Issuu on Google+

Propuesta de Dirección “ Días de Lluvia ”

Idea original: Luciano Villareal Adaptación: Daniel Pino


Sinopsis En una tarde lluviosa, dos hermanos huérfanos de padre y madre, Mauro y Santino, descansan en su casa. Mauro de 16 años come unos tallarines y lee en la mesa mientras su hermano Santino de 12 años, quién sufre síndrome de Asperger, está en la pieza de ambos dibujando. Justo cuando termina de comer, Mauro recibe el llamado de su tía Verónica, quien se ha encargado de cuidar a los niños desde que perdieron a sus padres, y le avisa que no volverá del trabajo hasta la madrugada, así que le deja a cargo la casa y a su hermano. Mauro vuelve a la pieza, ve a su hermano dibujando y trata de ignorarlo leyendo su libro de arqueología, este le pregunta por un cuaderno y Mauro le dice que después le ayuda a buscarlo, Santino no lo deja tranquilo e insiste con que quiere jugar a las pulseadas con el. Mauro cede, pero termina el juego en cosas de segundos y vuelve a su lugar para seguir leyendo, pero ahora el teléfono lo interrumpe. Va a contestar, levanta el teléfono y uno de sus amigos le dice que tiene una entrada para el concierto de una de las bandas favoritas de Mauro, solo tiene que confirmarle que puede ir y la entrada es suya. Mauro duda, pero le dice que si puede ir. El joven vuelve a su pieza pero ahora comienza a sacar algo de ropa que tenía ordenada, esta es la señal que estaba esperando para salir de ese lugar, es su momento de escapar. Mauro va a salir de la pieza con la ropa en sus brazos cuando Santino intenta detenerlo tomándolo de uno de sus brazos, entendiendo lo que quiere hacer su hermano. Hay un pequeño forcejeo hasta que Mauro se libera y le dice a su hermano que hace esto porque tiene que alejarse de él, estar en el mismo lugar con Santino le hace mal. Santino comienza a llorar en la puerta de la pieza y Mauro va a ordenar sus cosas. Abre su mochila, mete su ropa y pone el bolso en su hombro. Había algo debajo de la mochila, el cuaderno de Santino. Mauro lo revisa y encuentra una foto de los hermanos y un dibujo de la familia completa. Es en ese momento cuando Mauro comprende el valor de su pequeña familia, lo más valioso que jamás tendrá. Deja sus cosas, vuelve donde Santino con el cuaderno, se disculpa y los dos hermanos se abrazan en medio del pasillo, encontrando el calor que hacía falta en esa noche fría.


Argumento original Santino, un joven de dieciocho años con un ligero retraso mental, juega a las pulseadas con su hermano mayor Mauro en su habitación. Suena el teléfono, Mauro le suelta la mano y baja a atender, Santino se sienta en el escritorio junto a su cama y, feliz, pega una fotografía en un cuaderno. Mauro recibe un llamado de un amigo, informándole que consiguió a último momento entradas para ver a Red Hot, se emociona muchísimo por la noticia y pide que le guarden un lugar, pero recuerda que tiene que cuidar a su hermano Santino durante la noche. Su amigo le recalca que es una oportunidad única y que tiene que ir, además le pide que por favor traiga una mochila. Él dice que se va a encargar y que lo llame en diez minutos. Corta, piensa unos segundos seriamente y llama por teléfono a una vecina para pedirle si puede hacer de niñera esa noche, pero no está disponible. Sube la escalera e ingresa a la habitación de Santino. El menor lo reta a otro duelo de pulseadas. Mauro anuncia que tiene que irse pero volverá en unas horas, antes que los padres. Santino le reprocha que alquilaron una película para verla juntos, pero Mauro le dice que la pueden ver mañana. Santino amenaza con llamar a sus padres si se va. Mauro le ofrece dinero, luego sube la oferta a dos semanas de limpieza de su habitación, le dice que lo llevará al parque todos los días; Santino ofendido guarda silencio y comienza a sollozar levemente. Mauro le pide que no haga eso, que se quedará y que traerá la película para ver; su hermano se alegra. El mayor toma la mochila de su hermano, dice que la necesita para una cosa, y al salir de la habitación, se detiene, da la vuelta y cierra la puerta con llave. Santino se sorprende. Mauro le dice que volverá en unas horas y que no se asuste, que lo llame al celular por cualquier cosa. Santino empieza a patear la puerta y a pedir que le abra. Mauro baja corriendo la escalera, se pone una campera y recibe un llamado de su amigo nuevamente. Le dice que irá pero que tiene que volver rápido. Santino grita desde la habitación y a Mauro le duele escucharlo. Manteniendo el teléfono con el hombro, toma la mochila de Santino y tira todos los útiles que tiene dentro en la mesa. Mira el cuaderno que ha quedado abierto y le llama la atención una foto de ellos dos. Encima de la foto, hay una consigna que dice: “una fotografía de la persona que más amas en el mundo”. Mauro mira la foto maravillado. Ignora a su amigo que le habla por teléfono y corta. Sonríe emocionado mientras mira el cuaderno. Santino, ofendido, sentado en un rincón de su habitación, oye que la puerta se abre. Mauro aparece y pide perdón, luego extiende su mano y le dice que acepta el reto de pulseadas. Santino, alegre, toma su mano y se levanta, ambos se van de la habitación.


