Issuu on Google+

Edición Número 1 / Marzo 2013

Voces Comunitarias

BUSCANDO LA PAZ EN COLOMBIA Esta revista era un sueño atrasado, era un anhelo, una idea siempre aplazada, pero que hoy por fin sale a la luz Voces Comunitarias es un llamado de inmigrantes para inmigrantes, es la necesidad de encontrarnos, de vernos en el camino, de construir conjuntamente, de proponer ideas y salidas colectivas, de salir de la invisibilidad en que nos encontramos, un camino para recorrerlo como verdaderos actores sociales. Voces Comunitarias, es una propuesta alternativa de comunicación hecha por inmigrantes y para inmigrantes, que busca destacar las iniciativas de nuestra comunidad joven y adulta en lo organizativo, lo cultural y lo social, en defensa de nuestros derechos, en las reivindicaciones como inmigrantes, construida desde la base y acompañada por el liderazgo comprometido con la lucha por los derechos de este colectivo humano llamado colombianos y colombianas en el exterior.

D e n t ro

Hay varias razones que justifican la creación de la revista, pero la razón de fondo es nuestra firme convicción de la necesidad para que un medio como el que hoy presentamos exista en nuestra comunidad, precisamente en un tiempo en que se impone la uniformidad de los medios

masivos de comunicación, la reiterada imposición de un pensamiento único, la uniformidad ideológica que castra la capacidad creadora y crítica de millones de hombre y mujeres inmigrantes, condenándolos así a la invisibilización, la sumisión y la explotación. En el origen primario de Voces Comunitarias, está nuestra voluntad de expresar de manera simple, el pensamiento del inmigrante común y corriente, de unirnos por la defensa de los derechos de los trabajadores y propugnar por procesos organizativos que nos permitan garantizar nuestros derechos frente al poder económico y la injusticia social. Aspiramos a construir, desde posiciones y sensibilidades diferentes, un medio que nos identifique como un colectivo participante y activo en la transformación de una sociedad homogenizada por la idea del mercado y el consumismo, esquema donde nosotros los inmigrantes somos actores protagonistas de primera línea. Es importante que desde esta perspectiva avizoremos puntos de partida y de encuentros comunes, puentes de

comunicación con nuestros hermanos y hermanas inmigrantes de otras comunidades. No deseamos seguir siendo los convidados de piedra en un escenario donde quienes están menos interesados en el bienestar de los inmigrantes, son los que deciden su futuro. En nuestras manos esta cambiar los estereotipos y los prejuicios hacia los inmigrantes que alimentan los tabloides racistas y sensacionalistas y reclamar nuestro justo lugar como ciudadanos con iguales derechos y oportunidades, sin el tratamiento que por tanto tiempo se nos ha dado como ciudadanos de tercera. Esta será nuestra razón de ser, más que suficiente para embarcarnos en esta aventura. Valoramos en grado sumo el apoyo y la solidaridad del Sindicato de trabajadores ‘Unite the Union’, creemos que es un acierto la nueva política de acercar la organización sindical a las comunidades, porque las comunidades la componen los trabajadores, y en mayor medida nuestras comunidades de inmigrantes, que sufren día a día en carne propia las sistemáticas violaciones a sus derechos laborales.

Julio Etchart Imágenes de un foto-periodista página 9

Esta primera edición la hemos enfocado al tratamiento de uno de los temas que más nos toca como inmigrantes y refugiados políticos a los colombianos y colombianas que vivimos fuera de nuestro país: la Paz en Colombia. Traemos experiencias organizativas de nuestra comunidad y de otras comunidades en la lucha por la construcción de una paz verdadera y duradera para nuestro país. Más de medio siglo de guerra, nos obliga a todos y todas a dar todo lo que esté a nuestro alcance para lograr la tan anhelada paz. Voces Comunitarias levanta su voz para que esos diálogos que se adelantan entre la insurgencia y el Gobierno de Colombia, tenga en cuenta la voz, las propuestas, el sentir de los millones de colombianas y colombianas que vivimos en el exterior. Reiteramos nuestro compromiso con la comunidad y queremos poner estas páginas a su servicio. Los invitamos a todos, al artista, al trabajador, al joven, al empresario, al desempleado, al activista, al profesional y a usted amigo inmigrante, para que nos apropiemos de este medio, es de todos y para todos… es la voz de nuestra comunidad.

Luz Elena Caicedo Entrevista página 11


2

Marzo 2013

Contenido 1:

Buscando la Paz en Colombia

2:

Primer encuentro de la comunidad colombiana en Londres

Voces Comunitarias

Primer encuentro de la comunidad colombiana/ latinoamericana de Londres Por Miguel Puerto, Equipo de Impulso del Encuentro

3:

EL CAMINO DE LA PAZ EN COLOMBIA: Y LOS OBSTÁCULOS

4:

El campo Colombiano y la soñada paz

5:

Los Inmigrantes y la paz en Colombia

6:

Lideresa colombiana amenazada de muerte, visita el Reino Unido Empleados de Aerolínea Española Iberia en Huelga

7:

Proceso de paz con el ELN: ¿A qué Santos Creerle? United Migrant Workers Education Project (UMWEP)

8:

Polo Democrático convoca a Encuentro Internacional por la Paz de Colombia CARTA DE PIEDAD CORDOBA A ENCUENTRO POR LA PAZ EN LONDRES Ecuatorianos en Londres recibieron a los candidatos de Alianza País

9:

Julio Etchart, imágenes de un fotoperiodista Murió el Presidente Venezolano Hugo Chávez

10: Migracion y Neoliberalismo Expresión Inka y su estupenda obra ‘Agua’ 11: Entrevista: Luz Elena Caicido 12: Anuncio: Unite Community Member

Un grupo de organizaciones colombianas y latinoamericanas en Londres, interesados y motivados por los inicios de los diálogos de Paz entre las FARC y el gobierno colombiano, nos dimos a la tarea de convocar a un primer encuentro con la comunidad colombiana y latinoamericana, para hablar del tema de la 'Paz en Colombia'. Creemos que los colombianos que vivimos fuera del país ya sea en calidad de refugiados políticos o como inmigrantes, tenemos mucho que decir sobre la Paz, pues de una u otra forma somos víctimas de este largo conflicto que vive nuestra patria. El llamado a nuestra comunidad para encontrarnos y hablar de la Paz en Colombia, fue respondido de manera exitosa. Un alto número de compatriotas pudo escuchar tanto los planteamientos del cuerpo diplomático colombiano, como las opiniones de defensores de derechos humanos, académicos expertos en América Latina, representantes de la comunidad y organizaciones sindicales británicas. Las tres horas programadas para el debate se quedaron cortas puesto que las presentaciones oficiales dieron origen a un enriquecedor debate donde todos los asistentes querían opinar y comentar sobre la paz, sus implicaciones y cuál debe ser nuestra participación como colombianos y colombianas que vivimos fuera del país. Hicieron presencia reconocidos refugiados políticos colombianos que se vieron obligados a salir del país, un alto número de inmigrantes colombianos forzados a salir de su patria por falta de oportunidades, acompañados de ecuatorianos, peruanos, chilenos, bolivianos y uruguayos, que se hicieron presentes para solidarizarse con la búsqueda de esa paz clamada por todos y el anhelo de que se ponga fin a este largo conflicto que vive Colombia.

Se ratificó la importancia de la participación de los colombianos y colombianas en el exterior en el proceso de paz, la necesidad de que la diáspora colombiana sea escuchada y tenida en cuenta en la mesa de conversaciones y de que pueda ser parte activa de este proceso. Ratificamos que los exiliados e inmigrantes debemos ser reconocidos como víctimas del conflicto, y que la construcción de las propuestas de paz deben tener en cuenta las garantías para el retorno digno de todos los colombianos y colombianas que así lo deseen. Se enfatizó en la importancia de la participación de la sociedad civil colombiana en la búsqueda de la paz, y se exigió que la mesa de negociación permita una participación real para que podamos presentar nuestras propuestas. El proceso de paz no puede desconocer los principios de verdad, justicia y reparación de las víctimas, de tantos crímenes contra la humanidad, sufridos por el pueblo colombiano durante estos largos años de conflicto. Por ello se insistió en la necesidad de sumarnos a los distintos procesos que desde Colombia y el mundo apuestan a una salida política al conflicto armado colombiano, como la Ruta Común por la Paz. En Europa buscamos articularnos a la Plataforma Europea por la Paz, para coordinar actividades, hacernos más fuertes y garantizar ser escuchados para que nuestras propuestas sean discutidas. Con gran satisfacción los participantes escucharon y aplaudieron la lectura de la carta que la lideresa de Colombianos y Colombianas por la Paz, Piedad Córdoba, envió a los coordinadores del evento, saludando y solidarizándose con este Primer Encuentro por la Paz. Ante la falta de tiempo y la necesidad de seguir discutiendo y agotando muchos temas pendientes, entre todos acordamos llamar a un Segundo Encuentro por la Paz para el mes de febrero de 2013.


