Issuu on Google+


c

o

n

t

e

n

i

d

o

c

a

r

n

e

t

CARACTER maria doménica atencio 23

“La inocencia no tiene nada que temer” Jean Batiste Racine

el objeto de mi AFECTO 28

“Ojos bien cerrados” se llamaba la película. Stanley Kubrick su director. Tom Cruise y Nicole Kidman protagonizaron en 1999, y asegurarían muchos años más tarde de filmada, que la experiencia fue tan intensa que acabó con los restos de su matrimonio. La trama lleva al espectador a través de un viaje interno que recorre una pareja casada, en una urbe cualquiera, durante una noche que lo cambia todo. Es una exploración de los miedos a partir de la duda. De la curiosidad. De los deseos más oscuros. De las puertas que se abren para nunca más cerrarlas. En fin, es una historia que nos describe la pérdida de la inocencia o como una sola decisión lo puede cambiar todo en el curso de una vida. Estamos en el 2012, el mundo vuelve a retomar esa admiración por la pureza del ser humano, por las cualidades que caracterizan a un individuo honesto, bondadoso, leal, íntegro, en tiempos donde nos parecemos más las Sodoma y Gomorra del Tercer Milenio. Quizá un proceso que se activó a partir de la crisis del 2008, año que marcó el final de una idolatría exacerbada del dinero e inició un nuevo acercamiento a los valores esenciales de la humanidad. A extraer lo mejor, escarbar en el alma y descubrir de que está hecha. No solo porque queremos ser mejores, sino porque el desarrollo y el rescate del mundo solo se podrá lograr con las mejores intenciones. Con una sonrisa en la cara. Con un saludo cortés. Con todas esos detalles que ofrecen lo mejor de nosotros y hacen la diferencia. Es el retorno a la verdadera diplomacia, no la de saraos y derroche, sino a la auténtica, aquella que se basa en la cooperación fraternal y en el beneficio mutuo, con una cara que se muestra como bonachona, inocente e ingenua, pero que a larga duplica los beneficios y agiliza los logros. Es lo que ese gran editor británico y visionario que es Tyler Bruhlé -de la revista “Monocle”ha dado por llamar el nuevo Soft Power –Poder Suave- que no es otra cosa que lo que conocemos como “la mano izquierda”. Vivimos tiempos de cambio. Cuando hablamos de inocencia, no queremos decir que, con toda la experiencia e historia que ya ha recorrido el mundo, vamos a borrar o formatear la memoria, sino que vamos a lograr transitar estos cambios con buenas intenciones, con una actitud proactiva, una emoción casi infantil de apostar a lo nuevo, a lo desconocido. Como si fuera la primera vez. Tenemos una edición de lujo en las páginas a seguir. En ésta podrán disfrutar de talentos, iniciativas y esfuerzos que realmente nos emocionan y nos hacen apostar a ese nuevo mundo. En “Carácter”, la bella y elegante Maria Doménica Atencio –de la firma de diseño Kanomi Chic- responde, con la honestidad que le caracteriza, nuestro cuestionario y nos regala la imagen de un personaje que, verdaderamente se sitúa, más allá del bien y el mal. En “Pret-a-porter” nos llenamos de un inmenso orgullo con las imágenes logradas en Nueva York por esa máquina de la creatividad visual que es Julio Gaggia quién fotografió a la bellísima Nicole Sardone con trajes de novia de ese embajador de la moda venezolana –y personaje de nuestra total admiración- que es Ángel Sánchez. Ellos tres, venezolanos, con todo el ímpetu y espíritu universal que nos caracteriza, lograron un hermoso trabajo en el que Carolina Álvarez-Matthies fue la pieza que engranó el trabajo de equipo. En fin, aplausos en la distancia y podemos decirles que sentimos una emoción casi infantil al ver el resultado. ¡Chapeau! De igual manera, Titina Penzini retornó con un brillante collage que se inspira en el filme “Las Vírgenes Suicidas” de la directora Sofía Coppola y en los colores pasteles de la temporada veraniega. Carlos Flores León-Márquez, nuestro aliado en todo lo mejor, abre las puertas de un palazzo en Florencia donde se celebran las más bellas bodas del mundo; igualmente, nos lleva más al norte de Italia, a Venecia, para mostrarnos el hotel design que ha marcado pauta a orillas del Gran Canal: El PalazzinaG. En “Futuro Perfecto” ese gran experto de la moda vernácula que es José Roberto Coppola [mistercoppola.blogspot.com] les deslumbrará con una reinterpretación de la inocencia que propone la diseñadora Neliana Fuenmayor. En “Metrópolis”, el trío de excepcionales talentos compuesto por el fotógrafo Pablo Costanzo y los periodistas Harry LevyAltman e Ignacio Alen, dan una nueva mirada al dandismo y nos sintonizan con este fenómeno de estilo y actitud. En “Delicatessen” debuta un nuevo colaborador, Daniel Gutiérrez-Vázquez, profesional de la comunicación y autor del exitoso fashion blog [bajolafedora.blogspot.com], ofreciéndonos aquí un viaje de sabores y estilo con el arroz como protagonista de lujo y la moda como aliado de excepción, culminando un trayecto que nos invita a sorprendernos, a tener esperanzas, a tener la emoción de un niño en el cuerpo de un adulto. Y, sobre todo, a creer que si queremos, y no tenemos miedos, podemos. Gonzalo y Mariana

pret-a- PORTER la edad de la inocencia

31

ventana al CIELO hotel il salviatino

40

futuro PERFECTO neliana fuenmayor

46

METROPOLIS harry levy altman [dandy v.2.0] 50 DELICATTESEN blanca pureza

54

tan lejos tan CERCA palazzinag

64

por amor al ARTE chic britannia en museo v&a

68

la vida es BELLA

98

director general GONZALO PEÑA VELOZ directora de comercialización MARIANA BENCOMO DE PEÑA diseño y montaje WILSON DESIGN C.A. editor caracas CARLOS FLORES LEÓN-MÁRQUEZ coordinadoras ejecutivas CARMEN TOVAR / Clarissa Perfetti fotografía DORIS DIAZ/ NATALIA BRAND / CARLOS FOUGUET ARON OSORIO / JULIO GAGGIA / ANIBAL MESTRE / NATASCHA LUNA / REYNALDO ORTIZ Pablo Costanzo / Jonathan Faría / José Gregorio Romero redacción Ignacio Alen / Diego Alejandro García / Ingrid Contreras Arias NADIA GRADECKY SANTA CRUZ / Patricia Carmona Vallenilla Mariana Herrera Domínguez / SOFIA AGOSTINI / RAQUEL SEIJAS / RAFAEL RICO DANIEL GUTIÉRREZ VÁSQUEZ / GRACIELA MARTIN MELLIOR colaboradores TITINA PENZINI / ANGELA ORÁA / JOSÉ ROBERTO COPPOLA / LOUIS VOLTAIRE MARVA GRIFFIN WILSHIRE / ANITA CARLI / ERIK DE ALMEIDA / Daniel Gutiérrez-Vazquez asesoras de ventas CARMEN TOVAR/ KAREN DOMINGUEZ JOHANNA DE JONGH / ANNALISA LEPORE DE PEÑA fotolito DIBARI MAC PC impresión ALTOLITHO club valencia es un producto de club de editores valencia c.a. nº ISSN: 1317-2816. nº de depósito legal: pp 200002CA855 teléfono: + 58.241.8243114 móviles: +58 414.4382330/ 414.4320868 dirección: Av. Rio Orinoco, Reda Building, Torre B, Piso 3, Oficina 9 Valencia, Venezuela. Rif: J-30653852-6 email: clubmagazine@gmail.com web: www.issuu.com/clubmagazine blog: clubmagazinevenezuela.blogspot.com twitter: @clubmagazine - facebook: club magazine venezuela tumblr: clubmagazine

La edad de la inocencia

fotografía: julio gaggia make-up y styling: julio gaggia modelo: nicole sardone vestuario: ángel sánchez para novias 2012-13 concepto creativo: gonzalo peña y julio gaggia

DISTRIBUCIÓN GRATUITA

VALENCIA: Guataparo C.C., Country Club de Valencia, Struktura, Centro Italo, Hermandad Gallega, Coffee Market, La Patisserie, Paladar, Rocotto, Palau Café, Fatua Valencia, Kokivi, La Locanda Trattoria, Hotel Hesperia WTC, Gaspard Brasserie, Ahavá y Rio Grande Country Club. CARACAS: Antigua, Aprilis LPG, Atar Creaciones Culinarias, Atelier Alejandro Ramírez, Atelier Fabiana Kübler, Atelier Roberi Parra, Café Atlantique, Calíope, Casa Curuba, Catar, Come a Casa, Corot, G7, La Guayaba Verde, Librería Kalathos, Madame Blac, Mobel, Mokambo, Mitra, No Pise La Grama, Quincalla Zoco, Tawa, Zona Verde y Rustiaco Caracas Las Mercedes, Tarbay, Favola Ristorante y Aprile.


