Page 12

Resumen

Resumen ¿Cuál es la contribución de la institución parlamentaria a la democracia? ¿Qué elementos determinan el carácter democrático de un parlamento u órgano legislativo? ¿Cómo puede potenciarse dicho carácter? Estas son fundamentalmente las preguntas a las cuales este manual intenta responder. Describe de forma completa y sistemática el papel central que un parlamento desempeña en una democracia, y explica qué hace a un parlamento verdaderamente representativo, transparente, accesible, responsable y eficaz en sus numerosas funciones. Para ello, este documento no elabora un catálogo de recetas definidas desde fuera, sino que recurre a ejemplos de prácticas óptimas de órganos legislativos de todo el mundo, que ilustran aspectos distintivos de sus propias actividades. A partir de estos ejemplos, este manual muestra la variedad de maneras con que se pueden llevar a la práctica las características de un parlamento democrático. Ocupa lugar central en esta Guía un cuadro de dos páginas, que define los principales valores de la democracia y enumera las formas o prácticas institucionales más corrientes a través de las cuales un parlamento contemporáneo puede concretar dichos valores. De esta manera, lo que de otro modo podrían parecer conceptos puramente abstractos de la democracia se arraiga en prácticas parlamentarias concretas. Como síntesis de la presente publicación, remito a los lectores directamente a este cuadro (pág. 10 y 11). El texto de la Guía sigue el orden de dicho cuadro e ilustra cada uno de sus componentes con ejemplos escogidos principalmente por los mismos parlamentos participantes. Estos ejemplos muestran que, pese a la estima relativamente limitada en que se tiene al poder legislativo en muchas partes del mundo, numerosos parlamentos se abren cada vez más a sus electores y a las aspiraciones de éstos, y son más capaces de responder a sus necesidades en un mundo en rápida mutación. Se observa a través de ellos que los parlamentos se esfuerzan muy particularmente por: ■

ser más abiertos e integrativos en su composición y métodos de trabajo, especialmente por lo que hace a las mujeres, a las minorías y a los grupos marginados;

practicar una mejor comunicación con el público, abriendo en mayor grado sus labores a los medios de comunicación y desarrollando sus propios sitios de Internet y canales de difusión;

experimentar nuevas maneras de hacer participar al público, incluyendo a la sociedad civil, permitiéndole contribuir al proceso legislativo;

I

xi

El Parlamento y la democracia en el siglo XXI. Una guía de buenas prácticas  

Unión Interparlamentaria, 2006.

El Parlamento y la democracia en el siglo XXI. Una guía de buenas prácticas  

Unión Interparlamentaria, 2006.

Advertisement