somos hijos de trabajadores y seremos futuros trabajadores de carreras altamente precarizadas. No estamos ajenos a la explotación, ni a la opresión, el que se oculte, no significa que no esté ocurriendo y depende de nosotros mismo trasformar esa realidad.

Entonces… ¿son los estatutos la madre del cordero?, ¿o es el modelo de universidad que perpetúa un sistema inhumano y desigual? Para nosotros, hoy los estudiantes del Pedagógico debemos, por una parte resignificar la Universidad para aquellos que hemos sido eternamente excluidos, reconstruirla desde el pueblo para el pueblo; y, por otra parte, posicionarnos en nuestra trinchera y combatir un sistema de educación que ha subordinando a la pedagogía -y a otras profesiones– a las leyes del mercado y su ideología.

¡Desde la acción y nuestra historia...

A CONSTRUIR LA NUEVA PEDAGOGÍA!

¿UN AÑO DE MOVILIZACIONES EN EL PEDA?  

Primera declaración pública Colectivo Frente Pedagógico

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you