LOUIS VUITTON BY SOFIA COPPOLA Un boceto de la colección Resort 2013 presentada en Nueva York por Louis Vuitton diseñada por Julie de Libran, directora del estudio de diseño de la casa parisina, junto a la cineasta y musa de Marc Jacobs, Sofia Coppola. Recordemos que Sofía debutó como directora con la película “Las vírgenes suicidas” (1999), una fábula cinematográfica sobre la pérdida de la inocencia que inició la excepcional trilogía inspirada en los avatares del mundo femenino. [www.louisvuitton.com] UN AMERICANO EN PARIS El largometraje musical de 1951 protagonizado por Gene Kelly y Leslie Caron, plasmó la fascinación de los estadounidenses por la libertad creativa de la Europa de la postguerra, así como lo hiciera Patricia Highsmith en su novela “El talentoso Mr. Ripley” llevada al cine dos veces -1960 y 1999-. Durante esos años, el espíritu naif del young-set norteamericano despertó a los placeres de la dolce vita europea, produciéndose un intercambio cultural que marcó los patrones de gusto y estilo de toda una década. Así mismo, sucede en estos momentos, con alianzas como la de Jacobs y Coppola con Vuitton. ROCHAS [S/S 2012] La perversidad azucarada de la Lolita de Wladimir Nabokov y los macarrons de Ladurée marcó la colección Prêt-à-porter Primavera-Verano 2012 que diseñó Marco Zanini para la casa Rochas. Con ésta se reforzó la presencia de los tonos pasteles y el estilo 50s en la temporada. Sus lentes de inspiración felina, evocan la era, y le añaden el toque aniñado con tonos claros. [www.rochas.com] STILETTOS La temporada también marca el retorno de los míticos zapatos puntiagudos de tacón delgado cuyo orígen histórico remonta a los talleres del italiano André Perugia –a principios del siglo XX- y al gran boom de Roger Vivier en los 50s –firma que vuelve a marcar pauta de la mano de Inès de la Fressange- . Marc Jacobs los reintrodujo en su firma personal y en su colección para Vuitton con ciertos elementos reinterpretativos. [www.rogervivier.com]


TEXTURA ARTESANAL Otro elemento que acentúa la inspiración ingénue de la temporada es el uso de materiales artesanales en colecciones como las de Dolce&Gabbana, Nina Ricci y Louis Vuitton. La proliferación de vestidos con telas de bordado inglés, torchón y reveladores encajes de diverso tipo, agudizaron el efecto de seducción perversa a-lo-Lolita y reinventados con la incrustación de pedrería, plumas y elementos de lujo. JIL SANDER [S/S 2012] La última colección que realizó Raf Simons para Jil Sander – antes de partir a ser el director creativo de Christian Dior- fue la Prêt-à-porter Primavera-Verano 2012 y en ésta, el diseñador belga hizo toda una oda a la pureza femenina y lo que ésta significó para la mitad del siglo XX. Al incluir el sombrero pillbox con velo, ese ícono que inmortalizó Jackie Kennedy, enfatizó el mensaje de una temporada que utiliza íconos del pasado con un twist conceptual del presente. [www.jilsander.com] PRADA [S/S 2012] Uno de los olfatos más agudos de la moda milanesa es Miuccia Prada y fue ella quien hizo de su colección para Primavera 2012 una reinterpretación del estilo cincuentoso. Su cartera Cerniera, en piel de color pastel con pedrería incrustada, resume el espíritu agridulce de la temporada; porque si bien está realizada en colores muy femeninos, el relieve de los pequeños cristales añaden el toque de lujo, perversidad y rudeza que garantizaron la fama de un ícono como Marilyn Monroe. [www.prada.com] OH, LOLA! BY MARC JACOBS El Eau de Parfum creado en 2011 por Ann Gottlieb para el diseñador newyorkino con la sugerente imagen de la actriz Dakota Fanning, evoca la candidez y curiosidad de la adolescencia a través de notas de frambuesa, pera, fresas salvajes, pétalos de peonía y vainilla. [lolamarcjacobs.com]


CARACTER

carlos flores león-márquez fotos: natalia brand

María Doménica Atencio

Más allá del bien y el mal No existe nada tan peligroso como una mujer que se sabe bella, inteligente, sensible, y que aun así nunca ha obrado con la maldad de las villanas: en cualquier momento el maleficio de la rueca abandona su propósito original, y en vez de sumirla en un letargo de hermosa momia durmiente, el pinchazo surte el efecto de una cobra muy ágil que ha despertado para no descansar jamás. Y aunque todos los que dicen conocerla le endosarán quilates de exageración a esa larga metáfora, tienen que saber que dentro de esa deidad inocente en cuyo rostro dominan dos brillantes y diáfanas esmeraldas, que le dan la apariencia de estar dispuesta a iluminarnos con ternura, habita un ser no avieso pero sí con inclinaciones al encanto de la Reina Ravenna. Atención a sus palabras: “Tengo travesuras de niña mala, ¡pero mis ojos dicen la verdad! El duende aflora y se esconde”. Nacida en Caracas un 22 de diciembre de 1974, en ese mes de absoluta celebración y placentero derroche, María Doménica Atencio Pieretti de Valdés (porque si no, mamá y esposo se enojan), recuerda haber tenido una infancia muy feliz, llena de amor, cariño, familia, oportunidades y exigencias a partes iguales; época en que solía ir a jugar en el extinto parque El Tolón, cuando también papá Heraclio les compraba la ropa en la boutique Bubú de Madrid a los tres hermanos, quienes siempre estaban impecables, y en la que la niña Doménica comenzó a desarrollar sensibilidad por la moda. “Cuando crecimos, nos daba una asignación para comprar en los viajes, y a mí me costaba mucho escoger porque tenía en mente lo que quería y no lo encontraba. Coromoto, mi hermana, regresaba con maravillas, ¡y yo sin nada! Tenía todo diseñado en la cabeza, con mis maletas vacías”. Y aunque para entonces KANOMI, la fantástica marca de ropa femenina de playa de la que es directora creativa, ni siquiera soñaba con aparecer, luego vendrían sus aspiraciones adolescentes de procurar un país positivo, pero desde una política con tintes coquetos. “Mi adolescencia fue tranquila, muy enfocada en mis estudios. Yo quería ser presidente y reformar el sistema penitenciario en Venezuela;

diseñaba las cárceles y los outfits de los presos, ¿qué tal? Después fue que me rebelé”. Pero antes de encausarse por estudiar Derecho, se debatió entre éste y arquitectura, y luego de pasar un año en Phillips Exeter Academy en Nuevo Hampshire, Estados Unidos, decidió que quería regresar y ayudar a su país. Al tercer año de la carrera desechó la idea, y después de pintar todos los cuadernos de Administrativo y Derecho Laboral, le dijo a su papá que se graduaba, pero que la mandara a estudiar arte durante los veranos para sobrevivir el resto del año en la UCAB. Y así fue: intercalaba sus estudios de grabado experimental en la escuela de Oscar Kokoshka, en Salzburgo, Austria, y francés en la Université Catholique de L’Ouest en Angers, Francia, junto con los de Derecho, hasta que se graduó. Luego correría mucha agua bajo la noria, y en diciembre de 1999, durante el concurrido bazar del Caracas Country Club que anualmente se hace a beneficio de Fundaprocura, presentó la primera colección, y con esto el lanzamiento de una marca de bañadores y caftanes tan apetecida como sonora: KANOMI, voz pemón que significa “guayaba”; propuesta que (conforme sus palabras) siempre ha buscado transmitir sensualidad y femineidad a partir de referencias actuales, pero con una elegancia atemporal. Desde entonces, sus ángeles (o diablos) guardianes la han mantenido a buen resguardo en este valle temido. “Hasta ahora no he tenido una dificultad significativa. Asumí mi carrera de diseñadora desde el principio con mucho ímpetu y amor a la vez. ¡Creo que eso me ha abierto el camino!”. Ante lo que se pregunta uno: ¿no será que la vida es más fácil cuando tienes una belleza arrolladora? Y ella contesta, carcajada por delante, “¡No lo sé! A mí me exigían mucho intelectualmente, y el enfoque fundamental de mis papás estaba en los estudios, idiomas, viajes, museos… Creo que lo que ha hecho la vida más fácil es mi formación universal. Me educaron para el mundo. La belleza ayuda si viene acompañada de otras cosas”. Hay que creerle: su sonrisa es infinita, nada voluble pero, por esto, tampoco impostada, y posee para ello unos resortes sugestivos verdaderamente


arrolladores. Aun más que inteligencia, también es instinto. Tiene la simpatía más difícil en una mujer, la de no humillar a ninguna con su belleza, y la de no buscar nunca contrastes de superioridad; antes bien sabe repartir sus gracias sin ostentación, como la luz reparte sus reflejos. Dones que tiene que haber heredado de sus padres, sí, pero que nadie niegue que las hadas tuvieron que imponerles secretamente unas dosis extras de veneno al nacer. “Mi padre me ha marcado muchísimo. Siempre he sentido una profunda admiración hacia él. Es un hombre amoroso, culto, elegante, trabajador, honesto, generoso, exigente con él mismo y con los demás. Mi madre es bellísima, ¡por dentro y por fuera! Es muy noble, con una gran vocación familiar, comprensiva, dulce, amorosa, compañera, me hace reír, súper generosa”. Y a pesar de que la apariencias en la vida suelen producir mucha mayor fuerza que las realidades, porque tiene más valor lo que parecemos que lo que somos, en María Doménica ese fuego se potencia, aviva y desborda a la sazón de que tanto carne como esqueleto son materias gemelas, unidad de cargas positivo-negativas, y lo que parece inocencia en un principio y malicia al final, ternura versus encanto, transparencia y misterio, en ella es un mismo líquido indescifrable capaz de humectar las arideces

a que de continuo se somete la vida. Ella es dulzura, es primor, es talento, es pasión, es amor, es sensualidad, es recato, es elegancia, es imperio, es temible, es seguridad en sí misma… y esto con los brillos verduzcos de sus ojos que, como si en otra vida los hubiera heredado de un gato, le dan a toda la figura una calidad de cristal. Cuando era pequeña acostumbraba a… pintar. Siempre recuerdo… a mi abuela Friné. Cuando cumplí veinte años pensaba que… ¡quería diseñar el resto de mi vida! Siempre me ha gustado… el arte y la arquitectura. Mi padre… es honorable y distinguido. Mi madre… bella y amorosa. Mis abuelas… ¡amor + consentimiento! Mi esposo… mis ojos. Mis hijos… ¡el regalo más grande de la vida! Venezuela es… mi PAÍS. Maracaibo es… la tierra de mi padre. Caracas es… mi ciudad. Los llanos son… mi refugio.


