Page 1

Edici贸n: 2 Mes: Agosto A帽o: 2012

Visitanos en www.buscatesoros.infored.mx

Promociones Especiales

Visitando Kellyco Regreso a la Hacienda de Chicomocelo en Morelos


Master Detector Súper Tienda Tel. 01 (81) 81-23-96-36 con 5 Líneas Horario de Atención Telefónica y Sala de Exhibición Lun a Vie 9:00 am a 7:00 pm y Sab 9:00 am a 4:00 pm Ave. Ruiz Cortines 3140 Col. Mitras, Monterrey, NL, México Messenger: masterdetector@hotmail.com Mail: info@masterdetector.com Mensajes de texto SMS cel: 811 211 9161 ID Nextel de tienda: 62*13*58855 Enviamos a todo México y Latinoamérica


Indice Editorial Pag. 3

Regreso a la Hacienda de Chicomocelo en Morelos Pag. 5

Un bultito de monedas viejas Pag. 13

Visitando Kellyco Pag. 16

Relato: El Entierro de Ramiro Pag. 9 Rese単a Minelab 3030 Pag 18


Boletín Buscadores de Tesoros no se hace responsable de las opiniones expresadas por los autores, de los temas y publicidad que se presentan a continuación y no refleja las opiniones de su editor. Toda información no constituye ninguna garantía de exactitud, el uso de la información encontrada en este boletín es responsabilidad del lector, el editor, escritor y Boletín Buscadores de Tesoros no asume ninguna responsabilidad. Nuestro boletín lo encontrara el primer Viernes de cada mes por la noche, si desea que su articulo, historia, test de detector, anécdota, prospección y cualquier tema relacionado a la detección de metales sea publicado en el siguiente boletín sera bienvenido para ello escribanos a clubbuscadoresdetesoros@gmail.com o a la sección de contacto en nuestro sitio web para establecer comunicación lo mas pronto posible con usted. ¿Tienes dudas relacionadas al hobby o necesitas ayuda en una prospección? ¿Deseas vender reliquias? ¿Deseas comprar tu primer detector o cambiar? No dudes en ponerte en contacto con nosotros para así poder asesorarte con tu duda.

Atentamente Editor

Boletín buscadores de tesoros opera una Declaración de Igualdad de Oportunidades y no discrimina en contra de edad, clase, discapacidad, género, sexo, salud, raza y religión

Pag 3


Visita www.buscadores-tesoros.com

Super Promoci贸n Servicios de Detecci贸n a tan solo: $200.00 Localizaci贸n de agua, tesoros, galeones y petroleo por medio de Teleradiestesia (Mapas de Google Earth, Croquis e Im谩genes)

Visita www.radiestesia.mex.tl

Pag 4


Regreso a la Hacienda de Chicomocelo en Morelos Autor: Gambusino

Mi última visita a esta hacienda fue en junio antepasado del 2010, ( vean mi post anterior en el foro buscadores de tesoros con el nombre de Hacienda de Chicomocelo) donde les comenté que me encontré 3 monedas, dos de plata y un cuarto de real de cobre. En esta ocasión iba a salir con mi familia a la población de Taxco, y por ahí ver alguna hacienda para calmar mi enfermedad de la búsqueda de tesoros, pero desafortunadamente mi cuñado – que me iba a acompañar- ya no pudo ir, y mi esposa me comentó que no estaría tranquila si yo iba solo a detectar, que lo dejáramos para otra ocasión, de esa forma cambiaron los planes, y le dije : le tengo prometida una salida a mi mamá a Zacualpan, que te parece si vamos a ese pueblito y de ahí nos vamos a la hacienda y pasamos un día de campo, ( y por supuesto yo detectando ) y así ustedes están en el lugar, Daniel ( mi hijo ) se la pasa jugando en la represa, y estamos todos juntos. Mmmhhh…. me parece mucho mejor esa opción. Así lo hicimos, y nos fuimos a ese pequeño pueblo situado cerca del volcán Popocatepetl, y el cual nos encanta por lo pintoresco que es, me gusta mucho su tianguis dominical, después de un poco más de una hora de manejo, llegamos y empezamos a deambular por el mercado, y con mi cámara en mano, le tomé algunas fotografías a personas de la localidad que estaban vendiendo su producto, normalmente cuando hago esto, siempre tengo la misma sensación como de estar haciendo algo indebido, porque siempre que ven a una persona con cámara fotográfica en mano, lo van siguiendo a uno con la mirada, para ver a que o a quien le tomo una fotografía, y al sentir que es para ellos, inmediatamente cambian de actitud, o me dan la espalda, lo cual es muy entendible, ya que si fuera yo a quien le tomaran la fotografía, haría exactamente lo mismo, un extraño queriéndome tomar una foto? Para qué? Si ni me conoce. Creo logré un par de imágenes que me dejaron satisfecho, y después de comprar algunas frutas, verduras y otros comestibles, nos sentamos a degustar unas exquisitas quesadillas con un café de olla simplemente delicioso. Le comenté a mi esposa que iba a hacer algo que siempre había querido hacer en el atrio de la iglesia: detectar, ya que tiene piso de tierra, y que estaba seguro iba a encontrar muchas monedas, y que lo más probable es que me corrieran ( cosa que así fue ) así es que mientras mi mamá entró a la iglesia, mi esposa se entretuvo viendo algunas otras cosas, y mi niño yo detectando !! De esa manera todos estábamos felices y contentos.

