Page 1

ISSN: 1695.4297

12 - Febrero - 2007 DIAS DE LLUVIA Francisco Javier Barea Barrero fbarbar@ea.mde.es

RESUMEN Desde una perspectiva educativa, se proponen una serie de actividades físicas y psicológicas como alternativa a la típica sesión de Educación Física en el patio de recreo o pista polideportiva, en esos días en los que la climatología es adversa, o en los que no podemos hacer uso (por diversos motivos) de la pista, el gimnasio, la sala de usos múltiples, etc.

PALABRAS CLAVE Aula, ambiente, carácter de la asignatura, juego, ficha de trabajo, mobiliario.

1. INTRODUCCIÓN ¿Qué hacemos? Está lloviendo y no podemos salir, no podemos aprovechar la mayor característica de nuestro área, la que la hace diferente al resto: que se desarrolla al aire libre. ¿Podríamos desarrollar sesiones de E.F. dentro del aula sin restar ápice alguno de ese carácter? Porque la solución más socorrida está claramente en el gimnasio, la sala de usos múltiples… Pero la realidad es que no todos los centros disponen de este tipo de instalaciones. Habrá que ingeniárselas para llevar a cabo una sesión de E.F. en el aula. Y eso implicará desarrollar contenidos propios del área de E.F. para conseguir los objetivos propuestos en nuestra programación, reflejar en dicha programación la alternativa que suponen estas sesiones “interiores” en caso de lluvia, elaborar posibles fichas relativas a las Unidades Didácticas o Centros de Interés que se estén desarrollando en ese momento. Se muestra ante nosotros, por tanto, un trabajo apasionante de planificación, investigación y puesta en práctica en pos del beneficio de nuestro alumnado, y que debe repercutir en nuestro bagaje profesional (y por qué no, también personal).

2. PROPUESTA Dada las reducidas dimensiones que posee un aula (en comparación con el patio del recreo o una pista polideportiva) tenemos que adecuar las características de las mismas a nuestros juegos; además, no debemos obviar un hecho: es posible que molestemos al resto de aulas en clase, y para ello debemos avisar y pedir el permiso oportuno. En un primer momento no parece difícil desarrollar una sesión dentro del aula, lo complicado será quizá instaurar el ambiente adecuado. Una serie de premisas pueden servirnos en este punto:

1


ISSN: 1695.4297

12 - Febrero - 2007

- Abrir las ventanas y subir las persianas, escuchar cómo llueve y que entre el aire. - Correr sillas y mesas hacia las paredes (si no nos van a hacer falta en los juegos). - Retirar todos los objetos que puedan poner en dificultad el desplazamiento de los alumnos/as. - Realizar cualquier cambio en el mobiliario que produzca la sensación de estar en otro sitio que no sea el aula (provocar cambios en la percepción que el alumnado tiene del lugar habitual de las clases). - Por supuesto, tener previstas adaptaciones para el alumnado con Necesidades Educativas Especiales.

La cuestión se centra, por fin, en elegir los juegos de ese día. Una planificación responsable evita la improvisación y el posible fracaso de la sesión “interior”. Tener prevista este tipo de sesiones es fundamental a la hora de una buen desarrollo de la misma, y sobre todo, para que nos sirva tanto a alumnos/as como a docentes: a unos para, en un fin último, educarse a través del juego y del movimiento (Junta de Andalucía, 1992a); a otros, como herramienta de trabajo. Para ello está claro que nos centraremos en Unidades Didácticas que estén planificadas para fechas invernales: debemos comprobar en qué periodos del año hay más probabilidades que llueva y centrarnos en esas U.D. Apostamos por Programaciones de Aula globalizadas, por lo que nos resultará más útil fijarnos en los Centros de Interés que deben ser tenidos en cuenta a lo largo de todo el curso, lo cual nos facilitará la labor de planificación de sesiones “interiores”.

