Issuu on Google+

E-DIALOGUE cmis

Conference Mondiale Instituts Seculiers

Nr 5 ano 2010

SUMARIO Carta del Presidente:. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

2

Vida de la Iglesia :. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La ostensión de la Sábana Santa Jornada de las vocaciones Viaje a Portugal-Fatima

3

Vida dela CMIS: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Consejo Ejecutivo ¿Cómo adherir a la CMIS?

5

Vida de los Institutos:. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Figlie della Regina degli Apostoli Oblatas Diocesanas Missionari della Regalità Oblatas Franciscanas COMI Khristusa Krola Misioneras Apostólicas de la Caridad Volontarie della Carità Missionarie della Regalità Oblatos Diocesanos Sacerdoti Missionari della Regalità CIIS Integración de información Comis

6

Testimonios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Viaje Misionero a Roraima El peso de las palabras Tocaré el arpa de diez cuerdas Carta desde Sierra Leona

10

Espigando . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Recordando a Óscar Romero

20

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

1


Comunicación urgente: Finalmente se puede acceder al nuevo sitio. La página web se ha renovado. Ahora tenemos necesidad de vuestra colaboración: os rogamos usar la dirección cmis-int.org y verificar las informaciones que en él se ofrecen sobre vuestro Instituto. Si es necesario integrarlas o corregirlas, os rogamos enviéis comunicación urgente a cmisroma@tin.it Gracias.

CARTA DEL PRESIDENTE Tiempo de crisis, tiempo de fe Llegamos a nuestro e-dialogue número 5 en momento difícil. Corren tiempos difíciles, si. Desde una perspectiva mundial la crisis, económica y moral, continúa dejándose sentir y son muchos los sufrimientos de personas y familias que vemos en nuestros países. Y parece que está lejos todavía el horizonte de recuperación. Al mismo tiempo, en el interior de la Iglesia, aun viviendo en el tiempo de la Pascua, parece que se prolonga un viacrucis de pasión, por este terrible escándalo de los abusos sexuales, que nos afecta a todos como miembros de esta Iglesia de santos y de pecadores. ¿Cuál debería ser nuestra respuesta como consagrados seculares? En primer lugar una profunda reflexión, a todos los niveles. Una reflexión que ha de ser iluminada por la luz de la fe en el Señor. Una reflexión y una fe que nos hagan entender que la fragilidad y la inclinación al pecado es un dato permanente en el hombre. Que llevamos un tesoro en vasijas de barro. Y todo ser humano es así: creados y elegidos por Dios, pero débiles y pecadores. Una reflexión que no se pare en el simple lamento sino que diga, en palabras de fe, lo que ha expresado con vigor el Papa Benedicto XVI en la Carta a los católicos de Irlanda: “Creo firmemente en el poder curativo de Su amor sacrificial.” En segundo lugar, nuestra respuesta no ha de ser otra distinta a la que ha apuntado la Iglesia, en la persona del Santo Padre: velar para que no ocurra; actuar y atajar el mal con prontitud; derrochar caridad y misericordia con las víctimas. Pero la gran respuesta es la santidad de vida que nosotros debemos vivir. Esa es la mejor respuesta a la crisis del mundo y a los escándalos en la Iglesia. Y nuestra misión en medio del mundo nos coloca en un lugar privilegiado para mostrar esta santidad de vida. Que nuestra vida sea una manifestación de la expresión paulina: “Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” (Rm 5,20).

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

2


Vida de la Iglesia OSTENSIÓN DE LA SÁBANA SANTA En la primavera de 2010, después de 10 años de la ostensión durante el año del Jubileo, la Sábana Santa se expondrá de nuevo en la Catedral de Turín del 10 de abril al 23 de mayo. Por primera vez será posible ver directamente en 2010 la Sábana Santa, después de la intervención a la que se sometió para su conservación en 2002. Nueva y más rica de informaciones será la preparación del recorrido de introducción a la visión de la Sábana Santa, que, en el área de prelectura, propondrá imágenes inéditas de altísima resolución. Para visitar la Sábana Santa es preciso prenotarse llamando a un “call center” telefónico (número de teléfono gratuito 008000 SINDONE ó 0114399901 para quien llama desde un móvil). Durante los días de la ostensión estará disponible un servicio de reservación “inmediata” (para visitas en el mismo día) en un punto de acogida que se colocará en Piazza Castello, en las cercanías de la Catedral. Se dedicará máxima atención a las exigencias de enfermos, discapacitados, religiosos y peregrinaciones diocesanas. La ostensión de la Sábana Santa estará acompañada de iniciativas eclesiales y culturales y citas, que en los próximos días concretizará el Comité Organizador. El domingo, 2 de mayo, el Santo Padre, Benedicto XVI estará en Turín y celebrará la Misa en Piazza San Carlo.

JORNADA DE LAS VOCACIONES EL 25 DE ABRIL DE 2010 – IV DOMINGO DE PASCUA, se ha celebrado la jornada de las vocaciones. Como es costumbre el Santo Padre ha publicado un mensaje del que ofrecemos algunos párrafos.

l Tema: El testimonio suscita vocaciones. (…) Ya en el Antiguo Testamento los profetas eran conscientes de estar llamados a dar testimonio con su vida de lo que anunciaban, dispuestos a afrontar incluso la incomprensión, el rechazo, la persecución. La misión que Dios les había confiado los implicaba completamente, como un incontenible “fuego ardiente” en el corazón (cf. Jr 20, 9), y por eso estaban dispuestos a entregar al Señor no solamente la voz, sino toda su existencia. En la plenitud de los tiempos, será Jesús, el enviado del Padre (cf. Jn 5, 36), el que con su misión dará testimonio del amor de Dios hacia todos los hombres, sin distinción, con especial atención a los últimos, a los pecadores, a los marginados, a los pobres. Él es el Testigo por excelencia de Dios y de su deseo de que todos se salven. En la aurora de los tiempos nuevos, Juan Bautista, con una vida enteramente entregada a preparar el camino a Cristo, da testimonio de que en el Hijo de María de Nazaret se cumplen las promesas de Dios. Cuando lo ve acercarse al río Jordán, donde estaba bautizando, lo muestra a sus discípulos como “el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Jn 1, 29). Su E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

3


testimonio es tan fecundo, que dos de sus discípulos “oyéndole decir esto, siguieron a Jesús” (Jn 1, 37). (…) Elemento fundamental y reconocible de toda vocación al sacerdocio y a la vida consagrada es la amistad con Cristo. Jesús vivía en constante unión con el Padre, y esto era lo que suscitaba en los discípulos el deseo de vivir la misma experiencia, aprendiendo de Él la comunión y el diálogo incesante con Dios. Si el sacerdote es el “hombre de Dios”, que pertenece a Dios y que ayuda a conocerlo y amarlo, no puede dejar de cultivar una profunda intimidad con Él, permanecer en su amor, dedicando tiempo a la escucha de su Palabra. La oración es el primer testimonio que suscita vocaciones. Como el apóstol Andrés, que comunica a su hermano haber conocido al Maestro, igualmente quien quiere ser discípulo y testigo de Cristo debe haberlo “visto” personalmente, debe haberlo conocido, debe haber aprendido a amarlo y a estar con Él. (…) Todo presbítero, todo consagrado y toda consagrada, fieles a su vocación, transmiten la alegría de servir a Cristo, e invitan a todos los cristianos a responder a la llamada universal a la santidad. Por tanto, para promover las vocaciones específicas al ministerio sacerdotal y a la vida religiosa, para hacer más vigoroso e incisivo el anuncio vocacional, es indispensable el ejemplo de todos los que ya han dicho su “sí” a Dios y al proyecto de vida que Él tiene sobre cada uno. El testimonio personal, hecho de elecciones existenciales y concretas, animará a los jóvenes a tomar decisiones comprometidas que determinen su futuro. Para ayudarles es necesario el arte del encuentro y del diálogo capaz de iluminarles y acompañarles, a través sobre todo de la ejemplaridad de la existencia vivida como vocación. Benedicto XVI

l Viaje a Portugal -Fatima La Virgen María bajó del cielo para recordarnos verdades del evangelio que son una fuente de esperanza para una humanidad, fría de amor y sin esperanza de salvación. Naturalmente, esta esperanza tiene, como primera y radical dimensión, no la relación horizontal, sino la vertical y transcendente. La relación con Dios es constitutiva del ser humano, que ha sido creado por Dios y destinado a Dios: por su propia estructura cognitiva busca la verdad, tiende al bien en la esfera volitiva, y en la dimensión estética es atraído por la belleza. La conciencia es cristiana en la medida en que se abre a la plenitud de la vida y de la sabiduría, que tenemos en Jesucristo. La visita, que ahora inicio bajo el signo de la esperanza, pretende ser una propuesta de sabiduría y de misión. El justo ordenamiento de la sociedad deriva de una visión sapiencial de la vida y del mundo. Radicada en la historia, la Iglesia está abierta a colaborar con quien no excluye ni reduce al ámbito privado la esencial consideración del sentido humano de la vida. No se trata de una confrontación ética entre un sistema laico y un sistema religioso, sino de una cuestión de sentido, al cual se confía la propia libertad. El punto clave es el valor que se atribuye a la cuestión del sentido y a su implicación en la vida pública. (...). Vivir en la pluralidad de sistemas de valores y de cuadros éticos requiere un viaje al centro del propio yo y al núcleo del cristianismo para reforzar la calidad del testimonio hasta la santidad, para encontrar caminos de misión hasta la radicalidad del martirio. Benedicto XVI E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

