Page 1

Palabra Hoy

PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 1

La

Para

Por Bob y Debbie Gass

VITAMINAS PARA CADA DIA Febrero - Abril 2009


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 2

Hola. Gracias por tomarte el tiempo de leer mi nota. Cuando Dios planta una visión en el corazón de alguien, parece que en la mayoría de los casos sólo les dice lo suficiente para entusiasmarlos, pero nunca les dice demasiado para que no se desanimen y nunca empiecen.

“Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta y cuál a treinta por uno.”

(Mateo 13:8)

Donativo anual

(Mínimo recomendado) 2008 – Nº 4

10€

Los ministerios que forman UCB nacieron de una visión de Dios plantada en los corazones de hombres y mujeres dispuestos a confiar en Él y creer en Él para dar los pasos siguientes. La realización de ese llamado en medio de las dificultades diarias, no es siempre fácil. Pero si la fe fuera fácil no sería fe. Es sencillamente gente normal y corriente que sirven a un Dios extraordinario, sabiendo que lo que Él comienza, Él lo lleva a su conclusión. En estos ministerios hay un convencimiento profundo de que sin Dios, no estaríamos hoy en día publicando ni retransmitiendo nada. Por lo cual, cada vez que vemos que una vida ha sido tocada o un alma ganada para Cristo, sabemos que todo el honor, la gloria y la alabanza por las buenas obras son para Nuestro Padre Celestial.

Si tienes acceso a internet, espero que pases un momento mirando lo que se ofrece en cada uno de los países donde existe UCB; puedes explorar el sito en www.ucbmedia.com

¿Por qué no pides más ejemplares de La Palabra Para Hoy y animas a otros a leer este devocional, que es un “aliento” diario de parte de Dios? Con mis mejores deseos Hal Short - Presidente de UCB Internacional 2


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 3

Palabra Hoy La

Para

VITAMINAS PARA CADA DÍA

Palabras de Bob y Debbie Gass con la colaboración de Ruth Gass Halliday Título original: The Word For You For Today Traducción: Els Westerman Inma McLeish Enrique Castellanos Varela Fotografía de la portada: josephmspeek@comcast.net Publicado por: A2Z Publicaciones

febrero - abril 2009

Sécase la hierba, cálese la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre Isaías 40:8

Correspondencia

La Palabra Para Hoy A2Z Publicaciones Apartado de Correos 227, 03770 VERGEL (Alicante) Tlf: (+34) 96 575 5300 - Fax: (+34) 96 579 6039

palabra@helpinspain.org

Derecho de Autor de texto en lengua española Depósito Legal: A-1245-1997

Con nuestros saludos

UCB puede producir gratis este devocional gracias a la generosidad de las personas que nos apoyan. Como regalo al cuerpo de Cristo, concedemos permiso a las iglesias y a las organizaciones cristianas para que copien hasta un máximo de 52 citas diarias por año. Las citas deben reconocer la procedencia de UCB y de “La Palabra Para Hoy” como la fuente, dar la dirección de UCB España e informar que están disponibles ejemplares gratuitos del devocional diario. Los precios de suscripción los ofrecemos cuando alguien nos los solicita.

3


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 4

Levántate, supéralo y continúa

1 de febrero

“...TE OLVIDARÁS DE LA VERGÜENZA DE TU JUVENTUD...”

(Isaías 54:4b)

Cuando Eva abrió los ojos por vez primera en el planeta Tierra, descubrió que ya estaba casada. No pasó por distintas etapas de crecimiento. Inmediatamente fue esposa, y después, madre. ¿Te ha pasado esto a ti? ¿Te convertiste en padre y creciste, antes de perder tu inocencia? Si la vida de Eva es tu vida, la Palabra para ti es: “No temas, pues no serás confundida; no te avergüences,... te olvidarás de la vergüenza de tu juventud” (Isaías 54:4). No puedes retroceder y cambiar las cosas. No eres la misma persona y no lo serás jamás. No puedes volver a vivir tu primer matrimonio o tu primera infancia. Pero sí hay tres pasos bíblicos que puedes dar para levantarte, superarlo y continuar: (1) Perdona a los que te hayan herido (lee Efesios 4:32). (2) Perdónate a ti mismo por lo que hayas hecho (Filipenses 3:13). (3) Cree que Dios te ha perdonado totalmente y actúa en consecuencia (Isaías 43:25). A veces nos aferramos al pasado porque pensamos que hay algo que aún necesitamos. Nos apegamos a ciertas cosas porque tememos no poder reemplazarlas nunca. No, Dios tiene mucho más para ti. Si has confiado tu vida a Él, no has visto todavía tus mejores momentos. Hay mucho más adelante que lo que has dejado atrás. Dios promete “... se les dé gloria en lugar de ceniza, aceite de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado” (Isaías 61:3). De manera que, con el poder de Dios, ¡Levántate, supéralo y ¡continúa! 2 de febrero

Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 7-9

Dirección por causa de la persecución

“...LOS QUE FUERON ESPARCIDOS IBAN POR TODAS PARTES ANUNCIANDO EL EVANGELIO” (Hechos 8:4)

La Biblia dice: “Saulo, por su parte, asolaba la iglesia; entrando casa por casa, arrastraba a hombres y mujeres y los enviaba a la cárcel. Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio” (Hechos 8:3-4). ¿Cómo aumentó la iglesia del Nuevo Testamento? Fue por la persecución. Son los tiempos malos, no los buenos, los que nos hacen crecer. Es a través de la persecución que recibimos dirección. Algunas veces, los que nos agravian son enviados del Señor, sin que ellos lo sepan. Dios los utiliza para hacernos llegar adonde necesitamos estar, para después, como en el caso de José algunos años más tarde mirar atrás y decir: “Vosotros pensasteis hacerme mal, pero Dios lo encaminó a bien...” (Génesis 50:20). Lloramos porque alguien nos dio con la puerta en las narices, pero cuando vemos nuestra vida en perspectiva decimos: “Fue lo mejor que pudo pasarme”. El Salmista escribió: “No quitará el bien a los que andan en integridad” (Salmo 84:11b). Si Dios permite que pases por una etapa difícil, es para tu bien. O es por el bien de otros y tú eres el instrumento que Él está usando para llevarlo a cabo. Comprenderlo te transporta a una nueva dimensión en tu caminar con Dios. Pero cada nueva dimensión te lleva a un nuevo nivel de dificultad, ya que tu enemigo no se rendirá sin lucha. Tanto si la batalla tiene que ver con tu familia, tu economía, tu salud, tus negocios o tu ministerio pastoral, te pueden pasar tres cosas: (1) Cuanto más cerca estés de obtener una victoria, más intensa será la batalla. (2) Lo que importa no es tu comodidad sino lo que tienes que hacer. (3) Tu victoría ha sido ordenada por Dios, así que ¡sigue luchando! 4

Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 10-12


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 5

¿POR QUÉ NO VIAJAS A ISRAEL AHORA QUE SE PUEDE?

¿Y POR QUÉ CONFORMARSE SÓLO CON VISITAR EL PAÍS?

¡CONOCE LA TIERRA Y A SU GENTE DESDE DENTRO!

C r e é m e , AHORA e s e l m o m e n t o d e v e r c ó m o e l E t e r n o e s t á c o n s t r u y e n d o a S i ó n (Salmo 102:12-18), cómo se está preparando el escenario para la llegada del Mesías ben David (REY de reyes y SEÑOR de señores), y de consolar y servir a la “vieja Noemi” (el Israel de siempre - Isaías 40:1; Ruth 1:16).

Éstas son las fechas para el 2009 en las que viajaremos si el Eterno lo permite: P E S A J (Pascua) - del 9 al 16 de abril; S H A V U O T (Pentecostés), que es el 29 de mayo; S U C O T (Fiesta de las Cabañas) - del 3 al 12 de octubre ó EN LA PRIMERA OPORTUNIDAD QUE TENGAMOS.

Sí, ven y ve cómo se están cumpliendo delante de nuestros ojos LAS POCAS PROFECÍAS QUE QUEDAN POR CUMPLIRSE. Te pregunto: ¿Por qué no celebrar LAS FIESTAS DEL ETERNO con su pueblo y con su novia de siempre tal y como se nos ordena en su Palabra? Te sugiero que leas esta pequeña selección de versículos que, al leerlos dentro de su contexto, te ayudarán a entender el pasado, ponerte al día y ver ese futuro hermoso con el Reino de Dios en la Tierra: Gen. 1:27-30, 3; 12:1-3; Juan 4: 22; Isa. 41:11;13:14-17; 15:13-16; 15:18-21; 17:8; Éx. 23: 24-31; Núm. 34:1-14; Jos. 1:3; Ezeq. 47:1320; Deut. 28-30; Éx. 33:16-17; Núm. 9:29; 23:9b; Ester 3:8; Deut. 30:4; Isa. 14:1-3; 43:5 -7; 49:14-26; Jer. 16:14-16; 23:3; 30; 31; 33; Ezeq. 36:24-38; 37; Os. 3:4-5; 5:15; 6:1-3; Joel 3:1-3; 16-21; Amós 9:11-15; Salmos 2; 74; 83:1-8; 102:12-18; 106:47; 132:13-14; Isa. 28:14-18; 87:3; 147:2-3;83; 8:6; 2:2-4; 40:1; 54; 55; 60-62; Ezeq. 5:5; Zac. 8-14; Rom.11:1,12,15,17,25; Jer. 6:13-14: Ezeq. 13:16-14;1ª Tes, 5:1-11; 2ª Tes. 2:1-12; Mat. 25:31-46; Apoc. 16; Isa. 58:12; 14:1-2; Rom. 15:25-27; Rut 1:16-17; Ester 3:8-9; 4:13-14; 8:6; Isa. 62:1; 66:8-24.

Para MÁS INFORMACIÓN, libros, conferencias, etc., ponte en contacto con un servidor y con mucho gusto te atenderé. ¡Recibe un cordial Shalom! ¡Con más de 20 años de experiencia - mis viajes son diferentes!

Samuel del Coso Román (Shalom-Sefarad) - Apdo. 12 - TOLEDO (45080) Teléfono: 925.357 618 – Móvil (celular): 659.682 031 shalomsefarad@shalomsefarad.com - www.shalomsefarad.com 5

5


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 6

La vista desde la montaña - Primera parte “...JESÚS TOMÓ A PEDRO, A JACOBO Y A... JUAN... A UN MONTE ALTO” (Mateo 17:1) 3 de febrero

Fíjate en tres cosas. (1) No todos son aptos para subir al monte. Jesús escogió a los tres que tenían que ir. No llamó a todos sus discípulos, ni les explicó o se disculpó con aquellos que se quedaron abajo. Dios nos ama a todos por igual, pero no nos da a todos el mismo grado de experiencias con Él. Dios es el que llama, no nosotros, por lo que puedes confiar en Él. Él sabe lo que está haciendo. (2) Los que suben no son necesariamente más sabios o más espirituales. Tras ver a Jesús transfigurado en el resplandor de la gloria de Dios, Pedro dijo sin tino: “Si quieres, haremos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías” (Mateo 17:4). Pedro fue sincero, pero estaba sinceramente equivocado. Resiste la tentación de hablar, en lugar de esperar a oír lo que Dios tiene que decir, o de proyectar tu ministerio en torno a una experiencia que tuviste con Dios diseñada para equiparte personalmente, y no para que se convierta en el tema y el énfasis de tu vida; (3) El plan de Dios es manifestar a Jesús y no a ti, y ésta es una lección que tenemos que aprender una y otra vez. “Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió y se oyó una voz desde la nube, que decía: ‘Éste es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd’… Cuando ellos alzaron los ojos, no vieron a nadie, sino a Jesús sólo” (Mateo 17:5-8). El mayor desafío de tu vida es alcanzar el lugar donde te centras en “nadie más que Jesús”. La relación más importante que puedas tener es con Él. El único plan que puede salir bien es el que Él te ha dado. Y el poder necesario para cumplir ese plan, viene sólo de Él. Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 13-15 4 de febrero

La vista desde la montaña - Segunda parte

“SI TENÉIS FE” (Mateo 17:20)

Cuando los discípulos descendieron del monte de la transfiguración se encontraron con un chico epiléptico que no dejaba de tirarse al fuego, o al agua. El padre destrozado le dijo a Cristo, “Lo he traído a tus discípulos, pero no lo han podido sanar” (Mateo 17:16). Inmediatamente “Jesús reprendió al demonio, el cual salió del muchacho, y este quedó sano desde aquella hora” (Mateo 17:18). Fíjate en lo siguiente: (1) Las experiencias en la cima de la montaña son para equiparnos contra el próximo enfrentamiento enemigo. Si no entiendes esto, no estarás preparado para los próximos desafíos. (2) Somos llamados a ministrar a gente que cae en situaciones donde es herida. Se necesita más que personalidad y una trivialidad religiosa para liberarlos. A los discípulos de Cristo les faltaba poder porque les faltaba oración. Jesús dijo: “...pero este género no sale sino con oración y ayuno.” Si seguimos haciendo lo de siempre, obtendremos los resultados de siempre. La oración persistente y que prevalece, es el precio que tenemos que pagar para caminar en el poder de Dios. (3) Debemos de elevarnos por encima de las actitudes que están a nuestro alrededor. Jesús se enfrentó a la esencia del problema: “¡Oh generación incrédula y perversa!” (Mateo 17:17). Estamos enfrentando la falta de fe de una generación moldeada por unos medios de comunicación laicos y unos valores apartados de Dios. Si lo permitimos, esto nos derrotará. Pero podemos ganar. Aquel día, Jesús dijo: “De cierto os digo que si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: ‘Pásate de aquí allá’, y se pasará; y nada os será imposible” (Mateo 17:20-21). Observa dos cosas: (a) “... si tenéis fe...”. Los que están a tu alrededor, no tienen que tener fe para tú ver los resultados; (b) No tienes que ser un gigante espiritual; sólo tienes que usar tu diminuta semilla de mostaza, y Dios moverá la montaña. Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 16-18 6


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 7

¿ERES ANÓNIMO?

Todos tenemos nombres. Y para Dios, ¡nadie es un mero número! Pero el problema es que muchos de nuestros lectores que dan donativos para recibir La Palabra Para Hoy, no se aseguran de que su banco nos informe de su identidad. Todos los meses añadimos personas a nuestra “lista de desaparecidos”: recibimos su dinero, pero no tenemos constancia de su nombre ni la dirección postal a la que enviar su ejemplar personal y un recibo. Actualmente tenemos suscripción para las personas que se citan a continuación, pero no

Asencio Rocio, Nieto Bacale Rakilo, Lorenzo Barcenas Santamaria, Sara Barrera, Inoncencia Beltran, Josefa Bermejo, Guillermo Bizarraga Muñoz, Susana Carvajal, Teresa Casco Santos, Maria Castrillo, Jorge Cegarra Saravi, Elensa Coro Baldo, Ester (Sant Cug) Cruz Elizalde Echeverria, Juan des Martinez Molina, Pedro Esperanza Pereira, Alvaro Esuskira, Carmen Figueroa, C (C/. Cervantes 24) Gadea Igarte, Gustavo Galan, Consuelo y Araceli Gamez, David Raul Garzon Montoya, Susana Gonzalez, Roxanna Gonzalez Castillo, M. Amor Guillen Sanchez, Carlos Harper, Sheila Marie Herrera, Rosa Holgun, Alfonso Hospitalet, Iglesia Huilga Gauchi, Carlota Jean Castet, Alain Pierre Lopez Peralta, Ramon Lucoa Palacio, Jennit

contamos con sus direcciones ni otros datos de contacto. Si tu nombre (o el de un amigo) está en la lista, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros, nos hagas llegar tu DIRECCIÓN POSTAL, y nos informes de cuánto has donado y cuándo. De esa manera, podemos hacer que las suscripciones lleguen a las personas que han enviado los donativos. Por favor, envía tus datos a: La Palabra - Administración Apartado de Correos 227, 03770 VERGEL o mándanos un correo electrónico con tus datos a adminpalabra@cliveread.com

Abril 2008 Febrero 2008 Junio 2006 Octubre 2006 Noviembre 2004 Enero 2008 Marzo 2004 Noviembre 2007 Nov 2005/Mayo 2006 Marzo 2005 Noviembre 2006 Septiembre 2008 Enero 2007 Agosto 2006 Marzo 2008 Noviembre 2004 Mayo 2006 Noviembre 2004 Noviembre 2006 Mayo 2006 Diciembre 2005 Septiembre 2005 Marzo 2005 Abril 2007 Septiembre 2009 Abril 2008 Mayo 2008 Mayo 2006 Enero 2004 Septiembre 2007 Diciembre 2007 Octubre 2005

7

Marin Osma, Sara Noviembre 2007 Martin Martinez, Maria Rut Octubre 2008 Martinez Armario, Angel Mayo 2006 Martinez Navarra, Mª José Abril 2008 Martinez Navarro, Javier Octubre 2008 Martinez Reus, Raquel Mayo 2005 Mataix, José Febrero 2006 Melero Valenzuela, M. Virginia Febrero 2007 Merino Rabanal, Soledad Junio 2006 Mirian, Pelaez Diciembre 2003 Molinos Gasca, Elisa Abr 2007, Ago 2008 Moreno, Elena Agosto 2006 Ortega, Alida Oct 03, Ene 04 y 05 Pedret Barcena, José Mayo 2008 Perez Aracil, Joaquin Enero 2007 Puigdollers Alonso, Marta Cada mes Quintero Serran, Mª Angeles Agosto 2008 Rico Sanz-Lomoviejo, Julia Octobre 2005 Rimer Payano, Josefa Mayo y Sept 2006 Ruz, José Maria Febrero 2006 Rymer, Josefa Noviembre 2006 Salguero Espino, Dolores Agosto 2005 Santos Gonzalez, Angel Octubre 2004 Julio 2008 Saucedo Gonzalez Solanas-Berrio,Flori de Miranda Sept 2006 y 2008 Sousa, José Pedro Mayo 2008 Mayo 2006 Suarez Pedraza, Rosario Vilar Gimenez, José Noviembre 2004 Villarrubia Villarubui, Jean CarlosFebrero 2006 Wolfgang Gerhard, Brunno Octubre 2008 Yor Juan, Concepción Noviembre 2005 Zarate, Esperanza Abril 2005


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 8

El lado correcto de la barca “ECHAD LA RED A LA DERECHA DE LA BARCA Y HALLARÉIS” 5 de febrero

(Juan 21:6) Cuando tomas decisiones basándote en dudas o incertidumbres, nunca salen bien. Tras oír a Jesús prometerles que resucitaría de entre los muertos y, de hecho, le estaban viendo vivo, los discípulos siguieron haciendo lo que hacían antes de conocerle: pescar. Dios usará nuestras experiencias pasadas para enseñarnos, pero siempre nos llevará más allá; nunca hacia atrás. Cuando el miedo y la inseguridad nos inducen a volver al pasado, a la seguridad de las cosas que conocemos, acabamos como los discípulos: “Salieron, pues, y entraron en una barca; pero aquella noche no pescaron nada” (Juan 21:3). Pero hay buenas noticias: Si Dios te llamó, todavía te sigue llamando. Fíjate como Jesús les llamó: “Hijitos, ¿tenéis algo de comer?” (Juan 21:5). A pesar de tu deslucida actuación, ¡todavía eres su hijo! Después, Él les dijo: “‘Echad la red a la derecha de la barca y hallaréis’. Entonces la echaron, y ya no la podían sacar, por la gran cantidad de peces. Entonces aquel discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro: “¡Es el Señor!" (Juan 21:7). Aquella mañana, Jesús desayunó con ellos, reanudó la comunión con ellos, alejó sus dudas y les envió a cambiar el mundo. ¿Qué nos enseña esto? Cuando trabajamos fuera de la voluntad de Dios es como pescar en el lado incorrecto de la barca; acabamos rendidos y nuestro esfuerzo no sirve para nada. ¿Tienes éxito en la vida? ¿No? ¡Tal vez estés pescando en el lado incorrecto de la barca! Las cosas no te van a funcionar hasta que te sometas a Cristo; renueva tu comunión con Él y permítele que dirija tus pasos. Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 19-21

¡Ataques a tus pensamientos!

6 de febrero

“LLEVANDO CAUTIVO TODO PENSAMIENTO A LA OBEDIENCIA A CRISTO” (2 Corintios 10:5)

Liu Shinh-Kun era una joven y respetada pianista china de 19 años hasta que la Revolución Cultural prohibió todo lo que tuviera influencia occidental. Debido a su negativa a abandonar la música que amaba, fue considerada enemiga del pueblo, maltratada y encarcelada. Languideció en una minúscula celda sin libros, sin papel, y lo peor de todo, sin un piano. Seis años después, por cuestiones propagandísticas, fue invitada a tocar en Beijing con la Orquesta Filarmónica de Filadelfia. Tras largos años sin haber tocado un instrumento, lo hizo magistralmente. Dieciocho meses más tarde, cuando finalmente fue liberada, volvió a tocar inmaculadamente. Que Lui sobreviviera fue sorprendente, pero que sus manos se movieran como si nunca hubieran dejado de tocar, era increíble. ¿Cuál fue su secreto? Despojada de la música durante siete años, Liu se disciplinó a ignorar todo pensamiento negativo y a tocar hora tras hora en un piano imaginario. Un respetado consejero dice: “No nos damos cuenta de hasta qué punto nuestros pensamientos potencian nuestra angustia. Cuanto antes refrenes los ataques de tus pensamientos, más fácil te será recomponerte y seguir caminando. Ahora bien, aunque el análisis es fácil, no es tan sencillo ponerlo en práctica. Una vez que los empiezas a hacer caso, descubres que tienes muchos más ataques mentales de los que creías”. La policía grita “¡Alto!” Cuando quieren detener a alguien y protegerse ellos mismos. Y tú puedes detener los pensamientos negativos, “llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”. Pablo dijo: “porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino… contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12). Tus pensamientos tienen mucho poder. Para vencerlos, tienes que someterlos a Cristo y controlar lo que permites que piense tu cabeza. Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 22-24 8


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 9

¿Te preocupa el dinero?

7 de febrero

“NO OS AFANÉIS” (Mateo 6:31)

El Salmista dijo: “Joven fui y he envejecido, y no he visto justo desamparado ni su descendencia que mendigue pan” (Salmo 37:25). ¿Te ha fallado Dios alguna vez? No, y nunca lo hará: “Comeréis hasta saciaros, y alabaréis el nombre de Jehová, vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros” (Joel 2:26). Deja de intentar comprenderlo todo. En cambio, confía en Dios. “Confía en el Señor y haz el bien; habitarás en la tierra y te apacentarás de la verdad. Deléitate asimismo en el Señor y Él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda al Señor tu camino, confía en Él y Él hará” (Salmo 37:3-5). Sólo tienes que seguir haciendo lo que Dios te ha dicho que hagas: “Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que está escrito en él, porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas” (Josué 1:7-9). No estés preocupado; Dios no te va a fallar. “No os angustiéis, pues, diciendo: ‘¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?’, Porque los gentiles se angustian por todas estas cosas, pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas ellas. Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:31-33). Relájate, Él es Jehová Jireh, “¡El Señor proveerá! Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 25-27 8 de febrero

¡No pierdas la pasión por Dios!

“AMARÁS AL SEÑOR, TU DIOS, DE TODO TU CORAZÓN…”

(Deuteronomio 6:5)

Hay una interesante secuencia de eventos que llevan a la negación de Pedro. Primero, Jesús le advirtió de que era un objetivo: “Simón, Simón, Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, para que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos” (Lucas 22:31-32). Después leemos que cuando fueron las autoridades a detener a Jesús, “... Pedro lo seguía de lejos” (Lucas 22:54b). Fíjate que Pedro se había alejado de Cristo. Y entonces, el hombre que había jurado morir por Jesús, negó conocerle. En ese momento cantó el gallo, Pedro recordó la promesa que le hizo a Jesús y, saliendo fuera, lloró amargamente (lee versículos 55-62). Observa cómo se desarrolla la historia: (a) no estás preparado al ataque del enemigo cuanto se produce; (b) dejas que las presiones del trabajo y la familia te hagan olvidar que tu primer compromiso es siempre con Dios; (c) acabas derrotado espiritualmente. Dices: “Esto nunca me va a pasar a mí”. ¡Eso es lo que dijo Pedro! La razón por la que “... Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo...” es porque sabe que cuando te apasionas por los propósitos Dios, eres imparable. De hecho, el deseo que arde en tu interior es el combustible que te permite resistir sus ataques. Hay un motivo por el que la crucifixión es conocida como “La Pasión”. La Biblia dice de Cristo: “...puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios” (Hebreos 12:2). Hasta el momento de Su muerte, Jesús estaba ministrando a los demás. ¡Eso es pasión! Así que la Palabra de hoy para ti es: ¡No pierdas la pasión por Dios! Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 28-29

¿Se ha mudado usted? Por favor use usted el formulario del interior para asegurarse de que tenemos su nombre y dirección correcta, para que no se pierda usted su ejemplar de La Palabra Para Hoy. 9


PrintermanMaster1.qxp

9 de febrero

15/12/08

15:09

Page 10

¿Estás descuidando a tus seres queridos?

