Page 1


editorial

club cocherito

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar. Así reza un popular refrán que viene bien para casi todo y que, en definitiva, augura momentos difíciles y advierte de la necesidad de adoptar medidas paliativas o correctoras ante futuras situaciones nada deseables. Al mundo del toro le llevan avisando desde hace muchísimos años y aún no hemos metido los pelos en el caldero. En este santo pueblo, España digo, tenemos la mala costumbre de dar las cosas por hecho: nos tiene que gustar el flamenco y la paella. El pescaíto y el cocido. Y también, claro está, los toros. Por eso, como nos tiene que gustar sí o sí, que para eso somos hombres y mujeres de mucha raza, hemos descuidado nuestro aprendizaje en la materia, hemos admitido lo que nos han “echao” y hemos seguido aplaudiendo a los toreros de escalafón alto, muy listos ellos y capaces de reunirse para asegurar unos honorarios sin parangón aunque sea en Quito. Y todo esto, como es lógico, les hace mucha gracia a los superhéroes de la tauromaquia que, ante el caldo gordo que los aficionados les hacemos, piensan que mientras haya pandereta y caras bonitas (también les sirven las feas) en los tendidos ¿para qué van a cambiar? Y de repente ¡ay madre! aparecen unos señores, tan falsos como los anteriores, que dicen que no entienden nada, que nadie les ha enseñado nada, que no reconocen la bandera que algunos, equivocadamente, han adjudicado a la fiesta de los toros. Que no entienden lo de la bravura porque, lo poco que han visto, se asemejaba más a unos juegos con gatitos domésticos. Que lo del arte y la cultura sólo lo aprecian en la pintura, porque lo de ver a un tío vestido de floripondio separado del gatito no tiene consideración de tal. En definitiva, que se juntan, se financian, reúnen en un pis-pas un número de firmas que a nosotros nos cuestan Dios y ayuda, y finalmente consiguen, con la connivencia de unos dirigentes, poner en apuros lo que sí o sí nos tenía que gustar a todos. Y en esas estamos. Nosotros a uvas y el país vecino, a base de leer, de ver, de hablar, de exigir, nos come la tostada y en algo que, inicialmente, les caía de soslayo, son capaces de ponerse a remojo y blindar la tauromaquia. No se trata de una carrera, no se trata de quién lo hace antes sino de hacerlo. En el Club Cocherito, pese a los éxitos, premios y alabanzas, tampoco nos podemos dormir y por eso apostamos por la divulgación, por la enseñanza y el aprendizaje. Por las cosas bien hechas. Por lo auténtico. Y que mejor ejemplo que este tercer número de nuestra revista trimestral en el que se demuestra que la fiesta de los toros es eso ¡de los toros! ¡y de los aficionados!. Que no pertenece a ningún pueblo porque pertenece a todos. Y que lo que hoy, desde el desconocimiento tanto critican algunos, sus antepasados y viejos amigos, que no eran tontos, aplaudieron y admiraron.

Portada: 1895 aprox. Corrida en la Plaza de Toros, situada en Unzaga, frente a la Torre de los Orbea. Esta imagen sirvió de inspiración al pintor eibarrés Ignacio Zuloaga para realizar su obra “Corrida de Toros en Eibar”, que pudimos contemplar en la exposición “Taurus del mito al ritual” Archivo Municipal de Eibar. Fondo Castrillo Ortuoste.

Edita: Club Cocherito de Bilbao C/ Nueva, 2 - 1º. 48005 Bilbao Tel.: 94 416 14 47 cocherito@euskalnet.net www.clubcocherito.com Coordinación, diseño y maquetación: Servisistem

Fotografía: Manu de Alba, Archivo Club Cocherito Imprime: Grafinorte D.L.: BI-719-2011 Agradecimiento especial a José Manuel Jiménez y Andoni Rekagorri

1


2

club cocherito

Club Cocherito: Vida social

Del 23 al 26 de Septiembre. Histórico y emotivo fue el viaje realizado a la Feria de Logroño y sobre todo, a la última corrida celebrada en la Monumental de Barcelona.

5 Octubre. En el tradicional coloquio de análisis de las Corridas Generales se destacó el buen nivel ganadero, en general de la Feria, en la que dieron, a excepción de Morante de la Puebla, mejor resultado los toros que las figuras.

Del 21 al 23 de Octubre. Una vez más volvimos al campo charro para visitar las fincas de Esteban Isidro y Miranda de Pericalvo. Agradecer a los Hnos. Chopera y a la familia Castro la hospitalidad de la que disfrutaron los cocheristas.

6,7 y 8 de Octubre. II Curso de Tauromaquia. Más de una treintena de socios acudieron a las ponencias y clases prácticas impartidas por Andoni Rekagorri, Asier Guezuraga, Laura del Rey, Kerman Echevarria y el matador Diego Urdiales.


club cocherito

27 Octubre. El torero revelación de la temporada, David Mora recogió de manos de Iñaki Betes, el IX Premio Jesús Betes de la Bodega a la Vergüenza Torera. Acompañó al diestro su apoderado y ahora ex hombre de plata, Antonio Tejero.

24 Noviembre. Vicente Sánchez, autor del libro “El toro de Salamanca. Pasado, presente y futuro del Campo Charro” presentó su obra en los salones del Club, acompañado del ganadero Fernando Madrazo. Ambos repasaron desde la historia de las familias ganaderas charras, hasta la actual desaparición de encastes.

18 Noviembre. Agradable velada celebrada en el Restaurante Jauregia a beneficio del Comedor Social de los Padres Franciscanos de Irala. Amenizado por el Coro de Ingenieros, el acto contó además con una subasta gracias a las donaciones de los toreros Jiménez Fortes, Iván Fandiño y Serafín Marín, junto a una escultura del taller Lurbe y una pintura de Latorre.

3


4

club cocherito

Trofeo Club Cocherito al Toro más Bravo 1963-1964

Los toros de la memoria A través de esta sección, vamos a conocer un poco más, el comportamiento en el caballo y la lidia que ofreció y que le realizaron, a los toros premiados con el Trofeo del Club.

• “Corrida sosota, con un toro muy bueno para torearlo, el cuarto”. “Perdió el palo en la primera vara. Apretó en la segunda y en la tercera entrada el picador retiró el palo”. “Toro largo, zancudo. Fue pronto, dócil y recto de embestida. Toda la faena se realizó en los medios”. “Fermín Murillo dibujó una faena perfecta de valor y de estilo. Como recuerdo se guardó las dos orejas para disecarlas”.

• “La corrida traída por Alvaro Domecq estuvo bien presentada y pareja”. “El toro, que fue de largo al caballo tomó tres varas. Las dos primeras peleando con excepcional bravura y la tercera tardeando un poco”. “ Cesar Girón puso dos pares al cuarteo muy buenos y un tercero concediendo los terrenos al toro”. “Toro noble, con limpieza de embestida al que pasaportó de estocada atravesada y dos descabellos. Vuelta al ruedo”.

P.D. Los comentarios pertenecen a las críticas taurinas de los diarios El Correo y La Gaceta del Norte.


club cocherito

Orígenes de la fiesta en el País Vasco

Muchas veces, al hablar de la relación de nuestro pueblo con la tauromaquia, nos encontramos ante la creencia, bastante generalizada, de que se trata de algo importado, ajeno a nuestras costumbres. Nada más lejos de la realidad. Hay, incluso, quien defiende que fueron precisamente los vasco-navarros quienes inventaron el toreo a pie.

