Page 1


Digitalizado por


de su tienda de abarrotes, recuerdo que con el se cierra Chicle, mi novela sin

SECRETARIA DE EDUCACION PUBLICA Secretario: VIctor Bravo Ahuja Subsecretario de Cultura Popular y Educaci6n Extraescolar: Gonzalo Aguirre Beltran INSTITUTO NACIONAL DE BELLAS ARTES Y LITERATURA Director General: Luis Ortiz Macedo Subdirector Tecnico: Fernando Gamboa

Comite de Direcci6n:

Oscar Oliva Flavia Salamanca Alejandro Henestrosa Coordinador General: Alejandro Henestrosa Disefio: Rafael Lopez Castro La colaboracion sera solicitada porIa direccion ; no devolveremos origin ales e nvi ados espontaneamente ni acusaremos su recibo. De lo aqu ( publicado responden solo los firmantes. La propiedad intelectual de las obras que aparecen revierte a sus autores; s61o ellos pueden autorizar su reproducci6n total o parcial. (Registro en tramite) Correspondencia: Revista de Bellas Artes. Palacio de Bellas A rtes, Mexico 1, D. F. Tel. 512-60-43. Precio del ejemplar: $ 15.00 M. N. Suscripcion anual, 6 entregas: $ 90,00 One year, 6 issues: U.S.$ 9.00

I&J

lmpreso en lmprenta Madero, Avena 102, Mexico 13, D.

FD, . I' d

1g1ta 1za o par

lnstituto Nacional de BellasArtes

t ..CONACULTA


me? 0 Diego contesta lo mismo cada vez: 0 ..:_Si sabe usted lo que me paso aque-

IIIIII

Digitalizado par

lnstituto Nacional de BellasArtes

t ..CONACULTA


escribir en anos de anos. 0 Sf, porque con solo mirarlo retrograda mi

ENERO-FEBRERO 1974 I Nueva Epoca

lJ SUMARlO En Ia cornisa: AQUELLA NOCHE, cuento exacto de Juan de Ia Cabada 2

13 14 20

Antonio Rodriguez SIQUEIROS : UNO DE LOS MAS GRANDES INNOVADORES DE ESTE SIGLO Emmanuel Carballo SALVADOR NOVO Miguel Capistran NOVO EL CRONISTA Salvador Novo

EN EL WALHALLA 22

26 31 36

49

(g)

52

Salvador Novo EL HOMBRE ORDINARIO Antonio Magana Esquivel SALVADOR NOVO Y SUS FERVORES Bibliografla de Salvador Novo Humberto Guzman AL TAS Y BAJAS DEL TEATRO EN MEXICO Aurelio Gonzalez LA DANZA Y LOS MUSEOS VIDA CULTURAL Y ARTISTICA

IIIIII

Digitalizado par

lnstituto Nacional de BellasArtes

t ..CONACULTA


0 memoria tres decadas hacia X,pujil, crucero de caminos y brechas de Ia selva,

lAcaso, Cuevas, ha tenido que ira buscar y estudiar locos a los Angeles, California? lEs que acaso los locos y yanquis son mas autenticamente locos que los nuestros, es decir, que elloco por autodeterminaci6n que vive dentro de nuestro propio ser nacional?

SIQUEIROS: UNO DE LOS MAS GRANDESINNOVADORES DE ESTE SIGLO Fotos: David Constantino


pasaje de indios mayas y chicleros, punto clave donde a menudo llegaba Diego Propuso materia/es, herramientas y formas de nuestro tiempo; e incit6 a/ hombre, por media de Ia p!Ostica a ser e/ protagonista de su propia historia.

Mi concepcion de Ia forma dentro del cuadro de caba!!ete circunstancialmente correspond (a de hecho a Ia pintura mural. No realizaba yo mi obra con el sentido de Ia pintura de caba!!ete. En realidad se trataba de deta!!es de pintura mural.

Como aquell os artistas del Rena路 cimiento que encarnaban en un solo hombre a personajes cuyo desarrollo y expansion requerirfan una larga y aplicada vida - unos eran pintores, orfebres, matematicos; otros, arquitectos, muralistas, poetas- David Alfaro Siqueiros acumul6 en su personalidad las inquietudes y los anhelos de multiples hombres. Lo vemos desplegar sus energfas y su capacidad de lucha en Ia Revoluci6n de Mexico, en Ia guerra ideo16gica del pueblo espafiol, y en las luchas sindicales o pol fticas de Espana, Fran cia y Argentina. Lo vemos, al mismo tiempo, escribir artfculos, folletos y libros; pronunciar discursos, arengar a las masas y sustentar conferencias. Y cuando nadie podrla ya esperar de el que cumpliera tambien su misi6n de pintor, dibuja, haec litograffas, pinta cuadros de caballete, realiza murales y dirige talleres de investigaci6n plastica donde artistas como Jackson Pollock, bajo su influencia y consejo, descubren las in mensas posibilidades de Ia materia. Ante esta vida multiple, que a muchos podra parecer dispersa, se plantean algunos esta cuesti6n: lQue fue por encima de todo Siqueiros? lPintor o politico?


a tomarse unas horas de descanso en union de su caballo de silla y las seis La pintura mural es un discurso, es una proclama, es un sermon, si hob/amos por ejemplo de toda Ia pintura re!igiosa. La pintura de caballete no.

El ano 73 yo tuve que participar en Ia conspiraci6n estudiantil contra Ia dictadura sangrienta y una de las mas barbaras que ha existido en el mundo, Ia de Victoriano Huerta. A esta pregunta respondcmos con Ia celebre frase de Picasso: "lQue creen ustedes que es un artista? Wn imbecil que solo tiene ojos si es pintor y ofdos si es musico? . .. el artista es, al mismo tiempo, un ser pol ltico siempre atento a lo que de horroroso, apasionado o placentero ocurre en el mundo donde vive y cuya imagen ayuda a conformar. . _ La pintura no se hace para decorar apartamentos. Es un arma ofensiva y defensiva contra el enemigo. "* Siqueiros, en rcalidad, fue a Ia vez pintor y pol fti co; o, mas bien, fue un pintor que llev6 a Ia vida pol ftica su pasi6n de artista. sensible y fue un pol ftico que expres6, por medio del arte, los grandes anhelos del hombre. AI analizar su vida en Ia cual unas actividades se sucedfan a las otras como las capas geo16gicas se suceden e intercalan entre sf en algo tan integrado como Ia Tierra, pensamos que el busc6 en las luchas revolucionarias el aliento con que habrfa de nutrir su arte. Su Entierro del obrero, en Ia Preparatoria, nos lleva el pensami ento hacia los funerales del Lettres Fram;:aises.

de

t_.CONACULTA


mulas del arria, que cuando mi amigo fue vendedor ambulante transportaban sal,

anarquista mexicano, en Barcelona, que incitaron a Siqueiros a pronunciar un discurso subversive y a enfrentarse, con Ia consecuente expulsion de Espana, a las autoridades de este pals. En el Accidente en Ia mina, parece hablar, con el lenguaje de Ia plastica (ademas extremadamente depurado), el dirigente sindical que lleg6 aocuparel puestode secretario de Ia Federacion Minera de Mexico. Y por los murales de Chillan y de nuestra ciudad (Muerte a/ inva-

sor y Cuauhtemoc contra e/ mito) se expresa el combatiente que en diversos campos de batalla lucho contra Ia intervencion de pafses poderosos, y mejor armadas, en Ia vida de pueblos mas debiles. lQue es el Autorretrato del pufio que avanza, en un esfuerzo terrlfico de combate, sino Ia manifestacion de un arte que expresa lo mas vital de un artista combatiente, siempre en accion? Y no fue Siqueiros, como todos lo saben, un artificioso panegirista de las luchas revolucionarias. Lo que el manifesto en su obra, en sus escritos, lo avalo con su entrega a una lucha en Ia cual arriesgo muchas veces Ia vida y sacrific6 durante muchos afios Ia libertad. Su obra es por lo tanto tan since-

Hernan Cortes y Moctezuma en una opera. En Ia presente temporada el Teatro de Ia Fenice de Venecia presentara Ia opera Fernando Cortez o Ia conquista de Mexico, de Gaspar Spontini. Esta obra, con libreto de Esmenard y Jouy, fue ordenada por Napoleon I y estrenada en Paris en 1807. La opera, en tres actos, presenta a Hernan Cortes y sus tropas a las puertas de Ia Ciudad de Mexico. Mientras Moctezuma duda entre buscar un acercamiento con los espafioles por creerlos vengadores de alguna ofensa o declararles Ia guerra como invasores, el Sumo Sacerdote y Telasco (heroe azteca) maldicen a Amazily por haberse enamorado del conquistador espafiol. La opera, que se aparta de Ia fidelidad historica en pos de Ia teatralidad y del romanticismo culmina con Ia entrada a Mexico de las tropas espafiolas y Ia union de Ia princesa con Cortes. Para esta opera, que se ha considerado como una novela de aventuras de tema hist6rico, el papel de Ia princesa azteca curiosamente sera interpretado por Ia destacada soprano espa_fiola Angeles Gul fn; Hernan Cortes y Don Alvaro seran representados por Bruno Prevedi y Aldo Bottion; Telasco el heroe mexicano por el barltono Antonio Blancas; el bajo Luigi Roni hara el Gran Sacerdote, y Moctezuma estara encarnado por el tambien bajo Ivan Stefanov. Para esta puesta en_ escena se contara con Ia direcci6n de Lovro von Matacic, experto en operas wagnerianas, ya que esta obra tenia una instrumentaci6n ampllsima para su epoca (cuatro cornos y todo el resto de Ia orquesta aumentado en proporcion) y uno de sus mayores valores es precisamente Ia musica, rica en marchas marciales y danzas exoticas; ha sido calificada como un gran bajo relieve sonora en el cual destacan las dos arias para soprano y el aria de Telasco (barltono ligero). El coro, utilizado exhaustivamente por el autor, estara bajo Ia direccion de Fulvio Angius, de reconocido prestigio en Ia opera italiana. A lo largo de su historia esta opera de Spontini, aunque menos popular que Ia Vesta/e del mismo autor, ha recibido el aplauso de personalidades del mundo musical como Meyerbeer, Schumann y Berlioz, este ultimo a proposito de ella escribi6: "Gloria y respeto al hombre cuyo potente pensamiento inflamado por su coraz6n ha creado esta escena inmortal. E.s bello, es verdadero, es nuevo, es sublime." Fernando Cortez o Ia conquista de Mexico es una obra rica en escenas espectaculares (paradas militares, templos aztecas, paisajes tropicales, danzas indfgenas, el incendio de las naves路espafiolas y una carga de caballerfa - en su estreno el siglo pasado efectuada por 14 caballos autenticos-) y de un gran valor en el "estilo imperio" musical. Previamente a su estreno en Ia temporada de opera de Venec!a fue presentada en el Auditorio de Ia RAI (organismo de radiodifusion italiano) en forma de concierto, obteniendo un gran exito de crltica.


azucar, polvora y telas para cambiarselas a los indlgenas por maquetas de chiEs Ia pintura mural Ia que /e dio posibilidades de existir a Orozco, a Rivera, y a todos los pintores mexicanos y a mf tambien, natura/mente.

ramente revolucionaria, y de plena adhesion a su pueblo, como Ia obra de Fray Angelico, por ejemplo, fue sinceramente cat61ica, y de entrega militante a Ia Iglesia con sus santos, martires, judas, pa-. rafsos e infiernos. Acostumbrado en Ia vida a luchar contra los sistemas anacr6nicos, que ya no funcionan, que se oponen o no contribuyen al progreso de Ia sociedad, Siqueiros fue tam bien un inconforme en el arte y, como revo/ucionario, un innovador. Es cierto que algunos pintores y crlticos, al anali zar su obra, se fijan mas en los aspectos aparentemente conservadonis o realmente sobrepasados (pongamos por caso los sfmbolos tan obvios como las cadenas, las antorchas, el gorro frigio) .que en los aportes revolucionarios. lrritados por los volumenes y las hoquedades, que en el no se destinan a provocar Ia ilusi6n renacentista de Ia realidad, sino a golpear Ia sensibilidad del espectador con un hiperrealismo expresionista, sus crlticos pasan por alto lo que realmente hay en el de innovador. Pero un analisis sereno de su obra, a Ia luz de las mas recientes 1.-IMII~•n tendra forzosamente e~B~ 1 11e elt~NAflULTA BellasArtes


cle con destino a Ia Wrigley de Chicago, quizas, o el de Ia Mexican Exploita-

1:::1 Museo de Arte Moderno de Nueva York presenta en colaboraci6n con el Museo de Arte de Filadelfia mas de 200 obras representativas de todas las epocas de Marcel Duchamp. La muestra va acompaiiada de un catalogo ae mas de 350 paginas en las cuales se incluyen opiniones crfticas, comentarios de sus contemporaneos como Picabia, Man Ray, Gris y otros, y textos de artistas que se han considerado como sus disc (pulos. La exposici6n es completa en todos sentidos, ya que abarca 60 aiios de obras y 80 de Ia vida del artista. La muestra incluye tambien notas, diagramas, observaciones y fotograffas.

Ahora, a/ira Ia coree/ me volvf pintor de caballete tambiln. represent6 en Ia siembra de inquietudes genuinamente renovadoras. AI redactar el Manifiesto del Sindicato de Pintores y Escultores Revolucionarios, expuso por pri- 路 mera vez, en 1934, Ia idea de un arte publico, monumental, democratico, que hoy preocupa a artistas como Vasarely y a te6ricos del arte como Michel Ragon. Luch6 mas tarde contra el procedimiento del fresco, por juzgarlo anacr6nico e incapaz de solucionar los grandes problemas de una plast i ca autenticamente modern a y pudo ver, al fin de dos o tres decadas, c6mo los complicados revoques que el fresco requiere e implica fueron sustituidos por las bases de concreto que Ia propia arquitectura ofrece, o por estructuras metalicas que se ajustan perfectamente a los nuevos edificios, y forman parte intrfnseca de ellos. Siqueiros emprendi6 una campaiia tenaz en pro de materiales modernos susceptibles de adherirse a cualquier superficie, de resistir a Ia intemperie y de dar motivo a texturas de gran riqueza plastica, y esos materiales, que hace tres decadas provocaban Ia risa de sus compaiieros o de los crfticos, son hoy aceptados a escala mundial. Justamente gracias a estos mate路


tion Company. 0 Poco antes habfa llovido algo esa noche. Calaba el frio de Una vez en Argentina /es demostre que Martin Fierro era mas mexicano que argentino y los deji sorprendidos a todos.

-lQue quien me puso corone!azo? Vas a ver. Yo ten fa el grado de coronet en Ia 29 division. Eso fue en Ia guerra de Espana, Un espaiiol que trabajaba en Excelsior me puso coronelazo. Cada vez que hablaba de mf decfa que yo era el corone!azo, Descubr/ una cosa de Freud que habla del aumentativo en los pederastas. Luego supe que a ese !e gustaba e! trote de macho. Entonces yo emped a firmar mis cuadros como "拢/ corone!azo ".

riales (a Ia piroxilina y despues a los silicatos, vinilitas y acrilatos} pudo Siqueiros descubrir el accidente dirigido (mas tarde empleado en otra direcci6n por Pollock) con el cual dio una riq ueza plastica extraordinaria a obras como el Nacimiento del Fascismo, lntertr6pico, Nueva resurrecci6n y muchas otras. Sostuvo por primera vez y fue el panegirista constante del paso del muralismo realizado en viejos mo路 numentos coloniales - que inevitablemente imponen sus condiciones al artista- a un muralismo al aire libre, desde las paredes exteriores de los edificios, que fuera capaz de transmitir su mensaje social y estetico al hombre de La calle, por lo tanto a mill ones de personas. En Ia actualidad, muchos artistas de vanguardia (Yasarely, en Francia, Anuszkiewicz en Nueva York} realizan enormes murales en las fachadas o en los muros ciegos de los edificios citadinos creando asf el arte publico, urbano con que des de el princi pio de los treintas soriaba el artista. Y se atrevi6, en 1948 a hablar de una "policromfa total", para una arquitectura concebida a escala urbana, con materias plasticas es sensiblcs a Ia 1 c"uao~.")/ cWvUsct!JRAOOLTA BellasArtes


ultimos de enero, famoso mes por lo prospero en Ia etapa que llamabamos aqu I

-Tam ayo siempre anda diciendo que yo soy su enemigo. Lo que pasa es que ha sido un amor excesivo. Yo querfa atraerlo a nuestro movimiento; Tamayo se reconciliani wando se de cuenta. Un dfa le di Ia mano y me Ia rechaz6, Luego nos fuimos a tomar una copa. Le di una trompada y le saque sangre de Ia boca. Fue wando me resbate, Le dije; "lNos acostamos los dos? "Era una frase simb61ica de que deseaba yo su amistad.

Desde el retrato en piedra calcarea del antiguo fara6n egipcio Aken Aton hasta Ia serigrafla en color de Liz Taylor, hecha por Andy Warhol, van las 111 cabezas -retratos, esculturas, mascaras, etc.expuestas por una firma comercial en Hamburgo. El conjunto produce un extrafio efecto casi surrealista pues lo mismo se encuentra una figura de barro totonaca de Veracruz que una escultura en plastico coloreado de Frank Gallo o una mascara tejida de los basonge del Zaire o una cabeza de alabastro de Birmania, representando a Buda junto a una escultura ccinstructivista en laton de Rudolf Belling. La muestra se dividi6 en los siguientes grupos: retrato individual, fisonomfa, muertos y culto a los muertos, fdolos e imagenes culturales, cabeza multiple, abstracci6n, decoraci6n y mascara.

iluminaci6n artificial, que hoy podemos leer en las utopias urbanas de Nicolas Sch6ffer o de Vasarely. El primero, en efecto, habla en su Ciudad Cibernetica de un bafio estetico, para el habitante de Ia urbe, que se identifica con Ia "estetica superlativa" de nuestro pintor; y Vasarely se expresa en su Plasti-Cite, de Ia ciudad polfcroma a que con otras palabras pero con varios afios de antici paci6n se refiri6 Siqueiros. Estas inquietudes, utopias y hallazgos se expresaron en Siqueiros por medio de formulaciones te6ricas (tres entre varias decenas) que aclaran su pensamiento: - Un arte moderno con tecnica arcaica-anacr6nica, por consecuencia es como un autom6vil tirado por caballos. -EI pinto路r moderno que desaprovecha el aporte documental de Ia cinematograffa y de Ia fotograffa es como un medico contrario al uso. - Es principio inmutable en el arte (en las artes plasticas, A. R.) que los materiales, como las herramientas de producci6n, tienen valor generico, dan su propio fruto. AI descubrir que el Tablero rec-

tangular no genera Ia movilidad indispensable y que Ia composici6n tradicional es incompatible con un

LTA


bajada de los chic/eros, quienes general mente rend (an jornada en parajes inter-Le tocabamos el brazo a Clemente porque dec/amos que con ese muii6n hacfa el amor. Diego y yo le jugabamos muchas bromos. Se enoj6 Clemente y me dijo "Par que me tocas e/ muii6n", y /e dije: "A ver que mas tienes par aquel!o de que Ia funci6n crea el 6rgano."

