Issuu on Google+

PUBLICACIÓN|ESPECIAL|HUELGA|DE|HAMBRE NOVIEMBRE|2012

Sí, tienen que ser rentables

Si se ponen enfermos, déjalos que se mueran de hambre

Ante situaciones extremas, tomamos medidas contundentes HUELGA DE HAMBRE: la lucha es el único camino Xavier Bou


Los siete trabajadores en huelga de hambre en la instalaciones de Telefónica situadas en la calle Marqués de Campo Sagrado número 22 | Albert Garcia

Una huelga I para romper el silencio

Àlex Romaguera

Cinco trabajadores de Telefónica iniciaron el 5 de noviembre un ayuno indefinido, en Barcelona, en señal de protesta por la situación de la cual es víctima uno de sus compañeros, Marcos, a quien la empresa despidió después de que éste cogiera la baja por enfermedad. Ahora, Telefónica se niega a readmitirlo, a pesar de dos sentencias que consideran nula e improcedente la medida. Como muestra de solidaridad con Marcos y con otras afectadas por situaciones similares, los huelguistas levantan la voz contra las políticas de precariedad que aplica la multinacional desde hace años.

ncluso en este contexto de crisis, Telefónica ha presentado un beneficio récord de 2.800 millones de euros, que corresponden a los nueve primeros meses de 2012. Un beneficio que, aunque es inferior al de 2011, la convierte en la empresa con más superávit de la historia en el Estado español. Esto ha hecho que los consejeros y los cargos directivos se hayan aumentado los sueldos de forma ininterrumpida durante los últimos años. Solamente se los han bajado un 20% este último semestre, pero continúan siendo desorbitados en relación a los salarios de los empleados y empleadas. El presidente cobra 150 veces más que un trabajador medio, sin olvidar la decisión de tres directivos de repartirse diecisiete millones de euros en 2011 y los incentivos millonarios que perciben los grandes accionistas. Al margen, está claro, de la renovación del duque de Palma y, hasta hace poco, miembro del consejo de administración de la empresa en Brasil, Iñaki Urdangarin, por una cantidad de 1,5 millones de euros anuales y una indemnización de 4,5 millones de euros en caso de despido. Mientras pasa esto, desde 2011, la compañía aplica un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para suprimir 6.500 puestos de trabajo en tres años, equivalente a un 20% de la plantilla en todo el Estado. Este reajuste, que prevé la prejubilación a partir de los 53 años,

afecta sobre todo a la sección de telefonía fija e Internet, para la que trabajan la mayoría de las 32.000 personas que integran la plantilla de la multinacional en el Estado. Una política dirigida a maximizar los beneficios con el mínimo costo posible, hecho que provoca un grave deterioro de las condiciones laborales. Antes de poner en marcha el ERE, la dirección había empezado a realizar despidos por baja médica, acogiéndose al artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores aprobado en julio de 2010, durante el anterior gobierno del PSOE. Es el caso de Marcos, que fue despedido por Telefónica el 4 de febrero de 2011 en virtud de este supuesto. Aunque, posteriormente, el juzgado de lo contencioso número 4 de Barcelona y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) consideraron, respectivamente, nula e improcedente la medida, la empresa ha optado por ignorar el auto judicial y despedirlo de nuevo. Involución laboral

Ante esta situación, Marcos y cuatro trabajadores más pertenecientes a los sindicatos CO.BAS y En Construcción han decidido iniciar una huelga de hambre. “No tenemos otro remedio, después de haber agotado todas las vías y que nos hayan ignorado”. Para los huelguistas, las movilizaciones en Telefónica y otras empresas de telefonía no tienen posibilidad de prosperar. “Ni siquiera una huelga secundada por un 80% de los empleados haría moverse a la dirección, ya que sus