El mundo es… complejo. Viajar supone… ampliar la mente, enriquecerse, volar. Diseñar moda significa… un disfrute. Siento que soy una de las pocas personas que… sonríe. La última gran fiesta que recuerdo… el matrimonio de mi hermano Heraclio. Ser diseñadora de trajes de baño en Venezuela significa… trabajar y creer. Entre lápiz y papel y una Mac, prefiero… lápiz + papel + colores. La vida es… sueño, y los sueños, sueños son. La intimidad es… un tesoro que cuido celosamente. El color en la moda es… el espíritu. El blanco es… paz. Me gustaría estudiar más sobre… los griegos. La inocencia es… un estorbo después de cierta edad. La fama es… un espejismo. Me inspira… ¡todo! El mayor premio que uno puede recibir es… hacer lo que uno quiere y ama. Nunca he podido aprender a… ser ordenada.

A veces me gustaría volver hacia atrás para… ¡para NADA! Me prohibieron… decir groserías. La vanidad es… necesaria en una pequeña medida. Un espejo es… un amigo sincero. La soberbia supone… ceguera. La humildad significa… grandeza. Me molesta… la deshonestidad. En lo primero que me fijo de un paisaje es… ¡en el todo! A la cliente venezolana le gusta… impactar. Las mujeres venezolanas se diferencian de otras por… el cuidado personal. Los trajes de baño en Latinoamérica son particulares por… su colorido y sensualidad. Lo primero que noto en una persona es… su mirada. La pieza que me gustaría hacer es… la estoy haciendo: ¡mi casa! Mi mayor orgullo es… mi familia. Los diseñadores de moda que más admiro son... Carolina Herrera, por haber logrado conciliar familia + trabajo con un éxito indiscutible; y como visionario, a Yves Saint Laurent.


Lo primero que hago al levantarme es… apagar el despertador. El dinero es… necesario. La mayor satisfacción que puede tener un artífice de moda es… disfrutar haciendo moda. Un reclamo es… algo que se debe hacer oportunamente. Nunca salgo de casa sin llevar… soy despistada, no tengo una constante. De los cinco sentidos me inclino por… la vista. El sitio que más impacto me ha causado es… Canaima. La película que no olvidaré es… “Il postino”. Nunca visitaría… no se aplica, ¡soy curiosa! Me gusta visitar de todo. Moriría feliz… en París. A Venezuela le sobra… calor humano. A Venezuela le falta… orden y justicia. Creo en… Dios y en las cosas hechas con amor. Echaría a la basura… mejor reciclaría. Si vuelvo a nacer, me gustaría… no lo sé, ¡qué sea sorpresa! La envidia es… destructiva. La muerte es… ineludible. Nunca es tarde para… ¡cuando la dicha es buena! Cuando enciendo el televisor me gusta ver… no me gusta ver televisión. Me deprime… un niño maltratado. Me emociona… ufff, ¡soy muy emotiva! Lloro hasta con el himno. El mayor diseñador de moda de la historia venezolana es… Carolina Herrera. El gran modista de la historia de la humanidad es… Yves Saint Laurent. Nunca me atrevería a… cada día me atrevo a más cosas. Puedo escuchar mil veces… las olas del mar. El soundtrack de mi vida incluiría… “La vie en rose” de Edith Piaf. Nunca vacilaría en… tomarme una cocada. Me gusta… la risa de mis hijos. Me dan miedo… la velocidad, patinar, lanzarme en paracaídas, cualquier deporte extremo. Sueño con… disfrutar y ver a mi familia crecer. Rezo por… mi familia y mi país. La cualidad más importante que debe tener una persona es… el deseo de superación. Pienso que mi sueño en la vida es… ¡seguir soñando y creando! Me considero una persona… plena. Todos deberíamos aprender… siempre. Si un genio me concediera tres deseos, serían… salud, paz y amor. Si escribiera una autobiografía, llevaría por título… Sigo siendo. Si me levantara un día y no hubiera leyes en el mundo… Ay no, ¡sería complicadísimo! Si me defino con una palabra, diría que soy… mujer. 26


el objeto de mi AFECTO

[@clubmagazine]

verano brillante

Vestido Matthew Williamson, sandalias Pedro García [net-a-porter.com] y bolso Cabas [vanessabruno.com]

suprema elegancia Vestido Lanvin y clutch Ópera by YSL [net-a-porter.com]

lujo oriental

Zarcillos Leetal Kalmanson [@AhavaStyle]

manual lifestyle

Libro “Glamour para Novias” por Margarita Zingg y Mario Aranaga

porcelana sublime Plato serie John Derian [astierdevillatte.com]

sonido nostálgico

esencia natural Vela Tree House [byredo.com]

Albúm “The Clearing” [bowerbirds.org]

iluminacion romántica

pureza CONTEMPORANEA

Lámpara eléctrica de velas [www.kevinreillylighting.com]

tenis vintage

Zapatos Stan Smith 2 [adidas.com]

cocktail hour

Mueble de Bar Spacium [jetclass.pt]

vintage deluxe

Ambientación “Nuit Blanche” [@aire_ve] [Foto: Carlos Negrín]

cabeza hueca

Macetas x Teresa Sapey [vondom.com]


prêt-à- PORTER

daniel gutiérrez vásquez [@daniel0te]

Ángel Sánchez [Colección Novias 2012-2013]

La edad de la inocencia El escalímetro fue sustituido por la aguja hace más de 25 años cuando Ángel Sánchez decidió dejar de lado su título de arquitecto para convertirse en diseñador. Era la Venezuela de finales de los ochenta, siempre debatida entre los excesos y la nostalgia, el escenario en el que Ángel dio sus primeros pasos como fashion designer. Inmediatamente, su sencillez y dedicación, dos cualidades –entre tantas- que han caracterizado el camino labrado por este trujillano, le garantizaron el éxito y un nombre en la escena nacional de la moda. Pasados los años, vino el momento de trascender más allá de nuestras fronteras. Un boleto de avión lo llevó a probar suerte en Nueva York para sembrar allí su creatividad, explorar nuevos campos y cosechar éxitos. Eso si, siempre con Venezuela en su corazón y su mente, manteniendo inmaculado ese vínculo sagrado que todavía lo une a esta Tierra de Gracia. Un mercado tan importante como el de trajes de noviaslo acogió en la Gran Manzana como uno de sus favoritos y le ha permitido ser el escogido por celebridades y socialités, tanto de aquí como de allá, para vestir el gran día. El resto, es historia conocida. Su propuesta para Noviasestá inspirada en una mujer romántica, clásica y única. La personalidad e individualidad de la mujer juega otro rol importante en cada una de sus creaciones, sus últimas colecciones han presentado una novia a color, que deja el blanco y se atreve a usar variaciones de azules o rosa pálido, con apliques de flores o cortes simétricos bien pensados para realzar la

femineidad. Con cada línea busca explorar un poco más dentro de la esencia femenina, se divierte y fusiona telas como la seda, el shiffon y la organza con materiales atípicos como las plumas, los flecos y el acetato. Un romanticismo moderno, una historia contada en cada puntada con la precisión de un diseñador que admira la pureza de las líneas y un arquitecto que conoce la importancia del volumen. Esa mujer actual, mezcla de ingenuidad e intuición, inocencia y apariencia, sumisión e independencia, que tiene una voz que alzar, una historia que contar y un secreto que guardar es la que se posa frente al lente del fotógrafo venezolano Julio Gaggia para dejar aflorar infinitas sensaciones, logrando reflejar un aspecto escondido de la verdadera naturaleza humana. Su esencia. Dos venezolanos en Manhattan. Uno diseñador de modas y el otro fotógrafo. Uno ya consagrado y otro que comienza a trazar un camino. Un trecho que conduce hacia lo no explorado. A vivencias que conforman un futuro fraguado con decisiones tomadas a partir del instinto y el aprendizaje previo. Junto a ellos, la bella Nicole Sardone -también venezolana- debuta frente a las cámaras. Vemos entonces como estos tres personajes entrelazaron sus talentos inspirados en la inocencia, en la sensación que produce lo desconocido, lo novedoso, lo que se intenta por primera vez. Todos la hemos tenido. Y es solo esa iniciativa la que conduce, paso a paso, a la experticia, a la gloria, a la eternidad.