También desde el siglo XVI se constata documentalmente la celebración de fiestas de toros en las villas.

De todas maneras, y remontándonos a épocas que, aunque lejanas, están perfectamente documentadas, en Julio de 1474, en Hondarribia, ya se celebraban festejos taurinos, según dispuso en aquel entonces su Consejo en la Plaza de Armas.

Existían los toros ensogados, o lo que es lo mismo, la popular sokamuturra, que se corrían en la calle principal de los pueblos. Y también conocemos que en Bermeo, desde 1353, se celebraban las fiestas de San Pedro con funciones taurinas.

Al principio, los festejos se celebraban tradicionalmente en las plazas públicas, cerrándose el coso con barreras de madera. Sin embargo, las plazas no aparecen en las villas como espacio público hasta finales del siglo XVI.

5


6

club cocherito

Asímismo, en Bilbao, durante los siglos XVII, XVIII y parte del XIX, los tendidos se colocaban, en la Plaza Vieja, al lado de la ría y de la Iglesia de San Antón, tal y como se puede apreciar en la obra de Ramón Losada que luce en nuestro Club. No es hasta mediados del siglo XVIII, que aparecen las primeras plazas de toros fijas en Bizkaia, especialmente en la parte occidental de Las Encartaciones, zona predominantemente ganadera. Generalmente, estas plazas están asociadas a las Ermitas y así, en Trucíos, nos encontramos actualmente 3 plazas en diferente estado de conservación. En Karrantza, donde llegaron a contar con 6 cosos, se conservan 2. También existen en Sopuerta y Arcentales. Y, de esta misma época son las de Dima, Orozko y Zeánuri, por la misma razón de ser zona ganadera. Con el aumento de la afición, a principios del siglo XIX, diversos promotores privados se plantean la necesidad de la construcción de cosos fijos en las principales ciudades y villas de nuestra comunidad, así en Bilbao, en terrenos de Abando, se erigió la primera plaza permanente en 1848, precisamente con el nombre de “Vista Alegre”, ésta se quemó y se reconstruyó en el mismo lugar en 1850. Debido a la presión urbanística y a la expansión del Ensanche bilbaíno la plaza fue cambiando de lugar hasta que se construyó en 1882 en la ubicación actual, donde, a causa del incendio de 1961, hubo que levantar la actual, obra del arquitecto Luis M. Gana. Hubo además otras dos plazas de toros en Bilbao, la llamada del Recreo, construida en 1892 en el solar que ocupa la Alhóndiga y la de Indauchu donde se dieron funciones entre 1909 y 1919. En la misma época, finales del siglo XIX y principios del XX, se construyen en Bizkaia un total de trece cosos fijos, así en Portugalete en 1892, en Bermeo en 1894, igual que en Gernika, Lekeitio, Muskiz, Orduña...

1974-an, Hondarribian zezen-festak egiten ziren iadanik

Del mismo modo en los años 50 del siglo pasado se reformaron las plazas de San Pedro Romaña de Trucíos, Santa Ana en Sopuerta y la del Buen Suceso en Karrantza, donde se siguen dando festejos. Parecido desarrollo tiene la afición a los toros en Guipúzcoa, no podemos olvidar la gran afición que se da alrededor de las plazas de Donostia, , Tolosa, Eibar, Deba, de las ya desaparecidas en Mondragón, Zarauz, con sus típicas “Corridas de los Marineros” y “Corridas de los Veraneantes”, Cestona con su modesta plaza cuadrada...


club cocherito

Mención aparte merece destacar Azpeitia, el reducto más torista de Guipúzcoa, donde ya en 1622, con motivo de la canonización de San Ignacio, se celebraron grandes festejos taurinos. La nueva plaza se construyó para las fiestas de 1903, sustituyendo a otra desmontable, de forma octogonal, que se instalaba en la antigua plaza de la villa y que se inauguró en los festejos de San Ignacio de 1885. La tradición taurina alavesa se ha mantenido, aparte de los festejos que se celebran en Vitoria en agosto por las fiestas de la

En 2010, 43 corridas et novilladas, eurent lieu

Virgen Blanca y el día de Santiago, en las plazas de Llodio y Amurrio, aparte de las tradicionales sokamuturrak y suelta de vaquillas que se organizan en numerosas localidades, sobre todo de la Rioja Alavesa. Para hacerse una idea de cómo sigue viva en nuestro país la tradición tauromáquica, durante el pasado año se celebraron 43 festejos entre corridas y novilladas y más de 150 espectáculos tradicionales, sokamuturrak, vaquillas, etc., repartidos por toda la geografía del País Vasco.

7


8

club cocherito

Apellidos históricos ligados a la tauromaquia vasca Veragua Después de la muerte de Fernando VII, su hija Isabel, proclamada reina, hereda la Real Vacada. y ésta aumentada por el lote de reses que le regala su esposo, se vende en junio 1835 a los Duques de Osuna y de Veragua, hijo este último de Mariano Colón de Larreategui, miembro de una familia muy considerada en Bilbao por el cariño y la protección que dispensó a la Villa .Este Duque de Veragua, principal encargado de la ganadería, sacrifica poco a poco las vacas de la Real Vacada y conserva las vacas marcadas con el hierro de Vázquez.

Los Hermanos Rivas y el Conde de Vistahermosa Pedro Lluis Ulloa, primer conde de Vistahermosa, le compra sus toros en 1774 a los Hermanos Rivas ricos labradores afincados en Dos Hermanas. Estos hermanos Rivas eran originarios de Vizcaya, del valle de Orozco cuya familia y sus descendientes habían ganado su hidalguía en 1382 por méritos y otras hazañas. Todos ellos fueron los creadores de la casta que depuraron y de la que proceden la casi totalidad de las ganaderías actuales y sus distintas estirpes: Murube, Saltillo, Parladé y Santa Coloma.

Picavea de Lesaca

hermosa que presentó en Sevilla el 12 de mayo de 1828 con su divisa celeste y blanca.

Los Picavea de Lesaca que se establecieron en la villa de Oteiza en Navarra, provenían de Lesaka. Pedro José Picavea de Lesaca, Caballero de la Orden de Carlos II y alcalde Sevilla, era propietario de una cuadra caballar en Utrera y se hizo con una ganadería de reses bravas proveniente de Vista-

La cuna de la Familia Picavea aún existe en Lesaka en las márgenes de rio Onin, camino de Oyarzun, su gran caserón de piedra adornado con balcones verdes aún conserva el escudo familiar en el que se puede observar una vaca de casta navarra con su cencerro en la parte inferior.


club cocherito

Félix Urcola

Perdidamente enamorado de la que fue su mujer, una bella andaluza de Dos Hermanas, decidió no volver a su tierra. Rápidamente se convirtió en un gran empresario. Compró minas, olivares y fundó una compañía de transportes marítimos y hasta creó la Feria de Abril con la aprobación del consejo municipal de Sevilla de la que fue alcalde en 1875. Su hijo Eduardo compra en nombre de su familia la mitad de la ganadería de Dolores Monje, viuda de Murube.

