Issuu on Google+

DEFENDAMOS LA A C I L B Ú P N Ó I C EDUCA En este ultimo tiempo salio a la luz la cuestión de la LES y la CONEAU en relación a nuestra facultad por medio de, entre otros acontecimientos, una reforma del consejo directivo al IAR (Internado Anual Rotatorio). Nosotros Creemos que esta cuestión es fundamental y determinante a la hora de analizar el porvenir de la universidad publica. El debate sobre estos temas nos lleva a plantearnos cual es el modelo de universidad que queremos: como se financia, quienes reciben esta educación, en función de que nos formamos, etc. Esta es una problemática que nos incluye e incumbe a todos y a todas no solo como estudiantes de la Universidad publica sino también como miembros de nuestra sociedad. Proponemos, entonces, tomar una postura activa en este asunto: informarnos, discutir, reflexionar, organizarnos y actuar. Cuantos mas seamos, cuanto menos deleguemos nuestra voz en manos de unos pocos, mas cerca estaremos de construir una universidad para todos y todas.

Creemos que acreditar la carrera a la CONEAU implica que la universidad pierda autonomía y que esa autonomía sea entregada al poder de turno. Acreditar significa también , la privatización progresiva de la universidad, la restricción del ingreso, la mercantilización de la educación, la adecuación de los contenidos de la carrera al modelo medico hegemónico, profundizando las distancias entre los profesionales de la salud y las necesidades de la sociedad. En definitiva, propone salud y educación para unos pocos. Nosotros no somos los únicos en esta situación, muchas facultades ya fueron acreditadas, aún a espaldas de miles de estudiantes y con el rechazo de gran parte de la comunidad universitaria. Otras, como Exactas, gracias a la gran movilización y concientización de estudiantes, profesores, graduados e investigadores, se logró impedir la acreditación y desacreditar los posgrados. El intento de acreditar la carrera de medicina a la CoNEAU, obliga a las autoridades a poner los contenidos de nuestra carrera en tela de juicio. Desde un pensamiento binario se nos interpela diciéndonos que los “nuevos contenidos” vienen a actualizar la carrera de medicina acorde a los avances que se lograron desde que se confeccionarosn los viejos planes de estudio. Pretenden, de esta manera, ponernos en la disyuntiva de elegir entre los nuevos contenidos o los viejos. Pero los estudiantes, docentes e investigadores de esta facultad tenemos mucho para decir al respecto, no basta con elegir uno u otro. Estamos poniendo a prueba nuestra formación, entendiéndola escindida de la realidad, de las necesidades de la sociedad. Estamos juzgando el tipo de profesionales que forma la UBA, en este sentido es que es necesaria la discusión sobre la modificación de los planes de estudio. Una discusión que se de en el seno de la facultad, que invoulucre a estudiantes, docentes, investigadores, no docentes y a la sociedad misma; pero que tenga como norte la formación de profesionales que puedan interpretar y actuar sobre la realidad de nuestra pueblo para transformar sus profundas contradicciones y desigualdades. Porque la UBA debe ser una universidad pública, autónoma, de cara a las necesidades del pueblo y no de las “demandas” del mercado, y como expresión de la continuidad de la lucha estudiantil para impedir la mercantilización de nuestra educación es que planteamos la necesidad de una Universidad independiente de los capitales privados y del mercado. Planteamos la Autonomia como un MEDIO y no un FIN. Un medio para conseguir nuestro fin, que es la transformación de la sociedad, a la cual tendemos mediante la integración y participación del pueblo en la Universidad y su papel dentro de la Sociedad.

Si queres saber mas o para ponernos en contacto

noacreditamos@gmail.com Noacreditamos.blogspot.com


En el año `95, el gobierno menemista sanciono la Ley de Educacion Superior (LES), continuando lo ya realizado en el orden de la educación primaria y de la educación media con la Ley Federal de Educacion (LFE) del `92. Ambas leyes acordes con la politica neoliberal impulsada en los noventa, siguen las pautas exigidas por los organismos internacionales de credito (Banco Mundial, FMI, Organización Mundial de Comercio) para el modelo educativo del pais. Las reformas en el ámbito universitario se orientan, de acuerdo con la LES, respondiendo a la premisa principal de este modelo, considerar a la educación superior como un “servicio” (Art.13) Una vez promulgada, la LES estableció un plazo para que las universidades nacionales modifiquen sus estatutos amoldándolos a la nueva normativa. Esta imposición dio pie a que en 1996 el juez Marinelli declare incostitucionales los principales articulos de la LES dado que violan la autonomia universitaria, establecida en la Constitucion Nacional. Resultaron inconstitucionales los artículos: 29 (determina los alcances de la autonomia universitaria), 42, 43 (referidos a los contenidos de los planes de estudio), 46 (sobre el establecimiento del Ministerio de Educacion como acreditador de las carreras de grado) y 50 (hace referencia al ingreso del alumnado) Ademas dicha Ley (en los art. 29, 34 y 70) subordina la vigencia de los estatutos de las universidades públicas a la aprobación administrativa del Ministerio, con lo cual desplaza a la Asamblea Universitaria como órgano supremo y, por sobre todo, autónomo.

