Issuu on Google+

UNIDAD DE LA MUJER


Detéctalo a Tiempo

CÁNCER CÉRVICO UTERINO El virus papiloma (HPV), culpable del cáncer cérvico uterino (cervical) es un enemigo oculto que puede ser detectado y atacado a tiempo. El cáncer cervical – el tercero más común en mujeres en el mundo- rara vez causa síntomas por lo que un examen periódico es lo recomendable para su prevención. Sin embargo existen ciertas señales que deben tomarse en cuenta: Flujo vaginal continuo, pálido, acuoso, rosado, marrón, sanguinolento o fétido. Sangrado vaginal anormal entre períodos, después de la relación sexual o después de la menopausia. Períodos menstruales más abundantes y que duran más de lo normal. Cualquier sangrado después de la menopausia.

Síntomas de cáncer cervical avanzado:


Es sencillo proteger tu esencia de mujer Inapetencia Pérdida de peso Fatiga Dolor pélvico Dolor de espalda Dolor en las piernas Inflamación en una sola pierna Sangrado vaginal profuso Fuga o filtración de orina o heces por la vagina Fracturas óseas

Factores de riesgo: Múltiples parejas sexuales Pareja con muchos compañeros sexuales Edad temprana de la primera relación sexual Elevado número de partos Infección persistente con un VPH de alto riesgo Uso de anticonceptivos orales Uso de nicotina


CÁNCER DE MAMAS El cáncer mamario es el tumor femenino más frecuente en el mundo. En Chile, según estadísticas del MinSal, cerca de 3 mil 500 mujeres lo padecen al año, convirtiéndose en la tercera causa de muerte. Consiste en el crecimiento anormal y desordenado de las células del tejido mamario. El cáncer de mamas puede ser invasivo o no invasivo, dependiendo de si se ha propagado a otros tejidos o no.

Factores de riesgo: Consumo de alcohol Menstruación temprana Menopausia tardía No haber tenido hijos Primer embarazo después de los 30 años Antecedentes familiares de cáncer Cáncer de mamas anterior El autoexamen se recomienda al menos una vez al mes. Es sumamente sencillo de realizar y no le tomará más de 15 minutos:

Frente a un espejo, con los brazos en alto examine la forma y tamaño de la mama.

Busque si existen cambios en el pezón o la piel (lesiones, sarpullido, heridas o hundimientos). Recostada, con un brazo debajo de la cabeza y utilizando los tres primeros dedos de su mano, palpe cada pecho con movimientos circulares, comenzando por los pezones y desplazándose gradualmente hacia otras zonas.


CÁNCER DE TIROIDES El cáncer de tiroides es poco usual, representa el 1% del total de los cánceres pero es el más frecuente dentro de la patología endocrina. Por razones desconocidas, pero asociadas a las hormonas, es más habitual en mujeres -con más riesgo- entre los 45 y 49 años de edad.

Su aparición se asocia además a razones hereditarias o a factores como una dieta baja en yodo o exposición a radiación. Generalmente se caracteriza por la presencia de una masa muy pequeña en el cuello, siendo en la mayoría de los casos difícil de ver y palpar. La prevención, como siempre, está ligada a llevar una buena alimentación y vida sana, evitar la ingesta de alcohol, tener un peso normal a través de una dieta baja en grasas y realizar ejercicio regularmente. Se recomienda que tanto las mujeres jóvenes como las de más de 40 años se evalúen por lo menos cada cinco años. Si existen antecedentes de cáncer en su familia debe ser cada dos. Como siempre, un diágnostico prematuro es la mejor solución.


¿Qué es la Menopausia? La menopausia es un cambio normal en la vida de la mujer, es por eso que algunas personas lo llaman “el cambio de vida”. Durante este período, el organismo de una mujer comienza lentamente a producir una menor cantidad de las hormonas estrógeno y progesterona. Esto sucede a menudo entre los 45 y 55 años de edad.

¿Cuales son los síntomas? Los períodos menstruales de todas las mujeres cesan al entrar a la menopausia. Algunas mujeres pueden no tener ningún otro síntoma. Sin embargo, al acercarse a la menopausia, puede que usted tenga: Cambios en su período – pueden variar la frecuencia de los períodos, y el flujo de mes a mes. Sangrado anormal y “manchas”


Junto a ti en los mejores años de tu vida Temperatura localizada – sentir calor en la cara, el cuello y el pecho. Sudores nocturnos y problemas para dormir – estos pueden causar cansancio, estrés o tensión. Cambios vaginales – la vagina puede volverse seca y delgada, también puede padecer más infecciones vaginales. Pérdida de grosor en los huesos – esto puede causar pérdida de estatura y quiebre de huesos (osteoporosis). Problemas urinarios – tales como pérdidas, ardor o dolor al orinar, incontinencia al toser o reírse. Problemas de concentración o memoria. Menos interés en el sexo y cambios en la reacción sexual. Aumento de peso o incremento en la grasa corporal alrededor de la cintura. Pérdida de densidad en el cabello o caída del mismo.


www.clinicabiobio.cl Avenida Jorge Alessandri 3515 Talcahuano | VIII Regi贸n


Folleto informativo unidad de la mujer