“...ANDAD EN AMOR...” (Efesios 5:2)

El gran ensayista e historiador escocés Thomas Carlyle se casó con su secretaria, Jane Welsh. Ella siguió trabajando para él, pero cuando cayó enferma, Carlyle, que era un devoto de su trabajo, no pareció darse cuenta y permitió que continuara trabajando. Tenía cáncer, y finalmente tuvo que permanecer en cama. Aunque Carlyle verdaderamente la amaba, no tenía apenas tiempo para estar con ella o preocuparse por ella. Poco tiempo después murió. Tras el funeral, Carlyle fue a la habitación de Jane, vio su diario sobre la mesa y comenzó a leerlo. En una página en blanco, había escrito solamente una línea que decía: “Ayer estuvo una hora conmigo y fue como estar en el Cielo; le quiero mucho”. Una cruda realidad, de la que no había sido consciente, se revelaba ahora con una claridad abrumadora. Había estado demasiado ocupado, como para darse cuenta de lo mucho que significaba para Jane. Recordó las ocasiones en las que había estado tan afanado con su trabajo que simplemente la ignoraba. No se dio cuenta ni de su sufrimiento, ni de su cariño. Volviendo la página, leyó unas palabras que jamás olvidaría: “He esperado todo el día oír sus pasos por el pasillo, pero ya es demasiado tarde y no espero que venga ya hoy”. Dejó el diario donde lo había encontrado y salió corriendo de la casa. Sus amigos le encontraron al lado de su tumba, cubierta de barro. Tenía los ojos rojos de tanto llorar desconsoladamente. “Si lo hubiera sabido, si lo hubiera sabido” se lamentaba. Tras la muerte de Jane, Carlyle dejó prácticamente de escribir. ¿Estás descuidando a tus seres queridos? Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 30-32

Practica la cortesía

10 de febrero

“... SED AMIGABLES... SABIENDO QUE FUISTEIS LLAMADOS APARA QUE HEREDASEIS BENDICIÓN” (1ª Pedro 8-9)

La amabilidad se está volviendo cada día menos habitual. Y eso no es bueno, porque la Biblia dice: “...amigables,... sabiendo que fuisteis llamados a heredar bendición...” (1 Pedro 3:9). Algunas veces no sabemos cómo agradar a Dios. Los predicadores lo han complicado bastante: con una serie de actos interminables, profundamente dolorosos, destinados a apaciguar a un Dios que se deleita en retorcernos. El profeta Miqueas lo simplifica de esta forma: “¿... Y qué que pide el Señor de ti?: ...Amar misericordia...” (Miqueas 6:8b). ¿Puede ser más claro? Aquí tienes diez amabilidades, no tan habituales, que puedes practicar a diario y enseñárselas a tus hijos. Después de todo, si ellos no lo aprenden de ti, ¿De quién lo van a aprender? (1) Sal de tu mundo y habla con la gente: “Los dichos suaves son medicina” (Proverbios 16:24b). (2) Intenta acordarte de sus nombres; demostrando que les aprecias. (3) Sonríe; esto beneficia tu imagen. (4) Sé amigable y servicial. Si lo haces, también la gente será así contigo (lee Proverbios 18:24). (5) Muestra un interés genuino. Si lo intentas, vas a ver que puedes encontrar algo bueno en casi todo el mundo. (Filipenses 4:8). (6) Sé generoso con tus halagos y prudente con tus críticas. (7) Sé lento para juzgar. Toda circunstancia tiene tres caras: tu punto de vista, su punto de vista, y lo que verdaderamente es (8) En vez de “usar” a otros, sírveles: “... Servíos por amor los unos a los otros...” (Gálatas 5:13). (9) Empieza a confiar en la gente y de esta forma construirás relaciones que serán duraderas. (10) Sé humilde. Oswald Chambers dijo: “Cuando un santo es consciente de que lo es, es que algo va mal”. La amabilidad produce dos cosas: (a) habla bien de tus padres. Jesús dijo: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los Cielos” (Mateo 5:16); (b) determina el nivel de tus bendiciones: “... Sed... amigables..., sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición” (1 Pedro 3:9) 10

Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 33-35


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 11

Abandonando el protagonismo “NO MIRANDO CADA UNO POR LO SUYO PROPIO, SINO CADA CUAL TAMBIÉN POR LO DE LOS OTROS” (Filipenses 2:4) 11 de febrero

La Biblia dice: “No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros” (Filipenses 2:4). En otras palabras: “Abandonad el protagonismo”. Ahora bien, es más fácil decirlo que llevarlo a cabo, porque tendemos a estar pendientes de una única persona: ¡Yo! Si le preguntas a alguien: “¿Qué tal te va?”. Pensando que realmente tienes interés en él, empieza a contarte lo más significativo que le ha sucedido recientemente. Ésa es tu señal para interrumpirlo a la primera de cambio, diciendo: “¿Te parece que eso es algo extraordinario? Déjame decirte algo…”. Y “despegas”, dejando de lado el ego desvalorizado de tu amigo, arrepintiéndose de no haber seguido caminando cuando te vio la primera vez. Hubiera esperado oír de ti algo así como: “¡Eso es estupendo! ¡Cuéntame algo más!”. En lugar de eso, le brindas una letanía de tus opiniones y logros. ¿Dónde está... : “... Gozaos con los que se gozan...?” (Romanos 12:15) Este mandamiento es tajante acerca de nuestro protagonismo y dice: “¡Olvídate de ti mismo! Deja de ser el centro del escenario y aprende a enfocar a los demás”. Ponlo en práctica diciendo: “¡Basta ya de hablar siempre de mí! Quiero saber de ti. ¿Cómo te van los negocios? ¿Cómo está tu esposa? ¿Y tu salud? ¿Qué tal en la iglesia?”. Contén las ganas de interrumpir, ¡Simplemente escucha!. Escucha con tus oídos, tus ojos, tu mente y tu espíritu. Trata de discernir los sentimientos que están detrás de sus palabras. Si está contento, alégrate con él, y si está triste, “... llora con los que lloran”. La prueba decisiva del carácter cristiano es la disposición de disfrutar con el éxito ajeno, o de compartir su carga como si fuera la nuestra. No hay mejor manera de servir y de alentar a los demás. Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 36-38

La “prueba del agua”

12 de febrero

“LLÉVALOS A LAS AGUAS, Y ALLÍ TE LOS PROBARÉ” (Jueces 7:4)

Si alguien se niega a respaldarte, deja que se vaya, o te arrepentirás. Esto es especialmente difícil de aceptar si eres un cuidador nato, alguien que ha invertido mucho en que las relaciones funcionen, pase lo que pase. Tú no puedes convertir a los miedosos en fieles; ésa es tarea de Dios, y Su “prueba del agua” le mostró a Gedeón con quién podía contar y con quién no. Dios dijo a Gedeón: “Aún es mucho pueblo... no sea que se alabe Israel contra mí... Ahora, pues, haz pregonar en oídos del pueblo: “Quien tema y se estremezca... regrese a su casa…”’. Regresaron... veintidós mil, y quedaron diez mil. El Señor dijo... : ‘Aún es mucho el pueblo, llévalos a las aguas y allí te los probaré” (Jueces 7:2-4). Cuando la oposición se manifiesta contra ti como “... la arena que se acumula a la orilla del mar” (versículo 12b) es, normalmente el momento en que dejas de recibir la mayor parte del apoyo que tenías. No te preocupes, porque Dios está trabajando. En el primer corte, cuando Gedeón perdió “... veintidós mil...” hombres, lo que parecía un revés, fue en realidad una criba de Dios para determinar quiénes estaban preparados. “... Entonces Gedeón llevó el pueblo a las aguas... Y fue el número de los que lamieron llevando el agua con la mano a su boca, trescientos hombres; y todo el resto del pueblo se dobló sobre sus rodillas para beber las aguas. Entonces el Señor dijo a Gedeón: ‘Con estos trescientos... entregaré a los madianitas en tus manos...” (versículos 5-7). Aprendemos dos lecciones de este relato: (1) Tienes que poder ver al enemigo cuando se acerque. Los que se arrodillaron para beber, desviaron por unos momentos su atención, para satisfacer su inmediata necesidad. (2) Cuando Dios reduce el apoyo que tenías, es para darte una victoria milagrosa. Eso se pone de manifiesto cuando alguien sin experiencia puede dirigir una empresa, o alguien que lo ha perdido todo puede recuperarse. De manera que, cuando las personas de tu entorno no pasan la “prueba del agua” de Dios, deja que se vayan y confía en Dios, porque Él tiene algo mejor en mente. 11

Lea la Biblia en Un Año: Éxodo 39-40


PrintermanMaster1.qxp

13 de febrero

15/12/08

15:09

Page 12

Celebrando la victoria y, aun así, muriendo de sed...

“...¿Y MORIRÉ YO, AHORA DE SED... ?” (Jueces 15:18b)

La Biblia dice: “…el espíritu del Señor vino sobre él y... las ataduras se cayeron de sus manos. Y hallando una quijada de asno fresca aún... la tomó y mató con ella a mil hombres. Entonces Sansón... clamó al Señor: Tú has dado esta grande salvación por mano de tu siervo, ¿y moriré ahora de sed... ?” (Jueces 15:14-18). Fíjate en tres puntos de este relato: (1) Sansón dejó que sus enemigos le atasen. ¿Qué es lo que te ata a ti hoy? ¿Qué te está sujetando? Los asesores, programas y manuales de autoayuda están bien, pero hizo falta el Espíritu de Dios para liberar a Sansón. Y eso es lo que vas a necesitar tú también, para liberarte. ¡Vamos hombre! Has hablado tantas veces de tus problemas; que ni tus amigos quieren volver a hablar de ellos!. La ocasión de pedir consejo ha pasado; es el momento de pedirle a Dios que Su Espíritu rompa todos los hábitos que te impiden ser libre (Isaías 10:27). (2) Sansón tenía que ver lo que ya se le había dado. Únicamente la quijada de un asno, pero con la ayuda de Dios iba a ser más que suficiente para ganar la batalla. Pídele a Dios que te muestre lo que ya tienes, ponlo a trabajar y Él te dará la victoria. Deja de buscar en otra parte. La respuesta está enfrente de tus narices. Reconoce lo que Dios te ha dado y úsalo; (3) Sansón estaba celebrando la victoria, y aún así, muriendo de sed. Esto sucede, particularmente, a aquellos que trabajan para Dios pero no gastan suficiente tiempo con Él. Pablo nos avisa: “...para que Satanás no saque ventaja alguna sobre nosotros…” (2 Corintios 2:11). Cuando das pero no recoges, el diablo aprovecha la ocasión y tu acabas en los brazos de Dalila. Así que, pasa más tiempo con Dios. El Único que te da la victoria, puede también saciar tu sed. Lea la Biblia en Un Año: Levítico 1-4

¿Serás uno de ellos?

14 de febrero

“...SI SE HUMILLARE MI PUEBLO...” (2 Crónicas 7:14)

Hace poco tiempo estábamos disfrutando de una economía boyante. ¡Vaya si pueden cambiar los tiempos! El desorbitado incremento del precio del petróleo nos ha obligado a aparcar nuestros voraces coches, compartir un vehículo entre varios para ir a trabajar, o coger el autobús. Nunca habíamos oído hablar de una crisis como las “hipotecas sub-prime”, pero el valor de nuestras propiedades se está evaporando, o se subastan tras ser embargadas. Las noticias dicen que un tsunami azotó Birmania y que han muerto cien mil personas. Los terremotos azotan China, donde miles de niños han muerto bajo los escombros de sus aulas. Ha habido inundaciones en varias regiones de Gran Bretaña. Parece ser que nuestro colchón de seguridad se ha evaporado, y nuestra zona de comodidad está removiéndose hasta sus entrañas. Pero hay un murmullo. Si prestas atención, lo oirás: “Es el momento de buscar a Dios, arrepentirse y cambiar nuestro modo de vida”. Es un antiguo mensaje, para una nueva generación: “...si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra” (2 Crónicas 7:14). Y dices: “Pero la gente a mi alrededor no se mueve de esa forma”. ¡Entonces, ten cuidado de las compañías de las que te rodeas! Jesús dijo, que cuando el ciego dirige a otro ciego, ambos acaban en un hoyo. No se necesita una mayoría para dar la vuelta a una situación. Dios le dijo a Abraham que sólo cincuenta justos podían salvar Sodoma. Hasta en cualquier iglesia “especializada” en “saber lo que Dios va a hacer por ti y cómo lo va a hacer”, existe todavía un remanente de personas que saben lo que significa avivamiento y cómo buscar a Dios hasta conseguirlo. La pregunta es: ¿Serás tú uno de ellos? Lea la Biblia en Un Año: Levítico 5-7 12


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 13

13


PrintermanMaster1.qxp

15 de febrero

15/12/08

15:09

Page 14

Tratar con la frustración - Primera parte

“SAMUEL CRECÍA Y EL SEÑOR ESTABA CON ÉL...” (1 Samuel 3:19)

Bienvenido al club; ¡La frustración está garantizada! El diccionario la define como: “Cuando no se cumplen las expectativas, produciendo ira, decepción, tristeza y desánimo”. He aquí algunos ejemplos para ayudarte cuando: (1) Te decepcionan aquellos a los que admiras. Piensa en Samuel y Elí (1 Samuel 1-4). La madre de Samuel encomendó su hijo a Elí, el Sumo Sacerdote, confiada en que éste, como mentor, le prepararía para servir a Dios. Pero Elí tenía un problema importante con su carácter. Era un padre débil y pasivo, que no hacía nada mientras que sus hijos abusaban de los privilegios del sacerdocio, trayendo la vergüenza y el descrédito al ministerio sacerdotal. ¿Quién hubiese acusado al joven Samuel de descarriarse, cuándo el hombre al que tanto respetaba había caído tan estrepitosamente? Pero no fue así; controló la frustración y fijó sus ojos en Dios: “Samuel crecía y Jehová estaba con él...” (1 Samuel 3:19). Y como resultado, Dios le convirtió en uno de los grandes profetas mayores de Israel. Así que, ¡mantén los ojos fijos en el Señor!. (2) Te decepcionan los que viven contigo. Si alguien te va a defraudar, ésa va a ser tu familia. ¿Correcto? ¡Nooo! Pregúntale a José. Cuando Dios le prometió un gran futuro, pensó que sus hermanos lo iban a celebrar. Muy al contrario, reaccionaron con resentimiento, celos, ironía y acabaron vendiéndolo como esclavo. Lejos de sus amigos y de su casa, languideció en una prisión por un delito que no había cometido. Qué invitación a la venganza, rememorando las heridas que tanta amargura le causaron. Sin embargo, en lugar de esa reacción, dejó que Dios le reivindicara, usando sus circunstancias para posicionarle, prepararle y ascenderle a Primer Ministro de Egipto: Es así como debes tratar con la frustración. Lea la Biblia en Un Año: Levítico 8-10 16 de febrero

Tratar con la frustración - Segunda parte

“VE, PUES, AHORA, LLEVA A ESTE PUEBLO A DONDE TE HE DICHO” (Éxodo 32:34)

He aquí dos tipos de frustración que te vas a encontrar en la vida: (1) Frustración con tus compañeros de trabajo de los que dependes. Para tener éxito necesitas a los demás, no puedes hacerlo sin ellos. Y cuando éstos fallan, es doloroso. Imagínate la decepción de Moisés. Le deja a Aarón, de máximo responsable, en tanto que él va a tener una reunión con Dios, en la que recibiría los 10 mandamientos. A su vuelta, encuentra a Israel en una total anarquía, idolatría e inexplicable perversión. ¿Y dónde encuentra a Aarón? ¡Liderando la rebelión! Cuando Moisés más le necesitaba, Aarón le falla miserablemente. Pero mira la reacción de Moisés y cómo el verdadero liderazgo resplandece en una honda frustración. Él se enfrenta a Aarón, pide a Dios que arregle el caos, al mismo tiempo que pide perdón para Israel. Dios le hace caso y le recuerda su cometido: (“Es frustrante Moisés, pero...”) “Ve, pues, ahora, lidera a este pueblo... Mi ángel irá delante de ti” (v. 34). La frustración no te exime de lo que tienes que hacer, - o de la presencia de Dios -. Haz lo que Él te ha mandado hacer. (2) Frustración con aquellos a los que les has dedicado tu vida. Volvamos de nuevo a Moisés, el pastor fundador de la Iglesia de los Críticos y los Desagradecidos. Una congregación de antiguos esclavos liberados, bendecidos abundantemente, en camino a la Tierra Prometida, pero sin ninguna rasgo de lealtad o gratitud al hombre que lo dio todo por ellos. Recién salidos de Egipto se volvieron contra Moisés acusándole, culpándole y reprochándoselo (Éxodo 14). ¿Se frustró Moisés y fue herido? ¡Claro que sí! Pero siempre que quería abandonar, deliberaba el asunto con Dios, oraba por su quejumbroso pueblo, recibía nuevas órdenes del centro de mando y al final volvía a su tarea. Eso es lo que los hombres y mujeres llamados por Dios hacen, cuando se sienten decepcionados y quieren abandonar. Lea la Biblia en Un Año: Levítico 11-13 14


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 15

Tratar con la frustración - Tercera parte “PERO TENEMOS ESTE TESORO EN VASOS DE BARRO” (2 Corintios 4:7) 17 de febrero

Finalmente hay: Frustración con nosotros mismos. Éste es, potencialmente, el tipo más extenuante de decepción, porque te puede envolver en una espiral de tal forma, que es difícil parar y de salir de ella. Pedro había jurado amor eterno y lealtad a Jesús. “Aunque tenga que morir contigo, no te negaré” (ver Mateo 26:33-75), y él lo decía de todo corazón, pero cedió a la presión de la crucifixión y negó tres veces conocer a Jesús. Más tarde, recordó Sus palabras “Antes que el gallo cante, me negarás tres veces”, y Pedro, con el corazón destrozado por su tremendo fracaso “saliendo fuera, lloró amargamente” (Lucas 22:62). Alguna vez te has preguntado: “¿Dios, cómo puedes usar a un desastre como yo?” Pedro no pudo cumplir sus propias expectativas y se deprimió. Pero Jesús no estaba sorprendido. Era muy consciente de los defectos de Pedro cuando le llamó al ministerio. Él también sabía que su tan directo y bravucón discípulo tenía un corazón tierno, por lo que le llenó de gracia en vez de quitarle el cargo. Fue a raíz de cuando Cristo ordenó a Sus discípulos, después de la resurrección: “Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea” (Marcos 16:7), que Él reafirmó la elección de Su fracasado discípulo. El resto de la historia de Pedro se encuentra en el Nuevo Testamento. Cuando (¡No si!) te enfrentas al fracaso: (a) no le añadas insultos al fracaso, dejando que la frustración te lleve a la desesperanza y desesperación. (b) Humíllate y arrepiéntete. Confiesa tu pecado; no te excuses, racionalices o culpes a las circunstancias, o a otras personas. (c) Recibe la gracia de Dios y Su perdón por la fe, no por tus sentimientos. No permitas que Satanás te convenza, de que tu caso está fuera del alcance de la gracia de Dios. (d) Busca toda la ayuda que necesites Lea la Biblia en Un Año: Levítico 14-15 para volver al camino; lo más pronto posible. 18 de febrero

Los privilegios y las obligaciones de la membresía

“SOIS… CONCIUDADANOS DE LOS SANTOS Y MIEMBROS DE LA FAMILIA DE DIOS… UN TEMPLO SANTO EN EL SEÑOR” (Efesios 2:19-21)

Si tus hijos están en la puerta de tu casa pidiéndote entrar, ¿qué pensarías? ¿No dirías más bien: “Pasad, sois carne de mi carne y sangre de mi sangre, os quiero, no tenéis que suplicar? Bueno, también nosotros podemos venir y acercarnos a la presencia de Dios en cualquier momento. Ya no somos “extranjeros ni forasteros… sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios… un templo santo en el Señor”. Los privilegios que tenemos: (1) Como “conciudadanos” representamos el reino de Dios en la tierra. Somos Sus embajadores (2 Corintios 5:20). “¿Y qué hace un embajador?” Te preguntas. Él está en contacto permanente con su rey, sabe que es lo que quiere y se preocupa de que su voluntad se cumpla. También sabe que no permanecerá allí indefinidamente, así que vive preparado para ser trasladado en cualquier momento. (2) Porque somos “miembros de la familia de Dios”, podemos acercarnos a Él en cualquier momento, con cualquier necesidad, sabiendo que Él nos va a recibir con amor. Dios es el padre que siempre quisiste tener, y tú eres el hijo que Él siempre quiso. Si tienes alguna duda, mira a la cruz; ahí ves lo mucho que Dios te valora. Pero recuerda, todos los miembros de una familia deben contribuir, ser leales y proteger el buen nombre de la familia. (3) Somos “un templo santo en el Señor”. En el Antiguo Testamento Dios tenía un templo para Su pueblo, pero ahora Dios tiene un pueblo para Su templo. La Biblia dice, “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual habéis recibido de Dios, y que no sois vuestros? Pues habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios” (1 Corintios 6:19-20). 15

Lea la Biblia en Un Año: Levítico 16-18


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 16

¡De sobrevivir a prosperar! “... PARA QUE SEÁIS MULTIPLICADOS Y ENTRÉIS Y POSEÁIS LA TIERRA...” (Deuteronomio 8:1) 19 de febrero

Finalmente, tras 400 años de esclavitud, Dios dio a los israelitas el derecho de poseer una tierra fértil y abundante a la que podían llamar su casa. Hasta ese momento, todo lo que habían poseído, se lo habían dado sus captores egipcios. La esclavitud había doblegado su voluntad, destruido su iniciativa y por consiguiente, para obtener la dependencia del pueblo hacia Él, tuvo que quebrar la que tenían con sus antiguos dueños. (La dependencia a otras personas, puede hacerte vulnerable y atrofiar tu crecimiento). Así que cuando Dios llevó a los israelitas a través del desierto, y los puerros y las cebollas de los que disfrutaban en Egipto ya no los tenían, se vieron forzados a desarrollar un apetito por el maná: ¡Algo que sólo Dios podía proveer! Entiende esto: Cuando Dios quita tu suministro o sistema anterior y te provee uno nuevo, no significa que el viejo no era bueno, sino que Él ha elegido una nueva forma de guiarte y proveerte. Cuando Dios te hace una promesa, siempre la cumple, pero tienes que estar dispuesto a deshacerte de la dependencia de otras personas. En el desierto los israelitas protestaron y refunfuñaron porque añoraban lo conocido, de lo que habían salido. ¡Pero no podían volver, de la misma forma que tú tampoco puedes! Cuando Dios dijo, “... Para que seáis multiplicados y entréis y poseáis la tierra...”. Su plan para ellos iba del sobrevivir al prosperar. Significaba ser destetado de la leche, de la dependencia de otras personas, a la vianda sólida de la dependencia de Dios. Pablo escribe: “No que seamos competentes por nosotros mismos... sino que nuestra competencia proviene de Dios” (2 Corintios 3:5). Cuando Dios te saca de tu zona cómoda, de camino a tu destino, no te sorprenda que pases por algún territorio desconocido, produciéndote ansiedad. Ésta es la única manera de ir desde la supervivencia a la prosperidad. Lea la Biblia en Un Año: Levítico 19-21

¡Busca la miel!

20 de febrero

“...Y HE AQUÍ, QUE EN EL CUERPO DEL LEÓN HABÍA UN ENJAMBRE DE ABEJAS, Y UN PANAL DE MIEL. Y TOMÁNDOLO EN SUS MANOS, SE FUE COMIÉNDOLO POR EL CAMINO” (Jueces 14:8-9)

En su libro “Las leyes del crecimiento de la vida” los autores Dan Sullivan y Catherine Nomura exponen: “El aprendizaje constante es esencial para el crecimiento en la vida. Puedes tener muchas experiencias en la vida y no ser más listo, a pesar de todo lo que has hecho, visto y oído. La experiencia por sí sola no es garantía de crecimiento. Pero si regularmente transformas tus experiencias en nuevas lecciones, convertirás cada nuevo día en una fuente de crecimiento. Las personas más listas son las que transforman hasta los más insignificantes hechos y situaciones, en grandes avances de pensamiento y de acción. Mira todo en la vida como una escuela; cada experiencia como una lección, y tu aprendizaje será siempre mayor, que tu experiencia”. En la vieja historieta Peanut, Charles Schulz le muestra a Charlie Brown en la playa un magnífico castillo de arena. Era una obra de arte. Según lo estaba admirando, una gran ola lo destruye. En la última viñeta, dice: “Tiene que haber una lección en todo esto, pero no sé lo que quiere decir en mi vida”. Así es como muchos de nosotros nos sentimos, ante una valiosa experiencia. Pasamos por ella, pero no crecemos. Asistimos a reuniones cuyo propósito es ayudarnos a aprender, y no ponemos en práctica nada con lo que hemos oído después de cerrar nuestros cuadernos. No te emociones con una lección, ¡Emociónate con el hecho de aprender! Y no aprendes realmente nada, hasta que no lo pones en práctica. Unos días después de haber matado un león, Sansón regresa al lugar de la victoria y descubre dos cosas en el cadáver del animal: (a) abejas, que pican y (b) miel que sabe dulce y “tomando el panel en sus manos”. En la vida, ¡haz caso omiso del dolor y no pares hasta alcanzar la miel! 16

Lea la Biblia en Un Año: Levítico 22-23


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 17

¡Usa lo que Dios te ha dado! “CONFORME AL PODER QUE DIOS DA” (1 Pedro 4:11) 21 de febrero

Pedro dice: “si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da”. Cuando Dios encarga una tarea, Él te da todo lo que necesitas para llevarla a cabo. De hecho, analizando tus habilidades esenciales puedes discernir tu llamado. Winston Churchill dijo: “A todos les llega en su vida un momento especial en el que alguien les da una palmada en la espalda y les ofrece la oportunidad de hacer algo especial, único y a la medida de su capacidad. Qué tragedia sería, si ese momento les llega sin estar preparados, ni cualificados para lo que podría ser su momento de gloria”. Quizás no siempre puedas ser lo que quieres ser, pero siempre puedes ser, lo que Dios quiere que seas. Y es por eso que Él nos encarga y nos da “a cada uno conforme a su capacidad” (Mateo 25:15). ¿Qué es lo que más te encanta hacer y lo haces sistemáticamente bien? ¿Es tu fuerte la música? ¿Los números? ¿Trabajar con niños? Pablo dice, “Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho” (1 Corintios 12:7). Lo que quiere decir es que, lo que a otros les parece aburrido, a ti te estimula y enriquece. La Biblia dice que Dios está construyendo una “casa espiritual” (1 Pedro 2:5). Y hay un lugar en ella, para cada uno de nosotros. Ser consciente de esta realidad, disipa el error de que tú no vales nada, porque no tienes los mismos talentos que otros. Además de definir tu responsabilidad, echando por tierra el mito de que tú tienes que hacerlo todo. No, tu objetivo debería ser mantenerte dentro de los límites del plan de Dios para ti. Así que, en vez de disculparte por las habilidades que no tienes, descubre los dones que Dios te ha dado y ponlos a trabajar para Su reino. Lea la Biblia en Un Año: Levítico 24-25

22 de febrero

“CIERTO HOMBRE DE LISTRA” (Hechos 14:8)

Lecciones de Listra

La Biblia dice, “Cierto hombre de Listra estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo de nacimiento, que jamás había andado. Éste oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos y viendo que tenía fe para ser sanado, dijo a gran voz: ¡Levántate derecho sobre tus pies! Él saltó y anduvo” (v. 8-10). Eso es extraordinario. Sin necesidad de meses de terapia para hacer que su sistema neurológico funcionase correctamente y sus atrofiados músculos se activasen, aquel hombre que no podía tenerse en pie, de pronto empezó a andar. Eso es como si tus cuadros se exhibiesen en un museo, sin haber asistido ni a una clase de pintura. Dios invierte los daños sufridos en el pasado, y te bendice con el éxito. Lo vives por Su poder y gracia. Así es cómo, algunas veces, Dios trabaja. Lo siguiente que leemos es, “Entonces la gente, al ver lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo… ‘¡Dioses con la semejanza de hombres han descendido a nosotros!’… Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas y se lanzaron entre la multitud, gritando y diciendo: ‘¿Por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros’” (Hechos 14:11-15). ¡Aquí estamos otra vez! Seguimos queriendo hacer dioses de las personas. Alguno de quien nadie ha oído hablar, da el do de pecho, gana una fortuna, se convierte en una estrella en dos días y lo tomamos como un modelo a seguir. ¡Señor, ayúdanos! Esto le pasa también a los predicadores. Luchan, Dios les bendice permitiéndoles construir un gran ministerio, y después la gente no puede hablar con ellos, si no han concertado una cita previa (a no ser que sea algún donante importante). Pablo y Bernabé no salieron a comprarse ropa acorde con su nueva imagen, o a contratar a un agente publicitario. No, ellos “rasgaron sus vestiduras” y gritaron “También nosotros, somos hombres”. ¡Despierta! La gente que ayer estaba adorando a Pablo, hoy le está apedreando. Moraleja: Sé humilde, ama a la gente, pero confía sólo en Dios. 17

Lea la Biblia en Un Año: Levítico 26-27


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 18

Escollos para los líderes

23 de febrero

“LA MANO DE LOS DILIGENTES DOMINARÁ” (Proverbios 12:24)

Si eres un líder intenta evitar estos escollos: (1) Microgestionar en vez de liderar. Gestionar a personas requiere tener ojo para los detalles, mientras que liderar implica compartir una visión, fijar unos objetivos y motivar. Y tú debes saber diferenciarlos. Cuando microgestionas en vez de liderar, la moral se desploma, porque la gente necesita tener objetivos claros y la libertad de pensar de cómo conseguirlos. No microgestiones, esto disminuye el sentido de “propiedad” de los que están por debajo y alrededor de ti, ya que es necesario para una buena dinámica de equipo para la solución de complicaciones. El Presidente Eisenhower dijo una vez: “Tira de la cuerda y ésta te seguirá a donde quiera que vayas. Empújala y no irás a ninguna parte”. (2) Confundir la lealtad individual con el trabajo en equipo. Es bueno trabajar con determinadas personas, pero también es importante para la gente depender “todos miembros los unos de los otros” (Romanos 12:5). Asegúrate de que todos los miembros formen parte del equipo, se sientan valorados y aprendan a relacionarse con los demás. (3) Tener miedo a probar cosas nuevas. Llevar a la gente hacia áreas nuevas significa que cometerán errores. Mientras que dejarles dentro de la misma rutina los mantendrá a ellos (y a ti) seguros, pero hincha de viento sus velas empujándoles a la motivación. Ser un líder significa arriesgarse con los errores que otros puedan cometer y morderte los labios y permitirles dar tumbos con lo desconocido. Como cuando un padre ora intensamente, cuando su hijo adolescente coge el coche por primera vez. Tienes que aceptar que algunos desafíos que a ti te atemorizan, para otros son liberadores. Salomón dijo, “La mano de los diligentes dominará” (Proverbios 12:24). Esto suscita una pregunta: Si tú estás liderando a otros, ¿Quién te lidera a ti? La mejor forma de liderar es ¡Seguir Lea la Biblia en Un Año: Números 1-2 a Dios y obedecer Su Palabra! 24 de febrero

“[JESÚS] FUE TENTADO SEMEJANZA” (Hebreos 4:15.)