subcontratas garantizan el funcionamiento del servicio”. Muy conscientes de la dureza del ayuno –que está supervisado por un equipo de médicos–, creen que ha llegado la hora de dejar constancia de “la injusticia que se produce en muchas compañías del sector a partir de las últimas reformas laborales”. En Telefónica, la situación se ha agravado después de que, el 2011, la dirección pactase con las centrales UGT y CCOO y el sindicato corporativo STC-UTS el polémico ERE. Un expediente que llegó cuando ya se estaba aplicando el artículo 52.d y con el cual se “pretende coaccionar a la plantilla con el objetivo de inducirla a la baja voluntaria”, dicen los trabajadores. Para este colectivo, al final, esto ha llevado a un endurecimiento de las condiciones laborales en Telefónica, que se ha caracterizado por cambios imprevistos de destino y de normas que ponen en riesgo la seguridad de los trabajadores. Con estas políticas –explican los empleados–, la multinacional intenta deshacerse de la plantilla fija para subcontratar todas las tareas a empresas deslocalizadas en países del Magreb y de América del Sur, donde los salarios, el ritmo y las condiciones de trabajo son pésimas.

MARCOS ANDRÉS ARMENTEROS TRABAJADOR DESPEDIDO POR BAJA MÉDICA

“Contra el aislamiento, recuperemos la fuerza colectiva”

El último altavoz

“La indefensión en que nos encontramos es alarmante, ya que, mientras la dirección renueva a Urdangarin y otras personas imputadas por delitos de corrupción y habla de preservar la presunción de inocencia y la libertad de expresión, deja a un trabajador sin trabajo por el hecho de estar de baja por enfermedad”. De esta manera, Telefónica ha creado una plantilla cada vez más envejecida, con una media de edad de 45 años, ya que no entra gente joven desde el año 1992. Al mismo tiempo, a través del ERE y del artículo 52.b, presiona a los trabajadores para que acaben marchándose por su propio pie.

“Los huelguistas llaman a solidarizarse con Marcos y con las otras compañeras afectadas por las políticas antisociales de la empresa” En este sentido, la huelga de hambre tiene como objetivo conseguir que, en los casos de despido improcedente, sea la persona trabajadora y no la empresaria quien decida si percibe la indemnización o se acoge a la readmisión. “Es posible conseguirlo; hay convenios que lo estipulan y en algunas empresas ya se aplica”, afirman. Los huelguistas llaman al conjunto de la plantilla a solidarizarse con Marcos y con los oros compañeros despedidos. “Entendemos que los trabajadores de las subcontratas están en una situación más vulnerable que el resto y esto les impide comprometerse en determinadas luchas, pero sólo podremos conseguir que sean readmitidos a partir de la implicación colectiva”. Para ellos, la huelga es la última oportunidad para despertar las conciencias. “No sabemos cómo saldremos, pero sí cómo entramos: con la dignidad de defender la clase trabajadora y las generaciones futuras”.

Marcos sigue reclamando su readmisión un año y medio después de ser despedido | Albert Garcia

H

an pasado más de veinte meses desde aquel viernes 4 de febrero de 2011, cuando Marcos y Mari Cruz, de Madrid, recibieron una nota de Telefónica en la que se les comunicaba la rescisión del contrato. El motivo: “faltas de asistencia al trabajo, justificadas e intermitentes, que han superado el 25% en cuatro meses discontinuos, dentro de un período de 12 meses, siendo el índice total de absentismo de la plantilla de Telefónica de España y, en concreto, de su centro de trabajo, superior al 2,5% en el mismo período”. Unas circunstancias que para la empresa justificaban la aplicación del artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores. Aunque, en el caso de Marcos, Telefónica reconocía que la Incapacidad Temporal estaba “justificada” por el médico de la Seguridad Social, esgrimía que su prestación de servicios no resultaba “rentable” y que, por eso, daba por finalizado su contrato de trabajo. Desde entonces, él ha luchado por recuperar el trabajo y hacer justicia. Hubo un primer juicio, celebrado en el juzgado de lo contencioso número 4 de Barcelona en octubre de 2011, que dictaminó la nulidad del despido y permitió que Marcos volviese al

trabajo. Posteriormente, en un segundo juicio celebrado en respuesta al recurso presentado por la compañía, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) le dió la razón y la rescisión del contrato se consideró improcedente.