Miura La familia provenía, de Vizcaya. Al parecer el primer Miura conocido se llamaba Martín Miura Iturralde y era de Fuenterrabia. Don Juan Miura Rodríguez, acaudalado industrial con negocios en la Sevilla del XIX formó una ganadería en

Marqués de Villagodio

Urcola Félix Urcola, procedente de Vizcaya, desarrolla un papel primordial en la Sevilla de principios del siglo XX, tanto por la calidad de sus toros como por sus tertulias. En el año 1902 este ganadero peculiar fundó su ganadería con la estirpe del Conde de Vistahermosa Este ganadero estableció su ganadería en la finca llamada “Zahariche “, (actual de Miura) localizada en Sevilla, en el término municipal de Lora del Río

Ibarra En 1841, José María Ibarra Gutiérrez de Caviedes apareció en Andalucía enviado desde su Vizcaya natal con la misión de buscar nuevos mercados para la empresa familiar.

9


10

club cocherito

1849. Pedro Echeverrigaray y Marcelino Bernaldo de Quirós ganaderos de raíces vascas aparecen en la proveniencia de su ganadería.

Urquijo (1917-1980) A principio de 1914 el rico banquero, Juan Manuel Urquijo de familia procedente de Llodio (Alava), se hace con la totalidad de la ganadería de la viuda de Murube originaria del Conde de Vistahermosa.

Marqués de Villagodio (1892-1924) En el año 1892, el entonces Marqués de Villagodio adquirió vacas del Duque de Veragua y sementales de Palacios, lidió en Pamplona y en las plazas más importantes con éxito hasta su definitivo abandono por la noble familia, tras sucesivos pasos entre hermanos y descendientes. Varios acontecimientos luctuosos como la muerte el 7 de julio 1910 de Francisco García Urrea en Pamplona, primer fallecido del que se tiene constancia en un encierro, le valieron para pertenecer a la lista de “Ganaderías Trágicas”. Y porqué no citar los Hermanos Llaguno González oriundos de Arcentales, (Vizcaya), importadores y grandes propagadores del encaste Saltillo en tierras mejicanas en 1908

Ganaderos navarros Avanzado el siglo XVII, los ganaderos navarros, alentados por una mayor flexibilidad administrativa y conscientes de la rentabilidad de la venta de sus reses para festejos se sintieron orgullosos y deseosos de mostrar la casta y bravura de sus reses .La rivalidad que existía entre ellos dio paso a la selección de un ganado que ya empezó a cotizarse a precios elevados. Así es como Navarra lleva el sello de estos primeros ganaderos como D. Joaquín Antonio de Beaumont Ezcurra y Mesía , Marqués de Santaclara , quién a partir de 1670 seleccionó en su manada aquellas reses que le parecían aptas para ser lidiadas en plazas (por ejemplo en Pamplona 1690). Allá por el año 1774 suenan los nombres de Tadeo Guendulain vecino de Tudela, de Antonio Lizaso, de Tudela y de Felipe Laborda por hacerse cargo de la ganadería del Marqués.

Sin embargo por su importancia taurina hay que concederle la primacía a la famosa vacada del banquero navarro don Nazario Carriquirri cuyos toros, alcanzaron tanto cartel como las más nombradas ganaderías castellanas y andaluzas en la mitad del siglo XVIII. Carriquirri, de madre zuberotarra y padre de Chapitela debutó en Pamplona en los sanfermines de 1852, vende su ganadería al Conde Espoz y Mina pasando a su muerte a las manos en 1925 de Bernabé Cobaleda. Podíamos citar aquí muchos ganaderos navarros dignos de aparecer como tales en esta crónica pero como nuestro deseo no es el de aburrir nos contentaremos con citar a Perez Laborda , Bermejo, Poyales Lecumberri, Eizaguirre, Echevarrigaray, Garin, Gaviria, Goyeneche… Todos ellos oriundos de Corella ,Tudela, Peralta, Villafranca, Funes o Caparroso. Hagamos un alto en Caparroso. En 1772 se sabe que tiene ganado bravo la familia Zalduendo, proveniente del marqués de Santaclara y de Lecumberri , esta ganadería pasa de mano en mano y de tierra en tierra por herencias o compras atravesando lo siglos, pero conservando en todos los casos el hierro de Zalduendo. Después de volver a Navarra en 1983 es adquirida por Fernando Domecq Solís en 1987, descendiente por la línea materna de los Beaumont de Navarra, se hace con la titularidad del Hierro y su antigüedad, y elimina las reses adquiridas y forma su ganadería a partir de lo que le correspondió de la ganadería familiar de Jandilla.


club cocherito

Ganaderos vascos hoy Si por algo hemos destacado los vasco – navarros a lo largo de la historia de la tauromaquia es por haber dejado sembrado el campo bravo de semillas en forma de apellidos históricos que a día de hoy perduran en la nomenclatura de tantas y tantas ganaderías de postín. Lo cierto es que el tiempo y la evolución han hecho que esos apellidos, históricos ya, aunque perennes en el tiempo, hayan pasado de meno en mano y los ancestrales orígenes hayan terminado en la perduración del título ganadero pero no de la procedencia territorial de los titulares de la misma. No obstante podemos decir con orgullo que aún todavía perdura cierto acento vasco, que, repartido por distintas zonas ganaderas, defiende una tradición ganadera por la que siempre hemos sentido cierta devoción. Hoy, los Aguirre, Eulate, Rekagorri y Uranga toman el relevo a los Zalduendo, Espoz y Mina o Picavea de Lesaka. Con mayor o menor cartel media docena de vascos poseen hierro y ganadería de relevancia en los campos de Salamanca, sobre todo, y Andalucía. Quizá por su relevancia, su éxito y su forma de entender la fiesta, que sin duda hacemos nuestra, destaca sobre todos ellos una cocherista de pro, bilbaína hasta los huesos, que ha sabido transmitir a sus toros una impronta que no deja de ser el propio reflejo de su carácter: Dolores Aguirre.

11


12

club cocherito

L’accent basque persiste encore, réparti dans les différentes zones d’élevage

Son los “atanasios” que pastan en Constantina el espejo de un alma ganadera que aúna afición, autenticidad e integridad. Una ganadera que tiene por bandera la búsqueda de la bravura primando la casta y la emoción de los toros que cría. Un ejemplo, sin duda, de lo que deben ser los principios básicos de aquellos que poseen la inmensa responsabilidad de hacer perdurar en el tiempo una especie única en el mundo, el toro bravo. En Paloma Eulate tenemos otra excelente representante en la élite ganadera. Sus Torrealtas dejan alto un pabellón, que tiene en esta criadora de bravo, un buen ejemplo de cómo se deben hacer las cosas. Bilbaína ella, al igual que Dolores Aguirre, Paloma Eulate mantiene vivo todo un legado de bravura en su dehesa de Medina Sidonia. Trasladados a los campos salmantinos podremos encontrar el grueso ganadero que fielmente nos representa.

A su dedicación y empeño por mantener esa especie única y tan nuestra como son los “Betizus” en los montes de Bizkaia, Andoni Rekagorri añade a su experimentado expediente su ganadería Salmantina.


club cocherito

Euskaldunok zezenganadutegi munduan, hazi moduan, abizen historikoak laga ditugu

No podríamos olvidarnos de José Cruz Iribarren, que también en tierras charras defiende con dignidad una ganadería que cierra el capítulo de estos ilustres bizkaitarras que tan bien nos representan en el mundo ganadero.

Miranda de Pericalvo resulta ser otro de esos hierros de relevancia al frente del cual la familia Martínez Uranga pone de manifiesto una vez más el poso y trabajo de los vascos en la crianza del toro bravo.

No se queda atrás Gipuzkoa, con tres ganaderos importantes, dos de los cuales atesoran una gran experiencia, y otro al que le auguramos un extraordinario futuro como ganadero.