Argumento final Mauro, un joven de 16 años, está sentado solo en la mesa del comedor, mientras cena con desgano un plato de fideos, lee un libro de arqueología y escucha como cae la lluvia. Termina de comer cuando suena el teléfono. Mauro contesta. Es su tía Verónica, quién le avisa que va a llegar del trabajo en la madrugada, por lo que tiene que quedarse en casa a cuidar el lugar y a su hermano menor, Santino de 12 años, que sufre de Asperger. Mauro trata de disimular su molestia y le dice a su tía que no se preocupe, ella le agradece y corta. Mauro deja su plato en la cocina y se va, con su libro, a la pieza que comparte con su hermano. En el camino comienza a mirar las fotos que hay en el pasillo. En todas sale una pareja de adultos, abrazados o besándose. Pero Mauro, con ojos vidriosos, se queda contemplando la más grande, una imagen en blanco y negro donde está la pareja junto a Mauro y Santino, están todos abrazados y haciendo caras. Son sus padres. Mauro sigue su camino para evitar ponerse a llorar. Llega a la habitación y está Santino parado en su cama pegando un dibujo en la pared, ya casi no le queda espacio. Le pregunta a Mauro si sabe donde está su cuaderno. Mauro le dice que debe estar debajo del sillón del living pero no está seguro. Santino le pregunta si le ayuda a buscarlo, Mauro, sin muchas ganas, le dice que sí, pero otro día. Mauro abre el libro y quiere empezar a leer pero Santino le propone jugar a las pulseadas, dice que ya está entrenado. Se acomoda en el suelo. Mauro le dice que otro día. Santino insiste. Mauro, de mala gana, toma la mano de Santino y le gana la pulseada sin problemas. Santino mira su mano, confundido, mientras Mauro vuelve a su cama y abre su libro nuevamente, pero suena el teléfono. Suspira, deja su libro sobre la cama y va al comedor a contestar. Levanta el teléfono y le habla un amigo, dice que acaba de ganar una entrada para Pixies pero no puede ir porque está agripado, así que si quiere ir, se la regala. Mauro no responde, lo piensa por varios segundos y le dice a su amigo que en media hora está allá. Corta y vuelve a su habitación. Abre unos cajones y saca algo de ropa. Toma su libro y sale, pero Santino lo toma del brazo. Mauro le dice a Santino que le deja un paquete de galletas en la mesa y el número del trabajo de su tía al lado del teléfono. Santino niega con la cabeza. Mauro responde que esto es lo mejor para los dos, separados se hacen más fuertes y que algún día va a entender. Santino le toma el brazo con más fuerza y Mauro se suelta violentamente y le dice que debe irse porque se siente intoxicado por estar en ese lugar con el. Santino solo mira y se pone a llorar al lado de la puerta mientras Mauro camina hacia el living comedor, toma su mochila y mete a la fuerza toda la ropa que lleva en los brazos. La cierra y la cuelga en su hombro pero antes de irse mira lo que había debajo de su mochila, el cuaderno de Santino. Lo abre y en la primera hoja hay una foto de los hermanos, junto a un dibujo de la familia completa. Están ellos, sus padres y su tía. Mauro se queda viendo las imágenes, hasta que se da vuelta y se acerca lentamente a donde su hermano. Le devuelve el cuaderno, sonriendo, y le seca las lágrimas. Mauro le dice a su hermano que no se puede ir, ahora solo son 3 y deben cuidarse porque es lo único que de verdad importa. Mauro se disculpa con Santino y este lo abraza. Mauro lo abraza a él, mientras las fotos familiares del pasillo, parecen observar el momento.