Autor: Gambusino

Pag 5


Había terminado la misa, y eran pocas las personas que se encontraban en el atrio, llegué con detector en mano, piqueta en la cintura, junto con el cinturón de electricista que trae bolsa para herramienta, y que yo utilizo para depositarlas cosas que me voy encontrando, y le di a mi hijo la cámara fotográfica para no parecer más extraño con la indumentaria que ya llevaba. Se me quedaron viendo algunas personas, entre ellos unos viejitos del lugar, como diciendo ¿ y ora este ? me seguí caminando y sentía las miradas atrás de mí, me alejé de la entrada principal de la iglesia (aunque yo quería empezar ahí ) y me fui a unos 20 metros, inmediatamente mi detector empezó a darme señales positivas, agarré mi piqueta, y la primer moneda fue un centavo de cobre de 1936, saqué dos contemporáneas de 20 centavos, una de 20 y otra de 50 pesos de los ochentas, después me encontré un centavo de los grandes de1869 (no se distingue muy bien la fecha ) y ya me estaba entusiasmando cuando veo llegar a el párroco del lugar………… Esto es propiedad privada, no puede hacer eso….. Tiene usted razón padre, de hecho sabia que me podían correr, pero si usted ve, no he dejado ningún hoyo expuesto, todo lo he rellenado, que ni se nota nada anormal en la superficie del terreno, y además…….……. Hagan favor de salir, ya les dije que es propiedad privada………… Está bien, me retiro…….. Y para colmo ya venían dos señores justicia del lugar ( policías) para ver si no se le ofrecía algo al padrecito……. Intercambiaron algunas palabras, pero alcancé a oír que decía que todo estaba bien, que ya me retiraba….. Dios mío !! Creo que hasta la cárcel del pueblo iba a ir a dar !! ( Ya casi leía un post en el foro diciendo : el compañero gambusino está encarcelado por andar saqueando una iglesia ¡!!) Me retiré, y con tristeza vi todo el lugar con el potencial de quien sabe cuántas monedas habría ahí!!