Cerramos capítulo con una ganadería de reciente nacimiento y extraordinario futuro. Una ganadería, la de Pedraza de Yeltes al frente de la cual la familia Uranga ha puesto una buena dosis de afición y cariño. Ganadería que tiene como madre a la salmantina de El Pilar, y cuyos primeros resultados no han podido ser mejores. Esperemos que el brilante futuro de este hierro sea el fiel reflejo de una tradición ganadera que ha poblado el campo bravo de ilustres apellidos de origen vasco.

La estirpe Chopera continua con el legado familiar y en la preciosa finca de Esteban Isidro miman una camada que lleva el hierro del mismo nombre. Años de dura labor compaginada con su papel de ganaderos en la han vivido la experiencia de criar toros de diversos encastes.

13


14

club cocherito

Toreros vascos El País Vasco debe sentirse muy orgulloso, porque a lo largo de su historia, ha tenido algunos matadores de toros que han competido muy dignamente con los que en cada época ocupaban los primeros puestos del escalafón. De todos ellos fue el guipuzcoano Luis MAZZANTINI el que adquirió la mayor categoría. Se codeó algo con LAGARTIJO y más tarde fue rival directo de GUERRITA; y aunque nuestro lidiador de Elgoibar fuera menos diestro con el capote y la muleta, con la espada le daba verdaderas lecciones al cordobés. Hoy todavía se le recuerda constantemente. Cuando un muchacho ejecuta con buen estilo una estocada, muchos aficionados “sueltan” una frase que se parece a ésta: “Este muchacho mata los toros como lo hiciera Mazzantini”. Y recordar la frase referida después de cien años, creo que es un dato muy importante para considerar a este torero como de auténtica categoría. Al retirarse de los ruedos fue un importante político en su vida civil; hasta llegó a ser gobernador de Guadalajara. Otro matador de toros de gran relieve fue nuestro torero, Castor Jaureguibeitia COCHERITO DE BILBAO. No es el momento de rememorar su glorioso palmarés, para centrarnos en otros toreros menos conocidos, pero sólo recordar un dato, en el año 1911, año de la fundación del Club, toreó la friolera de 59 corridas de toros, teniendo como competidores al fenomenal trío: BOMBITA, MACHAQUITO Y FUENTES. Era muy diestro con los capotes y muletas y matador de estilo no desdeñable. Lo que se dice: Un torero completo. Vamos a extendernos unas cuantas líneas más con el bilbaíno, Serafín Vigiola TORQUITO que sin duda fue el torero vasco que más excepcional arte demostró en su profesión. Era un estilista perfecto que en nada envidiaba a los exquisitos anda-

Mazzantini

luces. Nació en 1890. Su fuerte era el capote y también con la muleta era muy diestro. Compitió gloriosamente con los dos colosos de mayor renombre, JOSELITO y BELMONTE, y sin desmerecer nada entre ellos, hasta les ganaba la “pelea” con sus mismas armas: El arte. Ya retirado, era un taurino preclaro y muy competente; apoderó a renombrados toreros. Su conversación o diálogo era ameno y ocurrente. Un día, participando en una tertulia de un reconocido Café de Madrid contó la siguiente anécdota. En una reunión de aficionados Domingo Ortega comentaba resaltando los defectos de aquel “monstruo” que fue MANOLETE , entonces nuestro TORQUITO le contestó: “no le quites méritos a ese torero que se pone a un paso más cerca de los toros que tú. Y además tengo que decirte una cosa: Si los toros tuvieran los pitones en los costillares tú no te comerías ni un pedazo de pan en este oficio”. Y para demostrar su maestría con el capote les contaré la anécdota que me refirió Segundo Arana, novillero bilbaíno de cierto


club cocherito

relieve, que hablando de TORQUITO me dijo, para que veas como fue con el capote te relataré lo que me pasó en un tentadero hace unos 60 años; tuve la suerte de torear a gusto una vaca, muy seria de pitones, con el capote y terminado el referido tentadero me dice aquel genio del toreo, Victoriano de la Serna: “Oye muchacho tú donde has aprendido a torear con el capote?”. Le contesté: “Es que vivo muy cerca de donde vive TORQUITO”. Y me dice el maestro: “No me digas nada más, con eso me basta”. Sufrió muchas cornadas y quizás por esto no alcanzara una mayor cota; pero como decíamos al principio, puede considerarse como el torero de más arte que dio nuestra tierra.

Chiquito de Begoña

También Diego Mazquiarán FORTUNA tuvo buen relieve al ejecutar sus famosos volapiés con la espada como muy pocos lo hicieron. Nació en 1985. Otro matador de toros con categoría fue Martín AGÜERO que llegó a torear hasta 50 corridas en 1920, con tan sólo 19 años. Además de ser un estilista de la espada fue interesante con los engaños.

Martín Agüero

Otros matadores interesantes que tuvo el País Vasco fueron: Rufino Segundo CHIQUITO DE BEGOÑA, nacido en 1880; Faustino Vigiola TORQUITO II, nacido en 1895; Pedro Basauri PEDRUCHO, nacido en Eibar en 1893; Domingo Uriarte REBONZANITO, nacido en 1894; José MUÑAGORRI, nacido en 1881; Jaime NOAIN, nacido en 1901; este torero por motivos de la guerra, en 1938 fue el torero que más toreó en su temporada en España; Joselito MARTÍN GUTIEZ, nacido en 1896. Y de los nacidos en el siglo pasado: Pedro ROBREDO, Manolo CHACARTE, Rafael CHACARTE, Pascual MEZQUITA, Manuel Alonso HERRERITA, Gonzalo GUADALUPE, Daniel GRANADO, Iker Javier LARA… Tras esta temporada triunfal, todos los aficionados vascos, estamos encantados de ver de nuevo ocupar los primeros puestos del escalafón y competir con las máximas figuras al orduñés Iván FANDIÑO, al que deseamos toda la suerte que su esfuerzo y dedicación merecen.

15


16

club cocherito


club cocherito

17


18

club cocherito

Lugares emblemáticos del toreo en Euskal Herria La tradición taurina de nuestros festejos populares es enorme, pese a que algunos consideren la Tauromaquia como contraria a la idiosincrasia de nuestro pueblo. Así lo atestiguan los hechos descritos por numerosos estudiosos, desde Campion a Gregorio Múgica, pasando por Aranzadi, que no dudan en presentar las tierras vascongadas incluso como cuna del toreo a pie. Sin irnos tan lejos en el tiempo como a tiempos prehistóricos, donde en las cuevas neolíticas Debatarras de Ekain y Urtiaga

se representaron escenas de caza con vacunos, las primeras referencias a la práctica taurina las encontramos en la comarca de Busturialdea, donde según Ordenanza municipal de Bermeo ya en el siglo XIV se corrían toros y novillos en el día de San Pedro. Es en el siglo XVII cuando las citas empiezan a ser más copiosas, destacando los grandes festejos de Azpeitia y Azkoitia en el año 1622 con motivo de la canonización del San Iñigo Lopez de Loyola. Entrados en el siglo XVIII, época en donde empieza a introducirse en Euskal Herria el toreo de capa como precursor de la lidia moderna a pie, la tradición taurina en los festejos populares vascos es ya enorme, donde la soka-muturra, indudablemente la primera manifestación de la afición a los toros en Euskal Herria, se combina a menudo con el toro de fuego, capeas y encierros. A modo de ejemplo, Manuel de Garagorri Itaztxe, el famoso jesuita más conocido como Aita Larramendi, escribía a mediados del siglo XVIII en su Corografía de Guipúzcoa que las fiestas en las que no hay corridas de toros apenas se tienen por fiestas, aunque reine en ellas la mayor alegría del mundo; pero en habiendo toros, los lugares despuéblanse por verlos, y es tanta la afición que si en el cielo se corrieran toros, los guipuzcoanos todos fueran santos por ir a verlos. Para esta época, desde Bizkaia hasta Iparralde, pasando por Gipuzkoa, y desde Araba hasta Nafarroa, encontramos feu-