Voces Comunitarias

3

Marzo 2013

Por Diana Raby

Los caminos de la Paz en Colombia: Los Obstáculos Como estudiosa de la historia y de la realidad contemporánea de América Latina y conocedora de Colombia desde hace treinta años, soy consciente de las dificultades inherentes a la resolución de un conflicto armado que lleva casi medio siglo, o más si se cuentan – como en realidad se debería – los años de “La Violencia” de las décadas ’40 y ’50 del siglo pasado. La intolerancia manifiesta en el asesinato del gran tribuno popular Jorge Eliécer Gaitán el 9 de abril de 1948 fue sin duda el punto de arranque de un enfrentamiento trágico que hasta hoy no se ha podido resolver. Es cierto – como señala Gloria Gaitán, hija del dirigente eliminado por la oligarquía – que la represión violenta del movimiento popular había empezado casi dos años antes; pero no hay duda de que con el magnicidio del 9 de abril el enfrentamiento llegó a un punto sin retorno. Resulta profético el supuesto comentario del entonces presidente argentino Juan Domingo Perón cuando se enteró del asesinato de Gaitán: “Ese país no vuelve a la normalidad en cincuenta años”. Ya van 65 años y el problema subsiste. Hace tiempo que casi todo el mundo, de las más variadas y hasta encontradas posiciones políticas, habla de la necesidad de acabar con el conflicto armado colombiano, de encontrar una solución política. Se dice repetidamente que el país está cansado de la guerra, y si bien el abandono de las armas no va a resolver de la noche a la mañana todos los problemas del país, no deja de ser la condición indispensable para avanzar en la construcción de un porvenir en que puedan participar sin exclusiones todos las colombianas y los colombianos. Por eso es tan importante y esperanzador el hecho de que el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC se hayan puesto de acuerdo para iniciar conversaciones sin condiciones previas y con la seriedad que implica la rigurosa confidencialidad. Hay que insistir aquí en el valor y la resistencia de los movimientos sociales, del movimiento indígena, de las negritudes, del sindicalismo, de los estudiantes y de tantos otros que se niegan a abandonar el sueño de un país justo y pacífico. Para quien vive en un

país que – con todos sus problemas – no ha sufrido un conflicto armado interno en más de dos siglos (hablo aquí de Inglaterra o Gran Bretaña y no de Irlanda del Norte), no deja de ser motivo de admiración conocer a tantos colombianos perseguidos y amenazados que nos visitan, que nos cuentan sus historias dramáticas pero que insisten en volver a la lucha por los derechos humanos más elementales. Son estos luchadores heroicos, pacíficos pero insumisos, que ofrecen la mayor garantía de un futuro mejor para Colombia; y en este proceso también tienen un papel necesario e importante los colombianos y las colombianas en el exterior. Pero volviendo a la materia principal – la búsqueda de una solución al conflicto – hay que reconocer también que los factores negativos, los intereses y elementos privilegiados y agresivos que están en la raíz del problema, no van a desaparecer con la firma de unos acuerdos y el cese formal del conflicto. Tienen razón los que dicen que la paz no se puede alcanzar con la mera firma de unos acuerdos entre el Alto Gobierno y una organización político-militar, y que debe participar el pueblo entero. Pero aquí es esencial distinguir entre el abandono de las armas por parte de los principales actores violentos, y la resolución de los vastos problemas socio-económico-políticos del país. La segunda problemática llevará mucho más tiempo y nunca se debe olvidar, pero la primera exige unos acuerdos explícitos y rigurosos que solo los directamente involucrados pueden asumir.

el señor Álvaro Uribe Vélez tiene el mismo derecho de cualquier ciudadano a expresar sus opiniones; pero el problema es que no se trata de cualquier ciudadano, sino del político que más agresivamente ha buscado imponer una solución violenta y represiva (que no política ni pacífica) al conflicto. Y cuando ahora el señor Uribe se proclama repetida y airadamente contra el diálogo, hay que sospechar que su intención no es sencillamente expresar una opinión sino incentivar y ayudar a los estamentos más retrógrados a oponerse violentamente al proceso de paz. Se trata de una nefasta alianza entre la vieja oligarquía terrateniente, la mafia narco-paramilitar y los ganaderos, y un sector importante de las Fuerzas Armadas. Finalmente, Colombia no existe en un vacío y es esencial tomar en cuenta el contexto internacional. Aquí hay dos factores fundamentales. Primero, sin duda, está el papel de los Estados Unidos y el hecho de que – como señala el Comandante Fidel Castro –

“en ningún otro país se desarrollaron en grado tan alto los vínculos típicos del imperialismo de Estados Unidos y el destino de una nación latinoamericana”. Queda por ver hasta qué punto está la administración Obama con ciertos sectores liberales de ese país dispuesto a apoyar una solución negociada. El segundo factor, mucho más positivo, es el proceso de unidad y de adelantos democráticos y sociales en la región latinoamericana, proceso que da esperanza a todos los pueblos latinos y del Caribe e incluso al mundo entero. Para este proceso también – y así parece haberlo entendido tanto el gobierno del Presidente Santos como los movimientos insurgentes – es muy importante que Colombia sea un factor de paz y no de tensiones, y además que participe como le corresponde en la búsqueda de un futuro mejor para todos los pueblos latino-, indo- y afroamericanos. Ojalá entonces que lleguen a buen término las conversaciones actuales y que sean el principio del fin de este conflicto tan largo como dañino.

Una vez que se entienda este marco insoslayable del proceso, se vuelve más fácil reconocer los obstáculos más graves y los enemigos más peligrosos de la paz. Se entiende perfectamente la desconfianza de mucha gente en relación a las Fuerzas Armadas – al estamento militar en general – pero el hecho de que los principales jefes militares están presentes en las conversaciones es un indicio de la seriedad del proceso. En cambio hay varios actores importantes, de los cuales el principal es el ex-presidente Uribe, que se manifiestan abierta y estridentemente en contra de las conversaciones. Se ha dicho, y con razón, que

Voces Comunitarias Comité Editorial: Carlos Cruz García, Miguel Puerto, Glory Saavedra, Nelly Mosquera, Teresa Pérez y Jorge Perdomo. Colaboradores: Diana Raby, Arrigo Paci, Patrick Kane, Ed Beron. Direction de contacto: vocescomunitarias.uk@gmail.com Twiter: @ukvcomunitarias Face Book: Voces Comunitarias Diseño y Publicación: Unite the Union


4

Enero 2013

Voces Comunitarias

El campo Colombiano y la soñada paz Por Glory Saavedra

El campo Colombiano conforma el 94.4% de la superficie del país, con 32% de la población (INDH, 2011), e impresiona por ser uno de los 10 más bio-diversos del mundo. Pero sus bendiciones de belleza y riqueza en recursos naturales, son a la vez, el escenario y la razón clave de los conflictos durante los últimos 200 años. Los Españoles dejaron un campo dividido, no solo como otrora, entre diferentes comunidades indígenas, sino entre miles de pequeños propietarios de escasos recursos y otros tantos campesinos sin tierra sometidos a una minoría de dueños de extensas propiedades (latifundistas). La recesión mundial de los años 30s del siglo pasado, trajo miseria para muchos. La población rural Colombiana más pobre, se vio obligada a trasladarse a las ciudades para buscar su sustento. Al retornar años después, encontraron sus tierras anexadas a las grandes propiedades. El campesinado despojado, resolvió crear las ‘autodefensas agrarias campesinas' en los años 30s-40s, para recuperar sus tierras, respaldados por la mayoría de los miembros del partido Liberal, pero fuertemente opuestos por el partido Conservador. En esta década, se desataron los conflictos entre Liberales y Conservadores que rápidamente se tornaron en sangrientos masacres y asesinatos (La Violencia), después del asesinato del candidato presidencial Liberal, Jorge Eliecer Gaitán, en 1948. Al igual que los Liberales de base, el Partido Comunista apoyó la evolución de los grupos de defensa campesinos, que eventualmente fueron los precursores del movimiento guerrillero, FARC-EP y ELN, entre otros. En tanto, los latifundistas y grandes empresarios conformaron sus propios grupos de ‘defensa’ – cooptando el nombre de ‘autodefensas’ – creando así los grupos paramilitares, violentos en extremo, los mismos que hoy siguen delinquiendo con el nombre de ‘bacrim’ o bandas criminales, con fines de enriquecimiento personal, aliados al narcotráfico, a la extrema derecha, y a ciertos empresarios, militares y estructuras políticas corruptas del gobierno, local y nacional. Las guerrillas Colombianas, originalmente profesando principios sociales de izquierda orientados al bien común, gradualmente perdieron el apoyo de la ciudadanía, al buscar financiamiento ilícito por medio del secuestro y de impuestos al cultivo de hoja de coca. El panorama presente es el resultado de más de 60 años de estos terribles conflictos, como consecuencia de un Estado que se sumió en la corrupción a mayor escala (el último ejemplo fue el gobierno de extrema derecha de Uribe Vélez), y el cual ha representado solo una elite minoritaria, en su mayoría con principios netamente egoístas y aliados a intereses

