Page 1

La Bacteria Simbiótica

Nº 6 - Noviembre, diciembre y enero 2010-11 (2.000 ejemplares) Medio de expresión de la sección de sanidad del sindicato cnt en Villaverde Alto Asociación Internacional “No es saludable estar bien adaptado de los Trabajadores a una sociedad profundamente enferma” AIT AIT

CNT

Con la reforma laboral...

aumenta la desigualdad na Patro

l

trabajadores


Editorial: El feo, el bueno y la buenĂ­sima La distinciĂłn con el quinto Dispendio Fecal a DiĂĄz FerrĂĄn le ha supuesto convocar elecciones anticipadas en la CEOE. Y no nos alegramos por ello. Lo haremos cuando por fĂ­n sea desterrado a una isla desierta repleta de canĂ­vales, y pague con ello todas sus fechorĂ­as. (QRWURGHVRUGHQGHFRVDVHOEXHQRODFRSLDPDODGH)RÂżWR HOLQLJXDODEOHSD\DVR  ganĂł en Madrid. Ya nos comunicĂł que habĂ­a llevado a los tribunales la implantaciĂłn del ĂĄrea Ăşnica sanitaria. Teatralizando la disputa del PSOE con el PP. El Partido Popular en Madrid, al igual que el PSOE en las comunidades autĂłnomas donde gobierna, lo que hacen es desarrollar la Ley 15/97 de nuevas formas de gestiĂłn de la sanidad. (VD/H\TXHWDQWRGHÂżHQGHODFRPSDxHUDGHOEXHQRODEXHQtVLPD

SecciĂłn de sanidad CNT-AIT Villaverde Alto ssgregoriomaranon@cnt.es 696 506 479 - 917 970 424

www.alasbarricadas.org www.cnt.es www.lahaine.org www.otromadrid.org www.lamalatesta.net

ecal

Dispendio F

Érase una vez, que eran los tiempos de Franco, en el que todas las personas estaban ansiosas de cambios y transformaciones sociales, y participaban y colaboraban en todo tipo de organizaciones. barricada Y mientras el sentido natural de la vida es la evolución, alguvisual nos se las ingenian para involucionar. Es el caso de nuestro premiado, Julio Segura. Del PCE al Estado, autor en 1992 del glorioso informe que toma su apellido, y que sirvió de base al PSOE para abaratar costes en los despidos colectivos y en el sistema de contratación. 7UDVGLYHUVRVFDUJRVHQODDGPLQLVWUDFLyQFRQVHMHURGHO%DQFRGH(VSDxDGXUDQWHYDULRV DxRVDFWXDOPHQWHSUHVLGHOD&RPLVLyQ1DFLRQDOGHO0HUFDGRGH9DORUHVGRQGHORVPiV de 400 trabajadores de este Organismo Autónomo carecen de convenio colectivo, pese a depender del Ministerio de Economía. Y cuando la clase obrera parece no existir, los trabajadores de cuello blanco realizan huelgas para darnos ejemplo... Julio, te entregamos el Dispendio Fecal en reconocimiento a tu trayectoria, con heces extras por la falta del convenio. Podrås ponerlo junto a tu televisor de plasma de ochocientas pulgadas. Te quedarå genial.

2

La Bacteria 6


ContrataciĂłn directa por parte de la administraciĂłn L@s que trabajamos en la sanidad pĂşblica conocemos y sufrimos las consecuencias del proceso de mercantilizaciĂłn de la misma llevada a cabo por la clase polĂ­tica y patronal.

Si una persona trabajadora de la red pĂşblica sanitaria era perfectamente valida SDUD HO SXHVWR TXH GHVHPSHxy KDVWD ayer, hoy ya no se la llama a trabajar. Esto no tiene sentido.

La bolsa Ăşnica de contrataciĂłn debe ser transparente

La contrataciĂłn temporal del personal sanitario y no sanitario en los centros mĂŠdiFRVFRQÂżQDQFLDFLyQS~EOLFDHQHOHVWDGR (VSDxRO HV DFWXDOPHQWH VXSHULRU D ODV necesidades de cobertura temporal de un puesto determinado. Es decir, que los puestos temporales que no cubren una interinidad son trabajos eventuales precarios.