4


Vida de la CMIS Los días 18-21 de marzo se tuvo la reunión del Consejo Ejecutivo de la Conferencia Mundial (CMIS) en la sede de casa La Salle. La agenda de los trabajos ha sido muy densa. El Presidente, después de una amplia relación sobre el trabajo desarrollado, invitó a los Consejeros a profundizar temas como: -la reforma de los Estatutos de la CMIS, – la preparación de la próxima Asamblea General y la preparación de un Congreso de estudio que la precederá, – la creación de una nueva Revista de profundización, -la actualización de la página web que está para salir a luz y que los Consejeros han podido ver en sesión privada. Sobre el tema de los Estatutos se tuvo un interesante encuentro con el Padre Paciolla, Subsecretario de la Congregación y experto canonista, que presentó contribuciones de lectura de la norma y de sus interpretaciones en el respeto del camino de organismos como la CMIS que él definió organismos de comunión y no de gobierno. Sobre el tema de la creación de una nueva Revista, la Presidencia CMIS preparó una profundización-seminario del Consejo Ejecutivo con algunos expertos y profesores, resultando muy interesante, abriendo estímulos y perspectivas para continuar siendo líder en el camino de formación de los Institutos. Sobre el capítulo Congreso se decidió dar vida a un Comité organizador que colaborará con Ewa Kusz y deberá definir en los detalles el tema y el método de trabajo, recogiendo las sugerencias ofrecidas por los Consejeros. Por lo que se refiere a la Asamblea el Consejo decidió que se celebre en Asís, lugar sugestivo y lleno de espiritualidad, y estará precedido por el Congreso. La fecha será del 23 al 29 de julio de 2012. Comencemos a prepararnos desde este momento con la oración y con las reflexiones sobre los temas que, poco a poco, se darán a conocer.

l Para adherir a la CMIS Juzgo importante recordar algunas noticias útiles relativas a la adhesión a la CMIS por parte de los Institutos Seculares de derecho diocesano y pontificio: Primera adhesión: Solicitud escrita de la / del Responsable general del Instituto con aceptación de los Estatutos de la CMIS (art. 3 de los Estatutos). Pago de la cuota de adhesión (establecido por el Consejo Ejecutivo, cfr. art. 15 de los Estatutos). A la solicitud se han de añadir: a)

Copia del decreto de erección del Instituto por parte de la autoridad competente (Obispo diocesano o Santa Sede).

b)

Una breve presentación del Instituto, con indicación de los detalles de referencia,

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

5


como: Sede – difusión – número de miembros - composición del Consejo - nombre y dirección de la persona a quien enviar la correspondencia - dirección electrónica – página web – lengua preferida para las comunicaciones. c)

Fecha de la celebración de la última Asamblea electiva.

La cantidad de la cuota a pagar se indicará a la / al Responsable General después de la solicitud de inscripción.

l Renovación de adhesión: Solicitud de renovación con indicación del número de miembros. Pago de la cuota de adhesión para el año en curso. La falta del pago de la cuota equivale a falta de adhesión, salvo eventual dispensa por parte del Consejo Ejecutivo.

Vida de los Institutos l Figlie della Regina degli Apostoli (FRA) - Italia El sábado y domingo, 10 y 11 de abril de 2010 se organizaron, en tres sedes diversas de Italia dos días de orientación vocacional. El tema del encuentro fue “HEMOS ENCONTRADO EL MESÍAS”, en relación con el tema de la jornada mundial de las vocaciones de 2010. A los dos días, seguirá, en los diversos lugares, una cita para retomar el tema, en fechas diversas según la sede de referencia. Las sedes de los tres encuentros serán: Affi (Vr), Florencia, Palermo

l Oblatas Diocesanas- Argentina Cambio de Responsabilidades Buenos Aires. El Instituto Secular de las Oblatas Diocesanas, que se reunió en Asamblea General ordinaria, renovó la propia dirección para el período que va de febrero 2010 a febrero 2013. Fue elegida Responsable General Rosa Estela Giachetti, mientras Matilde Germanovich fue elegida Vice Responsable y encargada de la formación. Como Responsable para la misión resultó elegida Margarita Carrizo, y Responsable de administración y pobreza, María Isabel Iannizzotto. A todas deseamos un fructífero trabajo.

l Missionari della Regalità - Italia Organiza un Tiempo de búsqueda – es decir, una propuesta para quien desea reflexionar sobre la propia vocación E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

6


Con tal fin propone un curso de orientación para una elección de vida. Es decir, una ocasión para conocer una forma particular de vida consagrada, en la que se está llamados a vivir como laicos en la propia familia y en el propio trabajo, presentes con corazón y espíritu nuevos en todo ambiente y en las muy diversas situaciones de la vida. El curso constará de tres encuentros el fin de semana, los días 1-3 de octubre de 2010, sobre el tema: Una propuesta de vida. Enero 2011, la llamada Marzo 2011, las Bienaventuranzas Los encuentros están abiertos a todos los jóvenes, desde los 20 a los 35 años.

l Oblatas Franciscanas - México Los días 28-31 de marzo celebraron la Asamblea General.

l COMI - Italia El 12 de marzo, Giovanna CL. regresó a Kinshasa, acompañada por Andreina. Juntamente con Antonietta y las otras dos Comi del puesto, continuará realizando una misión no fácil, en un país en el que las necesidades materiales y espirituales de los más pobres son enormes. Seguidamente también Giovanni B. Auxiliar de las COMI viajó a Kinshasa. Andreina y Giovani volvieron a Italia a finales de marzo. CALL

l Khristusa Króla - Polonia Plantea un interrogante: ¿Sabíais que se puede servir a Dios como persona consagrada en el mundo? : Si estás tratando de comprender su modo de vivir y quieres donarte a Jesús permaneciendo laico en el mundo, te invitamos a: un encuentro de ORACIÓN durante la cual rezar juntos para conocer la vocación específica. Fecha de la reunión: inicio - 19 de junio de 2010 (Sábado), 09,30 g. fin - 20 de junio de 2010 (Domingo), 13,00 g. Lugar: Centro “Emmaus” Estará presente : fr. Dr. Peter Walkiewicz y miembros del Instituto Secular Khristusa Króla

l Misioneras Apostólicas De La Caridad – España Acompañadas por la oración de muchas personas amigas, celebraron felizmente su Asamblea electiva, del 21 al 28 de febrero de 2010. E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

7


Resultó elegida Mercedes Moratinos Torres, después de un cuidadoso trabajo y una larga reflexión sobre el carisma y la vida del Instituto Secular.

l Volontarie della carità- Italia En vista y preparación de la próxima Asamblea, el sábado 17 de abril se tuvo en San Donà un encuentro de zona del Instituto, dentro de la formación permanente programada cada año, con la participación de Voluntarias y Asociados. “Naturalmente - comenta la Vicepresidenta del Instituto – este encuentro tuvo un perfil particular: reflexionar sobre los problemas emergentes del Instituto. El encuentro tuvo una buena participación, fue intenso, aunque el tiempo nunca es suficiente, alegre como cada vez que nos encontramos en familia”. Del 31 de julio al 5 de agosto 2010 en Camposampiero, provincia di Padova, se celebrará la Asamblea General electiva del Instituto Secular Volontarie della Carità . Tendrá como tema: “Redescubrir las propias raíces para responder a los desafíos del hombre de hoy”. Estará precedida por el curso anual de ejercicios espirituales, reservados a los miembros del Instituto, Asociados y Voluntarias

l Missionarie della regalità- Italia El Instituto vive este año un momento particular con la Asamblea de las dos Zonas, Italia y EE.UU., y con la Asamblea General que se celebrará en La Verna del 21 al 27 de agosto. Es un acontecimiento que en la vida del Instituto sucede sólo una vez cada veinte años, cuando coinciden los diversos plazos de las Zonas (4 años) y del Consejo Central (5 años). Lo juzgamos un acontecimiento de gracia extraordinario, porque la mayor parte de las Missionarie del Instituto están implicadas en proyectar el futuro. La Asamblea es, de hecho, el momento más significativo de la verificación y de la elaboración de proyectos dentro de la comunidad fraterna a la luz del carisma del Instituto. La Palabra de Dios nos acompaña y, una vez más, nos impulsa a comprender los desafíos de la historia, del mundo y de la Iglesia de hoy, abriendo el corazón a la misión y repensando la estructura y la vida del Instituto a la luz de las Palabras del Señor: “Duc in alto”. Será, en realidad, el tema de la Misión, corazón de nuestro carisma, el que, en realidad unificará los caminos de la Asamblea y nos guiará en la novedad del Espíritu, concientes de que el carisma no es un fósil, sino un organismo vivo, capaz de desarrollos siempre nuevos y creativos.

l Oblatos diocesanos - Argentina El 5-6 de junio, en el centro Padre Elizalde, de la ciudad de Resistencia, el Instituto promueve un encuentro de formación para los propios miembros.