Nuestra propuesta se basa en juegos y fichas de trabajo. La elección de los juegos sigue una serie de parámetros que, siendo ligeramente diferentes a los de los “exteriores”, se enfocan igualmente en el movimiento, la interacción, el aprendizaje significativo y además un componente extra de procesos mentales por las características físicas del espacio. De esta forma, alguna de las actividades lúdicas que proponemos son:

1. Juegos de animación.

- “Pobre Gatito”: los alumnos/as están en un círculo. Uno que hace de gatito está en medio y se acerca de un compañero/a cualquiera maullando. Este debe acariciarlo y decirle 3 veces “¡pobre gatito!” pero muy seriamente. Si no aguanta la risa pasa a ser el gato, y si no se ríe el gato pasa a buscar a otro/a. - “La bruja comecolores”: uno de los alumnos/as es la bruja y se coloca en el centro del aula. Entonces dice:” la bruja come el color…” y todos los demás intentan tocar un objeto, ropa… de ese color. Mientras los demás buscan ese color, la bruja intenta coger alguno, para cambiar los papeles. - “El correo”: todos los alumnos/as se sientan en círculo menos uno que hace de

2


ISSN: 1695.4297

12 - Febrero - 2007

cartero, situándose de pie y en el centro. Este dice “el cartero trae carta para los que tengan…” y dice algo característico que puedan tener varios compañeros/as (color, ropa…). Estos tienen que mudarse de sitio, y el cartero intentar aprovecharlo para ocupar uno. 2. Juegos de parte principal.

- “Pelotas fuera”: se hacen dos equipos, separados por una hilera de sillas o mesas. Se reparten pompones de lana (adquiridos, elaborados) y a la señal hay que lanzarlos al campo contrario, a la vez que hay que quitar y devolver los que nos lancen hasta la señal de final. No se puede gritar, porque penaliza. - “Tesoro sonoro”: cada alumno/a se tapa los ojos con un pañuelo. El docente coloca el “tesoro” (un móvil sonando, una radio) en un lugar del aula, y los alumnos/as deben encontrarlo por el sonido. Se puede variar la forma de desplazamiento. - “Calzar la silla”: los alumnos/as se colocan en círculo. En medio del círculo hay 2 sillas y 2 alumnos/as con los ojos vendados. También hay varios zapatos por el suelo. Los de los ojos vendados deben calzar la silla (poner los zapatos bajo las patas), gana el primer jugador que lo consiga. - “¿Quién falta?”: todos los alumnos/as van dando vueltas por el aula con los ojos vendados. El maestro/a coge a uno y lo saca, sin hacer ruido, y los demás se quitan las vendas y tienen que averiguar quién falta.

- “Los camareros”: se hacen dos equipos, cada uno con una cuchara y una pelota de pin-pon preferentemente. A la señal, hacen el mismo recorrido previamente marcado por el docente y vuelven al inicio para dar el relevo al compañero/a. Si se cae la pelota hay que volver a empezar.

3. Juegos de vuelta a la calma.

- “Yo soy el Rey”: todos los alumnos/as han de formar un corro, y a uno de los participantes se le nombra “Rey” para empezar el juego. El Rey debe decir cantando: “Yo soy el Rey, y hago la Ley y todo lo que yo haga, vosotros lo hacéis”. A continuación el Rey hará un gesto o bien un esquema rítmico (con las palmas, con los dedos, con los pies,…) y los demás lo deberán imitar a la perfección. El juego continúa de esta forma, inventando nuevos esquemas rítmicos. Termina cuando todos los participantes han sido reyes. - “Palabra tabú”: todos los alumnos/as se sientan y uno/a se pone de pie. El docente le dice una palabra que no puede decir y entonces tiene que describir a una persona,

3


ISSN: 1695.4297

12 - Febrero - 2007

animal o cosa sin decirla. También se puede hacer sin palabras, sólo con gestos, y entonces se llamaría “Mímica”. - “Palabras encadenadas”: sentados en corro, el docente empieza diciendo una palabra, y el siguiente tiene que decir otra que empiece con la letra con la que acabó la anterior (p.ej. árbol-león). Se puede elevar la dificultad haciéndolo con sílabas (p.ej. bota-talón). - “El tesoro del pirata”: todos los alumnos/as en círculo, y uno en el centro con los ojos vendados (el pirata). Dejamos diferentes objetos en el suelo alrededor del pirata. El docente indica a los demás, en silencio, qué objeto deben ir quitando sin que se entere el pirata; si se entera, se “despierta” y cambian los roles.

En cuanto a las fichas de trabajo, consideramos que es un buen complemento no sólo para favorecer el aprendizaje del alumnado en nuestra materia, sino que además puede servirnos para seguir la evolución de los discentes durante el curso, y sernos de apoyo en la evaluación. Las características de estas fichas dependerán obviamente del contenido a tratar, pero en general deben ser divertidas y llamativas para los alumnos/as. Proponemos un par de ejemplos, bastante generales, para ser utilizadas en el aula en estos días: FICHA DE TRABAJO NOMBRE: GRUPO: _______________________________________________________________ 1. Escribe las partes del cuerpo y señálalas en este niño y en esta niña.