internacionales. Las cifras de pobreza más recientes demuestran que Colombia sigue siendo uno de los países más desiguales del mundo, de hecho, el segundo más desigual de América Latina, después de Haití. El 52% del territorio le pertenece a solo 1% de la población (INDH, 2011) y la pobreza rural es de 63%. La cifra de pobreza nacional es de 44.3% (ECLAC, 2011). Hay casi 5 millones de desplazados internos (ACNUR, 2011) y entre 4 y 6 millones de exiliados – tanto por razones políticas como económicas. En suma, el 10% de la población Colombiana ha tenido que dejar su tierra y/o su país. Es obvio que este desplazamiento no es solo porque ‘simplemente nos gusta viajar’, como dijo – descaradamente - un ex asesor presidencial Uribista. ¿Cómo construir una paz duradera cuando el tema del campo sigue sin solución? El presente gobierno neo-liberal de Juan Manuel Santos, ahora procede con diálogos de paz con las FARC, los cuales tienen como tema prioritario la situación rural Colombiana. Pero aunque los diálogos son bienvenidos, las propuestas del gobierno para el campo Colombiano quedan sumamente cortas para el reto que enfrenta el país. Santos y su Ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, promueven soluciones de libre comercio que favorecen a los grandes agro-negocios (muchos de ellos internacionales) y desregulan mercados y empleo. Todo esto, ostensiblemente, para ‘crear la prosperidad’ en Colombia. En efecto, en el campo, estas políticas discriminan a los medianos y pequeños empresarios. Las políticas de mercado libre han han fallado por décadas en el país, y las que se ven claramente fallando en Europa hoy día. Lo que logran es concentrar aún más las riquezas y tierras en pocas manos y causar miseria general. De hecho la extranjerización de la pertenencia de la tierra colombiana, ya es un peligro para la seguridad alimentaria a la vez que incrementa los precios de la propiedad, más allá de las posibilidades económicas de la mayoría de los ciudadanos. Bajo el mismo tono, el gobierno está incentivando las industrias extractivas de minerales en zonas rurales, las cuales, evidentemente, son extremamente dañinas al medio ambiente, tan solo aportando ganancias a grandes transnacionales, dejando muy poco para invertir en el país. De paso, causan también mayor desplazamiento y escalonan el conflicto social. El gobierno de Uribe aumentó las concesiones mineras de 1.1 a 8.5 millones de hectáreas, el más grande incremento de nuestra historia. Los partidos opositores y movimientos sociales colombianos insisten en que hay otros modelos económicos y sociales más

viables, para preservar el entorno y mejorar el bienestar de la población. A los campesinos empobrecidos, que proveen casi el 68% de la producción agrícola colombiana, se les debe otorgar oportunidades para brindar seguridad alimentaria a toda la población. Esto no será posible, con las avalanchas de importaciones alimentarias subsidiadas por los países ricos, bajo el modelo de acuerdos de libre comercio. Las poblaciones desplazadas y violentadas deben ser justamente recompensadas con sus tierras y posibilidades de trabajo digno. Esto no se logrará con la equivocada propuesta de la Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras (Ley 1448/11), que propone convertir a las familias desplazadas, en mano de obra barata para los grandes negocios rurales (por ejemplo, palma de aceite o biocombustibles), como condición para recuperar sus tierras. Adicionalmente, las negociaciones de paz necesitan la participación positiva y generosa de las grandes empresas rurales, como el gremio ganadero (FEDEGAN), quienes, por el momento, se niegan a participar constructivamente en el proceso de paz. Hay que tener en cuenta que recientes estudios sociológicos, demuestran que no puede haber prosperidad duradera – ni siquiera para los ricos – en países con inequidad extrema como en Colombia. Pero hay muchas alternativas que se pueden desarrollar teniendo en cuenta el bien común. La diversidad natural, energética y cultural que tenemos, son fértiles opciones como base para nuevas economías sociales, equitativas, innovadoras y renovables, no solo para elevar el estándar de vida de todos los colombianos, sino para encontrar alternativas internacionales, especialmente ahora, con los peligros crecientes del calentamiento global. En resumen, la cuestión rural y la búsqueda de la paz, tienen un peso de suma importancia para Colombia y para el mundo entero – ya que también abarca el problema del narcotráfico – por lo cual se ha acordado facilitar la contribución de ideas, desde la sociedad civil, en el sitio web: www.mesadeconversaciones.com.co Las propuestas que hay que adoptar son las que favorezcan la equidad, el bienestar y la soberanía de los colombianos, vidas decentes y un medio-ambiente sano, con oportunidades para todos - inclusive los que han hecho sus vidas por fuera del país. Solo así podremos construir una paz digna y duradera, con un país genuinamente próspero y respetuoso de sus ciudadanos. Glory Saavedra es agroecóloga, socióloga rural, activista y consultora en derechos humanos.


Voces Comunitarias

5

Marzo 2013

Los inmigrantes y la Paz en Colombia Por Miguel Puerto

Creemos que la mejor noticia que nos dejó el pasado año, fue el inicio de conversaciones de paz entre las guerrillas de las FARC y el Gobierno Colombiano. Como inmigrantes colombianos, saludamos este proceso de negociaciones y esperamos que sea de verdad la búsqueda de una paz definitiva y duradera, que acabe con el conflicto social y armado que aflige a nuestro pueblo desde hace más de 50 años. Hacemos una llamado a construir un sólido y eficaz proceso de búsqueda de la paz, incorporando a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) a las conversaciones. La participación de los colombianos y colombianas en el exterior – inmigrantes y exiliados – en este proceso de paz, no solo es importante sino indispensable, pues hemos tenido que abandonar nuestro hogar primero y nuestro país después, ante las persecuciones sufridas, el riesgo cierto sobre nuestras vidas y la falta de oportunidades y posibilidades de una vida digna en nuestro país. Resulta por tanto de justicia que esta realidad sea tenida en cuenta en la mesa de conversaciones y que igualmente, los representantes del exilio y la inmigración colombiana puedan formar parte activa de este proceso, pues de una u otra forma somos víctimas del conflicto, y en ese contexto, las propuestas de paz deberán incluir plenas garantías para el retorno digno de esa inmensa masa de colombianos que estamos fuera del país. El Estado y las guerrillas deben asumir con valentía y responsabilidad el actual proceso de negociaciones abordando las causas profundas del conflicto armado: la inequidad y falta de justicia social, la masiva usurpación de la tierra a los campesinos y su acumulación por grandes propietarios, la falta de garantías democráticas para la población, la violación sistemática de los derechos humanos y la impunidad que cubre estos crímenes. Estos y otros factores han sido algunas de las causas por las que hoy vivimos fuera de nuestro país más de seis millones de colombianos y colombianas. La comunidad internacional debe jugar un papel importante de acompañamiento de este proceso, verificando el cumplimiento de los acuerdos así como impulsando las iniciativas que surjan desde la sociedad civil. En especial las colombianas y los colombianos en el exterior debemos jugar un papel fundamental

en esta movilización. Las negociaciones deben abordar temas de marcada importancia, como una reforma agraria integral; derecho al territorio urbano; derechos territoriales de las comunidades campesinas, afrocolombianas e indígenas; derechos de las mujeres; empleo digno y bien remunerado; salud y educación pública y gratuita; nacionalización de los recursos naturales; redistribución de la riqueza; controles y condiciones para la inversión extranjera; protección de la economía nacional y fomento a la economía popular, así como verdad, justicia y reparación integral y garantías de no repetición. Pero también se deben discutir aquellos temas que atañen a la población emigrante, temas nunca discutidos por las instancias de poder en nuestro país, y que han traído como resultado abandono y orfandad de este colectivo de millones de colombianos en el exterior. A pesar de ello, los inmigrantes colombianos somos una fuente importantísima de producción de riqueza para nuestro país, responsable del envío anual de más de 5.000 millones de dólares, en calidad de remesas, que beneficia altamente a la economía colombiana. Propuestas como una verdadera y amplia participación política de los inmigrantes para sentirnos de verdad representados en el Congreso Colombiano, en donde podamos elegir un buen número de genuinos representantes nuestros, por Europa, Estados Unidos y América Latina, regiones del mundo con más alta concentración de inmigración colombiana. Es inadmisible e inexplicable que departamentos de Colombia con unos pocos miles de habitantes, tengan varios representantes en el Congreso, mientras los inmigrantes, que mal contados somos más de seis millones, solo tengamos una curul en la Cámara de Representantes. Pero el derecho a la representación política no es lo único que solicitamos frente a estos procesos de paz, nos interesa que ese nuevo país que debe salir construido y fortalecido como