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

8


l Sacerdoti Missionari della Regalità - Italia La Comisión Formación Permanente presenta algunas fichas sobre “la virtud de la fe en las relaciones de la vida del sacerdote”, que se utilizarán en los encuentros mensuales de grupo del 2010, sobre los siguientes temas: 1) “Fe sin esperanza: ¿sacerdote angustiado?” 2) “Vida sin fe: ¿sacerdote funcionario?” 3) “Fe sin vida: ¿sacerdote intimista?” 4) “Palabra sin fe: ¿sacerdote charlatán?” 5) “Fe sin profecía: ¿sacerdote miope?” 6) “Fe sin riesgo: ¿sacerdote solitario?” Como ya se puede deducir de los títulos, las fichas son particularmente estimuladoras, porque se abren con una pregunta que toca la vivencia del sacerdote e invita a la verificación del servicio ministerial, de las elecciones pastorales, del lenguaje en la comunicación de la fe, de la relación con el mundo y la historia.

l CIIS - Conferenza Italiana Istituti Secolari Se celebrará en Sassone (Roma) la Asamblea General electiva, los días 8-9 del mes de Mayo sobre el tema “NOSOTROS CIUDADANOS DEL MUNDO. InculturaciónDiscernimiento-Formación”. La mañana del día 8 se prevé una relación de Giorgio Mazzola que tendrá como título: “Con el mundo en el corazón, el camino de los Institutos Seculares”.

l Curso formadores Los días 4-6 de junio, en el Instituto de Maria Bambina, se tendrá un curso para formadores con el tema “El formador acompaña a acoger, vivir, reavivar, el don de la llamada”.

l KKIS

Conferencia Polaca de Institutos Seculares

Se tuvo en Czerna, el 27.04.2010, la reunión del Consejo Ejecutivo. Se programaron los siguientes acontecimientos: Curso para formadores – duración 2 años y se desarrollará en cuatro fines de semana. Se privilegiarán temas de formación humana. Un Simposio para el otoño de 2011 sobre el tema de la secularidad. Partiendo de la espiritualidad de la Encarnación. E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

9


Cuidar una base de datos de psicólogos, que puedan ser útiles a los Institutos Seculares para fines diagnósticos y terapéuticos, y también formativos. Intentar obtener de nuestra Conferencia la participación en los Consejos y en las Comisiones de la Conferencia Episcopal Polaca, especialmente en el Consejo para los laicos y la pastoral.

l COMIS – Conferencia Mexicana Institutos Seculares Precisamos que en la última Asamblea de la COMIS también Maricela Zárate entró a formar parte del nuevo Consejo juntamente con Cristina Ventura Vice Presidenta – Laura de León Secretaria – Irma de la Garza Quintanilla – Ana María Quiles – Yolanda Escobar.

TESTIMONIOS l Viaje misionero a Roraima Últimamente el Estado brasileño de Roraima ha hecho que se hablara mucho de él en los periódicos y en los medios nacionales de comunicación con ocasión del reconocimiento de la Tierra Indígena Raposa Serra do Sol, por parte de la Corte Suprema Federal. Un debate vinculado a cuestiones importantes, entre las cuales la internacionalización de la selva del Amazonas – el pulmón verde de la humanidad -, la soberanía nacional, el derecho de los indígenas a vivir en paz en sus territorios ancestrales1. Dichas discusiones han evidenciado los conflictos existentes, desde hace mucho tiempo, entre los grandes productores agrícolas y los pueblos indígenas, entre la acción política regional y la de la Iglesia católica, que con frecuencia es criticada y hasta perseguida, porque defiende los derechos de los que no tienen voz: los indios, los pequeños productores rurales y los trabajadores de las ciudades. Roraima se encuentra en el norte de Brasil, en plena selva amazónica y es como un gran mosaico de cultura y de diversidades étnicas, que se formó a través de un proceso histórico que tuvo su inicio en el siglo XVIII. Este territorio hoy hospeda, además de sus ciudadanos autóctonos, muchos inmigrantes e hijos de inmigrantes que proceden de varios Estados de Brasil, sobre todo de las regiones del nordeste y del sur. La naturaleza que configura el escenario de Roraima es como un inmenso mosaico: bosques, montañas, selva virgen, lagos, riachuelos y largos cursos de agua como el imponente Rio Branco, río de agua clara que atraviesa todo el Estado para convertirse después en uno de los principales afluentes de Rio Negro. Esta gran fiesta de la diversidad, que la fauna y la flora nos presentan, es sofocada muchas veces por intereses individuales y egoístas, que no sólo perjudican el ambiente, sino que llegan a no reconocer a los seres humanos en su originalidad, cultura y hasta en su misma existencia. Quizás, a veces es más fácil acoger y admirar la variedad de la naturaleza, que acoger y admirar la diversidad del hombre. También yo soy originaria de Roraima, de donde salí hace unos ocho años para seguir mi vocación como misionera secular escalabriniana. Durante este período he podido realizar en

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

10


mi vida algunos pasos de éxodo, caminando, emigrante con los emigrantes, en el seguimiento de Jesús en la vida consagrada, con los votos de pobreza, castidad y obediencia que pronuncié en el 2005, en Solothurn, Suiza. Aquel día recibí mi primer envío misionero, que hoy me llama a vivir en San Paolo, en el Centro Internacional de Formaçao para Jovens Ecalabrinos. En el Centro Internacional compartimos la sed y búsqueda de los jóvenes, que poseen tantos recursos y expectativas, pero que a veces son oprimidos por la difícil búsqueda de un trabajo y se encuentran desorientados por el movimiento frenético y fragmentado de la ciudad. Como en un laboratorio, tratamos de vivir la acogida de la diversidad, partiendo de la experiencia de que en primer lugar es Dios quien acoge y ama a cada uno de nosotros dando sentido a nuestra existencia. Durante estos años he podido encontrar inmigrantes y refugiados en la Casa do Migrante de los misioneros escalabrinos, a través del servicio de un curso de portugués. Otra ocasión para vivir la colaboración con los misioneros fue la presencia en el Instituto Cristóbal Colón, donde he enseñado religión a los niños que se hospedan en aquella casa, y que provienen de familias en dificultad de los barrios más pobres. Estos chicos llevan consigo muchas heridas y sufrimientos, pero están llenos de vida y de deseo de amor. Es un gran don y una responsabilidad poder cultivar en ellos la confianza y la esperanza en Dios y en los demás, para que puedan construir el propio futuro. Después del doctorado en Lengua portuguesa, comencé hace dos años un “master” en el campo de la comunicación social. La tesis, en la que estoy trabajando, tiene como título: “Los pueblos indígenas en el discurso de los medios de comunicación” y considera la difícil realidad de los indios en Roraima. Desde los tiempos de la colonización hasta hoy, estos han permanecido hombres sin voz y sin derecho a la tierra. Sus puntos de vista no tienen espacio en los medios de comunicación, y lo que de ellos conocemos nos viene transmitido por otros: por los políticos, por los grandes latifundistas y por los medios de comunicación. Es una condición propia también de otras muchas minorías portadoras de diversidad, entre ellas los inmigrantes, cuya imagen construyen con frecuencia los medios de comunicación basándose en intereses políticos y económicos. La región amazónica, donde nací y crecí, y la megalópolis de San Paolo, donde he sido enviada como misionera, son dos contextos muy diversos, pero ambos atravesados por realidades contrastantes y dolorosas. Realidades que piden respuestas coherentes con la fe cristiana: la opción en favor de los menos afortunados y de los que no tienen derechos, la búsqueda de vivir el Evangelio en las situaciones de injusticia social y la elección de la fraternidad con todos. Seguir la propia vocación de consagración a Dios no significa alejarse de la realidad histórica o ser indiferentes ante ella, sino que quiere decir dejar que el protagonista de mi historia y de nuestra historia sea el mismo Dios Padre. Él desea realizar, también a través de nosotros, su reino de justicia y de paz. Adhiriendo a su proyecto de amor, puedo entregarle mi vida, mi pueblo, toda la humanidad y las situaciones de injusticia que tienen necesidad de una respuesta evangélica radical. La oferta total de mi misma y del mundo a Él abre la posibilidad de participar en el movimiento imparable de amor que cada día recibimos en la E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

