Issuu on Google+

DESCARGAS ATMOSFERICAS

AUTOR: Cleiver Manzanilla C.I. 17.304.303


EL RAYO El rayo es una poderosa descarga

electrostática natural producida durante una tormenta eléctrica; generando un "pulso electromagnético". La descarga eléctrica

precipitada

acompañada

por

del la

rayo

es

emisión

de luz (el relámpago), causada por el paso de corriente eléctrica que ioniza las

moléculas de aire, y por el sonido del trueno, desarrollado por la onda de choque.


¿ POR QUE SE CAUSAN LOS RAYOS? Causas indirectas son la caída de rayos en las inmediaciones o sobre tendidos aéreos o inducciones en estos conductores. En condiciones atmosféricas propicias, dadas principalmente en verano, se crea dentro de la nube una separación de cargas colocándose las negativas en la base de la nube mientras las positivas lo hacen en la parte superior.

El potencial dentro de la nube es generalmente del orden de varios millones de voltios. Este efecto produce un cambio similar, pero de polaridad opuesta en la superficie de la tierra y del mismo tamaño aproximadamente. El campo eléctrico entre la base de la nube y la superficie de la tierra situada bajo la misma, es tan alto que se crean pequeñas descargas desde la nube llamadas líderes de paso. Cuando estos líderes se acercan a la superficie de la tierra se genera un flujo ascendente de carga positiva. Cuando el líder de carga y el flujo ascendente se encuentran se cierra el circuito con una corriente de descarga entre 10kA y 200kA.


PROTECCIONES CONTRA DESCARGAS ATMOSFÉRICAS Tanto el sistema de protección externo como interno estarán apoyados por un buen sistema de toma de tierra, para la evacuación de las corrientes del rayo, así como una adecuada equipotencialidad entre todos los sistemas de tierra, tanto de los sistemas de protección como de los circuitos eléctricos y telefónicos del espacio a proteger.


PROTECCIONES EXTERNAS DE IMPACTO DIRECTO Para la protección de estructuras y personas se hace necesaria la utilización de un sistema de protección contra el rayo (SPCR), el cual debe atraer el rayo y canalizar las corrientes hacia tierra. Entre las estructuras en las que es necesaria la instalación un SPCR podemos citar: · Edificios o zonas abiertas con concurrencia de público. ·Depósitos de materias peligrosas · Edificios del patrimonio cultural, etc.


SISTEMAS UTILIZADOS EN LA ACTUALIDAD PARA LA PROTECCIÓN EXTERNA CONTRA EL RAYO: Punta Franklin Su misión es provocar la

excitación atmosférica por encima de cualquier otro punto de la estructura a proteger, para aumentar la probabilidad

que

la

descarga incida en su zona de influencia, y derivar a

tierra la corriente del rayo.

I N S T A L A C I Ó N

Una instalación típica comprende: · Una varilla captadora, junto con su mástil. · Uno o dos bajantes. ·Un desconectador por bajante para la

comprobación de la resistencia de la estructura.

·Un elemento protector contra golpes en los dos últimos metros del bajante conductor. ·Una toma de tierra por bajante.

· Unión equipotencial de las tomas de tierra y circuito

general

de

tierras.


Tendido Protección formada por uno o múltiples conductores aéreos situados sobre la estructura a proteger. Los conductores se deberán unir a tierra mediante las bajantes en cada uno de sus extremos. El área protegida vendrá dada por el área formada por el conjunto de conductores aéreos.

Jaula de Faraday El sistema consiste en la recepción del rayo a través de un conjunto de puntas captadoras unidas entre sí por cable conductor, formando una malla, y derivarla a tierra mediante una red de bajantes conductores.

I N S T A L A C I Ó N I N S T A L A C I Ó N

.Uno o varios conductores aéreos. ·Una bajante en cada extremo de los conductores. · Una toma de tierra por bajante. · Unión equipotencial de las tomas de tierra y circuito general de tierras.

. Múltiples puntas captadoras. ·Red de unión de las diversas puntas. · Una bajante conductora por punta captadora. · Una toma de tierra por bajante. · Unión equipotencial de las tomas de tierra y circuito general de tierras.


DESCARGAS ATMOSFERICAS

FIN


DESCARGAS ATMOSFERICAS