Page 1

/ Abril 2016

FEDERICO SANTOS

PRIMER PISO


PRIMER PISO FEDERICO SANTOS 30 de marzo a 24 de abril de 2016

Curadores: Luz Peuscovich Tamara Paine Ciai Santiago Ocampo


Todo lo que es velado se encuentra en algún sitio. El sentido contrario puede ser hacia cualquier dirección. Incluso, adelante. El índice de altitud representa el abismo.

youtu.be/R1lQ7Xyumno


C A D ÁV E R E S Gabriel Dirrheimer

Asistimos a la obra de una manera solidaria desde el momento preciso en el que decidimos dar el primer paso hacia ella. Porque el espacio ya supone un periplo, peldaño tras peldaño. Sólo al final, te recibe el objeto automóvil —inventado y rediseñado constantemente para hacer llegar al hombre más velozmente y con el menor esfuerzo posible—, impotente en la estancia última de las cosas. Cosas que se chocan, anegándose. En la sala austera, subyace e insiste un bólido cubierto, enclenque, posiblemente averiado y a punto de desplomarse, prometiendo llevarse consigo el resto de los muros y las facilidades que los de su especie brindan a la civilización. Reflejo irónico de estos tiempos. La clausura en el rostro, que desde el inicio se hace universal. Lo anegado funciona como sistema. Rodeamos lo visual como insectos soslayados y Santos desde su escondite nos propone trasladar esta situación a todas las cosas. Es un tormento realista este presupuesto. Las cosas, las funciones de las cosas, el tiempo, terminar en cualquier lugar, con la esencia fragmentada, haciendo rotar los hilos en pos de todo lo que es inútil. Un auto que cuelga, amarrado. Una amarra a punto de soltarse, en una habitación de la que no puede salir, por una escalera por la que no puede bajar. “Hacer, no nacer” resuena en el infinito cosmos del artista. ¿Cuánto habrá que descartar? El impulso ya no discute con la forma ni con el ánimo que habita lo que vemos. Impele ferozmente a entender. No se trata de analizar aristas, ni pequeños matices, ni los planos desplomados unos tras otros, ni los pliegues absortos de la tela que casi todo lo cubre. Al desplegarse, la obra promete estrepitosamente hacer visible un sino en el que dos mundos entran en una fricción imposible. No es simpático, no nos va a gustar. ¿Cuánto vale tu auto cuando es chatarra? Tal vez nuestra condena sea caminar eternamente, sobre cadáveres imaginarios, bien reales.


HUELLAS Tam Painé Ciai

Esta es una muestra sobre las posibilidades. ¿Qué fue lo que pasó en el primer piso? Nos entregan, a primera vista, un único elemento que habita la sala: un auto. Además de la particularidad de su presencia en ese espacio, hay huellas sutilmente distribuidas al alcance de quien esté dispuesto a contemplar. El objeto está cubierto, velado. Y sobre ese velo pueden trazarse historias, con las que aparece, además del espacio ya dispuesto, el tiempo. Es un solo movimiento, el de poner un auto en una sala de un primer piso, el que nos pone en el camino de la intriga. Junto con el elemento hay rastros, los rastros provenientes de acciones y las acciones de cuerpos. Entonces, ese único elemento despliega, por ausencia de otros, posibilidades. Nuestros propios cuerpos en la sala se vuelven partícipes de la escena y nuestra mente funciona como motor que despliega un viaje. En la sala hay un motor pero está apagado, a pesar de estar apagado enciende preguntas. Hay una quietud, la de un auto detenido en la sala, que trae consigo velocidad y tiempo. ¿Es este el punto de salida o la meta final? ¿Está a punto de suceder algo? ¿O ese algo ya sucedió? Hay una historia que por no estar relatada deja un lugar vacío en donde el sentido puede ir en todas las direcciones en las que va el auto en una calle.


Federico Santos Nació en Mar del Plata en 1983. Asistó al taller de dibujo y cerámica de Norma Gamalero. Estudió dibujo y pintura con Viviana Rojas en el Museo Castagnino de Mar del Plata. Realizó clínica y talleres con Claudio Roveda, Leopoldo Estol, Claudia del Río, Augusto Zanela, Ananké Asseff y Eduardo Gil. Fue pasante de Museo La Ene (2013-2014) y coordinó el área de artes visuales de Fábrica Perú (2014-2015). Participó de exposiciones como AZAR O DERIVA (2012) Centro de constructores, Mar del Plata; GUSTO, Fábrica Perú, Buenos Aires (2013); COPA, Delta, Buenos Aires (2014); JUEGOS, Matienschön, Buenos Aires (2014); INÉDITO PEN DRIVE, Fabrica Perú (2014); MOSTRO, Fabrica Perú, (2014); PRIMER PISO, Matienschön (2016); PERFUCH, UV Estudios (2016).


matienschön es: el área de artes visuales del Club Cultural Matienzo. Creado en 2009, está integrado actualmente por 9 artistas, curadores, diseñadores, historiadores y productores. Tanto en su propia sala de exposiciones, ubcada en el primer piso del Club, como en otros espacios de exhibición, Matienschön brinda recursos materiales, espaciales y humanos para el desarrollo de proyectos de arte contemporáneo. Comisiona obras, produce festivales y edita publicaciones. La identidad de Matienschön está basada en la colaboración, la exper- imentación y el desafío; el desarollo de experiencias habitables con lógicas artísticas, y la ampliación del acceso al arte contemporáneo.

equipo matienschön: Luz Peuscovich, Agustín Jais, Sonia Basch, Tamara Painé Ciai, Santiago Ocampo, Daniel Bouix, Rocio Relancio, Sasha Minovich, Sofía Grodek.

matienschon.com


matienschon.com

Federico Santos: Primer piso  
Federico Santos: Primer piso  

2016/02 Escriben: Diego Ezequiel Litvinoff y Tam Painé Ciai Matienschön 2016

Advertisement