Tratamiento General Desde el punto de vista estético y para el clima del corto, me imagino colores fríos en toda la casa, que se logre transmitir el frío de la noche y del ambiente que hay en esa familia, eso en todos los lugares menos en la pieza de Santino, que tiene colores vivos e imágenes que recuerdan a una niñez que todavía no abandona y a la inocencia de no comprender totalmente que sucede a su alrededor. La actuación de los hermanos debe crear un contraste, dar esa sensación de que al ser tan distintos, generar un balance. Santino, a pesar de su condición que hace parecer que está “ido” o pensando en otra cosa, debe parecer un chico afable y cariñoso. Transmite esa inocencia que le ha permitido escapar del ambiente deprimente que inunda su hogar. Lo opuesto va para Mauro, que se ve cansado, desganado e imperturbable, ya pasó el momento de la frustración de no poder seguir sus estudios, por tener que mantener la casa junto a su tía y por eso cuando lo vemos por primera vez, muestra muy pocas emociones. Excepto cuando se disculpa con su hermano, siempre se contiene. Mauro parece un decorado más de la casa, un fantasma que se mueve por inercia mientras el sonido monótono de la lluvia nunca se apaga. La historia toma un punto de vista distante de los hechos, para generar la sensación de que no hay nada interviniendo en la historia de estos dos hermanos, como si se hubiese puesto una cámara y se dejara corriendo mientras sucede todo.


puesta en escena Planos abiertos y la cámara estática, muestran el lugar y a los personajes para generar cierta distancia entre ellos y el espectador, incluso cuando comparten, antes de su discusión, la cámara toma distancia con planos generales de la habitación para transmitir ese alejamiento entre los hermanos, pero a medida de que avanza la historia y de que las emociones se comienzan a exteriorizar, la cámara de acerca con planos pecho o primeros planos de los rostros de Mauro y Santino, además de que comienza a seguir a los personajes (que cerca del final actúan de forma más física) con paneos rápidos y travelling con cámara en mano. Los colores fríos en la iluminación y en el decorado de la casa, además del sonido de la lluvia y el viento golpeando las ventanas, servirían para acentuar la melancolía del lugar, que tiene atrapado a Mauro. La habitación de los hermanos en cambio, parece como si tuviera algún fuego prendido, la iluminación de las lámparas transmite calidez (aunque dirigida más para el lado de la cama de Santino). Cuando los hermanos comparten escena en este lugar, siempre están cada uno en su lado (donde está su cama) y hay mucha profundidad de campo para que se vean con claridad los dibujos de Santino pegados en casi toda su pared y las imperfecciones en la pared de Mauro. Los hermanos también están vestidos de formas distintas, mientras Mauro, despreocupado, solo tiene puesta una camisa luego de llegar del trabajo, Santino está muy abrigado con un polerón, gorro de lana y guantes. Salvo la habitación de los hermanos, el resto de la casa tiene solo lo necesario, un par de muebles, una mesa, tres sillas, y una repisa con un par de libros repartidos. Es casi como si vivieran en un lugar tal como lo recibieron. Un departamento con dos habitaciones casi vacío.