Autor: Gambusino

Pag 6


Visita www.buscadores-tesoros.com

De ahí de Zacualpan, continuamos hacia Tlacotepec, y al final del poblado estaba nuestro destino: La Exhacienda de Chicomocelo. Había solo un vehículo estacionado y una pareja caminando a orilla de la pequeña presa, nos acomodamos bajo una agradable sombra, bajamos las sillas, mesa plegables provisiones, hielera, y empecé a acomodar el detector y los audífonos…. Ahorita vengo, voy por mi primer moneda de plata……..aquí los dejo, no se vayan a ir y me dejen aquí abandonado detectando por varios días !!! ¿? Creo que Rafael cada vez está peor suegra !! Ja-ja-ja A diferencia de la vez anterior que me fui hacia la iglesia, esta vez quise empezar en un área todavía cubierta, que fue utilizada como bodega o almacén de granos, eran dos originalmente, pero una hace mucho tiempo que se colapsó, quedó una solamente, es como de 6 metros de ancho por unos 50 metros aproximadamente de largo , y los lugareños la conocen simplemente como “ la bóveda “ todo el piso es de tierra, y empecé con mucho entusiasmo, y a los pocos metros me dio mi primer señal, la tierra estaba prácticamente floja, y a los pocos centímetros salió una moneda, muy obscura, pensé por el tamaño que era un cuarto de real, continué buscando en la penumbra solo con la poca claridad que había de unas pequeñas puertas a los lados y un hueco en el techo, me dio una moneda por aquí y otra por allá, y de pronto en un lugar como de un metro cuadrado me dio varias señales muy cerca unas de otras, saqué una moneda de un octavo de real, y varias más de un centavo de las grandes, todas ellas del siglo XIX, en total me dio como 6 monedas en ese mismo lugar, continué buscando encontrando un par mas ahí dentro, y también me dio una pequeña señal, excavé unos 10 cm, volví a pasar la antena y me dio la señal más audible, saqué un puñado de tierra mas, y vi un pequeño disco muy obscuro, y como no llevaba mis lentes no distinguí que era, pero supe que si era una moneda, en eso llegó mi hijo y le dije tráeme mi lupa de la mochila, regresó y yo me fui a una pequeña luz que se filtraba por el techo, y aunque la moneda no se veía con el característico color de la plata, vi que era una macuquina !! y como apenas el compañero cocahawk envió un post con la imagen de ella, comparándola con una moneda de un peso actual, supe que era de un real. Me fui a ver a mi familia, ya que habían llegado un par de automóviles con varias personas, y vi que eran jóvenes que andaban tomando, y pensé: tendremos que irnos. Afortunadamente estaban muy tranquilos, y continué un rato más, diciéndole a mi familia que si notaban algo raro, nos iríamos inmediatamente, pero varios de los muchachos se acercaron a mi preguntando que hacía, y que era ese aparato, se mostraron muy interesados en lo que hacía, y tocó en suerte delante de ellos sacar una moneda mas, se quedaron asombrados que era una moneda muy antigua, y tratando de ver el año decían: híjole es de mil ochocientos sesenta y ocho !!

Autor: Gambusino

Pag 7


Y como cuánto cuesta un aparato de estos? Cual ha sido la cosa más valiosa que ha sacado? Los audífonos le dicen que es? Puedo usarlo? De donde viene usted? A esto se dedica? Realmente estaba disfrutando su curiosidad y respondiendo a todas sus preguntas, que a diferencia de Acapulco en que si me son desagradables tantas preguntas, aquí estaban maravillados con lo que un detector puede encontrar. Se había roto el hielo y mi esposa ya estaba más tranquila, continué detectando en otra área, y solo me encontré un centavo más de 1941, y cinco centavos de 1958. Ya se estaba haciendo tarde, y mi esposa empezó a recoger las cosas, las acomodamos en el coche, y les dije voy a tomar unas últimas fotos y nos vamos. En total me encontré 17 monedas antiguas incluida la macuquina y siete monedas contemporáneas Creo que fue un excelente domingo, convivencia familiar, día de campo, paz, tranquilidad, aire fresco, no prisas, no stress, y traía conmigo monedas recién desenterradas, una de ellas esperando casi 4 siglos a que la recogiera, y para finalizar en el regreso estuvo un atardecer maravilloso, con el sol ocultándose y con colores rojos, naranjas, amarillos, violáceos, y algunas nubes haciendo composición para plasmarlas en un oleo. Definitivamente había sido un excelente domingo, traia un tesoro conmigo, paz, mi familia, y 17 monedas, entre ellas la mas antigua hasta lafecha encontrada por mi. Gracias a todos los que terminaron de leer hasta aquí.