resultado de los acuerdos a que se lleguen, nos reconozca una serie de derechos históricamente negados como el derecho (para los que así lo quieran), de un retorno digno, con créditos y posibilidades de empleo, que tenga en cuenta la realidad de los inmigrantes, de sus familias y de su entorno. En el mismo sentido, se deben crear convenios bilaterales y multilaterales entre Colombia y los países del mundo, para que se reconozcan las profesiones y oficios de los millones de Colombianos en exterior; que los hijos de nuestros inmigrantes sean beneficiarios de becas en el exterior que les permita formarse intelectualmente para el beneficio de nuestra comunidad y de nuestro país. Se debe establecer una Cooperativa de ahorro y crédito del inmigrante, ente capitalizado por el Estado y por inmigrantes, sobre los principios de un banco ético, social y solidario; se deben establecer convenios de seguridad social, en donde se puedan sumar los tiempos de cotización pensional, para garantizar una jubilación decente para nuestros inmigrantes; establecer convenios de atención en salud, de repatriación gratuita de cadáveres, en las eventualidades de inmigrantes que muere fuera del país; garantizar que la banca internacional no pueda entrar a nuestro país a perseguir los bienes de los inmigrantes que han regresado y han dejado deudas impagables, como consecuencia de la profunda crisis económica que atraviesa Europa y otros países del mundo; crear el Ministerio del Inmigrante, que tenga como función garantizar este y muchos otros derechos de los colombianos y colombianas en el exterior. Estos y muchos otros derechos de las emigrantes deberían ser puntos de discusión, de ahí que reitere la enorme importancia de los diálogos que se adelantan no solo para la población colombiana que habita dentro de las fronteras nacionales, sino también para quienes estamos por fuera de ellas. Así tendremos todos y todas la posibilidad de poder construir la Nueva Colombia que queremos y soñamos.


6

Enero 2013

Voces Comunitarias

Por Patrick Kane

Lideresa colombiana amenazada de muerte, visita el Reino Unido En septiembre de 2008, cerca de 15 mil corteros de caña de azúcar iniciaron una huelga histórica en las grandes plantaciones de azúcar de los departamentos del Valle del Cauca y Cauca. Trabajadores en su mayoría afrocolombianos, cuyos ancestros fueron traídos a Colombia como esclavos, exigían mejores condiciones laborales, pues sus actuales condiciones se asemejaban a las épocas de la esclavitud. A pesar de la represión violenta de los organismos de seguridad del estado, durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, y de la propaganda de las empresas azucareras, la huelga duró 2 meses y logró paralizar la industria de la caña de azúcar. La huelga despertó la solidaridad tanto a nivel nacional como internacional, y quedo en la memoria del pueblo; pero quizás lo más memorable fue el papel que jugaron las

mujeres de los corteros. Las esposas, hijas, hermanas, madres y amigas de los corteros, salían a recoger aportes de solidaridad, preparaban la alimentación, se enfrentaban con la policía y animaban a sus compañeros. Para muchas de ellas, era la primera vez que se involucraban en una actividad reivindicativa de sus derechos. Así nació el ‘Comité de Mujeres Corteras de Caña’, apoyado por Nomadesc, una ONG especializada en educación y formación de los derechos de las comunidades, con el apoyo del sindicato británico del sector público (UNISON). Hoy el Comité cuenta con cerca de 150 mujeres comprometidas, y es una de las organizaciones con mayor presencia y participación en la problemática de los corteros y sus familias. Alfamir Castillo, la presidenta del Comité de

Mujeres Corteras de Caña, es una mujer valiente y luchadora, que irradia fuerza y calor humano, se ganó el respeto de las mujeres del Comité y la comunidad por su trabajo y su solidaridad. Además de lideresa, Alfamir es otra de las tantas víctimas del conflicto colombiano. En febrero del 2008, su hijo de 16 años fue asesinado junto con un amigo, por miembros del Ejército Colombiano, en otro caso de los mal llamados ‘falsos positivos’. El caso de su hijo ha sido uno de los pocos procesos en Colombia, que llego a juicio y produjo una condena de 43 años de prisión en contra de 5 militares y una investigación a dos altos oficiales por los mismos hechos. A consecuencia de esto, A5lfamir y su familia, vienen sufriendo persecución y amenazas contra de sus vidas. En diciembre de 2011, fue asesinado uno de los testigos claves del

proceso y posteriormente la misma Alfamir, sufrió un atentado del cual salió ilesa. Ella y su familia se vieron obligadas a dejar su casa en el municipio de Pradera en el Departamento del Valle. Al igual que muchos líderes sociales, Alfamir viven en constante riesgo y zozobra, pero esto no le impide seguir liderando el proceso del Comité de Mujeres Corteras de la Caña. Alfamir vendrá a Londres en marzo de este año, invitada por la regional del norte del sindicato de UNISON, a denunciar la realidad que vive ella y sus compañeras del Comité de Mujeres. Se está organizando una reunión pública con la comunidad latinoamericana en Londres para mediados del mes de marzo. Confirmaremos oportunamente la fecha y el lugar de esta reunión y esperamos contar con su presencia.

Por Eduardo Rodriguez-Baz

Empleados de aerolínea española Iberia en huelga Madrid, 19 feb (PL) El personal en tierra y tripulantes de cabina de la aerolínea española Iberia iniciaron hoy el segundo de 15 días de huelga, en protesta por la decisión de esa empresa de suprimir más de tres mil 800 empleos.

Momentos de tensión se vivieron cuando miles de manifestantes consiguieron acceder al edificio tras una sucesión de empujones, gritos y enfrentamientos que superaron el cordón de seguridad que bloqueaba las entradas a la citada terminal aérea.

La primera jornada de huelga en rechazo a un duro plan de reestructuración anunciado por la compañía tuvo la víspera un seguimiento masivo, según las seis organizaciones sindicales que agrupan a esos colectivos (93 por ciento de la plantilla de Iberia).

Las cargas policiales terminaron con cinco detenidos y múltiples empleados contusionados, según denunciaron los sindicatos.

Iberia señaló que la medida de fuerza transcurrió la víspera sin mayores incidencias, a excepción de la multitudinaria manifestación en la Terminal 4 del aeropuerto madrileño de Barajas, reprimida por agentes antidisturbios a golpes de porra.

El personal de tierra y los tripulantes del consorcio convocaron a tres series de cinco días de huelga -del 18 al 22 de febrero, del 4 al 8 de marzo y del 18 al 22 de marzo- para protestar contra la supresión de tres mil 807 puestos de trabajo. Se trata de la mayor protesta que enfrenta en su historia la línea aérea insignia española, cuyos efectos pueden ser incontrolables en

algunos aeropuertos españoles, especialmente en el de Madrid-Barajas y El Prat de Barcelona, advirtieron los gremios convocantes. Los recortes de puestos de

trabajo suponen la salida del 19 por ciento de los 20 mil empleados que integran la plantilla de la mayor compañía de aviación de este país europeo.


Voces Comunitarias

7

Marzo 2013

Proceso de paz con el ELN: ¿A qué Santos creerle? Por Arrigo Paci

La decisión del gobierno colombiano de iniciar diálogos de paz con las FARC, y su anunciada intención de abrir un proceso similar con el ELN, es un importante primer paso que buena parte de la sociedad colombiana ha recibido con esperanza. Sin embargo, aunque el gobierno habla de paz, y en la agenda de negociación aparecen temas sensibles de la realidad del país, su estrategia de negociación da prelación al conflicto armado, y además, en su forma de abordarlo, no ha desaparecido ni su visión militarista, ni la posibilidad de “ganar la guerra” frente a una guerrilla que considera está debilitada militarmente. Para el presidente Santos, la paz significa: vivir sin insurgencia pero sin tener que realizar cambios estructurales para resolver los problemas que tiene Colombia. Considera que el actual marco político, económico, legislativo e institucional es amplio y suficiente. En las negociaciones, Santos se considera el legítimo representante de toda la sociedad colombiana y no contempla realizar transformaciones de fondo, ni en el actual sistema social y político, ni en el modelo económico imperante pues, según su estrategia, las leyes en materia de tierras, de

víctimas y el marco jurídico para la paz, aprobadas por el congreso, le son suficientes. Por eso sus esfuerzos están centrados en resolver el problema de la guerra, pero sólo mediante reformas que le permitan al país seguir siendo atractivo a los grandes capitalistas, garantizando cierto nivel de convivencia en la sociedad, de tal manera, que los acuciantes problemas sociales no aparezcan como un obstáculo para sus planes. Esta forma de concebir las cosas explica su negativa a que en la mesa de la Habana se discuta sobre el modelo de país, o que de allí puedan surgir iniciativas como la convocatoria a una constituyente, o que puedan afectar los acuerdos con los inversores extranjeros. De allí su negativa a la amplia participación de la sociedad en las mesas de diálogo y su reticencia a acordar un cese bilateral del fuego. Además, como su propósito es el de optar por la reelección, la dinámica de la agenda de paz, sus contenidos y el desarrollo de las mismas, está condicionada por los manejos de tiempos electorales y por la necesidad de mejorar su imagen ante la opinión pública.