“Es inhumano utilizar dos personas con el objetivo de coaccionar a miles” Sin embargo, hoy, Telefónica se escuda en la legislación vigente para negarse a readmitir a Marcos, motivo por el cual el trabajdor empezó una protesta que ignora cómo acabará. “Pretendemos frenar esta injusticia contra los que generamos riqueza, cosa que no hacen ni los inversores ni los directivos”, explica. En una carta dirigida a sus compañeros, Marcos manifiesta su repulsa a Telefónica por haberlo dejado a la intemperie después de 22 años en la empresa y por la manera como lo han “utilizado”, a él y a Mari Cruz. Según él, “es inhumano y de una gran bajeza moral utilizar dos personas con el objetivo de coaccionar a miles”. Para este trabajador, la multinacional menosprecia los dere-

chos laborales aprovechándose de las reformas aprobadas por los gobiernos del Estado durante la última década. Unas medidas que deterioran las conquistas conseguidas en numerosas luchas y que, según Marcos, responden a una concepción inhumana de entender las relaciones sociales. “Artículos como el 52.d, que aplican los directivos millonarios de empresas neoliberales, los habrían firmado tranquilamente los dirigentes de la Alemania nazi, porque suponen conducirte a la exclusión y a la muerte social”, dice Marcos. Después de preguntase qué tipo de sociedad puede tolerar que las condiciones de trabajo se deterioren tanto y se trate a la gente como si fuese mercancía, emplaza a la clase trabajadora a romper la atomización con la cual la empresa ha conseguido dividir la plantilla. “Contra el aislamiento, recuperemos la fuerza colectiva”. De esta manera, el exempleado inicia una huelga de hambre que, además de evidenciar la injusticia, quiere servir para recuperar aquella memoria sin la cual la sociedad está condenada a perder. “Quizás crean que nos han expulsado de Telefónica, pero mientras vosotros no nos expulséis de vuestra memoria, nunca estaremos del todo despedidos”, asegura Marcos.


Telefónica: viaje hacia la precariedad SE BUSCAN: ALFREDO TIMERMANS Exsecretario de Estado de Comunicación entre julio de 2002 y abril de 2004, Timermans fue nombrado delegado de Telefónica en América del Norte el 2005.

KIM FAURA Es el actual director general de Telefónica en Cataluña y también, desde julio de 2005, director de relaciones corporativas de Telefónica a escala estatal.

En 1924, se crea la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE). Es de capital privado y el peso fundamental lo tiene la norteamericana ITT. Estamos en la prehistoria de las comunicaciones: sólo una parte ínfima de la población tiene acceso al teléfono, cuya utilidad, por otra parte, era muy restringida, dada la inexistencia de infraestructuras. En 1946, se produce la nacionalización total de CTNE, saliendo de la misma la ITT. Esta nacionalización completa dura poco: enseguida se da entrada al capital privado.

CÉSAR ALIERTA Desde el 26 de julio de 2000, Alierta ostenta el cargo de presidente ejecutivo de Telefónica y presidente del Consejo Empresarial para la Competitividad.

EDUARDO ZAPLANA El exportavoz del PP y dos veces presidente de la Generalitat Valenciana fue fichado el 2008 para ser el representante de la compañía en América Latina y en Bruselas.

ELVIRA FERNÁNDEZ

1976-1991: la eclosión social y sindical logra importantes avances en los salarios y las condiciones de trabajo. Telefónica deja de ser el niño pobre del sector y se convierte en una empresa puntera en el ámbito laboral.

Cuando Telefónica compró Antena3, la mujer de Mariano Rajoy se incorporó primero a la filial Admira y después a Telefónica Contenidos.

JOSÉ IVÁN ROSA El marido de la vicepresindenta española, Soraya Sáenz de Santamaría, ha sido fichado por Telefónica como asesor jurídico para la división internacional.

JUAN VILLALONGA Villalonga, imputado por el caso Sintel a causa de su compra ilegal, fue director ejecutivo de Telefónica entre los años 1996 y 2000 gracia a José María Aznar.

MANUEL PIZARRO El exdiputado del Partido Popular en las Cortes, fue miembro del consejo de administración de Endesa (2002-2007) y, después, del de Telefónica (2007-2008).