Autor: Gambusino

Pag 8


Relato: El Entierro de Ramiro

Eran las dos de la madrugada cuando Ramiro escuchó el ladrido del “tlacuache”. Trató de no hacer ruido al incorporarse de su cama para no despertar a su esposa Arnulfa y a su pequeño hijo. En la oscuridad, se dirigió a la puerta del jacal y salió. En el patio se encontraba su compadre Gilberto quien al verlo le dirigió una sonrisa. ¡Buen día compadre! ¡Vámonos rápido; Don Demetrio ya debe estarnos esperando! -dijo Ramiro mientras aún perdió unos segundos acariciando a su apreciado perro-. Ambos compadres se pusieron en camino hacia la hacienda de manera presurosa. Después de veinte minutos de intensa caminata divisaron la hacienda, así como a dos hombres que venían a su encuentro. Eran el temido Don Demetrio y su hombre de confianza Avelino, el administrador de la hacienda. ¡Qué baquetones! ¡Buenos para nada! ¡Apestosos! -bufó el hacendado- quedamos a la una, vayan y tomen la herramienta para cavar. ¡Vamos Avelino, apurémonos por las bestias! Y al decir estas palabras se encaminó junto con el administrador, regresaron minutos después con dos mulas y sus respectivas monturas. A pesar de estar acostumbrados a no hacer preguntas, a realizar cuanto trabajo les fuera ordenado, Gilberto en voz apenas perceptible preguntó a Avelino: -¿Adonde Vamos? -Cerca. -Sí, pero… ¿a qué lugar? -Al potrero de la laguna. -¿Qué vamos hacer? -¡Ya calla, van a cavar! Gente sencilla y acostumbrada a obedecer. Gilberto ya no hizo más preguntas. Además, efectivamente seguían el camino hacia el potrero de la laguna. Por su parte, Ramiro aún con los efectos de la resaca del día anterior, caminaba de manera trabajosa, empezaba a pagar el precio de su exceso. Veía no sin cierta envidia a los dos hombres a caballo que avanzaban sin escatimar esfuerzo alguno. Su único consuelo, y motivo de extraña complacencia, era advertir el esfuerzo que realizaban las mulas con su desconocida carga, de vez en cuando incentivadas con los azotes que les propinaba Avelino para que avanzaran. Una vez que llegaron al potrero, Don Demetrio le indicó a Avelino el lugar en que pararan. -Avelino; que empiecen a cavar al lado de la nopalera un pozo de dos metros-; indicó el hacendado. -Patrón 'tá muy dura la tierra, pue' que con metro y medio baste-. Respondió Avelino, no sin cierto dejo de temor. -¡Bah, o acaso quieres ser tú el que cave en su lugar! ¡ A cavar bribones! ¡Empiecen ya! Los dos compadres comenzaron su difícil tarea. Efectivamente, la tierra era muy dura y sudaban copiosamente, pero no escatimaban esfuerzo en llevar a cabo la orden de su patrón. De vez en cuando, Ramiro observaba con la claridad de la mañana a Don Demetrio y Avelino; ambos platicaban sin que él pudiera escuchar algo de lo que comentaban. Empero, en ningún momento soltaban las armas que portaban. -Sabes, Gilberto… algo no anda bien, ¿pa' qué quieren este pozo aquí? No creo que sirva pa' nada. -No lo sé compadre –contesto Gilberto sacando la tierra que se iba amontonando según escarbaban.