Hay que reanudar de nuevo Ia pintura mural, pero no como manifestaciones excepcionales, como posibilidades individuates, sino vo!ver!o a 1/evar a su terreno de magnitud que quiso tener en el momenta en que nosotros to iniciamos. espectador en mov1m1ento, o que obliga al espectador a ser una estatua fija {acordemonos del mural del Pozzo, en San Ignacio de Roma, que s61o puede ser visto desde un punto fijo, en el interior de Ia iglesia, sin lo cual los efectos del trompe l 'oeil se vienen abajo provocando Ia ruina catastr6fica de tod o el especticulo), Siqueiros hace cambiar radical mente Ia naturaleza del mural. Antes de Siqueiros, aquel era un cuadro grande pi ntado en Ia pared o en las b6vedas. Lo fue con el Giotto de Asis, o de Ia Capilla de los Scrovegni, en Padua; lo fue con Botticelli en Ia capilla Sixtina, y lo fue con el propio Massaccio en el Carmine de Florencia. La misma b6veda de Miguel Angel obliga a Ia contemplaci6n fija de cada fragmento o tablero. Los turistas se acuestan co mo pueden en el suelo para verlos. AI crear murales en superficies c6ncavas y convexas, sin soluci6n de continuidad {casi sin principio ni fin) y al trazar Ia composici6n de acuerdo con lo que el llam6 Ia vision poliangular de un espectador en movimiento, Siqueiros incita al hombre que quiera ver su pintura :rn路~~tii-IJifo un Iado al otro, de aJSJaeicKIQI 4:f~e tMCONAG:ULTA


G medios como X'pujil, ya sea que comiesen o trataran de dormir en Ia fonda que

El mayor exito de muchos aiios ha sido Ia escenificaci6n de La opera de tres centavos, de Brecht, en ltalia, con el Piccolo Teatro de Milan dirigido por Strehler. Los papeles principales estan representados por Domenico Modugno y Milva. Para esta representaci6n de Ia obra de Brecht en Milan ya se han recibido, con meses de antici paci6n, mas de 50,000 reservaciones y en otras ciudades que abarca Ia gira de esta obra sucede lo mismo. El exito de La opera de tres centavos es en opinion de Ia critica italiana, producto de Ia utili zaci6 n de un texto famoso de un autor fundamental del teatro moderno, manejado por un director de Ia calidad de Strehler con dos actores-cantantes de Ia categoria y popularidad de Modugno y Milva.

Hubo una epoca en que nosotros cobr6bamos, en Ia epoca de Vasconcelos, 4 pesos par metro cuadrado,

crear con su movi mien to espectaculos inesperados. Dijo el, al explicar este fen6meno, que solo el hombre es capaz de poner en marcha Ia maquinaria rftmica de Ia pintura mural. En el fondo esta diciendo Siqueiros que el hombre es quien da vida al arte; que esta en su mano hacer cambiar el aspecto y Ia esencia de las cosas; que al hombre compete ser protagonista y no espectador de su propia historia. La pintura de Siqueiros fue siempre o casi siempre pol ftica. Pero aunque no lo fuera, el solo hecho de compelir al espectador (en murales como el de Ia Raza) a participar activamente en su recreacion, le darla, de todos modos, una dimension polftica. Mas que pol ftica revolucionaria, en el sentido mas amplio de esta palabra, ya que lo es por sus medias intrfnsecos, sin necesidad de recurrir a consignas o a ex plicaciones. Como nadie pinto Siqueiros Ia miseria, Ia opresion, el sufrimiento. La muerte por Ia agresi6n, el martirio de los que luchan; Ia inanicion de los que trabajan; Ia injusticia que sufre el hombre : fue el gran tema de su vida. Pero jamas aconsej6 Siqueiros a nadie a resignarse.

LTA


a Ia vez era posada, donde unos mechones, en respectivos candiles de hojalata,

El camino, yo considero, es el nuestro, el de Mexico, es decir, hacer un arte publico moderno, reconquistando todos los valores del pasado pero agregando elementos modernos y dando!e vigencia otra vez. ..

La obra de Siqueiros, y mas que todo porIa forma en sf misma -siempre turbulenta y exaltadaes una incitaci6n a Ia lucha. No era pues el sufrimiento por el sufrimiento, sino el sufri miento para Ia protesta, lo que el recre6 en su pintura. Con raz6n el mural a que consagr6 los ultimos aiios de su vida Ileva por tftulo Marcha de Ia huma-

nidad. Despertar a los que duermen,

convertir el llanto en rebeldfa, resucitar a los muertos -como Cuauhtemoc el sol que cae resucit6 en una patria nueva- tal fue el gran anhelo de su vida. Nada de esto fue realizado por Siqueiros en I fnea recta y sin contradicciones. Su obra y su vida se movieron siempre en torbellino de Ia paradoja. Tuvo ascensos y retrocesos. Conoci6 el triunfo y el fracaso. Corn-

Digitalizado par

bati6 dogmas e impusodogmas. Avizor6 el futuro y nose impidi6, en otras ocasiones, de mirar hacia atras. Descubri6 nuevas rutas y no reconoci6 las que los otros descubrieron. Pero por encima de las contradicciones, de los fracasos y de los mismos exitos, se levanta Siqueiros, en el horizonte de Mexico y del mundo, como una de las perso..........,........ arrebatadoras e in-

I'IFAr!i11'1il~PI>fii> Sif.. CONACULTA BellasArtes


despedlan, con Ia espesura de las llamas, sendas columnas de humo negro que

SALVADO R NOVO •Emmanuel Carballo Quien se atenga unicamente a las notas necrol6gicas y a sus art fculos y Iibras de los ultimos arios, Salvador Novo fue un experto en recetas de cocina, un historiador sin metodo ni idcologfa, un cronista de lo trivial y un agradable buf6n de Ia oligarqu fa criolla. Es decir, un escritor superfluo y un hombre presci ndible. Esta apresurada imagen afortunadamentc no es Ia verdadera. Novo fue algo mas que eso, fue en los arios de aprendizaje y en los pri meros de su madurez un disidente en lo moral y un vanguardista en Ia literatura. Supo romper con las ataduras de una sociedad mogigata y una literatura parroquial. Heterodoxo de los pies a Ia cabeza, supo encauzar su vida de acuerdo con sus mayores y mas Intimas exigencias. Esa honradez consigo mismo le vali6, a lo largo de cuatro decadas, Ia incomprensi6n, el repudio y Ia hostilidad. A ndi6 co n ataq ues, 'NRP.'Il'lnRt

&@nl~CONACULTA

Bellas Aries


tiznaban el techo. Sobre el piso de tierra, junto a maletas, cajas o mochidor. Asl, y desde Ia accra de cnfrente, puso en tela de juicio a Ia sociedad de sus afios j6venes. Llam6 pan al pan, y dijo que dos mas dos suman cuatro. Expon 1te de una vision del mundo muy particular (el homosexualismo), sus crlticos le auguraron, pese a su considerable talento, un papel deslucido y poco digno de trascender su epoca. Le llamaron frlvolo, europeizante, reaccionario, indigno de figurar en Ia Ilmpida y sacrosanta literatura mexicana. Esos crlticos no i maginaron que algunos de esos adjetivos con pretensiones degradantes sedan las pri nci pales caractedsticas de Novo. La frivolidad le permiti6 dejar atras el tono solemne que es uno de los denominadores comunes de nuestra literatura. Su actitud reaccionaria en lo politico, que no en lo sexual, no invalida su obra, simplemente Ia determina: Novo es uno de los reaccionarios mas sagaces y lucidos que ha producido el pals en lo que va del siglo. Un reaccionario sin afeites ni mascaras, un digno y verdadero reaccionario. Sus costumbres "indignas" lo llevaron a crear algunos de los poemas de amor y una pequefia pieza de teatro que figuran entre los textos mas desolados, sinceros y bellos con que cuentan las letras mexicanas. Novo es una figura importante mientras es un disidente, un proscrito; deja de serlo en el instante en que pacta con Ia sociedad y sus leyes, cuando prostituye su talento y se dedica afanosamente a ganar dinero. A partir de entonces enmudece el poeta, pierde brillo y agudeza el prosista y el dramaturgo se aburguesa. De los dos Novos, el joven y el viejo, me quedo con el primero, al que admiro y considero uno de nuestros escritores mas singul ares. Salvador Novo no muri6 el 13 de enero de este afio, muri6 tiempo atras, quiza en el momento en que ingresa a Ia Academi a Mex icana de Ia Lengua, quiza el d Ia en que fue nombrado cronista de Ia ciudad de Mexico, quiza el 2 de octubre de

1968.

NOVO EL CRONISTA •Miguel Capistran 1554-1974. 420 afios de Ia imagen capitalina capturada por Cervantes de Sa I azar, primer Cronista Oficial de Mexico, en sus celebres Diiilogos.

1824-1974. 150 afios del nacimiento de D. jose Marfa Marroqui, ilustdsimo aun cuando no oficial Cronista de Ia Ciudad de Mexico.

1824-1974. 150 afios de Ia creaci6n del Distrito Federal.

1904-197 4. Setenta afios del nacimiento de Salvador Novo, Cronista Oficial que fue de Ia Ciudad de Mexico.

[ E

Varias veces, aprovechando una serie de referencias crono16gicas e hist6ricas he intentado Ia redacci6n de unas I Incas que pudieran ser un a modo de decir "In memorian Maestro", o sea, Salvador Novo. Muchas circunstancias me permitieron un trato fecundo y aleccionador con el, de ah I que por esa proximidad y por cuanto su falleci miento me ha conmovido mas alia que por el hecho de haber desaparecido un hombre de letras y, sobre todo, porque en este 1974 ajustarla Novo Ia significativa edad de 70 afios, no me hall'o en situaci6n de emprender Ia redacci6n de algo que exprese el testimonio del reconocimiento a que su obra le hi zo merecedor. ~M&e, no podrfa absterm~~ ...... ~

r<Wdit..l(!QHMULTA


las, y recostados los mas en cuadro a las paredes, hasta una treintena de hombres homenaje a su memoria, por tanto, creo que una manera de hacerlo en este numero, sea Ia publicaci6n de una conferencia que a invitaci6n suya di en el Museo de Ia Oudad de Mexico en 1971 con el tema de "Los Cronistas de Ia Ciudad". En vista de su extension he optado por extraer de ese texto inedito algunos fragmentos donde aludl a el en su faceta de Cronista precisamente. De los cronistas ya oficiales, ya por am or 路 a Ia ciudad, que han creado una vasta bibliograffa sobre Mexico-Tenochtitlan, practicamente los mas conocidos son: Cervantes de Salazar, Bernardo de Balbuena, jose MarIa Marroqui, Luis Gonzalez Obregon, Artemio de Valle-Arizpe y Salvador Novo. Sin embargo, Salvador Novo st. aparta de Ia I fnea tradicional en el cargo que oficialmente ostenta, pues aun cuando lo desempena en parte como lo hicieron sus antecesores, ha ampliado y dinamizado estas funciones de modo tal que Ia imagen contemporanea de un cronista ya no es Ia que impusieron, desde Marroqui, los ejecutores de una tarea que inaugura entre nosotros Cervantes de Salazar. Es decir, Novo, con las mismas cualidades de que participa toda su obra: gracia y optimismo, seriedad y enjundia, ha otorgado a Ia cr6nica de Ia ciudad de Mexico notorias distinciones desde el momenta en que advino por decreta presidencial, al cumplimiento de un cargo que para el nunca ha sido ajeno. lnscrito con toda conciencia en su tiempo, ha advertido que en nuestro momenta, cuando "los medios de informacion y Ia materia de que informarse se han multiplicado hasta exceder Ia capacidad de un solo hombre para manejarlos, Ia importancia del cronista parecerla amenguarse si se le supusiera Ia obligaci6n de ser, como en el tiempo de Cervantes, el unico autorizado informador del monarca. Television, radio, prensa, ejercitos de reporteros y de investigadores le ganarfan esa batalla.

Cuando Lord Byron regres6 a lnglaterra no tenIa mucho exito. y asl lo confesaba a un amigo en una carta; su poema Chi/de Harold ni siquiera es mencionado en sus cartas pero al publicarse Ia primavera siguiente convertira a Lord Byron en un poeta de fama. Lo. anterior se encuentra en el libro Cartas y diarios de Byron, de Leslie Marchand, recientemente publicado. Esta edici6n es Ia unica que incluira completos los papeles personales del autor ingles, pues todas las anteriores omitfan muchos pasajes escabrosos.


sucios, macilentos, medio torvos, enmachetados todos y buena parte con garni"Esta discrepancia entre Ia ca· pacidad individual y los medios colectivos modernos para registrar el presente, apuntaba ya cuando el gobierno tuvu el acierto de resti· tuir el cargo de Cronista de Ia Ciudad y de conferirlo a las emi· nentes personas de don Luis Gonzalez Obregon y, a Ia muerte de este, de don Artemio de Valle· Arizpe. Ambos historiadores, ambos a mantes de nuestro pasado colonial; y ambos, quizas porque in· tuyeron Ia discrepancia ·que seiialo, mas inclinados a engolosinarse con el ayer, que atentos a registrar el hoy de sus dfas." En dedicar, pues, Ia atencion al pasado en una actitud mas en con· sonancia con Ia ortoduxia d':) Ia Cr6nica - asf con mayuscula- , esto es, en Ia redaccion de una especie de historias, generales o particulares (por lo comun esto ultimo), en que se rccuerdcn por orden cronologico y de una mane· ra sucinta, los hechos a que se contraen, Salvador Novo, instala· do, no obstante, desdc un presente del cual no le aparta Ia seduccion de los tiempos viejos como sf acontecio con sus prcdecesores, cuando aplica su atenci6n a epocas preteritas lo haec sin circu nscri· birse a una epoca dctermi nada y asf, a diferencia de los afanes de sabueso de Ia Colonia que fue Gonzalez Obrego n o de Ia inclinacion evasionista y poetizadora de un virreinato que marco perpetua· mente como colonialista a Don Artemi o, cl actual Cron ista ha emprendido, por ejemplo, Ia histo· ria completa, minuciosa d e un Coyohuacan en cuyos rumbos tie· ne ademas casa y calle propias que ostentan su nombre. De tal modo, Ia antigua villa abierta a Ia preferencia residencial de las "very important persons" desd e tiempos de Cortes, pronto contara con Ia Cronica prolija que describe su histo ria desde los pre· hispanicos tiempos en que all f se ganaron batallas por el sencillo ex pedie nte de frefr pescado en las narices de los sitiados a ntecesores de act uales y preclaros veci nos h3.~· entes en q ue se

Digitalizado par


les, fumaban o cabeceaban pendientes de las primeras luces de Ia madrugada. sonajes como Tablada en el porfirismo, Carol de Rumania durante Ia II guerra o Dolores del Rio y el mismo Cronista que no solo planto casa sino tambien Teatro y un ex ce lente Tecuhtlacualoyan que quiere decir restaurant en Ia lengua que por conocerla y hablarla tan magnlficamente, se le reconoce como aplicado nahuatlato. Y aqu I, al mencionar Ia lengua de nuestros preconquistados ancestros, debe advertirse que, por el conocimiento de ella que ti-ene Maese Novo, queda establecida una mas entre las multiples diferencias que ha impuesto para el desempeno del puesto de Cronista pues entre los oficiales que le precedieron, ninguno hablo Ia lengua de Cuauhtemoc, todo lo mas, sabfan hablar en fabla o sea, ese lenguaje que caracteriza los relatos vallearizpezcos. Pero, no solo Coyoacan es digno de atencion por parte de su ilustre vecino, esta su ciudad que, mal que le pese a Torreon le vio nacer por los rumbos de Ia Colonia San Rafael, ha sido historiada por Novo en los periodos correspondientes al siglo XIX, al Triunfo de Ia Republica y al siglo XVII mas recientemente, como consta a Ia mayo rf a de ustedes, pacientes auditores, por mencionar unas cuantas diversas epocas escogidas por el. Para ejercer sus funciones de manera tan oficial como su cargo lo reclama, a los pluteos atiborrados de volumenes de Ia lnquisicion , y de otros Ramos que cobija el Archivo General de Ia Nacion, y a Ia placidez de una casa repleta de crucifijos de marfil, de anillos y recetarios de conventos monjiles, sitios preferidos obviamente por quienes le precedieron en el cargo, ya se entiende que Gonzalez Obregon y Valle-Arizpe respectivamente, ha preferido para centro motor de sus funciones, Ia restaurada belleza virreinal de este Palacio de los Condes de Santiago de Calimaya que hoy nos presta hospitalidad, combinadamente con su despacho de los altos de "La Capilla" alia en el tantas veces referido Coyoacan que ha ascendido recien-

Ballet con discusion. La temporada de Ballet en Berl fn se inicio con una confrontacion crftica de Ia situacion actual del ballet. Gerda Daum y Frank Frey presentaron el Pas a deux del segundo acto del Lago de los cisnes como encarnacion de todo lo que hay que cuestionar sabre el ballet clasico, luego siguieron variaciones sobre Ia misma escena: El Pas a deux comienza como reflejado en un espejo, con Ia espalda al publico, se suprime Ia parte de Ia bailarina de modo que el bailarfn abraza el aire, finalmente bailan ambos al mismo tiempo pero no juntos sino cada uno por su parte -Ia danza ha sido vaciada de su sentido y los bailarines convertidos en automatas. Las dos coreografi'as modernas sabre temas de Xenakis y Webern demostraron que siguen presentes los mismos moldes. Las distintas alternativas y los diferentes textos intercalados entre los numeros de baile suministraron el material para las discusiones sobre los problemas del ballet que se llevaron a cabo a continuacion.

En el pasado Festival de Salzburgo, Karl Orff, el revolucionario compositor aleman, estreno su ultima obra: De tempurum fine comoedia. Esta obra, que estuvo dirigida por Herbert von Karajan no es, segun palabras de su autor, una opera sino que es una "Sacra Representazione" en el sentido que le daba Dante. De tempurum fine comoedia o La comedia del fin de los tiempos es una sucesion de escenas plasticas (en un pa1sa1e nocturno) dividida en tres partes: en Ia primera las sibilas anuncian que ha llegado Ia hora del tremendo juicio final; en Ia segunda los anacoretas dan su consuelo de acuerdo a Ia idea de Origenes que preside toda Ia pieza y segun Ia cual el fin de todas las cosas sera el olvido de las culpas; final mente viene Ia vision del ultimo d fa en el cual Lucifer retorna a Dios. La instrumentacion a base de pianos, alientos y mas de 100 percusiones tradicionales y exoticas, es importante solo en Ia parte de las sibilas y en el final. La crftica europea acogio con entusiasmo esta nueva obra del autor de Carmina burana y Catu!!i carmina.