EN

TODO

Jesús comprende

SEGÚN

NUESTRA

Algunas veces nuestros amigos bien intencionados dicen: “Sé cómo te sientes”. Pero en lo más profundo pensamos: “no, estoy seguro de que no tienes ni idea”. ¡Pero Jesús sí, nos comprende! Él “fue tentado en todo según nuestra semejanza”, por lo que Él puede interpretar y presentar nuestros sentimientos ante Dios. Él lo hace. Cuando oras en el nombre de Jesús, vaciando tu corazón ante Dios, Jesús actúa como tu abogado defensor y dice, “Padre, yo sé cómo se siente esta persona. Sé lo que es estar bajo la presión del pecado. Me presento con este hijo Tuyo que necesita Tu ayuda”. Dices: “Pero Jesús no tenía pecado, ¿Puede Él sentirse como yo me siento realmente?” Sí, puede. De hecho, debido a su pureza, siente el dolor del pecado mucho más. Tal vez ayude una ilustración. En nuestro día a día, convivimos con millones de gérmenes a nuestro alrededor, e incluso en nosotros mismos. Como no estamos en un ambiente esterilizado, no los sentimos y aprendemos a convivir con ellos. Pero en un quirófano la situación es muy diferente. Ahí, cualquier tipo de contaminación por gérmenes, es una amenaza real que requiere la atención de todo el personal. Por lo que se tiene que esterilizar todo, ya que una bacteria puede matar a un paciente. La pureza de la sala, exige una absoluta atención ante la presencia de cualquier impureza que pueda producir una infección, por diminuta que ésta sea. Jesús nos entiende en nuestra situación, dado que Él está enemistado con el pecado y es sensible a cualquier asomo del mismo. De manera que, ¡Jesús comprende las dificultades por las Lea la Biblia en Un Año: Números 3-4 que estás pasando! Informa a tus amigos que tengan e-mail que pueden recibir la edición electrónica. Sólo tienen que suscribirse en: palabra-subscribe@yahoogroups.com 18


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 19

Muchos lectores nos envían sellos de Correo de elevado valor (5 Euros por ejemplo) que podemos usar en cajas de 30 ejemplares para enviarlos a la América del Sur, donde el costo es de 14,35 Euros por cada una y enviamos 85.

¿ESTÁS EN LA CÁRCEL O TIENES ALGÚN FAMILIAR EN ELLA?

Si es así y quieres alcanzar la verdadera libertad, ¿por qué no te pones en contacto con nosotros? Créenos, puesto que te estamos hablando de nuestra propia experiencia, sabemos que te podríamos ayudar a encontrarla. Vamos, pues, ¡ANÍMATE! No te sientas solo/a; tienes a DIOS a tu favor y también nos tienes a nosotros. Además, disponemos de música, estudios bíblicos y sobre todo, mucho calor cristiano. Telefonéanos o escríbenos a: Asociación DARSE (Paco Mata o Esteban) Saturnino Tejera 6, 28025 - MADRID (España) Tfnos.: 647 680 623 y 627 343 606

www.darseweb.org darsedarse@yahoo.es

19


PrintermanMaster1.qxp

25 de febrero

15/12/08

15:09

Page 20

Cómo luchar para que todos ganen - Primera parte

“MIRAD QUE TAMBIÉN NO OS CONSUMÁIS UNOS A OTROS” (Gálatas 5:15)

Las relaciones sanas no están exentas de conflictos, sino que resuelven los conflictos. El problema es: luchamos para obtener victorias, no soluciones. El resultado es: uno gana, el otro pierde, y la relación ¡sufre! A continuación tienes unos cuantos consejos prácticos, para que cuando luches, ambas partes ganen: 1) Las diferencias son inevitables, normales y potencialmente beneficiosas. Son inevitables porque las relaciones unen a personas muy distintas. Son normales, porque todas las relaciones, incluyendo las mejores, experimentan diferencias. Y son potencialmente beneficiosas porque, manejadas eficazmente, las relaciones crecen por medio de ellas. 2) Aquí tienes 3 aspectos de enfocar los conflictos: (a) El que los evita. Éstos son los del “déjalo pasar” y “no lo muevas, que es peor”. Temen la confrontación, por lo que entierran sus sentimientos, ignorando que se están enterrando vivos y saldrán a relucir tarde o temprano. Dejan de hablar, acumulan tensión hasta explotar, e invitan a que enfermedades físicas o emocionales, hagan su aparición. Entretanto, se acumulan las ofensas, se multiplican los problemas sin resolver, y los asuntos pendientes erosionan la relación. (b) El que ataca. Éstos son los del “el que da primero, da dos veces”; luchadores despiadados que se niegan a rendirse, e infringen profundas heridas en los otros. La Biblia dice, “Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros” (Gálatas 5:15). El ataque provoca el contraataque. Ambas partes atacan y no se resuelve nada. (c) El estilo del acercamiento. Éstos son de aquellos que piensan que “no hay nada más importante que una buena relación”. Son sensibles a los sentimientos de los demás, pero insisten en enfrentar directamente los temas importantes. Evitan culpar, enfrentan el conflicto, no al individuo, e invitan al otro a trabajar conjuntamente en la solución del problema y a ¡salvar la relación! 26 de febrero

Lea la Biblia en Un Año: Números 5-6

Cómo luchar para que todos ganen - Segunda parte

“... SIGUIENDO LA VERDAD EN AMOR, CREZCAMOS…” (Efesios 4:15)

Hay dos maneras de decir la verdad: la de “dar tu opinión”, lo que hace que la zanja sea más profunda, o la de la Biblia: “siguiendo la verdad en amor”, que resuelve los conflictos y fortalece la relación. Imagínate a una pareja, que discute porque él habitualmente llega tarde. ¿Cómo puede ella hablar “la verdad en amor” y hacerse entender? Existen cinco pasos que son efectivos para el matrimonio, la amistad y el trabajo. Ella puede decirle a él: (1) “Me siento frustrada”. Sin culpar, sin atacar, sólo una expresión sincera de su propia emoción. (2) “Llegas tarde”. Sin juzgar, sin calificar o etiquetar, sólo una descripción precisa del hecho. (3) “Me parece que mi tiempo no es verdaderamente importante para ti”. Sin moralizar, sólo compartiendo sinceramente sus sentimientos. (4) “Por favor intenta ser puntual, o llámame y dime cuándo vas a llegar”. En vez de centrarse en las acciones pasadas que él no puede cambiar, ella le está diciendo, que le gustaría que él actuara de otra manera la próxima vez. (5) “¿Quisieras hacer esto por mí?” Sin demandas, ni exigencias. Pidiendo consideración y cooperación únicamente. Si él accede, consiguen un “contrato”. Ella se lo agradece sinceramente, y le recompensa cada esfuerzo que él hace para mantener su palabra. Ella ha conseguido amoldar a su cónyuge, convirtiéndole en su aliado, no en su enemigo, redefiniendo el objetivo común a ambos, y no como algo que sólo le obliga a él. La Biblia dice que “¿Andarán dos juntos si no estuvieren de acuerdo?” (Amós 3:3). Por lo tanto hagámoslo así. 20

Lea la Biblia en Un Año: Números 7-9


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 21

Visión nocturna - Primera parte

27 de febrero

“¿QUIÉN DE ENTRE VOSOTROS TEME A JEHOVÁ…? EL QUE ANDA EN TINIEBLAS Y CARECE DE LUZ CONFÍE EN EL NOMBRE DE JEHOVÁ” (Isaías 50:10)

Dios nos promete paz, pero no una navegación tranquila ni inmunidad ante los problemas de la vida. La Biblia dice que “El que anda en tinieblas y carece de luz confíe en el nombre de Jehová”. Mira tu Biblia: (a) Job vivió una vida ejemplar; no obstante, lo perdió todo. Confundido y perplejo exclamó “Cercó mi vallado mi camino, y no pasaré; y sobre mis veredas puso tinieblas” (Job 19:8); (b) Jeremías, tras predicar a un pueblo rebelde que le azotó y le encarceló, dijo: “¡Ay, si mi cabeza se hiciera agua y mis ojos fuentes de lágrimas, para llorar día y noche” (Jeremías 9:1). (c) Pablo sufrió tanto, que “perdió la esperanza de conservar la vida” (2 Corintios 1:8). La fe es como un rollo de película, se rebela en la oscuridad. Los momentos oscuros, nos obligan a apoyarnos en Dios de un modo que no haríamos normalmente. La verdad es que si nuestra fe no se pusiese a prueba, no estaríamos motivados para buscar a Dios y acercarnos a Él. Edward Mote escribe: “Cuando la oscuridad parece ocultar Su rostro, yo descanso en Su inmutable gracia. Cuando mi alma se rinde, Él es mi esperanza. En Cristo permanezco, la roca sólida que me sostiene rodeado de arenas movedizas”. Es fácil alabar a Dios cuando tienes buena salud, y no debes ninguna factura. Es cuando la luz se convierte en tinieblas que descubrimos de lo que está hecha nuestra fe y dónde realmente ponemos nuestra confianza. Es en esos momentos cuando desarrollamos ¡La visión nocturna! Lea la Biblia en Un Año: Números 10-12

Visión nocturna - Segunda parte

28 de febrero

“Y TE DARÉ LOS TESOROS ESCONDIDOS, Y LOS SECRETOS MUY GUARDADOS” (Isaías 45:3)

A veces, Dios no nos dice el por qué de las cosas, porque quiere que Le conozcamos a Él. En el Salmo 23, David pasa desde hablar acerca Dios, “Jehová es mi pastor”, a hablar con Él, “porque tú estarás conmigo”. ¿Qué pasó entre medias? David aprendió que no importaba lo oscuro del camino, el Señor estaba allí para guiarle. Descubrió que era mejor caminar por el valle con Dios, que estar en la cima de la montaña solo. Dios no siempre ilumina el camino de antemano, pero lo que sí promete: “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás ni la llama arderá en ti” (Isaías 43:2). Cuando te sientes derrotado y hundido, ¡Reclama la promesa! Job tenía muchas preguntas sin respuesta, pero cuando empezó a entender la diferencia entre la razón y la relación, le dijo a Dios, “De oídas te había oído, pero ahora mis ojos te ven” (Job 42:5). Cuando no puedes encontrar la razón, confía en la relación. Dios no te fallará. Al contrario de lo que piensas, la oscuridad no es siempre la obra del enemigo. A veces, es una de las mejores herramientas de enseñanza que Dios tiene. “Cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar… Todos le veían y se turbaron” (Marcos 6:48-51). Conoces al Señor atravesando tormentas con Él. El salmista dijo, “Aun las tinieblas no encubren de ti, y la noche resplandece como el día; ¡lo mismo te son las tinieblas que la luz!” (Salmos 139:12). Así que en vez de huir de tus problemas, pídele a Dios que desarrolle una visión nocturna para que puedas ver “los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados”. Lea la Biblia en Un Año: Números 13-15; Salmo 90

Informa a tus amigos que tengan e-mail que pueden recibir la edición electrónica. Sólo tienen que suscribirse en: palabra-subscribe@yahoogroups.com 21


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 22

Visión nocturna - Tercera parte

1 de marzo

“...ANDAD A LA LUZ DE VUESTRO FUEGO Y DE LAS TEAS QUE ENCENDISTEIS. DE MI MANO OS VENDRÁ ESTO; EN DOLOR SERÉIS SEPULTADOS.” (Isaías 50:11)

Cuando la oscuridad por la que estás atravesando, está ordenada por Dios, no intentes crear tu propia luz: “…pues andad a la luz de vuestro fuego y de las teas que encendisteis. De mi mano os vendrá esto: en dolor seréis sepultados”. Abraham decidió encender su propio fuego, cuando la promesa de Dios de un heredero, no se materializó a tiempo. Cansado de esperar, decidió hacerlo por su cuenta y tuvo a Ismael, creando unos problemas que durarían por generaciones. Dios ya había prometido liberar a Israel, pero Moisés quería hacerlo él solo y a su manera. Como resultado, mató a un egipcio y pasó los siguientes 40 años en el desierto (Éxodo 2:11-15). Pedro prometió seguir a Jesús a la cárcel y hasta la muerte (Lucas 22:33), pero como no esperó instrucciones, acabó cortándole la oreja a un hombre inocente. Cuando estás en la oscuridad por designio divino, no tienes nada que temer, Dios te sacará de allí. ¿Por qué estamos tan seguros? Porque la Biblia nos hace grandes promesas como: “Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos” (Salmos 112:4), y “porque un momento será su ira, pero su favor dura toda la vida” (Salmos 30:5). Los cuarenta días que Moisés pasó solo en la montaña, la estadía de Elías en el monte Horeb y los años que pasó Pablo en el desierto arábigo, no fueron experiencias perdidas; eran parte del plan de Dios. Jesús dijo, “Lo que os digo en tinieblas, decidlo en la luz” (Mateo 10:27). Observa dos cosas en estas Escrituras: (1) Es en tus peores momentos cuando Dios te da tus mejores visiones. (2) La gente te oirá porque te “has ganado el derecho a hablar”. Así que abrázalo y deja que Dios te enseñe cosas, que sólo se pueden aprender en la oscuridad. Lea la Biblia en Un Año: Números 16-17

Saber en qué época estás

2 de marzo

“… Y QUE INSTES A TIEMPO Y FUERA DE TIEMPO” (2 Timoteo 4:2)

Vivimos la vida por épocas y las épocas tienen su principio y su final. Así que la diversidad es la clave de la longevidad. Si no entiendes esto, puedes perder el sentido del propósito porque cuando una época se acaba, no tienes nada que llevarte a la siguiente. Es por esto que los buenos agricultores siempre rotan sus cosechas. Plantan trigo en un campo y tras cosecharlo, lo aran y lo dejan descansar. Al mismo tiempo están ocupados plantando patatas en otro campo, por lo que ese campo seguirá el mismo proceso. En la primavera invierten el orden y donde plantaron trigo, ahora plantan patatas y así sucesivamente. Cuando Pablo le dijo a Timoteo: “que instes a tiempo y fuera de tiempo”, le estaba alentando a que extendiera su horizonte espiritual. En el caso de Timoteo, él necesitaba comprender que hay un tiempo para corregir a las personas y otro tiempo para confortarlas (2 Timoteo 4:25). El tiempo es importante. El salmista comparó al hombre bienaventurado con un “árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo” (Salmos 1:3). Para triunfar, ¡Debes reconocer la época en la que estás! Y también tienes que entender que a Dios le importa más la profundidad de tus raíces que la altura de tus ramas; está más interesado en la calidad que en la cantidad. Por eso toma tus luchas y las usa para cultivar el tipo de suelo (y alma) necesario para producir buen fruto. Y una cosa más, de vez en cuando, permitirá que soplen tormentas que arrastren a las personas y las cosas que dificultan lo que Él está obrando en ti. 22

Lea la Biblia en Un Año: Números 18-20


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 23

Somos una iglesia que funciona al estilo del Nuevo Testamento con un mensaje para HOY

La gran mayoría de las personas que PODRÍA asistir a una iglesia, elige no hacer tal cosa.

La iglesia en la cuál nació y a la que sirvieron sus antepasados “desde la cuna hasta la sepultura”, ha llegado a ser mucho menos relevante en un mundo donde la comunicación es instantánea y en donde los gobiernos están más ocupados con cumplir lo que ellos llaman justicia social que con los valores cristianos. Naciones tan grandes como Gran Bretaña, Norteamérica y España, que propagaron el mensaje del evangelio del nacimiento virginal de Jesús (el Hijo de Dios), de su vida sin pecado, de la expiación a través de su crucifixión, muerte y resurrección para estar con su Padre desde donde Él envió al Consolador, se han alejado tanto de las verdades bíblicas que cristianos en África y Sudamérica se han lanzado a evangelizar a Europa y al América del Norte, responiendo así a la llamada de Dios.

Hoy, los que no religiosos están buscando a personas cuyas vidas realmente hayan sido cambiada, verdaderos discípulos de Cristo que sientan compasión y preocupación por otras, que les ayuden como puedan para salir de la pobreza y de la injusticia, para que -a su vez- ellos se preocupen por y se concentren en cómo cambiar el destino eterno de sus familiares∫ sus amigos y sus vecinos, haciendo que encuentren a Dios para que tengan una relación personal con Él a través de su Hijo Jesucristo.

La Iglesia Anglicana Independiente Mundial está a la vanguardia de la re-evangelización de esos países que no merecen tener el título de cristianos, intentando establecer congregaciones donde no existen actualmente, iniciadas por hombres que demuestren amor para las personas perdidas, que estén motivados por las Sagradas Escrituras y ungidos por el Espíritu Santo para la tarea que “desvalíje” el infierno con el propósito de llenar el Cielo. Nuestros líderes tienen Sucesión Apostólica a través de la “imposición de manos” que se remonta a los tiempos de los discípulos y apóstoles de Jesús.

Si sientes la llamada de Dios en tu vida y quieres iniciar una congregación pionera allá donde vives, escribenos unas palabras, dinos algo de ti y te ayudaremos a lo largo del camino de la obediencia y del discernimiento.

Iglesia Episcopal Anglicana Internacional Av. Lepanto 17, 3º, 6ª 03730 JÁVEA (Alicante) España europe@mercuryin.es 23


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 24

La alegría de dar - Primera Parte

3 de marzo

“CADA UNO PRESENTARÁ SU OFRENDA CONFORME A LA BENDICIÓN QUE JEHOVÁ, TU DIOS, TE HAYA DADO” (Deuteronomio 16:17)

Hay más de 2.000 menciones en la Biblia relativas al dinero, y al dar. Aquí hay dos: a) “cada uno presentará su ofrenda conforme a la bendición que Jehová, tu Dios, te haya dado”; b) “Cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre” (2 Corintios 9:7). Y aquí tienes dos historias sobre la alegría de dar, dignas de meditar sobre ellas: Oseola McCarty, de ochenta y siete años de edad, hizo una sola cosa durante toda su vida: lavar, por lo que ahora es famosa. Durante décadas ganaba 50 céntimos por lavado para las familias ricas de Hattiesburg, Mississippi, prefiriendo una tabla de lavar a una lavadora. Todas las semanas ponía un poquito en su cuenta de ahorros. Cuando finalmente se jubiló, preguntó en el banco cuánto dinero tenía: “250.000 dólares” le dijeron. ¡Casi le da algo! “Tengo mas de lo que necesito”, dijo. Así que esa tímida lavandera, soltera, donó 150.000 dólares a la Universidad de Mississippi del Sur para ayudar a los jóvenes afroamericanos a ir a la universidad. “Es mejor dar que recibir”, les dijo a los periodistas. “Yo lo he probado”. Presbiterianos escoceses, establecieron iglesias en Ghana hace más de 100 años. Sus cultos actualmente, recuerdan a los de antaño. Pero han venido permitido algunas tradiciones africanas en sus alabanzas. Ahora la gente baila durante la ofrenda. La música suena y todos se acercan bailando a la cesta de la ofrenda. Según el misionero que me lo contó, la ofrenda es el único momento del culto en el que la gente sonríe. No hay duda, ¡Dios también sonríe! Lea la Biblia en Un Año: Números 21-22

La alegría de dar - Segunda Parte

4 de marzo

“CADA UNO PRESENTARÁ SU OFRENDA CONFORME A LA BENDICIÓN QUE JEHOVÁ, TU DIOS, TE HAYA DADO”

(Deuteronomio 16:17) La película ganadora de un Óscar, La lista de Schindler, es la historia de los esfuerzos de un hombre por sacar el máximo de una oportunidad extrema. Como director de una fábrica de munición en Alemania, Schindler decidió usar su puesto para salvar vidas. Empleándoles en su fábrica, Schindler podía rescatar condenados judíos a las cámaras de gas. Pero mantenerlos era costoso. Poco a poco, vendió sus posesiones personales para mantener el negocio a flote. Al final de la historia, los nazis son derrotados. El verdadero alcance de los esfuerzos de Schindler se revela al final, cuando se cuentan los muertos y los vivos vuelven a la libertad. En una escena, en la que Oskar Schindler está arrodillado junto a los raíles del tren que condujeron a miles de judíos a la muerte, le asalta un pensamiento alarmante: podía haber salvado a algunos más. Abrumado por el pesar, se lamenta de los pocos bienes que le quedan. Si hubiera sabido cuándo iba a terminar la guerra, podría haber hecho más. Pero ahora era demasiado tarde. Oskar Schindler es un héroe. Se le atribuye haber salvado más vidas durante la Segunda Guerra Mundial que cualquier otra persona. Pero curiosamente, él solo podía pensar en lo que no había conseguido hacer; deseaba haber hecho más. Podemos aprender una lección muy poderosa sobre el dar, a través de este hombre. Porque de la misma manera, incluso dadores alegres mirarán hacia atrás en sus vidas y desearán haber hecho más. Y para los que nunca dieron nada, o dieron menos de lo que podían, imagina sus pensamientos cuando estén delante de Dios en la auditoría final para dar cuenta de lo que hicieron con su dinero, Lea la Biblia en Un Año: Números 23-25 ¡y sean recompensados en consecuencia!

Pide un ejemplar extra para dar a un amigo (ver página 32) 24


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 25

Reglas o relaciones

5 de marzo

“NO QUE ESTEMOS CAPACITADOS PARA HACER ALGO POR NOSOTROS MISMOS” (2 Corintios 3:5)

¿Te has fijado alguna vez en lo que hace alguien que lleva a su perro con una correa y el perro no quiere ir donde va el dueño? El dueño arrastra continuamente de la correa, tirando del perro una y otra vez, diciéndole “deja eso”, “vuelve aquí”, “no hagas eso”. Ésta es la forma en la que vivimos muchos de nosotros. Estamos atados con una correa de leyes. Nuestras vidas consisten en “deja eso”, “vuelve aquí”, “no hagas eso”. Sólo que en términos de: “lee la Biblia, ora, ve a la iglesia, paga tus diezmos, da testimonio”. Ahora bien, esas son las cosas que deberíamos estar haciendo, pero Dios nunca quiso que las hiciéramos atados con una correa. Qué diferencia cuando ves a un perro y a su dueño que se entienden. El perro no necesita una correa para salir a pasear. El dueño sólo tiene que decir algo para que el perro responda. No es que nos estemos comparando con perros, estamos comparando una vida cristiana basada en obras con una vida cristiana basada en una relación. ¡Una gran, grandísima diferencia! Pablo escribe: “No que estemos capacitados para hacer algo por nosotros mismos, al contrario, nuestra capacidad proviene de Dios, el cual asimismo nos capacitó para ser ministros de un nuevo pacto, no de la letra, sino del Espíritu, porque la letra mata, pero el Espíritu da vida” (2 Corintios 3:5-6). Cuando Dios te redimió, Él escribió Su ley en tu corazón y en tu mente (Hebreos 10:16). Lo que significa que Él quiere relacionarse contigo desde tu interior. No deberías necesitar un sistema de leyes externo para “mantener el rumbo”, porque has interiorizado la Palabra de Dios y tienes un deseo de obedecerle y complacerle, que viene de tu corazón. Lea la Biblia en Un Año: Números 26-27

Cuando Jesús vuelva

6 de marzo

“PERO A LA CUARTA VIGILIA DE LA NOCHE, JESÚS FUE A ELLOS”

(Mateo 14:25) La cuarta vigilia va desde las 3:30, hasta las 6:00 de la mañana. ¡Es de noche cuando Dios hace Su mejor trabajo! Cuando los israelitas se toparon con el Mar Rojo, leemos: “Moisés extendió su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirara por medio de un recio viento oriental que sopló toda aquella noche” (Éxodo 14:21). Durante la guardia de la medianoche, Gedeón derrotó a los madianitas (Jueces 7:19-24). Jesús resucitó antes del “amanecer” (Mateo 28:1). Mateo dice, “Pero a la cuarta vigilia de la noche, Jesús fue a ellos andando sobre el mar. Los discípulos, viéndolo andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y gritaron de miedo. Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo! Soy yo, no temáis” (Mateo 14:25-27). Observa dos cosas importantes: (1) Jesús esperó hasta que la tormenta se desató fuertemente, y ellos habían perdido toda esperanza de salvarse. Esto se debe, a que Dios determina el horario para nuestra liberación, y Él nunca llega tarde. (2) Los discípulos no le reconocieron hasta que Él no se reveló a ellos. A menudo la respuesta que necesitas está a tu lado, pero tú no la reconoces, hasta que Dios te la revela. En otra ocasión, “Aconteció que estando Jesús junto al Lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él… Vio dos barcas… Entró en una de aquellas barcas, la cual era de Simón y le rogó que la apartara de tierra un poco. Luego, sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud” (Lucas 5:1-3). En ese momento, para Pedro habría sido tentador sentirse importante, pensando que el maestro necesitaba su barca. No, Dios no necesita nada de lo nuestro para cumplir Sus propósitos, ni nuestras credenciales, ni nuestro talento, o nuestros medios. Así que sé humilde y, ¡No tengas miedo! Cuando Jesús se acercó a los discípulos aquella noche, Él iba “andando sobre el mar”. Dios está por encima de la situación. Ten paz, Él va a hacer todo lo necesario para alcanzarte y salvarte. Tu problema es sólo una plataforma sobre la que mostrar Su poder y obrar a tu favor. 25

Lea la Biblia en Un Año: Números 28-30


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 26

Servir a Dios con un párpado

7 de marzo

“EL ÁNIMO DEL HOMBRE LE SOSTENDRÁ EN SU ENFERMEDAD” (Proverbios 18:14)

David Rabin era profesor de medicina de la Universidad Vanderbilt. Cuando tenía cuarenta y seis años se le diagnosticó el mal de Lou Gehrig. Él sabía lo que le iba a pasar. Rigidez en las piernas, luego debilidad general, parálisis en los miembros inferiores y más tarde en los superiores. Con el tiempo, su cuerpo no obedecería a sus órdenes. Podía susurrar palabras con gran dificultad y tarde o temprano ni siquiera eso. Perdió su capacidad para tratar pacientes y no podía ir a trabajar al hospital. Había tenido un brillante expediente académico, pero ya no podía ni pasar las páginas de un libro. Pero había algo que no rendiría jamás: ¡Su espíritu! Un día, por medio de un colega médico que también padecía el mal de Lou Gehrig, supo de un ordenador que podía funcionar accionando una sola tecla y que podía ser activada utilizando cualquier músculo del cuerpo. David todavía tenía suficiente fuerza en una parte del cuerpo, en un párpado. Así que durante los cuatro años siguientes lo utilizó para hablar con su familia, contar chistes, leer y escribir. Continuó con la práctica de la medicina, dio clases a estudiantes de medicina y publicó un extenso manual sobre endocrinología, con el que obtuvo un premio prestigioso. Y todo lo hizo con lo único que podía usar, un párpado. La Biblia dice: “El ánimo del hombre le sostendrá en su enfermedad”. David Rabin demostró que eso es cierto. Con un espíritu que se negó a rendirse y un párpado, ¡Sirvió a Dios y bendijo a los que Lea la Biblia en Un Año: Números 31-32 tenía a su alrededor!