Entendemos que para acabar con este problema es necesario crear un sistema transparente de listas de trabajo de interinidades y que este debe estar bajo un control obrero estricto, que se ajuste a unos criterios de igualdad, capacitaciĂłn y estabilidad laboral. Esto se puede llevar a cabo con listas pĂşblicas de cada puesto cubierto, que aseguren el control por Por un lado tenemos el personal que for- parte de todos y todas las trabajadores y ma parte de los servicios externalizados, trabajadoras. con un claro criterio de ahorro de costes 6L KDFHPRV XQ FDOFXOR GH SXHVWRV ÂżMRV en la contrataciĂłn. QHFHVDULRVHQHOHVWDGRHVSDxROSDUDOOHPor otro nos encontramos con el personal var a cabo una atenciĂłn ya sea primaria que sin ser interino, trabaja eventualmen- o especializada en condiciones, es decir sin listas de espera, sin demora en urgente en el sistema sanitario. cias, sin prisas por dejar las camas libres, (QPDGULGVHFDOFXODTXHHO~OWLPRDxRVH sin sobrecarga de trabajo, lo que conlleva despidiĂł a mĂĄs de un millar de trabajadofallos humanos y peor servicio, junto con res en la sanidad pĂşblica. El resultado es todos los servicios tendentes a ser privatiun cambio paulatino de puestos de trabazados, nos encontrarĂ­amos con cerca del MRLQGHÂżQLGRSRUHYHQWXDOHVOODPDGRVGH PLOOyQGHSXHVWRVÂżMRVSRUFUHDU(VRVLQ las bolsas de trabajo de la propia adminiscontar con los nuevos hospitales que aĂşn traciĂłn o de contratas de servicios. no se han creado. Otro dato que corrobora lo anterior es la La contrataciĂłn sĂłlo deberĂ­a ser eventual, caĂ­da de ofertas pĂşblicas mediante concuando se trate de cubrir bajas laborales, curso-oposiciĂłn. o para cubrir perĂ­odos vacacionales, que De un modo general, podemos decir que en ese caso tendrĂĄn categorĂ­a de interinisumado a la falta de puestos de trabajo GDGODFRQWUDWDFLyQSDUFLDO PHGLDMRUQDnecesarios para dar cobertura pĂşblica GD SRUHVWULFWDQHFHVLGDGGHXQVHUYLFLR sanitaria, con unas mĂ­nimas garantĂ­as no sanitario o por deseo propio, el resto de atenciĂłn a pacientes y de no sobre- GH PRGDOLGDGHV QR WLHQH MXVWLÂżFDFLyQ \ explotaciĂłn laboral, junto con lo expuesto por lo tanto el despido no tiene cabida. anteriormente, la situaciĂłn laboral en la En estas convocatorias se debe aceptar, red sanitaria pĂşblica, estĂĄ sufriendo las sin excepciones, la presentaciĂłn de todo consecuencias del proceso privatizador. el personal que trabaja actualmente en la Noviembre, diciembre y enero 2010-11

3


sanidad pĂşblica en las diferentes modaliGDGHVGHFRQWUDWDFLyQQRLQGHÂżQLGDRÂżMD actualmente en la sanidad pĂşblica, ya sea de contrataciĂłn directa o no, para servicios sanitarios y no sanitarios, incluyendo HO SHUVRQDO TXH VLHQGR ÂżMR QR HVWi HPpleado por la propia administraciĂłn. Exigimos, y sin excepciones, que se contabilice la experiencia en el puesto requerido RVLPLODUFRPRFDOLÂżFDFLyQDxDGLGD

Exigimos convocatorias pĂşblicas para que se cubran las plazas La organizaciĂłn obrera es absolutamente necesaria para acabar desde dentro con la sobreexplotaciĂłn y precariedad en la sanidad pĂşblica, cosa complicada es organizarnos todos y todas y hacer viable esta herramienta de lucha que no es otra que la fuerza colectiva. Desde aquĂ­ nos DWUHYHPRVDGDUXQDVSDXWDV

jubilad@s, discapacitad@s fĂ­sicos/as y psĂ­quicos/as, usuari@s en general, etc. Esta divisiĂłn solo corresponde a la neFHVLGDGGHSODQLÂżFDUXQDVDQLGDGS~EOLFD que contemple las diferentes necesidades de todo los/as usuarios/as, que por otra parte somos los que subvencionamos la sanidad. En este sentido debemos recalFDUODQHFHVLGDGGHFRQĂ€XLUHQXQWUDEDMR conjunto es decir una coordinaciĂłn general, que permita la organizaciĂłn en caso GHFRQĂ€LFWRFROHFWLYRQXQFDHVWDGLYLVLyQ debe suponer la desuniĂłn, por esta razĂłn debemos apoyarnos mutuamente, solidarizĂĄndonos con cualquier iniciativa popular que surja desde estos colectivos, asĂ­ como apoyar las luchas puntuales por una determinada situaciĂłn. Valga como ejemplo, la lucha llevada a cabo contra la privatizaciĂłn del servicio de lavanderĂ­a en el Hospital ClĂ­nico San Carlos.