NARCÍS SERRA El exalcalde de Barcelona y exministro de Defensa por el PSC-PSOE formó parte del consejo de administración de Telefónica Internacional hasta febrero de este año.

IÑAKI URDANGARIN El duque de Palma fue nombrado presidente de la Comisión de Asuntos Públicos de Telefónica en América Latina y los EEUU el 2009. Ahora está en excendencia.

Las movilizaciones de los años 80 logran convertir en fijos a miles de trabajadores eventuales. Alcanzamos el máximo de plantilla: 75.000 personas con empleo y salarios dignos.

El perí

empresarial les y el serv bal por el ne gobiernos d fónica), la veinte año integrados Latinoam


Los años 1973 y 1976,

1946-1976 es el período de la implantación de la red en todo el territorio. La creación de infraestructuras y el avance de las tecnologías van haciendo más habitual el uso del teléfono, aunque su presencia en los hogares sigue siendo escasa.

todavia bajo el franquismo, se producen huelgas importantísimas, motivadas por la situación de absoluta falta de libertades civiles y políticas y por la demanda de un aumento salarial del 50% de media. Finalmente, los sueldos quedan equiparados a la media del país. El precio que hay que pagar: varios sindicalistas significados son despedidos y no pueden volver a entrar hasta inicios de los años 80, cuando se consigue una amnistía laboral.

En el ámbito laboral, los salarios son muy bajos y la protección social es muy fuerte porque la CTNE, como otras empresas, se hace cargo de la jubilación de sus trabajadores y de la mayoría de la asistencia sanitaria: suple y/o complementa a la Seguridad Social. Derechos laborales, los típicos de la dictadura: ninguno.

íodo 1992-2012 es el de la recuperación del poder

. El liberalismo arrasa en todo el mundo. Las telefónicas nacionavicio fundamental deben desaparecer, para dar lugar a la lucha gloegocio de las comunicaciones. Son los años de la privatización (los del PSOE y del PP privatizan el 32% que el Estado poseía de Telesegregación (la empresa se subdivide en varias áreas de negocio; os después, vemos los intentos desesperados por ofrecer servicios s) y la competición interna y la expansión al exterior, sobre todo en mérica.

En el ámbito laboral, la plantilla de Telefónica se integra totalmente a la Seguridad Social; desaparece la Empresa Colaboradora y la ITP, que proporcionaba una jubilación, a los 60 años, del 90% de la última nómina; se va degradando/desapareciendo el control de los trabajadores en traslados, convocatorias, definición de funciones y otros aspectos; se dejan de cubrir con nuevos empleos las bajas por jubilación; se encadenan los EREs; se pasa de 75.000 trabajadores a unos 25.000 entre Telefonía fija y móvil; se destrozan las contratas históricas para rebajar los salarios y las condiciones de trabajo en el sector: SINTEL es la última empresa testimonio de la destrucción en cadena de empleo digno y de la imposición de una serie de contratas, subsubcontratas y falsos autónomos… Éstas empresas, en su mayoría, se nutrirán con trabajadores precarios que fueron expulsados por Telefónica de sus telefónicas de Chile, Perú, Colombia y otros países latinoamericanos.

tor en un sec ran valor g al e s d io a fic s e o ben a empre pre ha dad de ser un pom e o su d si a n e s ié u a b q p y m ha ado ue ta Telefónica a por el Est s empleos dignos, q ue no genera q o , controlad estratégico sociedad (con much ad), a una empresa pred la jemplo, el e e e ci d o so to m n o la C a d s. conju sile to a u p ra s individ l de un re neficio pa es fortuna s mayor a d nen un be ce n ra ve g 0 o 0 n 1 s de cial, si riqueza so l tiene un salario má a u ct a . aliza 0 te 8 n s e sid s año ercial) se re fónico de lo uipos, com q e s, e d dente tele e (r del trabajo bcontratas. e, el grueso ntratas y su En contrast leos precarios en co emp mediante

EN RESUM

EN:

Manuel Clavero


Voces por la justicia y los derechos sindicales 1. ¿Los conflictos que tienen lugar en multinacionales como Telefónica ilustran el modelo económico que se impone a nuestra sociedad? 2. ¿Para qué tendría que servir la huelga de hambre que ha iniciado un grupo de trabajadores de la empresa?