Si Vd. no recibió esta copia directamente desde nuestra oficina, rellene el impreso de la página 32 y envíenoslo debidamente cumplimentado para asegurarse de que recibirá el próximo número antes de que comience el trimestre.

¿Por qué necesitas una iglesia?

8 de marzo

“PERO TODOS LOS MIEMBROS DEL CUERPO, SIENDO MUCHOS, SON UN SOLO CUERPO” (1 Corintios 12:12)

Hay una maravillosa historia sobre Jimmy Durante, uno de los mejores artistas. Se le pidió que hiciera un espectáculo para los veteranos de la Segunda Guerra mundial. Él les dijo que estaba muy ocupado pero que si aceptaban que hiciera un monólogo corto, para seguir con otra actuación, lo haría con gusto. Aceptaron. Pero cuando Jimmy se subió al escenario y empezó con el monólogo, siguió y siguió. Finalmente saludó una vez más, y se marchó. Detrás del escenario alguien le preguntó: “Pensé que sólo tenía unos breves minutos, ¿Qué pasó?” Jimmy respondió, “puede verlo usted mismo si observa a los de la primera fila”. Allí había dos veteranos, los dos habían perdido un brazo en la guerra. Uno había perdido el brazo derecho y el otro el izquierdo, pero juntos podían aplaudir, y eso es lo que estaban haciendo, aplaudiendo fuerte y efusivamente. Ésta es una ilustración de lo que pasa en la iglesia: “Pero ahora son muchos los miembros pero el cuerpo es uno solo”. Y así es con el “cuerpo” de Cristo. Pero para beneficiarte de ello, debes asistir y una vez allí debes relacionarte con los demás para conocerles y que te conozcan, para fortalecerles y ser fortalecido. Sólo calentar el asiento no beneficiará a nadie. La persona que tienes al lado puede ver lugares que tú no ves. Necesitas su consejo, corrección y consuelo, y él necesita el tuyo. Cuando Lea la Biblia en Un Año: Números 33-34 sucede así, la iglesia funciona como es debido. Unos 15 o 20 lectores asiduos dan ofrendas todos los meses para que se pueda distribuir este devocional en las cárceles y en aquellos países donde los lectores no pueden suscribirse ellos mismos (por razones de pobreza u otras restricciones). ¿Te está llamando Dios a unirte a ese grupo que apoya La Palabra Para Hoy de manera tan excepcional? 26


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 27

La importancia de las cosas pequeñas “EL QUE SIEMBRA GENEROSAMENTE, GENEROSAMENTE TAMBIÉN SEGARÁ” (2 Corintios 9:6) 9 de marzo

¿Has ido alguna vez a un restaurante, con alguien que se gasta 14€ en un almuerzo y después duda qué propina dejar? Tiene 2€, pero sabe que dejar sólo uno, puede considerarse una tacañería; entonces: ¿Dejo dos? ¡Ni hablar! Eso es demasiado. Así que pierde 10 minutos buscando cambio para dejar 1,50 y quedarse con 50 céntimos, en vez de “sembrar generosamente”, y dejar un poco más. ¿Qué habría pasado si deja los dos euros? Le habría hecho el día al camarero. 50 céntimos no parece mucho, pero el mensaje que conlleva puede ser muy importante para alguien. Está diciendo: “Gracias, has hecho un buen trabajo, aprecio lo que has trabajado, vales mucho”. Tal vez ese mensaje se pierda, el camarero se guarde la propina sin mirarla, pero, “El que siembra generosamente, generosamente también segará”. ¡Qué oportunidad se nos presenta!: Podemos aumentar la felicidad de otros, o bendecirnos a nosotros mismos sólo con unos céntimos. Éste es sólo un pequeño ejemplo de las muchas formas en las que con poco que hagamos, podemos tener repercusiones sorprendentes. Los pequeños actos de cortesía marcan la pauta del día. Caminar la milla extra, tanto si se trata de una propina mayor, de una frase agradable, de un regalo inesperado o de abrirle la puerta a alguien, cuesta muy poco, pero te da mucho. Y un pensamiento más: podemos tener una fe que mueve montañas, entender y explicar las doctrinas más profundas de la Biblia, obtener una altísima puntuación en santidad personal y, sin embargo, la Palabra de Dios dice que sin amor “nada soy” (1 Corintios 13:2). Lea la Biblia en Un Año: Números 35-36

Mantén la calma

10 de marzo

“PERO LA SABIDURÍA QUE ES DE LO ALTO ES PRIMERAMENTE PURA, DESPUÉS PACÍFICA” (Santiago 3:17)

¿Has tenido alguna vez una discusión antes de entrar en la iglesia y te has sentido como un hipócrita durante todo el culto? Recuerda esto: el enemigo sabe que la Palabra de Dios, sólo “se siembra en paz” (Santiago 3:18), por lo que él hará cualquier cosa para evitar que la recibas, y seas bendecido por ella. Y por eso mismo, debes hacer todo lo que esté en tu mano, para mantener la paz. ¡Hay mucho poder en la paz! Si el diablo no es capaz de enfadarte, no tiene ningún poder sobre ti. Sólo toma el control cuando tú lo pierdes. Él quiere enfadarte para robarte la paz, confundirte y hacerte perder el rumbo. ¡No se lo permitas! Santiago escribe, “Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica”. En “El Mensaje”, Eugene Peterson parafrasea este versículo: “La verdadera sabiduría, la sabiduría de Dios, empieza con una vida santa y se caracteriza por llevarse bien con los demás. Es caballerosa y razonable, desbordante de piedad y de bendiciones, no arrolladora un día, y gélida el siguiente; no es hipócrita. Sólo puedes conseguir una comunidad sana y robusta que vive con Dios y disfruta de los resultados, si haces los deberes de llevarte bien con todos, tratándoles con dignidad y honor” (v. 1718). Fíjate en que llevarse bien con los demás, puede ser un trabajo duro. Así que, la próxima vez que estés a punto de estallar por cualquier causa, pregúntate: “¿Qué está intentando hacer el enemigo conmigo?” “¿Si me dejo llevar por estas emociones, cuál va a ser el resultado?” Cuando estás estresado, pierdes el gozo, y cuando pierdes el gozo, pierdes las fuerzas. “No os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza” (Nehemías 8:10). Así que hoy ora, Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 1-2 ejercita el autocontrol y mantén la calma. El plan de lectura de la Biblia para 2009 está tomado de bibleplan.org y presenta la Escritura en orden CRONOLÓGICO. 27


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 28

Empieza el día con Dios

11 de marzo

“DE MAÑANA ME PRESENTARÉ DELANTE DE TI Y ESPERARÉ”

(Salmos 5:3) Creemos que nosotros cargamos con todo el peso, ¡pero no es así! Este mundo es de Dios, no nuestro. Al inicio de cada día, Dios nos recuerda que Él hace Su voluntad, controla los resultados, y que le importan todos los detalles de nuestras vidas. El ánimo con el que empezamos cada mañana marca el curso de todo el día, así que prueba esto: Cada mañana, nada más levantarte, reúnete con Dios unos minutos. No intentes que dure una hora, empieza con cinco minutos. Planifica el día. Si tienes un calendario, míralo con Jesús. Según lo examinas, tal vez tengas alguna preocupación. Déjasela a Él. Quizás recuerdes alguna reunión o problema específico que te inquiete. Pídele sabiduría. Si no te da una respuesta inmediata, acéptalo, porque Él quiere que confíes en Él. Tiene algo mejor en mente, algo en lo que tú todavía no has pensado. Muchos de nosotros empezamos el día con ansiedad, con prisas, con temor o estresados. Pero no tenemos necesidad de estar así. Vamos a empezar el día de todas formas, ¿Por qué no empezarlo con Jesús? ¿Tenemos una oferta mejor? Tenemos un primer pensamiento, una primera palabra, así que, ¿por qué no, que sea de Dios, ante Quién, todas nuestras ansiedades desaparecen? Podemos hacerlo. Realmente podemos. Podemos empezar el día con Dios. Dedícate un momento a meditar esta Escritura: “De mañana sácianos de tu misericordia, y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días” (Salmos 90:14). 12 de marzo

Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 3-4

Tu historial declictivo ha sido cancelado

“ÉL ANULÓ EL ACTA DE LOS DECRETOS QUE HABÍA CONTRA NOSOTROS” (Colosenses 2:14)

¿Te gustaría que se hiciera pública una lista de todos tus pecados y defectos? Vaya broma ¿eh? ¿Existe quizás esa lista? Pues sí, y es bastante larga. En ella se detallan todas las malas decisiones que has tomado, los hechos más odiosos, las actitudes despiadadas, los prejuicios, la codicia, la lujuria, las mentiras. La Biblia dice que Dios las tiene todas anotadas. Pero nunca has visto tú esa lista, ¿verdad? Ni tú, ni nadie la ha visto. Y eso es porque: “[Jesús] os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados. Él anuló el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, y la quitó de en medio clavándola en la cruz” (v. 13-14). Sabiendo de antemano que el precio por nuestros pecados era la muerte, “Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios” (1 Pedro 3:18). Fíjate en las palabras “perdonándoos todos los pecados. Él anuló el acta de los decretos que había contra nosotros”. Si estas palabras no hacen que se estremezca tu alma, ¡nada lo conseguirá! Jesús se despojó de sus vestiduras divinas y se vistió ropas de vergüenza manchadas de pecado; la vergüenza de estar colgado desnudo delante de Sus amigos y familia; la vergüenza del fracaso cuando, por un momento, parecía que Satanás había ganado y Jesús había perdido, la vergüenza de nuestras transgresiones, cuando “Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros… vivamos a la justicia” (1 Pedro 2:24). ¿Tiene límite su amor? Si lo hay, David el adúltero, nunca lo encontró. Tampoco Pablo el perseguidor. Ni Pedro el mentiroso. Ni tampoco el ladrón en la cruz. Ni tú tampoco lo encontrarás. Cuando Jesús gritó desde la cruz: “Consumado es”, Dios escribió: “Pagado en su totalidad” sobre todos los pecados que has cometido. ¡Desde el vientre hasta la tumba! Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 5-7

Ora por la paz de Jerusalén. 28


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 29

¿Cómo das?

13 de marzo tido. ¡Desde el vientre hasta la tumba! “DAD Y SE OS DARÁ” (Lucas 6:38)

Cuando se trata de dar, La Biblia nos enseña claramente dos cosas: (1) ¡Debemos dar, esperando recibir! Dices: “Si recibo mas, daré mas”. No, es justo al contrario. Jesús dijo, “Dad y se os dará…, porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir” (Lucas 6:38). La medida en que dais, determina la medida en que recibiréis. Así que rompe tu barrera de temor, y pon a Dios a prueba, Él no te va a decepcionar. (2) Recibimos más de lo que damos. Pablo escribe, “Y el que da semilla al que siembra y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera y aumentará los frutos de vuestra justicia” (2 Corintios 9:10). Observa que algunas de las semillas (dinero) que Dios nos da son para pan (nuestras necesidades) y algunas son para “frutos de vuestra justicia”. ¿Qué significa esto? Pablo lo explica: “Repartió, dio a los pobres, su justicia permanece para siempre” (2 Corintios 9:9). Para ser verdaderamente justos debemos mostrar compasión por los que sufren y darles generosamente a aquellos que no pueden sustentarse por sí mismos. La Biblia dice que cuando le damos al pobre, le estamos prestando a Dios, y Él nos lo devolverá (Proverbios 19:17). ¡Imagínate el interés con el que paga Dios! Jesús lo describe así: “medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo” (Lucas 6:38). En este mundo no hay falta de dinero, Dios sólo quiere ponerlo en las manos adecuadas. Y, por cierto, dar no es la forma en que la iglesia recauda su presupuesto, sino cómo Dios educa a Sus hijos para que Su trabajo se ejecute y ellos sean bendecidos en el proceso. De manera que ¿cómo das? Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 8-10 14 de marzo

Cómo recibir la Palabra de Dios - Primera Parte

“RECIBA VUESTRO OÍDO LA PALABRA DE SU BOCA” (Jeremías 9:20)

¿Cuál debe ser tu actitud para recibir el mayor beneficio al oír o leer la Palabra de Dios? ¡Recíbela como Palabra de Dios, y no de hombres! Nosotros la propagamos pero se origina en Dios. “Cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios” (1 Tesalonicenses 2:13). Aquí tienes cuatro cosas que debes recordar siempre acerca de tu Biblia: (1) Tiene autoridad. “…y se admiraban de su doctrina, porque su palabra tenía autoridad… Todos estaban maravillados, y se decían unos a otros: ¿Qué palabra es esta, que con autoridad y poder manda a los espíritus impuros, y salen?” (Lucas 4:32-36). Las fuerzas de oscuridad a nuestro alrededor, deben reconocer y someterse a la Palabra de Dios. ¡Así que, apóyate en ella! (2) Es creadora. “…fueron hechos por la palabra de Dios los cielos y también la tierra” (2 Pedro 3:5). Sólo Su Palabra fue suficiente, para crear todo lo que existe. No tuvo que esforzarse o sudar, solamente lo dijo, y se hizo. ¡Así que habla la Palabra de Dios! (3) Es efectiva. “Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para lo cual la envié” (Isaías 55:11). Toda Palabra de Dios tiene una misión y tiene garantizado su cumplimiento de acuerdo a Su voluntad, Su estrategia y Su tiempo. ¡Así que pon la Palabra de Dios en acción! (4) Es dinámica. “Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Juan 6:63). Cuando la recibes como la Palabra de Dios, produce resultados que cambian la vida. No se sienta a esperar sin hacer nada, debe producir, ya que se trata de “la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 11-13 creyentes” (1 Tesalonicenses 2:13).

Pide un ejemplar extra para dar a un amigo (ver página 32) 29


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 30

Cómo recibir la Palabra de Dios - Segunda Parte “EL CIELO Y LA TIERRA PASARÁN, PERO MIS PALABRAS NO PASARÁN” (Marcos 13:31) 15 de marzo

¿Cómo puedes obtener los mayores beneficios de la Palabra de Dios? Recíbela como una palabra permanente, no temporal. Debido a nuestra mentalidad “de usar y tirar”, no esperamos que las cosas duren mucho. Las reemplazamos constantemente con tecnologías más actualizadas. ¡Pero no así con la Palabra de Dios! “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”. Ésta no necesita actualizarse, es perfecta, y no puede mejorarse. Por eso Jesús nos instruye para permitir que “mis palabras permanecen en vosotros” (Juan 15:7). En el idioma del siglo XXI sería, “Programa tu mente con las Escrituras”, ¿Cómo se puede hacer esto? (1) “La palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros” (Colosenses 3:16). Dale un permiso de residencia permanente, no un pase temporal. Tómala ricamente, es decir, copiosamente, abundantemente. ¡Llámalo “operación saturación”! Para ayudarnos, la Biblia añade: “Cantad con gracia en vuestros corazones al Señor, con salmos, himnos y cánticos espirituales”. ¡Vaya gran manera de reforzar tu comprensión de las Escrituras! (2) “Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que está escrito en él, porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien” (Josué 1:8). Para retenerlo permanentemente, habla de él, piensa en él, ¡camina con él! Dices: “Pero mi memoria no es muy buena y me olvido de las cosas”. No hay problema. “Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho” (Juan 14:26). Si lees, enseñas, cantas, hablas, piensas, y caminas en la Palabra de Dios, Su Espíritu refrescará sobrenaturalmente Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 14-16 tu memoria olvidadiza. 16 de marzo

Cómo recibir la Palabra de Dios - Tercera Parte

“OBEDECEREMOS Y HAREMOS TODAS LAS COSAS QUE JEHOVÁ HA DICHO” (Éxodo 24:7)

¿Cómo puedes hacer que la Palabra de Dios sea más personal y efectiva en tu vida? Recibiéndola como una Palabra práctica y no teórica. La Biblia no es un intento de Dios por ofrecernos visiones iluminadoras, teorías interesantes o buenos consejos para que los tomemos en consideración. Por el contrario, es una declaración fidedigna e indiscutible de la verdad eterna para que vivamos con arreglo a ella. Está concebida para su aplicación en un mundo real. “A cualquiera, pues, que me oye estas palabras y las pone en práctica, lo compararé a un hombre prudente que edificó su casa sobre la roca” (Mateo 7:24). Los sólidos cimientos del constructor obediente resistieron la violencia de la tormenta. A la inversa, “Pero a cualquiera que me oye estas palabras y no las practica, lo compararé a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena... soplaron vientos y… cayó, y fue grande su ruina (v. 26-27). Ahora bien, Jesús no criticó a este hombre por haber construido una estructura inadecuada, o no haber escuchado, comprendido y creído Sus palabras, sino por no ponerlas en práctica. “Si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, ese es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural… Pero el que mira atentamente en la perfecta ley… y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo sino hacedor de la obra, este será bienaventurado en lo que hace” (Santiago 1:22-25). Si pensamos que leer, conocer, e incluso creer en la Palabra de Dios, satisface nuestra obligación de hacia ella, nos estamos engañando. Porque es la Palabra de Dios, Su intención es que sea cumplida. Esto requiere no solamente creerla, sino comportarse con arreglo a ella. Santiago no dice, “será bendecido por lo que cree”, sino, “¡será bendecido en lo que hace!” Cuando Moisés leyó la Palabra de Dios a los israelitas, ellos dijeron, “Obedeceremos y haremos todas las cosas que Jehová ha dicho”. Amén. Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 17-20 30


Si

PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 31

... desea usted informar sobre un cambio de dirección o cualquier otro cambio, por favor use el cupón a continuación: La Palabra Para Hoy - Apartado de Correos 227 03770 VERGEL (Alicante) España

NO USE ESTE DONATIVO PARAUNASUBSCRIPCION O PATROCINIO. (vea la página 32) NOMBRE Y APELLIDOS .........................................................................................................................

CALLE ...................................................................................................................................................... CIUDAD .................................................................. C.P. ................... PROVINCIA .............................. PAÍS ............................... TEL. .................................................. FAX ................................................. eMail .................................................................................................................................................. Explique usted por favor la corrección que desea hacer.

Ayúdenos por favor a ahorrar los costos de franqueo. 31


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Segunda parte de la página anterior

Page 32

ESCRIBE CON LETRAS MAYÚSCULAS

SÍ, QUIERO SUBSCRIBIRME

Quisiera pedir: q La subscripción de un año (donativo mínimo sugerido: 10 euros) q La subscripción de dos años (donativo mínimo sugerido: 20 euros)

(Si vives fuera de España, añada 10 euros/10€ por año para gastos de correo.) Por favor, paga por transferencia bancaria*, por giro* o con sellos de correos de 0,31€** NOMBRE Y APELLIDOS ........................................................................................................................................ CALLE ..................................................................................................................................................................... CIUDAD .................................................................... C.P. ................... PROVINCIA ........................................... PAÍS ............................... TEL. .................................................. FAX ................................................................ eMail .................................................................................................................................................. nov 2009/1

¡BENDICE A UN AMIGO! q un año q dos años

NOMBRE Y APELLIDOS ........................................................................................................................................ CALLE ..................................................................................................................................................................... CIUDAD .................................................................... C.P. ................... PROVINCIA ........................................... PAÍS ............................... TEL. .................................................. FAX ................................................................ eMail .............................................................................................................................................................. (*) (*) (*) (*) (**)

BBVA: 0182 - 0142 - 01 - 0203995511 (Nº de Cuenta La Palabra Para Hoy / Clive Read) Bancorreos: 0019 - 4668 - 34 - 4010000110 (Nº de Cuenta La Palabra Para Hoy / Clive Read) US$: Bank of America 06300047 (Naples, Fl.) 005485972004 (La Palabra Para Hoy / Clive Read) £: Natwest 60-14-03 (Mansfield, Notts.) cuenta 04076621 (Clive y Ann Read) La Palabra Para Hoy, Apartado 227 de Correos, 03770 VERGEL (Alicante) España.

(POR FAVOR, NO OLVIDES DE MENCIONAR TUS DATOS PERSONALES. ¡MUCHAS GRACIAS!)

4 q q q q q q

Para enviar a un amigo un ejemplargratuito de "La Palabra Para Hoy" de tu parte, escribe tu NOMBRE Y APELLIDOS.

No olvidando de mencionar tus datos personales. 32


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 33

DAR ES UN ACTO DE ADORACIÓN

“...glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la generosidad de vuestra contribución...” (2 Corintios 9:13)

¡SÍ! Quiero que “La Palabra” cambie la perspectiva y la vida (más el destino eterno) de mis amigos [escribe sus nombres y direcciones al dorso de esta página], y también me gustaría que llegue a otras personas, que nunca conoceré hasta que les encuentre en el Cielo, y deseo que les mandes La Palabra Para Hoy. [ ] 20 Euros al año (menos de 6 céntimos al día) nos permitirán imprimir y mandar La Palabra Para Hoy a dos personas más para que descubran la Biblia y conozcan a Cristo. [ ] 60 Euros al año (alrededor de 16 céntimos al día) nos ayudarán a imprimir y mandar La Palabra Para Hoy a seis personas en la cárcel para que descubran las Escrituras y para que se entreguen a Cristo;

[ ] 300 euros al año (sólo 82 céntimos al día) cubrirán los gastos para imprimir y mandar La Palabra Para Hoy a veintinueve personas en Cuba (o en otro país latino americano), para que descubran la Biblia y para que conozcan a Cristo. (Si das 25 euros al mes, puede que te sea más cómodo.)

[ ] en efectivo**

MODO DE PAGO [ ] por giro**

feb 2009

[ ] por transferencia*

(*)

BBVA: 0182 - 0142 - 01 - 0203995511 (Nº de Cuenta La Palabra Para Hoy / Clive Read)

(*)

US$: Bank of America 06300047 (Naples, Fl.) 005485972004 (La Palabra Para Hoy / Clive Read)

(*) (*)

Bancorreos: 0019 - 4668 - 34 - 4010000110 (Nº de Cuenta La Palabra Para Hoy / Clive Read) £: Natwest 60-14-03 (Mansfield, Notts.) cuenta 04076621 (Clive y Ann Read)

(POR FAVOR, NO OLVIDES DE MENCIONAR TUS DATOS PERSONALES. ¡MUCHAS GRACIAS!)

4 q

q q q q

(**) La Palabra Para Hoy, Apartado 227 de Correos, 03770 VERGEL (Alicante) España. Si tienes una cuenta "Paypal" (www.paypal.com ) en Internet, puedes hacer tu donativo a palabra@cliveread.com

¡No sabes cuánto agradecemos tu apoyo! No sólo te mandaremos un recibo, sino también noticias de cómo han sido utilizados tus donativos y cómo son cambiadas las vidas. Recuerda que estamos colaborando juntos, que esta colaboración tendrá una recompensa, y resultados eternos que no sabremos hasta que estemos con Él en el Cielo.

De parte de todos los que tenemos la visión de La Palabra Para Hoy, GRACIAS, y QUE EL SEÑOR TE BENDIGA. 33


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 34

el que siembra bendiciones, bendiciones también sagará 2 Corintios 9:6b

¡Nuestras más SENTIDAS GRACIAS a todos aquellos que nos apoyan por medio de transferencias directas a las cuentas del Banco de La Palabra Para Hoy y a quienes a veces no podemos dar las gracias de manera personal, porque no hay nombre o lleva un nombre que no encaja con ninguna dirección en nuestra base de datos o en nuestras declaraciones del Banco! 34


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 35

Maravillosa gracia “A MÍ…ME FUE DADA ESTA GRACIA DE ANUNCIAR…LAS INSONDABLES RIQUEZAS DE CRISTO” (Efesios 3:8) 17 de marzo

Cuando John tenía once años su padre, que era instructor de la marina, le preparó para la Marina Británica; pero John carecía de disciplina. Fue arrestado por deserción, degradado y azotado. Se burlaba del mando y despreciaba a los miembros cristianos de la tripulación. Una noche despertó y se encontró con que su camarote se estaba anegando en agua. A estribor, se había abierto una vía de agua. Normalmente cuando una embarcación sufre esa clase de daño, suele hundirse en cuestión de minutos, pero gracias a que la carga actuó de contrapeso, consiguieron un tiempo valioso. John oyó como otro marinero gritó: ‘¡Estamos perdidos!’ Y, como una película, toda su vida pasó por su mente. En ese momento, se arrepintió, entregó su corazón a Cristo, e hizo una oración que podría haber olvidado, puesto que el barco no se hundió esa noche. Sin embargo, fue algo que recordaría mucho después de haberse retirado de la marina para convertirse en un predicador y poeta. Pablo dice: “Tenemos…el perdón…según las riquezas de Su gracia” (Efesios 1:7). John Newton podría unirse a Pablo diciendo: “A mí que soy el más insignificante…. me ha sido dada gracia para predicar…las insondables riquezas de Cristo.” Pequeños relatos, cuentan grandes historias y la gran gesta aquí, es el himno que escribió Newton simbolizando su conversión a Cristo. Es posible que lo hayas cantado alguna vez: “¡Sublime gracia del Señor! Que a un infeliz salvó; fui ciego, mas hoy miro yo, perdido y Él me halló. Su gracia me enseñó a temer; mis dudas ahuyentó; ¡oh, cuán precioso fue a mi ser cuando Él me transformó! En los peligros o aflicción que yo he tenido aquí, su gracia siempre me libró y me guiará feliz”. La gracia que nos salva es ‘insondable.’ Nunca lo entenderemos. Es por eso que la última estrofa del himno dice: “Y cuando en Sión por siglos mil brillando esté cual sol, yo cantaré por siempre allí su Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 21-23 amor que me salvó”.