Autor: Juan Saldaña

Pag 9


-Creo que algo traen en las mulas y este hoyo es para enterrarlo. -Es verdad, tal vez estemos cavando nuestra propia tumba. -No compadre, no la friegue-, replicó Ramiro. Ambos continuaron escarbando. Después de pasar dos, tres y varias horas más de trabajo en total silencio, fueron interrumpidos por Avelino… -El trabajo se acabó muchachos ¡Salgan, salgan ya! -Allá, atráss de esos matorrales oculto, hay un cofre. ¡Tráiganlo al pozo y acerquen las mulas! Ramiro y Gilberto obedecieron, ahora sí ya más seguros de sus temores, ninguno de los dos se atrevía a pronunciar palabra alguna, actuaban como autómatas. Llevaron el cofre en donde se encontraban las mulas y dijo Don Demetrio. -¡Bajen el cofre, uno adentro y el otro pásele las cargas! ¡Rápido que ya es tarde! Ramiro no podía dar crédito a lo que veía. La misteriosa carga era nada menos que alhajas, monedas de oro y plata. Conforme desamarraba los bultos, sacaba el contenido, iban saliendo éstas. Ahora se daba cuenta de la razón por la que no habían producido ruido en el trayecto, habían sido perfectamente adecuadas y protegidas de manera ingeniosa. Mientras Gilberto recibía y acomodaba el tesoro en el cofre. Ramiro, con la cara desencajada, sombrío, sin articular palabra, se abandonó en un sólo pensamiento: escapar. Su pensamiento fue interrumpido por Avelino… -¡Gilberto cierra el cofre, pon el candado! ¡Listo! ¡Fuera, fuera del pozo! Ramiro, veía a su compañero, cayendo, levantándose, cerrando y apretando sus puños. Tal vez, con los mismos auspicios que él. Finalmente como pudo y con ayuda de Ramiro, Gilberto salió del pozo. -Ahora muchachos hay que llenarlo – le dijo Avelino. Ramiro tembló derrotado y no sabiendo qué hacer se aferro a la pala. Nuevamente imaginó que con la herramienta daba cuenta de los dos hombres armados. Casi sosteniéndose de la herramienta, sin siquiera mover los ojos, precisó en su mente el lugar de los hombres armados, la distancia, su corpulencia. Practicó en su cabeza los movimientos necesarios y justos que con la pala debería hacer, sin fallar, sin dudar, para librar a sus eventuales oponentes y huir. Así lo hizo: en lo que duran unos cuantos parpadeos, Ramiro se vio lanzándose blandiendo la pala contra aquellos hombres armados. Pudo ver en cámara lenta cómo los desarmaba y los vencía a golpe de pala. Se imaginó maquinando notoria versión para explicar en la hacienda el desafortunado ataque y el regreso sin dos hombres menos… lo tenía todo listo, se salvaría manchando su noble pala con la sangre de sus atacantes, acabaría con ellos, regresaría a casa y abrazaría Arnulfa aunque tuviere que tornarse en homicida. Lo había decidido…atacaría ya… -¡Bien, bien hecho muchachos! Pongámonos en camino a la hacienda. Tomen el agua del guaje y monten las mulas, deben estar sumamente cansados.- Se oyó la voz de Don Demetrio llena de satisfacción, interrumpiendo el plan asesino y de supervivencia de Ramiro, quien salía de su trance macabro, aligerando su alma con el alivio de verse de vuelta, vivo y sin tener que mancharse las manos de sangre. Realizaron el regreso a la hacienda en silencio, tranquilos y contentos de seguir con vida, además se sentían favorecidos por su “amo” pues, ahora, compartían un valioso secreto con él. Una vez que llegaron a la finca, Don Demetrio les hizo que pasaran a la tienda de raya indicándoles… -Sin duda que han realizado un excelente trabajo; quiero recompensarlos con estos dos atados que he echo, en su interior hay una cantidad considerable para ustedes. ¡Únicamente les pido que guarden celosamente el secreto del que ahora son parte! Compren lo que deseen en la tienda para sus mujeres, rebozos, vestidos, lo que quieran. ¡A propósito! Sus deudas serán borradas de los libros, ¡toma nota Avelino! -Así lo haré patrón- respondió el interpelado. Ramiro y Gilberto con el rostro iluminado por las buenas nuevas, agradecieron a Don Demetrio, se hincaron y hicieron una exagerada reverencia. -¿Patrón necesita otra cosa?- Le preguntó Ramiro. -No, No muchachos, tómense lo que queda del día y llévense estas dos botellas de aguardiente-, respondió el hacendado sin denotar emoción alguna.

Autor: Juan Saldaña

Pag 10


De regreso a sus jacales, los dos compadres vieron el camino de otra manera, intensamente verde, el cielo más azul, la vida era magnifica. También intercambiaron su experiencia, temores y alegrías. Se despidieron finalmente con la firme promesa de reunirse más tarde para dar cuenta de las botellas de aguardiente, no importaba que se enojara la Arnulfa y María, comentaron. Con el tesoro que llevaban callarían cualquier reclamo de éstas. Ramiro al llegar al patio de su vivienda vio a su querido perro “tlacuache”, éste al advertir su presencia lo reconoció con emociones encontradas, alegría y temor… quizá por la hora, ya estaba clareando y eran casi las cinco de la mañana. El can le ladraba, gemía y se escondía en los tablones improvisados que servían en ocasiones de comedor. ¡Perro loco, ahora no me conoces desgraciado!- gritó Ramiro con la voz un poco conmovida, pero continuó su camino hacia el fogón que se encontraba en el patio. Su mujer ,ya de pie, preparaba el desayuno y su hijo se encontraba sujeto con una cuerda que le permitía cierta libertad, amarrado al árbol más próximo de la vivienda. Ni su mujer, ni su hijo le prestaron atención. -¡Arnulfa! ¡Eh! ¡Arnulfa! ¡Mira lo que me dio Don Demetrio! Pensado que su mujer, tal vez, seguía enojada por la borrachera del día anterior, comenzó a desamarrar el atado. Con las monedas en la mano abrió su palma y mostró unas cuantas a su mujer, ella, no mostró emoción, su rostro permanecía inexpresivo y concentrado en su labor. ¡Carajo! Es que no te has dado cuenta mujer de lo que traigo. Ramiro colérico, apretujó las monedas dentro de su mano. Su sorpresa fue mayúscula, las monedas se hacían polvo, como si esas fueran un terrón. La realidad le agolpó su cabeza, sintió gran dolor en su pecho, la sangre que manaba le debilitaba. Lo que en realidad sucedió es que él y su compadre se encontraban en el fondo del pozo, fueron acribillados. Ramiro agonizando y Gilberto permanecía completamente inmóvil. La muerte en el último momento le había jugado una broma, recreó un contexto que no aconteció, después de terminar el trabajo ordenado. Mientras tanto, Don Demetrio y Avelino paleaban la tierra rellenando de manera apresurada el pozo, la tierra caía en el rostro de Ramiro… mientras éste permanecía absorto maquinando el ataque a los hombres armados, estos no dudaron en cerrar para siempre los ojos que ya conocían del secreto… un titubeo le constó la vida. Juan Saldaña.