Fotografías: Julio Gaggia [www.juliogaggia.com – omgaggia.blogspot.com] / Make-up Artist & Styling: Julio Gaggia [@juliogaggia] Vestuario: Ángel Sánchez Bridal 2012-13 [www.angelsanchezusa.com] / Concepto creativo: Gonzalo Peña Veloz y Julio Gaggia / Modelo: Nicole Sardone [@JTmanagement] Agradecimientos: Carolina Álvarez-Mathies [@AngelSanchezPR] y Liliam Acosta de Sardone


ventana al CIELO

carlos flores león-márquez fotos: [www.antoniopistillo.com]

Hotel Il Salviatino en plan nupcial @ Florencia

Bajo el sol de Toscana

Su esposo le avisa que es hora de irse. La señora se despierta visiblemente angustiada, y se lanza escaleras abajo, descalza, sobre una alfombra que parece un denso camino de agua rojísima. Una sábana blanca a guisa de capa y una pequeña dormilona de seda son todo su ropaje. Abajo, un hombre de traje mañanero y yuntas a tono firma la cuenta de su estadía. Otro con gafas oscuras, arrellanado en un sofá y con iPad en mano, la mira de reojo. Pero ella sigue bajando desesperadamente por las escalinatas a sol abierto de la propiedad, como si se le fuera la vida en el trayecto. De pronto comienza a batir una brisa fresca, y la escena cobra un remanso insospechado. Un mozo con charola

40

“La unidad de la imagen de Florencia otorga a cada detalle un significado añadido más profundo, comparable sólo a la importancia que adquieren los detalles de una obra de arte gracias a su inclusión en ella. Amapolas y retama, villas cerradas como secretos, niños que juegan, el azul y las nubes del cielo…”. Georg Simmel, Roma, Florencia, Venecia.

de plata, flores frescas, panecillos, mermeladas y servicio de té, le dispensa los honores del día. Mientras que la dama aún en dormilona, feliz y extasiada, está trepada a un árbol donde saborea el desayuno. Luego un texto que dice: “Algunos lugares son difíciles de abandonar. Escóndase con nosotros. Tenemos un montón de ‘árboles de desayuno incluido’. Il Salviatino Hotel: 45 habitaciones, 3.216 árboles”. Y se termina el video promocional. Y entra en el cuerpo ese mismo desespero pero por correr a la agencia de viajes y reservar un boleto directo a Florencia, ciudad emblema del Renacimiento italiano donde habita, en lo alto, esta abrumadora hospedería adscrita a la lujosa firma The Salviatino Collection (con el recién


abierto Palazzo Victoria en Verona, Le Chateau de Puget en la Provenza francesa y The Sanctuary en Barbuda, ambos a inaugurarse en el 2014). Posada con aires de gran condesa sobre la colina de Fiesole, una solemne villa del siglo XV, previamente restaurada con esmero, se abre en esplendores a sobrecogedoras vistas de Florencia y el ondulado paisaje toscano. Y en ese intento logrado por ofrecerle al mundo una linda excusa para no dejar de amar el lujo, la mansión, sus dueños y empleados lograron levantar un lugar mágico donde la obsesión por ofrecer las experiencias y el servicio perfectos se unen a la grandiosidad del entorno. O como diría Marcello F.M. Pigozzo, presidente de The Salviatino Collection, “una inimitable

forma de disfrutar y de sentirse parte de Florencia y la Toscana. Un sueño, mi sueño, que tengo el honor de compartir con ustedes”. No en balde, cada una de las suites y habitaciones fue decorada individualmente, respetando las numerosas particularidades de la villa y sus jardines, al tiempo que combinan con una elegancia pasmosa la artesanía local con tecnologías de punta: auténticos tejidos toscanos realizados a mano, piezas de arte seleccionadas con esmero, junto con el cuero más exclusivo, se unen para que recámara tras recámara sea un cuento encantado en privado. Sobre la oferta gastronómica, Il Salviatino ha concebido un festín para que sea mucho más que un servicio y se convierta en un inolvidable recorrido por las raíces de la cocina toscana. El día


comienza con los suculentos desayunos, sin horarios demasiado fijos y en el lugar que provoque; y continúa a lo largo de la jornada con especialidades locales creadas con minuciosidad por el chef de una estrella Michelin, Carmine Caló, quien echa mano de los más selectos ingredientes del terruño florentino para satisfacer la obsesión de Il Salviatino por conjurar platos sencillos, sabrosos y elegantes. Sin embargo, y como saben que cualquier turista sensato no va a una ciudad sólo para comer en el hotel, tienen a disposición una lista secreta de los restaurantes más fenomenales de la zona, desde especializados en pescado hasta pizzerías creativas y sofisticadas. En cuanto al relax, espléndidas piscinas que se abren de abril a octubre bajo cielos de un azul picante, e inmersas entre

42

las colinas onduladas adyacentes a la villa, vienen a completar la magia del spa que está bajo la égida de Dr. Vranjes, una de las casas de perfumes más exclusivas de Florencia. Pero, ¿qué hay de las bodas en Il Salviatino? ¿No fue de esto de lo que vinimos a hablar? Sí, pero por muy cursi que suene, no puede haber la boda de sus sueños sin el lugar de los sueños hechos realidad. Por eso podrá reservar la mansión sólo para usted y sus invitados, o elegir entre las distintas ubicaciones de la villa o su amplio y mágico jardín privado, siempre asistidos por un personal entrenado en servicios integrales de planificación de bodas y un experto en organización que garantizarán una fiesta nupcial de primera. Y aunque también es el destino perfecto para lunas de


44


miel y petición de mano, luego del día del “sí acepto” pueden mandar a todos de vuelta a sus casas y quedarse como amos y señores de este bello caserón ubicado a 15 minutos del centro de la ciudad (con un lujoso servicio de transporte gratuito) y al mismo tiempo tan lejos (enclavada en las colinas desde las que se divisa Florencia, la casona transmite la sensación de estar perdida en la frondosa campiña toscana). Un lugar donde el lujo no tiene límites, donde nunca nada es pedir

demasiado, donde la imaginación excede su coto de alcance y donde se hace más viva y palpitante una de las frases sobre Florencia del gran filósofo alemán, Georg Simmel: “Aquí la naturaleza se ha vuelto espíritu sin abandonarse a sí misma. Cada una de estas colinas es el símbolo de la unión existente entre las contradicciones de la vida, allí donde se hermanan, pues al elevarse cada una de ellas con una villa o una iglesia, parece que la naturaleza se crece y se corona a través del espíritu”.

Web: www.salviatino.com / Coordinador de eventos: Cristiano Brizzi cristiano@salviatino.com Agradecimientos: Silvia Soregaroli y Silvia Manganaro


futuro PERFECTO

josé roberto coppola [mistercoppola.blogspot.com]

Colección “Raison d’être” de Neliana Fuenmayor

La rebelión de la inocencia

Que la pureza sea desacato, sublevación y voluntad. Como el edicto propio de insurrección de una nueva romántica. Una de divino néctar, de turbador embeleso. De seducción y candidez instantánea. Una inocente rebelde que quiere rescatar del gavetero sus encajes y sus tules, sin el kitsch exagerado de otras épocas. Una valiente que en su audacia, en su subversión, escucha el eco lejano de sus propios latidos, que como campanazos, la reconcilian con su corazón. Por esta redención, esta metamorfosis, la nueva mujer se exige más ingenuidad y para ello se arropa de tersura y liviandad, pero lo hace con temperamento. “La inocencia tiene un rol de siempre ser un valor en la mujer, aunque ella a veces deba vestirse de otros valores aún más fuertes”, apuntala la diseñadora de moda merideña Neliana Fuenmayor, graduada en London College of Fashion y residenciada desde hace algunos años en la capital inglesa. La de esta centuria es una fémina que quiere lanzarle un anzuelo a sus abandonos, sin olvidar sus bien ganadas conquistas. Esta nueva mujer, en la saciedad de enseñarle al mundo su poder, ahora quiere

46

demostrarle, a ese mismo mundo, que no ha dejado de ser sensible. Desde su imaginario y con la pequeña colección raison d’être -razón de serFuenmayor parece haber trazado los bocetos de una damisela poderosa y vulnerable al mismo tiempo, una que se permite ser inocente de nuevo. En su exploración, en su investigación, empezó a examinar la liviandad y la sutileza de telas más dóciles y de menos gramaje. Y en tiros de tijera se enfrentó a textiles con otro carácter y corporeidad en el hilo y la aguja. Para ello se valió del satén, del gazar y jersey de seda, del chifón y de la organza con la que basteó una propuesta austera y femenina de patrones geométricos y con un personal interés por las transparencias. Y lo hizo con textiles que descubren el candor de la piel. “La inocencia es pura y la asocio con lo liviano y lo traslucido porque con las transparencias no hay nada que ocultar”, sentencia la diseñadora. En su construcción, con las premisas de la sastrería que es parte de la identidad de sus costuras, definió siluetas minimalistas, estructuras plácidas y cortes sosegados que se vuelven relevantes por la tenuidad en los volúmenes.