Decidir estar callado

18 de marzo

“NO ABRIÓ SU BOCA” (Isaías 53:7)

A veces es sensato esperar y decir: ‘Ahora no tengo la respuesta, pero pensaré en ello, oraré y después te contestaré.’ Es posible que necesites ayudar a alguien, o impresionarle y dejarle algo muy claro, pero eso posiblemente sea algo de lo que después te arrepientas. La Biblia dice: “El hombre cuerdo encubre su saber, pero el corazón de los necios pregona su necedad” (Proverbios 12:23). ¡Permite que sea la sabiduría la que determine tu respuesta, no tu ego! Cuando las personas se muestran ansiosas por obtener respuestas, te presionarán para que contestes, antes de que estés al corriente de todos los hechos y hayas tenido tiempo para orar y considerar la situación. Si se lo pides a Él, Dios te dirá lo que debes decir y cuándo debes decirlo. Su promesa es: “En tu boca he puesto mis palabras y con la sombra de mi mano te cubrí” (Isaìas 51:16). Tu ego dice: ‘No te quedes ahí parado, dí algo.’ La sabiduría dice: ‘¡No te limites a decir cualquier cosa, quédate callado!’ Pide en quietud a Dios, que te dé discernimiento. El discernimiento que viene de Él, puede resolver las cosas en un momento. La necesidad que tiene alguien de saber, no debería precipitar tu deseo por contestarle. Cuando Jesús estaba ante Pilato siendo juzgado dijo: “¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?” (Mateo 26:53). Y la Biblia dice todavía más: “El no abrió su boca.” Cuando le llevaron ante Pilato, Jesús permaneció de pie sin decir nada. Él no estaba siendo juzgado, era Pilato. Jesús conocía Su destino y lo que es más importante aún, conocía intimamente a Su Padre y cuando conoces a Dios, puedes enfrentarte a cualquier cosa con confianza y decidir estar callado. ¡Qué lugar tan sublime! 35

Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 24-27


PrintermanMaster1.qxp

19 de marzo

15/12/08

15:09

Page 36

El camino romano de la salvación

“LA DÁDIVA DE DIOS ES VIDA ETERNA” (Romanos 6:23)

¿Sientes que tu vida está vacía? ¿Anhelas tener paz, saber que tus pecados han sido perdonados y tener la seguridad de un hogar en los cielos? Pon tu confianza en Cristo y hazle el Señor de tu vida. ‘¿Cómo?’ Pidiéndoselo. Toma el camino romano de la salvación (que encontrarás en la Epístola a los Romanos.) Primer paso: “Nosotros hemos recopilado este largo y lamentable historial como pecadores…y demostramos que somos totalmente incapaces de llevar la vida gloriosa que Dios desea para nosotros” (Romanos 3:23 - parafraseada). Enfréntalo, todos somos pecadores empedernidos, que necesitamos un Salvador con desesperación. Segundo paso: “Os esforzáis denodadamente por llevar toda una vida de pecado, de modo que la muerte es vuestra esperanza, pero el don de Dios es una vida real, vida eterna, a través de Jesús” (Romanos 6:23 parafraseada). Evangelio significa ‘buenas nuevas’ y éstas son las buenas noticias: todos tus pecados (absolutamente todos) han sido pagados en la cruz. Tercer paso: “Dios puso su amor en juego por nosotros, ofreciendo a Su Hijo que pasó por el sacrificio de la muerte, mientras que nosotros no teníamos valor alguno para él” (Romanos 5:8 - parafraseada). No puedes ganarte la salvación haciendo buenas obras, o merecerla por tener un buen carácter. Dios te la ofrece gratuitamente. Todo lo que tienes que hacer es, recibirla por medio de la fe. Cuarto paso: No “haces” nada absolutamente nada; lo único que haces es clamar a Dios, confiando en que Él lo hace por ti. Eso es la salvación… Dilo, en voz alta: “¡Dios lo ha resuelto todo entre Él y yo!” (Romanos 10:9-12 - parafraseada). Ahora ora con estas palabras: ‘Señor, te entrego a ti mi vida. Entra en mi corazón. Recibo por la fe el don de la vida eterna. Te doy gracias por haber resuelto todo entre Tú y yo, en el Nombre de Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 28-29 Jesús, amén.’

¡La gracia para hacerlo!

20 de marzo

“ORAD POR LOS QUE OS CALUMNIAN” (Lucas 6:28)

Es totalmente imposible pasar por la vida sin sentirnos heridos, pero si crees que la persona que te ha herido te ha hecho daño, espera y verás de lo que es capaz de hacerte la amargura. Se extenderá de tal forma que te producirá dolor, infectará tu actitud, controlará tu estado de ánimo y será la causa de que pierdas tus amistades. Pocas cosas hay que sean peores que las personas que no hablan de otra cosa que no sea “lo que me han hecho”. Deja de tenerlo en cuenta, ¡Olvídate! Si continúas recordando lo que te han hecho, no te has librado de esa carga. Jesús dijo: “Existe una estrecha relación entre lo que Dios y tú hacéis. Por ejemplo, no puedes conseguir que Dios te perdone, sin que hayas también perdonado a otros.” (Mateo 6:14-15 paráfrasis). ‘Pero es que no tienes ni idea de lo que he pasado.’ No, pero al leer las Escrituras, descubrirás por lo que tuvo que pasar Jesús. ¿Te gustaría que viéramos algo de Su vida? Su familia creía que estaba loco; algunos de los que sanó exigieron su muerte. Cuando las cosas se pusieron cuesta arriba, hasta sus discípulos se largaron. ¡Añade además, el peso de tener que llevar los pecados del mundo, y verás que tenía motivos más que suficientes para sentir amargura! En lugar de eso, ¡Predicó el perdón en la cruz! Y la Palabra que tiene para ti hoy es: “Bendecid a los que os maldicen y orad por los que os calumnian. Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra y al que te quite la capa, ni aún la túnica le niegues. A cualquiera que te pida, dale; y al que tome lo que es tuyo, no pidas que te lo devuelva. Y como queráis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos”. (Lucas 6:28-30). Puedes decir: ‘Eso es difícil de hacer.’ ¡Sí, pero Dios te dará la gracia para hacerlo! Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 30-31 36


PrintermanMaster1.qxp

21 de marzo

15/12/08

15:09

Page 37

Cómo formar un equipo fuerte - Primera parte

“EL AMOR TODO LO SUFRE, TODO LO CREE, TODO LO ESPERA, TODO LO SOPORTA” (1 Corintios 13:7)

Muchos de nosotros nos contentaríamos con conseguir menos, en lugar de tener que soportar a ‘personas problemáticas.’ Pero el poder convertir en realidad un gran sueño generalmente significa tener un gran equipo, y los equipos importantes están formados por personas con fortalezas, pero también con debilidades. Dios rara vez nos llama a que hagamos el trabajo solos; llama a otros para que estén con nosotros. De modo que ¿sabes quiénes te pertenecen? Jesús escogió a doce discípulos para que le ayudasen a cumplir Su misión en la tierra. Uno de ellos dudó de Él, otro le negó, y otro le traicionó. No obstante Él los llamó, sabiendo muy bien lo que eran y lo que llegarían a ser. Después de hacer una lista de todas las enormes dificultades por las que pasarían, de tal forma que tu peor día parezca como ‘un paseo por el parque,’ a su lado Pablo escribe: “Y además de otras cosas, lo que sobre mi se añade cada día… la preocupación por todas las iglesias” (2 Corintios 11:28). ¿De qué manera evangelizó Pablo a las iglesias en Asia, las guió y pudo escribir la mitad del Nuevo Testamento? Por medio de un equipo, que nos presenta en Romanos 16. Echemos un vistazo a uno de sus secretos para crear un equipo. Se llama: Amor. Si no sientes un verdadero cariño por la gente, lo detectarán y no querrán estar a tu lado. Si te relacionas con demasiadas personas, es posible que ése sea tu problema. Hasta los mejores miembros de tu equipo, pasarán por tiempos difíciles que afectarán a su rendimiento. Jeremías estaba tan estresado que quería abandonar su ministerio profético, para regentar un albergue de caminantes (Jeremías 9:2). Pablo aconsejó al hombre que era su mano derecha, a Timoteo: “toma un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades”. (1 Timoteo 5:23). He aquí una receta médica útil para el estrés, que se aplica perfectamente al tratar con personas problemáticas. Escríbelo en una tarjeta pequeña y léelo con regularidad. ‘El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.’ Lea la Biblia en Un Año: Deuteronomio 32-34; Salmo 91 22 de marzo

Cómo formar un equipo fuerte - Segunda parte

“Y PERSEVERABAN EN LA DOCTRINA DE LOS APÓSTOLES, [Y]…EN LA COMUNIÓN LOS UNOS CON LOS OTROS” (Hechos 2:42)

El éxito de la iglesia en el Nuevo Testamento fue motivado por dos cosas: (1) Una sólida base escritural. (2) Un sentido de pertenencia. En los buenos equipos, los jugadores confían los unos en los otros. Inicialmente es un riesgo, porque la confianza depositada en otros, puede ser traicionada y puedes salir herido. Al mismo tiempo, están confiando en los demás; cada uno de los miembros del equipo debe comportarse de tal modo que se gane la confianza de los demás, fijándose un objetivo ambicioso. Cuando todo el mundo se entrega generosamente, se crean lazos de confianza que son probados por el tiempo, comenzando a confiar los unos en los otros. Estos hombres están convencidos de que los que tienen a su lado actuarán de manera consecuente, cumplirán sus obligaciones, mantendrán lo que les digan en confianza y se apoyarán los unos en los otros. Cuanto más fuerte sea su sentimiento de pertenencia, mayor será su potencial de hacer cosas juntos. En todos los equipos hay desacuerdos. El dirigente de una megaiglesia escribe: ‘No pretendemos que no haya desacuerdos entre nosotros. Hemos estado relacionándonos con 16.000 personas y lo que está en juego es de gran valor. No hagamos que las personas oculten sus preocupaciones, con el objeto de proteger una falsa noción de lo que es unidad. Enfrentémonos con los desacuerdos y resolvámoslos correctamente. El distintivo de una comunidad no es la carencia de conflictos, sino la presencia de un espíritu de reconciliación. Puede que yo haya mantenido con alguien una reunión no exenta de dificultades, pero debido a que ambos estamos comprometidos, podemos despedirnos, darnos unas palmadas en la espalda diciéndonos el uno al otro: “Estoy contento de que ambos, jugamos en el mismo equipo”. Los que edificaron la iglesia del Nuevo Testamento tuvieron que superar problemas morales, financieros, diferencias doctrinales y prejuicios. ¿De qué forma? Por medio de “un espíritu de reconciliación”. Como resultado, se dice que fueron capaces de “trastornar el mundo entero” (Hechos 17:6). Lea la Biblia en Un Año: Josué 1-4 37


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 38

Cómo formar un equipo fuerte - Tercera parte “BIENAVENTURADO EL HOMBRE…QUE HALLA LA SABIDURÍA” 23 de marzo

(Proverbios 3:13) Un aspecto importante clave para crear un equipo fuerte, es estar abiertos a ideas nuevas y diferentes. Uno de los mayores peligros con los que te enfrentas al ir haciéndote mayor (o al conseguir más metas), es que tu mente adquiera una forma de pensar muy estructurada, que es otra forma de decir “fosilizada”. Para poder mantenerte en alza, debes crear un ambiente a tu alrededor, en el que sea posible darse un libre intercambio de información e ideas. Si a la gente no se le hubiese permitido probar cosas nuevas, todavía estaríamos viajando a caballo y con carromatos, cenando a la luz de las velas y muriéndonos mucho más jóvenes por causa de enfermedades incurables. Se dice que el conocimiento actual se duplica entre cinco y diez años. Es lo que nos permite conocer muchas cosas que no sabíamos, cuando creíamos saberlo todo. “Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría y obtiene entendimiento” (Proverbios 3:13). Debemos honrar el trabajo de otros; seguimos aprendiendo sin parar y no dejando nunca de preguntar: ‘¿Hay alguna forma de hacerlo mejor?’ En una competición, los que van en cabeza no se relajan por ir primeros, sino que siguen acelerando hasta cruzar la línea de meta. Los otros son los que te mantienen en guardia en una competición. Los necesitas. El cantante irlandés Bono dijo algo que vale la pena no olvidar: ‘A mi me aterraría ser un cantante soIista…de modo que me rodeo de… una banda, unos hijos muy activos y una esposa que es más lista que nadie… Solo podemos ser tan buenos como podamos demostrarlo. Así que tal vez el motivo por el que la banda no se ha disuelto, es porque sus integrantes saben esto: Aunque no soy más que una cuarta parte de U2, soy mucho más de lo que podría ser solo, porque pertenezco a un conjunto.” Salomón lo expresó de la siguiente manera: “El hierro, con hierro se afila; y así el hombre aguza el rostro de su amigo” (Proverbios 27:17). Lea la Biblia en Un Año: Josué 5-8 24 de marzo

Vuelve al lugar donde Lo conociste

“SIMÓN PEDRO LES DIJO: VOY A PESCAR” (Juan 21:3)

Cuando Pedro decidió ir a pescar aquella noche, es posible que estuviese tomando la decisión de dejarlo todo y volver al lugar donde primeramente conoció al Señor. ¡Eso es dar un buen paso! Cuando te sientes desanimado puedes, o bien regresar junto a Aquél que puede salvar, guardar y satisfacer, o volver a lo que estabas haciendo antes de conocerle a Él. ¡Lo último no es dar un buen paso! Pedro estuvo toda la noche pescando y no cogió nada. Esa es una buena lección para ti. Dios le dijo a la iglesia en Apocalipsis: “Has perseverado…y has trabajado arduamente por causa de Mi nombre y…no has desmayado. Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, arrepiéntete y haz las primeras obras” (Apocalipsis 2:3-5). ¿Se ha enfriado el amor que le tenías a Dios? Si es así, necesitas regresar al lugar donde primeramente le conociste. Buscarle a Él nuevamente, como lo hacías antes de oír y ver tanto; antes de que las presiones de esta vida te agotaran. “Pero si estoy ocupado en la obra del Señor”, dices. Las obligaciones y la improductividad van de la mano. Es posible parecer un santo en las cortes de Babilonia y ser negligente en las cortes de Sión. Jesús preguntó por tres veces a Pedro: “¿Me amas?’ Finalmente Pedro dijo: Señor, Tú sabes todas las cosas, Tú sabes [hasta qué punto] te amo” (Juan 21:17). Oswald Chambers dijo: ‘Tened cuidado con algo que compita con vuestra lealtad a Jesucristo. El mayor competidor de la devoción a Jesús, es servirle a Él.’ Piénsalo. Lea la Biblia en Un Año: Josué 9-11

Editor: A2Z Publicaciones, Apartado de Correos 227, 03770 VERGEL (Alicante), España Tel.: 96 575 5300 Fax: 96 579 6039 Depósito Legal: A-1245-1997 Dirección electrónica: <palabra@helpinspain.org> 38


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 39

¿SABÍAS QUE PUEDES TENER VIDA ETERNA?

Si, Jesús – “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” – te la ofrece a ti también tal y como nos dice la Biblia (EL LIBRO DE INSTRUCCIONES que Dios/el Eterno ‘Yo Soy’ nos ha dado para que las cosas nos vayan mejor). Créeme, en ese Libro se nos dice cómo obtenerla gratuitamente (aunque a Alguien le costó muy caro ofrecerla de esa manera...).

Entre muchos otros, dale vueltas a estos versículos y decide por ti mismo:

“Porque de tal manera amó el Eterno al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió el Eterno a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él... todos los que en Él creyeren, recibirán perdón de pecados...” (Evangelio de San Juan 3:16,17; Hechos 10:43b).

Jesús dijo también: “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en Mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en Mí, no morirá eternamente” (Juan 11:25,26).

“Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida” (1 Juan 5:11,12).

Amigo mío: si reconoces que eres un pecador, es decir, una persona que como el resto de la humanidad rompe las leyes eternas de Dios de una manera o de otra, si crees que tus pecados te separan de Él y si abres tu corazón para recibir al que se puso en tu lugar en la cruz del Calvario, entonces serás salvo y podrás tener VIDA ETERNA. Díselo, creyendo, allí donde estés, y lo recibirás. ¿Por qué no haces esta oración ahora mismo? “Señor Jesús: Tú moriste en esa cruz por mis pecados hace ya dos mil años. Entonces, perdóname y lávame con Tu preciosa sangre. Entra en mi corazón y lléname con el Espíritu Santo. Ayúdame a conocerte y a amarte; te acepto como mi Salvador y Redentor. Desde hoy, sé Tú el Señor de mi vida. Gracias por escucharme, perdonarme, recibirme y hacerme uno/a de tus hijos/as. Amén” .

Ahora puedes estar seguro/a de ser un/a hijo/a de Dios, pues así lo dice la Biblia:

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12).

¿Te puedo dar el mismo consejo que le dio un día Moisés a Josué? Es este:

“Que nunca se aparte de tu boca este libro de la Ley/Torá (instrucciones). Medita en él día y noche, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” (Josué 1:8). Lee la Biblia, escudríñala, busca a los que hayan hecho esa misma decisión, y comparte tus experiencias con toda persona que Dios te ponga en el camino, para enseñarle que, a su vez, haga lo mismo. No lo olvides: quedándote al lado de Jesús y haciendo lo que acabo de decir te fortalecerás, madurarás y “llevarás fruto . . . y fruto en abundancia” (Juan 15; Gálatas 5: 22). Si así lo deseas o lo necesitas, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo lo que podamos.

¡Que Él te siga bendiciendo!

La Palabra Para Hoy, Apartado de Correos 227 - 03770 VERGEL (Alicante), España. Tel.: (+34) 96 575 5300 – Fax: (+34) 96 579 6039 eMail: palabra@helpinspain.org 39


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 40

25 de marzo

“GUARDA TU LENGUA DEL MAL…” (Salmos 34:13)

Cortando orejas

Cuando Jesús fue traicionado por Judas, no hizo nada, aunque podría haber llamado a doce legiones de ángeles en Su defensa. Luego vino la multitud, le echaron mano y le arrestaron. Pedro, dispuesto a defender a Jesús, sacó la espada y le cortó la oreja al siervo del Sumo Sacerdote. Impulsivo, siempre a la que salta, Pedro estaba pensando: ‘¡No tenemos por qué aguantar esto!’ Pero Jesús le dijo: ‘¡No, no es así como se resuelven las cosas!’ Y a continuación “tocó la oreja del hombre y le sanó” (Lucas 22:51). Pedro estaba hablando cuando lo que necesitaba era oír, y haciendo cosas cuando no necesitaba hacerlas. Necesitaba aprender cómo esperar en Dios, ejercitar la humildad y el discernimiento. Dios tenía grandes planes para Pedro, pero si deseaba alcanzar a las personas para Cristo, no podía hacerlo desenvainando la espada y cortando orejas, furioso. He aquí una lección. Nuestras palabras incisivas pueden impedir que otros oigan. No podemos dar rienda suelta a nuestra ira, cuando nos apetezca. Es preciso que seamos sensibles a Dios. Si nos dice: ‘no digas nada,’ es preciso que permanezcamos callados, incluso aunque eso signifique que alguien crea que tiene razón, cuando nosotros sabemos que no es así. Debemos decir: ‘Sí, Señor,’ y aceptar que Él no nos debe una explicación. ¿Cuántas veces impedimos el crecimiento espiritual de alguien, o que las bendiciones de Dios se manifiesten en nuestras vidas, porque no controlamos lo que decimos? Quizás creas que esto no tiene ninguna importancia comparándolo con el robo o el adulterio. Tenlo en mente: “El que guarda su boca, guarda su alma; más el que mucho abre sus labios tendrá calamidad” (Proverbios 13:3). Lea la Biblia en Un Año: Josué 12-15

Si Vd. no recibió esta copia directamente desde nuestra oficina, rellene el impreso de la página 32 y envíenoslo debidamente cumplimentado para asegurarse de que recibirá el próximo número antes de que comience el trimestre.

¡Dios quiere cubrirte!

26 de marzo

“YO LA ENTREGARÉ EN TUS MANOS” (Josué 8:18)

Antes de ir a la batalla, Dios le dijo a Josué: “Extiende la lanza que tienes en tu mano hacia Hai, porque yo la entregaré en tu mano.” Es asombroso el gran valor que puedes sentir cuando sabes que Dios te protege. Cuando sabes que Él está por ti, puedes decir: “Ninguna arma forjada contra mí prosperará” (Isaías 54:17). ¿Te acuerdas de niño, lo seguro que te sentías en una pelea, sabiendo que tu hermano o hermana mayor estaba pendiente de ti? ¡De igual manera Dios te está apoyando! El problema radica en que decimos toda suerte de cosas, sin comprobar primero si Dios está por nosotros. Cuando Satanás dice: “Conozco a Jesús y a Pablo, pero ¿quiénes sois vosotros?” (Hechos 19:15), es preciso que sepas dos cosas: a) Tienes que tener una buena relación con Dios b) Es Su lucha, tanto como la tuya. Jesús dijo: “Todo lo que atéis en la tierra será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra será desatado en el cielo” (Mateo 18:18). Es preciso que exista un acuerdo para ambas esferas. Jesús nos enseñó a orar diciendo: “Sea hecha tu voluntad, así en la tierra como en el cielo” (Mateo 6:10), porque si no se aprueba en donde El está, tampoco se aprobará en dónde tú estás. Tu confianza se basa en saber que te estás moviendo de acuerdo a la voluntad de Dios. La Biblia nos llama “colaboradores de Dios” (1 Corintios 3:9), de modo que no te dediques a hacer lo que te parezca. No intentes mover nada de lo que el Señor ha dicho que no se mueva; o de levantar a nadie de los muertos, excepto al Lázaro al que Él llamó. Hagamos en la tierra, sólo lo que sabemos que se ha hecho en los Cielos, según Su voluntad. Ésta es la forma de saber que estamos a cubierto. 40

Lea la Biblia en Un Año: Josué 16-18


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 41

¿Cuál será su legado?

27 de marzo

“HIZO LO RECTO” (2 Reyes 22:2)

Manasés, el abuelo de Josías, fue un rey violento que “... derramó mucha sangre inocente (del pueblo) en gran manera, hasta llenar a Jerusalén de extremo a extremo” (2 Reyes 21:16). Su padre, el Rey Amón, murió a manos de sus propios oficiales. ‘...e hizo lo malo, ante los ojos del Señor,’ dice en su epitafio. Josías tenía solo ocho años de edad cuando ascendió al trono, escogiendo de inmediato hacer lo que era justo y no dejó de hacer lo que estaba bien, durante toda su vida (2 Reyes 22:2). ¿Qué es lo que pretendemos decir? Que no podemos escoger a nuestros padres, pero sí podemos escoger nuestros patrones de vida. Cuando Josías estaba reconstruyendo el templo, descubrió un rollo que contenía la ley de Dios. Al leerlo se echó a llorar, siendo consciente de que su pueblo se había alejado completamente de Dios. De modo que mandó llamar a una profetisa y le preguntó: “¿Qué va a suceder con nuestro pueblo?” Ella le dijo a Josías, que puesto que él se había arrepentido al oír la Palabra de Dios, su nación se salvaría (ver 2 Crónicas 34:14-27). ¡Qué maravilla! Toda una generación obtuvo gracia, debido a la integridad de un solo hombre. Por lo tanto, puedes olvidarte de tu pasado y ser diferente. Puede ser que tus padres te transmitiesen su ADN, pero Dios puede darte un nuevo nacimiento y un comienzo distinto. “Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados” (Efesios 5:1). Al igual que Josías, no tienes control sobre la manera en que tus antepasados respondieron a Dios; pero tú sí puedes controlar la manera cómo vas a responderle. Tu pasado no tiene por qué convertirse en tu cárcel; tienes algo que decir en tu vida, puedes decidir tu destino, tienes que decidir el camino que vas a tomar. Escoge correctamente y, algún día, otros – tus generaciones venideras – agradecerán a Dios el legado que dejaste. Lea la Biblia en Un Año: Josué 19-21

Relaciones ‘libres de ataduras’

28 de marzo

“POR LO TANTO DEJARÁ EL HOMBRE A SU PADRE Y A SU MADRE” (Génesis 2:24)

Dios dijo: “Por lo tanto dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán una sola carne” (Génesis 2:24). Eso fue lo que le dijo Dios a Adán y Eva, las dos primeras personas en la tierra, que no tenían ni padre ni madre a los que dejar, ni tampoco hijos todavía, para que les abandonasen. ¿Han dejado tus hijos la casa? Si es así, habrás descubierto que no te amoldas de la noche a la mañana a esa sensación de pérdida. Después de todo, has invertido tu tiempo, trabajo, amor, fe y esperanza en ellos. Son tu más preciada posesión, tu orgullo y alegría y ahora se marchan y se llevan un gran pedazo tuyo con ellos. El nido vacío puede producir dos cosas: un fuerte impacto y una depresión. Pero ha sido la Introducción Básica a la Vida, desde el Edén. Dios se lo explicó claramente a Adán y Eva antes de que representasen su papel de padres. Sabiendo que una de las partes más difíciles de la paternidad, es dejar marchar a los hijos, Dios les estaba diciendo: ‘El dejarles marchar es algo que lleva tiempo. Empezad a prepararos ahora, antes de tenerlos’. ¡Desde el momento que nacen, se van yendo! Desde que dan sus primeros pasos, se encuentran en órbita hacia el exterior, regresando de manera periódica para recibir esa seguridad (¡o fondos!), y marchándose de nuevo para convertirse en su ‘propia persona,’ pareja o familia tal y como Dios pretendió que sucediese. De modo que empieza pronto a ‘darles rienda suelta,’ aumenta gradualmente su libertad, a medida que van asumiendo responsabilidad. Dios nos ofrece dos principios para un matrimonio saludable en Génesis 2:24: el de dejar y el de unirse. Es necesario que tus hijos te dejen, para que puedan unirse y ser fieles a la pareja que Dios les está dando. Así que invierte en su felicidad, teniendo tu propia vida y permitiendo que ellos tengan la suya. ¡El hacérselo más fácil, te lo facilita también a ti! Lea la Biblia en Un Año: Josué 22-24 41