Esto es pues una linea general de organiOrganizarnos en nuestros centros de zaciĂłn, muy alejada de lo que nos vendĂ­a trabajo, con asambleas horizontales, sin la clase polĂ­tica como autogestiĂłn, que anteponer los intereses de gremio o de en realidad era una forma de disfrazar el chiringuito de unos pocos mĂŠdicos, para sindicato. dirigir al resto de la plantilla. Eso no es La coordinaciĂłn con otras asambleas de autogestiĂłn. La autogestiĂłn solo puede otros centros de trabajo. De cara a un ser llevada a cabo si somos todas y todos FRQĂ€LFWRFROHFWLYRHVWRHVQHFHVDULRSDUD quienes de forma igualitaria, decidimos y coordinar las fuerzas. gestionamos aquello que nos afecta. Es necesaria tambiĂŠn la organizaciĂłn CNT Sanidad. de todo el espectro de afectados por la SULYDWL]DFLyQ(VPiVHÂżFD]VLQRVGLYLGLmos en colectivos segĂşn problemĂĄtica co- Madrid- Plaza Tirso de Molina 5 P~QHVGHFLUSDUDGRVDVGHODVDQLGDG Villaverde Alto- Paseo Alberto Palacios 2

REPARTO DEL TRABAJO, REPARTO DE LA RIQUEZA

30 HORAS semanales sin reducciĂłn salarial

4

La Bacteria 6


La inspecciĂłn de trabajo da la razĂłn a CNT en la LavanderĂ­a Hospitalaria Central La SecciĂłn Sindical presentĂł una reclamaciĂłn a la InspecciĂłn de Trabajo relativas a los incumplimientos generalizados y continuados en las condiciones de seguridad y salud en el centro de trabajo. La visita del inspector de trabajo se realizĂł el 23 de junio y ya se tiene la resoluciĂłn. En la resoluciĂłn facilitada, y como era esperable siguiendo un razonamiento lĂłgico, InspecciĂłn de Trabajo da la razĂłn a la SecciĂłn Sindical en todos los aspectos que plantea y exige actuaciones inmediatas, o tras un cierto plazo, a LavanderĂ­a Hospitalaria para subsanar ODVGHÂżFLHQFLDV De una forma mĂĄs detallada, se desarrollarĂĄ dicho requerimiento a continuaFLyQ En lo relativo a las jaulas se establece que de forma INMEDIATA sean transportadas de una en una y que sean sometidas, diariamente, a procedimientos GHGHVLQIHFFLyQFRQR]RQR 2 

acondicionamiento y ampliaciĂłn, para que no se siga dando la situaciĂłn antes descrita. TambiĂŠn dispone de DOS MESES la empresa para solucionar la problemĂĄtica relativa a la invasiĂłn de los pasillos SRUMDXODVFDUURVGHURSDÂŤTXHGLÂżFXOta la evacuaciĂłn del centro de trabajo en caso de emergencia o peligro. Para ello, deberĂĄn redistribuir las zonas de DOPDFHQDPLHQWR GH FDUURV VHxDOL]DQdo debidamente las zonas de depĂłsito y aparcamiento, asĂ­ como las zonas que no deban invadirse o aquellas donde se ubiquen los extintores. La plataforma circundante deberĂĄ ser PRGLÂżFDGD HQ XQ SOD]R GH 75(6 0(6(6FRQHOÂżQGHHYLWDUFDtGDV < ÂżQDOPHQWH GHEHUi UHDOL]DUVH XQ nuevo simulacro de emergencia para VXEVDQDU ODV GHÂżFLHQFLDV REVHUYDGDV en cuanto a los avisos y secuencia de acciones.