11


Eucaristía, un movimiento de transformación que puede penetrar todo y arrojar luz sobre las acciones y acontecimientos de cada día. Durante estos años de camino misionero, he podido contemplar muchos signos de la presencia de Dios. Uno de estos ha sido el viaje que, juntamente con otras cuatro misioneras, he realizado recientemente a Roraima, con ocasión de un gran Congreso juvenil organizado por la Diócesis. En la espiritualidad del éxodo, compartiendo la experiencia viva de los emigrantes, nunca se retorna al propio lugar de origen como se estaba antes. Ha sido precisamente esto lo que he vivido. Mi viaje a casa ya no era un hecho individual, sino un envío comunitario. Y también la acogida de mi familia y de la Iglesia local se ha alargado a toda mi comunidad: una expresión del gran amor de Dios que nos une, más allá de la pertenencia de sangre y de cultura, porque nos convertimos en su familia divina en la diversidad de nuestros dones. Hemos encontrado una Iglesia viva, joven y activa que, a pesar de los desafíos y de las contradicciones, camina testimoniando una dimensión misionera de 360°, tanto en la capital como en las pequeñas ciudades dispersas por el vastísimo territorio de Roraima. También esto es fruto de la presencia Dios que conduce la historia de su pueblo: la diócesis ha acogido numerosos misioneros procedentes de diversas partes del mundo y de Brasil, dispuestos a colaborar con la Iglesia local. Mi visita a Roraima me ha hecho recordar un encuentro realizado, hace años, con el obispo de la diócesis, Don Roque Paloschi, que me ha marcado profundamente. El obispo me habló de los misioneros que estaban presentes en la diócesis y del trabajo que realizaban, y añadió: “Hija mía, nuestra tierra ya ha acogido muchos misioneros y misioneras que han dado y continúan dando la vida por el Reino de Dios. Tú eres nuestra pequeña respuesta que dice que podemos ofrecer nuestra pobreza. Sigue el camino que Dios te ha indicado y para el que te ha llamado. Pero acuérdate siempre de buscar la santidad, esto es lo que Dios quiere de nosotros”. Acogí estas sabias palabras como un verdadero y auténtico envío misionero, con la misma profunda alegría que me había hecho abandonar Roraima para caminar, no sólo con mi pueblo, sino con todos los pueblos y, con un corazón universal, acoger el dolor y las esperanzas del mundo con la certeza de que es Él, Jesucristo, el Señor de la historia de todo hombre. Él está presente, más que nunca, con su Santo Espíritu, amor creativo de Dios, que quiere formar de todos los pueblos una sola familia, unida en la diversidad, y pide nuestra disponibilidad cada día. Elisangela

1

Para profundizar el tema del proceso de reconocimiento de la Terra Indigena Raposa-Serra do Sol, ver: WWW.socioambiental.org/ins/esp/raposa; www.survival.it/notizie/4357 Tomado de: Sulle strade dell’esodo, n. 1 –

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

12


l El peso de las palabras Hemos recogido en Basilea el testimonio de una amiga suiza, Anne Claire Galli, que trabaja como voluntaria en el Servicio pastoral ecuménico para los solicitantes asilo, y donde también nosotras misioneras estamos presentes. Nos ha contado con sencillez qué sucedió durante una tarde informativa, organizada por las autoridades ciudadanas, en su barrio. La población de la zona había sido invitada para recibir explicaciones sobre la apertura de un nuevo alojamiento para extranjeros que habían solicitado asilo político en Suiza. “Llegué con un poco de retraso, y el debate ya había iniciado. Algunas voces estaban criticando la hipótesis de abrir en nuestro barrio un nuevo Centro para los solicitantes asilo, muy cerca de uno ya existente. Después de estos comentarios se creó enseguida un clima de hostilidad contra los refugiados: las observaciones críticas y negativas se reforzaban y estimulaban recíprocamente. Los representantes de las autoridades ciudadanas y el responsable de Ia policía tomaron tiempo para explicar con calma, tacto y mucha paciencia, por qué era necesario una ulterior estructura de acogida en nuestro barrio. Era necesario, sin embargo, mayor claridad: algunos interpretaban erróneamente la propuesta de las autoridades de utilizar guardias de vigilancia privada (“Securitas”) para controlar los alrededores de las dos casas como prueba de la peligrosidad de los refugiados. La argumentación de las autoridades se desarrollaba, en cambio, en torno a ¡“tranquilizar la población y disminuir el miedo”! La atmósfera en la sala parecía discurrir de forma muy desagradable y contraria a los solicitantes asilo, hasta que una persona – también muy ansiosa y preocupada – logró adquirir valor y dirigirse a los participantes preguntándoles quién había tenido concretamente experiencias negativas con los refugiados y de qué género habían sido. La parte del público contraria al Centro, inicialmente bastante ruidosa, al final se redujo a dos personas: una señora se lamentaba del “fastidio de haber recibido propuestas de matrimonio por parte de algunos refugiados, cuando pasaban delante de su casa”, y otra afirmaba haber sido “molestada por el ruido de una familia de solicitantes asilo, que habitaba cerca de su casa”. Pero, poco a poco, se oyeron también voces que narraban haber mantenido encuentros serenos con personas extranjeras, con las que después nacieron intercambios muy enriquecedores, incluso, ¡hasta una mistad! Otros decían que tenían curiosidad en saber “cómo entrar en contacto con los solicitantes asilo” y “qué hacer para conocerlos”. Hubo también quien lanzó la idea de organizar algo juntamente con ellos con ocasión de la fiesta de tradicional del barrio en otoño. La misma persona que había preguntado qué se debía temer concretamente de los refugiados, propuso un nuevo encuentro de la población con las autoridades y la policía después que hubieran pasado algunos meses desde la apertura del alojamiento: una ocasión para realizar una valoración y para constatar quizás que la convivencia no era tan terrible como se había temido y para tratar de resolver juntos eventuales problemas. Todos aprobaron la idea y el encuentro terminó en una atmósfera más abierta y agradable que la inicial. Las voces fuertes y agresivas del inicio no se sintieron en adelante: se fueron acallando progresivamente, quizás al darse cuenta de que ya no eran mayoría.

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

13


Fue una experiencia fuerte constatar la influencia que pueden tener palabras y testimonios positivos contra el miedo, la xenofobia y la agresividad consiguiente. ¡Esta influencia positiva depende ciertamente de cada uno y corresponde a cada voz individual! Y al inicio, cuando la agresividad todavía consiste sólo en las palabras, es cuando se puede (y se debe) intervenir; más tarde resulta mucho más difícil y, con frecuencia, arriesgado. Se puede esperar que entre la población local y los solicitantes asilo se abran posibilidades y ocasiones para realizar encuentros verdaderos: estoy convencida de que estos ayudarán a disminuir el miedo. Felicina Tomado de: Sulle strade dell’esodo n°4 diciembre de 2009

l Tocaré el arpa de diez cuerdas ¡Tocaré el arpa de diez cuerdas, después de diez, veinte, treinta o más años de consagración! Es importante descubrir de nuevo el alma canora de nosotras, consagradas: todo consagrado canta, toca y danza, da gracias al Señor por los años de viva, cada día descubre el don de la vocación, un gran don. Todos nuestros años, todos los acontecimientos, deben resonar como un canto de alabanza, aunque hay algunas cuerdas desafinadas, los pequeños y grandes sinsabores, las pruebas, las desilusiones, que con la gracia de Dios podemos afinar. Estas no deben hacernos empantanar, no deben hacernos perder la leticia. Con frecuencia, sin embargo, pasando los años, nos encontraremos alabando a Dios precisamente por aquellas cosas y no por otras que quizás nos pesan, nos aplastan. De la lectura cotidiana de la Palabra de Dios sabemos muy bien que la verdadera actitud bíblica es la leticia, la alegría, el gozo: una actitud profunda, auténtica, como la de nuestro padre y maestro Don Bosco. De dónde podemos tomar esta leticia, no ciertamente de nosotros, sino de la fe en Dios, que nos la da en la oración paciente y vigilante. Esta leticia es el secreto profundo de la vida consagrada, es el signo de que nuestra relación con Dios, con las mediaciones del Instituto y con el prójimo, está en orden. Ciertamente, al inicio de nuestro camino de consagración es fácil el canto, pero poco a poco, la respiración para cantar se debilita y debemos pedir al Señor la misma gracia que hizo cantar a María con entusiasmo, tanto en el nacimiento de Jesús cuando Simeón le profetizó la espada, como cuando Jesús se alejó de casa, o cuando estaba a los pies de la cruz. Precisamente por esta gracia María nunca perdió la convicción de su primer “sí” y nunca pensó que se equivocaba en todo, cuando no lograba comprender la voluntad del Padre. María debe ser siempre nuestro modelo: debemos mirarla para adquirir fuerza y valor y para aprender la fe y la humildad de la oración. El Padre quiere que todo nuestro ser vibre por Él en el canto y en la alegría y nos espera siempre, como aquel padre que esperaba al hijo que se había alejado, y nos acoge y nos

