Issuu on Google+

¿Qué es la discapacidad intelectual? La discapacidad intelectual no es una cosa que tenemos, como los ojos azules o un corazón enfermo. Tampoco se trata de alguna cosa que somos, como ser bajo o delgado ... Discapacidad intelectual se refiere a un estado particular de funcionamiento que empieza en la infancia en el cual coexisten limitaciones en la inteligencia junto con limitaciones en habilidades adaptativas. Como consecuencia no podemos decir "esta persona tiene discapacidad" o "esta persona está discapacitada", ya que la discapacidad intelectual no es una cosa que podemos tener o ser. (AAMR)

La discapacidad intelectual no se trata de nada que tenga o sea el individuo: es PERSONA, no discapacitado. Por lo tanto, hablamos de personas con discapacidad intelectual, no personas discapacitadas o discapacidades. Y como persona tiene capacidades con las cuales está dotado biológicamente para hacerse un espacio en el entorno en lo que vive. Pero el hecho de que estas capacidades se desarrollen más o menos no depende tan sólo de una "cuenta bancaria genética", depende también, en parte, del entorno.

Un niño no se desarrolla en aislamiento, una persona no se construye como persona si no es entre personas, el bebé humano nace suspendido de la necesidad social, se alimenta de la interacción. Necesitamos que el entorno cultural, social y afectivo que nos acompañe a lo largo de nuestro progreso de vida.

¿Qué caracteriza la discapacidad intelectual? La discapacidad intelectual se caracteriza por limitaciones significativas tanto en el funcionamiento intelectual como en la conducta adaptativa expresada en las habilidades adaptativas conceptuales, sociales y prácticas. Esta discapacidad se origina antes de los 18 años (AAMR, 2002).

El discapacitado intelectual no es tan sólo el nivel intelectual, ni las habilidades de adaptación; son las dos cosas, iniciadas en el transcurso del desarrollo que, en el entorno físico, social y cultural donde vive esta persona, suponen una limitación importante de su funcionamiento. Así pues, la discapacidad es una expresión de las limitaciones en el funcionamiento individual dentro


de un contexto social y que representa una desventaja sustancial para la persona" (AAMR, 2002, 15),

¿Qué son los soportes? La definición que hace el AAMR en el 2002 define los soportes como recursos y estrategias que tienen el objetivo de promover el desarrollo, la educación, los intereses y el bienestar de una persona y que mejoran el funcionamiento individual. Los servicios son un tipo de soporte que proporcionan los profesionales y las instituciones. El funcionamiento individual resulta de la interacción de los soportes con las dimensiones siguientes:

Habilitados intelectuales Conducta adaptativa Participación Interacción y roles sociales Salud y contexto. El concepto de soportes es esencial para comprender el sistema del 2002, no es un concepto nuevo pero varía en la creencia de que una aplicación juiciosa de los soportes puede mejorar las capacidades funcionales de las personas con discapacidad intelectual. La importancia de los soportes reside en el hecho de permitir proporcionar una base natural, eficiente y continuada para mejorar los resultados personales.

¿Cómo se clasifican los soportes? Los soportes se clasifican en base a la intensidad de los soportes que la persona necesita para poder desarrollarse con normalidad dentro de su entorno.. Ésta depende de diversas circunstancias y están en relación a las personas concretas, las situaciones y etapas de la vida. Los soportes pueden variar de duración e intensidad.

Hay cuatro tipos de intensidad de soportes:

Intermitente, los soportes se proporcionan cuando se necesitan. Eso significa que no siempre se necesita el/s soporte/s, o que sólo son necesarios durante periodos cortos que coinciden con las transiciones de la vida. Los soportes intermitentes pueden ser de intensidad alta o baja.


Limitado, esta intensidad de soporte se caracteriza por su consistencia en el tiempo, por un tiempo limitado pero no intermitente. Puede exigir menos costes y personal que niveles más intensos de soporte. Por ejemplo podría ser un entrenamiento en el trabajo por un periodo limitado. Extenso, se definen por su implicación continuada y regular, por ejemplo diariamente, en relación a algunos entornos y sin límite de tiempo. Por ejemplo, soporte a largo plazo en el trabajo. Generalizado, la constancia y alta intensidad caracterizan este tipo de soporte. Se proporcionan en diferentes entornos y son potencialmente para toda la vida. Normalmente, son más intrusivos y exigen más personal que las otras intensidades de soporte. A la Hora de delimitar el perfil de soportes (los necesarios y su intensidad) el sistema 2002 propone un proceso de evaluación de 4 pasos:

1. Identificar las áreas de soporte relevantes. 2. Identificar las actividades de soporte relevante por cada área de soporte. 3. Evaluar el nivel o intensidad de los soportes necesarios. 4. Escribir el plan de soportes individualizado que refleje al individuo.

Fuente: DINCAT


CONCEPTO DISCAPACIDAD INTELECTUAL