AI centro, solo algunos en cuclillas jugaban a los naipes. lNo recuerdas, Dietemente a categorfa de ciudad en union de las otras quince que albergan en su seno a los ocho millones de diarios aspiradores de smog. AI presente, creo que no es necesario siquicra decir que siempre le ha prestado atenci6n, que le ha otorgado desde siempre su acuciosa vigilancia, pues, desde que inici6 Ia producci6n de sus deliciosas, desenfadadas, anglicizadas cr6nicas en revistas y peri6dicos, ha sido el testimonio de su tiempo el que en elias ha dejado, Ia imagen de su ciudad, el retrato de una urbc a Ia que elogi6 poeticamente desde los diez afios. Como to hizo cuando era columnista de El Universal llustrado obligando a efectuar at rlgido y acartonado espafiol, el "looping the loop" de un estilo que implant6 gracias a el carta de naturalizaci6n en el periodismo mexicano, como lo hizo tambien su famosa "Semana pasada" de un Hoy, que se convirti6 en Manana y en el actual Siempre! de Pages Llergo, como lo hizo en Excelsior con su columna "Side Car", que bien pudo merecer las ocho columnas del diario cooperativista, como to hizo en su "Diario", en sus "Cartas Viejas y Nuevas", en sus "Cartas a un amigo" y como to haec heraldicamente hoy d(a en sus "Nov(simas cartas a un amigo" y en el fugaz minuto, que sus diarias 24 horas le concede Zabludowsky los viernes, Novo captura un vivo, agil retrato de Ia contemporaneidad para el cual siempre ha elegido el marco ideal de su amada Mexico-T enoch titian. Siempre recuperables tiempo y retrato de Ia capital gracias a Ia lectura de esas cr6nicas atesoradas, unas cuantas apenas podr(a decirse, en las paginas de sus libros, Salvador Novo, al afiadir a su larga cauda de tftulos: poeta, ensayista, casi novelista, publicista, gastr6nomo, academico, show-bussiness man, nahuatlato, etc., el de Cronista Oficial, vino a hacer con esa tarea, el equivalente de lo que hizo cuando revolucion6 Ia lengua nacional. antes que desde

~P~:liofial ~s<f~CONAEULTA BellasArtes


go Espinosa, que tu -ostensible pistola en grueso cinto- pareci'as muy ocupado, de Mexico, inicio el cumplimiento de sus deberes de Cronista que no son otros que los de difundir y llevar a conocimiento y disfrute del pueblo los valores historicos, urbanfsticos, arquitectonicos, artfsticos y vitales de Ia Capital del pals. Y el Musco de Ia Ciudad de Mexico es el sitio idoneo, Ia sede natural para Ia proyeccion de una actividad sistematica que a nivel universitario par lo que haec a sus cxponentes, imparta en forma amena a todos asequibles tales conocimientos. A estas premisas responder) las conferencias que desde 1965 orga· nizo Salvador Novo dentro de esta aula semanaria que ha acabado par ser este Salon de Aetas. Y sabre serla en el real, estricto sentido del termino aula, este Sa· lon termino par ser para este ex· ponente de hoy, el Iugar donde se anudaron cordiales y firmes los afectos con un Maestro Ad Hoc para Ia clase de Historia de Ia Ciudad de Mexico que como Seminario especial de Ia Facultad de Filosoffa y Letras de Ia UNAM impartio aquf durante 1966 el re· cien nombrado Cronista y en tor· no a cuya sapiencia, amenidad y figura sagrada de "Monstruo" de las letras mexicanas se congrego tambien el estrecho haz de volun· tades en pas de una licenciatura universitaria hasta hoy no sancio· nada con el tftulo, pero a cambia de lo cual se ha transformado mas que en una generacion privada en Ia conjuncion de un grupo de ex· alumnos de Letras Espanolas cohe· sionados profundamente bajo el denominador comun de una amis· tad siempre invariable. Carmen y Magdalena Galindo, Roberto Para· mo y Luis Teran y un servidor, en nuestras periodicas reuniones con quien al impartir sus conocimien· tos capitalinos estaba imponiendo una forma siempre necesaria pero nunca antes ejecutada de Cronica de Ia Ciudad, evocamos siempre aquellos viernes del Museo cuando guiados par un vivo Baedaeker, que - ahara sf- tiene nombre de calle, aprendimos a recorrer Ia ca· pital a traves del tiempo.

La opera de Hannover llevo al escenario una opera para television original de Benjamin Britten. En 1971 Ia BBC de Londres estreno Ia opera para television Owens Wingrave pero fue hasta finales de 1973 que se le llcvo a escena bajo Ia direccion de Gunther Roth. Esta obra de Britten, basada en una novela de Henry james, presenta el drama de un pacifista marginado -como en el caso de Billy Budd- , en forma de una parodia estil istica en Ia cual se escuchan los dialogos exteriores y los monologos interiores del personaje utilizando todos los recursos y trucos de Ia TV, asf como proyecciones y filmaciones con lo cual esta opera, aunque sea presentada en un escenario, conserva su origen televisivo.


lapiz en mano, sacando tus cuentas? D En esto apareci6 un sujeto alto, fla-

EN

EL WALHALLA â&#x20AC;˘Salvador Novo

Abrio los ojos. Un enorme silencio fue Ia primera percepcion de su cenestesia. Luego, un sabor extrario en Ia boca, como a almendras amargas, y Ia sensacion de pequerias heridas en lengua y paladar. Sus manos. lnstintivamente, las llevo a su pecho. Ya hacfa muchos meses que no acariciaban las condecoraciones que durante muchos arios pesaron, relucientes, sobre los finos un iformes. El cautiverio, Ia derrota, hab fan abrigado su pecho con un pario liso, burdo, pardo, sin jerarqula. Pero ahora, no era eso tampoco lo que sus manos exploraban, atonitas, sino Ia desnudez de su carne, fofa a Ia vez que frla. lEstarla soriando? El reino de los sueiios era el unico que no hab Ia perdido. Bajo Ia mirada vigilante de sus guardias; echado sobre un camastro miserable; rendido por horas y horas de escuchar, bajo Ia presion de los aud ffonos que traducfan las lecturas monotonas de sus jueces y acusadores; que le llevaban Ia voz de Francis Biddle, se dormfa por fin, con las manos fuera de las ropas, para que no pudiera arrancarse por s ( mismo una vida que sus verdugos se reservarlan el privilegio de quitarle. Y entonces soriaba. Yisitaba sus

castillos, se sentaba a mesas opulentas, emprend(a cacerfas, admiraba las obras de arte que hab fa colecci on ado. Sus sueiios se poblaban de ruidos. Era una especie heroica de musica, de sinfonfa wagneriana Ia que escuchaba en ellos, en Ia que cad a nota y cad a i nstrumento asumlan un sentido y un sfmbolo. La Luftwaffe zumbaba, se elevaba, cruzaba el Canal, llovfa sobre Londres el rugido de los gloriosos bombardeos. Cada ciudad incendiada era como una antorcha crepitante que ard Ia en honor de los dioses de Ia guerra. La fuerza pon Ia a prueba Ia fuerza, y solo lo que era digno de sobrevivir se salvaba del fuego . Darwin - lhabfa sido aleman? - o Nietszche -lera britanico? - . Era divertido pensar que esta guerra enfrentara, como por juego, a las patrias de uno y del otro de estos hombres que en el fondo se hallaban tan de acuerdo en sus puntos de vista. lNo hab(a lnglaterra, a lo largo de todo un siglo civilizador que erigio a sangre y fuego su Imperio, demostrado Ia superioridad de las razas blancas, y el derecho que les asiste a i mplantar sobre los Untermensch negros 0 hindues el modelo mas convenicnte, Ia industrializacion, Ia esclavitud modcrna? lNo habfa ido Rudolf Hess a advertirles muy a tiempo a los ingleses del peligro que entrariaba ali men tar al otro monstruo naciente? lNo tenia razon el Fuhrer, que Ia tenIa siempre, al brindarse a empezar oportunamente una tarea que tarde o temprano tendrlan que intentar, acaso ya demasiado tarde, los otros arios del mundo? De estos suerios dialecticos y heterogeneos, despertaba a una triste realidad. El proceso segu Ia interminable, monotono. Se acumulaban pruebas y alegatos en contra suya, en contra de todos sus comparieros de gobierno vencido. No habfa esperanza. Por fin, un d fa, los jueces pronunciaron su sentencia. El y otros dicz serfan ahorcados antes del dieciseis de octubre. Con tan sencillo expediente, las guerras quedarfan abolidas por siempre de Ia faz de Ia

Digitalizado par


co, de tinte mulato, cincuent6n e indudablemente chiclero por las trazas. Llevatierra. 0 cuando menos, quienes en el futuro las maquinasen, ya sabrlan que Ia derrota tendrfa un precio convenidamente elevado. Pero esta vez, ya no parec Ia sonar. Flotaba en una atmosfera mucho mas irreal que Ia de los suenos, y empero mas precisa y tangible . Ningun sueno esta nunca poblado por el absoluto silencio de Ia muerte. Esta era, pues, Ia muerte . La liberacion, Ia certidumbre de no volver a ver nunca a Biddle ni a los demas jueces. Ya habrfa pasado el dieciscis de octubre; ya los habrlan ajusticiado, a el y a los otros diez martires fundadores de Ia futura religion de su pueblo, cuando su pueblo sacudiera las cadenas de Ia derrota. Ahora entraba en el Walhalla. Pronto volverla a ver a sus dioses, a sus heroes. Sus compaiieros de prision y desgracia, lse le habrfan adelantado? 0 bien, lera el quien hab(a logrado emprender primero el viaje? Sus ojos empezaron a acostumbrarse a Ia extrana Iuz del sitio en que se hallaba. A Ia distancia cinematografica de un Long Shot, percibio un espectaculo familiar: muchos miles de cuerpos macilentos, macabros, parecfan haber resucitado. Eran los jud(os sacrificados en los campos de Buchenwald. "iSchmutzige Juden! ", exclamo con desprecio. Pero algo impidio que volviera de ellos el rostro. Con aquellos miles de fantasmas, departfan otros muchos miles de fantasmas igualmente mutilados y horribles, en grotesca camarader(a. Se entendlan por senas. El no los hab (a vis to nun ca. Nunca hab fa estado en Hiroshima. De pronto, el aroma de un cigarrillo le hizo volver el rostro. Vio primero una amplia sonrisa, luego escucho un saludo: "iwelcome, Marshall Goering! " , decfa Ia voz . de Franklin Delano Roosevelt. "Aqu( en Ia muerte, todos somos iguales."

17 de octubre, 1946

Se acaba de realizar en Bonn, Alemania, Ia muestra "Jardin de sonidos, colores y olores" que reune algunos de los conceptos mas vanguardistas del arte europeo en una exposicion "multimedia". Este evento sucedio en Ia Beethoven Hall de Bonn y se debio a Joseph Anton Riedl, quien partiendo de Ia idea que el goce estetico no esta limitado al ofdo y a Ia vista, sino que tambien debe incluirse el olfato, monto una sala en Ia que se vaporizaban 13 aceites aromaticos en medio de globos de aire iluminados y colchones de agua mientras se proyectaban, en colores fosforescentes, disenos de artistas alemanes vanguardistas de plantas y animates fantasticos y se escuchaban, ya fuera en vivo o por medio de grabaciones, obras de john Cage, Anton Riedl, Simone Reist y Christian Wolf. Esta muestra fue en fin Ia fiesta de los sentidos.


ba colgante un hilo con un crudo trozo de carne. A unos cuantos pasos de Ia

EL

HOMBRE ORDINARIO

•Salvador Novo

Estamos todos de acuerdo en reconocer que vivimos Ia epoca del "hombre ordinaria". La humanidad se reproduce a un ritmo acelerado. Hoy mismo, los periodicos dan como cifra de poblacion de Mexico Ia de casi veintisiete millones, Y en todas partes del mundo las parcjas se aplican con identica asidua fruicion a multiplicarse. A una dcmograffa tan activa corresponde una demagogia congruente. En esta "carrera de nacimientos", el numero no solo se fomenta, sino que se encomia y se halaga. Los pol fticos empwian por bandera una democracia que pregona el servicio de las mayorfas, y que persigue afiliarse a las "mayores mayorfas" posibles. Por su parte, Ia tecnica que produce instrumentos forja Ia prosperidad comercial de su fabricacion en serie y en masa para ponerlos, tambien, al servicio de las maxi mas mayorfas posibles de clientes, consumidores, compradores y usufructuarios. Se auxilia, para hacerlo, de Ia publici dad que pregona los beneficios deparados por los instrumentos mecanicos ahora al alcance de cada vez mas compradores. Beneficios de posesion, pero sobre todo, de facilidad. En resumidas cuentas, es Ia facilidad lo que se capitaliza y explota; lo que se pregona, lo que convence y persuade. Es mas facil comprar en abonos que al contado; es mas facil ver una pelfcula que leer una novela; es mas facil encender el radio que ir a comprar un disco y ponerlo; es mas sencillo y menos fatigoso sentarse en pantuflas frente a un receptor de television para ver un partido de foot ball, que ir hasta el campo deportivo. Y asf empieza · a operarse Ia "substitucion"; en vez de Ia leetura, el cine; en vez del libro, el "digesto"; en vez del articulo entero, su condensacion en "selecciones" hechas por el cuerpo de redactores que a su vez substituye al que encuentra mas facil echarse al bolsillo su dosis mensual de sabidurla, que ir a Ia biblioteca. El ejemplo mas claro y contundente de Ia trayectoria substitutiva que mereced a los auxilios

Digitalizado par

mecanicos y tecnicos va siguiendo Ia actividad antes real, personal, del hombre, lo ofrecen los deportes. En su remoto origen, es evidente que su placer estribaba en practicarlos, y que en ello fincaran su diferencia con los espectaculos teatrales, que sf son para verse. Los grandes estadios; Ia moda, Ia profesionalizacion de los equipos . deportivos, fueron poco a poco incorporandolos al genero teatral, Y hacienda que pareciera natural, normal, que cincuenta mil almas se congregasen a ver patear a unos senores, en vez de patear ellos su propia pelota. El advenimiento de Ia television; Ia posibilidad de disfrutar con inercia y comodidad, objetivamente, de un espectaculo del que solo en esa medida se partici pa, entraiia y an uncia des de ahora el extrema a que puede llegarse cuando se tenga por consumado atleta al projimo en vez de encender su television, despliegue el esfuerzo titanico de concurri r personalmente al estadio de Ia Ciudad Universitaria para ver un partido. Quedamos pues en que hay muchfsima gente; en que su proliferacion enorgullece y conviene a los pafses, Y en que Ia tecnica le proporciona a esa hipertrofiada poblacion instrumentos que le dan el acceso facil; o mejor, que llevari hasta ellos, lo que antes era de diflcil, laboriosa y personal conquista: Ia musica, las artes plasticas, Ia literatura; en dos palabras: Ia verdad Y Ia belleza. No enteras, por supuesto; no crudas, ni totales; ni siquiera autenticas. Sino a Ia medida de las capacidades de absorcion, de comprension, de disfrute, de gusto, de Ia clientela. De una clientela que aprieta poco porque abarca mucho; cuya calidad es obvio que este en razon inversa de su cantidad. A Ia medida, en fin, de las capacidades de una mayorfa tan diflcil de definir en su conjunto, que no se sabr (a en que consisten ni como se manifi estan si en auxilio de Ia publici dad, de Ia pol ltica Y de Ia tecnica, no acudiera esa otra conquista tecnica de Ia faciliseryicio de las mayorias, 11 I ~~~~8~rH~a·t CONACULTA

..

BellasArtes


puerta, como al azar repar6 en un hombrazo rubio, a quien se dirigi6 desde leLa estad fstica profesa Ia imparcialidad objetiva de que se jacta. Su campo es el numero, y su chiste Ia extraccion del promedio. Opera con hechos, los pone en evidencia y saca conclusiones irrefutables y halagiienas. Por sus exploraciones se revela que hay en servicio tantos mas cuantos millones de receptores de radio; que circulan tantos mas cuantos miles de periodicos, folletos y revistas por el correo; que las pel fculas mexicanas se exhiben en tantos mas cuantos cines; que hay tantos mas cuantos salones de cine a que acuden tantos mas cuantos millones de personas todas las tardes y las noches. De lo que escuchen en esos receptores; de lo que lean en esas historietas; de lo que absorban en esos cines, Ia estad fstica no se ocupa. Su ramo y su orgullo no es Ia calidad, sino Ia cantidad; y mientras esta parezca mayor, mayor parecera el beneficio civilizado que el disfrute de esos instrumentos mecanicos depara a las adorables mayorfas. De suerte que si se quiere; si se insiste en averiguar cual es el gusto, Ia capacidad, el apetito de aquellas mayorfas a las que se destina Ia produccion en serie de los instrumentos mecanicos, habra que averiguarlo en el hombre promedio; en aquel que pueda legftimamente tomarse por el comun denominador de los millones de sus semejantes explorados, conjuntados, por Ia estadfstica. y este sera un hombre mediocre; el "hombre ordinaria"; el prototipo, biotipo, arquetipo; el tfpico. Industriales y comerciantes sabran con facilidad y precision cual es, espedficamente, Ia demanda vastfsima del hombre ordinario, y acudiran a satisfacerla. Lo cual parece irreprochable y de Ia mayor utilidad como sistema por lo que hace a una civilizacion que consista en difundir los bienes de uso y de consumo necesarios al hombre. Pero ya no tan dispensable de tramites cuando Ia civilizacion y Ia cultura convergen en el instrumento que Ia tecnica ha creado y puesto a Ia disposici6n de las mayorfas como un objeto de civili-

Con motivo del estreno en Alemania de Ia ultima obra de Samuel Beckett: Not I (No yo) se realiz6 un coloquio al cual asistieron expertos en el autor irlandes de Estados Unidos, Francia, lnglater~a, ~uiza y Alemania y en el cual se afirm6 que las figuras y s1tuac1ones de Beckett en sus novelas, narraciones y dramas son una version ficticia de lo humano y su fin, algo tan inexplicable como Ia misma humanidad y tan inexperimentable como esa finitud; todo lo cual comprueba Ia tesis de Beckett: " i Ay! del que ve sfmbolos:â&#x20AC;˘ Not I, estrenada por Hanne Hiob bajo Ia direcci6n de Ernst Wendt en el teatro Schiller, tiene como personaje principal el resto de un ser humano: una boca, parlanchina y gritona, de una vieja que habla a una vaga figura de un ~scucha durante cuarenta minutos de intentos balbuceantes y tartamudeantes para recordar una "ida gustada en soledad y silencio inutilmente.


jos: 0 - iVaya, guero Marente, mire no mas donde venimos a tropezarnos deszaci6n, como un bien de uso; como un vaso o como una rueda. Imagen y sonido, letra y nota, valen no por sf mismos, sino por lo que entrafian; y un aparato, fruto de Ia civilizaci6n, no sirve a Ia cultura sino en Ia medida en que Ia respete, Ia infunda, Ia comunique, como el vaso vale por lo que se beba en el. Presa en Ia licuadora de los instrumentos de civilizaci6n, Ia cultura sufre Ia trituraci6n que Ia vuelva asequible al "hombre ordinario", gradual mente deificado y erigido, de realidad patente, en ideal ciudadano. Pasa por el cedazo de las conveniencias comerciales anejas al instrumento que Ia comunica; se vuelve "facil", se pone al alcance de todos; acaba por consagrar en catedra universitaria para amas de casa programas de acertijos; deifica lo "popular" y recela de lo divergente, de lo extra-<lrdinario y poco comun. El monstruo; el publico; Ia suma de los "hombres comunes"; de los promedios estad lsticos, crece y se afirma en el halago que a su gusto sagrado deparan sus ministradores, y los remunera ampliamente. Cancioneros y c6micos que le "dan al clavo" se encumbran vertiginosamente, y poseen propiedades y caudales que no sofiaron nunca Beethoven y Talma. El hecho de que ni uno ni otro hayan perseguido el dinero, sino Ia gloria, es independiente de Ia circunstancia de que los ldolos actuales del gusto facil del "hombre promedio" vivan una gloria a su medida y a Ia de sus subditos. Lo es tambien de que estos fdolos se conformen con el ejercicio rutinario, estatizado, de un talento que no reba.s a Ia altura del promedio que los enriquece y contenta, sin atreverse a cultivarlo ni a mejorarlo, acaso por el temor bien explicable y justificado, de poner en peligro un encumbramiento que se sostiene en el punto muerto de Ia mediocridad satisfactoria y en Ia obediencia a los mandatos del gusto y Ia capacidad espiritual - cuidadosamente mantenida en statu quo del hombre


pues de dos aflos de and arlo buscando yo por todo el monte! vez mas copiosa Republica; de los millones de radioescuchas, televidentes, leeperiodicos, Ia fauna artfstica tambien prolifera y se extiende. El radio, el cine, Ia television, los peri6dicos, necesitan cada vez mas autores, productores, redactores; agentes, digamos, de Ia cultura que aquellas instituciones emprenden difundir entre los millones de sus poderosos, exigentes, avidos -y facilmente conformables-, clientes. Es facil hacer cosas faciles, y fuerte Ia tentaci6n de triunfar con elias. Basta poseer "el sentido del gusto del publico" y conformarse a el; dar en el clavo de los asuntos "taquilleros"; hallarle el modo; "hablarle en necio para darle gusto". Abundan los arquetipos de Ia prosperidad y de Ia gloria conjuntamente ganadas por ese camino, y constituyen una incitaci6n democratica para los j6venes talentos, que no necesitan -se ha visto- ser muy elevados para volverse muy populares y muy ricos. Y riqueza y popularidad son los ideales -ciertamente mediocres, pero firmes y pr6speros- del "hombre promedio". lCual es, en este panorama realista, el Iugar reservado al artista honesto; al que busca Ia verdad o persigue Ia belleza por un esfuerzo personal y call ado; al que cultiva su talento, enriquece su mente, depura su pasi6n? Sus obras no hallaran mercado ni publico, a menos que conceda. "Es facil ceder; es facil conceder; es facil retroceder." Pero el artista y el pens ad or que disientan, se interroguen, examinen, se veran expulsados, excluidos, ignorados. Porque tambien en Ia demograffa de las artes y del pensamiento va ocurriendo que Ia estad lstica fije el promedio y lo erija de realidad lamentable en ideal precioso. Son muchos, cada vez son mas, los "i ntelectuales" que jamas leyeron un libro entero; los escritores sin ortograffa, los pintores sin aprendizaje. Son muchos y se amaffian; un comun denominador de substituciones, de apariencias, de barnices, los vincula. La demagogia vuelve a ponerse al servicio -a Ia servidumbre- de

0

El hombre se ir-

Esta en venta en Parfs Ia mascara mortuoria de Trotsky realizada por Ignacio Asunsolo. La mascara de Trotsky hecha por el escultor mexicano, a pedido de Natalia Sedova, el 21 de agosto de 1940, fue ofrecida al Ministerio de Asuntos Culturales Frances que Ia rechaz6. Se sabe de un grupo japones interesado en comprarla, aunque su precio se cree sea casi inalcanzable ya que su actual propietario, el pintor Urbain Huchet, ha rechazado una oferta de un mill6n de francos.