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

14


ayuda siempre. Nuestro regocijo, recomendado por Don Bosco, se fundamenta en este amor que proviene del Padre y en la conciencia de que Cristo, a quien seguimos, cantó antes de la Pasión, venció el pecado y la muerte abandonándose al Padre. Ciertamente, al canto del salmo 118, sucedió la angustia que se transformó en un grito: “Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como quieres tú” (Mt 26,39). Es siempre la misma alma de Jesús la que canta. ¿Qué puede, pues, darnos miedo y debilitar nuestro canto de alabanza al Señor? Dios adiestra mis manos para el combate (cfr. Sal 144) de la fe, del sacrificio, de la entrega; ¡Nada ofuscará la alegría del canto si el Señor está conmigo! Este regocijo que nos viene de la confianza en Dios no es solo un bien nuestro, que nos hace superar las dificultades, las pruebas con serenidad, sino que es también nuestra misión. Quienes viven a nuestro lado, nuestra familia, nuestros colegas, nuestras hermanas del Grupo, esperan algo de nosotros; podemos ayudarlos sobre todo con el testimonio de la serenidad del alma bíblica, o podemos desilusionarlos con nuestro recelo, con nuestra desconfianza, con nuestro mal humor. Especialmente en este mundo en el que reina la lucha, la violencia, la incredulidad, la indiferencia, nosotras consagradas debemos hacer sonar todas las cuerdas del arpa para comunicar la esperanza que viene de DIOS. Y en el Grupo también, para quien tiene ya cierta edad, precisamente el testimonio de serenidad, de alegría, a pesar de los achaques y las dificultades; el testimonio de la seguridad de que nos sentimos en el puesto justo, el que Dios ha querido para nuestro bien y para el de los demás, da esperanza a las hermanas especialmente a las más jóvenes que encuentran las primeras dificultades en esta aventura maravillosa. No apaguemos su canto entusiasta, sino unámonos a su acción de gracias al Señor por el don de la vocación y viviéndola cada día con la misma maravilla que María expresa en el Magnificat por las grandes cosas que Dios realiza en nosotros cada día. Así seremos fieles a nuestro “sí” y ciertamente nuestro canto hará acercarse a otras jóvenes que desean descubrir la fuente de esta alegría y beber en ella. Dora Tomado de: Crescere n. 2 Abril de 2010

l Carta desde Sierra Leona Mientras el año pasado estaba, todavía, en Sierra Leona, Renato escribía esta carta para la Cuaresma. Dada la situación vivísima que describe, y que todavía es actual, sus deseos de buena Cuaresma valen sin duda para este año Queridas amigas / amigos: Cuando por la mañana voy al trabajo, diez minutos caminando, debo atravesar un trozo de esta periferia, con casas sencillas con tejado de planchas de zinc, ladrillos de barro, cubiertos con una pequeña capa de cemento; dos, tres pequeños locales en su interior, 2x3 metros, 3x4 metros, no creo que sean más grandes.

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

15


Privacy En realidad, la vida se desarrolla en la calle, por la mañana salgo a las 7,30, alguno está yendo al campo, otros se están lavando, es decir, antes cogen el agua del pozo, después la echan en los cubos, los niños se lavan así como la naturaleza los ha creado, ningún embarazo, por el contrario saludan contentos con manchas de jabón esparcidas por el cuerpo; los otros / otras cuya figura ya se ha desarrollado van a construcciones separadas, medias duchas, medios WC, con un cubo, otros, cubiertos /as con una gran toalla las partes estratégicas, con varias contorsiones se lavan donde están. Y de todas formas, increíble como de costumbre, de pobres casas salen finalmente personas bien vestidas, limpias, bellas chichas y bellos jóvenes. Se prestan puñaditos de carbón ya rojos para facilitar encender un brasero, sobre el que calientan una especie de porridge, antes de ir a la escuela o al trabajo. En Europa se dice privacy, pero aquí la vida se desarrolla en la calle, y es natural la exposición también de los cuerpos. Cada familia es lo que es, no puede esconder nada, no hay forma de estar en la intimidad Las casas son pequeñas y no son adecuadas para protegerse del calor, el alimento se prepara fuera, en los braseros, el sábado el cuidado del cuerpo es muy prolongado. A veces me siento embarazado al atravesar físicamente su vida, me parece violar su privacy, pero estoy en la calle y su vida se desarrolla en la calle. Hasta un cierto nivel de riqueza. Creo que entre las familias de la misma condición exista cierta obligación de no encerrarse; sería un romper con los vecinos, pero cuanto más se sube en la escala social, existe menos vida pública. Las casas se rodean de muros y después con alambre de púas. Se esconden. En los barrios acomodados de muchas ciudades africanas se debería hablar de búnker más que de casas, a veces existen barrios completos bunkerizados con un acceso muy regulado y sometido a autorización. Cuando el nivel de vida es escandalosamente diverso, se debe proteger; si se vive en la misma ciudad, se vive en casas, barrios, semejantes a fortalezas; si la diferencia es escandalosamente diversa entre las naciones, se cierran las fronteras. ¡Cojeando? No. Una sola zapatilla Cuando camino trato de observar y de observar cómo me miran, pues formo parte del paisaje, ya que, al fin de cuentas, soy siempre uno que está mejor que otros, un blanco. Una mañana me cruzo con una muchachita que desde lejos parece que cojea, lleva un vestido azul bordado de rojo que debió ser elegante, ahora está gastado y no muy limpio, algunos agujeritos aquí y allá, apenas si cubre las rodillas, en la cabeza una pequeña sartén con tapa; dado que cojea debe sujetar con una mano la pequeña sartén, el vestido está alzado de una parte, tiene una mirada triste, noto que observa con insistencia mis pies, mi calzado para pasear en el verano, quechua, horadado al estilo antiguo romano, comprado en Decatlon, Piazza Castello, Milán. Entonces también yo miro sus pies, no cojea, lleva solo en un pie una lastimosa y descuidada zapatilla sujetada al dedo gordo y que arrastra en medio del polvo; podría ir descalza, sería mejor, pero quizás esta única zapatilla es importante para ella, es una riqueza. Le sonrío, la saludo, me encuentro embarazado con mis quechua, (ya consumadas), pero… las palabras muchas veces no sirven, anoto dentro de mí este pequeño hecho. Quisiéramos preparar una reunión cultural para los nuevos que llegan, pero para qué sirve si uno no tiene ojos para ver.