CNT en el Gregorio Maraùón denuncia el acceso a urgencias del materno infantil

/DGHQXQFLDVHQRWLÂżFyHQOD&RQVHMHUtD de Sanidad y Consumo, como responAhora esperamos que las sable del buen estado de los hospitales, resoluciones de la inspecciĂłn y ante la negativa de la direcciĂłn a solucionarlo. realmente se cumplan El acceso a las urgencias del materno'DGD OD LQH[LVWHQFLD GH HVSDFLR VXÂż- infantil se encontraba sin luz, y carece ciente, se da la situaciĂłn de que puede de una rampa de acceso para personas ponerse en contacto la ropa de calle con problemas de movilidad. con ropa de trabajo, por lo que, segĂşn La rampa existente es para el uso de dicha resoluciĂłn, LavanderĂ­a Hospita- vehĂ­culos. Sin embargo, ante la falta de laria Central dispone de DOS MESES acondicionamiento del acceso, es utipara realizar un estudio sobre redistri- OL]DGD SRU SHUVRQDV \ FDUURV GH QLxRV buciĂłn de taquillas, procediendo a su poniendo en peligro su integridad. Noviembre, diciembre y enero 2010-11

5


66

La Bacteria Bacteria 66 La

barricadavisual.blogspot.com


Elogio del sindicalismo

les necesitan, prĂĄcticamente, quienes siempre les han utilizado.

(VHYLGHQWHTXHH[LVWHWRGDXQDFDPSDxDRUquestada por innumerables medios de comunicaciĂłn, dirigida al desprestigio de lo que se enWLHQGHFRP~QPHQWHSRUVLQGLFDOLVPRFDPSDxD TXHKDVLGRFDOLÂżFDGDGHGHVSLDGDGDSRUSDUWH de uno de los dirigentes de CCOO, puesto que contra esa organizaciĂłn y contra la UGT va diFKDFDPSDxDSULQFLSDOPHQWH6LQHPEDUJRHQ SOHQD FDPSDxD JHQHUDO FRQWUD ORV WUDEDMDGRUHVGHQWURGHODFXDOVHHQPDUFDODFDPSDxD HVSHFtÂżFDPHQWH DQWLVLQGLFDO KD\ TXH SHQVDU que no sĂłlo se pretende propiciar el descrĂŠdito de CCOO y UGT, sino, sobre todo, la degradaciĂłn del propio concepto de sindicalismo, puesWRTXHHOVLVWHPDVDEHSHUIHFWDPHQWH SRUHOOR ODVWLHQHDVXVHUYLFLR TXHFXDOTXLHUSDUHFLGR entre CCOO y UGT y el autĂŠntico sindicalismo es mera coincidencia. Y ese sindicalismo autĂŠntico es el que no sĂłlo no estĂĄ obsoleto, sino que sigue siendo tan necesario como siempre.

/RFLHUWRHVTXHGHVGHORVSULPHURVDxRVGHOD llamada TransiciĂłn se potenciĂł -con el apoyo entusiĂĄstico de CCOO y UGT- un tipo de sindicalismo vertical, en nada distinto del franquista, y se ideĂł el sistema de elecciones sindicales, con la intenciĂłn de que los comitĂŠs de empresa suplantaran al verdadero sindicalismo de clase. Toda una serie de pactos sociales, y la promulgaciĂłn del llamado Estatuto del Trabajador y de la paradĂłjicamente denominada Ley OrgĂĄnica de Libertad Sindical, completaron la operaciĂłn. AsĂ­, la Patronal y el Estado se salĂ­an con la suya, y los sindicatos mayoritarios FRQVHJXtDQ D FDPELR OD ÂżQDQFLDFLyQ GH VXV estructuras pasando a ser verdaderas instituciones del Estado, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y a los de las Comunidades AutĂłnomas.

En la situaciĂłn actual, en la que nos encontramos ante una mĂĄs de las crisis periĂłdicas del capitalismo, lo que estĂĄ obsotoleto es el supuesto sindicalismo practicado por esas organizaciones colaboracionistas y pactistas, puesto que cuando existe cierta bonanza econĂłmica es fĂĄcil conseguir de los capitalistas algunas migajas del gran pastel, a cambio de las cuales ellos consiguen la paz social. El Ăşnico sindicalismo vĂĄlido en estos tiempos es el sindicalismo genuino, el sindicalismo FRPEDWLYR\UHYROXFLRQDULRHQVXPDHODQDUcosindicalismo preconizado por la CNT, porque en los tiempos difĂ­ciles sĂłlo con dura lucha se pueden alcanzar conquistas econĂłmicas y sociales, al tiempo que se potencian los mecanismos de autodefensa de los trabajadores, pues para la autodefensa y la lucha nacieron, precisamente, los primeros sindicatos dignos de tal nombre. Es palpable la incomodidad que sienten los dirigentes de CCOO y UGT al verse maltratados por sus amos, pero ÂżquĂŠ creĂ­an?. Han podido FRPSUREDU FRPRRWURUDORVDVHVLQRVGH9LULDWR TXH5RPDQRSDJDDWUDLGRUHV 'HVSXpVGHPiVGHWUHLQWDDxRVGHDFWXDUHQ connivencia con el Poder y en contra de los intereses de los trabajadores, no les queda traiciĂłn alguna que cometer, por lo que ya no