Master Detector 01 800 83 66 174 Autor: Juan Saldaña

Pag 11


De venta en Master Detector tu tienda de confianza

Pag 12


www.elbauldelabuelo.infored.mx

Un bultito de monedas viejas

Eran aproximadamente las 3:30pm del mes de abril del 2004. El calor estaba sofocante, la tierra, el sudor y el cansancio nos tenía a punto de dejar la investigación al menos por una hora de descanso. Los pirules y el viento arrojaban un aroma típico de la región hidalguense, semi-árida, los nopales y magueyes descansaban bajo el sol radiante. El hambre nos empezaba a desconcentrar en nuestra prospección y teníamos ya cuatro horas de jornada sin descanso. Amablemente la señora María Guadalupe, esposa del señor encargado de la hacienda, nos llevó una jarra de agua de limón, que hizo que soltáramos el equipo y de inmediato a beber tan delicioso líquido, descansamos un rato y seguimos la investigación. Acabábamos de acondicionar el pequeño cuarto en ruinas, tejas, matorrales secos, piedras, vigas podridas y alimañas salían por doquier. Esta área en la hacienda eran viviendas hechas para los peones acasillados, aunque no era una referencia de prioridad para realizar la búsqueda, anteriores sitios ya habían sido investigados. Se calibró el sistema, la profundidad y el tipo de suelo se ajustaron, este pequeño cuarto no requería de profundidades importantes, por el antecedente de pertenecer a personas humildes y el tamaño reducido de la construcción en ruinas. Además estos rastreos lo hicimos más por compromiso ya que el señor encargado del casco nos lo había recomendado. El operador de la antena (mi hermano Javier), montó posición, da aviso al receptor quien está de frente al computador el cual en tiempo real interpreta las reflexiones arrojadas por el sistema de arrastre con el cable de 100 metros. Se inicia el arranque, el sistema detecta automáticamente a la antena, se calibra sólo…20%...45%...68%...89%...99%. -¡Libre! —grita el receptor. La antena libera sus 100 mil señales por segundo mientras avanza sobre el suelo antiguo del pequeño cuarto. Fueron apenas media docena de trazos, cuando en pantalla veo la tan anhelada respuesta timbrada del sistema, una reflexión que nos dice que hay metal en el subsuelo.

____________________________ 1 NOTA: parte de la historia ha sido modificada y algunos datos omitidos por petición del autor.

Autor: Geotec Prospectiva

Pag 13


Master Detector tu tienda de confianza -¡Marca! —grité. Se repite trazo de origen para confirmar. -¡Marca! —grito nuevamente, se repite el trazo de regreso ahora. -¡Marca!, ¡otra vez! Procedemos a hacer un cruce de señal, primero se ubica el lugar preciso de la marca y se hacen trazos en una especie de asterisco sobre el suelo. -¡Marca!, es una señal fidedigna, volvió a aparecer.