â&#x20AC;˘


guio para replicar con palpable y caustica indolencia. D -Pues aqu I me tiene, seIa demograffa artfstica o seudoartlstica. Y ay del que se atreva a declarar que el Rey va en cueros. Por peso espedfico; por aglutinacion, establecen una solidaridad que apenas disimula su verdadera condicion de complicidad. Erigen a "su" novelista, a "su" dramaturgo, a "su" pintor, a "su" poeta. Si e s te ejerce (en detrimento del autentico que posea) el talento de solidarizarse con ellos, ambas partes resultan beneficiadas: el artista verdadero, aun a riesgo de menoscabo por contagio, con el salvoconducto y Ia alabanza coral del "grupo"; y el grupo, porque una arraigada, mimetica y desvalida costumbre de vivir de migajas y de operar por substituciones, le induce a sentirse investido por osmosis, fraternidad, contagio y solidaridad, el igual del artista que condesciende a amafiarse con los mediocres . Esta condescendencia puede asumir Ia forma discreta de Ia tolerancia, o extremarse hasta el grado de prodigar elogios a los confabulados. Que es Ia mas prospera, frecuente y apetecida, y Ia que cllos mas agradecen . Pero que alguien se atreva a juzgarlos con rigor; que alguien, siquiera, los conozca bien, a fondo; sus mezquindades, sus ignorancias, sus falias, sus simulaciones; aunque no lo exponga; aunque se reserve su juicio y su opinion; basta que no les lance Ia migaja deshonesta de una alabanza, para que le profesen un odio cir.go, cierren sus drculos y le decreten el exterminio al hereje. Asl estin las cosas, y serla facil ejemplificar con especfmenes mexicanos y actuates esta mundial corriente de Frankensteinizacion de Ia mediocridad beligerante, rencorosa, agresiva. Pero otra de sus tacticas laterales consiste en provocar Ia atenci6n de quienes estan por encima de ellos; en agredirlos, ladrarles, en busca de Ia consagracion, del reconocimiento impllcito en el hecho implorado de tomar nota de su existencia. Y no. No hay caso.

SALVADOR NOVO

y sus

FERVORES â&#x20AC;˘Antonio Magana-Esquivel

Digitalizado par

Aquella Preparatoria de 1918 era una sola Escuela, que ocupaba el mismo Iugar que hab fa sido Colegio de San lldefonso, en Ia calle de este mismo nombre, cerca del jard In de Loreto. Era Ia Preparatoria de Don Erasmo Castellanos Quinto y don Ezequiel A. Chavez; y habrla de ser luego para Salvador Novo, el joven primero at que hablan llevado a inscribir un poco a Ia fuerza, Ia Preparatoria de David Nifio Arce y Ia de Xavier Villaurrutia. El encuentro con Xavier fue decisivo, su amistad con el fue desde un principio sabia en callar y ceder "porque nuestras dos atmas -dirfa mas tarde Salvadorson como cielo y mar"; juntos celebrarlan aquella vision de un Carlos Pellicer melenudo que con voz muy potente, muy gruesa, muy sonora, "decfa versos que no se parecfan a nada", en Ia ceremonia de inauguracion de cursos y que alguna vez salio del Anfiteatro Bolivar casi en hombros. Xavier Vi llaurrutia venia del Colegio Frances, era "bajito de cuerpo, de esplendidas manos blancas, tersas, expresivas, de grandes ojos alertas, de boca gruesa, endeble sin embargo, delgado, debil, enfermiso, proveniente de una familia de Ia cual don jesus Valenzuela, este mecenas, era pariente por alguna manera". Salvador Novo venia de Torreon, donde el suio, con profesores privados, hab fa aprendido el ingles, y fue inscrito en el Colegio Modelo, de Finita Sanchez, que era exclusivo de nifias y en el que se le admitio por excepci6n, porque no funcionaba ningun colegio varones y porq ue ni

ftl~tULTA


nor, como siempre a su disposici6n. D El vejanc6n desnud6 al punto su macheAmelia Lopez Espino, sus padres, podlan ni siquiera pensar en que su hijo asistiera a una degradante escuela oficial; sin embargo, el sexto aiio de primaria hubo de cursarlo, a fuerza, en Ia Escuela Oficial del Centenario, alia mismo, en Torreon, porque solamente asf serfa valido su certificado para ingresar a Ia Escuela Preparatoria, en Mexico, a prepararse para Ia Carrera de medico a Ia que habla sido destinado. De Ia Colonia Guerrero, donde vivfa Ia familia de Salvador, a Ia calle de Mina, donde vivia Ia de Xavier, no hab ia mucha distancia. El joven primero pasaba por XV, y juntos llegaban a San lldefonso; juntos llegarlan tambien a las paginas de ÂŁ/ Universal 1/ustrado, acogidos por Marfa Luisa Ross, escritora y guapa mujer que a Luis G. Urbina, enamorado de ella en su juventud, le hab Ia parecido "blonda de leche y miel". Y juntos aparecerfan luego en su primer libro, uno de cuentos de Francis james, que tradujo Salvador y prologo Xavier para Ia Editorial Cultura; y juntos reaparecerfan en aquella su primera revista literaria, Ulises, de aventura y crftica, que representa el momento decisivo de Ia reforma literaria en Mexico porque fue el semillero de lo que serfan el grupo de soledades c'e "los Contemporaneos", el nuevo teatro, Ia nueva poesfa, el nuevo ensayo, Ia nueva literatura. Los aiios veintes hab ian vis to surgir a Ia Compaii Ia Pro-Arte Nacional, de Ia que derivaron luego el grupo de "los Pirandellos" y La Comedia Mexicana. Pero frente a ello dominaban los estrenos sabatinos, de ritmo automatico, que ofrecian en el ya desaparecido Teatro Ideal, en Ia calle de Dolores, las hermanitas Anita e lsabelita Blanch, que lo mismo pod fan ser ÂŁ/ genio a/egre de los Alvarez Quintero, que Tararf de Valentin Alvarez, o que La educaci6n de los padres de Fernandez Villar, o que cualquiera astracan de Munoz Seca. Por ello Ia gente joven, el nuevo publico y los nuevos escritores se refugiaron en aquel salon de Ia casa de Antonieta Rivas Mercado, donde encontro cobijo el


te, mientras el dicho Marente hacfa lo propio con el suyo, y se liaron durante Teatro de Ulises y quedo de manifiesto que tambien el arte dramatico es fruto de Ia disciplina, Ia razon, el estudio, Ia buena inteligencia y Ia voluntad, y que solamente tienen temor a las influencias aquellos espfritus debiles incapaces de merecerlas y digerirlas. Salvador Novo y Xavier Yillaurrutia fueron dos amigos mas 0 menos de acuerdo, dos amigos en los que el miedo a lo trivial impuso cambios imprevistos. Con el ingles no tuvo problemas el joven primero en Ia Preparatoria. Y de Xavier aprendio a pronunciar bien el frances y otras cosas que contuvieron sus Impetus de muchacho alocado que se iba "de pinta" y que "hacfa los versos un poco como una excrecencia". En Espejo ( 1933) Salvador habrfa de lograr el mejor trazo de Ia relacion que lo unio a Xavier, en un poema que, como Ia mayorfa de los suyos, resulta muy personal y vfvido. De aquella primera incursion en el teatro, con algunas revistas para el Teatro Urico de las que s61o quiero dar el titulo de una, Cafe negro, no se librarfa el joven primero. Y como con su entusiasmo coincidieron los de Xavier, de Celestino Gorostiza y de Antonieta Rivas Mercado, no fue diffcil cristalizar sus suerios y emperios dramaticos en lo que denominaron Teatro de Ulises, cuya tesis era Ia renovacion del teatro como genero, como espectaculo, como tecnica de actuacion y puesta en escena, y Ia creacion de un teatro mexicano nutrido en Ia experiencia del mejor teatro extranjero pero con ra fees y materiales propios. Fue este uno de sus grandes fervores. Dos pintores bien estimados, Rodriguez Lozano y Julio Castellanos, se encargaron de los decorados; y ellos mismos, los escritores jovenes, Xavier y Salvador y Gilberte Owen, y al lado de ellos Judith Ortega y Matilde Urdaneta, se prestaron a hacer el trabajo de actores y actrices, con Ia ventaja de Ia cultura y sin las desventajas de los rnalos habitos. Las primeras obras representadas en aquel salon 路 de Ia casa de antonieta Rivas Mer.:ado, fueron S/mili, de Claude Ro-

LTA


mucho rato, ya saltando adelante, ya retrocediendo, hasta que el arma del priger-Marc, traducida por Owen, y La puerto reluciente, de Lord Dunsany, en Ia traduccion de Enrique jimenez Dominguez; y luego, El peregrina, de Charles Vildrac, tambien traducida por Owen, Orfeo, de jean Cocteau, en Ia version de Corpus Barga, y Ligados, de Eugene O'Neill, traducida por el propio Salvador Novo. Esta primera temporada del Ul ises fue de enero a agosto de 1928. En Ia segunda, al afio siguiente, solamente pudo representarse una obra, E! tiempo es suefio, de Henri-Rene Lenormand, en Ia traducci6n de Celestino Gorostiza. lProbaron el binomio de Newton? Mas les importaba el rechazo de todo compromiso con el publico, de toda concesion al gusto corriente, Ia bien medida falta de "habitos profesionales", en su sentido peyorativo, y de tics escenicos. "Lo nacional que resulte nuestra obra -dijo entonces el joven primero- no nos habremos puesto a procurarlo, y no queremos, con nuestras palabras, comprometer a nuestro pais." Sin embargo, esta labor de renovacion fue lo mas mexicana que se debe ser, sin premeditacion ni alevosia. Se perdi6 Ia primera batalla, es cierto: al Teatro de Ulises lo dafio el aire de Ia calle, en su primera salida al escenario del Teatro Virginia Fabregas. Pero al joven primero le quedaba su poesia. Ahora lucharfa desde su propia isla solitaria. Pronto, as I como en Ia Prepara to ria, y como en Ulises, ahora despues de Ulises, el Salvador Novo de 27 afios esta a gusto al participar en el juego de Ia burocracia, en Ia de Educacion Publica que lo reunirfa de nuevo con Xavier Villaurrutia. La poesia seguia siendo su primer fervor, como lo habia sido cuando apenas tenia 16 afios. Descubre nuevos territorios poeticos, pero no los coloniza y se los deja arrebatar. Algunos afios tard6 en expresar su lamentacion por Ia perdida de aquellos hallazgos poeticos, tan personales y tan alejados del conjunto de "los Contemporaneos" que llevaron a Alan Thompson y a Frank Dauster a verlo y estudiarlo como heredero de jules

Dilema para el famoso editor frances Claude Gallimard: lDebe para evi tar disgutar a uno de sus autores, censurar a otro? E'l segundo tomo de las memorias de Nadidja Mandelstam (viuda del poeta Orip Mandelstam}, Contra toda esperanza, que aparecera en marzo, contiene afirmaciones muy duras acerca de Louis Aragon y Elsa Trio Iet. Por cjcmplo en Ia edicion en ruso de Ia Ymca-press (misma que cdit6 Archipiclago Gulag} dice que Aragon aprovechaba su afecto hacia los Mandelstam como publicidad y que aunque firmaba los manifiestos en contra de los crimenes stalinistas, asistia a comidas con jerarcas de Stalin.

Asterix, Ia popular ademas de haber ejemplares y haber tas sociologicas, ha ale manes.

historia de Rene Goscinny y Albert Uderzo, alcanzado ya un tiraje de 18 millones de sido objeto de trabajos univcrsitarios y encuessido traducida al latin para el uso de escolares

â&#x20AC;˘

Luis Bufiucl ha comenzado Ia filmacion de su nueva pelfcula: El fantasma de Ia libertad. Despues de dieciocho meses de ausencia, parte de ellos en Mexico, y de haber analizado E! discreto encanto de Ia burguesfa, Bufiuel con Jcan Claude Carriere como coargumcntista ha comenzado una pelicula en Ia cual se habla de Ia melancol ia, los juegos de poquer, aparccen gendarmes deshonestos, un asesino poeta, un capitan de dragones, una estatua y a falta de un raton de rio, una avestruz bizarra, ademas de una pequefia nifia aparentemente secuestrada pero que responde ella misma al interrogatorio policial. lUna pel fcula de bromas? No, mas bien un encadenamiento de imagenes y situaciones barrocas, un poco como si Bufiuel se divirtiera en voltear Ia logica y Ia moral anquilosadas para desarmarlas mejor. Bufiuel ha dicho: "Mis bromas y chistes no deben de tomarse en serio, yo jamas cultivc el simbolo, mi memoria como mis 'gaps' son visuales. Solamente que mis pel iculas, como Ia vida, son a veces enigmaticas o incongruentes." lnstituto

Digitalizado par

..ULTA


mero acert6 un tajo tan feroz al fornido brazo del contrario que casi se lo Lafargue y hermano de Eliot y de Cocteau. Ya en su madurez diria: "Cierto: a veces I muy raras veces ya, ya poco intensas, I fugaces, inhibidas, I suele aun atreverse I una imagen, un silencio I a darme Ia anoranza, I Ia no cumplida sed de Ia poesia... " Aquella su pro路 fundidad I Irica se transformaria en Ia mas aguda ironia. "Psico16gicamente - exp'licaria Alan T:hompson- , Ia ironia es Ia manera de evitar Ia autodestruccion espiritual por media de Ia risa, cuando surge Ia desesperacion . . . " Era un surrealis路 mo que se desviaba hacia el humorismo mas fino. Era una madurez prematura y el consiguiente dolor de un esp lritu solitario al que Ia renovacion de las letras nacionales y el abrirse un sitio propio lo indujeron, como desquite y por considerarse Ia vlctima primera de sl mismo y de este "cerrar los ojos I y acatar I y adulterar en cera Ia flor y su perfume", a Ia sat ira epigramatica. En sus manos el poerna adquiere punta, filo y contrafila, como nunca antes en las guerras literarias de Mexico. Y no todo era poema breve, sino a veccs largas tiradas de sonetos, como La Diegada. Agudeza, burla, agresividad de pensamiento, ironia profunda, vienen a ser cualidades para un jardln secreta, o como el me dijo en Ia d edicatoria de su tremendo y delicioso libra prohibido Satira, para el mas Intima rincon de Ia biblioteca. En Ia burocracia, ciertamente, compartiria algunas tareas oficiales con algunos de sus companeros de generaci6n, Villaurrutia y Gorostiza desde luego; y aprendi6 mejor que estos a torear politicos, funcionarios y aun secretarios o ministros. Durante una decada o poco mas, es decir, desde su primer emplea con el doctor Puig Caussauranc en Educaci6n Publica, hasta su viaje a Suramerica cuando ya trabajaba en Ia Secretaria de Relaciones Exteriores, siempre al lado del doctor Puig Caussauranc, que alia hab ia sido transferido, Salvador Novo fue el asombrado y asombroso bur6crata que descubre Ia magica vivisecci6n de una actividad diaria fundada en una incli-

Digitalizado par

naci6n avestrucica. Asi Ia ve y asf Ia juzga; asf Ia disimula. A tal punta que Return Ticket y jaliscoMichoacan, y aun Continente vacfo, que son libros posteriores a Ensayos, que datan . de 1928 el primero y de 1935 el ultimo, pucden verse como senales cronol6gicas de ese afan de trastrocar una tarea cotidiana en literatura, con rasgos e imagenes de las novelas que el personaje bur6crata no se decidio a escribir, "pero que entonces - se santigua, quiza arrepentido- parecfa calificado para forjar". Son Iibras que representan no solo sus viajes a Hawai, a cierta zona del Baj fo, y a Suramerica, respectivamente, sino tambien, en conjunto, su viaje de regreso a Ia infancia querida en Torreon. Su bibliograffa se enriquecerfa dcspues con Ia fijaci6n de ciertos detalles y aspectos e historias de una ciudad que a cada paso le habfa deparado sorpresas y desplazamientos. Su renuncia irrevocable a Ia vocaci6n de viajero, su poltroneria en el mejor sentido de comodidad y buen asiento, lo salvo de Ia diplomacia que siempre fue el mercado de exportaci6n de los escritores de Mexico o el resorte para el exilio de politicos en receso; y al mismo tiempo lo indujo al periodismo, a Ia producci6n de cr6nicas y artfculos que sumaban veinte cuartillas a Ia semana y que no tardarian en esgrimirse en otro volumen que, obviamente, llam6 En defensa de to usado. Su bien organizada vida en Ia ciudad, y su apego a ella, producirian La nueva grondeza mexicana y Ia Breve historia de Coyooctin, aparte de otros Iibras que luego agruparla en el amplio volu路 men de Toda Ia prosa. Nunca, pese a todo, lo abandon6 el fervor del teatro para cuyo ejercicio acondicionaria su Teatro de La Capilla, muy personal, donde dio a conocer algunas de sus piezas. Sus predicas se hicieron famosos apotegmas, despues de sembrar Ia buena semilla lo mismo en el INBA , cuyo teatro el cre6, que en La Capi IIa. T oda su obra es Ia universalidad de 1\t:!l',.,iYI\nv::tt'ttl!>'路

BellasArtes

t_.CONACULTA


desprendio. D Sobrevino una tregua, en Ia que el Guero Marente, ante su ma-

BIBLIOGRAFIA DE SALVADOR NOVO POESIA Adytias. Poemas leldos por el autor en Ia Feria del Libro. El Universal, con un retrato de Novo. Un pliego (1924). Ensayos de poemas, en Ensayos. Co.n una "Oda a Salvador Novo", por Carlos Pellicer, y con un grabado en madera por Roberto Montenegro, retrato del autor. Talleres Gr.ificos de Ia Naci6n (1925), 30 pags. XX Poemas. Es un sobretiro del anterior de Talleres Graficos de Ia Naci6n (1925), 30 pags. Espejo. Poemas antiguos. Talleres de La Mundial (1933), 49 pags. Nuevo Amor. Talleres de La Mundial (1933), 32 pags. Hay una 2a. ed., Talleres Graficos de ARS, S. A., Agustin Velazquez Chavez,

editor; incluye el poema "Eiegla" que no aparece en Ia ed. (1948) anterior. Se ha traducido al frances por Armand Guilbert, con un prefacio del propio Guilbert y una dedicatoria especial: A Ia memoire

por El las Nandi no, con un poema nuevo. Ed. Cuadernos Mexico Nuevo, num. 2. Talleres de Angel Chapero (1938), 44 pags.

a

Dueiio mlo. Cuatro sonetos ineditos. T alleres de Angel Chapero (1944), s. p.

riers de Barbarie. Eds. de Mirages (1936), 72 pags. La traduccion al ingles se debe a Edna Woethley Underwood. Ed. The Mosher Press. Portland Maine (1935), s. p.