club cocherito

dos emblemáticos donde el festejo taurino es tradición: Azpeitia, Azkoitia, Deba, Tudela, Eibar, San Sebastian, Bilbao, Baiona… La fiestas patronales no se entienden sin toros, en las diversas formas, desde grandes feudos como Bilbao o Donostia hasta cualquier rincón de la geografía vasca, como son el Valle de Carranza, Orduña, Sopuerta, Llodio, Tolosa, Amurrio, Zestoa, Tolosa, Mutriku o Eibar. Centrémonos, dejando a un lado la magia de Pamplona y sus San Fermines, y la pasión por la fiesta de Heminway, en tres lugares míticos de la Tauromaquia Vasca: Bilbao, Deba y Baiona. Como bien comentábamos en nuestra entradilla, el origen del toreo a pie es localizado por muchos historiadores en la zona pirenaica, precisamente en zonas en las que la actividad diaria con el ganado obzligó a pastores y ganaderos a utilizar técnicas y tácticas destinadas a eludir las acometidas de los toros. Zonas como Deba, Itziar y Lastur, en las que aún se conservan ejemplares de la antigua raza del toro pirenaico y en la que perduran ganaderías de toros, como recuerdo de un pasado en el que ésta era una actividad muy extendida en nuestra zona. Mención especial merece en este punto la fiesta de toros que se celebraba en Itziar, que describían así a mediados del siglo pasado las páginas de la revista Vida Vasca: “Antiguamente existía entre los marinos de Deba la costumbre de celebrar al regreso de la pesca de la ballena, una novillada en Itziar el día de Santa Engracia, 23 de octubre, en el cementerio de la parroquia, seguramente con los toros bravos que pastaban en los montes próximos a la barriada de Lastur, que ya entonces debían de tener fama; pero dicha costumbre fue prohibida por las juntas de Azpeitia en 1743 a petición de las autoridades de Deba, pues por lo visto los morlacos causaban bastantes daños a los aficionados”. Datado a finales del siglo XIII, concretamente de 1289, se encuentra en el archivo municipal bayonés el primer texto taurino de Francia y uno de los más antiguos del mundo.

Baiona, subprefectura del Arco Atlántico, formando parte al mismo tiempo de la provincia histórica vascofrancesa de Labort y de la región cultural de Gascuña, es el enclave en donde Francisco Arjona Herrera, Curro Cúchares, el 21 de agosto de 1853, trenza el primer paseíllo de la que es, según los historiadores, la primera corrida moderna de Francia. A finales del siglo XIX se inaugura la actual Plaza de Toros de Baiona (Marcel Dangou), que en 1985 pasó a ser de propiedad municipal. Y finalmente, en el caso de la Villa fundada por Don Diego López de Haro, los cosos más conocidos fueron el de la plaza de San Antón, lugar donde se midieron las espadas de Paquiro, Curro Cúchares y Pedro Romero hasta 1845; la que se encontraba junto a la vieja estación de tren hasta 1854, la de la Concordia, la de Abando, construida para la generación posterior de toreros como El Gordito, Frascuelo, Cayetano Sanz y Lagartijo en 1865 para más tarde acabar demolida en 1882 y la actual de Vista Alegre que se erige en 1891 con un aforo de 12.421 localidades y perdura, incendio mediante, hasta nuestros días. Peñas, tertulias, museos y calles toreras, como son la Calle Cocherito de Bilbao y la Calle Martín Agüero, hacen de Bilbao una ciudad que vibra con la magia de los toros.

19


20

club cocherito

D. Pablo Martínez Elizondo junto a tres de sus nietos, los dos varones son Óscar y Pablo Chopera

Emprendizaje taurino, espejo de un carácter No cabe duda de que una de las características que ha identificado a los vascos es su carácter emprendedor. Una estructura productiva envidiable y un tejido industrial difícilmente superable son el claro ejemplo de una forma de entender la vida que ha hecho de los vascos un paradigma y un ejemplo para aquellos que parten de cero.

El abanico empresarial en general se nutre de nombres propios que vieron por primera vez la luz en nuestra tierra. Gente de diversa procedencia y condición a los que les ha unido una forma de hacer las cosas que les ha puesto en la vanguardia de aquellos mundos en los que se mueven. Esta forma de ser no podía quedar al margen de la historia de la tauromaquia. Muchos han sido los emprendedores vascos


club cocherito

que han sabido trasladar a este mundo tan particular una sapiencia que ha creado escuela.

Manolo Chopera junto a Antonio Ordóñez en los corrales de Vista Alegre

No cabe duda de que si se pronuncian las palabras clave “empresario” y “taurino” el subconsciente nos lleva a pronunciar el apodo de una larga estirpe familiar: Chopera. Cuatro generaciones ya de empresarios taurinos que han sabido mantener ese espíritu de crecimiento, de innovación y de apuesta empresarial en un mundo tremendamente difícil como es el de los toros. Como aficionados nos debe llenar de orgullo saber que los empresarios taurinos más importantes del momento y de muchos pasajes de la historia (probablemente desde los años sesenta hasta la actualidad) son vascos. Una empresa de transporte de ganado bravo y una cuadra de caballos fueron los primeros elementos de una casa en la que la estructura familiar fue extendiendo unos principios y una forma de trabajar que hoy perduran. De aquella cuadra de caballos nació una saga empresarial que posteriormente pasó a la gestión de cosos taurinos y al apoderamiento de las principales figuras del toreo.

A ellos se les debe el resurgir de la plaza más importante del mundo, la de Las Ventas de Madrid, en los primeros compases de la década de los ochenta, cuando ésta navegaba a la deriva. De ellos nació el abono madrileño tal y como lo conocemos en la actualidad. Con ellos llegó una “movida” madrileña en lo taurino que hoy es la base de una plaza que se ha reivindicado como lo que es: la plaza más importante del mundo. No podríamos pasar por alto iniciativas de suma valentía, como la construcción del coso de Illumbe que devolvía la fiesta de los toros a la Bella Easo veinticinco años después. O la más reciente construcción de la plaza de toros de La Ribera en Logroño que venía a sustituir al antiguo coso de la Manzanera.

D. Pablo Martínez Elizondo junto a su hijo Manolo Chopera

Oscar y Pablo Chopera, al igual que hicieron su padre y sus tíos, han comenzado a trabajar en una nueva generación, en sus hijos, como relevo y futuro de una estructura empresarial familiar que surgió de la nada y que hoy personifica en ambos la fortaleza empresarial y el espejo de esa forma de hacer y entender la vida tal y como se ha concebido durante siglos en el País Vasco.

21


22

club cocherito

Los toros como protagonistas de la fiesta

Dado su interés y siendo ésta la temática que ocupa este monográfico, hemos considerado oportuno traer a esta tribuna esta conferencia pronunciada en los Cursos de Verano de la Universidad Pública del País Vasco por Jon Idigoras, fallecido dirigente político que realiza una encendida defensa de la fiesta de los toros en el País Vasco a la vez que reivindica sin tapujos el papel del toro bravo como principal protagonista de la fiesta.