El sistema nos indica que el objeto se encuentra tan solo a 15 ó 25 cms. de profundidad. Se retira el equipo, es motivo de confirmar la señal, ahora tomamos la herramienta, afortunadamente el suelo de ladrillo está suelto y es fácil retirarlo sin necesidad de destruirlo. Se separan algunos de estos bloques. Tomamos la pala, por la profundidad no requerí el uso de muchas herramientas. Cuando se despejó el área de excavación, nos percatamos que existía un hueco dentro de una gran masa de tepetate, es de cir, un cubo de vacío bajaba sobre el subsuelo, su contorno era duro tepetate, esto nos confirmó que dicho lugar había sido excavado con anterioridad. Apenas despejamos un puñado de tierra, soltamos la pala debido a la profundidad tan baja del objeto visto en pantalla, con las manos sentí que topé con una especie de trapo desgarrado y muy frágil, pequeño. Lo agarré con los guantes y lo saqué... Ante nosotros estaba inocente, un trapo viejo, como paliacate, podrido que se caía en pedazos de mi mano, las moneditas aún estaba intactas dentro de su interior quien por años las guardó, un peón acasillado, quien bajo un gran esfuerzo, pudo juntarlas y sintió la necesidad de ocultarlas; mucho trabajo le había costado hacerse de ellas. Este era un tesoro para el peón, quien con su trabajo logró juntar este pequeño trapo de moneditas de cobre y níquel. Las fechas variaban de las décadas de los cuarenta y cincuenta.

Autor: Geotec Prospectiva

Pag 14


Un tesoro en realidad, digno de una persona que trabajaba todo el día con sus manos agrietadas en las intensas jornadas de los campos de la hacienda. Ese fue in día muy especial para nosotros, habíamos localizado el tesoro de un peón, cosa que nos motivó mucho.

Por la tarde, el crepúsculo caía enfrente del horizonte, la camioneta levantaba polvo a nuestro paso, los magueyes y nopaleras solo emanaban sus siluetas oscuras y nosotros, con una sonrisa dibujada en el rostro por hallazgo tan especial. Aún conservamos algunas moneditas como un bello recuerdo de las cosas tan nobles e interesantes que uno puede encontrar en esta bella actividad. geotec@queretaro.com Servicio de Prospección, contáctame

Autor: Geotec Prospectiva

Pag 14


Visitando Kellyco Autor: Gambusino

La semana pasada tuve oportunidad de ir a Orlando, lugar donde está una de las tiendas con muy buen surtido en los Estados Unidos hablando de detectores y sus accesorios. Ya había tenido la oportunidad de conocerla allá por 1990, y me dio gusto de volver a saludar –ya que no creí que me reconociera - a una de las personas que siguen trabajando ahí, estuvimos platicando un buen rato, viendo que algunos detectores en la parte superior eran de modelos atrasados ( algunos prácticamente reliquias, como uno de dos cajas de fisher con cajas de madera) y no estaban en venta, y nos reímos porque dijo que cuando fui algunos de esos modelos eran los que estaban de exhibición y venta. Estando ahí, no sabía para donde voltear a ver, arriba, abajo, enfrente, para donde volteara había diferentes marcas de detectores y accesorios, que realmente me sentía en la juguetería y quería todos los juguetes. Ahora para quienes radicamos en la república mexicana - a diferencia de hace algunos unos años – podemos adquirir prácticamente cualquier detector, y que antes era muy difícil, por todos los tramites burocráticos, pagos de impuestos que teníamos que hacer, y el envío de ese país al nuestro. (Si lo queríamos tener legal y con papeles)

Autor: Gambusino

Pag 16


Ahora comprar en cualquier tienda establecida en alguna de las ciudades, es muy fácil y nos dan factura y garantía, cosa que es más complicada si lo compramos en el extranjero. Hablando específicamente de MASTER DETECTOR, es donde he adquirido un par de detectores, algunos accesorios, y cuando no lo tienen me los han conseguido, creo que en este foro varios compañeros han adquirido más de un detector, y hasta ahora no han mencionado nada negativo de ellos, los que han enviado algún comentario, ha sido siempre para hablar bien del trato y del servicio. Quiero aclarar que no me están dando ninguna comisión por estos comentarios, simplemente expreso mi sentir hacia esta empresa que me ha tratado siempre muy bien desde que conocí personalmente a Selim y Neftalí, allá en la salida a la Angostura en la que varios compañeros del foro pudimos asistir, después, varias y repetidas veces por teléfono, y que de adquirir otro detector no dudaría en comprarlo con ellos

