Page 133

120

I

EL PARLAMENTO Y LA DEMOCRACIA EN EL SIGLO VEINTIUNO

mente marcada. En los primeros, la dificultad consiste en establecer una cooperación efectiva entre el legislativo y el ejecutivo; en los segundos, en lograr una verdadera autonomía o independencia en la organización. ¿Qué significa exactamente la «autonomía» parlamentaria? Un informe de la Asociación de Secretarios Generales de los Parlamentos (ASGP) elaborado en 1998 define la autonomía en este contexto como «por una parte, la independencia y la no subordinación de las Asambleas cara al Ejecutivo y, por otra parte, la posibilidad de que la Asamblea se libere al menos parcialmente de las reglas legislativas ordinarias para seguir sus propios reglamentos». Observa que «prácticamente en todos los Estados, el principio de la autonomía parlamentaria está formalmente reconocido en las disposiciones constitucionales […] relativas a la separación de poderes». Concluye que la tendencia general se orienta hacia una generalización de este principio en la práctica (Michel Couderc, «The principle of parliamentary autonomy», Constitutional and Parliamentary Information, Nº 176, 1998) La aplicación práctica del principio de autonomía involucra diferentes aspectos, como se describe en la comunicación del Parlamento esloveno para este estudio: ■

contratación y responsabilidad del personal parlamentario;

control de su presupuesto;

organización de sus actividades.

En cuanto al primer aspecto, la India y Canadá subrayan la importancia de la independencia del personal parlamentario de la administración pública central: India: Para desempeñar adecuadamente sus funciones dentro del marco de la separación de los poderes es esencial que el Parlamento disponga de una secretaría independiente. Para garantizar que dicho personal dependa de forma operativa y administrativa del Parlamento, el Artículo 98 de la Constitución de la India establece Secretarías independientes para ambas Cámaras del Parlamento. Canadá: La eficacia de la labor de un parlamento es en gran medida función de los recursos y mecanismos que aseguran su independencia y autonomía. La independencia operacional del Parlamento canadiense está garantizada por la Constitución y la legislación, las cuales establecen que el Senado, la Cámara de los Comunes y la Biblioteca del Parlamento disponen respectivamente de personal profesional, independiente de los partidos y de la administración pública […]. Los funcionarios de la administración pública pasan de un

El Parlamento y la democracia en el siglo XXI. Una guía de buenas prácticas  

Unión Interparlamentaria, 2006.

El Parlamento y la democracia en el siglo XXI. Una guía de buenas prácticas  

Unión Interparlamentaria, 2006.

Advertisement