Vaya por delante mi reconocimiento a los organizadores de estas charlas y coloquios, que nos permiten adentrarnos en un mundo tan apasionante como es el de los toros, y aportar mi pequeña experiencia a un tema tan controvertido, muchas veces por desconocimiento, como es la raigambre que la fiesta de los toros ha tenido y tiene en la historia y cultura de Euskal Herria.

En Euskal Herria la existencia y extensión de los toros bravos, se pierde en la noche de los tiempos. Y desde el Valle de Carranza, Encartaciones, Macizo del Gorbea, Sierra de Aramotz, Valle de Urola y Deba, Bajo Pirineo, Baztán, Rioja y a lo largo de la Rivera, podemos seguir las huellas de los toros bravos en Euskadi, en estado salvaje o en vacadas que se reproducen sin ningún control ni selección genética.

Yo comenzaría diciendo algo tan Perogrullo como “sin toros, no hay fiesta de toros”. Y esta es la gran verdad. Que el toro es el protagonista más importante de la fiesta, y que, así como la edad de piedra, bronce o hierro, marcan hitos en la historia de los pueblos, los toros crean también unas costumbres, una cultura, e incluso, se transforman en un fenómeno social que es asimilado y practicado por el pueblo.

Hasta el S. XVIII no puede hablarse en Euskadi de ganaderías propiamente dichas, excepto la de Gendulain, que en esas fechas poseía ya 700 vacas de vientre y nos 180 toros de lidia de por lo menos cinco años. A partir de ahí comienzan a lo largo de todo Euskal Herria a proliferar las ganaderías, y ahí tenemos como ejemplo los Carriquiri, Espoz y Mina, Zalduendo, Lizaso, Pérez Laborda, Díaz, Elortz y Bermejo, Pollales y Alaiza, Beriain y Díaz, Melitón Catalán, ganaderías que posteriormente serán la base para la extensión y creación de otras en las dehesas andaluzas, extremeñas y salmantinas, de la mano de la aristrocacia andaluza. Así pues, el nacimiento de ganaderías tan afamadas como las Ibarra, Lesaca, Miura, Murube, Urkola, Urkijo, Conde de la Corte…, provienen fundamentalmente del cruce de los toros de las ganaderías vascas. Hablando del toro vasco, cuyas características principales eran su ligereza de patas, casta y fiereza, hemos de decir también que era un toro de poca alzada, que algunas veces movía al chiste de algunas figuras del toreo, pero que cuando comprobaban su casta y bravura, se les cortaba la risa. Eran toros de pelo largo, rojizo, retintos, ojos de perdiz, que en euskera se llamaban “abel gorri”, es decir, ganado


club cocherito

rojo… y este tipo de ganado es el que precisamente requería de una lidia especial, una lidia en la que el torero tenía que acoplarse a las condiciones del toro, y no al revés. Una lidia fundamentada en el movimiento de las piernas y en los quiebros de cintura, que posteriormente, ayudado por una especie de capote, sostenía la base del toreo a pie, cuya paternidad reside en Euskal Herria, en contra de la opinión de muchos detractores que por puro desconocimiento, sitúan a los toros como una fiesta típicamente española.

Rito, fiesta o liturgia de los toros en Euskadi Sin ningún temor a equivocarme, se puede decir que los toros a lo largo de Euskal Herria y su historia, han formado parte indisoluble del acervo cultural de la fiesta popular, incluso del ritual o formando parte de la propia liturgia. No puede concebirse un acontecimiento social, o una fiesta popular sin la presencia de los toros. Desde visitas de Reyes navarros o personas importantes, hasta cualquier otro tipo de festividad, los toros eran el elemento principal de la fiesta. Desde las primeras crónicas de las que tenemos noticias, allá por el S. X., en Euskadi la fiesta de los toros ha sido un acontecimiento popular. El primer documento escrito data del año 1160, en una fiesta celebrada en el caserío Irure, de Plasencia de las Armas, en honor del Rey Navarro Sancho El Sabio. A partir de aquí son innumerables las crónicas que nos hablan de este tipo de eventos. Era tal el arraigo y seguimiento que de estas fiestas se hacía, que no había una festividad en la liturgia vasca que no fuese acompañada de una corrida de toros e incluso tenemos crónicas que nos hablan de la participación de clérigos en esta fiesta popular. Así, el Clérigo de Tafalla Juan de Burunda, se distinguió en el arte de torear como Martín de Huarte, beneficiario de Zirauki, Don José Pérez, clérigo de Olite y un largísimo etcétera de clérigos que forman parte en la fiesta hasta que “con la iglesia hemos topado”, Roma toma carta en el asunto, celosa de que los festejos taurinos en Euskadi eclipsaban, según ellos, la asistencia a los actos litúrgicos.

Desde Pío V hasta Sixto V, pasando por Gregorio XIII, consideran el espectáculo de los toros como nocivo y prohíben a los clérigos, bajo pena de excomunión, el participar en estos actos.

La crueldad en la fiesta de los toros Indudablemente, como en todo rito o festejo de esta índole, hay un tipo de crueldad que está presente. No en vano la pelea, por muy noble que sea, de un toro bravo con los caballos o en la propia del toro para burlar el engaño de su lidiador, hay una crueldad que es asumida porque forma parte intrínseca del propio espectáculo y de la propia fiesta. Una crueldad totalmente distinta a la que se da en manifestaciones de otra índole, porque en primer lugar, hay un tremendo respeto hacia el protagonista que es precisamente el toro. No hay ánimo de regodearse en el sufrimiento del animal, y además hay una dignidad en el trato con el toro y su castigo. He de añadir que el castigo al toro es un incentivo para la pelea, tanto en el tercio de banderillas como en la suerte de varas, dándose la circunstancia de que el propio público que asiste a la fiesta premia la bravura del toro y abuchea o desaprueba de forma manifiesta cualquier actitud indigna hacia el toro, o que haga aumentar su sufrimiento. Lo mismo se produce a la hora de matar, donde la espada es premiada por su brevedad y limpieza.

23


24

club cocherito

Hemeroteca


Tanto sus compañeros como sus adversarios políticos la definen como una mujer discreta, muy preparada y con una gran capacidad de trabajo. En su discurso siempre aparecen palabras como: autenticidad, transparencia e integridad. En esta ocasión aplicadas al toro. ¿Cuál fue su primer contacto con los toros? Mi afición por los toros comenzó a través de la peña taurina de la comparsa Tintigorri a la que pertenecía y con la que iba a todas las corridas de abono. Después se ha consolidado mucho más, porque mi familia política es muy aficionada a la fiesta. Además de a las Corridas Generales, ¿acude a otras ferias? La verdad es que no. Tengo poco tiempo, pero si estoy de vacaciones y hay ocasión, los toros siempre son un plan apetecible. Un torero. Enrique Ponce. Soy ‘poncista’, siempre veo algo bueno en sus faenas. Y desde luego, desde este último año, debo reconocer que Morante es un torero único.


26

club cocherito

Un encaste, un tipo de toro. El de Torrestrella es un tipo de toro que me gusta. ¿Ha disfrutado alguna vez de un día de campo, viendo al toro en su hábitat o participando de faenas camperas como tentaderos, herraderos? La verdad es que no, pero espero hacerlo pronto con mis hijos. Victorino Martín me ha invitado varias veces a conocer su finca, pero aún no he encontrado el momento.