PrintermanMaster1.qxp

29 de marzo

15/12/08

15:09

Page 42

Las claves de la felicidad - Primera parte

“SI SABÉIS ESTAS COSAS” (Juan 13:17)

Si quieres lo mejor de Dios, no pienses en cómo invertir tu dinero, piensa en cómo invertir tu vida. Jesús dijo: “Si sabéis estas cosas…bienaventurados…sois si… [las hacéis].” El vivir de esta manera significa: 1) Dedicar tiempo a los amigos y a los seres queridos. “Nadie busque su propio bien, sino… el del otro” (1Corintios 10:24). George Eliot escribió: ‘Oh, el inexpresable consuelo de sentirse seguro con una persona; sin tener que medir ni los pensamientos, ni las palabras, sino pudiendo expresarlas todas, tal y como son, tanto la cascarilla, como el grano, juntas; sabiendo que una mano fiel las cogerá y las examinará cuidadosamente, quedándose con lo que es aprovechable y a continuación, con la grandeza de la amabilidad, descartará las que carecen de valor.’ 2) Dando gracias. Si no puedes agradecer lo que Dios te ha dado, mira a tu alrededor y sé agradecido por todo aquello de lo que Él le ha protegido. El enemigo no tiene nada que pueda quitarte, así que dalo por sentado. “De su plenitud recibimos todos, y gracia sobre gracia” (Juan 1:16). La emoción que se siente al tener un coche nuevo, o un aumento de sueldo pasa pronto, pero en cualquier momento que recapacites y rememores las bendiciones de Dios contigo, empezarás a sentirte mejor. 3) Practicando el contentamiento. Un jardinero que había probado de todo para deshacerse de las malas hierbas llamadas “dientes de león”, escribió al Ministerio de Agricultura para pedir ayuda. ‘¿Qué puedo probar ahora?’ Preguntó. ‘¡Intente acostumbrarse a ellos!’ Fue la respuesta. ¡En la vida, consigues aquello en lo que centras tu atención! Es por eso que Pablo escribe: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8). Lea la Biblia en Un Año: Jueces 1-2 30 de marzo

Las claves de la felicidad - Segunda parte

“¡ANTES BIEN, BIENAVENTURADOS…LOS QUE OYEN LA PALABRA…Y LA OBEDECEN!” (Lucas 11:28)

Jesús dijo: “La [verdadera] vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee” (Lucas 12:15). Sino cómo vive. Es por eso que siempre es prudente: 1) Desafiarse a sí mismo. Examina cómo pasas tu tiempo libre. Después de un día interminable, es fácil ‘tumbarse a la bartola’ delante de la TV, pero serías más feliz si estuvieses activo, física y mentalmente. Ve a dar un paseo, juega con tus niños, dedica tiempo para orar y leer la Palabra de Dios, aún cuando no te apetezca hacerlo. Jesús dijo que para poder seguirle, debemos “renunciar a las cosas que [nosotros] queremos” (Lucas 9:23). 2) Ayudar a otras personas. La buena obra más insignificante, vale más que lo mejor de las más sublimes intenciones, de manera que si quieres ayudarte a ti mismo, ayuda a otros. No solo producirá el que te sientas mejor, estando con otras personas que están dando de sí mismas, sino que servirá para que te involucres en una causa mucho más grandiosa. Al enemigo no le importa que hables de tu fe, siempre que no la practiques, pero Dios nunca nos enseña nada sin darnos la oportunidad de ponerlo en práctica. Es por eso que Jesús dijo: “Bienaventurados…los que oyen la palabra…y la obedecen.” 3) Ser más paciente. Un hombre que tenía que coger un transbordador para ir al trabajo, se enorgullecía de su puntualidad. Pero un día se quedó dormido. Temiendo tener problemas con su jefe, se dirigió rápidamente al puerto para ver que el barco se hallaba a unos dos metros de distancia del muelle. Dando un salto, aterrizó en la cubierta. Sonriendo, el capitán le dijo: ‘¡Vaya salto! Pero si hubieses esperado un minuto más, hubiésemos atracado y podrías haber entrado a pie en el barco.’ No tengas tantas prisas, tómate un poco más de tiempo. “La paciencia…puede…vencer cualquier problema” (Proverbios 25:15). Lea la Biblia en Un Año: Jueces 3-5 42


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 43

¿RELIGIÓN O RELACIÓN? Autor: Pedro Navarro Virseda

Adquiera este precioso libro por solo 7euros (Para España: gastos de envío incluidos)

También lo puede pedir en inglés.

Adquiera un precioso libro por solo 7 euros (Para España: gastos de envío incluidos) También lo puede pedir en inglés.

Algunos comentarios:

“Solamente decir que me parece una obra genial, amena, fácil de leer y muy necesaria en estos momentos. Sobre todo, estoy muy contento porque ha salido a la luz un precioso librito que te lleva al Padre a través del Hijo (su Cordero) con “Es un libro de fácil lectura... el fin de tener una relación personal con escrita por un español para Él, pues de eso se trata” (Romanos 5:1). Samuel del Coso Román

españoles... muy interesante¨ Anonimo

Si después de haberlo leído descubre que es una buena herramienta para evangelizar, consúltenos porque tenemos un proyecto de evangelización que abarca a todos los segmentos de la sociedad.

Hay una oferta súper interesante en paquetes de 20 ejemplares (sólo para España)

¿Por qué no hace una inversión personal en el “banco del reino de los Cielos”? (Mateo 6:19-21)

Para recibirlo, haga lo siguiente:

- Ingrese 7€ en la cuenta del banco Santander 0049 4318 27 2210000525 indicando su nombre. (Titular de la cuenta: FOCULPRIBIS XXI)

- Después, mándenos su dirección por eMail a: FOCULPRIBISXXI@terra.es o llama al teléfono 91 658 29 11

FOCULPRIBIS XXI, Apartado de Correos 85 28860 PARACUELLOS DE JARAMA (Madrid)

- Si nos escribe, hágalo a:

43

Edición digital en: www.todoebook.com (más barato)


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 44

¿Necesitas más fuerzas? ¡Espera en Dios! “LOS QUE ESPERAN EN EL SEÑOR TENDRÁN NUEVAS FUERZAS” 31 de marzo

(Isaías 40:31) Por lo general Dios no nos dice de qué manera va a contestar a nuestras oraciones, ni tan siquiera cuándo. Pero sí promete a los que esperan en Él una cosa: fortaleza. La palabra ‘esperan’ en este pasaje de las Escrituras, es una voz del término hebreo que se usa cuando se hace una cuerda. Una cuerda empieza siendo un hilo, y cada hebra que se añade aumenta su fuerza. De modo que cada vez que esperas en el Señor, añades otra hebra a la cuerda, te haces un poco más fuerte, y eres más capaz de enfrentarte con lo que sea. ¿Te sientes hoy como si estuvieses colgando de un hilo? Pasa más tiempo en la presencia de Dios y con Su Palabra, y ya verás cómo tu hebra se convierte en una cuerda. Pero el esperar no es siempre algo pasivo, a veces es activo, como el atender a un cliente, asegurándose de que se cubren sus necesidades. En ese caso, el esperar no es tanto adoptar una postura, sino en algo en lo que centrar nuestra atención. La Biblia dice: “Tú guardarás en perfecta paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado” (Isaías 26:3). Tanto si se trata de estar en oración ante Su presencia, como si se trata de hacer Su Voluntad activamente, tienes la garantía de Dios de que tus fuerzas serán renovadas. Si has llegado hoy al final de tus fuerzas, aplícate estas tres promesas: 1) “Aguarda al Señor; esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera al Señor” (Salmo 27:14). 2) “Alma mía, en Dios solamente reposa, porque de él es mi esperanza’ (Salmos 62:5). 3) “Como los ojos de los siervos miran a la mano de sus señores…así nuestros ojos miran al Señor, nuestro Dios” (Salmos 123:2). ¿Necesitas más fuerzas? ¡Espera en Dios! 1 de abril

Lea la Biblia en Un Año: Jueces 6-7

¿Cuánto tiempo va a durar este ataque?

“….Y HABIENDO ACABADO TODO, ESTAR FIRMES” (Efesios 6:13)

La magnitud del precio determina la intensidad de la lucha. El enemigo conoce tus puntos vulnerables y te llevará hasta el límite de tus fuerzas. Cuando lo haga, recuerda: “Dichoso el que resiste… porque, al salir aprobado, recibirá la corona…” (Santiago 1:12 NVI). “Aprobado” significa que la victoria te da derecho a hacer cosas mayores. “Resiste” significa que se pone a prueba tu capacidad de mantenerte firme. Entonces, “habiendo acabado todo, estar firmes”. Te preguntas: ‘¿Cuánto va a durar este ataque?’ El príncipe de las tinieblas detuvo las oraciones de Daniel durante veintiún días (Daniel 10:13). Goliat desafió a los ejércitos de Israel durante cuarenta días y cuarenta noches (1 Samuel 17). Tu enemigo es incansable; así debes ser tú. Cuando se trata de orar, tu persistencia puede más que su resistencia. “Pero es preciso que perseveréis en el cumplimiento de la voluntad de Dios, si de veras deseáis recibir lo que Él os tiene prometido” (Hebreos 10:36 Versión Castellana). David no se metió en problemas con Betsabé hasta que dejó el campo de batalla. Ése es el lugar más seguro para estar. Así que quédate ahí, sigue peleando y Dios vendrá en tu ayuda. Cuando Josué necesitó de más tiempo para vencer a sus enemigos, el sol se paró. Era Dios diciendo: ‘Hasta que el sol no se ponga, tú no vas a caer tampoco, porque el mismo poder que lo mantiene a él arriba te mantiene en alto a ti también’. ¿No es maravilloso? Jesús sanó a la gente de maneras diferentes. A algunos les habló, a otros los tocó. En otra ocasión pidió a diez leprosos que se mostraran al sacerdote. Y la Biblia dice: “…mientras iban, quedaron limpios” (Lucas 17:14). Probablemente iban preguntándose por el camino: ‘¿Cuándo va a pasar?’ ‘¿Cómo va a ser?´. ¡La fe no exige los detalles sino que avanza con obediencia, creyendo que Dios dará el resultado oportuno! 44

Lea la Biblia en Un Año: Jueces 8-9


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 45

No seas un hipócrita

2 de abril

“….NO SEAS COMO LOS HIPÓCRITAS” (Mateo 6:5)

Jesús es la única persona del Nuevo Testamento que usó la palabra “hipócrita”. Y seguro que hay una razón. Los arqueólogos han descubierto una ciudad llamada Séforis, construida por Herodes el Grande cuando Jesús era un niño. Se podía ver desde la colina en la que se ubicaba la ciudad de Nazaret, donde Él vivía. Séforis contaba con un enorme anfiteatro. Los actores que actuaban en las obras, eran llamados hypokritos. Llevaban máscaras para que la audiencia pudiera identificar a los diferentes personajes que cada uno representaba. Al final de la representación se quitaban las máscaras y la audiencia los aplaudía y alababa. Según esto, practicar la hipocresía significa llevar una máscara para impresionar o engañar a otros. ¡Ay! Jesús habló de tres áreas específicas donde solemos practicar la hipocresía: 1) Dar. “Cuando, pues, des….no hagas tocar trompeta…, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres…” (Mateo 6:2). 2) Orar. “Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público” (Mateo 6:6). 3) Juzgar. “Porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados, y con la medida con que medís se os medirá…¿O cómo dirás a tu hermano: ´Déjame sacar la paja de tu ojo´, cuando tienes la viga en el tuyo? ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano” (Mateo 7:2, 4-5). La Palabra para ti hoy es, por lo tanto, ¡no seas un hipócrita! Lea la Biblia en Un Año: Jueces 10-12

¡Salta por la borda por el Señor!

3 de abril

“ENTONCES… DIJO A PEDRO: ¡ES EL SEÑOR!... Y SE TIRÓ AL MAR” (Juan 21:7)

Después de que los discípulos de Jesús pasaron la noche pescando sin recoger nada, éste les dijo: “Echad la red a la derecha de la barca…” (Juan 21:6) y entonces sacaron 153 peces. Así es como funciona; una palabra Suya y todo cambia para bien. Luego leemos: “Entonces aquel discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro: ¡Es el Señor! Simón Pedro, cuando oyó que era el Señor,… se tiró al mar [y fue hacia Jesús]” (Juan 21:7). Démonos cuenta de que Pedro tuvo que decidir entre dejar sus peces e ir a Jesús o quedarse en el barco y disfrutar del fruto de su arduo trabajo. Todos nos enfrentamos a esa misma prueba cuando cumplimos las metas que nos hemos propuesto en la vida, cuando nuestras redes están llenas y por fin “lo hemos conseguido”. El dilema es: ¿nos quedamos a guardar nuestras bendiciones o saltamos por la borda por el Señor y nos comprometemos con Él totalmente? Pablo habla brevemente de sus éxitos en la vida: “…Yo tengo también de qué confiar en la carne… de la tribu de Benjamín… en cuanto a la Ley, fariseo… en cuanto a la justicia que se basa en la Ley, irreprochable” (Filipenses 3:4-6). Si tenemos en cuenta su historial, Pablo era “Alguien de Peso”. Pero escucha lo que añade: “…cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida… todo… lo tengo por basura para ganar a Cristo” (Filipenses 3:8). Pablo entendió que su verdadera identidad no radicaba en sus logros sino en su relación con Jesús. ¿Te sientes tú así? En aquella noche, daba la impresión de que Pedro estaba perdiéndolo todo, sin embargo cuando llegó a la orilla se encontró con que Jesús estaba ocupado, ¡asando pescado! Todo lo que necesitas, Dios lo tiene. Todo lo que dejas, Él lo pagará con creces. Todo aquello que estás dispuesto a dejar atrás determina, en última instancia, aquello que el Señor te puede confiar. 45

Lea la Biblia en Un Año: Jueces 13-15


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 46

El lugar apropiado; las personas apropiadas “…PARA UN MOMENTO COMO ÉSTE…” (Ester 4:14 NVI) 4 de abril

Ester ganó un concurso de belleza, se casó con un rey, vivió en un palacio, descubrió un complot para exterminar al pueblo judío y fue su salvadora. Su historia nos demuestra la importancia de estar en el lugar adecuado y de ser influidos por las personas adecuadas. Por ello: 1) No es casualidad donde te encuentras hoy. Mardoqueo, el mentor de Ester, la planteó un reto y cambió la vida de ésta al decirle: “¡Quién sabe si no has llegado al trono precisamente para un momento como éste!” (Ester 4:14b NVI). Ester no se había propuesto ser reina, pero una vez que lo fue, tuvo que decidir entre su comodidad o su llamado. Es una elección que todos tenemos que hacer. ‘¿Cuál es mi llamado?’ te preguntas. Puede que tenga que ver con tu trabajo, tu matrimonio, tu tarea de padre, tus amistades. O tal vez el vecindario donde vives o el trabajo de voluntario en la iglesia. Una cosa es segura: Cuando Dios llama, ése es “tu momento”. Tendemos a pensar que estamos “en punto muerto” ahora mismo, en espera de otra época o de otras oportunidades más importantes. Pero no es así, no te toca a ti escoger tu tiempo; ¡Dios se encarga de eso! El salmista decía: “En tu mano están mis tiempos…” (Salmo 31:15). 2) Dios envía a personas especiales para que nos guíen. Sin Mardoqueo en su vida, tal vez Ester nunca hubiera entendido su llamado. Y sin su ayuda, quizás nunca lo hubiera cumplido. Entonces, ¿quién es tu Mardoqueo? ¿Quién te conoce tan bien que te puede ayudar a identificar tu llamado? ¿Quién te ama lo suficiente para llamarte la atención cuando te sales del camino o te da fuerzas cuando quieres rendirte y volver atrás? Ninguno de nosotros es un compendio de todas las virtudes; todos tenemos deficiencias y puntos débiles. Por eso Dios nos envía a otros; ¡y por eso los Lea la Biblia en Un Año: Jueces 16-18 necesitamos!

Cuida de tus heridas abiertas

5 de abril

“MÉDICO, CÚRATE A TI MISMO” (Lucas 4:23)

¿Sabías que en el Antiguo Testamento un sacerdote no podía servir en la casa de Dios si tenía alguna “costra”, que es una postilla no curada, o una herida abierta (Levítico 21:20)? ¿Por qué? Porque cuando tienes alguna costra, no das el baremo de calidad. No puedes acercarte a los demás, por si se tropiezan contigo y te quitan la venda protectora. No estás en plena forma porque el continuo dolor absorbe tus fuerzas. Tienes temor de hablar de tu herida por si la gente te rechaza, y por eso llevas una máscara, tienes una doble vida y llegas a ser una persona insegura y controladora. Y lo peor de todo, estás tan ocupado trabajando para Dios y preocupándote de los demás, que piensas que no tienes tiempo para parar y cuidar de ti mismo. La Biblia dice: “Médico, cúrate a ti mismo” (Lucas 4:23). ¿Significa que las personas con algún “impedimento” no pueden trabajar para Dios? Pues no, sino más bien lo contrario. Son precisamente los quebrantados los que llegan a ser expertos en curar. Pero primero tienes que tomarte tiempo para ser sanado. Jesús dijo que cuando un ciego guía a otro ciego, los dos caen en el hoyo (Mateo 15:14). Es difícil hablar a otros de victoria, cuando tú mismo vives en derrota. Es duro llevar sanidad emocional a otros, cuando tú todavía luchas con asuntos no resueltos de tu pasado. Cuando todavía estás sangrando, no puedes tratar los problemas de otros con la misma fe agresiva que tendrías si tú mismo hubieras superado tu propio impedimento. ¿Es malo tener un corazón herido? No, pero es malo no ocuparse de él. Así pues, pasa tiempo con Dios y deja que Él te restaure plenamente, a fin de que pueda usarte para ministrar de forma más eficaz a los demás. Lea la Biblia en Un Año: Jueces 19-21

Uno de los lectores paga 200 ejemplares para que todas las personas de su calle reciban las “vitaminas espirituales” todas las mañanas. 46


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 47

¿CÓMO REACCIONARÍAS ANTE UNA TRAGEDIA? Él está en medio de la calma y de la tormenta.

Joni Eareckson Tada escribe: “ Desp ué s de mi accid ente de b u c e o , p e r m a n e c í i n m óv i l d u r a n t e t r e s m e s e s e s p e r a n d o s e r tra s la dad a d e c u i d ad o s i nt e n s i vos a una planta normal de h o s p i t a l . Tr a s m á s m e s e s s i n m ov e r m e , m e p a s a ro n a l depar tamento de rehabilitación donde pasé horas en mi silla de ruedas afuera de la sección de fisioterapia esperando entrar. E s t a i n m ov i l i d a d f o r z o s a m e e x a s p e r a b a , c o n f o r m e e s p e r a b a que los familiares o amigos vinieran a visitarme .

Pero el tiempo y el estudio de la Palabra de Dios tienen la facultad de cambiarnos. Ahora mi cama es un altar de alabanza, el único lugar en este planeta hostil donde siempre me encuentro con Dios. En cuanto las sábanas y mantas se echan atrás, mi mente responde: ‘Es hora de estar quieta y conocer más de Dios; tiempo de orar.’

Si el leer La Palabra Para Hoy ha traído bendición a tu vida (o te has dicho a veces: ‘¿Cómo sabía Dios que necesitaba esa palabra hoy?’), escríbenos y cuéntanos tu testimonio a: La Palabra Para Hoy (Testimonios) Apartado de Correos 227 03770 VERGEL (Alicante)

Pero Dios también está en medio de la tormenta. El hecho de que le obedezcas no te exime de pasar momentos difíciles. Jesús ordenó a sus discípulos que fueran al otro lado del Lago de Galilea esa famosa noche. Pero cuando salieron de la barca a la mañana siguiente, sabían mucho más de Él que el día anterior. Cosas tales como: a) Las tormentas no Lo esconden, sino que Lo revelan. b) Las circunstancias que te amenazan, ya están controladas por Él. c) Es bueno disfrutar de los buenos momentos, pero a menudo se aprende más en los malos.

En Julio de 1967 se rompió el cuello en un accidente mientras buceaba y quedó parapléjica. Tras el accidente, aprendió a pintar sosteniendo el pincel con la boca. Gracias a la terapia, consiguió volver a mover los brazos, lo que le permitió conducir un vehículo especialmente adaptado para ella. Su historia ha sido relatada en varios libros autobiográficos, así como en la película Joni.

Cuando te encuentres en una situación de tranquilidad forzada, en lugar de ponerte nervioso y enfadarte, practica la quietud ante Dios. Puedes estar quieto y saber que Él es Dios – ¡y no tienes que romperte el cuello para descubrirlo!”

Joni Eareckson Tada es una escritora, artista y cristiana ferviente. En 1979 fundó “Joni y Amigos”, una organización cristiana que ayuda a las personas con discapacidades, comunicándoles el mensaje de Cristo.

Joni Tada atribuye a su fe el ayudarla después del accidente. Creó “Joni y Amigos” para ayudar a otros con discapacidades a descubrir cómo la fe también les puede levantar en sus luchas.

47


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 48

Es hora de apartarse

6 de abril

“VENID VOSOTROS APARTE… Y DESCANSAD UN POCO…”

Marcos 6:31 Nos dice Lucas: “Cuando ya era de día, salió y se fue a un lugar desierto. La gente lo buscaba y, llegando a donde estaba, lo detenían para que no se fuera de ellos. Pero Él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios, porque para esto he sido enviado” (Lucas 4:42-43). Examina la vida de Cristo: El dominio propio que ejerció, la crítica que despertó, la comunión que disfrutó con Dios, ¡y sigue su ejemplo! Jesús renunció a cosas buenas para poder aceptar las cosas apropiadas. Eso no es fácil. Tal vez Dios quiere que salgas de donde estés, pero tú te quedas; o quizás quiere que te quedes, pero te vas. ¿Cómo puedes saberlo? Sepárate de la multitud y encuéntrate con Jesús en un lugar desierto. Esta palabra “desierto” no significa un lugar desolado, sino simplemente tranquilo, un lugar para pensar, para orar, para oír de parte de Dios, para recargar las pilas y volver a trazar tu camino. ¡El diablo odia este tipo de paradas! Richard Foster señala que en la sociedad contemporánea, el diablo se especializa en tres cosas: el ruido, la prisa y las multitudes. Si puede conseguir ocuparnos en “en los muchos quehaceres“ y “los muchos teneres”, estará satisfecho. Él implanta taxímetros en nuestros cerebros. Oímos el incesante tic, tic, tic que nos dice que nos apresuremos, más deprisa, más deprisa, el tiempo es dinero, y el resultado es esta confusión bulliciosa, llamada raza humana. Pero Jesús va en contra de la corriente y dice: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28). ¿Vas a venir? ¿Vas a seguir a Aquél que a menudo “…se apartaba a lugares desiertos para orar” (Lucas 5:16)? Un millón de voces te dirán que no lo hagas. ¡No las hagas caso! Lea la Biblia en Un Año: Rut 1-4

Señales del Espíritu

7 de abril

“EL QUE NO TIENE EL ESPÍRITU, NO ACEPTA LO QUE PROCEDE DEL ESPÍRITU DE DIOS” (1 Corintios 2:14 NVI)

Pablo dijo: “El que no tiene el Espíritu no acepta lo que procede del Espíritu de Dios,… para él es locura... hay que discernirlo espiritualmente” (1 Corintios 2:14 NVI) El pastor Jon Walker escribe: ‘El Espíritu te alerta de un peligro inmediato. Un amigo mío estaba conduciendo hacia un semáforo en verde, cuando sintió claramente en el espíritu que debía frenar. Al hacerlo, vio cómo un camión se saltaba el semáforo en rojo. Si no hubiera sido por la obediencia instantánea de mi amigo, probablemente habría muerto. Las “señales de stop” del Espíritu, te advierten que no debes ir a un determinado lugar. Yo tenía un perro… que estaba acostumbrado a ir atado con la correa y cuando le llevaba al campo de un vecino para correr, sólo tenía que decir yo “No” cuando se acercaba a algún lugar donde no debía ir. No había hecho nada malo, y mi advertencia no era un reproche; era un aviso para su propia protección. Los mensajes oportunos del Espíritu, son Dios diciéndote que no es el momento adecuado. Cuando estaba en la universidad, fui a comprar un ordenador mediante un programa que ofrecía descuentos. Pero cuando entregué la documentación, me dijeron que ya había expirado la oferta. Me enfadé mucho con Dios. Dos meses más tarde, la universidad volvió a sacar la oferta en la que ofrecían mejores modelos que también llevaban incluidos programas informáticos; todo el paquete era más barato que el anterior y si lo hubiera comprado dos meses antes, lo hubiera pagado más caro... ¡Parece que Dios sí sabe lo hace! Sé sensible a las señales del Espíritu. Confía en el Espíritu de Dios para que te guíe en las decisiones y detalles de tu vida. Guarda una lista de las veces que Él te ha inspirado a algo; eso te hará más sensible y fortalecerá tu determinación de obedecerle. Recuerda, los sentires que vienen de Dios siempre están en armonía con su Palabra; aunque no lo estén con tus ideas. 48

Lea la Biblia en Un Año: 1 Samuel 1-3


PrintermanMaster1.qxp

8 de abril

15/12/08

15:09

Page 49

Aprende a estar satisfecho – Primera parte

“…HE APRENDIDO A SENTIRME SATISFECHO”

(Filipenses 4:12, Versión Castellana) A veces el contentamiento significa: 1) Aprender a ser felices con menos. Un alto ejecutivo decidió pasar unos días en un monasterio. ‘Espero que su estancia sea muy bendecida’ le dijo el monje que le acompañó a su celda. ‘Si necesita algo, háganoslo saber. Le enseñaremos cómo vivir sin ello’. La felicidad no consiste en conseguir todo lo que quieres, sino en disfrutar lo que Dios te ha dado. Pablo dijo que había aprendido a sentirse satisfecho “…así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:12-13, Versión Castellana). 2) No te olvides de que las cosas podrían ser peores. Snoopy estaba tumbado en su casita de perro un Día de Acción de Gracias, quejándose de tener que estar en ese lugar comiendo comida de perro, mientras todos esos humanos estaban adentro en sus casas comiendo pavo con salsa y pastel de calabaza. ‘Pero, podría ser peor, claro’ reflexionó al fin, ‘yo podría haber nacido pavo’. El recordarnos a nosotros mismos que ‘podría ser peor’ puede ser un arma poderosa para fomentar nuestro contentamiento. 3) Entiende que lo que buscas es espiritual, no material. Pablo nos advirtió que tuviéramos cuidado con “…la avaricia, que es idolatría.” (Colosenses 3:5). Nuestro problema no es querer más; lo que condiciona todos nuestros deseos es el querer, de verdad, tener a Dios. Como dijo San Agustín: ‘Nuestras almas no descansarán hasta que descansen en Ti.’ ¿Cómo va a dejarnos Dios que nos sintamos como en casa, cuando este mundo no es nuestra casa? Nuestra insatisfacción, si se lo permitimos, puede agudizar nuestra hambre espiritual e incitarnos a orar: “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.” (Mateo 6:10). Lea la Biblia en Un Año: 1 Samuel 4-8 9 de abril