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

16


¿Desnutrición? Bien vestida, con móvil, bella, bolso de cierto valor, mirada altiva un poco desvergonzada, maquillada con cuidado, ¿20 años?, niño en los brazos, desnutrido, desaseado, mal vestido. Sucede, y no es el único caso, que se debe atender a niños acompañados por personas bien vestidas, con un mínimo de dinero. Un móvil cuesta al menos 50 dólares y con 50 dólares se come durante bastante tiempo aquí. ¿El padre? ¿La abuela? ¿Las tías?, la famosa familia africana alargada ¿dónde está? No hay razón para que exista desnutrición en este pueblo, ni para las familias, ni para las comunidades locales, ni para el gobierno. Las guerras, la entrada de modelos de vida europeos, una sociedad en transición provocan también estas absurdidades; nosotros curamos gratuitamente y a veces tenemos la impresión de ser un incómoda escapatoria para padres, jóvenes mujeres, enteras familias, que están perdiendo algunas prioridades. Mientras tanto comenzamos a reparar un pabellón de 36 metros, en el que se cura a los niños seriamente desnutridos, con alguna complicación médica, por ahora es una estructura semi permanente y la transformamos en permanente. Es necesario terminar antes del mes de mayo, cuando comienzan las lluvias y, según, el calendario, se da también el mayor número de desnutridos. Y dicen que en África no son puntuales. Navidad 2008, nómadas Mi Navidad 2008 fue un poco movida, unos días antes había habido un golpe de estado en el país confinante, Guinea Konakry. Muerto el Presidente vitalicio, los militares tomaron el poder. Algún alboroto y Médicos sin Fronteras (MSF) desalojaron las familias. Mi Santa Misa de Navidad, que aquí dura tres horas, fue interrumpida dos veces por llamadas de teléfono realizadas y recibidas saliendo de la Iglesia, por seguir el viaje y el paso de frontera de 12 personas. Gran alivio cuando finalmente se encontraron fuera del país; en fin, el buen Jesús habrá perdonado mi mala educación, me habrá comprendido, porque también él nació fuera de casa y muy pronto tuvo que ir al extranjero. Fiebre amarilla, 191.000 vacunaciones en 5 días Algunos días antes de Navidad se supo que seguramente una persona había muerto de fiebre amarilla. Según las reglas internacionales, es suficiente la certeza de un fallecimiento para que se dispare la obligación de una vacunación de masa, en este caso medio millón de personas. Entre verificaciones, aplazamientos, dudas, problemas organizativos, retrasos aéreos, bloqueo en la frontera de un camión proveniente de Burkina Faso, discusiones con la ASL, el Ministerio de la Sanidad, en fin, con una cadena de frío encontrada en el puesto, con muchos medios encontrados o adquiridos en el puesto, coches alquilados, MSF, en cinco días justos, vacunó a 191 personas. Sí ¿ciento noventa y un mil? El domingo, por la mañana, día de vacunación me cruzo con una madre con tres niños orgullosos, que hacen ondear la tarjetita amarilla que confirma que han realizado la vacunación; al salir de la Santa Misa una anciana desconocida y otro señor, nos dan las gracias, no hace daño recibir un agradecimiento. E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

17


También esta vez, y no es la primera, la feliz sorpresa de constatar que nuestros amigos de piel negra, sobre los que existen muchos prejuicios, en estas ocasiones cambian decididamente velocidad y hacen cosas que, en frío, parecían imposibles, con competencia. Fue también una bellísima, fatigosa experiencia comunitaria de todo el equipo dirigente; cada uno lo que le correspondía y más de lo que le correspondía, se prodigó todo lo que pudo. A las seis de la mañana era necesario preparar las 35 escuadras que debían ir sobre el terreno con vacunas, diluyentes en boxes térmicos, jeringas, desinfectantes, algodón, cubetas, fichas para registrar, moldes, bolígrafos, registros. A las 6 de la mañana estábamos todos allí en cadena de montaje para hacer partir las camionetas, camiones, con todo lo que servía para la jornada. Un poco de aliento y de nuevo a tramitar, quemar con regular procedimiento los desechos del día precedente, para después llenar los congeladores y preparar los pequeños bloques de hielo para el día siguiente, asegurarse que los generadores eléctricos y toda la cadena del frío sea eficiente, para no inocular vacunas inactivas y suponer que se había protegido a las personas. El agua Este es un país que tiene tres mil milímetros de lluvia al año, todos en la temporada de las lluvias; es una cantidad enorme: Milán debe estar sobre los 1.200 milímetros al año; en el subsuelo hay agua, pero después de tres meses sin llover, algún pozo poco profundo comienza a tener poca agua y las colas se alargan allí donde hay agua. Los pozos son los “cyber” café locales, los más veloces son los que tienen instalada una pompa a mano, los más lentos son los que poseen una cuerda con un cubo atado a la misma, con una apertura que no protege que se introduzca polvo, porquería, insectos. Cuanto peor construidos están, cuanto más fatigosos son, más tiempo tiene la gente para hablar, murmurar, socializar. Pensar en positivo. Pero si todo el exotismo, el tradicional modo de vivir terminara y todos tuvieran el agua en casa sería mejor. Y aquí, el agua bajo tierra existe, siempre, en la temporada de las lluvias está sobre el terreno y muchos terrenos se convierten en pantanosos, y no se puede realizar la recolección y llegan los desnutridos. Si bombasen abundantemente agua para todos, no existirían los terrenos pantanosos, el agua estaría debajo de la tierra, etc. En la ciudad hay puntos de agua donde la fila existe durante el día y durante la noche, quizás el grifo es inútil, pues debería estar siempre abierto. Tiempo de balances, de números Cada año este es el tiempo de los balances para la sede central, para los donantes que quieren saber cómo gastamos el dinero; está también aquí Carlo Ciavoni, periodista del “Venerdì” de Repubblica. Enviado / invitado por MSF de Italia. Es tiempo de horas de ordenador y también la hora de mirar hacia atrás si me he cansado por algo o no. Yo estoy poco en contacto con los enfermos; lo siento y los números no sustituyen la cercanía física, pero ayudan; os doy algunos ejemplos: 418.000 consultas, 18.000 más que en el 2007, en los primeros dos meses de 2009 estamos en 35.000 al mes, pero son los meses más calmos. E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

18


182.000 casos de malaria tratados por voluntarios locales, instruidos y formados para seguir la enfermedad; aquí se repite, con pocas variantes, cuanto se experimentó en Chad. La enfermedad es “the first killer”, la primera causa de mortalidad, para vencerla es importante estar lo más cerca posible de los enfermos, sin barreras de separación, gastos, ignorancia y miedos. 7.000 admisiones en pediatría, 200 camas siempre ocupadas en el hospital, 9.000 transfusiones a pesar de las consolidadas y antiguas resistencias y rechazos. El 40% de los partos que seguimos son a riesgo, son de sala operatoria, llegan tarde, al límite de la supervivencia. Tenemos una escuadra de cuatro personas encargadas de las estadísticas, al inicio me parecía una exageración, pero después he comprendido su utilidad; por ejemplo, comprender de qué estructuras de base llegan los casos más complicados, permite descubrir por qué allí y no en otras partes no existe una adecuada respuesta, o permite descubrir que existe una negligencia de base. Los números sirven. Si en las fichas de consultación se constata cuántas vacunaciones efectúa regularmente el Gobierno, se descubre que en nuestro caso existen lagunas en la vacunación de niños con relativas consecuencias. Dentro de poco, con estadísticas en la mano, amable pero claramente, se planteará el problema, como se dice, en las oportunas sedes, Gobierno, UNICEF, OMS, y si no habrá reacciones, MSF hará algo en vez de quien debería hacerlo; con frecuencia, la sola amenaza reactiva los mecanismos y desbloquea las perezas, las inconsciencias, las…corrupciones. Las estadísticas sobre el índice de mortalidad media de la población se realizan desde hace tres años y en la zona donde trabajamos la situación ha mejorado decididamente, es muy diversa de la resto del país. Rezar En el trozo de terreno que confina con el nuestro, está una pobre familia, la más pobre, la casa más miserable de alrededor, y está colocado en la cumbre de un pequeño relieve; salgo por la mañana, miro hacia arriba y veo al padre de familia, sentado con las piernas superpuestas sobre una estera, con la cabeza descubierta, viste un largo y viejo vestido blanco, con el Corán en la mano, el rosario entre los dedos, inclina el cuerpo en dirección a la Meca, que en este caso es el muro de nuestra casa. Todas las mañas, mientras sus cuatro hijos, 2-10 años, mal vestidos, juguetean en torno, se lavan, mientras la esposa prepara el fuego o da vueltas a algo en la sartén, él reza indiferente ante lo que lo rodea, con un ritmo interno suyo, está allí pero no está allí, está en otra parte. Lo miro: pienso en mi oración, normalmente apartada, no pública, confusa, que no logra separarse de la realidad y concentrarse en el Único; nunca logro separarme, confiarme; mi oración es siempre una especie de negocio, compromiso con el tiempo, con lo que deberé hacer, un continuo cruce de pensamientos, entre el leído en la Palabra o sugerido por un comentario, y las sugestiones personales, las obligaciones, las vicisitudes, los rencores, las pasiones…

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

19


Oración pública, Islán, Cristianos Aquí, como en Chad, es normal ver personas que rezan en público también durante el trabajo, donde están, a veces mirando al Este se encuentran rezando delante de un garaje, o de un muro, no importa, rezan en público, a las horas previstas allí están ellos. Recuerdo la acera llena de gente de rodillas en Via Jenner, con el tráfico de la circunvalación milanesa a medio metro. Mateo 61, 5-6: “y cuando oréis, no seáis como los hipócritas que gustan de orar en las sinagogas y en las esquinas de las plazas bien plantados para ser vistos de los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí, en lo secreto…”. Dos versículos después de esta indicación de cómo rezar, Jesús confía a los apóstoles el Padre Nuestro, que es el esquema obligado de toda oración. No creo que sean hipócritas estas desconocidas personas o colegas de trabajo, que veo rezar en público, por el contrario se ha de reflexionar sobre la total ausencia de oración pública de los Cristianos; recuerdo la fatiga en AEM para reunir a los cristianos, al menos en los tiempos fuertes del Año litúrgico. ¿Sólo presencia escondida? ¿Sólo en la propia cámara? A cada tiempo una respuesta adecuada. Dentro de tres mes deberé estar en casa, después otro año, lejos de casa, otro año que el Señor me regala. Buena Cuaresma y sobre todo Buena Pascua. Tomado de: Comunicare - Condividere n. 372, 2010