Alternativa Sindical de Trabajadores (AST) 1. Las multinacionales son la máxima y más dura expresión del capitalismo salvaje y, como tales, tienen la misión de devolver a los trabajadores y trabajadoras a las épocas del esclavismo con el objetivo de obtener el mayor beneficio económico para la clase dominante a la que representan. Los conflictos que generan las multinacionales ponen en evidencia la necesidad de recuperar el sindicalismo de clase y combativo y que este sea un instrumento válido para la emancipación de la clase trabajadora. 2. La huelga de hambre es una expresión que tenemos los trabajadores para mostrar al mundo la cara más descarnada del capitalismo salvaje que impera en el sistema neoliberal que nos oprime y explota. Cualquier manifestación de lucha obrera tiene como objetivo, además de mostrar una injusticia concreta (de las muchas a las que nos somete el sistema capitalista), que los trabajadores y trabajadoras nos cuestionemos un sistema que sólo piensa en el beneficio de unos pocos frente a los derechos de la mayoría, como lo son el derecho al trabajo, a la educación, a la sanidad, a una vivienda digna, a no ser explotados, a una pensión digna, etc.

Langile Abertzaleen Batzordeak (LAB) 1. Las multinacionales en sí son la base por la que se rige el sistema en el campo económico, social y político. Por tal motivo, está claro que las multinacionales sustentan este sistema capitalista y todo lo que hacen está enfocado en ese sentido. 2. Primero habría que analizar el proceso de lucha que se ha realizado antes de llegar a esta decisión para saber en qué momento se está y cual es la determinación que hay en esta decisión. Entendemos que la utilización de esta forma de lucha es para socializar el problema, aglutinar fuerzas en torno a él y lograr una sensibilización y una respuesta social que consiga solucionar el problema.

Corriente Sindical d’Izquierda (CSI) La Corriente Sindical d’Izquierda de Astúrias quiere hacer pública su total solidaridad y apoyo a Marcos Andrés Armenteros, trabajador injustamente despedido de la empresa Telefónica, y a sus compañeros en huelga de hambre, como medida de lucha contra dicho despido. Para la CSI, resulta intolerable que se pueda despedir a cualquier trabajador por padecer una enfermedad o lesión, por lo que exige su inmediata reincorporación y la derogación de las normativas laborales que posibilitan el despido de los trabajadores y trabajadoras por el simple hecho de ponerse enfermos. En la CSI hacemos nuestra la lucha de Marcos Andrés y los demás compañeros en huelga de hambre y animamos al conjunto de los trabajadores y trabajadoras de Telefónica a movilizarse para conseguir la inmediata readmisión de Marcos Andrés.

Adolfo Jiménez PORTAVOZ DE LOS EXTRABAJADORES DE SINTEL 1. No sólo imponen modelos económicos (desregulación, destrucción de derechos, implantación de la inseguridad laboral, etc.), sino también modelos político-sindicales que justifican sus abusos y condicionan los grandes medios de comunicación para que generen una corriente de opinión favorable a estos modelos de desarrollo capitalista. 2. Tendría que servir para hacer reflexionar a la parte más concienciada de la sociedad (trabajadores afiliados, organizaciones sindicales y políticas, ciudadanos consumidores, etc.), siempre que muestre con claridad el porqué y contra quién se hace. Una misión difícil si tenemos en cuenta quien controla, hoy, los medios de comunicación y censura las noticias, cuando no ignora, oculta o distorsiona el verdadero objetivo de la huelga.