Aprende a estar satisfecho – Segunda parte

“…HE APRENDIDO A SENTIRME SATISFECHO”

(Filipenses 4:12, Versión Castellana) Michael Drosnin escribió un libro acerca de un hombre que quería más riquezas, así que levantó uno de los imperios financieros más grandes de su época. Quería más placeres, entonces pagó para tener a las mujeres más hermosas que el dinero podía comprar. Quería más aventura, entonces batió récords de velocidad aérea y construyó y pilotó el avión más espectacular del mundo. Quería más poder, así que adquirió tal influencia política, que era la envidia de los demás senadores. Quería más glamour, así que fue dueño de estudios cinematográficos y cortejaba a las estrellas del cine. Drosnin nos dice cómo acabó la vida de este hombre: ‘Era una figura de porte tétrico, de aspecto cadavérico. Consumido, con poco más de 50kg repartidos en sus 1,90m de estatura… una barba rala y desaliñada le caía por encima de su pecho hundido, unas uñas largas y espantosas en forma de garras amarillentas grotescas… Muchos de sus dientes estaban podridos y desgastados. Le estaba empezando a salir un tumor por un lado de la cabeza… innumerables marcas de jeringuillas…Howard Hughes era un drogadicto. Un drogadicto multimillonario’. Entonces la pregunta es la siguiente: Si Hughes hubiera conseguido otro contrato más, ganado otro millón y probado otra aventura, ¿habría sido suficiente? Existe la falacia de pensar que si tenemos más, seremos más agradecidos. Pero no es así. Si damos a un niño todo lo que quiere, destruimos su iniciativa y opacamos su sentido de agradecimiento y contentamiento. ¿No te parece curioso que el mismo hombre que escribió: “He aprendido a sentirme satisfecho” también escribió: “Dad gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5:18). En tus propias fuerzas no puedes hacer de ti, una persona más agradecida o satisfecha, pero puedes orar por ello y abrir tu corazón para que suceda. 49

Lea la Biblia en Un Año: 1 Samuel 9-12


PrintermanMaster1.qxp

10 de abril

15/12/08

15:09

Page 50

Da gracias a Dios por la Cruz

Viernes Santo

“…DIOS, NOS RECONCILIÓ CONSIGO MISMO POR CRISTO…”

(2 Corintios 5:18) Tim Miller escribe: “Mi hija Jennifer, de ocho años, estaba esperando con ansia las vacaciones de la familia. Pero se puso enferma y su anhelado día en el parque acuático Sea World, fue remplazado por toda una noche de rayos X, escaners, y análisis de sangre en el hospital. Al amanecer el médico dijo a mi exhausta hijita que tenía que someterse a otra prueba más, una punción lumbar. Le advirtieron que sería dolorosa. El doctor me preguntó si pensaba quedarme en la habitación. Asentí con la cabeza, sabiendo que no podía dejar a Jennifer sola, durante ese trance. Luego el médico le pidió a Jennifer que se quitara la ropa. Ella me miró con esa modestia infantil como para preguntar si eso estaba bien. Le pidieron que se encogiera como una bola. Acerqué mi cara a la suya y la abracé. Cuando entró la aguja, Jennifer lloró. Pero a medida que el dolor punzante aumentaba, ella sollozaba sin parar, diciendo ‘Papá, papá, papá’ mientras su voz se hacía más fuerte con cada palabra. Es como si me estuviera diciendo: ‘Papá, por favor, ¿no puedes hacer algo?’ Mis lágrimas se mezclaron con las suyas, mi corazón estaba dolorido y sentía náuseas. Porque la amaba, estaba permitiendo que pasara la experiencia más dolorosa de su vida. Durante esa punción lumbar, mis pensamientos fueron a la Cruz. ¡Qué dolor tan indescriptible tuvieron que experimentar tanto el Padre como el Hijo; y todo por nosotros.” Pero por la Cruz de Cristo, tenemos: a) reconciliación: “…Dios nos reconcilió consigo mismo…” (2 Corintios 5:18); b) regeneración: “…habéis nacido de nuevo…” (1 Pedro 1:23 Biblia de las Américas); c) resurrección: “…todo aquel que… cree… yo lo resucitaré en el día final” (Juan 6:40). ¡Da gracias a Dios por la Cruz! Lea la Biblia en Un Año: 1 Samuel 13-14 11 de abril

Sábado Santo

Jesús venció a la muerte por ti - Primera parte

“…NOS HIZO RENACER PARA UNA ESPERANZA VIVA…” (1 Pedro 1:3)

Ernest Becker escribió un libro titulado La Negación de la Muerte. En él decía que vivimos nuestras vidas ignorando, evitando y reprimiendo la verdad de que somos mortales y de que antes o después tenemos que morir. Señalaba que ésa es la causa de nuestra adición al trabajo, de nuestro querer siempre ser aceptados por los demás y de nuestra obsesión con el dinero y la seguridad material. Becker publicó su libro en 1974 y tuvo una gran acogida, ganó el Premio Pulitzer y se hizo famoso. Ese mismo año supo que tenía cáncer. Ese año se volvió a Dios. Ese año murió. Se dice que en el estado de Arizona en los EE. UU. se encuentra la fundación criónica mayor del mundo. Por una suma considerable, pueden llenar tu sangre con anticoagulantes, congelar tu cuerpo y almacenarlo en una cápsula de nitrógeno líquido a una temperatura de -320º para que puedas ser descongelado en el futuro. En ese momento la tecnología médica avanzada podrá curar cualquier enfermedad que te causó la muerte y podrás volver a vivir. O si no te gusta pasar frío, otra empresa ofrece “la eternidad en un pisapapeles”. Por una pequeña cantidad de dinero ponen tu ADN en una cajita para los próximos 10.000 años para que puedas ser clonado cuando sea conveniente. También te ofrecen la garantía de devolverte el dinero durante esos 10.000 años, aunque no está muy claro quién lo va a recoger si algo sale mal. John Ortberg escribe: “Tratamos de burlar a la muerte con métodos más sutiles: gimnasios, cremas para la piel, cirugía plástica, nuevas dietas, climas más cálidos, mejores medicamentos, doctores más preparados y muchos más. A lo mejor la ciencia nos va ayudar a vivir para siempre, como los de la raza [inmortal] de los Struldburgs en el relato de Gulliver, que estaban sin dientes, sin pelo y sin memoria.” Alégrate, Jesús venció a la muerte con su resurrección, garantizando así la nuestra: “…mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva y recibamos una herencia indestructible…” (1 Pedro 1:3-4 NVI) 50

Lea la Biblia en Un Año: 1 Samuel 15-17


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 51

AL BORDE DE LA DESTRUCCIÓN G

ary era un alcohólico empedernido, estaba deprimido, solo y no tenía adónde acudir -ése era yo hace dos años-, antes de descubrir que Jesucristo quería ser su amigo y Salvador.

sentía. Las palabras de ánimo comenzaron a aparecer de forma regular, gracias a la perseverancia de mi madre, quien me dio un ejemplar de La Palabra para Hoy, publicado por UCB. Mi madre me invitó a los servicios de Semana Santa a la iglesia local, donde supe que mi vida iba a cambiar para siempre. Esa misma noche tuve la revelación gloriosa de la gracia redentora de mi Salvador Jesucristo. Le di con gozo mi vida con una oración de desesperación y reconocimiento de que ya no podía más seguir así.

“ Pasé demasiado tiempo en el pozo de la desesperación, buscándole un sentido a esta vida. Los meses y los años se sucedieron y mi adicción al alcohol se iba disparando fuera de control y creando un torbellino de destrucción que consumía todo lo que encontraba a su paso: relaciones, vida familiar, trabajo y autoestima. Leí libros de autoayuda para la depresión y el estrés y busqué consejería para mi alcoholismo; pero nada dio resultado.

A finales de ese año fui liberado de las garras del alcoholismo cuando Jesús me quitó las ansias de beber y el gusto por ello. Mi vida ha sido bendecida ricamente y Dios ha contestado muchas oraciones, incluida una que me ha llevado a trabajar aquí como diseñador gráfico.

En medio de esta lucha, me sentí confrontado una noche por unas palabras que mi madre había dejado escritas en un papel encima de mi cama. En negrita, el mensaje decía: “…VIVE DE ACUERDO A TU IDENTIDAD CREADA A IMAGEN DE DIOS…” (Mateo 5:48, El Mensaje). Por primera vez en mi vida estaba leyendo algo que me hacía “sentir bien” por dentro y experimenté un sentimiento de esperanza, amor e intimidad. En medio de mi depresión y soledad estas palabras penetraron en mi corazón. Me senté en la cama, absorbí estas palabras de consuelo y lloré en silencio, sabiendo que alguien, en algún lugar, sabía exactamente cómo me

Nunca pensé que mi vida cambiaría, pero cambió, ¡por medio de la fe en Jesucristo! Si Dios pudo cambiar mi vida, también puede hacer lo mismo con la tuya.”

¿Ha causado un impacto en su vida La Palabra Para Hoy? Le rogamos que nos lo cuente escribiendo a: Testimonios, UCB España Apartado de Correos 227, 03770 VERGEL (Alicante) España

51

o por email a: palabra@helpinspain.org


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 52

Jesús venció a la muerte por ti - Segunda parte “…NOS HIZO RENACER PARA UNA ESPERANZA VIVA…” (1 Pedro 1:3) 12 de abril Día de Resurrección

El primer cementerio de los EE. UU., Mount Auburn, era tan hermoso que se convirtió en la mayor atracción turística de Boston. Cuando hicieron Central Park en Nueva York, se inspiraron en Mount Aurburn. La aclamación unánime era: ‘¿Por qué no tenerlo todo igual, pero sin las tumbas?’ Seguimos intentando tenerlo todo, ¡pero sin las tumbas! Pero no podemos. Vivimos a un latido de corazón de la eternidad. Dos verdades que debes tener en mente son: 1) Dios te puso en esta tierra con un propósito determinado. ¿Ya sabes cuál es el tuyo? ¿Estás dedicando tu vida a ello y haciendo que cuente cada momento? Pablo lo hizo y terminó escribiendo: “…El tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está reservada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que aman su venida” (2 Timoteo 4:6-8). 2) Cuando conoces a Cristo como tu Salvador, lo mejor está por llegar. Se dice que en su lecho de muerte, D.L. Moody súbitamente se enderezó, abrió sus brazos como si estuviera abrazando algo hermoso, declaró que la tierra estaba alejándose y el cielo acercándose y que era el día de su coronación. ¡Qué forma de partir! No debes temer a la muerte porque Jesús dijo: “…Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?” (Juan 11:25-26). ¡Créelo, es verdad! 13 de abril

Lea la Biblia en Un Año: Salmo 11; 1 Samuel 18-20; Salmo 59

Ver a Dios en tu circunstancia

“…QUE ÉL ALUMBRE LOS OJOS DE VUESTRO ENTENDIMIENTO…” (Efesios 1:18)

Cuando estás pasando por una crisis, es fácil perder la perspectiva. Les pasó a los discípulos de Jesús en el camino de Emaús. Desanimados por su muerte, “Hablaban entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido. ...mientras…discutían entre sí, Jesús mismo se acercó y caminaba con ellos...” (Lucas 24:14-16). Cuando quitas los ojos de Jesús, empiezas a sentirte impotente ante las cosas. El Dr. Michael Youssef dice: “Cuando enfrento una crisis importante… suelo ser el tipo de persona cuya visión se hace borrosa… mis percepciones son nulas… mis reflexiones parciales… y a veces cierro la puerta a aquellos que podrían ayudarme…como los dos discípulos de Emaús… Su visión era borrosa, precisamente acerca de la persona que estaba caminando y hablando con ellos. Aquél por cuya muerte hacían duelo estaba vivo… pero no se dieron cuenta porque estaban centrados en la cosa equivocada. Pero todo cambió en el preciso instante en que reconocieron a Jesús. “Levantándose en esa misma hora, volvieron a Jerusalén;… ellos contaron las cosas que les habían acontecido en el camino, y cómo lo habían reconocido al partir el pan” (Lucas 24:33-35). Fíjate en las palabras “en esa misma hora”. En un instante pasaron del temor al coraje, del dolor a la alegría y de la desesperación, a la esperanza. Y ésa es la historia de Semana Santa. No importa lo mal que se presenten las cosas, cuando fijas tus ojos en Jesús, Él te llenará de esperanza. Por eso Pablo escribe: “[Oro también para] que Él alumbre los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os Lea la Biblia en Un Año: 1 Samuel 21-24 ha llamado…” (Efesios 1:18).

¿Ha causado un impacto en su vida La Palabra Para Hoy?

Le rogamos que nos lo cuente escribiendo a: Testimonios, UCB España, Apartado de Correos 227, 03770 VERGEL (Alicante) España o por email a: palabra@helpinspain.org 52


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 53

Aprende a vivir como Jesús

14 de abril

“APRENDED DE MÍ….Y HALLARÉIS DESCANSO PARA VUESTRAS ALMAS” (Mateo 11:29)

Notemos que a diferencia de nosotros, Jesús no sufrió de miedo al fracaso. Es porque nunca le pasó por la mente el no poder hacer algo que su Padre ya le había asegurado que podría hacer. Y tampoco sufrió de miedo a la escasez. Aunque vivió una vida sencilla, fue responsable de su propio mantenimiento y del de un grupo de personas. ¿Cómo lo hizo? Oraba mucho y se mantenía en sintonía con su Padre Celestial. Por consiguiente, sabía cómo pescar cuando los peces no picaban, o encontrar el dinero de los impuestos en la boca de un pez cuando lo necesitó (¡Sí, Jesús pagó sus impuestos!). Tal vez Dios no te provea de la misma forma, pero ha prometido cuidar de ti (1 Pedro 5:7). Jesús te está diciendo hoy: “Venid a mí… aprended de mí…y hallaréis descanso para vuestras almas [las emociones y la mente]” (Mateo 11:29). El estrés nos llega por nuestra necesidad de saber todo de antemano, de estar en control. Aun después de orar y supuestamente entregar la situación al Señor, nos creamos un “plan de emergencia”, en caso de que Él no maneje las cosas como pensamos que debería hacerlo. ¿Tú haces eso? No pones el dinero en el banco y luego te pasas la noche en vela preocupándote por ello, ¿verdad?. Pues al menos ten la misma confianza en Dios. Cada vez que entras en un torbellino de interrogantes sobre el qué, el cuándo, el cómo, el dónde, entrégaselo a Dios. No a ese Dios pequeño de tu entendimiento, sino al gran Dios cuyos hechos hablan por sí mismos, cuya fidelidad nunca falla y quien se ha ganado el derecho de preguntarte: “¿Hay alguna cosa difícil para mí?” (Génesis 18:14). En otras palabras, ¡aprende a vivir como Jesús! Lea la Biblia en Un Año: Salmos 7, 27, 31, 34, 52

Serás recompensado

15 de abril

“…Y TU PADRE, QUE VE EN LO SECRETO, TE RECOMPENSARÁ EN PÚBLICO” (Mateo 6:4b)

El Dr. Tony Campolo escribe: “Conozco a un hombre a quien le gusta usar su dinero, para ayudar a personas que nunca sabrán que fue él. Cuando le hablé de un estudiante que quería ser ministro del evangelio, pero que tenía que dejar el curso porque no tenía dinero para pagarlo, este hombre se puso en contacto con el colegio y pagó sus facturas. Ese estudiante llegó a ser uno de los mejores predicadores de mi denominación. Cientos de personas se han hecho cristianos bajo su liderazgo. Miles han sido influidos por sus sermones; ¡Pero nunca supo quién pagó sus estudios! Detrás de todo eso se encontraba una persona con recursos y el deseo de hacer algo que permaneciera. Me sorprende que no haya más gente que haga lo mismo. Muchos guardan bien su dinero y cuando se mueren, se lo dejan a personas que realmente no lo necesitan. ¡Qué desperdicio, cuando podrían marcar una diferencia en tantas y tantas vidas!” Cada oportunidad perdida de dar es una oportunidad perdida de recibir, porque “…tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público” (Mateo 6:4b). Imagina cómo será el Día del Juicio, cuando Dios le revele a alguien a quien diste algo de forma anónima, que fuiste tú. Se entregarán recompensas a personas que ni siquiera se acuerden de las cosas por las que son honrados, como por ejemplo hacer una llamada que resultó en que a alguien le dieran un trabajo, pagar la factura de luz de alguien, animar a alguien cuando estaba desanimado o dejar una bolsa de la compra a su puerta. Pero aun cuando la los que se han beneficiado de tu bondad se olviden de ello, Dios lo recuerda, toma nota y recompensa. Jesús dijo que si lo único que puedes hacer es dar a alguien “un vaso de agua fría…no perderá[s] [tu] recompensa” (Mateo 10:42). Lea la Biblia en Un Año: Salmos 56, 12, 140-142

Recuerda en tus oraciones al equipo que produce este devocional. Éllos se enfrentan a una oposición constante a la hora de hacer su trabajo. 53


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 54

Sé sabio con tu dinero “SEMBRÓ ISAAC EN AQUELLA TIERRA, Y COSECHÓ AQUEL AÑO EL CIENTO POR UNO; Y LO BENDIJO EL SEÑOR” (Génesis 26:12) 16 de abril

Cuando se trata de dinero, la Biblia nos enseña que tenemos que: 1) Ahorra para cuando lleguen “las vacas flacas”. “Tesoro preciado… hay en la casa del sabio, pero el hombre insensato todo lo disipa” (Proverbios 21:20). Aprende a vivir dentro de tus posibilidades y enseña a tus hijos a hacer lo mismo. En lugar de usar tu tarjeta de crédito indiscriminadamente, recuerda que puedes vivir feliz sin la mayoría de las cosas que nos ofrece la publicidad. Antes de comprar algo, ora. El sólo hecho de que tu banco te conceda el préstamo, no significa que sea lo más acertado, o de que Dios apruebe ese gasto. Todos los barcos suben cuando la marea sube, pero también bajan con ella. José pidió al Faraón que “…junten toda la provisión de estos buenos años... y esté aquella provisión… para los siete años de hambre…” (Génesis 41:35-36). Vive según “el principio de José” y ahorra. 2) Siembra en tiempos de hambre. La Biblia dice: “…el que siembra generosamente, generosamente también segará” (2 Corintios 9:6b). Tú dices: ‘Pero ahora estoy en apuros económicos’. No te retraigas por temor a no tener lo suficiente. Da a Dios una semilla para que pueda hacerla fructificar y sin duda Él te dará una cosecha cuando la necesites. La capacidad de Dios de proveer no está condicionada a la economía mundial. Haz lo que hizo Isaac: “…Hubo hambre en la tierra… Sembró Isaac… y cosechó aquel año el ciento por uno; y lo bendijo el Señor” (Génesis 26:1, 12). ¿Quién bendijo a Isaac? ¡El Señor! Cuando el Señor te diga que des, da en fe, sabiendo que a su debido tiempo, de la forma adecuada y en el lugar preciso, vas a recibir. Lea la Biblia en Un Año: 1 Samuel 25-27

¿Cuáles son tus “ganancias”?

17 de abril

¡…Y QUE HAYA DE DAR SUS BIENES A OTRO QUE NUNCA TRABAJÓ EN ELLO!...” (Eclesiastés 2:21)

En los negocios se habla de las “ganancias”. Son tu beneficio neto, tu balance final. He aquí una verdad que tienes que saber antes de que firmen tu certificado de defunción, hagan los arreglos para tu entierro y pongan flores en tu tumba: cuando vives para ti mismo y no cumples el propósito de Dios para tu vida, las ganancias no merecen la pena por la inversión. Salomón escribe: “Volví a sentirme descorazonado de haberme afanado tanto en esta vida, pues hay quienes ponen a trabajar su sabiduría y sus conocimientos y experiencia, para luego entregarle todos sus bienes a quien jamás movió un dedo. ¡Y también esto es absurdo, y un mal enorme!” (Eclesiastés 2: 20-21 NVI). O como dice el escritor John Capozzi: “El ejecutivo que trabaja 12 horas diarias tendrá mucho éxito. Y también será recordado con cariño por el siguiente marido de su mujer”. Va a llegar el día en que todas las cosas materiales por las que has luchado, te has estresado y agotado no tendrán importancia. Tu currículo y tu posición ya no impresionarán a nadie. A nadie le importará el tipo de ropa que llevas, o los coches que conduces, excepto a los familiares que planean vestirse con ella y conducir esos coches, o venderlos. Si fueras sabio, te plantearías dejar esta vida con unas ganancias que resultan de lo siguiente: a) satisfacción; la que proviene de haber cumplido la tarea encomendada por Dios aquí en la tierra; b) éxito; el cual se mide pensando en las recompensas eternas, no en las temporales; c) seguridad; la que procede de conocer a Jesucristo como tu Señor y Salvador. ¡Estas cosas son las únicas ganancias por las que merece la pena vivir! Lea la Biblia en Un Año: Salmos 17, 35, 54, 63

Pide un ejemplar extra para dar a un amigo (ver página 32) 54


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 55

Tener éxito en el trabajo - Primera parte “EL QUE ES NEGLIGENTE EN SU TRABAJO ES HERMANO DEL HOMBRE DESTRUCTOR” (Proverbios 18:9). 18 de abril

Dios se interesa en la clase de trabajo que haces. Y también en cómo lo haces. En realidad, tus perspectivas de futuro dependen de tu ética laboral. Por los próximos días vamos a considerar algunos hábitos de trabajo tomados del libro de Proverbios, o bien para evitar, o bien para imitar, si quieres la bendición de Dios. La pereza. “Pasé junto al campo del hombre perezoso,... y vi… que… ortigas habían cubierto la tierra y la cerca de piedra ya estaba derribada... Aprendí la lección: Un poco de sueño… descansar mano sobre mano: así te llegará la miseria como un vagabundo…” (Proverbios 24:30-34). La pereza produce escasez, comparable a si te hubieran robado. La Biblia dice que los perezosos son: a) los que dejan las cosas para mañana: “Un poco sueño…descansar mano sobre mano”. dicen: ‘ya lo haré mañana’, pero mañana nunca llega; b) caros de mantener: “El que es negligente en su trabajo es hermano del hombre destructor” (Proverbios 18:9). Se quejan, hacen las cosas a medias, perjudican los negocios y causan privaciones; c) se rinden fácilmente. Abandonan antes de acabar el trabajo: “El indolente ni aun asará lo que ha cazado” (Proverbios 12:27). Caza al oso, pero no lo limpia. Su vida está llena de proyectos inacabados: armarios a medio hacer, habitaciones a medio pintar, garajes desordenados. ¿Te suena familiar?; d) expertos en dar excusas: “Dice el perezoso: Ahí fuera hay un león: me matará en la calle” (Proverbios 22:13). Cuando se les agotan las excusas creíbles, se inventan otras inverosímiles. “…No ara a causa del invierno…” (Proverbios 20:4). ‘¿Quieres que caiga enfermo, yendo a trabajar con este tiempo?’ O si hace calor: ‘Hace demasiado bueno para ir a trabajar’ Sea cual sea tu trabajo, hazlo a conciencia. No dejes que la pereza te robe el éxito. Lea la Biblia en Un Año: Salmo 18, 1 Samuel 28-31 19 de abril

Tener éxito en el trabajo - Segunda parte

“MIRA LA HORMIGA,… OBSERVA SUS CAMINOS Y SÉ SABIO”

(Proverbios 6:6) Cuando se trata de tener una buena ética laboral “Mira la hormiga,…observa sus caminos y sé sabio.” Estos pequeños gigantes de laboriosidad nos enseñan principios muy valiosos para la vida. Observa tres cosas en ellas: 1) La hormiga no tiene... “capitán, gobernador ni señor” (Proverbios 6:7). Ninguna hormiga tiene que ser sacada de la cama por la mañana ni persuadida para que se ponga en marcha. Nadie supervisa su trabajo, ni hace cumplir los baremos de calidad del mismo. Nadie tiene que controlar su tiempo en el trabajo, ni comprobar que empieza a la hora, hace una jornada laboral completa, “da el callo” y no abandona antes de tiempo. Se motiva a sí misma y su motivación proviene de los altos parámetros que se exige, no de las normas, las reglas o el temor al despido. 2) La hormiga “prepara en el verano su comida, recoge en el tiempo de la siega su sustento” (Proverbios 6:8). Mientras los demás se andan quejando del calor (del clima, la economía, la política, etc.), la trabajadora hormiga sigue preparándose para el futuro. Más tarde, en las temperaturas más extremas de la siega, ella sigue recogiendo. Sean cuales sean las condiciones, trabaja y trabaja. Luego, cuando los demás se las ven mal para sobrevivir, ella se regala con los frutos de sus labores. “Observa y aprende” es el consejo de Dios. 3) La hormiga no es como un vagabundo desorganizado y sin rumbo que va dando tumbos, merodeando sin sentido buscando algo que hacer. Sabe exactamente cuál es su función y adónde y cómo llevarla a cabo. Tiene metas, es determinada, centrada e imparable. ¡No puedes hacer que una hormiga se quede quieta! “Observa… y sé sabio”. ‘Pero mi trabajo no tiene futuro…’ dices. Mientras estés en este trabajo hazlo “…de corazón, como para el Señor…” (Colosenses 3:23). Demuestra tu valía allí dónde estás y Dios te ascenderá a cosas mejores. 55

Lea la Biblia en Un Año: Salmos 121, 123-125, 128-130


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 56

Tener éxito en el trabajo - Tercera parte “EL MALVADO OBTIENE GANANCIAS ILUSORIAS…” (Proverbios 11:18 NVI) 20 de abril

Si quieres tener éxito en la vida, ¡practica la honradez! Una encuesta citada por Paul Harvey revelaba que el 40% de los trabajadores admitía haber robado en el trabajo, ¡y el 20% lo justificaba! Algunas razones para justificarlo: ‘Todos lo hacen, ¿por qué yo voy a ser menos?’; ‘El jefe se lo puede permitir, no lo echará de menos’; ‘Sólo es algo muy pequeño, no hará ninguna diferencia’; ‘la empresa me debe mucho, sólo tomo lo que me pertenece’; ‘lo merezco, he trabajado duro y nunca me lo han reconocido’. ¿Qué dice Dios al respecto? “El malvado obtiene ganancias ilusorias…” (Proverbios 11:18). Dios dice que engañar a tu empleador ya sea robando el tiempo o material, u ofreciendo un producto o servicio de inferior calidad es “malvado”. ¡Son palabras duras! Los empleadores y los clientes deberían tener la certeza de que, más que cualquiera, los seguidores de Cristo son honrados, trabajan duro por su salario y ofrecen un servicio de la más alta calidad. Y que quede claro, robar no es de listos, incluso si no te pillan. “…turbación hay en las ganancias del malvado” (Proverbios 15:6b). Lo puedes coger, pero no te va a beneficiar. “La fortuna obtenida con fraude disminuye,…” (Proverbios 13:11 Biblia de las Américas). No puedes hacer algo malo y obtener un resultado bueno. No sólo te traerá problemas sino que también se los traerá a ésos que amas y que más te necesitan. “Perturba su casa el que tiene ganancias ilícitas…” (Proverbios 15:27 Biblia de las Américas). La pérdida de empleo, el daño a la reputación, la humillación, los costes legales y sus consecuencias son la “factura” que toda la familia tiene que pagar, acabando a veces en vergüenza y divorcio y repercutiendo en varias generaciones. Tu cónyuge se merece un compañero o compañera honrados. Tus hijos se merecen un modelo que puedan imitar, con la certeza de que el camino por el Lea la Biblia en Un Año: 2 Samuel 1-4 que tú vas es seguro, para que ellos lo sigan. 21 de abril

Tener éxito en el trabajo - Cuarta parte

“…LA MANO DE LOS DILIGENTES ENRIQUECE” (Proverbios 10:4b)

Si quieres tener éxito en tu trabajo, hay un rasgo de tu carácter que tienes que fomentar: la diligencia. Cuando se les pregunta a los empresarios cuál es su mayor dificultad, normalmente responden: ‘Encontrar y mantener buenos empleados’. Éstos hacen que un negocio prospere o quiebre. “La mano negligente empobrece, pero la mano de los diligentes enriquece” (Proverbios 14:10). La diligencia nos demanda ser disciplinados, motivados, despiertos, confiables y requiere que acabemos las cosas. La Biblia dice “¡precioso bien… es la diligencia!” (Proverbios: 12:27b), porque es muy difícil de encontrar. Los trabajadores diligentes son merecedores de su salario: “Los planes del diligente ciertamente tienden a la abundancia” (Proverbios 21:5). En el sistema de Dios, el jefe debería beneficiarse de ti y tú de él. De hecho los diligentes se proponen ser empleados rentables. ¿Quieres prosperar? ¡Haz que tu empleador prospere! Los diligentes se alegran de eso, a los perezosos les molesta. Será la diligencia, y no el politiqueo o la manipulación, lo que haga que asciendas. “El de manos diligentes gobernará; pero el perezoso será subyugado” (Proverbios 12:24 NVI). En la economía de Dios, tú decides si vas a ser un “gobernador” o un “esclavo”, según tu disponibilidad para trabajar duro. Los empleados perezosos se quejan de que el jefe es injusto, del sistema hostil, de los que “se desviven por la empresa”, respaldan al jefe y éste los respalda a ellos. Quieren los privilegios de otros pero no están dispuestos a trabajar por ellos. “El perezoso ambiciona, y nada consigue...” (Proverbios 13:4 NVI) “porque sus manos no quieren trabajar” (Proverbios 21:25). “El diligente ve cumplidos sus deseos” (Proverbios 13:4b NVI). Los diligentes lo tienen todo: la satisfacción de un trabajo bien hecho, una reputación de integridad, la confianza de los demás, seguridad laboral, beneficios, ascenso, y lo más importante, el “hiciste bien” del Maestro (Mateo 25:21 NVI). 56

Lea la Biblia en Un Año: Salmos 6, 8-10, 14, 16, 19, 21


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 57

¿Encuentras difícil hablar a otros de Jesús? Ahora tienes la solución: ¡utiliza "el EvangeCube / Cubo evangelístico", y verás que muchas personas "se pondrán en cola" cuando enseñes su historia!