ESPIGANDO Miércoles, 24 de marzo de 2010, 30 aniversario del martirio de Mons. Oscar Romero, arzobispo de San Salvador, nosotros lo recordamos. Los pobres como lugar teológico Obispo Romero, ayúdanos a comprender que los pobres son el lugar teológico donde Dios se manifiesta y el zarza que no se consuma, desde la que Él nos habla. Homilía de Don Tonino Bello Queridos hermanos y hermanas: Nos hemos reunido en esta estupenda Basílica de los Doce Apóstoles, en Roma, para celebrar no una empresa de los hombres, sino una empresa de Dios. Recordar un mártir significa, en realidad, identificar el punto en el que la Palabra crece de tal manera, que su crecida rompe los diques y desborda en coladas de sangre. Que es siempre la sangre de Cristo: la del mártir es como su sacramento. E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

20


Oscar Romero es, por tanto, sólo la rotura del dique. Los innumerables testimonios que han dado la vida por Cristo, y que esta tarde recordamos en esta liturgia pascual, son sólo el desfiladero del que el Dios de la alianza hace brotar sobre la tierra, en cien regueros, los borbotones de su fidelidad. Al Dios de los mártires, pues, más que a los mártires de Dios, gloria, honor y bendición. Si la sangre de los mártires es, sin embargo, sacramento de la sangre de Cristo, nos es lícito esta tarde detenernos en reverente contemplación ante esta sangre. Así como nos postraremos en adorante contemplación ante el cáliz eucarístico de la sangre de Cristo, provocada por la palabra. Que se hace tan densa y eficaz en la celebración de los sacramentos, que realiza lo que anuncia. He aquí, pues, el tema generador de nuestra reflexión: el martirio de Romero como fruto de la Palabra. Dividiremos este tema en tres momentos, subrayando que la Palabra de Dios ha construido en el santo Obispo salvadoreño la espiritualidad del éxodo, la espiritualidad del dedo indicador, la espiritualidad del siervo doliente. Espiritualidad del éxodo Éxodo, ¿de dónde? Del escondite de una fe tranquilizadora, intimista, sin sobresaltos. Cuando leí que la conversión espiritual de Romero aconteció exactamente hace diez años, cuando en el mes de marzo de 1977 fue asesinado, juntamente con otros dos compañeros de fe, el Padre Rutilio Grande (un sacerdote que había elegido trabajar por la redención de un mundo gravado por la miseria y el sufrimiento), me vino de repente a la mente un libro de von Balthasar: “Cordula, ovverosia il caso serio”. Cordula es una jovenzuela de la que se habla en la leyenda de las once mil vírgenes. Habiendo escapado a la muerte, y viendo que todas sus compañeras habían sido matadas por la causa de Cristo, salió de su escondite, en el que se había ocultado por miedo, y se presentó voluntaria a la espada del verdugo. Pues bien, Cordula (figura auténtica o legendaria, no importa) me parece el arquetipo de Romero. Quien, entendámoslo bien, no es que era medroso, sino que era prudente. Era un profesor de la fe, no un confesor. Era uno de aquellos que advertían en los documentos de Medellín y de Puebla un atentado a la ortodoxia del Vaticano II. No estaba de acuerdo, ciertamente, con la teología de la liberación. Desconfiaba tanto de los sacerdotes que se responsabilizaban de la injusticia y de la opresión vividas por el pueblo, que su nombramiento como Arzobispo de San Salvador, en el mes de febrero de 1977, fue acogida con entusiasmo por todos los cuadros del poder constituido. Un mes después, el camino de Damasco. Cuando, bajo las ráfagas de las armas cae muerto Padre Rutilio, en última análisis fue él (Romero) quien cayó por el choque con la Palabra de Dios y, como Pablo, “de repente lo cubrió una luz del cielo”.

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

21


Quizás, a determinar su paso decidido de la solidaridad con el poder a la intransigente oposición, fue precisamente la llamada telefónica del Presidente Molina quien, pensando hacerle un favor, fue el primero en comunicarle la ejecución del Padre Rutilio. Entonces se le abrieron los ojos y lo oídos e intuyó todo el alcance de las palabras del Éxodo: “He observado la miseria de mi pueblo,…he oído su grito,… y he bajado a liberarlo”. Los tres años que siguieron de lucha, hasta su muerte, están relacionados con estas resonancias bíblicas. Basta leer sus homilías para darse cuenta de que, en la raíz de su cambio, ha estado sólo la Palabra de Dios y no la inquietud de quien se sirve de los opresores para emerger y encontrar consensos. Desde aquel momento, comenzó a vivir sin miedo, hasta el punto de que encontró la muerte por su obstinación, aunque repleta de tensiones morales. Pero fielmente, es decir, marcando sus elecciones con los mismos ritmos de Dios, fiel a la alianza, que tiene compasión de sus pobres. Se debe terminar con las egoístas especulaciones que convierten a Romero en un héroe pero no en un mártir, que presentan a este hombre como envuelto por la ideología pero no aferrado por el Espíritu; y que, de las cuatro virtudes cardinales, ¡le acreditan la justicia pero no la prudencia, le reconocen la fortaleza pero no la templanza! Espiritualidad del dedo indicador Pero la Palabra de Dios, además de la espiritualidad del Éxodo, ha construido en el santo Obispo salvadoreño la espiritualidad que, recogiendo el elemento de una alegoría, podemos llamar del dedo indicador. Fue el mismo Romero quien lo contó, en la homilía del funeral de Padre Navarro, otro sacerdote matado en el mes de mayo de 1977: “Se narra que una Caravana, guiada por un beduino del desierto, desesperada por la sed, y trataba de encontrar agua en los espejismos del desierto. Y la guía les decía: no por allí, por aquí. Y así diversas veces, hasta que uno de la Caravana, se puso nervioso, sacó la pistola y disparó al guía que, ya agonizante, extendía la mano para decir: no por allí, por aquí. Y así murió indicando el camino”. Hay en esta alegoría el reverbero de una conciencia profética que se ha personificado en Romero y que, de día en día, se hace cada vez más clara. “Así dice el Señor: grita con toda la fuerza, no tengas miedo. Alza la voz como una trompeta. Declara a mi pueblo sus delitos, a la casa de Jacob sus pecados”. Romero percibe que existen potencias antitéticas a la salvación propuesta por Cristo y se opone resueltamente con las actitudes típicas que denotan el estilo de los primeros mártires cristianos: la parresia, la kauquesis, la esperanza. Parresia es el estilo de quien, de pie, con la cabeza muy alta pero sin maldad, habla abiertamente y con plena libertad de expresión de su encuentro con Dios, a cuya Palabra se siente irrevocablemente consagrado. Káuchesis es el alarde que uno trae de la cruz de Cristo. Es el gloriarse en él, en su persona. En su única señoría, que se convierte en fundamento de las propias elecciones personales. E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