De esa manera han conseguido una masa trabajadora domesticada, desmovilizada y desmoralizada. Y es a esa misma masa a la que ahora pretender movilizar. Ha dado mucho que hablar el tema de los liberados sindicales en la Comunidad AutĂłnoma de Madrid, y nuestra postura es clara al respecWR TXH GHVDSDUH]FDQ ORV OLEHUDGRV VLQGLFDOHV SHUR WRGRV  TXH GHVDSDUH]FDQ ODV VXEYHQciones de cualquier tipo, y que desaparezcan las elecciones sindicales, puerta de entrada a todas las prebendas y a todas las corruptelas que el sindicalismo colaboracionista conlleva. /D &17 OOHYD \D FLHQ DxRV GH KLVWRULD VLQ OLberados, sin subvenciones, sin cargos remuQHUDGRVVLQFRPLWpVFRQSRGHUGHFLVRULR VLQR VLPSOHVyUJDQRVGHJHVWLyQ \VLQPiVIXHQWH GHÂżQDQFLDFLyQTXHODVFXRWDVGHORVDÂżOLDGRV Nuestra historia, nuestra mera existencia, e incluso nuestro crecimiento actual, son una prueba evidente de que asĂ­ se hace el verdadero sindicalismo, siendo celosos de nuestra independencia y erigiĂŠndonos en defensores GHXQVLQGLFDOLVPRQRHQWHQGLGRFRPRÂżQHQVt PLVPR HVRTXHGDSDUDRWURV VLQRFRPRPHdio para la transformaciĂłn social. Y la transformaciĂłn social autĂŠntica no puede lograrse, es obvio, desde la integraciĂłn en el sistema, sino mediante la lucha contra ĂŠl hasta su desapariciĂłn.


EE.UU., Oregon: la introducciĂłn de copagos reduce el uso de los servicios entre la poblaciĂłn de renta mĂĄs baja, pero incrementa los costes globales del sistema (QHOVLVWHPD0HGLF$LG VLVWHPDS~EOLFRTXHÂżQDQFLDODDVLVWHQFLDVDQLWDULD GHORVPiVSREUHVHQ((88 FXEUtDHQ2UHJyQDXQDVSHUVRQDVGHHQWUH \DxRV'HHVRVXQDOH\VHOHFFLRQyDHLPSODQWyXQFRSDJR tanto para fĂĄrmacos como para el uso de asistencia sanitaria. Las otras 300.000 personas siguieron teniendo el acceso gratuito sin copago. Los copagos aprobados iban desde 250 $ por ingreso hospitalario a 20 $ por conVXOWDH[WHUQDHQKRVSLWDO GHFLUXJtD SRUFRQVXOWDH[WHUQDHQKRVSLWDO PpGLFDV  SRUDFXGLUDXUJHQFLDV VHOHVGHYROYtDHOGLQHURVLÂżQDOPHQWHHUDQLQJUHVDGRV SRUFRQVXOWDFRQHOPpGLFRGHIDPLOLD VHJXtDQVLHQGRJUDWLVODVYDFXQDV \VHUYLFLRVSUHYHQWLYRV SRUFDGDDQDOtWLFDRUDGLRJUDItDSRUPHGLFDPHQWR genĂŠrico, 15 $ por medicamento â&#x20AC;&#x153;de marcaâ&#x20AC;?, 50 $ por ambulancia de urgencias y SRUDVLVWHQFLDGRPLFLOLDULD\RWUDVSUHVWDFLRQHV ÂżVLRWHUDSLDHWF  El estudio realizado descubriĂł una disminuciĂłn del 7.9 % en el uso de las urgencias entre los que tenĂ­an que pagar 50 $, con respecto a los que no pagaban nada HVWDGtVWLFDPHQWHVLJQLÂżFDWLYD 3RUWDQWRVHFRQÂżUPDTXHHOFREURGHFDQWLGDGHV como las indicadas hace que la gente use menos las urgencias. Sin embargo, se descubriĂł que los que acudĂ­an a las urgencias presentaban cuadros mĂĄs graves, lo que aumentĂł el gasto por usuario entre los que tenĂ­an copago frente a los que no lo tenĂ­an en un 7,9 %. Es decir, acudĂ­an menos a urgencias, pero los que acudĂ­an realizaban un gasto mayor. El coste por habitante disminuyĂł un 2 %. En atenciĂłn primaria los pacientes con copago redujeron sus visitas en un 7,7 %. El coste por consulta subiĂł un 6,6 % L@s dado que se acudĂ­a por procesos mĂĄs madrileĂą@s, complejos que anteriormente, mientras las que el coste total por habitante bajĂł un 1,5 %. futuras En sĂ­ntesis, al introducir copagos por el cobayas uso de las urgencias y de las consultas del de atenciĂłn primaria, la frecuencia de copago las visitas disminuyĂł y se logrĂł cierto sanitario DKRUUR PHQRU TXH OD GLVPLQXFLyQ GH uso, pues los pacientes que se atendĂ­an presentaban cuadros mĂĄs complejos y SRUWDQWRPiVFDURV 