La peligrosa mujer en su ingenuidad. Una temeraria sensible. Una revolucionaria del corazón. “Cuando estaba realizando la colección raison d’être, en ese momento estaba pasando por aclarar más mi razón de ser y es que aún mi razón de ser todavía está en proceso de definición”, cuenta, en revelación, de ese proceso intimista que la llevó a conceptualizar su última y muy personal apuesta. La mujer insurrecta de los nuevos tiempos que se enfrenta con valor al horizonte que tiene dibujado frente a sí. Con esa tenacidad y arrojo con la que ha conseguido sus victorias fuera, ahora quiere calibrar culata y cañón para la cacería interna de apuntar a su propia pureza. En la exactitud de sus bastas, en el rigor de sus formas y desde tonalidades de grises tenues y otros más intensos, beiges pálidos, en contraposición a líneas, patronaje de vértices y asimetrías y ras de telas sin costuras la diseñadora Neliana Fuenmayor resolvió el guardarropa de una mujer de avanzada. Así, en esa rebelión de sensatez, de claridad, la mujer se descubre y deshoja los pétalos que la acorazaban. Y en ese gesto se encuentra a sí misma imbatible y llena de terneza. Amante combativa. Cándida e impetuosa. Las vestimentas de Fuenmayor son las de esta mujer de fuerte sensibilidad que había esquivado unas de sus primigenias razones de ser. “La honestidad es el verdadero valor de la inocencia”, comenta la diseñadora. La nueva mujer no quiere perder la batalla. No quiere dejar de ser rebelde. No quiere dejar de ser inocente. Fotografías: Paula Maso [www.paulamaso.com] / Modelo: Andrea Belil Pires Diseños: Neliana Fuenmayor [www.nelianafuenmayor.com]

48


METROPOLIS

ignacio alen [@ignacioalen] fotos: pablo costanzo [pablocostanzo.blogspot.com]

Manual de Estilo by Harry Levy Altman

Código Dandy [v2.0]

En una congregación de caballeros uniformados con trajes oscuros, puede considerarse una rara avis a cualquiera que ostente un pañuelo perfumado en el bolsillo del pecho, que contraste el color y el estampado de la fórmula chaqueta+pantalón+camisa, o que agregue accesorios como broches, bufandas, sombreros y que cuide el entalle correcto. Es de tomar distancia de las convenciones sociales que se mantiene vivo y en constante reinvención un culto a la belleza que consiguió uno de sus máximos exponentes en “Beau” Brummell a finales del siglo XVIII, cuando se institucionalizaba esta cuasi casta entre Londres y París. El dandismo ha conseguido mantenerse vigente como una de las más excelsas expresiones de una persona cultivada. No hablamos de metrosexualidad, esa decadente tendencia que parece encargarse sólo de afeites, moda y superficialidades. Tampoco se confunda con el macho alfa que se pavonea con un gran reloj y un grueso collar de oro, llamando la atención nouveau-riche style. No. Como lo apuntó Charles Baudelaire en el El Pintor De La Vida Moderna: “El dandismo no es siquiera, como muchas personas poco reflexivas parecen creer, un gusto desmesurado por el vestido y por la elegancia material. Esas cosas no son para el perfecto dandy más que un símbolo de la superioridad aristocrática de su espíritu”. Así, es imposible ignorar cierta petulancia que se le achaca a estos elegantes caballeros, como lo apunta Robert Greene en su libro El Arte De La Seducción: “los dandys son muy insolentes. Los demás les importan un bledo, y nunca les interesa complacer (…) No quieren conquistar a una mujer, sino a un 50

grupo, un mundo social. Y como a la gente suele oprimirle la obligación de ser siempre benévola y cortés, le deleita la compañía de una persona que desdeña tales insignificancias”. Esta descripción puede caer un poco odiosa y hay seguidores que la interpretan literalmente, pero en más de 200 años de historia han surgido versiones más amigables, como Steve McQueen, Andy Warhol o Brad Goreski. Tomemos por ejemplo a Harry Levy Altman, irremediablemente relacionado al mundo de la belleza por su trabajo en el Miss Venezuela, la revista Hola Venezuela, el programa Close Up de Venevisión Plus y, más aún, al ser un animador apreciado por su verbo ágil y tan elegante como los atuendos que ensambla para sus presentaciones. Un dejo de carácter dandista se asoma en su cuenta de Twitter (@HarryLevyA) cuando suelta perlas como “Repito: No soy antipático. Sólo un simpático bien administrado” o “Quien dice ser muy elevado e inteligente para preocuparse por su imagen, sabe que no tiene chance”. Es por esto que lo invitamos a hacer una demostración privada de su pericia estilística, con ítems de su propia colección. El fotógrafo Pablo Costanzo registró cada ensamble, mientras el periodista dictaba sentencias entre ropas y palabras. Toda una reinterpretación del concepto dandista para confirmar la tesis actual que atribuye a cada pieza de vestir -y por ende a los accesorios- un rol importante en el proceso comunicacional no verbal, ya que cada una evoca signos, símbolos y códigos que generan un mensaje integral, casi una propuesta de arte itinerante, en tiempos en que poder e información van tomados de la mano.


“El corbatín o la pajarita descendiente del lazo usado por los guerreros croatas durante las Guerras Prusianas del siglo XVII era un accesorio tan llamativo y particular que los caballeros franceses de la aristocracia lo adaptaron y popularizaron. Además, el lazo te da un aire de regalo para el ojo visor de los demás.” @HarryLevyA Chaqueta Hugo Boss, camisa & G,corbatín Ted Baker, pantalón H&M, zapatos Zara.

“Algunos le temen al pantalón blanco, yo era uno de ellos hasta que descubrí lo mucho que me gusta cuando lo salpico de colores. Aunque soy una criatura nocturna, a veces me toca vestirme para salir de día” @HarryLevyA

“Sin pañuelo no es igual. Uno de los pocos artículos con los que me permito jugar resultando siempre ganador, poniendo sobre el tablero de apuestas: color, textura y print. Una regla simple: todo o nada” @HarryLevyA

Chemise y zapatos Polo Ralph Lauren, sweater CH Carolina Herrera, cinturón Bally, jean Hugo Boss.

Camisa y bufanda Etro, chaqueta D&G, jean Zara, zapatos Dolce&Gabbana, pañuelo CH Carolina Herrera.


52

“Insisto en romper el equilibrio de un traje corriente con un toque inesperado; en este caso fue más que un toque, pero disfruto los excesos. El corbatín ancho es sinónimo de vintage, y tengo fijación con los cuellos altos, muy altos y siempre firmes” @HarryLevyA

“El turtleneck fue mi aliado para reinventar el uso común del traje oscuro pinstripe. Jamás salgo sin lentes de sol aunque sea de noche, estos clásicos de carey permiten ver sin ser visto y parece que hacen milagros al combinarlo con los zapatos” @HarryLevyA

Trench coat Zara, camisa Giovanni Scutaro, pantalón Just Cavalli, zapatos Gucci, corbatín Tom Ford.

Traje Giovanni Scutaro, sweater cuello tortuga Dolce&Gabbana, zapatos Gucci, lentes Persol “Steve McQueen”.

“Un color vivo en momentos formales siempre rompe el esquema de quien te observa. Un dandy nunca pasa desapercibido, algo que además se disfruta a plenitud” @HarryLevyA Chaqueta Dolce&Gabbana, pantalón Just Cavalli, camisa Etro, cinturón Louis Vuitton, corbatín Ted Baker, zapatos Calvin Klein.


DELICATTESEN

daniel gutiérrez vásquez[@Daniel0te]

Arroz + Stephane Rolland + Sazzing + Haviland Limoges

Blanca pureza

Su origen aún se discute en el mundo. Su nombre proviene del Árabe “ar-rruz”y su cultivo se pudo haber originado en China o India. El arroz, cereal considerado fundamental dentro de la cadena alimenticia mundial, mayormente dentro de las culturas culinarias asiáticas y de algunas regiones de América Latina, también ha sido por años símbolo de prosperidad, abundancia y fertilidad. A nivel mundial su preparación varía como varía su significado dentro de las ceremonias eclesiásticas a través del tiempo y las culturas. En el antiguo Oriente, según las leyendas, el arroz es considerado símbolo de la fertilidad y prosperidad que se desea a los recién casados. La costumbre se adoptó en Europa hace varios siglos pero no se popularizó hasta que el nivel económico general se restableció y permitió el derroche alimentario. América no ha escapado de la costumbre adoptada por las colonias de diversos países, desde pensar que augura un futuro de riqueza hasta una eterna vida de felicidad, son varias las interpretaciones atribuidas a la acción de arrojar granos de arroz a los novios al salir de la ceremonia de casamiento. El arroz morado español o el Yaprakh -proveniente de Irak-, propuestas realizadas por el chef Jorge Luis Vegue, próximo a abrir “Mandala” en El Hatillo y el Risotto de Alcachofa Italiano o el Alaska Roll japonés realizados por el equipo de “Coffee Market”–chefs Jonathan Dominguez y Fatima Faría-, son algunos de los platos basados en este cereal.

La delicadeza de su blanco impoluto se ve reflejada en las cinturas acentuadas, apliques determinados, formas trazadas sobre un lienzo blanco y puro que conforma la más reciente colección Alta Costura de Stephane Rolland para el Otoño 2012. Para complementar esta fiesta de blanco impoluto, quisimos incluir a la legendaria casa de porcelanas Haviland, fundada en 1843 en Limoges -Francia- por el newyorkino David Haviland con una dedicación esencial al aspecto artesanal y minucioso de ver la creación de cada pieza como una obra de arte. Posteriormente, sus hijos la expandieron a toda Europa, alcanzando llegar a las casas Reales y gobiernos más importantes, aparte de convertirla desde 1898 en proveedora oficial de vajillas para el Hotel Ritz de París. Sellamos con broche de oro –blanco- esta celebración donde incluimos algunas piezas del taller de alta joyería Sazingg, marca venezolana con expansión en varias ciudades del mundo, donde las piedras semipreciosas y los cristales han creado piezas que engalanan a innumerables personalidades en su camino al altar. Desde la aguja que cose a mano, pasando por el fuego forma el metal, así como los fogones que mezclan ingredientes exóticos y el horno que sella una perfección que se transparenta al contraluz, todos los elementos que verán a continuación no solo tienen en común la pureza de su blanco orígen, sino también el caracter duradero, exquisito y sofisticado que garantizan una trascendencia casi infinita.

