Page 73

Desarrollo Un parásito es un ser vivo vegetal o animal, que pasa toda o parte de su existencia a expensas de otro ser vivo llamado huésped, del cual vive causándole daño o no, y con quien tiene una dependencia obligada y unilateral. Los alimentos contaminados pueden trasmitir parásitos unicelulares o pluricelulares, como los protozooarios y los helmintos. Los principales protozoarios asociados a los alimentos que parasitan al humano son: Entamoeba histolytica, Giardia lamblia, Cryptosporidium parvum y Toxoplasma gondii. La amibiasis es la enfermedad parasitaria alimenticia producida por Entamoeba histolytica, protozoario muy extendido en climas cálidos y tropicales. La Amiba, es un organismo unicelular que tiene un tamaño medio de 0.025 mm y se compone de una membrana delgada, una capa semirrígida de ectoplasma, un endoplasma granular de aspecto gelatinoso y un núcleo oval. Las amibas se desplazan extendiendo el citoplasma hacia fuera formando pseudópodos o pies falsos. La formación de pseudópodos se produce como respuesta a los estímulos químicos generados por los microorganismos que constituyen su Entamoeba histolytica. alimento; de manera que dos pseudópodos engloban al microorganismo y lo introducen en una cavidad o vacuola. Un ácido secretado en la cavidad descompone este alimento en sustancias químicas solubles que son difundidas desde la cavidad al citoplasma. Entamoeba histolytica presenta varias etapas en su ciclo de vida: a) Trofozoíto, es la forma móvil de la especie que vive en el intestino, no es patógena y se alimenta de bacterias, moco y almidón. Son pequeñas ya que miden 20μm. b) La forma magna es un tipo de trofozoíto muy patógeno, causante de la disentería amebiana. Mide de 20 a 30 μm e ingiere glóbulos rojos. c) La forma minuta mide de 10 a 20 μm y no es patógena. Tiene pseudópodos, aunque más cortos y delgados que la forma magna. d) El quiste es la forma infectante. Contiene de 1 a 4 núcleos, dependiendo de la madurez del quiste. Son de forma redondeada con una membrana claramente demarcada. La disentería amebiana se transmite por el agua, por los alimentos frescos contaminados y por los portadores humanos sanos. Las moscas pueden transportar los quistes de ameba desde las heces de los enfermos hasta los alimentos. Los principales síntomas de la enfermedad son dolor abdominal, fiebre, diarrea, inflamación y pérdida de peso. Cuando la enfermedad se vuelve crónica, las amibas traspasan la pared intestinal y colonizan el hígado, formando abscesos hepáticos. Si se deja evolucionar, puede llegar a producir la muerte.

BLOQUE 4

73

MICRO_ALIM_CPT3S  
Advertisement