A partir de la LES que institucionaliza el modelo de universidad neoliberal, el gobierno nacional crea la Comision Nacional de Evaluacion y Acreditacion Universitaria (CoNEAU), cuya funcion es acreditar las carreras declaradas de “interes publico” por el Ministerio de Educacion (Art. 43 a 47) que cumplan un programa “minimo”. Las carreras acreditadas tanto de universidades publicas como privadas, deben dictar los contenidos basicos poniendo en un mismo nivel la educación publica y la privada cumpliendo con los objetivos de la LES y la CoNEAU. Ademas, se busca trasladar contenidos especificos, los que quedan fuera de los “contenidos minimos”, a posgrados o instancias superiores pagas. Esto resulta en una privatizacion encubierta de la educación superior y en la formación de un cuerpo de profesionales con conocimientos muy fraccionados, sin una vision amplia de su disciplina.

La acreditación consiste en un complejo proceso que comi enza, luego de ser declarad de interés una carrera y determinarse su plan de estudios minimo, por una autoevaluación de la facultad entera de alrededor de cuatro meses de duracion. Luego de este período un comité de pares (de universidades privadas y publicas) designado por la CON EAU evalúa nuevamente la facultad y, en base a ello, resuelve si está en condiciones de acred itar. Finalmente, la CoNEAU evalúa el informe y decide el resultado (art.2, Ord.001/96 CoNEAU): no acreditar, acreditar por 3 años o acreditar por 6 años. En el estándar de acreditación de la carreras de grado, defin ido por el Ministerio de Educación, se incluye la carga horaria, el contenido curricular y la “intensida d de formación práctica”, es decir, el porcentaje de clases problemas y de laboratorio sobre el total de horas de cursada (art.43, LES). En los postgrados se avalúa la carga horaria del plan de estudios y el marco institucional en que desarrolla la carrera: cuerpo académico, proyectos de investigación, equipamiento, etc (Res. Ministeriasl 1168/97).

De acuerdo con los artículos 43 y 46 de la LES quien cumple este rol es “el Ministerio de Cultura y Educación en consulta con el Consejo de Universidades”. El Consejo de Universidades esta compuesto, actualmente, por: 7 miembros del CIN (rectores de las universidades Nacionales), 7 del Consejo de Rectores de universidades Privadas (CRUP) y 7 de los Consejos Regionales de Educación Superior (CPRES). Esto quiere decir que la representación de la Universidades PRIVADAS es todavía mayor que en la CoNEAU (3 del CIN y 1 del CRUP) Por ello es que la acreditación no es una manera de “rendirle cuentas a la sociedad”, justificación tan escuchada por los pasillos de las facultades. Sólo un grupo de profesores, decanos de universidades privadas, consejeros regionales de educación son los que deciden si los contenidos enseñados por la Universidad son “socialmente útiles”, por ende, válidos. Una vez más, la MINORIA que decide el futuro de la educación, lo hace a espaldas de la mayoría. El Internado Anual Rotatorio (IAR) es la etapa final de la carrera en la cual se realiza la aplicación práctica de los conocimientos adquiridos durante el ciclo biomédico y el ciclo clínico, y se profundiza sobre las habilidades y destrezas que se aprenden durante la carrera, de manera “supervisada” El lunes pasado (7/6/10) en la Comisión de Enseñanza se discutió el antiguo reglamento del IAR. Algunos puntos del mismo son muy controvertidos, reafirmando la decisión de acreditar la carrera a la CONEAU. Las modificaciones que se le introducen siguen acomodándolo a los requisitos de este organismo. Primero se lo adapto en cuanto a carga horaria, cupos, etc. Hoy modifican los parámetros de evaluación, poniéndole nota ( ya no es aprobado o desaprobado) a los exámenes por modulo.

En primer lugar, dispone que la carga horaria Se incorporarán exámenes finales de cada módulo mínima será de 2140 horas, que se distribuirán en 9 del IAR que deberán ser todos aprobados con 4 o meses con horario tiempo completo de 8 hs diarias más puntos, para poder rendir el Examen Final de lunes a viernes, y una guardia semanal de 24 hs. Integrado del Ciclo Clínico. Es decir, los estudiantes harán un trabajo de tiempo Este último punto, también coincide perfectamente completo sin percibir de un salario. Sumado a esto, con las especificaciones para alcanzar la aquellos estudiantes que no puedan cumplir con el acreditación, tal como lo establece la Resolución nº horario por día (por ejemplo porque deben trabajar), 1314/07 (MECyT) “En las PFO debe implementarse deberán compensarlo trabajando durante el fin de una evaluación formativa sistemática y una semana. sumativa final integradora.”  Por otro lado, los alumnos que comiencen el  Por último, no se aseguran vacantes en las IAR en julio deberán cumplir el 100% del Unidades Asistenciales para todos los estudiantes presentismo de las 32 semanas de cursada. que estén en condiciones de ingresar al IAR, dejando a disposición del coordinador general la Ambos puntos constituyen adecuaciones a los solución del conflicto en el caso de que las vacantes requisitos de la CONEAU. Esto es así, porque se ofrecidas sean insuficientes. cumplirá con la carga horaria mínima de las La cantidad de vacantes ofertadas por las Unidades Prácticas Finales Obligatorias (PFO) que esta Asistenciales serán las aconsejadas por el Comité impone: “La carrera de medicina debe concluir con Ejecutivo del IAR. un período de 1600 horas como mínimo de práctica En este punto se plantea otra coincidencia con los obligatoria final programada, supervisada y requisitos para la acreditación universitaria, que evaluada. La misma debe iniciarse una vez que los estipula: “La cantidad de estudiantes admitidos alumnos hayan aprobado todas las asignaturas y/o debe estar en relación con los recursos físicos, módulos básicos-clínicos.” (Res.1314/07, MECyT) humanos y económicos realmente asignados a la carrera.” 


Boletin