Page 58

MAGAZINE MCP Nuestra Constitución Nacional, en la reforma de 1994, ha introducido como derecho de tercera generación el: " ... Art. 41- Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales. Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquéllas alteren las jurisdicciones locales. Se prohibe el ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos, y de los radiactivos. ..." La introducción en la reforma de 1994, de la defensa del ambiente y del desarrollo sustentable, no es de generación espontánea, la cuestión ambiental ya se había convertido en un tema de vital importancia internacional en 1972, pues en esa fecha se celebró la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano, en la ciudad de Estocolmo, que implicó el puntapié inicial para integrar el ambiente en los planes de desarrollo, fundamentalmente , para evitar el calentamiento global, la degradación de los bosques y el agotamiento del ozono. En 1983, las Naciones Unidas estableció la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, ya que era evidente que la protección del medio ambiente se convertiría en una cuestión de supervivencia para todos. La comisión fue presidida por la ex Ministro de Noruega Gro Harlem Brundtland, quien presentó el denominado" Informe Brundtland" acunando el concepto de desarrollo sustentable: " Que es la obligación de cada generación del dejar el mundo a la generación siguiente, al menos en las mismas condiciones que la recibió. " Del informe surgió la conclusión: " De que el hombre debe satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las propias, y que en ese momento el desarrollo sostenido y sin previsión alguna que se estaba realizando, llevaría al colapso de los recursos naturales en un lapso de no más de treinta años." Atendiendo a este informe, la Asamblea General de las Naciones Unidas convocó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD). Que se conoció como " CUMBRE DE LA TIERRA " y se celebró en Río de Janeiro el 3 y 4 de junio de 1992.

Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Santa Fe -1ra. Jurisdicción

Magazine mcp 01 2015  

MAGAZINE MCP Herramientas para el Ejercicio Profesional Nº 01 - Marzo 2015 - Publicación Trimestral

Advertisement