Sílvia Vilasaló

Miren Etxezarreta CATEDRÁTICA DE ECONOMÍA APLICADA EN LA UB 1. Sin duda. Toda la política económica actual, impulsada por las instituciones internacionales (FMI, BCE, UE y otras) y los gobiernos de los estados, va en la dirección de permitir que las empresas transnacionales (y también las nacionales) hagan lo que quieran; entre otras cosas, demostrar a los trabajadores que ellas son las que mandan sin condiciones. Es difícil considerar que esto es un modelo económico, más bien diría que se trata de intensificar la explotación. 2. Una huelga así me parece muy importante. En primer lugar, para mostrar la solidaridad entre los trabajadores, pero también para mostrar claramente a la opinión pública y a las empresas que no estamos dispuestos a dejarnos dominar sin reaccionar. Aunque, por ahora, las empresas no cambian de actitud, no les queda otro remedio que tener en cuenta los conflictos de hoy y los que puedan suceder en un futuro. Si no reaccionamos, pondremos la cabeza de los trabajadores en bandeja de plata. Al menos demuestran a la opinión pública que estamos dispuestos a luchar.

Confederación Intersindical Galega (CIG) 1. En la actualidad, las multinacionales son un ejemplo claro de como actúa el capitalismo. Son grandes estructuras empresariales que logran evadir impuestos a través de la ingeniería financiera, defraudando o usando paraísos fiscales. En la búsqueda del máximo beneficio, estas compañías precarizan y deslocalizan el empleo usando mano de obra en países con ninguna o escasa regulación, condicionan la política de los estados, consiguen que se tomen medidas que favorezcan sus intereses y, al mismo tiempo, se actúe contra la clase trabajadora y se desmantelen los servicios públicos. 2. Debería servir para tomar conciencia de los problemas que nos afectan como clase trabajadora y recuperar la colaboración entre los trabajadores en la lucha por la defensa de nuestros derechos, afrontando los problemas de manera colectiva y solidaria.

Vicent Mauri PORTAVOZ DE LA INTERSINDICAL VALENCIANA 1. Efectivamente, las políticas neoliberales impulsadas por los organismos internacionales pretenden mantener los beneficios de las empresas, sean nacionales o multinacionales, y de la banca a costa de la desregulación, cuando no anulación, de los derechos laborales, sociales y econòmicos del conjunto de la clase trabajadora y de la sociedad. La desregulación no sólo afecta a las condiciones de trabajo sino también a la capacidad de autoorganización de los trabajadores y trabajadoras, ya que se pretende acabar con el movimiento sindical y con todas las conquista sociales conseguidas durante muchos años de lucha. 2. La lucha, a través de la huelga u otras acciones, debe servir para crear conciencia social de la grave situación que atravesamos, parar las agresiones y avanzar en la creación de una alternativa social que frene las políticas que se están aplicando en Europa.


Joaquín Sagaseta

Federación Sindical Mundial (FSM)

HISTÓRICO SINDICALISTA DE ILURODOZ PARADAS (CANARIAS) 1. Sin duda. Ni los gobiernos estatales ni los autonómicos tienen políticas económicas propias. Obedecen a los dictados de las grandes multinacionales, sean cuales sean. El BCE, la Comisión Europea y el FMI son sólo herramientas de esas multinacionales para romper las resistencias de los trabajadores y pueblos de Europa a las políticas neoliberales. Estas políticas no reparan en el coste social ni humano que supone su implantación. Las distintas reformas laborales, los recortes en gasto social, sanitario y educativo, los trágicos desahucios, son ejemplo de todo ello. 2. La huelga de hambre es un medio de lucha extremo y dramático. Los compañeros de Barcelona son un ejemplo para todos nosotros. Porque no están defendiendo una subida salarial ni una prebenda, defienden el empleo, un puesto de trabajo. Se levantan contra una sanción arbitraria rechazada por los mismos jueces y que la empresa se empeña en aplicar. Su determinación los convierte en un espejo donde todos debemos mirarnos.

En nombre de los 82 millones de trabajadores afiliados a nuestros sindicatos en 120 países, deseamos trasladaros que la Federación Sindical Mundial no tiene ninguna duda de la justa lucha en pro de la readmisión del compañero Marcos Andrés. Sabemos que la multinacional Telefónica maltrata a sus trabajadores, sobre todo si reclaman lo que sindicalmente se juzga necesario, no sólo en España sino también en muchos otros países en los que tenemos sindicatos de la FSM. Las multinacionales como Telefónica son el claro ejemplo de que existe la explotación del hombre por el hombre y de que existirá mientras haya capitalismo. La lucha puede ser dura, pero el capitalismo no es el futuro de la humanidad.

iSabadell

Julio Anguita EXCOORDINADOR GENERAL DE IZQUIERDA UNIDA 1. Los conflictos los provoca el sistema capitalista, una de las muchas expresiones del cual son las multinacionales. El mercado, la competitividad y el crecimiento sostenido constituyen los valores y las pautas de comportamiento que están imponiendo en el mundo globalizado. Lo que pasa es que estos valores son asumidos por una parte numerosa de dominados. Y está claro que no se puede luchar contra el sistema sin contestar sus principios y fundamentos.