Como era de esperar, estos propósitos han encontrado resistencia de aquellos actores sociales, incluidas las insurgencias y el movimiento popular, que ven en la paz algo más que la terminación de la confrontación armada y abogan por un proceso con cambios estructurales que resuelvan los problemas de pobreza, inequidad, respeto a los derechos humanos y falta de democracia existentes en Colombia.

actores sociales.

Y la paz con el ELN

Descartar la búsqueda de la paz con esa organización con análisis simplistas, como el de Enrique Santos, que argumentan que no se sientan a conversar con los Elenos porque enredan hasta un aplauso, o condicionarla a la capacidad militar que puedan tener, o a las concesiones que puedan hacer, no allana el camino de la paz.

A diferencia del gobierno, para el ELN la paz en Colombia se logra si se superan las causas estructurales del conflicto, que son de carácter económico, político y social. Consideran los elenos que aunque una mesa de diálogos entre el gobierno y la guerrilla es un paso muy importante no se puede pretender resolver allí los problemas del país, entre otras razones porque creen que la paz, en tanto que proceso, es obra de toda la sociedad y no la obtienen los actores armados en espacios cerrados. Desde su visión, la paz es posible si hay una presencia activa y protagónica de la sociedad y porque consideran un imperativo ético que ni el gobierno, ni las insurgencias pueden abrogarse la representatividad de los

En abierta contradicción con el gobierno santista, el ELN rechaza que leyes como la reforma a la justicia, la ley de seguridad ciudadana, la ley de víctimas o el marco para la paz puedan ser referentes válidos para la búsqueda de la paz porque se hicieron sin tener en cuenta al contradictor o a aquellos a quienes les serán aplicadas.

La paz se construye entre enemigos y el ELN ha expresado su voluntad de querer iniciar ese proceso pero, como ahora abrir conversaciones de paz en Colombia no es un asunto de Estado o de la sociedad, sino que depende de la voluntad del presidente, le corresponde a Santos hacer a un lado, sus cálculos reeleccionistas y sus intereses de clase para dar los pasos necesarios para que ese proceso se inicie.

United Migrant Workers Education Project (UMWEP Unite the Union, el sindicato más grande del Reino Unido con 1.500.000 afiliados de todos los sectores de la industria nacional, ha venido patrocinando e impulsando un exitoso programa de educación informal para todos sus afiliados y las diversas comunidades de inmigrantes en la ciudad de Londres. Unite, consecuente con sus principios de solidaridad internacional con la lucha de los trabajadores del mundo, se abandera así de la organización y la educación de los trabajadores inmigrantes, los cuales, por esa condición – muchos con problemas de documentación – se han convertido en una fuerza laboral altamente vulnerable, sin derechos básicos laborales ni humanos. Este programa que se puso en marcha en 2007, es hoy por hoy, un Modelo de Educación Alternativa (AEM) por sus siglas en inglés, que ha sido acogido por el propio sindicato Unite para desarrollarlo en otras regiones y sectores de la producción del país, pues es un modelo que a través de la experiencia durante los 6 años anteriores, ha demostrado que puede ser aplicado a las necesidades educativas de todos los afiliados, tanto inmigrantes como nativos, cualquiera sea el sector donde laboren. Los principales objetivos de UMWEP son: • Educación básica para los trabajadores vulnerables en cursos como English for Speakers of Other Languages (ESOL), Computing (IT), Numeracy and others.

• Organizar los trabajadores a través de la educación. • Ayudar a los trabajadores inmigrantes a entender sus derechos. • Desarrollo colectivo y personal. • Mejores capacidades de comunicación. • Más y mejores posibilidades de empleo. • Formar líderes sindicales y comunitarios. • Construir mejores relaciones entre Unite y las comunidades. • Erradicación de los prejuicios y estereotipos discriminatorios. • Entender los principios de igualdad, respeto y tolerancia. • Promover la igualdad y la diversidad como principios claves para construir una sociedad con más tolerancia y respeto por el otro. • Comprensión de los principios y la historia sindical. Todo lo anterior se logra no solo con clases de inglés, computación o números, sino también con una serie de talleres y seminarios complementarios que se programan a lo largo del año, a los cuales son invitados todos los estudiantes los mismo que las comunidades en general, pues estos talleres y seminarios han demostrado en el pasado ser excelentes escenarios de debate de los principales temas que nos interesan como trabajadores inmigrantes, como son los temas de inmigración, derechos laborales en el sitio de trabajo y la interpretación de los que hemos dado en llamar ‘justicia social’.

Es UMWEP además una alternativa a la educación convencional y tradicional, la que además de ser excluyente por que se ha convertido en un lucrativo negocio y se niega como un derecho fundamental del ser humano, ha demostrado además ser un fracaso total como opción de bienestar social y económico. Unite the Union y UMWEP invitan a todos los afiliados y a las diferentes comunidades a hacer

parte activa de este Modelo de Educación Alternativa y a difundirlo lo más ampliamente posible no solo entre la comunidad latinoamericana, sino también en las diferentes etnias que de todas partes del mundo llegan al Reino Unido. Para mayor información contacte los números 020 7611 2619 – 077 8725 4223 o escriba al correo electrónico carlos.cruz@unitetheunion.org


8

Enero 2013

Voces Comunitarias

Polo Democrático convoca a Encuentro Internacional por la Paz de Colombia Un amplio encuentro internacional que congregue a partidos políticos, movimientos sociales, iglesias, organizaciones sindicales, universidades, académicos, medios de comunicación, gremios, organizaciones no gubernamentales de diversos países, será convocado en Bogotá por iniciativa del Foro de Sao Paulo y el apoyo organizativo del Polo Democrático Alternativo, para respaldar las negociaciones de paz en Colombia. Teniendo en cuenta que el Foro de Sao Paulo que congrega a partidos y movimientos políticos de América Latina acordó en su reciente reunión en la ciudad de Quito, Ecuador, realizar un evento de solidaridad y acompañamiento al proceso de diálogo entre el Gobierno Nacional y las Farc, el Comité Ejecutivo Nacional del Polo Democrático hace un llamado a todos los sectores políticos y sociales que desde sus distintas vertientes ideológicas coinciden en apoyar la mesa de negociaciones de La Habana, y en propiciar la salida negociada al conflicto armado colombiano.

El Encuentro Internacional por la Paz de Colombia además de manifestar su apoyo al proceso de negociación que ponga punto final al conflicto interno armado, buscará profundizar las bases de la integración regional y analizará el tema del narcotráfico.

colombianas a apoyar el proceso de paz y exhorta a las partes para que no se levanten de la mesa sin concretar un acuerdo y al

Gobierno Nacional para que considere la inclusión de los demás sectores insurgentes en las soluciones que se discuten.

A dicho foro internacional serán invitados los partidos políticos colombianos que apoyan las conversaciones de La Habana, los partidos y movimientos políticos y sociales de países amigos que se solidarizan con la paz de Colombia, las centrales obreras, miembros del Congreso de la República, las universidades, gremios y organizaciones estudiantiles, sindicales y sociales, la Conferencia Episcopal colombiana, las Iglesias, así como los demás sectores de la sociedad civil. La fecha del Encuentro será concertada con la Secretaría General del Foro de Sao Paulo. Al reafirmar el respaldo a las conversaciones de La Habana, el Polo Democrático Alternativo hace un llamado a todos los colombianos y

CARTA DE PIEDAD CORDOBA A ENCUENTRO POR LA PAZ EN LONDRES Bogotá, D.C. 23 de noviembre de 2012 garanticen las libertades plenas, en que se aseguren los mínimos vitales, en que se posibilite las garantías para regresar. Este requiere mucha generosidad de los poderes fáctica, ¿será posible?. Estamos también ante la incertidumbre que se prolongue una guerra asimétrica que ha demostrado lo costoso que significa no intentar nuevas prácticas y modelos democráticos políticos, sociales, culturales, ambientales. Estamos en un momento donde las voces de quienes no estamos en armas podamos apelar, movilizarnos, escucharnos reconociendo nuestras diferencias para apostar por un proyecto que apueste a la paz. Apreciadas y apreciados colombianos en Londres, exiliados, migrantes económicos, migrantes estudiantiles, un saludo en mi nombre y el de Colombianas y Colombianos por la Paz en su Primer Encuentro de la Comunidad Colombiana y Latinoamericana por la Paz en Colombia. Las distancias son encuentro en la búsqueda de la paz, en la posibilidad de cimentar una democracia en Colombia donde quienes abandonaron el país forzadamente en razón de sus ideas, por su labor como trabajadores de los derechos humanos y de la paz tienen el derecho a regresar y nosotros la responsabilidad de crear esas condiciones; en donde los migrantes económicos tengan la posibilidad de regresar a tener un trabajo con ingresos dignos que posibilite una vida feliz aquí si así lo quieren ; en donde los migrantes por motivos económicos aporten con su saber universal, con el aprendizaje de otras lenguas y el conocimiento de otras culturas, con el saber especializado y técnico en esa democracia posible para todas y todos. Estamos en un momento en que se entrecruzan esperanzas e incertidumbres, tiempos en que es posible intentar parar el fratricidio, en que es posible a través del diálogo reconstruir un Estado de Derecho, un estado democrático en que se