22


Esperanza es la actitud de aquel que, mientras se acumulan las tribulaciones sobre sí mismo, no deja apagar el canto de su boca. Basta leer las homilías de Romero para darse cuenta de que estas tres dimensiones dan consistencia a su existencia teológica. Hablar con valentía y con el rostro descubierto, revela, sobre si mismo, el “gran yo” al que se ha abandonado, aunque no falta el temblor del miedo. “Es normal que tiemblen las piernas – decía con frecuencia – pero que al menos tiemblen en el puesto en que debemos estar”. Y esta es también parresia. En el mes de mayo del 79, durante su permanencia en Roma, fue a esta Iglesia de los Santos Apóstoles y, en la cripta donde se verean las tumbas de los Apóstoles Felipe y Santiago, pidió a Dios el valor de morir, si era necesario, como habían muerto los testigos de la fe. Un mes antes de su muerte, en el cuaderno de los ejercicios espirituales, anotó: “El Nuncio de Costa Rica me precavió de un peligro inminente precisamente en esta semana… Las circunstancias imprevistas se afrontan con la gracia de Dios. Jesucristo ayudó a los mártires y, si será necesario, lo sentiré muy cerca cuando le confíe mi último respiro. Pero es más importante darle toda la vida y vivir por él, que el último momento de la vida… Acepto con fe mi muerte, por muy difícil que sea. No quiero darle una intención, como desearía, en favor de la paz de mi país, del crecimiento de nuestra Iglesia… Porque el corazón de Cristo sabrá darle el destino que quiere. Me basta, para ser feliz y tener confianza, saber con certeza que en Él está mi vida y mi muerte; que, a pesar de mis pecados, en Él he puesto mi confianza, y no quedaré confundido y otros continuarán, con más sabiduría y santidad, el trabajo por la Iglesia y por la patria”. ¡Espléndido! Es la Kauquesis. Es el ¡”nos autem gloriari oportet in cruce Domini nostri Jesu Christi”! Y, finalmente, la esperanza: horizonte global de esta espiritualidad que hemos llamado del “dedo indicador” y que impulsa al beduino que está muriendo, a indicar todavía a la caravana extraviada la pista que debe seguir. Quizás no haya otra palabra que salga con tanta frecuencia en el vocabulario de Romero como la palabra esperanza. Mejor aún, y lo sabéis, fue la última palabra que él pronunció el domingo 24 de marzo de 1980, a las 18,25, en la iglesia del hospital de la Divina Providencia mientras celebraba el ofertorio de la Misa: “En este cáliz el vino se convierte en la sangre que ha sido el precio de la salvación. Que este sacrificio pueda darnos el valor de ofrecer nuestra sangre por la justicia y la paz de nuestro pueblo. Que este momento de oración nos encuentre fuertemente unidos en la fe y en la esperanza”. Un disparo de fusil lo introdujo en la cena del Señor. Espiritualidad del siervo doliente A inspirar las elecciones de Romero no fue la lectura de los textos de Marx, ni siquiera las transcripciones en clave ideológica de algún exponente deterior de la teología de la liberación, y ni siquiera la ambigua sugerencia de reconquistar nuevos espacios sociales por parte de la Iglesia, descubriendo las necesidades de los pobres y utilizando, con fines

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

23


instrumentales, el sufrimiento de los oprimidos. Fueron, en cambio, las meditaciones asiduas sobre las profecías del siervo doliente de Jahvé. ¡Cuánto dolor y cuánta ternura, cuánta pasión y cuánto valor, cuánta rabia y cuánta oración, cuánta denuncia y cuánta paciencia, vibran en las palabras de este “obispo hecho pueblo”! “Hemos encontrado a los campesinos sin tierra y sin trabajo estable, sin agua, sin luz y sin escuelas. Hemos encontrado a los obreros sin derechos sindicales, despedidos por las fábricas cuando reclaman, y abandonados completamente a merced de los fríos cálculos de la economía. Hemos encontrado a los habitantes de los tugurios, cuya miseria supera toda imaginación, con el insulto permanente de los palacios cercanos. En este mundo deshumano, la Iglesia de mi archidiócesis, sacramento actual del siervo doliente de Jahvé, ha tratado de encarnarse”. Resalta, de esta forma, en la visión pastoral de Romero, con toda la limpidez de contornos bíblicos y con toda la obligatoriedad de un compromiso de “compañía” y de “consolación”, la categoría de los pobres que son el principio arquitectónico de toda renovación social. “El mundo de los pobres es la clave para comprender la fe cristiana…Los pobres son los que nos dicen qué es la “polis”, la ciudad, y qué significa para la Iglesia vivir realmente en el mundo… ¡Todo esto no sólo no nos aleja de nuestra fe, sino que nos envía al mundo de los pobres, como a nuestro verdadero puesto…”! Sería necesario leer todo el discurso pronunciado por Romero en la Universidad de Lovaina, antes de ser honrado con el doctorado honoris causa, para comprender cuánto sabor de Evangelio existe siempre en las palabras de este santo obispo salvadoreño: “La esperanza que predicamos a los pobres, la predicamos para restituirles dignidad y para alentarlos a ser ellos mismos autores del propio destino. Con pocas palabras, la Iglesia no sólo se ha colocado de la parte del pobre, sino que lo convierte en destinatario de su misión, porque, como afirma Puebla, Dios toma su defensa y los ama. Las mayorías pobres de nuestro país son oprimidas y reprimidas cotidianamente por las estructuras económicas y políticas. En nuestro país continúan siendo verdaderas las terribles palabras de los profetas de Israel. Existen entre nosotros quienes venden al justo por un denario y al pobre por un par de sandalias; quienes acumulan violencia y saqueo en sus Palacios; quienes aplastan a los pobres; quienes acumulan casa tras casa y añaden campo a campo hasta ocupar todo el terreno… Estos textos de los profetas Amós e Isaías no son voces lejanas, de hace muchos siglos… Son realidades cotidianas, cuya intensa crueldad vivimos día tras día. ¡Las vivimos cuando madres y esposas de presos y desaparecidos, vienen donde nosotros, cuando aparecen cadáveres desfigurados en cementerios clandestinos, cuando se mata a quienes luchan por la justicia y por la paz!... Nosotros creemos con el apóstol Juan que Jesús es la palabra de vida y que, donde hay vida, Dios se manifiesta. Donde el pobre comienza a vivir, donde el pobre comienza a liberarse, donde los hombres son capaces de sentarse en torno a una mesa común para compartir lo que tienen, allí está presente el Dios de la vida”. Estas palabras contienen no sólo la conciencia de que el Evangelio no es una metodología de emancipación, pero también la convicción de que la pobreza y el sufrimiento no son solamente algo que se ha de eliminar, sino también una realidad de la que uno se debe hacerse cargo, como el siervo de Jahvé. He aquí, pues, las coordinadas que han estructurado el martirio de Oscar Arnulfo Romero, en su origen, y como en todos los orígenes sacramentales, está la palabra. Y ahora permitidme que E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

24


ante el signo sacramental de la sangre de este mártir exprese una oración que dé significado al silencio adorante que reservaremos dentro de poco al signo sacramental de la sangre de Cristo. Nosotros te invocamos Te invocamos, obispo de los pobres, intrépido defensor de la justicia, mártir de la paz: obtennos del Señor el don de poner su Palabra en el primer puesto y ayúdanos a intuir la radicalidad y a sostener su poder, incluso cuando nos transciende. Líbranos de la tentación de disminuirla por miedo a los potentes, de domesticarla por respeto a quien manda, de desvalorarla por temor a que nos envuelva. No permitas que en nuestros labios la Palabra de Dios se contagie con los detritos de las ideologías. Ayúdanos para que podamos encarnarla con valentía en la crónica, en la pequeña crónica personal y comunitaria, y así produzca historia de salvación. Ayúdanos a comprender que los pobres son el lugar teológico donde Dios se manifiesta y la zarza ardiente que no se consuma y desde la que él nos habla. Ruega, obispo Romero, para que la Iglesia de Cristo no calle, por amor a ellos. Invoca el Espíritu, para que derrame tanta parresía que la haga abandonar, finalmente, las sutilezas del lenguaje medido y hacerle decir claramente que la carrera de las armas es inmoral, que la producción y el comercio de los instrumentos de muerte son un crimen, que los escudos espaciales son un ultraje a la miseria de los pueblos destruidos por el hambre, que la creciente militarización del territorio es la más bárbara deformación de la vocación natural del ambiente. Ruega, obispo Romero, para que Pedro, que te ha querido y que dos meses antes de tu muerte te alentó a seguir hacia adelante, pase por todos los lugares de la tierra como peregrino de paz y continúe confirmando con audacia a todos los hermanos en la fe, en la esperanza, en la caridad y en la defensa de los derechos humanos allí donde son pisoteados. Ruega, obispo Romero, para que todos los obispos de la tierra sean pregoneros de la justicia y operadores de paz, y asuman la no violencia como criterio hermenéutico de su compromiso pastoral, siendo muy conscientes de que la seguridad carnal y la prudencia del espíritu no son grandezas que se pueden comparar entre sí. Ruega, obispo Romero, por todos los pueblos del tercer y cuarto mundo oprimidos por la deuda. Facilita con tu invocación ante Dios, la remisión de estos deshumanos fardeles de esclavitud. Ablanda el corazón de los faraones. Acelera los tiempos en que un nuevo orden económico internacional libere al mundo de todos los aspirantes a la función de Dios. Y, finalmente, obispo Romero, ruega por nosotros aquí presentes, para que el Señor nos conceda el privilegio de hacernos prójimo, como tú, para todos aquellos a quienes cuesta vivir. Y si el sufrimiento por el Reino nos desgarrará la carne, haz que los estigmas que han dejado los clavos de nuestras manos crucificadas, sean ventanillas a través de las cuales podamos entrever desde ahora los cielos nuevos y la tierra nueva. * Homilía pronunciada por Don Tonino Bello, en la Basílica de los Santi Apostoli, en Roma, el 23 de marzo de 1987, en el séptimo aniversario del martirio di Oscar Romero.

E-DIÁLOGUE • Nr 5 ano 2010

25


ed5es