Moda: Colección Stephane Rolland Haute Couture Otoño 2012 [www.stephanerolland.com] / Joyas: Sazingg [www.sazingg.com] / Porcelana: Haviland Limoges [www.haviland.fr] Gastronomía en Caracas: Jorge Luis Vegue de “Mandala Restaurant” [@JLVegue] / Gastronomía en Valencia: Equipo de “Coffee Market” integrado por Chefs Jonathan Gutiérrez y Fátima Faría [@CoffeeMkt] / Fotos Gastronomía Caracas: Natalia Brand [nataliabrand.com] / Fotos Gastronomía Valencia: Carlos Fouguet [carlosfouguet.com] Agradecimientos: Blue Press Service [@PR_BPS]

54


ALASKA ROLL CLÁSICO [Japón]

Arroz para sushi, alga nori, aguacate, salmón y queso crema Chefs Jonathan Domínguez y Fatima Faría de “Coffee Market”

[Foto: Carlos Fouguet] 56


Stephane Rolland Haute Couture Otoño 2012 Zarcillos Sazingg Colección “Clair de Lune” de Haviland Limoges


ARROZ MORADO [España]

Arroz con pepinos españoles, tocineta, mermelada de frutos del bosque y vino blanco Chef Jorge Luis Vegue de “Mandala”

[Foto: Natalia Brand]

58


Stephane Rolland Haute Couture Otoño 2012 Zarcillos Sazingg Colección “Brandebourg” de Haviland Limoges


YAPRAKH [Irak]

Arroz largo con carne de cordero, berenjenas, piñones y cebollas Chef Jorge Luis Vegue de “Mandala”

[Foto: Natalia Brand]

60


Stephane Rolland Haute Couture Otoño 2012 Pendientes Sazingg Colección “Victoire” de Haviland Limoges


RISOTTO DE ALCACHOFAS [Italia]

Arroz arborio con alcachofas, ralladura de toronja y queso parmesano Chefs Jonathan Domínguez y Fatima Faría de “Coffee Market”

[Foto: Carlos Fouguet] 62


Stephane Rolland Haute Couture Otoño 2012 Zarcillos Sazingg Colección “Salon Murat” de Haviland Limoges


tan lejos tan CERCA

carlos flores león-márquez [@carlosfloreslm] fotos: cortesía de palazzina grassi

Hotel PalazzinaG

El punto G de Venecia El rumor que corrió como los soplidos de un polen en flor fue confirmado: el 15 de noviembre de 2009 abrió en Venecia el primer hotel diseñado en Italia por ese titán francés llamado Philippe Starck, y con esto la incorporación del atrevimiento, el humor y la picardía en una fórmula de hospedaje hasta entonces inédita en la ciudad de los ángeles caídos. ¿Pero no era obvio que así sería, tomando en cuenta el bello y loable apego a lo antiguo que cunde cada rincón veneciano frente al método recurrente e infalible del diseñador de marras de volver en gracioso lo clásico y en lujoso lo pop? Así que, ¿por qué Starck? Por obvio, como en los crucigramas, diseñador irreverente: Starck. Sin embargo, y en virtud de haberlo logrado con creces, habrá que darle crédito a las palabras del turinés Emanuele Garosci, propietario de Palazzina Grassi, cuando dice: “Quería a Philippe Starck, pero no el que la gente conoce. Quería respetar la historia de Venecia, pero a la vez escribir una nueva página en los anales de la ciudad”. Y si bien el magnate François-Henri Pinault ya había escrito dos primeras con la inauguración de los museos Palazzo Grassi (2006) y Punta della Dogana (junio del 2009), él tuvo el privilegio de firmar la dedicatoria en el libro futuro de visitas veneciano: luego de estar al volante de furiosos carros de fuego en cuya práctica alcanzó rango profesional, ahora se encuentra al frente de un palacio flotante cuya escalofriante contemporaneidad interna en nada traiciona el

Emanuele Garosci, propietario de PalazzinaG [Foto: Aldo y Cristiana Martinelli]

legado estético que Oriente y Occidente depositaron en Venecia como ciudad albacea por antonomasia. Estoico sobre un punto privilegiado del Gran Canal, el edificio conserva una discreta fachada color mantecado que data del siglo XVI, allá cuando por generaciones fuera morada de aristócratas y burgueses locales, y cuando jamás imaginara que una corte de criaturas embrujadas fuera a hacerle inquieta compañía al cabo de cinco siglos: en el muellecito de acceso, enormes caballos petrificados, reyes, peones, torres y alfiles sobre un piso ajedrezado sirven de comité de bienvenida; sobre las puertas principales, sendas cabezas de toro en cristal de Murano flotan con capacidades lumínicas; y en la calle Grassi que le da nombre a la propiedad, patronímico de una rica familia boloñesa, dos gorgonas provistas de tentáculos saludan a los huéspedes desde sus vidas escultóricas. Dirá Monsieur Starck, un apasionado confeso de la ciudad de los dux: “Palazzina Grassi transmite en un sólo lugar –a través de un concepto innovador, pero sobre todo por medio de los detalles, materiales, juegos mentales y referencias culturales– el espíritu y la esencia de Venecia, que nunca han sido ni nunca podrán ser igualados. Palazzina Grassi es una joya engastada a lo largo del Gran Canal, hecha exquisitamente de cristales de Murano, caoba y maderas preciosas traídas por todos los barcos que durante años han llegado a Venecia y hecho vida


Lounge del PG Bar [Foto: Aldo y Cristiana Martinelli] en ella. La mezcla, consciente e inconsciente, de todos estos elementos convierten Palazzina Grassi en un poema silencioso que les permite a los visitantes adentrarse inmediata y profundamente en la historia, cultura y emociones de una ciudad tan encantadora como única”. Como únicos, encantadores y vibrantes cada uno de los seis apartamentos y 16 habitaciones que componen los tres pisos superiores de este palacete anfibio cinco estrellas. Grandes espejos iluminados a contraluz (suerte de reinterpretación de los patrones clásicos venecianos); pisos en madera cual guiño al típico estilo “terrazzo”; baños en piedra natural, muebles diseñados ad hoc (caso de las sorprendentes peinadoras) y una iluminación cálida y misteriosa a partes iguales, junto a camas mullidas cubiertas por sábanas de lino y escoltadas por paredes y alfombras en tonos pastel, son los encargados de recrear un mundo emotivo, ahíto de poesía y discreta seducción, como no se tenía memoria en la historia hotelera que aquí corre al suave transitar de pulidas góndolas negras con capuchas azules. Detalle serenísimo: sólo en los apartamen-

tos, los muebles de dormir están dispuestos al centro como imponentes islas para el descanso –¿metáfora de esa ínsula para la contemplación que es Venecia?–, al tiempo que armarios de vidrio los rodean como celestinos transparentes, y mesas esquineras de acero, piedra lunar y ónice hacen las veces de joyas auxiliares. Quizá por tamañas ambiciones de recopilar lujos y curiosidades en un mismo lugar para volverlo el más bello, el más atrayente, que fue la especialidad del gran Mariano Fortuny y Madrazo, pero ahora en pleno siglo veintinúo, con la langosta de la crisis europea zumbando, es que Emanuele Garosci, amo y señor de todo esto, confiese que “PalazzinaG” (apócope entre los asiduos) haya representado un proyecto de mucho riesgo. “Créeme, por más de dos años, y especialmente el día de la apertura a la prensa, tenía ríos de adrenalina fluyendo por mis venas”. Pasión que lo llevó a buscarse otro genio, pero esta vez de las artes del fuego, para que iluminara con lámparas heroicas los pasos de sus huéspedes: Aristide Najean, un francés asentado en la isla de Murano


Habitación clásica [Foto: Aldo y Cristiana Martinelli] cuya debilidad por la literatura, la filosofía y el arte pictórico lo condujo rápidamente a la escultura, y de allí al trabajo con cristal, inyectando cada pieza de una savia orgánica, mutante, siempre chorreante, al punto que parecen recién sacadas del fondo de la laguna. También será indispensable mencionar las dos descomunales mesas-joya de siete metros de largo, una de mármol y otra de vidrio pulido, que concibió Starck para causar tensión entre los ojos y la mente de los que acudan al barrestaurante PG. O el fabuloso Krug Lounge, también emplazado en el primer piso y con vista al Gran Canal, cundido de objetos insólitos y muebles animalizados, hechos en exclusiva para “PalazzinaG” por los creativos de la mítica maison de champagne. Pero si hay algo que active todas las alarmas por su intrínseca novedad es el lobby: en vez de una

recepción cualquiera, dos temibles espejos enfrentados exponen las interpretaciones de Najean de Venecia –asistidos como todo el alumbrado en los espejos del hotel por una patente de ingeniería surgida de la colaboración entre el Politécnico de Torino y Delta Impianti–, y proyectan inconscientemente ese fervor de los lugareños actuales por alcanzar un entendimiento lúcido de la realidad, ése que han perdido por tanto baile de salón, por tanto carnaval, y que sólo se consigue viendo los dos lados del espejito-espejito: la cara sin la máscara y la otra que la lleva puesta sin ambages. Palazzina Grassi, con pontífices como Garosci, Starck y Najean, no sólo ha redactado una nueva liturgia del hospedaje en Venecia, sino que ha conseguido arrojar la silueta corpórea de un flamante templo mundano sobre la superficie de las aguas.