La paz es la construcción de esa democracia, que les ha sido negada en mucho de sus casos; estamos en el momento justo de unirnos, de superar el vanguardismo, las celotipias de diverso tipo, de romper las camisetas que nos dividen para salir de la encrucijada, para superar la continuidad de la guerra: la de las balas, las del hambre, las del desempleo, las de las destrucciones ambientales, las de la corrupción. Hoy es el tiempo de construir la diversidad en la unidad, es el tiempo para la madurez para la puesta en común de un proyecto de país. Los y las invito a unirnos, a encontrarnos para evitar que quiénes están conversando para superar el conflicto se paren de ese escenario el gobierno y las FARC; para que quiénes aún no están como el ELN pronto logren el acuerdo marco para conversar; para que con imaginación habilitemos los caminos de comunicación para hacer llegar nuestras propuestas, para hacernos sentir. No basta la denuncia, se requiere las propuestas, validadas en principios, con análisis técnicos, con propuestas de modificación normativa y presupuestal, con definición de políticas públicas para este decenio. La paz no serán los acuerdos pero este tiempo nos permitirá soñar, construir, diseñar el país que queremos para que la paz sea posible. Se requiere crear alternativas creíbles, contundentes para

Ecuatorianos en Londres recibieron a los candidatos de Alianza País

desmilitarizar las lógicas de operación en el ejercicio de poder, donde rompamos la cultura de lo fácil, del todo vale en que se ha cimentado mucho poder político y económico, no todo, pero si excesivamente mucho. Se requiere creatividad para proponer fórmulas de encuentros políticos, culturales, sociales, ambientales y comerciales con la región, con la Unión Europea bajo el principio de una vida buena y feliz, un buen existir para las y los colombianos, para la humanidad. Por eso esperamos conocer las conclusiones de esta jornada, conocer sus responsabilidades en la construcción de propuestas de regreso o lo que valoran desde sus experiencias para la generación de empleo, para la calidad de educación en nuestro país, todo aquello que consideren como derechos necesarios de asegurar en un Estado democrático y de derecho. La jornada será el inicio de muchos encuentros más, de insisto pasar a la construcción de propuestas factibles, concretas, técnicamente discutidas para que sus derechos y los de todas y todos sean posibles. En Europa se va adelantando una discusión de una carta pública, la que hemos conocido en su borrador, creemos importante sumar a más colectivos de otros países, definiendo con respeto unos tiempos prudenciales para recolección de firmas y de discusiones que sean proactivas, respetuosas y que impidan la división o los vicios que destruyen propuestas bellas para nuestro país. En mi nombre y el de Colombianas y Colombianos por la Paz, nos despedimos esperando la continuidad de este intercambio de escritos, además, del compromiso de dar a conocer la carta que está en borrador, cuándo ustedes nos indiquen. En un abrazo del bello país que queremos para la humanidad, Piedad Córdoba Ruíz Colombianas y Colombianos por la Paz

El pasado 6 de enero, la comunidad ecuatoriana recibió a los candidatos a la Asamblea Ecuatoriana, desde el medio día una nutrida Caravana motorizada, se paseó por las calles de Londres, para apoyar al presidente Rafael Correa y a los candidatos a la Asamblea Ecuatoriana por la Circunscripción de Europa, Asia y Oceanía, Dora Aguirre y Esteban Melo.

La Caravana motorizada, terminó en la Universidad de SOAS, donde decenas de ecuatorianos, esperaban a los candidatos de Movimiento Alianza País. Luego de escuchar las propuestas de Dora Aguirre y Esteban Melo, los ciudadanos mostraron su total apoyo e integración en la campaña. "Vamos a poner la Asamblea Nacional toda verde, una sola vuelta", coreaban los participantes.


Voces Comunitarias

9

Marzo 2013

Julio Etchart, imágenes de un foto-periodista

Foto y texto Ed Berón

Julio Etchart fue invitado para que fuera parte de un fotoseminario en Fotosíntesis el pasado 19th de enero, en una noche de mucha nieve y frio aniquilador. Cerca de 60 personas se dieron cita para escuchar a Julio Etchart y ver un show de imágenes alternas que corroboraron su práctica de documentalista y fotógrafo. Julio nació y creció en Uruguay y su currículo es bastante extenso. Hace varias décadas vive en el Reino Unido y estudió fotografía documental en la universidad de Newport en el país de Gales. Ha sido comisionado para trabajar como fotógrafo e investigador en diferentes medios audiovisuales, agencias de caridad y compañías de televisión, cine y ONG’s. En 1992, la agencia internacional ‘World Press Photo’, le otorgó el primer lugar en la categoría de medio ambiente donde produjo ‘Los cuatro elementos’, una exposición rodante en aspectos ecológicos patrocinada por la agencia europea.

En “Agua” la tarea de documentación es ardua. Julio nos lleva a explorar las estaciones de gas entre Brazil, Paraguay y Argentina; nos muestra la polución causada por el petróleo en el lago de Maracaibo en Venezuela y comenta los daños causados por el mercurio que se utiliza para extraer oro en el Amazonas de Brazil, o las aguas contaminadas en zonas regionales de China. En “Aire”, nos causa patetismo ver la

región Eslovaca con grandes hornos y fumarolas en medio de sus habitantes; nos muestra la contaminación de ciudad de México, o las turbinas de viento en Andalucía, España. En “Fuego”, la desesperanza es mayor, pues analiza a través de la lente los daños causados por las quemas en la selva Amazónica del Paraná y el resto del Brazil.

Julio es un fotógrafo muy articulado, serio, locuaz y extrovertido, aunque su charla es en inglés, nos anima a seguir su recorrido y práctica de cerca de treinta años. La muestra inicial nos adentra en sus viajes infinitos de Belleville en Francia con imágenes de gente, de migrantes, de bicicletas, de luz y de sombras. Lo que en su exposición compara con los tiempos modernos. El trabajo que muestra en esta ocasión, tiene que ver con “Los cuatro elementos”: Tierra, Agua, Aire y Fuego. Es el trabajo más extenso y también fue premiado. Las imágenes que se desglosan una-a-una son composicionales, pero al mismo tiempo nos muestran las incongruencias del planeta en materia de plano: Medio ambiente. En “Tierra” las fotos nos llevan a Bangladesh (Dakar) y hay imágenes en plano general desde un avión, para mostrarnos la cantidad de terreno deforestado por las grandes compañías que extraen y devoran todos los recursos naturales, lo mismo que en Haití, o en República Dominicana, o la costa de Almería; los daños causados por la basura y escombros dejados en el mar y las costas de Filipinas, completando con imágenes de la autopista M3, producidas por activistas en contra de la multinacional BP.

Por Carlos Cruz García

Murió el Presidente Venezolano Hugo Chávez El Pasado martes 5 de marzo falleció en Caracas el Presidente venezolano Hugo Chávez Frías a los 58 años de edad. Chávez venia luchando contra el cáncer desde hacía 2 años y había viajado a La

Habana, Cuba, donde se sometió a varias operaciones que al final no pudieron restablecer su salud. Hoy, millones de venezolanos y latinoamericanos, seguidores de la

Revolución Bolivariana y de los grandes cambios sociales y económicos logrados en Venezuela durante los 14 años de liderazgo de Hugo Chávez, lamentan y deploran su muerte como una pérdida irreparable para el proceso revolucionario que tanto en Venezuela como en otros países (Ecuador, Bolivia, Nicaragua, argentina y Uruguay entre otros) se ha venido gestando en todo el continente en los últimos anos. El vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, encargado de dar a conocer la triste noticia a su país y al mundo, dijo este martes: “Hemos recibido la más trágica y horrible noticia. El Presidente Hugo Chávez ha muerto a las 4:25pm. Este es un momento de profundo dolor.” El gobierno venezolano anuncio igualmente 7 días de duelo. Una vez se conoció la noticia, miles de seguidores de Chávez empezaron a llenar las calles de

Caracas y la Plaza de Bolívar donde gritaban y cantaban ¡Chávez vive, la lucha continua! Al mismo tiempo, millones de personas empezaron a movilizarse en todo el territorio Venezolano hacia pueblos y ciudades, en un ambiente de incertidumbre y de dolor, pues tanto los seguidores de Chávez como los de la oposición, saben que se acercan momentos muy difíciles, donde Nicolás Maduro, el posible sucesor de Chávez, tendrá la enorme responsabilidad de continuar su legado libertario y socialista para la República Bolivariana de Venezuela, mientras la oposición, encabezada por Henrique Capriles, tratara por todos los medios de retomar el poder para la derecha y el control político y económico para las elites tradicionales de la burguesía venezolana. Justo esta misma semana, se había informado algunas medidas del gobierno venezolano para contrarrestar del sabotaje de las

redes eléctricas y de la economía, pues se detectó una campaña de desestabilización política, social y económica por parte de la burguesía criolla, apoyada por intereses imperialistas. Dos oficiales de la Embajada de Estados Unidos en Venezuela fueron expulsados del país por contactar oficiales activos de las Fuerzas Militares Venezolanas. Voces Comunitarias, medio alternativo de la comunidad Latinoamericana en Londres, se suma al dolor que embarga a los millones de venezolanos seguidores de Hugo Chávez, a su familia y al gobierno Venezolano. Enviamos desde aquí un fraternal y solidario saludo al pueblo venezolano, al tiempo que llamamos a redoblar esfuerzos por la unidad revolucionaria de Venezuela y de La Patria Grande. ¡Hasta la Victoria Siempre Compañero! .