Florido Laude. llustraciones de Mary Helen Morgan. Edit. Cvltvra (1945), s. p.

de Federico Garcfa Lorca, fusil/e Grenede, d'un seul coeur: Les Ca-

Canto a Teresa. Un esquema de hidrografla poetica. Eds. F abula (1934), 48 pags. Seamen Rhymes. Dibujos de Federico Garcia Lorca. Casa de Don Francisco A. Colombo. Buenos Aires, Argentina (1934), 22 pags. Romance de Angelillo y Adela. Esta dedicado a Federico GarcIa Lorca.lmprentaMundial (1934), 8 pags. Decirnas en el mar. llustraciones de Julio Prieto. lmprenta Mundial (1934), s. p. Un poema. llustraciones de Julio Prieto. PLYCSA (1937). Un pliego. Poeslas escogidas. Compilacion y selecci6n de los libros anteriores,

Digitalizado par

路 Poesla (1915-1955). Condos dibujos de Federico GarcIa Lorca. Contiene los libros anteriores, y ademas: "Poetica", 1915; "Poemas de infancia", 1915-1916; "Poemas de adolescencia", 1918-19:23; "Poemas proletarios", 1934; "Frida Kahlo", 1934; "Never ever. .. ", 1934; "Decimos: Nuestra tierra", 1949; "Dieciocho sonetos", 1955; "Soneto al terminar el afio y comenzar el nuevo", 1955. Talleres de lmpresiones Modernas. Colecci6n Lince, num. 1 (1955), 348 pags. Satira. Con dos dibujos de Federico Garda Lorca, repetidos de Seamen Rhumes. Editan: Alfonso Alarcon, Armando Camara, Anto' hijo ; Raul Kamf-

~~='"''a'lfllemt.aOOi4fAUJLTA


chete a los p1es y Ia sangre que a borbotones le chorreaba, suplic6 en un ge-

[ITJ:· ELLIS

Rousset y Florencio Sanchez C. Colecci6n Lince, num. 2. (1955) s.p.

l RTI

23 ALAS 8.30 HS., 25, ALAS 6 Y 8.~0 HS. 2S, 27y 28, A(Af8.30 HS: • 30, ALAS 5.30 HS. · ~ _2, AlAS 6 Y8.30 HS.

Antologla poetica. Presentaci6n de Jose Emilio Pacheco, Voz del autor. Serie Voz Viva de Mexico, num. 8. Disco L. P. y Cuaderno de 10 pags. Edici6n de Ia Universidad Nacional Aut6noma de Mexico (1961). Poesla . Contiene: "Poemas de adolescencia", 1918-1920; "XX poemas", " Espejo", " Nuevo amor", ''Seamen Rhymes", y "Romance de Angelillo y Adela", "Poemas proletarios", "Never ever... ", "Frida Kahlo", "Fiorido Laude", "Decimos: Nuestra tierra", y siete Sonetos que son los que cada ano el autor envla a sus amigos por Navidad y Ano Nuevo, de 1955 a 1961. Colecci6n Letras Mexicanas, del Fondo de Cultura Econ6mica (1961), 168 pags. Adan desnudo. Texto original y su traducci6n al ingles por Robert Graves y Laura Villasenor. Ed. del autor (1969), 8 pags. Mea Culpa. Texto original y su traducci6n al ingles por Laura Villasenor. Ed. EPSA, J.M. R. y F.T. (1969), 16 pags. 14 Sonetos de Navidad y Aiio Nuevo, 1955-1968. Recoge los siete Sonetos del volumen Poesfa, del Fondo de Cultura Econ6mica, y anade siete mas, de 1962 a 1968. Ed. del autor (1968}, 16 pags.

ENSAYOS Ensayos. Con un retrato del autor, grabado en madera por Roberto Montenegro. Talleres Graficos de Ia Naci6n (1925), 114 pags. (Contiene tambien Ensayos de poemas.)

La educacion literaria de los adolescentes. Conferenci a. Talleres Graficos de Ia Naci6n (1928), 32 pags. En defensa de lo usado y otros .Edito rial Polis (1 938), s t1fulo "lt..,,..;,~n~ de

t_.CONACULTA


mir que por estent6reo se deducla mas penoso: 0 -Por favor, senor, acabeme Continente vado. Viaje a Sudame路 rica. Editorial Espasa-Calpe. Madrid, Espana (1935), 268 pags. Return Ticket. Viaje a Hawai. Editorial Cvltvra (1928), 142 pags. Discurso. En el festival de clausura de cursos del lnstituto Tecnico Industrial. Publicaciones de Ia Secretarla de Educaci6n Publica (1927), 6 pags. jalisco-Michoacan. Fotografias de Roberto Montenegro. lmprenta Mundial (1933), 76 pags. Nueva grandeza mexicana. Sobre Ia ciudad de Mexico y sus alrededores. Premia "Ciudad de Mexico". Editorial Hermes (1946), 178 pags. De este libra se han hecho varias ediciones; de sus traducciones a idiomas extranjeros, Ia mas notable es .Ia que hizo Noel Lindsay, con fotograflas de Hector Garda, para los delegados al VII Congreso Mundial del Petrol eo. Imprenta Madero (1967), 192 pags. La television. lnvestigaci6n. Ediciones del lnstituto Nacional de Bellas Artes (1948), 38 pags. Las aves en Ia poesfa castellana. Discurso de ingreso en Ia Academia Mexicana de Ia Lengua, correspondiente a Ia Espanola. Contestaci6n del academico de numero don Carlos Gonzalez Pena. Fonda de Cultura Econ6mica (1953), 160 pags. Este y otros viajes. Editorial Stylo (1951), 190 pags. Letras vencidas. Editorial de Ia Universidad Veracruzana. jalapa, Ver. (1962), 268 pags.

Despues de 17 anos se estren6 en Estados Unidos Un rey en Nueva York, de Chaplin. Muchos crfticos Ia han considerado como Ia pcor pelfcula de un gran cineasta (Ia duda esta en La Condesa de Hong-Kong) . Fue realizada en lnglaterra en 1957, cuando las leyes de McCarthy estaban provocando un exodo de artistas e intelectuales norteamericanos debido a las investigaciones por presuntas actividades seudosubversivas, pero en esta pel fcula el genio cinematogrcifico de Chaplin ya habla perdido el contacto con Ia realidad. Fueron 17 anos de espera absurda.

rio del fallecimiento del Benemerito de las Americas. Ed. de Ia Secretarfa de Hacienda y Credito Publico, Direcci6n General de Prensa, Memoria, Bibliotecas y Publicaciones (1966), 12 pags. Mexico, imagen de una ciudad. Con fotograflas de Pedro Bayona. Fondo de Cultura Econ6mica (1967), 216 pags.

Toda Ia prosa. Pro logo del au tor. Texto de las solapas de Emmanuel Carballo. Dibujos de Pedro Bayona. Aunque el autor dice que "se congregan en este grueso volumen todos mis libros en prosa", Ia verdad es que solo reune una parte de ellos, los mas importantes desde luego, y no exclusivamente de ensayo sino tambien de cr6nica y sabre teatro. Empresas Editoriales, s. A. (1964), 824 pags.

Vision de Mexico. Pr61ogo por Ignacio Chavez. Talleres Grcificos de Ia Librerfa Madero (1962), 64 pags., con ilustraciones. Ed. dedicada a los miembros del IV Congreso Mundial de Cardiologla.

TEATRO

juarez, slmbolo de Ia soberanfa nacional. Discurso en Ia ceremonia conmemorativa del XCIV aniversa-

Divorcio. Drama ibseniano. Con una nota preliminar del autor, en que expone sus "razones priva-

Las locas, el sexo, los burdeles. Editorial Novara 1972.

Digitalizado par

路~.

ft


de rematar. 0 -No te impacientes, hijito -repuso el viejo, enfundando el madas". En el volumen Ensayos. Con un retrato del autor, grabado en madera por Roberto Montenegro. T aile res Graficos de Ia Naci6n (1925), 9 pags., de Ia 44 a Ia 52. (Antes en el Universal ilustrado.) La senorita Remington. En Universal 1/ustrado (1924) de Ia pag. 27 a Ia 61. Le troisieme Faust. Tragedie breve. Eds. Soixantedixneut. Parfs, Francia (1934), s. p. Don Quijote. Farsa en tres actos y dos entremeses. Adaptaci6n para· teatro infantil. Se estren6 en el Palacio de Bellas Artes el 6 de agosto de 1947. Ediciones del lnstituto Nacional de Bellas Artes (1948), 106 pags. El coronel Astucia. Version para teatro infantil de Ia novela de Luis G. lnclan. Fue estrenada en el Palacio de Bellas Artes en 1948. Ediciones del propio INBA (1948), s. p. El joven II. Mon61ogo. Vineta de Julio Prieto. lmprenta Munoz (1951), 14 pags. La culta dama. Comedia en tres actos. Se estren6 en el Palacio de Bellas Artes el 25 de agosto de 1951 , dirigida por el autor. lmpre· sora Veracruz (1951), 112 pags. Diez lecciones de tecnica de actuacion. Ed. de Ia Secretarfa de Educaci6n Publica (1951), 60 pags. Dialogos. Contiene las siguientes . piezas breves: El joven II, Adan y Eva, El tercer Fausto (en su texto original, en espanol), La giiera y Ia

estrella, Sor Juana y Pita, Malinche y Carlota, Diego y Betty, Cuauhtemoc y Eulalia. Los T extos de La Capilla. Editorial Stylo (1956), 224 pags. A ocho columnas. Pieza en tres actos. Se estren6 en el T eatro de La Ca pilla el 2 de febrero de 1956. Los Textos de La Capill a. Editorial Stylo (1956}, 176 pags.

Dig1talizado par

El teatro ingles. Conferencia en el ciclo de historia del teatro organizado por Ia UNAM . Edicion del Departamento de Literatura del INBA (1960), 58 pags. Yocasta, o casi. Pieza en tres actos. Fue estrenada en el Teatro Xola el 14 de abril de 1961 . Los Textos de La Capilla. Editorial Stylo (1961), 152 pags. Ha vuelto Ulises. Pieza en un pro· logo y un acto. Ediciones ERA. Colecci6n Alacena (1962) 48 pags. Cuauhtemoc. Pieza de un acto. Fue estrenada en el Teatro Xola el 19 de octubre de 1962, tambien dirigida por el autor; Talleres Graficos de Librerfa Madero (1962), 12 pags. · In Pipilzintzin (Los ninitos) o La guerra de las gordas. Comedia en dos actos y cuatro cuadros. Se estren6 el 19 de abril de 1963 en el Teatro Virginia Fabregas. En el volumen Teatro mexicano 1963, selecci6n, pr61ogo y notas de An· tonio Magana-Esquivel. Editorial Aguilar, Madrid, Mexico, Buenos Aires (1965) de pags. 35 y 97. In Tecitezcatl o El espejo encantado. Opera en dos actos. El volumen contiene tambien Cuauhtemoc, pieza de un acto; El sofa, tambien en un acto, y DiOiogo de /lustres en Ia Rotonda, farsa. Edici6n de Ia Universidad Veracruzana. Serie Ficci6n. Xalapa-Mexico (1966), 188 pags.

HISTORIA Breve historia de Coyoacan. Con fotograflas de Ricardo Salazar. Ediciones E RA. Colecci6n Alace na (1962) , 126 pags. El trato con escritores. En colaboraci6n con otros. Dibujos de Jesus Escobedo. Conferencias organizadas por el Departamento de Litera~ tura del INBA durante 1959. Edi~!3\itJ~ BA. (1961 ), de Ia

"N·aden1~

BellasArtes

t_.CONACULTA


chete-. Ya voy a socorrerte. Nomas aguantate tantito. D Cuando esto dijo El trato con escritores. Segunda serie. En colaboracion con otros. Dibujos de Jesus Escobedo. Conferencias organizadas por el Departamento de Literatura del INBA durante 1961. Ediciones del INBA. (1964), de Ia pag. 139 a Ia 158. Cronica regiomontana Separata de Selecciones (1965). Breve historia y antologfa sobre Ia fiebre amarilla. Editado por Ia Secretarfa de Salubridad y Asistencia, por Ia Prensa Medica Mexicana. Editorial Fournier, S. A. (1964), 140 pags. Las paradojas del teatro. Respuesta del academico Salvador Novo al discurso de ingreso a Ia Academia Mexicana de Ia Lengua de Celestino Gorostiza. Talleres Graficos de Librerfa Madero {1960), de Ia pag. 39 a Ia 60.

El American Film Theater filmo Ia obra Rinocerontes de lonesco. Se estren6 en Nueva York Ia version que sobre Ia obra de lonesco hicieron julian Barry y Ton O'Horgan, Ia cual fue calificada porIa crltica como vulgarizada fraccionaria y adaptada para ser presentada en una plataforma de bailarinas a go-go de una discoteca rodante.

Nuevas corrientes en Ia opera. En Ia funcion extraordinaria del Teatro Comunale de Triste, durante Ia representaci6n de Ia obra El Gallo de Oro, de Rimski-Korsakov, Ia soprano de vanguardia Gabriella Ravazzi canto con el pecho desnudo en Ia escena de Ia seduccion . Esto fue para darle mayor realismo a Ia escena segun el director de Ia opera Gian Carlo Menotti, famoso mundialmente por sus trabajos artfsticos, principalmente en el Festival de los Dos Mundos de S_poleto.

La vida en Mexico en el periodo presidencial de Lazaro Cardenas. Prologo del autor. Nota preliminar de jose Emilio Pacheco. Empresas Editoriales, S. A. {1964), 744 pags. La vida en Mexico en el periodo presidencial de Manuel Avii a Camacho. Prologo del autor. Nota preliminar de jose Emilio Pacheco. Nota en Ia solapa de Emmanuel Carballo. Empresas Editoriales, s. A. {1965), 830 pags. La vida en Mexico en el periodo presidencial de Miguel Aleman. Prologo del autor. Nota preliminar y texto de las solapas de Emmanuel Carballo. Empresas Editoriales, S. A. (1967), 814 pags. Cocina mexicana o Historia gastronomica de Ia ciudad de Mexico. Reproducciones y grabados del Taller de Martinez y Cruzado, asl como de minutas, vinetas y cartas de diversos sitios. Editorial Porrua, s. A. (1967), 368 pags. Un aiio, hace un ciento. La vida en Ia ciudad de Mexico en 1873, Ed. Porrua {1973}, 368 pags.

LTA


ya rozaba, calmado, Ia punta de una daguita larga contra una pequena piedra de

-- ....

--

. ..

,.., . . . -. _.. .;.__,....----·-••a. ,_.

..•. .. ..

.•

~

El ano que fenece fue rico en a firmaciones y negaciones dentro del panorama teatral del pals dignas de anotarse sin duda. Alios despues de que el Teatro Universitario mexicano obtuvo un triunfo en Nancy, Francia, Ia obra Yo tambien hablo de Ia rosa, de Carballido, recorri6 (o recorre aun) diferentes ciudades de este pals; Ia puesta fue hecha por La Comedie de Sain Etienne; fue invitado para Ia direcci6n Dagoberto Guillaumin,

director mexicano. Otras obras de autores nacionales o, por lo menos, con direcci6n y actuaci6n de mexicanos se presentan con exito en Nueva York y Madrid. Debo mencionar tambien Ia reanudaci6n de los Festivales dedicados a obras ineditas de dramaturgos mexicanos - se extenderan a t res ciudades de provincia, uno en cada estaci6n del ano co ntando al de Ia ciudad de Mexico que sera siempre el de otono. De modo que, lo que si ~ue

Digitalizado par

es Ia reunion de varias entrevistas, realizadas un tanto al azar, esto es, sin el prejuicio de guardar una cierta I lnea a fin de obtener Ia diversidad en las opiniones. Se notara que casi todos son crlticos o directores de teatro. Tampoco es gratuito : es menos complicado encontrarlos y es mas facil entenderlos. Las entrevistas partieron de Ia misma proposici6n: situar, desde fl<iWt1ttjsta personal lsimo, al

rd~sn~caefln f.l~ONACULTA

BellasArtes


amolar. 0

Con Ia una prob6 al fin el filo de Ia daguita, y de un salto imprevis-

Salvador Novo Pienso que el teatro en este ano participa del estado de germinaci6n tumultuosa e informe que caracteriza al pals entero y al mundo tambien. No es epoca de paz ni de perfeccioo sino de insurgencia que conduce a Ia improvisaci6n y retarda o pospone el momento en que se pueda hablar de madurez o de realizaci6n. Parece que se comprueba lo anterior con Ia mezcolanza que impone un experimento como el del Teatro Popular de Mexico, donde se reunen acto res regulares, pri ncipiantes, autores buenos y malos, etcetera. Sin embargo no se puede negar un poderlo econ6mico del publico, que se demuestra en Ia gran aft uencia con que cuenta el "Bianquita" o el "Fru Fru", lugares donde se paga cuarenta pesos 0 mas mientras que no asiste al teatro serio aunque le regalen los boletos. El poderlo econ6mico del publico queda demostrado. Hay una capacidad econ6mica pero no una capacidad de gusto artlstico.

Bajo el titulo "De camino al parafso" se han reunido 434 obras de 170 fot6grafos de todo el mundo en Ia Ill Exposici6n Mundial de Fotograffa, celebrada en Hamburgo. Karl Pawek, encargado de seleccionar los trabajos entre 60,000 fotograflas, dividi6 las obras en 20 grupos tematicos tales como: La tierra y los terrenos, El sueno del parafso, Esperanza en el mas alia, Hacia Ia emancipaci6n de los animales de carga, de Ia mujer, del nino, de Ia juventud, del cuerpo. La muestra, calificada por el dramaturgo Rolf Hochhuth como un mensaje que en lo particular es deprimente pero en su totalidad afirma Ia vida, presenta lo que, con maestrla, han podido descubrir profesionales de 86 pafses en Ia existencia humana de guerras, lujo, placer, desgracias, pobreza, hambre, arrogancia, vanidad, opresi6n y mezquindad.

juan jose Gurrola Lo mas sobresaliente del ano 1973 en teatro en Mexico es Ia decidida y valiente actitud de algunos estupendos crlticos teatrales en repudiar con fundamentos claros y precisos Ia gran ola de mediocridad "Kitch" que propaga el Teatro Popular de Mexico y Ia Companla Nacional de Teatro. Estos crlticos no se reducen a meros resenadores del espectacu lo teatral, como muchos otros, sino que con una clara vision valorizan, a veces con ironIa (lq ue otra queda?) Ia burda maniobra que llevan a cabo los dirigentes de dichas com pan las. AI subir el nivel de crltica teatral seguramente subira Ia calidad del teatro. Veo que esto es lo mas sobresaliente de 1973: Ia crftica teatral.

