Page 4

¿CÓMO LLEGAMOS HASTA ACÁ? Históricamente, las diferentes sociedades han creado ciudades donde vivir y, al hacerlo, se han cambiado a sí mismas. Sin embargo, las ciudades no se hacen ni cambian al azar; promover "inversiones" y grandes transformaciones en las ciudades fue (y es) una de las soluciones que han encontrado los ricos para invertir el dinero excedente que extraen de los trabajadores o paliar debacles financieras. En Buenos Aires, como en muchas otras grandes ciudades del mundo, se vienen modificando ciertos barrios con "novedosas" viviendas, centros comerciales y mayor acceso de transporte público. Pero, ¿para quiénes se piensan estas modificaciones? No es nuevo confirmar que esos supuestos avances redundan en la expulsión de sectores pobres y medios de la ciudad en la que siempre han vivido. Los sectores de alto poder adquisitivo que se apropian de esos espacios, sin embargo, no siempre los ocupan, sino que reaseguran su dinero en una de las formas de "depósito" más seguras y rentables: los bienes inmuebles. De este modo, la ciudad queda para algunos pocos, para aquellos que pueden pagarla.

Así, existe una conexión íntima entre el desarrollo del capitalismo y la urbanización. Pensar qué tipo de ciudad queremos no está separado de pensar qué tipos de relaciones sociales, qué vínculo con el ambiente y qué estilo de vida queremos construir. Los habitantes tenemos derecho a decidir sobre estas cuestiones, tenemos “derecho a la ciudad”. Es decir que tenemos derecho a acceder a los servicios urbanos y también a hacer y re-hacer nuestra ciudad. Consideramos que es posible y necesario pensar en una ciudad justa y no excluyente, que garantice el más amplio el acceso a la vivienda digna y sus servicios. Y estamos convencidos de que eso sólo es posible cambiando de raíz lo que nos lleva a esta crisis urbana. Esto implica, entre otras cosas: la expropiación de las empresas de servicios con control de los trabajadores y usuarios; la urbanización participativa y radicación de villas y asentamientos, la expropiación de las viviendas ociosas, el freno a la especulación inmobiliaria y a los aumentos de los alquileres en los barrios medios y populares. Es decir, que la tierra sea para vivir y no para negociados.

¿Conocés La Brecha? Somos una corriente que nuclea distintos colectivos que activamos en diferentes espacios: educacion; cultura; trabajo territorial y movimientos sociales; sindical; habitat, tierra y vivienda; géneros; comunicacion alternativa y popular; entre otros. Estamos convencidos de la necesidad de construir un cambio de raiz y desde abajo, asumiéndonos protagonistas de nuestra historia.

En CABA somos parte de La Brecha: Frente Juvenil Hagamos Lo Imposible // Tierra para Vivir // CAUCE UBA // Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) // Brecha recha Sindical // Biblioteca Popular Eduardo Martedi

facebook.com/coblabrecha // www.coblabrecha.com.ar // Tw: COBLaBrecha

NOS QUEDAMOS A OSCURAS - Si no nos movemos, nos derretimos  

Boletín de COB - La Brecha Regional CABA en relación a los cortes de luz de diciembre 2013 en adelante