10

Enero 2013

Voces Comunitarias

Migración y Neolibelalismo Por Carlos Cruz García El fenómeno de la migración es tan viejo como la humanidad. Desde el comienzo de los tiempos ha existido la proclividad humana a moverse frecuentemente de un lugar a otro, dentro de su propia tierra o más allá de las fronteras geográficas. Hubo entre otras, dos motivaciones principales que explican dicha conducta: buenas tierras con mejor clima y comida abundante y, la búsqueda de lo desconocido. Las costumbres nómadas de la mayoría de los pueblos primitivos podría ser una base plausible desde la que se construye el hecho del proceso migratorio. El nomadismo era una forma de vida, por lo tanto la migración era una forma de vida; algo natural, constitutivo de una existencia completa y vital. Naturalmente, existe un grande abismo entre los contextos históricos; entre la era primitiva y la modernidad del presente, dado el surgimiento de las naciones – estados y con ellos las fronteras no solo entre naciones y geografías, sino también fronteras lingüísticas y étnicas. Mientras la migración se ha incrementado exponencialmente en los últimos 200 años, debido en primer lugar a la disolución de los imperios y las posteriores guerras mundiales, los últimos 40 años han visto un incremento de la migración no solo por las guerras y el hambre, sino también por las necesidades económicas y las estrategias o legislaciones de las naciones-estados de controlar este fenómeno con fines económicos. Este significativo aumento en números y formas, donde el capital humano escapa de las economías paupérrimas hacia otras más estables, se convierte en la contraparte del auge de economías neoliberales alrededor del mundo y el consiguiente resultado de la globalización comercial, económica y la contratación de mano de obra de la masa migratoria. El terreno del intercambio económico el último medio siglo y el impacto inmediato en el movimiento de la migración humana, desafortunadamente ha moldeado las circunstancias donde hombres y mujeres se han convertido en mano de obra barata y desechable; otra forma de mercancía en nuestro mundo globalizado. Existen teorías vacuas y superficiales que tratan de justificar las masivas olas migratorias que luchan por llegar a los países ricos, con el solo y puro deseo de mejorar la situación económica personal. Esto no es más que un dogma de distracción que niega las causas reales de la migración masiva de los países más pobres y endeudados hacia los países industrializados de Occidente, y de esta manera esconder la

injusticia indescriptible a que los emigrantes se ven enfrentados. En oposición a esta interpretación dogmática de la presente tragedia humana, se podría afirmar que el responsable de la diáspora global es la proliferación del modelo económico neoliberal; un modelo inestable que contribuye en gran medida a la presente crisis socio-económica mundial. Ahora tenemos un estado caótico de la economía – caótica para la mayoría de la población, mientras para la minoría privilegiada, el 1% que constituyen los banqueros y los poderosos ejecutivos, esta es la mejor manera de amasar enormes fortunas. La migración en la escala y magnitud que estamos viendo es también la consecuencia de las políticas económicas impuesta por los países más ricos o los 8 Grandes (G8), como se han dado en llamar, quienes usan el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y otras organizaciones internacionales que promuevan y hagan cumplir los Tratados de Libre Comercio (TLC), tratados mediante los cuales siguen invadiendo y saqueando los recursos y las riquezas de lo que ellos llaman ‘países pobres’. Es a la luz de este contexto socio-económico donde se debe desarrollar el debate sobre las políticas migratorias y sus posibles soluciones.

desigualdad social insostenible en términos de acceso a la salud, educación, además de la privatización constante de los servicios públicos, lo que se deriva en un aumento inmediato y a corto plazo de las olas migratorias. Entonces surge la pregunta del millón, ¿Por qué las políticas y legislaciones de los países industrializados que tienen que ver con el alarmante número de inmigrantes, no ven soluciones más allá del actual, superficial análisis de inmigración que normalmente tiende a criminalizar los inmigrantes? Para ser efectivas, tales legislaciones necesitan incluir tres partes en el debate: el país de origen o exportador de migrantes, los migrantes y el país receptor. Existe un continuo y permanente debate sobre el tema de los inmigrantes, sin embargo el debate se reduce a legislar en contra de la inmigración, soslayando las soluciones posibles. Los políticos, académicos, sociólogos, autoridades gubernamentales y supuestos especialistas en el tema solo hablan de las formas y no del fondo del problema, pues no he escuchado que se pregunten porqué los nacionales de tantos países del mundo tienen que salir de sus fronteras inicialmente. Lo peor es que hay demasiada hipocresía y no se reconoce que los inmigrantes no quitan sino que alimentan una sociedad y un sistema que les da tratamiento de esclavos. Si pudiéramos entender la esencia y el significado del modelo económico neoliberal estaríamos próximos, sino a la solución, por lo menos a un diagnóstico acertado del problema.

Durante la segunda mitad del siglo XX, el Neoliberalismo, inspirado por la Escuela de chicago (The Chicago’s Boys) con Milton Friedman como su ideólogo, fue adoptado como la doctrina que traería desarrollo económico, progreso y mejores condiciones de vida para los pueblos. Este era, de acuerdo con sus promotores, la panacea que traería la verdadera democracia y la base para un nuevo y mejor orden social. El país que serviría de laboratorio para el letal experimento inicialmente seria Chile. Pero el experimento no sería posible sin un alto grado de violencia. El tristemente célebre dictador Augusto Pinochet fue el hombre escogido para que aplicara las políticas del libre mercado a sangre y fuego y con una combinación de privatización, exención de impuestos a las inversiones extranjeras y la reducción del gasto público. Para cumplir con su objetivo este hombre seria el responsable de miles de chilenos asesinados, desaparecidos, torturados y exiliados. El modelo neoliberal rige ahora la economía a escala mundial con tangibles consecuencias en cuanto a la emigración de mano de obra, producción comercial y capitales, lo que ha ampliado la brecha entre ricos y pobres, generando una

Expresión Inka y su estupenda obra ‘Agua’ Los días 15 y 16 de Febrero, el Grupo Expresión Inka presentó una hermosa muestra de las más diversas tradiciones Latinoamericanas. El Show se robó los aplausos y la admiración de un nutrido público que llenó la sala del Teatro de Peckham, en el sur de Londres. Sin embargo el Agua, como su nombre lo indica, era el tema de fondo en una obra que envía un contundente mensaje del peligro inminente en que se encuentran las especies vivas del planeta, incluyendo por supuesto, la especie humana. Con danzas típicas de los Andes y con una variedad de elementos artísticos muy originales de los actores y actrices - entre ellos el talento indiscutible de los niños participantes - se recrean casi todos los aspectos de una catástrofe anunciada por la falta del vital líquido. Con ‘Agua’ queda al descubierto, para que a nadie le quede duda, de cómo la llamada inversión extranjera que tanto defienden nuestros gobiernos, y el que supuestamente genera empleo y mejores condiciones de vida para las comunidades, está haciendo exactamente lo contrario, reducir el empleo, acabar con el agua y los recursos naturales y, como es obvio, generar pobreza y reducir las expectativas de vida. Un gran trabajo artístico y social el que ha logrado con enorme éxito todo el equipo de Expresión Inka y una gran satisfacción tenerlos como parte fundamental de la comunidad latinoamericana en Londres.


