Page 1

¿Consideras que la creación de una Comisión Nacional encargada y apoderada de la regulación de contenidos en Internet en el país atentaría y/o representaría un retroceso democrático en el orden de la libertad de expresión? Victoria Uranga: Me parece que pensar una Comisión Nacional sólo para regular contenidos es un objetivo muy limitado. Sólo intentar su control es perder posibilidades de las TIC como estratégicas para el desarrollo. Si intentamos problematizar esta mirada que apuesta por el control me parece que algunos elementos a considerar en el debate son: •

Parte del desafío es relacionarnos con Internet no sólo como un medio en donde se intercambian contenidos estáticos (un sitio web XXX), sino sobre todo un espaciotiempo en donde se dan conversaciones y creación continua (chats, cámaras web, juegos, etc.). Por lo tanto, la potencial regulación es de esa dinámica en permanente movimiento y transformación. Difícil lograr eficiencia y eficacia sólo con un acercamiento instrumental.

Algunos ven Internet como un espacio inseguro, peligroso y perjudicial para ciertos grupos de la sociedad, esa mirada también está y ha estado presente con otros medios, la televisión tiene una extensa historia al respecto ¿qué de esos otros recorridos y experiencias nos sirven para mirar las particularidades de Internet?

Curiosamente muchas de las discusiones de regulación de contenidos se centran en temas vinculados a la sexualidad y sus abusos, mucho menos debate hay en relación a actitudes discriminatorias, xenófobas y racistas en la red. ¿Por qué?

• Las leyes que prohíben son necesariamente producto de un contexto social, cultural e histórico. Por lo tanto, necesariamente también lo serán las definiciones que se hagan de, por ejemplo, lo definido como obsceno o pornográfico. Entonces cuando estemos hablando de regulación no sólo deberemos poner atención a los “objetos” examinados, sino también a los discursos morales, políticos y sociales que son parte de ellos. • Gracias a las TIC y en particular Internet, la exploración y la creación tienen un espacio importante de desarrollo. Por lo tanto, en ellas hay cabida a visiones alternativas a la moral predominante. Esa diversidad estaría potencialmente en riesgo al poner énfasis en la regulación. Paradójicamente, algunos autores han identificado en la pornografía uno de los pocos espacios libres para la expresión de representaciones contra hegemónicas de la sexualidad. ¿Puede/debe la regulación ser garante de esas libertades en Internet?


• Si la regulación de contenidos definidos como “dañinos” fuera el foco de atención ¿cuáles serían los procesos a través de los cuales definiríamos qué es lo permitido y qué no? ¿Cómo la gente participaría en esas opciones? Esos contenidos definidos como “dañinos” ¿estarían ligados a definiciones de Estado, organismos internacionales y/o intereses de los usuarios finales? • Asumiendo que uno de los temas en que hay relativo consenso es en la necesidad de proteger a niños/niñas y adolescentes contra la pornografía ¿cómo también se trabaja en defender el derecho a acceso a la información para que niños, niñas y adolescentes tomen decisiones en libertad? Sabemos que hay muchos colegios y familias que prohíben el acceso a ciertas redes sociales, sitios, etc. Con el énfasis en la protección de la infancia ¿de qué manera las leyes pueden ser lo suficientemente dinámicas para dar cuenta de las formas distintas que el abuso/explotación toma forma con las nuevas tecnologías (cyberbullying)? • Si uno de los criterios de definición de lo dañino es la violencia ¿cómo se incorpora en la discusión otros grupos sociales como las mujeres, pueblos originarios, personas en situación de pobreza, migrantes? O preguntado desde el sentido inverso ¿qué grupos de la sociedad son definidos como “potenciales víctimas” o que “deben ser protegidos”? ¿Qué otras consecuencias tiene esa visión protectora-paternalista? ¿Son necesarias como complemento políticas de empoderamiento comunicacional para visibilizar sus voces y visiones de mundo? •

Si la apuesta de fondo fuera la protección de grupos más vulnerables de la sociedad ¿qué otras opciones hay además de la regulación son posibles? En este amplio otro camino aparecen como posibilidades ya probadas son la autorregulación, la regulación vía comunidades, monitoreo de pares, etc.

¿Crees que es oportuno y prioritario hablar de derechos en Internet en un panorama y contexto en donde todavía existe una gran brecha digital en el país y en la región latinoamericana? ¿No sería mejor plantear cómo superar esa brecha antes que hablar de derechos en Internet? Victoria Uranga: El derecho a la comunicación es un derecho que posibilita el conocimiento, reivindicación y el ejercicio pleno de todos los otros derechos humanos. Sin embargo, el ejercicio activo, responsable y creativo del derecho a la comunicación implica acciones en distintos niveles de manera complementaria. Por lo tanto, será imprescindible que se aborden las brechas (género, socioculturales, etcétera) para que todas las personas puedan hacer usos significativos de Internet.

Victoria Uranga  

Entrevista sobre Derechos Humanos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you