Page 58

TECNOLOGÍA VIVIENDAS BAJO TIERRA

una falta de normativa que las regule, no sólo a nivel constructivo o urbanístico, sino también en cuanto a prevención de riesgos laborales. A nivel técnico, esta especialidad profesional tampoco goza de una formación académica específica, salvo casos puntuales y excepcionales. Esto conlleva que estos trabajos (en la mayoría de los casos de reformas y acondicionamiento) no gocen de unas medidas preventivas específicas distintas a las que se emplean en cualquier obra de nueva construcción: plan de prevención, estudio o estudio básico de seguridad y salud, plan de seguridad y salud, etc. Por desgracia, como ya se ha comentado, a pesar de las muchas actuaciones que constantemente se realizan en distintas poblaciones de nuestra provincia, sólo cuando ocurre un accidente laboral es

58 Alzada

cuando los sindicatos aparecen para recordar la necesidad de regular estos trabajos. Trabajos que en la mayoría de los casos son considerados, por su escasa entidad técnica y sencillez constructiva, como obras menores que no requieren proyecto de obra, de tal manera que tampoco cabe la exigencia del estudio o estudio básico de seguridad y salud en el que se recojan las medidas preventivas adecuadas a los riesgos que conlleve la realización de la obra, por cuanto que es una parte de aquel, según el R.D. 1627/1997. Por este mismo Real Decreto tampoco puede existir el plan de seguridad y salud, ya que según el artículo 7.1 cada contratista elaborará un plan de seguridad y salud en el trabajo en el que se analicen, estudien, desarrollen y complementen las previsiones contenidas en el estudio o estudio básico, en función

de su propio sistema de ejecución de la obra. En definitiva, si no hay proyecto, no hay estudio o estudio básico de seguridad y salud. Y si no hay estudio o estudio básico de seguridad y salud, no puede haber plan de seguridad y salud. En cambio, lo que sí que es exigible, en materia preventiva, para este tipo de obras es el plan de prevención de riesgos laborales de la empresa, con la evaluación inicial de los riesgos para los trabajadores, ya que esta documentación es obligatoria siempre, según se desprende del artículo 16 de la Ley 31/1995, independientemente de que exista proyecto o no, o de cual sea la actividad a desarrollar. Si las condiciones, la actividad o cualquier otra circunstancia en el centro de trabajo hacen prever que se va actuar de manera diferente a la generalmente establecida,

Profile for Coaat Granada

Alzada 102  

Revista Alzada

Alzada 102  

Revista Alzada

Profile for coaatgr
Advertisement