Web: www.palazzinag.com / Agradecimientos: Simona Veronesi, Alessandra de Antonellis, Camilla Ghezzi e Irene Longhin [ddlstudio.net] 66


por amor al ARTE

graciela martin mellior fotos: cortesía de www.vam.ac.uk

Expo “Ballgowns: British Glamour Since 1950” en Museo V&A

Chic Britannia

State evening ensemble “Elvis Dress” (1989) por Catherine Walker

El traje de gala –más que una muestra de destreza de un diseñador para engalanar las medidas de una clienta adinerada– es un objeto de comunicación social, un auténtico vestigio del pasado aristocrático que constituye aún la mejor forma para presentar a la mujer armada de belleza, nobleza y denotar su estatus socioeconómico. Durante muchos años, el vestido de fiesta ha sido sujeto de experimentación, y en su largo camino de ensayos se han producido (de la mano del diseño británico) algunos de los especímenes más esplendorosos que jamás haya conocido la historia de la moda. No en vano, y en el marco del jubileo de la Reina Isabel II, el museo Victoria & Albert de Londres mira hacia atrás para honrar los atuendos de gala británicos que han dejado huella durante su reinado con una exhibición titulada: Ballgowns: British Glamour Since 1950, auspiciada por la institución bancaria Coutts y abierta al público hasta el 6 de 68

Charles Worth of London

enero de 2013. Sonnet Stanfill, curadora de moda contemporánea y del siglo XX, y Oriole Cullen, curadora de moda y textiles modernos, reunieron más de 60 piezas que datan de los años cincuenta hasta hoy, y que incluyen el trabajo de gigantes como Worth of London, Norman Hartnell, Bill Gibb, Hardy Amies, Alexander McQueen, Stella McCartney, Zandra Rhodes, Vivienne Westwood, Victor Stiebel y Jenny Packham, sólo por citar algunos. La primera de las dos partes de la exposición está ambientada con la intención de evocar la emoción de la época al prepararse para un gran baile. Contempla en su mayoría piezas creadas para la realeza, la aristocracia inglesa y los trajes que llevaban las debutantes antes que la reina suspendiera la práctica de su presentación formal en la corte en 1958. Les siguen diseños de los años setenta que ponen en evidencia las siluetas más “relajadas” que


se impusieron en aquel momento. Luego, tanto la muestra como los vestidos de gala cobran una nueva fuerza con la llegada de los bailes benéficos durante los años ochenta, suceso que amplía la plataforma social al permitirle a aquellos pocos que pueden costear su entrada lucir también sus ropajes más pomposos en una noche especial. Entre las vestimentas reales se destaca una creación de Norman Hartnell para la madre de la reina; el célebre “Elvis dress” que lució la princesa Diana, bordado enteramente con perlas y diseñado por Catherine Walker; el llamativo número amarillo de Bellville Sassoon que llevó la princesa Ana en 1968, y aunque no hay pertenencias de la actual duquesa de Cambridge, está presente el trabajo de varios de sus creadores favoritos como los ya mencionados Alexander McQueen, Erdem, Stella McCartney y Jenny Packham.

La segunda parte del recorrido continúa en la recién renovada “Corte Octagonal”, donde se exhiben 30 de las mejores piezas del diseño británico contemporáneo. La selección evoca el glamour y opulencia de la alfombra roja con icónicos trajes llevados por celebridades como Sandra Bullock, Daphne Guinness, Elizabeth Hurley y Bianca Jagger, y creaciones extraídas de las pasarelas más recientes de Jonathan Saunders, Mary Katrantzou, Hussein Chalayan y Giles Deacon, entre otros talentos. Hasta en las interpretaciones más extravagantes, como un traje con estampado de encaje hecho de látex por Atsuko Kudo o un vestido que cubre medio rostro, elaborado enteramente en láminas de cuero plateado por Gareth Pugh, el traje de gala sigue siendo una de las manifestaciones más contundentes de la moda y objeto de fascinación de la humanidad.


turista ACCIDENTAL

ignacio alen [@ignacioalen] fotos: carlos fouguet

Parque de la Flora Exótica Tropical + Hotel Antigua Misión

El jardín secreto

No cualquier lugar tiene el poder de encerrarte en una escena sacada de un cuento de hadas, como la que describe Frances Hodgson Burnett en su novela El Jardín Secreto, esa conmovedora historia varias veces adaptada al teatro, el cine y la televisión en la que se relata la historia de cómo una niña llamada Mary logra recorrer un viaje al autoconocimiento, la amistad y la alegría al refugiarse en un oasis escondido que la aleja de sus tristes circunstancias. Al adentrarse en ese mundo de grillos y ramas crujientes, Mary descubre un bucólico montaje vegetal que tocaría las fibras más sensibles de cualquiera que lo experimente, desojando las capas de civismo, ego y restricción que desarrollamos al hacernos adultos, para dejarnos en un estado del ser puro, sincero y dispuesto a conectarnos con la energía que nos mantiene vivos. Parece una posibilidad únicamente cinematográfica, pero lo cierto es que el mundo real ofrece escapes de la vida urbana que coquetean con estas descripciones ensoñadas. Uno de esos escapes lo tenemos en Venezuela en el “Parque de la Flora Exótica Tropical Misión Nuestra

Señora del Carmen”, ubicado en el estado Yaracuy, en un impresionante bosque tropical con mucha historia, que arropa una oferta turística en la que no falta un acogedor hotel con todo lo que se podría necesitar para un escape de lujo. Ubicado en el Valle del Río Yaracuy, a unos 10 minutos de San Felipe, este paraje debe su nombre a la antigua misión de capuchinos Nuestra Señora del Carmen, fundada en 1720 por Fray Joseph de Cadiz, que entrenaba a un grupo de indígenas para la siembra en un período en el que la Corona Española avanzaba la ocupación de las tierras, por lo que el estilo original de la construcción se inscribe en la arquitectura de la Colonia: salones construidos con adobe y techos de caña brava y teja, corredores abiertos y patios cobijados por árboles. Poco queda del edificio original, que fue reconstruido entre 1992 y 1996 bajo la supervisión de la arquitecto Claudia Rodríguez, a partir de un estudio de las características de las misiones capuchinas en Venezuela e Hispanoamérica. El resultado, es un viaje instantáneo al pasado a través de una capilla y un pequeño museo

Dirección: Vía La Marroquina, Sector San José, San Felipe. Estado Yaracuy, Venezuela /Teléfonos: 0254.6000000 (máster) - 0254.6145110 0414.9542982 / Web: www.hamspa.com.ve / Facebook: Hotel Antigua Misión / Twitter: @Hotel_Mision1 70


en el que se exhiben antigüedades como monedas, mapas de la Venezuela colonial, objetos religiosos y vasijas. En la Antigua Sala capitular está ubicado el restaurant “El Monje” con un ambiente que se refiere al estilo colonial del siglo XVIII y un menú de recetas nacionales e Internacionales. Un poco más informal se encuentra “El Trapiche” en uno de los patios, el comedor especializado en carne a la brasa. Justo al lado de esta postal al pasado, se abren con más de 10 hectáreas un jardín tropical que alberga más de 2500 especies de flores exóticas latinoamericanas y asiáticas, que puede ser penetrado a través de un sendero de más de 4 kilómetros. El recorrido guiado, que puede hacerse a pie, en carretas tiradas por caballos Shagya o en carrito eléctrico, está pensado para que cada parada luzca como una escena distinta a la anterior, todas orquestadas por el paisajismo del francés Jean-Phillipe Thoze. Aquí, es posible rodearse de un espectáculo transformador en el que los hilos dorados del sol se filtran a través de un entramado que revisa todos los tonos del verde, mientras un tesoro floral domina los rincones con un espectáculo multicolor, habitado por una fauna orquestada y amistosa. Para una experiencia más aventurada que la pura contemplación, está instalado un sistema de tirolinas entre plataformas en las

copas de los árboles –algunos centenarios- para la práctica del canopy. A toda esta iniciativa creada en 1997 le hacía falta un lugar donde disfrutarla durante varios días, así como también para acoger a una buena cantidad de gente que deseaba celebrar bodas, cumpleaños y otras fechas importantes, por lo que Esteban Von Fedak, el emprendedor detrás de esta iniciativa, hace pocos años se puso de nuevo en las manos de la arquitecto Claudia Rodríguez para que diseñara un resort de lujo con referencias coloniales, dando como resultado la instalación de una estructura que bautizaron “Hotel Antigua Misión”, de dos plantas con más de 80 habitaciones que rodean una piscina, en el que además se ha incorporado Sakkara Spa, en el que se ofrecen tratamientos relajantes y rejuvenecedores para el rostro y el cuerpo. Aunado a esto, la ya reconocida fama de los fogones de este destino turístico, en el que se saborean platos de gastronomía global, aparte de los festivales o exquisitas cenas preparadas por reconocidos chefs del escenario culinario nacional e internacional. Si perderse en largos paseos por un bosque, saltar entre las copas de los árboles y entregarse a las atenciones de un servicio casi paternal no lo hacen conectar con la energía, la paz y la alegría de la gozaba cuando el civismo no condicionaba su más genuina forma de ser, entonces no sabemos que lo lograría.