. Aquí unas imágenes de Kellyco…………

Autor: Gambusino

Pag 17


Reseña Minelab 3030 Autor: MontyEtrac Desde entonces, el hombre ha estado explorando. Mapas han sido usados para apoyar el descubrimiento. Para muchos detectores , donde algo a sido encontrado .Desde los antiguos mapas hechos a mano hasta los modernos equipos GPS, ahora los mapas han alcanzado mas y , mayor precisión. Las herramientas GPS le permite navegar a ubicaciones especificas y marcar puntos de interés por el camino. Con el CTX 3030 un equipo con GPS adicional ya no es necesario. Ahora todo esto es posible gracias a toda la tecnología GPSi y la aplicación XCange 2 navegar y registrar hallazgos y crear mapas. Con la capacidad del CTX 3030 de identificar y mostrar múltiples objetos bajo el plato en forma simultanea , se pueden recuperar monedas desde areas contaminadas como nunca antes . Conectando el CTX 3030 a XChange 2 puedes transferir WayPoints , FinPoints y GeoHubts.a Toda la información de su detección es almacenada local mente de forma segura en su PC y no es accesible para nadie mas vía Internet. ( Puedes agregar comentarios y fotos de sus hallazgos ) ( Catalogue y clasifique sus hallazgos por colores en sus mapas y puedes organizar carpetas de colección ) ( Puedes editar ,renombrar y descargar hallazgos , configuraciones del detector y datos de ubicaciones incluso puedes compartir con tus amigos sus configuraciones faborotas y emocionantes descubrimientos.) CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES ( A Prueba de agua ) ( Audio inalámbrico ) ( Máxima Discriminación de FeCo osea ferocidad y conductividad ) ( Pantalla a color de LCD ) ( Localización GPS ) ( Mapeo usando Google Maps ) ( Menu rapido y funciones inteligentes ) ( Diseño Ergonómico muy bien balanceado todo el peso de la batería detrás del apoyabrazos para una cómoda deteccion. ) ( Múltiples Idiomas. ) ( Tecnología Clave ) 1.- FBS 2 usa transmisión de frecuencias múltiples y transmisión de datos plato a detector para encontrar mas objetos en condiciones de terreno variable. 2.- Smartfind 2 entrega procesamiento digital de señal y discriminación de precisión FeCo ) 3.- GPSi tiene alta sensibilidad para registro de ubicaciones geográficas ) 4.- Wi-Steam crea un flujo ultra rápido de datos digitales para localización precisa de los objetos. )

Autor: MontyEtrac

Pag 18


MODOS DE BÚSQUEDA.- 10 Modos personalizables . 5 de ellos están predefinidos . Monedas , Playa , Reliquias , Plata y Alta-Basura. Todos los modos de búsqueda se pueden editar y configurar. AJUSTE DE TERRENO.- Ajuste de terreno es la capacidad de ver a través de los terrenos mineralizados . Esto puede dar detecciones precisas y a mayor profundidad. SENSIBILIDAD.- Opciones de sensibilidad Manual y Automática para maximizar la profundidad. CANCELACIÓN DE RUIDO.- Opción de cancelación de ruido manual y automática para minimizar interferencias externas . DETECTAR EN PANTALLA.- La pantalla de color , los números ferrosos y conductividad , el indicador del numero de profundidad y el panel de sensibilidad le darán mas confianza para encontrar los objetivos deseados. RASTREO DE OBJETIVO.- Para ver la información visual del objetivo en tiempo real. El rastreo de objetivo muestra muchas detecciones pos segundo para dar gran detalle visual de la identidad de los objetivos PERFIL DE TONO ID.- Ay 8 opciones de perfil de tono ID para ajustar sus parámetros de audio y sus parámetros de discriminación. Usted puede variar tonos y ajustar las divisiones ferrosas y conductivas para que pueda escuchar los objetos exactamente. SEPARACIÓN DE FERROSIDAD-MONEDA.- Separa objetos ferrosos como clavos y demás de posibles monedas y mejora la identificación .Separa las señales del terreno mineralizados de posibles tesoros . GRACIAS. MONTYETRAC

Autor: MontyEtrac

Pag 19


Pag 20


Avisos de Ocacion

Tu anuncio puede estar aquí ponte en contacto con nosotros

Renta de Detectores para la detección de Tuberías y Tesoros Ademas contamos con Servicios de Detección Cobertura: Sierra Alta de Hidalgo, México clubbuscadoresdetesoros@gmail.com www.buscatesoros.infored.mx

Compra-Venta de Antigüedades E-mail: iantat_27@hotmail.com

Pag 21

2° Boletin Buscadores de Tesoros  

En este boletin encontraras temas de interes de experiencias en prospecciones y sobre todo grandes promociones

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you