Al desplegarse continuamente, este cubo muestra que: l El pecado nos separa del Dios Santo; 'En cada caja l Él mandó a Jesús encontrarás a morir en la Cruz; instrucciones en español y en inglés, l Su cuerpo fue puesto con textos, en una tumba, que versículos bíblicos y luego fue sellada; dibujos. l Dios le resucitó de la muerte; l Jesús es "el Puente" para llegar a Él; l Para pasar la eternidad, Dios te da a elegir entre "el Cielo" y "el infierno" y l Te invita a confiar en Jesús como tu Salvador personal, recibiendo así la vida eterna.

Si tienes acceso al Internet, echa un vistazo en la Página Web: <http://www.evangecube.org>, toca "Click here" y sigue en "Continue"

¡Nunca ha sido tan fácil compartir lo que crees acerca de Jesús!

Para recibir un

(Cubo evangelístico), manda 10 Euros giro a:

EvangeCube@Palabra, Aptdo. Correos 227, 03770 VERGEL (Alicante)

¡Con la ayuda del TÚ PUEDES CREAR LA DIFERENCIA, cuando las personas -una por una-

decidan vivir con y para el Señor! 157


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 58

Tener éxito en el trabajo - Quinta parte “…EL QUE MIRA POR LOS INTERESES DE SU SEÑOR RECIBIRÁ HONORES” (Proverbios 27:18) 22 de abril

Otra característica bíblica a procurar para tener éxito laboral es la consideración. Y eso es válido si eres un general del ejército, o un soldado raso, el presidente de una empresa o el vigilante nocturno. El carácter no hace distinción de clases. No exiges respeto, te lo ganas a diario. Si estás en posición de autoridad, la Biblia dice: “Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas y mira con cuidado por tus rebaños” (Proverbios 27:23). Los buenos empresarios y supervisores se toman muy en serio el conocer las necesidades, los puntos fuertes y débiles, el potencial y el grado de motivación de sus trabajadores. El resultado de ello es que merman las ausencias por enfermedad, mejoran la moral y se disparan la calidad y la producción. No siempre un aumento de sueldo es el mejor aliciente. A veces la consideración, comprensión e interés que muestras hacia tus empleados son un aliciente más fuerte. La antigua filosofía de “trátalos con mano dura” es el camino más rápido para crear resentimiento y pérdida de autoridad. El dar respeto y cuidado invita a la cooperación, hace de los empleados aliados, no enemigos y saca a la luz lo mejor de cada uno de ellos. Si eres un empleado, Dios promete: “El que mira por los intereses de su señor recibirá honores” (Proverbios 27:18). No es bueno hablar mal del jefe, aunque los compañeros te inciten a hacerlo. Al final, los que te rodean no confiarán en ti porque saben que tarde o temprano harás lo mismo con ellos. Habla bien de tu jefe, hónralo y sométete a su autoridad (Romanos 13:1-7). Si no puedes, no digas nada y busca otro trabajo; de otra forma te van a juzgar por no respetar su autoridad. En la parábola de los talentos Jesús dijo que los trabajadores que cuidaron de los intereses de su jefe fueron recompensados abundantemente. Así es, ¡Dios te honrará por respetar incluso a un jefe difícil!

Lea la Biblia en Un Año: 1 Crónicas 1-2

Tener éxito en el trabajo - Sexta parte “¿HAS VISTO UN HOMBRE CUIDADOSO EN SU TRABAJO? DELANTE DE LOS REYES ESTARÁ” (Proverbios 22:29) 23 de abril

Nada contribuye más al éxito laboral que la habilidad y la destreza. Los trabajadores hábiles y diestros se destacan por su estudio, práctica y trabajo duro. Sólo se conforman con lo mejor. Tales personas están “siempre en demanda…nadie los hará de menos” (Proverbios 22:29 paráfrasis). La habilidad no es genética; no la heredas sino que trabajas para conseguirla. Pasas noches en vela, vas más allá de tus posibilidades y te niegas a “quedarte donde estás”. Observa a cualquier artesano diestro; lo estimas por su atención al detalle, su negativa a simplificar el proceso, su paciencia, dedicación y orgullo del producto. Éstos infunden seguridad, respeto y confianza. No hay mejor demostración de cristianismo genuino que ser un trabajador diestro. Cuando éstos hablan, se les escucha. Si lo dudas, trata de compartir tu fe con los que te ven que eres chapucero, descuidado y no honrado. ¡Mejor no digas nada hasta que ganes el derecho de ser oído! Sea cuál sea tu trabajo “…hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por medio de El a Dios el Padre” (Colosenses 3:17). Deberíamos “subir el listón” porque somos los representantes de Cristo. Deberíamos ser los que marcan el parámetro de excelencia en el sector donde trabajemos. El saber que seguimos a Cristo debería dar la seguridad a los empleadores y los clientes de que sólo van a recibir lo mejor. Los trabajadores diestros no pueden perder, porque Dios promete que su trabajo llamará sin duda la atención de personas que los promoverán y recompensarán. “¿Has visto un hombre diestro en su trabajo? Estará delante de los reyes…” (Proverbios 22:29). Tal vez comiencen desde abajo del escalafón, pero su destino está mucho más arriba. 58

Lea la Biblia en Un Año: Salmos 43-45, 49, 84-85, 87


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 59

Gana a tus hijos para Cristo

24 de abril

“TODOS TUS HIJOS SERÁN ENSEÑADOS POR JEHOVÁ,…”

(Isaías 54:13) A principios del siglo XIX, el educador suizo Johann Pestalozzi escribió: ‘La mejor forma en la que un niño aprende de Dios es conociendo a un cristiano auténtico. La mejor forma para que descubra el poder de la oración, es vivir con padres que oran.’ ¿Sabías que según las estadísticas, el 85% de los niños que han sido educados de esta manera, cultivan una fe personal fuerte en Cristo, antes de los 13 años? Al llegar aquí, surgen algunas preguntas, tales como a) ‘¿Soy responsable de lo que mi hijo escoge?’ En última instancia, no; pero podrías serlo. Si quieres influir en la salud espiritual de tu familia, primero prueba tu propio corazón, tu visión, tu forma de oír de Dios y tus apetitos; b) ‘Pero mis hijos ya son mayores, ¿No es demasiado tarde?’ No, el nombre de Dios es “Redentor”. Él te puede dar otra oportunidad. Arrepiéntete y entrega tu vida a Cristo; así es cómo se rompen los ciclos generacionales de fracaso y cómo Dios vuelve a ser parte de esa familia; c) ‘Lo que me da miedo es traer un niño a este mundo tan malvado’. Precisamente por eso; son los hijos de luz los que hacen retroceder las tinieblas. En lugar de reaccionar por miedo o por egoísmo, gana a tu familia para Cristo y úsala para impactar el mundo. “Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvaría; y por esa fe condenó al mundo y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe” (Hebreos 11:7); d) ‘¿Pero cómo puedo competir con las influencias negativas que me rodean?’ Todos los estudios realizados confirman que vosotros, los padres, sois la mayor influencia; mayor que la de los amigos, la escuela o los medios de comunicación, a la hora de formar el carácter y determinar la dirección de vuestro hijo. Lea la Biblia en Un Año: 1 Crónicas 3-5

La oración que Dios responde

25 de abril

“… Y SUBIÓ A DIOS EL CLAMOR DE ELLOS…” (Éxodo 2:23)

Precisamente cuando los israelitas pensaban que las cosas no podían ponerse peor ¡Se pusieron! El faraón les quitó la paja y les pidió que hicieran la misma cantidad diaria de adobes. En ese momento sucedieron tres cosas: 1) “Los hijos de Israel…gemían a causa de la servidumbre…” (Éxodo 2:23) Es lo que hacemos cuando nos sentimos tan mal, que las palabras no lo pueden expresar. Gemimos, primero para nosotros mismos y luego ante cualquiera que nos escuche, encontrando alivio al poder dar rienda suelta a nuestras frustraciones. Pero la ayuda definitiva es algo más que simplemente hablarte a ti mismo, o hablar con otros. Entonces aumentaron los decibelios: 2) “…Clamaban pidiendo ayuda…” (Éxodo 2:23 NVI). Dios les había visto apretar los dientes y sobrevivir a duras penas otro día más. Pero puesto que estaban hablando con todo el mundo excepto con Él, no cambió nada. Sin embargo, en cuanto “subió a los cielos el clamor de ellos…Dios oyó” (Éxodo 2:23-24). Él sólo quería una oración que responder. David declaró: “El Señor… ha oído mi voz… lo invocaré en todos mis días” (Salmo 116:1-2). En lugar de quejarte, ¡Ora! Dale a Dios una oración que responder y la responderá. ‘¿Por qué va a escuchar a alguien como yo?’ te preguntas. Pues porque: 3) “…Se acordó Dios de su pacto con Abraham… y los tuvo en cuenta (Éxodo 2:24-25 Biblia de las Américas). Dios respondió sus oraciones a causa de un pacto que había hecho con su padre. Los tuvo en cuenta porque eran hijos de Abraham. Lo recibieron “a crédito”. ¡Y tú también! “…Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efesios 4:32b). El favor y la misericordia de Dios son tuyos hoy, porque perteneces a Cristo. “…Todo cuanto pidáis al Padre en mi nombre, os lo dará... pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea completo” (Juan 16:23-24). ¿No es fantástico? 59

Lea la Biblia en Un Año: Salmos 73, 77, 78


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 60

Aprende a tomar tiempo libre “Y REPOSÓ EL SÉPTIMO DÍA DE TODO CUANTO HABÍA HECHO” 26 de abril

(Génesis 2:22)

¿Estás cansado todo el tiempo? ¿Incluso después de haber dormido? ¿Sigues yendo al médico pero éste no te encuentra nada malo? Tal vez estés experimentando los síntomas de agotamiento. Períodos largos de actividad excesiva pueden causar cansancio, insomnio y estrés. Otras señales de agotamiento son llorar sin una razón aparente, enfadarse con facilidad, tener inseguridad, negativismo, irritabilidad, depresión, cinismo y resentimiento acerca de las bendiciones de otros. ¿Estás padeciendo de algunas de estas cosas? Una de las razones por las que Dios estableció el Sabat (día de descanso) fue para evitar que nos agotáramos. La ley del Sabat dice sencillamente que podemos trabajar seis días, pero que en el séptimo debemos descansar; y también pasar tiempo adorando a Dios y teniendo comunión con su pueblo. Hasta el mismo Dios descansó después de seis días de trabajo. Ahora bien, puesto que Dios no se cansa, lo que hace aquí es darnos un ejemplo claro para seguir. En el Antiguo Testamento, la tierra tenía que descansar después de seis años. En el séptimo año no se podía sembrar ni cosechar (Éxodo 23:10-12). Durante ese período de descanso, todo se recuperaba y se preparaba para la producción futura. Alegamos que no podemos permitirnos tomar tiempo libre. ¡Pero la verdad es que no podemos permitirnos NO tomarlo! Dirás: ‘Pero nunca acabaría nada si hiciera eso’. En ese caso, estás demasiado ocupado y algo tiene que cambiar en tu vida. Si estás demasiado ocupado para obedecer los mandamientos de Dios, e incluso seguir su ejemplo, pagarás el precio. Lo que siembras, recoges. Si siembras estrés continuo, sin descanso para contrarrestarlo, recogerás los resultados en tu cuerpo, tu mente, tus emociones, tu salud y tus relaciones. Por lo tanto, ¡reorganiza tu escala de prioridades y aprende a tomarte un tiempo libre! Lea la Biblia en Un Año: 1 Crónicas 6 27 de abril

La verdad sobre los hermanos de David

“…LUEGO SANTIFICÓ ÉL A ISAÍ Y A SUS HIJOS...” (1 Samuel 16:5)

Los siete hermanos de David estaban circuncidados, que era una señal de que pertenecían a Dios. Y sin embargo ninguno de ellos peleó contra Goliat. ¿Por qué? Porque: 1) Dejaron que los temores de los que los rodeaban minaran su fe. El temor es contagioso; si lo escuchas durante un buen tiempo, acabarás infectándote. No es que tengas que aislarte del mundo, pero debes aislarte de sus influencias negativas. El escuchar a Goliat, debilitó a los hermanos de David. ¿A quién estás escuchando tú? Busca la opinión de Dios y edifica tu vida en base a ella. Deja que Su Palabra sea la que decida todo asunto. 2) No tenían un historial probado con Dios que los respaldara. En la vida no hay batallas insignificantes. Las pequeñas batallas nos equipan para las grandes y éstas determinan nuestro destino. El león que David mató de niño era grande, el oso aún mayor y Goliat, mucho mayor. Pero David no se sintió intimidado. “El Señor…, que me ha librado de las garras del león y… del oso, Él también me librará de manos de este filisteo” (1 Samuel 17:37). Apóyate en tus “momentos con Dios”. Lo que creas en una situación de crisis, dependerá de las experiencias que hayas tenido con Dios anteriormente. 3) Tenían una apariencia externa que impresionaba pero no unos corazones que buscaban a Dios. Así que Él les descalificó diciendo: “…porque el Señor no mira lo que mira el hombre, pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero el Señor mira el corazón” (1 Samuel 16:7b). La esencia espiritual de David se formó mientras observaba la creación y mediante la relación de éste con su Creador. “Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo” (Salmo 42:1-2). ¿Puedes tú decir lo mismo? 60

Lea la Biblia en Un Año: Salmos 81, 88, 92. 93


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 61

Dios te está mirando hoy

28 de abril

“EL SEÑOR ALCE SOBRE TI SU ROSTRO Y PONGA EN TI PAZ”

(Números 6:26) Dallas Willard (famoso filósofo cristiano) perdió a su madre de niño. Él escribe acerca de un niñito cuya mamá también muere. Todas las noches se iba a la habitación de su papá y le pedía dormir con él. Sólo cuando el padre prometía dormir con la cara vuelta hacia él, el niño se sentía seguro y se podía dormir. Escribe Willard: “Podemos pretender vivir con un Dios que no nos habla, o al menos muchos de nosotros pensamos que es posible. Pero eso no es una vida completa y desde luego no es la vida que Dios quiere para nosotros, ni la vida abundante que Jesús vino a ofrecernos. Moisés oró: “Que el Señor alce su rostro sobre ti y ponga en ti paz.” ¿No es maravilloso saber que Dios nos vigila, guía y protege las 24 horas del día, todos los días? De hecho, la promesa más repetida en la Escritura no trata de nuestra salvación o del cielo; la promesa más frecuente en la Biblia es: “…[Yo] estaré contigo…” (Josué 1:5). Es la misma que Dios hizo a Enoc, Noé, Abraham, Sara, Jacob, José, Moisés, María y Pablo. ¡Y es la promesa que les hizo seguir adelante! David dice en el Salmo 23:4: “Aunque ande por sombras de muerte, no temeré mal alguno, porque Tú estarás conmigo…” Dios les recordaba a su pueblo una y otra vez que estaba con ellos: por medio del Tabernáculo, el Arca del Pacto, el maná en el desierto y la nube de día y la columna de fuego de noche que iban delante de ellos. Hoy también te lo está recordando a ti: “No temas ni desmayes porque el Señor está contigo” (Josué 1:9) Ten paz en este día, ¡el Señor te está mirando! . Lea la Biblia en Un Año: 1 Crónicas 7-10

61


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 62

El mejor camino para tu hijo - Primera parte “CON SABIDURÍA SE EDIFICA LA CASA, CON PRUDENCIA SE AFIRMA…” (Proverbios 24:3) 29 de abril

Dices: ‘Eduqué a todos mis hijos de la misma manera, ¿por qué éste es un problema? 1) ¡Enhorabuena por haber acertado con tus otros hijos! Ya has conseguido más que muchos. Una buena regla para la familia es: Ora por tus deficiencias, concéntrate en tus éxitos. No te obsesiones por uno de tus hijos, descuidando a los otros con tu tiempo y tus atenciones. Auque no te salga de forma natural, disminuye la atención intensa que das al hijo problemático. Deja de tratar de “arreglar” a tus hijos, disfruta de todos ellos y verás cómo mejoran las cosas. 2) Cada niño se desarrolla a un ritmo y manera diferentes. Algunos hijos problemáticos no son más que niños con un desarrollo tardío; dales el tiempo necesario. 3) La mayoría de las familias tienen “una oveja negra”. Éstos nos hacen sentir incómodos al no llevar una vida como los demás. Acepta lo que no te gusta de ellos hasta que, o bien Dios los cambie, o bien por medio de ellos enseñe a la familia a tener un amor maduro, incondicional y no controlador hacia ellos. 4) Como padre amoroso pero imperfecto, haces lo mejor para tus hijos, pero luego son ellos, y no tú, los que toman sus propias decisiones. Los hijos del profeta Samuel “…no anduvieron… por el camino de su padre, sino que se dejaron llevar por la avaricia, dejándose sobornar y pervirtiendo el derecho” (1 Samuel 8:3). Claro que es muy embarazoso y decepcionante, pero a Samuel no se le acusa de haber fallado como padre, o espiritualmente. Samuel fue uno de los hombres más santos que ha vivido, “practicó lo que predicó”. Pero a la hora de la verdad, sus hijos tenían sus opciones y eligieron no seguir los pasos del padre. 5) No importa lo disfuncional que sea tu hijo, para Dios lo que más valor tiene son unos padres que responden con fe, no tratando de arreglar las cosas por sí mismos; con oración, no entrometiéndose; unos que se hacen a un lado y dejan que Él actúe. 30 de abril

Lea la Biblia en Un Año: Salmos 102-104

El mejor camino para tu hijo - Segunda parte

“INSTRUYE AL NIÑO EN SU CAMINO…” (Proverbios 22:6)

Dices: ‘¡Es una niña tan obediente, pero su hermano se salta todas las reglas! O bien: ‘¡Nuestro hijo mayor es muy organizado; el segundo, un desastre!’. Cada niño ha sido creado único. El mayor reto de los padres es actuar de acuerdo a esa realidad. Miremos a las directrices de Dios en Proverbios 22:6. 1) “Instruye al niño”. Los niños considerados, cariñosos, productivos y felices no resultan así sin más, son instruidos. Nuestra generación permisiva ha demostrado que “…el muchacho consentido avergüenza a su madre.” (Proverbios 29:15b). Los padres sabios eligen la dirección del niño, luego la mantienen con afirmación positiva y disciplina consecuente. Moldean la actitud y el comportamiento de su hijo de acuerdo a la Palabra de Dios. Al referirse a un niño en esta Escritura, Salomón indica que antes de la edad adolescente, éste puede ser moldeado. Si no lo has hecho cuando era más pequeño, la tarea es dura, pero no imposible con la ayuda de Dios. 2) “En su camino.” ¿Has oído hablar de la educación de tipo “forzada”? Consiste en intentar hacer de tu hijo algo, para lo que no está destinado. Meter estacas cuadradas en agujeros redondos va a provocar la rebeldía en esos niños con carácter, y la destrucción de la creatividad en los más dóciles. Este versículo en la Biblia Amplificada aconseja instruir a un niño “respetando sus talentos o inclinaciones naturales”. Conoce los talentos de tus hijos y dirígelos adecuadamente. Meter estacas cuadradas en agujeros cuadrados reduce la resistencia, invita a la cooperación y reconoce el destino ordenado por Dios de tu hijo. Cuando es su camino, y no el tuyo, se comprometerán a seguir en él. 3) “Y ni aún de viejo se apartará de él.”. Cuando están en el lugar que Dios dispuso para ellos, nadie necesita manipularlos, controlarlos o amenazarlos. Se aplican a ello, aceptan el reto, son creativos, se sienten realizados, felices y crecen dentro del agujero cuadrado que Dios creó para ellos. 62

Lea la Biblia en Un Año: 2 Samuel 5:1-10, 1 Crónicas 11-12


3

razones

PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 63

por las que necesitas a Jesucristo

Él te ama, quiere tener una relación personal contigo y darte una vida llena de gozo y sentido. ¿Que por qué lo necesitas? Porque tienes un pasado

No puedes volver al pasado, ¡pero Él sí puede! La Biblia dice: “Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos” (Hebreos 13:8). ¡Él puede entrar en aquellas situaciones de pecado y fracaso, borrarlas y darte un nuevo comienzo!

Porque Él es el mejor amigo

Jesús sabe acerca de tus peores cosas y a pesar de eso, cree en lo mejor. ¿Y por qué motivo? Pues, porque Él no te ve como eres sino como serás cuando termine su trabajo contigo. ¡Vaya un Amigo!

3

Porque Él tiene el futuro en sus manos

¿En quién vas a confiar, sino en Él? En sus manos estás a salvo y seguro hoy, mañana, y para toda la eternidad. Su Palabra dice: “El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir; Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas” (Juan 10:11-12).

Si quisieras empezar hoy esta relación personal con Jesús, sólo tienes que decirle algo así: “Señor Jesús,

por favor, entra en mi vida. Sé que moriste por mí en la cruz, que tu sangre paga por mis pecados y me provee con el regalo de la vida eterna. Por fe recibo esta dádiva y te reconozco como mi Salvador y Señor. Amén”. Si todavía no te sientes preparado para hacer esta decisión y quisieras recibir ayuda de un creyente en el lugar donde vives o si has hecho este compromiso y quisieras contactar con algún otro creyente en tu localidad, puedes escribir una carta, poniendo tu nombre, apellidos, dirección y edad a:

3 Razones, Apartado de Correos 252, JÁVEA 03730 (Alicante) España (Nadie te va a contactar si no lo pides expresamente)


PrintermanMaster1.qxp

15/12/08

15:09

Page 64

Bob Gass describe las palabras que escribe para cada día como “un Horóscopo para Ti de parte de Dios”. El diccionario define horóscopo como: “una descripción de lo que te va a pasar, basado en la posición de las estrellas y los planetas en el momento de tu nacimiento.” La Biblia NO enseña que nuestras vidas estén predestinadas por las estrellas ni los planetas en el momento de nuestro nacimiento, sino que Dios –que creó el mundo y colocó las estrellas y los planetas en su lugar- nos conoció, a cada uno de nosotros, desde antes de estar en el vientre de nuestra madre.

Ese mismo Dios quiere que sepamos que Él sigue interesado en TODOS los aspecto de CADA vida, TODOS LOS DÍAS.

Cuando te despiertas por la mañana, antes de enfrentarte a las demandas de un mundo donde los principios de Dios son considerados absurdos, tómate tu tiempo para leer LA PALABRA PARA HOY, y sabrás QUÉ COSAS y QUÉ PERSONAS Dios ha preparado PARA TI para ese día, las cuales te guiarán y ayudarán a lo largo de tu caminar cristiano. ¿Conocéis tú, tu congregación o tus amistades a familiares, amigos o vecinos que no asisten normalmente a

una iglesia ni le dedican tiempo a las cosas de Dios? ¿Por qué no pedís ejemplares de LA PALABRA PARA HOY, ya sea su versión completa o la edición especial de “31 días” y se la dais a las personas con las que os cruzáis, aquéllas que están heridas, que están al borde de sus fuerzas y no saben adónde dirigirse? Puedes prometerles con confianza lo siguiente: “Lee estas lecturas diarias cada mañana durante el próximo mes y te garantizo que tus problemas van a disminuir, te sentirás más realizado y dentro de poco tiempo tu vida “dará un giro de 180º”.

Puedes dejar ejemplares en la mesa de la clínica dental, en la peluquería, en el salón de belleza o en la clínica veterinaria (después de explicar la razón de hacerlo y de pedir permiso). En todos aquellos lugares donde la gente tiene que pasar tiempo en salas de espera, ¡hagamos que el mensaje de Dios llegue a sus manos mientras esperan!

Este ejemplar fue donado a la comunidad por:

La Palabra Para Hoy Feb-Abril 2009  

La Palabra Para Hoy cada dia trimensual

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you