La obra maestra de Leonardo da Vinci, La Gioconda, ha sido valuada extraoficialmente en 40 millones ti e d61ares (500 millones de pesos). AI menos estara asegurada por esa cantidad cuando deje el museo de Louvre para ser expuesta, durante dos meses, en el Musco Nacional de Tokio. Se supone que el gobierno japones pagara los cinco millones de pesos de prima del seguro.

Digitalizado par


to, furibundo Ia hundi6 en el coraz6n del herido, quien cay6 de costado como Malkah Rabel/ El teatro es un reflejo de Ia vida. Hemos tenido un ario tragico. Estamos frente a una crisis econ6mica mundial. Despues del golpe de Chile viene lo del Medioriente que estuvo a punta de lanzarnos a todos a otra guerra mundial. Claro que Ia gente, asl, no tiene ganas de ir al teatro. Los pocos exitos registrados son los que tuvieron los espectaculos con fines s61o comerciales: Mame, Vase/ina, etc. Lo mejor que hemos vista en el ario ha sido del Teatro Universitario; Ia direcci6n de Hector Mendoza ha sido saludable. Juan Jose Gurrola con ÂŁ1, de Cumming; ahora, Julio Castillo nos presenta Los insectos. Pero tambien hay un teatro politico que surge, cosa muy positiva, que no siem pre es buena pero s I much as veces interesante. Malcom contra los eunucos, dirigida por Bichir, me pareci6 teatro politico bien hecho, con idea de lo que se hace, etc. La obra sola, al fin y al cabo, esta inteligentemente elaborada. En cambio La funci6n de Grant se me hizo totalmente antirrevolucionaria, porque no admito que un revolucionario sea un secuestrador, un asesino o un drogadicto. Pero se este o no de acuerdo con el teatro politico es algo que enriquece el teatro nacional. En las temporadas que ha organizado el Teatro Popular ha habido obras de este corte como Los c6mplices, por cierto mexicana. En los ultimos treinta arias nadie se hab Ia ocupado de Ia polltica en el teatro, a menos que se considere lo hecho en "Ia carpa". Hasta hoy ha habido solo (y entre los j6venes) tendencias a realizar shows seudopol fticos, como Libertad, /ibertad; America, America, etc. Esta moda nos llega directamente de Estados Unidos. Es valerosa Ia actitud del Teatro Popular de Mexico. Es Ia primera vez que el gobierno se preocupa deveras. Pero lamentablemente no responde esteticamente a lo que se podrla exigir 0 esperar de el. En cuanto a Ia Comparifa Nacional de Teatro hay poco que y no ha dado aun

Digitalizado par

ct1~0tfACULTA


si un rayo lo tocara. 0 obra de Franz Kafka, ÂŁ/ proceso, dirigida por el mismo Hector Azar, Levan tara a Ia Compan fa a Ia altura que le corresponde. Espero lo que va a venir de ella, una vez que encuentre su ritmo. Para volver al tema del principio, yo no soy enemiga de un teatro comercial de calidad. Toda gran ciudad lo tiene. Desgraciadamente el teatro de este tipo en Mexico esta en manos de gente que Ia calidad le tiene sin cuidado y lo unico que les importa es el jugoso resultado en dinero, por lo que recurren frecuentemente a una pornograffa de lo mas barata y chabacana.

Hector Bonilla A grandes rasgos pienso que, actualmente, hay un crecim iento teatral en Mexico, con su parte buena y su parte mala. Dirfa que es alentador que hay diferentes tipos de teatro representandose simultaneamente : es desalentador que obras como Ale/uya brava gente no recupera ni su inversion y cosas tan men ores como Vase/ina y Marne tienen un exito econ6mico in ere fble (cosa para Ia que se hicieron, ademas}; noto que hay inquietud entre los j6venes que hacen teatro y eso tambien es alentador; me da gusto que se haya sostenido ya por bastante tiempo Ia cartelera de Simio aunque me pareci6 mejor E! conejo blanco; tambien veo con agrado que "el gordo" Castillo hay a vue Ito a debutar; y lo que sf es muy alentador es que exista una Companla Nacional de Teatro, pero me desalienta que el repertorio no haya tenido los resultados que se esperaban; quiza Ia falla esta ah f, en el repertorio; es urgente su resoluci6n, para que Ia Compan ia no vuelva a sufrir los fracasos de publico y de crftica que sufri6 con Examen de maridos y E! cerco de Numancia. Lo que puede ser deplorable, pero finalmente ya son cosas que no me interesan, es Ia aparici6n de cosas como lo de "La Tigresa", que es un suceso y no teatro, algo asf como un fen6meno mitol6gico

El viejo se arroj6 inmediatamente sobre el cadaver, popular que, como ya dije, evidentemente no es teatro. Existe un personaje que no se le puede negar un gran talento y que tambien tiene algunas tendencias a hacer algo por el estilo de lo anterior, por lo menos en lo que se relaciona al espectaculo y todo eso. Me refiero a Alexandro, que fue mi unico maestro -en Ia escuela, en el escenario es otra cosa. Pero lo que sf creo que es de lo mas desalentador, es que haya surgido el teatro panfletario; me parece :JUe es Ia peor traici6n que se le puede hacer a movimientos autenticos. El teatro panfletario no hace mas que mitificar las cosas serias haciendo bufonadas del peor gusto. Yo estoy consciente de que el teatro no es un espectaculo popular por el momento. Para nuestra desgracia, estamos condenados a hacer un chiste privado. Pero eso no le resta importancia de ningun modo a su acci6n, a su realidad o a su funci6n.

Marine/a Barrios Otero. Lo principal de lo que se podrfa hablar serfa el Teatro Pop-ular. Su labor (que hace con Ia ayuda del DDF} es el primer paso para llevar el teatro al pueblo. Quizas les falte dinero para producir sus obras; a excepci6n de Padre y Las madres, su repertorio se hizo con pocos recursos. Lo que no me gusta es que pongan obras no tan conocidas. En general, el teatro en Mexico lo vi mejor este ano. Las cosas de Lopez Miarnau y Flores de papel, con di recci6n de Retes, me parecen que son de lo mejor en ese ti po de teatro: un poco tradicionalista y puestas muy buenas. El trabajo de Oceranski es positivo, tiene sentido de Ia estetica y lo veo en Simio principalmente. julio Castillo, de tendencias diferentes al anterior, es bueno tambien; baste ver Los insectos, obra audaz, bien hecha. Castillo es muy creativo, no calca. ÂŁ/, dirigida p or Gurrola, estuvo muy bien puesta; Gurrola tiene mucha im aginaci6n, buen gusto, grandes dotes

Digitalizado par


entre cuyo pecho removi6 por unos instantes Ia daguita, que al fin sac6 del agude direccion, aunque como actor no me gusta. De los escenografos, Felida Medina y Barclay tienen Ia pauta. La primera por su trabajo en La bicicleta y del segundo con

Viejos tiempos. La Comparifa Nacional de Teatro empezo regular y mejoro con E/ cerco de Numancia. Se me hizo cursi Ia puesta en escena de Examen de maridos; los actores Hector Gomez y Carlos Fernandez estuvieron bien, pero no Ia salvaron. De Ia primera, Ia direccion de Montoro se hace notar y los actores Meche Pascual y Antonio Medell In dejaron mucho que desear Lo malo del teatro como Fan-

tache, Oficium tenebrarum, Constataci6n, etc., es que no puede

Digitalizado par

hac er prim eros acto res, porque aquf no importa como se dice sino lo que se dice. Fantoche me gusto, independientemente de las polemicas que Ia rodearon, que no me interesan. AI teatro de participaci6n, no creo que el publico nacional le responda. Ademas, no es nuevo, en Europa ya paso. Nuestro publico es inhibido. En cuanto a Ia comedia musical, Manolo Fabregas sigue sin competencia. Aleluya bravo gente, por ejemplo, es muy pobre su puesta, mal dirigida, pesada. . . Fabregas sabe seleccionar lo que le gustara al publico mexi cano de lo que se presenta en Broadway; y lo trae aqul aunque con una estatura menor. Lo que debe hacerse es invitar comparilas extranjeras de teatro. Bellas Artes se ha quedado muy atras en esto. Hubo una epoca en que vinieron Ia Comparila Francesa, lonesco, etc. Cuando vino hace poco Ia Comparii'a jacques Echantillon no se le hizo ninguna publicidad y apenas si fue Ia embajada francesa. Si ya esta el Teatro Popular, que hace teatro con mexicanos, Bellas Artes debe encargarse de los extranjeros. Se hace necesario que veamos aqu( mismo lo que se hace en Londres y Paris, para que no vengan los argentinas o chilenos a descubrirnos el Mediterraneo. Y Ia publicidad es muy importante. No basta con llevar el 'ln~Uttre pasos de Ia casa de â&#x20AC;˘~NAc~l~dtf~(!f:JN'A'e\JLTA BellasArtes


jero, don de aplico los labios para beber hasta que profirio: 0 - i M frenme medio de Ia publicidad a que asista el publico. Creo que el teatro en Mexico esta pasando por una epoca de transici6n muy diffcil, no esta ubicado ni en lo tradicional ni tampoco en el muy moderno; creo que esta buscando para trazar su verdadera perspectiva.

Nancy Cardenas Podemos partir de Ia pregunta {.que obras ha vis to el publico? Cuatro fundamentalmente: Vase-

./ina, Marne, Nand y La maestro bebe un poco. Las tres primeras son comedias musicales. Aqu I se determina el gusto del publico. No porque se quiera unicamente darle por su lado, sino porque asl podremos aprovechar Ia experiencia para saber por d6nde se le puede dar mas y mejor. Por ejemplo, en La maestro. . . se plantean problemas que le son familiares; tambien los actores lo atraen. Los cuatro casas citados son teatro comercial; pero lo comercial no esta reriido con Ia calidad. Creo que ya se super6 Ia etapa en Ia que se pensaba que lo que tiene exito es malo y viceversa. Cuando hice teatro para minorlas, fue porque hubo subvenci6n. Y si salgo ahora en una obra que debe mantenerse por su propio mercado voy a poner algo que saq ue lo suficiente para cubri r los gastos y todo lo demas. En este terreno me enfrento a un publico de clase media que es en realidad el del teatro. No me interesa dar lecciones a los convencidos, por eso no trabajo con las minorlas. Y respecto a Ia clase media, no le voy a dar lecciones muy fuertes porque resultarlan inutiles pues las rechazarla. En Lo que vio el mayordomo, obra buena del ario pasado, una parte d~l publico fue, se divirti6, pero le pareci6 poco recomendable. El resto, Ia mayorla, no asisti6. Hubo un fracaso en las entradas. De este modo, si yo hiciera teatro para obreros o campesinos, de seguro que haria otra cos a. Sin embargo tambien hay un reducido publico para un determinado tipo de teatro, el de lenguaje

La opera de Beethoven, Fidelio, ha sido objeto de varios intentos de actualizaci6n desde 1945. Aunque Ia direcci6n, escenograffa Y vestuario de Ia historia del preso politico Florestan no presentan mayores dificultades, las P<l;rtes puramente habladas, sf. Como soluci6n anteriormente se habla intentado substituir los dialogos hablados por textos leldos por un locutor, pantomima o seleccioncs de poesfa actual. El experimcnto mas reciente fue realizado_ en los Festivalcs del Palacio Ludwigsburg; Ernst Poettgen presento Ia obra en Ia Iglesia de Ia Paz con modernos trajes de calle sabre un sencillo tablado de madera; los dialogos, abreviados, fueron transformados en rnon61ogos internos en parte dichos en vivo Y en parte grabados. Como paralelo ideo16gico y 6ptico antes de Ia obertura reson6 por los altavoces el Preambulo de Ia Declaraci6n de los Derechos del Hombre de 1948. Sabre pantallas instaladas en el escenario se proyectaron algunos de sus artfculos centrales asf como frases y pasajes de cartas de Beethoven, fotos de las miserias de Ia guerra, carceles y rostros, mientras Ia musica era el centro de todas las acciones.


bien, pendejos, mlrenme! cifrado, el que necesita un mlnimo de cultura para su comprensi6n, etc. Hace poco vi lo de juan jose Gurrola, 拢1, con el debido exito de su peq uefio publico. Porque noes lo mismo que el teatro de Ia Universidad aspire a tener tres mil espectadores a que yo en el Xola espero Ia llegada de sesenta a setenta mil. Otro exito de minor!as es el caso de las puestas tan interesantes y bien hechas a mi modo de ver de Torquemada, Examen 68 y Fantoche. Aparte de 拢1, en el teatro de Ia Universidad no hubo gran cosa. Sodoma y Gomorra fue mala y anticuada. Fuera de ahl, Malcom contra los iunucos me interes6. La obra es reaccionaria porque desconsuela a los j6venes el ver que Ia unica opci6n que se ofrece 路es el fascismo de derecha. La direcci6n de Bichir es buena las cuatro actuaciones mascu路 linas me gustaron, Ia de Ia chica no. La clave esti en sopesar estas realidades para hacer el teatro que el publico de Mexico puede ver y as f poder darles un teatro de mayor contenido. Se nota, ademas, en terminos generales, un aumento en el publico de teatro; hace cinco afios no hubieramos contado con las sesenta o setenta mil entradas en el Xola. Este logro es de los productores i ndependientes. lnsisto en que Ia aparici6n del teatro pol ltico es benigna para el panorama teatral nacional. Ya que, finalmente, el Teatro Popular no tuvo Ia funci6n que pudo haber tenido. No present6 obras con problemas que le interesaran al publico ni, mas generalizado, al publico de Latinoamerica. En cuanto a Ia Compafila Nacional de Teatro, pienso que todavla no existe. No tiene un grupo estable de actores que se esten preparando, perfeccionando, etc. Las dos obras puestas por Ia Compan Ia. . . no han resultado. Han sido fracasos de taquilla y de crltica. De tres obras, dos las dirige el gerente. Por fortuna ya tiene un comite de selecci6n, si no serlan obras del gerente las que representara - y no pronuncio su nombre porque, segun dicen en el medio, me puede caer Ia mala suerte.

iEs dulce!

0 Y se levant6. 0 Guard6 Ia daguita,

LTA


luego de limpiarla en una manga de su camisa, y repas6 con mirada circular a Ahara, Zc6mo crear un mayor publico para un teatro de mayor categorla o contenido? Mediante una acci6n educativa prolongada. No sirven de nada las obras bien hechas y a bajos precios si no disminuye el lndice de analfabetismo nacional.

Dagoberto Guil!aumin

He estado practicamente seis meses fuera de actividad, por lo que muchas casas no las he vista. Sin embargo, parece que el asunto mas notable fue lo del Teatro Popular. Solo vi algunas puestas que no me dejaron muy satisfecho, como Agua y jab6n. El proyecto del Teatro Popular me parece muy bonito, pero creo que debe ser mas riguroso el repertorio y debe conti路 nuar y propagar su radio de acci6n al resto de Ia republica. En lo que se refiere a Bellas Artes, me parece increlble que no tiene una ingerencia real en el panorama del teatro nacional. Se dirla que no existe. Salvo lo de Ia Compaiila Nacional de Teatro, no se sabe mas. y eso no es algo muy afortunado; no creo que lo que se hizo en tres meses 0 mas de trabajo y de esfuerzo permanezca en cartelera un mes a duras penas. Esto es un dispendio, es tirar el dinero y el esfuerzo humano a Ia basura. Por mala qu~ haya sido Ia cosa, lno pudieron llevarla a los estudiantes, por ejemplo? ZNo se cuenta con un aparato de publicidad adecuado? Estas casas no son o no deberlan ser para llenar expedientes, sino para que tengan difusi6n, para que se conozcan.

Luis Sanchez Zevada

Hay una actividad teatral superior a Ia de los alios anteriores. Tiene mucho que ver Ia participaci6n del Teatro Popular, al igual que el despertar de los Festivales, como el organizado recientemente por el INBAL, el del Politecnico y espero el de Ia Universidad y el del IMSS. Para ml el Teatro Popular sf tuvo exito; basta tamar en cuenta Ia promoci6n del teatro que hizo. Es


Ia concurrencia que permaneci6 silenciosa, inm6vil, como perpleja o indifeun hecho: todo el mundo se queja de que no va Ia gente al teatro, pero todo el mundo se pelea por ganar un local, lo que parece contradictorio. (lmagenes, de Carlos Ancira, se qued6 sin teatro.) El publico mexicano empieza a seguir las comedias musicales bien puestas. En este punto coincide con el publico de Estados Unidos de los anos veintes, que fueron anos del auge de las grandes comedias musicales. Aqul, Varela y Landeta cuentan con un publico especializado. Cuando cambian ligeramente algo, su publico se decepciona y ya no va; tiene que ser exactamente lo mismo: mucha pierna, mucho chiste, etc. Es indudable que en Mexico, con su buen o mal teatro, existe una actitivad constante. Ahora tenemos una Companla de repertorio; los argentinas y los brasilenos Ia tuvieron antes que nosotros, en Latinoamerica. Otras veces se habla iniciado, pero es hasta ahora que se consolida. La Com pan fa Nacional de Teatro vale Ia pena, a pesar de las crfticas que ha suscitado. Todavfa no tiene el dinero suficiente para pagarle de base a un Tarso, un Ancira o una Montejo; pero se les invita como huespedes. Y que no se niegue que los actores que estan de pie valen mucho. Respecto a Hector Azar, nadie le podra negar su calidad como autor, director y promotor. Lo que ha levantado Azar en el panorama teatral nacional no puede negarse as i como as(. lQuien form6 el Teatro Universitario, quien trajo un premio de Francia? En Mexico se va creando una tradici6n teatral, por lo menos de los cincuentas para aca, al nivel del frances, del checoslovaco, brasileno y superior al argentino y el espanol. Yo pertenezco a una generaci6n apolftica, quiza por eso veo con agrado Ia aparici6n del teatro pol 1tico. Mi generaci6n fue hija de una revoluci6n frustrada, lectores de los escritores llamados pesimistas, etc. La inquietud pol ftica de ahora me parece saludable. Antes las desde Ia carpa


rente. 0 De pronto se dirige a ti, Diego. 0 -lQue me ve? -te increpa. 0 Reen su JniCio, Medel, Delia Magana, etc.). Sin embargo opino que el teatro pol ftico, como esta, es solo un intento. La carpa, en ese y en todos los sentidos, fue alga estrictamente autentico. Los festivales son alga muy importante; no debe descuidarse. De ah ( es de donde salen los val ores en todos los generos; Nadia Haro Oliva, que hace buen vodevil, salio del primer festival que hubo; hizo "La Pintada" en Los de abajo. Como se hab (an suspendido, este que acaba de terminar no desperto suficiente interes. Del Festival que hablo me impresiono favorablemente Todos contra el Payo y el Payo contra todos, de Lizardi y d i rigida por Pedro Gamez. De otras partes recuerdo gratamente Malcom contra los eunucos y lo de juan jose Gurrola ...