8

La Bacteria 6


En lo que respecta a los ingresos hospitalarios, la probabilidad de ingresar en los pacientes con copago aumentรณ un 27 %, mientras que el coste por paciente ingreVDGRFRQFRSDJRGLVPLQX\yXQ ยขSRGUtDKDEHURFXUULGRTXHORVPpGLFRVGH urgencias ingresaran a algunos pacientes para librarles de tener que pagar " (OJDVWRWRWDOSRUKDELWDQWHHQSDFLHQWHVLQJUHVDGRVDXPHQWyXQ(Q ODVFRQVXOWDVH[WHUQDVGHDVLVWHQFLDHVSHFLDOL]DGDRFXUULyDOJRVLPLODUORVSDFLHQWHVGHMDURQGHDFXGLUDXUJHQFLDVSHURPRGLยฟFDURQHOFLUFXLWR\VHGLULJLHURQKDFLD ODVFRQVXOWDVH[WHUQDVGHORVKRVSLWDOHVTXHVHOOHQDURQ DXPHQWDURQXQ con el copago, con un aumento del coste del 5,5 % por consulta y un aumento del FRVWHWRWDOGHO  En el conjunto del sistema, el uso de servicios sanitarios disminuyรณ un 4,7 % gloEDOPHQWHSHURHOFRVWHSRUXVXDULRDXPHQWyXQ VHDWHQGtDDSDFLHQWHV PiVFRPSOLFDGRV \HOFRVWHWRWDOSRUKDELWDQWHDXPHQWyXQ/DLQYHVWLJDFLyQ realizada en Oregรณn sugiere que la aplicaciรณn de medidas de copago en personas de nivel socioeconรณmico bajo reduce el uso de las urgencias hospitalarias, y de las consultas de atenciรณn primaria, por lo que se produce lรณgicamente un ahorro de costes en dichos servicios. No obstante, la aplicaciรณn del copago produjo cambios en los patrones de utilizaciรณn del sistema. Como en otras experiencias, los pacientes, pudiendo necesitarlo, retrasaban su acceso al sistema sanitario, y cuando acudรญan a รฉl, presentaban enfermedades mรกs graves, lo que generaba un mayor coste global para el sistema. Todo lo contrario de lo que teรณricamente pretenden los defensores del copago. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2442363/?tool=pubmed www.CasMadrid.org

Noviembre, diciembre y enero 2010-11

9


Pimientos verdes rellenos de arroz

Ingredientes:

2 pimientos verdes Exprimir el limĂłn. Lavar y secar el perejil, la mejorana y 150 gramos de arroz la albahaca, una vez secos picarlos. Lavar los pimien1 manojo de perejĂ­l ros y escaldarlos enteros en una olla con agua salada 1 manojo de albahaca 1/2 limĂłn hirviendo, durante cuatro minutos. Una vez escaldados 1 ramillete de mejorana partirlos por la mitad, longitudinalmente, y quitarles el ta2 cucharadas de aceite OORODVSHSLWDV\ORVÂżODPHQWRVLQWHULRUHV$FRQWLQXDFLyQ de oliva extra virgen hervir el arroz durante 6-7 minutos, con abundante agua 1 cucharĂłn de caldo vegetal sal salada. Una vez cocido escurrirlo bien y depositarlo en un cuenco junto con las hierbas picadas, el zumo de limĂłn, y una cucharada de aceite; mezcarlo bien y repartirlo entre los medios pimientos. A continuaciĂłn untar de aceite una fuente para horno, poner dentro los pimientos rellenos, verter tres cucharadas de agua y tapar la fuente con papel de aluminio. Dejar cocer en el horno precalentado a 180Âş durante 20 minutos, rociĂĄndolo de vez HQFXDQGRFRQHOMXJRGHODFRFFLyQVHOHSXHGHDxDGLUFDOGRYHJHWDO/RVSLPLHQWRV rellenos se sirven calientes en el mismo recipiente de cocciĂłn. Se puede adornar con alguna hierba arĂłmatica.

