Page 126

El Sanatorio Fantasma de Abades asegurar que mis brazos estaban totalmente relajados. Pero mi mano derecha y su izquierda comenzaron a elevarse lentamente casi hasta doblar la articulación del codo en un ángulo de unos 30º, tomando la medida desde la posición de mi brazo recto. ¿Me pudo la sugestión en aquel instante? Estoy convencido de que no fue así. Mi espíritu crítico no duerme nunca ¿Le pudo quizás a él? Por desgracia, la diferencia de idioma hizo casi imposible el compartir impresiones. Aquello mismo que me ocurrió a mí, también lo vivió otros de los integrantes en el coro, entre los que estábamos, Any Torres, Belén Díaz y Juan Carlos Antúnez, por parte de Clave7.

De nuevo el apremio de la británica hacia alguna entidad que pudiera morar en aquel lugar. Y de nuevo, aquella mesa se movió. Hasta el punto de tambalearse de derecha a izquierda, dando la impresión de que bailara al son de una música que nadie escuchaba. Realizamos diversas pruebas,

Y volvió a… ¿hablar? Sin embargo, Angie decide dirigirnos a otro punto. Keith aprovecha para dejar una cámara grabando en aquella estancia. Fuera, en el descansillo, justo a las puertas del barracón. Allí coloca de nuevo aquella mesa plegable. En torno a esta mesa, nos volvimos a reunir unos cuantos. De nuevo unos toques de atención por parte de la psíquica sobre el tablero.

126 Clave7

La mesa “bailando” en manos de Josephine Mateos y Angie

en la que los participantes nos íbamos sustituyendo. Y en todas las ocasiones, con mayores o menores aspavientos, aquella pequeña mesa plegable se movía, se arrastraba, giraba sobre sí misma, mientras nosotros la seguíamos, tratando de mantener nuestro propio equilibrio. Los que no posaban sus manos sobre la encimera, observaban atónitos. Enfocábamos nuestras linternas a las manos de los allí presentes, y ninguno parecía estar imprimiendo presión suficiente. Y ante nuestro estupor, los sistemas de detección se mantenían en silencio. Tal vez un leve aumento de la temperatura, que por otra parte puede resultar lógico ya que el grupo de humanos reunidos en torno a aquella mesilla era nutrido. Un detalle curioso. Los movi-

Revista Digital Clave7, nº10, Diciembre 2011, Año II  

José Manuel García Bautista-Fantasmogénesis; Anibal Clemente Cristobal-Arqueología Bíblica: Lo que la ciencia descifró y las preguntas pendi...

Advertisement