Luis G. Basurto Creo que Ia cosa mas importante que ha habido en el ario de 1973 es Ia creacion del Teatro Popular de Mexico, que fue hecha e ideada directamente por el presidente de Ia Republica. Nadie, como en otras ocasiones ocurrio, ha pedido ayuda oficial para el teatro mexicano. Yo mismo lo hice muchas veces, no para m I, porque m is obras nunca se han presentado bajo auspicios oficiales, sino para Ia obra de todos los autores mexicanos. Porque ni en Espana, lnglaterra o Francia, el gran teatro nacio con los autores ajenos, sino por los propios. En Mexico empezamos a forjar una tradicion teatral que de hecho ya existe. Y en ella esta en Iugar preponderante el Teatro Popular a pesar de los defectos que pudiera tener, en especial Ia primera temporada. Lo mas importante es que se exhiba nuestro teatro, aunque sea, si lo es, pobre, mediocre o buena. Solo as I podra mejorarse. Hay muchos jovenes que escriben pese a las incomodidades para hacerlo. Muchos de los empresarios de Mexico siempre han preferido disfrazarse de ingleses y de otras nacionalidades a desemperiar su propio papel. Usigli dice que si es

Nuevo museo de arte oriental en Nueva York. john D. Rockefeller dono su coleccion de arte oriental a Ia Casa de Asia y ofrecio pagar los gastos de un nuevo edificio que Ia convierta, en arte oriental, en un equivalente de Ia Colecci6n Frick de pintura europea o de Ia Biblioteca Morgan de manuscritos e ilustraciones europeos. La coleccion Rockefeller consta de 300 piezas de Ia mejor calidad, especial mente bronces nepaleses, esculturas de Ia India y del sudeste asiatica y ceramicas y lacas de japon, Corea y China. En Ia coleccion se encuentran algunos de los mejores bronces y piedras talladas del sur de Ia India de los siglos VIII al XI tales como el Torso Femenino del siglo XI o Ia figura de Krishna danzante sabre Ia cabeza de cobra del demonio Kaliya.

Curiosidad editorial. Ediciones Minuit ha publicado en Paris el libro-collage-dibujo-poema de joelle de La Casiniere. Este album esta escrito a mano, a maquina, con pluma, con crayon, con Letraset, con dibujos y recortes de papel; es un gali,matfas trilingue (frances, ingles, espariol) lleno de sensibilidad y humor en el que todo encuentro se recuerda, se dice, se describe, irritando o encantando; en 'suma, es alga nuevo que se llama "Absolutamente necesario". joelle de Ia Casiniere pertenece a un grupo hipie de creacion: Mountfacon Research Center (Francia, Belgica, Peru) que en dos arios ha realizado dos pelfculas y editado tres Iibras ademas de un cuento ilustrado de Sophie Podolski con pr61ogo de Phillippe Sollers.


coge del suelo Ia carne atada en el cordel; desenvaina el machete y se te acermediocre el teatro mexicano, pues hay que mostrarlo en toda su mediocridad, para corregirlo. Por fortuna el presidente EcheverrIa lo llam6 y le encomend6 Ia labor del Teatro Popular. Este, del que soy colaborador, cumple una funci6n de servicio publico, para las mayorlas (que han estado o estan todavla alejadas del teatro por motivos econ6micos y culturales) como en los palses socialistas; Mexico no lo es, pero cuenta con un servicio publico como ese, lucha por el acceso del pueblo a Ia cultura y para que deje de ser solo un producto de consumo mas. Exhibimos lo que tenemos: algo es bueno, algo malo y algo mediocre. Necesitamos ensenarlo todo, siemprc y cuando guarde una I Inca popular. En lo que se refiere a Ia mala calidad que nos han achacado, u n i cam ente citare algunas obras que desmentiran Ia acusaci6n : Los cuervos estan de !uta,

Debiera haber obispas, Detras de esa puerta. En Ia primera temporada hubo improvisaci6n; Ia Cooperativa de Artistas Asociadas seleccion6 varias obras que nunca debieron de haberse seleccionado por malas y porquc no eran de corte popular. Eran obras que podr(an ser teatro del absurdo pero que eran en realidad absurdas. En Ia segunda temporada tenemos:

Padre, Pueb!Q rechazado, Los motivos del lobo, etc. El Teatro Popular tiene dos direcciones principales. Una, presentar obras populares para un gran pub Iico popular y, otra, ir avanzando un poco hist6ricamente con respecto a Ia historia del teatro en el pais a fin de alcanzar di mensiones di dacticas. Ahora que los teatros que ocupamos y que nos prestan generosamente no son id6neos para n uestra campana, son pequenos y estan vedados para el gran publico que les teme. (Veinte alios de demagogla del senor Uruchurtu hicieron que no se construyeran locales adecuados. Con el precio de doce pesos ni se permiti6 Ia entrada de las mayorfas ni se levantaron locales gran des y se i mpidi6 Ia contra. los extranjeros;

Digitalizado par

I

<tJgfef~ctOftACULTA

BellasArtes


ca: D - iVenga, levantese! ausencia de grupos y compaiilas extranjeras nos priva de estar al tanto de lo que ocurre en el mundo teatral.) Lo anterior se resolvera con Ia construcci6n de grandes carpas con cupo para mas de mil espectadores en cada delegaci6n del D. F. En cierta manera se vuelve a Ia carpa tan mexicana de an tario) pero ahora seran bien hechas, con todos los servicios y adelantos modernos posibles y con el programa que muestra ya el Teatro Popular. Los precios iran de tres a diez pesos. Por otro !ado, me parece una expresi6n importante, y que viene de afuera, Ia comedia musical, genero que se ha hecho muy bien. Pero yo quisiera que viniera Ia comparifa francesa, Ia espanola, Ia argentina, etc. Creo que es interesante que haya el llamado teatro politico. Simio me pareci6 magn 1fico espectaculo. Con respecto a Ia Compaiila Nacional de Teatro, vale ya con el solo hecho de haber presentado El cerco de Numancia, que es tan contemporanea y tan bien interpretada por Jose E. Pacheco: es el cerco de Biafra, de Vietnam, de Checoslovaquia. Dire que no creo que en Mexico se pueda dar una com pari Ia como Ia de Francia por ejemplo, donde se cuenta, ademas de una gran tradici6n teatral (formada a traves de siglos y no de alios), con los fondos suficientes para solventar los gastos tan tremendos que entraria. Pero no comprendo a quienes Ia han at acado tanto; qui zas lo que les molesta es el nombre, quizas hubieran preferido que se llamara Com pari fa del Teatro Jimenez Rueda o algo asl. Finalmente, creo que es interesante que haya las cosas negativas, algunas vergonzosas, que se han presentado con mucho exito este ario. Que sea un poco a manera de tener conciencia de nuestro innegable subdesarrollo moral, social, cultural. Esa parte negativa (los nombres todos los sabemos) refleja lo malo del sistema en que vivimos, como ÂŁ1 cerco . . . refleja Ia parte buena del pals. Ariado que el Premia Nacional de Teatro que le fue otorgado a Usigli el ario pasado

i Cargue al muerto!

D Tu, con todo y tu pistol a

Han pasado 21 alios desde que Buenos dfas tristeza ubic6 a Ia escolar Fran~oise Sagan como Ia nina terrible de Ia literatura francesa. Hoy Ia Sagan esta terminando su novena novela que segun sus palabras "no es una historia de amor, es sobre una obsesi6n y esta basada parcialmente en los Estados Unidos". Fran~oise Sagan llega a esta novela despues de una azarosa vida que incluye dos divorcios y un accidente de autom6vil casi fatal. La escritora, que actualmente vive en Paris y en su casa de Normandfa, tiene planeado vivir cuando menos Ia mitad del ario en lrlanda.


colgante del cinto, lo sigues. Te ayuda el a poner el abultado peso del difunto en premia ta mbie n al teatro de Mexico. De igual manera me rcferirla al Pre mio "Xavier Villaurrutia" que le fue dado a Hector Azar, a qui en no se le puede negar su importancia en el teatro nacio nal 路-agrego que no soy su ami go personal.

Pilar Ram frez Zet ina Este afio casi no fui al teat ro. Vi Imdgenes, me gustc'J bastante, sobre todo por Carlos Ancira; me moti vo mucho por probl emas espec ificos que t iene n que ver con Ia enseriant.a del teatro, q ui po r mi condicion de estudian te de teatro . Lo poco q ue vi del Teat ro Popul ar fue muy malo , por impro visado. Vi Torquem ada ta mbi cn; considero que lo panfletario de Ia obra se debe a Ia inmadurez de qui enes Ia h iciero n, pero me gusto. La funcion de Grant estuvo peor, po rque no tiene los pocos aciertos de Ia anterior y s i lo pan fletario, por eje mplo. Vase/ina me parecio vali da porque es un espectacul o bi en hccho. Pero una cosa denigrante verdadcramente f ue A !e!uya, brava gent e. Magn (fi ca La hora sofiada, aunque Ia puesta no es tan buena como Ia obra. Sc sost uvo por Ia obra, y creo que ll egaron a las mil representaciones. Op ino que cada pa ls t iene el teatro que se merece. En Mexico hay poco, pero hay buen teatro, aunq ue no es Ia tonica general.

za

Ignacio Retes Cada quien opina como le va en Ia feria, si una obra en que uno trabaja tiene cxito, uno supone que el teatro en Mexico va bi en. Es muy dific il personali zar, tendr(a q ue hacerse una generali 7acio n. Hay ciertos hechos que impli can una posibil idad de mejorfa. La creacion de Ia Co mpari (a Nacional de Teatro es un hecho positi vo, independientemcntc de que las

Digitalizado par

dos puestas q ue !leva hayan sido buenas o malas, eso es lo de menos, lo importante cs su presencia. Como fenome no social, el Teatro Popular es excelentc, independi ente mente ta mbi en de que haya tenido fa ll as, etc. El hecho de que parte del teatro inde pendi ente tenga calidad , aqu i, e n Ia Unidad del Bosque , es francamente positi vo. Esto haec suponer algo muy solido. La signi ficacion es lo que vale, no tanto el exito. Todo esto deja entrever Ia posibi li dad del mejor desenvolvimi ento del teat ro nacional. La co media musical es el exito mas grande en toc!o el mun do , no solo en Mexico. No es una to nica que marca al publico nuestro, pero tambien es una realidad. Esto t iene sus valores. Co mo es pectado r he estado muy margin ado. He estado act uando medio afi o, ensayando, etc. Pero las manifestaciones teatrales que haccn algunos jovenes co n ten dencias pol fticas me parecen muy bien. Aunque sucede que Ia intromision de Ia pol (tica menoscaba Ia cali dad ; pcro con el desarro ll o se van imponiendo las cualid ades teat rales. AI principi o los jovenes estan desbordados, de salida qui eren hacer Ia revoluci6n, no quieren hacer teatro. Tienen q ue ir madu ra ndo. Con su propia experiencia, con sus frustraciones, o mejor, confro ntaciones, ellos mismos se daran cuenta de que su teatro art (s ticamente debe evolucionar. As i como en el teatro politizado el dcfecto esta en el exccso de pol 1tica, as( en el teatro de busqueda esta su dcfccto en cso precisamente, en que se poncn a buscar haga de cuenta q ue demasiado, poniendo, de estc modo, los valores teatrales a un lado. Pero al fin quodara una sfntesis. Por el momenta hay una crisis teatral, una efervescencia y esto debe ll evar a un teatro mejor sustentado, mas Iucido. A pesar de las opini ones en co ntra yo sf considero que lo q ue le pasa al teatro en Mexico es posit ivo en Ia medida en que se esta creando el instrumento o los stH~toPara hacer un buen

t_.CONACULTA


tus espaldas y a que lo sujetes con los brazos. D - iVamos!

iCamine, camine,

I

&~~ÂŤWMULTA

BellasArtes


camine!

D Andas -lcuantas horas? - zigzagueando a tientas bajo los arboles

Es domingo, el Museo de San Car· los esta abierto, es un d Ia en el cual se pueden ver los exponentes de Ia pintura antigua europea, se puede admirar los dibujos origi· nales de los artistas renacentistas, Ia fantasia de los maestros flamen· cos y el deslumbrante colorido de Ia escuela veneciana primitiva, tambien se puede gozar del retablo catalan del maestro Espallargues, o de las obras g6ticas espafiolas. Pero este domingo los aficionados al arte se encuentrah con una sorpresa; al entrar al Museo se escucha musica, musica que parece de ballet, lo cual se confirma al entrar al bello patio oval y descubrir una s~rie de bailarinas y bailarines en las poses y con los atuendos tradicionales del ballet clasico. Despues de Ia sorpresa aquello resulta interesante y el aficionado al arte poco a poco va buscando un Iugar entre Ia multitud que !lena ese d Ia el Museo, habitualmente tranquilo. AI tomar un programa se entera de que es un nuevo ciclo; un nuevo tipo de evento que realiza el INBAL, un esfuerzo en el cual se confrontaran diversas manifestaciones del arte de ayer y de hoy, y en el cual se busca, al presentar en recintos dedicados a Ia exhibici6n de objetos artfsticos funciones de danza, proporcionar una nueva experiencia cultural tanto a los aficionados a Ia danza como a los asistentes a los museos. Termina Ia primera coreograffa -E/ Combate, de William Dollary el publico aplaude a Ia Compa· fila Nacional de Danza Clasica que, bajo Ia direcci6n de Felipe Segura, ha sido Ia encargada de iniciar este ciclo que durante tres meses (mar· zo, abril y mayo) y con Ia participaci6n del Ballet lndependiente, el Ballet Clasico 70 y el Ballet Nacional se llevara a cabo en Ia Pinacoteca Virreinal, el Museo de San Carlos y el Museo de Arte Moder· no. En el intermedio el publico observa las obras en yeso y marmol, representativas de Ia escultura en Mexico durante el siglo XIX, que adornan los corredores que rodean el patio del belllsimo edificio neoclasico debido a Manuel

LTA


en el terror tremulo de humedos olores de Ia hojarasca resbalosa, de murmullos, ja-

--........

Tols<i. Se hace el silencio entre los asistentes y com ienza el "pas de deux" del Cascanueces, de Marius Petipa, segunda coreografla del programa; los bailarines hacen sus evoluciones en un ambiente diferente al tradicional, no hay butacas ni palco escenico, y Ia iluminaci6n Ia proporciona el sol bri II ante de medio d (a, pero el marco del Museo es sobresaliente y adecuado para Ia danza. Este tipo de eventos tienen el aliciente de Ia sorpresa, los interesados y conocedores de Ia danza se encuentran con un medio diferente, el ballet se ve extrano y de Ia sorpresa se obtienen facetas nuevas; el bail ar(n se encuentra desprotegido, no tiene escenario que lo defienda, lo cual lo obliga,

como no puede rehuir el contacto con el publico, a buscar Ia mayor comunicaci6n posible. Para el visitante de los museos, acostumbrado a apreciar las formas y el color, encontrarse sorpresivamente con el movimiento es tambien una experiencia nueva donde descubre nuevas posibilidades art (s ticas dentro del Iugar en el que habitualmente todo le es conocido. Ha terminado Ia segunda coreografla y principia Ia ultima parte -Divertimento, de Michel Lland-; en este momento el aficionado tradicional al Museo ha recibi do una experiencia nueva para Ia cual hubieron de conjuntarse multiples esfuerzos de directo res de museos, del Departamento de Danza y de

Digitalizado par

"'t~"

â&#x20AC;˘

Coordinaci6n del INBAL, de core6grafos y bailarines y del personal encargado de acondicionar los lugares para hacerlos aptos para presentar espectaculos de danza. Pero estos esfuerzos valieron Ia pena : se present6 un evento ins61ito en el cual cientos de personas tuvieron .Ia oportunidad de confrontar dos experiencias culturales diferentes dentro del mismo ambito. El aficionado al Museo se pone de pie y se dirige hacia Ia sala donde se exhibe el Retablo Catalan; el oro y los colores de reminiscencias g6ticas tienen ahora una nueva dimension a sus ojos, en ellos encuentra movimiento, ritmo. za que vi o anteNt::...,'ii"ltoo

~ 0 UOONACULTA

BellasArtes


deos, aleteos, silbidos y las is6cronas pi sad as del poseso enigmatico, que va detras

VIDA CULTURAL Y ARTISTICA

ENERO

ARTES PLASTICAS "Una nueva etapa" es el titulo de Ia exposici6n de Ia artista Pilar Castaneda que inaugur6 el dla 16 de enero en las Salas 4 y 5 del Palacio de Bellas Artes. Estuvo integrada por oleos, collages y grabados. Un conjunto de obras representativas de Ia lucidez de forma y del espfritu frances, reflejo de Ia escuela de Parfs, fue lo que se mostr6 en Ia exposici6n "Escultura francesa contemporanea" que quedo abierta al publico en el vestfbulo del Conservatorio Nacional de Musica el d fa 16 de enero. En una ceremonia el gobierno de los Estados Unidos de Norte America, por medio de su embajad o r en Mexico el Sr. Rober1 McBride hizo entrega de tres cuadros hist6ricos al rector de Ia Universidad de Ia Americas Sr. Byron K. Trippet. La entrega de dichos cuadros tuvo Iugar en Ia Sala Metropolitana del Palacio de Bellas Artes el viernes 18 de enero a las siete y media de Ia noche en presencia del Director del INBAL Arq. Luis Ortiz Macedo; los cuadros quedaron en exhibici6n en el Vestfbulo del Palacio de Bellas Artes hasta el 31 de enero.

Digitalizado par


con el machete al aire. De repente prorrumpe:

D - iSueltelo!

D Diego descar-

Centauros, unicornios reposando entre flores, animales heraldicos, heroes mitol6gicos, fragiles damas merendando sobre verdes prados de una Arcadia medieval son algunos de los temas que se encuentran en Ia gran exhibici6n de tapices del siglo XIV al XVI que se prcsenta en Nueva York. Esta muestra, organizada entre el Musco Nacional de Francia y el Metropolitano de Nueva York, se exhibi6 primeramente en el Grand Palais de Paris. La muestra titulada "Obras maestras del tapiz" es probablemente Ia mas importante de este genero que se haya realizado nunca, ya que incluye tesoros de castillos, colecciones privadas y museos; las obras vienen de Angers, Rouan, Bruselas, Paris, Nueva York, Boston y Leningrado. Son en total 97 tapices, intrincadas y fragiles obras de lana de los maximos artesanos de Ia ultima etapa del medioevo.

CINE LA MONTAI\JA SAGRADA: Film de Alejandro Jodorowsky Una pellcula visionaria. Deli rio visual y surrealista hace palidecer de celos y envi dia a Dal f y sus b igotes pierden su original erecci6n. La Montana Sagrada es un inventario de Ia invenci6n de Jodorowsky. No por nada fue una de las triunfadoras del festival de Cannes 1973. Muy hispanico, dice Ia crltica. Por algo. Cadaveres como un banquete de insectos. Un ojo de vidrio sobre ellos. iOh, este es el perro andaluz que da a luz a Ia Montana Sagrada! Suntuoso, exuberante, cabal (stico, loco. La ingenuidad de Ia sabidurfa final no detendra este niagara de imagenes que se impone al aturdido espectador. Pero los que no se aturden, los que no han visto La Montana Sagrada no han visto nada.


ga el bulto, vuelve Ia cara, rebusca, y se halla solo entre las tinieblas de Ia sel-

Sun Ra.