No sé si más que la pelota, pero tan vascos como ella, sin ninguna duda. La afición a los toros en Euskadi se remonta al menos cinco siglos atrás. La cultura de Bilbao, Eibar, Azpeitia o Tolosa no se entiende sin la fiesta de los toros. Ahora la tauromaquia pertenece al Ministerio de Cultura, ¿en qué va a influir? Espero que se note en un mayor cuidado y rigor en torno a lo que significa la fiesta.

Bilbo, ¿La prohibición catalana puede ser Azpeitia, Eibar edota Tolola chispa que queme el bosque? sako kultura ezin litzateke ulertu zezenik gabe. Horrela mintzatzen da Idoia MenLa autenticidad por encima No lo creo. El Parlamento de todo. Lo que ocurre en dia, Eusko jaurlaritzako bozeramailea. Betidanik catalán tomó una decisión el ruedo es real y único al izan da zezenzaletua eta bere Vista Alegre-ko eserleque nos gustará más o mismo tiempo, sin tramkuan ikusi dezakegu egunero Aste Nagsuetako Zezenketa menos pero que es riguropa ni cartón. Y cuando - Orokorretan. Bai zaletu moduan, baita jaurlaritzako bozesamente democrática. Yo hay arte, eso toca de soy aficionada, pero ramaile bezala argi dauka zezenen garrantsia izuagarria izan inmediato una fibra de entiendo la posición de dela euskal historian zehar. Baina historia eta tradizioa alde la sensibilidad humana. quienes se oponen a la batera lagata, berandako ere, etorkizunean leku berezi bat celebración de corridas de ¿El toreo tiene ideología? eukiko du euskal gizartean eta euskaldunon ohituretan. toros. Aunque, seguramenElkarrisketa hontan argi eta garbi azaltzen da jaurlaritPienso que no. Tendrán te, el debate en Cataluña se zak zezen festen aldeko egiten duten babesa. ideología los toreros o los ha llevado a los extremos y ganaderos, pero el toreo, eso no es bueno. Gaur egungo egoera ikusita, dudarik gabe, como la pintura o la escultura eskertzekoa da benetan Idoak egies una arte. Y el arte por defini¿Cómo cree que puede apoyar ten dituen adierazpenak. ción es un placer siempre para todo desde su posición de política y afitipo de personas: de derechas, de cionada? izquierdas, nacionalistas, conservadores o Creo que la mejor ayuda que podemos ofrecer es socialistas. exigir que la fiesta no pierda ni un ápice de su autenticidad. D. Antonio Peña y Goñi, musicólogo, escritor y gastrónomo Ser muy exigentes. afirmó en uno de sus escritos que “los toros son más vascos que la pelota”. En febrero de 2010 se reunieron usted y Rodolfo Ares con el empresario Pablo Chopera y el director de EITB, Alberto Surio. ¿En qué quedo aquello? ¿Qué valores cree que atesora la Fiesta?

Debemos exigir que la fiesta no pierda ni un ápice de su autenticidad

Fue un encuentro muy agradable, al que asistieron también ganaderos y algún apoderado. El Gobierno socialista, nada más tomar posesión, tuvo que abordar un nuevo reglamento taurino porque el que dejó el gobierno ante-


club cocherito

rior tenía el rechazo de todos los sectores de la fiesta. De aquella reunión, que fue un primer contacto, salió una relación más fluida y algunos proyectos concretos, como el documental sobre el Centenario del Club Cocherito que emitió ETB. Entre 1984-1985, ETB emitía el programa “Txoko Taurino”, en el que se trataba la actualidad taurina en Euskadi. Es cierto que no hay un programa de toros, tipo ‘Tendido Cero’ en TVE, pero los espacios informativos de la televisión pública sí se hacen eco de las ferias de las capitales vascas y de algunos festejos puntuales de nuestros toreros. En estos momentos Euskadi cuenta con un torero orduñés, Iván Fandiño, que ha sido la revelación de la temporada. Sí, está en un gran momento. Y eso es importante para cultivar la afición local. Que los jóvenes tengan alguien en quien mirarse y que les sirva de referente. Otro triunfo que celebro es el de Diego Urdiales, que aunque es riojano está muy vinculado a Bilbao. Entre 2005 y 2009 fue vicepresidenta de la Comisión de Asuntos Europeos y Acción Exterior del Parlamento Vasco. ¿Qué piensan en Europa de los toros? Salvo raras excepciones, en el norte de Europa los toros se ven como algo exótico y me atrevería a decir que incomprensible. Pero en Francia, por ejemplo, la fiesta vive una época si no de oro, sí de plata. En Europa el toro bravo es tratado como ganado de carne. ¿Opina que sería mejor otro tipo de legislación, más concreta para esta especie única?

Bullfighting, like painting or sculpture, is an art

En mi etapa como parlamentaria también fui portavoz de la comisión de agricultura, pero le confieso que no es un tema que haya estudiado. Con lo que está cayendo, ¿quién cree que debería liderar la defensa de los toros? No creo que adoptar actitudes defensivas sea una buena idea. La fiesta tendrá una salud mejor o peor, pero si es auténtica, si preserva la integridad del toro y la belleza de las suertes, sobrevivirá. Luego, claro está, hace falta una buena gestión para que los aficionados acudan a las plazas. ¿Y cual sería el plan de trabajo? Desde las peñas y los clubes, como el Cocherito, los aficionados podemos hacer mucho siendo exigentes y enseñando a las nuevas generaciones a amar la fiesta. Si le digo Morante y Bilbao…, ¿cuál es la primera imagen que le viene a la mente? Su toreo con el capote en la pasada feria de Bilbao. Es uno de esos momentos mágicos que se quedan grabados en la memoria. Su hijo ha entrado con buen pie como aficionado, ya que debutó con el faenón de Morante.... Efectivamente. Es una suerte porque cosas así se ven muy de tarde en tarde. Mª EUGENIA RUIZ

27


28

club cocherito

In memoriam, Luis García Campos

Está extendida la creencia de que el talento hace al artista. Y el tuyo era inabarcable. De ti habría dicho Aristóteles, por ende, que eras un gran pintor. Lo eras. Es una obviedad. No hay más que contemplar tu pintura. Templanza y gozo. Fascinación. Pero tú me enseñaste que se debe mirar más allá. Que lo que no es evidente, aquello que pasa desapercibido a ojos de quienes admiran el trabajo de uno es, justamente, lo que lo convierte en algo sólido y perdurable. Me dejaste ver que tus pinceladas estaban impregnadas de ti; de humanidad. Que

siempre, en cualquier ámbito, es la persona lo que más importa. Y que para considerarse como tal hay que vestirse por los pies y hacerlo con valores. Aprendí de ti a perseverar, a sacrificarme y a manejarme con honor; pero era la humildad la bandera en la que ibas envuelto. Muy a pesar de Bilbao y Salamanca, tenías tu verdadera residencia en un lugar rico en colores y matices que habías ido construyendo desde niño. Un mundo romántico lleno de locomotoras de vapor, cargaderos de mineral al pie de rías turbias, damas del