las mil y una NOCHES

fotos: josé gregorio romero

Ángel Sánchez por Acción Solidaria en Quinta La Esmeralda Caracas

25 años de talento

Feliciano Reina presidente de Acción Solidaria y Daniela Kosán

Ángel Sánchez en pasarela

Cristina Villanueva y Totón Sánchez 72

Christopher Coleman y María José Villaseco

Valentina Maduro y María Nevett

Clementina Mendoza y Adela Di Geronimo


Joyce Noujaim de Alonso y Miguel Ángel Alonso

Osmel Sousa

Irene Zingg y Carlos Julio Troconis

Aura Marina Hernández y Diana Marturet

Toto Aguerrevere y Eugenia Villanueva

Harry Levy Altman

Ramón Pasquier y Ana María Khan

David Rondón y Fran Deau Beufrand


las mil y una NOCHES

fotos: josé gregorio romero

Boutique Carolina Herrera en Las Mercedes

Caracas Chic

Federica Guzmán, Daniela Kosán, Tony Doumet y Michelle Badillo

Susana Luciow 74

Nelly Oliveros Rusian

Boutique CH

Andrea Santolaya


Alexandra Izquierdo y Diego Bao

Cynthia Lander

María Eugenia Pacanins de Arcia

Cristina Pacanins de Vegas y Graciela de Sucre

Sandra García y María Corina Manzo

Roland Carreño y María Eugenia Pacanins de Arcia

Sandra Villanueva y Karen Bitton

Osmel Sousa y Jessica Vivas


Nathalia de Oteyza, Luis Oteyza, Adriana Vegas de Krispin y Karl Krispin

José Antonio Olavarria, María Luisa Guruceaga, Ana Luisa Carpio y Belén Carpio

Beatriz de Giménez, Patricia White y María Gabriela Giménez

Cristina Jorda de Barra, Gladys Moreno y Amaru de Aponte

Olga Núñez, Aroldo Bethencourt, Tibisay de Grego y Lorna Grego

Graciela de Sucre, Karl Krispin, Michel Rouaix y Adriana Vegas de Krispin


las mil y una NOCHES

fotos: carlos fouguet

Giovanni Scutaro en Hesperia WTC x Fundaci贸n Manos Unidas

Eternamente Eva Ekvall

Ramiro Finol y John Fabio Berm煤dez

Giovanni Scutaro e Irene Esser

Jacqueline Aguilera y Vicente Antolinez


Franco Montoro y Aldo Cappa

Andrea Wadskier y Andreina Stefani de Wadskier

María Inés Ferrerro de Núñez

Emiliana Bourgeon y Tomás Izaguirre

Rosa Piscopo de Lemoine

Erika Camacho, Eugenia Cárdenas y Juan José Urbistazu

Tomas Graterol y Nubia Rico

Vicky Rondón, Oswaldo Machado y Lorenna Barony


las mil y una NOCHES

fotos: josé gregorio romero

Ford Explorer y “8 Historias para 1 manual” en Centro Cultural Chacao

Cine a toda velocidad

82

María Gabriela de Pérez y Héctor Pérez -Presidente Ford de Venezuela-

Héctor Pérez y Érika de la Vega

Joe Torres y Marcel Rasquin

Javier Vidal y Julie Restifo

El Director chileno Matías Bize y Sabrina Gutiérrez

Julieta de Pardo y José Ignacio Pardo

Hilda Abrahamz y Miguel Ferrari

Francis Freychet y Anthony Baschour

Beatriz Ravell y Carl Zitelmann


Melanie Salgueiro y Valentina Burg

Mónica Carrero y Nicole Núñez

Toto Agueverrere y Stela Guerrera

Caterina Valentino

Jesús Conde

Luisana Carvallo y Valentina Galanche

Guillermo García

Julio Miguel y Nathalie Del Pino


la dolce VITA

fotos: aron osorio

Boda Marqués – Torrellas

Un amor para siempre

Noel Torrellasy Nelly Travieso de Torrellas, padres de la novia

Francelina Sequeira de Marquésy José Marqués, padres del novio

84

Laura Hunter y Karim Kudary

Los novios, Diego Marqués y Carmen Elisa Torrellas de Marques

Jesús Finol y Ana Gabriela Arellano

Pedro Torrellas y Jamie de Torrellas

Odalis Sandoval y Lermit Rivero

Gabriela Sereno de Damiani y Gian Mario Damiani


la fiesta INOLVIDABLE

fotos: aron osorio

Bodas de Oro Piscopo – Lattanzio

Toda una vida

Jesús Lemoine, Rosa Piscopo de Lemoine, Silvia Piscopo de Nuez y Héctor Nuez

86

Los agasajados, Serafina Lattanzio de Piscopo y Giuseppe Piscopo

Oriana Pepe, Vincenzo Piscopo y Loredana Pepe

Francesco De Santis y Maria Alejandra Arjona de De Santis

Josefina de Turinese y Luigi Turinese

Alicia Lisott de Halabi y Antonio Halabi

Luis Gamboa y Carmela de Gamboa


las mil y una NOCHES

fotos: carlos fouguet

Desfile 2012 de Colectivo TFI en Lidotel Valencia

Antesala de estrellas

Isabel Betancourt, Inés de Tovar, Ignacio Alen, Franco Perna, Conteiner kr, Koi, Daniel Espig y Orlando Reyes

Malioska Guerra, Elda Landaez de Castellano y Joselyn Barboza 88

José Roberto Coppola

Dahilmar Toledo, Eugenia Castillo y Bettina Gómez


Anelise Betancourt

Erik De Almeida y Daniela Rodríguez

María Consuelo González y Pablo Costanzo

Ana Sofía Salinas y Anabel Borges

Abigail Tovar y Pedro Guevara

Enrique Espig y Yanira Briceño de Espig

Blanca Alcalá y Odille Fraysse de Padrón

Rubendario y Yamlusi Agostini


las mil y una NOCHES

fotos: josé gregorio romero

Colección de Daniel Espig en Hotel Lido

Etnopólitan toma Caracas

90

Daniel Espig y Daniela Kosán

Patricia Zabala

Nicole Sardone

Fernando Delfino y María Beatriz Lazo

Yenny Bastida

Carlos Beguigui y Carmen Suárez


las mil y una NOCHES

fotos: aron osorio

Inauguración de Rocotto Peruvian Food and Bar

Sabores de ají en Valencia

El chef Rubén Giffuni y Omar Abou

Rocotto Peruvian Food & Bar

Omar Abou y Lesley Ortiz

Jesús Escalona, Johana Coronel y Jorge Del Prette

Vanessa Guardamagna, Morella Ojeda y Rima Abou

Nayibe Villalba y Jacqueline Aguilera


Vicky Rodríguez y Jesús Rodríguez

Romina Colmenares y Francia Mijares

Rafael Stefanelli y Andrea Colmenares de Stefanelli

Carlos Barreto y Dora Pérez

Adrian Suárez y July Abou

Cristina Trujillo de Uzcátegui y Noé Uzcátegui

Mariana Cogorno y Francisco Casanova

Clarissa Perfetti y Alejandro Jordán


el secreto de mi EXITO

96

arón osorio y cortesía RRPP

MANUFACTURAS MAKER Y CONFECCIONES BOLIVAR EN EXPO VENEZUELA 2012

INAUGURADO BONNA’S CLUB EN VALENCIA

Eduardo Pizano, Olga Campos y Miguel Bruno en el stand #11 del evento auspiciado por Fedecámaras realizado en el Hesperia WTC Valencia.

Alexis García, Carlos Bonna y Fernando Franco, propietarios de la nueva discoteca ubicada en el CC Villa Clara II de El Viñedo, Valencia. [www.bonnasclub.com.ve]

LV JOYAS ABRE SUS PUERTAS EN CCP TRIGALEÑA PLAZA VALENCIA

JUAN BAUTISTA RODRIGUEZ, MIXOLOGO DE RIO’S SCOTCH BAR

El espacio interno de esta tercera sucursal de la exitosa cadena de joyería y relojería fundada hace varias décadas en Valencia ubicada en el local L5A1. Las otras dos tiendas están en CC Siglo XXI La Viña y CC Sambil Valencia.

El mixólogo y profesional de la coctelería con experiencia internacional, Juan Bautista Rodríguez, dicta talleres periódicamente y atiende personalmente a los visitantes del Hotel Hesperia WTC Valencia.

SILLA “SAYL” DE HERMAN MILLER RECIBE 3 PREMIOS IDEA 2012

GRUPO CASA DE TEJAS INNOVA EN EVENTOS CORPORATIVOS

La silla SAYL diseñada por Yves Behar premiada por la Sociedad de Diseñadores Industriales de America en 3 renglones. Modelo disponible en Venezuela. [www.modusistema.com]

Con una renovación integral, el grupo reintrodujo su legendaria sede en Nirgua, estado Yaracuy, a la oferta de espacios integrales para eventos en la región central venezolana. [www.grupocdt.com]


la vida es BELLA

foto: pablo costanzo [pablocostanzo.blogspot.com]

Rosa Virginia Gubaira Arzola, modelo valenciana, el día de su boda con Raf Noz, en una imagen tomada por su amigo, el talentoso fotógrafo Pablo Costanzo, poco antes de vestirse para salir a la ceremonia. Una fotografía que capta y quizá resume la esencia de esta edición. Una sonrisa, un juego con globos, un instante casi infantil en un día feliz que marca el inicio de una nueva etapa. De niña a mujer. De hija a esposa. Y es que si hay una cualidad que tiene el ser humano, es esa posibilidad de sorprenderse ante lo desconocido, lo novedoso. Esa capacidad de sorpresa, propia de la niñez, debería mantenerse intacta durante toda la vida para que siga asombrando, enseñando y alentando. Dando esperanza, alimentando el espíritu y generando nuevas sonrisas.

98



Club #59: La Edad de la Inocencia