ISAAC PUENTE AMESTOY /DV&DUUHUDV3DQFRUER ¢"  Nacido en un pueblo de Bizkaia, estudiĂł medicina para ejerFHUODGHVGHFRPRPpGLFRUXUDOHQ&LUXHxD/D5LRMD De ideologĂ­a anarquista, publicĂł numerosos artĂ­culos sobre la educaciĂłn sexual, la aboliciĂłn de la prostituciĂłn, la difusiĂłn de medios para prevenir las enfermedades venĂŠreas; matrimonio HQFRPSDxtDGLYRUFLROLEHUWDGVH[XDOGHODPXMHUFRQWUROGHOD natalidad, y a favor de la desintoxicaciĂłn religiosa del sexo. Eugenista, al igual que *UHJRULR0DUDxyQGHIHQGtDXQQDWXULVPRFRQVFLHQWH Como aportaciĂłn ideolĂłgica, presentĂł â&#x20AC;&#x153;El comunismo libertarioâ&#x20AC;?, publicado en \TXHVLUYLyGHLQVSLUDFLyQDODUHVROXFLyQÂżQDOGHOFRQJUHVRGH=DUDJR]DGH la CNT, en mayo de 1936. Encarcelado en Vitoria tras la sublevaciĂłn militar, fue asesinado en las proximidaGHVGH3DQFRUERHQ7RGDYtDKR\,VDDF3XHQWHÂżJXUDHQHO5HJLVWUR&LYLO como desaparecido.

10

La Bacteria 6


ÂżDESARROLLO? ÂżASISTENCIA? LA PRIVATIZACIĂ&#x201C;N EN MANOS DE SECTAS RELIGIOSAS Es evidente la propaganda grosera que ODWHOHYLVLyQS~EOLFDPDGULOHxDKDFHGH las ideas ultraconservadoras de este paĂ­s, entre ellas la religiĂłn catĂłlica. Y en este sentido, viene siendo habitual ver en la Telemadrid panegĂ­ricos sobre una organizaciĂłn llamada Desarrollo y Asistencia, que opera tanto a domicilio visitando ancianos que viven solos como en los hospitales de nuestra red S~EOLFD \DYHUHPRVFXiQWRWLHPSRSRGHPRVGHFLUHVWR VDQLWDULD A raĂ­z de una noticia del periĂłdico DiaJRQDO PD\RGH SXGLPRVVDEHU que se estaban subcontratando servicios y asistencias a empresas priYDGDV &$3,2  D KRVSLWDOHV SULYDGRV catĂłlicos y a organizaciones que disfrazadas de ONGs voluntariosas se dedican a hacer apostolado entre los enfermos y ancianos utilizando su situaciĂłn de debilidad y desamparo. A esta Ăşltima categorĂ­a pertenece Desarrollo y Asistencia, que anunciando en primer lugar un carĂĄcter asistencial, voluntario, y altruista lleno de un desinterĂŠs sospechoso, termina por aclarar a quiĂŠn rebusca en su pĂĄgina web que estĂĄn â&#x20AC;&#x153;comprometidos con una concepciĂłn cristiana de la vidaâ&#x20AC;? y que â&#x20AC;&#x153;deseaban vivir tambiĂŠn su fe en el ejercicio de la fraternidad junto a personas desfavorecidasâ&#x20AC;?. Puede que haya quien no encuentre nada malo en esta declaraciĂłn de intenciones ignorando el comportamiento histĂłrico que ha tenido el cristianismo allĂ­ donde ha puesto el pie, pero si consultamos la pĂĄgina www.opusdei. es igual empieza a hacernos menos