club cocherito

Un homme au regard limpide, paisible, sans détour ni duplicité

brazo de sus caballeros y, cómo no, de toros y campos y héroes de antaño vestidos de luces. Un lugar que reflejabas con maestría y fidelidad en lienzos, cartulinas, folios y hojas de periódico que convertías en ventanas por las que permitías vislumbrar tu interior a todo el que se acercaba a ti –eras muy generoso–. Pero siempre supe que lo que había que buscar eran las puertas. Puertas que se abrían a todo aquello que vertebraba tu arte. Que daban a tu verdadero yo. Y observarte era la mejor manera de encontrarlas. Mirándote con atención e intención, aprendí. Perseverante y sacrificado en el trabajo (lo que te llevó exactamente allí adonde quisiste llegar); honesto y elegante en el trato con los demás (sin dejar de ser fiel a ti mismo); y humilde por encima de todo pese a coger el sueño cada día escuchando tantos y tantos cantos de sirena. De ahí que te vea tan presente en el excelente cartel que pintaste para conmemorar el centenario de tu tan estimado Club Cocherito. Especialmente en su título: “¡Gracias, Bilbao…!”. Esas dos palabras resumen tu idiosincrasia. Hablan de ti. Yo sé que no es casualidad que las eligieras; porque, en realidad, eras tú quien las pronunciaba. Creo de corazón que aprovechaste la capacidad del artista para esconder mensajes en su trabajo y despedirte así de nosotros mucho antes de irte. Y lo hiciste como eras tú: sin hacer ruido, sin decir una palabra más alta que la otra, con ánimo de no llamar la atención. Parco en palabras, pero certero siempre. Has muerto convertido en un gigante. En un hombre de hierro. En alguien tan fuerte que no envejecerá. Nada llegará a tocarte. Eres uno de los últimos caballeros. Un hombre de mirada limpia; sin recovecos, aristas o dobleces. Un sabio silencioso y afable. Símbolo de un pasado que –sin entrar a valorar si fue mejor o peor– resultó más poético, más plástico.

Tu obra podría perdurar por sí misma, por su valor artístico, pero va a hacerlo por la sinceridad y la honradez con la que te derramaste en ella. Voy a echar de menos al padre, pero se ha roto también el espejo en el que mirarme. Al bon homme. Siempre fiel, VÍCTOR MANUEL GARCÍA DE ISUSI

29


30

club cocherito

En corto y por derecho

Leire Egaña Tu primer recuerdo taurino Una corrida de rejones en Sanlúcar de Barrameda. Toros de Bohórquez para Javier, Buendía, Fermín Bohórquez y Luis y Antonio Domecq. El último La muerte de Antoñete. Una ganadería El Tajo y la Reina. Un torero Morante. Un encaste Pablo Romero. Un novillero Conchi Ríos. Una plaza Bilbao. Un público / afición La bilbaína. La tarde que más te emocionaste en la plaza La encerrona de El Cid con los Victorinos en Bilbao. Un color de vestido Espuma de mar y oro. La tarde que más has sufrido La despedida de Dávila Miura de Bilbao. Compartía cartel con Fernando Cruz e Iván Fandiño, ambos fueron cogidos y tuvo que matar él cuatro toros, fue muy angustioso.

Antigüedad 18/11/1997

Cómo conociste el Club Mis aitas me hablaron de él porque mi abuelo paterno y mi bisabuelo materno fueron socios. Tu opinión de la desaparición de encastes Es una pena, como se suele decir, en la variedad está el gusto. Algo tan especial como el toreo no puede tener nada estandarizado y menos al propio toro. Tu opinión del tercio de varas actual Que en la mayoría de las ocasiones no se cuida demasiado, ni se le da la importancia que debería. Tu suerte preferida El pase de trinchera y el cambio de mano. TVE y su negativa a retransmitir toros Una televisión pública debiera ser lo más plural posible a la hora de escoger sus contenidos, en este caso no es así. Afortunadamente existen otras cadenas. Tu cartel ideal Toros de El Tajo y la Reina para Morante, El Juli y José Mª Manzanares. Nombre que le pondrías a una vaca (madre de un futuro toro bravo) Gitanita, como la madre del toro de Torrestrella que indultó Dámaso González en Valencia. Estuve en Los Alburejos mientras estaba en el cajón de curas, pocos días después murió. El futuro de la Fiesta es… Ahora mismo incierto, pero creo que las emociones que genera el toreo son tan fuertes que pueden sobrevivir a cualquier corriente de opinión o elemento adverso que exista en contra.


club cocherito

Tauronoticias El Club Cocherito ya está presente en las redes de comunicación. La web: la NUEVA web ya está en funcionamiento con el link www.clubcocherito.com

relación a la fiesta nacional 2011 otorgado por Club Financiero Génova. El Ministerio de Cultura crea el Premio a la Tauromaquia para toreros, ganaderos o entidades vinculadas a los Toros, remunerado con 30.000 €.

Francia Si te interesa las noticias de las iniciativas taurinas del país vecino, consulta Burladero.com donde se muestra el comunicado redactado por la Federación de peñas taurinas francesas. Interesante por su contenido y para comprobar la dinámica de su afición.

Primicia Antonio Tejero dió en el Cocherito la primicia de su cambio de rumbo durante el coloquio del 27 de octubre. Cambia el traje de plata por el de apoderado de David Mora.

Obituario La afición llora la muerte de Antonio Chenel “Antoñete” fallecido de una bronconeumonía. Familiares, amigos, gente de la cultura y de la política dicen su último adiós al torero en Las Ventas acompañados por una desbordante afición madrileña. Descanse en paz.

Cena de Gala Benéfica a favor del comedor social de los Padres Franciscanos de la calle Irala Queremos compartir con todos los socios la satisfacción por el éxito de la Cena en favor del Comedor Social de los PP. Franciscanos de Irala, el resultado final incluido lo recaudado en la subasta y la rifa, asciende a la cantidad de 6.820 €. Este donativo, que próximamente será entregado a sus beneficiarios, debe ser motivo de alegría para todo el Club Cocherito.

Facebook: se puede acceder a su página de Facebook introduciendo “ClubCocherito de Bilbao” ya tiene cerca de 1.000 amigos. Eventos: El 14 de Enero se celebrará el Banquete anual del Club. Visita a la plaza de toros para menores vinculados al club El Club Cocherito aprovechando las vacaciones de Navidad organizará una visita a la Plaza ,el 4 de enero a la mañana,para niños y adolescentes vinculados al Club.Las inscripciones están abiertas y de ellas depende su organización. Premios: El presidente del club recogió el lunes 14 de noviembre en Madrid el Premio a la empresa destacada por su trayectoria empresarial en

ILP taurina Es la última oportunidad para los rezagados de firmar la ILP en defensa de los toros promovida por la Federación de clubs taurinos catalanes. Pueden dejar su firma digital en la página www.ilptaurina.com.

Noticia curiosa Adidas crea un chándal con diseño inspirado en el traje de luces ¿Quién se atreverá a llevarlo o a comprarlo por 500 €?

31


32

club cocherito

¿Sabes a qué localidad pertenece esta plaza de toros? Te ofrecemos una pista: está enclavada en territorio vizcaíno. Si lo sabes, mándanos un e-mail a cocherito@euskalnet.net o una carta a c/ Nueva, 2 – 1º (48005 Bilbao), con la respuesta y tus datos personales (nombre, apellidos y teléfono de contacto). Entre todos los acertantes se realizará un sorteo y el afortunad@ recibirá una corbata o un pañuelo de seda. Fecha límite recepción: 31 de Enero de 2012. Condición indispensable para participar: ser socio del Club.

Solución: El torero que ejecutaba chicuelita tan particular era: José Mª Manzanares (hijo). Tras el sorteo realizado resultó ganadora la socia Angela Morera.


Revista de Diciembre del 2011  

Revista de Diciembre del 2011

Advertisement