Voces Comunitarias

11

Marzo 2013

Entrevista Iniciamos esta sección de entrevistas a los inmigrantes que se destacan por sus actividades profesionales o comunitarias, o porque simplemente tienen historias de vida enriquecedoras, como lo son casi todas las historias de inmigrantes. En esta oportunidad, debemos agradecer muy sinceramente a Luz Elena Caicedo, artista y cantante colombiana radicada en Londres desde hace muchos años, su gentileza al aceptar nuestra invitación y el tiempo dedicado a responder nuestras preguntas. Luz Elena Caicedo acaba de lanzar su nuevo CD de salsa ‘Ya Tengo lo que Quería’. Quienes estén interesados en adquirir el CD pueden contactar a Luz Elena en luzesabroso@yahoo.es

¿Cómo nos describiría su perfil? Vivo en Londres con toda mi familia, soy graduada en Literatura Inglesa y Letras Hispánicas de la Universidad de Westminster y un Master en Etnomusicología y Música AfroColombiana de SOAS University. Fui bailarina de folklor Latinoamericano por más de 17 años. Ahora soy cantante y tengo mi propia orquesta de Salsa, el ‘Conjunto Sabroso’, además de un cuarteto llamado ‘Matices Latinos’ donde interpreto música popular Latinoamericana. Mi trabajo cultural y comunitario, incluye también la fundación del festival Cimarrón en 2008, que promueve la cultura AfroLatinoamericana, y que nació como respuesta a la celebración de los 200 años de la abolición de la esclavitud. En 2010, inicié el proyecto Latín American Silver Voices, con los grupos de la tercera edad dando clases de canto y finalizando con la grabación de un CD de canciones Latinoamericanas. En 2010 dimos origen al Latin American Community Choir, un coro Latinoamericano abierto a la comunidad. Todos estos proyectos con fondos de Awards for All, y otras entidades. También trabajo por temporadas con la compañía Ola Latina, en la organización de eventos musicales y culturales, que incluye Clave Latina Festival, un festival de Salsa y cultura que se celebra en Junio. Cuéntenos como es un día en su vida cotidiana. En un día normal me levanto, me baño, desayuno y llamo a mi mamá a ver como amaneció. Si estoy libre después de los quehaceres de la casa, saco 1 o 2 horas para mi rutina de ejercicios vocales y musicales, contesto el correo, escucho música y busco trabajo para la orquesta, el cuarteto, trio o dúo, tarea ardua y frustrante, pero ahí vamos. En los días que trabajo con Ola Latina, el mismo proceso en la mañana y cuando llego a casa, busco un espacio en la tarde para practicar mis ejercicios vocales y mis canciones. En los días que trabajo con la música, se va día preparando la presentación. ¿Cuánto hace que llegó al Reino Unido y cuál es su impresión de sus primeros días? La primera vez que vine al Reino Unido fue en 1977 y era una niña. Entonces me quede 2 años y me impresionó la oscuridad, el frío y la simetría de las casas, todas se veían iguales y del mismo color. En 1881 regresé y entré a la secundaria con mi hermana, desde entonces vivimos en este país. Ya estaba mayorcita y me afecto mucho el cambio, sobre todo el ambiente del colegio, porque en Cali el calor, la alegría y el compañerismo fueron una de las experiencias más lindas que vivimos en Colombia. Aquí tuvimos que hacer amigos y en general el ambiente inglés era diferente y más individualista. ¿Cómo empezó su contacto con la comunidad Latina en Londres? Cuando fui mayorcita, surgió la oportunidad de entrar al 'Grupo Folclórico Colombiano' el primer grupo de danzas folclóricas colombianas en el Reino Unido, conformado por gente de la comunidad. Allí descubrí mi pasión por el baile y el folklor, lo que me ayudó mucho a reafirmar mi identidad como colombiana adolescente en un país extranjero. En esa época, la comunidad era pequeña y había fiestas familiares, en vez de festivales. Así que había fiestas culturales y políticas donde se encontraban refugiados colombianos, chilenos y uruguayos huyendo de las dictaduras. Allí me enfrente por primera vez con los problemas políticos de en Latinoamérica y comprendí que era un problema que nos afectaba a todos. ¿Tiene alguna historia que ilustre esos Primeros años de su llegada? Desde la llegada, íbamos los sábados a Brixton a mercar, porque era uno de los pocos sitios, donde había plátanos,

yucas, etc., productos que también consumían los africanos y afro-caribeños. Con mi mamá entrabamos a una tienda india y comprábamos Cemolina, que era lo más apropiado para hacer arepas. En ese entonces no teníamos el privilegio de encontrar los productos colombianos que venden ahora. Siempre recuerdo esos sábados en Brixton y esas arepas de Cemolina con mucho cariño.

¿Se siente discriminada en este país por el hecho de ser extranjera? La verdad, no me siento discriminada aunque esa es la experiencia de muchos inmigrantes en este país. Pero debo admitir que ser artista te permite relacionarte más con otras culturas, y a veces uno goza de mayor aceptación. Sin embargo, creo firmemente que en la vida uno es lo que se proponga ser. Esa es también la experiencia de mi familia. En los años en que fui interprete para el NHS, si experimenté discriminación hacia los clientes que no hablaban inglés. ¿Se siente realmente integrada a la cultura, tradiciones y formas de vida de la sociedad británica? Yo me siento integrada a esta cultura. Yo llegue muy joven a este país y me eduqué aquí, experimentando todos los procesos socioculturales de los últimos 30 años, pero conservando y apreciando todos mis valores y gustos colombianos. También el hecho de ser cantante y trabajar con la música dentro de la cultura inglesa ha hecho que me sienta más aculturizada. Definitivamente me siento londinense, más NO inglesa, que quede claro. Me veo como una colombiana dentro de una masa de culturas interrelacionadas. ¿Cuál cree usted que es el mayor problema que enfrenta la comunidad Latinoamericana en el Reino Unido? La falta del idioma, porque si uno no habla el idioma del país en que vive, está más aislado, menos integrado a la comunidad y es más difícil pelear por sus derechos. Hay mucha gente de la comunidad que no está al tanto de los cambios sociopolíticos que van surgiendo y que nos afectan a todos. Ahí vemos como los recortes actuales hacen que los pobres vivamos peor. Una gran parte de la comunidad asume que la política de este país no le incumbe. ¿Cómo ve usted el papel de la mujer de Latinoamericana en el Reino Unido? Yo creo que la mujer Latinoamericana en el Reino Unido ve su papel en la sociedad más valorado. Tiene más libertades y derechos que la protejan, más independencia económica porque tiene muchas fuentes y oportunidades de trabajo, además de las posibilidades para estudiar y esto las pone en una posición de poder. En Latinoamérica muchas mujeres tienen que quedarse en hogares infelices y a veces violentos, por los bajos recursos económicos y por miedo a no poder

Por Nelly Mosquera levantar y proteger su familia si están solas. Aquí esa dinámica cambia por que el sistema es mucho más balanceado y les brinda mayor protección. ¿Qué lección le ha dejado la experiencia de ser una inmigrante? Ser más tolerante y tener una mente más abierta, porque la vida no es solo como nosotros la pensamos. Claro que existen diferencias entre culturas, pero al final todos somos humanos y compartimos leyes universales que nos unen, como el respeto por la vida, los valores familiares, y claro, el amor. ¿Qué cree usted que nos falta a los inmigrantes Latinoamericanos para unirnos más? Entender más nuestra posición política y social dentro del sistema y entender que todos tenemos problemas y necesidades comunes. Yo creo que hace falta que nos veamos más como una comunidad que se ha creado aquí con su propia idiosincrasia y características, formada por todas las interrelaciones y experiencias internas y externas; vernos menos como individuos colombianos, ecuatorianos, peruanos, brasileros, etc. ¿Qué es lo que más extraña de su país? La calidez humana y esos despertares bellos caleños llenos de calor y de sol. ¿Viviendo en el Reino Unido cual ha sido el momento más feliz y el más difícil? Uno de los más felices, cuando nos llegó la residencia a toda la familia después de haber sido indocumentados todos, algunos por más de 10 años. La más triste, cuando la familia tuvo que ser dividida de nuevo por que no teníamos papeles para quedarnos aquí. Después la muerte de mi padre hace 10 años. ¿Tiene algo de que arrepentirse? Sí, no haber tenido el privilegio de estudiar música desde niña. Mi mamá me regalo mi primera guitarra a los 16 años. ¿Cómo le gustaría ser recordada? Como a alguien que trato de buscar siempre alternativas y no se dejó vencer. Casi todas las circunstancias tienen un ángulo diferente por donde se pueden tratar. ¿Su canción o poema preferido? La Flor de La Canela de Chabuca Granda del Perú. Déjenos una frase que más la inspire. Ha habido varias que van cambiando a medida que uno experimenta cosas, pero la más reciente que aparece en 'Aleph' el último libro de Paulo Cohelo y que me impactó bastante: 'Una vida sin causa es una vida sin efecto'


Become a Unite Community Activist Unite community membership is designed to help communities find their voice and shape their local community in a way that improves life for ordinary people and families. To roll out Unite’s brand new community membership, the union is looking to recruit an army of Community Activists who will receive training and support on how to organise within the communities where they live. If you are interested in becoming an Activist please contact community@unitetheunion.org Or find us on FaceBook – just look for Unite-Community

www.unitetheunion.org/community


voces comunitarias