OpiniĂłn gracia. En ella podremos encontrar las palabras de varias directoras de la ONG, en concreto, las de la directora del Programa de AtenciĂłn a Chicos con Discapacidad y vocal del PatronaWRGH'$0DUtDGHO9DOOH3LQDJOLDÂł(O espĂ­ritu del Opus Dei me ayuda a ver a Cristo en cada una de las personas que atendemosâ&#x20AC;?. AdemĂĄs de su vinculaciĂłn evidente a los cĂ­rculos mĂĄs reaccionarios y clasistas del catolicismo, Desarrollo y Asistencia hace gala en su pĂĄgina ZHE YHUHOHQODFH3DWURQDWRHQwww. desarrolloyasistencia.org GHWHQHUSRU 3UHVLGHQWH +RQRUtÂżFR D -RVH 0DUtD SĂĄenz de Tejada, Teniente General retirado del EjĂŠrcito de Tierra y miembro VXSHUQXPHUDULR GHO 2SXV 'HL YHU (/ MUNDO SECRETO DEL OPUS DEI. Michael Walsh; Addenda a la ediciĂłn HVSDxROD /$ (6758&785$ 2&8/TA DEL OPUS DEI EN ESPAĂ&#x2018;A por 6DQWLDJR$URFD  6L HQ XQ DWDTXH GH maldad a alguien se le ocurre escribir HOQRPEUHGHHVWHÂłVHxRU´HQ*RRJOH la primera entrada le remitirĂĄ a la reYLVWD&ULVWLDQGDGGHODxRGRQGH VH GHVDKRJDED FRQ HVWDV SDODEUDV â&#x20AC;&#x153;ÂżQuĂŠ fue nuestra guerra sino una verdadera Cruzada por el Reinado del divino CorazĂłn? ÂżNo estamos gozando de los gloriosos avances posteriores de Cristo Rey, favorecidos de mil modos por nuestro providencial Caudillo y por su cristianĂ­simo Gobierno?â&#x20AC;?. Pues bien, con esta organizaciĂłn colaboran estrechamente Comunidad y Ayuntamiento de Madrid a travĂŠs de OD ÂżUPD GH  FRQYHQLRV  Hospital ClĂ­nico San Carlos de Madrid, Noviembre, diciembre y enero 2010-11

11


03/11/2000 Ayuntamiento de Madrid, 02/02/2001 Servicio Regional de Bienestar Social de la Comunidad de Madrid, 12/12/2001 Hospital Universitario de la Princesa de Madrid, , 10/05/2004 ConsejerĂ­a de EducaciĂłn de la Comunidad de Madrid, 02/01/2006 ConsejerĂ­a de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid y 13/03/2008 +RVSLWDO /D )XHQIUtD GH &HUFHGLOOD  ademĂĄs de recibir apoyo de multitud de bancos y empresas como el BBVA, Caja Madrid, ACS, ALSA o INDRA. Denunciemos sin reparos la colaboraciĂłn institucional con estas organizaciones trufadas de elementos fascistas reconvertidos a demĂłcratas de toda la vida que practican una falsa solidaridad. Se trata de la caridad adoctrinadora de siempre buscando la humillaciĂłn del pobre, del enfermo o el anciano, y la adhesiĂłn a sus ideas liberticidas. Desde luego nos encontrarĂĄn enfrente. Julio Reyero Si Saramago viviera, nos recordarĂ­a que no hay logro sin lucha, que los logros sociales no son una excepciĂłn y TXHORTXHOHRFXUUHD(VSDxDHVTXH estĂĄ cĂłmodamente adormecida. Ya sĂłlo le interesan Nadal y la roja. Una gran parte de la clase trabajadora no apoya la reforma, pero culpa a los sin-

dicatos de no haberse ganado la conÂżDQ]DGHORVWUDEDMDGRUHV(VRHVRWUD prueba de su adormecimiento, porque HQ XQD (VSDxD GHVSLHUWD TXLHQ QR HVWi FRQYHQFLGR GH OD HÂżFDFLD GH ORV sindicatos o funda uno o sale a Ia calle a tĂ­tulo propio. Pero yo sĂłlo veo trabajadores con la misma mansedumbre que las ovejas. Si Saramago viviera nos dirĂ­a estas cosas que duelen pero despiertan. En estos dĂ­as, mĂĄs que nunca, lo echo de menos. Carlos Capote

Deroguemos la ley 15/97 y recuperemos todo lo privatizado BASTA DE ESPECULACIĂ&#x201C;N FUERA LAS EMPRESAS DE LA SANIDAD

CNT AIT

La bacteria simbiótica 6  

Publicación madrileña sobre el movimiento antiprivatización de la sanidad. Número 6.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you