___________ ___________ ___________ ___________ ___________ ___________ ___________ ___________ ___________

piernas pies cabeza brazos ojos manos dientes/boca nariz piel

4


ISSN: 1695.4297

12 - Febrero - 2007

2. ¿Qué es lo que haces por las mañanas al levantarte? Escríbelo en orden. Vestirme Cepillarme los dientes Lavarme la cara Desayunar Despedirme

1. 2. 3. 4. 5.

3. Cuenta y dibuja qué te pondrías para las clases de Educación Física.

4. ¿Qué alimentos meterías en el estómago de E.T. para que siguiera una dieta sana de la Tierra? Rodéalos con un círculo. “En MICAAAASSSA no se comía esto…” LECHE ZUMOS

PAN

FRUTAS

PASTELES PESCADO

CARAMELOS REFRESCOS

VERDURAS

LEGUMBRES

ALGODÓN DULCE

CHICLES

AGUA

5


ISSN: 1695.4297

12 - Febrero - 2007

FICHA DE TRABAJO NOMBRE: GRUPO: _______________________________________________________________ 1. Completa las tablas con deportes que utilicen y no utilicen los lanzamientos FÚTBOL CICLISMO HOCKEY BALONCESTO ESQUÍ NATACIÓN AJEDREZ WATERPOLO BÉISBOL JUDO

UTILIZAN

NO UTILIZAN

¿SABÍAS QUE… hay modalidades del atletismo cuyo único objetivo es lanzar un objeto lo más lejos posible? 2. Rellena ahora la misma tabla con deportes en los que haya y no haya saltos. HAY SALTOS

NO HAY SALTOS

¿SABÍAS QUE… al igual que antes, hay modalidades del atletismo cuyo único objetivo es saltar lo más lejos o lo más alto posible? De hecho, el lema de los Juegos Olímpicos es “más alto, más rápido, más fuerte”. 3. Y ahora, los giros. Rellena los cuadros. HAY GIROS

NO HAY GIROS

3. COMENTARIOS FINALES

6


ISSN: 1695.4297

12 - Febrero - 2007

Procurar mantener el espíritu de la asignatura en las actividades expuestas es y ha sido el objetivo fundamental de esta propuesta. Debemos mantener la idea que educamos a través de lo físico (Junta de Andalucía, 1992a), y que nuestro área es “diferente” al resto de áreas, por el simple hecho de desarrollarse en el exterior. Un chaparrón no puede quitar aspectos de la particularidad de la Educación Física, y una buena planificación (para prevenir la época en la que pueden darse estos días de lluvia) tiene que servirnos de base para lograr que los alumnos/as logren los objetivos a través de otros contenidos igualmente válidos.

4. BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA - Contreras Jordán, O. R. (1998): “Didáctica de la Educación Física. Un enfoque constructivista”. INDE. Barcelona. - Fernández Enguita, Mariano (1999): “100 juegos para el aula de Educación Física. Educación Primaria”. Ed. La Ley. Buenos Aires. - Junta de Andalucía (1992a): “Decreto 105/1992, de 9 de junio, por el que se establecen las enseñanzas correspondientes a la Educación Primaria en Andalucía”. - Junta de Andalucía (1992b): “Orden de 5 de noviembre de 1992, por la que se establecen criterios y orientaciones para la elaboración del Proyecto Curricular de Centro, secuenciación de contenidos y distribución horaria”. - Junta de Andalucía (1995): “Orden de 19 de diciembre, sobre el desarrollo de la Educación en Valores en centro docentes de Andalucía”. - Sáenz- López, P. (1997). “La Educación Física y su didáctica: manual para el profesor”. Wanceulen. Sevilla. - Sánchez-Bañuelos, F. (2003). “Didáctica de la Educación Física”. Ed. Prentice Hall. Madrid. - Viciana Ramírez, J. (2002). “Planificar en Educación Física”. INDE. Barcelona. - VV.AA. (1995). “Aspectos Básicos de la Educación Física en Primaria. Manual para el Maestro”. Wanceulen. Sevilla.

7

juegos de interior  

juegos para días de lluvia que no podemos salir al patio