Page 41

Herramientas para el Ejercicio Profesional resolver la totalidad de problemas habidos y por haber, aun los que definitivamente son no justiciables, se tornará muy difícil -por no decir imposible- retornar a soluciones verdaderamente sistémicas, con lo cual se evitaría esta suerte de anticipo-cautelar. De ahí entonces que aquí se postule que todo anticipo de sentencia debe gozar siempre de necesaria e imprescindible audiencia previa pues nada molesta al efecto y no se vulnera la garantía máxima representada por el irrestricto mantenimiento del método de debate entre sujetos igualados jurídicamente por la propia imparcialidad del juzgador. En buen romance, esto significa algo así como idear trámites harto breves o, más simplemente, ocurrir a la tradicional figura del amparo, comprensiva de todos los casos que actualmente se tratan por las vías autosatisfactivas. Según puede colegirse a partir de lo precedentemente expuesto, hay anticipos previstos en la ley (legales) y propios de la actividad de los jueces aunque no estén autorizados en la ley (judiciales). Dentro de este último grupo enumero a los poderes cautelares genéricos y, a consecuencia de ellos, a la orden de innovar en la situación jurídica actual y a la sentencia autosatisfactiva.

3. La actividad del juez en la etapa probatoria del proceso. Tal vez la más importante contradicción sistémica que presentaba este tema en cuanto a la ideación del proceso como método constitucional y republicano de debate, era la normativa legal que autorizaba al juez -como facultad que podía realizar o no a voluntad- a probar de oficio algún hecho que las propias partes interesadas en el resultado del litigio habían dejado huérfano de elementos de convicción suficientes como para que el juez les otorgara la razón en la solución del pleito.

Por cierto, entre cada una de tantas inocentes palabras -que se presentan como equipolentes en el lenguaje diario- existe diferencia sustancial. Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Santa Fe -1ra. Jurisdicción

Página

Analizando la actividad que debe cumplir el juzgador en la etapa probatoria, la doctrina y las diferentes leyes han establecido parámetros muy disímiles en orden a la filosofía que inspira al legislador de una normativa dada. En otras palabras: son distintas las respuestas que pueden darse en cuanto a la tarea que debe cumplir el juzgador en la etapa confirmatoria, debatiéndose acerca de si le toca verificar los hechos, o bien si debe comprobarlos, o acreditarlos, o buscar la certeza de su existencia o la verdad real de lo acontecido en el plano de la realidad o, más simplemente, contentarse con lograr una mera convicción acerca de los hechos controvertidos en el litigio (advierta el lector la correspondencia existente entre estas posibles actividades y las referencias efectuadas en cuanto al concepto de prueba en el número anterior).

41

En la actualidad las cosas se han complicado: antes, podía probar. Ahora debe probar. Aunque no quiera, pues corre el riesgo de ser sancionado por el incumplimiento del deber.

Magazine mcp 01 2015  

MAGAZINE MCP Herramientas para el Ejercicio Profesional Nº 01 - Marzo 2015 - Publicación Trimestral

Magazine mcp 01 2015  

MAGAZINE MCP Herramientas para el Ejercicio Profesional Nº 01 - Marzo 2015 - Publicación Trimestral

Advertisement