Referencias visuales y estéticas Algunas fotos de Rob Sheridan para el arte promocional de los discos de Nine Inch Nails logran representar más o menos el clima de la historia:

La paleta de colores fríos, más cercano al gris que otra cosa acentúa la sensación de que hay una baja temperatura en el ambiente, pero también el sentimiento de apatía que se vive en la casa, que parece ser igual en todos sus rincones, todo muy plano.


Los colores de estas dos imágenes serían las que envuelven la habitación de Santino, un poco más cálidos aunque con parte de esa frialdad en el hogar intentando entrar. A eso se le agregarían otros adornos como dibujos hechos por el, pegados en las paredes y algunos juguetes para hacer más acogedor el lugar, el único de la casa que se siente así. Una lámpara en el techo y otra más pequeña en un velador justo al lado de la almohada de Santino, lo envuelven en ese calor que representa el amor que siente por el resto y que nadie le puede quitar.


Para la fachada del lugar elegí un edificio antiguo, con un departamento pequeño de apariencia descuidada por la humedad y con todas las ventanas cerradas. La segunda foto es de un edificio muy parecido, pero el balcón no parece tan amplio y da la sensación de que es un lugar aún más pequeño y más cerrado, para una familia de no muchos integrantes.


Una habitaci贸n peque帽a, donde viven los dos hermanos. A pesar de compartir el lugar (no siempre porque Mauro no pasa mucho tiempo en la pieza), la habitaci贸n parece dividida en dos (la pared de Santino llena de dibujos y la de Mauro sin nada).

Propuesta est茅tica


Luz y cámara Una iluminación naturalista (solo la luz de las lámparas y ampolletas del hogar). La habitación de los hermanos está iluminada con tal forma que pareciera que hay una fogata o una chimenea prendida, está envuelta en un color cálido, se ve todo medio rojizo o anaranjado. Estas luces aparecen en cámara (una lámpara colgada en el techo y otra está sobre un escritorio). El resto de la casa (el living comedor y la cocina) está iluminada con luces frías, como de consulta médica. La cámara toma un posición alejada de la acción, una mirada “objetiva” de lo que sucede y tratando de mostrar todo el espacio con planos abiertos. Se mantiene fija en todas las tomas (en trípode), hasta que Mauro decide irse de la casa luego de la llamada de su amigo, en ese momento, es todo cámara en mano, con planos más cerrados y un movimiento más brusco y evidente. Incluso el travelling final donde la cámara se aleja lentamente de los hermanos mientras se abrazan. es cámara en mano.

Arte Los colores que predominan en la casa son blancos y azules. Las cerámicas del piso son blancas y hay paredes de ambos colores, aunque las blancas son más grisáceas que otra cosa y las azules, casi negras. Se ven gastadas por la humedad, rompiéndose y perdiendo su color natural. Los muebles, parece usados y con imperfecciones. Sobre ellos no hay muchos adornos, algunos libros en una repisa o un jarrón de vidrio verde sobre algún cajón. En el pasillo del departamento hay fotos familiares en blanco y negro y a color. La habitación de los hermanos, tiene paredes de color ladrillo aunque el lado de Santino está cubierto casi en su totalidad, salvo un rincón, con dibujos hechos en hojas de cuaderno o en hojas de bloc y en el lugar de Mauro, se han caído pedazos de pintura, dejando a la vista parte del concreto. Mauro está vestido con un pantalón y zapatos negros y un chaleco verde oscuro. Santino usa un polerón azul, guantes y gorro de lana rojos.

Sonido No hay música, solo se escuchan las voces de los personajes, sonidos de Foley, el sonido ambiente (de las luces) y la lluvia y el viento (moderado) afuera del departamento. En la última toma, la lluvia comienza a bajar su intensidad hasta que deja de sonar justo antes de que termine.

Montaje


Tomas largas unidas por corte directo. Cuando comienza la cรกmara en mano, las tomas son cada vez mรกs cortas, mostrando lo que sucede de distintos รกngulos.