DANZA El Ballet Folkl6rico de Mexico, que dirige Amalia Hernandez, se present6 14 veces durante el mes de enero en Ia Sala de Espectaculos del Palacio de Bellas Artes en sus ho rarios acostumbrados de miercoles y domingos. MUSICA El coro de Ia Universidad de Oregon se present6 en el Palacio de Bellas Artes interpretando un programa de musica clasica y popular. Este coro estuvo acompaiiado por el jazz Trio de Ia misma universidad que interpret6 pieza~ de J. Gilberto, Oliver, Rose y Silver. El "cantor" argentino Facundo Cabral se present6, i nterpretando musica folkl6rica y de protesta, en Ia Sala de Espectaculos del Palacio de Bellas Artes el domingo 20 de enero a las cinco de Ia tarde en funci6n popular. E I artista rnexicano, Hersua, abri6 al publico una muestra titulada "Arte de-para proposiciones" en el vest1bulo del Palacio de Bellas Artes. Hersua muestra con su obra Ia construcci6n de los nuevos ambientes urbanos y logra en esta vr:<1,~;路x~_,路0 .路 r elementos que sin

-NP~!-!iHr'r~or~~,riP.'i t~'CtomtCtJLTA BellasArtes


va; solo con su sollozo atorado de verguenza merced a esa humillaci6n inolvida-

LACOMBE LUCIEN : Film de Louis Malle

en el sentido escolastico participan estrechamente de las cualidades especfficas de ambas especialidades. El dla 24 de enero el lnstituto Nacional de Bellas Artes y Literatura entreg6 un diploma al Sr. Antonio de Ia Borbolla en reconocimiento a su labor realizada en pro de Ia musica de 1965 a 1973. La ceremonia tuvo Iugar en Ia Sala Chopin despues de un concierto de piano a cargo de jorge Noli y Luis Salgado. El Conjunto de jazz "Electric Intergalactic Sun-Ra Arkestra" se present6 en Ia Sala de Espectaculos del Palacio de Bellas Artes los d las 25 y 26 de enero. Este grupo ha actuado en Europa durante las tres ultimas temporadas. La Orquesta de Camara de Ia ciudad de Mexico, que fuera invitada a representar a Mexico en el festival de inauguraci6n del Centro john Fitzgerald Kennedy de Ia ciudad de Washington, D.C., dio un concierto en Ia Sala de Espectaculos del Palacio de Bellas Artes el d fa 29 de enero a las nueve de Ia noche con motivo del 6o. aniversario de su fundaci6n. Con un programa integrado en su primera parte con musica de Bach y De Visec y durante Ia segunda parte musica folkl6rica

l.Lacombe Lucien, una pellcula de epoca sobre Ia Colaboraci6n? No del todo. Sin embargo, es una reconstituci6n hist6rica. Lacombe Lucien es un adolescente de 17 anos que el azar pone en manos de Ia Gestapo. Dlas de Ia ocupaci6n. El es un buen muchacho, pero es opaco. Y agita. Mira sin comentarios el instrumento cultural burgues pero para sopesar a las luchas y a Ia gente. N6tese que aquf ya no es Lacombe Lucien, sino Louis Malle. Aquf surge el discfpulo de Cousteau. Desea permanecer en el filme. Desea enclavar su obra: su persona. Este joven tfmido de cuarenta anos lucha por entregarse a sus bloqueos. Comenta: "Prefiero deslizarlos en mi narraci6n y en mis imagenes, casi a pesar mfo." De Ia ocupaci6n nazi queda una vision mas precisa que Ia de los anos cincuenta. Pero en Lacombe Lucien se imprime, sobre todo, Ia observaci6n minuciosa de un destino, su incapacidad para juzgarlo traidor a Ia patria o, quien sabe, Ia evoluci6n de un personaje individual. "No, no hay negro ni blanco, somos medias tintas", juzga Malle. La situaci6n de haber estado primero en Ia Gestapo y despues en Ia resistencia no cambia nada el comportamiento fundamental de Lacombe. Porque es un nino que no se sabe si va a matar a un hombre o va atrapar gallinas o conejos. No se sabe si el va a obrar de Ia misma forma hoy que manana. Cousteau y su mundo del silencio le senalaba que los tiburones pueden en un segundo devorarnos o ignorarnos. Tal es Lacombe Lucien: irresponsable y Iucido. Es Louis Malle que intenta ver lo que pasa detras de sf. Despues de Amantes (el amor loco), Zazie en e/ metro, Fuego fauto y Soplo a/ coraz6n termi na el zigzag de Malle.

LAS BODAS: Pel fcula de Andrzej Wajda Wajda realiza una adaptaci6n de Ia obra mas celebre del teatro polaco: Las bodas de Stanislaw Wyspianski. 1900. Cracovia entera asiste a Ia boda de un poeta con una campesina del Iugar. Noche de borrachera en Ia que esa sociedad condenada se aturde. Los fantasmas del pasado bailan Ia polka con las amenazas del porve路 nir. Los aplausos desgastan las manos. Surge Ia sarabanda de las visiones profeticas. Surgen las interrogaciones perd idas sobre el rol, Ia lista del artista. Una turbulencia hecha de formas y de colores. lEs Ken Russel, consagrado? Sin duda. En todo caso, del gran Wajda. Ill 1111 lnstituto

~~~~D~ ig:ii~ ta1lh=za~1d~ op= or=-

1

BellasArtes

~---路

1LTA


ble desde entonces, a ese infinito desprecio de sf mismo. 0

'\

•1

I ..;.

·~dfi~· ;

Giras, giras, gi-

"

I

1

'

'

''

<>I

*tl

Orquesta de Camara de Ia Ciudad de Mexico

latinoamericana se present6 en Ia Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes el guitarrista peruano Jesus Benites. Minerva Garibay, de 21 afios, nacida en el D. F. y Alfonso Moreno de 24 afios, nacido en Aguascalientes, Ags. formaron en 1971 el duo guitarrfstico Garibay-Mareno siendo alumnos del maestro Manuel Lopez Ramos; el jueves 31 de enero se presentaron en Ia Sala de Espectaculos del Palacio de Bellas Artes auspiciados por las Juventudes Musicales de Mexico, despues de una gira por varios pafses de Europa. TEATRO El 18 de enero Ia Compafifa Nacional de Teatro inicio su segunda temporada con Ia obra £/ proceso, basada en Ia novela del mismo nombre, de Franz Kafka, en el Teatro Jimenez Rueda. Esta obra, es Ia 3a. presentada por Ia Compafi fa Nacional de Teatro. La direcci6n estuvo en esta ocasi6n a cargo de su titular, Hector Azar.

La aleluya erotica de Federico· Garda Lorca, £/ amor de Don Perlimplfn con Belisa en su jardfn, se estreno en el teatro del Granero el fillstlnlliro, con el grupo TeaGika Zdravkovitch

Digitalizado par

de

t_.CONACULTA


ras y de retorno al propio sitio topas con el corpulento estorbo de carne, ya

NADA: Pelfcula de Claude Chabrol

Sc roban al excclentisimo embajador de los Estados Unidos de Norteamerica alias USA en Parfs. Esto hace valer minutos cineticos muy divertidos de maula policiaca. Chabrol, nuevo guiriol, zurra el gendarme con Ia ayuda de Michel Aumont y de Jean-Louis Maury. La costilla politica es nula y grosera: el publico no toma Ia menor importancia, ni toma por izquierdistas a los asesinos timidos.

Digitalizado par


fda, dura y muda, que acaso al mediod ia este corrupta, pero de momenta es una

Mercedes Sosa

FEBRERO ARTES PLASTICAS El d Ia 7 de febrero, en Ia Pinacoteca Virreinal, se realiz6 un homenaje al crltico de arte Francisco de Ia Maza, con Ia participaci6n del Coro de Madrigalistas y Ia .Orquesta de C;imara de Bellas Artes. El paneglrico estuvo a cargo de Ia Sra. Clementina Dfaz y de Ovando Vda. de Berke, y el Prof. Felipe Garcia Beraza. Este homenaje fue organizado por el lnstituto Nacional de Bellas Artes y Literatura y por el Insti tuto de Investigaciones Esteticas de Ia Universidad Nacional Aut6nom a de Mexico. En el Museo de Arte Moderno del bosque de Chapultepec se present6 Ia exposici6n titulada "Vasarely: sus maestros y amigos" como colof6n de Ia gran muestra del pintor presentada el ario pasado en el mismo Museo. Los dlas 11 y 12, en Ia ciudad de San Luis Potosi se llev6 a cabo Ia Reunion Regional para Ia Unificaci6n de Metodos y Sistemas de Enseiianza de las Artes Visuales. Participaron en esta reunion el Arq. Luis Ortiz Macedo y autoridades del INBAL y los maestros y directores de las Casas de Ia Cultura del centro del pals.

I' d D1g1ta 1za o par

Manuel Jorge de El (as , ,


piedra mas de las que tienen por final dosel de reposo el tunel del arbolado, has-

TEATRO BUMBA-MEU-BOI. Cleyston Feitosa

En un pequefio cafe-teatro parisino, surge Ia nostalgia de un vasto pals del mundo: Brasil. Pero ah ( se olvida el futbol. Dos actores: un musico resucita Ia magia de una noche de fiesta popular. Baila Ia samba, brincan los romances, se cuentan las leyendas de fantasticas creaturas: caballos marinas, pajaro devorador, el buey simb61ico. Es el Capitan y Mateos su criado. Ellos reinventan los origenes de Ia comedia, las arlequinadas, ahl estan los Sopain, los Sganerelle, los Puntilla y los Mattu. A pesar de que el espectaculo no dura una hora, todo es suficiente para arrancar las simpatlas y para descubrir a un actor que canta, baila y hace maravillas con el guifiol: Cleyston Feitosa.


ta donde ahora penetra lejano, lejano, un rugido nocturno. 0

iQue aciaga si-

Una exposici6n de 47 oleos, t itulada "Lirismo plastico", del pintor espafiol Antonio Rodriguez Luna, qued6 abierta al publico el d fa 14 de febrero en el Museo de Arte Moderno en Chapultepec. El d fa 27 de febrero, a las 19:30 hrs., se inaugur6 Ia exposici6n "Del tapiz a Ia escultura" de Martha Palau. En esta exposici6n Ia artista presenta al publico obras que con nudos y cuerdas crean espacios y formas.

MUSICA Durante este mes Ia Orquesta Sinf6nica Nacional i nterpret6 cuatro pares de conciertos bajo Ia direcci6n de los maestros Gika Zdravkovitch y Manuel de El fas, interpretando obras de Rachmaninov, Revueltas, Dvorak, Prokofiev, Bloch, Tchaikovsky, Lavalle, Jimenez Mabarak, Shostakovitch y Vivaldi. El guitarrista Lauri ndo Almeida y su cuarteto ofrecieron dos recitales en Ia Sala de Espectaculos del Palacio de Bellas Artes los d las 14 y 16 de febrero. Durante sus actuaciones interpretaron tanto musica clasica como musica ~ffi~~~~ffli~Zin)jtiRfrdsa nova. El Cuarteto

~l!h&icBWSPS!=!t6t~~~OULTA :~,.,~: Bellas Artes


tuaci6n!

Del traspies cay6 el comerciante a ras del muerto, y dentro del ciego

LIBROS, LIBROS, LIBROS CORRESPONDENCI A: Charles Baudelaire. Tomos I y II

28 en Ia Sala de Espectaculos del Palacio de Bellas Artes, despues de su exitosa gira que comprendi6 las ciudades de Estocolmo, Paris, Colonia, Varsovia, Praga y Moscu. Este Cuarteto lo integran Manuel Enriquez, Luz Vernova, Gilberta Garda y Sally van der Berg. El guitarrista peruano Jesus Benites dio un concierto en Ia Sala Manuel M. Ponce el jueves 21 a las 20:30 hrs. con Ia nueva tecnica llamada Fonovisi6n.

TEATRO Durante el mes de febrero, sigui6 con exito Ia segunda temporada de presentaciones de Ia obra de Franz Kafka 拢1 proceso, terminando el d (a 19 de febrero. Esta obra, presentada por Ia Compafila Nacional de Teatro y dirigida por Hector Azar, cont6 con Carlos Ancira y Rosa Ma. Moreno como actores huespedes. Del 1o. al 10 de febrero se present6 en el Teatro del Granero 拢1 amor de Don Perlimpl(n con Belisa en su jardfn, aleluya erotica de Federico Garda Lorca, con el grupo Teatro-Cuento. Del d (a 1o. al 15 de febrero se present6 en el Teatro Comonfort

Las Flores del mal no fueron las unicas que cultiv6 poeticamente Charles Baudelaire. Tambien cosech6 dos mil cuatrocientas paginas escritas de 1832-1860 (I) a 1860路1866 (II). Pena que estas hubieran sido correspondencia, aunque las escribiera el eslab6n entre los parnasianos y los simbolistas. y mas pena causa porque los destinatarios eran su mama y su tutor. Personas que alarmadas de los dcspilfarros del muchachito Charles, no pensaron dos veces en castrarlc csas dilapidacioncs que ya le daban una personalidad valcdora de fama. No mas dinero y no hubo mas dinero para el jovencito Baudelaire. Entonces, sin amigos, se vio precisado a ganarse el pan de cada dla ejcrcicndo Ia crftica de arte. Asf lleg6 y conoci6 a Edgar Allan Poe. Por cierto que con Poe no solamente sentfa gran afinidad, respecto a literatura y traducci6n (Baudelaire es el clasico traductor de Ia obra de Poe) sino tambicn pudo captar el gusto de ser antfpodas del abstemismo. El mismo fcn6meno se suscit6 con Verlaine que profesaba el mismo credo estetico que Rimbaud, a quien a pesar de ser su amigufsimo, intent6 asesinarlo. Volviendo a Ia correspondencia de Baudelaire, se podrla decir que Correspondencia no debfa haber sido el titulo de estos tomos: quedarfa mejor "Suplicios" o "Ruegos". Y en ellos un eterno epfgrafe conteniendo siempre, siempre Ia misma frase: "Donnezmoi de l'argent", "Donnez-moi de I' argent" . Denme, entreguenme dinero. Pero Baudelaire fue un poeta saturado de musica y melancol fa. AI igual que el celebre huerfano de Richmond, o para ser mas clara, el celebre borracho de Boston-Baltimore. Verlaine y Rimbaud no se quedan atras. Sin embargo, su vida disipada y eternamcnte bohemia, incomprendida, clara, concibieron los versos mas musicales, Ia prosa mas unitaria. Y Baudelaire no le pag6 a su casero los sesenta francos y lo mas grave su dama amada en su juventud qued6 sin enterrar, sus bucles blancos quedaron sabre Ia tierra. Charles Baudelaire, el inflado infante de genio y vanidad, personaje de Balzac, donde su fecun路 didad deslumbr6 a Ia poesla.

Digitalizado par


ambito se desanud6 aquel sollozo atorado en su garganta. 0

Pero malvado de

Cuarteto "Mexico"路

Ia obra triunfadora del Festival de Otono 1973, titulada Contigo basura y smog. El grupo que llev6 a cabo estas presentaciones fue Taller Cultural Minotauro. A partir del 22 de febrero en el T eatro Comonfort se present6 Ia obra El sexo y Ia voz del jug/ar, que presenta el grupo del mismo nombre, bajo Ia direcci6n de Octavio Marin, y que obtuvo el segundo Iugar en el festival teatral de otono de 1973. Dentro de Ia temporada escolar de teatro, en Ia Sala de Espectaculos del Palacio de Bellas Artes, se present6 Ia obra El dragon bajo Ia direcci6n de Xavier Rojas. El d Ia 22 de febrero se inici6 Ia temporada de Ia obra Los fastos del lnfierno, de M. de Gelderhode en el T eatro del Granero y finalmente, en el Teatro Orientacion, el d Ia 22 se estren6 Ia obra jezabel, de Anouilh .

LITERATURA La Comunidad Latinoamericana de Escritores realiz6 un homenaje a Augusto cesar Sandi no el d Ia 19 19:30 hrs. en Ia Laurindo Almeida

Digitalizado par

di\IMIO;h~l d'e>n~_.CONACULTA BellasArtes


m f, como suelo ser al vi vir por esta tierra, l.no le pi do siempre a Diego Espinosa,

MADAME: Xaviera Hollander

Ya se encuentra a Ia venta el ejemplar numero di ecisiete millones de las memorias, de las muchas aventuras que en dos aiios realiz6 Ia intrepida y conocidfsima prostituta de fama internacional Xaviera Hollander. Y es que estas memorias se consideran un best-seller. Un libro de 340 paginas que ha roto los records de venta en las librerfas de todo el mundo. Desde Papillon y Love Story no se habla registrado algo parecido. Madame es un libro en el cual se funda una vocaci6n y Ia salud . "La prostituci6n es Ia benefactora de Ia humanidad", declara su autora, una mujer bisexual, siempre dispuesta a todo, !lena de coraje y de cualidades que Ia llevaron a ser una de las me jores profesionales del oficio. La narraci6n no se estanca en bidet, en call-girls o en self-service, va mas alta de escenas escabrosas y de escatologla galopante. Porque Ia autora, quien se dedic6 a escribir sus memorias una vez que el fisco y Ia polida cerro el self-service donde ella desempeiiaba sus labores, tiene un gran coraz6n. Defiende Ia prostituci6n y promueve sus bellos oficios. Y por eso merece ser Ia. candidata al premio nobel de sexologfa. Los psiquiatras envidian sus tratamientos y sus resultados para los casos diffciles. Su metodo es algo mas o menos igual que los aplicados por Masters et johnson. La diferencia estriba en que ellos cob ran cinco mil dol ares para aplicar su terapia. Xaviera solo cincuenta, y eso que es prost ituci 6 n condenada por Ia sociedad. Madame es un libro comprensivo y sencillo, donde Ia pornograffa juega a las hermanas de Ia caridad, donde Ia promiscuidad y el proxenetismo a Ia promoci6n social. No hay por que alarmarse: Xaviera es muy discreta para nombrar a sus clientes celebres. Y en dos aiios de oficiar acumul6 tantas, pero tantas venturas que pudiera ser Ia primera entretenedora de Nueva York y sus respectivos suburbios.


cuando lo veo de tarde en tarde, que deje su tienda unos d fas y venga a vi sitar-

La fantasia del Nikolais Dance Theatre En el pasado el grupo de Nikolais se caracterizaba por el estricto control que ejerda sabre Ia 16gica de las formas que utilizaba en escena. En Ia presente temporada en Nueva York esta campania presenta algunas de sus antiguas coreograffas como Mascaras y moviles y Alegorfa en las que el sentido era Ia permutacion de una cosa en otra. En el resto del repertorio -coreograffas recien· tes- se muestra una yuxtaposici6n de situaciones y elementos en las cuales si no hay drama ni misterio sus il usiones son tecnica· mente majestuosas. Algunas de las coreograflas mas destacadas del Awin Nikolais Dance Theater estan dirigidas a lograr una percepcion sensorial total en el espectador; as I Coss-Fade es un ballet en el cual se proyectan, amplificadas, fotograffas de los bailarines desnudos sobre los mismos bailarines en escena, solo que estos usan las mallas tradicionales, lucgo las fotograflas se transforman en siluetas coloreadas que dejan libre al bailarin para crear nuevas formas mientras el escenario se llena de sombras y formas de diversos colo res. Esta campania se presentara en Bellas Artes. ·. ;

Mahler en Nueva York Gustav Mahler es un compositor que cada vez esta teniendo mayor difusi6n como muestra lo que sucedio en Nueva York en el lapso de unos cuantos d las: Solti y Ia Sinfonica de Chicago interpretaron Ia Sexta sinfonfa; Ormandy y Ia orquesta de Fila· delfia presentaron Lied von der Erde con Ia mezzo-soprano janet Baker como solista; Ia editorial Doubleday publico el primer tomo de Ia meticulosa y exhaustiva biografla de Mahler escrita por Henry Louis de La Grange; en el Carnegie Hall Lorin Maazel dirigi6 a Ia Orquesta de Cleveland en Ia un dfa menospreciada Septima sinfonfa y para concluir, Ia Filarmonica de Nueva York con siete solistas y un numeroso cora interpret6 bajo Ia direc· ci6n de Pierre Boulez cuatro conciertos con Ia monumental Octava sinfonfa.

Todo esto sucedi6 en el lapso de nueve d las y sin que hay a mediado una programaci6n coordinada.

Revista de Bellas Artes, núm. 13, 1974  

Órgano de Difusión del INBAL

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you