Jean Pierre Lacaze ACTIVISTA DE FRANCE TELECOM Y SOLIDAIRES SUD 1. Las direcciones de las multinacionales son la imagen de la financiarización de la sociedad. La avidez por conseguir beneficios cada vez más importantes hace que sus máximos accionistas y propietarios olviden toda humanidad. Así pues, los recursos humanos están regidos por una brutalidad extrema y no importa si algunos de los empleados se desesperan. En Francia, lo vemos con el incremento de suicidios directamente relacionados con la actividad profesional que se está produciendo. Por ejemplo, en el Grup Finance Telecom, se está investigando al presidente adjunto para evaluar el grado de responsabilidad que tiene en estos dramas. 2. Estamos al lado de los que luchan y, particularmente, de los militantes que combaten la represión sindical. La intransigencia de estas multinacionales lleva, inevitablemente, a situaciones extremas como la convocatoria de una huelga de hambre.

2. Una huelga de hambre es un mecanismo más de lucha contra el sistema. La experiencia de estos años y la historia del movimiento obrero en particular nos enseñan que las acciones aisladas no sirven de mucho si no se integran en un plan global de confrontación con el sistema. Hace falta un plan global que contemple, además de la lucha, las alternativas concretas y los valores antagónicos al capitalismo. Luchar sin poner en cuestión el pago de la deuda y el euro es emprender batallas condenadas al fracaso.

Iosu Balmaseda

Raffaele Trischitta

COORDINADOR DEL SINDICATO VASCO ESK 1. Son el mejor ejemplo de que el capital no tiene patria ni alma; y Telefónica cumple con estos criterios a la perfección. Las personas son el último apoyo para estos pilares centrales del sistema y del modelo económico vigentes (capitalista y neoliberal). En su huída hacia delante a la busca de más y más beneficios a pesar de la crisis de sobreproducción, están acabando con el planeta y sus habitantes. Los conflictos que provocan se insertan en esta lógica y ilustran su práctica diaria.

PORTAVOZ DEL SINDICATO SNATER-TELECOM ITALIA 1. Cambian los países pero no la arrogancia patronal cuando se trata de agredir los derechos de los trabajadores y de sus representantes. Con el pretexto de la crisis mundial y la complicidad de la clase política y de los sindicatos acomodados, intentan desmantelar todas las conquistas obtenidas por la clase trabajadora después de años de lucha. 2. Creemos necesario establecer más contactos y coordinación entre las luchas de los trabajadores de todas las naciones. Como secretario nacional del SNATER, expreso mi sentida solidaridad hacia el compañero sindical despedido por Telefónica y hacia la huelga de hambre.

2. Se gane o se pierda la batalla, una huelga de hambre solidaria sirve para mantener bien alto el orgullo como clase obrera. El individualismo y el sálvese quien pueda son características promovidas por el poder para perpetuar este modelo. Una huelga de hambre, sobre todo si la protagoniza un grupo y en solidaridad con una tercera persona, hace pedazos los objetivos del poder, se sitúa en la línea del juntas y juntos podemos y, por tanto, ayuda a socializar la experiencia y a acumular fuerzas que podrían servir para ganar la batalla.

INFO CAMPAÑA: huelgadehambreentelefonica.blogspot.com www.facebook.com/huelga.dehambreentelefonica SETMANARI DE COMUNICACIÓ

EDITA:

DIRECTA

www.setmanaridirecta.info directa@setmanaridirecta.info TELÉFONO: 935 270 982 — 661 493 117 c. Riego 37, bajos izquierda 08014 Barcelona



Telefonica despide por estar enfermo