Perfil de personajes


Mauro Mauro es un joven de 16 años, huérfano de padre y madre desde hace 1 año y medio junto a su hermano menor, Santino, que padece de síndrome de Aperger. Los hermanos viven junto a Verónica, la tía de ambos, quién decidió hacerse cargo de la familia. Luego de la perdida de sus padres, Mauro se vio en la obligación de transformarse en el hombre de la casa, compartiendo las labores del hogar junto a su tía, y de abandonar el colegio para trabajar. Esto ha traído como consecuencia, además del dolor por su perdida, un sentimiento de frustración que crece cada vez más. Siente que es injusto que el haya tenido que abandonar sus sueños de estudiar y viajar luego de terminar el colegio, no culpa a nadie en especial pero el hecho de que tuviera que convertirse en adulto de un día para otro, hace que levantarse sea cada vez más difícil. Además cada vez que ve a su hermano, a quien quiere mucho, se pregunta si tendrá que hacerse cargo de el toda la vida. Cuando lo invitan a un concierto, ve la oportunidad de escapar de todo. No está muy seguro, pero ve esto como una pequeña ventana para hacer su vida como había planeado. Luego de discutir con su hermano y tratarlo de mala manera a propósito (para que el último recuerdo que tuviera de el fuera uno muy malo y no lo extrañara cuando estuviera lejos) Mauro está decidido a partir, alista sus cosas pero encuentra el cuaderno de Santino con una foto de los hermanos. Mauro intenta aguantar, pero, conmovido, acepta que la vida le dio como misión cuidar a su hermano y a su familia, aún sí esto significa dejar todo lo demás a un lado. A Mauro se le ve cansado, agobiado por la rutina y con cierta apatía con respecto a todo lo que lo rodea. A pesar de cuestionarse muchas cosas, por fuera parece que nada le importa mucho, tanto así que mientras todos viven abrigados por la ola de frío en la ciudad, el solo tiene puesta una camisa. El frío le es indiferente porque ya no se puede sentir más vacío.

Santino


Santino es un niño de 12 años que sufre de Síndrome de Asperger, no tiene ninguna discapacidad física pero este trastorno ha hecho difícil su relación con personas fuera de su casa. Santino vive en su propio mundo donde nada parece afectarlo, a su manera, parece haber aceptado que sus padres ya no están con el, esa inocencia con la que ve la vida también le ha permitido escapar del ambiente deprimente que inunda su hogar. Mientras que sus habilidades sociales se ven limitadas por su condición, ha desarrollado interés por la pintura y el dibujo, los que rodean casi toda su pieza. Su tía y su hermano son lo que más quiere en el mundo aunque no lo demuestre con mucha efusividad, por eso cuando Mauro lo trata mal, se siente muy dolido y reacciona con una agresividad poco común en el. Pero cuando su hermano vuelve a disculparse y a quedarse con el, comprende todo lo que ha sucedido y lo acepta como siempre lo ha hecho. Santino nunca sale de la habitación que comparte con su hermano, está dibujando y pintando todo el día o a veces tratando de convencer a Mauro de que juegue con el. Parece estar encerrado en ese lugar, pero es la persona que se ve más viva y con más chispa en su hogar. Es el único que a pesar de todo, es feliz con lo que tiene desde el comienzo. El otro personaje de la historia es Verónica, la tía de los hermanos, una mujer de 35 años que dejó todo para cuidar a sus sobrinos y que nunca aparece porque está trabajando horas extra, pero su presencia se hace sentir en la casa, donde todo está limpio y ordenado, eso es gracias a su influencia. Ella recuerda todos los días a su hermana, más aún cuando ve a sus sobrinos, sufre por ello, pero ha aceptado que es su deber cuidarlos hasta el final de sus días, por lo mismo no dudará en hacer sacrificios por ellos. El amigo de Mauro solo comparte con el en el trabajo.

Elenco Tentativo


Mauro Maximiliano Vignuda

Santino Lucas Escobar

Ver贸nica (solo voz) Cecilia Roth

Roberto, Amigo de Mauro (solo voz) Peter Lanzani


Propuesta de Dirección